Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 9 de 9
Honores1Víctor
  • 1 Mensaje de Arnau Jara

Tema: 100 años de Futurismo

  1. #1
    Avatar de Arnau Jara
    Arnau Jara está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 mar, 05
    Mensajes
    1,106
    Post Thanks / Like

    100 años de Futurismo

    Futurismo y cuenta nueva

    por Juan Bonilla

    100 años del Manifiesto futurista




    No se trataba de pintar cuadros impetuosos, de escribir poemas enérgicos ni de diseñar edificios vertiginosos o componer sinfonías de aullidos: se trataba de crear un hombre nuevo. La reflexión de Meyerhold sobre el futurismo sigue hoy tasando la estatura de aquel movimiento que, nacido de la hiperactividad y las dotes innegables para el marketing del poeta italiano Marinetti, encontró el cauce exacto para expandirse y hablar idiomas, contagiar a generaciones distintas y escandalizar e imponerse como uno de los episodios fundamentales de la estética del siglo XX. Meyerhold abogaba por el proyecto político del futurismo: por la estética, por cambiar la vida. Por mucho que en su ímpetu Marinetti sentenciase que había que abolir el pasado, es evidente que en el pasado pueden rastrearse los trampolines que los futuristas utilizaron para modular su voz: los poemas de Whitman, la ironía de Laforgue, las pinturas más atrevidas de Cezanne y, sobre todo, el movimiento fotografiado de Jules Murey y de Muybridge, dos científicos. En su afán por decir las nuevas cosas de maneras nuevas, los futuristas pretendieron formular recetas para todo: desde cómo debían construirse los edificios a cómo debían escribirse los poemas. Por supuesto, recurrían a la exageración para meter el susto en el cuerpo a los demás, pero en ese mismo afán demostraban que habían captado cuál era el arte que más y mejor había que practicar para llegar a la médula de la sociedad a la que se dirigían: la publicidad. De ahí que lo mejor de la propia obra de Marinetti haya que buscarlo en los eslóganes impactantes que produjo: “Matemos el claro de luna”, “Guerra: única higiene del mundo”, “Un coche es más hermoso que la Victoria de Samotracia”.

    El 20 de febrero del 1909 es lanzado en Le Figaro de París el primer manifiesto futurista. Le seguiría enseguida una bandada de manifiestos. A fuerza de escándalos en veladas que terminaban a mamporros, el futurismo ganaba adeptos entre una juventud desafiante, harta de postales y rimas caras. Bajo el palio del futurismo caben, desde luego, muchas cosas: la potencia elegante de Boccioni, la capacidad para la ilustración de Depero, Balla, Carra, y esa cuenta nueva que se pone en marcha entonces, salpicando aquí y allá, a un Marcel Duchamp que siempre defendió que no conocía a los futuristas y que su desnudo bajando la escalera no debía nada a los italianos.

    Como movimiento político el futurismo era también atrevido: una caricatura que generaba horror. Mussolini acabó convirtiendo en una especie de bufón a Marinetti, que terminó sentándose en la Academia italiana, mientras los jóvenes italianos seguían llamándose futuristas.

    Cien años después de su fundación, ¿qué queda de aquella fiesta? En el plano plástico, muchas cosas. Los capitanes del movimiento son nombres imprescindibles del siglo XX. En el plano literario menos, salvo el juguete de las palabras en libertad. Quienes fueron futuristas abandonaron pronto el barco: Papini, el gran Ardengo Soffici, Aldo Palazzeschi. Y queda otro plano: el de la arquitectura. El gran artista del futurismo puede que lo encontremos ahí: Antonio Sant Elia. Murió joven pero dejó dibujos suficientes para que su influencia haya ido empapando todo el siglo XX. Miren a su alrededor, busquen en las imágenes de algunos edificios de Dubai o Qatar, aunque no los firme Sant Elia, parecen demostrar que su sueño se ha cumplido. Como de alguna manera se ha cumplido el sueño de los futuristas en tantos otros ámbitos. Por ejemplo, no llegaron a publicar el manifiesto Automóviles para todo el mundo. Ahora miren a la calle y díganme qué ven sino un paisaje aburridamente futurista cien años después de que, precisamente por su poca destreza al volante, Marinetti se fuese a una cuneta y, embarrado y borracho, tuviera la epifanía de la que brotó el futurismo.

    http://www.elcultural.es/version_pap...y_cuenta_nueva
    Última edición por Arnau Jara; 22/02/2009 a las 00:46
    Vita hominis brevis:
    ideo honesta mors est immortalitas

    Que no me abandone la Fe,
    cuando toque a bayoneta,
    que en tres días sitiamos Madrid
    y en otros quince la capital, Lisboa.


    Sic Semper Tyrannis

  2. #2
    Avatar de Arnau Jara
    Arnau Jara está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 mar, 05
    Mensajes
    1,106
    Post Thanks / Like

    Respuesta: 100 de Futurismo

    Un siglo del primer «ismo»

    Marinetti publicaba hoy hace 100 años el «Manifiesto Futurista», primer aldabonazo de las vanguardias



    Hace exactamente cien años, el 20 de febrero de 1909, los lectores de «Le Figaro» se encontraban en las páginas del diario parisino con un texto sorprendente. Con un estilo vitalista y brioso, un tal Filippo Tomaso Marinetti firmaba un manifiesto cuyos once puntos constituían un desconcertante himno en el que se cantaba por igual al peligro y a la rebelión; al salto mortal y al puñetazo; en el que se exaltaban el patriotismo, el militarismo y la guerra como «única higiene» del mundo; en el que se rendía culto a los automóviles, más bellos «que la Victoria de Samotracia», las locomotoras, los barcos de vapor y los aviones. Y en el que, con el mismo énfasis, se denostaban el pasado, la mujer y el feminismo junto a los museos, academias y bibliotecas.

    Pero, por encima de todo, aquel texto titulado «Manifiesto Futurista» era la primera declaración, firmada y fechada, del espíritu que advenía para revolucionar el arte y la cultura del siglo que empezaba: el acta fundacional de la «era de los manifiestos». De las vanguardias. Cien años después, el mundo recuerda el enfático gesto «de violencia arrolladora e incendiaria» de aquel hombre-orquesta italiano nacido en Alejandría que se proclamó a sí mismo «la cafeína de Europa». Un gesto que pronto secundarían sus coetáneos italianos más inquietos -Boccioni, Balla, Severini- pero que, sobre todo, impregnaría profundamente mucho de lo que habría de englobarse después como «vanguardias históricas». Y bastante más allá.

    Se inauguraba con el «Manifiesto futurista» una época de relaciones turbulentas entre el arte y las nuevas ideologías, que nacían en el mismo caldo convulso que pronto herviría en una guerra mundial. Unas relaciones siempre ambiguas, como lo prueba el hecho de que buena parte del credo futurista fuera asumido por los artistas afines al bolchevismo, frente a la estrecha vinculación que Marinetti y muchos de los suyos acabarían teniendo con el fascismo mussoliniano.

    Todo ello se recuerda ahora sobre todo en la Italia nativa del movimiento, donde una serie de importantes exposiciones -sobre todo la del Palazzo Reale de Milán- hacen recuento del primer «ismo» y sus influencias. En España, adonde Gómez de la Serna haría muy pronto de transmisor del futurismo, también se celebra la efeméride mediante la publicación de diversos textos marinettianos, entre ellos la emblemática novela Mafarka.

    http://www.lne.es/secciones/noticia....lo-primer-ismo
    Vita hominis brevis:
    ideo honesta mors est immortalitas

    Que no me abandone la Fe,
    cuando toque a bayoneta,
    que en tres días sitiamos Madrid
    y en otros quince la capital, Lisboa.


    Sic Semper Tyrannis

  3. #3
    Avatar de Arnau Jara
    Arnau Jara está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 mar, 05
    Mensajes
    1,106
    Post Thanks / Like

    Respuesta: 100 de Futurismo

    Liderado por quien fuera su máximo representante en Italia –G. T. Marinetti (1876-1944)- el futurismo ve la luz el 20 de febrero de 1909.

    En un ardiente documento titulado Fundación y manifiesto del futurismo, se exaltan las cualidades que habrían de caracterizar a los seguidores de esta corriente: “el amor al peligro”, “el valor, la audacia y la rebelión” como reflejo de una nueva sensibilidad que empezaba a abrirse paso en los albores de la nueva centuria, y en la que habría de predominar –igualmente- un nuevo tipo de belleza: la belleza de la máquina y la velocidad. Según se afirmaba en el texto, un automóvil de carreras era “más bello que la victoria de Samotracia”.

    En su violento rechazo a la tradición, los futuristas italianos demandaban la destrucción de museos, bibliotecas y academias, por ser lugares donde se conserva la herencia del pasado. Si fuera poco, hacían gala de un desprecio absoluto hacia lo que denominaron “el moralismo y el feminismo”, glorificando de paso la guerra entendida como “única higiene del mundo”.
    Se aprecian tres momentos esenciales en su desarrollo: el primero, entre 1905 y 1909, cuando Marinetti funda la revista Poesía y aboga por el verso libre; de 1909 a 1914, época de los manifiestos; y una última en la que los escritores y artistas afiliados a esta corriente terminan adhiriéndose al fascismo.

    Al igual que otros movimientos de la vanguardia, el futurismo también defendía -a ultranza- una estética común para las distintas artes. En 1910 aparece el Manifiesto de los pintores futuristas, firmado por el pintor y escultor Umberto Boccioni (1882-1916), su principal artífice. De una primera etapa neoimpresionista –al modo de Seurat- los futuristas evolucionan hacia una especie de “cubismo dinámico” o “cubofuturismo”, en el que intentan imprimir movimiento a las soluciones propias del cubismo, pero sólo unos pocos como Boccioni, Giacomo Balla (1871-1958) y Gino Severini (1883-1996) alcanzarían notoriedad en sus búsquedas.
    También los músicos adoptan ese mismo año la nueva estética mediante el Manifiesto de los músicos futuristas. Y en 1915, los actores la introducen en el teatro con el Manifiesto del teatro futurista sintético.

    Más que reformas literarias y técnicas, los futuristas italianos practicaron la destrucción absoluta de la sintaxis, como explicara Guillermo de Torre en su libro Literaturas europeas de vanguardia (1925). Abogaron por el uso del verbo en infinitivo y la abolición de adjetivos y adverbios, así como la supresión del yo, pronunciándose “contra la sicología del hombre en todas sus expresiones”. Sin embargo, donde más innovaciones obtuvieron fue en el terreno de la tipografía; su propósito era convertir la visión tipográfica convencional en otra mucho más pictórica. Para lograrlo emplearon diversas tintas y numerosos caracteres en sus escritos.
    Buena parte de los presupuestos ideológicos, filosóficos y estéticos del poeta Marinetti pueden ser hallados en su novela Mafarka, donde cobra vida el mito del superhombre guerrero, capaz de despreciar la vida y el amor de las mujeres.

    La novela se desarrolla en nueve capítulos, precedidos por una introducción (”Grandes poetas incendiarios”) en la que el autor describe su obra como una “pieza polifónica” y a la vez como “un canto lírico, una epopeya, una novela de aventuras y un drama”. De todo hay en Mafarka, en especial ese gran disprezzo della donna, reducida a juguete erótico en unos casos, y a ser víctima de la misoginia en otros.
    Guiados por el mismo espíritu aventurero, el pintor Boccioni y el arquitecto Sant’Elia serían de los primeros en caer en el frente de batalla, como parte de aquella política de higiene que tanto reclamaran.
    En el libro Las vanguardias artísticas del siglo XX, Mario De Micheli observa que si en sus principales protagonistas resultaba típica la presencia de un espíritu revolucionario, en el decadentismo predomina una actitud contraria, “de aquiescencia”, al faltar en él “un sentido específico de la ruptura histórica”, que se hace manifiesta en “una extenuación espiritual más que en una rebelión”. Y define tal actitud de regresiva, por su tendencia a revelar en sí “los signos fatales de la muerte”.
    Para él, Marinetti encarna el prototipo de escritor decadente. Un derrotero distinto seguiría el futurismo ruso, a cuya cabeza encontramos algunos escritores y artistas de renombre internacional. No es un secreto que mucho antes del estallido de la Primera Guerra Mundial Rusia se había convertido en centro del movimiento abstraccionista. Y continuó siéndolo –al menos durante un largo período todavía- cuando los bolcheviques tomaron el poder.

    En 1909 Mijail Larionov (1881-1964) y Natalia Goncharova (1881-1962) fundan el rayonismo, mediante el cual se hacen eco de los aportes de la pintura cubista. Cuatro años más tarde, Kasimir Malevich (1878-1935) da a conocer sus teorías suprematistas, en las que predomina la pura sensibilidad plástica en detrimento de la realidad objetiva. Previamente, un grupo de escritores y artistas -con Vladimir Mayakovski al frente- da a conocer el manifiesto Una bofetada al gusto público (1912), en el que se exige arrojar a Pushkin, Tolstoi y otros “de la nave de nuestro tiempo”, y el derecho a practicar un cierto número de innovaciones en el idioma.
    Aunque las tesis de los pintores abstraccionistas propendían al aislamiento y al rechazo de la representación tradicional, no todos los artistas modernos rusos aceptaron este principio. Encabezados por Vladimir Tatlin (1885-1953), los constructivistas se esforzaron en buscar la integración social de sus obras, renegando de cualquier posición que redujera su producto artístico a “estructuras inútiles”. El ala más politizada de esta vanguardia se nucleó entonces en el LEF (Frente de Izquierda de las Artes), donde sobresalieron figuras como Einseinstein, Meyerhold, Babel y el mismo Mayakovski.

    De esta manera lograrían un sitio destacado en las distintas esferas del arte llamando poderosamente la atención de numerosos creadores occidentales. No obstante, sus resultados más significativos estuvieron en el campo de la docencia, donde desarrollaron un Método de Enseñanza Técnico-Estético, aplicado exitosamente en el Instituto de Moscú, y más tarde en el Bauhaus de Alemania.

    http://mundoarte.portalmundos.com/fascismo-y-futurismo/
    Vita hominis brevis:
    ideo honesta mors est immortalitas

    Que no me abandone la Fe,
    cuando toque a bayoneta,
    que en tres días sitiamos Madrid
    y en otros quince la capital, Lisboa.


    Sic Semper Tyrannis

  4. #4
    Avatar de Arnau Jara
    Arnau Jara está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 mar, 05
    Mensajes
    1,106
    Post Thanks / Like

    Respuesta: 100 de Futurismo

    Vita hominis brevis:
    ideo honesta mors est immortalitas

    Que no me abandone la Fe,
    cuando toque a bayoneta,
    que en tres días sitiamos Madrid
    y en otros quince la capital, Lisboa.


    Sic Semper Tyrannis

  5. #5
    Avatar de Arnau Jara
    Arnau Jara está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 mar, 05
    Mensajes
    1,106
    Post Thanks / Like

    Respuesta: 100 de Futurismo

    Nuestro fondo editorial



    «Futurismo y fascismo»
    Colectivo Mafarka (ed.)
    [con un estudio preliminar de A. Schiavo, palabras futuristas de F.T. Marinetti y ocho manifiestos vanguardistas]
    ● Barcelona, 2004
    ● 21x15 cms., 205 págs.
    ● Cubierta a todo color, con solapas y plastificada brillo
    ● PVP: 21 euros

    Orientaciones

    «El fascismo es inconcebible sin la fundamental aportación del futurismo, de la misma manera que el futurismo es inexplicable sin la presencia del fascismo.

    El futurismo forma parte del sustrato ideológico que, al igual que otros movimientos sociales y políticos que nutrirán los destacamentos de camisas negras —entre ellos, por ejemplo, el sindicalismo revolucionario y el arditismo—, dará vida al fascismo. Desde el principio al final. Pues no en vano, Marinetti —alma, motor y jefe indiscutible del futurismo— murió como fascista, fiel a Mussolini y a la República de Salò, cuando la liquidación del fascismo era algo más que una probabilidad y cuando, al mismo tiempo, se estaba produciendo la gran desbandada.

    Si bien es cierto que, por encima de una ideología, el futurismo se desarrolló como una nueva forma de comportamiento vital, de renovación del lenguaje y de apertura a sin reservas a la tecnología —como antítesis a la Italia pasadista—, no es menos cierto que la vanguardia tiene una vertiente política —consustancial, inseparable— que nos impide observarla como un fenómeno exclusivamente artístico. El futurismo mostrará siempre un perfil político sin ambages, tanto en sus coordenadas ideológicas como en sus manifestaciones externas: intervencionista, patriota, militarista, antipartitocrático, revolucionario en algunos casos, regeneracionista siempre»

    [del prólogo del Colectivo Mafarka]

    Índice

    ● Palabras liminares [Colectivo Mafarka]
    ● Futurismo con y sin fascismo [Alberto Schiavo]
    ● Anexos [F.T. Marinetti et alii]
    — El Futurismo
    — Marinetti y España
    — Proclama futurista a los españoles
    — Conclusiones futuristas a los españoles
    — Conversación con Marinetti
    — España veloz. Poema en palabra libre [fragmento]
    — Primer Manifiesto futurista
    — ¡Matemos el claro de luna! [Segundo Manifiesto futurista]
    — Manifiesto del Partido Político Futurista
    — Manifiesto de los pintores futuristas
    — Manifiesto de los músicos futuristas
    — Manifiesto técnico de la literatura futurista
    — Manifiesto de la arquitectura futurista
    — Manifiesto de la cinematografía futurista
    ● Bibliografía [Colectivo Mafarka]
    Vita hominis brevis:
    ideo honesta mors est immortalitas

    Que no me abandone la Fe,
    cuando toque a bayoneta,
    que en tres días sitiamos Madrid
    y en otros quince la capital, Lisboa.


    Sic Semper Tyrannis

  6. #6
    Avatar de Arnau Jara
    Arnau Jara está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 mar, 05
    Mensajes
    1,106
    Post Thanks / Like

    Respuesta: 100 de Futurismo

    Filippo Tommasso Marinetti, fundador del movimiento cultural conocido “futurismo”, nació en Alejandría (Egipto) el 22 de diciembre de 1876; y murió de un ataque cardíaco en Bellagio, Como, el 2 de diciembre de 1944.

    Después de haberse doctorado en las carreras de Letras en París y de Jurisprudencia en Génova, publicó sus primeros libros. En Milán, en 1905, y con la colaboración de Sem Benelli, fundó la revista Poesía a cuyo éxito contribuyeron Jean Cocteau, Miguel de Unamuno, William Butler Yeats, Gian Pietro Lucini, Giovanni Pascoli, Trilussa –seudónimo de Carlos Alberto Salustri –, Aldo Palazzeschi, Corrado Govoni, Ada Negri y Biagio Marin.


    En 1909 publica en el periódico francés Le Figaro el Manifiesto futurista cuya traducción ofrecemos a continuación.


    De amplia actuación en el movimiento político fascista, participa en varias manifestaciones belicistas, y en 1935 parte para la guerra de Etiopía, y más tarde (1942) pelea en el frente ruso. Caído el régimen fascista, Marinetti adhiere a la República Social Italiana creada por Mussolini en septiembre del mismo año.


    A través de veladas poéticas de encuentro con el público, y de revistas como Lacerba, los futuristas difunden sus ideas, en las que exaltan sentimientos nacionalistas y fascistas. El amor al peligro, la exaltación de la energía, del coraje y de la audacia; la admiración por la velocidad, la lucha contra el pasado, la exaltación de la agresividad y de la guerra, considerada como “la única higiene del mundo”.




    Manifiesto futurista

    1. Queremos cantar el amor al peligro, el hábito de la energía y de la temeridad.

    2.El coraje, la audacia, la rebelión, serán elementos esenciales de nuestra poesía.

    3.La literatura exaltó, hasta hoy, la inmovilidad pensativa, el éxtasis y el sueño. Nosotros queremos exaltar el movimiento agresivo, el insomnio febril, el paso de corrida, el salto mortal, el cachetazo y el puñetazo.

    4.Nosotros afirmamos que la magnificencia del mundo se ha enriquecido con una nueva belleza, la belleza de la velocidad. Un coche de carreras con su capó adornado con gruesos tubos parecidos a serpientes de aliento explosivo... un automóvil rugiente, que parece correr sobre la ráfaga, es más bello que la Victoria de Samotracia.

    5.Queremos ensalzar al hombre que lleva el volante, cuya lanza ideal atraviesa la tierra, lanzada también ella a la carrera, sobre el circuito de su órbita.

    6. Es necesario que el poeta se prodigue, con ardor, boato y liberalidad, para aumentar el fervor entusiasta de los elementos primordiales.

    7. No existe belleza alguna si no es en la lucha. Ninguna obra que no tenga un carácter agresivo puede ser una obra maestra. La poesía debe ser concebida como un asalto violento contra las fuerzas desconocidas, para forzarlas a postrarse ante el hombre.

    8. ¡Nos encontramos sobre el promontorio más elevado de los siglos!... ¿Porqué deberíamos cuidarnos las espaldas, si queremos derribar las misteriosas puertas de lo imposible? El Tiempo y el Espacio murieron ayer. Nosotros vivimos ya en el absoluto, porque hemos creado ya la eterna velocidad omnipresente.

    9. Queremos glorificar la guerra –única higiene del mundo– el militarismo, el patriotismo, el gesto destructor de los libertarios, las bellas ideas por las cuales se muere y el desprecio de la mujer.

    10. Queremos destruir los museos, las bibliotecas, las academias de todo tipo, y combatir contra el moralismo, el feminismo y contra toda vileza oportunista y utilitaria.

    11. Nosotros cantaremos a las grandes masas agitadas por el trabajo, por el placer o por la revuelta: cantaremos a las marchas multicolores y polifónicas de las revoluciones en las capitales modernas, cantaremos al vibrante fervor nocturno de las minas y de las canteras, incendiados por violentas lunas eléctricas; a las estaciones ávidas, devoradoras de serpientes que humean; a las fábricas suspendidas de las nubes por los retorcidos hilos de sus humos; a los puentes semejantes a gimnastas gigantes que husmean el horizonte, y a las locomotoras de pecho amplio, que patalean sobre los rieles, como enormes caballos de acero embridados con tubos, y al vuelo resbaloso de los aeroplanos, cuya hélice flamea al viento como una bandera y parece aplaudir sobre una masa entusiasta. Es desde Italia que lanzamos al mundo este nuestro manifiesto de violencia arrolladora e incendiaria con el cual fundamos hoy el FUTURISMO porque queremos liberar a este país de su fétida gangrena de profesores, de arqueólogos, de cicerones y de anticuarios. Ya por demasiado tiempo Italia ha sido un mercado de ropavejeros. Nosotros queremos liberarla de los innumerables museos que la cubren por completo de cementerios.
    ReynoDeGranada dio el Víctor.
    Vita hominis brevis:
    ideo honesta mors est immortalitas

    Que no me abandone la Fe,
    cuando toque a bayoneta,
    que en tres días sitiamos Madrid
    y en otros quince la capital, Lisboa.


    Sic Semper Tyrannis

  7. #7
    Avatar de Villores
    Villores está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 05
    Mensajes
    940
    Post Thanks / Like

    Respuesta: 100 de Futurismo

    El Futurismo hoy en Italia va de la mano del pensamiento y la acción no conforme y de los centros sociales de Destra, mientras que en Francia o en Rusia ha degenerado en un snobismo decadente.

    [YOUTUBE]http://www.youtube.com/watch?v=Al_D_f1F7RQ[/YOUTUBE]

    [YOUTUBE]http://www.youtube.com/watch?v=o-b4poiU3xU&eurl=http://cantabriaradixhispaniae.blogspot.com/[/YOUTUBE]

  8. #8
    lorenacruz está desconectado Miembro novel
    Fecha de ingreso
    06 abr, 11
    Mensajes
    1
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: 100 de Futurismo

    La verdad no tenía muy presente el futurismo hasta que hallé este enlace MundoArte &raquo Fascismo y futurismo ahí habla del fascismo y el futurismo y dice que tuvo momentos importantes entre 1905 y 1909, cuando Marinetti fundó la revista Poesía y aboga por el verso libre; de 1909 a 1914 fue la época de los manifiestos; y también hubo un tiempo en que los escritores y artistas afiliados a esta corriente terminan adhiriéndose al fascismo, como sea, les sugiero la página está muy buena, además me pueden ampliar el concepto... Gracias, chau

  9. #9
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está desconectado 𝔄𝔱𝔥𝔞𝔩 𝔚𝔞𝔯𝔡
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    1,311
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: 100 de Futurismo

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Sabed, españoles, que la gloriosa España de otro tiempo no valdrá absolutamente nada al lado de la España que pueden forjar un día vuestras manos futuristas. (…) Guardaos de atraer sobre España las grotescas caravanas de ricachones cosmopolitas que pasean su snobismo ignorante, su inquieta tontería (…) Emplead las últimas fuerzas y riquezas en la construcción del Futuro.
    Filippo Tommaso Marinetti.
    «¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España.»
    𝕽𝖆𝖒𝖎𝖗𝖔 𝕷𝖊𝖉𝖊𝖘𝖒𝖆 𝕽𝖆𝖒𝖔𝖘

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. 100 años del «juramento antimodernista»
    Por Mefistofeles en el foro Crisis de la Iglesia
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 05/09/2010, 23:40
  2. Respuestas: 0
    Último mensaje: 25/12/2009, 21:02
  3. Respuestas: 1
    Último mensaje: 27/07/2009, 11:52
  4. Una potabilizadora de 2.100 años
    Por Hyeronimus en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 30/08/2008, 17:18
  5. Conferencia: 100 años de Modernismo Católico y la "New Age".
    Por rey_brigo en el foro Tablón de Anuncios
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 05/07/2007, 00:42

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •