Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 7 de 7
Honores1Víctor
  • 1 Mensaje de mazadelizana

Tema: La identidad del cono sur.

  1. #1
    Avatar de mazadelizana
    mazadelizana está desconectado Mos maiorum
    Fecha de ingreso
    02 abr, 08
    Ubicación
    Condado de Ribagorza.
    Edad
    30
    Mensajes
    1,735
    Post Thanks / Like

    La identidad del cono sur.

    JUAN PABLO VITALI
    La identidad es un tema, que se plantea justamente cuando se pierde la identidad. Está claro que un griego del siglo de Pericles o un romano de la época de Augusto, difícilmente se hubieran planteado el tema que hoy nosotros nos planteamos. Ellos estaban muy ocupados en ser griegos, romanos, y en cumplir su destino como tales.
    Es difícil tener identidad, cuando uno tiene que justificar a cada paso sus fundamentos, olvidando la vieja premisa de Parménides: el ser es, y el no ser no es. Pero como estamos en plena pérdida de la identidad, daremos la lucha en el terreno que se nos plantea, asumiendo el hecho de que quienes más nos van a odiar por eso son los que deberían estar de nuestro lado, que sólo quieren continuar por el camino establecido por la ideología de la modernidad.

    Si bien las estadísticas pueden prestarse a manipulaciones, cuando son indiscutibles y aplastantes, suelen ser útiles.

    Los datos demográficos de la Argentina, nos dicen que más de un 90 % de la población, desciende predominantemente de europeos (algunos llegan a decir el 97%), y que 25 millones de argentinos tiene al menos un antepasado italiano, un caso único en el mundo, ya que sobre una población total de alrededor de 38 millones de personas, estaríamos hablando de más de la mitad.

    El 80% de esa población total, desciende principalmente de la gran corriente inmigratoria europea de finales del siglo XIX y principios del XX. Esa corriente trajo principalmente italianos y españoles que se mezclaron a su vez con la población criolla originaria, descendiente de los hidalgos españoles, la elite fundacional a la que le debemos nuestra existencia, y me atrevería a decir la existencia de toda la América del Sur actual.

    Esos hidalgos, caballeros tardíos, no necesitaban preguntarse por su identidad: su sangre era demasiado fuerte para eso, lo cual les permitió que, siendo muy pocos al principio, pudieran acometer semejante empresa. Ese tronco original, que debiera de ser para nosotros sagrado como la parte sustancial de nuestra identidad, estableció alianzas según el caso y las necesidades de la conquista, y aprovechó las muchas diferencias raciales, culturales y políticas entre los aborígenes, muchos de los cuales se encontraban en estado primitivo.

    Esa increíble raza europea de conquista, nunca superada en su identidad y valor, fue luego sobrepasada por una segunda oleada, ya no de combatientes ni de hidalgos, sino de políticos y comerciantes que se asociaron al incipiente capitalismo inglés, en desmedro de su espíritu y voluntad originales. Sus descendientes fueron marginados, luego perseguidos y diezmados junto con sus caudillos, como los últimos caballeros de un mundo cada vez más “globalizado” por la potencia emergente. En los espacios que ellos perdían, se enseñoreaba el saqueo anglosajón ante el constante retroceso hispano criollo.

    Al país que resultó —la Argentina procedente de ese proceso original— la generación de gobernantes de los años ochenta le dio su fisonomía actual, promoviendo una inmigración europea sin precedentes, principalmente de trabajadores italianos y españoles. Resultado final: más de un 90 % de la población actual de Argentina es descendiente de europeos. Esa prioridad de inmigración europea, figura todavía en el preámbulo de la Constitución Nacional.

    Un proceso parecido, pero con una población total de sólo 3.500.000 personas, se vivió la Banda Oriental, hoy Uruguay, una parte de las Provincias Unidas del Río de la Plata, separadas del resto por obra de la geopolítica inglesa, luego de la derrota del gran criollo José Gervasio de Artigas.

    En el Paraguay la demografía es distinta, porque la población es fruto casi completamente del mestizaje hispano-guaraní, y aunque el proceso político es similar al de otros países del área, resultó allí mucho más cruel. El genocidio de su población lo puede dejar a uno perplejo. En el Paraguay quedaron vivos sólo un mínimo porcentaje de los hombres mayores de edad, luego de la guerra de la Triple Alianza, promovida y financiada por Inglaterra (recordemos que Paraguay luchó hasta con sus niños de 10 y 12 años). Es ése uno de los hechos más injustamente olvidados de la historia sudamericana.

    Obviamente hubo entre hidalgos españoles y guaraníes una gran afinidad. No se crea una raza por la fuerza.

    Hecha la anterior salvedad, tenemos en toda el área una población predominantemente de origen europeo. Se podría incluir también aquí parte de la población de Bolivia, y claramente la del el Sur del Brasil. Otro tanto podría decirse de Chile, país que merecería un capítulo aparte.

    En estas latitudes, criollo es el descendiente de europeo que ha quemado las naves hacia adelante, como hizo el gran Cortés, asumiendo el desafío de la última gran migración de la estirpe, asimilándose al nuevo espacio infinito con una cultura de la que no podemos desprendernos, sino a costa de convertirnos en parias sin origen, sin identidad, sin historia.

    Perdida la voluntad fundacional de España, y vencidos los descendientes de los primeros hidalgos, sólo nos queda asumirnos como lo que en realidad somos: el resultado de un masivo proceso migratorio europeo. Decir esto, es el gran pecado que todos, progresistas y reaccionarios, parecen estar de acuerdo en castigar.

    Sin embargo la otra identidad, la falsa identidad ideológica que ellos proponen, nunca se consolida. América sin Europa, la América aborigen, es algo que ya no podrá ser. En todo caso, ocurrirá como siempre ocurre cuando uno se niega a sí mismo: nos convertiremos en nada.
    Erasmus dio el Víctor.

    "El vivir que es perdurable
    no se gana con estados
    mundanales,
    ni con vida deleitable
    en que moran los pecados
    infernales;
    mas los buenos religiosos
    gánanlo con oraciones
    y con lloros;
    los caballeros famosos,
    con trabajos y aflicciones
    contra moros".

    http://fidesibera.blogspot.com/

  2. #2
    Avatar de CRISTIÁN YÁÑEZ DURÁN
    CRISTIÁN YÁÑEZ DURÁN está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 oct, 06
    Ubicación
    Santiago de la Nueva Extremadura
    Edad
    50
    Mensajes
    668
    Post Thanks / Like

    Respuesta: La identidad del cono sur.

    Estimado Mazadelizana

    Esperando a contribuir a tu hilo creo pertinente añadir lo siguiente:
    Evidentemente buscar la propia identidad implica el piso de la ignorancia más crasa que se pueda concebir, no saber quién es uno; o bien, el empeño denodado por descultivarse, de renuncia a la casta, al abolengo. Y creo que es bastante claro que la ideología de "búsqueda de la identidad" lleva trazas de este último. Pretender ignorar cual sea el hontanar de la propia cultura y los principios que la han sustentado, siendo tan escandalosamente evidente la impronta de la propia civilización, deja al descubierto el profundo odio y desprecio contra ella al esforzarse no sólo en ignorarla sino en borrarla del alma.

    EXURGE DOMINE ET JUDICA CAUSAM TUAM

  3. #3
    Avatar de Smetana
    Smetana está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    28 sep, 09
    Ubicación
    Nueva Santander México
    Mensajes
    198
    Post Thanks / Like

    Respuesta: La identidad del cono sur.

    En México el 70% de la población es fruto del mestizaje ntivo-europeo, el resto se divide casi mitad y mitad entre europeo puro y nativo puro.

    México siempre ha sido, es, y será una nación mestiza racial y culturalmente; yo no evitaré que la población sienta afinidad por su parte indígena, en lo personal la hayo interesantísima, conocer y cuidar las reliquias, arquitectura y culturas prehispánicas me parece una acción muy loable.

    Sin embargo, desdeñar y negar una parte del mestizaje mismo es un atroz crimen histórico, seguir promoviendo el odio hacia lo Español es como escupir hacia el cielo, insultar y negar el legado Español es insultar y negarnos a nosotros mismos.

    MEXICO NO ES UNA CONTINUACION DEL IMPERIO MEXICA, MEXICO ES UNA NACION HISPANA QUE SE FORMO EN EL AÑO 1521 CUANDO LOS ESPAÑOLES LIBERARON A LOS PUEBLOS SOMETIDOS POR EL CRUEL IMPERIO AZTECA Y NACE BAJO EL GLORIOSO NOMBRE DE NUEVA ESPAÑA.

    Y eso es en México, en el cono sur de América es donde con mayor razón se debe luchar por preservar el legado Europeo Español-Italiano.
    ¡Viva la Nueva España! ¡Viva la madre patria Española! ¡Viva la santísima virgen de Guadalupe!

  4. #4
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,771
    Post Thanks / Like

    Respuesta: La identidad del cono sur.

    Ahondando en lo planteado por Mazadelizana, la identidad cómo pensáis que se plantea ¿ a nivel de individuos, a nivel grupal, o a nivel de colectividad más o menos extensa? Esta cuestión no es precisamente baladí porque si la necesidad sobre la identidad surge a niveles individuales, podríamos estar ante desórdenes emocionales particulares que luego se hacen extensivos a otros al agruparse. Pero si la cuestión surge de un grupo y acaba afectando a una sociedad, estaremos ante una anomía construida artificialmente. Por ejemplo, yo no voy pensando cada día "soy español", "soy católico", "soy hombre"... es decir, son dimensiones que forman parte de mi identidad de tal modo que no necesito estarlas recordando a cada momento o rearfirmándolas frente a terceros. Por otra parte, esta cuestión siempre parece necesitar de un referente, o lo que es igual "yo soy... y estos argumentos los contrapongo a otra realidad que niego, pues sin la negación mi identidad (obviamente falsa pues no está asumida de verdad como tal), no podría afirmarla como si fuera un hecho cierto.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  5. #5
    sancho está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    23 may, 09
    Mensajes
    281
    Post Thanks / Like

    Respuesta: La identidad del cono sur.

    Cita Iniciado por mazadelizana Ver mensaje
    JUAN PABLO VITALI
    La identidad es un tema, que se plantea justamente cuando se pierde la identidad. Está claro que un griego del siglo de Pericles o un romano de la época de Augusto, difícilmente se hubieran planteado el tema que hoy nosotros nos planteamos. Ellos estaban muy ocupados en ser griegos, romanos, y en cumplir su destino como tales.
    Es difícil tener identidad, cuando uno tiene que justificar a cada paso sus fundamentos, olvidando la vieja premisa de Parménides: el ser es, y el no ser no es. Pero como estamos en plena pérdida de la identidad, daremos la lucha en el terreno que se nos plantea, asumiendo el hecho de que quienes más nos van a odiar por eso son los que deberían estar de nuestro lado, que sólo quieren continuar por el camino establecido por la ideología de la modernidad.

    Si bien las estadísticas pueden prestarse a manipulaciones, cuando son indiscutibles y aplastantes, suelen ser útiles.

    Los datos demográficos de la Argentina, nos dicen que más de un 90 % de la población, desciende predominantemente de europeos (algunos llegan a decir el 97%), y que 25 millones de argentinos tiene al menos un antepasado italiano, un caso único en el mundo, ya que sobre una población total de alrededor de 38 millones de personas, estaríamos hablando de más de la mitad.

    El 80% de esa población total, desciende principalmente de la gran corriente inmigratoria europea de finales del siglo XIX y principios del XX. Esa corriente trajo principalmente italianos y españoles que se mezclaron a su vez con la población criolla originaria, descendiente de los hidalgos españoles, la elite fundacional a la que le debemos nuestra existencia, y me atrevería a decir la existencia de toda la América del Sur actual.

    Esos hidalgos, caballeros tardíos, no necesitaban preguntarse por su identidad: su sangre era demasiado fuerte para eso, lo cual les permitió que, siendo muy pocos al principio, pudieran acometer semejante empresa. Ese tronco original, que debiera de ser para nosotros sagrado como la parte sustancial de nuestra identidad, estableció alianzas según el caso y las necesidades de la conquista, y aprovechó las muchas diferencias raciales, culturales y políticas entre los aborígenes, muchos de los cuales se encontraban en estado primitivo.

    Esa increíble raza europea de conquista, nunca superada en su identidad y valor, fue luego sobrepasada por una segunda oleada, ya no de combatientes ni de hidalgos, sino de políticos y comerciantes que se asociaron al incipiente capitalismo inglés, en desmedro de su espíritu y voluntad originales. Sus descendientes fueron marginados, luego perseguidos y diezmados junto con sus caudillos, como los últimos caballeros de un mundo cada vez más “globalizado” por la potencia emergente. En los espacios que ellos perdían, se enseñoreaba el saqueo anglosajón ante el constante retroceso hispano criollo.

    Al país que resultó —la Argentina procedente de ese proceso original— la generación de gobernantes de los años ochenta le dio su fisonomía actual, promoviendo una inmigración europea sin precedentes, principalmente de trabajadores italianos y españoles. Resultado final: más de un 90 % de la población actual de Argentina es descendiente de europeos. Esa prioridad de inmigración europea, figura todavía en el preámbulo de la Constitución Nacional.

    Un proceso parecido, pero con una población total de sólo 3.500.000 personas, se vivió la Banda Oriental, hoy Uruguay, una parte de las Provincias Unidas del Río de la Plata, separadas del resto por obra de la geopolítica inglesa, luego de la derrota del gran criollo José Gervasio de Artigas.

    En el Paraguay la demografía es distinta, porque la población es fruto casi completamente del mestizaje hispano-guaraní, y aunque el proceso político es similar al de otros países del área, resultó allí mucho más cruel. El genocidio de su población lo puede dejar a uno perplejo. En el Paraguay quedaron vivos sólo un mínimo porcentaje de los hombres mayores de edad, luego de la guerra de la Triple Alianza, promovida y financiada por Inglaterra (recordemos que Paraguay luchó hasta con sus niños de 10 y 12 años). Es ése uno de los hechos más injustamente olvidados de la historia sudamericana.

    Obviamente hubo entre hidalgos españoles y guaraníes una gran afinidad. No se crea una raza por la fuerza.

    Hecha la anterior salvedad, tenemos en toda el área una población predominantemente de origen europeo. Se podría incluir también aquí parte de la población de Bolivia, y claramente la del el Sur del Brasil. Otro tanto podría decirse de Chile, país que merecería un capítulo aparte.

    En estas latitudes, criollo es el descendiente de europeo que ha quemado las naves hacia adelante, como hizo el gran Cortés, asumiendo el desafío de la última gran migración de la estirpe, asimilándose al nuevo espacio infinito con una cultura de la que no podemos desprendernos, sino a costa de convertirnos en parias sin origen, sin identidad, sin historia.

    Perdida la voluntad fundacional de España, y vencidos los descendientes de los primeros hidalgos, sólo nos queda asumirnos como lo que en realidad somos: el resultado de un masivo proceso migratorio europeo. Decir esto, es el gran pecado que todos, progresistas y reaccionarios, parecen estar de acuerdo en castigar.

    Sin embargo la otra identidad, la falsa identidad ideológica que ellos proponen, nunca se consolida. América sin Europa, la América aborigen, es algo que ya no podrá ser. En todo caso, ocurrirá como siempre ocurre cuando uno se niega a sí mismo: nos convertiremos en nada.

    Sin embargo la otra identidad, la falsa identidad ideológica que ellos proponen, nunca se consolida. América sin Europa, la América aborigen, es algo que ya no podrá ser. En todo caso, ocurrirá como siempre ocurre cuando uno se niega a sí mismo: nos convertiremos en nada.
    [/quote]

    hombre, la america indigena se conserva en bolivia, guatemala y buena parte del peru, asi como otros paises, luego los hay mestizos y por ultimo los del rio de la plata que son mas europeos casi que la propia europa.


    No se porque me ha recordado el texto a lo que sucede aqui con lo de alandalus, no hay mas que simposia, eventos, encuentros y chorradas para recordar cualquier estupidez andalusi.

    La cultura y la identidad es un pozo del que se saca agua no al que echamos agua constantemente.

    Lo andalusi parece necesitar de todas esas historias. Lo romano, sin embargo, no lo necesita, nadie se levanta por la mañana y dice; "voy a hacer lo posible por hablar una lengua latina", o "vivo en un municipio, vivo en un municipio, vivo en un municipio". No es necesario, lo romano esta en todas partes, es algo natural a nosotros, por eso no es necesario reivindicarlo, al contrario que lo andalusi, cuyas continuas reivindicaciones en forma de encuentros y chorradas lo unico que indican es lo ajeno que no es a los españoles.

  6. #6
    sancho está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    23 may, 09
    Mensajes
    281
    Post Thanks / Like

    Respuesta: La identidad del cono sur.

    hombre, la america indigena se conserva en bolivia, guatemala y buena parte del peru, asi como otros paises, luego los hay mestizos y por ultimo los del rio de la plata que son mas europeos casi que la propia europa.


    No se porque me ha recordado el texto a lo que sucede aqui con lo de alandalus, no hay mas que simposia, eventos, encuentros y chorradas para recordar cualquier estupidez andalusi.

    La cultura y la identidad es un pozo del que se saca agua no al que echamos agua constantemente.

    Lo andalusi parece necesitar de todas esas historias. Lo romano, sin embargo, no lo necesita, nadie se levanta por la mañana y dice; "voy a hacer lo posible por hablar una lengua latina", o "vivo en un municipio, vivo en un municipio, vivo en un municipio". No es necesario, lo romano esta en todas partes, es algo natural a nosotros, por eso no es necesario reivindicarlo, al contrario que lo andalusi, cuyas continuas reivindicaciones en forma de encuentros y chorradas lo unico que indican es lo ajeno que no es a los españoles.
    [/quote]

    Lo andalusi parece necesitar de todas esas historias. Lo romano, sin embargo, no lo necesita, nadie se levanta por la mañana y dice; "voy a hacer lo posible por hablar una lengua latina", o "vivo en un municipio, vivo en un municipio, vivo en un municipio". No es necesario, lo romano esta en todas partes, es algo natural a nosotros, por eso no es necesario reivindicarlo, al contrario que lo andalusi, cuyas continuas reivindicaciones en forma de encuentros y chorradas lo unico que indican es lo ajeno que no es a los españoles.
    [/quote]

    queria decir:
    "lo ajeno que nos es a los españoles".

  7. #7
    Antonio Hernández Pé está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    10 mar, 07
    Mensajes
    562
    Post Thanks / Like

    Respuesta: La identidad del cono sur.

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Estaba claro, Sancho, ya nos dimos cuenta del lapsus, pues el contexto de la frase así lo hacía ver. Por cierto, estoy de acuerdo con tu análisis, que está muy bien expuesto.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Santísima Trinidad, orgullo de la Armada española
    Por Hyeronimus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 18
    Último mensaje: 21/10/2016, 22:31
  2. Ante el 1º de Mayo, textos del Pensamiento Social Carlista
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 15/05/2008, 16:43
  3. Informe sobre la cuestión de Gibraltar
    Por Lo ferrer en el foro Gibraltar
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 19/06/2006, 19:09
  4. Encíclica del Papa Benedicto XVI
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 09/02/2006, 19:46
  5. Respuestas: 0
    Último mensaje: 28/04/2005, 19:28

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •