Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 4 de 4

Tema: Renace LA ESPERANZA, periódico de la Comunión Tradicionalista.

  1. #1
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Renace LA ESPERANZA, periódico de la Comunión Tradicionalista.



    En esta festividad de la Inmaculada Concepción de 2020 renace LA ESPERANZA, periódico de la Comunión Tradicionalista. Ilustre e histórica cabecera —la del primer diario carlista, aparecido en 1844— nuevamente al servicio de la Causa.

    Animamos a seguirla en https://periodicolaesperanza.com/, así como en Facebook, https://www.facebook.com/LaaEsperanza, y en Twitter, @DiarioEsperanza.

    Por Dios, por la Patria, por los Fueros y por el Rey legítimo.

    https://carlismo.es/renace-la-espera...adicionalista/.

  2. #2
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: Renace LA ESPERANZA, periódico de la Comunión Tradicionalista.

    LA ESPERANZA

    Con el título de La Esperanza comienza un nuevo apostolado político ordenado a la difusión del pensamiento tradicional hispánico. La naturaleza del proyecto es, en este caso, primordialmente de carácter informativo. El tiempo transcurrido desde que la Cristiandad fue devorada por las revoluciones modernas se ha dilatado hasta el punto de hacer el pensamiento católico-monárquico difícilmente comprensible en una sociedad desmedulada por el liberalismo. Mediante el comentario de la actualidad aspiramos, así, no sólo a informar a nuestros lectores de lo que ocurre, sino a difundir también en la práctica la visión católica de la realidad social.

    Tiene por estandarte la restauración del Reinado Social de Cristo y se encuentra bajo la autoridad de la Secretaría Política de S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón, cabeza legítima de la Comunión Tradicionalista. A su vez, La Esperanza vertebra la acción de los Círculos de la Comunión Tradicionalista presentes en las distintas tierras hispanas.

    Quiera la Virgen Santísima bendecir con numerosos frutos esta empresa que se consagra a su Inmaculado Corazón.

    «En suma, Monarquía y Religión: he aquí las áncoras de nuestra Esperanza: he aquí los objetos preferentes de la polémica de nuestro periódico» (Del prospecto del primer número de La Esperanza, 10 de octubre de 1844).


    CONSEJO DE REDACCIÓN

    Edición:
    Íñigo Dorronsoro
    Corrección: Roberto Moreno
    Gestión de redes: Fernando Arias
    Comunicación interna: Miguel Quesada y Ana Herrero Sánchez



    La Esperanza es una iniciativa del Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II, propiedad de la Fundación Elías de Tejada.

    https://periodicolaesperanza.com/la-esperanza-7.

  3. #3
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: Renace LA ESPERANZA, periódico de la Comunión Tradicionalista.

    TRADICIÓN O MIMETISMO


    PUBLICADO POR: LA ESPERANZA DICIEMBRE 8, 2020

    Es el título de un libro de Rafael Gambra en 1975. Franco está muriéndose y su régimen –que en rigor nunca cuajó– se desvencija. Lo de «atado y bien atado» sólo demuestra la cortedad de su política. No eran, desde luego, las «instituciones» («después de Franco las instituciones» se decía), como se vio. Podía ser, en cambio, la «monarquía», porque duró, al precio precisamente de destruir las «instituciones». Parece, según le dijo al general Vernon Walters, que se trataba de la clase media, de la que tan orgulloso estaba, aunque eso sólo transparentase una mentalidad socialista, como también se supo pronto, lo que tardó en hacerse socialdemocracia.
    La tradición a la que se refería Gambra no era la de Franco. Más aún, el libro (con intención de salvar lo salvable ante el diluvio que se presentía) señalaba discretamente lo que el «régimen» había negado de ella desde el inicio, así como también lo que había comenzado a negar con posterioridad. Siempre del lado del mimetismo: primero el de la Falange totalitaria, luego el de las democracias cristianas y los liberalismos travestidos de tecnocracia. Porque, no nos engañemos, lo realizado se debió principalmente a la Iglesia, que con su cambio dejaría solo al tradicionalismo (y singularmente a la Comunión Tradicionalista) en la defensa de la Cristiandad.

    Hoy seguimos ante el mismo dilema. De un lado el tradicionalismo. De otro el nihilismo postmoderno, pero también los residuos de modernidad. La situación, claro, se ha agravado. Porque las jerarquías de la Iglesia han dado la espalda a la civilización que ella alumbró. En algunos casos por traición. En otros por inconsciencia. No juzgamos a nadie, sólo constatamos los resultados. Y la falta de rumbo que se advierte. En el que arrastran a algunos que se creen tradicionalistas o que incluso probablemente quisieran serlo. Luchar contra las estructuras políticas establecidas no es fácil, pero hacerlo también contra las orientaciones eclesiásticas es más arduo aún. Nosotros no somos el brazo de ninguna institución clerical, por más que tengamos deudas de gratitud con algunas. Tampoco nos dedicamos primariamente a cuestiones que no pertenecen al terreno de lo político, porque de lo que hablamos es de reconstruir la Cristiandad y esa es una tarea que convoca muchos estratos de la realidad. Porque, ¿será posible esa restauración (en parte instauración) a partir de la desacralización, del propio culto, o del irenismo, respecto de los demás? No lo parece. Y de ahí que no podamos evitar a veces vérnoslas con asuntos que van más allá de la política y que hubiéramos preferido dejar para quienes están llamados a enseñar sobre ellos.

    Hoy renace La Esperanza. Uno de los diarios más relevantes de la sostenida historia carlista. Y lo hace con la intención de reatar la tradición española con la de los pueblos hispánicos, recuperando poco a poco un sentido político que la Hispanidad tiene en su fondo, aunque no siempre haya emergido de modo conveniente, y al que Don Sixto Enrique de Borbón –el Abanderado de la Causa– ha consagrado su vida. El Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II, a través de una red de Círculos que cubren un espacio en el que –hoy como ayer– no se pone el sol, ofrece este instrumento a la Comunión Tradicionalista en su empeño para que Cristo reine.

    Miguel Ayuso, Presidente del Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II

    http://periodicolaesperanza.com/archivos/1765.


  4. #4
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    3,033
    Post Thanks / Like

    Re: Renace LA ESPERANZA, periódico de la Comunión Tradicionalista.

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    PÓRTICO



    PUBLICADO POR: LA ESPERANZA
    DICIEMBRE 8, 2020

    Cuando en 1844, dos lustros después de la usurpación liberal, nació el periódico La Esperanza, a sus redactores se les hacía demasiado largo el tiempo de sus sufrimientos: «Diez años ha que gime España bajo la tiranía de los partidos que alternativamente se han apoderado de su gobierno; años de continuas tentativas y repetidos ensayos, cuyo único resultado ha sido la general convicción de que todos son impotentes para labrar su felicidad».

    A los 186 años de esa fecha renace hoy ese periódico, cuando los carlistas llevan a sus espaldas un pesar y una indignación casi bicentenarios. Como entonces podríamos encarecer los males provocados por la tiranía de los partidos o del partido único. Porque los males, de suyo, no generan sino males cada vez más repugnantes y pringosos. Males que aquellos carlistas de primera hora no podían ni imaginar. Pero ante esos males ‒¿para qué enumerarlos?‒ crece proporcionalmente en nosotros una indignación igual que la suya, debida a que «la revolución, que tiene por instinto y tarea favorita el destruir, ha sembrado por do quiera de ruinas esta nación, cuya prosperidad íbase cimentando sobre sólidas bases en los últimos años del monarca difunto en 1833».

    Tampoco en esta nueva etapa el designio del periódico difiere en nada del que inspiraba su primera versión. Por entonces sus redactores se proponían «consolar al pueblo víctima de los errores y desaciertos de sus hombres de Estado, y a ofrecerle en medio de la desgracia común el lenitivo de La Esperanza. La nuestra apóyase en la fundación de un gobierno verdaderamente nacional; un gobierno que no lo sea de partido». Hoy la Comunión Tradicionalista se quiere enfrentar a esa constitución que basa en los partidos su engañosa participación política. Y, cuando en España ha puesto en marcha el partido llamado Candidatura Tradicionalista, lo ha hecho con la intención, paradójica en apariencia, de suicidarlo, haciendo caer constitucionalismo y partidos a la vez, para reponer el orden político cristiano y reavivar así la esperanza del pueblo carlista. Porque la esperanza no consiste en un vago sosiego sentimental, sino en la expectativa de alcanzar un bien arduo, futuro y posible.

    La finalidad de este renovado periódico prolonga la de 1844, que en aquel tiempo se resumía de esta manera: «Monarquía y Religión: he aquí las áncoras de nuestra Esperanza: he aquí los objetos preferentes de la polémica de nuestro periódico». Monarquía y Religión, Altar y Trono como gusta decir al P. García Gallardo. Sobre esos mismos cimientos se apoya este periódico en su nueva andadura. La esperanza es virtud teologal, que procede de la gracia divina y a la divina bienaventuranza apunta. Mas, como dice Santo Tomás, también se dirige a los medios terrenales a través de los cuales deseamos y avizoramos alcanzar la felicidad eterna. Y el principal de esos medios es la monarquía legítima cuya titularidad hoy sólo puede recaer en S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón, y cuya amplitud abarca la común Patria Hispánica, de uno a otro confín.

    «Igualmente ‒añadía el prospecto anunciador de La Esperanza‒ anhelamos el restablecimiento de nuestra sincera y filial correspondencia con el vicario de Jesucristo; y que brille pronto en el horizonte español, radiante, pura y sin mezcla de siniestros vapores, la antorcha de la religión sacrosanta cuya unidad es ley invariable del Estado desde los tiempos de Recaredo; en cuyo nombre nuestros abuelos acometieron y llevaron a cabo las más gloriosas empresas inclusa la conquista del Nuevo Mundo, y sobre bases robustas asentaron la majestad de un trono que no cesaba de alumbrar el sol».

    En fin, si grande era la tarea de los carlistas que leían La Esperanza primera, la nuestra no es grande, sino enorme. En la generación de las virtudes teologales, la fe precede a la esperanza y a la caridad, y la esperanza a la caridad. De manera análoga, el contenido prioritariamente político de este periódico insistirá primero en difundir la doctrina tradicional, de cuyo conocimiento habrá de seguirse luego la esperanza de su instauración, promoviendo el orden político de una comunidad que contribuya cuanto pueda a encaminar a los hombres a la caridad con el prójimo y con Dios. El carlista es paciente, como decía Manuel de Santa Cruz. No centra sus anhelos en contemplar la victoria que sabe asegurada a Nuestro Señor. Le basta la victoria sobre sí mismo y saber que ha hecho cuanto ha podido.

    José Miguel Gambra, Jefe Delegado de la Comunión Tradicionalista.

    http://periodicolaesperanza.com/archivos/1763.


Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Número 6 de LA ESPERANZA, Boletín de Orientación Tradicionalista
    Por Hyeronimus en el foro Tablón de Anuncios
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 22/04/2020, 00:36
  2. Respuestas: 0
    Último mensaje: 17/12/2015, 17:36
  3. Nombramientos en la Comunión Tradicionalista
    Por Hyeronimus en el foro Tablón de Anuncios
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 09/07/2014, 12:50
  4. Asamblea de la Comunión Tradicionalista
    Por Hyeronimus en el foro Tablón de Anuncios
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 23/06/2014, 13:03
  5. Comunicado de la Comunión Tradicionalista Carlista
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 19/12/2005, 13:25

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •