Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2

Tema: Antigüedades geográficas de España

  1. #1
    Gothico está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    17 abr, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    952
    Post Thanks / Like

    Antigüedades geográficas de España

    Extraído del “Tesoro de la lengua castellana o española” de Sebastián de Covarrubias (año de 1611)
    Se trata de una curiosísima obra donde se expone lo más relevante de la fundación de los más importantes lugares españoles así como el origen etimológico de sus nombres.Nada en común con la geografía moderna al uso.
    Revela la concepción que los españoles de la época del Quijote tenían sobre la España de entonces.
    Refiero los primeros nombres:

    Ábila
    Ábila (oy día llaman los moros a esta tierra Alcudia) es un monte de la parte de África que responde a otro, que está en España, dicho Calpe, puestos en el estrecho, que comúnmente se llama de Gibraltar; de los quales escribe Plinio, lib. 3: Proxima autem faucibus utrinque impositi montes coercent claustra, Abila Africae, Europae Calpae, laborem Herculis metae. Cuentan aver llegado Hércules a estas partes, y en señal de que en ellas daba fin a su peregrinación, impedido por la inmensidad del Océano, puso en cada uno de estos montes una gran coluna y rompió por medio, dando lugar a que el mar se entrase por la tierra adentro; de donde fingen haber procedido el mar Mediterráneo. Atendiendo a la etimología de Ávila, digo que según algunos es nombre hebreo…. Y porque Ávila es término entre Castilla la Vieja y la Nueva, le dieron esse nombre.

    Abrantes
    Villa, gozando preheminencias de voto en Cortes, en las quales, según cuentan sus moradores, tuvo diferencias con otras sobre hablar primero, y que la dijo el rey: Hable antes, de lo cual quieren tuviesse nombre de Abrantes. Tuvo antiguamente por señor al infante don Fernando, hijo del rey don Manuel. Oy es cabeça de ducado, cuyo título dio el rey don Felipe IV a don Alonso de Lencastre, primer marqués de Puerto Seguro, hijo del duque de Aveyro.

    Agreda
    Villa en España, en la provincia Tarraconense. Dizen haber sido su primera población de griegos, y haberle puesto por nombre Argos y el más común nombre Gracuris, y añadiéndole el artículo a, y corrompiendo el vocablo, dixeron Agreda. Onuphrio Pavino la haze colonia romana, por autoridad de Tito Livio.

    Aitona
    Dicha antiguamente Octogesa, ciudad de España, según César, en las riberas de Ebro. Ursino piensa ser la que Plinio llama Etovisa, que Livio escribe con dos SS. Y que maravilla si fuesse Etobesa, que el obispo de Girona tiene por Aytona o Hitona, vide Abrahamo Hortelius verbo Octogesa. Es oy título de marquesado de Aytona.

    Ajarquía
    de Málaga, tierra puesta al Levante. Tamarid.

    Ajofrín
    Aldea de Toledo; dizen los árabes que vale tanto como barranco; esto verificará el sitio en donde estuviere fundado.

    Alagón
    Ptolomeo la llama Alavona vascorum oppidum in Hispania; Antonino Allabona; haec Hortelius. Molecio la llama Aciacum.
    Dista de Zaragoça cinco leguas puesta en las riberas Xalón y Ebro, fértil de pan, vino, pesca, caças, ganados, alguna fruta y hortaliza. Tiene ducientos vecinos, gozando preheminencia de voto en cortes. Conquistóla el rey don Alonso primero de Aragón y séptimo de Castilla, sacándola del yugo sarraceno, año 1120. Aquí celebró cortes don Jayme segundo en el de 1307, Zurita, lib I, cap. 45.

    Alarcón
    Es una villa en el obispado de Cuenca, cuyo sitio dizen aver sido muy fuerte, y por tal no se pudo apoderar dél el infante don Enrique, en tiempo del rey don Juan el segundo, quando se le alteró el estado de Villena, año de 1421. Y este nombre es arábigo, del artículo y aaraqun, que vale batalla o matança; y por alguna muy sangrienta que allí se devió dar, o por ser los moradores della belicosos. Es apellido de casa muy noble, de donde deciende el señor Alarcón, marqués de la Valciciliana, y muchos caballeros señores de villas y lugares de la Mancha, cuyo apellido fue primero Zavallos; y por aver sido los principales conquistadores de Alarcón, quando se ganó de los moros, y averse hallado allí, se llamaron Alarcones.

    Alarcos
    Lugar famoso por la batalla que cerca dél huvo, en la cual fue desbaratado el rey don Alonso, que llamaron el Bueno, por el Miramamolín Alben Iuzeph Mazemuto, por no haber querido esperar a los reyes de Navarra y León, que venían a juntarse con él; y esto no obstante por su parecer, como por el de su consejo, que aunque fue el más honrado, era el menos seguro. La batalla se dio miércoles, a 19 de julio, año de mil y ciento y noventa y cinco. Abrahán Hortelio dize ser este lugar el que Ptolomeo llamó Lacuris Oretavorum, in Hispania oppidum. Pero no sería fuera de camino pensar que el nombre es arábigo, y que se le pusieron los moros por la dicha batalla tan sangrienta, o por otra tal, si aaraqun vale tanto como batalla.

    Álava
    Según Tamarid quiere dezir Arabia, donde llegaron conquistando los árabes más poderosos.

    Alba
    Este nombre han tenido ciudades famosas en Italia, en Francia y en España. Vide Abrahamo Hortelius, verbo Alba. Oy no tengo noticia de más que de Alba de Tormes y Albadelista, bien nombradas por los duques de Alba, y condes de Albadelista. Dizen que en lengua arábiga vale tanto como ascensión, subida, prevaricación, porque el prevaricador se sube a mayores; sospecha tengo que es hebreo, aunque hasta agora no he topado con su raíz; pero si es latino vale tanto como blanca.

    Albacete
    Es un pueblo y villa grande en el reyno de Murcia, vale tanto como lugar ancho y estendido y llano y raso. En esto concuerdan Urrea y el padre Guadix.

    Albaicín
    Un barrio de la ciudad de Granada, adonde agora últimamente moravan los moriscos della; y tomó este nombre de los de Baeça, que aviendo sido ganada de los christianos, se vinieron los vezinos della a Granada y les dieron este sitio; por lo cual le pusieron este nombre de Albaicín, que vale tanto como de los de Baeça. Tamarid: Albaizin, el barrio de los fronteros venidos de Baeça.

    Albaida
    Lugar en el Reyno de Valencia y título de Condado; vale tanto como la blanca o la alba en la lengua arábiga, corrompido de beydun, albeydun y beyadun en abstracto vale blancura.

    Albarracín
    Ciudad sobre un monte áspero y fragoso, en aquella parte por la qual antiguamente partían mojones los contestanos y los celtiberios; no es lugar de mucha vezindad pero es muy fuerte, por estar de todas partes cercada de peñas y riscos muy altos, y por baxo la ciñe el río Turia, que vulgarmente se llama Guadalaviar. Púsose en ella la iglesia catedral el año de mil y ciento y setenta y uno y fue su primer obispo llamado don Martín, y por entonces fue sufragáneo a Toledo, y se llamó obispo Arcabicense. El nombre Albarrazín es arábigo, significa los apartados del trato y comercio de los demás, como antiguamente estavan los leprosos, y sin duda devían estar apoderados deste lugar hombres facinorosos y foragidos, y de allí baxarían a robar la tierra. Pedro Rodríguez de Azagra, hijo de Rodrigo de Azagra, señor de Estella en Navarra, fue el primer señor de la ciudad de Albarracín.

    Albor
    Ay una villa y puerto entre Lagos y Cabo de Santamaría en Portugal, dicho Albor, por otro nombre Portus Anibalis.

    Albufera
    Portus magnus, es una gran laguna que sale de la mar, cerca de la ciudad de Valencia, la cual Plinio, libro 3, capítulo 3, llama amenum stagnum. Díxose albufera, según algunos, de bufido, porque con el soplo del rezio viento en la mar arroja de sí con ímpetu el agua, y la echa fuera de los límites ordinarios de sus riberas; y assí la llaman aestuarium, porque es como un hervor del mar. Diego de Urrea dize que vale tanto como laguna que sale del mar, y en terminación arábiga se dize bufirun. El padre Guadix le deduze de al y buhar, que vale mar, y su diminutivo buhaira, albuhaira, albuhera y albufera; y que esta es frasis de los hebreos, que llaman mar a cualquiera estanque grande de agua o laguna, según el lugar del Génesis, cap I: Et vocavit Deus aridam terram, congregationesque aquarum appellavit maria. Es de grandíssimo entretenimiento, porque allende de aver mucho pescado en ella, ay grande diversidad de aves, en particular las que llaman foxas. En otra parte dize Diego de Urrea que albufera se dize en arábigo ebutaretum, compuesto de bu y faretun, del verbo fare, defectivo de vau; la qual letra se convirtió en alif, acento; y el dicho verbo sinifica crecer el agua hasta salir a cubrir la tierra seca; y la partícula bu en el principio le es como epicteto del efeto. Bien veo que esto no sólo es arábigo, pero es como dizen algaravía; pero los que supieren la lengua hebrea lo entenderán. En lengua toscana bufera vale variedad de viento, y assí albufera podría sinificar lugar combatido de los vientos: y díxose assí del sonido que hazen, y del bufido que dan, quebrándose unos en otros. Antonio de Nebrija llama el albufera de Valencia portus magnus.

    Alburquerque
    Este pueblo fundó Alfonso Tello, que casó con doña Teresa, hija de don Sancho, rey de Portugal, primero de este nombre, que llamaron el Poblador, y por otro nombre el Gordo; oy es título de los duques de Alburquerque.
    [Tiene por armas en el escudo una enzina, de donde se llamó antiguamente Albaquercus, latino idioma, que suena blanca encina, de donde deriva Alburquerque.

    Alcaçar
    Nombre arábigo, vale fortaleza, casa fuerte o castillo, casa real y cesárea. A un curioso le pareció podría ser de raíz griega, del verbo alkalein , fortiter agere, pugnare, praelium, committere, lo qual se haze estando bien guarnecidos los alcaçares de gente, armas y vitualla, para poder defenderse y ofender. Pero lo más cierto es ser arábigo, de al, artículo y caizar, que en terminación arábiga es caiserum, domus Cesarea; y de allí todas las casas reales que de ordinario son muy fuertes se llamaron alcaçares, casas de César, casas del rey. Muchos pueblos hay en estos reynos que tomaron este nombre, como Alcaçar de Consuegra, y absolutamente Alcaçar y Alcaçaren. Ay un pueblo, en el reyno de Portugal, dicho Alcaçar de Sal, que antiguamente fue muy principal, dicho Salacia, colonia de romanos, y en tiempo de los moros lo ganaron los christianos, siendo su caudillo don Mateo, obispo de Lisboa, y mataron en aquella batalla más de sesenta mil moros; esto fue cerca de los años de mil y dozientos y diez y siete. Devía aver allí alguna gran fuerça que llamaron Alcaçar los moros, y juntaron después los christianos este nombre con el antiguo que tenía de Salacia, y el vulgo, que todo lo estraga, corrompió el vocablo y llamaron al pueblo Alcaçar de Sal.

    Alcaçava
    Antonio de Nebrixa buelve, fortaleza, arx, arcis; Diego de Urrea dize: Alcaçava es castillo fuerte inexpugnable, dicho en terminación arábiga casabetun, del verbo casa, que sinifica emprender lo impossible, o del verbo casabe, que sinifica guarnecerse y fortalecerse. De manera que caçava vale castillo, y con el artículo al-caçava, castillo o fortaleza. Juan López de Velasco: alcaçava, fortaleza; Tamarid, cuesta, puerta del alcaçava, puerta de la cuesta.

    Alcaycería
    Es un barrio en la ciudad de Granada de tiendas de las sedas, adonde desde el tiempo de los romanos se pagavan los derechos dellas a los césares, y por esso le pusieron esse nombre, que alcaicería vale cosa perteneciente a César; y referiré aquí (para que esto se entienda mejor) lo que escribe don Diego de Mendoça en su Historia de la rebelión de los Moriscos de Granada que anda de mano. El alcaicería, que hasta agora guarda el nombre romano de César, a quien los árabes en su lengua llamaron cayzar, como casa de César, dizen las historias arábigas y algunas griegas, que por encerrarse y mercarse dentro la seda que se vende y compra en todo el reyno, desde que el capitán Justino concedió por privilegio a los árabes licencias que solos pudiessen crialla y beneficialla; mas estendiendo debaxo de Mahoma y sus sucessores su poder por el mundo, llevaron consigo el uso de la seda, y pusieron el nombre a las casas donde se contratava, en que después se recogieron otras muchas mercaderías, y pagavan derecho a los emperadores y, perdido el Imperio, a los reyes. El padre Guadix añade que en Palestina hay una ciudad dicha Cesárea, donde el trato de las sedas es grande, y la llaman los árabes Cayceria. Juan López de Velasco: alcaicería, lonja de mercaderes.

    Alcalá
    Es nombre arábigo, y sinifica castillo puesto en frontera de enemigos; latine arx arcis, ab arcendo. Y el mesmo vocablo Alcalá parece sinificarlo, si le recluzimos a la raíz hebrea…, cala, prohibere et claudere, porque le cierra la entrada al enemigo y le cierra la puerta al passo; y en la mesma lengua arábiga vale pendencia. Y síguese bien, porque estando tan cerca unos de otros, siendo enemigos, han de venir muchas vezes a las manos. Al es artículo, cala, castillo; y tenemos muchos lugares en España compuestos deste nombre, como Calahorra, Calatrava, Calatayud, Calabaçanos, Calatañoz, Calaceit, y en tierra de Sevilla había un castillo, que por serlo, le pusieron los moros por nombre Cala, y después los christianos, no entendiendo el vocablo, le llamaron el castillo de Cala. Muchos lugares hay dichos Alcalá, como Alcalá del Río, Alcalá la Real, dicha antiguamente Alcalá de Benzaide. Ganóla de los moros el rey don Alonso el XI y de allí le quedó el nombre de Alcalá la Real. Alcalá de los Ganzules, que vale tanto como la de los valientes, y Alcalá de Guadaira, conviene a saber, del río de los molinos.

    Alcalá de Henares
    Dicha assí por el río que passa cerca de ella; por otro nombre se dixo Complutum, y viene bien con lo que dize Estevan de Garibay, que Alcalá, en arábigo, vale congregación de aguas, lib 7, c.10. Alegóricamente se podría entender por el concurso de tantas gentes que acuden a ella. Algunos le quieren hazer nombre griego, Complutum, quasi komeploutousa castellum dives, por la riqueza de letras que ay en ella. Y por ventura devieron de ser muchos pueblos comarcanos que acudían a éste como el principal, porque Plinio haze mención de los pueblos complutenses, y Abraham Ortelio refiere lo que se sigue: Complutum Ptolomeo et Prudentio Carpentanorum urbs est in Hispania Tarraconensi: Alcala de Henares esse ex vetustis marmorum eius loci inscriptionibus docet Carolus Clusius, insignis hic omnium disciplinarum academia est, etc. Es verdaderamente Alcalá de Henares torre de frontera, porque con su dotrina hace guerra a la inorancia en todas facultades, y particularmente con la escuela de Teologia, ahuyentando errores y heregías, y enseñando verdades católicas. Sin perjuyzio de lo que hemos dicho, los graecizantes quieren, por galantería, dar a Cala, origen de kalos calos, pulcher, honestus, bonus, egregius, porque cosa más hermosa, honesta, buena y egregia, no la ay que la sabiduría, que es lo que allí se platica y cultiva. También se le pudiera dar origen del verbo kaleo, caleo, voco, porque con la leción de tantas y tan variadas disciplinas está llamando y combida a todos los buenos ingenios para que vayan a gozar de la mesa que les tiene puesta de tantos y tan sabrosos manjares. Y como casa propia de la sapiencia le quadra lo que della está escrito, Proverbiorum, cap 9 : Sapientia aedificavit sibi domum, excidit columnas septem, immolavit victimas suas, miscuit vinum, et posuit mensam, etc. A esta Alcalá de Henares viene bien la etimología que un gran arábigo me dixo. Sinifica, ultra de lo dicho, campo cultivado, de donde se han arrancado malas yervas y maleza, oficio que haze la dotrina y disciplina arrancando de los pechos christianos la inorancia y los errores, y extirpando las heregías. En tiempo de los godos fue Alcalá de Henares catedral, según lo refiere el padre Mariana en su Historia de España, lib.4, cap. 21. Don Bernardo, arçobispo de Toledo, que murió año de mil y ciento y veinte y seis, aviendo sido prelado de ella por espacio de quarenta y quatro años, ganó de los moros la villa de Alcalá de Henares con sus gentes y a expensas suyas, y desde aquel tiempo quedó, quanto a lo temporal y espiritual, por los arçobispos de Toledo. Cerca de los años de mil y dozientos y noventa y tres, el rey don Sancho de Castilla, por un privilegio dado en Valladolid, que oy día está en los archivos de la santa yglesia de Toledo, otorgó huviesse escuelas en Alcalá de Henares con las prerrogativas que la Universidad de Valladolid. En el año de mil y quatrocientos y noventa y nueve, el arçobispo don fray Francisco Ximénez fundó la Universidad
    al modo y traça de la de París, y truxo a ella hombres doctíssimos en todas facultades con grandes partidos y salarios.

    Alcaná
    Es una calle en Toledo muy conocida, toda ella de tiendas de mercería. Nombre derechamente hebreo, del verbo… chana, que entre otras sinificaciones es una emere, comprar, y con el artículo arábigo al-kana, y cananeo es lo mesmo que mercader, que compra y vende. Es a propósito el lugar de los Proverbios, cap. 31: Sindonem fecit, et vendidit, et cingulum tradidit Chananeo. Traslada Vatablo: Cingulum quoque dedit mercatori. El padre Guadix dize que alcaná es arábigo, de al-quina, que vale ganancia; bien puede ser, pero de la raíz hebrea ya dicha. Esta calle antiguamente tenían poblada los judíos tratantes; y en tiempo del rey don Pedro, sus hermanos don Fadrique y don Enrique, queriendo encastillarse en la ciudad de Toledo, les resistieron la entrada por la puente de Sanmartín muchos cavalleros; pero haziendo la desecha dieron la buelta y vinieron a entrar por la puente de Alcántara, y hizieron gran matança en los judíos, que passaron de mil personas, y les robaron las tiendas que tenían de mercería en el Alcaná.
    Última edición por Gothico; 12/01/2008 a las 22:10

  2. #2
    Gothico está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    17 abr, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    952
    Post Thanks / Like

    Re: Antigüedades geográficas de España

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Alcaniz
    Lugar del Reyno de Aragón; entiéndese ser el mesmo que Ptolomeo y Tito Livio llaman Egavica; Celtiberorum in Hispania tarraconensi civitas; vide Abraham Ortelio, verbo Ergabica. El padre Guadix dize que vale tanto como la tesorera; por ventura en tiempo de moros avía allí algún erario de gran riqueza.

    Alcántara
    Vale puente en lengua arábiga, y de allí se llamó el lugar Alcántara, por la famosa puente. Ptolomeo, Norba Caesarea; Plinio Norbensis Colonia, que es la que oy se llama Alcántara, vide Abrahamo Hortelius, verbo Norba Caesarea. Recobróse de los moros primero de julio del año de mil y dozientos y doze. El rey de León ganó la villa de Alcántara de los moros y la dio a los cavalleros de Calatrava, para que la defendiessen, y de la guarnición que allí pusieron tomó principio la cavallería de Alcántara que, aunque al principio fue como filiación de Calatrava, fueron después essentos, sin reconocer mayoría, especialmente después de la bula del papa Julio II, en que fundan su esención; remítome a su historia particular. Fue su primer maestre don Nuño Fernández. En Toledo hay una puente, que llaman la puente de Alcántara, y de las grandes crecientes que huvo, el año de 1258, se cayó, pero el año siguiente se reparó y reedificó, como lo dize un letrero que está a la entrada della, gravado con letra francesa, en lengua castellana.

    Alcaraz
    Pequeña ciudad, la qual está metida en los montes marianos y assentada en un collado áspero y empinado. Con cerco de dos meses se ganó por el rey don Alonso el Bueno, el que ganó la batalla de las Navas de Tolosa, y se entró por fuerça a deziocho de mayo, día miércoles, vigilia y víspera de la Ascensión; y después el rey don Enrique, cerca de los años de 1471, hizo merced al Maestre de Santiago de la dicha ciudad de Alcaraz, pero después se puso en la obediencia de los Reyes Católicos, y los ciudadanos, por no ser del marqués de Villena, tomaron las armas y pusieron cerco a la fortaleça. Acudieron a los ciudadanos el conde de Paredes y don Alonso de Fonseca, señor de Coca, con el obispo de Ávila, que era del mismo nombre. El de Villena por el contrario, sabido lo que passava, vino con gente en socorro del Alcaçar, mas como no se sintiesse con bastantes fuerças, desistió de aquella su pretensión de hazer alçar el cerco y recobrar la ciudad. Esto es del padre Mariana. El nombre antiguo desta ciudad fue Orgia, como lo refiere Abrahamo Hortelio, por estas palabras: Orgia Ptolomeo, Ilergetum urbs in Hispania Tarraconensi; Alcaraz indigitatur a Varrerio, etc. Los que son tardos y espaciosos en perficionarse en qualquier exercicio y arte, dezimos ser como los potros de Alcaraz, que hazen tarde porque no toman carnes, ni la perfeción que han de tener, hasta cumplidos los seys años.Viene bien con la descripción que haze deste lugar el padre Mariana con lo que dizen los arábigos, en quanto su etimología, que es al-garaz, que vale cueva o guarida segura y fuerte.

    Alcarria
    Tierra poblada de muchos lugaritos pequeños y cortijos, o casas de labrança; y de la misma rayz es alquería, y assí sinifican casi una mesma cosa.

    Alcaudete
    Villa en el Reyno de Murcia, y ésta dio el infante don Alonso, hijo del rey don Fernando el Santo, a Sancho Maçuelas, por lo mucho que en aquella conquista le avía servido; agora es título de condado. El nombre es arábigo, y no sé su etimología. El padre Mariana lo dize, lib. 13, c. 3. fol. 824.

    Alcobaza
    Monasterio de Bernardos; vide padre Mariana, lib. 10, c. 18. fol. 668, primer tomo.

    Alcolea
    Es nombre arábigo de lugar, y dize el padre Guadix, que vale tanto como castillejo. Abrahamo Hortelius dize averse llamado antiguamente Flavium Arvense, y cita a Ambrosio de Morales, con estas palabras: Flavium Arvense habet Ambrosius Moralis Hispaniae urbem, octo leucis ab Hispali, in Betica, quam hodie Alcolea appellari tradet vetus lapis illius meminit. Puente que llaman de Alcolea, edificó el arçobispo de Toledo, don Pedro Tenorio, a sus expensas, sobre el río Taxo, junto a la qual estavan unas casillas, y pasando por allí el rey don Juan, a Sevilla, para hazer guerra a Portugal, se agradó de la puente por ser obra importante y de la apacibilidad de la tierra, y con esta ocasión hizo instancia el Arçobispo, que diesse franqueza a todos los que viniessen allí a poblar, y otorgó el rey con su demanda y quiso que el pueblo se llamase Villafranca, y que gozasse de la mesma franqueza Alcolea, en cuyo territorio se avía edificado la puente; el padre Mariana, lib. 18, c. 13. fol. 208. Ay otro lugar en el Reyno de Aragón dicho Alcolea, a las riberas del río Zinga, que ganó don Ramón, conde de Barcelona, a los moros, año de 1140.

    Alcorcón
    Pueblo dos leguas de Madrid, conocido por las ollas que allí se labran y otras vasijas. Dize el padre Guadix que vale tanto como cerro o collado.

    Alcudia
    Cierta parte de Estremadura a donde llevan de Castilla a invernar el ganado; es tierra de muchas dehessas y no montuosa, pero de muchos collados; y assí los árabes le pusieron este nombre, que vale tanto como collado. Diego de Urrea, en su término, le llama quidetun, del advervio quade, que vale quasi, como si dixéssemos casi monte, que es lo que propiamente se llama collado. Deste nombre Alcudia haze mención Abraham Hortelio, verbo Celtici. Celtici, Hispaniae citerioris populi, apud Plinium: quorum alteros Nerias, alteros Praesemarcos cognominat. Praesemarci et Neri sunt Pomponio nisi vitiosus sit codex. Hodie, Alcudiam habent ut placet Pineto keltikoi sunt Ptolomeo; haec Hortelius.

    Alfaques
    Isleta en la costa del Reyno de Valencia. Ay en Africa una ciudad marítima que antiguamente se dixo Ruspe, y agora la llaman Alfaques, vide Ortelium, in suo Thesauro, verbo Ruspae.

    Alfaro
    Villa en la ribera de Ebro, entre Calahorra y Tudela de Navarra; vale en arábigo, atalaya, linterna, farol, de donde consta aver los moros usurpado este nombre, y disfraçádole con su artículo al, farol, el qual es un género de linterna grande, cuya lumbre está defendida con transparentes vidros o hojas de cuernos.

    Algarbe
    Vale en arábigo poniente, y en su terminación, según Diego de Urrea, se dice garbun, del verbo garebe, que sinifica dexar la tierra y irse a otra como lo haze el sol quando se pone en el occidente, y dexándonos va a dar luz a nuestros antípodas; y por essa causa las tierras que nos caen a la parte donde el sol se nos pone llamamos algarves, como en efeto se llama assí cierta provincia que cae en los pueblos Turdetanos, conjunta a Portugal, de que haza mención Abraham Ortelio por estas palabras: Turdetani Ptolomeo Lusitaniae populi sunt; hodie Algarbiae regnum est pars regni Portugaliae. Pudo traer origen del nombre hebreo ngereb, vespera, por ser lo mesmo que la puesta del sol, y de al-nghereb. Algar*be algunas vezes sinifica viento, y será poniente; y es modo de hablar: Corre solano, corre poniente, sin dezir viento. De aquí pienso que en Valencia llaman garvillar a echar el trigo, porque para limpiar el trigo lo ventean, echándolo en el aire con las zarandas. De aquí se dixo garbo, el buen aire y talante en las personas.

    Algezira
    Desde el tiempo de los moros fue una principalíssima ciudad y su campaña muy fértil y los montes que la cercan hermosos y apazibles. El rey don Alonso el décimo, cerca de los años de mil y dozientos y setenta y siete, embió gran armada y mucha gente para cercar a Algezira; y acudiendo el infante don Pedro, hijo del dicho rey don Alonso, con poderoso exército, después de muchos días que duró el cerco le huvieron de alçar con pérdida de mucha gente y navíos. Segunda vez la bolvió a cercar el rey don Fernando, hijo del rey don Sancho, cerca de los años de mil y trezientos y nueve, y tampoco pudo tomarla. Murió en el cerco de su enfermedad don Diego López de Haro y fue llevado su cuerpo a Burgos, y enterrado en el monesterio de San Francisco. Esta vez los moros por concierto dieron y restituyeron las villas de Quesada y Belmar, y quarenta mil escudos para los gastos de la guerra. Tercera vez se puso cerco a Algezira, cerca de los años de 1342, por el rey don Alonso el XI hallándose con él don Gil de Albornoz, arçobispo de Toledo y don Bartolomé, obispo de Cádiz, y los maestres de Calatrava y Alcántara. Concurrieron Filipo rey de Navarra y el conde de Fox y otros muchos socorros, que con alargarse tanto el cerco, y no pudiendo sufrir las grandes calores de aquella tierra en el verano, enfermaron y murieron muchos y muchos se fueron. El conde de Fox de la enfermedad que cobró allí fue a morir a Sevilla, y Filipo rey de Navarra murió en Xerez; pero la perseverancia del rey fue tan grande que salió con su empresa; dándose a partido los cercados el 26 de março del año de 1344. Y otro día entró el rey en processión en la ciudad, y el siguiente se bendixo la yglesia mayor, poniéndola nombre de Santa Maria de la Palma, por ser aquel Domingo de Ramos o de las Palmas. Viniendo a la etimología de Algezira, el padre Guadix dize estar el nombre corrompido de chizira, que vale isla; no lo es, pero está muy dentro de la mar, que parece aver querido apartarse de tierra firme; y assí Diego de Urrea dize que en su terminación arábiga es geziretun, del verbo gezere, que sinifica apartarse o dividirse de tierra firme. Antiguamente se llamó Carteia, según la opinión de Ambrosio de Morales, a quien refiere Abrahán Ortelio, verbo Carteia.

    Alhamar
    Vale río bermejo o colorado, y un rey de Granada se llamó Alhamar, que quiere dezir el colorado. Este rey Alhamar, que en lugar de Abenhud fue nombrado por rey de Arjona, teniendo noticia que los soldados que estavan de guarnición en el castillo de Martos avían salido a robar con su capitán Alonso de Meneses, a quien don Álvaro de Castro avía dexado en él, le puso cerco; pero estando dentro la muger del dicho don Álvaro, cerró las puertas y hizo armar todas sus mugeres y criadas, y que de los adarves tirassen piedras contra los moros, dando muestra de ser soldados, con que se entretuvo hasta que el dicho Meneses y sus compañeros, siendo avisados del peligro, acudieron y Alhamar alçó el cerco. Esto fue cerca de los años de mil y dozientos y treinta y nueve. De manera que el río Alhamar tomó nombre deste rey moro o de las arenas de su ribera, por ser roxas.

    Alhama
    Ciudad nombrada por los vaños de agua caliente, adonde acuden en tiempo del verano de diversas partes muchos enfermos a curarse, vañándose en ellos. El padre Guadix dize que vale tanto Alhama como vaño. Diego de Urrea en su terminación la llama hametun, participio del verbo hameye, que sinifica calentar o estar caliente; por donde consta averle dado nombre los dichos vaños. Abrahán Hortelio en su Thesauro geographico, la llama Artigis, y dize assí: Ptolomeo Artigi, Plinio, quod Iulienses vocant turdelorum in Hispania locum, hodie ut Coquus et Tarapha scribit Alhama; est et Artigis Antonino alia inter Emeritam et Cordubam, quam quoque Alhama nunc vocari autumo.

    Alhambra
    Es una gran fortaleza de la ciudad de Granada, fortíssima, que está entre levante y mediodía, puesta a cavallero sobre los demás edificios de la ciudad. Esta es la casa real, y dentro de sus murallas está el monesterio de San Francisco, entierro del marqués de Mondéjar, don Íñigo de Mendoça, primer alcaide y general. Las çanjas deste castillo abrió el rey Mahomad, llamado Mir, cerca de los años de 1279, el padre Mariana, lib. 14, cap. 4. fo. 893. Prosiguieron la obra los reyes siguientes. Acabóla de todo punto el rey Iuzeph, por sobrenombre Bulhagix, como se entiende por una piedra que está sobre la puerta de aquel castillo, que dize se acabó aquella obra en tiempo del dicho rey, año de los moros seiscientos y quarenta y siete; conforme a nuestra cuenta el año del Señor de mil y trezientos y quarenta y seis. Huvo un pueblo fuerte dicho Alhambra, assentado sobre peñas, no muy lexos de Granada. Y los vezinos dél, medrosos del rey don Fernando el III, cerca de los años del Señor de mil y dozientos y veinte y siete, desamparándole y muy de priessa se entraron en la ciudad de Granada, y para su habitación les señalaron lo alto de aquella ciudad, que por esta causa (según se entiende) se llamó el Alhambra. Diego de Urrea dize que en terminación arábiga es humerae, cosa colorada o tierra colorada, ora sea que Alhambra la desamparada estuviesse fundada en parte donde la tierra tuviesse este color o donde agora es el Alhambra le tenga. En esto concurren el Padre Guadix y los demás. Verás al padre Mariana, lib.12, cap. 12 y lib. 14, cap. 4. fo. 893. Francisco López Tamarid, Alhambra quiere dezir alcaçar colorada, o tomó esta denominación de un rey que huvo en ella, el qual se llamó Alhamar.

    Alhandaque
    Un barrio de la ciudad de Toledo, dicho assí de handaque, que vale cañada, por estar en un vallecico entre dos cuestas.

    Alicante
    Quasi illicante, ab Illice; antiguo nombre suyo, ciudad y puerto en el Reyno de Valencia. Este lugar ganó a los moros don Ximeno de Urrea, por lo qual se le hizo merced dél; pero después se incorporó en la corona Real. Plinio la llama Ilici, Ptolomeo Ilicias, Contestanorum urbs maritima in Hispania Tarraconensi; Illice Mela. El puerto llamaron Sinum Illicianum. Clusio dize llamarse Alone; vide Abrahán Ortelio verbo Alone et Illici. Está comprehendido con cabo de Martín y cabo de Palos.

    Alijares
    En Granada es una casa de plazer que tenían los reyes moros sobre el río de Genil. Dize Francisco López Tamarid que vale tanto como casas sumptuosas y edificios reales.

    Aljafería
    La casa real y alcaçar de los reyes moros de Zaragoça. Díxosse assí de Chafer o Jafer, rey moro que edificó aquella fortaleza.

    Aljubarrota
    Es una aldea de Portugal, cerca de la qual huvo aquella batalla famosa entre castellanos y portugueses, año de mil y trezientos y ochenta y cinco, donde fue vencido el rey don Juan el primero, por seguir el parecer de los cavalleros moços y acometer a los portugueses, que estavan con ventaja de lugar, y los castellanos venían cansados de caminar aquel día y sin aver comido. Erróse también en no esperar al infante don Carlos, hijo del rey de Navarra, que llegó luego acabada de dar la batalla. Murieron más de diez mil de los castellanos, y entre ellos la flor de Castilla; no embargante que los portugueses no huvieron la vitoria sin sangre. Esta batalla y su vitoria ha sido celebrada y se celebra en Portugal con gran triunfo, debaxo del nombre de Aljuba*rrota, por aver sucedido (como hemos dicho) junto al lugar llamado Aljubarrota.

    Almadén
    Minero en arábigo, latine metallum, i, vena, ae. Antonio Nebrisense.

    Almagro
    Villa principal de la orden de Calatrava. Al maestro Ambrosio de Morales le parece que este lugar antiguamente se dixo Oreto, fundado no lexos de donde agora está, porque cerca de Almagro ay una ermita llamada oy día Nuestra Señora de Oreto, y de las ruinas que están en su contorno se han llevado a Almagro algunas piedras, en las quales está gravado el nombre de Oreto. Vide Abrahán Ortelius, verbo Oretani. El nombre de Almagro, el padre Guadix y otros con él, quieren se haya dicho de al-ma-agua y de agro; es assí que las aguas de aquella villa y contorno tienen un sabor agrio y austero aunque dizen ser muy sanas; pero no me persuado a que los moros compusiessen el nombre de dos dicciones diferentes en lenguaje, y assí creo se dixo de almagra, por ser la tierra colorada, y por essa mesma razón el agua toma sabor della.

    Almaguer
    Pueblo de la orden de Santiago. El padre Guadix dize aver tomado este nombre, quasi Almugir, que vale el zeloso o el zelador, y no da razón ninguna; si algún tiempo fue frontera le pudo quadrar. Dize el padre Mariana en su Historia de España, lib.6, cap. 27: “Algunos sospechan que Almaguer, pueblo de la orden de Santiago, se llamó assí de Maged, capitán moro, el qual dizen solía bever del agua de una fuente que está allí cerca, y porque el agua en lengua arábiga se dize alma, pretenden que de alma y maged, se compuso el nombre de almaged, o almager”.

    Almarcha
    Vale pueblos assentados en vegas; de march, que en arábigo vale prado, como acabamos de dezir en la diccion almargales. Es pueblo en el obispado de Cuenca.

    Almazán (1)
    Villa en el obispado de Sigüença y título de Marquesado. Dize Juan López de Velasco ser nombre arábigo, y que vale tanto como el mançano.

    Almazán (2)
    Dize el padre Guadix aver tomado este nombre de mazan o macen, que vale en arábigo piedra de afilar; por ventura ay en aquella tierra cantera a propósito para hazer las muelas de barberos. Es Almaçán pueblo principal en el obispado de Sigüença, raya de Aragón, y título de Marquesado.

    Almeida
    Pueblo en Portugal y apellido de cavalleros principales en aquel Reyno. En la batalla de Toro se halló por alférez con el estandarte real Duarte de Almeida, y los castellanos por quitársele, y él y los portugueses por defenderle, le hizieron pedaços, y quedando muerto o preso, el dicho Duarte de Almeida, en lugar del estandarte se truxeron sus armas a Castilla, que es el arnés que está colgado a la entrada de la capilla de los Reyes Nuevos en la yglesia mayor de Toledo. El padre Guadix dize que Almeida en arábigo vale mesa.


Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Hernán Cortés; Conquistador de la Nueva España
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 201
    Último mensaje: 04/04/2019, 21:27
  2. La Batalla De BAILÉN
    Por Sant Marti en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 17/02/2012, 17:04
  3. Spe Salvi
    Por Hyeronimus en el foro Religión
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 04/12/2007, 11:40
  4. La política y el orden de la convivencia, de Rubén Calderón Bouchet
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 16/07/2007, 20:48
  5. Juan Francisco Donoso Cortés
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 27/12/2005, 18:20

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •