Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 7 de 7

Tema: Caso Urdangarín: ¿otra brecha en la omertà que protege a La Zarzuela?

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    20,824
    Post Thanks / Like

    Caso Urdangarín: ¿otra brecha en la omertà que protege a La Zarzuela?

    Madrid / Valencia / Palma de Mallorca, 11 noviembre 2011, festividad de San Martín de Tours, obispo y confesor, y San Menas, mártir. ¿Otra brecha en la omertà que desde hace décadas protege las actividades del entorno del Palacio de la Zarzuela? Parece inevitable el encausamiento de Iñaki Urdangarín Liebaert, yerno del Jefe de Estado constitucional, Juan Carlos; y a tenor de lo sabido, el encausamiento podría extenderse a la hija de Juan Carlos, Cristina. Era un secreto a voces que el marido de Cristina (de cómo y por qué en 1997 La Zarzuela forzó su matrimonio podría hablar el periodista José Oneto) no tenía más oficio ni beneficio que el balonmano; a pesar de lo cual se convirtió en empresario de ingresos millonarios. Actualmente reside en Washington D.C., amparado por una sinecura de Telefónica. Pero el juez instructor ha ido averiguando el origen de sus ingresos, que se añaden a los considerables que recibe del Estado. Citamos, sin que sirva de precedente, al diario zapaterista Público. Al fin y al cabo, La Zarzuela siempre prefirió al PSOE (la familia Urdangarín, también al PNV); aunque, como veremos, no le hacen ascos a los negocios con el PP. Ni que decir tiene que los títulos, tratamientos, nombres y apellidos de esta noticia los da Público, no FARO.

    Urdangarin cobró 1,5 de los 5 millones que Nóos logró de las arcas públicas
    El duque de Palma facturó a la entidad sin ánimo de lucro a través de sus sociedades Aizoon y Nóos Consultoría
    Alicia Gutiérrez

    Casi un tercio de los fondos públicos obtenidos por el Instituto Nóos del Govern balear y la Generalitat valenciana entre 2004 y 2006 terminó en manos de dos empresas consultoras en las que Iñaki Urdangarin participa como socio, aseguraron este jueves a Público fuentes de la investigación del caso Palma Arena tras los registros practicados en Barcelona. Las mismas fuentes traducen a cifras ese porcentaje: de los aproximadamente 5,3 millones que recibió el Instituto Nóos de las arcas públicas, entre 1,5 y dos millones fueron a parar a Aizoon SL, en la que el duque de Palma comparte propiedad con su esposa, Cristina de Borbón, y también a Nóos Consultoría Estratégica SL, de la que fue socio fundador y cuyo nombre coincide parcialmente con el de la entidad sin ánimo de lucro que él mismo presidió entre noviembre de 2004 y junio de 2006.

    A tenor del relato aportado por quienes investigan este caso de presunta malversación y falsedad, tanto Aizoon como Nóos Consultoría Estratégica facturaron por servicios prestados precisamente para la organización de los foros sobre turismo y deporte el Illes Baleares Forum y el Valencia Summit que, sin publicidad y a dedo, habían adjudicado al Instituto Nóos los ejecutivos de Camps y Matas por tres millones en el primer caso y por 2,3 en el segundo.

    En el auto por el que autorizó los registros practicados desde el lunes en Barcelona, el juez José Castro, instructor del caso Palma Arena, sostiene que Urdangarin y su sucesor al frente de Instituto Nóos, el imputado Diego Torres, "organizaron un entramado societario" para "apoderarse de los fondos" que captaba esta especie de ONG.

    Nóos Consultoría Estratégica SL y Aizoon SL encabezan el listado de las seis compañías investigadas por el magistrado como supuestas integrantes del citado conglomerado empresarial. Las facturas, mantiene el juez en su resolución, se inflaron, se falsearon o ni siquiera llegaron a aportarse. Aún dando por buenas las presentadas, "no cubren ni con mucho la justificación de lo recibido" en Illes Balears, agrega el magistrado.

    Los documentos incautados en Barcelona indican que Torres desvió fondos al paraíso fiscal de Belice a través de otra de las sociedades investigadas, De Goes Center Stakeholder Management SL.

    Público intentó este jueves sin éxito obtener la versión de Urdangarin, que reside en Washington, o de sus portavoces autorizados. Pero la Casa Real reiteró que no opina sobre el caso más allá de expresar su respeto al trabajo judicial.

    En julio, Diego Torres, gerente de Instituto Nóos bajo el mandato de Urdangarin y luego presidente de la asociación, declaró ante el juez Castro que tanto Aizoon como Nóos Consultoría Estratégica habían facturado servicios por trabajos para el Illes Balears Forum. Constituida en octubre de 2001, Nóos Consultoría tiene como administrador a Diego Torres. En su declaración de julio ante el juez Castro, Torres aseguró que esa empresa "facturaba al año al Instituto Nóos unos 80.000 euros". En ningún momento atribuyó su propiedad a Iñaki Urdangarin y sí la de Aizoon SL.

    También Aizoon, admitióTorres, cobró del Instituto Nóos. "El señor Urdangarin se lee en su declaración tampoco cobra por las funciones de gerencia [del Instituto Nóos], pero sí por los servicios prestados a través de la empresa de la que es administrador, llamada Aizoon, y en razón de los estudios, dirección de proyectos que realizara".

    Hasta hace no menos de dos años, la web oficial del jefe del Estado y su familia mencionaba en la biografía de Urdangarin su pertenencia a Nóos Consultoría Estratégica SL como "socio fundador". Y así lo remarcaron varios diarios de información general y deportiva cuando, en febrero de 2004, Urdangarin se incorporó al Comité Olímipico Español (COE). El dato ya no figura en la página.

    Tampoco hay ninguna alusión a Aizoon SL, cuyo objeto social prima hoy la consultoría, pero que nació como inmobiliaria en 2003, justo cuando Urdangarin se incorporó al Instituto Nóos como "administrador". Fuentes de la Casa Real alegaron que la ausencia de Nóos obedece a la decisión de eliminar lo concerniente a las actividades profesionales privadas de los miembros de la familia del rey. Y añadieron que Aizoon no aparece porque es "una patrimonial" de Urdangarin, su esposa y sus hijos. En cambio, la web de la Casa mantenía ayer intacta la referencia a su cargo como consejero de Telefónica Internacional. La infanta Cristina y su marido se benefician de los fondos públicos que el Estado destina al sostenimiento del rey y su familia. En 2011, la partida asciende a 8,43 millones.

    Barberá: todo "correcto"

    De la Generalitat, el Instituto Nóos logró en torno a 3,3 millones en el trienio 2004-2006, según las fuentes consultadas. La Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia le encomendaron en 2004 el montaje de una cumbre sobre turismo y deporte bautizada como Valencia Summit que se celebró tres años consecutivos. El Ejecutivo de Camps aportó al menos 1,35 millones aunque la cifra exacta no se conoce. Y el Consistorio de Rita Barberá, 1,3 millones, como confirmó ayer ella misma al tiempo que calificaba de "absolutamente correcta" la contratación de Nóos. Izquierda Unida (EUPV en el País Valencià) pedirá este viernes al equipo de Barberá el expediente completo de ese convenio.

    En 2006, la Generalitat hizo un segundo encargo a la asociación: impulsar la celebración en Valencia de unos Juegos Europeos que jamás llegaron a existir. Pese a ello, Nóos se embolsó algo más de 300.000 euros por ese concepto.

    En Balears, esa "especie de ONG" que el juez Castro describe como una tapadera para "evitar suspicacias por parte de terceros" organizó en 2004 y 2005 dos ediciones del llamado Illes Balears Forum. El primer año, Nóos cobró del Govern 1,2 millones por montar unas jornadas de tres días. El segundo convenio se firmó en septiembre de 2006, cuando Urdangarin ya no presidía la asociación. Y costó al erario público balear 1,1 millones. Total: 2,3 millones de euros.

    Según el diario El País, Nóos nunca dejó sin justificar en Balears un millón de euros. Torres llegó a argumentar en julio ante el juez que, al tratarse de un patrocinio, no había por qué aportar el desglose de gastos. Y según los informes de la Cámara de Cuentas valenciana, Nóos tampoco justificó el dinero desembolsado por la Generalitat para la Valencia Summit.

    Agencia FARO
    Última edición por Hyeronimus; 12/11/2011 a las 12:17

  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    20,824
    Post Thanks / Like

    Re: Caso Urdangarín: ¿otra brecha en la omertà que protege a La Zarzuela?

    Madrid, 21 diciembre 2011, festividad de Santo Tomás, apóstol. Los lectores habituales de FARO ya han tenido varias veces noticia de lo que va conociéndose de las actividades ilícitas (y presuntamente delictivas) de Iñaki Urdangarín Liebaert, yerno del jefe de estado constitucional, Juan Carlos, cuya trayectoria de enriquecimiento a toda costa parece seguir. Durante estas últimas semanas no han dejado de salir nuevos datos y detalles, que salpican a todos los partidos políticos del régimen juancarlista, pero muy especialmente al Partido Popular. En plena resaca del debate de investidura, ayer, del candidato del PP, Mariano Rajoy Brey como presidente del gobierno, publican hoy los medios que Francisco Camps (sostén de Rajoy y defendido por éste, en medio de sus escándalos de corrupción, hasta el último cartucho) presionó, desde el gobierno autonómico valenciano, a toda clase de empresas para que otorgasen contratos al Instituto Nóos (tapadera de sus presuntas actividades de enriquecimiento ilícito), presidido por Urdangarín, con su esposa (Cristina, hija de Juan Carlos) en la junta directiva, y cuyo tesorero era el asistente personal de ésta y de su hermana Elena.

    El sinfín de detalles miserables que adornan las actividades de Urdangarín, Cristina y Cía. ha obligado a La Zarzuela --que al principio intentó mantenerse al margen de un asunto que tanto amenaza a la omertà que protege a Juan Carlos y su entorno-- a adoptar algunos gestos de distanciamiento respecto del llamado "Duque de Palma"; y esto pocos días después de que la consorte oficial de Juan Carlos, Sofía, exhibiendo su habitual desprecio hacia lo que piensen los españoles, se hubiera desplazado desde su residencia londinense hasta Washington D.C. para dejarse ver en público con los Urdangarín.

    No es éste el único enlace de sus vástagos que pone en evidencia a Juan Carlos. También este mes, Letizia Ortiz Rocasolano, consorte oficial del hijo y presunto heredero del jefe del estado, Felipe, aprovechó un viaje a Chile para manifestarse a favor del aborto y del "matrimonio" aberrosexual. La que algunos llaman princesa pone así en evidencia no sólo al montaje que esos mismos llaman "casa real", sino también a los eclesiásticos cómplices en crear para ella una especie de postizo de cristianismo: singularmente al titular de la archidiócesis de Madrid, Antonio María, Cardenal Rouco Varela.

    ¿Verá el Año Nuevo, que ya se acerca, el fin de la impostura y de la usurpación?

    Agencia FARO



  3. #3
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    20,824
    Post Thanks / Like

    Re: Caso Urdangarín: ¿otra brecha en la omertà que protege a La Zarzuela?

    Madrid, 21 diciembre 2011, festividad de Santo Tomás, apóstol. Los lectores habituales de FARO ya han tenido varias veces noticia de lo que va conociéndose de las actividades ilícitas (y presuntamente delictivas) de Iñaki Urdangarín Liebaert, yerno del jefe de estado constitucional, Juan Carlos, cuya trayectoria de enriquecimiento a toda costa parece seguir. Durante estas últimas semanas no han dejado de salir nuevos datos y detalles, que salpican a todos los partidos políticos del régimen juancarlista, pero muy especialmente al Partido Popular. En plena resaca del debate de investidura, ayer, del candidato del PP, Mariano Rajoy Brey como presidente del gobierno, publican hoy los medios que Francisco Camps (sostén de Rajoy y defendido por éste, en medio de sus escándalos de corrupción, hasta el último cartucho) presionó, desde el gobierno autonómico valenciano, a toda clase de empresas para que otorgasen contratos al Instituto Nóos (tapadera de sus presuntas actividades de enriquecimiento ilícito), presidido por Urdangarín, con su esposa (Cristina, hija de Juan Carlos) en la junta directiva, y cuyo tesorero era el asistente personal de ésta y de su hermana Elena.

    El sinfín de detalles miserables que adornan las actividades de Urdangarín, Cristina y Cía. ha obligado a La Zarzuela --que al principio intentó mantenerse al margen de un asunto que tanto amenaza a la omertàque protege a Juan Carlos y su entorno-- a adoptar algunos gestos de distanciamiento respecto del llamado "Duque de Palma"; y esto pocos días después de que la consorte oficial de Juan Carlos, Sofía, exhibiendo su habitual desprecio hacia lo que piensen los españoles, se hubiera desplazado desde su residencia londinense hasta Washington D.C. para dejarse ver en público con los Urdangarín.No es éste el único enlace de sus vástagos que pone en evidencia a Juan Carlos. También este mes, Letizia Ortiz Rocasolano, consorte oficial del hijo y presunto heredero del jefe del estado, Felipe, aprovechó un viaje a Chile para manifestarse a favor del aborto y del "matrimonio" aberrosexual. La que algunos llaman princesa pone así en evidencia no sólo al montaje que esos mismos llaman "casa real", sino también a los eclesiásticos cómplices en crear para ella una especie de postizo de cristianismo: singularmente al titular de la archidiócesis de Madrid, Antonio María, Cardenal Rouco Varela.¿Verá el Año Nuevo, que ya se acerca, el fin de la impostura y de la usurpación?

    Agencia FARO



  4. #4
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Caso Urdangarín: ¿otra brecha en la omertà que protege a La Zarzuela?

    Diego Torres: "El jefe era Juan Carlos".


    los negocios del duque de palma »

    El exsocio de Urdangarin documenta la relación de la Casa del Rey con Nóos


    Diego Torres sostiene que “el jefe”, en alusión al Monarca, realizó alguna gestión

    En un correo, Urdangarin le dice a la princesa Corinna: "Como te ha dicho mi suegro"

    El exaliado del duque dice que le ofrecieron "dinero y trabajo" si asumía toda la culpa




    Andreu Manresa Palma de Mallorca 17 FEB 2013 - 00:03 CET


    Con una nueva remesa de correos electrónicos, el exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, sostuvo ayer ante el juez José Castro que la Casa del Rey supervisó la actividad del Instituto Nóos, que tuteló sus negocios y que tanto la infanta Cristina como el asesor de esta, Carlos García Revenga, tuvieron un papel de control en la institución desde sus puestos en la junta directiva. Incluso, Torres apuntó directamente al Rey, al que internamente se referían como “el jefe”, según dijo.

    Torres, imputado como su exsocio Urdangarin, por hasta ocho supuestos delitos de corrupción en el caso Nóos, declaró ayer en Palma ante el juez Castro y el fiscal Pedro Horrach, a lo largo de siete horas. Aseguró que los negocios que hizo el Instituto Nóos –por más de diez millones de euros— fueron lícitos, que los eventos se celebraron y que no existen facturas falsas. Y para subrayar la legalidad de las operaciones, insistió en que Nóos contó con el consentimiento y amparo de la Casa del Rey. Así, recalcó que su instituto nació con el impulso y participación de la infanta Cristina en su junta y destacó el papel de tutores de García Revenga —ya imputado— y del asesor del Rey, José Manuel Romero, el conde de Fontao, que será citado por el fiscal.

    Para asentar su autodefensa, Torres contraatacó aportando una nueva colección –la cuarta remesa— de más de 200 nuevos correos electrónicos privados de Urdangarin y más documentos que posee de la trama. Al contestar al juez, citó frases y hechos y entregó la correspondencia. Aludió a un correo donde se relata la supuesta gestión del Rey asegurando que había hallado un patrocinador privado para Nóos.

    En los emails consta, además, el interés del príncipe de Asturias por eventos deportivos que gestaban el duque y Torres. En la documentación presentada por el exsocio del yerno del Rey también se habla, repetidamente, de la princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga personal del monarca, que asistió a uno de los foros Valencia Summit, invitada por Nóos.
    En uno de los correos, la Casa del Rey señala al duque como candidato a figurar en la dirección de la fundación Laureus, en la que la aristócrata alemana es directora estratégica. En otro email, Urdangarin concreta: “Como te ha dicho mi suegro, te mando el currículo”. Además hace constar su número de cuenta corriente.

    El ex aliado del duque de Palma situó a la Infanta en un activo papel en el nacimiento de Nóos y hasta en la búsqueda de la sede física en Barcelona. Sin embargo, la fiscalía ve “difuminada” la posible responsabilidad de Cristina de Borbón después de que, al insistirle en el interrogatorio, Torres afirmara que ella no iba a la sede, que no hay cobros directos por su parte y que no realizaba gestiones. Por ello, no tiene previsto citarla a declarar.

    más información







    Torres desveló también que la defensa de Urdangarin quiso acallarlo, comprar su silencio y que él asumiera toda la responsabilidad para exculpar al duque. A cambio, se le pagaría su abogado y se le buscaría un trabajo en Suramérica para que no se preocupara de su vida futura. El abogado del duque, Mario Pascual, lo negó al salir del juzgado. Torres detalló que el encuentro sucedió en el despacho de su defensor, Manuel González Peeters.

    Urdangarin y su socio, directamente y a través de intermediarios, y con contactos oficiosos con la fiscalía, han tanteado una salida, pactada, al proceso penal para evitar acudir al juicio con una fuerte carga acusatoria y meses de escándalo público. Urdangarin y Torres debían reponer el dinero malversado más la multa (unos ochos millones) y asumir una petición de pena que no implicara el ingreso en prisión. A estas alturas, el pacto de conformidad no aseguraría el posible paso por la cárcel, una condena de menos de dos años.

    José Manuel Romero Moreno, conde de Fontao y asesor del Rey, hizo gestiones en 2006 por indicación de don Juan Carlos para que Urdangarin se apartara de Nóos, pero no le obligó a dejar sus negocios, contó Torres, porque solo les requirió que “cubrieran las apariencias”. El secretario de la Infanta, Carlos García Revenga, según la versión de Torres, garantizaba el aval de la Zarzuela a las gestiones de Nóos ante las administraciones. Y su relación con Urdangarin ha quedado plasmada en el envío que realizó el duque de una foto de ciclistas desnudas. Para el mismo destinatario firmó el polémico email del duque em-palma-do.

    En La Zarzuela, añadió Torres, Urdangarin y su socio —que viven en Barcelona— se reunieron con el que era presidente valenciano, Francisco Camps, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, para cerrar el Valencia Summit. Nóos captó 3,5 millones de euros públicos. Camps negó la cita en un comunicado. El duque de Palma también usó para sus negocios el palacio de Marivent en Mallorca, donde se reunió con el expresidente Jaume Matas. Urdangarin y Torres captaron 2,3 millones en convenios con Baleares. El juez les impuso una fianza civil de 8,1 millones, solidaria, para garantizar que, en caso de ser penados, puedan reponer el daño causado a las arcas públicas.

    Torres, en su larga declaración, fue más allá al descargar sobre Urdangarin el montaje de la red económica internacional de Nóos que, según la Fiscalía y Hacienda, sirvió para evadir impuestos. Recalcó que Urdangarin apuntó a esta red al extender su actividad con unos juegos panamericanos. Torres y su esposa Ana María Tejeiro –que también declaró ayer ante el juez—, tienen 960.000 euros bloqueados por el juez en Luxemburgo. Es una vieja herencia familiar y sus ahorros de toda la vida, según dijo Torres.

    Fuente: EL PAIS



  5. #5
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Caso Urdangarín: ¿otra brecha en la omertà que protege a La Zarzuela?

    Dejo un interesante editorial del periodista de investigación independiente Jesús Cacho. Por supuesto, donde se dice "Rey", "Monarquía" y "monárquico" póngase en su lugar "Usurpador", "República coronada" y "republicano-coronado".


    Un régimen acabado, necesitado de cristiana sepultura

    El próximo martes, 19 de marzo, el director del Centro Nacional de Inteligencia, general Félix Sanz, antiguo jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), comparecerá ante la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso para dar cuenta del intenso, demoledor para la institución monárquica, affaire Corinna zu Sayn-Wittgenstein.


    Nacional | 16-03-2013







    116 comentarios


    Anterior Siguiente

    Foto:gtres
    La princesa Corinna, en compañía de Urdangarin, el Rey y la Infanta Cristina.











    sobre el autor
    Jesús Cacho

    Últimas noticias del autor





    El próximo martes, 19 de marzo, el director del Centro Nacional de Inteligencia, general Félix Sanz, antiguo jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), comparecerá ante la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso para dar cuenta del intenso, demoledor para la institución monárquica, affaire Corinna zu Sayn-Wittgenstein, la “princesa” alemana que irrumpió con la fuerza de un torrente en el corazón cansado de un Rey ya muy baqueteado a la altura de 2004 por historias de cama, desde su ya lejano primer largo apareamiento conocido con la mallorquina Marta Gayá. A diferencia de tantas otras mujeres como han pasado por su vida, de las que hay memoria por retazos perdidos entre escoltas, personal de la Casa, amigos de francachela y encubridores varios, la historia de Corinna, de soltera Larsen, ha adquirido una dimensión nueva y muy peligrosa para el futuro de la Corona, una dimensión política erigida sobre las columnas del discurso que la propia “princesa” levantó en su entrevista en el semanario ¡HOLA!: “El trabajo que he realizado para el Gobierno español, cuando se me ha pedido, ha sido siempre delicado y confidencial. Son asuntos clasificados, situaciones puntuales que yo he ayudado a solucionar por el bien del país”.

    Las preguntas que, a borbotones, surgen después de escuchar una declaración de parte semejante ya fueron formuladas aquí el 3 de marzo. Interrogantes, en todo caso, inquietantes para la seguridad del Estado y alucinados para ese español medio que, de pronto, descubre la existencia de una moderna Mata Hari habilitada, comisión mediante, para hacer “trabajos” que, al parecer, no es capaz de llevar a cabo ni el Gobierno, ni sus embajadas en el exterior, ni sus servicios secretos. Abochornados por el lance, han sido varias las fuerzas que han pedido la presencia del general Sanz en las Cortes. Estamos ante un militar de alta graduación a quien el Gobierno Rajoy ha mantenido en el cargo por exigencia expresa del Monarca: con el escándalo Urdangarin y el escándalo Corinna, sexo y dinero, as usual, gravitando sobre su cabeza, el Rey necesitaba mantener al militar al frente de los servicios de inteligencia para poder seguir durmiendo tranquilo, como esta semana contó en estas páginas Federico Castaño.

    Ni PP ni PSOE pondrán en apuros al responsable del CNI. El acuerdo entre ambos partidos al respecto ha llegado al punto de expulsar de la comparecencia al Grupo Mixto, en el que se cobija un testigo particularmente incómodo: la Esquerra Republicana de Cataluña. Lo de Félix Sanz será, pues, un paseo militar, nunca mejor dicho, un garbeo distendido que superará con dos largas cambiadas a base de negar la evidencia. La evidencia, sin embargo, es abrumadora para el futuro de España. Los problemas personales del Rey –el pésimo ejemplo que desde el punto de vista de la moralidad pública ha expandido de arriba abajo por el cuerpo social español-, los escándalos del Rey, se han convertido en uno de los grandes problemas de España, si no el mayor, hasta el punto de resultar necesario retorcer el normal funcionamiento de las instituciones para disimular, modular, ocultar los chispazos que diariamente llegan hasta la ciudadanía desde las alturas de esa conducta impropia. La vivencia diaria de unos servicios de inteligencia obligados a ocupar buena parte de su tiempo y recursos en tapar los deslices del titular de la Corona (tal que la presencia de Corinna en el recinto de el Pardo, en la puerta trasera del palacio de la Zarzuela, durante los últimos 6 años) no hace sino confirmar esa idea de que el Monarca se ha convertido en parte del problema de España, causa –si bien no única- del desprestigio de sus instituciones y obstáculo que se yergue frente a ese proceso de regeneración democrática que demanda como inaplazable una mayoría de españoles demócratas.

    El sainete de la ex mujer de Kashogui

    Para tapar evidencias ha sido necesario montar un sainete periodístico según el cual la cobradora de la comisión devengada por la firma, por parte de un consorcio de empresas españolas, del contrato para la construcción del AVE entre las ciudades de Medina y La Meca no ha sido la mencionada Corinna, sino una bella empresaria iraní que pasaba por allí, una tal Shahpari Zanganeh, mujer casada en su día con el magnate Adnan Kashogui, experto en el tráfico de armas fabricadas en España desde su empresa Alkantara, en la que tuvo por socio al mismísimo INI. ¿Misterio aclarado y a otra cosa, mariposa? Pues no, señor, porque desde hace tiempo se sabe que la Zanganeh, una mujer a la que Juan Miguel Villar-Mir –mecenas del Rey desde hace años, papel en el que ha sustituido a Manuel Prado y Colón de Carvajal y, más recientemente, a Alberto Alcocer- emplea para engrasar sus negocios de la península arábiga, es socia desde siempre de nuestra afamada Corinna, de modo que aquellos 135 millones de comisión muy bien podrían haberse repartido en tres partes y no precisamente iguales, al decir de las fuentes.

    Va a ser difícil taparlo todo, enmascararlo todo, confundir a todos. Hay cosas especialmente graves, tal que las gestiones que sirvieron para desactivar un asunto tan espinoso como la violación de una modelo española ocurrida en Ibiza en la madrugada del 12 de agosto de 2008, en un camarote del yate de lujo Turama, alquilado por la familia real saudí y fondeado frente a las costas de la isla. Según la denuncia presentada en una comisaría ibicenca, el supuesto violador era el príncipe Al-Waleed bin Talal bin Abdul Aziz Al-Saud, un personaje habitual en la lista Forbes, quien habría amenazado con adjudicar el contrato del AVE antes citado a un consorcio francés en caso de resultar imputado. Don Juan Carlos felicitó al príncipe saudí una vez que la Audiencia Provincial de Baleares anunció el archivo de la causa. ¿Eran estos los asuntos “delicados y confidenciales” a los que aludía Corinna?

    El viernes conocimos el contenido de una nueva remesa de correos que el exsocio de Iñaki Urdangarin ha entregado al juzgado que investiga el caso Nóos. Las bombas que periódicamente van saliendo del arsenal de Diego Torres no solo hacen cada día más complicada la situación judicial del yerno del Rey y de su hija -¿cómo es posible que la señora de Torres esté imputada y no la de Urdangarin?-, sino la propia posición del Rey, cada vez más indefendible desde esa neutralidad impostada que pretende el establishment judicial, político y mediático. En esos correos, Iñaki le pide al Rey que haga “un par de gestiones” para atraer patrocinadores de marcas de lujo al Valencia Summit, uno de los eventos con los que el duque se lucró a costa del erario público. Esos patrocinadores “podrían venir si el Señor les anima a aceptar la invitación”, escribe el talonmanista en su correo a la Casa del Rey. ¿Por qué Iñaki se comporta de esa guisa? Porque es lo que ha visto hacer en casa de su suegro desde que puso pie en Palacio, razón por la cual “pasar el cepillo” le parece la cosa más natural del mundo. Una cuestión de costumbre.

    Las aventuras de Corinna como gestora de fondos

    Esta semana hemos tenido, por fin, cumplida información en este diario del Fondo de Infraestructuras Hispano-Saudí en el que 14 empresas españolas se embarcaron en 2007 con la idea de forrarse con los contratos que iban a llover en Arabia Saudí gracias a la fraternal amistad que une al Rey, patrocinador del Fondo, con la monarquía saudí, proyecto en el que la “entrañable amistad” se empleó a conciencia buscando dinero entre empresarios y family offices de la capital. La aventura acabó como el rosario de la aurora. Los empresarios que intentaron recuperar lo invertido recibieron del entonces secretario de Estado de Comercio, Pedro Mejía, la protesta de que poco podía hacerse porque “se trataba de un asunto muy delicado a nivel nacional”. El Fondo se liquidó el 12 de abril de 2010, después de que los paganos aceptaran un acuerdo por el que perdían la pasta entregada y se comprometían a pagar el 0,85% de las aportaciones totales comprometidas, a cambio de liquidar sus compromisos. Como fiduciario de la liquidación, un tal Energy & Infrastructure GP Limited, nacido en paraíso fiscal de “padres” desconocidos, tras el cual, no obstante, los afectados adivinan la mano de una “princesa”. La palmada fue de 21 millones de dólares.

    Como en toda tragedia con ribetes de farsa que se precie, también aquí hay espacio para el humor, negro en este caso. Esta semana supimos, en fin, que Alberto Alcocer ha puesto a la venta su lujoso helicóptero. El anuncio correspondiente anima a los potenciales compradores advirtiendo, sin cortarse un pelo, que el aparato “fue inaugurado por un Rey” (sic). La realidad es que no fue solo inaugurado, sino que sirvió para depositar más de una vez en Zarzuela a Arturo Fasana, un gestor de fondos suizo que en Credit Suisse Ginebra maneja la llamada “cuenta de los españoles”, por la que han desfilado unos 15.000 millones de euros de 54 clientes, todos de alto copete, entre ellos, naturalmente, Francisco Correa, epicentro de la trama Gürtel. Les ahorro la moralina, pero es evidente que una situación como la descrita no se sostiene. No hay país que pueda abordar su futuro lastrado con carga pesada. Va siendo hora de que los españoles demos cuerda nueva al reloj de la Historia.

    Fuente: VOZ POPULI

  6. #6
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Caso Urdangarín: ¿otra brecha en la omertà que protege a La Zarzuela?

    Una vez más, hágase los correspondientes cambios en este artículo de Voz Populi (donde se dice "Rey" póngase "Jefe del Estado Republicano", donde dice "Familia Real" póngase "familia del Jefe del Estado", donde dice "Infanta" póngase "hija del intruso", donde dice "Príncipe" póngase "hijo del usurpador", donde dice "Casa Real" póngase "Casa del Presidente de la República", etc...).

    Nunca se insistirá lo suficiente en el desprestigio que todos estos sujetos están arrojando sobre la auténtica Institución Monárquica (actualmente encarnada por Don Enrique de Borbón) y sobre la auténtica Familia Real (los que han permanecido y permanecen todavía fieles a Don Enrique de Borbón). A fin de cuentas no deja de ser una táctica más de los revolucionarios (los que encarnan y dirigen la Revolución en territorio español) para destruir aún más el sentimiento monárquico entre los españoles, proceso en el cual han querido participar encantados los sucesivos usurpadores de los que los revolucionarios se han servido para mantener la farsa de que los españoles seguíamos regidos por la Monarquía cuando en realidad lo estábamos por intrusos iguales en todo a Pepe Botella (las dos Maria Cristinas, la Isabelona, Amadeo de Saboya, los dos Alfonsos y el actual Juan Carlos) puestos ad hoc por los revolucionarios.

    Nunca se insistirá lo suficiente en que Juan Carlos y su familia no tienen nada que ver con la Institución Monárquica española. Son sólo piezas útiles al servicio de la Revolución para encarnar y encabezar el Régimen republicano que venimos padeciendo desde 1833 en esta última versión revolucionaria (con la constitución juancarlista de 1978) que actualmente venimos sufriendo los españoles.

    ----------------------------------------------------------------------------------------------------------

    En la Casa Real se opina que el proceso dificulta una hipotética abdicación del Rey
    La Casa Real entra en estado de 'shock' y descarga todas las culpas sobre Urdangarin

    Desconcierto y, sobre todo, ausencia de una estrategia definida para apechugar con el escándalo. Estos son los vientos que corren en la Casa Real, donde no se esperaba que el juez José Castro admitiera como hechos probatorios los correos electrónicos que han conducido a la imputación de la infanta Cristina.





    Foto:
    GTRES
    El rey Juan Carlos I, doña Sofía, las infantas Elena y Cristina e Iñaki Urdangarin, durante el desfile del Día de la Hispanidad.


    sobre el autor Federico Castaño

    Últimas noticias del autor



    Hasta hace escasos días, la actitud de algunos de los responsables de La Zarzuela frente al ‘caso Urdangarin’ rayaba casi la arrogancia. “¿La infanta Cristina imputada? Esto no está en nuestro guión, no se admitirán como hechos probatorios correos que no prueban, en realidad, nada…”. Al margen de las intrigas judiciales que rodean el caso, las mismas fuentes de la Casa Real adelantaban sin ningún tipo de escrúpulos a altos dirigentes de los dos grandes partidos su pronóstico sobre el final del proceso: “Tenemos asumido que lo único que se va a probar es un delito fiscal”. Por supuesto, solo contra el duque de Palma, sobre quien la reina Sofía, sobre todo, vierte en privado, con grandes dosis de vehemencia, todas las culpas del declive que soporta la Corona. De momento, la Fiscalía ha concluido que tanto éste como Diego Torres, su ex socio en el Instituto Nóos, pudieron haber cometido este tipo de delito en los ejercicios comprendidos entre 2004 y 2007, aunque solamente este último estaría sin prescribir. En todo caso, sobre Urdangarin pesan también las acusaciones de prevaricación, malversación, fraude, falsedad y blanqueo de capitales.

    Frente a las esperanzas y especulaciones de la Casa Real, el juez José Castro ha dado una patada en la mesa y, al imputar a la Infanta Cristina, ha introducido a la Casa Real en estado de 'shock' y ha roto buena parte de los esquemas sobre los que se sustentaba la relativa tranquilidad con la que desde Zarzuela se había trazado una línea roja sobre el Rey Juan Carlos y la infanta Cristina. Ahora, no se descarta nada, ni siquiera que ésta última renuncie a sus derechos sucesorios como el gesto más propicio para amortiguar los daños sufridos por la propia Institución.

    Hay desorientación en el equipo que asesora al Rey porque ya carece de una estrategia definida para encarar el escándalo ante una maquinaria judicial aparentemente decidida a demostrar su independencia que, en cualquier caso, se le ha ido de las manos debido a dos errores que se reconocen en la propia Casa Real. El primero, la incapacidad de pactar con Diego Torres para desactivar la colisión entre sus intereses y los del duque. Y el segundo, menospreciar el arrojo del juez Castro para imputar a la Infanta.

    Desde que Diego Torres fue citado como imputado a mediados de 2011 hasta que en febrero pasado sus disparos apuntaron directamente al Rey y a la Infanta Cristina, hubo, según las mismas fuentes, un intento de mediación que se ha visto frustrado por la táctica empleada por Urdangarin y su abogado para librarse de la cárcel. El marido de la infanta ha basado buena parte de su defensa en señalar a su exsocio como cerebro de la trama societaria que alimentó de dinero público al Instituto Nóos y, al final, Torres ha terminado por lanzar las “bombas atómicas” contra La Zarzuela con las que venía amenazando desde hacía tiempo, interpretan las mismas fuentes.

    Después de lo ocurrido con la infanta Cristina, dentro de la Casa Real se opina que si alguna vez hubiera pasado por la cabeza de don Juan Carlos la idea de abdicar y ceder en vida el trono al Príncipe Felipe, ahora las salidas para hacerlo se han obturado. “Dar este paso significaría para el Príncipe comenzar su reinado salpicado por los escándalos y heredar a lo grande el desprestigio de la Corona, mientras que si la sucesión se produce por muerte natural, podría dar mejor la sensación de que parte el recorrido desde cero”, se ha trasladado desde la Casa Real a los dos principales partidos.

    Fuente: VOZ POPULI

  7. #7
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Re: Caso Urdangarín: ¿otra brecha en la omertà que protege a La Zarzuela?

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Téngase en cuenta como simpre, al leer el artículo, la incorrecta terminología usada en algunas partes del mismo: Juan Carlos I, en lugar de Juan Carlos "I"; Rey Juan Carlos, en lugar de Usurpador o Intruso Juan Carlos; Familia borbónica, en lugar de Familia Puigmoltesa; Restauración borbónica, en lugar de Instauración usurpadora; y similares.

    --------------------------------------------------------------------



    El Rey, Rajoy y los secretos de la “operación tijera”

    Sostiene un conocido lobista madrileño, antaño asiduo visitante del despacho de Luis Bárcenas en la calle Génova, que el asunto que nos ocupa, “en un país serio”, se hubiera resuelto con la aparición del susodicho muerto por ahogamiento en su cama, con una almohada sobre la cara, o bien enviando a Oslo a un hombre de toda confianza con plenos poderes para reunirse en secreto con el prenda y negociar con él un acuerdo cerrado y sellado.


    Nacional | 04:00

    67 comentarios


    Foto:Gtres
    El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto al Rey en un acto en Mallorca






    sobre el autor Jesús Cacho

    Últimas noticias del autor



    Sostiene un conocido lobista madrileño, antaño asiduo visitante del despacho de Luis Bárcenas en la calle Génova, que el asunto que nos ocupa, “en un país serio”, se hubiera resuelto con la aparición del susodicho muerto por ahogamiento en su cama, con una almohada sobre la cara –se admite la variante aterrorizada del que despierta bañado en la sangre que desprende la cabeza del caballo que alguien le ha colocado en plena noche entre las nalgas-, o bien enviando a Oslo a un hombre de toda confianza con plenos poderes para reunirse en secreto con el prenda y negociar con él un acuerdo cerrado y sellado. Y aquí paz y después gloria. El gran Mariano, prototipo de gestor acostumbrado a procrastinar lo divino y lo humano, ha dejado pudrir la situación hasta que el asunto se le ha ido de las manos. Con el PP convertido en un manojo de nervios, en Génova campea el desconcierto mientras en Moncloa simplemente no saben qué hacer. El partido, dominado por el pánico, ha sido esta semana un sálvese quien pueda. Y ello cuando la “bomba Bárcenas” no ha terminado aún de explotar.

    Como cualquier grupo humano zarandeado por un peligro susceptible de poner en riesgo el modus vivendi de sus miembros, en Moncloa y aledaños ha sonado la corneta llamando al cierre de filas. Que no se mueva nadie. Y una misma lección para todos: “se trata de la conspiración urdida por un periodista que siempre quiso hundir a Mariano porque se negó a darle bolilla, y que se ha prestado a hacer de altavoz de un delincuente como Bárcenas. Debe ser la Justicia quien aclare lo ocurrido; nuestra voluntad de colaborar con ella quedó demostrada cuando la Fiscalía –ojo al ínclito Gallardón- pidió prisión incondicional para el menda. Que hablen, pues, los tribunales. ¿Los sobresueldos? En última instancia es su palabra contra la nuestra, y la acusación de que Mariano los cobró siendo ministro es inconcebible. Lo lamentable es que haya tanta gente, tantos partidos, tantos medios, dispuestos a dar pábulo a un chorizo cuya pretensión última es desestabilizar a Rajoy”. Encastillados y en posición de defensa indignada.

    En Génova ven fantasmas y conspiraciones por doquier. Carlos Floriano ha llegado a hablar de “causa general contra el Partido Popular”. Lo mismo, con escasos matices, ha venido a decir el PSOE para defenderse de su implicación en el escándalo de los ERE andaluces. El enemigo del PP es el juez Ruz; la enemiga del PSOE es la juez Alaya. Curioso paralelismo, escandaloso emparejamiento en la desgracia de los dos grandes partidos hispanos, hermanos siameses en la corrupción y en su radical incapacidad para regenerarse ellos mismos, primero, y alentar una regeneración de nuestra democracia, después. Es más que probable que el asunto de los sobresueldos quede judicialmente en nada, entre otras cosas porque el eventual delito fiscal habría prescrito. Cosa muy distinta es la responsabilidad política inherente al hecho, todavía por demostrar, de que el actual presidente del Gobierno haya podido cobrar sobresueldos en su condición de antiguo ministro de Aznar, vulnerando la Ley 12/1995 sobre Incompatibilidades de los Miembros del Gobierno. Si ello fuera así, es obvio que, desde un punto de vista estrictamente político, la posición de Mariano Rajoy como presidente del Ejecutivo sería insostenible y tendría que dimitir, aun asumiendo el coste que en términos de estabilidad política y económica podría suponer para el país una movida de semejante calado en semejante momento.

    La estrategia del presidente y su equipo parece clara: atrincherarse en la mayoría absoluta –el auténtico rompeolas de este Gobierno- y darle hilo a la cometa. Poner sordina al escándalo y dejar pasar el tiempo. A las puertas de las vacaciones de verano, el Ejecutivo celebrará su último consejo de ministros el viernes 2 de agosto, antesala de plácidos atardeceres en Doñana. Y septiembre podría venir cargado de promesas de tiempos nuevos: una buena temporada turística; los primeros síntomas de recuperación económica, y tal vez incluso la concesión a Madrid de los JJOO de 2020 (manifestación de la insensatez y la corrupción de una oligarquía que, con el país cayéndose a pedazos, sigue pensando en fiestas y festejos que inevitablemente se traducirán en más deuda pública).

    El final de la segunda restauración borbónica

    Incapaz de asumir responsabilidades, pedir perdón y proponer un gran movimiento de regeneración moral de la vida pública, el PP se aferra a los dos años y pico que quedan de legislatura. Estamos en el final del viaje en el que a la muerte de Franco se embarcaron los dos grandes partidos mayoritarios, y la propia Corona como guinda del pastel. Es la descomposición de un Régimen. El final de la segunda Restauración borbónica. Las maniobras palaciegas contra Maura y el asesinato de Canalejas en 1912 dieron el golpe definitivo al sistema de partidos creado por Cánovas y Sagasta, uno de cuyos pilares era la unidad de conservadores y liberales en torno a sus líderes. Con ello se rompía el que quizá era eje fundamental de la Restauración: el mecanismo de alternancia en el poder. Los partidos dinásticos se fragmentaron en facciones, llegándose así a lo que Fernández Almagro definió como la “disolución de los partidos históricos”.

    Algunos están queriendo ver algo más que un curioso paralelismo con lo que, 100 años después, ocurre en España a cuenta de la desafección política que millones de ciudadanos muestran hacia los dos grandes partidos que soportaron la Restauración juancarlista, fenómeno que las encuestas empiezan a mostrar de forma diáfana y que va más allá de la crisis del bipartidismo. Un reciente estudio efectuado por la Universidad Abierta de Cataluña sobre los barómetros electorales que publica el CIS, sostiene que “por cada cinco votos que pierde el bipartidismo, dos van al resto de partidos, mientras que los otros tres se instalan en la desafección”. El informe aclara que “no es desafección política, sino institucional. Mientras los parlamentos se vacían de votos, las calles, plataformas ciudadanas y centros cívicos se llenan de gente deseosa de hacer oír su voz”.

    Como señaló Pavón, a la liquidación de la Restauración –cuyo golpe definitivo se produjo en 1917 con la revolución rusa- contribuyó decisivamente la crisis económica, con una inflación galopante y un deterioro del orden público que en 1921 culminaría con el asesinato de Dato. La España de Alfonso XIII perdió el rumbo en 1909, se hundió en 1912 y derivó hacia el caos en 1917, para terminar en el desastre de Annual. El recurso a los Gobiernos de concentración –que, en frase de Comellas, “fueron una medida de urgencia, no un sistema que en realidad ya no existía”- no fue sino el reconocimiento de que el régimen constitucional, articulado alrededor de un Gobierno y una oposición convertida en alternativa de poder, había dejado de existir. En este clima se fraguó el golpe de Primo de Rivera, que terminaría llevándose por delante la Monarquía. Es evidente que las diferencias entre la España de hoy y la de hace 100 años son abismales, y que es muy arriesgado establecer comparaciones y más aún extraer conclusiones, pero parece obvio que la España rica del XXI víctima del cáncer de la corrupción, la España asediada por la conjunción de esa doble y brutal crisis política y económica, se encuentra de nuevo ante una de esas encrucijadas históricas susceptibles de marcar la deriva de los próximos 50 años de convivencia entre españoles.

    “Bueno, Luisito, que aún no me han recalificado el puto cine”

    No es arriesgado afirmar que, a pesar del sufrimiento causado, España logrará salir de la crisis económica con más o menos tiempo y esfuerzo; superar la crisis política, en cambio, parece mucho más difícil, casi insuperable hoy para un país necesitado de unos liderazgos de los que carece. La corrupción se ha convertido en una rémora no ya para el desarrollo de una economía competitiva en el marco de un mercado libre, sino para la viabilidad de la democracia. Oído no hace mucho en el reservado del restaurante Lavinia, calle Ortega y Gasset de Madrid, a un empresario del norte: “Bueno, Luisito [Bárcenas], a ver cuándo me arreglas lo mío, joder, que te he dado 50.000 corticoles y no me han recalificado todavía el puto cine…”. Y esta misma semana, a un alto cargo del PP: “Sí, es verdad que Lapuerta, siempre tan amable a diferencia de Bárcenas, te llamaba después [de cobrar el sobresueldo], oye, Fulano, que tienes que recibir a Mengano, de tal o cual empresa… Y todos entendíamos que Mengano se había mostrado generoso con el partido y había que tratarlo bien”. Una cosa parece clara: o se acaba con la corrupción, o la corrupción acaba con la economía y con la propia democracia.

    Por desgracia y parodiando el evangelio de Mateo, es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que la alianza entre la clase política dominante y la elite financiera que apacienta al Rey Juan Carlos consienta en la apertura de ese proceso constituyente que debería marcar el principio de una regeneración radical de nuestro marco de convivencia. Alertó de ello Federico Castaño el martes en vozpopuli:El PSOE se malicia un pacto de Rubalcaba con Rajoy para poner sordina al ‘caso Bárcenas’ y al escándalo de los ERE”. Cuentan en la Cuesta de las Perdices que el acuerdo a tres bandas –PP, PSOE y Zarzuela- está en marcha y ya tiene nombre: “Operación Tijera”. Se trata de rebajar hasta una dimensión controlable el tamaño de tres escándalos cada uno de los cuales, por sí solo, podría llevarse por delante un Régimen: el caso Bárcenas, el asunto de los ERE andaluces, y la pesadilla del yernísimo Iñaki Urdangarin. Para cada uno de ellos se estaría en el diseño de soluciones a la carta, que incluirían en algún caso cómodas estancias en prisión con salida y dinerito garantizado. Cuentan que la labor de Gómez de Liaño consistiría en reconducir a su cliente por la vereda de ese apaño, con alguna que otra ayuda mediática (“un buen periodista es aquel que sabe distinguir el grano de la paja; publica la paja y negocia con el grano”).

    El PP se lo juega todo, incluso la eventualidad de una escisión, a esa carta. En cuanto al PSOE, aseguran que ese acuerdo tripartito es defendido por la columna vertebral del socialismo –Felipe González, Rodríguez Zapatero y Rubalcaba-, interesada en “no hacernos daño inútilmente con la derecha, si queremos impedir il sorpasso de IU”. Nadie tan interesado, quizá como el propio Rey de España, que estos días, y aparentemente ajeno al desastre Bárcenas, prepara con ahínco un más que sorprendente viaje de Estado a Marruecos, país al que alguna vez ha aludido en privado como idóneo lugar de retiro en caso de eventual abdicación, para el que ha movilizado a las fuerzas vivas –y casi muertas ya- del Régimen. En Rabat reside el antaño famoso príncipe Tchokotua, íntimo del Monarca e intermediario en la venta de armas españolas al norte de África. Y en Rabat habita, naturalmente, el Rey Mohamed VI, con quien Juan Carlos I pasará en discreta privacidad dos de los cuatro días de su estancia en el país vecino. Viaje sin sentido, a contracorriente de los acontecimientos, plagado de incógnitas. ¿Tiene algún futuro este Régimen?

    Fuente: VOZ POPULI

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El caso de Quebec
    Por Defensor_fidei en el foro Resto del mundo
    Respuestas: 11
    Último mensaje: 06/07/2019, 15:35
  2. La Peste Negra puede explicar una mutación que protege del VIH
    Por Juan del Águila en el foro Ciencia
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 31/01/2009, 20:15
  3. Otra vez Gallardon,otra vez el PP
    Por Tradición. en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 02/01/2007, 17:12
  4. La Zarzuela. Género español.
    Por Villores en el foro Geografía y Etnografía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 05/11/2006, 00:01
  5. Otra vez eta, otra vez la vispera de la elecciones.
    Por Sant Marti en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 18/06/2005, 23:51

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •