Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 6 de 6

Tema: ¡Alerta al BNG y al pueblo gallego!

  1. #1
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    ¡Alerta al BNG y al pueblo gallego!

    Pío Moa


    Me envía un amigo de Betanzos esta nota, firmada por Camilo Carballeira O´Flanaghan, de la universidad de Princeton (no especifica si profesor, alumno o qué), de quien yo no había oído hablar pero que, por la muestra, debe ser un intelectual de peso en los ambientes nacionalistas suevos Traduzco del gallego:

    «He leído con suma atención el escrito de Xan o Brétemas en que se permite atacar desconsideradamente la justa política del BNG en relación al reino suevo, núcleo histórico, como nadie ignora, de la nación gallega. Brétemas juega al radicalismo y, lo haga con fines retorcidos o por pura inconsciencia, trivializa la cuestión y facilita la labor de corrosión de nuestras justas aspiraciones por parte del imperialismo español y sus agentes.
    En apariencia el escrito de Brétemas está bien, pero cuando uno profundiza se da cuenta enseguida de que algo falla. ¿Qué es? ¡Ah, ese “recordado y llorado rey Miro”, a quien pone en el mismo plano que a nuestros grandes Reckila y Reckiario...! Ahí te he pillado, Brétemas, ahí se te ha caído la careta. ¿Quién ignora a estas alturas los nombres de los primeros reyes de Galicia, a saber, Hermerico, Requila, Requiario, Franta, Maldras, Frumario, Remismundo...? Hasta los niños los saben, pero, evidentemente, no podemos colocar al mismo nivel de estos glorioso patriotas a Miro, aunque también fuera rey. Porque Miro, señores, fue ni más ni menos que un provocador y un traidor. En lugar de aislarse de la peste española-visigótica, le dio por meterse en sus turbias querellas internas, apoyando a Hermenegildo en sus peleas con Leovigildo, que ni nos iban ni nos venían, y el resultado, ¿cuál fue? La derrota de Hermenegildo, que arrastró con ella la de Miro y el fin de la independencia gallega.
    Miro se sometió ignominiosamente a Leovigildo, en lugar de defender a sangre y fuego la independencia de su nación, y de llevar, incluso, la guerra al interior del reino godo-español, hasta acabar de una vez con él, como habría sido su deber, y que tantas tragedias posteriores nos hubiera evitado. Pero lejos de ello, pactó la esclavización de Galicia. Ocurrió en el año 576, señores, 16 de junio para ser exactos, tal fue la fecha del percance, y aprovecho para proponer sea declarado día nacional, como han hecho los nacionalistas catalanes con la Diada, recordatorio de las libertades perdidas y exigencia imprescriptible de recuperarlas. Esa tétrica data marca el comienzo de la colonia, la sumisión, el genocidio. Observen que Brétemas señala cucamente el hecho de la esclavitud gallega pero oculta con toda impudicia quién fue el causante, no otro, ni más ni menos que el “llorado y recordado rey Miro”, como él lo llama. Esto, a mi juicio, desenmascara a Brétemas, lo revela como un verdadero agente provocador, dedicado a sembrar la confusión en el seno del BNG, justo cuando nuestro partido está a punto de alcanzar una victoria histórica. Brétemas es, ni más ni menos, un mirista, palabra que propongo designe en adelante a los españolistas solapados.
    Y, chapoteando en la charca del mirismo, tampoco señala Brétemas otro dato clave: el núcleo fundamental y fundacional de la nación gallega se encuentra en la línea Orense-Pontevedra, por el norte, y el río Duero por el sur, extensible hasta Ávila por el este. Brétemas, ni lo menciona, se ve que para él no tiene la menor importancia. Y sin embargo es un hecho decisivo en cuanto a nuestras justas reivindicaciones. Por desdichados avatares históricos, la zona entre el Duero y el Miño ha caído en poder de la nación portuguesa, lo que constituye una aberración. No cometeremos la injusticia de identificar a la progresista, tolerante y culta Portugal, un pueblo hermano, con la fanática, retrógrada y opresora España. Y por eso –de ello estoy persuadido– nuestros hermanos portugueses comprenderán la justicia de nuestras aspiraciones, bastará que la dirección del BNG tome sobre sí una acción diplomática y propagandística apropiada, en un espíritu de comprensión no exento de energía.
    Quiero terminar con una exhortación a las bases y a los líderes del BNG, y al propio Brétemas, si le queda un rastro de honradez y no se ha hundido por completo en las simas del mirismo: lean ustedes cuidadosamente a Idacio de Chaves, a Martín Dumiense, a Juan de Bíclaro, incluso a Isidoro de Sevilla, y a Ceferino el Conquense. Se les aclararán las ideas, y las provocaciones de los agentes españolistas se estrellarán contra ustedes como flechas de mantequilla contra una cota de mallas.»

    Bien… Realmente me he quedado perplejo, pues Xan o Brétemas me había parecido muy convincente, pero se ve que no es oro todo lo que reluce. En todo caso, me enfrasco desde hoy mismo en la lectura de los autores recomendados. La nación gallega exige estos sacrificios, pequeños si bien se mira, en comparación con la grandeza del objetivo.

    http://www.libertaddigital.com/opini...esa_29304.html
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  2. #2
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: ¡Alerta al BNG y al pueblo gallego!

    lean ustedes cuidadosamente a Idacio de Chaves, a Martín Dumiense, a Juan de Bíclaro, incluso a Isidoro de Sevilla, y a Ceferino el Conquense.
    [...]
    En todo caso, me enfrasco desde hoy mismo en la lectura de los autores recomendados. La nación gallega exige estos sacrificios, pequeños si bien se mira, en comparación con la grandeza del objetivo.
    Tendremos que enfrascarnos nosotros también, seguro que encontramos buen material. Todo sea por Galicia.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  3. #3
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: ¡Alerta al BNG y al pueblo gallego!

    El texto al que hacen referencia Moa y el tipo de Princeton es este:

    ¡Ah, traidores...!

    Pío Moa

    Me ha llegado por correo esta protesta que circula entre las bases del BNG, creando en ellas notable inquietud y confusión:

    “El BNG reclama para Galicia algunos territorios de León y Asturias. ¿Sabrán lo que hacen? A uno de esos irredentos le oí decir: “Nos non falamos galego. Falamos berciano, que é moito más difícil, e moito mais bonito”. ¡Y tan campante, el tío! ¿Adónde puedes ir con tipos así, renegados, xente da tralla que jamás entenderán la fuerza de la razón, sino sólo la razón de la fuerza? Pero ya les ajustaremos cuentas cuando llegue la ocasión. Que llegará, no lo duden, porque las grandes causas siempre terminan venciendo. Es una ley de la Historia.

    Y a todo esto, ¿podemos hacer algo con gentecilla tan coitadiña y petapouco como los mandamases del BNG? Vamos a ver, señores, todo el mundo sabe que las esencias gallegas provienen del reino suevo, de nuestros llorados reyes Rékila, Rekiario, Miro… Sobre todo el gran Rékila, que supo extender Galicia por los territorios que hoy ocupan Portugal, Asturias, León, Extremadura, la Mancha y Andalucía. Bien, de acuerdo, no vamos a reivindicar ahora mismo esos territorios, el realismo es fundamental en política, no lo ignoro. Y la política es la ciencia de lo posible, eso lo sabe cualquiera. Pero en cualquier caso debemos hacer constar bien alto nuestro derecho. Como cuestión de principio. Luego ya veremos, la vida da muchas vueltas, y lo que hoy parece imposible mañana puede resultar sencillísimo. Bueno, pues estos tipos del BNG no sólo no lo hacen constar, ¡es que ni siquiera osan reclamar el mínimo de los mínimos, coño, el tercio norte de Portugal, dos tercios de Asturias y la región leonesa hasta Salamanca inclusive! Advierto esto con amargura, porque duele hablar así a individuos que, en definitiva, son compatriotas. Duele tener que advertirles del camino de renuncia y traición que han emprendido. Pero, aun amargo, no es menos necesario, pues la base sana del partido debe entender, sin sofismas ni triquiñuelas retóricas, adónde nos llevaría una política claudicante. La base sana debe hacérselo ver a los líderes, y repudiarlos descabalgarlos democráticamente de sus puestos si no entran en razón. Quienes sentimos de verdad la nación gallega tenemos la obligación de denunciar la traición y la claudicación, caiga quien caiga.

    Señoras y señores, hombres y mujeres de Galicia, ¡no podemos conformarnos con cuatro leguas del Bierzo y otras cuatro de Asturias! Si ustedes, líderes, siguen por ahí, estarán traicionando, pura y simplemente, los más elementales intereses nacionales de Galicia. Y aún diría más: ¡estarán colaborando, quizá no intencionadamente, pero sí de hecho, con la injusticia histórica de un imperialismo salvaje que nos privó de nuestras tierras, aplastando nuestra libertad! Pues desde que, con ferocidad y alevosas insidias, la barbarie visigoda derrotó a nuestro recordado rey Miro, Galicia no ha conocido sino opresión, humillación, explotación colonial y genocidio. ¡Casi mil quinientos años de tantos males, carallo, que eso sí que no hay cuerpo que lo resista! Los gallegos siempre nos hemos distinguido por nuestro espíritu tolerante, pero bueno está lo bueno, y hay cosas que no pueden ser. ¡Y estos del BNG, tan frescos, como si no hubiera pasado nada, como si de aquel imperdonable crimen histórico fuéramos a resarcirnos con unas migajillas aquí y allá! ¡No, hombre no, hasta ahí podían llegar las bromas!

    Porque aquella derrota de nuestros suevos fue el disparo de salida para la ristra interminable de tragedias y sangrientos errores que marcan a fuego la desgraciada historia de España. ¡Cuán distinto hubiera sido todo si hubiera triunfado en la península la ilustrada Galicia sueva sobre la ignominia visigoda! Porque, ¡fíjense ustedes, líderes cagapoquito del BNG!, el mismo Ortega y Gasset, ya saben, el filosofastro españolista aquel, admite que España ya empezó mal, y empezó mal por haber ganado los visigodos, unos tipejos contaminados de latinismo decadente. Seguramente hasta habían perdido su idioma propio, ¡y ahí está la clave de tantas miserias posteriores!

    ¡Pero los suevos eran otra cosa, compatriotas! César describe muy bien en sus “Comentarios de la guerra de las Galias” el sistema prácticamente socialista de los suevos. Y mantenían, eso podemos darlo por descontado, su idioma germánico; no el alemán degenerado de hoy día, no, algo incomparablemente más noble. Un idioma que, no me recato en hacer el llamamiento, la intelectualidad gallega consciente y patriótica debería recobrar, porque no basta, como se viene haciendo, con reivindicar nuestro reino suevo. ¡He aquí un programa espiritual de altura! ¡Atrevámonos! ¿Por qué quedarnos en pequeñeces? ¿En ambiciones de aldea o en charlatanería vacua que apenas logra encubrir la aspiración de los trepas a cargos de poder y dinero? Porque, sin la lengua sueva, nuestro ser gallego permanecería como mutilado, incompleto, hemipléjico. Sólo hace falta emprender la adecuada investigación filológica, y para ello contamos con el ejemplo generoso, la espléndida inspiración, me atrevería a decir, de Cubillo y su glorioso MPAIAC cuando resucitaron el idioma guanche. ¿Hemos de quedarnos atrás los gallegos? A su debido tiempo declararemos cooficial y de enseñanza obligatoria el idioma suevo, expulsando de una vez el de Franco, de Valle Inclán, de Pablo Iglesias y de Cela, esa sucia lengua que nos degrada al nivel de los españoles. En la cual me veo desdichadamente forzado a escribir, por no estar el proceso de concienciación patriótica tan avanzado cual debiera, a causa de la nefasta colonización española, reforzada por las traiciones y claudicaciones de los líderes beenegueiros lacayos de Madrid.

    Por supuesto, los líderes beenegueiros me tacharán de exagerado y de provocador, tratarán de embaucar a la buena gente contándole que ellos también están de acuerdo, pero que eso no es una reivindicación de ahora mismo. ¡Traidores, una vez más! O, lo que puede incluso ser peor: ¡ineptos! Disfrazan su ineptitud con el conocido truco del realismo político. ¡Hay realismos y realismos, señores furafollas!”

    Lo firma un tal “Xan o Brétemas”, poético seudónimo, sospecho, de un prestigioso intelectual nacionalista que prefiere mantener el anonimato.

    El texto, debo admitirlo, me ha convencido y casi emocionado. Lo discutí con Cristina Losada, pero ella preconiza la independencia de Vigo ¡Mujer, Cristina…! No voy a decir que andes descaminada, todos conocemos el hecho diferencial vigués, eso nadie con sentido común y un conocimiento elemental de la Historia lo pone en duda. ¡Pero de ahí a la independencia…! Un poco excesivo, ¿no? El honrado pueblo vigués, estoy convencido de ello, aceptaría una amplia autonomía si se le explica bien. Algo como los estatutos de Ibarreche, Carod, Maragall y demás próceres ilustres, modelos de estadistas con visión política de alcance. Además, aun si digna de consideración de cara al futuro, la independencia de Vigo no nos parece a los gallegos conscientes una reivindicación inmediata. Lo inmediato, lo fundamental, la reivindicación mínima, irrenunciable, de todo buen gallego es ahora, y sólo puede ser, la Galicia sueva, incluyendo el tercio norte de Portugal, la región leonesa y Asturias, un poco como los Països Catalans, si quieres, pero en el lado del Atlántico. De ahí no debemos apearnos un milímetro, ya nos amenacen, ya nos quieran camelar con sofismas seudohistóricos y concesiones de boquilla. Porque se empieza cediendo y al final nos enredan como siempre. Luego, conseguido eso, ya podríamos pensar en otras mejoras, autonomías o, si me apuran, independencias, que nuestro espíritu, el espíritu del auténtico pueblo gallego, siempre ha sido muy abierto al progreso.

    http://www.libertaddigital.com/opini...esa_29200.html
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  4. #4
    Avatar de Forte Nordés
    Forte Nordés está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 mar, 05
    Mensajes
    31
    Post Thanks / Like

    Re: ¡Alerta al BNG y al pueblo gallego!

    ¡Alucinando me quedo!

    Podemos estar tranquilos, que con "intelectuales" de la cepa de Xan o Brétemas, muy lejos en su andadura hacia la independencia no van a llegar.

  5. #5
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: ¡Alerta al BNG y al pueblo gallego!

    Los catalanes nos quieren gobernar
    Pío Moa

    Parece que el documento de Xan o Brétemas sobre la Galicia sueva ha levantado ronchas. La misma Cristina Losada insiste, con terquedad femenina, en un Vigo independiente como ciudad estado. Vamos a ver, Cristina, te lo digo con todo cariño y amistad, que espero no enturbien estas discrepancias ideológicas. ¡Si en lo fundamental estamos de acuerdo, mujer! ¿Quién puede ignorar el hecho diferencial vigués cuando tantos y tan documentado estudios se han publicado ya sobre él y, por lo demás, basta llegar a Vigo para darse cuenta, o darse de cuenta, como allí decimos? Pero, ¿es acaso una reivindicación para ahora mismo, para ponerse a gritarla ya por las calles? ¡Pues no! Y deploraría herir tus sentimientos, pero la realidad se impone, y en este instante, en esta etapa histórica, lo que procede es el estado suevo, del Duero al Cantábrico, y por el este hasta donde determinen los estudios académicos pertinentes, sea Ávila, sea Salamanca. Después –¿entiendes?–, sólo después de lograda esta reivindicación elemental, vendrá a cuento plantearse la cuestión de Vigo, bien como ciudad estado aparte, bien como capital del estado suevo-galaico, que eso también convendría discutirlo sin precipitación. Cada cosa tiene su tiempo, Cristina.

    ¡Y bien se nota que hoy vivimos en el mundo de Internet y que todo llega a todas partes! Acaba de mandarme una señora o señorita de Reus el siguiente mensaje, firmado por Francesc Bofarull y Bofarull, de la universidad Pompeu Fabra y ex detective. Como me llega lo transmito, sin alterar una coma:

    «No quisiera yo entrometerme en los asuntos internos de la oprimida hermana nación gallega, pero me ha suscitado indignación el artículo del señor Carballeira O´Flanaghan, de la universidad de Princeton, que quizá por estar en esa universidad, de cuyo prestigio nadie duda, y yo quien menos, cae en cierta arrogancia y se siente autorizado a inmiscuirse en los asuntos catalanes. También aquí tenemos universidades, señor Carballeira, acaso no tan rimbombantes como la suya, pero en las que también realizamos un trabajo callado, serio, científico y me atrevería a decir que ejemplar en más de una faceta.

    Usted, señor Carballeira, se ha permitido aludir a un hecho histórico cierto, indiscutible, comprobado, como es la derrota de los barceloneses en 1714, luchando por la libertad nacional, y equipararlo a la supuesta y nebulosa derrota de los gallegos el 16 de junio de 576. Eso, señor Carballeira, me recuerda las tiradas del orate Sabino Arana sobre la fecha de la imaginaria batalla de Padura en defensa de las libertades vizcaínas. El mismo orate que, cuando los catalanes de bien le solicitaron unidad de acción contra la opresión española, osó escribir, ni más ni menos: “Cataluña es española por su origen, por su naturaleza política, por su raza, por su lengua, por su carácter y por sus costumbres. Ustedes, los catalanes, saben perfectamente que Cataluña ha sido y es una región de España. Maketania comprende a Cataluña, y maketo es el mote con que aquí se conoce a todo español, sea catalán, castellano, gallego o andaluz”. Palabras injustas, hirientes, imperdonablemente ofensivas y ajenas a cualquier realidad científica. No digo que Arana no acertase en otros muchos temas; los catalanes no somos fanáticos, somos carolingios y sabemos distinguir y reconocer los méritos ajenos. Pero en estos dos asuntos es indiscutible que patinó ridículamente. ¡Españoles los catalanes! ¡La batalla de Padura! A otro perro con esos huesos.

    Y usted, señor Carballeira O´Flanaghan –por cierto, ni sus apellidos ni su universidad nos impresionan aquí lo más mínimo– está patinando igual que Arana, mezclando el mito y la ciencia, la historia y la leyenda. Además, buen hombre, ¿qué personaje encarnaría la derrota de las libertades gallegas? ¿El rey Miro, que fue quien las traicionó? ¿Hubo alguien que las defendiera heroicamente, como aquí Rafael Casanova, nuestro héroe nacional por excelencia? No confunda ni compare, señor Carballeira, no invente mitos, que aquí en Cataluña estamos de vuelta de todo eso y asentamos nuestras reivindicaciones en hechos sólidos, científicamente constatables e indiscutibles, y por eso nos permitimos exhortarles a seguir nuestro ejemplo.

    Doy por sentado, no hace falta decirlo, que usted es persona racional y dialogante, y entiende muy bien que le estoy haciendo una crítica con ánimo fraterno, pues a los catalanes, los vascos y los gallegos nos une nuestra lucha común contra la siniestra España. Y ese sentimiento es el que debe prevalecer, si bien, como dice el dicho, “juntos, pero no revueltos”. Y lamentando profundamente tener que escribirle en el despreciable idioma que nos han impuesto a todos por la fuerza de las armas, le saludo cordialmente en el espíritu de la unión y el esfuerzo liberador.»
    ¿Qué les parece? A mí, personalmente, me ha indignado la misiva. ¿Quién es el arrogante? ¿Quién pretende dar lecciones? ¿Así entienden los catalanes la fraternidad? Espero que Carballeira sepa replicarle como merece, dejando a salvo el honor gallego.

    http://www.libertaddigital.com/opini...esa_29440.html
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  6. #6
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: ¡Alerta al BNG y al pueblo gallego!

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Loa de Miro, el héroe gallego
    Pío Moa

    Creía yo que el señor Carballeira O´Flanaghan contestaría a don Francesc Bofarull y Bofarull, pero se ha adelantado Xan o Brétemas (seudónimo, me dice mi confidente de Betanzos, de un prestigioso intelectual nacionalista). La réplica, no lo oculto, me ha desasosegado: empieza uno a no saber a qué carta quedarse. Y me dicen que otro tanto sucede a las honradas bases del BNG. ¡Ojalá tan apasionadas diatribas sean para bien, como remover violentamente azúcar en un vaso de agua, que al pronto se enturbia el líquido elemento, para quedar luego igual de transparente y más gustoso! Pero ahí va la respuesta de Brétemas, y que cada cual juzgue según su conciencia:

    «¡Diosss!... si lo hay. ¡Cuesta horrores contenerse! ¡Princeton, Pompeu Fabra, fábricas de ignaros y bergantes, la evidencia misma! El tal Carballeira ni menciona mi iniciativa de reconstruir científicamente y oficializar el idioma suevo, como si fuera una insignificancia, una idea que a cualquiera se le ocurre… ¡Y en cambio se ensaña calumniosamente con nuestro llorado rey Miro! ¡Sí, llorado y recordado, por mucho que le pese, don Carballeira! ¡Le acusa usted, canalla, de crímenes que no cometió! ¿O es un crimen, señor cantamañanas, perder en buena lid frente a enemigos superiores en número como los godos, mandados por un tipejo tan mediocre, cruel y marrullero como Leovigildo? Miro intervino en las disputas entre Leovigildo y Hermenegildo porque cuando eres débil has de cultivar el "divide y vencerás". Esto lo sabe un barrendero, pero lo ignora un señor de Princeton ¡Tócache o nabo!

    Miro explotó las querellas internas de los godos con el evidente propósito de aniquilarlos, de erradicar aquella plaga. ¡Usted mismo reconoce que tal era su deber! Y lo hizo derrochando inteligencia, cien veces más que la de un lambón como usted. Le salió mal a Miro, aceptémoslo, a veces pasa, ¿qué le ocurrió a Napoleón en Waterloo, a Aníbal en Zama, a Al-Násir en las Navas de Tolosa, o a Rojo en el Ebro? ¿Desdicen esas derrotas –causadas por la mala fortuna o las malas artes del contrario– de sus nobles aspiraciones o de su genio militar? Que Miro era un genio lo demuestra su amplia y aguda visión en defensa de los legítimos intereses del pueblo gallego. Con un poco más de suerte, habría extendido Galicia quien sabe si por toda la península, alumbrando una era de progreso y prosperidad. ¡Y hoy, entiéndalo bien, la historia nos depara una nueva oportunidad! ¡Y no podemos dejar que se esfume, sería una inmensa responsabilidad ante nuestro pueblo! Sí, don Carballeira, soy mirista, y a mucha honra, como buen gallego nacionalista y antiespañol, esto es, enemigo de los opresores.

    Pero sospecho que, pese a sus extravíos, usted mantiene viva en su corazón la llama nacionalista, y a ella apelo ahora: dígame, Carballeira, ¿no le hace a usted maldecir y desesperarse el espectáculo de mil quinientos años de esclavitud y genocidio sufridos por los gallegos? ¿O es usted de esos miserables que, encima, se ríen? Usted ha hecho una propuesta con mal argumento, pero en el fondo correcta: el Día de la Patria Gallega debe trasladarse al aniversario de la derrota de Miro. La miopía de algunos galleguistas de antaño –tienen otros méritos, ya lo sé -- les llevó a proclamar como tal día el de Santiago…¡Carallo, el apóstol de la unidad española, el matamoros, el del "cierra España! ¡Jódete y baila, con la ideílla!

    ¡Y para una cosa sensata que usted expone, viene una donicela catalana a soltar basura y comparar a nuestro Miro con su Casanova! ¡El héroe catalán por excelencia, dice el tío, y presume además de científico! Sépalo usted, señor (?) Bofarull: ¡no hay comparación posible! Su Casanova, hoy lo sabemos todos, ¡fue un flojo o algo peor! Durante el sitio de Barcelona sólo pensó en rendirse, traicionando al valeroso pueblo barcelonés, y luego de un corto exilio volvió y prosperó en aquella Cataluña masacrada y arruinada por el feroz Estado español. ¡Un botifler, como ustedes los llaman, señor Bofarull! ¡Un botifler, el héroe catalán por excelencia! ¡Sigan ustedes, sigan, como una recua de asnos, llevando flores a su estatua año tras año! ¡Lo primero que tenían ustedes que hacer, si les quedara un poco de decencia, es volar esa estatua y estar dos años seguidos dándose de tortas a ustedes mismos, por idiotas!

    ¿Y sabe usted quién mandaba a los barceloneses en aquella gloriosa ocasión? ¡Pues claro que lo sabe, pero disimula! Los mandaba Antonio de Villarroel, un gallego, ¡un descendiente del mismo Miro a quien maltrata usted desaforadamente! ¿Qué le parece? Ustedes, por un torpe chovinismo –que es una exageración insana y anticientífica del sano nacionalismo antiespañol–, han borrado al verdadero héroe que mandó a los valientes catalanes, cuando podrían haberlo convertido en símbolo de la hermandad galaico-catalana frente al Estado español. ¡Una estatua tendrían que erigirle a Villarroel, y peregrinar en desagravio a ella cada año! ¡Qué digo, cada año! ¡Cada mes, y aun, si me apuran, cada semana! Así demostrarían sensatez y verdadera fraternidad entre los pueblos catalán y gallego. Pero con estos tiquismiquis y falsificaciones de la historia, ¿adónde vamos a llegar? Usted lo ha dicho, señor Bofarull: ¡Juntos, pero no revueltos! ¡Y menos cuentos infantiles, por favor, que ya somos mayorcitos!»

    http://www.libertaddigital.com/opini...esa_29565.html
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 65
    Último mensaje: 26/03/2021, 17:44
  2. Hernán Cortés; Conquistador de la Nueva España
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 201
    Último mensaje: 04/04/2019, 20:27
  3. Del Sudoeste Español a la Conquista de los Andes
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 22/11/2009, 00:12
  4. La transición de las taifas a los almorávides-El papel del Cid Campeador-
    Por Ordóñez en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 27/12/2005, 17:25

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •