Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 6 de 6
Honores1Víctor
  • 1 Mensaje de ilustrado

Tema: Armada de Vizcaya

  1. #1
    Avatar de ilustrado
    ilustrado está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    09 ene, 12
    Mensajes
    63
    Post Thanks / Like

    Armada de Vizcaya

    Hermandad marítima de las Marismas


    La Hermandad de las Marismas fue una federación de los principales puertos del Cantábrico que formaron un poder naval de primer orden al servicio de Castilla, manteniendo autonomía en sus relaciones comerciales internacionales, y en algunos casos, llegando a enfrentamientos bélicos con franceses e ingleses. Surgió ante la creciente importancia e influencia de los puertos del Cantábrico que monopolizaron el comercio exterior de Castilla y proveyeron de barcos y marinos que dieron a este Reino la hegemonía en el Atlántico.

    La primera asociación organizada entre puertos del Cantábrico fue la Hermandad de las Cuatro Villas, formada por Castro Urdiales, Laredo, Santander y San Vicente de la Barquera.

    A esta agrupación de villas de la costa cántabra se unen en 1296 las villas costeras vascas más Vitoria para defender sus intereses comunes, dando origen a la Hermandad de las Villas de la Marina de Castilla o Hermandad de las Marismas. La forman Santander, Laredo, Castro Urdiales, San Vicente de la Barquera, Bermeo, Guetaria, San Sebastián, Fuenterrabía y Vitoria.

    La sede central se estableció en Castro Urdiales, donde tres delegados firmaban los documentos de la asociación con un sello que representaba un castillo sobre las olas y la leyenda "Seello de la Hermandat de las villas de la marina de Castiella con Vitoria".




    La finalidad de la Hermandad era defender sus intereses comerciales y derechos municipales frente al poder del rey, que habían ganado por su participación en las campañas de la Reconquista de Andalucía. Fue utilizado, además, como un medio para evitar conflictos entre los puertos cántabros en sus relaciones comerciales con Francia, Inglaterra y Flandes. Viene a ser una organización similar a la famosa Liga Hanseática.

    El poder y la autonomía de esta hermandad era tal que legislaron sus litigios particulares entre sí y pactaron acuerdos comerciales o de paz y guerra con otros puertos de otros reinos, incluso se permitían establecer pactos con los reyes de Inglaterra. Si bien los puertos estaban sujetos a la autoridad real, en el mar, los barcos de la Hermandad gozaban de una amplia libertad e independencia. Pero a pesar de esta libertad y autonomía, los convenios firmados por la Hermandad con poderes extranjeros los gestionaron como una entidad autónoma dentro de la Corona de Castilla, nunca como un Estado independiente.

    Los marinos guipuzcoanos, alaveses y vizcaínos, integrados junto a sus vecinos cántabros en la Hermandad de las Marismas, mantuvieron relaciones comerciales con Flandes y tuvieron constantes enfrentamientos con los comerciantes de Bayona, llegando muchas veces a saqueos y enfrentamientos armados.

    Para conseguir sus objetivos, la Hermandad intervenía y se defendía en el mantenimiento de los privilegios de cada una de las villas, el respeto de los acuerdos internacionales de Castilla, la búsqueda de soluciones en lugar neutral a los conflictos que se presenten entre las villas de la Hermandad, y la defensa mediante represalias contra quien ataque a sus miembros y a pagar entre todas los daños injustos que se puedan causar por defender los derechos pactados.

    Esta autonomía y libertad de los puertos cantábricos no sólo fue realizada respecto a Castilla, sino también respecto a las Juntas Provinciales de Guipúzcoa, Vizcaya y Álava.



    BATALLA NAVAL DE LA ROCHELLE (1372) DE LA GUERRA DE LOS 100 AÑOS


    Entre sus acciones más notables se encuentran los continuos enfrentamientos entre los navíos de la Hermandad y los ingleses de Bayona:

    -En 1296, los tutores de Fernando IV quisieron imponer a estas villas un tributo del cual estaban exentas, lo que originó una reunión en Castro de las referidas villas, constituyendo la Hermandad de la marina de Castilla con Vitoria.

    -En 1311, los comisarios de Castro Urdiales, Laredo y Santander firmaron en Fuenterrabía un acuerdo de paz con los de Bayona y Biarritz, sólo entre dichos puertos.

    -El mismo acuerdo se aprobó en 1328 entre estas dos ciudades francesas y San Sebastián.

    -Entre 1338 y 1339, la Hermandad facilita barcos a Felipe V de Francia en su lucha contra los ingleses durante la Guerra de los Cien Años.

    -Finalmente, en 1351, la Hermandad firma un acuerdo de paz con Eduardo III de Inglaterra en el puerto de Swyne.

    -Por un pacto directo entre la Hermandad y el rey Eduardo IV de Inglaterra formalizado en 1473, navíos de la Hermandad combaten en aguas de Inglaterra en la Guerra de las Dos Rosas.

    -En 1481 ofrece al contador Alonso de Quintanilla naves para la empresa contra el turco.

    -En 1536, las villas de Guipúzcoa, Vizcaya, Encartaciones y Cuatro Villas, acuerdan su último pacto, un tratado de libre comercio con Bayona, San Juan de Luz, Capbretón y Biarritz durante el transcurso de las guerras hispano-francesas.




    A partir del siglo XV, tras la muerte de Pedro el Cruel, la Hermandad del Cantábrico empieza a fragmentarse y a agrupar sus puertos según sus divisiones provinciales. En 1349 las villas marineras de Guipúzcoa se agrupan con el objetivo de hacer unidad y hermandad al servicio de Castilla y del suyo propio. La oposición de la aristocracia guipuzcoana, celosa de su poder y privilegio comercial, consiguieron su temprana disolución.

    La tendencia a la centralización de las funciones que terminó en la unión de reinos y el nacimiento del Estado moderno, la actividad de la Hermandad fue disminuyendo. La creación del Consulado de Burgos en 1494, durante el reinado de los Reyes Católicos, lograron derogar el poder de la Junta de Castro Urdiales, sede de la Hermandad, y su desaparición definitiva, aunque posteriormente estos puertos alcanzasen algún acuerdo comercial puntual.


    Patriotas Vascongados: Hermandad marítima de las Marismas
    Alejandro Farnesio dio el Víctor.

  2. #2
    Avatar de ilustrado
    ilustrado está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    09 ene, 12
    Mensajes
    63
    Post Thanks / Like

    Re: Armada de Vizcaya

    Armada del Cantábrico en la Guerra de los 100 años


    El otro gran conflicto bélico de la Baja Edad Media para los marinos de la costa del mar Cantábrico, junto a la Reconquista, fue la Guerra de los Cien Años, desarrollada entre los años 1337 y 1453, entre Inglaterra y Francia, en donde Castilla fue continua y fiel aliada de esta última, prestando una aportación vital para su victoria final y expulsión de los ingleses de territorio francés.

    La gran mayoría de los puertos involucrados eran los del Cantábrico oriental, es decir, los puertos que conformaron la Hermandad de las Villas de la Marina de Castilla o Hermandad de las Marismas, desde San Vicente de la Barquera hasta Fuenterrabía, y la mayoría de los participantes fueron marinos vascos y montañeses, aunque también se involucraron castellanos de todas las procedencias.




    La Crónica de don Enrique II escritas por el alavés Pedro López de Ayala, conde de Castilla, es un documento esencial para el conocimiento del siglo XIV español ya que están plagadas de los enfrentamientos de la Marina castellana, sobre todo con musulmanes e ingleses. Las batallas tenidas con la marina inglesa fueron constantes, y la mayoría de los encuentros fueron victorias para las armas castellanas que forjaron así una hegemonía en el Atlántico que duraría varios siglos.

    El rey inglés Eduardo III protestó en numerosas ocasiones por daños recibidos de flotas castellanas (vascas-santanderinos, gallegos y asturianos) que atacaban a los barcos ingleses. Los puertos castellanos acusados fueron: Fuenterrabía, San Sebastián, Guetaria, Motrico, Lequeitio, Bermeo, Portugalete, Castro Urdiales, Laredo, Santander, San Vicente de la Barquera, Avilés, Ribadeo, La Coruña, Noia, Pontevedra y Ponte Bayona del Miño.

    Por ejemplo, en la importante victoria del combate de La Rochela sobre los ingleses (1372), recogida por Froissart en sus famosas Crónicas, describe las hazañas marinas de la Escuadra guipuzcoana y su adelantado mayor, Rui Díaz de Roj, a las órdenes del almirante Bocanegra, que regresó triunfante a Santander cargado de botín y prisioneros ingleses.



    BATALLA NAVAL DE LA ROCHELLE, 1372


    En 1375, la Escuadra castellana capturó 85 naos inglesas y en 1377 las Escuadras castellana y francesa, a las órdenes de los almirantes Sánchez de Tovar y Vienne, saquearon numerosas ciudades costeras inglesas. Al año siguiente, tras una nueva derrota inglesa, desembarcaron los castellanos en Cornualles, dedicándose de nuevo al saqueo y la destrucción.



    OFENSIVAS DE TOVAS Y VIENNE CONTRA INGLATERRA


    En 1380, 20 galeras castellanas remontaron el Támesis e incendiaron varias poblaciones (Gravesend, Winchelsea) no lejos de Londres.

    En las arriesgadas y victoriosas acciones del almirante montañés Pero Niño participaron de nuevo numerosos marinos vizcaínos, como Martín Ruiz de Avendaño. Niño saqueó Cornualles de nuevo, atacó Burdeos poniendo en fuga a las naves inglesas que en el puerto se encontraban, así como los puertos de Portland y Poole; venció a los ingleses en sangrienta batalla en la isla de Jersey, y otras muchas acciones por las que Pero Niño es recordado como uno de los marinos más eminentes de la historia de España.

    En 1419, los castellanos, dirigidos por el montañés Rui Gutiérrez de Escalante y el alavés Fernán Pérez de Ayala, atacaron duramente el ducado de Bretaña y Bayona, quemaron San Juan de Luz y Biarritz y asolaron la tierra de Burdeos, cuyos dominios eran británicos.

    Tras una consecución de victorias de Francia desencadenadas en el tramo final de la Guerra, la ocupación inglesa fue reduciéndose al ducado de Aquitania, que fue atacado por el ejército francés y por mar por las Armadas franco-castellanas.

    Bayona, una de las últimas ciudades resistentes por los ingleses, fue atacada por mar por las naves guipuzcoanas hasta su definitiva rendición en agosto de 1451.



    ESCULTURA DE EMBARCACIÓN DEL SIGLO XIV,
    CATEDRAL VIEJA DE VITORIA


    Patriotas Vascongados: Armada del Cantábrico en la Guerra de los 100 años

  3. #3
    Avatar de ilustrado
    ilustrado está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    09 ene, 12
    Mensajes
    63
    Post Thanks / Like

    Re: Armada de Vizcaya

    Armada de Vizcaya en la Baja Edad Media


    El año 1068 Sancho II de Castilla concedió a la sede episcopal de Oca permiso para pescar en varios puertos cántabros. Se cree que, entre finales del siglo IX y principios del X la población, que había abandonado la franja costera vizcaína por temor a los ataques vikingos, volvió a ocuparla y fueron apareciendo las localidades y asentamientos que conocemos en la actualidad. Pero no hay referencias escritas hasta el año 1082, en la donación de la ermita de San Miguel en Bermeo: “et illa ecclesia S. Micaelis arcangeli in portu de Vermelio, in ora maris, cum suos morturos ad illa pertinente”. Esta repoblación fue lenta. Los puertos pesqueros y comerciales se fueron desarrollando a partir de los siglos XII y XIII.

    Bermeo recibió su fuero en 1236, convirtiéndose en cabeza de Vizcaya, y en 1296 pasaba a formar parte de la Hermandad de las Villas de la Marina de Castilla con Vitoria. Refiriéndose a Bermeo, un documento de 1269 menciona “cinco cabañas” a orillas del mar, lo que parece indicar que la actividad pesquera todavía era estacional. Pero también describe instalaciones más importantes, y dice que hay dos puertos, mayor y menor, y que el menor se puede cerrar con una cadena. También menciona otros dos fondeaderos llamados Arcaeta y Portuondo, que probablemente estarían en la ría de Mundaca. Bermeo y otras villas costeras fueron convirtiéndose en importantes centros pesqueros y comerciales hasta el desastre de la peste negra del verano y otoño de 1348.



    NAO VASCA DEL SIGLO XVI EN EL DINTEL DE UN EDIFICIO DE PLENTZIA


    En esos puertos, la actividad pesquera fue adquiriendo cada vez más importancia, especialmente la caza de la ballena. Y el hecho de ser los puertos naturales para la exportación de hierro vizcaíno y lana castellana hacia Inglaterra, Francia, Flandes y los Países Bálticos los convirtió también en puertos comerciales.

    En el siglo XIII hay constancia de fábricas en la ría del Nervión y en los puertos mayores. Ya en el siglo XIV se plantean pleitos entre Ondarroa y Lequeitio y entre Lequeitio y Marquina por el aprovechamiento de los bosques, cuyos árboles son necesarios para la construcción naval. Aunque no se puedan considerar astilleros, se construyen barcos en Ondarroa en Icaran, en Lequeitio junto a la orilla del río Lea. En Bermeo en 1357 el convento de San Francisco se encuentra cerca “del arrabal donde se labran las naves”, o sea en la zona que se denomina Ribera y en Bilbao se construyen barcos en las orillas de la ría.

    En el siglo XV se fueron consolidando los astilleros, y su funcionamiento pasó a ser regulado al tiempo que aparecen las industrias auxiliares como ferrerías o cordelerías que se instalan en sus proximidades. En Lequeitio el astillero está en la parte sur de la Plaza del Astillero, en Bermeo en la Ribera, en Plencia en el camposanto, Ondarroa y Berriatua comparten astillero y se carenaban barcos en Amallo, Rentería y Asánsolo. Pero el mayor auge de los astilleros es en Bilbao, donde desde el actual Puente de San Antón hasta Portugalete hay multitud de gradas, fábricas y playas, pasando a ser a partir del siglo XV el centro de la construcción naval de Vizcaya. Al ser punto de paso obligado entre Orduña y Bermeo, Bilbao le fue quitando protagonismo a Bermeo para convertirse en el puerto y la villa más importante de Vizcaya. En el siglo XV, los astilleros de Bilbao y el comercio lanero con Francia y Flandes eran muy importantes. Y en el siglo XVI, Portugalete rivalizaba con el puerto de Bilbao.

    Durante los últimos siglos de la Baja Edad media, los reyes de Castilla ya venían otorgando privilegios a los armadores que construyeran naves cada vez más grandes, así en 1436, premiaban los barcos de más de 600 toneles de capacidad. En 1495 los Reyes Católicos ofrecieron 100 maravedis por tonelada de más de gratificación anual para los armadores que construyeran grandes navíos de más de 600 toneladas. Isabel la Católica en 1502 mandó al corregidor de Vizcaya promover la construcción de barcos de guerra de gran tamaño.



    NAVE VASCA DEL SIGLO XV EN EL DINTEL DE UN EDIFICIO DE ORIO


    Patriotas Vascongados: Armada de Vizcaya en la Baja Edad Media
    Última edición por ilustrado; 17/02/2017 a las 19:35

  4. #4
    Avatar de ilustrado
    ilustrado está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    09 ene, 12
    Mensajes
    63
    Post Thanks / Like

    Re: Armada de Vizcaya

    Principales operaciones de la Armada de Vizcaya en el siglo XV


    Estas fueron las principales operaciones marítimas de la Armada de Vizcaya durante el siglo XV:

    FLOTA DE LA GUARDA DEL ESTRECHO DE 1407

    La participación vasca en las armadas que actuaban o tenían su base en Andalucía comenzó en 1407, año en que se organizó una flota para guardar el Estrecho, era la Flota de la guarda del Estrecho de Gibraltar de 1407. El objetivo era impedir las relaciones entre el Reinos de Granada y el Reino Fez, una entidad africana justo al lado sur del estrecho de Gibraltar.

    Su composición era de 39 navíos, en los que alternaban las embarcaciones cantábricas y andaluzas. Entre las primeras predominaban los veleros (naos, barcos, balleneres), mientras que las segundas eran embarcaciones mixtas (galeras y leños).


    La Armada del mar Cantábrico reunía un total de 24 unidades, siendo mayoritarias las procedentes de puertos de Vizcaya. Las naos de Vizcaya estaban al mando de Robín de Braquemont, antiguo embajador francés, y de Fernán López de Estúñiga consejero del rey; mientras que las galeras de Vizcaya eran capitaneadas por Juan Rodríguez Sarmiento.

    El enfrentamiento entre las flotas cristiana y musulmana se planteó, por temor a la ausencia de viento, como un choque de galeras. Esto obligó a los cristianos a repartir parte de las tripulaciones de las naos en sus galeras, que eran pocas. Paradójicamente, en el momento de iniciarse el combate fue el recio viento de Levante el que impidió el concurso de los veleros, empujados hacia Tarifa, aunque finalmente pudieron participar en él.

    El resultado final fue favorable a los castellanos: se apoderaron de 8 galeras y obligaron a sus enemigos a incendiar otras 13, además de un número indeterminado de cárabos, leños y zambras. Tras el combate, parte de la flota continuó las labores de vigilancia.

    Tres años después, en 1410, se reeditó la Flota del Estrecho, constituida por 15 galeras, 5 leños, 6 naos y 20 balleneres. Según la Crónica de Juan II, la participación vizcaína fue de 3 galeras y un número indeterminado de balleneres, al mando de Ruy Gutiérrez de Escalante. La composición debió de ser similar a la de su antecesora, con predominio de veleros norteños y embarcaciones mixtas del sur.

    Su intervención fue realizada tanto en Sevilla como en Cádiz, limitándose a diversos apresamientos, sin existir enfrentamientos de envergadura.



    EXVOTO DE LA IGLESIA DE SAN PEDRO DE ZUMAYA QUE REPRESENTA LA VICTORIA DE LAS NAVES DE JUAN MARTÍNEZ DE MENDARO SOBRE LAS ARMADAS PORTUGUESA Y GENOVESA EN 1475, EN EL ESTRECHO DE GIBRALTAR


    ARMADA CONTRA ARAGÓN Y GRANADA

    En 1430 se organizó en Sevilla una Armada contra la Corona de Aragón y el Reino de Granada. En ella participaron nuevamente los marinos vascongados, aunque resulta difícil establecer su aportación.

    En esta armada, dos de los capitanes de las naos y balleneres eran de Bilbao y que otro era de Bermeo, aunque abundaban los apellidos vascos.

    En cuanto a las galeras, 15 constan como sevillanas y 5 de Santander, aunque parte de estas últimas estaban tripuladas por marinos vascongados, planteando una dicotomía entre el lugar de custodia de las embarcaciones y la procedencia de sus tripulaciones.



    NAVE REPRESENTADA EN EL DINTEL DE LA PUERTA DEL ASTILLERO URAZANDI (MOTRICO)


    FLOTA DE LA GUARDA DEL ESTRECHO DE 1482

    La vigilancia del estrecho desde 1482 fue considerada como parte de la operación que se organizó para el asalto final al Reino de Granada. La flota para la guarda del Estrecho fue una armada mixta de galeras y veleros, en el cual se encontraban numerosos navíos vascos, como demuestra el nombre de sus capitanes y diversos documentos del Registro del Sello.

    La contribución de la provincia de Guipúzcoa fue de 3 embarcaciones, que mantenía a su costa. Este hecho le valió el finiquito de los 1.250.000 maravedís que se le habían repartido para la formación de la armada contra los turcos. La participación vizcaína debió de ser superior, aunque sólo existe constancia fehaciente de marinos de Tavira de Durango.

    La participación vasca en dicha empresa se mantuvo activa en 1486, 1487 y 1488, años en que Díaz Mena y López de Arriarán seguían siendo capitanes de los veleros castellanos. Y, en 1490, la Flota para la guarda del Estrecho contó con la participación de Garci López de Arriarán y de Juan de Lazcano como almirantes.



    LA NAVE CAPITANA ZUMAYA DE LA FLOTA VIZCAÍNA DE JUAN MARTÍNEZ DE MENDARO


    OPERACIONES EN EL NORTE DE ÁFRICA

    Tras el final de la Reconquista, en 1493, el secretario real Hernando de Zafra propuso a los Reyes Católicos que la Armada de Vizcaya debía estar destinada a atacar los puertos sarracenos del norte de África. Aquella flota debía de estar compuesta por las galeotas de Lazcano y Arriarán, con 240 hombres; cinco galeotas menores o fustas, con 300 efectivos; y dos carabelas largas, equipadas de remos, con 110 hombres.

    Lazcano y de un sobrino de Arriarán, junto a Lorenzo de Zafra, realizaron una expedición al reino de Tremecén, que terminaría con la rendición de varias villas, incluida la ciudad de Melilla. Para muchos de los capitanes que actuaban en estos actos de violencia era ya una manera de vivir, como el caso de Martín de Zarauz y Ochoa de Asua, que repitieron ataque en 1483 y 1484. Y es que, los marinos vascos, tanto los enrolados en armadas reales como los ocupados en acciones de corso-piratería, colaboraron en ocasiones con marinos andaluces.

    El servidor real Hernando de Zafra dispuso la Armada de Vizcaya para la guerra en el norte de África, agregándole 6 galeotas y 6 tafureras, con 2.000 o 3.000 hombres. La flota resultante podría financiarse con los fletes de la carraca de Artieta, unos 3.000 o 4.000 ducados, que aportarían mantenimientos para 60 días. Esto permitiría llegar hasta Túnez para transportar moros e intentar la ocupación de la costa, lo que se traduciría además en un freno para las armadas turcas, que llegaban entonces hasta Orán.

    En marzo de 1494 se envió una carabela y una fusta para que, con el pretexto de comercializar cierta fruta, Lazcano y otros capitanes continuasen la inspección de las costas.

    En 1495 se abandonaron las operaciones tendentes a la ocupación del norte de África, debido a la intervención militar en el Reino de Nápoles. Por el contrario, se reactivó la defensa de la costa granadina, así una flota de galeotas al mando de García López de Arriarán y Juan de Lazcano, patrullaron durante este año el litoral entre Vera y Guadiaro y cada capitán contaba con dos embarcaciones, una de 18 remos y otra de 14, que embarcaban 80 y 60 hombres respectivamente.

    En la cuenta de la Armada a Levante al mando de Gonzalo Fernández de Córdoba, fechada en Málaga en 1500, se encontraban numerosos marinos vascos, deducible por los apellidos de los capitanes (Ochoa, Rentería, Larrauri, Madariaga, Marquina, Bilbao, Fagaza, etc.) y por el origen vizcaíno y guipuzcoano de sus navíos.

    Los esfuerzos sobre el norte de África no reaparecen hasta 1502. En dicho año, Zafra dió noticias sobre el mandato regio para organizar una flota, cuyo capitán general sería Iñigo Manrique. En su análisis de los medios disponibles cita las galeotas de Lazcano y Arriarán, con 240 hombres, que tardarían mes y medio en estar preparadas. Dos años más tarde, la correspondencia de Tendilla recoge que se hallaba presta en Málaga una armada compuesta por tres galeras reales, dos zambras de 50 codos y ocho galeotas, con 1500 hombres de equipaje. Su objetivo era doble: defensa del reino de Granada y ataques contra las tierras de allende. En sus planes estaba la ocupación de Mazalquivir, que no pudo ser conquistada dicho año y hubo de dejarse para el siguiente, dentro de un nuevo proyecto.



    PRINCIPALES INCURSIONES NAVALES DEL REINADO DE LOS REYES CATÓLICOS


    Patriotas Vascongados: Principales operaciones de la Armada de Vizcaya en el siglo XV

  5. #5
    Avatar de ilustrado
    ilustrado está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    09 ene, 12
    Mensajes
    63
    Post Thanks / Like

    Re: Armada de Vizcaya

    Armada de Vizcaya en la Guerra de Sicilia


    Tras la firma de paz con Portugal mediante el tratado de Tordesillas se acordó licenciar a la Armada de Vizcaya y satisfacer su paga, por no ser ya necesarios sus servicios. Sin embargo los ataques turcos a Sicilia y Nápoles, territorios del reino, consiguieron que la Armada Vizcaína formase parte de la Armada de Sicilia. La Vizcaína fue acrecentada en 7 carabelas para estar disponibles en Sicilia en septiembre de 1494 y unirse a las 20 naves que allí se preparaban.

    La armada vasca formó parte de la primera flota que partió para Sicilia y Nápoles, donde participó en el bloqueo de Gaeta, continuando al mando de Íñigo de Artieta, acompañada por sus incondicionales Fagaza, Loyola, Leizola y Martínez de Amezqueta.

    En su compañía viajaron 17 carabelas, buena parte de las mismas eran vascas, a juzgar por los apellidos de sus maestres (Mondragón, Avendaño, Aramburu, Marquina, etc.).

    En la segunda flota no figuran los navíos de la armada de Vizcaya, aunque vuelven a ser abundantes las carabelas de procedencia vasca, si atendemos a los apellidos de maestres y capitanes (Amezquita, Vidavia, Larrauri, Zarauz, Astigarivia, Murueta, etc.).

    Coetáneo al servicio de la Armada de Vizcaya es el de otros marinos vascos que actuaron en la defensa del reino de Granada y en los proyectos para llevar la guerra al Norte de África.




    Patriotas Vascongados: Armada de Vizcaya en la Guerra de Sicilia

  6. #6
    Avatar de ilustrado
    ilustrado está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    09 ene, 12
    Mensajes
    63
    Post Thanks / Like

    Re: Armada de Vizcaya

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Armada de Vizcaya, la primera flota oceánica de Castilla


    Tras el Descubrimiento de América y el Tratado de Alcaçovas en 1479, las relaciones entre España y Portugal empeoraron. El rey Juan II de Portugal encargó la organización de una armada en Lisboa, ante lo cual los Reyes Católicos temieron ataques portugueses contra la segunda expedición de Colón compuesta de 17 barcos mercantes. Ante el temor de que esta flota hacia el Nuevo Mundo descubierto pudiera ser asaltada, en*7 de julio de 1493, los Católicos encargan la organización de una*Armada Oceánica al bilbaíno*Juan de Arbolancha para proteger la navegación castellana entre el estrecho de Gibraltar y el océano Atlántico, y disuadir a los barcos portugueses.

    La armada fue conocida como*Armada de Vizcaya, por formarse en Bermeo con naves y tripulaciones vizcaínas (en el sentido amplio, esto es, vascongadas). Se trataba de una fuerza muy considerable para la época, tanto por su tonelaje y armamento como por la reputada calidad de sus tripulantes y dotación de su gente de guerra.



    BILBAO, SIGLO XVI


    Esta armada se concibió desde el primer momento como una fuerza de ataque, para ser utilizada exclusivamente como máquina militar, formada por navíos de guerra y dirigidas por un capitán general. La misión principal de la armada era proteger la navegación comercial castellana, tanto en el estrecho como en las costas atlánticas, así como frenar a los navíos portugueses en la pugna que por el control de la ruta hacia el nuevo continente descubierto mantenían las Coronas española y portuguesa.

    Congregadas las naves en Bermeo, al mando del capitán general*Iñigo Artieta, se realizó el alarde de cada nave entre el 12 y el 22 de julio de 1493, al tiempo que los capitanes de la Armada juraron obedecer a Iñigo de Artieta como su general, y éste, a su vez honrar y guardar a sus capitanes y al resto de su gente. Todos ellos juraron servir a los monarcas, cumpliendo sus órdenes y defender todo aquello que se les encargara.



    RÉPLICA DE UNA NAO DE FINALES DEL SIGLO XV


    La tripulación la componían*870*vascongados, distribuida aproximadamente de una tercera parte por hombre de mar (marineros, maestres y contramaestres) y dos terceras partes de hombres de guerra (pajes, grumetes, artilleros, arcabuceros, trompetas). El coste de la armada fue de 5.854.900 maravedís, formada por 6 naves:

    1 carraca*propiedad de*Iñigo de Artieta*tasada en 1000 toneles, una tripulación de 300 hombres,*de los que 100 eran marineros y 200 hombres de armas,*que en su mayoría procedían de Lequeitio, así como de más de 100 piezas de artillería. A ellos debemos sumar el propio capitán general, Iñigo de Artieta, un piloto, un cirujano, un capellán y cuatro trompetas.

    1 nao mayor*capitaneada por*Martín Pérez de Fagaza, estaba aforada en 405 toneles y embarcada por 200 tripulantes,*60 de ellos eran marineros y 140 de armas, además de*un piloto y un cirujano.*La mayoría procedían de Bilbao, Baracaldo y otros lugares de Vizcaya.

    2 naos medianas*capitaneadas por*Juan Pérez de Loyola*y*Antón Pérez de Layzola, estaban evaluadas en 220 y 205 toneles y llevaban ambas 125 hombres,*distribuidos en 40 marineros y 85 hombres de armas, así como un piloto y un cirujano en cada una de ellas. Procedían básicamente de la costa guipuzcoana y de la villa de Deva.

    1 nao menor*era propiedad de Nicolás Ibáñez de Artieta, seguramente pariente de Iñigo, mandada por*Juan Martínez de Amezqueta, estaba tasada en 100 toneles y llevaba una dotación de 70 hombres, de los que 25 eran marineros y 45 hombres de armas, además de un piloto y un cirujano.

    1 pequeña carabela, proporcionada por Iñigo de Artieta, mandada por*Sancho López de Ugarte, para acciones de enlace, aviso y exploración, con aforo de 50 toneles y una tripulación de 30 hombres embarcados.



    RÉPLICA DE UNA CARRACA DE FINALES DEL SIGLO XV


    Zarparon a finales de julio de 1493 de Bermeo y en agosto ya estaban en Cádiz. Durante su estancia en las costas del sur de España,*la*Armada de Vizcaya*protagonizó varias persecuciones en el estrecho de Gibraltar contra naves portuguesas*que habían asaltado a una nao vasca.*Mientras, los reyes de España y Portugal continuaban las negociaciones encaminadas a repartirse el océano y delimitar las fronteras africanas.

    Además de la vigilancia y control del estrecho, su estancia la*se simultaneó con otras misiones.*El 3 de octubre de 1493, la Armada de Vizcaya partió de Adra (Almería) para transportar al rey Boabdil (Muhamad XII) y sus súbditos hacia África: un total de 6.320 personas.*A su regreso, rindió alarde en las costas de Granada en febrero de 1494, manteniendo íntegros sus efectivos.*El 23 de este mes ya se encontraba en Cádiz.

    Desde esta base de operaciones la Armada vizcaína escoltó a la flota de transporte del adelantado de las islas Canarias*Alonso de Lugo, encargo que no alejó las naves del área a vigilar.

    En junio de 1494, la armada se encontraba en el estrecho, donde aprovechaba el paso de embarcaciones portuguesas para asaltarlas, lo que motivó la intervención de la Corona, que ordenó a las tripulaciones permanecer en Cádiz y respetar a los navíos portugueses.

    Durante ese mismo mes de junio de 1494, los reinos de Portugal y Castilla aprobaban elTratado de Tordesillas, por el cual*se repartían las zonas de conquista del Nuevo Mundo mediante una línea divisoria (aproximadamente hacia el meridiano 60 en medidas actuales del Océano Atlántico).



    LÍNEAS DE DEMARCACIÓN DE LOS TRATADOS DE ALCAÇOVAS Y DE TORDESILLAS


    La armada de Vizcaya había cumplido su objetivo preventivo, defender la ruta castellana a las nuevas tierras hasta que la diplomacia lograse evitar un posible enfrentamiento con el vecino monarca luso. Entonces, los Reyes Católicos acordaron*licenciar a la Armada de Vizcaya y satisfacer su paga, por no ser ya necesarios sus servicios.

    Sin embargo, los ataques turcos a Sicilia y Nápoles desaconsejaron tal medida y los monarcas volvieron a solicitar la colaboración de la Armada de Vizcaya.

    El consejero real Fonseca*volvió a contratar esta flota desde el 20 de agosto de 1494 hasta marzo del siguiente año e*incrementó en 7 carabelas, cada una de ellas con 40 hombres a bordo, sumando a más de 1.250 tripulantes. Esta nueva armada capitaneada por Artieta, debía estar dispuesta par a unirse a las 20 naves que se preparaban en Sicilia. Su fin era defender a la Cristiandad del ataque del turco.

    En su compañía viajaron 17 carabelas, con portes entre 35 y 95 toneladas y tripulaciones entre 40 y 50 hombres. Buena parte de las mismas eran vascas, a juzgar por los apellidos de sus maestres: Mondragón, Avendaño, Aramburu, Marquina, etc.

    En la segunda flota no figuran los navíos de la Armada de Vizcaya, aunque vuelven a ser abundantes las carabelas de procedencia vasca, según los apellidos de maestres y capitanes: Amezquita, Vidavia, Larrauri, Zarauz, Astigarivia, Murueta, etc.

    Una vez en la isla en septiembre, la Armada de Vizcaya se puso a las órdenes de Garcerán de Requesens, capitán general de la Armada de Sicilia, y con la cual participó en el bloqueo de Gaeta logrando que sus enemigos no pudiesen recibir provisiones por mar. Navegaba en esta ocasión Iñigo en compañía de su hermano*Francisco de Artieta, preboste de la villa de Tabita de Durango.

    Coetáneo al servicio de la armada de Vizcaya fue el de otros marinos vascos que actuaron en la defensa de Granada y en los proyectos para expandir el dominio castellano al norte de África.



    ARMADA DE ÍÑIGO ARTIETA


    Patriotas Vascongados: Armada de Vizcaya, la primera flota oceánica de Castilla

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Los López de Haro y el señorío de Vizcaya
    Por Michael en el foro Señoríos Vascongados
    Respuestas: 13
    Último mensaje: 25/09/2015, 01:17
  2. Símbolos de Vizcaya
    Por Reke_Ride en el foro Señoríos Vascongados
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 22/10/2010, 01:16
  3. La cruz del escudo de vizcaya
    Por Javi Hispánico en el foro Señoríos Vascongados
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 25/10/2009, 21:49
  4. El Fuero de Calatayud, la Vizcaya de Aragón
    Por Reke_Ride en el foro Aragón
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 10/08/2009, 13:07
  5. Fuero de Vizcaya en el S.XVI
    Por Reke_Ride en el foro Señoríos Vascongados
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 08/06/2009, 20:06

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •