Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 12 de 12

Tema: EspaÑa, Portugal E Galiza

  1. #1
    Avatar de David de l'horta
    David de l'horta está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    04 mar, 05
    Ubicación
    Catalunya, Las Españas
    Edad
    40
    Mensajes
    732
    Post Thanks / Like

    EspaÑa, Portugal E Galiza

    En pleno século XII, concretamente no ano 1139 da nosa era, cando Galiza chegaba ao Mondego e Coimbra era galega, o fillo de Teresa, condesa de Portugal, o coraxudo, como lle chama Castelao, Afonso Henriques, faise coroar Rei de Portugal, separando a Galiza Bracarense, a Galiza do sur, da Galiza do norte ou Lucensis, separadas polo río Miño. O novo Rei non debía confiar no seu curmán Alfonso VII que se tiña proclamado emperador, aínda que tres anos antes da súa proclamación tiña firmado con el un acordo de vasalaxe, e tres anos despois voltou a firmar con el un pacto de entendemento. O galego xa estaba sendo unha lingua nas dúas Galizas, a pesar da realidade política que as separaba, e a lingua vai seguir desenvolvéndose por todo o século XIII e no XIV (tempos nos que escriben os Cancioneiros chamados galaico-portugueses, aínda que a maior parte refírense a paisaxes galegos. No XIV Portugal xa está entretido cos mozárabes e axiña pola aventura americana, consolidándose como nación, mentras a Galiza do norte, deturpada pola influencia de Castela, servirá para lle pagar tributos e levas de homes para as guerras.

    Aínda que Galiza xa era unha nación con nome propio antes da conquista por Roma, coido que a nosa historia precisa dun estudo máis rigoroso que o dun afeccionado como eu.

    O pasado sábado desenvolveuse no Museo do Pobo Galego un acto, para apoiar a candidatura á Unesco para que valore e asuma a tradición oral galaico-portuguesa como un patrimonio inmaterial que aínda sigue vivo nos dous pobos. Tratouse dun fermoso espectáculo que revisou as nosas tradicións en distintas manifestacións e que vai servir de base como unha tradición viva a un interés económico, social e político que está chamando á porta para que Galiza sexa entendida e poida chegar a ser dona do seu destino, dentro dun programa modernizado de tradición e futuro.

    Anda por aí esa especie absurda de negarlle a Catalunya a súa categoría de sentirse unha nación. En xeral son os ignorantes que por deformación dos seus coñecementos, sexan do partido que sexan, quedoulles gravado aquelo de «España, una, grande y libre», e ¡mira ti que hai profesionais intelixentes que padecen esta deformación! Catalunya é unha comunidade de persoas unidas por lazos de tradición e unha historia que viven nun mesmo territorio e que particularmente teñen un mesmo idioma, o que determina con exactitude o concepto universal do que se define como nación. E é o mesmo que define a situación de Galiza e a do País Vasco.

    Porque España non é unha nación, senón que co tempo veu ser unha asociación de pobos diferenciados, pero cun proxecto en común, mal gobernados por un centralismo mesetario. Se alguén di que o título de nación lle corresponde só a España, é porque non vai máis alá da súa nariz. España é una Patria. Se a Constitución reserva a consideración de nación só para España, ten disculpa polo tempo lastrado en que foi redactada, mais xa van alá máis de 27 anos e convén poñela na realidade que é ao que ten que someterse a Constitución e os códigos xurídicos, que non son dogmas caídos do ceo.

    Se non ten en conta as nacións periféricas e só se teñen en conta as que falan casteláns... e non me acuses de separatista, que iso só lle corresponde ao Conde Duque de Olivares.

  2. #2
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: EspaÑa, Portugal E Galiza

    ¡ Qué hermoso texto David ! Gracias por exponerlo.

    Se non ten en conta as nacións periféricas e só se teñen en conta as que falan casteláns... e non me acuses de separatista, que iso só lle corresponde ao Conde Duque de Olivares.

    Ay si más de uno fuera consciente de esto....

  3. #3
    Avatar de Breogan
    Breogan está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    25 may, 05
    Mensajes
    470
    Post Thanks / Like

    Re: EspaÑa, Portugal E Galiza

    Cita Iniciado por David de l'horta
    Aínda que Galiza xa era unha nación con nome propio antes da conquista por Roma, coido que a nosa historia precisa dun estudo máis rigoroso que o dun afeccionado como eu.
    Y tras la Caída del imperio romano en occidente, Gallaecia formó el primer reino europeo.

    Por cierto, David, el texto es tuyo? Pues no citas fuente alguna.




  4. #4
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: EspaÑa, Portugal E Galiza

    Porque España non é unha nación

    Aquí no concuerdo. En el sentido real de Nación ( NASCERE ) España claro que lo es; otra cosa sería asumir la perversión liberal del concepto. En cuanto a origen, claro que lo es; lo que no es comprensible que algunos supuestos patriotas quieran demonizar el Estatut ( Que claro que es intolerable ) en cuanto a lo de " nación "; es como pretender demonizar al separatismo por el tema del batua....

  5. #5
    Avatar de Cavaleiro
    Cavaleiro está desconectado del minifundio a la parcelaria
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Mensajes
    653
    Post Thanks / Like

    Re: EspaÑa, Portugal E Galiza

    Vaya, algo que debatir en la Aira Galaico-Portuguesa ...

    Siento tener que ser yo quien llame la atención sobre ciertos problemas relacionados con el texto que ha colgado David de L’Horta, pero me gustaría no dejar pasar este sin el oportuno comentario.


    Preliminares:

    Yo desconfiaría de toda Historia de Galiza escrita a partir de los años 1960, asi como de los apuntes históricos del Sempre en Galiza de Castelao, imbuidos de victimismo, reproche lacrimoso anti-español, y pensamiento masónico y/o marxista. La historia bloquera muestra, en sus interpretaciones, una base marxista y anti-española todavía más fuerte: pongamos como ejemplo los monográficos editados por A Nosa Terra, o los estudios de Villares y Beramendi en la Era Moderna, o los de Lopez Carreira en la Edad Media. El último autor citado, por ejemplo, aporta documentación interesante pero sus interpretaciones rezuman el galaico-marxismo que floreció en Galiza en la década de 1970.

    Que yo sepa, no existe un resumen de la historia gallega realizado desde una perspectiva tradicional e hispánica. No estoy yo en la posición de acometerlo, pero si quiero destacar lo siguiente:



    Galiza lacrimosa: ¡ay, Galicia, que pena me das! )

    Yo tendría cuidado con expresiones del tipo: “a Galiza do norte, deturpada pola influencia de Castela”.

    La historia bloquera de Galiza, que es pácticamente la única como tal, como historia de Galiza, es una historia progresista y tendenciosa: Nos lleva de los castrexos -vaya definición arquitectónica!- a Cantares Gallegos, el PG y el nacionalismo tontiloco, como si esta evolución fuera un continuum esperable, y el único posible. A partir de Vicetto, Murguía y Brañas, el proyecto histórico de Galiza yace en el nacionalismo representado hoy por el BNG. Asi, se deja de lado no sólo el programa de Nós y del SEG de retorno a las esencias y regeneración, y de la llamada autonomía integral, sino que se practica un reduccionismo histórico tendente a crear divisiones y a reforzar argumentos separatistas. Tambien se anula toda participación gallega en el proyecto hispánico, aunque a veces –y esta es una crítica mía a mi propia Gens- esta participación haya sido poco generosa o poco enérgica por parte de los propios gallegos en la Era Moderna.

    Todo antes del nacionalismo es doma y castración, dependencia, decadencia, castellanización, etc. Gelmírez era un centralista, Pardo de Cela era el William Wallace Braveheart galaico, Isabel de Castilla era una bruja y, últimamente, qué listos eran los portugeses que ya vieron la decadencia que les esperaba con España y se separaron con Alfonso Henriques. La Galiza de Orosio, la Sueva, se ha dejado de lado hasta muy recientemente, y no se asimila correctamente por complejos raciales (filo-romanicismo) y por incapacidad para pensar en cristiano –recordemos que quienes hacen la historia son marxistas y usan el idioma como fetiche definidor de la nacionalidad. Eso si, se ensalza y se recuerda al hereje Prisciliano, incluso por parte del clero progresista galaico reunido en torno a revistas como Encrucillada. El mismo problema acontece con la significación del descubrimiento del Apóstol, que en el imaginario bloquero es una operación político-turística y un mero cuento, bulo o montaje. Del celtismo que promueven algunos ya ni hablemos (ya lo he tratado antes, aunque superficialmente), porque eso nos llevaría meternos en un submundo demasiado específico.

    El beneficio de la historiografía bloquera se reduce a clarificar un punto importante, aunque él se deduce tambien de la historia de León y de la de Castiella: Galiza no dejó de ser reino en el Imperio Leonés. Hasta Fernado III El Santo, varios reyes de León lo son tambien de Galiza, nacen y se crian en Galicia y son enterrados en Galicia. Los títulos se mantienen bien diferenciados, siempre o casi siempre. Asi, Alfonso III, por poner un ejemplo de entre muchos, es desde 862 Rey de Galicia, pero desde 866 es tambien Rey de Asturias y Rey de León, fija su capital primero en Uvieu y despues en Santiago. Los Afonsos, Ramiros y Ordoños cambian capitales a su antojo entre Santiago, Uvieu y León, pero nunca hacen revuelto de títulos, aunque a menudo difuminen lo geográfico (generalmente agrandando Galiza). Incluso más tarde los Alfonsos VI y VII son reyes de Galicia, León y Castilla separadamente (Alfonso VII es coronado Rey de Galicia 15 años antes de ser coronado Rey de León y Rey de Castilla). Entre estos dos reyes, la Reina Urraca y Gelmirez hacen de Santiago un bastión contra los ataques normandos y un centro de poder que disgusta a la nobleza al sur del Miño –aqui la cobiza gallega está a punto de actuar fatalmente. Pero en fin, hasta Alfonso VIII (llamado Alfonso IX en o de Castilla), el Reino de Galiza retuvo un gran poder dentro del Imperio Leonés, Alfonso fue Rey de Galiza y en su reinado la Universidad de Santiago gobernó a la de Salamanca y educó a sus profesores. De 1230 a 1833 el Reino de Galiza subsistió en la forma con mayor o menor acierto hasta la división de la España liberal en provincias y su consiguiente abolición como tal Reino -decreto cuya derogación está pendiente, por cierto.

    Pero todo esto no lo han inventado lo bloqueros, sino que se cita en fuentes históricas que recoge Sanchez-Albornoz. Los bloqueros sólo la usan para separar, a la vez que muestran ahora cierto filo-islamismo (Carreira dice que el Islam no invadió Galiza porque los galaicos eran witizianos, argumento que ignora las invasiones de Muza y de Almanzor, y que no sopesa el elemento de resistencia indígena ni el objetivo geopolítico del Islam más allá de los Pirineos).

    Por otra parte, Galiza no fue defenestrada por los reyes católicos, sino que su decadencia política fue anterior, lenta y causada por eventos en parte externos y/o comunes a la Europa medieval: En primer lugar, la crisis de la nobleza, las revueltas anti-señoriales (Irmandiños) y el gérmen del Estado Moderno hizo decaer el otrora poderosa nobleza gallega. En segundo lugar, desde Fernando III el Santo, el peso geopolítico de Castilla-León-Galicia pasa al eje Toledo-Sevilla en el proceso de Reconquista. En tercer lugar, la nobleza gallega se divide en guerras de sucesión y los resultados de esas guerras hacen que gran parte de la nobleza pierda su poder político. Pardo de Cela sólo fue un noble que, en un primer momento isabelino, despues cambió de bando por defender sus derechos nobiliarios, no por cierto protonacionalismo, como quieren los bloqueros.

    Sin embargo, si algo dañó geopolíticamente al Reino de Galicia fue la bravuconada del gallego Afonso Henriques, pues le restó un campo de expansión territorial propio al reino (no al Imperio), aunque ello hubiese sido dentro de un Imperio Galaico-Leonés, o de un Imperio de corona castellana, como lo fue el de Fernando III desde 1230. Nada perjudicó tanto al Reino de Galiza y al Imperio Leonés como la separación del Condado Portucalense por un problema de rencillas internas que despertó la gran sede arzobispal de Gelmirez en Braga, acostumbrada a la bicefalia desde la Gallaecia del siglo I AD. Además, Gallaecia era una unidad política y cultural, y lo consumado en Guimaraes equivale no ya a separar Catalunya de la Españita actual, sino a separar las diócesis del norte catalán de las situadas al sur del Llobregat.



    ¿Cuál es el problema de fondo?

    El problema es que, aun teniendo que rehabilitar históricamente a Galiza, no debemos permitir que esa rehabilitación se haga en base a falseamientos marxistas y centrífugos, ni que “redescubrimientos” como el del Reino de Galiza se conviertan en instrumentos de aquellos que no creen en él, ni en España, ni en Cristo.

    El castellanismo medular nos ha hecho mucho daño a todos. La primera dagnificada es Castilla, que hoy en día se confunde con la España liberal y con eso que es el “resto” no-nacionalista, es decir, lo que no es etnonacionalismo centrífugo de lengua otra que la castellana (Castilla está afectada por eso de España = Castilla, y España = todo lo que no es Galiza, Euzkadiko Taberna y Paisos Catalans).

    Castilla debiera ser la primera interesada en clarificar la historia gallega, y León mucho más, a no ser que pretendamos que entre las Guerras Cántabras y Leovigildo no acontence nada significativo, y que entre Don Pelayo y Fernando III tampoco ocurre nada de interés, y de ahí ya casi directamente a los Monarcas Católicos, como tanto complacía a ciertas mitificaciones franquistas.

    Si fuéramos consecuentes, aclararíamos esto ya no por nosotros, sino tambien por desmentir a tontilocos separatistas. Si optáramos por lo contrario, por seguir ignorando a Galiza desde León y Castilla, y en resumidas por no integrar la historia gallega en la de España, Galiza tiene una opción ante si, que me parece preferible: continuar su absentismo en la historia de la España cañí y seguir viviendo de mitos, que son más sanos: el Campus Stellae y el Apostol, San André de Teixido, El Medulio, Maeloc y el Bispado de Britonia, Orosio y la Monja Egeria, San Martiño de Dúmio, el Grial de O Cebreiro, la Torre de Hércules y la travesía a Irlanda, San Brandán y San Ero de Armenteira, San Amaro y las Lendas de Mouros, la Estadea o Santa Compaña, etc.

    Es más, si algun día la historia es definitivamente apropiada por quienes quieren convertir Galiza en un Kibutz más del Mundialismo, yo propongo que nos empecinemos menos en la historia, que al fin y al cabo se escribe con sangre, y nos centremos más en el mito, que llama más a la acción, y es más puro y más acorde con la Fe.





    Un saludo a todos.



    PD.- La Unesco no importa.

    Que la Unesco reconozca lo que quiera en Galiza no está de más, ni esta mal. Tampoco está mal que Galiza tenga representación en la UE, aunque la UE está mal en si, aunque sea una falsa Europa, tecnócrata, masónica, fabiana y en definitiva suicida. Sin embargo, este tipo de inciativas tienden a pasar por encima de lo que se intenta “proteger” o “conservar” para ser un instrumento de los tontilocos. ¿Queremos conservar la cultural oral gallega? Enseñémosla, conozcámosla, difundámosla y practiquémosla. Es imposible “conservar” algo de tanto valor en un mundo que se rige por toneladas de cultura-basura audiovisual que están pasadas de moda a los pocos meses o incluso semanas. Además, ya que hablamos de nación y naciones, yo no soy partidario de las naciones-museo o de las naciones-folklore, sino de las naciones-pueblo o de las naciones-proyecto vivo, diario, efectivo. Mal estamos –reitero– si son organismos mundialistas quienes deciden la identidad de nuestros respectivos paises, y no nuestro sistema educativo y nuestras tradiciones, nuestras fiestas, nuestras familias y nuestras parroquias.
    ...
    Da patria e religion o fogo santo
    Na gente de Galicia atéa tanto,
    Que morrer só deseja,
    Primeiro que sufrir á negra mingua
    De que os Mouros lle manchen a sua lingua.
    Nin as leis, nin costumes, nin a Igrexa ...

    En toda las edades os Gallegos
    De España muy leales defensores
    Probaron po lo mar e po la terra
    Que non se presentaban nun-ha guerrra
    Soldados mais valentes nin mellores ...

    Non te acòres ti pois, nobre Galicia, ...
    Quizais teus fillos inda che precuren
    Un novo menumento,
    E ardendo no amor patrio que eu che juro
    Resóe traspasando o firmamento
    O nome de Galicia santo e puro.

    D' aqui non nos arrincan herejes nin gentios,
    Nin tod' os protestantes con mouros e judios.
    ---
    A' Galicia - Joan Manoel Pintos, 1861

    ler mais

  6. #6
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: EspaÑa, Portugal E Galiza

    Gracias Cavaleiro, gran mensaje. Hay que aclarar que David no suele hablar de historia de modo científico sino en modo "romántico", algo interesante pero en lo que en mi opinión debe mejorar porque su dialéctica puede confundirse con la separatista.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  7. #7
    Avatar de Cavaleiro
    Cavaleiro está desconectado del minifundio a la parcelaria
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Mensajes
    653
    Post Thanks / Like

    Re: EspaÑa, Portugal E Galiza

    Cita Iniciado por Donoso
    Gracias Cavaleiro, gran mensaje. Hay que aclarar que David no suele hablar de historia de modo científico sino en modo "romántico", algo interesante pero en lo que en mi opinión debe mejorar porque su dialéctica puede confundirse con la separatista.
    Lo que sigue no es tanto una respuesta al mensaje inicial de David, sino una disquisición sobre el papel de la historia en el patriotismo.


    La historia, los nacionalismos y la Patria.

    Bueno, todos nos ponemos “románticos” cuando hablamos de historia. Este es un lastre del historicismo decimonónico, que sólo los postmodernos han conseguido superar, aunque al carísimo precio de relativizarlo todo.

    Sin embargo, el cienticismo no es mejor opción. Con la historia romántica y la historia ciéntífica ocurre lo mismo que con el liberalismo y el socialismo; son hermanas, y ambas se dan la mano en el idealismo y en el positivismo, hasta llegar al socioestructuralismo de base unívocamente marxista o, por lo menos, materialista, laicista y progresista.

    El problema de fondo es el nacionalismo.

    El nacionalismo siempre usa la historia. Es su gran argumento, su gran arma. Francia es lo que es por los monumentos a su Bastilla y a sus conquistas napoleónicas, a sus revoluciones, sus “imperios”, su Verdún, etc. Nacionalismo es liberalismo. Arranca de la Revolución Francesa, y su historia es la romántica, dedicada a ensalzar mitos modernos al estilo que propone Renan. Este uso de la historia por parte del nacionalismo es laicista per se, nunca es escatológico ni lleva a Dios, sino ensalza un colectivo más bien etéreo del pueblo (románticismo liberal) o de comunidad-masa (socialismo) materializados en el Estado, en la República modernoide, tenga o no tenga “monarca” nominal.

    El nacionalismo no nos sienta bien. El nacionalismo estruja sin respeto el pasado y lo encorseta en unas “hazañas” ad usum de su ingeniería social, de muy dudosa moralidad y de nulo respeto a Dios.

    En España, el nacionalismo ha fracasado. Habría que ver porqué. Algunos dirán que el socialismo español es poco nacionalista, en comparación con el francés, con el ítalo, con el serbio. Puede ser. A mi se me ocurre que el español no es tonto ni bovino, y que tiene temor de Dios, arraigo a su tierra y apego a su familia. El español es demasiado persona, como recuerdan Maeztu y Sardinha, y no mero individuo para dejarse estatalizar y colectivizar más o menos según sean los nacionalismos de derechas o izquierdas, según sean más o menos regionales o más o menos mundialistas. No debemos subestimar el poso o substrato de libertad y de honra personal que nuestros antepasados han ostentato y nos han legado. (La comprensión, más o menos consciente o lúcida, de este carácter la he encontrado precisamente en aquellos españoles que hubieron de vivir lago tiempo entre pueblos bárbaros).

    España juega en otra liga que los llamados “paises de su entorno”, y no sólo porque el nacionalismo haya fracasado, sino porque no necesitó de él para ser España. De hecho, lo fue mucho antes, sin folclorismos “nacionales” y sin instrumentalización de la historia.

    Un ejemplo: La nación española, moderna y liberal, no existía en 1808 cuando el pueblo se rebela contra el invasor francés –en aquel momento, la “nación” no hacia falta, porque había un pueblo ligado a su tierra, religión, familias, corporaciones y tradiciones, y había una idea de España más que suficiente para saber que una vez el enemigo estuviera al otro lado de los Pirineos, todo iría mejor. Unos señores aprovechan el desconcierto y se juntan en Cádiz y deciden que un papel constituye España, en ambos sentidos de la palabra, y a pesar de que encandilan a parte del pueblo en su proyecto, los españoles siguen siendo los de antes: es su concepción de la vida, ligada a Dios y al arraigo, y el amor a su tierra y tradiciones, lo que decide su cohesión en la práctica, a pesar de que el Liberalismo imponga crecientemente un resquebrajamiento social en forma de desamortizaciones, proletarización, abuso de poder, etc.

    Pero los españoles que se sublevaron ante el Francés (y luego ante el Soviético en 1936) no han dejado de ser españoles, a pesar de la Constitución de Cádiz y de todo lo que ha pasado desde entonces, sino que siguen arrastrando –para bien– su concepción de la vida, del mundo, y su apego a su tierra y a sus gentes. Y este carácter y esta manera de ver el mundo, es lo que deciden a un español. Porque si nosotros aducimos que el ser español reside en haber ganado las Batallas de Lepanto o Pavía o Las Navas de Tolosa, no somos diferentes de quienes explican ser lo que son por haber ganado Trafalgar, Waterloo y Normandía, o la Bastilla, Austerlitz y Verdún. Es más, el nacionalismo moderno de franceses e ingleses se ve tan afectado por la crisis de valores postmoderna precisamente por esta razón, porque no dejan de perder batallas y colonias en los últimos 50 años, y sus citoyens y sus individuals no tienen verdaderos valores comunes que defender ante la cultura homogenea de masas y el Mundialismo.

    Lo mismo ocurre con los etnonacionalismos, que son nacionalismos de otro tiempo más cercano al nuestro y de ámbito geográfico más reducido (aunque la “Gran Cataluña” no sea tan pequeña en el concierto de las nuevas nacionalidades europeas surgido entre 1918 y 1989-91). Su identidad es el folclorismo no popular, sino “nacionalizado”; su argumento es la historia falsificada.

    Nosotros, tanto desde Galiza o Catalunya, como desde del conjunto de España, no debemos usar la historia en la misma manera, sino reducirla a lo que es, un elemento más, el menos importante, de entre los siguientes:

    Dios
    el horizonte proyectivo, la misión
    rus et sanguis, es decir la tierra y la estirpe

    y luego, sólo en cuarto lugar, viene la historia común, que muestra grandes logros como tambien reveses, y que por si sola no es un argumento mejor que el de los liberales: “unos cuantos señores firman un papel en Cádiz, España existe”, y lo anterior se deturpa todo bajo interpretaciones vergonzosas y extranjerizantes.

    Esto no quiere decir que no haya que dar la batalla de la historia. Al contrario, hay que darla.

    Por ejemplo, en el caso gallego, es necesario incidir en que la decadencia política gallega no se reduce a la formación del Estado Moderno por parte de los Reyes Católicos, sino al separatismo portugués y a las desamortizaciones de Mendizábal y Madoz, es decir, al particularismo amputador y al liberalismo.

    Pero no se debe vivir de prestado de la historia, como viven los nostálgicos y los ingleses. Mientras su Inglaterra se llena de no ingleses y, peor aun, de modern British human trash, ellos necesitan a su reina de postín, a su Elizabeth I, su cuento de la “Invencible”, su Trafalgar y su historia de la “invasión romana”. Sin embargo, la inglaterra celta y romana, vanguardia de la Cristiandad de su época en Occidente, fue literalmente borrada del mapa por bárbaros continentales, por emigrantes alemanes y escandinavos que aun hoy conservan cierto complejo de inmigrantes no-insulares, y se camuflan según les conviene de celtas (que no lo son) o de nórdicos (que lo son sólo en parte). En vez de envidiar nuestros propios mitos nacionalistas, debiéramos levantarnos cada mañana y dar gracias a Dios por no ser ingleses o franceses.

    Tampoco debemos oponer nacionalismos; ni un nacionalismo gallego “bueno” y centrípeto a uno malo y centrífugo, ni un nacionalismo español a los nacionalismos separatistas. Por una razón muy simple: esto ya ha pasado, y no ha funcionado: los nacionalismos balcánicos son la reacción a un nacionalismo liberal decimonónico harto imperfecto y de corte artificial.

    En cambio, lo hermoso de España es la capacidad de asimilación de lo que llega de fuera de la Península; su aprovechamiento, a la vez que su sometimiento a la mejora y continuidad de lo que le antecede. Tambien es hermoso que España no se haya constituido por papeles o inventado a sí misma en mitos historicistas, sino que se haya forjado, soldado, por esfuerzos centrípetos y confluyentes en empresas comunes, cuyo centro de gravedad siempre gira en torno a la dignidad del hombre redimido por la Fe en Cristo.

    Porque, digámoslo bien claro, una victoria no da la razón, sino que es la misión y el empeño lo que decide quiénes están al lado del Bien, es la misión que se ha echado uno sobre los hombros. Una derrota en servicio de Dios podrá sobrevenir siempre, pero vale más que una victoria al servicio del Demonio –y aun asi nuestro gran error no ha sido la derrota militar, sino perder la fe en nosotros mismos (que no en Dios), en nuestra misión, y en dejarnos extranjerizar; es más, en habernos extranjerizado nosotros mismos.

    Portanto, me atrevo a decir que la expresión y el valor de la Patria residen sólo en parte en la historia, llena de contratiempos y reveses, pero tambien en la psyche del pueblo, en el mito y en la leyenda, en la literatura oral y escrita, en la arquitectura y en la música, en lo que se va conservando como reliquia imperecedera del vivir colectivo. El Pórtico da Glória está en Santiago, no en Canterbury, y si mañana me dicen que lo contrario es verdad, sospecharía que el mundo es un decorado en cartón-piedra made in Holywood.

    La única gran tragedia que puede sobrevenirnos es que lleguemos a la extinción del último español que instintivamente cree en todo esto y lo vive mejor o peor, más o menos conscientemente, en su palpitar diario. La historia, usada como droga de masas, no va a impedir esto, máxime cuando ya no funciona en los estados-nación que se hicieron gracias a su uso indiscriminado.

    La historia, en todo caso, debe ser un complemento y una ayuda, para ayudar a dotar el ser español de sentido y alumbrar, medienta gestas y errores pasados, un horizonte futuro fiel a su propio ser.

    En nuestra actual situación de derrumbe, recordar la victoria en Lepanto no va a devolver al español de a pie la fe en la Patria, ni va a evitar la erosión de su arraigo y de sus valores; sin embargo, a un español sanamente instalado en su concepción del mundo, en su proyecto, su tierra y sus gentes, la batalla de Lepanto puede ayudarle a comprender cuál es su misión histórica, apreciendo los ejemplos que sus antepasados les han legado y las hazañas de éstos.

    Esto ocurre porque, entre otras cosas, la percepción de la historiase decide en el presente, y porque la situación presente es extremadamente adversa a España.

    En cuanto a la verdad histórica, debemos reoconquistar el presente, y aun más conquistar el derecho a nuestra continuidad futura como españoles de nuestros diferentes paises, y sólo entonces la historia pasada tendrá sentido y podrá ser restituida y respetada como se merece.

    Además, la Verdad y la historia son dos cosas diferentes. La historia es sólo una parte de la Verdad, y sólo la Verdad –dice el Evangelio– nos hará libres.
    ...
    Da patria e religion o fogo santo
    Na gente de Galicia atéa tanto,
    Que morrer só deseja,
    Primeiro que sufrir á negra mingua
    De que os Mouros lle manchen a sua lingua.
    Nin as leis, nin costumes, nin a Igrexa ...

    En toda las edades os Gallegos
    De España muy leales defensores
    Probaron po lo mar e po la terra
    Que non se presentaban nun-ha guerrra
    Soldados mais valentes nin mellores ...

    Non te acòres ti pois, nobre Galicia, ...
    Quizais teus fillos inda che precuren
    Un novo menumento,
    E ardendo no amor patrio que eu che juro
    Resóe traspasando o firmamento
    O nome de Galicia santo e puro.

    D' aqui non nos arrincan herejes nin gentios,
    Nin tod' os protestantes con mouros e judios.
    ---
    A' Galicia - Joan Manoel Pintos, 1861

    ler mais

  8. #8
    Avatar de David de l'horta
    David de l'horta está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    04 mar, 05
    Ubicación
    Catalunya, Las Españas
    Edad
    40
    Mensajes
    732
    Post Thanks / Like

    Re: EspaÑa, Portugal E Galiza

    Voy acalrar una cosa, no soy hombre de respuestas extensas, principalmente porque no dispongo del tiempo. El artículo que he colgado simplemente, era para crear algo de polémica, y he viso que cavaleiro ha argumentado la respuesa perfectamente. Ha sido como un ejercicio, en el que me he visto defraudado porque a muchos se les puede hacer pasar un artículo totalmente pronacionalista, por patriota cambiandocuatro cosas estéticas, y a la inversa. Así está la formación de nuestra causa.

  9. #9
    Avatar de Cavaleiro
    Cavaleiro está desconectado del minifundio a la parcelaria
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Mensajes
    653
    Post Thanks / Like

    Re: EspaÑa, Portugal E Galiza

    Cita Iniciado por David de l'horta
    Voy acalrar una cosa, no soy hombre de respuestas extensas, principalmente porque no dispongo del tiempo. El artículo que he colgado simplemente, era para crear algo de polémica, y he viso que cavaleiro ha argumentado la respuesa perfectamente. Ha sido como un ejercicio, en el que me he visto defraudado porque a muchos se les puede hacer pasar un artículo totalmente pronacionalista, por patriota cambiandocuatro cosas estéticas, y a la inversa. Así está la formación de nuestra causa.
    Pues, hombre, David, no sé yo si estos "ejercicios" no serán un poco rebuscados, aunque si entiendo que no tenemos un breviario de historia gallega desde una perspectiva tradicional e patriótica, y esa es una gran carencia que sin duda crea problemas de "formación" en nuestros compatriotas.
    ...
    Da patria e religion o fogo santo
    Na gente de Galicia atéa tanto,
    Que morrer só deseja,
    Primeiro que sufrir á negra mingua
    De que os Mouros lle manchen a sua lingua.
    Nin as leis, nin costumes, nin a Igrexa ...

    En toda las edades os Gallegos
    De España muy leales defensores
    Probaron po lo mar e po la terra
    Que non se presentaban nun-ha guerrra
    Soldados mais valentes nin mellores ...

    Non te acòres ti pois, nobre Galicia, ...
    Quizais teus fillos inda che precuren
    Un novo menumento,
    E ardendo no amor patrio que eu che juro
    Resóe traspasando o firmamento
    O nome de Galicia santo e puro.

    D' aqui non nos arrincan herejes nin gentios,
    Nin tod' os protestantes con mouros e judios.
    ---
    A' Galicia - Joan Manoel Pintos, 1861

    ler mais

  10. #10
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,913
    Post Thanks / Like

    Re: EspaÑa, Portugal E Galiza

    Saudos Cavaleiro, non poderá contestarme unha duvida, polo que vostede di o Condado Portucalense foi parte do Reino da Galicia, digo eu pergunto porque alguén me ten dito nun tema anterior que tal condado portucalense nunca foi parte da Galicia se non que foi parte do reino de León, porque polo que teño entendido o reino da Galicia nunca desapareceu se non que segue a existir ainda tempo depois mas sen embargo alguén do foro me dixo distinto, sendo galego vostede cal é a sua opinión respecto ó condado portucalense, perdoe as perguntas e que quero saber mais da fermosa terra onde morreu o apóstol Santiago, abrazos
    Última edición por Michael; 14/11/2012 a las 03:01

  11. #11
    Avatar de Irmão de Cá
    Irmão de Cá está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    08 sep, 08
    Mensajes
    2,209
    Post Thanks / Like

    Re: EspaÑa, Portugal E Galiza

    Olá Michael,

    Respondo eu porque o Cavaleiro já não participa no fórum. O Michael está a fazer uma confusão entre Condado de Portucale e Condado Portucalense. Parecem um e o mesmo mas não o são, nem no espaço nem no tempo. O Condado Portucalense (1096-1139), governado uma linha colateral da Casa de Borgonha, compreendia o antigo Condado de Portucale (868-1065), governado pela casa de Vimara Peres e o Condado de Coimbra (878-987;1065-1095) governado pelas casas de Hermenegildo Guterres e Sisnando Davides.

    Aclarada esta confusão, torna-se também clara a razão pela qual o Condado de Portucale foi parte do Reino da Galiza e o Condado Portucalense do Reino de Leão. A primeira constituição do reino de Leão data de 910 (posterior à do Condado de Portucale) e o rei Fruela apenas mais tarde se torna rei da Galiza pela morte sem filhos do seu irmão Ordonho; por isso, e pelo menos por alguns anos, se pode dizer que o Condado de Portucale pertenceu ao Reino da Galiza. O mesmo não aconteceu com o Condado Portucalense: este é constituído em 1096 por Afonso VI, Rei de Leão e Castela, que o encomenda ao Conde Henrique de Borgonha, numa altura em que o reino da Galiza está integrado no Reino de Leão.
    res eodem modo conservatur quo generantur
    SAGRADA HISPÂNIA
    HISPANIS OMNIS SVMVS

  12. #12
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,913
    Post Thanks / Like

    Re: EspaÑa, Portugal E Galiza

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Ola irmão, muitas graças pelas aclarações,

    agora se me permete, eu quizer fazer umas perguntas pra você:

    1) até quando o condado de portucale pertenceu ao reino da Galiza?

    2) qual e a sua opinião sob o reino suevo da Galiza?

    3) o condado de Coimbra pertenceu ao reino da Galiza alguma vez?

    Muitas graças

    seu servidor, Michael

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Lecturas recomendables :
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 18
    Último mensaje: 13/03/2014, 20:59
  2. El reto del islam en la España actual
    Por Ordóñez en el foro Inmigración
    Respuestas: 13
    Último mensaje: 13/11/2013, 16:40
  3. La España Tradicional frente a los resquicios del liberalismo
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 21/09/2005, 19:15
  4. Vasconia o la España sin romanizar. Tésis de Claudio Sánchez Albornoz
    Por Lo ferrer en el foro Señoríos Vascongados
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 16/09/2005, 20:57

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •