Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 48

Tema: Por el derecho a portar armas

  1. #1
    Avatar de Arnau Jara
    Arnau Jara está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 mar, 05
    Mensajes
    1,106
    Post Thanks / Like

    Por el derecho a portar armas

    Ante la situación de extrema violencia a manos de delicuentes y mafias que sufre la población catalana y la ineficacia manifiesta de los Babosos d'Esquadra, se hace necesario armar a la población civil para proteger sus vidas y propiedades.

    El Estado liberal ha abandonado a su suerte a cuarenta millones de españoles. Es el momento que la Milicia Civil Organizada recupere las calles y la paz social.


    Pau, pau i sempre pau

    ¡Catalans, alerta!
    ¡Visca Lo Somatent!



    Sometent de Salt en el patio de la fabrica Gassol. Fecha: 1910. Autor desconocido. (Arxiu d'Imatges de l'Ajuntament de Salt).

    Última edición por Arnau Jara; 25/05/2006 a las 14:23
    Vita hominis brevis:
    ideo honesta mors est immortalitas

    Que no me abandone la Fe,
    cuando toque a bayoneta,
    que en tres días sitiamos Madrid
    y en otros quince la capital, Lisboa.


    Sic Semper Tyrannis

  2. #2
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    Pues mira amigo Arnau ahora que lo dices en mi casa conservo un carnet de somatén de mi bisabuelo D. Manuel Ruiz López.....

  3. #3
    Avatar de vascongado
    vascongado está desconectado Primus Hispaniae
    Fecha de ingreso
    12 jun, 05
    Mensajes
    996
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    A pesar de que la situación de inseguridad es palpable en cualquier localidad de Las Españas, no creo que la solución pase por "armar" al pueblo.

    La verdadera solución reside en exigir a los políticos que adopten medidas que frenen la inmigración masiva, la delincuencia y la proliferación de bandas organizadas en mayor o menor grado.

    No obstante, es cierto que recuperar el Somatent tendría, desde luego, su aspecto positivo, pero quizás para otros mejores fines, como la defensa del Principat y de Las Españas.

  4. #4
    Avatar de Arnau Jara
    Arnau Jara está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 mar, 05
    Mensajes
    1,106
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    El somatén (en catalán sometent) es una institución de carácter parapolicial tradicional de Cataluña. En sus inicios un cuerpo armado de autoprotección civil, separado del ejército, para propia defensa y la de la tierra en tiempo de conflicto bélico.

    Sus orígenes provienen del sagramental, cuyos orígenes se encuentran en las recopilaciones efectuadas por las Cortes de Cataluña en 1068 y de un usatge (uso) denominado Princeps namque. Ambos textos legales configuran el carácter a la vez policial (en el ámbito local) y militar (en el general) conferido al somatén.

    Otro de los cometidos del somatén consistía en dar la alarma para alertar a los pueblos vecinos. Esto se llevaba a cabo mediante hogueras encendidas de cumbre a cumbre, el sonido de un cuerno, un toque de trompeta o repique de campanas. De esta última manera, del repique de campanas (o bien so emetent, en catalán), es de donde surge el nombre posterior, que prevalece sobre el de sagramental a partir sobre todo del siglo XVI. Los miembros del somatén eran todos los vecinos en condiciones de prestar tal servicio. Tenían obligación de conservar armas en sus casas y de instruirse periódicamente en su manejo. Tales obligaciones fueron establecidas a partir

    La movilización masiva de los ciudadanos se denominaba somatén general y alcanzó su auge durante los siglos XII y XIII. Durante los dos siglos siguiente fue frecuente aún. En los siglos XVI y XVII adquiere un papel fundamentalmente policial -contra bandoleros, hugonotes y piratas- definido por la Constitución de 1561, vigente hasta mediados del siglo XVII.

    A raíz de la derrota de los partidarios catalanes del archiduque Carlos en la Guerra de Sucesión Española 1714), Felipe V promulga los Decretos de Nueva Planta, uno de cuyos efectos es la supresión del somatén, liderado por el general Moragues durante la guerra. Pese a esta supresión, el somatén fue reestablecido en 1794 por el conde de la Unión durante la Guerra del Rosellón (1793-1795), a causa sobre todo de la mala situación del ejército. Fue nuevamente usado durante la Guerra de la Independencia Española (1808-1814), en contra de los franceses en Rosas, Barcelona y Tarragona.

    El 1855 fue reconstituido por los grandes propietarios rurales, con el nombre de Sometent Armat de la Muntanya de Catalunya y adoptó el lema de Pau, pau i sempre pau (paz, paz y siempre paz). A partir de entonces, el somatén adquirió un carácter de cuerpo auxiliar del orden público en el ámbito rural, destinado a proteger los dominios de los grandes propietarios. Se abolió nuevamente en la Primera República Española, pero se reestableció poco después para combatir a los carlistas en la Tercera Guerra Carlista.

    Las Bases de Manresa reservaban al somatén una importante tarea, que no se llegó a llevar a término por no aplicarse las Bases.

    Posteriormente, el somatén actuó en colaboración con las autoridades en varias ocasiones. Así, por ejemplo, colaboraron en la detención de Francesc Ferrer i Guàrdia (1909), acusado de complicidad en el atentado de Mateo Morral contra Alfonso XIII, y en contra de los huelguistas en Alella, en los años anteriores a la dictadura de Primo de Rivera. Durante esta dictadura, además, Primo de Rivera intentó, sin éxito, extender la figura del somatén al resto de España. El 1931 es disuelto de nuevo por la Segunda República Española, debido a sus tendencias conservadoras, pero se reestableció en 1936 al estallar la guerra. Acabada la guerra, se disuelve nuevamente el somatén, pero no por demasiado tiempo, puesto que el 1945 el régimen franquista lo reorganiza, bajo el nombre de Somatén Armado, con la finalidad principal de combatir los maquis. Así, el somatén Abel Rocha acabó con la vida, a disparos, del anarquista Quico Sabaté en Sant Celoni, en 1960.

    Fue disuelto definitivamente por el Senado español en 1978.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Somat%C3%A9n
    Última edición por Arnau Jara; 25/05/2006 a las 13:18
    Vita hominis brevis:
    ideo honesta mors est immortalitas

    Que no me abandone la Fe,
    cuando toque a bayoneta,
    que en tres días sitiamos Madrid
    y en otros quince la capital, Lisboa.


    Sic Semper Tyrannis

  5. #5
    Avatar de rey_brigo
    rey_brigo está desconectado la TRADCIÓN es la ESPERANZA
    Fecha de ingreso
    20 may, 05
    Ubicación
    Betanzos dos Cabaleiros antiga Brigantium
    Edad
    38
    Mensajes
    559
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    Coincido con Vasongado en la idea de políticas migratorias serias, pero tb soy un ardiente defensor de el dercho a poseer armas, por varios motivos:

    pricipio de subsiriaridad: porq el estdo nos tiene q proteger cuando nosotros podriamos proteger nuestra familia. No considero al estado y portanto a su policia como un algo que defienda nuestra libertad más ben todo lo contrario...Por otro lado en EEUU la mayoria de los delitos se produccen con armas compradas en el mercado negro no con las armas compradas en una armeria.
    Sobre este tema las milicias americanas han escrito mucho, lo malo es q no se ingles

  6. #6
    Avatar de VonFeuer
    VonFeuer está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    10 nov, 05
    Mensajes
    605
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    Bueno os recomiendo un libro que me hicieron leer en la universidad sobre este tema, Armas.¿Libertad Americana o Prevención Europea? Roser Martínez Quirante.

    Esta bien xq te explica los orígenes de las mílicias y todas esas cosas, yo la verdad prefiero tener armas y me encanta el modelo de la america profunda, Família, Bíblia y rifle Pero volver al sometent que es lo autóctono sería lo mejor.

  7. #7
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,135
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    Cita Iniciado por rey_brigo
    Coincido con Vasongado en la idea de políticas migratorias serias, pero tb soy un ardiente defensor de el dercho a poseer armas, por varios motivos:

    pricipio de subsiriaridad: porq el estdo nos tiene q proteger cuando nosotros podriamos proteger nuestra familia. No considero al estado y portanto a su policia como un algo que defienda nuestra libertad más ben todo lo contrario...Por otro lado en EEUU la mayoria de los delitos se produccen con armas compradas en el mercado negro no con las armas compradas en una armeria.
    Sobre este tema las milicias americanas han escrito mucho, lo malo es q no se ingles
    Caray con el principio de subsidiariedad, cada vez se va pareciendo más al anarquismo. Ni policía ni jueces ni nada, volvamos a la ley de la selva y que cada uno se las arregle como pueda.

  8. #8
    Avatar de Juan del Águila
    Juan del Águila está desconectado Jainko-Sorterri-Foruak-Errege
    Fecha de ingreso
    13 abr, 06
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,020
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    A raíz de la derrota de los partidarios catalanes del archiduque Carlos en la Guerra de Sucesión Española 1714), Felipe V promulga los Decretos de Nueva Planta, uno de cuyos efectos es la supresión del somatén
    Acerca de esto tengo leído que fue sustituido por otro tipo de milicias, 'las escuadras', formadas por vecinos que fueran notoriamente borbónicos con el objeto de asegurar las poblaciones y caminos rurales frente a las guerrillas austracistas y también frente a bandoleros y delincuentes comunes que, como siempre ocurre tras la guerras, habían medrado al calor de la inseguridad y la impunidad del conflicto bélico.Según leí, en estas 'escuadras' está el origen de la denominación 'Mozos de Escuadra' de la ¿policía? actual.

    Coincido con Vascongado en la idea de políticas migratorias serias
    La mejor política para frenar la inmigración masiva -eso sí, a medio y largo plazo, claro está, no a corto - es una natalidad adecuada.Vuelvo sobre lo mismo porque es el quid de la cuestión.Sobre esto gira la inmigración actual, más allá de los manidos tópicos de periodistas y santurrones multiculturalistas:

    http://www.hispanismo.org/showthread.php?t=2969

    En cuanto a mi opinión sobre las armas para los civiles es ésta: armas para el pueblo, sí, desde luego, pero no de cualquier manera.No estoy de acuerdo con la venta libérrima en supermercados de armamento a la americana.Por la sencilla razón de que se puede volver contra nosotros -imaginaos a los esquerristas acudiendo a la carrera a los mismos en plan Companys o Macià -.Pero sí de un mucho mayor acceso a las armas de una forma regulada, con controles que se cumplan a rajatabla.¿A qué me refiero? A que puedan tener armas los padres (padre y madre) de familia de trayectoria personal intachable, sin delitos ni faltas conocidos, y sin antecedentes separatistas, así como sus hijos mayores de edad, siempre que los padres sean los que lo soliciten y se hagan cargo de la custodia de dichas armas. (Es sólo un ejemplo, habría otras muchas personas capacitadas para portar armas).


    Aquí os dejo unos artículos.Creo que son interesantes para este hilo.Si me equivoco y sólo lo estoy embarullando, perdonadme por favor.

    "Armas y Violencia"



    Comentario sobre algunos aspectos del libro de Joyce Lee Malcolm "Guns and Violence", editado por Harvard Univeristy Press.

    Dice un crítico, experto en el tema: "El libro de Malcolm es un estudio, investigado muy a fondo, sobre armas y violencia en Inglaterra desde la Edad Media hasta nuestros días. Cuando los Ingleses estaban armados hasta los dientes, el crimern violento era raro. Ahora que los Ingleses están desarmados, el crimern violento ha explotado. De hecho, el crimen en Inglaterra está fuera de control."

    Culpar a las armas de fuego por la violencia, y esparcir la histeria sobre la muerte accidental de niños por las armas son recursos de la propaganda anti-armas. Los medios de comunicación ayudan a que los zelotes del control de las armas esparzan información falsa sobre que la propiedad de armas de fuego y la defensa propia son caminos seguros a las heridas y a la muerte. La organización Hangun Control inc., proporciona un consejo errado al decir que, si uno es atacado, la mejor manera de evitar heridas es la de "no ofrecer resistencia". Los zelotes anti-armas culpan a las armas de las acciones de los criminales y argumentan que desarmar a los ciudadanos obedietnes de las leyes es la mejor maenra de reducir los índices de criminalidad.

    Académicos y expertos en el tema de seguridad de muchas partes del mundo han demostrado la falsedad de esas afirmaciones. Ahora ha sido publicado un nuevo libro de la Harvard University press, "Guns and Violence" (Armas y Violencia), por la profesora de historia del Bentley College, Joyce Lee Malcolm, que aporta nueva evidencia de que las armas de fuego en poder de los civiles reducen la violencia criminal.
    Ofreciendo instrucciones para los Estados Unidos, la experiencia Inglesa será de suma utilidad para descubrir la verdad en este tema y desmitificar la prédica del lobby anti-armas. Malcolm presenta muchos hechos comprobados sobre las armas de fuego y la violencia en los Estados Unidos, y a ello me referiré primero.

    Hechos Indiscutibles

    ¿Sabía usted que el agua es 19 veces más peligrosa para los niños que un arma de fuego? En 1996, murieron 805 niños por ahogamientos accidentales, y sólo 42 a causa de accidentes con armas de fuego. Los zelotes anti-armas inflan las muertes infantiles al incluir las muertes de los miembros de las pandillas rivales de jóvenes drogadictos y traficantes ocurridas durante batallas entre las pandillas.


    Las bañeras son dos veces más peligrosas que las armas de fuego. El fuego es 18 veces más peligroso para los niños, y los autos son 57 veces más letales que las armas de fuego. Las sustancias de limpieza en el hogar y los venenos e insecticidas son dos veces más peligrosas que las armas de fuego.

    ¿Sabía usted que el uso de armas de fuego para la defensa propia y del hogar previene muchos más crímenes que la policía? Y eso para un paìs como los Estados Unidos, donde la policía es mucho más eficaz que en países más atrasados en equipamiento y entrenamiento de sus fuerzas policiales. Los censos nacionales sobre uso defensivo de las armas por los ciudadanos comunes indican que anualmente se previenen hasta 3.600.000 crímenes por ciudadanos que usan sus armas para ello.
    En el 98 por ciento de los casos, el ciudadano armado simplemente tiene que mostrar su arma. 400.000 personas creen cada año que salvaron una vida al estar armados. Al revés de lo sostenido por la propaganda para el control de armas, en menos del 1 por ciento de los casos los criminales tuvieron éxito en quitarles el arma a sus víctimas.

    ¿Sabía usted que el testimonio de los criminales encarcelados apoya al gran número de usos defensivos de armas de fuego? El 34 por ciento de los criminales dijeron que fueron asustados, heridos o capturados por las víctimas que resultaron estar armadas.

    Los criminales convictos dicen que temen más a sus víctimas armadas que a la policía. Quizás se deba a que la policía muchas veces no actúa con determinación para impedir o capturar un criminal debido a las leyes restrictivas que parecen estar del lado de los criminales. Los particulares no parecen estar inhibidos por estas leyes contraproducentes para la seguridad social, y hacen fuego con mayor liberalidad que la policía, que teme ser enjuiciada por algún "abuso de armas". Antes de arriesgar una reacción por parte de los criminales, los civiles parecen seguir el sabio consejo "mejor que te juzguen 3 a que te carguen 6". Porque al disparar contra un asaltante dentro su hogar, se está ejerciendo el legítimo derecho a la defensa propia, de la familia y la propiedad.
    En los Estados Unidos, donde aproximadamente el 50 por ciento de los hogares están armados, sólo el 13 por ciento de los robos y asalto domiciliarios ocurren con los residentes dentro de la casa. En contraste, en Inglaterra, donde los dueños de casa están desarmados, el 50 por ciento de los robos domiciliarios tienen lugar con los residentes presentes - que son víctimas indefensas y testigos impotentes, sometidos a abusos y castigos corporales, incluyendo violaciones.

    Los zelotes anti-armas afirman que la disponiblidad de armas es la causa primaria de los homicidios. Entre 1973 y 1994, el número de armas en propiedad privada en los EEUU creció en 87 millones. Durante este período, el porcentaje global de homicidios y los homicidios cometidos con armas de fuego disminuyeron.

    Otra prueba de la relación entre armas y violencia es suministrada por las leyes de "portación oculta de armas", actualmente en vigor en 33 estados. Los zelotes anti-armas predijeron que los accidentes de tránsito y otros altercados, combinados con un público armado, darían por resultado un baño de sangre.

    Malcolm confronta esta falsa predicción con la evidencia empírica: "En todas las décadas de experiencia con las leyes de "portación oculta de armas", en un número de estados que va en aumento, hay sólo un único caso registrado del uso de un arma permitida en un tiroteo después de un accidente de tránsito, y se determinó que fue un caso de legítima defensa."

    Los 17 estados y el Distrito de Columbia (Washington, DC), que no tienen leyes de "portación oculta de armas" gozan de un índice 81 por ciento mayor de crímenes violentos. Las leyes restrictivas de armas de fuego produjeron 1.400 más asesinatos, 4.200 más violaciones, 12.000 robos y 60.000 más asaltos agravados.

    Malcolm desenmascara y demuestra como falsa a la afirmación de que los miembros de las familias son las principales víctimas de la propiedad de armas. Este mito surgió de los informes del FBI de que la mayoría de las víctimas son "conocidos" del homicida. En la categoría de "conocido del homicida", el FBI incluye a los miembros de bandas de narcotraficantes rivales, prostitutas y sus "cafishos", y aún a los choferes de taxi muertos durante un asalto por sus "clientes".

    Lejos de la imagen de matrimonios usando sus armas uno contra el otro en momentos de ira, resulta que el 90 por ciento de los homicidas adultos tienen un previo prontuario criminal de graves delitos. El 75 por ciento de los homicidas juveniles y sus víctimas tienen un promedio de 10 entradas a la policía.

    La Carta de los Derechos Inglesa garantiza a los ciudadanos Ingleses "las armas para su defensa". Los políticos y burócratas robaron ese derecho a la gente por medio de subterfugios. En la Inglaterra de hoy, sólo los criminales están armados. Los senadores Lieberman, McCain y Schumer están ahora tratando de duplicar para los Estados Unidos la calamidad inglesa al robarle al pueblo Americano sus drechos a estar armados para su defensa. ¿Representan estos senadores al lobby criminal? ¿Están tratando de crear un mercado negro para las armas?
    ........................................

    Éste tiene un tufo liberal que tira de espaldas, pero aporta datos interesantes, en mi opinión:


    Ética y moral de la libertad de armas

    Por José Carlos Rodríguez


    Un hombre con un arma puede controlar a cien sin ellas.
    Vladimir Ilych Lenin

    Este año marcará un hito en la historia. Por primera vez una nación civilizada tiene un completo registro de las armas. Nuestras calles serán seguras, nuestra policía más eficiente y el mundo seguirá nuestro liderazgo en el futuro.
    Adolf Hitler, 1935

    Todo buen comunista debería saber que el poder político crece en el cañón de un arma. El partido comunista debe controlar las armas.
    Mao Tse Tung


    La naturaleza de las armas

    En el curso de mis reflexiones sobre el valor de la libertad y las razones para defenderla he logrado deshacerme de alguna de mis incoherencias, en las que veía conflictos entre este ideal y otros que son también importantes para mí. Sí, la libertad es siempre deseable, pero ¿hasta el punto de dejar que dañe al medio ambiente? ¿Hasta el punto de no perseguir el tráfico de drogas, con las muertes que produce? He de decir en mi descargo que nunca permití que mi amor a la libertad quedara traicionado por otro tipo de consideraciones. Además me desembaracé de estas y otras alucinaciones con acopio de honradez intelectual y algunas buenas lecturas. Sólo un asunto me ha hecho vacilar en la defensa de la libertad individual, y es el que se refiere al derecho de poseer y portar armas. Y el argumento que me llevó a ello ha sido principalmente de carácter ético.

    Lo primero que debemos hacer notar es cuál es la naturaleza del arma, que es doble. Desde luego es ofensiva, ya que ese es el propósito inmediato para el que son creadas. Su propio diseño les hace medios adecuados para hacer daño a un tercero, de las formas más diversas y en distintos alcances, según el arma de que se trate. Pero una de las características de los individuos es que son capaces de descubrir nuevos usos en los medios con los que cuenta, y muy pronto se descubrió que su propio carácter ofensivo le confiere otro defensivo, del que es inseparable. La simple amenaza del uso de un arma, o el hecho de dar a conocer que se posee, son medios perfectamente adecuados para defenderse, ya que los posibles invasores se dan cuenta del peligro en el que pueden incurrir si, finalmente, dan el paso de realizar una acción violenta contra quien está armado. Por tanto, las armas tienen un doble carácter, uno ofensivo y el otro defensivo.

    A ello hay que añadir que lo importante no son los medios, sino el uso que se haga de ellos1. La posesión de un arma no predispone a un uso ofensivo de la misma. Además, su uso defensivo no necesita ser llevado hasta sus últimas consecuencias. Un estudio afirma que en los Estados Unidos se hacen cerca de tres millones de usos defensivos de las armas de fuego sin necesidad de realizar un solo disparo. La otra cara de este razonamiento es la comprobación de que hay medios que no están especialmente destinados a un uso armamentístico o dañino y, sin embargo, se le confiere este fin. El gas no es esencialmente malo, pero su uso resultó letal en manos del gobierno nacional socialista en Alemania. En España, las muertes de mujeres a manos de sus esposos o compañeros se realizan con todo tipo de utensilios que podemos encontrar en cualquier hogar.

    Por otro lado hay una distinción entre dos tipos de armas que, como ha destacado correctamente Murray Rothbard, tiene importantes consecuencias éticas, y es la que hace referencia entre aquellas que pueden discriminar el objeto de su acción y las que no. Entre las armas de destrucción discriminada y las de destrucción masiva. Mientras que las primeras pueden ser dirigidas sólo hacia quienes han invadido nuestros derechos o amenazan con hacerlo, las segundas no pueden limitarse a ese objetivo, por lo que también acabarían con la vida de numerosas víctimas inocentes que no han iniciado ninguna acción ofensiva contra quien las usa, sin que lo pueda evitar. Por tanto su uso será siempre injusto, independientemente de la voluntad de quien lo ejerza. Las armas de uso discriminado son las propias de los individuos y las de destrucción masiva, de los estados2.


    Razones éticas en favor de la libertad de armas

    Hechas estas primeras consideraciones se puede iniciar la defensa de carácter ético de la libertad de armas, que se sustenta, por paradójico que parezca en un principio, sobre la base del derecho a la vida. Este derecho no puede ser enteramente abstracto, sostenido sobre sí mismo, ya que el mismo mantenimiento de la vida depende de las acciones que tomemos para preservarla. A diferencia de las plantas y animales, las personas tienen la capacidad de utilizar la razón y seguir un curso de acción u otro, del que dependerán tanto las posibilidades de mantener su vida como la calidad de la misma. El carácter no automático de la lucha por la vida implica que el derecho a la misma no es distinto del de tomar las medidas que el individuo considere necesarias para mantenerla y mejorarla. Si se le limitan las posibilidades de acción, si se le prohíbe luchar para mantenerse, el derecho a la vida se vacía de contenido; se le niega, al final, el mismo derecho a vivir, que es el de procurarse los medios para mantenerla.

    El hombre se enfrenta a peligros constantes, unos provenientes de la naturaleza, otros de la vida en sociedad. Por ello, una de las tareas más esenciales de la actividad humana es la protección contra esos peligros, o esas amenazas. Dentro del ámbito de la sociedad, es un hecho que se cometen crímenes contra las personas y sus derechos. Puesto que el derecho a la vida y a lo que ha obtenido con su actividad es entera y exclusivamente suyo, el derecho a defenderlas también. Puede ejercerlo él directamente, como titular del derecho a su propia defensa, o puede, por otro lado, contratar un servicio de protección de un tercero. Pero el de la defensa, como el resto de los derechos esenciales de la persona, es privativo e inalienable.

    El siguiente paso es el que va del derecho a la defensa al de la propiedad y uso de las armas, sobre el principio de que el ejercicio de los derechos comprende el uso de los medios que el actor considere más adecuados al mismo. En el caso de la defensa, las armas de uso discriminatorio se ajustan idealmente a ese propósito. Las armas son el mejor y, en ocasiones, el único medio adecuado para la defensa frente a una acción violenta. Del mismo modo que la negación del derecho a seguir los pasos que aseguran la propia vida vacía de contenido y anula el derecho a la misma, la negación de acudir a los medios adecuados para defenderse supone la negación del derecho de autodefensa. En definitiva, la prohibición del derecho a portar y usar armas supone una negación sustancial del derecho a la vida.

    El derecho a las armas no tiene como tal ningún objetivo, ya que se sustenta por sí mismo. Pero apunta a la desaparición de los criminales, de los que viven de violar los derechos individuales, de los cuales el de portar armas sirve como defensa. Pues si la ley prohíbe la posesión de armas, sólo quienes no la respetan dispondrán de ellas. Los datos recogidos en varios países, especialmente en los Estados Unidos, muestran que cuanto mayor es la libertad de armas menor es el índice de delincuencia3.

    Por otro lado, la libertad de armas tiene un alcance mayor que el de la lucha contra el crimen y que deriva del hecho de suponer un medio eficaz contra la tiranía. Esta idea ha sido expuesta por los pensadores más diversos. Muchos autores se han percatado de que una república no podría durar sin una ciudadanía armada. Podemos citar a Aristóteles4, Cicerón, Maquiavelo, el Padre Mariana, Montesquieu, Beccaría, John Locke, Sydney… Miremos como ejemplo a lo que pensaban los Padres Fundadores de Estados Unidos, los que crearon la Constitución que ha sido, seguramente, la mayor fuente de libertad de la historia. Patrick Henry afirmó: "guárdese con celosa atención la libertad pública. Sospéchese de quien se acerque a esta joya. Desafortunadamente, nada podrá preservarla sino la fuerza más descarada. Si abandonas esa fuerza, estás arruinado… El verdadero objetivo es que todo hombre esté armado… Que cualquiera que sea capaz, posea un arma". El modelo de Thomas Jefferson para la Constitución de Virginia (que en su versión definitiva recoge la primera y mejor Declaración de los Derechos del Hombre) rezaba: "A ningún hombre se le privará del uso de las armas en su territorio o en su hogar". John Adams habló a favor de las "armas en manos de los ciudadanos, para que sean utilizadas a la discreción… en la autodefensa privada". La libertad de armas es sostén de otras libertades. De ahí la lucha contra su uso.

    Los liberticidas también se han dado cuenta de la relación entre la libertad de armas y el resto de libertades. Un conspicuo defensor del control de armas, Adolf Hitler, afirmó prudentemente que "El error más tonto que podríamos cometer sería permitir a las razas sometidas la posesión de armas. La historia demuestra que todos los conquistadores que han permitido a las razas sometidas la tenencia de armas estaban preparando su caída al hacerlo. De hecho, iría tan lejos como para afirmar que proveer de armas a los perdedores es condición sine qua non para el derrocamiento de toda soberanía". Esta afirmación demuestra, además, que el propio Hitler había reflexionado sobre un asunto que le concernía directamente y llegó a una conclusión razonable y premonitoria de nuevas situaciones análogas5. Otro gran líder del socialismo del siglo XX, éste del bando comunista, Joseph Stalin, dijo que "Si la oposición se desarma, bien está. Si se opone a ello, la desarmaremos nosotros mismos". Heinrich Himler apuntó que "Los alemanes que deseen utilizar armas deberían afiliarse a las SS o a las SA. Los ciudadanos ordinarios no necesitan las armas, ya que la posesión de armas no resulta de utilidad al Estado".

    Hagamos un breve repaso a la historia del siglo XX para darnos cuenta de la relación entre tiranía y control de armas. En 1866 y 1911 se reformó el artículo 166 del código penal en Turquía para acabar con la libertad de armas, y este último cambio facilitó al estado acabar con entre un millón y un millón y medio de armenios entre 1915 y 1917. La tiranía comunista en Rusia acabó formalmente con la libertad de armas en el artículo 182 del código penal en 1929. De hecho habían violado ésta junto con otras libertades desde 1917, abriendo paso a un genocidio de 20 millones de vidas. El doce de abril de 1928 se aprobó en Alemania la Ley de Armas y Municiones, reforzada en un sentido mucho más progresista, diríamos hoy, el 18 de marzo de 19386, como parte de la aplicación del programa socialista de Hitler. Su régimen acabó con la vida de 7 millones de personas, si nos limitamos a las muertes debidas a la pura represión.

    Con el régimen de Hitler no desapareció la ideología contraria a la libertad de armas, ya que el nacional socialismo no es la única ideología liberticida. La llegada al poder del partido comunista chino le permitió hacer uso de la reforma del código penal de 1935 que acababa con la libertad de armas, acabando con la vida de 65 millones de personas. La prohibición del uso de las armas se reforzó en China a partir de 1966. El Decreto 36 de 25 de noviembre de 1871 restringió el uso privado de las armas en Guatemala, que quedó prohibido desde 1964. Cuatro años antes se había iniciado una auténtica persecución contra los indios mayas que cesó en 1981, con el resultado de la pérdida de 100.000 vidas. En 1955 se decretó la Ordenanza de las Armas en Uganda, que se reforzó en 1970, a las puertas del inicio de una masacre dirigida contra los católicos que se inició el año siguiente, logrando extinguir a 300.000 de ellos. Los artículos 322 a 328 del código penal de Camboya, reformados en 1956, permitieron al régimen de los Jemeres rojos acabar con dos millones de personas sospechosas de haber recibido alguna educación, un cuarto de la población total del país, en el curso de cuatro años, de 1975 a 1979.

    Ni en los Estados Unidos ni en Suiza son imaginables estas atrocidades, y sus sistemas democráticos están fuertemente asentados, no ya por la acendrada creencia democrática de esos pueblos, sino porque los ciudadanos cuentan con los medios para defenderse si se produjera un ataque a la democracia y sus libertades7.

    La capacidad de defensa de una comunidad armada frente a otra agresora puede ser más poderosa de lo que podamos pensar en principio. Merece la pena recordar el caso del barrio judío en Varsovia, especialmente en palabras de Theodore Haas, superviviente del campo de concentración de Dachau: "Para mí no hay duda de que se podría haber salvado a millones de vidas si a la gente no se le hubiera lavado el cerebro sobre el control de armas, y hubiera estado bien armada. Quienes odian las armas siempre quieren olvidar la sublevación del gueto de Varsovia, un ejemplo perfecto de cómo un grupo medio hambriento de judíos tomaron 10 armas y echaron a los nazis". La misma persona reflexiona diciendo "Antes de que Adolf Hitler llegara al poder había un mercado negro de armas, pero el pueblo alemán estaba tan acostumbrado a cumplir la ley que nunca consideraron la compra de armas sin registrar. Los alemanes creían sinceramente que sólo los gamberros poseían armas. ¡Qué tontos fuimos! Sólo me aterroriza ver cómo el Gobierno, los medios de comunicación y varios grupos políticos en Estados Unidos están luchando por la misma idea".


    Razones morales en favor de la libertad de armas

    Aunque el argumento definitivo en defensa de la libertad de poseer y utilizar armas es el ético, hay motivos morales que refuerzan esta defensa que no deben dejarse de lado. La libertad es favorable a las virtudes morales, ya que su ejercicio está inextricablemente unido a la responsabilidad individual. Ambos valores fomentan la dignidad del individuo y la igualdad entre todos ellos en el juicio moral de su comportamiento, una idea típicamente occidental. También se fomenta el apoyo a los débiles y la solidaridad personal. Un fenómeno conocido de antiguo dentro del estudio de la libertad de armas es el denominado "buen samaritano"; y consiste en que las comunidades con libertad de armas son más proclives al socorro del vecino, en situaciones de apuro. Un reciente libro recoge que "Un estudio de los ciudadanos que han salvado a víctimas de crímenes o han arrestado a criminales violentos ha hallado que esos "buenos samaritanos" eran dos veces y media más probable que fueran armados a que no lo fueran"8.

    El caso de la libertad de armas no es distinto. Se sabe, por ejemplo que las comunidades sin restricciones en el uso de la libertad de armas son más proclives a la solidaridad en la defensa de los vecinos y al apoyo de quienes son más débiles. Valga como ejemplo lo que ocurría en dos de las ciudades del oeste americano (Aurora y Bodie) más conocidas en el siglo XIX por la violencia y el crimen, pese a que los niveles de estos males nos parecerían, con los cánones actuales, sorprendentemente ridículos. En estas ciudades, las mujeres podían pasear por delante del salón, o por las más oscuras calles, con total libertad, seguras no ya de que no serían violadas o agredidas, sino de que ni el más zafio de los rufianes les dirigiría una mala palabra, ya que sabía a lo que habría de enfrentarse. No hacía falta que ninguna de ellas se tomara la molestia de defenderse9.

    Otra de las consideraciones morales que cabe formular en favor de la libertad de armas es la de la igualdad. En Estados Unidos, una de las libertades negadas por los blancos racistas a los negros es la de tenencia de armas, no fueran a defenderse de los ataques de los más radicales. Las leyes les han negado el derecho a defenderse hasta que la 14ª Enmienda garantizó a todos los ciudadanos, incluidos los esclavos libertos, a todos los derechos constitucionales. Entre estos está el que asegura la Segunda Enmienda, el de tener y portar armas. La ideología de supremacía de la raza blanca logró entonces nuevos éxitos y se impusieron gracias a la presión de estos grupos las primeras legislaciones de control de armas. El deseo de controlar la población negra es el principal motivo de esta legislación restrictiva. El Ku Klux Klan se encargaba de hacerla efectiva, haciendo batidas por las casas de los negros, a los que desarmaba para así dejarlos indefensos.

    Es también el caso de las mujeres. Un slogan de un grupo feminista reza así: "El hombre y la mujer fueron creados iguales y Smith & Wesson se ha asegurado de que permanezcan así". Smith & Wesson hace referencia a una marca de armas de fuego. Otra frase famosa es la de "Dios creó a hombres y mujeres y el Coronel Colt los hizo iguales". Como prueba de que estos lemas no están lejos de la realidad, se puede ofrecer el caso que se produjo cuando un pavoroso aumento de las violaciones en Orlando, Florida, llevó en 1966 al Ayuntamiento a lanzar una campaña de enseñanza a las mujeres a utilizar las armas de fuego, que alcanzó a 2.500 personas. El número de violaciones decreció en un 88% al año siguiente (la única ciudad de los Estados Unidos en que decreció este tipo de delito) y los robos a las personas un 25%. No se produjo ni un solo disparo. Cinco años después de la implantación del plan, el número de violaciones era un 13% menor que antes del plan, mientras que en las zonas metropolitanas de ciudades cercanas había crecido en un 306%.

    En definitiva, las armas son un método eficaz, inmediato y barato para la defensa personal, que es más necesario para las minorías más indefensas, las que cuentan con menos medios y a las que llega con menos efectividad la protección de la policía.

    No se agotan aquí las razones que se deben esgrimir en favor de la libertad del uso de las armas, ya que desde un punto de vista estadístico está demostrado que las armas salvan vidas y son el medio más eficaz contra los crímenes. Pero esa es materia de otro artículo.


    1Séneca recordó que "la espada nunca mató a nadie. Es un instrumento en las manos del asesino".
    2George Orwell, en su obra You and the Atomic Bomb, de 1945, escribió que "los rifles, los mosquetes, las ballestas y las granadas de mano son armas inherentemente democráticas. Un arma compleja hace al fuerte más fuerte, mientras que un arma sencilla –en la medida en que no haya respuesta a la misma- da garras al débil". La idea de Murray Rothbard se puede encontrar en "La Ética de la Libertad", Madrid, Unión Editorial.
    3Esta relación ha sido especialmente estudiada por John R. Lott en su "More Guns, Less Crime", University of Chicago Press, Chicago. Segunda edición, Julio 2000.
    4"Los oligarcas y los tiranos desconfían de la gente, y por tanto les privan de sus armas".
    5La causa del control de armas tiene también sus mártires. Wilhem Frick, ministro del interior del Tercer Reich, autor de la regulación que se menciona en la nota siguiente, fue ejecutado en 1946 en Nurenberg.
    6"Queda prohibida a los judíos la adquisición, posesión y porte de armas de fuego y de munición, así como de porras y armas punzantes. Aquellos que posean armas y munición han de entregarla a la autoridad local de policía". Regulación contra la posesión de armas por Judíos, 11 de noviembre de 1938. En 1935 ya se habían iniciado los cambios legislativos en contra de la libertad de armas.
    7Maquiavelo afirmó en El Príncipe, escrito en 1532, que "los suizos están bien armados y disfrutan de una gran libertad". Así ha sido hasta la actualidad. El mismo autor señaló que "Roma permaneció libre durante cuatrocientos años y Esparta durante ochocientos, aunque los ciudadanos estaban armados en todo momento; pero muchos otros estados que han sido desarmados han perdido sus libertades en menos de cuarenta años". Por otro lado, después de los párrafos anteriores se entiende mejor la frase de Mahatma Ganghi: "Entre las muchas fechorías que el Imperio Británico en la India, la historia mirará la de privar de armas a toda una nación como la más negra de todas ellas".
    8Armed. New Perspectives on Gun Control. Gary Kleck & Don B. Kates. Prometheus Books, Nueva York, 2001.
    9Robert A. Heinlein ya afirmó que "Una sociedad armada es una sociedad educada". Este ejemplo muestra cómo en una comunidad en la que los individuos pueden defenderse por sí mismos, los sectores en principio más débiles pueden contar con defensa.
    ................................................


    Éste versa sobre el caso cubano.De nuevo es liberaloide...pero soportable.Hay en él, eso sí, una afirmación injusta:

    En Cuba, por la tendencia de los soberanos de las casas de Austria y de Borbón, de atender únicamente a la seguridad de los puertos y sus complejos fortificados (abandonando el resto del territorio insular a su propia suerte)
    Eso no es cierto.Lo que ocurre es que los recursos directamente dependientes de la Corona eran limitados, había que atender multitud de frentes y gastos, con una logística infernal y carísima para la época, y lógicamente sólo los puntos neurálgicos podían descansar en los medios propios de la Monarquía.Es injusto decir que se 'abandonaba el territorio'.El problema del articulista es que lo ve desde una perspectiva localista, como si España sólo tuviera que ocuparse de Cuba.

    Aquí está el artículo:

    "La libertad y el derecho a poseer armas"
    Carlos Wotzkow

    "Armas ¿para qué? ¿Para luchar contra quién? ¿Contra el gobierno revolucionario, que tiene el apoyo del pueblo? ¿Es Urrutia lo mismo que Batista? Ahora no hay censura, la prensa es libre y uno puede estar seguro de que la censura no va a ser restablecida, nunca. Hoy no hay tortura, ni asesinatos, ni dictadura. Hoy hay sólo felicidad." - Fidel Castro

    En "El Príncipe", una de las obras más famosas de Maquiavelo, su autor rinde tributo a esa tradición de los suizos de la siguiente manera: "Los suizos están tan bien armados como libres", lo que resume perfectamente una realidad hoy día incuestionable. El arma personal es para los helvéticos un símbolo de libertad y la esencia misma de su salvaguarda. En ningún caso, la apariencia democrática del régimen en que viven representa una garantía de perfecta libertad. Cosa que no parecen haber entendido los cubanos cuando se rindieron boquiabiertos a los cantos de sirena de un demonio llamado Castro.

    Teóricamente, la democracia es una expresión de soberanía popular, pero los gobiernos formados "por el pueblo y para el bien del pueblo" como los quiere ingenuamente todo el mundo, no son más que un miope punto de vista tras el cual se esconde una clase dominante siempre a la búsqueda de la omnipotencia, los honores pomposos y las prebendas más disimiles. He aquí una tendencia humana incuestionable con la que los demócratas tenemos que aprender a vivir. Pero para que el sistema sea entonces viable, la fuerza del pueblo debe oponerse a ese apetito político de los líderes y limitar su poder, si es que éste no estuviese contenido. De esta manera, la sociedad puede evolucionar armoniosamente.

    En Cuba, y para ser más exactos el 8 de enero de 1959, Fidel Castro pronuncia un discurso en la base Aérea de Columbia en el que se separa definitivamente de los verdaderos vencedores de Batista para garantizar, por la vía de las armas su propia subsistencia. Ese discurso a pasado a la historia con el nombre de "Armas, ¿para qué?", y fue hecho en momentos en el que el armamento que poseía el Directorio Estudiantil, la Organización Auténtica y el propio Movimiento 26 de Julio era guardado en un ininteligible por-si-acaso (1), de forma que llegó a representar una amenaza potencial a su poder y al de sus aliados malhechores. Por ello, con el objetivo de hacer de sus contrarios meros individuos sumisos y resignados, el pueblo de Cuba fue, por primera vez en toda su historia, totalmente desarmado.

    Pero veamos un poco sobre nuestra tradición respecto al uso de las armas y cómo aceptamos desarmarnos sin pensar en las nefastas consecuencias que ello podía conllevar. Entre el siglo XVI y los inicios del XIX no era raro que los vecinos de las poblaciones cubanas poseyeran armas propias, y aunque la mayoría fueran armas blancas (el machete y la navaja sevillana por excelencia), no faltaban nunca las de fuego. Esto estaba en correspondencia con la institución castellana denominada "milicia municipal", que hacía descansar las defensas de las comarcas en los vecinos aptos, organizados, y con relativo grado de entrenamiento y en épocas en las que los súbditos españoles aún eran selectivos en el empleo de sus soldados profesionales.

    En Cuba, por la tendencia de los soberanos de las casas de Austria y de Borbón, de atender únicamente a la seguridad de los puertos y sus complejos fortificados (abandonando el resto del territorio insular a su propia suerte), los criollos y los españoles de las clases bajas empiezan a encuadrarse como mínimo desde la época de 1580. Estas "tropas consejiles", como se les llamó, aportaban su propio armamento y equipo (muchas veces precario y anticuado) con el objetivo de entrenar a la población en la utilización defensiva del armamento. Gracias a ello, estas milicias encararon con bastante fortuna la amenaza de corsarios y filibusteros que pulularon por nuestra tierra y por nuestras aguas durante varios siglos.

    Después que estas tropas se reorganizan y se forman en milicias en 1764, las armas de fuego pasan a ser controladas por los superintendentes locales del cuerpo, aunque en las zonas rurales parece que los milicianos conservaron siempre y por tradición sus machestes, algunas pistolas, y los fusiles de caza hasta bien entrado el siglo XIX. A partir de 1810, tras la conspiración de Román de la Luz, que implicó a algunos oficiales de milicias habaneros, las autoridades españolas decidieron disolver el cuerpo que estimaban (con razón) controlado por las elites criollas y sospechosamente (con poco fundamento) proclives a la disidencia.

    Desde entonces, comienza el miedo de la tiranía en Cuba a que su pueblo se encuentre armado. Por tanto, se hacen más severos con el control de las armas de fuego (algo que hicieron celosamente los gobernadores de las décadas de 1820 a 1860), aunque los guajiros y rancheadores siempre las conservaron dada la inseguridad rural derivada del bandolerismo y los negros cimarrones. Solamente entre 1898 y 1902 es que pudiera decirse que el portar armas en Cuba no cuenta con la aprobación del estado, entre otras cosas, dada la ausencia de adversarios extranjeros, y el deseo de la nueva clase política de pacificar apresuradamente a nuestro país.

    Sin embargo, el pueblo cubano siempre estuvo y continuó estando bien armado. En 1906 los enfrentamientos contra la corrupción de Estrada Palma lo obligan a abandonar el poder. En 1917 los Liberales se alzan en armas contra el presidente Menocal y aunque perdieran por la ayuda que le brindó Estados Unidos, la existencia de las armas en manos del pueblo volvía a jugar su cometido. Las armas contra Machado son un avispero en los inicios de la década del 30 y la etapa comprendida entre 1934 a 1944 no fue fácil tampoco para Batista, aunque el pueblo sólo lo acosa unido e interminablemente desde el golpe de estado de marzo de 1952.

    La República, volviendo a sus inicios, se estrena entonces con una clase política que venía de la guerra de independencia. Es en esa etapa en la que se contabilizan por centenas las reyertas y los conatos insurreccionales. Aquella violencia no era sin embargo, ni tan siquiera el germen de lo que después se llamó "el gangsterismo", pues estaba motivada fundamentalmente por la pasión política y no por intereses de tipo económico. No olvidemos que recién terminada la contienda el general Lacret Morlot se ofrece incluso para fusilar al mismísimo Máximo Gómez. Ahora bien, existía en el país entre los criollos cierta propensión a la guapería muy bien reflejada en una novela de Carlos Robreño de principios del siglo XX ("La acera del Louvre").

    En aquellos años era usual que los criollos esperaran a los españoles y los retaban a fajarse y aquellas broncas podían ser lo mismo a tiros que a golpes (2). Por otra parte, los tribunales eran indulgentes con este tipo de delito de sangre motivado por razones políticas, a lo que se agregaba frecuentemente el uso alegre de los perdones presidenciales. Por si fuera poco, cabe decir que sólo en Cuba y en el Uruguay hubo duelos hasta mediados de los años 50 y fueron varios nuestros duelistas famosos, como lo fue Orestes Ferrara. Nuestros políticos solían practicar esgrima por si en algún momento debían batirse, y no era tan infrecuente que ello ocurriera aunque raramente moría alguno de estos anticuados contrincantes.

    Durante la República, la moda de portar armas se hizo en Cuba un hecho cotidiano. Políticos, periodistas y figuras públicas encabezaban la lista (no militar) de gente común y corriente (no delincuente) que llevaban armas de fuego. Unos las portaban con permisos que expedía el Ministerio de Gobernación y otros no, pero sea como fuera, aquel que pudiese pagar una licencia y no tuviera antecedentes penales estaba en el derecho de comprarse un arma. La llamada etapa del "gangsterismo" en Cuba no surge de la libertad de tener un arma, sino más bien como una secuela heredada del gobierno de Batista.
    Hubo una plaga de pseudorevolucionarios, consecuencia de la lucha contra Machado y Batista que usaban armas sin licencias. Estos elementos, aprovechándose del régimen democrático de los presidentes Grau y Prio, y apoyándose en las amistades influyentes que habían contraído con sus luchas contra Machado, llegaron a convertirse (principalmente en La Habana) en verdaderos criminales. Fidel Castro, que no participó en la lucha contra Batista en la etapa del 34 al 44, se integró a la Unión Insurreccional Revolucionaria (UIR) que era uno de los grupos gangsteriles más conocidos. El otro connotado pandillero, Orlando León Lemus, alias "el Colorado", era un amigo conocido de Carlos Prío.

    Años más tarde Carlos Prío es electo presidente, y es él mismo el que paradójicamente contribuye a fortalecer el gangsterismo por motivos de extraña afiliación (3). Después, viene la Cuba en la que en cualquier capital de provincia había armerías y galerías de tiro deportivo. Era la Cuba que empezaba a ser libre y vendía a sus ciudadanos en ferreterías municiones de todos los calibres y cartuchos para escopetas de caza. Era la Cuba que por primera vez en su historia y sin sobresaltos generalizados empezaba a aprender a vivir con armas y no a costa de las armas hasta que irrumpe Batista con su golpe de estado en 1952. Batista es, sin dudas, el dictador que permite a Castro con mano blanda hacerse del poder.

    Es la libertad de tener un arma la que permite a un criminal como Fidel Castro desplazarse a Colombia en 1948 y originar el Bogotazo. Es esa libertad de poseer un arma la que le permite luego asaltar el Cuartel Moncada con pistolas, revólveres y escopetas de caza. Es la fuerza de las armas las que permite a todos sus grupos de apoyo derrocar a Batista, y es esa misma libertad de poder utilizar un arma la que lo lleva al poder durante 42 años eliminando justamente el derecho del pueblo a estar armado. Confiscadas las armas del Directorio Estudiantil, y comprados con prebendas sus líderes Chomón y Cubelas, la política del régimen castrista con relación a las armas es a partir de entonces mucho más clara.

    En 1964 se lleva a cabo en Cuba un censo generalizado de armas a cuyos propietarios se les aseguró no se les confiscarían. Luego, se fusila en varios pueblos y con mucha publicidad algunos individuos a los que se les encontró un arma que no habían declarado. Se les acusa por ello de contrarevolucionarios y el resto de la armas va cayendo en manos del estado por el miedo lógico que implica ser delatado e inmediatamente fusilado. "Con la revolución todo, contra la revolución nada" es un eslogan que se extiende hasta el uso de las armas, y Cuba deviene un país importador y exportador de armas sin que el pueblo tenga acceso a ellas, ni sepa desde dónde llegan y mucho menos, hacia dónde van.

    Una encuesta realizada con ayuda de la internet a un centenar de cubanos de todas las edades demuestra que todos los entrevistados conocían en la Cuba anterior a Castro gente que poseía armas. El 96 % asegura que la mayoría eran revólveres y armas de caza no vinculadas en modo alguno a la pertenencia de su propietario al ejército. De esta manera uno llega a la conclusión de que no éramos obsesivos, pero sí que nos gustaba tener en casa alguna que otra arma. La mayoría (61 %) dice saber de armas con o sin licencias en La Habana y en otras capitales de provincias para la cacería y la defensa, mientras que la totalidad asegura haberlo comprobado en las zonas rurales.
    Por todo lo anterior, una de las primeras medidas que deberá tomar por el próximo gobierno democrático de Cuba será la de legalizar la compra y venta de armas a su población. Basta en Suiza que usted no tenga antecedentes para que tenga acceso y derecho a adquirir hasta un fusil M-16. Hoy por hoy la Confederación Helvética es un país mucho mejor armado que el de los Estados Unidos y donde el 72 % de la criminalidad ocurre con cuchillos de cocina y bates de béisbol (que por cierto no se practica aquí). En Suiza, cualquier ladrón se la piensa mil veces antes de entrar en una casa a robar, y el 28% de los actos en el que intervienen armas de fuego demuestra que la mayoría eran de plástico y el resto, importadas del Este europeo y en manos de delincuentes y residentes ilegales del mismo origen.

    Eso que los extremistas de izquierda y los imbéciles (a veces reunidos en una misma persona) comprenden muy bien, es que el ciudadano armado permanentemente representa la mejor y única manera de amedrentar sus ansias de totalitarismo. Nosotros no supimos mantenernos firmes y retar al dictador en su momento y por ello, hemos padecido casi medio siglo de esclavitud, humillación, miseria y destierro a punta de cañón. Después del triunfo de la revolución la euforia de la paz alcanzada a sido largamente festejada. Luego de la caída del imperio soviético, el mismo viento de optimismo ha acariciado a nuestra población. Pero todavía, como bien se ha visto en los hechos, el cubano sigue corriendo a los pies del mismo estado que les inculca el odio contra sus hermanos y los sume en una apatía por demás extraordinaria.

    Bienne, Agosto 1°, 2001

    Notas

    (1) El Directorio Estudiantil, al llegar a La Habana, ocupa 500 ametralladoras de la Base Aérea de San Antonio de los Baños perteneciente al ejército de Batista. El teniente a cargo de guardarlas (Chinea) fue el militante comunista que comunicó la ocupación inmediatamente a Fidel. Después del discurso "Armas, ¿para qué?", Castro ordena a las "Milicias Obrero Campesinas" confiscar esas armas escondidas en la Colina Universitaria.

    (2) El soneto clásico que define a estos pendencieros abuelos nuestros, muy popular por entonces, se titulaba "Soy Cubano" y sus dos primeros cuartetos decían más o menos así: "Luzco calzón de dril y guayabera / que con el cinto del machete entallo / en la guerra volaba mi caballo / al sentir mis zapatos de baqueta. / De entonces guardo un colt y una escopeta / por si otra causa de esgrimirlos hallo / es mi goce en la paz lidiar un gallo / y mi orgullo improvisar una cuarteta".

    (3) Durante la presidencia de Carlos Prío, éste nombró al frente de la policía al General Quirino Uría, un militar de carrera que pronto comenzó a someter al pandillerismo. Sin embargo, cuando "el Colorado" cae en sus manos, el presidente le ordena dejarlo en libertad y es ahí que este general, bien capacitado para acabar con esta lacra opta por dimitir.
    El autor agradece a los siguientes compatriotas sus valiosas observaciones sobre la historia y la tradición cubana de poseer armas de fuego. Agustín Blázquez, Fernando Cabrera, Marcelo Fernández Zayas, Pablo J. Hernández, Luis R., Hernández, Santiago de Juan, Alberto Luzárraga, Carlos Alberto Montaner, Tomás Muñoz, Orlando Plá, Adán Seife, y Miguel Uría,
    ................................

    Y el último.También liberalista, pero bueno.Si os preguntáis cómo tengo tantos artículos, eso es porque ha dado la casualidad de que estaba preparando la apertura de un hilo sobre este tema de la libertad - no absoluta, eso sería libertinaje - de armas para la población española de bien.Espero que os sirvan.

    ¿Más armas es igual a menos crímenes?

    Por Gorka Etxebarría

    El 7 de noviembre en los EEUU no sólo se celebraron elecciones federales, estatales y locales, sino que también se convocaron diversos referendos desde la legalización total de la marihuana (en California) hasta el mayor control sobre las armas (Colorado). Al parecer en este Estado, el 80 por ciento de la población estaba a favor de una mayor restricción al uso de armas. En este artículo tratamos de plantear si resulta conveniente limitar el derecho a portar armas sancionado en la segunda enmienda a la Constitución americana.

    Pero previamente convendría plantearse la siguiente pregunta: ¿Cuántos países del mundo pueden enorgullecerse de haber vivido más de 200 años sin una sola dictadura o tiranía?. Quizá me equivoque, pero con dos dedos me sobra y basta. Sólo hay dos naciones que han sabido mantener su civilización: Suiza y Estados Unidos.

    Curiosamente, ambos respetan el derecho a portar armas. En el fondo de ese derecho está la idea de que si un gobernante se vuelve tirano, la única forma de pararlo sería que la ciudadanía pudiera resistirse. Como decía Ernst Jünger en La emboscadura, un hombre acabó con varios nazis que iban tras él con un arma. Evidentemente, poder llevar armas conlleva riesgos pero también el uso de coches, cuchillos de cocina o taladradoras los entraña. La cuestión por tanto debería limitarse al uso que se dé a las armas.

    Otro punto crucial del debate es que las estadísticas confirman que los estados de USA que dictan legislación restrictiva sobre la posesión de armas (el periodo Brady de cinco días para que te otorguen la licencia o los programas de recompra de armas) padecen de un mayor índice de crimen , mientras que los Estados y ayuntamientos que no restringen dicho uso gozan de mayor paz social. En Kennesaw, Georgia, en 1982 el ayuntamiento aprobó una ordenanza por la que se exigía que cada hogar dispusiese de un arma de fuego. El resultado fue que el crimen en Kennesaw descendió de forma espectacular: los delitos graves se redujeron en un 74,4 por ciento, los asaltos a viviendas pasaron de 55 a 19 en un año, los asaltos con agravantes de 9 a 2, las violaciones de tres a cero, los atracos a mano armada de cuatro a cero y los homicidios de uno a cero.

    Además, como ha indicado John R.Lott, catedrático de economía de la Universidad de Chicago, en su reciente libro, More Guns, Less Crime las pistolas se utilizan cinco veces más en autodefensa que en la comisión de crímenes. Lo peor de poner trabas a la adquisición de las armas es que facilitan a los criminales el comprarlas en el mercado negro mientras al pobre ciudadano se le complica obtenerlas y consecuentemente aumentan las dificultades para que se pueda defender. También es preciso recordar que si se dictan controles restrictivos de armas los más desfavorecidos serán las clases medias y pobres ya que los ricos podrán contratar servicios privados de protección (por ej. Prosegur) al no estar prohibido que los guardas de seguridad lleven armas.

    Carol Silver y Don Kates han demostrado que entre 1975 y 76, la policía tuvo éxito en evitar el crimen o capturar al criminal el 68 por ciento de las veces que utilizó armas de fuego mientras el uso de armas de fuego por ciudadanos privados tuvo un 83 por ciento de éxitos. Otro ejemplo curioso podría ser el de Orlando. En esa localidad norteamericana la policía patrocinó en 1966 y 67 un programa destinado a entrenar a las mujeres en el manejo seguro de armas de fuego debido al aumento de las violaciones en la ciudad durante 1966. Kleck y Bordua descubrieron que el índice de violaciones en Orlando descendió desde las 35,91 por cada 100.000 habitantes en 1966 a sólo el 4,18 en 1967.

    Imagínense que una delincuente se dispone a atracar a una señora. Si cree que puede sacar un arma de su bolso, el malhechor se planteará el atacarla. Parece palpable que este caso es una aplicación de la ley de la oferta y la demanda: al aumentar el precio de un bien, la gente compra menos. En el caso de la actividad criminal si el coste y riesgo de cometer un crimen crece, se cometerán menos crímenes.

    Sin duda, cuando vemos en la tele un tiroteo en un colegio norteamericano a manos de un joven (anormal por cierto) nos fijamos únicamente en que, de no existir el derecho a portar armas, no hubiera sucedido nada de eso. Conviene también apuntar que cuando un lunático empuña un arma y se dispone a asesinar en masa si en ese momento alguien pasa por ahí llevando un arma en su cintura puede contener la tragedia.

    En la vida como en la economía, hay que mirar más allá de los efectos visibles. Hay que pensar en las consecuencias a largo plazo. Las leyes no se escapan a esta máxima. Así, las que limitan este derecho natural generan un efecto rebote: aumentan el número de crímenes. Sin duda a esta afirmación se le podría oponer un millón de estadísticas. Mas ninguna de ellas tendrá en cuenta varias cuestiones:

    1) En muchos casos de autodefensa, una pistola es simplemente blandida sin que nadie quede herido porque el asaltante sale corriendo.
    2) En los Estados en los que hay severas leyes sobre armas, los ciudadanos que se sirven de una para protegerse no dan cuenta de incidentes de los que han salido ilesos gracias a una pistola porque temen ser detenidos por utilizar ilegalmente un arma.

    De modo que cuando vean a Charlton Heston presidiendo la NRA, no piensen que están ante un ultraderechista ni un loco sino ante una persona cuerda que sabe que la libertad tiene un precio y que mantener la paz supone no dejar que los intransigentes y violentos arrasen con un país que tantas generaciones han ido construyendo.

    Sin llegar al extremo de los judíos por la preservación de la propiedad de armas de fuego (www.jpfo.org) que tienen como lema : Quien apoye la limitación del derecho a portar armas que alce la mano y de fondo un dibujo de Hitler con el brazo levantado, parece interesante reconsiderar este debate y ver si en realidad los republicanos están o no tan equivocados cuando en ocasiones se oponen al control de armas de fuego apoyándose en la segunda enmienda de la Constitución Americana.

    Ya veremos lo que depara a Colorado el 7 de noviembre. Al menos quizá aprueben otros referendos dicho día: el uso médico de la marihuana y la reducción de los impuestos que amplían la libertad de los ciudadanos.


    LECTURAS RECOMENDADAS:

    -Benson, Bruce; Justicia sin Estado ( Unión Editorial 2000).
    -Friedman, David; Hidden Order: The Economics of everyday life ( Harper Collins, 1996)
    -Lott, John R; More Guns, Less Crime (University of Chicago Press 1998)
    -Ross, John; Unintended Consequences (Accurate Press. 1996)
    -Rothbard, Murray; For the New Liberty ( Fox & Wilkes, 1996)

  9. #9
    Avatar de JESEG
    JESEG está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    12 ago, 05
    Edad
    53
    Mensajes
    41
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    soy partidario de que ha de ser el Estado quien tenga el "monopolio de la violencia".
    El problema viene cuando se hace dejación de sus funciones y la criminalidad va en ascenso.
    Pero no creo que la solución sea reclamar "armas para el pueblo" ( ya se oyó suficientemente ese grito en la II Republica de tan ingrato recuerdo), lo que hay que exigir es que el Estado cumpla sus funciones: Ley y Orden.

  10. #10
    Avatar de Juan del Águila
    Juan del Águila está desconectado Jainko-Sorterri-Foruak-Errege
    Fecha de ingreso
    13 abr, 06
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,020
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    Si el pueblo español hubiera estado lo suficientemente bien armado y preparado -los tercios de voluntarios realistas-, Su Majestad Católica Carlos V, Don Carlos María Isidro QEPD, no sólo hubiera sido Rey efectivo en sus feudos norteños y levantinos, sino también en la Villa y Corte, capital del Imperio.Y con ello habría cambiado toda la historia posterior de España, y aún de la Hispanidad y del Mundo.

    Ahora mismo estamos asistiendo al espectáculo de una élite política completamente desconectada de la sociedad, e incluso de sus mismas bases.Un gobierno que promueve y aprueba cambios esenciales en contra de la opinión de más del 80% de sus propios votantes.He aquí las glorias de la democracia liberal, algo nada nuevo por otra parte. Y si llega el día de que el pueblo español, - incluida la mayoría de la izquierda 'de la calle', esclava de siglas, jerarcas iluminados y minorías chillonas-, deba levantarse en armas contra la desaparición de la pobre España, como gloriosos descendientes de su sangre y de su Historia, no podrá hacerlo por no tener con qué.Y asistiremos impotentes a la desmembración y acabamiento de esta Patria escogida, Patria entre patrias que han sido y serán, que es nuestra bendita España, Dios la guarde siempre.Prefiero arriesgarme con un 'armas para el pueblo' alejado de demagogias y bien hecho.

    Monopolio de la violencia...¿en manos de ZP y Rubalcaba?¿O de los otros, los plutócratas ultraliberales que nos impiden tener hijos y nos sustituyen por inmigrantes para aumentar los beneficios?Armas para el pueblo español de bien. Bien encuadrado, disciplinado, dirigido y preparado de forma autónoma.Como tantas milicias concejiles,como tantos somatenes,como la Santa Hermandad,los tercios de voluntarios,los miqueletes, las escuadras,los guerrilleros, y demás cuerpos populares que ha habido, y que tantas veces han salvado a España de las garras de propios y extraños.

    Dios, Patria, Rey...¡Y armas!

  11. #11
    Avatar de Breogan
    Breogan está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    25 may, 05
    Mensajes
    470
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    Cita Iniciado por Kontrapoder
    Caray con el principio de subsidiariedad, cada vez se va pareciendo más al anarquismo. Ni policía ni jueces ni nada, volvamos a la ley de la selva y que cada uno se las arregle como pueda.
    No, querido Kontrapoder, la ley de la selva es lo que ahora tenemos gracias al idolatrado Estado que, por omisión, ha entregado el pueblo en manos de los miniejércitos y gansteres kosovares, rumanos, colombianos y demás basura.
    Para más INRI permite la invasión de las Canarias, asistiendo y recogiendo, antes de que lleguen a la costa a los africanos; cuando lo que tendría que hacer es recibirlos a cañonazos para impedir que pisaran suelo español.

    Si el Estado no quiere defendernos, estamos nosotros totalmente legitimados a tomar las medidas oportunas para ello.
    Así lo haremos y que Dios nos ayude; que el estado no va a hacerlo.
    Última edición por Breogan; 26/05/2006 a las 10:50




  12. #12
    Avatar de Breogan
    Breogan está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    25 may, 05
    Mensajes
    470
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    Cita Iniciado por JESEG
    soy partidario de que ha de ser el Estado quien tenga el "monopolio de la violencia".
    Ahora esa violencia la comparte con las bandas y miniejércitos de inmigrantes.

    El problema viene cuando se hace dejación de sus funciones y la criminalidad va en ascenso.
    La primera dejación fue haber permitido que cruzasen la frontera-siguiendo los dictámenes de la logia de Bruselas. Y, encima, desde Canarias nos los traen aquí directamente.




  13. #13
    Avatar de rey_brigo
    rey_brigo está desconectado la TRADCIÓN es la ESPERANZA
    Fecha de ingreso
    20 may, 05
    Ubicación
    Betanzos dos Cabaleiros antiga Brigantium
    Edad
    38
    Mensajes
    559
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    Yo creo que existe un problema de conceptos. El tenemos que tener armas no solo par defendernos a nosotros, nuestra familia o nuestra propiedad de elincuentes, tb tenemos que protegernos del Estado ( no confundamos el Estado mdernos forjado por la revolución y profundemente anticatólico con la sana comunidad politica de la que nos hablan los autores cristianos) que es la primera amenaza de nuestra libertad y ahi pongo elejemplo de Cataluña en el q regualn todo desde en q idioma se tiene que hablar hasta casi que papel higienico se debe utilizar.
    Dios, Familia, Libertad y Armas...

    Pd- Tb existen autores tradicionalistas que se oponen a la posesion de armas ej Alvaro D´oors en Violencia y Ordén.

  14. #14
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    Amigo Kontra, creo que no has entendido nada del Principio de Subsidiariedad y yo estoy con Breogán. Cuando en España se ha cumplido, y eso lo dicen los cronistas extranjeros, sin necesidad de un estado policial, aun teniendo otros efectos hemos sido envidiados por nuestro modus vivendi y por nuestra seguridad, que en otros tiempos proporcionaron instituciones como la Santa Hermandad o la Inquisición; o como acá se habla de la importancia del somatén y el amigo Arnau nos proporciona los precedentes históricos claros.



    Por lo demás, rey brigo, no entiendo cómo estás de acuerdo con el Principio de Subsidiariedad y militas en AES. El modelo de estado de AES, aun camuflado y con banderita europeísta si se quiere, es el que todos ya conocemos.

  15. #15
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,135
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    Como el pueblo español es tan honrado y decente, y se guía tanto por los principios católicos, armémosle, que seguro que van a hacer buen uso de las armas. Así dirimiremos nuestras disputas de tráfico a golpe de cañonazo, en vez de a palos como tradicionalmente se hacía, o podremos reeditar episodios como el de la II República en el que las diferencias políticas también se ventilaban a golpe de pistola. Todo ello, claro, está, por honrados padres de familia.

    Ahora en serio, Breogán, si el Estado hace dejación de sus funciones lo que hay que hacer es pedir que ese Estado retome dichas funciones. Dar armas ahora a la población española, que tiene menos principios morales que en la II República, es un suicidio. Eso en lo respectivo a tu argumentación. A los demás que argumentan en base al principio de subsidiariedad, decirles que no veo diferencia entre eso y la anarquía, tal como ellos lo plantean. Por este camino también podríamos privatizar la administración de justicia, y que sean los ciudadanos los que impartan justicia al más puro estilo de la Ley de Linch. Y no es broma, esa petición también la he oído en algún foro carlista y amparada en ese principio de subsidiariedad. Yo estoy con la opinión que Sixtino expresó hace cierto tiempo: que mucho de lo que se hace pasar por principio de subisidiariedad es mercancía de contrabando y que no pertenece al ámbito de ese principio de subsidiariedad. Y que ahora se exagera mucho eso en aras de lo políticamente correcto, porque se lleva mucho decir que hay que limitar al Estado o reducirlo a su mínima expresión o hacerlo desaparecer. Es muy políticamente correcto. Y yo como siempre opino que todo depende de las funciones que ejerza el Estado. Hay algunas funciones que me parecen claramente intrusivas pero hay otras que me parecen completamente legítimas y que precisamente son de las que hace dejación ahora. Por lo tanto, limitemos al Estado en lo que hay que limitarlo, pero demosle el poder que le corresponde en otras funciones que sí le son propias y que además por el bien común es positivo que dichas funciones recaigan en él: como la policía o a la administración de la justicia.

  16. #16
    Avatar de Ulibarri
    Ulibarri está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    05 may, 05
    Mensajes
    418
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    Tiene razón Kontrapoder al referirse a la matizaciones presentes del principio de subsidiariedad. Como concepto político-histórico no pertenece a la razón pura, sino a la historicidad de la razón cognescente, por tanto es un concepto dinámico que no se inscribe en la Tradición de un modo dogmático al estilo de como fue formulado primero por los tradicionalistas del s. XIX y después por la doctrina política católica. Hoy día, en tiempos de globalización y mundialismo en lo político y nihilismo en lo social es precisamente el Estado (lo dice Vallet, Elías de Tejada y otros) quien cumple el principio de subsidiariedad frente a las entidades supranacionales. Pienso que legitimar la autodefensa armada en el principio de la subsidiariedad en la actual coyuntura socio-política es una reflexión un poco abrupta, si bien sí que serñua reconducible a un exigencia de derecho natural el portar armas en defensa del bien, pero eso deberia estar limitado a los que militen bajo las banderas de Cristo Rey y no para un pueblo que hoy por hoy democraticamente pide que dejen libre a Barrabas.
    ¡Por España!, y el que quiera
    defenderla honrado muera;
    y el que, traidor, la abandone,
    no tenga quien le perdone,
    ni en tierra santo cobijo,
    ni una cruz en sus despojos,
    ni las manos de un buen hijo
    para cerrarle los ojos.

  17. #17
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    No creo que pedir los límites del estado que imposibiliten los abusos de poder sean políticamente incorrectos. Lo que leas de alguno que escribe en foros carlistas tampoco tiene por qué ser 100 % doctrina tradicionalista. Que el estado tenga sus atribuciones lógicas nadie lo niega. Pero yo por ejemplo me niego a que el estado mangonee las universidades y me niego a que España se rija por una legislación igualitarista manejada desde despachos de Madrid o de donde sea, cosa que el totalitarismo y también los liberales, aunque lo camuflen, quieren, y de hecho en el sistema liberal a día de hoy es así.


    Tampoco se trata de " armas pal pueblo " como pedía Def Con Dos o Indalencio Prieto, pero es que ese no es el ideal de la milicia. Quien así lo piense no ha entendido nada. Por ejemplo, históricamente, ¿ por qué fue un fracaso los migueletes o la Milicia Nacional y sin embargo el somatén mantuvo cierto arraigo ? ¿ Por qué es una bestialidad el sistema policial de los liberales....? Por ahí podíamos empezar.



    Y por muy difícil que sea, me gustaría pensar con una sociedad dinámica y participativa y que no espere a que papá estado le de todo. Casos como estos podemos ver con Franco, Perón, Salazar y tantos otros. Y a quien le guste, po pa é. A mí no ni eso entra en el marco de la tradición sociopolítica de las Españas.


    Igual es que tampoco entiendo yo eso del " totalitarismo idílico ".....

  18. #18
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,135
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    Cita Iniciado por Ulibarri
    Tiene razón Kontrapoder al referirse a la matizaciones presentes del principio de subsidiariedad. Como concepto político-histórico no pertenece a la razón pura, sino a la historicidad de la razón cognescente, por tanto es un concepto dinámico que no se inscribe en la Tradición de un modo dogmático al estilo de como fue formulado primero por los tradicionalistas del s. XIX y después por la doctrina política católica. Hoy día, en tiempos de globalización y mundialismo en lo político y nihilismo en lo social es precisamente el Estado (lo dice Vallet, Elías de Tejada y otros) quien cumple el principio de subsidiariedad frente a las entidades supranacionales. Pienso que legitimar la autodefensa armada en el principio de la subsidiariedad en la actual coyuntura socio-política es una reflexión un poco abrupta, si bien sí que serñua reconducible a un exigencia de derecho natural el portar armas en defensa del bien, pero eso deberia estar limitado a los que militen bajo las banderas de Cristo Rey y no para un pueblo que hoy por hoy democraticamente pide que dejen libre a Barrabas.
    Perdona, mencioné a Sixtino pero me refería a tí. Estoy totalmente de acuerdo contigo.

  19. #19
    Avatar de Eguzki
    Eguzki está desconectado Primus circumdedisti me
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    España
    Edad
    47
    Mensajes
    140
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    Estoy radicalmente en contra del derecho a portar armas.

    Para resolver un problema como es el de la ola de asaltos a domicilios en Cataluña no podemos crear uno mayor.

    Ahí tenemos el mal ejemplo de Estados Unidos.
    "La Patria es espíritu. Ello dice que el ser de la Patria se funda en un valor o en una acumulación de valores, con los que se enlaza a los hijos de un territorio en el suelo que habitan". - Ramiro de Maeztu

  20. #20
    Avatar de Templanza
    Templanza está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    05 may, 06
    Mensajes
    199
    Post Thanks / Like

    Re: Por el derecho a portar armas

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Propongo que se haga una encuesta en la web.

    Quién tiene más datos sobre la asociación pro-derechos de llevar armas que llevaba Gustavo Morales, ex-presidente creo que de FE JONS, y creo uno de los que intervino en el caso del periódico Ya.

Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 69
    Último mensaje: Hace 1 semana, 18:03
  2. Especial informativo: manifestación 12-N
    Por Sant Marti en el foro Tablón de Anuncios
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 04/11/2005, 20:13
  3. La historiografía gipuzkoana, desde Zaldivia a Gorosabel
    Por vascongado en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 10/08/2005, 21:41
  4. Los Fueros de Sepúlveda
    Por Ordóñez en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 04/08/2005, 16:22

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •