Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2

Tema: La nao de Machín de Rentería defendiéndose de 18 buques enemigos

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,792
    Post Thanks / Like

    La nao de Machín de Rentería defendiéndose de 18 buques enemigos

    La nao de Machín de Rentería defendiéndose de 18 buques enemigos




    Combate naval de españoles y turcos. Pintura de Juan de la Corte. Museo Nacional del Prado de Madrid.

    El Siglo de Oro español dio muchos valerosos soldados. En Todo a babor ya hemos visto de lo que eran capaces los hombres al servicio de la marina del duque de Osuna, pero antes de aquel periodo, y después, todo sea dicho, destacaron aún más hombres en el creciente imperio español. Uno de estos valientes fue el vasco Machín de Rentería, que protagonizó un episodio naval digno de mención, que pasamos a relatarles a continuación.

    ¿Quién era Machín de Rentería?

    Machín o Martín de Uranzu era su verdadero nombre. Fue un hombre de armas arquetípico de la época: de mucho valor y coraje, de quien el alcalde de Bugía escribiría en 1515:

    Martín de la Rentería sanó de unas heridas, y agora está en la cama con una lanzada. No lo merece por cierto; pero por ser tan esforzado como es, pónese en la delantera y a veces hállase no con mucha compañía.
    Por cierto, no hay que confundirlo con Machín de Munguía, quien fue otro valeroso soldado que nada tiene que ver con nuestro protagonista.

    Machín de Rentería se halló en 1515 en el asedio de la plaza de Bugía (en Argelia), ocupada por tropas españolas, por parte del corsario Barbarroja. Allí sobresalió Machín al acudir al socorro de la plaza cuando esta se encontraba en graves aprietos por los continuos y devastadores ataques de los moros.

    El valeroso vasco acudió con cinco naos que se hallaban en Argel y desembarcó a su gente, atacándo por el flanco a los sitiadores, clavando su artillería, al tiempo que les tomaba sus banderas y les causaba graves daños. Aquello dio tiempo a la llegada de víveres y refuerzos, lo que hizo que Barbarroja levantase el sitio.

    Dieciocho buques enemigos contra una nao

    En 1525 el emperador Carlos V tenía el problema de la insurrección de los moriscos en el reino de Valencia.

    A las tropas españolas que fueron a sofocar la rebelión, en número de 6.000, no les hacía mucha gracia tener que ir a pelear a casa. Los señores de aquellas tierras no querían hacer daño o expulsar del país a unas gentes que les pagaban las rentas, procurando que estos volviesen al trabajo mediante palabras amables.

    Sin embargo, el emperador resolvió el asunto mandando 4.000 soldados tudescos que ni les iba ni les venía aquel asunto, pasando a cuchillo a casi cinco mil de aquellos moriscos, acabando de aquella manera el asunto. Una masacre que no se olvidaría.

    Todo esto tuvo una consecuencia inmediata: un odio enfermizo de los corsarios y gente berberisca del norte de África que se tradujo con innumerables saqueos a la costa del levante español y sus embarcaciones. No olvidemos que mucha de aquella gente eran moriscos expulsados anteriormente y tanto ellos como sus descendientes se querían desquitar de alguna forma.

    Si a esto le añadimos que Machín de Rentería era conocido entre ellos por ser uno de sus principales enemigos, entenderemos su furia cuando divisaron su nao.

    Y es aquí donde comienza el episodio al que aludimos.

    Estando en dicha costa de levante, en mar encalmada, rodearon a la solitaria nao de nuestro protagonista dieciocho embarcaciones corsarias, entre las que había galeras, galeotas y fustas, todas ellas a remo y, por lo tanto, podían moverse a libertad en aquellas calmadas aguas, mientras que la nao, buque de alto bordo se veía limitada en sus movimientos por la falta de viento.

    Sin embargo, la nao era una embarcación más alta que la de sus oponentes, lo que les dificultaría un posible abordaje, además de tener más artillería.

    Los moros rodearon a la nao española y la bombardearon con los cañones de crujía, que estaban situados a proa de las embarcaciones y de manejo más engorroso que las piezas a bordo de los buques de vela.

    Pese a todo, los cañones moros eran muchos e hicieron una buena escabechina en la nao de Machín. Pero se conformaron con atacar desde lejos, porque no se atrevieron a abordar ya que quien se aproximaba recibía el castigo de la artillería superior de los españoles.

    Al anochecer, cuando empezó a soplar el viento, los 18 enemigos se retiraron, dejando la nao maltrecha, llena de muertos y muy maltratada, pero vencedora de un combate que nos recuerda, salvando las distancias, a la del Cabo Celidonia ocurrida muchos años después.

    Premios al vencedor

    Aquella gesta no pasó desapercibida a ojos del emperador, quien ya estaba satisfecho de Machín de Rentería por sus acciones anteriores.

    Estando en Barcelona le otorgó un escudo de armas, en el cual figuraba cinco galeras, siete galeotas, cinco fustas y un bergantín moros. La cédula tiene fecha de 6 de junio de 1529.

    También fue premiado el hijo de Machín, Juan Pérez de Uranzu (o de Rentería), que era capitán de mar como su padre. El motivo era haber rendido sobre Alicante a la nao francesa Perla, que era propiedad del barón de Saint Blancard, general de las galeras de Francia. Se le concedió por blasón una bandera con cruz blanca que era la insignia del tal Blancard.


    Fuente:


    • La marina de Castilla desde su origen y pugna con la de Inglaterra hasta la refundición en la Armada española. Cesáreo Fernández Duro. 1894.





    https://www.todoababor.es/historia/m...5cc3-174527169
    Última edición por Hyeronimus; 04/04/2017 a las 19:38

  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,792
    Post Thanks / Like

    Re: La nao de Machín de Rentería defendiéndose de 18 buques enemigos

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Me quedo con la duda. ¿Era Machín o Martín?




    Martín de Rentería, el marino español que venció a Barbarroja

    por José Carlos Mena | Nov 26, 2021






    Plaga de muerte y destrucción

    Piratas, corsarios, abordajes y barcos que entrechocan a muerte para lanzarse por el botín anhelado. Saqueos continuos y el terror de las poblaciones costeras ante el avistamiento de naves enemigas, funestas sombras de la muerte que amenazan la esperanza y ablanda el coraje. Valentía en alta mar para atajar el problema y marinos de raza que se enfrentan con el peligro latente. Un tiempo de navegar y luchar, de defender a la patria y vencer a toda costa.

    Y hubo un tiempo en que los piratas fueron temidos por el Imperio Español pues hacían de las suyas por el Mediterráneo, saqueando, asesinando y destruyendo todo lo que se ponía en su camino. Una plaga terrible que asoló la costa este de España, durante los siglos XVI y XVII. Rapidez y sorpresa, letal golpe de efecto que causaba pavor y miles de esclavos, sobre todo mujeres, que caían bajo las garras de aquellos corsarios berberiscos. Horda de feroces ladrones que, según las crónicas, llegaron a capturar más de un millón y medio de esclavos, que se dice pronto.

    No se sabía nunca de dónde salían, de dónde venían. Mención especial merece la República independiente de Salé, en la costa marroquí atlántica, configurada por moriscos expulsados de España y que tenían especial inquina. Refugios en Argel, Orán, Bujía… Rapiña y golpes de efecto de huestes profesionales para sembrar el caos y el espanto. Miles de embarcaciones cristianas sucumbieron ante aquella sombra alargada.
    Los hermanos Barbarroja

    El mar convertido en un infierno, la incertidumbre en el horizonte y la muerte por bandera. El mercado de esclavos musulmán se llenaban de nuevas adquisiciones, los hombres fuertes pasaba a engrosar las galeras como galeotes y el suicidio, ante el panorama desalentador y la perdida de toda esperanza, se contemplaba entre las opciones menos mala. Incluso media Europa, la bañada por el Mar Mediterráneo, estaba sumida en el terror más absoluto ante la impunidad de aquellos corsarios. Y los más famosos fueron los hermanos Barbarroja, llamados así por el color de su barba.

    Aruj, Ishak, Hizir e Ilya eran cuatro hermanos, naturales de la isla de Lesbos, que llevaron a cabo la piratería con crueldad y osadía. Se aliaron con los turcos y defendieron Argel del asedio de los españoles. No dudaban en atacar cualquier ciudad o pueblo bañado por el mar, apresar doncellas y mozos para los remos y apropiarse de todo lo conveniente. Los reyes debían hacer algo ante aquella amenaza.

    Surgieron valientes que se echaron a la mar para enfrentarse con el peligro más real. Y entre aquellos marinos ilustres, aguerridos y osados, que lucharon contra los temidos piratas, quiero destacar al vasco Machín de Rentería, también llamado Martín de Rentería. ¿Por qué? Pues porque se enfrentó bravamente contra Barbarroja, el malévolo pirata que tenía atemorizada toda la costa española.

    Martín de Rentería, un marino valiente

    Aruch Barbarroja, era el rey de Argel y no dudaba en acometer ataques y saqueos contra ciudades de la monarquía hispánica. En 1515, quemando sus naves como Hernán Cortés, sitió Bugía dispuesto a expulsar a los españoles de aquellas costas. Martín de Rentería, que se encontraba en Argel, no dudó en acudir en socorro de la ciudad, dispuesto y valiente, para enfrentarse con el peligro. Aquella acción sirvió para preparar la ayuda proveniente de Mallorca, Cerdeña y Valencia.

    Martín aleccionó a su gente de mar, bravos marinos dispuestos a pelear y les ordenó desembarcar con infantes de marina. Flanquearon la posición de los sitiadores, les provocaron grandes bajas, les sometieron a fuego intenso y llegaron a clavar toda la artillería enemiga que se iban encontrando a su paso. Todo aquel ímpetu de los hombres de Martín provocaron el desconcierto en aquellos piratas. Incluso la respuesta armada, el movimiento de desembarco y ataque, hizo que muriese el hermano de Aruch, Ishak. Ante aquel panorama, la coalición turca-berberisca, se retiró del asedio. Fue una victoria aclamada la obtenida por el valiente marino de Rentería.

    En otra ocasión, 1525, Martín se encontraba frente a las costas de Alicante cuando una gran flota berberisca, formada por 18 embarcaciones, entre galeras, galeotas y fustas, asoma por el horizonte. Dejaban tras de si un panorama de saqueo por el litoral levantino y ahora se encontraban frente a un escollo molesto. Sin dudarlo abrieron fuego sobre el barco de Martín, un cañoneo nutrido y duro que hizo que sufriera muchas bajas. Estaba siendo acosado. Pero Martín, aguantando el temporal de pólvora y plomo, no se arredró ante la situación, dio las órdenes oportunas, alentó a sus hombres y contestó con contundencia cada vez que se acercaba un barco enemigo. Una resistencia heroica y contumaz que sirvió para aguantar, para no sucumbir. Al anochecer, el viento empezó a soplar y permitió a Martín poner rumbo hacia la salvación. Aquella maniobra de resistencia, audacia y contraataque, se estudió en los ambientes navales de la época.

    Capitán General y Escudo de Arma

    Martín siguió combatiendo a la piratería pues confiaban en su buen hacer y preparación. Y Barbarroja siempre asomaba en el horizonte para torcer planes y sombrar el miedo. El 18 de diciembre de 1534, el Emperador le ordenó preparar, en la costa de Guipúzcoa y Vizcaya, una Armada de veinte zabras, de la que sería su Capitán principal. Aquella flota debería estar preparada y alerta para acudir con ellas, con la mayor presteza posible, a unirse con otra armada, para la defensa de la costa contra las incursiones de Hizir Barbarroja. (Ya Aruj Barbarroja, rey de Argel y con el que se había enfrentado, había fallecido).

    Martín de Rentería, un bravo marino, con experiencia, que luchó y venció a unos de los hermanos Barbarroja, que siguió enfrentándose al terror berberisco, que combatió a los corsarios y patrulló las costa levantina de España para evitar la amenaza. Un marino digno de mención y elogio al que, Carlos V, le concedió el título de general y el escudo de armas. Otro héroe más de nuestra gran historia, un marino de leyenda, un valiente de la mar, curtido en mil batallas.



    https://sonrisasenelcamino.es/martin...-a-barbarroja/




Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. España promoverá un estudio sobre sus buques hundidos en EE.UU.
    Por Hyeronimus en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 09/12/2015, 13:42
  2. Una Ley para salvar los buques de Estado históricos
    Por Hyeronimus en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 16/12/2013, 21:11
  3. Solidaridad Hispánica. Los buques de la A.R.A 25 de Mayo y Tucumán.
    Por txapius en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 08/02/2010, 20:14
  4. Buques de combate de la Armada
    Por Reke_Ride en el foro Cultura general
    Respuestas: 11
    Último mensaje: 08/04/2009, 00:38
  5. En el Ebro, sin enemigos
    Por Juan del Águila en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 25/09/2006, 23:11

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •