Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 12 de 12
Honores10Víctor
  • 1 Mensaje de Erasmus
  • 2 Mensaje de Erasmus
  • 2 Mensaje de Mexispano
  • 1 Mensaje de Mexispano
  • 1 Mensaje de Mexispano
  • 1 Mensaje de Mexispano
  • 1 Mensaje de Erasmus
  • 1 Mensaje de Mexispano

Tema: Elvira Roca Barea: "Es un milagro que España siga existiendo"

  1. #1
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,158
    Post Thanks / Like

    Elvira Roca Barea: "Es un milagro que España siga existiendo"

    Elvira Roca Barea: "Es un milagro que España siga existiendo"

    La profesora malagueña publica un libro contra la leyenda negra que -según dice- persigue a España por culpa de la propaganda de sus enemigos.

    ALBERTO GORDO | 06/02/2017


    María Elvira Roca Barea. Foto: Siruela

    María Elvira Roca (El Borge, 1966) ha trabajado en el CSIC y dado clases en Harvard. En su ensayo Imperiofobia y Leyenda Negra (Siruela), prologado porArcadi Espada, se pregunta "por qué surgen" las imperiofobias, "qué tópicos las configuran y cómo se expanden hasta llegar a ser opinión pública y sustituto de la historia". Todo ello con una atención especial al caso español, cuya leyenda negra, dice, lleva "tres siglos asumida por los propios españoles".

    Pregunta.- Así que el clásico autoodio del español está vinculado con la leyenda negra.
    Respuesta.- Sin duda. Al asumir los tópicos de la hispanofobia, se da por supuesto que todo lo español es malo, que lo que hay de español en nosotros es la peor parte de nuestro ser.

    P.- ¿Está viviendo un repunte ese autoodio o nunca se fue?
    R.- Nunca se fue. Van ya para tres siglos de hispanofobia asumida. Pero en determinadas ocasiones, en épocas de crisis y de incertidumbre, hay una recidiva. Ahora los nacionalismos periféricos que nacieron en el XIX y que son por definición hispanófobos se han aliado con la izquierda antisistema, cada vez más fuerte, y esto naturalmente tenía que producir un rebrote.

    P.- ¿Cómo sería la cronología de las ideologías asociadas a la leyenda negra? ¿Va del protestantismo a la izquierda?
    R.- En efecto. Aunque la primera manifestación de la leyenda negra surge con el humanismo italiano, y ya es visible en el siglo XV. Desde el primer momento muy vinculada al antisemitismo. El español es malo porque es medio judío.Con el protestantismo, los españoles además de ser marranos, ignorantes, son hijos del Demonio. Esta imperiofobia feroz la encaja como un guante la Ilustración francesa, porque conviene a los intereses de su país, naturalmente. Pero con el cambio de dinastía, en el siglo XVIII, la hispanofobia se hace española. Nuestras elites imitan lo que viene de París, porque para ser moderno había que parecer francés, había que pensar que era cierta la barbarie española en América, que la Inquisición era una atrocidad, que la historia de España es pura intolerancia, que este país era atrasado y bárbaro... Más tarde el liberalismo y el nacionalismo rampante en el siglo XIX hicieron lo que faltaba para que la hispanofobia se asumiera en España.

    P.- ¿Entonces la hispanofobia es previa al descubrimiento de América?
    R.- Es anterior. Muy anterior. La idea de que España es un país medieval y caballeresco, lo que hará viajar a los románticos a España con tanta ilusión, es una idea del humanismo. Seis siglos repitiendo la misma tontería, desde Paulo Jovio a Curtius. Lo de América se incorpora tarde al palmarés de la leyenda negra. Es Guillermo de Orange, y las traducciones promovidas por él del texto de Bartolomé de las Casas, con los famosos grabados de De Bry, quien convierte América en un nuevo tópico hispanófobo. A los franceses que habían fracasado estrepitosamente en Canadá esto les vino de perlas. Y los ilustrados lo repitieron hasta aburrir. Porque la ilustración francesa siempre ha estado al servicio de su país, como debe de ser. Esto les honra.

    P.- Usted niega rotundamente que de Bartolomé de las Casas dijera, siquiera, una verdad aproximada.
    R.- Es asombroso que estemos todavía dándole vueltas a esto. Fray Bartolomé está totalmente desprestigiado como fuente fidedigna. La Brevísima relación de la destrucción de las Indias pertenece a un género literario, el de la polémica religiosa, que incluye en su poética la hipérbole. Fray Bartolomé exagera para producir polémica. Luego fue usado profusamente por los enemigos del imperio. Por otro lado, Fray Bartolomé no fue capaz de soportar la diócesis de Chiapas y el tiempo que estuvo en ella no se interesó por los indios ni aprendió una palabra de una lengua indígena, ni era capaz, como dice fray Toribio de Motolinía con amargura, de distinguir un indio de otro. Él quería vivir en el centro del poder, alrededor de la corte.

    P.- ¿Se trató mejor a los indios de Sudamérica que a los de América del Norte?
    R.- En Norteamérica no se trató a los indios de ninguna manera. Se les fue expulsando de los territorios conforme se avanzaba hacia el oeste y fueron paulatinamente desintegrándose y desapareciendo en las reservas. El mundo indígena y mestizo que hay en América es hispano. Esto no necesita demostración. Solo hay que abrir los ojos. Los españoles crearon un imperio en América mezclándose con los indios.

    P.- ¿Qué papel juega el enfrentamiento entre católicos y protestantes en el asentamiento de la leyenda negra española?
    R.- El protestantismo fue un problema político que se manifestó a través de la religión. En el caso alemán es desde luego la primera manifestación del nacionalismo germánico, ya entonces muy agresivo e intolerante. El protestantismo es el resultado del choque de trenes del Imperio español con los nacionalismos emergentes. Lo que el protestantismo hace es crear iglesias nacionales, y esto tenía que colisionar con la visión universalista de lo humano propia del catolicismo. La Iglesia Romana no es de ninguna nación. Pero la iglesia anglicana es de Inglaterra, los príncipes alemanes se declararon jefes de sus propias iglesias territoriales. El protestantismo busca la destrucción de la Iglesia católica porque este era el vínculo común. Naturalmente ese alejamiento, esa ruptura se tenía que justificar y esto sólo podía hacerse convirtiendo a la Iglesia de Roma en la Ramera de Babilonia. Cuando los niños protestantes hacen su catequesis estudian cómo nació su iglesia y cuánto tuvieron que luchar contra Roma y contra la monstruosa y demoniaca España, brazo armado del catolicismo, para poder existir y alejarse moralmente del Anticristo. ¿Cómo quiere usted que desaparezca la leyenda negra?

    P.- Isabel I es, con Shakespeare, el personaje que más espacio tiene en el diccionario biográfico de Oxford. ¿Hay falta de autocrítica en ciertas historiografías como la británica, o hay un exceso de autocrítica en la española?
    R.- Toda nuestra relación con la historia de España está desquiciada por la propaganda. La historia de Gran Bretaña que conocemos se escribió en el siglo XIX, momento álgido de la expansión victoriana. Hubo ahí una operación de borrado y maquillaje realmente espectacular. Naturalmente en ella el demonio español tenía un lugar de honor. El fracaso inglés en América se trasforma en un éxito, a pesar de que se pasaron casi dos siglos empantanados; el periodo de hambre, guerras civiles y feroz represión de la época de Isabel I también se metamorfosea en una época estupenda; y Shakespeare triunfa y se pasea por los salones isabelinos, cuando lo cierto es que pasó gran parte de su vida en la semiclandestinidad, y por supuesto, jamás se menciona que era católico. La Armada de Felipe II, que no significó nada para nadie, ni siquiera en aquella guerra, pasa a ser el momento en que Inglaterra le disputa el dominio de los mares a España y se lo arrebata... Lo que hay debajo de la historia oficial que se escribe en el siglo XIX de esos países es falta de libertad, fundamentalmente de expresión, hasta unos niveles que los católicos no podemos ni imaginar.

    P.- Los españoles no fueron los primeros en expulsar a los judíos. ¿Pero se fue más tolerante con ellos cuando vivieron aquí de lo que fueron otros países como Francia o Inglaterra?
    R.- La situación de los judíos ha sido difícil siempre y en todas partes. Pero en la historia de Israel sólo hay una Sefarad. Durante siglos, los españoles fueron malos cristianos, porque estaban contaminados por los judíos. Esto se usó tanto para explicar su inferioridad moral (idea común a todas las imperiofobias) como su inferioridad racial y la idea duró hasta el siglo XIX. Voltaire la repite hasta aburrir. Pero en esas fechas este tópico hispanófobo gira sobre sí mismo y los judíos se transforman en artillería para demostrar la intolerancia española, como si las expulsiones y persecuciones de judíos no hubieran sido el pan nuestro de cada día en Europa, pero solo la española es popular.

    La situación de los judíos ha sido difícil siempre y en todas partes. Pero en la historia de Israel sólo hay una Sefarad"

    P.- Con la crisis de deuda se volvieron a agitar esos fantasmas contra España, pero también se aplicaron ciertos tópicos -los de los países atrasados del sur- a Grecia y a Italia. ¿Se puede explicar esto también por la vía de la imperiofobia?
    R.- En el caso de España, de manera clarísima. No era difícil agitar los tópicos hispanófobos que siguen vivos en la mentalidad europea. Nuestra prima de riesgo ha subido y sigue por encima de las demás. ¿Por qué? Como lobos, ha vuelto la prensa en lengua inglesa a agitar los viejos fantasmas. Hacerlo es fácil y rentable. Ya aparecemos representados como cerdos (PIG'S) en grabados del siglo XVI. Los españoles no se defienden. Al paso que vamos estaremos pagando la misma factura eternamente. ¿Por qué nuestras élites políticas e intelectuales no le explican esto a la gente?

    P.- Equipara la imperiofobia al racismo. ¿Qué los une?
    R.- Todo. Es condena moral vinculada a la estirpe. Eres malo porque has nacido en un grupo humano que es malo por su sangre, moralmente inferior por elgenus al que pertenece. La hispanofobia no puede desaparecer porque está escrita en el ADN de las iglesias protestantes, de dos de las corrientes culturales más importantes que ha tenido el continente, el humanismo y la ilustración; y de las ideologías triunfantes en el siglo XIX, como el liberalismo. Por no hablar de la colisión del Imperio español con casi todos los nacionalismos europeos: los emergentes en el siglo XVI en Gran Bretaña, Países Bajos, y los territorios germánicos, y finalmente triunfantes durante el siglo XIX. El problema es que ni nuestros historiadores ni nuestros intelectuales se han puesto nunca a reescribir la historia, sino a comentar la que escribían los ingleses o los alemanes y luego llegaba a España en francés. Así se fue ahondando más ese fenómeno del extrañamiento de los españoles con sus elites, asunto que tanto inquietó a Ortega. Porque en España para ser un intelectual de prestigio, hay que ser antiespañol. Así que cuando aprieta el zapato, este pueblo se ve solo ante el peligro, así se vio cuando la invasión francesa y así lleva aguantando mucho tiempo. Es verdaderamente un milagro que España siga existiendo.


    FUENTE



    Mexispano dio el Víctor.



    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  2. #2
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,158
    Post Thanks / Like

    Re: Elvira Roca Barea: "Es un milagro que España siga existiendo"

    María Elvira Roca Barea:

    «Hernán Cortés tenía un hijo indio que adoraba, mientras que Jefferson vendió a sus hijos mestizos»





    La editorial Siruela publica un ensayo sobre la hispanofobia todavía vigente en Europa



    La llegada de Hernán Cortés a Veracruz, por Diego Rivera. El conquistador aparece sifilítico y demacrado


    CÉSAR CERVERA - C_Cervera_M01/03/2017 01:22h - Actualizado: 01/03/2017 03:46h.Guardado en: Cultura Libros[FONT=Arial]El éxito del libro «Imperiofobia y leyenda negra» (Siruela), que ya va por su quinta edición, ha sorprendido a su autora, María Elvira Roca Barea, sin una razón para explicarlo. ¿Está España en uno de sus momentos más bajos de autoestima? ¿Son los ataques a su historia lo que reclaman urgentemente este tipo de lecturas? «No creo que estemos peor que hace cuatro años, por ejemplo. La autoestima española está por los suelos desde hace siglos. Eso ya es una constante».

    Autoestima, propaganda y leyenda negra son términos íntimamente relacionados. El Diccionario de la RAE define leyenda negra como aquella «opinión contra lo español difundida a partir del siglo XVI» y como «opinión desfavorable y generalizada sobre alguien o algo». Frente a otros libros recientes que han analizado este fenómeno como algo ya superado, Roca Barea denuncia su fuerte penetración en corrientes culturales fundamentales en Europa. Del Humanismo a la Ilustración; del nacionalismo germánico al italiano... «Es difícil que la gente acepte una historia diferente de la que se escribió en el siglo XIX. En ese momento toda la propaganda protestante contra España se convirtió en historia normalizada», explica.
    El origen de la falsificación y el odio

    Los primeros cimientos de esta guerra de mentiras y medias verdades surgieron en la Italia del siglo XVI, aquella que frente a la superioridad militar de los aragoneses y los castellanos respondió al principio con ironía: «Dios s’era fatto Spagnolo» (Dios estaba de parte de los españoles). Del sarcasmo y la burla se pasó pronto al antisemitismo a través de la proclamación de que los españoles tenían sangre de «marranos», esto es, que se mezclaban con los judíos. Pero fue en su salto al Norte de Europa cuando el asunto adquirió realmente dimensiones racistas. «En el caso del nacionalismo alemán hay un antisemitismo muy violento y una inquina contra lo latino ya en el siglo XV. Es complicado encontrar el origen de tanto odio», sintentiza la autora de «Imperiofobia y leyenda negra».


    La profesora malagueña María Elvira Roca- EFE

    Al valerse Carlos I de España y V de Alemania del oro y la infantería española para hacerse con el cetro imperial, los príncipes alemanes temieron que un emperador con poder real pudiera amenazar su independencia. «La religión solo fue una excusa. Había habido muchos luteros antes de Lutero, él solo fue el vendedor de una mercancía que necesitaban los nobles para fastidiar al emperador», sostiene Roca Barea.

    El Imperio español sufrió un constante choque de trenes contra los nacionalismos emergentes del siglo XVI, del que acabó naciendo el protestantismo y la propaganda moderna. Al igual que su padre, Felipe IIreaccionó con torpeza ante una rebelión en los Países Bajos instigada por la nobleza local y camuflada de guerra religiosa. «En ideologías como la protestante es necesario construir un enemigo común y colocarle todas las cualidades del mal. La contrapropaganda española fracasó estrepitosamente porque los pueblos católicos no han sabido manejarla. Felipe II pensaba que la verdad se terminaría imponiendo y eso pocas veces ocurre».

    –Nada más empezar el libro presentas tus cartas ideológicas y tus convicciones religiosas, ¿es algo imprescindible para hablar de estos temas?

    –Era necesaria la presentación de mis cartas ideológicas porque al final este es un libro de opinión sobre la Historia. Pero no hay que ser de derechas o de izquierda para defender que ha existido una leyenda negra. Ha habido pocos españoles más allá de Julián Juderías y Loyot que hayan explicado realmente la envergadura de esta leyenda negra tan bien como Salvador de Madariaga. Y no se puede decir que Madariaga fuera ideológicamente de derechas.

    –Hay quien directamente dice que no existe esta leyenda negra o que ya no está en vigor.

    –Eso es porque han asumido un paquete ideológico donde la leyenda negra está presente. Hay que tener en cuenta que no existe el vacío: si se quita la leyenda negra del argumentario de muchas ideologías habría que relatar otra historia de Europa a modo de sustitución. Y es difícil que la gente acepte una historia diferente de la que se escribió en el siglo XIX, cuando toda la propaganda protestante contra españa se convirtió en historia normalizada y oficial.
    «Los imperios son fenómenos de expansión con integración por replicación, esto es, emplean grandes herramientas de integración de pueblos distintos»
    –En el libro lo primero que explicas es que la imperiofobia es algo que han sufrido prácticamente todos los imperios

    .
    –La imperiofobia es muy habitual. Está muy arraigada en el ser humano como protesta al poder hegemónico. Los italianos vivían en una Europa dominada por los españoles y cuando se cabreaban decían que pareciera que eran los primogénitos de Dios. No obstante, cabe señalar que una cosa es este resquemor (algo inconsciente) y otra el proceso de construcción consciente que dio lugar a la leyenda negra. No es algo difuso, en el libro expongo que es una actividad muy bien organizada, donde ciertas oligarquías tienen un fuertísimo vínculo con los intelectuales y un control sobre los mecanismos con los que se escribe la historia.



    –¿Cómo es posible que algunos imperios hayan esquivado esta imagen tan negativa sobre ellos, como es el caso del Imperio británico?

    –El Imperio romano sufrió también su particular leyenda negra, pero hay procesos de reconciliación y rehabilitación que son efectivos a lo largo de los siglos. En el caso del Imperio británico, directamente no creo que fuera un imperio, porque el Colonialismo es un fenómeno diferente. Los imperios son fenómenos de expansión con integración por replicación, esto es, emplean grandes herramientas de integración de pueblos distintos. Por el contrario, el Colonialismo no genera mestizaje, ni cultural ni racial. Para los ingleses una cosa era la metrópoli y otra las colonias.

    –Es hasta cierto punto lógico que los enemigos de estos imperios inventen mentiras, pero en qué punto consiguen que los propios países calumniados asuman estas leyendas como ciertas.

    –Los imperios necesitan mantener viva la autocrítica para poder mejorar y aprender de los errores. En el caso español, la autocrítica ayudó a desarrollar el Derecho internacional en la Universidad de Salamanca y las leyes en defensa de los indígenas. Sin embargo, otra cosa es que esta crítica, ya negativa, sea asumida cuando los imperios ya ni siquiera existen. Lo sorprendente de España es su resistencia, su tenacidad y su capacidad de soportar todas estas mentiras. En el mundo británica la crítica está totalmente prohibida. Si alguien critica su historia desaparece de la visibilidad. Todavía no me he topado en mi vida con un solo inglés que supiera que Shakespeare era católico. Cuando se lo dices se quedan a cuadros y lo niegan.

    –EE.UU. es el actual imperio y quien recibe el aluvión de críticas, ¿las está gestionando mejor que España?

    –No sé si está teniendo más éxito. Los estudiosos norteamericanos de la leyenda negra española han entendido al momento lo que ocurrió con España y las similitudes con el caso de EE.UU. No hay un solo estudioso americano que haya negado en la actualidad la leyenda negra, mientras que algunos británicos como Henry Kamen han rebajado su importancia o han dicho que no tienen vigencia.
    –Al final la conclusión a la que llega la leyenda negra es que los anglosajones son superiores a los latinos.

    –Ese es el hilo sobre el que se ha extendido la idea generalizada hoy de que el norte es trabajador, virtuoso, cumplidor y los inventores del todo lo bueno de Occidente. Eso a pesar de que es manifiestamente falso. El primer avance hacia el lujo en el estilo de vida se produjo en la Italia renacentista, que cultivaba la elegancia y el bienestar.
    «¿Qué une a todos los PIGS (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España? Pues que ninguno es protestante»

    –¿Entonces en la prima de riesgo también hay rastro de la leyenda negra?

    –Ocurre siempre que hay problemas. En 2008, el norte con toda su propaganda volvió a excitar a la opinión pública en la idea que la culpa de la crisis la tenía el sur y su atraso crónico. La prima de riesgo ha subido en los países del sur y bajado en el norte, a pesar de que Alemania es quien más problemas de pago tuvo en el siglo XX y de que Gran Bretaña tuvo una crisis enorme en 1976. España, en cambio, lleva pagando todas sus letras sin fallar en sus obligaciones desde 1898. Te has preguntado alguna vez ¿qué une a todos los PIGS (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España)? Pues que ninguno es protestante.

    –Los europeos de su tiempo decían de los españoles que tenían su sangre contaminada por mezclarse con los judíos, pero luego uno de los puntales de la leyenda negra es el supuesto fanatismo español contra los hebreos. ¿Cómo es esto compatible?

    –Ha habido un montón de expulsiones de judíos en Europa y todas más terribles que en España, porque aquí no hubo un decreto de expulsión sino de conversión; y sin embargo solo se recuerda la de 1492 en el imaginario. Esto es porque en el origen del Sionismo los sefarditas magnificaron su importancia social en la Península ibérica y así justificaron la caída del Imperio español por las consecuencias de esta expulsión. Pero eso es imposible si precisamente un siglo después del decreto España se había convertido en el país más poderoso de Europa. Un relato exagerado de la importancia de los judíos en la España de los Reyes Católicos que además sirve a los protestantes para decir que los españoles tenían la sangre contaminada.

    –La Inquisición española es presentada muchas veces como el máximo exponente de la intolerancia religiosa en la historia.

    –El contexto en el que se desarrolla la Inquisición era de una intolerancia religiosa generalizada en Europa. Todo el mundo lo era, pero la diferencia estaba en cómo se gestiona esta intolerancia en cada territorio. Se podía hacer como en el centro de Europa con la persecución bárbara contra brujas o las quemas que hizo Calvino de los católicos; o bien como en España con el tribunal de mayores garantías procesales de su tiempo: la Inquisición. En este sentido, el primer autor que niega las cifras de la inquisición es un inglés estudioso del derecho del XIX que, comparando el derecho anglosajón con el derecho romano, llega a la conclusión que el Santo Oficio no pudo provocar tantos muertos con un proceso legal tan complejo.


    Grabado del holandés Theodor de Bry (1528–1598) mostrando la supuesta quema de indígenas en América

    –A lo mejor el problema de la Inquisición para que perdure en la memoria no está en las crifras, sino en que se alargó mucho en el tiempo. Hasta 1834 no se abolió definitivamente.

    –Lo de alargarse en el tiempo no es buen referente, porque la Inquisición española terminó mucho antes de que fuera legal enterrar a un católico en Inglaterra. Tampoco es cierto que la Inquisición ejerciera una represión cultural realmente efectiva. Los memoriales de los arbitristas que elevaban a los Reyes Habsburgo o los textos de muchos clérigos eran altamente críticos con la Monarquía y a esa gente no le pasaba nada. Hay cosas que se escribían entonces que no se permitirían ni siquiera hoy. Esto generó un enorme espacio de libertad de expresión que el país aprovechó. Imagínate que el ataque de Francis Drake a Cádiz provocó un choteo increíble, lo que demuestra que nunca hemos tenido problemas a la hora de hablar de las derrotas como sí les ha pasado a los ingleses.

    –En la América hispánica también parecen haber calado profundamente estas cuestiones.

    –Políticos hispanoamericanos de derecha y de izquierda han acudido con frecuencia a píldoras de la leyenda negra para justificar el fracaso económico de Sudamérica. Aunque luego te encuentras con hechos irrefutables como es que la América hispánica en 1812 era mucho más rica que el norte. Mejores ciudades, más infraestructura, correos más rápidos que en Europa. Los americanos deberían reflexionar sobre qué ocurrió para que se produjera el empobrecimiento que de sus ciudades, la caída del poder adquisitivo de su población y, en el caso mexicano, la pérdida sustancial de territorio.
    «La América hispánica en 1812 era mucho más rica que el norte. Mejores ciudades, más infraestructura, correos más rápidos que en Europa»

    –El genocidio provocado por los españoles en la población también resulta recurrente, ¿existen datos que justifiquen esta idea?
    –Es una palabra muy ofensiva y demasiado fácil de pronunciar. Ni siquiera tenemos datos de cuánta población había antes de la llegada de Cristóbal Colón. Si sabemos que la gente estaba muriendo es porque los funcionarios de la Corona y los clérigos fueron informando y tomando medidas como la creación de hospitales y medidas de cuarentena.
    Los españoles eran muy pocos y necesitaban a la población local para levantar un imperio de esa magnitud. Si hubieran hecho como los ingleses en el norte, que estaban aislados y solo crecieron tras la independencia a base de la llegada de europeos, hubieran tenido un problema demográfico.

    –¿El mestizaje de los españoles demuestra que ellos no eran tan racistas?

    –Los españoles también eran racistas, pero nunca tanto como para entorpecer el desarrollo biológico. Hernán Cortés era racista pero tenía un hijo mestizo («los latidos de mi corazón») que adoraba más que a los legítimos; mientras que dos siglos después el presidente de los EE.UU. Thomas Jefferson vendió a los hijos que tuvo con una esclava negra. Esta incapacidad de los pueblos germánicos para mezclar su sangre es algo incomprensible ya desde tiempos de los romanos, que se asombraban de que sus soldados germanos pudieran estar años sin tener relaciones sexuales por no mezclarse con otras poblaciones.


    FUENTE
    Kontrapoder y Valmadian dieron el Víctor.



    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  3. #3
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,240
    Post Thanks / Like

    Re: Elvira Roca Barea: "Es un milagro que España siga existiendo"

    “Los españoles tenemos un problema de autoestima”

    Filóloga. La autora de ‘Imperiofobia y leyenda negra’ sostiene que la propaganda antiespañola sigue tan viva como siempre, y alerta sobre sus consecuencias




    Cristina Galindo
    Twitter

    27 FEB 2017 - 11:05 CET



    La filóloga María Elvira Roca Barea, en su casa de Málaga. García-Santos


    María Elvira Roca Barea (El Borge, Málaga, 1966) lleva años investigando la leyenda negra, término que se refiere al relato desfavorable sobre España y su pasado. Frente a algunos historiadores que niegan su existencia—consideran que fue una creación de la conciencia española—, o que afirman que existió pero niegan su vigencia, esta profesora de instituto y filóloga que ha enseñado en Harvard e investigado en el CSIC asegura que el negro mito sigue tan vivo como antaño entre los españoles y en los países de nuestro entorno, especialmente en el norte de Europa. En Imperiofobia y leyenda negra (Siruela) —libro que presenta esta semana en Madrid—, Roca aborda cómo y por qué se construyó un discurso que convirtió a los españoles en paradigma de la irracionalidad, la crueldad y el atraso.
    Pregunta. Para un tema de estas características, su ensayo se está vendiendo bastante bien. ¿A qué se debe?

    Respuesta. He sido la primera sorprendida. Es un libro amargo, pero supongo que se debe a que levanta la autoestima. Arcadi Espada, autor del prólogo, dice que en realidad esto es un libro de autoayuda para españoles.


    P. ¿Falta autoestima?

    R. Los españoles tenemos un problema de autoestima desde hace siglos. Comienza en el XVIII con los Borbones. Desde entonces se aceptan como verdades los tópicos de la leyenda negra, que no son más que propaganda antiespañola creada por el mundo protestante y asumida por la Ilustración francesa. Los intelectuales españoles han tenido que ser hispanófobos para tener prestigio.


    P. ¿Esa leyenda negra sigue viva?

    R. Sí. Hay que acabar con la absurda idea de que la leyenda negra y sus consecuencias son cosa del pasado. Dos de las grandes corrientes culturales europeas, el humanismo y la Ilustración, siempre han sido hispanófobas. Los españoles aparecieron en el escenario europeo convertidos en gente con sangre impura. “Marranos” fue el primer epíteto. Era un pueblo atrasado, medieval, racialmente impuro y mal cristiano por mezclarse con los judíos.


    “Los intelectuales españoles han tenido que ser hispanófobos para tener prestigio”


    P. Pero España expulsó a los judíos.

    R. El tópico de los españoles de sangre impura fue muy útil en una época en la que ser antisemita era lo normal. Después, en el siglo XIX, con el imperio hundiéndose y el surgimiento de un sionismo deseoso de buscar culpables, aparece la idea de que España fue especialmente terrible con los judíos. Pero en España solo hubo una expulsión y se ofreció la conversión. En el resto de Europa las hubo por docenas. En Inglaterra, el rey Eduardo acabó con todos los judíos. Hasta la época de Crom*well no hay ningún documento que mencione la presencia de un solo judío. Pese a todo, se empezó a decir que los españoles perdieron el imperio por la expulsión de los judíos, los únicos que tenían talento y capacidad financiera. Ese es el mecanismo de la leyenda negra: un hecho se magnifica hasta convertirlo en un suceso único de proporciones gigantescas. Es muy sutil.


    P. Sostiene en su ensayo que la Inquisición no fue para tanto.

    R. Hay que juzgar las cosas en su contexto. No se pueden aplicar los criterios morales de 2017 a hace 5 o 10 siglos. La tolerancia religiosa, digna de tal nombre, en Europa no llegó hasta el XIX. Desde 1560 hasta 1700 hubo 1.300 condenas a muerte por la Inquisición, y no eran todas por disidencia religiosa. La mayoría castigaban delitos comunes. En 20 años, Calvino quemó a 500 personas por herejía.


    P. La conquista de América ha sido descrita como un genocidio.

    R. Nadie sabe en realidad cuánta gente había, por lo que nadie sabe cuánta desapareció. Hubo epidemias demoledoras y esa fue la principal razón. Pero el imperio tomó medidas, como el establecimiento de cuarentenas, y se levantaron muchos hospitales. Los españoles eran pocos y el imperio estaba lleno de gente. La imposición generalizada por la fuerza parece poco creíble y no hubiera perdurado. Se pactó con los pueblos indígenas.


    “La Inquisición sentenció a muerte a 1.300 personas en 140 años. En solo 20 años, Calvino quemó a 500 personas”


    P. Pero el imperio español tuvo sus miserias

    R. Absolutamente. Pero hay una percepción engañosa. Los imperios perduran si son capaces de integrar a la gente. Si no, se resquebrajan rápidamente, como pasó con el imperio británico, el de Alejandro Magno o el de Napoleón. En cambio, el imperio español fue un milagro: 300 años de paz en un territorio de 20 millones de kilómetros cuadrados con gente diversa. Eso sí, aquí todos pensando en los indios que murieron en América mientras nadie se acuerda de los horrores de la época de Leopoldo II en Congo, la presencia de los ingleses en China o a la responsabilidad del imperio británico en la hambruna irlandesa… Por encima de eso hemos pasado de puntillas.


    P. ¿Cómo se han protegido esas naciones de sus leyendas negras?

    R. No tienen leyenda negra porque nadie la ha creado. Hay un choque entre dos cosmovisiones en Europa. Una es la del mundo católico. Tendemos a culparnos, por aquello de la responsabilidad que la moral católica exige al individuo. El resto de las mentalidades europeas son duales, el bien y el mal, la luz y las tinieblas: uno es bueno porque existe un malo, que es el católico. Lo asombroso es que la Europa católica, que se ha visto perjudicada sistemáticamente por esa versión de la historia, la acepte como verdad sin serlo.


    “Todos pensando en los indios que murieron en América y nadie se acuerda de los horrores en Congo”


    P. ¿Levantar la autoestima de los españoles es una forma de enfrentarse a las aspiraciones independentistas actuales?

    R. En España hay un problema interno. Creo que si se dividiera en trozos, a las distintas partes les iba a ir peor. Pero que los países del sur de Europa estén divididos beneficia al norte. ¿Qué nos habría pasado en la crisis de deuda si el país hubiese estado dividido? Nos habríamos convertido en un protectorado de Alemania. Los ingleses se han ido para evitar la hegemonía alemana. Lo políticamente correcto ahora es decir que les va a ir mal. Pero eso está por demostrar. Estoy a favor de la UE, pero no de cualquier modo. Lo que debilita al sur es un mal negocio para nosotros.


    P. Bueno, en España hemos ido de pelotazo en pelotazo y nos hemos endeudado más de lo aconsejable.

    R. En Italia también, pero no les ha pasado tanta factura. En las mismas condiciones de endeudamiento, las primas de riesgo son mayores para España. Mientras, Alemania, que nunca ha pagado sus deudas, se convierte en el destino del dinero de todo el mundo. El pensamiento en el mundo financiero es que los países del norte son cumplidores, laboriosos y exigentes. Los del sur, en cambio, son corruptos, vagos, malos socios y malos pagadores. Son los PIGS: Portugal, Italia, Grecia y España. Fíjese qué armonía. Todos países no protestantes de Europa. Es pura y simplemente racismo.


    P. Parece que los culpables de los problemas de España sean los demás.

    R. No del todo, claro. Pero conviene saber que el cotarro internacional que crea y destruye opinión pública se maneja muy bien desde el mundo protestante. Los países que no lo son lo manejan fatal. Y eso influye. Todavía existe la idea de que en España no se trabaja y que nos echamos la siesta, pero luego las estadísticas muestran que es uno de los países que más horas trabaja.


    “El pensamiento en el mundo financiero es que el Norte es cumplidor. En el Sur, en cambio, son vagos y corruptos”


    P. La refutación de la leyenda negra fue utilizada por Primo de Rivera y Franco para defenderse de las críticas que venían desde el exterior.

    R. No creo que la influencia del franquismo sea determinante en este tema. La construcción de la leyenda negra viene de mucho antes. Se ve perfectamente ya en todos los autores del XVIII.


    P. Unamuno pasó de decir que España era “la nación más denostada de la historia” a asegurar que sufría “manía persecutoria”.

    R. La generación del 98 está lastrada por unas circunstancias históricas que no supieron afrontar. Pero aquello fue una píldora muy amarga. Dejó una costra que hay que levantar.




    _______________________________

    Fuente:

    “Los españoles tenemos un problema de autoestima” | Cultura | EL PAÍS
    Erasmus y Valmadian dieron el Víctor.

  4. #4
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,240
    Post Thanks / Like

    Re: Elvira Roca Barea: "Es un milagro que España siga existiendo"

    La entrevista | María Elvira Roca, Historiadora y autora de "Imperiofobia y leyenda negra"

    Programa: La entrevista del Buenos días Andalucía | Emisión: 27/01/16

    María Elvira Roca Barea acomete con rigor en este volumen la cuestión de delimitar las ideas de imperio, leyenda negra e imperiofobia. De esta manera podemos entender qué tienen en común los imperios y las leyendas negras que irremediablemente van unidas a ellos.






    https://www.youtube.com/watch?v=Indq7JlIewE

  5. #5
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,240
    Post Thanks / Like

    Re: Elvira Roca Barea: "Es un milagro que España siga existiendo"

    'Imperiofobia y leyenda negra', desmontando los tópicos sobre el Imperio español
    El ensayo de María Elvira Roca Barea analiza la propaganda antiespañola

    "Una especie de libro de autoayuda para españoles con la autoestima dolida", dice la autora



    02.03.2017 | actualización17h38


    ANA ROMERO (TVE)

    Imperiofobia y leyenda negra, el ensayo de María Elvira Roca Barea que analiza los tópicos difundidos desde el siglo XVI según los cuales España sería un país bárbaro y atrasado, va ya por su sexta edición. La autora sostiene que "se ha convertido en una especie de libro de autoayuda para españoles con la autoestima dolida que son todos en realidad. Porque son siglos de propaganda acumulada que se han terminado transformando en una versión del Imperio español y de España que todos hemos aceptado."

    Profesora de instituto en Málaga Roca ha trabajado para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y ha enseñado en la Universidad de Harvard. Los dos últimos años los ha dedicado a escribir este libro fruto de toda una vida de estudio. Roca sostiene que lejos de ser un fenómeno superado la leyenda negra está muy presente. "En la crisis de la prima de riesgo la prensa inglesa y la alemana han manejado esos tópicos porque existe un estado de opinión pública en Europa según el cual España es un país inseguro, atrasado, gente con propensión a la barbarie etc. Uno alienta eso un poco. Lo remueves-explica- y te encuentras con un caldo de cultivo que te permite subir la prima de riesgo de una manera extraordinaria".

    El imperio español ocupó 20 millones de kilómetros cuadrados y se mantuvo durante tres siglos, por extensión sería el cuarto más importante detrás del británico, el mongol y el ruso. La autora sostiene que sólo los imperios útiles se mantienen. "Los imperios si no consiguen dar más de lo que que quitan no se consolidan, se transforman en una aventura que dura una generación como el de Napoleón o el de Alejandro Magno. Para que un imperio se consolide tiene que convertirse en una herramienta, en un mecanismo de integración de gentes distintas. Todos los imperios son multinacionales y consiguen aglutinar a esa gente e incorporarlos a un sistema de vida común que en general mejora su vida. En el periodo central de todos los imperios hay crecimiento demográfico, mejoras en las ciudades, en las comunicaciones etc".

    ¿Entonces por qué reciben tantas críticas los imperios? Según defiende la autora de Imperiofobia y leyenda negra, su expansión choca siempre con oligarquías previamente instaladas que responden atacando. En el caso del español el movimiento empezó en Italia dónde se establecen las bases de la hispanofobia. Se habla de la inferioridad de la raza por haberse mezclado con los judíos, los españoles serían por tanto marranos, impuros. Después se señala su incultura, su barbarie, se hace hincapié en que se mueven sólo por el deseo de riqueza y en que sus costumbres son licenciosas. Un modelo similar seguirán los nacionalismos germánicos y los historiadores ingleses. "Durante el periodo Victoriano -comenta la autora- se reescribe toda la historia de Europa a mayor gloria del imperio británico y desde luego en ella tenían que estar los españoles con todas sus maldades".




    Lienzo de Tlaxcala. Un dibujo anterior a 1560 y representa hechos ocurridos en 1522 cuando Cristobal de Olid y los tlaxcaltecas derrotaron en la zona de Guadalajara (Jalisco) a los aztecas y sus aliados.


    La leyenda negra de España tiene dos momentos álgidos. La inquisición y la conquista de América. "La Inquisición por supuesto era una realidad -explica Roca- pero se trataba de una institución pequeña, que tenía pocos recursos y no era capaz de provocar los miles de muertos que se le han achacado. Su gestión de la intolerancia fue mucho más benigna que la de los territorios británicos o los principados luteranos. La Inquisición tiene la gran ventaja de haber sido una institución extraordinariamente burocratizada. Hay quintales de documentos, por ejemplo entre 1560 y 1700 fueron condenadas a muerte 1.346 personas. Hay que entender que la Inquisición no solo juzgaba la herejía religiosa o la disidencia religiosa sino que entendía de delitos que hoy también lo son, como la pederastia, el tráfico de personas, la falsificación de monedas... De esos 1300 muertos si viéramos las condenas la mayor parte serían por delitos que hoy también se consideran como tal y sin embargo lo interesante es como siendo pequeña se la ha transformado en esa inmensidad".

    Como ejemplo de error histórico la historiadora señala el caso de Galileo. Cuando en 2009 para celebrar el cuarto centenario de la invención del telescopio se preguntó a los estudiantes universitarios por Galileo el 90% pensaba que fue torturado y muerto por la Inquisición. En realidad la condena de Galileo, obra de la Inquisición Romana, fue de prisión perpetua, sustituida después por arresto domiciliario.

    En el caso de la conquista de América, María Elvira Roca niega que existiera un genocidio. "La conquista -sostiene- se basó en pactos con los indígenas. Los españoles siempre fueron muy pocos. La capacidad de trasportar población desde la Península Ibérica hasta América era muy limitada. El Archivo de Indias habla de 250.000 españoles desplazados como máximo hasta 1700, entonces América estaba ya llena de ciudades muy pobladas. ¿De dónde sale esa población? Es población indígena. Los españoles, claro que guerrearon, pero guerreaban y pactaban e incorporaban esas poblaciones, sino hubieran imperado sobre los desiertos porque no había españoles suficientes para poblar América".

    En la portada del libro María Elvira Roca ha colocado un grabado que recoge el pacto entre Hernán Cortés y los Tlaxcaltecas. "En América -añade- había pueblos con intereses muy distintos, y los españoles supieron aprovechar esas diferencias para pactar con unos, incorporar a otros y vencer a los que eran de espíritu más belicoso. Normalmente -continúa- después del primer encontronazo el indio aceptaba aquella situación porque en general su vida mejoraba. Los españoles venían acompañados por un cuerpo jesuita que en general eran muy buenos agricultores, daban a conocer cultivos que mejoraban la irrigación y la vida del pueblo mejoraba".





    Grabado holandés anónimo del siglo XVI que representa a los españoles como cerdos.


    En Imperiofobia y leyenda negra la autora analiza también el imperio romano, el ruso, y el norteamericano. Este último ha heredado la mala fama del imperio español. "Se les califica de bárbaros, incultos y horteras. Los españoles también lo eran para los humanistas italianos que nos consideraban un país medieval. Los germánicos nos acusaban de tener la sangre estropeada por la mezcla con los judíos algo que también se achaca a los norteamericanos, pasto del antisemitismo"

    María Elvira Roca mantiene que luchar contra la leyenda negra es para España casi una batalla perdida pero no se resiste a asumir la derrota de antemano. "La derrota decía Cervantes es patrimonio de las almas nobles, por lo menos hay que ir a la pelea aunque le derroten a uno".




    _______________________________

    Fuente:


    'Imperiofobia y leyenda negra', desmontando los tópicos sobre el Imperio español - RTVE.es
    Erasmus dio el Víctor.

  6. #6
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,158
    Post Thanks / Like

    Re: Elvira Roca Barea: "Es un milagro que España siga existiendo"

    Les dejo el libro en formato.epub que me pasaron en Facebook:
    Archivos adjuntados Archivos adjuntados



    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  7. #7
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,240
    Post Thanks / Like

    Re: Elvira Roca Barea: "Es un milagro que España siga existiendo"

    Euromind. Cinco siglos de fake news. Elvira Roca Barea





    https://www.youtube.com/watch?v=ZgwTS0f-Gt8

  8. #8
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,240
    Post Thanks / Like

    Re: Elvira Roca Barea: "Es un milagro que España siga existiendo"

    Elvira Roca: «Pensar que España se va a dejar matar es no conocer su historia»




    Elvira Roca, antes de la entrevista, en un hotel de Málaga. / FRANCIS SILVA


    La autora de 'Imperiofobia y leyenda negra', que acaba de ser reconocida por los libreros tras vender 100.000 ejemplares, destaca la capacidad de supervivencia de nuestro país ante las crisis

    FRANCISCO GRIÑÁN Málaga

    Domingo, 15 julio 2018, 00:27


    No le gusta el fútbol. Por eso quedamos para la entrevista a la hora de una de esas finales que se han jugando esta semana mundialera. Dice que desde que su padre falleció nadie la llama María Elvira, así que quedamos en la versión reducida de Elvira Roca (El Borge, 1966). Profesora de instituto en excedencia desde comienzos de este año por imperativo del éxito. El de su novedoso ensayo 'Imperiofobia y leyenda negra', en el que analiza y desmiente algunos de los mitos que han atenazado y acomplejado a España. Casi 100.000 ejemplares vendidos y 22 ediciones con las que se ha ganado el aplauso de los lectores. Hace unos días sumó el Premio Los Libreros Recomiendan, que lo dice todo con su denominación. Roca acaba de probar la ficción histórica con '6 relatos ejemplares 6' y, sin la obligación de las clases, ya trabaja en continuar la línea abierta por 'Imperofobia' al rebatir la leyenda negra de nuestro país. Cuando nos sentamos a charlar, Inglaterra, el otrora imperio, ya gana por 1-0.


    –Veo que no es usted futbolera.

    –No he conseguido ver un partido entero en mi vida. Me aburro. Sé que están jugando Inglaterra y Croacia, porque antes de salir de casa mi hijo se empeñaba en que le dijera con quien iba yo... y me da igual.


    –¿El balón es el último imperio?

    –El fútbol ha asumido características sociales de otras actividades. La confrontación y la lucha del ser humano ha acabado manifestándose ahí. El fútbol es el opio del pueblo y nada menos, porque no cualquier cosa llega a serlo. En tiempos de Bizancio, las carreras de caballos tenían una importancia social, política, religiosa y ritual muy similar.


    –¿Y usted es la Cristiano Ronaldo del ensayo con esos 100.000 ejemplares vendidos de 'Imperofobia'?

    –Ja, ja. Es que todavía no he terminado de entenderlo. Mucha gente me dice que el libro le da alegría y transmite optimismo. Pero yo no sé cómo puede producir ese efecto porque es una obra muy amarga y triste. No es resignación, pero plantea problemas graves y sin solución a la vista.


    –Tal vez tiene que ver con su tesis de que la leyenda negra que tenemos tan asumida fue un eslogan más que una realidad.

    –Lo triste es cómo llegamos a la asunción de ese planteamiento. Ahora estoy escribiendo sobre los motivos por los que nuestros intelectuales e historiadores, desde la Europa meridional y la tradición católica, asumieron esa manifestación del supremacismo del norte. Hasta cierto punto es razonable que el que se declara superior construya su argumento, pero no que quien es declarado inferior lo acepte sin plantear ni siquiera defensa.


    –¿Hemos vivido con depresión?

    –Las culturas del sur de Europa tienen una relación con la vida mucho más satisfactoria que las del norte. La gente del norte se escapa al sur, mientras que la gente del sur va al norte a trabajar, a escapar jamás. Esa tradición de considerar la vida algo disfrutable no ha desaparecido. Pero sí hay un estado de opinión generalizado de que en las virtudes, como la honradez, el trabajo y la economía, el norte es superior al sur por goleada. Y esta supremacía admite ser discutida.


    –¿Entonces, más que depresivos, hemos estado acomplejados?

    –Los pueblos del sur han visto el protestantismo como algo ajeno y no tienen en su ADN estar observándolo constantemente. Y al revés, sí. La denigración del sur católico está desde Martín Lutero a Max Weber. Ese hábito de sentirse superior no ha tenido una correspondencia en el sur. Y esto ha dejado a los pueblos de cultura católica muy desarmados.


    –Y además nos ha faltado un buen asesor de imagen.

    –Es que la propaganda es también un invento protestante. El católico, en lo que tiene de griego y romano, ha tenido una relación unívoca con la realidad y no construimos conceptos para ocultarla con palabras. Las agencias de información anglosajonas son grandes inventoras de eufemismos, como los daños colaterales para no hablar de los muertos civiles. Eso no se le ocurre a una cabeza católica que a un muerto le dice un muerto.


    –En cuanto a la hispanofobia, ¿vivimos un repunte o nunca nos ha abandonado?

    –Ambas cosas. El alimento de los nacionalismos en España ha sido la leyenda negra que viene de Europa. De hecho, el 'España nos roba' no es de ahora, sino que procede de la propaganda de Guillermo de Orange en los tiempos del cuplé. Y luego lo repitieron hasta morir de éxito los independentistas en América con la idea de que en cuanto se separaran iban a florecer, pero después les fue mal económicamente. Incluso a Holanda.


    –En la hispanofobia actual sigue teniendo demasiada influencia el franquismo. Todavía acompleja decir que uno es español por lo que tiene de sinónimo de facha.

    –Los nacionalistas se agarraron a esto en la transición y siguen agarrados como sanguijuelas porque no encuentran otro argumento.


    –Pues ha calado en el resto del país.

    –El español lleva siglos intentando demostrar que no es tan malo. Y eso nos ha hecho permisivos y tolerantes frente a la idea del nacionalismo y de su culto a la tribu, excluyente, demagógico y que alenta lo peor del ser humano. Esto no consuela, pero el problema que España tiene también se está produciendo en Europa. El tour ha pasado por Bretaña y no se ha visto ni una bandera francesa porque tienen un nacionalismo creciente. En Gran Bretaña para que vamos a hablar y el presidente del Estado de Baviera acaba de violentar todas las leyes de Alemania hace dos semanas para establecer una política de fronteras. Más lo de Italia. Ni la UE ni los estados miembros están sabiendo enfrentarse al problema con inteligencia, firmeza, racionalidad y dignidad.


    –¿Qué opina de la política de distensión del Gobierno de Sánchez?

    –Este baile tiene que seguir. En el momento que se para la música, se acaba el nacionalismo. De ahí su virulencia creciente, porque no tiene otro mecanismo para mantenerse.


    –¿No atisba solución?

    –Esto se reconstruye. España suele ir antes en relación con Europa, y al igual que la II Guerra Mundial empezó con la Guerra Civil, este movimiento nacionalista ha comenzado aquí. Y en contra de lo que pueda parecer, el país está ya curtido y está reaccionando bien. Voy a Cataluña con frecuencia y te das cuenta del cambio metabólico que se ha producido. Aquella mitad de catalanes a los que no se les veía, han dejado de estar callados y aislados. Confío en los catalanes y estoy segura de que van a salir de este problema. Y pensar que España se va a dejar matar, es no conocer el país ni su historia.


    –Se ha publicado que Ciudadanos la está «cortejando»...

    –Ja, ja. La política no es mi territorio. No lo contemplo ni como remota posibilidad. Para las cosas hay que servir y creo que yo no sirvo. La política es un mundo hostil donde hay que tener una piel muy dura para sobrevivir y no duraría ni cinco minutos.


    –Y este éxito editorial. ¿Le ha pasado en algún momento por encima?

    –Siempre me ha gustado cambiar y tenía la idea de volver a EE UU cuando los niños crecieran. Pero 'Imperofobia' ha descabalgado todos mis planes. Y tengo la sensación de que tengo que seguir explicando muchas cosas que en el libro no incluí por razones de espacio.


    –¿Y se plantea una novela?

    –Pues si termino este ensayo, a lo mejor me tomo unas vacaciones para escribir lo que me dé la gana. Desde luego tendré que dejar descansar la cabeza en algún momento.

    La entrevista termina mientras de fondo se sigue escuchando la cantinela del fútbol. Y los aplausos por el gol de Croacia. Empate en el marcador. Hay partido. Como en España.



    _______________________________________

    Fuente:

    https://www.diariosur.es/culturas/li...191950-nt.HTML
    Valmadian dio el Víctor.

  9. #9
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,240
    Post Thanks / Like

    Re: Elvira Roca Barea: "Es un milagro que España siga existiendo"

    María Elvira Roca Barea “Desmontando mitos de la leyenda negra”. Jornadas de Doctorado

    Los días 11 y 12 de diciembre se celebran las V Jornadas de Doctorandos de la Universidad de Burgos en el “Aula de Romeros” de la Facultad de Derecho, organizadas por la Escuela de Doctorado de la Universidad de Burgos en el marco del Programa "Formación en Investigación: Actividades Transversales". La escritora y profesora María Elvira Roca Barea pronuncia la conferencia inaugural “Desmontando mitos de la leyenda negra”.





    https://www.youtube.com/watch?v=LKyz3Yue7bA&t=26s

  10. #10
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,240
    Post Thanks / Like

    Re: Elvira Roca Barea: "Es un milagro que España siga existiendo"

    Subordinación cultural y complejos. Entrevista a María Elvira Roca Barea.

    Subordinación cultural y complejos. Entrevista a María Elvira Roca Barea. Demos/ (2019-02-05)

    En este programa tan interesante se analiza el tema de la llamada leyenda negra con la catedrática de Historia María Elvira Roca Barea, medalla de honor 2018 de San Telmo. Academia de Bellas Artes.

    "Imperiofobia y leyenda negra". Roma, Rusia, Estados Unidos y el Imperio español. María Elvira Roca Barea. Biblioteca de Ensayo (Siruela)

    Ediciones Siruela...

    María Elvira Roca Barea menciona a D. Julián Juderías como artífice de sacar el cadáver del armario, y gracias a su grandioso mérito fue el primero en destapar el sucio tema de la llamada Leyenda Negra sobre

    España. María Elvira menciona también a Ricardo García Cárcel y su libro "La leyenda negra: Historia y opinión".

    - ¿El fenómeno de la leyenda negra afecta a España y beneficia lo que escribieron los hispanistas americanos?.

    - ¿Resulta humillante que los españoles hayamos sufrido racismo en Occidente?

    - ¿Tenemos desconocimiento culturalmente en España?

    - ¿Cuánta culpa ha tenido la Generación de 98 en el tema que nos ocupa?

    - ¿Qué anécdotas se destacan en el libro? Muchas. "Los indios hispanizados. Pasajes de Blas de Lezo. Indios buscando la independencia en Perú. Los curas guerrilleros, liberales y la Constitución española de 1812 la redactó un cura, Muñoz-Torrero que también era catedrático y político español".

    - Tema de La Constitución Española ¿Qué pasa en España? ¿Por qué se tolera por la Ley de partidos que se sienten en el Parlamento los enemigos de España?.

    LA LEYENDA NEGRA. JULIAN JUDERIAS , 2014.

    https://www.casadellibro.com/libro-la...

    Este libro, publicado por primera vez hace cien años, es el más plagiado en la historiografía española.

    - Han intervenido: D. José Papí. Economista y empresario tecnológico, D. Pedro Gallego. Ingeniero y Analista Político y Dª. María Elvira Roca Barea. Catedrática de Historia, Investigadora y Escritora.

    -Equipo Técnico: Equipo de Medios.





    https://www.youtube.com/watch?v=EMB_l1OLBkQ
    Erasmus dio el Víctor.

  11. #11
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,158
    Post Thanks / Like

    Re: Elvira Roca Barea: "Es un milagro que España siga existiendo"

    La profe y el ingeniero le dieron duro a Ortega y Gasset.
    Mexispano dio el Víctor.



    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  12. #12
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,240
    Post Thanks / Like

    Re: Elvira Roca Barea: "Es un milagro que España siga existiendo"

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Elvira Roca Barea: "Pedir perdón a México es ridículo, absurdo y de parvulario"

    En 2016, logró convertir en fenómeno editorial un libro sobre la leyenda negra española, 'Imperiofobia', y ahora sale al paso de la petición de perdón del presidente mexicano por la conquista americana




    Elvira Roca Barea. (Siruela)


    Autor

    Daniel Arjona

    Contacta al autor

    @DaniArjo

    Tiempo de lectura11'

    27/03/2019 05:00 - Actualizado: 28/03/2019 02:32



    Corría el año 2016 cuando un fenómeno paranormal alteró las librerías españolas. Se trataba de un libro de historia extenso de casi 500 páginas, tan bien escrito como prolijamente documentado, que mostraba un empeño extraño en desmontar algo tan políticamente correcto como la leyenda negra de la monarquía hispánica en el marco de la fobia generalizada que suscitan los imperios. En sus páginas, se vertían afirmaciones alarmantes para la supervivencia de los clichés de andar por casa como que España jamás fundó colonias en América sino reinos equivalentes al suyo. La autora se llamaba Elvira Roca Barea (1966), hasta ese momento una desconocida malagueña profesora de instituto, y el libro se titulaba precisamente 'Imperiofobia y leyenda negra' (Siruela). Vendió decenas de miles de ejemplares y convenció a los historiadores más exigentes. Ahora, Roca Barea, experta en la materia, no se escandaliza por este 'revival' de la leyenda negra que ha protagonizado el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al exigir a Felipe VI pedir perdón por los tráfagos de la conquista.


    [¿Perdón a México, por qué? Los historiadores y la conquista]




    'Imperiofobia'. (Siruela)


    Roca Barea vive hoy un momento feliz. Intelectuales como Fernando Savater y políticos del PSOE y del PP como Felipe González, Alfonso Guerra o González Pons han avalado su reciente candidatura al premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales. Diversidad ideológica que, en tiempos de polarización política, debe resultar muy satisfactoria. Aunque ella niega la mayor: "Estoy enormemente agradecida y creo que, en el fondo, esto refleja que esa suerte de polarización a la que asistimos cotidianamente en los medios, ese tensionamiento hacia los extremos, tiene un punto artificial. Hemos entrado en un juego peligroso que consiste en el escándalo perpetuo y en la exageración continua que saca las cosas de quicio y, cada día, nos vemos obligadas a sacarlas más de quicio todavía. Eso genera toda una pirotecnia para dar la sensación de que el país está mucho más polarizado de lo que realmente está. Y, sin embargo, los acuerdos básicos siguen vigentes pese a una pequeñísima minoría que quiere sacar rédito del tensionamiento. Sería una enorme torpeza por parte de la mayoría de los españoles dejarnos arrastrar evitando así hablar de los problemas reales. Como nuestra inmensa deuda".


    PREGUNTA. En 2016 publicaba 'Imperiofobia y leyenda negra', un libro de historia sobre la leyenda negra que se convertía en un 'bestseller', algo no muy habitual en ese género. Tres años después, ¿cuáles diría que son las razones del éxito?

    RESPUESTA. Pues yo todavía se lo sigo preguntando a la gente y las respuestas que me dan son de tres tipos. Lo primero que me dicen es que se lee fácil y se entiende bien. Lo segundo que me transmiten es algo así como: "¡Ya me parecía a mí que todo no podía ser tan malo!". Esos son los que tenían la mosca detrás de la oreja. Y lo tercero que me cuentan es que apareció en el momento justo, en aquel otoño de 2016 que fue uno de los momentos más bajos de autoestima de nuestra historia reciente. Porque hoy, contra lo que pueda parecer, las cosas nos van mucho mejor.


    Un país que desarrolla un imperio hegemónico durante tanto tiempo se gana grandes envidias y muchos enemigos


    P. En el prólogo a aquel libro, Arcadi Espada señalaba la proeza que había logrado por mostrar España como “un país simpático”. ¿Por qué los españoles nos hemos empeñado durante tanto tiempo en parecer antipáticos comprando la leyenda negra que otros países nos inventaron?

    R. Hay una serie de razones y circunstancias acumuladas para ello. Es evidente que un país que desarrolla un imperio hegemónico durante tanto tiempo se gana grandes envidias y muchos enemigos. A eso hay que sumarle el hecho de que, en un momento determinado, hubo un cambio de dinastía en España y la que sustituyó a los Habsburgo, los Borbones, era enemiga suya y llegó con toda la propaganda anti Habsburgo. Ahí empezó la primera fase de acostumbramiento, que es la de los afrancesados españoles que copian y repiten todo el paquete cultural francés. Y a eso hay que sumarle además el siglo XIX, con el desmembramiento del imperio que coincide además con el momento álgido del imperialismo inglés, la reunificación alemana y el subidón nacionalista que implica, la unidad italiana... Se dan así varias circunstancias que nos permiten comprender que nuestro país se fuera acomodando a la leyenda negra que le habían inventado.




    El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador. (EFE)


    P. La historia de la leyenda negra acaba de repetirse, quizá más como farsa que como tragedia, con la reclamación de López Obrador, el presidente de México, a Felipe VI y al Papa de que pidan perdón por la conquista de América. Se manifiestan así los dos pilares de la misma que usted señalaba en su libro: las supuestas “iniquidades americanas” y la Inquisición. ¿Obrador se cree lo que dice o se trata más bien, como se ha señalado, de una cortina de humo?

    R. Hombre, yo espero que no se lo crea. A ver, sacar del armario al demonio español es un mecanismo de distracción que las élites hispanoamericanas, como aquella a la que pertenece Obrador, tienen por costumbre activar cada cierto tiempo y que obedece al hecho evidente de que han sido una calamidad gobernando sus países. Es un sistema demagógico que es eficaz... cinco minutos. López Obrador se coloca así las chapitas de gran patriota, lo que le da notoriedad durante un tiempo, pero los problemas de México venían de antes y seguirán existiendo después. Sería mejor que se colocara medallas de verdad y no chapitas.


    Obrador se coloca chapitas de gran patriota, pero los problemas de México seguirán existiendo: que se ponga medallas de verdad


    P. Se señala que Obrador es de ascendencia cántabra, sin una gota de sangre indígena, para reprocharle que fueron sus ancestros, y no los de quienes nos quedamos aquí, los que conquistaron aquellas tierras.

    R. Es evidente que los descendientes están allí y no aquí.


    P. No acaba de convencerme ese reproche. A fin de cuentas, la conquista fue una empresa de país y tanto lo negativo como lo positivo de aquellos hechos debería ser más responsabilidad colectiva que individual, ¿no cree?

    R. Mire, hay una frase de un historiador que dice que la conquista la hicieron los indios y la independencia, los españoles. Y es que la conquista de México se hizo con población indígena del propio territorio. Es completamente inverosímil pensar que los 500 hombres que desembarcaron y que, al llegar a Tenochtitlan apenas llegaban a 300, podía llevar adelante solos tamaña empresa sin los totonacas y los tlaxcaltecas. Nadie puede obviar que los 80.000 totonacas formaban el grueso de la expedición. Y pedir 500 años después perdón por aquello es como si nosotros le reclamáramos ahora a Italia el perdón por las conquistas de Escipión el Africano. ¿Dónde se para el perdón? Porque 300 años antes de los españoles, fueron los aztecas los que llegaron al valle de México y conquistaron e impusieron su ley, y no eran precisamente hermanitas de la caridad. Cuando los pueblos que vivían bajo el yugo azteca se levantaron contra ellos, es porque fáciles de soportar desde luego no eran. Todavía hay más de un millón de hablantes de náhuatl descendientes de los aztecas en México. ¿Tienen que pedir perdón también ellos?




    Representación idealizada del encuentro de Hernán Cortés con Moztezuma.


    P. Pero, más allá del hecho concreto de la conquista de América, ¿qué opina acerca de que los países tengan que pedir perdón por hechos luctuosos de su pasado? ¿Deben hacerlo, por ejemplo, los alemanes por el Holocausto?

    R. Es un fundamento del derecho que las responsabilidades colectivas no existen, solo pueden exigirse de forma individual por los actos de cada uno. ¿Pedir responsabilidades colectivas y además retroactivamente? ¿Durante cuánto tiempo? ¿Qué hacemos con los celtas? ¿Y con los neandertales? Este tipo de planteamiento es ridículo y absurdo, de parvulario, y parece mentira que se puedan conseguir tantas portadas como va a lograr López Obrador con esto a base de agitar un cuento demagógico que no va a ningún sitio.


    P. A vueltas con los imperios. La enmienda a la leyenda negra afirma que los españoles fueron mucho más benéficos que los ingleses y que además, a diferencia de ellos, se mezclaron con los indígenas. Pero hay otro asunto: los territorios dominados por los españoles se convirtieron en países independientes, digamos, defectuosos y subdesarrollados mientras que los dominados por los ingleses se convirtieron en las naciones más avanzadas de la Tierra. Acemoglu y Robinson defendían en '¿Por qué fracasan los países?' que esto fue así, resumiéndolo mucho, porque los españoles querían que otros trabajaran por ellos mientras que los ingleses se arremangaron ellos mismos sin pensárselo.

    R. Me parece una tontería, la verdad. Las naciones que surgieron del imperio español fueron pobres después. En los estándares de vida de 1800, México no era un país pobre en absoluto. El hundimiento de aquellas naciones tuvo lugar después, fue una pobreza sobrevenida después de las independencias, no antes. Por otra parte, la independencia de Estados Unidos la forjaron 13 colonias que ocupaban un territorio de 162.000 kilómetros cuadrados. Una manchita en el mapa. Se expandieron y se convirtieron en un imperio por sí mismos. Territorios del antiguo imperio inglés que viven en la miseria más absoluta le puedo contar 40, desde Pakistán a Bangladesh pasando por varios de África.


    Lo del perdón es un planteamiento ridículo y absurdo, de parvulario, y parece mentira que pueda conseguir tantas portadas


    P. La izquierda española suele asumir con especial ardor la leyenda negra y la hispanofobia. Pero en el siglo XIX, liberales y progresistas eran perfectamente patriotas. ¿Es culpa de Franco, como se suele decir?

    R. Cierta izquierda española, y no, no es por culpa de Franco. Fíjese que una de las cabezas que mejor han reflexionado sobre la historia de España y sobre el imperio español y su importancia en la historia del mundo fue Salvador de Madariaga. No se trata de un planteamiento que domine a la izquierda o a la derecha. Lo que pasa es que la derecha suele apropiarse con cierta facilidad de los signos patrios para monopolizarlos y luego hay una cierta izquierda torpona que entra al trapo y se envuelve en las banderas de todo tipo de mitologías e identidades. Esa es la parte de la izquierda que está totalmente descerebrada. Pero hay una izquierda española seria, como muestran hoy Alfonso Guerra y tantísimos otros. Es una pena que esa izquierda descerebrada se haya convertido en la imagen de la izquierda.


    P. Por cierto que en alguna ocasión ha manifestado que nunca lo sacarán del Valle de los Caídos porque entonces dejaría de poder ser utilizado políticamente. ¿Sigue pensándolo?

    R. Sigo pensándolo. De hecho, yo todavía lo veo dentro del valle. Ahí sigue y, si lo sacan, se acaba este otro mecanismo de distracción habitualmente utilizado para agitar cuando no hay argumentos para las tareas presentes ni proyectos de futuro.


    La estructura territorial española ha resultado una herramienta muy eficaz para todo tipo de dementes identitarios con ínfulas racistas


    P. Los independentistas catalanes también denuncian el imperio y el colonialismo español… ¿Qué es lo que ha pasado allí? ¿Tal vez una de las primeras muestras del populismo identitario que amenaza hoy tantos países?

    R. Este problema existe en casi todos los países de Europa. Pero es cierto que aquí ha crecido más por la confluencia de dos factores. Unos son factores internos, que tienen que ver con una estructura territorial que se creó para dar acomodo a unas minorías que habían sido muy favorecidas por el franquismo, no se nos olvide, y que ante la llegada de la democracia andaban muy asustadas pensando que aquella situación de favoritismo podía perjudicarlos. Se creó así una estructura territorial que no era demandada por el país y que ha resultado finalmente ser una herramienta muy eficaz en manos de todo tipo de dementes identitarios con ínfulas racistas. Y a eso hay que unir los factores externos, el hecho de que la Unión Europea, desde la reunificación alemana, se ha dedicado a desarrollar una política de regionalización del continente cuyas consecuencias están empezando a aparecer ahora en muchos lugares y que va a resultar para la UE, si no letal, sí extremadamente perjudicial.




    _______________________________________

    Fuente:

    https://www.elconfidencial.com/cultu...rador_1904754/
    Erasmus dio el Víctor.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 0
    Último mensaje: 29/05/2012, 14:33
  2. "Limpien el Magreb de los "hijos de España"
    Por Val en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 24/09/2007, 00:40
  3. Respuestas: 18
    Último mensaje: 26/04/2006, 13:35
  4. Bono se carga a "Dios" y "España" en su limpieza de himnos militares
    Por Donoso en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 19
    Último mensaje: 27/01/2006, 17:44

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •