Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 5 de 5
Honores3Víctor
  • 1 Mensaje de brua
  • 2 Mensaje de brua

Tema: El problema de la economía actual y su solución desde el catolicismo

  1. #1
    brua está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 ago, 15
    Ubicación
    San Felipe y Santiago de Montevideo
    Mensajes
    197
    Post Thanks / Like

    El problema de la economía actual y su solución desde el catolicismo

    El problema de la economía actual y su solución desde el catolicismo (I)

    El primero de mes cerró un pequeño almacén que se ubicaba en la esquina de mi casa –ubicación inmejorable- ¿Cuál fue la razón? Fue la siguiente: en la esquina de en frente, se erigió hace algún tiempo un autoservicio de mayor entidad, de una firma que tiene varios locales dispersos por Montevideo. Es decir: el grande se comió al chico, un principio matriz de la economía.

    Enseñaba H. Belloc que la economía es como hacer zanjas y diques con el fin de drenar aquello que si no se interviniera sería un pantano; o en otras palabras: débense alterar las tendencias económicas naturales para que el sistema sea justo. Pues al igual que con el concepto de libertad, el liberalismo nos ha engañado con el concepto de economía: si la libertad irrestricta en verdad no es libertad, sino un exceso de ella, y para que exista verdadera libertad ésta debe estar sometida a la razón (débense hacer zanjas), lo mismo ocurre con la economía: la “mano invisible” no hará sino beneficiar al más poderoso, y para que exista una economía justa ésta debe estar, también, sometida a la razón (débense crear diques).

    En una economía sometida a la razón, la propiedad debe estar bien dividida. La propiedad es un derecho natural; a ese respecto, escribía lapidariamente Leon XIII: “¿Y va a admitir la justicia que venga nadie a apropiarse de lo que otro regó con sus sudores? Igual que los efectos siguen a la causa que los produce, es justo que el fruto del trabajo sea de aquellos que pusieron el trabajo.” Pues bien, es de toda justicia que ese derecho natural sea correspondido a todos (o la mayoría) de los hombres, y no solamente a unos pocos; escribía G.K. Chesterton con ironía: “Uno pensaría, al oír hablar de los Rothchilds y de los Rockefellers, que ellos estaban del lado de la propiedad. Pero obviamente ellos son los enemigos de la propiedad, pues son enemigos de sus propias limitaciones. Ellos no quieren su tierra propia, sino la de las otras personas. Es la negación de la propiedad que el Duque de Suderland sea dueño de todas las granjas en un estado. Lo mismo que sería la negación del matrimonio si él tuviera todas nuestras mujeres en un harén.”

    De manera que, recapitulando: la propiedad, derecho fundamental, debe ser gozada por todos (o la mayoría) de los hombres. Mas, las tendencias económicas naturales no ayudan a ese respecto, puesto que como la libertad, la economía debe ser guiada por la razón para dar buenos frutos; de lo contrario, tenemos lo que le pasó a mi pobre comerciante vecino (entre otras cosas): el grande se lo comió; el grande se come al chico.

    ------------------------

    Como no se hacen zanjas y diques, la situación actual es la siguiente: existe una casta muy pequeña que concentra una grandísima parte de la riqueza, otra muy grande absolutamente menesterosa, y una clase media de relativo tamaño, que no hace sino pagar impuestos altísimos y trabajar para los de arriba. Esta última se divide entre los que auténticamente gozan de un derecho de propiedad, con (por ejemplo) un comercio propio, una casa propia, un auto propio, etc., y los que en verdad no lo hacen, trabajando como asalariados, siendo arrendatarios y con apenas una moto o un auto rotoso. Así, los que realmente disfrutan del derecho de propiedad son poquísimos.

    Y hay peores noticias: aquella clase media que sí goza del derecho, poco a poco va convirtiéndose en la que no, gracias al sistema imperante; H. Belloc explica por qué: “Bajo un régimen capitalista, donde debe dejarse a los simples salarios con los menores impuestos posibles, el sistema impositivo debe gravar en la máxima medida la propiedad. Este sistema frena la formación de la pequeña propiedad en el mismo momento en que tal formación se origina”. Está claro que a las grandes propiedades, a los multimillonarios, poco les afecta pagar impuestos o directamente no los pagan, colocando sus riquezas en paraísos fiscales o a través de otra artimaña.

    El sistema, pues, es voraz: poco a poco destruye a la clase media, y finalmente queda, por un lado, una minúscula casta riquísima, y por otro, una grandísima clase menesterosa; la una, que goza de la propiedad en exceso; la otra, que no lo hace en absoluto (defecto). El término medio de la virtud, las zanjas y diques que deben hacerse para que la economía sea auténtica, no existe: nos quedamos con los dos extremos viciosos. Basta para creer esto aquella noticia que apareció en los medios hace poco: el 1% de la población concentra la mitad de la riqueza mundial.

    Naturalmente, debe hacerse algo. Deben hacerse zanjas y diques para que la económica sea justa. En la próxima entrega daré algunas ideas.

    FUENTE: eljovencriollo.blogspot.com
    Pious dio el Víctor.

  2. #2
    Avatar de TheosDike
    TheosDike está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    06 ene, 16
    Mensajes
    22
    Post Thanks / Like

    Re: El problema de la economía actual y su solución desde el catolicismo

    Es el problema entre otras cosas de considerar la libertad como un fin en si mismo y no como un medio.

  3. #3
    brua está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 ago, 15
    Ubicación
    San Felipe y Santiago de Montevideo
    Mensajes
    197
    Post Thanks / Like

    Re: El problema de la economía actual y su solución desde el catolicismo

    Es así como usted dice. Como sostuve en otro hilo, todo lo que venga con la palabra libertad antepuesta (libertad de cultos, libertad de expresión y también libertad de comercio) es de rechazar.

  4. #4
    brua está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 ago, 15
    Ubicación
    San Felipe y Santiago de Montevideo
    Mensajes
    197
    Post Thanks / Like

    Re: El problema de la economía actual y su solución desde el catolicismo

    ACLARACION: En el artículo hay un error. Se escribió que "el 1% de la población concentra la mitad de la riqueza mundial" cuando la realidad es mucho peor: 62 multimillonarios concentran la mitad de la riqueza mundial. Ya fue subsanado en el blog, pero aquí no es posible. Las disculpas del caso.

  5. #5
    brua está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 ago, 15
    Ubicación
    San Felipe y Santiago de Montevideo
    Mensajes
    197
    Post Thanks / Like

    Re: El problema de la economía actual y su solución desde el catolicismo

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    El problema de la economía actual y su solución desde el catolicismo (II)

    En la primera entrega veíamos que la economía actual tiene un serio problema: el liberalismo, haciendo gala de un falso concepto de libertad (libertad irrestricta, exceso de libertad) ha propiciado una distribución de la propiedad tremendamente desigual. Existe una minúscula casta multimillonaria (62 multimillonarios concentran la misma riqueza que la mitad más pobre de la población mundial) y una grandísima casta menesterosa; para peor, y como consecuencia del sistema, la clase media poco a poco se transforma en menesterosa.

    Por lo que tenemos dos vicios opuestos: el exceso de la riqueza (los multimillonarios) y el defecto de la riqueza (los menesterosos); el término medio de la virtud, esto es, la justa proporción de la riqueza, no existe.

    ¿Cómo lograr dicha justa proporción de la riqueza, es decir, que todos (o la mayoría) de los hombres gocen de la propiedad? Según lo acordado, pasaré a dar algunas ideas.

    Decía G. K. Chesterton que hay dos cosas objetivamente ciertas, que todo el mundo puede ver con facilidad: la muerte y los impuestos. Así pues, no se puede estar en contra del sistema impositivo, aunque sí se puede hacerlo virtuoso (recuérdese que en la Edad Media, época que tanto defiendo desde aquí, los impuestos existían, mas con una enorme diferencia: eran acordados por el pueblo). La primera clave es que los impuestos sean moderados, ya que como enseña H. Belloc, los altos destruyen a la clase media: “secan la corriente por medio de la cual la clase media se gesta y se mantiene”; esto es, atacan a la pequeña propiedad y la destruyen. A un millonario poco le afecta pagar una alta suma de dinero, pero a un pequeño comerciante, sí; no una tan alta cuantitativamente, pero sí cualitativamente para él. Llevando a la práctica los dichos de H. Belloc: en cuanto el arrendatario quiere comprar el terreno o el local, o en cuanto el dueño quiere ampliar un poco su espacio, se le aplican los impuestos, y “se seca la corriente”.

    En segundo lugar, los impuestos deben destinarse a afianzar familias económicamente independientes. No debe disiparse la renta en pagar sueldos a empleados públicos o en la Usura del crédito bancario que esclaviza al Estado Moderno. Así, no solamente los impuestos hoy en día son altos cualitativamente para la clase media, y de a poco la transforman en menesterosa, como vimos; además, lo que recauda el fisco no lo invierte en afianzar a la clase media, sino que lo destina para financiar empleos públicos innecesarios (clientelismo político, y si no véase en qué medida en el último período la Intendencia de Montevideo contrató subordinados) o en pagar la nefanda Deuda Externa; o mejor dicho, la Deuda Eterna. Merece un artículo entero explicar el sistema de la Deuda y por ello no lo voy a analizar.

    Por otra parte, los comercios que tienen varias sucursales no son necesarios y se “comen” al chico: es el caso de los nuevos autoservicios que invaden Montevideo (Frog y Kinko). A ellos se les puede aplicar un “impuesto progresivo”, en palabras de H. Belloc: a la primera sucursal, una suma de dinero; a la segunda, una suma mucho más grande; a la tercera, una suma prohibitiva. Esto puesto que estas tiendas también destruyen a la clase media, porque sus dueños se vuelven ricachones en demasía y sus empleados (una abrumadora mayoría) esclavos asalariados; dígase, clase menesterosa, o como mucho, clase media en vías de transformarse en menesterosa. Ello sin tener en cuenta el factor humanista, que también es importante: este tipo de comercios no fomentan el contacto directo entre empleados y empleadores, ni con los clientes, etc.; contrariamente, todo se vuelve automático, mecánico, deshumanizado.

    Por último, y en relación a lo antedicho, el impuesto progresivo puede aplicarse también a las tiendas que venden artículos múltiples, es decir, de diferentes tipos, que corresponden a diferentes comercios. Que una farmacia venda libros, según me consta, es una desubicación; y, sin llegar a casos tan extremos, se puede gravar progresivamente a las tiendas que venden productos de diferente tipo, no atendiéndose a su ramo, o inmiscuyéndose en el de otro. El proceso es el mismo: a un producto diferente, una suma; a otro, una más alta; y al tercero, una prohibitiva. De esa manera, cada uno respeta el ámbito que le corresponde, no perjudicando al otro; y permite vivir, no solo a sí mismo y de forma holgada, sino a todos y de forma suficiente.

    De manera que puede procederse, según mi opinión, de esta forma: a) los impuestos deben ser moderados; b) deben destinarse a afianzar familias económicamente independientes; c) deben aplicarse progresivamente, tanto a comercios con varias sucursales, como a los que venden productos múltiples.

    Teniendo en cuenta esto, creo, se puede llegar a la justa distribución de la riqueza.

    FUENTE: eljovencriollo.blogspot.com
    ReynoDeGranada y Pious dieron el Víctor.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 1
    Último mensaje: 30/09/2015, 21:59
  2. EL LEON MUDO - La actual situación del Catolicismo
    Por Josef en el foro Crisis de la Iglesia
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 15/07/2012, 23:20
  3. Como solucionar el problema de las pensiones y el problema demografico
    Por Maestrazgo en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 24/06/2010, 12:21
  4. La solución Rothschild al problema griego
    Por Donoso en el foro Economía
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 10/05/2010, 14:01

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •