Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2

Tema: Sermón de don Eduardo Montes

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,630
    Post Thanks / Like

    Sermón de don Eduardo Montes

    Sermón de don Eduardo Montes


    Transcribimos la magnífica homilía pronunciada el pasado domingo de nuestro admirado amigo el Rvdo.D. Eduardo Montes. Sus palabras sobre la soberbia del entendimiento destacan un aspecto de nuestra vida interior que frecuentemente consideramos ajena a la moral. Muchos piensan que el saber, las creencias y las opiniones son frutos espontáneos que de suyo merecen respeto. Pero los actos intelectuales están tan sometidos a la tentación como los demás actos voluntarios del hombre; y, dado el carácter racional del acto humano, las desviaciones doctrinales producidas por pasiones como el deseo de quedar por encima o el orgullo de no corregir nuetras apreciaciones, producen unos efectos mucho más nocivos y duraderos que las flaquezas debidas sólo a la voluntad.


    ÚLTIMO DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS
    Por los elegidos se acortarán aquellos días. Partiendo de este versículo del Evangelio de hoy se nos indica a los sacerdotes la conveniencia de predicar sobre el poderío del demonio para tentar a los hombres. ¡El demonio! Hablar de él parece anacrónico. Pero esa impresión no tiene fundamento, entre otras razones porque nuestra época padece una extraordinaria difusión de las sectas satánicas, y la historia de la humanidad nos muestra al lado de los ejemplos de los santos tantos casos de perversidad ―de una perversidad poderosa, frecuente, extendida y a menudo desgraciadamente triunfante― que resulta hasta lógica la creencia en un agente organizador de la misma. ¡Qué difícil es hacer el bien! ¡Qué difícil es edificar y que fácil destruir! ¡Qué fácil es hacer el mal sembrando la desconfianza, la desunión o el desánimo!

    Conviene, pues, caracterizar al enemigo para mejor identificarle y descubrir sus tretas. Un rasgo determinante más que la cola, los cuernos o el tridente: la mentira. Es nada menos que su padre, el padre de la mentira. Y es un padre solícito y cuidadoso que se ocupa con gran interés y eficacia del éxito de su hija. Tanto que Federico de Prusia escribiendo a unos de los mejores y más entusiastas fabricantes de mentiras que ha podido conocer la humanidad y cuyo nombre, Voltaire, todos habéis adivinado, le decía: «Sabe usted mejor que nadie que las mentiras tienen mucho más éxito que la verdad».

    Y un excelente periodista francés, Jean-François Revel, por otra parte increyente, decía que cuanto peor funciona un sistema de gobierno, en cualquier sector social, más recurrirá a la mentira, porque tiene que encubrir con ellas su mal funcionamiento. Y mentirá, y mentirá y mentirá con habilidad digna de mejor causa, porque tiene que encubrir con mentiras su mal funcionamiento. Y un ejemplo de este tipo de mentiras, divulgado especialmente a partir del Vaticano II, es la de que la verdad se impone por sí misma; le basta la fuerza de la propia verdad. Desgraciadamente la Historia nos muestra ejemplos históricos concretos de cómo la que se impone es la mentira y la verdad para abrirse paso, si es que llega a conseguirlo, necesita de ríos de sangre de mártires y confesores heroicos. Baste pensar en el norte de África donde hubo miles de mártires durante las persecuciones romanas, donde tuvieron sus diócesis obispos santos como San Cipriano o San Agustín, y hoy es enteramente musulmán. En general allá donde los musulmanes han alcanzado el poder político ha sido mucho más frecuente el paso de la Cruz a la media luna que de la media luna a la Cruz. ¡La verdad se impone por sí misma, le basta la fuerza de la propia verdad! Sí, por eso en España tenemos cien mil abortos al año.

    Pero se impone concluir nuestra reflexión insistiendo en algo que solemos olvidar. Y es que si la mentira encuentra tanto éxito para imponerse en el ambiente exterior, su éxito no es menor cuando se trata de imponerse a nuestra intimidad. ¡Triste es que nos engañen los demás, pero más triste aún es que nos engañemos a nosotros mismos! ¡Que sí, que toda esa masa de mentiras que en estos días de elecciones vemos en la calle, en la televisión, en la prensa, las podemos tener también tú y yo alojadas en nuestro interior, en nuestra mente! Que no serán las mismas de los candidatos, pero serán otras no menos dañinas para nuestra felicidad y la de los nuestros, para nuestra felicidad temporal y eterna.

    En consecuencia, primero: humildad. No podemos leerlo ni verlo todo como no podemos comer ni beber todo ―no podemos comer ladrillos ni beber lejía― sino sólo aquello que estamos en condiciones de digerir y asimilar para nuestro provecho. Contra el orgullo intelectual, la curiosidad descontrolada o la inconsciencia pura y simple, la humildad realista del que reconoce sus límites y más ante el arte y el poder de los fabricantes de mentiras. Fabricantes de mentiras, porque como los hay de coches o de zapatos los hay de mentiras y pueden ser mucho más listos que tú y que yo. Un experimentado estudioso de los errores actuales más difundidos aconsejaba que para leer a un autor ateo hasta un conocimiento del mismo digamos como 7, había que tener un conocimiento de la verdad también como 7, porque si conoces la Verdad sólo como 4 y te empapas de ateos como 7 pones en peligro de muerte tu vida religiosa. Y tengamos presente lo que dice el periodista antes citado, que de todas las fuerzas que dominan el mundo la más poderosa es la mentira.

    Segundo: Volvamos a lo que acabo de decir sobre la humildad, porque hemos de ser conscientes de que tenemos que vérnoslas con el padre de la mentira, con el maestro en el arte de mezclar lo verdadero con lo falso. Y que nadie piense que por su cultura, su experiencia o su inteligencia está a salvo de los ataques de este tentador que sabe disimular y hacerse más sutil cuando le conviene. Y que por eso se nos mete sobre todo a través de la imaginación, que los griegos llamaban fantasía, y que cuando escapa del control de la inteligencia nos hace ver problemas donde no los hay, no verlos donde los hay y, más frecuentemente, exagerar su importancia. ¡Cuántas veces es la falta de reflexión serena y la sobra de imaginación y sentimentalismo la causa de las pérdidas de Fe, de las desmoralizaciones, de las depresiones! El hombre se distingue de los animales porque es racional, ¡animal racional, pero qué poco se emplea la cabeza en esta época de pensamiento débil! Chesterton decía que al entrar en la iglesia tenemos que quitarnos el sombrero pero no la cabeza. Usemos la razón, la inteligencia, queridos hermanos, aumentada y fortalecida por esa forma superior de conocimiento que es la Fe, como hacemos cuando nos servimos de unos prismáticos. La Fe es a la razón, a la inteligencia humana lo que los prismáticos a los ojos. Y si valiosa es la vista más lo es la Fe. Pero ambas son necesarias. Unos ojos sin prismáticos, que serían la razón humana sola sin la Fe, ven muy poco. Pero unos prismáticos sin ojos, que sería la Fe en la mente de un loco, no ven nada. ¡Y cuántos locos a nuestro alrededor, cuántos desequilibrados, cuántos insensatos, cuántos amargados capaces de criticarlo todo e incapaces de hacer nada positivo!

    Que la Fe fortaleciendo la razón y no la imaginación descontrolada o el sentimentalismo ciego guíe tu vida hasta el puerto de la Salvación.

    Hermanos, si al demonio se le caracteriza por ser padre de la mentira, a la vida cristiana se la caracteriza por ser militante y combatiente por el triunfo de la Verdad en la sociedad, y antes de ello en la intimidad de cada uno de nosotros. Que la intercesión de Nuestra Señora, que guardaba las palabras de Su Hijo meditándolas en su corazón, nos lo obtenga a todos.


    http://www.carlismo.es/?p=1326
    Última edición por Donoso; 28/11/2011 a las 13:05

  2. #2
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,468
    Post Thanks / Like

    Re: Sermón de don Eduardo Montes

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Realmente que buen sermón!


LinkBacks (?)

  1. 28/11/2011, 12:56

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Carlistas en los Montes de Toledo
    Por Ordóñez en el foro Reino de Toledo
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 06/08/2011, 18:52
  2. Respuestas: 0
    Último mensaje: 19/05/2011, 12:18
  3. Montes emblemáticos de Euskal Herria
    Por DON COSME en el foro Señoríos Vascongados
    Respuestas: 16
    Último mensaje: 09/01/2010, 14:48
  4. Sermón de Monseñor Fellay.
    Por Tradición. en el foro Crisis de la Iglesia
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 14/07/2009, 00:50
  5. Luis Montes, alias Doctor Mengele
    Por Juan del Águila en el foro Temas de Portada
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 14/05/2009, 21:41

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •