Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 1 de 1

Tema: “El socialismo del siglo XXI de Hugo Chávez es lo más parecido al Estalinismo”

  1. #1
    Avatar de Jorge Zamora E.
    Jorge Zamora E. está desconectado elcruzado.org
    Fecha de ingreso
    28 oct, 08
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    102
    Post Thanks / Like

    “El socialismo del siglo XXI de Hugo Chávez es lo más parecido al Estalinismo”

    Por Jorge Zamora - Editor de El Cruzado, www.elcruzado.org - ¡VISITENOS!

    Este título impresiona. El lector tiene la desagradable impresión de una pesadilla que retorna. Quien amenaza, sin embargo, con ser un nuevo Stalin no es un ex KGB como Putin.

    Es Hugo Chávez, quien pretende implantar en todo el continente latinoamericano el socialismo real, sin tregua, que ya generó millones de muertes en el siglo que recién pasó. Es el dictador venezolano que se vanagloria de ser el sucesor de Fidel Castro en la conducción de la revolución marxista internacional.
    Y el palco de esta pesadilla de fantasmas del pasado, no es la Plaza Roja o el Kremlin, sino Caracas, que entretanto, disfruta de la bonanza momentánea de los petro-dólares.

    El Sr. Luis Miquilena, el autor de esta frase y que es título de este artículo, fue considerado por algunos, como un emblema del Chavismo. Se dice en un artículo publicado el 25 de Agosto del 2007, en El Mercurio de Santiago, que el Sr. Miquilena financió a Chavez, formó el partido que lo llevó al poder y presidió la llamada "Asamblea Constituyente". Es decir, un perfecto colaborador de la revolución "bolivariana" iniciada por el actual Presidente venezolano.
    En la entrevista en ese diario, el Sr. Miquilena afirma: "El socialismo del siglo XXI de Hugo Chávez es lo más parecido al estalinismo. Sus métodos en busca del control político total son estalinistas, pero también recurre a prácticas del nazismo y fascismo italiano, con brigadas armadas en la calle para agredir y atemorizar a los disidentes y para asaltar las asambleas de los opositores".

    ¿Qué hizo cambiar al Sr. Miquilena de opinión? En resumidísimas cuentas, la ofensiva totalitaria-marxista fue lo que dejó al izquierdista Miquilena, "a la derecha de Chavez". Entiéndase que Chavez cerró un canal de TV, controla el Consejo Electoral, el Banco Central y que prepara una nueva Constitución que le permitirá perpetuarse ilegítimamente, tal como lo hace Fidel Castro.
    Frente a lo anterior, la opinión pública no puede menos que reaccionar y levantar la voz por una nación que sufre la opresión de un totalitarismo naciente, de corte estalinista. Por esa razón, ávido de leer a un intelectual que pudiera "dar luces" más clarificantes respecto a esta verdadera tragedia, comencé a revisar los periódicos locales. Grande fue mi sorpresa cuando encontré una columna del Sr. Carlos Peña, Vicerrector de una importante universidad en Chile.
    ¿Pero cuáles fueron las luces que este renombrado columnista, líder de opinión, además de educador y formador de las futuras generaciones?
    El colaboracionismo de los inocentes útiles y falsos centristas

    "(Chávez) No es, desde luego, un dictador. No es lo que en Chile y en la región se llamó siempre un gorila. En vez de eso, es el fundador de un movimiento político, el bolivariano, que mal que nos pese ha sabido sumar adhesiones y ganar dos o tres elecciones nacionales sin que nadie pueda reprocharle haber violado las reglas”.

    "Hay que dejar entonces de considerar a Chávez un payaso exótico, porque no lo es. Es un liderazgo nacionalista y popular, de esos que ha habido varios en el mundo, altamente racional, y que hace de la distorsión del gusto de las élites una forma de identidad"(El Mercurio, 27 de Agosto del 2007).

    Las afirmaciones del Sr. Peña están lejos de concordar con las del Sr. Miquilena. El primero, da a entender que Chávez es un populista, naturalmente ambicioso, racional, que tan sólo se burla de las élites y que es el fundador de un gran movimiento convocatorio y de gran adhesión nacional, el "bolivariano". La idea que nos entrega el Sr. Peña es de un Chávez astuto, legítimamente ambiciosos, el niño rebelde de la región, que se burla del establishment y que convoca a un gran movimiento popular bolivariano. Y por contraparte, el relato del Sr. Miquilena, ex-colaborador de Chávez, es aterrador.

    Los hechos hablan por sí solos

    Es evidente que Chávez tiene la mano de hierro y la decisión de Stalin para anular a sus enemigos (cerró un canal de TV por no adherir a su línea ideológica como una de más famosas jugadas). Recientemente promovió un proyecto de ley en el que la Patria Potestad de los niños mayores de 3 años estará en manos del Estado Venezolano, a través de diversas organizaciones, para garantizar su “educación física y mental”, “su instrucción cultural” y luego de los 10 años de edad, el niño podrá ser separado de su familia para que el Estado decida qué hacer con él (¡!). Basta leer los periódicos para entenderlo.

    Pero ¿cómo explicar entonces, la opinión del Sr. Peña que nos muestra un Chávez inocente? Lo que consigue ese comentario es bajar las defensas de la opinión pública. En otras palabras, derriba las barreras ideológicas del lector que sigue su columna. El efecto "agregado" de lo anterior, es que un importante sector de la opinión pública influyente, considere que el “Estalinismo Chavista” es una "exageración" o una ridícula manera de manifestar el miedo por los "fantasmas del pasado".

    El efecto "agregado" de lo anterior, es que un importante sector de la opinión pública influyente considere que el “Estalinismo Chavista” es una "exageración", o una ridícula manera de manifestar el miedo por los "fantasmas del pasado".

    En realidad, la opinión supuestamente moderada del Sr. Carlos Peña es una especie de sedante que adormece la conciencia, anula las reacciones y que por ende, prepara el camino para la extrapolación del Chavismo en otras regiones. Esos “sedantes” le pavimentaron el camino al marxismo muchas veces en la historia. Frei, el Kerénensky Chileno, fue uno de sus máximos exponentes. El marxismo necesita de esos anestesiadores para tener un camino suave y llano para el avance. Sin ellos, podrían aparecer reacciones en la opinión pública, como la que enfrentó el presidente suicida, Salvador Allende.
    Última edición por Jorge Zamora E.; 03/11/2008 a las 00:09

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 69
    Último mensaje: Hace 1 semana, 18:03
  2. La Mafia....
    Por Ordóñez en el foro Nápoles y Sicilia
    Respuestas: 13
    Último mensaje: 08/03/2010, 07:25
  3. Spe Salvi
    Por Hyeronimus en el foro Religión
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 04/12/2007, 10:40
  4. Respuestas: 0
    Último mensaje: 31/08/2007, 02:36
  5. Los Fueros de Sepúlveda
    Por Ordóñez en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 04/08/2005, 16:22

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •