Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 4 de 4

Tema: El Ingeniero del ZAR: Agustín de Bethencourt

  1. #1
    Avatar de DON COSME
    DON COSME está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    23 sep, 06
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    2,657
    Post Thanks / Like

    El Ingeniero del ZAR: Agustín de Bethencourt

    Agustín de Betancourt y Molina

    1758-1824

    Nacido en el Puerto de la Cruz en 1758 es una de las figuras más deslumbrantes de la ciencia mundial. Sus veinte primeros años los pasa en su ciudad natal de Puerto de la Cruz. Destaca muy pronto en su afición por la mecánica, las ciencias exactas y el dibujo. Su primer invento lo lleva a cabo en 1778: una máquina para el hilado de la seda. Pasa posteriormente a estudiar en Madrid y en poco tiempo adquiere renombre y prestigio dentro del ambiente científico español. En 1784 es nombrado apoderado en Madrid de la Real Sociedad Económica de La Laguna y Académico de honor de Bellas Artes. A partir de este año y hasta 1791 reside en París lugar que propició un cambio a su rumbo profesional, interesándose cada vez más por la ingeniería mecánica e hidráulica y con la perseverante idea de fundar en España una escuela de ingenieros.
    Todos sus intentos por fundar una escuela de ingenieros al estilo de la francesa van a ser inútiles por lo que opta por viajar a Inglaterra donde el clima de revolución industrial que se vive ensancha su campo de acción como ingeniero e investigador. En 1796, está nuevamente en España donde reorganiza la red de caminos y canales, dado su cargo de Inspector de Caminos, fundando en 1802 la Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.
    El acontecer político de España le obliga a regresar en la primavera de 1807 a Francia, donde vivirá un año, sin apartarse de su actividad investigadora y estudios científicos. En septiembre de 1808 es presentado al zar Alejandro I, ingresando dos meses después en el ejército ruso con el grado de Mayor General, destinado en el Departamento de Vías y Comunicaciones. La obra que desarrolla nuestro paisano en el imperio ruso es inmensa y de incalculable valor: Jefe del Instituto del Cuerpo de Ingenieros de Vías y Comunicación, modernizador de la fábrica de armas de Tula, proyectista de una draga para el puerto de Kronstad, diseñador de maquinarias, diseñador y constructor de la fábrica de papel moneda, Director General del Departamento de Vías de Comunicación del imperio ruso, autor del picadero de Moscú, proyectista y constructor de la feria de Nizhni Nóvgorod, autor de los modelos de andamios y mecanismos elevadores para la construcción de la catedral de San Isaac en San Petersburgo, así como constructor de canales, puertos, exclusas etc. a lo largo del país.
    A pesar de su magnífica trayectoria, en los últimos años de su vida entra en desacuerdo con el zar y se ve obligado a dimitir de todos sus cargos. Muere en 1824 en San Petersburgo. El solar de la casa donde nació, es hoy sede del hotel Monopol.

    http://www.puertodelacruz.es/puerto/...t=102&idioma=1

  2. #2
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,944
    Post Thanks / Like

    Re: El Ingeniero del ZAR: Agustín de Bethencourt

    Un genio español que levantó el Imperio ruso

    19 de mayo de 2014

    Daria Antípova, para RBTH

    El creador del primer telégrafo en España se convirtió en uno de los más laureados ingenieros e inventores de Rusia.




    Betancourt (1758-1824), cuyo nombre completo era Agustín José Pedro del Carmen Domingo de Candelaria de Betancourt y Molina, alcanzó la fama fuera de su país natal aunque inició su carrera en España de una manera brillante. A los 30 años dirigió la construcción del primer telégrafo español. En él, utilizó una codificación binaria de la información: a cada letra le asignaba un código de ocho bits. ¡Como en los ordenadores actuales!

    El inventor canario fue captado por Rusia a la edad de 50 años para formar parte del Departamento de Vías de Comunicación de Rusia. “Alejandro I ofreció a Betancourt un notable sueldo para que coordinara la enseñanza de la ingeniería en Rusia. Atrajo al científico exactamente igual que algunos países atraen hoy a los cerebros de otras naciones. Y estos van allí donde mejor se les paga”, señala Olga Yegórova, doctora en Ciencias Históricas y profesora de la MGTU (Universidad Estatal Técnica de Moscú, por sus siglas en ruso).

    A lo largo de sus 16 años de servicio en el país eslavo, Agustín de Betancourt se esforzó por situar a Rusia a la vanguardia tecnológica. Bajo su mando se llevó a cabo la reforma de la fábrica de armas de Tula mediante la instalación de una máquina de vapor, la ampliación del puerto de Krondstadt y la construcción de un canal entre la fábrica del Izhora y San Petersburgo, para lo que se empleó una draga a vapor que él mismo inventó.

    Con su participación se construyó también la primera carretera importante de Rusia: el trayecto San Petersburgo-Nóvgorod-Moscú. Dirigió hasta el final de su vida el Instituto de Vías de Comunicación de San Petersburgo, fundado a iniciativa suya, una institución que sentó las bases de la escuela de ingeniería rusa.



    Su primer proyecto ruso fue el acueducto de la fuente, que muestra a una muchacha con una jarra, situado en el parque de Catalina, en las afueras de San Petersburgo. Como nota de color, valga decir que la fuente aparece en algunos versos de Pushkin y Ajmátova. Betancourt predicó los principios de la belleza, la sencillez y la comodidad. En ocasiones contemplaba alguna máquina y exclamaba: “Qué horror... probablemente se romperá pronto”.

    Participó también en la construcción del Manezh de Moscú —principal centro de exposiciones de la capital—, para el que se proyectó un techado sin apoyos intermedios que cubriría una superficie de dimensiones enormes para la época (166 x 45 metros), un espacio que permitía marchar libremente en su interior a un regimiento de soldados completo. Antes de erigirlo, buscando el lugar adecuado para levantarlo, paseó mucho por los alrededores del Kremlim.

    El emperadorAlejandro I ordenó construir el Manezh junto al puente Borovitski, pero el ingeniero español escogió un lugar que permitiera incluir el nuevo edificio en el paisaje histórico sin ocultar el Kremlin. Así se hizo. Respecto a este edificio, pocos saben que su tejado no es simétrico: la parte por donde entra el sol es más ancha que la zona cubierta por la sombra. El motivo: que la cubierta pueda soportar las fuertes nevadas de Moscú sin derrumbarse.

    Betancourt fue asimismo miembro de la comisión para la construcción de la catedral de San Isaac en San Petersburgo. Gracias a los mecanismos elevadores introducidos en sus proyectos se pudieron montar las columnas de la catedral y la columna de Alejandro, situada en la plaza Dvo*rotsóvaya de San Petersburgo. Para levantarla fueron necesarios 2.000 soldados y 400 obreros. Fue también Betancourt quien construyó el primer puente sobre el río Neva y otro en arco sobre el Málaya Nevka, entre las islas Aptekarski y Kamenni. Ambas construcciones se convirtieron en obras maestras del diseño de la época.
    El español asumió asimismo proyectos inesperados. Tras la guerra con Napoleón, apareció en Rusia una enorme cantidad de dinero falso introducido por los agentes del mandatario francés. Sobre el país se cernía la amenaza de una crisis económico-financiera cuando, a partir de un proyecto suyo, se puso en marcha la construcción de una fábrica de papel moneda (Gosznak), que hoy sigue vigente.



    Espía industrial

    Lo que casi nadie sabe, cuenta Olga Yegórova, es que Betancourt fue “el primer espía industrial del mundo”.


    “El Gobierno español le pagó una cuantiosa suma de dinero para que recopilara los mejores avances tecnológicos y luego los diera a conocer en su país natal”, subraya la historiadora.

    No obstante, a pesar de su brillante carrera, al final el constructor acabó cayendo en desgracia y el emperador ruso lo apartó de todos sus cargos. En 1823 murió su amada hija Agustina al dar a luz, lo que acabó afectando a la salud del científico. Betancourt fue enterrado en el cementerio Smolénskoye para después ser trasladado al monasterio de Alexánder Nevski. Su tumba se encuentra en la calle que lleva su nombre, Betancourt (ulitsa Betankúrovskaya). Su lápida es la más alta de esta necrópolis donde está enterrada la aristocracia rusa.

    Como muestra de su trascendencia en Rusia, el trayecto San Petersburgo-Moscú está cubierto por un tren de lujo denominado Smena: A. Betancourt. Uno de los planetas menores del sistema solar —clasificado con el número 11446— fue bautizado con su nombre, y en 1995 el Ministerio de Vías de Comunicación de Rusia creó la medalla conmemorativa Betancourt, que fue concedida al rey Juan Carlos I en su segunda convocatoria.




    Fuente:

    Un genio español que levantó el Imperio ruso | Russia Beyond the Headlines

  3. #3
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,944
    Post Thanks / Like

    Re: El Ingeniero del ZAR: Agustín de Bethencourt

    Agustin de Betancourt y Molina

    10 de octubre de 2011 Beatriz Presmanes de Arizmendi, para Rusia Hoy


    La España en la que nació, se educó, y más tarde desarrolló su actividad científica el ingeniero canario Agustín de Betancourt y Molina es un país que pugna por recobrar el prestigio que tuvo dos siglos antes, en todos los campos, durante el reinado de los primeros monarcas de la casa de Austria. En las primeras décadas del siglo XVIII, España sufría un atraso muy considerable con respecto a sus homólogos europeos. Cualquiera que ejerciera un oficio mecánico era excluido de la nobleza y el retraso de las Universidades en impartir materias técnicas dio pié para que con apoyo de los ilustrados se crearan nuevos centros educativos siendo Agustín de Betancourt uno de los más destacados artífices.



    Artículos relacionados




    Tags

    historia, san petersburgo, construcción





    Andamios para la construcción de la Catedral de San Isaac. San Petersburgo.




    Agustín de Betancourt (1758, Puerto de la Cruz, Tenerife, San Petersburgo 1824) se formó como científico en Madrid, en los Reales Estudios de San Isidro, recibiendo además formación artística en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, bajo la dirección del pintor Maella. Betancourt es un buen ejemplo, quizá el último, del ingeniero artista, como se puede comprobar en sus competentes y bellísimos diseños, sin parangón en la ingeniería española de todos los tiempos.

    Terminados sus estudios, entró al servicio del conde de Floridablanca, ministro en los reinados de Carlos III y Carlos IV, quien lo envía a Paris a ampliar estudios donde permanecerá varios años en los que recopila una gran colección de memorias, planos y documentos relacionados con la ingeniería de toda Europa con lo que constituirá el fundamento del Real Gabinete de Máquinas. Asimismo su posterior visita a Inglaterra le permite conocer las últimas innovaciones industriales.

    Varios sucesos entre ellos la catástrofe producida por la rotura de la presa de Puentes, aguas arriba de Lorca, facilitó el apoyo necesario para que la ingeniería civil se desgajara de la militar y se creara bajo su dirección en 1802, la primera escuela de Ingenieros Civiles en España llamada “Escuela de Caminos y Canales” que pronto adquirió gran prestigio internacional y cuya actividad fue interrumpida en varias ocasiones. El trabajo de Betancourt en España fue muy intenso en ese período, como lo atestiguan las numerosas obras realizadas, hasta que por diferencias con el ministro Godoy sobre un proyecto de corrección de las aguas del Genil, a su paso por Granada, Betancourt perdió su confianza y optó por el exilio a Francia.

    Su prestigio internacional y sus buenos amigos franceses facilitaron que el zar Alejandro I de Rusia lo recibiera y contratara sus servicios llevando a cabo en dicho país una fecunda actividad hasta su muerte. Betancourt se instala en Rusia en 1808 permaneciendo allí hasta su fallecimiento en 1824. En todos esos años prima sobre su formación de inventor y científico la de hombre de acción, urbanista y organizador de las comunicaciones e infraestructuras de un inmenso territorio.

    Rusia era en aquella época un país emergente gobernado por el zar, Alejandro I, cuya capital San Petersburgo estaba en pleno desarrollo y crecimiento.









    Instituto de Ingenieros de Vías de Comunicación. San Petersburgo. Vista actual y grabado del Palacio Yusúpov, donde se instaló






    Draga para limpiar el puerto de Kronstdat, diseñada por Betancourt





    La aparición de la máquina de vapor de doble efecto de Wat, muy conocida por Betancourt que fue su introductor en Francia, tuvo un efecto extraordinario en el diseño de todo tipo de ingenios. Betancourt aprovechando sus conocimientos proyectó las primeras dragas de rosario accionadas por este procedimiento en 1791 en Cádiz y Cartagena pero no se llegaron a construir en España llevando a cabo el proyecto para el dragado del puerto militar de Kronstdat de gran importancia estratégica para la defensa de San Petersburgo en 1810. También diseñó algunas de menores proporciones para el dragado del río Neva.

    En el apartado de puentes tiene obras muy notables empleando materiales y técnicas constructivas muy variadas de acuerdo con la necesidad. Los más famosos fueron los puentes levantados de San Petersburgo cuyo emplazamiento a orillas del caudaloso Neva constituía un verdadero reto a la construcción de puentes estables por las dificultades de cimentación y los hielos a la deriva.






    Detalle de anclajes del puente colgante, adornado con esfiges, cerca de la Plaza de San Isaac en San Pertersburgo



    En su faceta de responsable del Comité de Construcciones y Obras Hidráulicas, creado en 1816 por el zar después de la retirada de las tropas napoleónicas, Betancourt hizo una gran labor técnica en las labores de mejora de la ciudad de San Petersburgo ocupándose de organizar y de diseñar las cimentaciones y obras de soporte a la construcción de grandes obras, es de destacar la reforma de la catedral de San Isaac proyectada por el arquitecto Montferrand que trabajó a sus órdenes.





    Andamios para la construcción de la Catedral de San Isaac. San Petersburgo





    Andamiaje para la elevación de una columna en la Catedral de San Isaac. San Petersburgo



    Una obra bellísima es también la Sala de Ejercicios Ecuestres de Moscú proyectada en 1817 de gusto neoclásico y en el que lo más notable son las extraordinarias dimensiones de su cubierta y su sencillez.





    Perspectiva de la cubierta de la sala de ejercicios ecuestres. Moscú



    Su vertiente artística y técnica le llevó a actuaciones muy variadas como la construcción de la nueva fábrica de papel moneda de GoznaK en San Petersburgo para la que además de diseñarla y construirla se ocupó del diseño artístico del nuevo papel moneda hasta entonces de tan baja calidad que había llevado al hundimiento del rublo por las falsificaciones masivas que se llevaron a cabo por los franceses.

    Junto con sus principales colaboradores españoles en Rusia, Bauza, Viada y Espejo llevó a cabo un gran número de proyectos de ingeniería como, la fábrica de la moneda de Varsovia.
    En su labor como urbanista y planificador una de sus obras más queridas fué la construcción de la Feria de Nizhi Novgórod, en la confluencia de los ríos Oka y Volga, de gran importancia para asegurar el abastecimiento de mercancías de una gran parte de Rusia.

    Otra obra destacada es el abastecimiento de agua del Palacio de Verano del zar en Tzárskoe Seló, residencia palatina levantada a imagen y semejanza de Versalles.

    La actividad de Betancourt poco conocida en España en profundidad, fue puesta en valor en la magnífica exposición organizada por el CEHOPU (Centro de Estudios Históricos para las Obras Públicas), dirigido entonces por el Dr. Ignacio González Tascón, catedrático de Historia y Estética de la Ingeniería de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad de Granada y comisario de dicha exposición.

    Agustín de Betancourt falleció en el verano de 1824 a la edad de 66 años. Fue enterrado en San Petersburgo cerca de su hija Carolina. Al año siguiente corrió la misma suerte el zar Alejandro I de Rusia. Un año más tarde, en 1826, se publicó el primer número de la “Revista Vías de Comunicación”, proyectada por Betancourt en sus últimos años.





    Grabado de Agustín de Betancourt encargado a Jesús Conde por Ignacio González Tascón





    Lápida de la tumba de Agustín de Betancourt





    Jesús Conde con Ignacio González Tascón en San Petersburgo



    Al igual que Betancourt Ignacio González Tascón murió joven con 59 años en el año 2006. Un gran entusiasta de la figura de Betancourt bastante olvidada en España, trató de recuperarla y divulgarla iniciando su investigación con obras tan señaladas como el Estudio Crítico de Introducción de la edición facsímil de las Memorias de las Reales Minas del Almadén(1783). Esta edición publicada con el apoyo de la entonces recién creada Secretaría General del Plan Nacional, pretendía poner en valor la aportación de la ciencia al desarrollo tecnológico magníficamente representado por Betancourt a la par científico y tecnólogo, al igual que los ilustrados que le acompañaron en el movimiento de modernización impulsado por la corona. Esta obra de referencia para cualquier especialista en el campo de la minería es además una bella obra en la que se muestra la figura artística de Betancourt autor de las figuras y estampas contenidas en la obra.

    Como admirador de su obra y en su afán de promover su espíritu entre los ingenieros jóvenes que formaba en la Universidad de Granada el Profesor González Tascón escribió una obra de teatro en su memoria, representada por sus alumnos y encargó un grabado a un insigne pintor granadino, Jesús Conde, que regalaba cada año a su mejor alumno.
    En sus propias palabras “Quienes hoy hemos representado esta obra, alumnos de la escuela que fundara Betancourt , pensamos, al igual que él, que el arte, la naturaleza y la ingeniería pueden y deben convivir juntos”



    Referencias

    González Tascón, I. (Inédito. 1995 aprox) “Ilustrados y castizos en la vida de Agustin de Betancourt. Auto profano colectivo y didáctico en dos actos”.

    González Tascón, I.; Fernández Pérez, J. (1990). “Agustin de Betancourt y Molina un científico al servicio de dos imperios. Las minas de Almadén y las técnicas de amalgamación en la metalurgia hispanoamericana”. Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología .

    González Tascón, I (Comisario científico, proyecto expositivo y catálogo - 1996). “Agustin de Betancourt, los inicios de la ingeniería moderna en Europa”. CEHOPU.

    Las imágenes incluidas en el presente artículo están tomadas del Catálogo de la Exposición “Agustin de Betancourt, los inicios de la ingeniería moderna en Europa”. CEHOPU. 1996 y de la colección particular de la familia González Tascón.


    ____________________________

    Fuente:

    Agustin de Betancourt y Molina | Noticias de Rusia | RBTH

  4. #4
    Avatar de Mexispano
    Mexispano está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    20 may, 13
    Mensajes
    3,944
    Post Thanks / Like

    Re: El Ingeniero del ZAR: Agustín de Bethencourt

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    AGUSTÍN DE BETANCOURT Y MOLINA

    Subido el 31 ene. 2009

    Demo 5 m. del documental sobre su figura. Agustín de Betancourt y Molina, Tenerife 1758 - San Petersburgo 1824. Itinerario vital, profesional y artístico a través de cuatro países: España, Francia, Inglaterra y Rusia. Desirée Hernández Hormiga





    https://www.youtube.com/watch?v=Qggu-hyZS3E

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Sobre la Guerra de Secesión Norteamericana
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 30
    Último mensaje: 31/01/2020, 17:06
  2. Respuestas: 41
    Último mensaje: 17/01/2017, 18:56
  3. Ante el 1º de Mayo, textos del Pensamiento Social Carlista
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 15/05/2008, 16:43
  4. Sancho III "el Mayor", un Rey pamplonés e hispano
    Por Lo ferrer en el foro Biografías
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 11/01/2008, 21:33

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •