Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 10 de 10
Honores16Víctor
  • 2 Mensaje de donjaime
  • 1 Mensaje de ALACRAN
  • 2 Mensaje de ALACRAN
  • 3 Mensaje de DOBLE AGUILA
  • 2 Mensaje de DOBLE AGUILA
  • 3 Mensaje de ALACRAN
  • 2 Mensaje de DOBLE AGUILA
  • 1 Mensaje de ALACRAN

Tema: Crónica de la destrucción y situación actual de nuestras Fuerzas Armadas (FAS)

  1. #1
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Crónica de la destrucción y situación actual de nuestras Fuerzas Armadas (FAS)

    La Anulación de Nuestras Fuerzas Armadas (FAS).



    INTRODUCCIÓN.
    El trabajo siguiente no es una apreciación personal de experiencias vividas directamente o de una selección escueta de la lectura de miles de páginas escritas sobre el tema, más bien es el resultado de un estudio específico desarrollados por profesionales cualificados de la milicia en la que son reconocidos especialistas.

    Es fácil apreciar como nuestras FAS han ido cambiando, de forma acelerada y constantes durante los últimos años. Y no, no son simples adaptaciones a las nuevas realidades y circunstancias para mantener y mejorar su eficacia y funcionamiento son EVIDENTES y DOLOROSAS MUTACIONES, internas y externas, que las privan de conciencia, voluntad y CAPACIDAD de actuar como tales.

    Podríamos haber usado, sin extralimitarnos, términos como destrucción, demolición, aniquiliación, liquidación, desmantelamiento …. para calificar la OBRA realizada sobre la Institución Militar.
    Pese al intento de vaciamiento la milicia sigue existiendo formalmente tal como subsisten organismos y unidades armadas, constituidas por oficiales, suboficiales y soldados españoles de acreditado prestigio, entre los que cabe incluir a hombres y mujeres que, sin vestir el uniforme, proclaman con orgullo y entusiasmo su espíritu nacional y castrense.

    Hay que destacar el hecho significativo de que los cambios de las FAS son análogos a los sufridos por el resto de la sociedad, siguiendo ambos procesos paralelos e interrelacionado.

    La mutación militar instigada y dirigida por elementos minoritarios aunque influyentes, con gran poder político, se ha llevado de forma más subrepticia y clandestina, si cabe, y por ende, menos conocida.

    La única intención del trabajo es clarificar a los españoles en general y a los compañeros de vocación y profesión castrense, especialmente a los más jóvenes, lo acontecido realmente en el proceso de SUBVERSIÓN, IMPUESTO y ACEPTADO por las FAS.
    Queremos DENUNCIAR la labor destructiva llevada a cabo contra las FAS. Como toda denuncia es desagradable de formular, especialmente por quien tiene vocación y ama más que a su vida a las FAS, pero para solucionar un problema el primer paso es conocerlo y la lealtad a España y a sus FAS obliga a romper el silencio en una época en que impera un SILENCIO SEPULCRAL entre quienes deberían hablar ante la algarabía generalizada de ignorante y malintencionados.

    También queremos reconocer la persistencia de magníficas unidades, mandos sobresalientes y extraordinarios soldados que tienen más mérito aún, al tener que enfrentar y sobreponerse a la falta de apoyo, incomprensión, carencia de medios adecuados y hasta de motivaciones patrióticas.
    El contraste de su actitud y conducta ejemplar en un entorno hostil hace más destacable y exitosa su labor, no apreciada ni reconocida, silenciada, en la mayoría de los casos y normalmente MANIPULADA.
    A todos ellos mi reconocimiento, admiración, gratitud y homenaje.



    RAZÓN DE SER DE LOS EJÉRCITOS.
    La principal misión de las FAS es la DEFENSA MILITAR de España y contribuir a su seguridad.

    Algo tan sencillo implica, para las FAS y la comunidad política unas exigencias elementales, como:
    - conocimiento y asimilación de la idea de ESPAÑA (geografía, historia, proyección). Es imposible ofrecer la propia vida en defensa de algo que no se aprecia y ama. Pero para apreciar y amnar es imprescindible CONOCER lo que va a defenderse.
    - conocimiento y asimilaición de conceptos como: DEFENSA, MILICIA, SEGURIDAD.
    - Identificación y VOLUNTAD de preservar los principios constitutivos nacionales.
    - presencia y participación de los Ejércitos en la actividad nacional e internacional sobre su MISIÓN sin descender a las diferencias y luchas partidistas en asuntos que pueden desviar su papel institucional.
    - adecuada y continua PREPARACIÓN para desempeñar su cometido.
    - PREVENCIÓN permanente de riesgos y conflictos.
    - cierto grado de autonomía militar y representación institucional, imprescindibles para cumplir sus fines.
    - cooperación e influjo político social mutuos y cotidianos con el resto de instituciones nacionales.

    En resumen, la aportación de las FAS al bien común de la Nación estriba en su característica esencial: la disposición y certeza del empleo contundente y decisivo de la fuerza en caso necesario.

    De no cumplirse estas exigencias básicas la existencia formal de unas FAS nacionales carece de fundamento, o convierte a los Ejércitos en un INSTRUMENTO del poder al servicio del grupo gobernante o intereses internacionales ajenos … que es lo que ocurre actualmente.

    La razón de ser de las FAS se refleja en la MISIÓN encomendada a las FAS en las distintas redacciones constitucionales, sin que haya variaciones sustanciales entre los diferentes textos históricos.

    La versión actual, Título preliminar, art. 8.1., dice, textualmente: “las FAS, constituidas en los Ejércitos de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tiene como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”.

    Al responsabilizar a las FAS de asuntos tan fundamentales para la existencia de la Nación española hay que DESVINCULARLAS de las contingencias de las políticas que pongan en peligro el cumplimiento de sus obligaciones esenciales.

    Esta MISIÓN de carácter general tiene varias características inherentes a su trascendencia para la Nación española:
    1.- Permanencia.
    2.- Extensión y Profundidad, compromenten a las FAS, a la sociedad y al Estado.
    3.- Capacidad, exige la dotación de medios humanos y materiales suficientes.
    4.- Convicción absoluta de su carácter esencial para la Nación.
    5.- Efectividad de ejecutarla.
    6.- Eficiencia, asegurando su cumplimiento con el menor coste y desgaste posible.

    Como cualquier misión general, la encomendada a nuestras FAS, debe adapatarse a las circunstancias (tiempo, espacios, medios, enemigos, amenazas o riesgos existentes, ambiente, etc.).
    El desglose en diferentes misiones operacionales según la variabilidad de dichas circunstancias se enmarca por unas bases fijas (territorio nacional y pueblo español) y la exigencia de que se haga en beneficio INEXCUSABLE de la misión general.

    La importancia de su misión, la eficacia en el momento de su cumplimiento y las EXIGENCIAS (entrega de la propia vida) justifican la existencia de un FUERO JURÍDICO diferente para los Ejércitos lo que implica para sus miembros un AUMENTO de sus OBLIGACIONES y una LIMITACIÓN de sus DERECHOS Y LIBERTADES, asumidos voluntariamente por los soldados vocacionales, conscientes de la trascendencia de sus cometidos. Fuera de estas situaciones no tienen sentido ni explicación aceptable la imposición de obligaciones añadidas ni restricciones discriminatorias.

    La disposición, compromiso, integridad y fortaleza anímica de los compenentes armados ha sido y es un factor clave para la EXISTENCIA, equilibrio, pujanza y PESO INTERNACIONAL de cualquier comunidad o nación.

    Así la razón de ser de los Ejércitos (características y exigencias especiales) ha generado y modelado un peculiar MODO DE SER, definido por unos VALORES, PRINCIPIOS, IDEALES, ESPÍRITU y ESTILO DE VIDA acordes con las demandas de su misión.
    Este modo de ser es totalmente compatible y beneficioso para el resto de la sociedad estableciendo unas referencias y estímulos positivos, dadas las mayores exigencias y trabajo en común para el conjunto nacional.

    La VALORACIÓN política y social de las FAS se traduce y DEMUESTRA en el reconocimiento teórico de su misión, importancia, sacrificio de sus integrantes, sino, además y necesariamente en:
    · fomento colectivo de la conciencia de unidad, defensa y seguridad mediante el apoyo y participación de todos los españoles en las tareas propias de las FAS.
    · reconocimiento de un status legal suficiente para asegurar el eficaz funcionamiento de la Institución acorde con sus particularidades.
    · dotación presupuestaria indispensable para satisfacer las exigencias de equipo y material, así como la preparación, instrucción y adiestramiento del personal y las unidades.
    · participación, mayor o menor, en las decisiones políticas con repercusiones en asuntos de la unidad, integridad, independencia, soberanía, seguridad y defensa nacional.

    La ausencia o debilidad en alguno o varios de los factores anteriores pone en entredicho:
    a) la permanencia nacional.
    b) la acreditada y reconocida soberanía.
    c) independencia ante intereses ajenos.
    d) integridad territorial.
    e) confianza en el ordenamiento constitucional.

    Y recordar que los EJÉRCITOS NACIONALES no pueden ser, por definición, ni monárquicos, ni republicanos, ni revolucionarios, ni franquistas, ni democráticos, ni liberales, ni conservadores, ni populares, ni internacioanles, ni humanitarios … sino única y exclusivamente ESPAÑOLES, en caso contrario sobraría cualquier invocación a la Historia a los caídos, símbolos (Bandera, Himno y Escudo, Lema: Todo por la Patria).


    EL EJÉRCITO “POPULAR” DE LA REPÚBLICA.
    EL Gobierno Frentepopulista, ante el Alzamiento cívico-militar del 18 de julio de 1936, reacciona ARMANDO LAS MILICAS de los PARTIDOS POLÍTICOS de IZQUIERDAS, al mismo tiempo que DISUELVE EL EJÉRCITO.
    Así se culmina la DESTRUCCIÓN de la II República española que el Gobierno dice pretender defender, pues mantiene de hecho y derecho una simple ficción propagandística,

    Ante la realidad de la guerra, dicho gobierno NO reconoce legalmente la situación hasta el 23 de enero de 1939, y se ve forzado ante la ineficacia de las “milicias armadas” a organizar un Ejército de nuevo cuño que en puridad debe denominarse Ejército del Frente Popular, por su carácter claramente faccioso y revolucionario, creado a imagen y semejanza del soviético y controlado por el Partido Comunista, es decir, la extranjera Komintern.

    El establecimiento del Comisariado Político y del SIM (Servicio Información Militar), ambos DESLIGADOS de la jerarquía y competencia exclusiva militar es la prueba de su politización y partidismo, en consecuencia del término con que ellos mismos se autodenomiaron “ROJO” adoptando la estrella roja de cinco puntas y el saludo puño en alto que mostraban sus auténticas raíces aunque oficialemente se denominara “Popular” o “Republicano”.

    Los propios enfrentamientos internos dentro de este Ejército, incluyendo el uso de las armas contra ellos mismos por razones IDEOLÓGICAS y diferencias de planteamiento constituyeron una de las causas de su derrota final.

    Aunque nominalmente integrados en el “Ejército Popular” las milicias armadas de los distintos grupos políticos mantenían su autonomía, organización y dependencia PARTIDISTA, ignorando frecuentemente las órdenes castrenses recibidas.


    El resultado real es que NO se combate por la nación, ni por un régimen democrático ni republicano, que entre todos habían arrasado, se lucha por IMPONER HETEROGÉNEAS REVOLUCIONES, incluso de contenidos contrapuestos (comunistas, socialistas, sindicalistas, anarquistas, trotskistas).

    Sucesos como los de Barcelona (mayor 1937), o la sádica exterminación del POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista, por no acatar las órdenes de Moscú) muestran la sangrienta disputa por el poder en el denominado bando republicano.
    A ello hay que sumar las grietas territoriales, los vascongados quisieron hacer la guerra por su cuenta, facilitando su derrota, igual le ocurrió al aislado núcleo del norte cuando los mandos de Asturias se constituyeron como poder soberano, marcando sus diferencias con el poder central.

    Cataluña, única región que contaba con poder político autónomo tuvo que ceder su escasa capacidad militar para “controlar” a los anarquistas que dominaron la situación el primer año de guerra.
    Por si fuera poco, las grandes unidades de entidad del Ejército organizadas, actuaban o no, por su cuenta, desatendiendo el interés conjunto y las órdenes recibidas. En esta insolidaridad destacó el Ejército del Centro la unidad más grande y poderosa que decía “defender” la República. A mayores la innoble retirada del Gobierno a Valencia, alejándose de la línea de frente contribuyó a centrifugar el mando.

    Fue la acentuada y permanente lucha intestina así como la inequívoca voluntad del Partido Comunista, títere de Moscú, de controla el Ejército Popular lo que se refleja en las memorias de muchos de sus protagonistas: Jesús Hernández, Manuel Tagüeña, El Campesino, Enrique Castro Delgado, José del Barrio, etc. etc.

    Estremece comprobar como el odio hacia otros grupos que combatían, teóricamente, en el mismo bando, era similar o superior al que sentían por los adversarios nacionales.

    Tras la caída de Cataluña y el desvanecimiento de cualquier posibilidad de contener al Ejército Nacional, se produce el levantamiento en la zona roja del coronel Casado, apoyado por una facción socialista y los anarquistas, contra la imposición comunista manifestando, una vez más, los repetidos, crueles y sangrientos enfrentamientos y depuraciones domésticas del denominado Ejército Popular.

    La rendición incondicional militar no es acompañada por la voluntad de dejar la lucha violenta. Los cuadros militares y políticos huyen al exterior abandonando al resto de los combatientes y con la intención de mantener la resistencia armada al amparo de acontecimientos internacionales, para ello, sin escrúpulos se apoyan en el expolio de las riquezas nacionales, económicas, artísticas, etc.
    Bajo la dirección del Partido Comunista se organiza, la guerrilla y el BANDOLERISMO autodenominado “maquis” actuando con más intensidad entre 1943-1952.

    Hoy no nos sorprende que los crédulos de “memorias históricas” callen que estos activistas del RENCOR y el ODIO REVANCHISTA nunca mencionen el más del millar de víctimas de los “luchadores por la libertad” y antecesores inmediatos de los terroristas de ETA.

    Recordemos, como ejemplo, que entre los cientos de asesinatos, atracos y secuestros, el salvaje atentado contra el tren expreso Barcelona-Madrid (12 febrero 1949) entre las localidades de Els Guiamets y Mora la Nueva (Tarragona) que produjo 40 pasajeros muertos y un centenar de heridos.

    Esta acción interna, aunque se prolongó durante cierto tiempo, siempre fue RESIDUAL pues NUNCA contó con el apoyo de la población y sufrió la eficaz represión de la Guardia Civil se pretendió complementar con una INVASIÓN MILITAR desde Francia. Un considerable contingente armado, autodenominado ELP (Ejército de Liberación Popular) penetró por los Pirineos (octubre 1944), especialmente por el Valle de Arán siendo un rotundo fracaso con gran notoriedad negativa en los campos propagandístico y político que originó una nueva “purga” entre los responsables comunistas y convenció a los aliados de la inconveniencia de cualquier acción armada contra España y descartando el apoyo logístico a los movimientos revolucionarios y comunistas.

    Pese a todo se intentó prolongar durante años una inútil y sangrienta lucha armada solapada que dificultaba la superación del conflicto bélico y la aplicación de medidas de gracia a los responsables de delitos durante la guerra, manteniendo y avivando los rescoldos de los enfrentamientos entre españoles que en su mayoría ya los habían superado.

    Así la incapacidad, la falta de apoyo armado por los vencedores de la IIGM y el fortalecimiento del régimen de Franco capaz de romper el cerco internacional consiguiendo pese a él una etapa de progreso en todos los aspectos desconocida en nuestra historia anterior obligó al comunismo (inicios ‘60) a un cambio estratégico.

    Así se descarta la confrontación total en todos los planos que se había seguido hasta ese momento, y se pasa de una propaganda intransigente de tono revolucionario a un insincero lenguaje de “reconciliación”, de “diálogo”, de “entendimiento” y “superación del pasado” con el único fin de debilitar al adversario al que se INFILTRA lenta, progresiva y profundamente en las instituciones que no pudo vencer de forma abierta.
    A ello se añaden movimientos eclesiales internacionales favorables al socialismo y comunismo.

    Es en esta nueva etapa cuando se regresa a la demagogia antimilitarista y pacifista radical por un lado, mientras por otro recurren al TERRORISMO selectivo o indiscriminado.

    En este arte del engaño, amedrentar y desmotiva tienen el éxito del que no gozaron a cara descubierta.



    EL EJÉRCITO NACIONAL.
    El Ejército vencedor de la Guerra de Liberación (1936-39) estaba hondamente enraizado en los valores, creencias y tradiciones propias de nuestra milicia histórica pero las circunstancias y el conflicto tan trascendente originaron una transformación en el Ejército Nacional así como en el Nuevo Estado que se va a conformar.
    Un Ejército que había luchado con inusitado heroísmo por DIOS y por ESPAÑA, alcanzada la paz, se consagrará al servicio de la Nación española con el lema: “Todo por la Patria”.

    El Alzamiento Nacional del 18 de julio de 1936 fue una mezcla de varias y diversas motivaciones:
    - reacción ante REVOLUCIÓN bolchevique y/o anarquista.
    - ruptura de la unidad de España.
    - persecucción y martirio de la fe católica aplastantemente mayoritaria entre los españoles.

    No se vuelve a la monarquía anterior sino que se construye una nueva sociedad basada en nuestra historia y tradición fortalece los principios de unidad, seguridad, justicia, trabajo, dignidad, concordia y solidaridad, que España tanto necesitaba y ansiaba tras 125 convulsos años de crisis entrelazadas.

    Es este impulso regenerador del nuevo Estado, aunando el entusiasmo de jefes, oficiales y tropas del Ejército Nacional, con el idealismo de las milicias voluntarias nacionales y encuadradas en unidades del Ejército. Fue este espíritu de unidad, servicio a la Patria y la superación de las diferencias, sin importar los sacrificios los que impregnaron la médula del Ejército Nacional en la contienda y alcanzada la paz.
    La convergencia de ideales y objetivos, la renuncia a particularidades de los diferentes partidos y corrientes, la trascendencia de la finalidad de la lucha emprendida, más allá de la simple derrota del adversario incorporando una visión regeneradora las que consiguieron una victoria contra todo pronóstico.
    Francisco Franco fue el caudillo, militar y civil, cabeza del Movimiento Nacional español que supo incorporar, en la guerra y en la paz, el inmenso apoyo de la gran mayoría del Ejército y del Pueblo Español.


    Finalizada la guerra podemos distingur CUATRO ETAPAS en la trayectoria del Ejército Nacional plenamente integrado en un Estado Nacional, desde el 1 de abril de 1939 hasta la muerte de Franco el carácter nacional de los Ejércitos se va desvituando.


    PRIMERA ETAPA (1 abril 1939 hasta fin IIGM):
    El sentido católico y social del Estado que se estaba iniciando quedó patente durante la propia guerra, con la promulgación del Fuero del Trabajo, preludio de un amplio impulso normativo que protegía al trabajador y su familia (continuidad contractual, vivienda digna, condiciones de trabajo, remuneración, amparo jurídico, seguros y servicios de todo tipo, pagas extras, vacaciones pagadas, seguridad social, instalaciones deportivas, residencias, etc. etc. que irían proliferando en años sucesivos muy largos de enumerar).

    Finalizada la lucha, con gran devastación y enormes pérdidas humanas y materiales de gran parte de la población agudizan los problemas de subsitencia ya existentes antes de la guerra, los Ejércitos Nacionales no pueden desmilitarizarse totalmente por la tensa situación exterior que nos afecta en reiteradas ocasiones:
    · llegada de los alemanes a los Pirineos.
    · ataques ingleses a las bases francesas en África.
    · desembarco aliado en Marruecos.
    · presión y amenaza constante desde/hacia Gibraltar.
    · continuos planes de acción: franceses, italianos, alemanes, norteamericanos, ingleses sobre los archipiélagos por su interés estratégico, etc.

    Pese a todo España consigue mantener su no beligerancia y neutralidad armada pese a las enormes presiones a que la sometieron pero se consiguieron preservar en todo momento los interese nacionales y ningún elemento extranjeró osó traspasar sus fronteras.
    A diferencia de los planes comunistas en caso de que hubieran ganado de declarar, por mandato de Moscú, la guerra a Portugal.
    La verdad histórica es que, sea por causa de Franco, de sus ministros de Asuntos Exteriores, de los generales con mando o de la resistencia de la población, España NO entró en la IIGM, pero además NO ENTREGÓ a los vencedores el derecho a decidir sobre las cualidades de su régimen.

    Todo esfuerzo hubiera sido insuficiente ante la potencia y capacidad política, económica y bélica de los contendientes, si no hubieran apreciado fehacientemente la VOLUNTAD inequívoca de los ESPAÑOLES de aferrarse hasta las últimas consecuencias a la defensa de la Patria.
    Fue la Nación española la que se pronunció, cohesionada y representada en esos difíciles y turbulentos años por la actuación de su Ejército.
    La habilidad diplomática y el juicio de Franco hicieron el resto como se manifestó en la ocupación pacífica de Tánger (14 junio 1940).


    SEGUNDA ETAPA (fin IIGM hasta la firma de los acuerdos defensivos con EEUU).
    Acabada la IIGM no terminaron las calamidades ni riesgos para España que ya estaba enfrascada en su reconstrucción interior apelando, exclusivamente, a sus propios medios debido al aislamiento y sanciones internacionales inflingidos por los vencedores que nos trataron como país beligerante, pero aún excluyéndonos de las ayudas económicas (fondos Marshall de reconstrucción europea que recibieron vencedores y vencidos).

    Las restricciones impuestas a España mostraban nuestra INDEPENDENCIA y SOBERANÍA, a salvaguarda de los contendientes de la guerra y también de los bloques que se formaron después, como predijera Franco. Efectivamente no recibimos “botín” ni ayudas pero tampoco formamos parte de ninguna de las partes: “libres” ni “telón acero”.

    Las reiteradas promesas de Churchill (entrega Gibraltar, entre otras) y de Roosvelt por mantener la neutralidad, muy difícil cuando Hitler triunfaba en todos los frentes y dominaba Europa, lo que proporcionó grandes réditos a los aliados, fueron pronto olvidadas, especialmente por las injerencias, imposiciones y políticas soviéticas.

    Hubo que superar las penurias y escasez a la que nos condenaron los nuevos amos del mundo en pago a no intervenir en la IIGM. Y aunque cambiaron los tipos de amenazas el peligro no disminuía y tuvimos que mantener la actitud de neutralidad armada adoptada desde 1939.
    Los españoles afrontaron con valor todas las dificultades, sintiéndose más unidos que nunca y plantando cara al cerco exterior. Los españoles demostraban al mundo que pese a las crisis anteriores, la devastadora guerra civil y la incesante manipulación exterior, especialmente de la ONU, habíamos logrado recupera con dignidad y valor la CONCIENCIA NACIONAL.

    El Ejército español siguió adaptándose, abolió la figura del soldado de cuota y consolidó el igualitario sevicio militar sin diferenciación de clases y estamentos, así se:
    · integra y forma a la juventud mediante la convivencia de los jóvenes de distinta procedencia y diferente clase.
    · inculca valores éticos, morales, patrióticos y castrenses.
    · instruirles.
    · afianza el sentido de ciudadanía.
    · porporciona alfabetización, certificado escolar, carnet de conducir, capacidad laboral, salida profesional, etc.
    · habituarlos a la higiene, alimentación sana, sanidad, cultura y deporte.

    Después, y hoy, se trata de denigrar esta acción y Ejército calificándolo de “gigante descalzo”. Afirmación en parte cierta por la falta de medios pero ello no hizo nunca perder ni un ápice de su PRESTIGIO y DIGNIDAD. Un Ejército con pocos medios pero gigante en lo decisivo: MENTE, CORAZÓN y ESPÍRITU. Pero lo que más molestaba a los enemigos de España es que la milicia estaba PLENAMENTE INTEGRADA en la comunidad con la que compartía afanes, anhelos y penurias.


    TERCERA ETAPA (hasta 1965):
    La constatación del enorme peligro que representaba la expansión soviética, en Europa y resto del mundo, originó un planteamiento diferente de alianzas y bloques políticos, económicos y militares.

    La decidida y coherente postura anticomunista española se mostró a la larga la más cabal y acertada, obligando a naciones y organizaciones que antes la repudiaron a iniciar un acercamiento y aceptación, rectificando posturas pasadas, aún a regañadientes.

    En 1955 España ingresa en la ONU.
    Los Ejércitos amén de cumplir perfectamente sus misiones se sumaron al decisivo esfuerzo colectivo que arrancó definitivamente a España de las disensiones internas, de las injerencias externas, del desgaste de la lucha partidista y sindical, el chantaje separatista, el abuso del poderoso, el desorden, la injusticia, la pobreza y el hambre.

    El Nuevo Estado, cimentado en la dignidad personal, la permanencia de la nación y la justicia empezó a dar fruto.

    La presión descolonizadora de EEUU y la URSS encubría el ansia expansionista de ambas potencias a costa de las naciones europeas, aunque en términos diferentes, pero desencadenó un proceso “independentista” en Asia y África impregnado de sangrientas y devastadoras guerras que cumplieron su misión de acabar con los imperios de Francia, Bélgica, Portugal, Holanda, etc.
    El nuevo y ARTIFICIOSO nuevo mapa político no llevó ni la paz ni el progreso a las nuevas naciones aquejadas de multitud de problemas, especialmente dependencia de poderosos intereses multinacionales, reflejo de las posiciones de los bloques dominantes.
    El escenario de la hegemonía mundial se había desplazado a Asia y África, así como a Hispanoamérica. Muchos de los problemas originados entonces sigue hoy sin respuesta …


    CUARTA ETAPA (hasta fallecimiento Franco, 1975):
    Políticamente la etapa más importante pues en esos años es cuando España empieza a girar el timón sin que los españoles fueran bien informados, sagazmente manipulados, aceptando dócilmente un cambio de mentalidad, ideas, valores y hasta costumbres sin pleno conocimiento de ello.

    Desde 1965 empiezan a apreciarse una cierta degradación de los valores fundamentales y también el Partido Comunista hace un giro radical de planteamientos. Si hasta los ‘60 los comunistas habían preconizado la lucha armada y el hostigamiento internacional contra el régimen el rotundo fracaso de esa estrategia hizo que los lazos internos de los españoles se fortalecieran.
    Así, del enfrentamiento abierto pasan a propugnar el “entendimiento”, el “diálogo”, la “reconciliación”, olvidando el pasado reciente de lucha que habían fomentado. Y su propaganda empieza a llenar España de “democracia” y “libertad”, términos totalmente desconocidos donde el comunismo alcanzó el poder pero que hipócritamente enarbolan ahora como abanderados.
    Empieza una campaña continua de alabanza a los “aperturistas” y de denigración a los “inmovilistas” manipulando los conceptos y el lenguaje con una maestría inigualable según su conveniencia facilitando la división y el enfrentamiento para tratar de alcanzar por otros medios sus objetivos que siguen invariables mientras exigen a los demás el cambio y el diálogo ellos no ceden un ápice de sus ambiciones.

    También en esas fechas empiezan a dar fruto las técnicas de infiltración en las instituciones más influyentes: la Iglesia Católica, la enseñanza superior, los sindicatos verticales. Son conscientes que sin colaboración, forzada o espontánea desde dentro del régimen están abocados al fracaso una vez más.
    Alcanzan el dominio de la cultura, siguiendo lo preconizado por Gramsci, el camino para ganar voluntades una vez que España había superado ampliamente las necesidades materiales sin las cuales la mayoría de sus propuestas revolucionarias están vacías de sentido.

    Y en una España desengañada que había conocido y padecido las consecuencias estériles y nocivas de las reyertas partidistas empieza a hablarse, otra vez, de familias políticas, luego de las asociaciones, siempre pretendidamente dentro del Movimiento Nacional y desechando, aparentemente, el sistema partitocrático que tantos daños causó.
    Por otra lado, parte de la jerarquía de la Iglesia Católica española (fruto del nombramiento entre 1965 y 1970, al margen del Concordato, de más de 35 obispos auxiliares por Pablo VI), poco numerosa aún pero influyente en parte del clero, órdenes religiosas y organizaciones apostólicas, que aprovechan su privilegiada posición (benevolencia del sistema y amparándose en el Concordato de agosto de 1953) se inicia una descarada y agresiva descalificación del Régiemn del 18 de julio.

    Pretenden olvidar, con el silencio cómplice de la jerarquía eclesiástica romana, que uno de los pilares seculares del sistema nacional español ha sido y es la defensa de la fe, y que recientemente miles de españoles habían entregado generosamente su vida para liberar a la Iglesia de la más sangrienta persecución y martirio de la historia contemporánea.

    Esta desafiante y sorprendente toma de posiciones desencadenada por un sector de la Iglesia, máxima beneficiaria de la reciente victoria nacional, era algo desconocido hasta entonces, e iba a sembrar de minas del futuro político de España.

    Grupos clandestinos de “acción sindical” controlados por el Partido Comunista fueron impulsados, entre otros, por los “curas obreros” que inspirados en la “teología de la liberación” (de orientación plenamente marxista) no consiguen conversiones al catolicismo ni mejora social alguna pero deterioran el entramado laboral para acabar abrazando el marxismo, ya sin máscara, y/o secularizados:
    · La Asamblea Conjunta de obispos y sacerdotes (septiembre 1971)
    · Movimientos como Pax, Cristianos por el Socialismo, I-DOC,
    · Las ikastolas
    · Los pactos de Madrid y de Palamós (entre el sector más izquierdista de la Democracia Cristiana y el PC)
    · Las Hermandadas obreras de Acción Católica (HOAC), la JOC (Juventud Obrera Católica),
    · Un vivero de etarras a la sombra de seminarios y noviciados,
    · La presencia de curas en el banquillo de los acusados del Consejo de Guerra de Burgos (diciembre 1970)
    etc.

    Son unas muestras del destructivo posicionamiento ideológico de la Iglesia Católica, inducido primordialmente por el nuncio Dadaglio y el cardenal Tarancón.
    No sorprende que el secretario general del PC, Santiago Carrillo, proclamara que los comunistas volverían a España con la hoz y el martillo en una mano y la cruz en la otra, si bien nunca dijo que harían con la cruz una vez lo consiguieran.

    En el seno de las instituciones patrias se estaban abriendo paso los entreguistas que facilitarían la entrada al enemigo reconocido aunque sagazmente disfrazado.

    No se trataba de cambiar o derribar un sistema político y relevar a sus gobernantes, como falazmente se decía, ese era simplemente el primer paso, los ataques iban dirigidos contra España, en su UNIDAD, VALORES, ESENCIA, HISTORIA y hasta en su PROPIA EXISTENCIA, debilitando su voluntad y raíces nacionales.
    En realidad ese sistema y gobernantes simplemente representaban lo que realmente se quería destruir.


    Al mismo tiempo en las Universidades, al amparo de unos pocos catedráticos y profesores, ante la pasividad de la mayoría silenciosa, aparecen movimientos “estudiantiles” subersivos que escudan sus reclamaciones en ocasionales problemas reales (como acontecía en el mundo sindical) con el que se identificaban, pero que no son planteados con la intención de solucionar las reivindicaciones alegadas, hasta legítimas, ni para contribuir al bien común, son una excusa para EXPLOTAR y MANIPULAR alcanzando cimas de influencia y dividir, una vez más, a los españoles.

    Tampoco extraña que se añadieran síntomas preocupantes del resurgir separatista en algunas regiones. El más grave fue el movimiento leninista independentista (terrorista) de las provincias vascongadas y autodenominado ETA que usó sistemáticamente el terrorismo con una sangrienta y despiadada trayectoria seguida luego por otros grupos armados a nivel nacional (GRAPO, FRAP, etc.) y otros regionales (Cataluña, Galicia, Canarias).

    Pero la violencia, pese a toda su rudeza, no era lo peor de estas iniciativas, lo más dañino era la mezcolanza de sus orígenes, procedimientos (ETA estableció frentes políticos, culturales, sindicales y militares), e intenciones.

    Una alianza contra natura entre creencias religiosas, lucha de clases, dictadura del proletariado, e independencia de regiones españolísimas. Una tenebrosa teleraña que envolvía sutilmente la sociedad española.

    Las dudas internas se hacen sentir en la política exterior, así:
    - la “retrocesión” de legalidad más que discutible del territorio de Ifni a Marruecos (1969).
    - la precipitada, indolente y repleta de vejaciones independencia de Guinea continental española e isla de Fernando Poo (1968. Los habitantes de la isla, geográfica y étnicamente diferenciados del continente se mostraron mayoritariamente partidarios de permanecer en España y contrarios a la independencia).
    - la provincia española del Sahara Occidental.
    Se ponía así en entredicho, sin explicación convincente, las pautas sólidamente establecidas sobre la integridad territorial y las relaciones exteriore

    El desampresivo reconocimento oficial de los regímenes comunistas y el establecimiento de relaciones diplomáticos con ellos, incluida la URSS, se produjo sin rectificación alguna en su actitud de aliento y apoyo a la oposición radical española, la asunción de responsabilidades en la Guerra de Liberación, o el expolio realizado durante la misma.

    La misma traición se produce al romper, unilateralmente, los lazos que se mantenían con la China nacionalista anticomunista (asentada en la isla de Formosa) reconociendo a la China comunista de Mao Tse-Tung.

    También citaremos la negativa y poderosa presión de los grupos financieros internacionales que eran acogidos sin reparo ni prevención y para los que la persistencia de un Estado Nacional y auténticamente soberano era un obstáculo para sus aspiraciones depredadoras y las consecuencias de sus operaciones no tardaríamos en sufrir.

    El entonces comandante L.G.M. profundo conocedor de los acontecimientos de aquellos años llegaba en 1972 a las siguientes conclusiones:
    la forma en que de manera inexorable se van produciendo graves hechos políticos que deterioran de manera definitiva la paz social, la unidad entre los hombres y tierras de España, su prestigio internacional, y la convivencia de sus ciudadanos, encuentra su principal causa en los más altos niveles políticos.
    Sufrimos un doble juego por la clase política que trata de instalarse en el postfranquismo antes aún de la muerte de Franco sin considerar el daño que causan a la mayor parte de la población, en especial al sector más humilde”.

    Por su lado el Ejército era beneficiario, como el resto del país, de la prosperidad alcanzada que habia abierto las posibilidades de renovación del armamento, material y equipos, la mejora de las instalaciones y la actualización de la doctrina, organización, despliegue y encuadramiento, instrucción del personal y adiestramiento de las unidades.
    Se trataba de proseguir la inmensa y trascendente tarea de asegurar la defensa militar de España, garantizando su INTEGRIDAD territorial, preservar su INDEPENDENCIA y SOBERANÍA respaldando el orden institucional.

    No falta el entrañable recuerdo de lo que constituían las muchas actividades de la vida cotidiana del soldado: toques de corneta, formaciones, listas, instrucción de orden cerrado y campo abierto, teóricas, cursos, revistas, marchas, guardias, retenes, vigilancias, imaginarias, limpieza, cocina, mantenimiento, reconocimiento, etc. Prácticas de tiro y fuego real, ejercicios de unidades, competiciones militares y deportivas, patrullas de tiro, procesiones, juras de bandera, actos de homenaje a los caídos, celebraciones patronales, y como no, reprimendas, amonestaciones y hasta arrestos.

    No solo los jefes y oficiales, también los soldados de reemplazo, los voluntarios, la escala de complemento en prácticas, aportaron el entusiasmo de su juventud y siguen demostrando cada día, con contagiosa veteranía su incombustible amor por España y el Ejército.

    Las FAS eran la instución más firme y cohesionada, que cumplía, ejemplarmente, su misión con un demostrado y creciente arraigo de la población, por eso mismo era un serio obstáculo para los que querían que España dejara de ser una nación y trabajaron denodadamente para ello.
    Su acción abarcó distintos frentes para romper la armonía interior de las FAS:
    1.- atentados mortales (ETA, FRAP, GRAPO).
    2.- infiltración subversiva entre la tropa de los cuarteles.
    3.- captación de jóvenes oficiales para encuadramiento partidista (UMD: Unión Militar Democrática).
    4.- irrupción del fenómeno de la Objeción de conciencia.
    5.- Postura “diferenciada” del Jefe del Alto Estado Mayor de la Defensa: Manuel Díez Alegría.

    Desde julio de 1970 el teniente general Díez Alegria estaba al cargo de la Jefatura del Alto Estado Mayor. Su llegada a este puesto crucial vino tras una campaña de adulación general desde el entorno civil y mediático aperturista, además de un llamativo reconocimiento, no muy claro, desde ciertos sectores internacionales.
    Su “talante” liberal, su entrevista con el genocida Ceacescu, y el acercamiento a Carrillo (secretario general PC) fue el detontante de su destitución (junio 1974) y a él se debe el metórico ascenso del general Gutiérrez Mellado.
    El atentado que costó la vida al Presidente del Gobierno, Almirante Carrero Blanco (20 diciembre 1973) aparte de su inmenso calado político tuvo un amplio contenido simbólico.
    Por un lado en la continuidad del régimen que de seguir una línea evolutiva lo dirigía hacia una ruptura total aunque enmascarada, hipócritamente, como es costumbre, con el eufemismo de “reforma”.
    Por otro el magnicidio dejaba claro que no se toleraría ninguna reacción que salvara al régimen del hundimiento intencionado.

    En esta coyuntura la vergonzante entrega del Sahara Occidental español y la forma en que se produjo fueron un tremendo trauma para las FFAA facilitando posteriores golpes en contra de las mismas.



    ANÁLISIS Y CONCLUSIONES SOBRE LOS EJÉRCITOS DEL RÉGIMEN DEL 18 DE JULIO.
    La política militar de Franco se centró en cinco puntos:
    1.- crear un Ejército Nacional capaz de ganar la guerra, consolidar la victoria, salvaguardar nuestro territorio y fronteras, garantizar la soberanía e independencia de España.
    2.- mantener la NEUTRALIDAD armada durante la IIGM sin renunciar a combatir el comunismo en la propia URSS.
    3.- Incorporar España al sistema de defensa de Occidente ante el comunismo.
    4.- integrar las FFAA en la estructura legal del nuevo Estado, sin privilegios ni extralimitaciones políticas, facilitando el cumplimiento de su misión e incrustadas en el tejido social por medio de un renovado Servicio Militar.
    5.- modernizar los ejércitos y desarrollar la Industria Nacional de Defensa.

    Si bien persistían, aunque con diversos disfraces, los ENEMIGOS DECLARADOS DE ESPAÑA: comunismo, separatismo y capitalismo.
    Lo que no impidió que aparecieran nuevos enemigos, tal vez más perniciosos pues no se mostraban abiertamente como tales. Poco numerosos contaban con apoyo mediático que multiplicaba su repercusión social:
    - sector “progresista” de la Iglesia Católica.
    - disidentes del régimen,
    - aperturistas.

    No hay que olvidar el desgaste y cierta burocratización del sistema que tras una traumática confrontació bélica se había ido consumiendo tras largos años de esfuerzo y entrega al servicio de España.


    HACIA OTRO EJÉRCITO.
    En el mejor de los casos, la indeterminación, de las autoridades tras el magnicidio de Carrero Blanco incrementa sus secuelas entre la población con el vacío psicológico producido por la muerte del Caudillo.

    El futuro de España está en manos de instituciones, camarillas confabuladas, personajes intrigantes, etc.
    Escénicamente se presenta, a bombo y platillo, la pantomima de la TRANSICIÓN POLÍTICA, promovida por minorías ambiciosas de poder, resentidos contra el régimen y hasta de ansiosos de venganza contenida y aceptada por gran cantidad de incautos captados por la incredulidad y/o el miedo.

    Para entender cabalmente la operación hay que aclarar 3 puntos:
    1º.- la llamada transición, anunciada como iniciativa novedosa y genial (Pactos Moncloa, siguiendo pauta del contubernio de Munich. Por ejemplo en los debates parlamentarios de redacción de la constitución los senadores Villar Arregui del PSOE y González Seara de UCD afirmaron que el término “nacionalidades” se debía a “compromisos” tmados en Munich en 1962) se había gestado mucho antes en componendas inconfesables entre elementos del propio Régimen (servicios de información), de la oposición interior y exterior, bajo patrocinio y tutela de potencias extranjeras (EEUU y Francia, en lo político; Alemania, en lo económico y algo menos Reino Unido).

    2º.- la iniciativa y protagonismo del cambio concierne a determinados rectores supremos del Estado que se aprovecharon fraudulentamente del cargo que ocupaban para usar:
    a) los medios de toda índole (TVE, organización sindical, radio, prensa, organismos, …) para otros fines.
    b) petición expresa de Franco a los españoles de que mantuvieran lealtad en su sucesor con título de Rey.
    c) la buena disposición de la mayoría de la población y de las FFAA para aceptar las disposiciones de los herederos.

    3º- fue una auténtica, aunque controlada, ruptura política o SUBVERSIÓN del orden establecido desde el propio perder y por sus propios dirigentes que guardando las apariencias desmantelaron de un plazo todo el sistema institucional vigente para sustituirlo por otro diametralmente diferente y similar al que provocó la caída de la monarquía en 1931 y la posterior guerra entre españoles.

    De la instauración de una nueva monarquía católica, social y representativa, promovida por el Movimiento Nacional tras la creación del Nuevo Estado se pasaba, por la puerta de atrás, a una “recuperada” monarquía liberal y parlamentaria de trágicos recuerdos.
    Una tremenda amnesia se apoderaba de la sociedad y los mass media. Pero el nuevo poder fáctico con el interesado respaldo exterior permanecía en las mismas manos.

    No se esperaban resistencias notables a los cambios traumáticos pues la perversa combinación del temor inyectado ante la incertidumbre y la violencia desatada por la oposición con la sugestión de una “pacífica” transición. Así se allanaba el borrado de cuarenta años de la historia de España.

    Pero había un estamento en que la infiltración y el miedo había penetrado poco pese a los variados y continuos medio por conseguirlo: el Ejército. Alejados de la algarabía general se mantenían invariables, disciplinados y leales a los fundamentos del Estado Nacional y a la persona que por DOS veces (en la designación como heredero y ya como Jefe del Estado) había JURADO DEFENDER.

    Las FAS eran conscientes de su papel discreto pero decisivo, habían estudiado la guerra subversiva y técnicas similares muy usadas en la época por la URSS.
    Era pues necesario DESCAPACITARLAS para que no cayeran en la tentación de cumplir con su misión y juramentos.
    De la postura adoptada por las FAS ante las estratagemas de los promotores de la “transición” dependían las posibilidades de estos de alcanzar los fines que se habían propuesto.
    Las FAS eran la única institución del Estado con CAPACIDAD LEGAL y REAL para bloquear o controlar cualquier proceso de cambio político lo que motivaba la necesidad de:
    a) neutralizar la decisiva capacidad de los Ejércitos.
    b) disolver la unidad corporativa de los militares.
    c) desvincular las FAS del resto de la sociedad.

    Para conseguirlo no iban a enfrentarse a las FAS abiertamente, ni tan siquiera arriesgarse a suprimirlas. Optaron por traumatizarla, engañarla, seducirla, infiltrarla, neutralizarla, ANULARLA e INSTRUMENTALIZARLA, acciones sucesivas y complementarias que si bien requieren más tiempo asumen menos riesgos y son más efectivas al impedir reacciones posteriores.

    Este proceso albergaba losmismos objetivos que estuvo a punto de conseguir Azaña en pocos meses con sus decretos y leyes de 1931. En este nuevo intento las reformas aplicadas, similares a aquéllas, van a ser mejor planificadas asegurando el éxito buscado.

    En estos cruciales momentos las preocupaciones de las FAS eran las mismas que las del resto de la Nación, NUNCA se distanciaron de la sociedad ni asumieron intereses particulares corporativos. Las inquietudes comunes estaban motivadas por diversos problemas, surgidos unos, otros provocados, que exigían la toma de posturas para abordarlos: sucesión, terrorismo, unidad nacional, orden público (huelgas salvajes, manifestaciones vandálicas, atracos), subversión de valores, Sahara, etc.

    Las FAS se encontraron ante una disyuntiva decisiva: o cumplir su exigente misión defendiendo el orden institucional (Ley Orgánica del Estado, art. 37) para lo que no se habían concienciado ni preparado o “lealtad” personal por encima de las leyes al rey Juan Carlos.

    Los juramentos sagrados empezaron a diluirse como azucarillos ante una simple amenaza de lluvia.
    Conseguido esto se emprendieron una serie de acciones que desactivaron las capacidades REALES de los Ejércitos para el futuro, de forma encubierta y progresiva.
    Desdibujando su razón de ser, apartándoles de su auténtica misión. Se usaron todos los medios, desde los ataques terroristas y de los mass media, a cambios legales, el desarraigo social y la presión individual.

    Había y se consiguió apartar a los Ejércitos de sus responsabilidades específicas, desvincularlos de la Nación, esto es, de España, aislarlos de la sociedad y convertirlos en un mero instrumento del juego político partidista e internacional.

    No se trataba de privarlos de protagonismo ajeno a sus cometidos, algo que desde el final de la guerra nunca había sucedido, ni tampoco de reducirlos a la obediencia civil que siempre habían respetado escrupulosa, sino crearles un COMPLEJO DE CULPABILIDAD con la amenazadora acusación de un golpismo latente y de una inacabable conspiración involucionista que consiguió paralizarlos.
    Luego se extirparía la institución militar por vía del hecho y de derecho convirtiéndolos en un organismo AISLADO e INSENSIBLE, un instrumento dócil e inerte.

    El proceso requirió cuatro fases.


    PRIMERA FASE:
    Se hizo el reconocimiento y la preparación. No se precisó aproximación pues el enemigo ya estaba dentro. Se realizó en los últimos años de Franco con suficiente sigilo para no ser detectada.


    SEGUNDA FASE:
    Fue estridente, buscando la sorpresa y el desconcierto, la paralización política de una institución fuertemente cohesionada y compenetrada en sus misiones y cometidos.
    Lo inesperado de los golpes, tan diversos, desde todos los flancos, la llevó a la semiinconsciencia instiatucional con la aparición de fisuras y titubeos sobre su legitimidad y conducta. Se anestesió a las FFAA contra su voluntad y aunque con vida no podían comportarse como debían.
    El principal protagonista de esta fase fue Gutiérrez Mellado.


    TERCERA FASE:
    Bajo la batuta de Narciso Serra, impuesto por el gobierno socialista de Felipe González. Efectuó cambios profundos diseñando un Ejército distinto del Nacional, claudicante en sus valores y principios, sin conciencia propia, sumiso a las imposiciones partidistas y hasta agradecido de poder sobrevivir aunque fuese entre desconsideraciones, ninguneos, desprecios y maltratos, individuales y colectivos.

    La desnacionalización general de España en esta fase se refleja más en sus FFAA que pierden LEGALMENTE su sentido vocacional e institucional, y aunque en teoría mantienen su misión constitucional, son privados de la posibilidad real de cumplirla.
    La palabra nación será reemplazada por país, estado, o simplemente suprimida, expulsada de la terminología oficial y mediática, lo mismo sucede con el adjetivo nacional, y mucho antes sucede lo mismo con el término Patria.


    CUARTA FASE:
    Aún no ha terminado, es una profunda explotación del éxito anterior, desmontando los vestigios residuales de unos Ejércitos que asisten, inpertérritos, al avance “imparable” de los enemigos de España que amparados en un poder que las FAS contribuyen a sostener están haciendo tambalearse nuestra UNIDAD, INDEPENDENCIA, SOBERANÍA e INTEGRIDAD TERRITORIAL mientras que las unidades militares están “satisfactoriamente” embebidas en tareas de “pacificación” mundial, ayuda humanitaria, bienestar social o combatiendo catástrofes naturales, en muchos casos sin contar con los medios precisos.
    También, con aviesa intención y formas intolerables, se está despojando a las FAS de su bajage anímico, espiritual y cultural.
    Esta fase se inició con los gobiernos de Aznar y continuó con los de Zapatero y Rajoy bajo la sombra del General del Ejército Sanz Roldán.
    La operación minuciosamente enmascarada y edulcorada, incluso de cara a las propias FAS, que de no ser así no admitirían tamaña desfatachez; y ante la opinión pública, cuya percepción e identificación con el Ejército Nacional no bubiera consentido su desmantelamiento de haberse planteado con su verdadera faz y dimensión.

    Una tormenta de conceptos, muchos ambigüos, vacíos de contenido o simples excusas justificativas, se arrojaron sobre las FAS, para mimetizar los cambios, amedrentar voluntades, arrastrar incautos, e incentivar colaboracionismos.

    Siguen los temas más repetidos, que no vale la pena ni comentar:
    Carrera profesional; Profesionalización; Funcionarización
    Proyección exterior
    Estrategia
    Problemas de personal
    Modernización; Optimización; Racionalización; Reorientación
    Economía
    Homologación; Normalización
    Tecnología
    Subordinación al poder civil; Democratización; Europización;
    Integración en la sociedad
    Imagen
    Golpismo; Involución; Ruido de sables, Neutralidad Políticamente; Régimen de libertades;
    Ideología de género; Multiculturalismo; Ecologismo.

    Simultáneamente los PRINCIPIOS y VALORES básicos y consustanciales de cualquier Ejército, y particularmente del español, son relegados, rebajados de contenido, no se exaltan o se les interpreta de manera diferente al original.
    Cierto que en ciertos actos y celebraciones concretas no queda más remedio que invocarlos, como si todo siguiera igual, los hechos demuestran que, en realidad, no se les tiene en cuenta siendo desterrados pública y privadamente.

    Para socavar la esencia íntima de la Institución, la forja de hombres y mujeres de armas y de los españoles en general, se ha disminuido o simplemente han desaparecido términos como:
    España, Patria, Patriotismo, Nación, Espíritu Nacional, Bandera Nacional, Escudo Nacional, Himno Nacional, Soberanía Nacional, Independencia Nacional, Unidad Nacional, Integridad Territorial.

    Guerra, Combate, Defensa, Milicia, Vocación, Deber, Valor, Heroísmo, Sobriedad, Sacrificio, Servicio, Ética.

    Victoria, Honor, Lealtad, Estilo, Dignidad, Caballerosidad, Compañerismo, Camaradería, Tradición, Culto a los héroes, Homenaje a los Caídos, Familia Castrense.

    Mando, Moral, Iniciativa, Responsabilidad, Obligación, Ejemplo, Disciplina, Cohesión, Estoicismo, Austeridad, Abnegación.

    Según el General Marchante, la transición-ruptura supone para las FFAA verse: “sometidas a DOS fenómenos.
    1º.- convertirse, junto con las Fuerzas de Orden Público, en el principal blanco del terrorismo, etarra o no.
    2º.- aceptar, disciplinadamente, grandes transformaciones en el sistema político y en los órganos de Defensa Nacional.


    Y concluye: “estos dos fenómenos tuvieron dos claras consecuencias:
    a) Arrebatar a las FAS funciones de organización, régimen interior, mando y disciplina que les corresponden.
    b) arrojar a las FAS de la vida y sociedad española”.

    Para entender la complejidad y trascendencia de las maniobras para ANULAR a los Ejércitos de España describiremos las muchas acciones perpetradas a lo largo de los últimos años, siempre aplicadas en combinación y complementariamente, con la frecuencia e intensidad que permitían las circunstancias.
    Dichas acciones no se limitaron exclusivamente a las FAS y sus componentes, sino que abarcaron conceptos, como los anteriores, que incuben al resto de la SOCIEDAD, a TODOS y cada uno de los españoles.

    Es difícil establecer una clasificación que enumere la enorme variedad de acciones contra la esencia de los Ejércitos, pero podemos apreciar el diferente grado en el reparto de la iniciativa, entre las que son de origen EXTERNO o las que nacen del seno de las propias FAS en forma de colaboracionismo, en buena parte con la acción exterior.
    Sin ánimo exhaustivo destacamos:
    · atentados terroristas contra instalaciones, vehículos y personal militar, desde soldados a tenientes generales.
    · intensas y continuas campañas agresivas contra el Ejército en los mass media, incluso los de carácter oficial.
    · legistación INTRUSIVA y LESIVA para las FAS invadiendo espacios que le son propios.
    · progresiva DESMILITARIZACIÓN de las funciones encomendadas.
    · pérdida de la forma de ser castrense por equiparación legal y mental al funcionariado.
    · sostener y avivar ambientes de desconfianza hacia las FAS, sospechosas de conspiración continuada, así se las mantiene cohibidas y se justifican posteriores medidas de control.
    · absoluto predominio del enfoque pacifista, antimilitarista y ANTIESPAÑOL en todos los niveles de la educación.
    · negativa repercusión del partidismo político sin ninguna ventaja para las FAS.
    · irrupción, en todos los medios, del SEPARATISMO radical y expansionista incluso en regiones sin antecedentes.
    · compartimentación del Estado en CCAA que cuartea la jerarquía e induce a confusión y duplicidad competencial.
    · SUBVERSIÓN subyacente con intención deslegitimadora de la milicia por:
    a) sindicalismo.
    b) pacifismo.
    c) objeción de conciencia.
    d) insumisión.
    e) antimilitarismo.
    f) involución.
    g) golpismo.
    h) ejército del “pueblo”, etc.

    · DESESTRUCTURACIÓN interna:
    a) difuminando y limitando conceptos básicos para la milicia como mando, responsabilidad, disciplina
    b) provocando diferencias y divisiones internas, descontento, agravios comparativos, etc.
    c) aplicando reorganizaciones y cambios legislativos permanentes creando una inestabilidad endémica
    d) desmilitarizando o desvinculando de los Ejércitos a instituciones integradas (Armada, Locales, etc.)
    e) promoviendo el asociacionismo militar, legal o ilegal, propiciando el politizado y relegando el profesional y el espontáneo.
    f) constituyendo Consejos y Observatorios que distorsionan la disciplina.
    g) estableciendo SUMISIÓN ABSOLUTA al poder partidista.
    h) “civilizando” la enseñanza militar.
    i) REPRESIÓN coactiva e inmediata de cualquier toma de postura ante acciones contrarias a España, FAS, Instituciones, Miembros, Valores, Images o Símbolos, sea cual fuere el origen (otras naciones, autoridades, mass media, partidos, sindicatos, asociaciones de cualquier tipo, particulares e incluso de grupos ilegales) y del formato usado: insulto, descalificaciones, disposiciones legales, terrorismo, etc.
    j) diluyendo y/o suprimiendo tradiciones, símbolos, historia, conmemoraciones, lemas, … juramento a la Bandera, decálogo del cadete, credo legionario, espíritu ordenanzas, himnos y canciones, toque de oración, aniversarios de hechos heróicos, ...
    k) sleccionando una nueva clase directiva militar basada en la gestión.
    l) debilitando el sentido religioso individual y colectivo.
    · Ausencia total en las tomas de decisiones, nacionales e internacionales, limitando su función de asesoramiento a los órganos políticos.
    · IMPOSICIÓN de la renuncia a la VICTORIA MILITAR alcanzada en 1939 por fases sucesivas de reconciliación, superación, ocultación, vergüenza, proscripción de sus héroes y olvido.
    · externalización de responsabilidades y competencias a nivel estratégico, operativo, logístico, formación, inteligencia, seguridad, …
    · control y MANIPULACIÓN CULTRUAL: Historia, museos, arte, mass media, libros, revistas, publicaciones, TV, conferencias, monumentos, estatuas, pinturas, nombre de las calles, placas, aniversarios, ...
    · cuestionamiento sitemático del concepto de Nación y de los Principios, Valores y Espíritu militar.

    Haremos un repaso, mencionando los acontecimientos más destacables que respaldan y confirman el proceso descrito de transformación de las FAS que agrupamos en las cuatro fases mencionadas.


    A.- FASE PREPARACIÓN. Acciones perpetradas durante la vida de Franco.
    1.- Terrorismo, de ETA y otros grupos. El asesinato de españoles alcanzaría, a muchos miembros de las FAS: 116 militares, 243 guardias civiles y 147 policías nacionales.
    2.- Entierros vergonzantes de las víctimas del terrorismo.
    3.- Objección de conciencia, iniciada por la secta de los Testigos de Jehová y transformada luego en instrumento político.
    4.- Campañas, nacionales e internacionales, en favor de terroristas de ETA juzgados en el proceso de Burgos.
    5.- Asesinato del Presidente del Gobierno, almirante Carrero Blanco.
    6.- Creación de la UMD (1974) Unión Militar Democrática.
    7.- General Díez Alegría con sus posturas, intrigas internas y contactos exteriores.
    8.- Lagunas en la formación de la oficialidad.
    9.- Creación de la OCN (Organización Contrasubversiva Nacional) integrada en el CESED, dependiente de la Presidencia del Gobierno con personal preferentemente militar.
    10.- Antagonismo de este servicio de información con el preexistente del Alto Estado Mayor.
    11.- Abandono, contra la voluntad de Franco del Sahara Occidental Español, doloroso para las FAS, tanto por los compañeros caídos como por lo ininteligible de una salida tan precipitada y entrega gratis de un territorio declarado PROVINCIA ESPAÑOLA, estando en condiciones de defenderlo y con disposición para hacerlo.
    Se dañó inmensamente la moral cuando se ordena, contra el espíritu imperante, renunciar a la defensa de los intereses de España, dejando a su suerte a población ESPAÑOLA y creando un conflicto, sin resolver a día de hoy. Se dañó muy seriamente el prestigio e intereses españoles y el de sus Ejércitos.

    Y si la Historia demuestra algo es que cuando se dan síntomas de debilidad y claudicación surgen NUEVOS ENEMIGOS y los de siempre se crecen.


    B.- FASE DE ASALTO Y CHOQUE. Gobierno de Arias Navarro y Adolfo Suárez. Desconfianza y enfrentamiento.
    1.- Apoyo, sin reservas, de los Ejércitos al REY e Instituciones por petición expresa de Franco.
    2.- Defensa FICTICIA del orden institucional, con engaño se convierte a las FAS en respaldo y garantía de un proceso FRAUDULENTO de liquidación del legado político del que eran institucionalmente depositarias.
    3.- Numerosas reacciones militares contra dicho proceso pero excesivamente emocionales y sin coordinación ni continuidad que fueron contrarrestadas con:
    · inusitado despliegue de informantes y delatores.
    · drásticas sanciones.
    · selección POLÍTICA de ascensos y destinos, de hecho una DEPURACIÓN de las FAS.

    En esta fase el protagonista militar fue el General Gutiérrez Mellado, (de una marcada, descarada y sectaria actividad política) y los acontecimientos más destacados fueron:
    1.- Consejo de Guerra contra miembros de la UMD (marzo 1976).
    2.- escrito de respaldo de otros generales: Teniente General Alfonso Pérez-Viñeta Lucio al Rey (mayo 1976).
    3.- dimisión del Vicepresidente Gobierno (asuntos Defensa) Teniente General Fernando De Santiago.
    4.- nombramiento del sustituto: Teniente General Gutiérrez Mellado.
    5.- expedientados y pasados a la reserva, por sendas cartas, los Tenientes Generales De Santiago e Iniesta Cano
    6.- creación de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Militares.
    7.- creación del Instituto Social de las FAS.
    8.- legalización de la ikurriña (19 enero 1979).
    9.- secuestro por el GRAPO del Teniente General Emilio Villaescusa, Presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar (24 de enero 1977).
    10.- incidentes en el Hospital militar Gómez Ulla en el sepelio de tres guardias civiles asesinados por ETA.
    11.- RD-ley (10/1977) que regula el ejercicio de actividades políticas y sindicales en las FAS.
    12.- legalización del PC (9 abril 1977), con nocturnidad, alevosía, engaño y traición, pues:
    · existían contactos y acuerdos previos con Santiago Carrillo (secretario general PC).
    · se incumplía la PROMESA expresa en sentido contrario del Presidente Suárez a la cúpula militar. Esta deshonra, engaño, traición y perjurio fue reiteradamente calificado de “jugada política muy hábil” por Suárez, un claro ejemplo de lo que entendía por “democracia”.
    · manipulación de los informes jurídicos para justificar la “legalidad” de la medida.
    · se aprovecha la festividad de la Semana Santa para sorprender y mitigar cualquier reacción.
    · se instrumentaliza el victimismo y la civilizada serenidad comunista ante los “oportunos” asesinatos de Atocha.
    13.- dimisión del Ministro de Marina, Almirante Gabriel Pital da Veiga por desacuerdo con lo anterior.
    14.- dura nota del Consejo Superior del Ejército y posterior escrito del Rey por el fondo y forma de la legalización del PC. Se pedían los ceses de Suárez y Gutiérrez Mellado como máximos responsables.
    15.- reunión de los mandos de la I Región Militar en desacuerdo profundo y divorcio absoluto con la desleal política hacia las FAS impuesta por el Gobierno.
    16.- creación del Ministerio de Defensa, con Gutiérrez Mellado como ministro del ramo.
    17.- creación del Centro Superior de Información de la Defnsa (CESID) que DESMANTELABA la inteligencia militar.
    18.- reunión de tenientes generales (Játiva, septiembre 1977).
    19.- Ley 46/1977, de amnistía.
    20.- cese del general Alfonso Armada Gomyn como secretario general de la Casa del Rey.
    21.- dimisión del Jefe del Estado Mayor de la Armada, Almirante Carlos Buhigas García.
    22.- cese del general de la Guardia Civil Manuel Prieto López (por motivo del discurso en la entrega de un donativo a la viuda de un guardia civil asesinado por ETA en Segovia. Suárez y Gutiérrez Mellado decidieron su sustitución del mando de la VI Zona de la Guardia Civil).
    23.- sanciones desproporcionadas y no ajustadas a Derecho por la invitación a un café en el acuertelamiento de la Legión en Ceuta (fueron sancionados: Coronel de Caballería José Zabala López Ballesteros, Teniente Coronel de Artillería Rogelio Zamora Novalvo, Teniente Coronel de Artillería Luis Alcalá-Galiano, Capitán de Infantería Alfonso Armada de Sarriá, Capitán de Infantería: Gregorio Pérez Sandino, Capitán de Infantería José Esteban Angosto y Capitán de Artillería Carlos González de las Cuevas).
    24.- dimisión del Jefe del Estado Mayor del Ejército, Teniente General José Vega Rodríguez.
    25.- creación del día de las FAS para ir desactivando las celebraciones de los patronos tradicionales.
    26.- gravísimos incidentes en el interior del cuartel de la Policía Armada de Basauri tras el asesinato de dos compañeros (15 octubre 1978) donde varios centenares de policías armados, que la tarde anterior habían realizado una sentada de protesta en el patio del cuartel, al término del funeral por sus compañeros, irrupieron en gritos e insultos contra el Director General de Seguridad y el General Subinspector de la Policía Armada. Los enfrentamientos a los que se unieron en importante número familiares de los guardias no cesaron hasta después de cuatro horas de gran tensión, y gracias a la intervención de mandos militares.
    27.- reuniones de militares en la cafetería Galaxia (Madrid, 11 noviembre 1978) que originó un Consejo de Guerra que juzgó a dos participantes, aunque fueron absueltos de los cargos principales. Lo importante fue el despliegue mediático dando pie a muchas y falsas elucubraciones sobre continuas conspiraciones castrenses.
    28.- graves incidentes en Cartagena con motivo de reuniones masivas (Ejércitos, Fuerzas de Orden Público, generales, jefes, oficiales y suboficiales) convocadas por el Vicepresidente para asuntos de Defensa en que “informaría” sobre la nueva constitución.
    El General de la Guardia Civil, Juan Atarés Peña que discrepó de la exposición de Gutiérrez Mellado fue expulsado de la sala y sancionado y cesado en su destino.
    Estos activos masivos (más de 1.000 asistentes) de tinte asambleario son lesivos para los principios de jerarquía, responsabilidad y disciplina propios de la milicia. Fueron impuestos por presión política desde el poder y para desactivar las FAS.
    La Guardia Civil se sentía, con razón, abandonada por el Gobierno en su lucha antiterrorista y muchas veces culpada por “actuaciones desmedidas”.
    29.- nuevas Ordenanzas para las FAS en momentos y circunstancias de lo más inadecuado.
    30.- graves incidentes en el Cuartel General del Ejército en el entierro del General Constantino Ortín Gil, Gobernador Militar de Madrid, en que varios centenares de militares de uniforme, al acabar el acto, sacaron el ferétro del patio por la puerta principal, para trasladarlo a hombros hasta la Almudena. Los mandos que intentaron impedirlo, entre ellos Gutiérrez Mellado, fueron apartados sin consideraciones.
    31.- dimisión del General Subinspector de la Policía Nacional Dionisio Bartret y otros mandos como el Coronel Polavieja (Academia Policía), o el TCOL. Valverde (Jefe de la 1ª Circunscripción).
    El Gobierno recurre al General José Timón Lara, cesado en situación B por no haber otro substituto. Era un general con mando real de Coronel, al mando del Tercio Juan de Austria, III de la Legión Militar de guarnición en El Aiún, cuando el Sahara Español fue entregado, por lo que se convirtió en persona de confianza de los Gobiernos reformistas.
    32.- tras los incidentes anteriores el Consejo Superior del Ejército pide, por escrito, la sustitución del general Gutiérrez Mellado como Ministro de Defensa.
    33.- nombramiento del Teniente General José Gabeiras Montero como Jefe del Estado Mayor del Ejército, contra el parecer del Consejo Superior del Ejército.
    34.- nombramiento de Rodríguez Sahagún como ministro de Defensa.
    35.- actuación fraudulenta del SECED y su sucesor CESID, llevando funciones contrarias a las que motivaron su cración, conocer e intervenir contra los enemigos de España.
    36.- promulgación de una nueva Constitución que mantiene, de forma genérica, la función de las FAS, pero que divide España territorial, política, social y lingüísticamente, en partidos políticos, asociaciones patronales y sindicatos, etc.
    Reconoce el “derecho” la objeción de conciencia al Servicio Militar.
    Sus deficiencias se han agravado por el incumplimiento palmario de la misma como por su parcial y contradictorio desarrollo.
    37.- cese fulminante en su cargo de Jefe de la División Acorazada Brunete n.º 1 del General Luis Torras Rojas destinado al Gobierno Militar de la Coruña (24 enero 1980).
    38.- cesed del Director General de la Guardia Civil el Teniente General Pedro Fontenla Fernández por declarar que la Guardia Civil había dejado de ser un cuerpo militar (18 abril 1980).
    39.- Ley Orgánica 6/1980 que regula los criterios básicos de la defensa nacional y la organización militar.
    40.- reforma del Código de la Justicia Militar (Ley Orgánica 9/1980).
    41.- 23 febrero 1981. Intento de golpe de timón institucional (no golpe de Estado ni tejerazo como venden los mass media insistentemente).
    Ante los graves sucesos que vive España fue dirigido por generales ultramonárquicos, conducido por los servicios de información y ejecutado por elementos impetuosos de la Guardia Civil, con tres resultados inmediatos:
    a) mano libre a la transformación profunda de los Ejércitos.
    b) un claro ganador (Rey Juan Carlos I) que se consolida como salvador de la democracia fuera cual fuese el resultado de la intentona y el coste de sus “leales”.
    c) acceso al poder del PSOE.
    Curiosamente tanto el CESID como la Guardia Civil, protagonistas de la toma del Congreso, una vez drásticamente depurados (los títeres visibles) no sufrieron represalia institucional alguna, al contrario han experimentado auge y aumentado sus competencias, capacidades y medios.
    Los grandes perdedores: España y sus Ejércitos, especialmente el de Tierra que no ha vuelto a levantar cabeza.
    42.- campañas generalizadas contra las FAS, especialmente contra la Legión y Guardia Civil.
    43.- “suicidio” del General de División Marcelo Aramendi García, director general de Enseñanza del Estado Mayor del Ejército de Tierra en su despacho oficial (13 mayo 1981).
    44.- modificación del Escudo Nacional,
    * se suprimen del tradicional:
    · el águila de San Juan (símbolo católico).
    · el yugo y las flechas de los Reyes Católicos (símbolo de Unión).
    · el lema: Una, Grande y Libre.
    * se cambia del tradicional:
    · la corona imperial por la real.
    * se introducen:
    · flores de lis (casa Borbón).
    45.- manifiesto de los Cien, reacción escrita y representativa de un estado generalizado de opinión, con la firma de un centenar de oficiales y suboficiales ante los continuos ataques a los Ejércitos y el silencio claudicante del mando.
    46.- ingreso de España en la OTAN, sin compensación ni garantía para nuestros INTERESES NACIONALES, pero dando un salto más en la neutralización política de las FAS.
    47.- Ley de 5 agosto 1982, sobre la Reserva Activa.
    48.- Conspiración “golpista” para el 27 octubre de 1982. Nuevo montaje de los servicios de información, decantados por la anti-involución.
    49.- asesinato del General, Jefe de la División Acorazada, Víctor Lago Román.
    50.- política de ascensos y destinos que abandona criterios objetivos de antigüedad y hoja de servicios por los subjetivos de “lealtad” a la política de los “reformistas”.
    51.- confusión y mezcla deliberada entre asuntos político-administrativos y los militares.
    52.- inicio de la retirada de la presencia militar en plazas y calles. Tropa de paisano en hora de paseo. Desaparición de los uniformes en la calle, incluso de los vehículos militares.
    53.- alejamiento de la lucha antiterrorista.
    54.- no actualización del Servicio Militar y abandono de la movilización.


    C.- FASE DE ATAQUE PROFUNDO. Gobiernos del PSOE.
    Bajo el mandato de Felipe González y el plan del ministro Narciso Serra, con serviles fieles en el generalato como: Veguillas, Alonso Manglano, Liberal Lucini, o Sabino Fernández Campos, etc.
    En esta etapa las FAS son tratadas con auténtico desprecio y hay una paulatina dejación, abdicación y sumisión del mando militar, superado por las consecuencias muy bien manipuladas del 23F.
    Acciones realizadas:
    1.- profundos cambios en la jurisdicción militar en todos sus aspectos, desaparece el jurado cualificado militar cuando se va a crear el jurado indiscriminado en el ámbito penal ordinario.
    a) Ley Orgánica 12/1985, del Régimen Disciplinario de las FAS.
    b) Ley Orgánica 13/1985, de Código Penal Militar.
    c) Ley Orgánica 4/1987, de la Competencia y Organización de la Jurisdicción Militar.
    d) Ley Orgánica 2/1989, de Procesal Militar.
    2.- Ley Orgánica 1/1984, de reforma de la Ley Orgánica 6/1980 sobre Criterios Básicos Defensa Nacional.
    3.- Ley 19/1984, del Servicio Militar.
    4.- Ley 4/1984, regula la Objección de Conciencia al Servicio Militar y la Prestación Social Sustitutoria.
    5.- Ley 17/189, regula el Régimen del Personal Militar Profesional, conocida como “de la función militar” por su afán “civilizador” fue un drástico cambio en los procesos de selección y ascenso entre otros puntos. Nunca equiparó salarialmente a los militares con otros “funcionarios” ni siquiera con guardias civiles ni policías nacioanles, e hizo sangre con cuerpos tan necesarios como Mutilados, Clero Castrense, Intendencia, Escala legionaria, y un largo etc.
    6.- creación de los Cuerpos Comunes de la Defensa, de dudosa legalidad y en perjuicio de cada uno de los Ejércitos (Ley 17/1989).
    7.- profundas y permanentes reorganizaciones estructurales y de personal con gran desgaste y nulos resultados.
    8.- sustanciales cambios en los servicios de información del Estado que absorben los de las FAS, excepto a nivel táctico.
    La “involución” y las rencillas de los partidos son los campos principales de acción lo que justifica sucesivos escándalos y estrundosos fracasos en asuntos vitales de terrorismo, separatismo, corrupción, mafias internacionales, crimen organizado, política internacional, etc. etc.
    9.- desmilitarización del Ministerio de Defensa, cada vez más invasivo en materias exclusivamente castrenses.
    10.- usurpación constante de funciones y competencias propias de los Ejércitos.
    11.- control de la enseñanza militar.
    12.- desvinculación de la Guardia Civil y Policía.
    13.- Incumplimiento constitucional (principalmente de los arts. 8º y 30º).
    El 30º:
    · los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España.
    · la ley fijará las obligaciones militares de los españoles …
    · podrá establecerse un servicio civil para el cumplimiento de los fines de interés general.
    · mediante ley podrán regularse los deberes de los ciudadanos en casos de grave riesgo, ...
    14.- disminución alarmante de unidades y efectivos de las restantes: Planes META, RETO, NORTE, …
    15.- “olvido” de la movilización.
    16.- paulatino desmantelamiento de la industria de Defensa, inutilizada, vendida o privatizada.
    17.- inicio de la desamortización del patrimonio inmobiliario de los Ejércitos (cuarteles, hospitales, parques, arsenales, baterías costa, campos de tiro, talleres, polvorines, pabellones, residencias o viviendas militares).
    18.- reducción y control de todos los aspectos de la cultura militar oficial. La “censura” ministeria abarca libros, revistas, periódicos, radio, cine, TV, vídeos, redes sociales, exposiciones, conferencias, etc. alcanzando discursos y alocuciones de los mandos.
    Por ejemplo cuando el control político de la vida militar era ya absoluto (2011), con motivo del 75 aniversario de la defensa y liberación del Alcázar de Toledo, la Hermandad de Santa María del Alcázar, que agrupa a defensores y descendientes, organizó para conmemorar los hechos un ciclo de conferencias. Tras su éxito en Madrid se pusieron innumerables dificultades para realizarlas unos meses después en el propio Alcázar (pertenece al Instituto de Historia y Cultura Militar), se pidieron unas exorbitantes cantidades económicas de alquiler de la sala cuando se ceden gratuitamente para realizar actos ajenos al Instituto.
    Tuvo que ser el Ayuntamiento el que cediera locales, gratuitamente, para celebrar las citadas conferencias, que finalmente, por esta ayuda inesperada pudieron realizarse.
    19.- desarraigo militar en la población civil.
    20.- “mistificación” con el servicio militar voluntario.
    21.- ocultamiento de la presencia militar (bajo excusa del peligro terrorista).
    22.- vaciamiento institucional.
    23.- interrupción de la información ascendiente y descendiente, suspensión de los estados de opinión.
    24.- cambio de postura radical en la reclamación Gibraltar (apertura verja, 1982).
    25.- adhesión española al tratado de no proliferación armas nucleares sin contrapartida alguna. Parón desarrollo nuclear (1987).
    26.- cambio significativo de nuestra política hispánica y de amistad con mundo árabe (recordar enfoque del V centenario del descubrimiento de América).
    27.- empleo sistemático y masivo de fuerzas militares en protección del AVE, centrales nucleares, presas, etc.
    28.- inicio en 1989 de la participación en operaciones denominadas eufemísticamente de “paz exterior”.
    29.- creación de las Agregadurías de Defensa en las Embajadas españolas, englobando y suprimiendo las Militares, Navales, Aéreas.
    30.- Ley orgánica 13/1991 del Servicio Militar.
    31.- Irrupción de una inmigración masiva, ilegal e incontrolada, enfocada de forma irreal y demagógica con perjuicios tanto para los españoles como para los inmigrantes.
    32.- España en declaración de un simplista buenismo se declara SIN ENEMIGOS propios.
    33.- Otros cambios:
    · a) Legión, cambio total del reclutamiento (RD 191/88). Supresión Escala Legionaria (Ley 17/1989).
    · b) Uniformidad, supresión de la banda y cordón de la victoria.
    · c) desaparición de nombres ilustres históricos de la historia militar (Daoiz, Velarde, Ruiz, Fernando Primo de Rivera, Franco, Moscardó, etc.).
    · d) desaparición del encabezonamiento honorífico de los escalafones del Ejército Tierra (RD 394/87).
    · e) silencio sobre los héroes de la guerra de Liberación y de militares asesinados por los terroristas.
    · f) celebración de la Pascual Militar en la que las FAS son un simple decorado.
    · g) concesión de distinciones y condecoraciones bajo control y uso del partido de turno.
    · h) uso demagógico de la incorporación de la mujer a las FAS.
    · i) humillante postergamiento de los mandos castrenses en los protocolos del Estado (RD 2099/1983), esta norma aún vigente las FAS no figuran como institución del Estado y sus autoridades son relegadas a los puestos 22, 24, 26, 27 y 40 de un total de 41, en los actos en Madrid como capital, en las CCAA pasan a los lugares 25, 27, 28, 29 y 47 de un total de 48.
    34.- promoción selectiva d euna nueva élite militar de “gestión” y dóciles a los políticos sin que importe el signo (siempre lo hacen bien) y a las consecuencias de sus iniciativas.


    D.- FASE DE EXPLOTACIÓN DEL ÉXITO.
    Con los gobiernos de Aznar se completa el desmantelamiento militar. Zapatero y Rajoy, bajo la sombra en asuntos de seguridad y defnesa del General del Ejército Sanz Roldán.
    1.- continuos cambios en el Régimen disciplinario de las FAS (leyes orgánicas 8/1988 y 8/2014).
    2.- España culmina su incorporación plena a la estructura militar integrada de la OTAN (1 enero 1999).
    3.- Ley 17/1999, de Régimen del Personal de las FAS. Una nueva y corrosiva vuelta de tuerca a la raíz de la profesión militar.
    4.- suspensión del servicio militar (RD 247/2001).
    5.- cultura militar, OLVIDO y FALSEAMIENTO de la Historia, entre otros hechos destacan:
    a) cierre del Museo del Ejército en Madrid (30 junio 2005), cabe resaltar:
    · traslado al Alcázar de Toledo (Gobierno Aznar) con excusa ampliación museo Prado, precisamente al Palacio del Buen Retiro (aún hoy vacío). El traslado, se hizo sin la preceptiva orden ministerial, es decir, ilegalmente.
    · nueva ubicación del Museo, fuera de la capital de España.
    · coste desorbitado de las obras en el Alcázar de Toledo.
    · edificio de uso limitado al instalarse en la planta la bibilioteca de la comunidad de Castilla-La Mancha.
    · características inadecuadas del conjunto del Alcázar.
    · previsible aparición de restos arqueológicos en las obras realizadas, comprometiéndolas más
    · coste del traslado, elevadísimo, muy por encima del presupuestado.
    · desastroso y SECTARIO proyecto museístico, IMPUESTO por el Ministerio de Defensa.
    · pérdida de gran parte del espacio expositivo (20% del original).
    · titularidad y gestión estatal del nuevo museo.
    · Desaparición del Museo de Defensa del Alcázar y cierre de la cripta que contiene los resto de los heróicos defensores, protagonistas de una hazaña internacionalmente conocida y reconocida.
    b) desmantelamiento del Museo Militar de Montjuich (30 abril 2007).
    c) sustración al conocimiento público de las salas históricas de las unidades.
    d) retirada de infinidad de monumentos, estatuas, monolitos, placas, nombres, etc. de soldados a los que los Ejércitos, en su momento, reconocieron y condecoraron, y hoy son escarnecidos por quienes debían ser los primeros en venerarlos y rendirles respeto.
    6.- olvido oficial descarado de los militares caídos en combate o asesinados por ETA y otros terroristas.
    7.- agresivas campañas antimilitaristas por el envío de tropas españolas a la pacificación de Iraq.
    8.- transformación del CESID en CNI (Ley 11/2002).
    9.- el primer militar, Jefe del Estado Mayor de la Defensa figura en 4º lugar de la representación institucional de las FAS (RD 913/2002).
    10.- supresión de la organización territorial militar (Capitanías, Zonas, Gobiernos, Comandancias, Regiones, Provincias, Sectores, Distritos) (RD 912/2002).
    11.- desparición de la Inspección General de Movilización del Ejército de Tierra (RD 912/200).
    12.- serias dificultades para repatriar soldados de la División Azul caídos en Rusia. Abandono generalizado de los cementerios militares, silencio e inhibición sobre el Valle de los Caídos.
    13.- accidente del Yakolev, vuelo en avión de compañía privada subcontratada para trasladar tropas que volvían de su misión en Afganistán que puso en evidencia:
    a) la escasez de recursos para atender misiones exteriores.
    b) pésima gestión del accidente y sus consecuencias por las autoridades del Ministerio, con una falta total de consideración hacia las familias de las víctimas.
    c) la supeditacíon ciega al poder político de turno.
    d) la explotación sin escrúpulos de los partidos políticos.
    e) evidentemente las responsabilidades se descargaron exclusivamente sobre uniformados.
    f) la denominada familia militar ha dejado de existir.
    14.- incidente y recuperación del islote de Perejil (2002). Militarmente impecable, explotada fatuamente por el Ministro y denigrada, como siempre por los enemigos internos.
    Evidenció que España está SOLA para solucionar conflictos propios, depende únicamente de sus posibilidades por mucha integración “plena” en la OTAN y demás.
    Ante esta y otras evidencias se continúa poniendo nuestra SEGURIDAD en decisiones AJENAS.
    15.- derribo (accidente) del Cougar (Afganistán, 2005). Problema de certificados de aeronavegabilidad.
    16.- Ley Orgánica 5/2005, de la Defensa Nacional, nuevas misiones para las FAS.
    Aparecen dos llamativas nuevas misiones:
    · seguridad y defensa de nuestros aliados (internacionales).
    · preservar la seguridad y bienestar de los ciudadanos.
    17.- excesiva multiplicación de la integración en organismos SUPRANACIONALES y participación en mandos multinacionales y operaciones externas que tienen efectos:
    positivos como:
    a) experiencia del personal y comprobación de procedimientos, material y equipo.
    b) estrechamiento de los vínculos internos de las unidades.
    c) confianza en nuestras capacidades y posibilidades.
    d) conocimiento y cooperación con otros Ejércitos y organismos internacionales.
    e) presencia en escenarios desconocidos.
    Y negativos como:
    a) desbordamiento por el número y entidad de las misiones que sobrepasan nuestras capacidades.
    b) se dispersa y difumina el esfuerzo militar.
    c) se desgasta al personal y unidades con una contribución desproporcionada.
    d) deforma la preparación para una guerra.
    e) deteriora los reflejos para el combate.
    f) distrae la concentración en el cumplimiento de otras misiones FUNDAMENTALES.
    g) posterga frecuentemente los intereses nacionales ante otros extraños.
    h) excesivas limitaciones en las reglas de enfrentamiento.
    i) mentalización internacionalista.
    j) confusión de lealtades.
    k) empleo inadecuado de las unidades de las distintas Armas y Especialidades (para que roten).
    l) desapego nacional ante los largos y continuos destinos fuera de España.
    El único y triste consuelo es que tal vez las FAS aún sobrevivan por la exigencia de la participación internacional en este tipo de misiones.
    18.- fuerzas desajustadas para el empleo asignado y las previsibles amenazas.
    19.- machacona apelación a la lucha contra el terrorismo global para justificar la aportación militar española en conflictos de dudosa repercusión para España, en detrimento de los escasos medios disponibles para enfrentar amenazas y riesgos REALES de nuestra EXCLUSIVA INCUMBENCIA.
    20.- vergonzosa supresión del desfile de Barcelona en el día de las FAS siendo Presidente Aznar y Trillo ministro defensa.
    21.- atentados 11-M (2003): fracaso rotundo, una vez más, de los servicios de información. Silencio sobrecogedor de los Ejércitos ante este siniestro atentado de categoría y repercusión mundial. Indigna y cobarde reacción de las autoridades y de la sociedad española que demuestran el grado de disolución nacional alcanzado.
    22.- Decisión del Presidente del Gobierno de la retirada inmediata del contingente español en Iraq (2004) aunque no había motivos para estar allí el hecho de la retirada y la forma en que se produjo no tienen justificación jurídica, política ni militar, pero demostraba, otra vez que España como Estado soberano
    a) carecía de una política de defensa.
    b) sus Ejércitos son tratados como juguete de intereses internacionales y/o de disputas partidistas internas.
    c) nadie es capaz de rechistar ante un trato tan humillante.
    23.- compensación ante los poderosos internacionales por la retirada de Iraq incrementando la incongruencia de la aportación de tropas a Afganistán y otras misiones igual de injustificables.
    24.- arresto, destitución y pase a la reserva del Teniente General José Mena Aguado, Jefe de la Fuerza de Maniobra del Ejército de Tierra por mencionar, en un discurso (Pascua Militar en Sevilla, 2006) el art. 8º de la Constitución en relación con el contenido del proyecto de nuevo Estatuto de Cataluña.
    Queda claro que los mandos militares NO pueden conocer ni mencionar la Constitución en temas de su competencia, sino es para rendir pleitesía a cuanto hagan y digan los políticos.
    25.- creación de la Unidad Militar de Emergencias (RD 416/2006) con misión, (inconstitucional y sacada de la manga), organización, equipo e instrucción ajenos a la razón de ser de los Ejércitos, situada orgánica y funcionalmente fuera de las FAS. Por si fuera poco cuenta con prioridad absoluta de dotación de medios, humanos y materiales con perjuicio directo e inmediato del resto de unidades.
    Hasta la fecha los Ejércitos habían colaborado y reforzado eficazmente los medios civiles en cualquier situación de emergencia al mantener retenes permanentemente disponibles en materiales y personal que se movilizaban ante contingencias. Recuérdese, por ejemplo, las inundaciones del País Vasco (1983), riada de Badajoz (1997), hundimiento Prestige (2002) en la que mis soldados acudieron voluntarios tras regresar de seis meses de misión en Bosnia y sin haber disfrutado del permiso reglamentario que les correspondía, nevada de Burgos (2004), incendio Guadalajara (2005), etc. etc.
    26.- Ley 8/2006 de Tropa y Marinería.
    27.- claudicación sin condiciones en la secular reivindicación sobre Gibraltar. En 2006 se permite usar aeropuerto, telecomunicaciones, tránsito fronterizo, pensiones, aguas jurisdiccionales, etc. Provocando incidentes continuos y admisión de Gibraltar en algunos organismos internaconales (deportivos y comerciales).
    28.- menosprecio y ataques, sin respuesta, de forma pública, reiterada y colectiva a las personas, símbolos de representación nacional y héroes de los Ejércitos.
    29.- creación de las Delegaciones de Defensa (RD 308/2007).
    30.- Ley 39/2007 de la carrera militar. El mando militar se inhibe a pesar de los más de 17.000 recursos presentados por su aplicación.
    31.- Ley de Memoria Histórica (Ley 52/2007), fórmula “legal” culmen del sectarismo, falsedad y ODIO REVANCHISTA que entroniza la división y enfrentamiento entre españoles, condenando la inmensa mayoría en el pasado, el presente y el futuro, insituyendo por decreto una “verdad histórica inobjetable, hasta el exterminio del disidente.
    Esta norma sirve de amparo y justificación de los mayores dislates imnaginables.
    32.- nuevas Reales Ordenanzas para las FAS (RD 6 febrero 2009) en los que el lector encontrará que los Ejércitos actuales han sido privados de las reglas morales con que regir su conducta, de alta CARGA IDEOLÓGICA, y más dislates de inspiración pacifista, apelaciones al multiculturalismo, al cambio climático y ¡como no! Ubicua ideología de género … desmontando la naturaleza jerárquica de las FAS.
    33.- concesión e imposición de la Cruz Blanca al Mérito Militar a 14 antiguos miembros de la UMD.
    34.- uso del Ejército para enfrentar el problema laboral planteado por controladores aéreos. El Gobierno, mediante Decreto firmado por el ministro de la Presidencia Ramón Jáuregui, sancionado por el Rey Juan Carlos I, ordenó la militarización del espacio aéreo y que efectivos del Ejército del Aire tomaran bajo su mando los cnetros de control del tráfico aéreo y las torres de los principales aeropuertos civiles.
    El 4 diciembre 2010, en Consejo Extraordinario de Ministros se declara el ESTADO DE ALARMA, única vez en la democracia española que ocurre algo similar (RD 1673/2010).
    35.- los españoles son privados de cauces participativos en la defensa nacional. Los Reservistas vountarios, figura creada por el RD 383/2011, cuentan con personal ejemplar y generoso incomprensiblemente infrautilizado por la normativa de Defensa.
    36.- Ley de derechos y deberes de los miembros de las FAS (LO 9/2011).
    37.- acuerdo negociado en secreto por Zapatero para establecer en Rota la base principal del componente naval del escudo antimisiles de la OTAN (EEUU), hecho público el 5 octubre de 2011 con las Cortes disueltas.
    38.- constitución del Consejo de Personal de las FAS (órgano de participación de asociaciones militares).
    39.- creación de un Observatorio de la vida militar. Órgano adscrito a las Cortes Generales con carácter asesor y consultivo con la misión de analizar permanentemente la condición militar, formado por 9 miembros, cinco designados por el Congreso y 4 por el Senado, sin retribución.
    40.- establecimiento en Morón de la base permanente de la fuerza militar USA de despliegue rápido en África, sin el más mínimo respaldo legal.
    41.- inicio oficial del “proceso de paz” por el que se condena definitivamente a las víctimas del terrorismo, se abre la vía a la legalización de ETA y se aceptan, de hecho, como democráticos sus fines como los medios usados para conseguirlos.
    Se reconocen méritos a los asesinos, se les premia y se amenaza con “delitos de odio” a los que no estén dispuestos a olvidar quienes son, que han hecho y por qué siguen luchando.
    42.- programas de adquisición de determinado armamento puntero, fuera de nuestras posibilidades reales, y desproporcionados para la capacidad media de los Ejércitos, que siguen careciendo de los elementos básicos indispensables para la realización de las misiones concretas encomendadas.
    43.- carencia absoluta de reservas de munición y material.
    44.- mantenimiento insuficiente del material y equipo disponible.
    45.- falsa profesionalidad de la tropa. Solo la “tropa permanente” puede asimilarse a profesional a efectos administrativos, anteriormente cualquier soldado de recluta estaba capacitado para hacer sus puestos de guardia con el arma reglamentaria, alimentada, cargada y asegurada, cosa que no es exigible hoy a los “profesionales”. Anteriormente la Legión era profesional casi totalmente.
    Puestos y destinos inadecuados para los soldados de acuerdo a su preparación y condiciones.
    Problemas de permanencia, consideración y remuneración.
    46.- renuncia institucional a reivindicar los valores castrenses.
    47.- manipulación del lenguaje y terminología militares.
    48.- destrucción de la sanidad militar (hospitales, médicos, …) deterioro progresivo de la astención sanitaria al personal militar, especialmente a los retirados.
    49.- insensibilidad política y militar ante los progresos del separatismo en Cataluña y otras regiones: Vascongadas, Galicia, Canarias, Valencia, etc.
    50.- la enseñanza de formación de las FAS está en manos de organismos ajenos a las mismas (Centros Universitarios de Defensa) que controlan la educación de la escala superior y otorga grados innecesarios para un conductor de soldados como el de Ingeniería de Organización Industrial.
    No puede admitirse ni entenderse la dicotomía planteada y desgraciadamente aceptada de que se preparan para la salida de las FAS, ¡Inaudito!
    51.- permanente desamortización del patrimonio inmobiliario de los Ejércitos en los que no se notan los ingresos producidos.
    52.- cese del General Ángel Pontijas Deus por un editorial en la revista Ejército, crítico con la deriva separatista del Presidente de Cataluña Arturo Mas (27 noviembre 2012).
    53.- escasas declaraciones del mando militar pero siempre triunfalistas y elogiosas para los políticos. Mientras que los temas que sí inciden de lleno en las misiones de las FAS como son: terrorismo, unidad de España, separatismo, seguridad de fronteras, enemigos potenciales, Gibraltar, pérdida de soberanía, memoria histórica, … son un inexplicable TABÚ para los responsables de las FAS.
    54.- crecimiento desmesurado del órgano ministerial pese a la progresiva reducción de los Ejércitos.
    55.- variaciones en los lemas, cancionero, poesías, … Se “olvida” la letra no oficial del himno nacional pero no es reemplazado por otra.
    56.- creación de una historia “oficial” políticamente correcta, incuestionable y subvencionada, del cambio sufrido por las FAS, ocultando y MANIPULANDO todo y más de lo que aquí se denuncia.
    57.- antiguo JEMAD candidato de extrema izquierda en las elecciones generales (2015), no sabemos qué es más patético, si su desprestigio personal con su inconsecuente postura personal o sus incomprensibles declaraciones, o el lugar en que deja a las FAS de las que ha sido máximo responsable militar recientemente.

    Una vez más recurrimos a palabras del General Marchante que resume el proceso como sigue:
    las FAS españolas han sufrido un continuo, tenaz e insistente proceso de demolición en el que ha habido pocas interrupciones; de tal forma que esa Institución, fundamental en todo Estado moderno, que son sus Ejércitos, no sólo han sido expulsados de de la vida política y social de España sino que, incluso técnicamente, han sido sometidas a una degradación material y, lo que es más grave, moral y espiritual que hacen insignificante su aportación en el acontecer público



    CONCLUSIONES.
    La transformación de los Ejércitos españoles es una realidad, pero contra la opinión imperante y políticamente correcta, somos bastantes quienes desde dentro de las FAS, y también desde fuera, consideramos que lo acontecido puede constituir, sin tapujos, su DESMANTELAMIENTO DE HECHO Y DE DERECHO; y si no se ha ido más allá ha sido por la provechosa utilidad de un conjunto de hombres y mujeres armados, disciplinados, nobles, y generosos, que siguen creyendo y sirviendo a unos ideales, de la que otros se sirven para usarlos como mano de obra barata y fiable, en tareas que no les son propias, o poniéndolos al servicio de intereses desconocidos y/o INCONFESABLES.

    En 2011 el Coronel Candi, en un duro pero fundamentado y riguroso alegato titulado: “Desidia, incapacidad e incopetencia” afirmaba:
    España no puede garantizar por si sola su defensa y seguridad, y sus FAS no pueden satisfacer las misiones que le encomienda la Constitución

    Y debemos añadir que hay riesgos a cuya defensa nuestros aliados NO se comprometen.

    Lamentablemente en relación con los mandos militares hay que reconocer una vez más, con palabras del General Marchante:
    Es muy difícil de creer que quienes no han sabido mantener y defender una institución como la militar, básica en cualquier Estado moderno, sean capaces en caso necesario, de defender a una Nación que fue la primera y es la más vieja del mundo y, sobre todo, es la nuestra y estamos obligados a defender”.

    Es contradictorio que después de separar, tajantemente, a los Ejércitos de cualquier función e intervención que contribuya a garantizar y respaldar el mantenimiento del orden público y el bien común, separándolos como apestados de las Fuerzas de Seguridad, por considerarlo un abuso e intervencionismo político, ahora se vean RESPONSABILIZADOS sin limitaciones en la seguridad y bienestar de la población española y de otros países, con misiones sobrevenidas ajenas a su naturaleza, y bajo sometimiento absoluto a los gobernantes de turno, que los manejan a su capricho y conveniencia.

    Si se reduce España a una simple marca como insisten nuestras autoridades con exceso de satisfacción, estamos renunciado previamente al hecho de que CONSTITUIMOS UNA NACIÓN, y reconocemos, implícitamente, que nos hemos convertido en una gran sociedad mercantil, manejada por capital extranjero, que explota, sin miramientos y en beneficio de extraños nuestros recursos y trabajo.
    Esta es la única explicación comprensible de lo que está ocurriendo y resulta dudoso que, en estas condiciones, nuestros soldados deban dedicar y arriesgar sus vidas, invocando a la Patria, para proteger y sostener un poderoso entramado del que apenas somos más que una pequeña ficha.

    Podemos resumir las diferencias entre el Ejército Nacional y el Actual como sigue:
    · de gigante “descalzo” a enano inerte y robotizado.
    · de silencioso a silenciado.
    · de actor, a simple ejecutor.
    · de ilusión vocacional a la ambición personal.
    · del deber cumplido a pasar desaparcibido.
    · de vinculación local y social a desarraigo.
    · de fundamento a instrumento.
    · de cohesión a dispersión.
    · de lealtad a conveniencia.
    · de jefes a gestores.
    · de compañerismo a desconfianza.
    · de presencia a escamoteamiento.
    · de firmeza relativismo.
    · de preferentes a relegados.
    · de ser sujeto a herramienta u objeto.
    · de institución a entidad.
    · de misión a función.
    · de Ejército cercano a Ejército virtual.
    · de proyectable a proyectado.
    · de pertenecer a estar.
    · de vocación, a ocupación o empleo.
    · de tener peso a ser ninguneado.
    · de patriotas a técnicos.
    · de motor de la industria y la técnica a mero consumidor.
    · de guerra a conflicto.
    · de combatir a dialogar.
    · de prepararse en el uso de las armas a instruirse en el manejo de extintores y mangueras.
    · de espíritu y mentalidad guerrera a repartidores de ayuda humanitaria.
    · de sentimiento patrio a conciencia extirpada.
    · de ciudadanos soldados a militares bomberos.
    · de servicio y defensa de la Nación a preservar el bienestar ciudadano.

    El desapego tras la pertinaz labor deseducativa que sufren los españoles actuales hacia el concepto nación y lo que ello implica más la simultánea inoculación de todo lo que puede dividirnos y enfrentarnos (partidos políticos, territorios, clase social, religión, sexo, lengua, cultura, etc.) nos está llevando a una situación límite en la que los Ejércitos han sido igualmente afectados y especialmente manipulados para que se conviertan en meros espectadores.

    Y esto sucede, por si fuera poco, en un momento en que la situación internacional e interna vuelven, en muchos aspectos, a la prebélica, si bien con el matiz del tiempo diferente en que vivimos hoy que hace entrar en juego actores y fuerzas muy diferentes a las tradicionales al usar armas, técnicas y procedimientos que trastocan los conceptos clásicos del arte de la guerra.

    O esto es lo que se le vende al ciudadano al que se le inyecta, incesantemente, el miedo en el cuerpo. Miedo colectivo que se fomenta y usa desde hace años por los mass media aprovechando causas reales que se desenfocan, amplifican y explotan, posiblemente consentidas, propiciadas y/o provocadas o simplemente inventadas.
    Los orígenes son de todo tipo:
    · políticos (terrorismo, comunismo, yihadismo, nazismo, ...),
    · ideológicos, con la falsa excusa de combatir el odio (xenofobia, homofobia, racismo, integrismo, …),
    · sanitario, (sida, gripe aviar, ébola, zika, plagas, …).
    · ecológico (contaminación, cambio climático, …),
    · desastres naturales (terremotos, maremotos, incendios, inundaciones, sequías, ciclones, nevadas, tornados …).

    De este modo JUSTIFICAN la invasión de la CONDUCTA PRIVADA y la aplicación de una amplia GAMA DE LIMITACIONES, CONTROLES y medidas lesivas, hasta vejatorias, contra la auténtica libertad.
    Y estas disposiciones, que encubren disimulan y encauzan las intenciones de los gobernantes, son ACEPTADAS SIN RECHISTAR por los perjudicados y que permite tenerlos CONTROLADOS y evitar cualquier REACCIÓN SOCIAL contra los agresores pues son totalmente inocuas para los causantes de las situaciones de riesgo, que aumentan y multiplican sus acciones para seguir DESTRUYENDO IMPUNEMENTE, desde sus cimientos, toda una CIVILIZACIÓN MILENARIA.

    Es una GUERRA, distinta, pero guerra, donde la preparación para aforntarla exige una visión clara de lo que nos jugamos,
    CONVICCIONES arraigadas
    VOLUNTAD inquebrantable de imponerse al adversarios
    COMPENETRACIÓN de todos los sectores sociales
    ACEPTACIÓN activa de SACRIFICIOS, los que exigen estas confrontaciones

    Nos tememos que , precisamente los Ejércitos, punta de lanza de nuestra defensa, son los primeros en ser APARTADOS de la específica, compleja e intensa formación y adiestramiento que requieren las guerras del XXI.

    La intervención en emergencias, el apoyo a la población civil, la ayuda humanitaria no pueden descartarse de la actuación militar pero es una fragrante prevaricación y tremenda irresponsabilidad constituir, dotar, preparar y emplear a las unidades militares PRIORITARIAMENTE (exclusivamente) en actividades y tareas alejadas de su misión y razón de ser que además pueden ser desarrolladas con normalidad y eficacia por otros organismos que disponen de sobrados conocimientos, competencia y medios tanto a nivel nacional como internacional.

    A continuación enumeramos los acontecimientos que han modelado, por dentro y por fuera, a los Ejércitos actuales de España, analizando su situación real en una situación en que está en juego la PROPIA SUBSISTENCIA de ESPAÑA, acosada por virulencias de todo tipo y desde todos los ángulos.
    Forman parte de la descripción de las FAS españolas:
    1.- capacidades y competencias GRAVEMENTE disminuidas.
    2.- NULA autonomía militar en ningún campo profesional.
    3.- organizacón cambiante, DECRECIENTE y sin arraigo.
    4.- INTROMISIÓN política y partidista.
    5.- DESMILITARIZACIÓN de los Ejércitos.
    6.- cansancio y DESMORALIZACIÓN de sus componentes.
    7.- sin PRESENCIA ni peso, ni en política ni en la sociedad.
    8.- PRESUPUESTOS bajo mínimos, de los más bajos del mundo, volcados en el escaso personal.
    9.- Industria de defensa DESMANTELADA o en manos extranjeras con grave dependencia exterior.
    10.- proceso continuo de DESAMORTIZACIÓN inmobiliaria sin beneficio alguno para el Ejército.
    11.- crencias graves de material y equipo, ni armónico ni equilibrado.
    12.- gran desviación de su MISIÓN CONSTITUCIONAL organizándose y dotándose unidades primordialmente para el desempeño de misiones humanitarias o de bienestar, dentro y fuera de nuestras fronteras.
    13.- despliegue incoherente, alejamiento geográfico.
    14.- una Constitución que cercena de raíz la atribución al Rey del mando supremo de las FAS, agravado por los desarrollos legales posteriores, dejándolo en algo meramente decorativo o protocolario, cuando se establece que:
    a) la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad. Sus actos estarán siempre refrendados … careciendo de validez sin dicho refrendo (art. 56.2).
    b) los actos del Rey serán refrendados por el Presidente del Gobierno, y en su caso, por los ministros.
    c) sólo puede nombrar yu relevar libremente a los miembros civiles y militares de su Casa (art. 65.2).
    15.- INCONSTITUCIONALMENTE se ha creado un CUARTO EJÉRCITO: Cuerpos Comunes, Unidad Militar de Emergencias y Delegaciones y Agregadurías de Defensa.
    16.- SUPRESIÓN de hecho pero ILEGAL del deber y derecho de DEFENDER A ESPAÑA.
    17.- COHESIÓN resquebrajada por multitud de factores, desconfianza vertical y horizontal.
    18.- ALEJAMIENTO, inferioridad numérica y de cobertura ante las FOP.
    19.- MANDO DILUIDO y diversificado, ejército sistémico.
    20.- SINDICALIZACIÓN, derechos y libertades, Consejos, Observatorios, Asociaciones.
    21.- Relajamiento de la disciplina.
    22.- EXTERNALIZACIÓN radical de la estrategia, logística, operatividad, táctica, seguridad e inteligencia.
    23.- debilitamiento del espíritu y MORAL militar.
    24.- selección PARTIDISTA de la cúpula y mandos.
    25.- carencia de los mandos de una estricta LEALTAD a ESPAÑA, a la Institución militar, a los subordinados e incluso a la Constitución con renuncia a las RESPONSABILIDADES inherentes a los cargos.
    26.- DEPENDENCIA de mandos y organismos EXTRANJEROS.

    En CONCLUSIÓN aunque quisieran, los Ejércitos españoles actuales CARECEN de entidad, presencia política, mandos, motivación, organización, competencias, cohesión, despliegue, preparación, medios y apoyo social para ser consecuentes con su razón de ser y cumplir sus misiones constitucionales.

    Pero … del español puede esperarse todo como ha demostrado nuestra historia, especialmente en las situaciones extremas, casi desesperadas.
    La denuncia sincera de la caótica situación española, especialmente de su estamento castrense, constituye un primer paso para MOTIVAR y PROVOCAR, personal y colectivamente, una profunda reacción que pueda corregir la fatal trayectoria en la que estamos inmersos.

    Nuestra FE en ESPAÑA es básica y determinante para la inmensa labor que nos espera. El empeño y coraje que nos anima proviene de los que nos han precedido con su VALOR y EJEMPLO.
    La entrega y el SACRIFICIO tienen como recompensa sublime el futuro de nuestros hijos, en eso radica nuestra responsabilidad, como españoles y como soldados.

    No son fáciles las circunstancias que atravesamos ni débiles los enemigos a los que nos enfrentamos, pero son estas dificultades las que más motivan a los españoles de raza y que nos hace sacar nuestras mejores virtudes.
    Para superar las dificultades no podemos ignorarlas ni minusvalorarlas, siendo el primer paso denunciarlas públicamente.

    Hay un rescoldo abrasador de un noble y generoso patriotismo entre soldados, guardias civiles y policías que entregan lo mejor de sus vidas al servicio de España, sino también entre las gentes de toda clase y procedencia y que con valor e hidalguía enarbolan con inmensa fe y admirable esfuerzo la bandera ilusionante de la Patria común. Nuestra responsabilidad es que las llamas prendan en el resto de los españoles, devolviéndoles la confianza colectiva y librándoles del frío destructor de la duda y el enfrentamiento entre hermanos.
    Última edición por donjaime; 20/03/2018 a las 14:30
    ALACRAN y Pious dieron el Víctor.

  2. #2
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,720
    Post Thanks / Like

    Re: Crónica de la destrucción y situación actual de nuestras Fuerzas Armadas (FAS)

    ...
    3.- dimisión del Vicepresidente Gobierno (asuntos Defensa) Teniente General Fernando De Santiago.
    ...12.- legalización del PC (9 abril 1977), con nocturnidad, alevosía, engaño y traición, pues:
    · existían contactos y acuerdos previos con Santiago Carrillo (secretario general PC).
    · se incumplía la PROMESA expresa en sentido contrario del Presidente Suárez a la cúpula militar. Esta deshonra, engaño, traición y perjurio fue reiteradamente calificado de “jugada política muy hábil” por Suárez, un claro ejemplo de lo que entendía por “democracia”.
    · manipulación de los informes jurídicos para justificar la “legalidad” de la medida.
    · se aprovecha la festividad de la Semana Santa para sorprender y mitigar cualquier reacción.
    · se instrumentaliza el victimismo y la civilizada serenidad comunista ante los “oportunos” asesinatos de Atocha.
    13.- dimisión del Ministro de Marina, Almirante Gabriel Pital da Veiga por desacuerdo con lo anterior.
    14.- dura nota del Consejo Superior del Ejército y posterior escrito del Rey por el fondo y forma de la legalización del PC. Se pedían los ceses de Suárez y Gutiérrez Mellado como máximos responsables.
    ...
    Siempre me ha chocado esa "PROMESA expresa en sentido contrario del Presidente Suárez a la cúpula militar" Digo yo que sería una promesa ...¿a cambio de algo no? ¿de qué, exactamente? ¿de no intervenir y cortar la incipiente Transición? Bien. Si hubo tamaña desvergüenza e incumplimiento por Suárez, como parece, quedaba el Ejército expedito para haber actuado contra él y su Transición.

    Pero bueno, luego de las sucesivas pifias nos íbamos enterando que todo el ruido de sables se resolvía con dimisiones en las altas esferas militares.

    Por otra parte, parece ser que ese de las dimisiones debe ser el camino correcto de las discrepancias militares. Pero es evidente que en el año 1936 no estaba de moda. Aunque nunca me hubiera imaginado yo que ese tic de dimitir, tan típico de las democracias modernas avanzadas, se les hubiera enseñado en aquellas rancias academias militares de los años 20 y 30 a los bunkerianos franquistas Pita da Veiga, De Santiago y algún otro.
    Como para haber tenido miedo de aquellos mansos... (que eran, se supone, los vigilantes de que "lo atado" siguiera "bien atado").

    deshonra, engaño, traición y perjurio
    Ni por esas. A casita (...y, en la reserva, con la pensioncita asegurada y ya sin peligro, a hacer manifiestos rimbombantes sobre honor, juramentos, patria etc).
    Última edición por ALACRAN; 21/03/2018 a las 01:28
    Pious dio el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  3. #3
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,720
    Post Thanks / Like

    Re: Crónica de la destrucción y situación actual de nuestras Fuerzas Armadas (FAS)

    8.- legalización de la ikurriña (19 enero 1979).
    No fue en 1979 sino en 1977. Estuvo muy gracioso, entonces, lo de Tejero cuando fue a preguntar al ministro del interior (creo que era Martin Villa) que si se debían rendir honores militares a la ikurriña, como debería ser lo lógico. Ikurriña que no hay que olvidar ya por entonces había causado algunos guardias civiles muertos cuando (aun ilegal) iban a retirarla aprisa... y resultaba estar conectada a algún artefacto explosivo. La verdad es que la ironía entre militares está por de más.

    El ministro paisano se enfadó y a Tejero le trasladaron. El mansamente se sometió al castigo. Desde entonces, ya se sabe, si mandan cuadrarse ante ella, pues qué remedio: como si lo mandan ante la gaviota del PP, pues se hace y punto. No fastidiemos la carrera, los trienios y la jubilación.
    Última edición por ALACRAN; 20/03/2018 a las 22:02
    DOBLE AGUILA y Pious dieron el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  4. #4
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Re: Crónica de la destrucción y situación actual de nuestras Fuerzas Armadas (FAS)

    Gracias Alacrán.


    En efecto, es errata mía. En el texto original (pag. 60, última línea dice: "8.- legalización de la ikurriña (19 enero de 1977).




  5. #5
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,400
    Post Thanks / Like

    Re: Crónica de la destrucción y situación actual de nuestras Fuerzas Armadas (FAS)

    Gran artículo este, sin duda.

    12.- legalización del PC (9 abril 1977), con nocturnidad, alevosía, engaño y traición....:
    He aquí el llamado "Viernes Santo rojo" de 1977; la mayor felonía que cometió ese señor, que tiene a su nombre el aeropuerto de Madrid. Yo no lo viví, pero sí familiares míos muy directos (algunos foreros como Valmadian, Alacrán y quizá Hyeronimus lo recordarán perfectamente). El Gobierno de UCD juró y perjuró a los militares que JAMÁS, NUNCA, iba a suceder la LEGALIZACIÓN del Partido Comunista (PCE); tal es así, que cuando esta se hizo efectiva, el entoces ministro de Marina Don Gabriel Pita da Veiga, dimitió de manera irrevocable y NO ENCONTRABAN en todo el escalafón UN SÓLO ALMIRANTE que estuviera dispuesto a ser ministro (entonces exixtían tres: Ejército, Marina y Aire). En otros casos, hubo reacciones de todo tipo, con los consiguientes arrestos. Por ejemplo, al Comandante de la Escuela Naval Militar, se le ocurrió saludar militarmente al busto de Franco que se encontraba dentro de la Escuela públicamente, en presencia de todo el mundo...

    Como no encontraban a nadie que quisiera hacerse cargo del ministerio, tuvieron que llamar al señor Pery Junquera (que no era almirante sino vicealmirante) y que se encontraba en la reserva, al que tuvieron que activar y ascender a almirante "in extremis" para que cumpliera el glorioso trámite. Fue el último, los tres ministerios se fusionaron después en uno (Defensa).

    https://elpais.com/diario/1977/04/15...01_850215.html


    Posteriormente, aquella traición derivó en un enfrentamiento personal sonadísimo, que se dió además aquí en Cartagena, en el antiguo CIM (Centro de Instrucción de Marinería) hoy edificio de la Facultad de ADE de la UPCT. Gutiérrez Mellado, fue tachado de TRAIDOR por el general Don Juan Atarés (q.e.p.d) SIENDO APLAUDIDO Y ACLAMADO por un millar de jefes y oficiales que se econtraban en el salón de actos de dicho acuartelamiento, con el correspondiente Consejo de Guerra posterior. Según algunos, este hecho fue el preludio de la "Operación Galaxia" y del 23-F.

    El incidente de los generales Gutiérrez Mellado y Atarés en el Cuartel de MarinerÃ*a . La Verdad

    Atarés, el general que llamó «traidor» a Gutiérrez Mellado - ABC.es


    Hay que decir que, especialmente en la Armada, estaba muy fresco el atentado al almirante Carrero; hasta el punto que varios oficiales decidieron aplicar "su misma medicina" al principal asesino "Argala", en Francia el 21 de Diciembre del 78.

    - EL MUNDO | Suplemento Crónica 427 - «Yo maté al asesino de Carrero Blanco»
    Última edición por DOBLE AGUILA; 21/03/2018 a las 13:19
    ALACRAN, raolbo y Pious dieron el Víctor.

  6. #6
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Re: Crónica de la destrucción y situación actual de nuestras Fuerzas Armadas (FAS)

    Y además ese chaquetero, traidor y perjuro (tahúr de ... como le calificaba Alfonso Guerra)


    se vanagloria reiteradamente de esa traición y felonía diciendo: " fue reiteradamente calificado de “jugada política muy hábil” por Suárez, un claro ejemplo de lo que entendía por “democracia”.


    No me extraña que lo recompensaran tan ampliamente (título noble, calles y aeropuertos, etc.) y continuo ensalzamiento de los mass media etc.




  7. #7
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,400
    Post Thanks / Like

    Re: Crónica de la destrucción y situación actual de nuestras Fuerzas Armadas (FAS)

    No me extraña que lo recompensaran tan ampliamente (título noble, calles y aeropuertos, etc.) y continuo ensalzamiento de los mass media etc.
    Sí, pero no hay que olvidar que cuando se creyó más poderoso que Juan Carlos, le jugaron la del chino a él también; y por primera y última vez supo lo que era tragar mierda políticamente y no tuvo otra que dimitir; aunque el golpe lo dieron igual, porque de lo que se trataba era de cargarse al gobierno de UCD (que duró un año desde aquél hecho) y no sólo a él como presidente.

    A partir de ahí, se acabó realmente su carrera política. Aquellos a quienes defendió (incluso "legalizó") le dieron su propia medicina y no pararon hasta tumbarle; le apalearon sin empacho.
    Última edición por DOBLE AGUILA; 22/03/2018 a las 00:15
    ALACRAN y Pious dieron el Víctor.

  8. #8
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,720
    Post Thanks / Like

    Re: Crónica de la destrucción y situación actual de nuestras Fuerzas Armadas (FAS)

    Cita Iniciado por DOBLE AGUILA Ver mensaje

    He aquí el llamado "Viernes Santo rojo" de 1977; la mayor felonía que cometió ese señor, que tiene a su nombre el aeropuerto de Madrid. Yo no lo viví, pero sí familiares míos muy directos (algunos foreros como Valmadian, Alacrán y quizá Hyeronimus lo recordarán perfectamente). El Gobierno de UCD juró y perjuró a los militares que JAMÁS, NUNCA, iba a suceder la LEGALIZACIÓN del Partido Comunista (PCE); tal es así, que cuando esta se hizo efectiva, el entoces ministro de Marina Don Gabriel Pita da Veiga, dimitió de manera irrevocable y NO ENCONTRABAN en todo el escalafón UN SÓLO ALMIRANTE que estuviera dispuesto a ser ministro (entonces exixtían tres: Ejército, Marina y Aire). En otros casos, hubo reacciones de todo tipo, con los consiguientes arrestos. Por ejemplo, al Comandante de la Escuela Naval Militar, se le ocurrió saludar militarmente al busto de Franco que se encontraba dentro de la Escuela públicamente, en presencia de todo el mundo...
    Obviamente, la legalización del PCE del "Sábado Santo" (no del Viernes Santo) fue un aldabonazo en todos los sentidos. Fue la prueba de fuego de la Transición. Trámite imprescindible para que las elecciones del 15 de junio siguiente tuvieran el visto bueno europeo... y también para comprobar de pasada, lo que daría de sí el bunker militar.
    Y el advenedizo Suárez ganó por goleada a los prevenidos y amenazantes militares, hay que reconocerlo. Desde entonces se les perdió el temor "reverencial". Si tragaban con lo del PCE ¿qué no tragarían en adelante?

    Lo siguiente fue la desaparición del Movimiento (!!casi a la vez que se legalizaba el PCE¡¡), los comunistas y separatistas en las Cortes, y la venta de España por parcelas a las mafias autonómicas. Ya por supuesto, sin ningún problema militar a la vista.

    Yo mantengo que lo esencial no fue aquello. Entre la tesitura del "atado y bien atado" de 1975 y la legalización del PCE, (1977) ya Juan Carlos y el gobierno de Suarez se habían pasado varios pueblos, ante la total pasividad militar.
    Última edición por ALACRAN; 21/03/2018 a las 18:32
    DOBLE AGUILA, raolbo y Pious dieron el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  9. #9
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,400
    Post Thanks / Like

    Re: Crónica de la destrucción y situación actual de nuestras Fuerzas Armadas (FAS)

    Yo mantengo que lo esencial no fue aquello. Entre la tesitura del "atado y bien atado" de 1975 y la legalización del PCE, (1977) ya Juan Carlos y el gobierno de Suarez se habían pasado varios pueblos, ante la total pasividad militar.
    Es que tuvieron bastante suerte los mandangas políticos de la Transición; en 1977 calculo que de coronel para abajo ya nadie había hecho la guerra, y aunque los tenientes coroneles y comandantes tendrían presente los tiempos de la posguerra, y eran en gran medida de familias de excombatientes, ya se trataba de "otra generación"; por lo general muy franquista sobre el papel (sociológicamente), pero con Franco ya muerto y con la obligación de servir a Juan Carlos. Si Franco hubiera muerto a mediados los 60 (10 años antes) una cosa como la Transición, a mi juicio, hubiera sido totalmente imposible, porque habría hasta suboficiales excombatientes.

    Les hubieran montado posiblemente el taco de abajo a arriba, y no de muy arriba [1] hacia abajo (y con muchas dudas, engaños, y divisiones además). Hoy nos puede chocar, que sólo de una década a otra pueda cambiar tanto la sociedad; pero me parece que los que vivieron aquello podrían (si se animan) hablar sobre esto. Eran tiempos de transformación social extraordinariamente rápida, mucho más que ahora (tecnología aparte).

    [1] me refiero al golpe de Estado del 23-F
    Última edición por DOBLE AGUILA; 22/03/2018 a las 01:34
    ALACRAN y Pious dieron el Víctor.

  10. #10
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,720
    Post Thanks / Like

    Re: Crónica de la destrucción y situación actual de nuestras Fuerzas Armadas (FAS)

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    A 73 años del 1º de Abril: Confirmada la entrega de una Victoria.
    De los paredones de La Almudena al Sábado Santo rojo
    El que fuera vicepresidente del Gobierno con Adolfo Suárez, teniente general -luego nombrado Capitán General- Manuel Gutiérrez Mellado, cumpliría este mes de abril 100 años en caso de vivir. Murió en accidente de tráfico en 1995. Con este motivo un suplemento de El País, del pasado domingo 1 de abril, (2012) parece que eligió este día por tres motivos: por el aniversario del último parte de guerra del cuartel general de Franco, porque se cumplía el centenario del militar que hizo posible la ruptura y porque se acercaba el Sábado Santo, fecha histórica donde las haya, en la que el Rey, con Suárez -que trabajaba para su partido, la UCD- y el malogrado príncipe de la milicia hicieron filigranas jurídico-políticas para legalizar el Partido Comunista.

    La noticia -recuerda también El País- la dio aquel día, un 4 de abril de 1977, en Radio Nacional de España, entre balbuceos, sorpresa e incredulidad, el que fuera mi compañero y amigo Alejo Jesús García Ortega, ex seminarista malagueño, periodista extraordinario muerto en plena actividad profesional. Juntos habíamos cubierto la información, en tiempos de Franco, de las históricas Jornadas Sacerdotales de Cuenca y de Zaragoza, él para Pueblo y yo para esta revista. Leyó en auténtica primicia, porque se lo facilité, todavía sin haberse publicado, con avidez inusitada y sentado en la escalinata de la catedral conquense, el artículo Señor presidente, una bomba informativa que escribió en 1974 Blas Piñar, tras el atentado de la calle del Correo, contra la política de Carlos Arias Navarro, el presidente que había sustituido al almirante Carrero Blanco tras su magnicidio. Le faltó tiempo para coger el teléfono y contárselo a Emilio Romero, entonces director de su periódico, que tampoco salía de su asombro. Fueron dos joyas informativas, no una, de las que él fue protagonista.

    Los viejos rockeros

    El País reúne ahora a cuatro históricos más en un parque de Madrid para contarnos menudencias del Sábado Santo rojo, aquel que trajo la legalización del Partido Comunista. Se trata del coronel Fernando Puell y de los generales Javier Calderón, Ángel de Lossada y Andrés Cassinello, todos ellos especialistas en el espionaje militar y directísimos y próximos colaboradores del aún más histórico Guti. Son los viejos rockeros, que nunca desfallecen. El primero de ellos me afecta directamente a mí porque escribió un libro de 250 páginas para intentar desmontar -trabajo vano y malogrado, incluso para los suyos-, sin éxito, la tesis exhaustivamente documentada de mi libro, editado por esta casa, Gutiérrez Mellado: Así se entrega una Victoria.

    Escribió otro titulado Gutiérrez Mellado, un militar del siglo XX (1912-1995) inmediatamente después de darse cuenta -y así lo hace constar- de que el primero era líder de ventas en toda España y de que su repercusión acerca del pasado del que fuera vicepresidente del Gobierno afirmaba la rigurosa confirmación de la entrega gratuita, por parte del Ejército, por él representado -cosa que no duda El País de ahora-, de una Victoria que había costado mucha sangre. El mismo hombre que ponía y quitaba en los paredones del cementerio de La Almudena a los asesinos del comandante Gabaldón en 1939, que interrogaba y fusilaba a los comunistas que pretendían reconstruir el partido desde el mismo puerto de Alicante, cuando se quedaron esperando a los barcos soviéticos que jamás llegaron para rescatarlos, como había prometido Stalin, era el que legalizaba, con el uniforme del ejército de la Victoria, a los mismos que tenían tantos crímenes en cárceles y checas sin justificar.

    Es más, la tesis se baraja aún, tantos años después, por parte de los que colaboraron con Gutiérrez Mellado porque todavía sigue siendo un misterio sin parangón universal el hecho de que un régimen robusto, elaborado con tanto sacrificio durante años, con proyectos legislativos pioneros y encabezado y servido por un Ejército clamorosamente vencedor, en solitario, sobre el comunismo imparable y nunca vencido, entregase sin condiciones, pero con oprobio y escándalo, el fruto de su monumental sacrificio. Ciertos periódicos de hoy publican estos datos por dos razones: para tratar de justificar a sus protagonistas, a pesar del inexorable paso del tiempo, y para mostrar un agradecimiento sin límites a aquellos que hicieron posible lo aparentemente imposible: confundir, a la luz de la historia, traición por magnanimidad, exhibiendo el cuadro de La rendición de Breda con pinceles transplantados de El beso de Judas.

    Mala conciencia

    Y es que lo que más ha costado y cuesta digerir, a la luz serena de la Historia, cuando ya el músculo descansa, es explicar la defección militar de los que hicieron la guerra y la ganaron limpiamente. Se entiende mejor, aunque sea también rechazable, la ruptura política, e incluso la de muchos hombres de Iglesia, cuando de sobra conocemos que la soberbia espiritual tal vez sea la más difícil de domeñar. A los militares se les contempla en el fragor del combate, con frente de guerra o sin él, y más con un Gutiérrez Mellado que realizó unos servicios no sólo comprometidos, sino temerarios, infiltrado en el Madrid rojo y permanentemente con el nombre de Franco en su boca.
    Por eso llama más la atención que se proteja su figura para justificar una defección. Cuando aparecieron en esta revista, en 1981, los primeros capítulos sobre la actividad del entonces capitán en el frente rojo, nada se pudo desmentir, pero de manera eléctrica salió un libro, escrito por Jesús Picatoste, periodista que había sido director de Comunicación de la UCD, con el título Manuel Gutiérrez Mellado, un soldado de España, para tratar de contrarrestarlos. Lo que consiguió es añadir mayor confusión y una rabia infinita en un porcentaje altísimo de militares y en no menos civiles.

    Y cuando por fin, en 1995, salió el libro publicado por esta editorial, Gutiérrez Mellado: Así se entrega una Victoria, el más vendido en esos meses en librerías y grandes almacenes, el coronel Puell de la Villa, catorce años al lado de Gutiérrez Mellado en el Ministerio de Defensa y ahora hombre elegido por El País para tratar de explicar lo inexplicable, escribe un libro de clarísima réplica al mío que no esconde sus intenciones desde la misma introducción, y con permanentes citas a esta revista y al autor de esta crónica a lo largo de sus 250 páginas. Ejemplares de este libro se repartían gratuitamente en Academias Militares, Centros de la Defensa, Organismos Oficiales y en seminarios y círculos castrenses. La verdad es que no sirvió de nada, porque el fallecido Javier Tusell, alma histórica, literaria y cultural de El País, que hizo una recensión con intento de ser laudatoria y propagandística, frustró la maniobra al comenzar su empeño afirmando categóricamente, de entrada y a bote pronto, que no se puede abordar una biografía de nadie sólo para intentar desmontar lo que ha escrito el enemigo, sobre todo cuando no se cuenta con materiales y argumentos que lo consigan.

    Luís Fernández- Villamea.

    Artículo publicado en la Revista Fuerza Nueva Nº 1409. (2012)
    Pious dio el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 2
    Último mensaje: 14/03/2013, 04:28
  2. Masoneria y Fuerzas Armadas
    Por Legado hispanico en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 15/09/2006, 23:39
  3. Masoneria y Fuerzas Armadas
    Por Legado hispanico en el foro Tertúlia
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 15/09/2006, 23:39
  4. video de las fuerzas armadas
    Por Arnau Jara en el foro Tertúlia
    Respuestas: 18
    Último mensaje: 21/02/2006, 14:08
  5. video de las fuerzas armadas
    Por Arnau Jara en el foro Ayuda y Sugerencias
    Respuestas: 12
    Último mensaje: 17/02/2006, 00:11

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •