Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2

Tema: Sistema ptolemaico y sistema copernicano

  1. #1
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,714
    Post Thanks / Like

    Sistema ptolemaico y sistema copernicano

    El Proyecto Galileo > Ciencia > Sistema ptolemaico

    Ptolomeo
    Sistema ptolemaico

    En su Diálogo sobre los dos máximos sistemas del mundo ptolemaico y copernicano, de 1632, Galileo atacado el sistema mundial basado en la cosmología de Aristóteles (384-322 aC) y de la astronomía de Ptolomeo técnico (ca. 150 dC).

    En sus libros en los cielos, y Física, Aristóteles propuso su idea de un universo ordenado o cosmos. Se rige por el concepto de lugar, a diferencia del espacio, y se dividió en dos partes bien diferenciadas, la región terrestre o sublunar, y los cielos. El primero fue la morada del cambio y la corrupción, donde las cosas fueron hechas, creció, maduró, decaído, y murió, el ​​segundo fue la región de la perfección, donde no hubo ningún cambio. En la región sublunar, las sustancias se componían de los cuatro elementos: tierra, agua, aire y fuego. Tierra era el más pesado, y su lugar natural era el centro del cosmos, de ahí que la Tierra se encuentra en el centro del cosmos. Los lugares naturales de agua, aire y fuego, eran capas esféricas concéntricas alrededor de la esfera de la tierra. Las cosas no estaban perfectamente organizado, por lo que las áreas de tierra que sobresale por encima del agua. Objetos buscó el lugar natural del elemento que predomina en ellas. Así, las piedras, la tierra en la que predominaban, baje hasta el centro del cosmos, y el fuego se mueve hacia arriba. Movimientos naturales eran, entonces, radial, ya sea hacia abajo o hacia arriba. Los cuatro elementos difieren unos de otros solamente en sus cualidades. Por lo tanto, la tierra era fría y seca mientras que el aire era cálido y húmedo. El cambio de uno o ambos de sus cualidades, transmutado un elemento en otro. Estas transmutaciones iban en forma constante, mediante el cambio constante en esta región sublunar.
    Ptolomeo


    Los cielos, por otro lado, se compone de una sustancia totalmente diferente, el éter [1] o quintaesencia (quinto elemento), una sustancia inmutable. Los cuerpos celestes eran parte de los depósitos esféricos de éter. Estas capas esféricas quedar apretado alrededor de la otra, sin espacios entre ellos, en el orden siguiente: Luna, Mercurio, Venus, Sol, Marte, Júpiter, Saturno, estrellas fijas. Cada capa esférica (en lo sucesivo, simplemente, esfera) tuvo su rotación particular, que representaron el movimiento del cuerpo celeste que contiene. Fuera de la esfera de las estrellas fijas, no era el primer motor (él mismo inmóvil), que imparte movimiento desde el exterior hacia el interior. Todos los movimientos del cosmos llegó al final de este motor primario. Los movimientos naturales de los cuerpos celestes y sus esferas era perfectamente circular, es decir, circular y ni acelerar ni desaceleración.

    Es de hacer notar acerca de este universo que todo tenía su lugar natural, un lugar privilegiado para los cuerpos con un maquillaje particular, y que las leyes de la naturaleza no son los mismos en el cielo y en las regiones terrestres. Además, no había lugares vacíos o vacua en cualquier lugar. Por último, era finito: más allá de la esfera de las estrellas fijas y el motor primario, no había nada, ni siquiera el espacio. El cosmos que abarca toda la existencia.


    Aristotélico cristiano Cosmos. De Peter Apian, Cosmographia [Haga clic para ampliar la imagen]
    Ahora, ingenioso como esta cosmología era, resultó ser insatisfactorio para la astronomía. Los cuerpos celestes, de hecho, no se mueven con movimientos circulares perfectos: se acelera, más lento, y en los casos de los planetas incluso detener y revertir sus movimientos. Aunque Aristóteles y sus contemporáneos trataron de explicar estas variaciones mediante la división de las esferas planetarias individuales en esferas de componentes, cada uno con un componente del movimiento compuesto, estas construcciones eran muy complejos y, en definitiva condenado al fracaso. Por otra parte, independientemente de la complejidad de un sistema de esferas para un planeta específico convirtió, estas esferas se centra todavía en la Tierra. La distancia de un planeta de la Tierra no podía por lo tanto ser variada en este sistema, pero los planetas varían en brillo, una variación especialmente notable por Venus, Marte y Júpiter. Dado que en un cielo inmutable variaciones en el brillo intrínseco se descartaron, y desde ámbitos no permitió una variación en distancias planetarias de la Tierra, las variaciones en el brillo no podía tenerse en cuenta en este sistema.

    Así, aunque esférico cosmología de Aristóteles tuvo una vida muy larga, los matemáticos que deseaban hacer modelos geométricos para dar cuenta de los movimientos reales de los cuerpos celestes empezaron a usar diferentes construcciones dentro de un siglo de la muerte de Aristóteles. Estas construcciones violado los principios físicos y cosmológicos de Aristóteles algo, pero eran en última instancia acertado en la contabilización de los movimientos de los cuerpos celestes. Es en la obra de Claudio Ptolomeo, que vivió en el siglo II de nuestra era, que vemos la culminación de estos esfuerzos. En su trabajo astronómico grande, Almagesto, [2] Ptolomeo presentó un completo sistema de construcciones matemáticas que representaron con éxito para el movimiento observado de cada cuerpo celeste.

    Ptolomeo usó tres construcciones básicas, excéntricos, el epiciclo, y el Equant. Una construcción excéntrica es uno en el que se coloca la Tierra fuera del centro de la construcción geométrica. Aquí, la Tierra, E, se desplaza ligeramente del centro, C, de la trayectoria del planeta. Aunque esta construcción viola la regla de que la Tierra era el centro del cosmos y todos los movimientos planetarios, el desplazamiento es mínimo y se consideró una leve flexión de la regla y no una violación. La excéntrica en la figura siguiente se fija, sino que también podría hacerse móvil. En este caso, el centro del círculo grande era un punto que gira alrededor de la tierra en un pequeño círculo centrado en la Tierra. En algunas construcciones este pequeño círculo no estaba centrada en la Tierra.

    La segunda construcción, el epiciclo, es geométricamente equivalente a la excéntrica móvil simple. En este caso, el planeta se movió en un pequeño círculo cuyo centro gira en la circunferencia del círculo grande centrado en el theEarth en. Cuando las direcciones y velocidades de rotación del epiciclo y el círculo grande fueron elegidos apropiadamente, el planeta, visto desde la Tierra, se detenía, revertir su curso, y luego avanzar de nuevo. Así, el movimiento anual retrógrado de los planetas (ocasionado, en términos heliocéntricas por la adición de movimiento anual de la Tierra para el movimiento del planeta) podría ser más o menos en cuenta.


    Excéntrico, epiciclo, y Equant.
    Desde Michael J. Crowe, Teorías del mundo desde la Antigüedad hasta la Revolución de Copérnico.
    [Haga clic para ampliar la imagen cada]

    Pero estas dos construcciones no acababa de traer resultantes de los movimientos planetarios en estrecha concordancia con los movimientos observados. Ptolomeo añade por tanto aún una tercera construcción, la ecuante. En este caso, el centro de la construcción del círculo grande se separó desde el centro del movimiento de un punto en su circunferencia, como se muestra a continuación, donde C es el centro geométrico del círculo grande (generalmente llamados en estas construcciones el círculo excéntrico) pero el movimiento del centro del epiciclo, P (figura central), es uniforme sobre Q, el punto ecuante (figura derecha lado).

    Ptolomeo combinado los tres construcciones en los modelos de los planetas, el Sol y la Luna. Una construcción típica de lo que podría ser como en la foto de abajo, donde E es la Tierra, C el centro geométrico del círculo excéntrico, Q el punto ecuante, F el centro del epiciclo, y P el planeta. Como se mencionó antes, el excéntrico menudo no se fija, sino que se movió en un círculo alrededor de la Tierra o en otro punto entre la Tierra y el punto de Equant.
    Típico modelo ptolemaico planetario (De Michael J. Crowe, Teorías del mundo desde la Antigüedad hasta la Revolución copernicana.)
    [haga clic para ampliar la imagen]

    Con estas combinaciones de construcciones, Tolomeo fue capaz de dar cuenta de los movimientos de los cuerpos celestes dentro de los estándares de exactitud en las observaciones de su tiempo. La idea era romper el complejo movimiento observado planetaria en componentes con movimientos circulares perfectos. Al hacerlo, sin embargo, Ptolomeo violado las reglas cosmológicas y físicas de Aristóteles. El excéntrico y epiciclo significaba que los movimientos planetarios no se centra exactamente en la Tierra, el centro del cosmos. Esta era, sin embargo, un "fudge" que pocas objeciones. El ecuante violado la constricción del movimiento circular perfecto, y esa violación molestado pensadores mucho más. Así, en De Revolutionibus (véase Sistema de Copérnico ), Copérnico le dice al lector que era su objetivo de librar los modelos de movimientos celestes de esta construcción monstruosa.

    La cosmología aristotélica y la astronomía ptolemaica entró en el Occidente, en los siglos XII y XIII, como distintas tradiciones textuales. El primero en Aristóteles Física y Del cielo y los muchos comentarios sobre estas obras, la última en el Almagesto y la literatura técnica astronómica que había crecido a su alrededor, especialmente el trabajo de los astrónomos islámicos que trabajan en el paradigma de Ptolomeo. En el mundo del aprendizaje en el Occidente cristiano (se establecieron en las universidades fundadas alrededor de 1200 dC), la cosmología de Aristóteles figuró en todas las cuestiones relacionadas con la naturaleza del universo y incidido en muchas cuestiones filosóficas y teológicas. Astronomía de Ptolomeo fue enseñado como parte del plan de estudios de pregrado y matemático sólo incide sólo en cuestiones técnicas de los calendarios, las predicciones de posición, y la astrología.

    Innovaciones de Copérnico fue por lo tanto no sólo poner el Sol en el centro del universo y la elaboración de un sistema astronómico completo sobre esta base de esta premisa, pero también tratando de borrar la frontera disciplinar entre las tradiciones textuales de la cosmología física y la astronomía técnico.

    Notas : [1] La ortografía tradicional Inglés, éter , se utiliza aquí para distinguir sustancia celestial aristotélica de la sustancia química moderna, éter . [2] El título es un dado a este libro por los traductores islámicos en el siglo IX. Su título original es griego Sintaxis Matemática.



    Fuentes : El cosmos aristotélico se describe en su Física y en los Cielos, ver Las obras completas de Aristóteles: La traducción revisada Oxford, ed. Jonathan Barnes, 2 vols. (Princeton: Princeton University Press, 1984). Sobre la relación entre la cosmología y la astronomía griega, ver BR Goldstein y Bowen AC, "Una nueva visión de la astronomía griega temprana," Isis 74 (1983) :330-40, y Thomas S. Kuhn, La revolución copernicana (Cambridge: Harvard University . Press, 1957 La mejor traducción del Almagesto es Almagesto de Ptolomeo, tr GJ Toomer. (Londres: Duckworth, Nueva York: Springer Verlag, 1984). exposiciones Godd de los detalles técnicos del sistema ptolemaico se puede encontrar en Olaf Pedersen, un Encuesta sobre el Almagesto (Odense: Odense University Press, 1974), Michael J. Crowe, Teorías del mundo desde la Antigüedad hasta la Revolución copernicana (Nueva York: Dover, 1990), y Olaf Pedersen y Mogens Pihl, la física y la astronomía temprana: una introducción histórica (London: MacDonald y Janes, Nueva York: American Elsevier, 1974, 2 ª ed Cambridge:. Cambridge University Press, 1993). Medieval En cosmología y la astronomía, ver a Edward Grant, "Cosmología", en la ciencia en la Edad Media , David C. Lindberg ed (Chicago: University of Chicago Press, 1984)., pp 265-302, y Olaf Pedersen, "Astronomía", ibid, pp 303-37 Para un recuento de la cosmología aristotélica y la astronomía ptolemaica en. el período anterior a los descubrimientos de Galileo, véase James M. Lattis, entre Copérnico y Galileo: Christoph Clavius ​​y el colapso de la cosmología ptolemaica (Chicago: University of Chicago Press, 1994).


    19
    95 Al Van Helden
    Última actualización Inicio | Galileo | Biografía | Cronología | Familia | Retratos | Ciencia | Cristianismo | Biblioteca | Acerca de | Mapa del Sitio | Buscar

    Tenga en cuenta: No vamos a responder a las solicitudes de derechos de autor.
    Consulte la página de derechos de autor para más información.

    Texto original
    Sugiere una traducción mejor
    --------------------------------------------------------------------------------


    El Proyecto Galileo > Ciencia > Sistema copernicano

    Copérnico
    Sistema de Copérnico

    Las primeras especulaciones sobre la posibilidad de que el Sol es el centro del cosmos y la Tierra es uno de los planetas girando a su alrededor se remontan al siglo III antes de Cristo. En su Sand-Reckoner , Arquímedes (m. 212 aC), se explica cómo expresar números muy grandes. A modo de ejemplo se elige a la pregunta de cuántos granos de arena hay en el cosmos. Y para hacer el problema más difícil, él no elige el cosmos geocéntrico generalmente aceptados en el momento, pero el cosmos heliocéntrico propuesto por Aristarco de Samos (ca. 310-230 aC), que tendría que ser mucho mayor debido a la ausencia de paralaje estelar observable. Sabemos, pues, que ya en la época helenística pensadores eran por lo menos jugando con esta idea, y debido a su mención en la especulación Aristarco de Arquímedes libro era bien conocido en Europa a partir de la Alta Edad Media, pero no de gravedad entretenidos hasta Copérnico.


    Copérnico
    Europeo del aprendizaje se basó en las fuentes griegas que habían sido transmitidas, y el pensamiento cosmológico y astronómico se basa en Aristóteles y Ptolomeo . Cosmología de Aristóteles de una Tierra central rodeado de capas esféricas concéntricas que llevan los planetas y las estrellas fijas era la base del pensamiento europeo del siglo 12 en adelante CE. Astronomía Técnica, también geocéntrica, se basó en las construcciones de los círculos excéntricos y epiciclos de Ptolomeo codificadas en el Almagesto (2 ª siglo dC).

    En el siglo XV, la reforma de la astronomía europea se inició por el astrónomo / humanista Georg Peuerbach (1423-1461) y su discípulo Johannes Regiomontano (1436-1476). Sus esfuerzos (como las de sus colegas en otros campos) se concentra en liberar textos astronómicos de Ptolomeo, en especial, de los errores de volver a los textos griegos originales y ofrecer una visión más profunda en el pensamiento de los autores originales. Con su nuevo libro de texto y una guía para el Almagesto , Peuerbach y Regiomontanus elevó el nivel de la astronomía teórica en Europa.

    Varios problemas se enfrentan los astrónomos a principios del siglo XVI. En primer lugar, las tablas (por medio de la cual para predecir los acontecimientos astronómicos como eclipses y conjunciones) se considerará que no sea lo suficientemente precisa. En segundo lugar, las expediciones portuguesas y españolas en el Lejano Oriente y América navegó fuera de la vista de la tierra durante semanas, y sólo los métodos astronómicos podría ayudarles a encontrar su ubicación en alta mar. En tercer lugar, el calendario, instituido por Julio César en el año 44 antes de Cristo ya no era preciso. El equinoccio, que en la época del Concilio de Nicea (325 dC) había caído en el 21, había caído ahora al 11. Desde la fecha de la Pascua (la celebración del evento definitorio en el cristianismo) se determinó con referencia al equinoccio, y como la mayoría de las fiestas religiosas distintas a través de los años se contaron hacia adelante o hacia atrás a partir de la Pascua, el deslizamiento del calendario con respecto a eventos celestes era un problema muy grave. Para la solución a los tres problemas, los europeos se veía a los astrónomos.

    Nicolás Copérnico (1473-1543) aprendió las obras de Peuerbach y Regiomontanus en el plan de estudios de pregrado en la Universidad de Cracovia y luego pasó una década estudiando en Italia. A su regreso a Polonia, pasó el resto de su vida como médico, abogado y administrador de la iglesia. Durante su tiempo libre, él continuó su investigación en astronomía. El resultado fue De Revolutionibus Orbium Coelestium ("Sobre las revoluciones de los orbes celestes"), que fue publicado en Nuremberg en 1543, el año de su muerte. El libro estaba dedicado al papa Pablo III y en un principio causó controversia litle. Un prefacio anónimo (añadido por Andreas Osiander, el reformador protestante de Nuremberg), declaró que la teoría presentada en este libro es sólo una hipótesis matemática: las construcciones geométricas utilizadas por los astrónomos habían tenido tradicionalmente el estado de sólo hipotético, interpretaciones cosmológicas eran reservados para los filósofos . De hecho, a excepción de los primeros once capítulos del libro I, De Revolutionibus fue una obra técnica matemática en la tradición del Almagesto .


    Esquema del sistema copernicano, desde las revoluciones de De
    [Haga clic para ampliar la imagen]
    Sin embargo, en el primer libro, Copérnico afirmó que el Sol era el centro del universo y que la Tierra tenía un movimiento de triple [1] en torno a este centro. Su teoría dio una explicación simple y elegante de los movimientos retrógrados de los planetas (el movimiento anual de la Tierra necesariamente proyecta sobre los movimientos de los planetas de la astronomía geocéntrica) y se estableció el orden de los planetas (que había sido una convención en la obra de Ptolomeo ) definitivamente. Sostuvo que su sistema era más elegante que el sistema geocéntrico tradicional. Copérnico conservó el estatus privilegiado de movimiento circular, por lo que tuvieron que construir sus órbitas planetarias de los círculos sobre y dentro de los círculos, al igual que sus predecesores habían hecho. Sus mesas fueron tal vez sólo un poco mejor que los existentes.

    La recepción de De Revolutionibus fue mixta. La hipótesis heliocéntrica fue rechazada de plano por casi todos, pero el libro fue el tratado astronómico más sofisticado desde el Almagesto , y para ello era ampliamente admirado. Sus construcciones matemáticas fueron transferidos fácilmente en las geocéntricas, y muchos astrónomos utilizado. En 1551 Erasmus Reinhold, no cree en la movilidad de la Tierra, publicó un nuevo conjunto de tablas, las tablas Prutenic , en base a los parámetros de Copérnico. Estas tablas llegó a ser preferidos por su exactitud. Además, De revolutionibus se convirtió en la pieza central de una red de astrónomos, que lo disecados en gran detalle. No fue sino hasta una generación después de su aparición, sin embargo, podemos empezar apuntan a una comunidad de práctica de los astrónomos que aceptaron cosmología heliocéntrica. Tal vez la más notable seguidor temprano de Copérnico fue Thomas Digges (c. 1545-c.1595), que en un Perfit Descripción de la Orbes Coelestiall (1576) tradujo gran parte del Libro I del De Revolutionibus en Inglés y lo ilustró con una diagrama en el que está incrustada la disposición copernicana de los planetas en un universo infinito de estrellas


    Diagrama del universo de Thomas Digges
    [Haga clic para ampliar la imagen]
    La razón de este retraso es que, en vista de ello, la cosmología heliocéntrica era absurdo de una cuestión de puro sentido común y un punto de vista físico. Los pensadores se había criado en la división aristotélica entre el cielo y la región terrestre, entre la perfección y la corrupción. En la física de Aristóteles, los cuerpos trasladados a sus lugares naturales. Las piedras cayeron debido a que el lugar natural de los cuerpos pesados ​​era el centro del universo, y que por eso la tierra estaba allí. La aceptación del sistema de Copérnico significaba abandonar la física aristotélica. ¿Cómo aves encuentran su nido de nuevo después de haber volado de ellos? ¿Por qué una piedra lanzada por venir directamente hacia abajo si la Tierra por debajo de ella está girando rápidamente hacia el este? Dado que los organismos sólo puede tener un tipo de movimiento a la vez, ¿cómo puede la Tierra tienen varios? Y si la Tierra es un planeta, ¿por qué habría de ser el único planeta con una luna?

    Para fines astronómicos, los astrónomos siempre se asume que la Tierra es como un punto con respecto a los cielos. Sólo en el caso de la luna se podía observar un desplazamiento paraláctico (aproximadamente 1 º) con respecto a las estrellas fijas durante su (es decir, la de la Tierra) movimiento diurno. En astronomía copernicana uno ahora tenía que asumir que la órbita de la Tierra era como un punto con respecto a las estrellas fijas, y debido a que las estrellas fijas no reflejan el movimiento anual de la Tierra, mostrando anualmente paralaje , la esfera de las estrellas fijas tenido a ser inmenso. ¿Cuál era el propósito de ese gran espacio entre la región de Saturno y la de las estrellas fijas?


    Parallax [Haga clic para ampliar la imagen]
    Estas y otras fueron las objeciones que se necesitan respuestas. El sistema de Copérnico simplemente no encajaba en el camino del pensamiento aristotélico. Me llevó un siglo y medio para una nueva física para ser concebidos para undegird astronomía heliocéntrica. Las obras de la física y la astronomía de Galileo y Kepler Johannes fueron elementos esenciales en este camino.

    Había otro problema. Un Sol estacionario y en movimiento la Tierra también se enfrentaron con muchos pasajes bíblicos. Protestantes y católicos por igual a menudo desestimada heliocentrismo por estos motivos. Martín Lutero lo hizo en uno de sus "conversaciones de mesa" en 1539, antes de De Revolutionibus había aparecido. (Bocetos preliminares habían circulado en forma de manuscrito.) En el largo plazo, los protestantes, que tenían cierta libertad para interpretar la Biblia personalmente, aceptó el heliocentrismo un poco más rápido. Católicos, especialmente en España e Italia, tenía que ser más cauteloso en el clima religioso de la Contrarreforma , como el caso de Galileo demuestra claramente. Christoph Clavius ​​, el principal matemático jesuita desde aproximadamente 1570 hasta su muerte en 1612, utilizó argumentos bíblicos en contra de heliocentrismo en su libro de texto astronómico.

    La situación no era sencilla, sin embargo. Por un lado, a finales del siglo XVI, Tycho Brahe ideó un sistema híbrido geostática heliocéntrico en el que la Luna y el Sol se fue alrededor de la Tierra, pero los planetas fue alrededor del sol. En este sistema, la elegancia y la armonía del sistema copernicano estaba casado con la solidez de una Tierra central y estable de modo que la física aristotélica podía mantenerse. Sobre todo después de los descubrimientos telescópicos de Galileo, muchos astrónomos cambiado desde la tradicional a la cosmología de Tycho. Por otro lado, en 1600 todavía había muy pocos astrónomos que aceptaron la cosmología de Copérnico. No está claro si la ejecución de Giordano Bruno, un místico neoplatónico que sabía muy poco sobre astronomía, tuvo algo que ver con sus creencias copernicanas. Por último, no debemos olvidar que Copérnico había dedicado De Revolutionibus al Papa. Durante el siglo XVI, la cuestión de Copérnico no fue considerado importante por la Iglesia y no hay pronunciamientos oficiales fueron hechas.

    Los descubrimientos de Galileo cambió todo eso. A partir de Sidereus Nuncius en 1610, Galileo llevó el asunto ante un público más amplio. Continuó sus esfuerzos, con mucho más valor en sus cartas sobre las manchas solares, y en su carta a la Gran Duquesa Cristina (circulado en manuscrito solamente) que en realidad interpretó el pasaje bíblico problemático en el libro de Josué para ajustarse a una cosmología heliocéntrica. Más importante aún, argumentó que la Biblia está escrito en el lenguaje de la gente común que no es un experto en astronomía. Escritura, según él, nos enseña cómo ir al cielo, no cómo van los cielos. Casi al mismo tiempo, Paolo Antonio Foscarini , un carmelita teólogo en Nápoles, publicó un libro en el que sostenía que la teoría de Copérnico no estaba en conflicto con las Escrituras. Fue en este punto que funcionarios de la Iglesia se dio cuenta de la teoría copernicana y se colocan De Revolutionibus en el Índice de libros prohibidos hasta su corrección.

    Galileo Diálogo sobre los dos máximos sistemas del mundo de 1632 fue un hito en lo que se había formado para ser el "Gran Debate". Argumentos de Galileo socavado la física y la cosmología de Aristóteles para un público cada vez más receptivo. Sus descubrimientos telescópicos, aunque no prueban que la Tierra se movía alrededor del Sol, contribuyeron en gran medida a su argumento. Al mismo tiempo, Johannes Kepler (que había muerto en 1630) había introducido consideraciones físicas en los cielos y había publicado sus cuadros Rudolfinas , basado en su propia teoría elíptica y Tycho Brahe observaciones precisas, y estas tablas eran más precisos, con mucho, que cualquier otro los. La marea ahora corría a favor de la teoría heliocéntrica, y desde mediados del siglo XVII había pocos astrónomos importantes que no eran copernicanos.

    Notas : [1] Una rotación diaria alrededor de su centro, un movimiento anual alrededor del Sol, y un movimiento cónico de su eje de rotación. Este último movimiento se hizo necesaria debido a Copérnico conceptualizado movimiento anual de la Tierra como consecuencia de la Tierra está incrustado en una cáscara esférica centrada en el sol. Su eje de rotación por lo tanto, no permaneció paralelo a sí mismo con respecto a las estrellas fijas. Para mantener el eje paralelo a sí mismo, Copérnico dio el eje de un movimiento cónico con un período casi igual al año. La diferencia muy pequeña desde el período anual representó la precesión de los equinoccios, un efecto causado por el hecho de que el eje de la Tierra (en términos newtonianos) precesión como un trompo, con un período de unos 26.000 años. (Copérnico ideas acerca de esta precesión era más complicado y basado en datos erróneos.)


    Fuentes : Edward Rosen, Copérnico y la Revolución Científica (Malabar, FL: Krieger, 1984) es un instrumento útil, si excéntrica biografía de Copérnico con una colección de documentos relativos a su vida. Hay dos traducciones modernas y confiables de De Revolutionibus : Edward Rosen, tr. Sobre las revoluciones , vol. 2 de las obras completas (Londres: Macmillan, 1972 -; publicado por separado, Baltimore: Johns Hopkins Press, 1978), AM Duncan, tr,. Sobre las revoluciones de las esferas celestes (London: David & Charles, Nueva York: Barnes & Noble , 1976). El mejor relato de la revolución copernicana es Thomas S. Kuhn, La revolución copernicana (Cambridge: Harvard University Press, 1957). Para las recepciones diferentes de De Revolutionibus , véase Robert S. Westman, "Tres respuestas a la teoría copernicana: Johannes Praetorius, Tycho Brahe, y Michael Maestlin," en el logro de Copérnico , ed. Robert S. Westman (Berkeley y Los Angeles: University of California Press, 1975), pp 285-345. El copernicanismo de Galileo, ver Stillman Drake, "Pasos para el copernicanismo de Galileo completa y Back, Estudios de Historia y Filosofía de la Ciencia , 18 (1987): 93-105, y Maurice Finocchiaro A., ", el copernicanismo de Galileo y la aceptabilidad de los supuestos Rectores "en la supervisión de la ciencia: estudios empíricos del cambio científico, ed Arthur Donovan, Larry Laudan, y Rachel Laudan (Dordrecht Kluwer, 1988), pp. 49-67.


    1995 Al Van Helden
    Última actualización Inicio | Galileo | Biografía | Cronología | Familia | Retratos | Ciencia | Cristianismo | Biblioteca | Acerca de | Mapa del Sitio | Buscar

    Tenga en cuenta: No vamos a responder a las solicitudes de derechos de autor.
    Consulte la página de derechos de autor para más información.

    Texto originalMore importantly, he argued that the Bible is written in the language of the common person who is not an expert in astronomy.
    Sugiere una traducción mejor
    --------------------------------------------------------------------------------



    http://www.galileo.rice.edu/sci/theo...ic_system.html

    http://www.galileo.rice.edu/sci/theo...an_system.html
    Última edición por Martin Ant; 02/03/2013 a las 19:04

  2. #2
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,773
    Post Thanks / Like

    Re: Sistema ptolemaico y sistema copernicano

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Bien, puesta esta es la respuesta a lo que he manifestado desde ayer: ¿para qué seguir abriendo hilos con el mismo tema? Esto no tiene sentido, lo que se reproduce aquí ya está puesto exactamente igual en el hilo abierto sobre Newton , por tanto, este hilo lo cerraré a continuación, y es que no hay ninguna necesidad de estar abriendo hilos y más hilos con los mismos contenidos, vamos, como nos tenía acostumbrados el Sr. Aznar: "más de lo mismo".
    Última edición por Valmadian; 02/03/2013 a las 19:18
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 4
    Último mensaje: 03/11/2011, 02:26
  2. Inmigración - necesaria para el sistema de pensiones
    Por MADERA en el foro Inmigración
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 25/01/2010, 13:51
  3. El Fin Del Sistema
    Por TRUMON en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 02/10/2008, 14:44
  4. El sistema defensivo de Felipe II en Cabo Verde
    Por DON COSME en el foro Resto del mundo
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 31/05/2007, 20:04
  5. ¿Te gusta el sistema de foros?
    Por Donoso en el foro Ayuda y Sugerencias
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 30/07/2005, 02:47

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •