Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 3 de 3
Honores2Víctor
  • 2 Mensaje de stereoman

Tema: Libro de maravillas- ramon llull

  1. #1
    stereoman está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    19 sep, 16
    Mensajes
    11
    Post Thanks / Like

    Libro de maravillas- ramon llull

    Lo que sigue es mi traducción al castellano del LLibre de Meravelles de Ramón LLull, siendo aranés, estoy familiarizado con el occitano, de modo que entiendo bastante bien el lemosino de Llull, la dificultad mayor estriba en alcanzar su nivel de sutileza, que está algunas magnitudes por encima del mío.
    Publicarlo aquí me sirve para hacer una revisión del texto en busca de errores, originalmente inicié la publicación en otro foro, pero desapareció antes de finalizar el libro, eventualmente, esta será la primera publicación íntegra.
    Tras cada fragmento, acostumbro hacer algunas anotaciones, las he dejado como estaban por si pueden ser de utilidad, pero creo que sobrarían en una versión impresa.

    Me sorprendió enterarme de que, desde que se tiene noticia, sólo hay un español entre los sabios de la antigüedad, al menos es el único que se menciona, de la categoría de Avicena, Tomás de Aquino, Roger Bacon, Arnaldo de Vilanova, o Alberto Magno, y otros pocos nombres insignes.
    De modo que, por una cuestión de buscar nuestras auténticas raíces, comencé a leerlo, sus textos están en catalán de 1300, por lo que no es fácil entender lo que dice, pero, si se logra traspasar esa barrera, se descubre una mente clara y profunda, genuinamente preocupada por las dimensiones más elevadas del ser humano, y a un trabajador incansable, quizá el signo más claro de su condición de iniciado, su obra es ingente, y nadie se le ha acercado ni de lejos.
    Esparcidas aquí y allá en su obra, destellan párrafos, ideas, comprensiones y estructuras mentales que nos dejan con la boca abierta, no sólo por lo que este hombre hizo, sino por que nos muestra lo que otros hombres debemos hacer, y lo lejos que estamos de lograrlo.
    Así que me he impuesto la tarea de traducir uno de sus libros ( LLibre de Meravelles, El Libro de las Maravillas, ), al menos la mayor parte, por un lado, creo que es de interés para muchos, por otra parte, yo mismo desearía poder leerlo en castellano a partir de una traducción fiable, en esto como en todo, si quieres algo, hazlo.
    Mi plan consiste en ir traduciendo un par de páginas al día, más o menos.
    El libro se titula " Llibre de meravelles", la traducción correcta de maravillarse, en este contexto, sería, asombrarse, por lo que el título académicamente correcto debería ser Libro de Asombros, pero bien mirado, el libro es en sí mismo una auténtica maravilla en nuestros propios términos, y leerlo no deja de ser un viaje asombroso y lleno de auténticas maravillas que justifican el título.

    LIBRO DE MARAVILLAS
    LIBRO PRIMERO: DE DIOS
    SI DIOS EXISTE-
    Cuando Félix, después de dejar a su padre, hubo caminado largamente y se encontraba en un bosque, encontró a una pastora guardando el ganado.
    -Amiga- dijo Felix- mucho me sorprende encontraros sola en este bosque, donde hay malas bestias que podrían hacer daño a vuestra persona, y vos no tenéis la fuerza que pudiera defender a vuestro ganado de los lobos y otras bestias.
    Dijo la pastora:
    - Señor, Dios es esperanza, compañia y soporte de mi coraje, y estoy en este bosque bajo su guarda, por que el ayuda a todos los que en él confían: porque posee todo el saber, bondad y sabiduría, me he puesto bajo su guarda y en su compañía.
    Mucho gustaron a Felix las palabras de la pastora, y , asombrado por su esperanza y sabiduría, continuó su viaje. Y cuando apenas había avanzado un poco, escuchó a la pastora gritar y llorar, y la vió correr tras un lobo que se llevaba un cabrito. Félix se asombro de que la pastora tuviera valor para perseguir al lobo.
    Y mientras la pastora perseguía al lobo, y Félix corría para ayudarla, el lobo soltó al cabritillo, mató y devoró a la pastora, y se fue hacia el rebaño donde mató muchas ovejas y corderos.
    Así que, muy asombrado, empezó Félix a pensar en aquello que había visto, y recordó las palabras que la pastora dijo sobre Dios, en quien tanto confiaba.
    Entretanto, Félix pensaba en la pastora y se asombraba de que Dios no la hubiese ayudado cuando ella en El se confiaba, y cayó en la tentación, y dudó de la existencia de Dios, de modo que se convenció de que Dios no es nada, porque le pareció que, si Dios es algo, hubiera ayudado a la pastora.
    En medio de tales pensamientos fue Felix todo el día, al anochecer encontró una ermita donde había un hombre santo que había estudiado largamente tanta teología como filosofía, y, con sus libros y su sabiduría, en aquella ermita, a Dios contemplaba y adoraba.
    El ermitaño recibió a Felix con toda amabilidad, pero él estaba tan absorto y asombrado, que, sin hablar, se arrojó a sus pies y permaneció conmocionado y en silencio mientras el ermitaño se maravillaba de verle en ese estado y comprendía que algo le pasaba.
    Y Felix se desesperaba en la tentación que le atormentaba, porque consideraba que Dios no era nada, ya que, si lo fuera, no le habría dejado caer en la tentación de dejar de creer en él, principalmente, por que el, por amor de Dios, se había propuesto ir por el mundo para enseñar a las gentes a amarle, conocerle, honrarle y servirle.
    -Bello amigo- dijo el ermitaño- ¿Qué os pasa y por qué estáis tan agobiado?
    -Señor-dijo Felix- Muy asombrado estoy de Dios, de como me ha desamparado y me ha dejado caer en tan gran tentación, y de como desamparó a una pastora a la que mató un lobo.
    Y entonces Felix explicó al hombre santo como había caído en la duda de si Dios era o no era algo, y le rogó que le ayudase a recuperar la devoción que antes tenía.
    (......)
    -Bello amigo- dijo el ermitaño- debes considerar que este mundo existe para que exista la posibilidad del bien, por que si no pudiera existir el bien, no podría ser el mundo tan bello como es.
    Y, si Dios no fuese nada, el mundo sólo existiría para el mal, porque hay en él mucho más mal que bien. Y como al bien le conviene ser, y al mal, no ser, es obvio que es Dios lo que hace bueno al mundo, y aquello que haría al mundo mayor en mal que en bien sería la no existencia de Dios, sin el ser del cual todo lo que es sería en balde, y se seguiría que el bien fuera para el mal, y el mal, para sí mismo, y sería el fin del bien, lo cual es muy inconveniente, por lo cual se declara la existencia de Dios.
    Mucho reflexionó Felix en las palabras que le decía el buen hombre, y comenzó a alegrase en su corazón, y, entre suspiros y sollozos, dijo estas palabras:
    - Virtud y coraje había en la pastorcilla cuando al lobo perseguía. Si Dios fuese algo, hubiera ayudado a la virtud de la pastora, y nunca hubiera dejado desfallecer en mi alma la fe en El.
    -Bello amigo- dijo el ermitaño- en Dios hay caridad y justicia, y, como la pastorcilla amaba a Dios y en él se confiaba, la ha llevado consigo a su gloria, y te ha dado la forma de ser fuerte contra las tentaciones y que creas en Dios, porque de otra manera no podrás entender, porque un hombre que ha emprendido tan alto negocio como vos, debe poseer un gran coraje, y por eso Dios ha dejado al diablo que te tiente, para que te acostumbres a ser fuerte y firme contra la tentación y el vicio.
    Después de que el santo hombre dijera estas palabras, tomó un bastón y trazó un círculo alrededor de Felix; y luego le preguntó si le parecía que fuera de aquel círculo había algo más necesario que dentro de él.
    Mientras Felix se asombraba de la pregunta que le hacía el ermitaño, éste dijo que la grandeza concordaba mejor con el ser que la escasez, y que lo que estaba fuera del círculo, era mayor en grandeza que lo de dentro, por eso es necesario que haya algo más grande fuera que dentro del círculo, después, dijo que la razón juzga y conoce que hay algo fuera del firmamento, y ese algo debe ser Dios, cualquier cosa que esté dentro del firmamento tiene que ser menor que él, ya que él lo contiene todo. Y si Dios no estuviera fuera del firmamento, se seguiría que es mayor el no ser que el ser, y lo que estaría dentro del firmamento sería grandeza acabada y finalizada, y eso es muy inconveniente.
    Mientras el ermitaño decía estas palabras, una gran serpiente pasó al lado de Felix, quién sintió un gran temor, y se asombró de que el ermitaño no tuviera miedo de la serpiente.
    -Amable hijo- dijo el ermitaño- si Dios no fuera nada, no habría resurrección, y el mundo sería eterno, y existiría para sí mismo, y todos, una vez muertos, estaríamos en la privación y el no ser.
    De donde se seguiría que el mundo serviría para que los hombre estuvieran en el no ser más que en el ser, por que en el no ser, estaríamos para siempre, y en el ser, sólo el escaso tiempo en que estamos vivos. Por lo tanto, tú mismo puedes considerar, y conocerlo en ti mismo, que si Dios no fuese nada, tu naturaleza no hubiera temido a la serpiente, porque lo natural sería desear morir, ya que la muerte sería la ocasión de alcanzar el máximo posible, la privación y el no ser absolutos.
    Pero como tu naturaleza teme a la muerte, significa que Dios, existe, y los hombres justos vivirán en una gloria sin fin tras la resurrección.
    -Señor- dijo Felix- me asombro de tu falta de temor, ya que amas ser, por naturaleza, contra no ser.
    - Bello amigo- dijo el ermitaño- es tan placentero amar a Dios y pensar en él, que todos aquellos que en el saben amar y conocer, desean verlo y sentir su gloria, y menosprecian la vanidad de este mundo, que tan poco dura., por eso, amable hijo, no temo morir, antes deseo morir y estar con Dios, y por ese deseo puedes percibir que Dios existe, porque, si Dios no fuese nada, ambos hubiéramos sentido miedo de la serpiente, miedo que has sentido por que a Dios no sabes amar ni conocer.
    Mucho gustó a Félix la demostración que el ermitaño hizo de Dios, y bendijo a Dios por iluminar su conocimiento, Con lloros y contrición se rindió ante Dios como culpable, y tomó penitencia del hombre santo alabando a Dios a quien bendecía por ponerlo en su camino, y deseó que muchos ermitaños tuvieran su sabiduría y amor en conocer y amar a nuestro señor Dios.


    .



    Llull fue discípulo de Arnaldo de Vilanova, conviene comprender que en esa época, Arte Ciencia y Religión estaban indisolublemente ligados, por lo que un sabio de este tipo, no solo era versado en lo que hoy conocemos como Ciencia, sino que era gente que comprendía y usaba el Arte para transmitir esa ciencia al pueblo, usando la religión como vehículo.
    El libro de Llull es una obra de Arte Objetivo , contiene conocimientos científicos, y, bajo una forma artística, los transmite en nombre de Dios y en beneficio de todos.
    Kontrapoder y Hyeronimus dieron el Víctor.

  2. #2
    stereoman está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    19 sep, 16
    Mensajes
    11
    Post Thanks / Like

    Re: Libro de maravillas- ramon llull

    QUE ES DIOS-
    -Señor ermitaño-dijo Felix- ¿Sabríais vos decirme qué es Dios? Por que mucho deseo saberlo, por que si supiera qué es Dios, se exaltaría mi voluntad de amarlo aun más; por que es natural que para un entendimiento iluminado, sea mayor la voluntad de amar aquello de que el entendimiento tiene conciencia.
    Largamente reflexionó el ermitaño en la demanda que le hacía Félix. Mientras el ermitaño consideraba la forma de dar a entender a Felix lo que es Dios, Felix se maravillaba de su falta de respuesta; y dijo estas palabras:
    -Señor, un hombre encontró una piedra preciosa que valía mil sueldos, la cual vendió por una moneda a un hombre que la piedra conocía, quien obtuvo mil sueldos por ella. Entonces, señor, si sabéis qué es Dios, os ruego que me lo digáis, para que yo, según lo que Dios sea, lo sepa amar y conocer.
    Y si vos no sabéis lo que es Dios, mucho me maravilla que podáis amarlo tanto sin conocerlo, ni como, por Dios, podéis soportar en esta ermita tan áspera vida; y me parece que si vos no supierais qué es Dios, a la menor ocasión lo hubierais despreciado, como hizo el hombre que no conocía la piedra, que la dio por una moneda, la cual moneda conocía, ; y por el conocimiento que tenía de la moneda y por la ignorancia de la virtud de la piedra, prefirió tener la moneda que la piedra.
    -Amable hijo- dijo el ermitaño- en una tierra ocurrió que una mujer oyó alabar la sabiduría , el poder y las buenas costumbres de un rey, y, por lo mucho que oyó hablar de él, decidió ir a aquella tierra donde estaba el rey.
    Cuando estuvo delante del rey vió el gran orden de su corte, y vió su gran poder y su buen régimen, y, aún, su bella persona, bien educada y llena de virtudes, entonces sintió por el rey un amor aún mayor del que sentía antes de conocerle.
    Y vos, bello hijo, ya habéis mencionado que la voluntad ama más fuertemente aquello que conoce que lo que no, y de mí, quiero que sepas que vine a esta ermita para poder encontrar el conocimiento de lo que es Dios, por que mucho he deseado saberlo largo tiempo ha: y, para poder saberlo, he estudiado largamente teología y filosofía, y, en esta ermita, hago todo lo que puedo para llegar a entender y saber cual es la esencia de nuestro señor Dios.
    El ermitaño dijo a Felix:
    - Un rey tenía una mujer buena y bella a la que mucho amaba. Aquella reina amaba al rey fuertemente, y, por el gran amor que le tenía, sentía celos del rey y una de sus doncellas, con la que al rey le gustaba hablar debido a sus placenteras palabras.
    Aquella reina estaba triste todos los días, y nada que el rey hiciera o dijese podía alegrarla, de lo que el rey se asombraba. Fuertemente se esforzó el rey, tanto como pudo, en tenerla contenta, al fin, como vió que no podía alegrarla, sospechó de ella, y dudó de su honestidad.
    Bello hijo- dijo el ermitaño- cuando el rey cayó en los celos y sospechó de su mujer, empezó a dejar de amarla, y, por ella, dejó de amar a la doncella.
    Largamente estuvo el rey sin hablar con la doncella, y la reina comenzó a alegrarse, lo cual hizo maravillarse al rey, ya que , antes, cuando daba a la reina todos los placeres que podía, no lograba que se alegrase, y luego, cuando dejó de dárselos, la reina le amaba más que antes.
    Mucho se asombro el rey del extraño comportamiento de la reina, y según ello ,dejó de amar a la reina, para que siguiera alegre y contenta en su amor.
    Cuando los hombres de este mundo sienten placer en las delicias corporales, y no aman por el creador que los ha creado para que todos sepan amarlo y conocerlo, entonces se aleja Dios de esos hombres, y ese alejamiento no permite tener conocimiento, ni pueden sentir la delectación que sentirían de tener ese conocimiento de Dios.
    Pero cuando el hombre deja de amar las delicias de este mundo, y, por medio de esas delicias y este mundo, ama a Dios, entonces, los placeres y el mundo aciertan en el hombre, y dan al hombre el modo de amar a Dios y tener conocimiento de Él.
    Y por eso, -bello hijo-dijo el ermitaño-puedes tener el conocimiento de lo que es Dios, a saber; que Dios es aquello por lo que el mundo te alejará de amar a Dios si amas al mundo por sí mismo; y Dios es aquello por lo que el mundo significará Dios para ti, si lo amas para encontrar y amar a Dios.






    .



    Los anglosajones conocen a Llull como " Blessed" Ramon Llull, este apelativo no es gratuito, no hay duda de que si ha habido alguna vez un hombre bendecido por Dios, ese fue Llull, lo que es terrible, es que tengan que ser los de fuera quienes hayan comprendido quien fue realmente Llull.
    A este respecto, y salvando las distancias, tenemos más de un ejemplo de lo mismo en personajes como Arturo Soria, o Isaac Peral.
    Por que al menos Llull fue reconocido y valorado en su época, produce una tristeza infinita leer el prólogo del "Origen Poliédrico de las Especies" de Soria, dedicado a cualquier extranjero capaz de comprenderle, porque sabía que ningún español lo haría...nunca.

  3. #3
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    17,359
    Post Thanks / Like

    Re: Libro de maravillas- ramon llull

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Si los ingleses llaman Blessed a Raimundo Lulio es porque esa palabra no sólo significa bendecido y bienaventurado, sino que también es el equivalente de beato. Es lo que mismo que cuando nosotros hablamos del beato Ramon Llull.

    De todos modos, no es tan desconocido por aquí, al menos para la gente que tiene cierta cultura. Y sus obras se pueden conseguir fácilmente en castellano. Yo mismo tengo varias en mi biblioteca. Pero sí es verdad que no se le da todo el reconocimiento que se merece, como suele pasar en España con tantas otras cosas y personajes.


    Más sobre Raimundo Lulio en Hispanismo:

    Raymond Llull, Doctor Illuminatus


    Raymond Llull, Doctor Illuminatus



Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 0
    Último mensaje: 04/02/2016, 20:37
  2. ¿Qué sueldo cobra Ramón Llull?
    Por Alejandro Farnesio en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 13/12/2013, 19:18
  3. Raymond Llull, Doctor Illuminatus
    Por Hyeronimus en el foro English
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 15/11/2009, 02:03
  4. Zp En El PaÍs De Las Maravillas
    Por Sant Marti en el foro Informática
    Respuestas: 17
    Último mensaje: 19/01/2006, 08:02
  5. ZP en el país de las maravillas.
    Por Sant Marti en el foro Literatura
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 04/10/2005, 15:59

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •