Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 5 de 5
Honores1Víctor
  • 1 Mensaje de Hyeronimus

Tema: San Luis de los Franceses (Sevilla)

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,270
    Post Thanks / Like

    San Luis de los Franceses (Sevilla)

    San Luis de los Franceses (Sevilla)




    Tesoros ocultos. San Luis de los Franceses (I)

    Es necesario remontarse a la Historia Sagrada, desde el Antiguo Testamento, con el Templo de Salomón, hasta nuestros días, para entender que por milenaria tradición, se ha puesto todo el intelecto y el arte de los mejores, en construir lo que en realidad son todas las iglesias y templos: la Casa de Dios.


    La Iglesia de San Luis de los Franceses, es el mejor ejemplo de la suntuosidad y esmero que pusieron sus hacedores, en realizar un Hogar Divino en la ciudad hispalense.

    Incuestionablemente la mejor joya del barroco que posee la ciudad. Cada uno de los rincones de la capilla, cada trozo de las paredes, del techo y de las bóvedas que la recubren, son por si misma una obra de arte, independiente del gran tesoro que compone el conjunto del Santuario.
    Hagamos un poco de historia. Las obras comenzaron en el solar de la que fuera casa de los poderosos Rivera, que ostentaron numerosos e importantes cargos al servicio de la Corona. Uno de sus miembros más gloriosos, Enriquez de Rivera, llegó a ser Obispo de Guatemala, Arzobispo de México, y virrey de Nueva España.

    Sevilla no se podría entender, si desconocemos sus estrechos lazos con la América del descubrimiento.



    Bien; sobre esta parcela se construyó la Iglesia de San Luis de los Franceses. Aunque la donación fue realizada por Doña Lucía de Medina a los jesuitas, durante el tiempo de lo que se ha dado en llamar el “Lustro Real”(siglo XVIII ), años en los que Felipe V y su Corte se trasladaron a Sevilla.

    Pero como toda gran donación, siempre hay unas peticiones de contrapartida, y estas fueron las siguientes: ser enterrada en la capilla Mayor del futuro noviciado, y que el templo fuese consagrado a San Luis, rey de Francia.

    Aunque el noviciado llevaba lustros de funcionamiento, se iniciaron las obras de construcción en el año del señor de 1699 y fueron concluida en 1730. Siendo su eminencia el arzobispo de Sevilla Luis Salcedo y Ascona, quién la bendijo con el nombre de Iglesia de San Luis de los Franceses; primo del monarca castellano San Fernando.



    Sobre el arquitecto que la diseñó y diera las trazas del templo, hay sospechas, pero no datos que yo conozca, que indican que fueron enviadas desde la casa profesa que los jesuitas tenían en Roma.

    Porque los planos incluían soluciones que no eran habituales en la arquitectura hispalense, presentando la novedad de ser de planta central con ábsides semicirculares en los ejes, a semejanza de la iglesia de Santa Inés en la plaza Navona de Roma. Un misterio más que añadir a las muchas leyendas que rodean a esta Iglesia.

    Contemplada esta posibilidad; el arquitecto D. Leonardo Francisco de Figueroa, descendiente de padre y abuelo, también arquitectos, consiguió el encargo. No creo, debido a estos antecedentes, que sea aventurado decir que la profesión la llevaba en la sangre.

    Sus padres eran oriundos de Antequera, por aquel entonces perteneciente al Reino de Sevilla, pero se asentó en la ciudad a la que tanto prestigió con sus obras, y de la que tanto reconocimiento recibió. Era la máxima figura del barroco en el reino.

    Su primera obra importante fue el Hospital de los Venerables Sacerdotes (1686- 1696), otro tesoro oculto del que escribiremos llegada la ocasión. Su crédito incontestable entre los de su profesión, le hicieron merecido acreedor de capitanear este gran compromiso, aunque también intervinieron Antonio Matías de Figueroa, su hijo, y Diego Antonio Díaz.

    La fachada de la Iglesia es fastuosa, aunque la falta de perspectiva debido a su ubicación en el estrecho tramo de la calle San Luis, la deja privada de la visión indispensable, para que se pueda valorar con toda definición la lujosa espectacularidad que le otorgó su autor. Es merecedora de un espacio mayor, para goce de quienes la contemplen.

    Pero Sevilla no es una ciudad como las demás. Sus monumentos y palacios que están repartidos en abundancia por toda la ciudad, no están concebido para exhibirlos, sino para usarlos.

    Otras ciudades más pobres en construcciones monumentales, siempre la realizan en lugares más abierto, donde puedan ser mostradas en su totalidad convirtiéndose en atrayentes embajadores de las misma.



    En Sevilla puedes ir paseando tranquilamente por las calles estrechas de la ciudad, y a la vuelta de un callejón, de pronto, encontrarte una maravilla arquitectónica como la Iglesia de San Luis de los Franceses,

    Viene de antiguo una usanza de los nobles hispalenses, que a diferencia de la nobleza en el resto del reino, vivían en la ciudad, y por ello, construían sus palacios en el interior de la misma junto a casas de inferior posición social.

    El resto de la nobleza española construían sus Castillos y Palacios alejados de la población de las ciudades o pueblos, que tuviesen bajo su mando.
    Retomando de nuevo la Iglesia de San Luis de los Franceses, lo que presagia su magnifica fachada rematada con las figuras de los Arcángeles Custodios con el escudo Real. Donde un elemento importante de la misma, es la admirable labor decorativa tallada en ladrillo que refuerza con intensidad sus elementos, en los que se muestra la impronta característica de Leonardo Francisco de Figueroa.

    Ya en el interior del santuario no defrauda lo que nos encontramos, sino que nuestras expectativas se ven aumentadas con la admiración de todo lo que llega a nuestros ojos. Pedro Duque Cornejo, fue el artista responsable de la realización de los retablos y su decoración. Las pinturas que se integran en ellos, fueron encargadas principalmente a Domingo Martínez y Lucas Valdés, aunque intervienen otros pintores de gran calidad, pertenecientes a la escuela de Zurbarán.

    De los siete retablos cobijado en esta iglesia, en esta primera parte del articulo, fijaré mi atención solo en el Retablo Mayor dedicado a San Luis rey(Luis IX de Francia), y la enorme cúpula de tambor, responsable de la intensa luz reflejada en el conjunto.
    En su calle central el Retablo Mayor, está presidido por un lienzo de San Luis, de la escuela de Zurbarán, donde se ubica también una preciosa escultura de Duque Cornejo, dedicada a la Inmaculada Concepción de María.

    Una pintura de la Virgen con el Niño de estilo manierista, que pudo realizarse sobre finales del siglo XVI y cuyo autor es de origen desconocido, también forma parte del mismo. Como es sabido, el manierismo había surgido en Italia como rechazo al clasicismo, debido sobre todo a la rigidez de sus normas. Buscaba la utilización libre de las formas.

    El resto de casi todas la pinturas y murales del santuario son de Domingo Martínez, importante pintor del barroco y gran amante de la ciudad, hasta el punto, de rechazar el honor que suponía el ofrecimiento del rey para que lo acompañase, cuando de nuevo llevó su corte a Madrid.



    Entres sus obras, tiene varios lienzos en el Palacio de San Telmo, en el convento de Santa Paula, treinta y dos lienzos para el retablo mayor de la Iglesia del Buen Suceso, Inmaculada en la Iglesia de San Lesme (Burgos), lienzos para la capilla de la Virgen de la Antigua en la Catedral de Sevilla, y un amplio trabajo distribuido por toda Sevilla.

    Trabajador incansable, menos conocidos que otros grandes pintores de esta ciudad, pero no menos importantes. Su obra también está representada en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, aunque su maestro fue Lucas Valdés, que colaboró con su pintura en el Retablo de San Luis de los Franceses, su influencia más directa creo que le llega de Murillo.

    Columnas salomónicas profusamente decoradas, separan dos paneles a cada lado de la calle central. Se debe resaltar en este retablo, la maestría del principal diseñador en su aspecto decorativo Pedro Duque Cornejo, decorando con lienzos de la escuela de Zurbarán, dando muestra de su diversidad al combinar con facilidad y maestría, la rica colección de cuadros de distintos formatos de esta escuela, con espejos, relicarios y cortinajes.



    Una amplia programación de imágenes de enardecida exaltación jesuítica, reviste por completo la cúpula del templo, donde los pintores Lucas Valdés y su alumno, pero no menos importante, Domingo Martínez , plasman todo lo mejor de su arte rematando lo que algunos han llamado, con justificada razón, el gran retablo de las maravillas.

    De los seis retablos restantes dedicados a los Santos de la compañía de Jesús : San Ignacio de Loyola, San Estanislao de Kostka, San Luis Gonzaga, San Francisco de Regis, San Francisco de Borja, y San Francisco Javier, le dedicaré la segunda parte de este articulo, tratando de haceros llegar dosificado en dos artículos, lo que necesitaría un amplio libro para conocer con toda especificación, cada uno de los rincones de este gran tesoro no suficientemente conocido.

    Como detalle curioso de este magnífico templo les diré, que no sale ninguna procesión de fieles devotos en la Semana Santa. Acontecimiento de una gran extrañeza en una ciudad como Sevilla, que llena de cirios ardientes, sus calles durante esa semana.


    José Manuel Piñero



    Tesoros ocultos. San Luis de los Franceses (I) - XYZ El periódico crítico sevillanoXYZ El periódico crítico sevillano
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.

  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,270
    Post Thanks / Like

    Re: San Luis de los Franceses (Sevilla)



    Tesoros ocultos: San Luis de los Franceses (II)

    La Compañía de Jesús , había llegado a Sevilla en el año del señor de 1554; otros indican el mes de Febrero de 1558, como la fecha adecuada, para que años mas tarde se iniciaran las construcciones de su casa profesa y un noviciado.

    En la misma época construyeron la iglesia de la Anunciación, la única que se conserva en nuestros días de aquellas primeras edificaciones. En su interior se encuentra la cripta del Panteón de Sevillanos Ilustres. Dicho sea de pasada, en ella está enterrado Gustavo Adolfo Bécquer junto a otros prestigiosos hispalenses.

    Sabido es, que el día 2 de abril de 1767 sombras de espesura flotaban silenciosamente por las casas profesas e iglesias que los jesuitas tenían en el Reino. Quebrando la paz de la mañana dentro de ellas y nubes oscuras sombreaban el sol reluciente, que habían creado con sus conocimientos profundos y sus influencias. En este señalado momento comenzó su crepúsculo, fueron expulsados de España por mandato del Rey Carlos III.


    Se hace necesario, contar un poco de la historia de la Compañía de Jesús, promotores de la creación de San Luis de los Franceses, y el gran nivel de influencia que tenían para engendrar estas maravillas.


    La Compañía de Jesús (Societas Jesu, S.J.), fue fundada en el año 1534 por Ignacio de Loyola, junto con Francisco Javier, Pedro Fabro, Diego Laínez, Alfonso Salmerón, Nicolás de Bobadilla, Simao Rodríguez, Juan Codurí, Pascasio Broët y Claudio Jayo en la ciudad de Roma, siendo aprobada sus reglas por Paulo III en el año de1540.


    El Prepósito General de la Compañía, es la dignidad sobre quien recae la máxima autoridad de la Orden religiosa. La silenciosa influencia del Padre General, sobre las actividades indescifrables para tejer y entretejer en los telares del Vaticano, condujeron a que le aplicaran el apelativo del Papa Negro, debido, a la sobria sotana de ese color que vestía. Su primer General fue Ignacio de Loyola.




    San Luis de los Franceses de Sevilla es una exaltación de la Compañía a sus miembros santificados. No restringieron gastos en la búsqueda de los mejores, para compensar mediante el encumbramiento y elevación a preciosos tabernáculos, la entrega de sus vidas al propósito de la causa.

    Lo mismo que los árboles crecen donde lo plantan, desde la influyente religiosa Roma, hicieron crecer sus largas y robustas ramas, para dar cobijo y enseñanzas a todos los católicos, con la filtración de sus dogmáticas ideas.

    Buscaban ansiosamente la gloria de Dios y de la Orden, a la que entregaron todo su convencimiento en cuerpo y alma.


    El retablo dedicado a Ignacio de Loyola, se representa con una rodilla hincada en el suelo. Sobre su cabeza inclinada con gesto humilde, aparece suspendida un aura de santidad, dirigiendo su mirada hacia el suelo en la cueva de Manresa.


    Lugar donde al decir de muchos, recibió la primera inspiración divina de lo que más tardes serían sus influyentes Ejercicio Espirituales.

    Publicado en 1548 se extendió rápidamente a todos los miembros de la Compañía, convirtiéndose en libro de cabecera imprescindible para todos los jesuitas. Este es el atributo que reciben todos los pertenecientes a esta orden.




    Por contagio, lo utilizaron otras ordenes religiosas y la cristiandad en general, para fortalecer el convencimientos en las ideas católicas, durante la inclemente lucha con las nuevas ideas de la Reforma.


    El liderazgo religioso que ejerció durante la Contrarreforma, y su obediencia absoluta al Papa, se confabularon, para propiciar una situación favorable durante su mandato como General; desarrollando la Orden una expansión épica. Fundándose más de cien casas profesas en las principales ciudades europeas.


    Estanislao Kostka, nacido en la aldea polaca de Rostkowo, conocido entre los católicos como San Estanislao de Kostka, tiene su retablo en el santuario. El novicio de delicada salud, se representa portando al Niño Jesús entre sus brazos, rememorando el episodio de la aparición de la Virgen, que salvó al santo de una gravísima enfermedad, entregándole su hijo durante unos instantes.


    Manifestándole posteriormente su deseo de que entrase en la Compañía de Jesús. Se incorporó a la Orden en Roma, muriendo de malaria a muy temprana edad en esta misma ciudad.


    San Luis Gonzaga
    fue un religioso italiano nacido en Castiglione delle Stivere, Marquesado de Castiglione. Beatificado por Paulo V en 1605 y canonizado en el año 1726 por Benedicto XIII; declarándolo Patrono de la juventud. Pío XI confirmó esta dignidad en 1926. Santo jesuita italiano que dispone de retablo, en la Iglesia de San Luis de los Franceses de Sevilla.


    Cuando su padre fue nombrado gobernador de Monferrato, por el duque de Mantua, Guillermo Gonzaga , trasladó sus hijos a la Corte ducal en Mantua.


    La duquesa, Leonor de Austria, debido a una dolencia hepática del joven, le obligó a seguir una severa dieta, prestándole la atención de una madre.



    Esta dieta forjaron un carácter austero, que le serviría en su posterior vida religiosa. En la corte Ducal, cuando tenía 12 años, recibió la primera comunión de manos de San Carlos Borromeo.


    Se trasladó a Madrid acompañando a su padre, y fue junto a su hermano Rodolfo, pajes del príncipe Don Diego heredero de Felipe II.


    En la corte española el “Libro de la oración y meditación” de Luis de Granada, le impactó grandemente, siendo su guía de vida interior.


    La peste de 1590 hizo estragos en Roma, causando la muerte de tres Papa: Sixto V, UrbanoVII y Gregorio XIV.


    Luis atendió con heroísmo a los apestados en San Juan de Letrán y en la Iglesia del Gesú donde contrajo la enfermedad. Moría a los 23 años. Pese a su corta edad, tuvo una vida rica en experiencias.


    Uno de los mas bonitos retablo de San Luis de los Franceses, está dedicado a San Juan Francisco Régis, jesuita francés. Entró en el noviciado de Toulouse en 1616, ordenándose a los 31 años.


    Pasando años cumpliendo su misión evangélica en las zonas controladas por los hugonotes, vivía en el colegio jesuita de Montpellier.



    En 1634 se puso a disposición del obispo de Viviers, ayudándole en las escarpadas montañas de Boutières donde demuestra su cualidades misioneras. Su gran bondad y la sencillez de sus palabras, asequibles y directas atrae a los montañeses, gentes rudas y poco instruidas, debido a la crudeza de su trabajo y la lejanía de los centros culturales.


    Estableció refugios para las siempre perseguidas coimas. Discípulo de San Francisco Javier, la devoción a su persona comienza después de su muerte. Una sencilla cruz está sostenida delicadamente entre sus manos.


    San Francisco de Borja
    en su retablo, se personifica la escena y la frustración que padeció, cuando fue comisionado para trasladar el cuerpo de la emperatriz Isabel de Portugal, desde Toledo hasta el Mausoleo de los Reyes Católicos en Granada.


    Cuando delante de las autoridades protocolarias se abrió el ataúd para identificar el cadáver, al contemplar el cuerpo yacente en putrefacción, se juró a si mismo “nunca más servir a señor que se pueda morir”.


    Por ello se representa llevando un cráneo con corona en la mano izquierda, rememorando la experiencia vivida, que mantuvo largo tiempo en su mente.



    San Francisco Javier
    está representado en el momento de su muerte.


    Nacido con el nombre de Francisco Jasso Azpilicueta Atondo y Aznare, señor de Javier, siempre fue reconocido como Francisco Javier.


    Su padre Francisco Jasso, señor del Castillo de Javier, era presidente del Real Consejo de los Reyes de Navarra.


    Francisco marcha a París para estudiar en la Universidad de la Sorbona lo que sería su carrera eclesiástica. Fue allí donde conoció a Ignacio de Loyola, con quién fundó mas tarde la Compañía de Jesús.


    Al principio no sintió simpatía por, en ese momento, Iñigo de Loyola, debido a que había combatido contra sus hermanos en su época de militar. Lo cierto es que terminó siendo su mejor amigo y colaborador.


    Fue un gran misionero y religioso, destacado por su apostolado en la India y el oriente asiático, muere en la Isla de Sanchón, China. Recibió el título de Apóstol de la India.


    La dura acción de Apostolado de los Santo jesuitas, merecieron el honor de los altares en el preciosos santuario, de San Luis de los Franceses en Sevilla. Muchos de los mismo murieron, jóvenes o muy jóvenes. Pues también lo divino necesita de un pecho humano ardiente que lo sienta, para mayor gloria de Dios y su magnificencia.




    José Manuel Piñero



    Tesoros ocultos: San Luis de los Franceses (II) - XYZ El periódico crítico sevillanoXYZ El periódico crítico sevillano

  3. #3
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,270
    Post Thanks / Like

    Re: San Luis de los Franceses (Sevilla)

    Tras muchos años en obras, parece que por fin se va a reabrir al público, aunque desgraciadamente no al culto sino para visitas, conciertos y otras actividades culturales. No es mal sitio para un concierto clásico o de órgano, pero ¡horror!, quieren aprovecharlo también para la Bienal de Flamenco.
























    Última edición por Hyeronimus; 07/09/2016 a las 19:47

  4. #4
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,270
    Post Thanks / Like

    Re: San Luis de los Franceses (Sevilla)































  5. #5
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,270
    Post Thanks / Like

    Re: San Luis de los Franceses (Sevilla)

    Libros antiguos y de colección en IberLibro





















Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Españoles y Franceses ¿Tan diferentes?
    Por olisiponense en el foro Presentaciones
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 31/01/2014, 11:53
  2. Iglesia de San Luis de los Franceses (Sevilla)
    Por Hyeronimus en el foro Cultura general
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 04/09/2013, 19:29
  3. Doscientos años de la expulsión de los franceses de Sevilla
    Por Hyeronimus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 28/08/2012, 18:38
  4. Familiares Franceses
    Por Yamil en el foro Presentaciones
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 07/12/2007, 01:45
  5. Voluntarios Franceses
    Por Ordóñez en el foro Europa
    Respuestas: 11
    Último mensaje: 20/09/2006, 15:27

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •