Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2
Honores3Víctor
  • 2 Mensaje de Comunero Convencido
  • 1 Mensaje de Valmadian

Tema: La evolución de los escudos españoles

  1. #1
    Comunero Convencido está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    06 nov, 16
    Edad
    18
    Mensajes
    93
    Post Thanks / Like

    La evolución de los escudos españoles



    EVOLUCIÓN DE LOS ESCUDOS DE ESPAÑA
    ---
    http://www.heraldicahispanica.com/historiaescudo.htm










    Escudo de los Reyes Católicos en
    1475




    Escudo de los Reyes Católicos
    desde 1492

    LOS REYES CATÓLICOS
    (1469-1516)
    El primero de los escudos que puede considerarse en alguna medida como Escudo de España es el que, con el águila de San Juan como soporte, adoptaron Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón en 1475. En este escudo quedaban representadas de forma intencionada y políticamente equilibrada las dos mayores entidades políticas existentes en la Península Ibérica a finales del siglo XV: la Corona Castellano-Leonesa, que se extendía de norte a sur de la península, desde el Cantábrico al Mediterráneo, y que comprendía los territorios de las actuales Comunidades Autónomas de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, La Rioja, Castilla y León, Madrid, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia, Andalucía y Canarias; y la Corona de Aragón, o Confederación Catalano-Aragonesa, que agrupaba a las actuales Comunidades Autónomas de Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana e Islas Baleares, además de otros territorios extra-peninsulares, repartidos por la cuenca mediterránea.
    Unidas ambas Coronas bajo la misma Monarquía, son el origen más inmediato de la España actual, cuya extensión territorial no quedó, sin embargo, completa hasta la reconquista de Granada en 1492, y la posterior incorporación del Reino de Navarra a la Corona de Castilla, tras su conquista por Fernando El Católico en 1515. El escudo se diseñó adoptando el modelo establecido por Fernando III al unir los reinos de Castilla y León en 1230, en el que en un escudo cuartelado se alternaban los emblemas de ambos reinos. En el nuevo escudo, las armas de Castilla (de gules, y un castillo de oro, almenado de tres almenas, con tres homenajes, el de en medio mayor y cada homenaje también con tres almenas, mamposteado de sable y aclarado de azur) y León (de plata y un león de púrpura, coronado de oro, lenguado y armado de lo mismo) se alternan con las de Aragón (de oro y cuatro palos de gules) y las Dos Sicilias (partido y flanqueado, jefe y puntas de oro y cuatro palos de gules, flancos de plata y un águila de sable, coronada de oro, picada y membrada de gules). A partir de 1492 se añade entado en punta con el emblema del recién conquistado reino de Granada (de plata y una granada al natural, rajada de gules, tallada y hojada de dos hojas de sinople).



    Armas de Castilla, León, Aragón, Dos Sicilias y Granada


    Éste es el escudo que sirvió de inspiración para el que el régimen de Franco adoptó tras la Guerra Civil y que, con ligeras variaciones, estuvo vigente hasta la promulgación de la Ley 33/81, de 5 de octubre, por la que se establecía el nuevo Escudo de España, que erróneamente se ha dado en denominar “Escudo Constitucional”, ya que no se encuentra recogido en la constitución. En el modelo escogido por el Régimen franquista las armas del Reino de las Dos Sicilias fueron sustituidas por las de Navarra que no figuraban en el escudo originario (entre otras cosas porque la incorporación de Navarra a la Corona de Castilla fue posterior a la muerte de Isabel La Católica), al contrario que la representación del Reino de Granada que se incorporó a las armas reales a partir de 1492. Y éste es también el modelo básico que, con las variantes impuestas por los usos, modas y circunstancias de cada momento, ha perdurado hasta nuestros días.





    Armas de Isabel I de Castilla,
    Juana “la Loca” y Felipe “El Hermoso”



    Armas de Carlos I


    Escudo de Felipe II
    CASA DE AUSTRIA (1516-1700)
    Como resultado de la política de alianzas matrimoniales de los Reyes Católicos, a la muerte de Fernando el Católico en 1516, hereda las Coronas de Castilla y de Aragón, su nieto Carlos de Habsburgo, hijo de Juana I “la Loca” y Felipe I “el Hermoso”, y nieto del Emperador Maximiliano de Austria por línea paterna.

    Las armas de Carlos I añaden a las de Castilla, León, Aragón, Dos Sicilias y Granada, presentes en el escudo anterior, las de Austria (de gules y una faja de plata), Borgoña antiguo (bandado de oro y de azur con bordura de gules) Borgoña moderno (de azur, sembrado de flores de lis de oro y bordura camponada, cantonada de plata y gules), Brabante (de sable y un león de oro, coronado de lo mismo, lenguado y armado de gules), Flandes (de oro y un león de sable, lenguado y armado de gules) y Tirol (partido de plata y un águila de gules, coronada, picada y membrada de oro, cargado el pecho de un cre*ciente trebolado de lo mismo). Carlos I incorpora también las columnas de Hércules con la leyenda “Plus Ultra”, en representación del Imperio ultramarino, y rodea el escudo con el collar del Toisón de Oro, como soberano de dicha Orden.




    Armas de Austria, Borgoña antiguo, Borgoña moderno, Brabante, Flandes y Tirol
    Al ser coronado Emperador en 1519, timbra el escudo con la corona imperial y acola el águila bicéfala del Sacro Imperio Romano-Germánico. A partir de 1520 añade al cuartel correspondiente a Aragón y Sicilia, otro en el que se incorporan las armas de Jerusalén, Hungría y Navarra.
    Armas de Jerusalén, Nápoles y Navarra
    (añadidas por el Emperador Carlos I en 1520)

    Felipe II, Felipe III y Felipe IV, así como Carlos II (1556-1700), descargan el escudo de ornamentos externos, sustituyen la corona imperial por la real abierta (o de cuatro florones, tres de ellos vistos), manteniendo el Toisón, que a partir de entonces permanecerá en todos los escudos reales. En 1580, Felipe II se proclama rey de Portugal (de plata y cinco escudetes en azur puestos en cruz con cinco bezantes o dineros en plata puestos en sotuer, bordura de gules con siete castillos de oro) e incorpora las armas del nuevo reino al escudo, que se mantienen hasta que reconoce la independencia portuguesa en 1668, reinando Carlos II “el Hechizado”.








    Escudo de Felipe V




    Escudo de Carlos III


    Armas de Carlos III
    como Rey de las Dos Sicilias

    DINASTÍA BORBON-ANJOU (1700-1808)

    La Dinastía Borbónica se instaura en España tras la Guerra de Sucesión, que se desata al morir Carlos II sin heredero y que enfrenta a los partidarios del Archiduque Carlos de Austria, hijo del Emperador Leopoldo I, con los de Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV de Francia y bisnieto de Felipe IV que sería finalmente coronado rey de España como Felipe V.


    El escudo de Felipe V (1700-1759), mantiene todos los elementos del anterior, pero cambia el diseño y distribución de los mismos: las armas de Flandes y Tirol aparecen ahora en cuarteles separados, en punta del escudo, en lugar de en el escusón en que figuraban anteriormente, y se añade un nuevo escusón central con los lises de la casa de Borbón, con la bordura en gules para distinguirse de los franceses. Sigue utilizando el Toisón de Oro (considerándose con derecho a ostentar la jefatura de la Orden y provocando la escisión en la misma) y añade a éste el de la Orden francesa del Espíritu Santo. Con frecuencia el escudo adopta forma ovalada o redondeada, siguiendo la moda francesa. El diseño de la corona se moderniza, adoptando la forma actual, de ocho florones (cinco vistos), y se reserva la de cuatro (tres vistos) para el príncipe de Asturias. A Felipe V, con el breve reinado de Luis I enmedio (9/2-21/8/1724), le suceden Fernando VI, siguiendo el ordinal castellano (el anterior fue Fernando el Católico -II de Aragón- coronado como Fernando V de Castilla) y Carlos III. Carlos III (1759-1788) realiza una importante reforma en el escudo: aparte de introducir en éste las armas de los Ducados de Parma-Médicis (de oro y seis flores de lis de azur distribuidas de arriba a abajo, una, dos, dos y una) y Toscana-Farnesio (de oro y cinco roeles de gules distribuidos en el campo de arriba a abajo, dos, dos y uno, un tortillo de azur en jefe cargado de tres flores de lis de oro), en representación de su herencia italiana; también sustituye el Collar de la Orden del Espíritu Santo por el de la Orden de Carlos III, creada mediante Real Cédula de 19 de septiembre de 1771, manteniendo el Toisón de Oro. Con estos añadidos, Carlos III deja establecidas lo que serían a partir de ese momento las Armas Reales de España.

    A Carlos III le debemos también el diseño de la actual bandera de España, con sus tradicionales franjas horizontales roja, amarilla y roja, en las que algunos historiadores quieren ver los colores heráldicos de la Corona de Aragón. A este monarca le sucede Carlos IV, que no introduce ningún cambio en el escudo, salvo los puramente ornamentales. La entronización de la Casa de Borbón en España tuvo como consecuencia inmediata el inicio de un proceso de "castellanización" de los reinos periféricos, especialmente de aquellos que se habían mostrado más favorables a la causa del Archiduque. Los efectos de esta política, que legislativamente se manifestaron en los Decretos de Nueva Planta, se hicieron notar también en la heráldica real. Desde Carlos III, las armas de Castilla y León ocupan la posición central en el escudo, y, con frecuencia, se prescinde de todas las demás en un modelo simplificado (conocido como “escudo pequeño”) que únicamente lleva el cuartelado de Castilla y León, con Granada y el escusón dinástico, y rodeado normalmente del collar del Toisón de Oro.


    Escudo de José Bonaparte

    JOSÉ BONAPARTE (1808-1813)

    El conocido como “Rey intruso”, José I Bonaparte (1808-1813), introduce cambios sustanciales en el escudo: divide el escudo en seis cuarteles, 1º Castilla, 2º León, 3º Aragón, 4º Navarra, 5º Granada y 6º las Indias, representado por dos esferas terrestres flanqueadas por las columnas de Hércules, y añade sobre el todo un escusón de azur con el águila de los Bonaparte en oro.



    Armas completas usadas en la Restauración

    I RESTAURACIÓN BORBÓNICA (1813-1868)

    Reinstaurada la dinastía borbónica en 1813, Fernando VII recupera el escudo completo de Carlos III, aunque mantiene la misma forma exterior que se le había dado en la época de José Bonaparte. Su hija, Isabel II, mantiene el mismo modelo, alternando con el ovalado. Con frecuencia se utiliza la versión simplificada con las armas de Castilla, León y Granada y el escusón dinástico.






    Moneda de 5 pesetas de 1869 con el escudo del Gobierno Provisional (1869-1870)

    EL GOBIERNO PROVISIONAL
    (1868-1870)

    La Revolución de 1868, que destronó a Isabel II, suprimió la dinastía borbónica, pero no la Monarquía; de hecho, la corona le fue ofrecida al General Espartero, quien la rehusó alegando motivos de salud. Tras la Constitución de 1869, el Gobierno Provisional estableció un nuevo escudo nacional, previo informe de la Academia de la Historia.
    El nuevo escudo de España consistía en los cinco cuarteles tradicionales: Castilla, León, Aragón, Navarra y, entado en punta, Granada. Se suprime el escusón con las armas de la Dinastía Borbón-Anjou. El escudo se timbra con la corona mural (se propone la corona mural con la pretensión de evitar prejuzgar la forma política del Estado, pues se entendía que ese timbre no representaba ni a la monarquía ni a la república), y se colocan las columnas de Hércules con el lema “PLUS ULTRA”, sin coronas. De este escudo sólo se conoce la representación que se hizo del mismo en las monedas de la época. La que figuraba en la de 5 pesetas sirvió luego como referencia para el escudo de la II República en 1931. Éste es el primer escudo con la distribución de cuarteles que actualmente conocemos y el primero que puede considerarse propiamente como escudo nacional, ya que hasta entonces sólo puede hablarse de armas del monarca o de la Monarquía.


    Armas de Amadeo de Saboya

    AMADEO I (1870-1873)

    Tras rehusar la corona el General Espartero, l
    as Cortes Constituyentes, eligieron rey de España a Amadeo de Saboya, Duque de Aosta, hijo de Víctor Manuel II, rey de Italia. Amadeo, acompañado de su esposa María Victoria llegó a Madrid el día 2 de enero de 1871; juró ante las Cortes la Constitución de 1869 y fue proclamado rey de España con el nombre de Amadeo I. Abdicó de la corona el día 11 de febrero de 1873.
    Durante el efímero reinado de Amadeo I, se mantiene el escudo establecido por el Gobierno Provisional, con las únicas variaciones de restablecer la corona real y situar en escusón las armas de su familia con la cruz de Saboya (de gules y cruz de plata).

    Escudo de la I República

    LA I REPÚBLICA
    (1873-1874)

    La efímera República Federal Española recupera el escudo del Gobierno Provisional, con la corona mural, dándole esta vez el significado republicano que no había querido darle la Academia de la Historia.




    Armas completas de Alfonso XIII en la Capitanía General de Sevilla

    II
    RESTAURACIÓN (1874-1931)

    Alfonso XII y Alfonso XIII, restablecen de nuevo el escudo dinástico, sin embargo, se utiliza con frecuencia un escudo simplificado, muy similar al actual, con la corona real cerrada, el escusón de la Casa de Borbón-Anjou y rodeado por el Collar del Toisón de Oro o por las columnas.



    Portada de la Constitución de 1931, con el Escudo de la II República
    LA II REPÚBLICA (1931-1939)
    La II República recupera de nuevo el escudo del Gobierno Provisional de 1869 y de la I República y cambia la bandera, que no había variado desde Isabel II, por la tricolor: roja, amarilla y morada.


    Sobre el origen de la franja morada en la bandera republicana, ver el interesante artículo de J.M. Erbez en www.lainsignia.org

    Escudo en el librito “Los XXVI Puntos del Estado Español”. 1940.
    EL ESTADO ESPAÑOL (1939-1975)
    El Régimen instaurado tras la Guerra Civil, después de unos momentos de confusión simbólica, había recuperado el 12 de febrero de 1938 la iconografía heráldica de los Reyes Católicos (incluidos el yugo y las flechas), sustituyendo las armas de Sicilia por las de Navarra, añadiendo las columnas de Hércules coronadas y una cinta con la divisa "una, grande y libre". De este escudo se hacen dos versiones, la "completa", alternando el cuartelado de Castilla y León con el partido de Aragón y Navarra, y la "sencilla", con los cuarteles en la disposición que había establecido el Gobierno Provisional en 1869.
    La Heráldica establecida por el régimen del general Franco se mantiene, aunque con diversos cambios estéticos, hasta el año 1981, en el que se promulga la Ley 33/81 de 5 de octubre por la que se aprueba el vigente Escudo de España.

    En el periodo comprendido entre la coronación de D. Juan Carlos I y la aprobación de la nueva Ley del escudo, se producen algunos cambios menores en el escudo franquista, que afectaron a aspectos puramente estéticos (a mi juicio, a peor) y que pasaron prácticamente desapercibidos.


    Escudo de España (modalidad 1)
    1977-1981

    LA TRANSICIÓN
    (1977-1981)

    El Real Decreto 1511/77, de 21 de enero, de la Presidencia del Gobierno (BOE de 1 de julio), por el que se aprueba el Reglamento de Banderas y Estandartes, Guiones, Insignias y Distintivos, establece un nuevo modelo del escudo. En su preámbulo se afirma que “Dado el tiempo transcurrido desde la aprobación por Decreto de 11 de octubre de 1945 del Reglamento de Banderas, Insignias y Distintivos y la necesidad de su actualización ante las nuevas circunstancias, autoridades y organización, se hace precisa la aprobación de un nuevo Reglamento…”
    El principal cambio con respecto al anterior es que el águila de San Juan se presenta de forma azorada, es decir en disposición de emprender vuelo, cobijando bajo sus alas las columnas de Hércules, que hasta la fecha se encontraban por fuera de ellas, y que la cinta con la divisa “una grande libre” se coloca ahora por encima de la cabeza del águila. Se establecen igualmente dos modalidades de escudo, denominadas como “modalidad 1” y “modalidad 2”; la primera con las armas “completas” y la segunda “simplificadas”. Este escudo, con un diseño bastante lamentable, por cierto, estuvo vigente desde 1977 hasta su sustitución por el actual en 1981.
    Valmadian y Pious dieron el Víctor.

  2. #2
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Re: La evolución de los escudos españoles

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Buen tema, interesante y conveniente, pero en origen no está correctamente planteado. Debería decir algo así como "Los escudos reales y republicanos de España" ya que se limita a presentar los diversos escudos que han sido empleados por distintos monarcas y por las dos repúblicas. Pero no es un estudio de la historia de los escudos, o blasones, españoles desde que se comenzó a usarlos en la Alta Edad Media y que a partir del siglo XII empezaron a identificar las armas de nobles y caballeros. Además, los blasones españoles tienen sus rasgos específicos que los diferencian de los "ingleses", "franceses", "germanos", "portugueses", "italianos" y "neoflamencos", por ser los del entorno geográfico español y del posterior desarrollo de todos ellos hasta nuestros días inclusive.
    Comunero Convencido dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Escudos de los Reinos Hispanos
    Por Michael en el foro Simbología y Heráldica
    Respuestas: 15
    Último mensaje: 15/03/2013, 12:21
  2. Escudos en los foros regionales
    Por Rodrigo en el foro Ayuda y Sugerencias
    Respuestas: 31
    Último mensaje: 09/09/2012, 18:02
  3. Escudos medievales
    Por Defensor_fidei en el foro Simbología y Heráldica
    Respuestas: 8
    Último mensaje: 13/11/2010, 18:33
  4. Escudos protectorado Español
    Por Alaricos en el foro Simbología y Heráldica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/08/2010, 18:00
  5. Banderas y escudos legitimistas
    Por Defensor_fidei en el foro Simbología y Heráldica
    Respuestas: 10
    Último mensaje: 24/03/2010, 04:48

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •