Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 9 de 9

Tema: Elecciones en Alemania

  1. #1
    Avatar de vascongado
    vascongado está desconectado Primus Hispaniae
    Fecha de ingreso
    12 jun, 05
    Mensajes
    996
    Post Thanks / Like

    Elecciones en Alemania

    Como todos sabéis, el próximo 18 de septiembre hay elecciones en Alemania. Abro este post con la esperanza de debatir un poco sobre como vemos el panorama político en Alemania (y a ver si es de un modo tranquilo y sosegado ). Para todo aquel que quiera, planteo una serie de cuestiones sobre, las que si queréis, puede versar el post.

    ¿Quién creeis que ganarán las elecciones: SPD, CDU, etc...?

    ¿Creeis que el NPD logrará representación parlamentaria?

    ¿Cómo veis, en general, la situación política en Alemania?

    Un saludo y a ver si podemos hacer un debate constructivo del asunto.

  2. #2
    Avatar de costerode
    costerode está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    02 ago, 05
    Ubicación
    Ciudad Real
    Edad
    40
    Mensajes
    220
    Post Thanks / Like

    Re: Elecciones en Alemania

    A grandes rasgos...
    Ganará la Merkel (CDU) pero no con mayoria y se verá forzada a pactar con los liberales lo que condicionará su politica...
    El NPD no sacará representación parlamentaria pero obtendrá unos buenos resultados lo que alarmará nuevamente a "judíos, comunistas y demás ralea" (que diría Don Pío)...
    La situación en Alemania respoden a la de profunda crisis (economica, politica y social) de una potencia que toca techo dentro del sistema partitocratico y como siempre busca y necesita de nuevos horizontes políticos...

  3. #3
    Avatar de Bruixot
    Bruixot está desconectado pro praemunio patria et gentis
    Fecha de ingreso
    04 mar, 05
    Mensajes
    455
    Post Thanks / Like

    Re: Elecciones en Alemania

    Cita Iniciado por vascongado
    ¿Quién creeis que ganarán las elecciones: SPD, CDU, etc...?
    Todo parece indicar que la CDU. En las últimas elecciones de Nordrhein-Westfalen, un tradicional señorío del SPD, no les fueron bien las cosas por primera vez en su historia. El NPD, por cierto, se quedó a un 1% de obtener representación.

    ¿Creeis que el NPD logrará representación parlamentaria?
    Por lo menos lo intentarán. Ir más allá sería, en este momento, hacer kábalas.

    ¿Cómo veis, en general, la situación política en Alemania?
    En el plano general, creo que se limitará a una lucha entre los dos grandes partidos. El SPD intentará no perder demasiado, y la CDU ganar todo lo que pueda. Es muy probable que algo parecido ocurra en España en las próximas generales. Es así como está configurada esta democracia parlamentaria, para que se vote en contra de uno u otro partido siempre dentro de los límites de cierto bipartidismo establecido, que no da pie a alternativas. El llamado voto útil.

    En cuanto a un partido de corte nacionalista o, si lo preferís, patriótica como es el NPD, sus posibilidades son muy limitadas. Para empezar están limitadas por la naturaleza de muchos de sus miembros y simpatizantes. Me refiero a la carga neo-nazi. No se llega al corazón de un pueblo si no eres parte del pueblo, si eres un marginal por voluntad propia, por mucho que esa marginalización sea causa de un sistema social x.

    Incluso, en el caso de que lleguen a reunir los suficientes votos para obtener una representación parlamentaria que puedan considerar un éxito rotundo, este éxito será relativo y marcará el límite irrebasable, a menos que el partido sufra un cambio radical desde dentro hacia fuera.

  4. #4
    Avatar de rey_brigo
    rey_brigo está desconectado la TRADCIÓN es la ESPERANZA
    Fecha de ingreso
    20 may, 05
    Ubicación
    Betanzos dos Cabaleiros antiga Brigantium
    Edad
    37
    Mensajes
    559
    Post Thanks / Like

    Re: Elecciones en Alemania

    Según la ZDF, el 54 por ciento piensan que el actual canciller ganó el cara a cara, que siguieron 21 millones de alemanes, mientras que un 31,6 creen que venció la aspirante, de quien los analistas dicen que se defendió bien



    Llega la hora de la verdad en el proceso que culminará en la jornada electoral del 18 de septiembre en Alemania. La campaña encara las dos semanas decisivas justo después del debate televisado que tuvo lugar este domingo entre los dos principales candidatos a la Cancillería, el socialdemócrata y actual jefe del ejecutivo germano, Gerhard Schröder, y la aspirante de la democristiana CDU, Angela Merkel. Los analistas aseguran que la candidata de centroderecha resistió, sobre todo teniendo en cuenta que su adversario es considerado un muy buen orador y gran experto en este tipo de citas dialécticas en los medios de comunicación. La CDU sigue claramente por delante en los sondeos de intención de voto, que dan a esta fuerza política la mayoría absoluta en el Bundestag con aproximadamente 10 puntos de diferencia. De todas formas, las primeras encuestas realizadas en las horas posteriores al cara a cara, televisado y seguido por 21 millones de alemanes, dan como vencedor a Schröder, que se impuso para el 54 por ciento de los entrevistados, mientras que Merkel fue la ganadora para el 31,6 por ciento.



    Más allá de las cifras, Merkel fue más convincente de lo esperado, sobre todo a la hora de plantear y defender sus propuestas sobre creación de empleo, que fue el eje del debate junto con la política fiscal y el crecimiento económico. Por su parte, los ciudadanos valoran más a Schröder por “su simpatía”. Cabe recordar que el paro afecta actualmente a 5 millones de alemanes, según los datos contabilizados en enero. Se trata de la cifra de desempleados más alta desde que Hitler llegó al poder en 1933. Con este dato en la mano, la democristiana recordó a su rival un comentario que hizo cuando llegó al poder, en el sentido de que “si no conseguía reducir el paro significativamente, no merecía ser reelegido”. La realidad es que, desde 1998, ha aumentado. La economía, además, no ha crecido en los últimos tres años.



    Todo este contexto social ha influido notablemente en la caída del Partido Socialdemócrata (SPD) y su líder y actual canciller en todas las encuestas. Las últimas reformas de Gerhard Schröder han provocado el descontento de un sector de la considerada izquierda social alemana, lo cual puede acabar decidiendo las elecciones, junto con la movilización que se prevé entre los habituales electores democristianos y socialcristianos.



    Política fiscal y creación de empleo, principales temas



    El debate, que duró 93 minutos y estuvo moderado por 4 periodistas, empezó con una discusión sobre el impuesto de carburantes y el ecológico, así como sobre la necesidad de bajarlo o no en el contexto de la actual escalada de precios de la gasolina en el país, como también sucede en España. En cuanto a los asuntos fiscales, el candidato socialdemócrata criticó las propuestas de su adversaria, especialmente la que prevé la introducción de una tarifa plana en el Impuesto sobre la Renta, una cuestión que ha provocado discrepancias internas en la CDU, ya que ni siquiera la propia candidata a la Cancillería veía esa medida con buenos ojos.



    Por otro lado, la política exterior propició el mejor momento del debate para Schröder, quien acusó a su adversaria de ignorante por mantener reservas sobre el ingreso de Turquía a la Unión Europea. Al final, predominó la corrección y dio la sensación de que nadie quería arriesgar demasiado, al ser el único cara a cara de esta campaña electoral.



    Dos candidatos muy distintos en todo



    Angela Merkel acude a estas elecciones después de un complejo proceso interno en la CDU que la llevó primero a ser elegida líder de la coalición democristiana en su último congreso y, más recientemente, a ser proclamada candidata gracias al rápido acuerdo con los socialcristianos de Baviera para que la apoyen. Inicialmente no parecía una persona con el perfil político óptimo para liderar una alternativa al actual Gobierno de coalición entre socialdemócratas y verdes, pero la maquinaria de todo el centroderecha alemán se ha esforzado para que gane adeptos entre aquellos sectores sociales y del propio partido que no la veían con buenos ojos, evidentemente no por el hecho de ser mujer, sino por su débil liderazgo y por su supuesta falta de preparación en algunos grandes temas. En cualquier caso, esta dirigente procedente de la Europa del Este ha sabido ganarse la confianza de los más prooccidentales del país, ya que, por ejemplo, se la considera una defensora del fortalecimiento de las relaciones con Estados Unidos y, en varias ocasiones, ha reconocido públicamente el papel del entonces presidente norteameticano George Bush (padre) en el proceso de unificación alemana entre 1989 y 1990.



    Por su parte, Gerhard Schröder se presenta a la cita con las urnas del día 18 después de dos legislaturas difíciles, pero sobre todo esta última, marcada por las sucesivas derrotas de su partido en las elecciones de los lander (estados federados) que han ido celebrándose, hasta el punto de que el SPD ha quedado en minoría en el Senado federal del país, que se nutre parcialmente de representantes elegidos precisamente en los comicios regionales. El último revés se produjo el pasado 22 de mayo en Renania del Norte-Westfalia, donde la CDU acabó con 4 décadas de gobiernos socialdemócratas al imponerse claramente, y provocó que el canciller impulsase el proceso para convocar las elecciones generales. Para ello, tuvo que programar una sesión extraordinaria del Parlamento federal y provocar que su propio grupo perdiese una votación. Sólo así se podían convocar los comicios de forma anticipada, según establece la legislación alemana.



    Adelanto tras dos legislaturas socialdemócratas



    A pesar de las denuncias de algunos diputados, el proceso ha podido seguir adelante con normalidad. Muchos observadores vieron en todo esto una maniobra de Schröder para coger desprevenidos a sus adversarios, que entonces no tenían designada a su cabeza de lista, pero de momento no ha habido cambios significativos en los sondeos. La campaña se sigue de manera especial en Alemania, pero nadie duda de que lo que pase el 18 de septiembre tendrá repercusiones importantes en toda Europa y en la política internacional. Si Schröder pierde el poder, la Unión Europea dará el relevo al líder que más se opuso a la intervención en Irak, junto con Francia, y a uno de los que más se han distanciado de Estados Unidos y sus aliados más cercanos.



    Cabe recordar que el actual canciller llegó al poder en 1998, después de derrotar al veterano líder democristiano Helmut Kohl, que en aquella ocasión se presentaba por quinta vez desde que alcanzó el Gobierno alemán en 1982. En 2002, tras remontar sondeos desfavorables, Schröder salió reelegido, aunque hubo empate técnico entre socialdemócratas y conservadores y sólo la alianza con los verdes le permitió seguir en el cargo. En su tercer intento, parece que la situación es la más desfavorable.


  5. #5
    Avatar de Pedro
    Pedro está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    21 mar, 05
    Mensajes
    150
    Post Thanks / Like

    Re: Elecciones en Alemania

    Esto es la úlltima encuesta (dia 9 de septiembre):







    A medida que pasa el tiempo, el CDU pierde posiciones y el SPD, las gana. El partido de Lafontaine ha ganado también posiciones. Los Verdes han ido bajando hasta convertirse en el último partido con representación parlamentaria, últimamente también el FDP (Liberales) también los ha superado. Joschka Fischer es una figura que se apaga, lo cual me alegra mucho.

    La posibilidad de una gran coalición CDU-SPD está cada vez más cerca de ser una realidad. Muchos analistas la consideran además la posibilidad más ventajosa, ya que esta legislatura será la que tenga que realizar las reformas más importantes desde el fin de la Segunda Guerra Mundial (el proyecto de desmantelamiento del sistema de bienestar es un secreto a voces) y eso sólo podría hacerse "bien" con la colaboración de los dos principales partidos del pais. Esta gran coalición, desgastaría a los grandes partidos y repercutiría en beneficio de los más pequeños. Esto hace muy importante que el NPD logre representación parlamentaria y, con ello, una voz ante los acontecimientos que se avecinan en ese pais. Sería una lástima que un político populista y demagogo como Lafontaine con su socialismo chauvinista, fuera la única voz realmente disidente.

    Pero aún en coalición con el DVU, es una posibilidad casi imposible. Sobretodo después del fracaso en Renania-Norte de hace unos meses. Sin embagro es necesario aferrarse a esa posiblidad. Algunas voces además, creen que la muerte de Kerstin Lorenz hace una semana beneficiará a corto plazo, ya que es interesante para un partido como el NPD que se hable de ellos en período electoral, aunque sólo sea por motivo de la muerte de uno de sus candidatos y la consiguiente retraso en su proscripción. (a largo plazo es una gran pérdida, ya que K. Lorenz fue siempre un militante importante y capaz, y estuvo entre los principales artífices de la inesperada victoria del NPD en Sajonia de hace un año).
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas

  6. #6
    Avatar de rey_brigo
    rey_brigo está desconectado la TRADCIÓN es la ESPERANZA
    Fecha de ingreso
    20 may, 05
    Ubicación
    Betanzos dos Cabaleiros antiga Brigantium
    Edad
    37
    Mensajes
    559
    Post Thanks / Like

    Re: Elecciones en Alemania

    El canciller alemán, Gerhard Schröder, y su contrincante democristiana, Angela Merkel, volvieron a medir sus fuerzas en un debate televisado en el que ambos, a pesar del apretado resultado que reflejan los sondeos, rechazaron categóricamente una "grosse Koalition", la unión de SPD y CDU/CSU para sacar al país de su letargo.

    Un cero en comportamiento

    En este segundo duelo, retransmitido en diferido por la primera cadena alemana ARD y más tarde por otras privadas, participaron, además de Schröder por el Partido Socialdemócrata (SPD) y de Merkel por la Unión Cristianodemócrata (CDU), el ministro de Exteriores, Joschka Fischer, por los Verdes; el presidente de la Unión Cristianosocial (CSU), formación hermana de la CDU, Edmund Stoiber; el presidente del Partido Liberal (FDP), Guido Westerwelle, y de lista del Partido de Izquierda.PDS, Gregor Gysi, sin el polémico Oskar Lafontaine.

    El duelo fue tosco, unos y otros se quitaban la palabra. Schröder y Fischer intentaban como fuera dar la impresión de ser un equipo homogéneo y de acuerdo en todo; Merkel, Stoiber y Westerwelle intentaban a toda costa convencer de que son una alternativa perfecta y moderna para el cambio.

    Entre Schröder y Fischer intentaron en todo momento que Merkel perdiera los papeles, pero la candidata ha aprendido mucho y contraatacaba como podía, aunque en alguna ocasión se equivocó y tuvo que rectificar.

    Dos mundos distintos

    Pese a que los últimos sondeos indican que ninguna alianza que no sea una gran coalición entre SPD y CDU-CSU tendría mayoría para gobernar, Merkel y Stoiber expresaron un claro rechazo a esa opción, mientras Schröder dijo favorecer la actual alianza con los Verdes. Fischer dijo que "las cosas se están moviendo".

    "Tengo la impresión -dijo Merkel dirigiéndose a Schröder- de que usted y yo vivimos en dos mundos distintos". A la pregunta si ella lideraría una "gran coalición", Merkel fue tajante: "No va a haber una ´gran coalición´". Mientras, Stoiber, a la pregunta de si aceptaría una gran coalición, contestó "no podemos gobernar con los que decimos que lo han hecho mal".

    Por su parte, Gysi intentó echarle los tejos a Schröder en cuanto a una posible alianza, pero el canciller hizo oídos sordos.

    El líder de los liberales del FDP, Guido Westerwelle volvió a dar su apoyo total a una coalición negro-amarilla, es decir, con Angela Merkel, pero aportó poco al debate.

    Polémica sobre Kirchhof

    Merkel, que hasta hace poco se presentaba prácticamente como si ya fuera canciller, dijo que "la probabilidad de ganar las elecciones es muy alta". Fischer contraatacó diciendo que "ninguno de ustedes hubiese pensado que estaríamos en la situación actual. Pensaban que ya habían ganado, pero esperemos; que todavía faltan días".

    Uno de los motivos de que se haya producido el cambio en los sondeos es lo que Fischer llamó el "efecto Kirchhof", en referencia a Paul Kirchhof, el experto que Merkel ha designado como potencial ministro de Finanzas y que ha creado una polémica con propuestas como el impuesto unitario que ha causado revuelo en las propias filas del partido de Merkel.

    La candidata a la Cancillería se mostró muy dura con Schröder y le echó en cara una "polémica indigna" y una obsesión por "meterle miedo a los alemanes". El canciller contraatacó con su viejo argumento de que la CDU/CSU trabaja con números falsos.

    Duras acusaciones

    Preguntado sobre si con el nombramiento de Paul Kirchhof, Merkel le había hecho un regalo, Schröder se negó a considerar positivo algo que, dijo, "no es un regalo para los alemanes". Las dos partes intercambiaron acusaciones sobre sus intenciones en materia fiscal, y, mientras el campo gubernamental evocaba las propuestas de Kirchhof, cristianodemócratas y liberales acusaban al ejecutivo de mantener en secreto un programa de austeridad.

    Schröder contestó a las acusaciones de que el ministro de Finanzas, Hans Eichel, tiene preparado un plan de recortes del que no se habla en la campaña, diciendo que no tiene nada que ocultar y dio a entender que quien hace correr esos rumores es la oposición.

    Agenda exterior

    Las informaciones sobre el plan de austeridad de Eichel se han publicado después de que la izquierda pidiera que Kirchhof haga pública la lista de exenciones fiscales que propone eliminar como compensación al impuesto unitario. Merkel y Stoiber insistieron en que el plan que quieren aplicar es el de su programa -que se basa en el sistema progresivo- y no las teorías de Kirchhof, aunque la candidata reafirmó su apoyo a éste.

    La política exterior apenas se tocó, aunque Stoiber mencionó la cuestión de Irak para rechazar las acusaciones de Fischer, quien afirma que, de haber estado en el poder una alianza conservadora-liberal, Alemania habría mandado tropas a ese país. La actitud de Merkel en el tema de Irak hace pensar -dijo Fischer- que "le falta claridad de juicio y firmeza" para llevar la política exterior del país.

    Todos se sienten ganadores

    El ministro elogió, en cambio, el liderazgo de Schröder, quien abogó por seguir defendiendo en el mundo el papel de Alemania como potencia media, "que es lo que somos, no más". Schröder y Fischer se presentaron en el debate como un equipo, después de que el SPD y los Verdes empezaran la campaña cada uno por su cuenta y dando a entender que el proyecto común estaba acabado.

    Westerwelle aclaró que para el FDP la única opción es una alianza con la CDU, no una con el SPD y los Verdes. En cuanto a Gysi indicó que su partido aspira a ser una oposición fuerte.

    Al final del debate, tanto el tandem Schröder-Fischer, como Merkel y Stoiber se declararon ganadores y dispuestos a luchar por cada uno de los votos indecisos que todavía suponen casi un 20%.

  7. #7
    Avatar de vascongado
    vascongado está desconectado Primus Hispaniae
    Fecha de ingreso
    12 jun, 05
    Mensajes
    996
    Post Thanks / Like

    Re: Elecciones en Alemania

    Más información sobre las elecciones, según Deutsche Welle:

    Los escrutinios de las legislativas alemanas del próximo domingo se conocerán ese mismo día, pese al aplazamiento de los comicios en uno de los distritos, el 160 en Dresde, según dictaminó el Tribunal Constitucional.
    El TC, con sede en Karlsruhe, rechazó las demandas presentadas por varios ciudadanos alemanes, que pretendían que se bloquease la publicación de los escrutinios por entender que, en caso contrario, los electores de esa circunscripción votarían bajo la influencia de lo ocurrido en el resto del país.



    El Constitucional consideró no fundamentadas las argumentaciones de los demandantes, aunque dejó abierta la puerta a que éstos presenten un nuevo recurso, tras la celebración de los comicios.



    Los demandantes pretendían que se bloquease la publicación de los escrutinios en los 298 restantes distritos del país hasta que se hubiese procedido a la elección en esa última circunscripción, con 219.000 electores.



    La comisión electoral aplazó al 2 de octubre -es decir, quince días después- los comicios en dicho distrito tras la muerte de una candidata del ultraderechista Partido Nacional Democrático (NPD), quien sufrió un infarto cerebral en un mitin.


    Esperando a Dresde
    La candidata aspiraba a un escaño por mandato directo y, según la ley electoral, en caso de fallecimiento de uno de estos aspirantes, debe suspenderse la votación en el distrito afectado puesto que no puede sustituirse automáticamente por uno de sus correligionarios.



    El sistema electoral alemán da a cada ciudadano dos votos, el primero, para su candidato directo, y el segundo, con el que vota por la lista de un determinado partido.



    La composición del Bundestag se forma, a medias, con la suma de los escaños emanados por mandato directo más los derivados del segundo voto, según su distribución proporcional.

    A éstos pueden sumarse los denominados escaños de repesca, en caso de que una formación obtenga más puestos por mandato directo que los logrados por el segundo voto.

    Según los sondeos, el NPD, como el resto de formaciones de la ultraderecha, no obtendrán escaños en las legislativas del domingo.

    Candidato con pasado

    La formación ha designado para sustituir a la fallecida candidata, Kerstin Lorenz, de 43 años y hasta su muerte un nombre desconocido para el electorado común alemán, al ex-presidente de los Republicanos Franz Schönhuber, un ex-miembro de las SS y uno de los personajes más representativos de la ultraderecha.



    Sin embargo, el voto aplazado en ese estado abrió la hipótesis de de que, en caso de empate, Dresde se convierta en elemento clave para determinar la futura constelación del gobierno saliente.

    El TC alemán decidirá sobre la demanda de varios ciudadanos de bloquear el recuento de votos de las elecciones hasta que se haya celebrado también el voto aplazado en uno de los distritos por la muerte de una candidata.

    Se imagina usted: toda una nación va a votar, pero debe esperar dos semanas para conocer el resultado. No porque se trate de una nación subdesarrollada en la que el recuento se realiza difícilmente a mano. No, estamos hablando de Alemania que cuenta con modernas casillas electorales que permiten conocer el resultado en promedio cuatro horas después de que se han cerrado las casillas electorales.



    Pero en estas elecciones 2005 todo resulta distinto. Las elecciones fueron convocadas sorpresivamente. Posteriormente el electorado alemán tuvo que esperar casi un mes para saber si el Tribunal Constitucional (TC) daría luz verde a la demanda del canciller Gerhard Schröder para realizar las elecciones.



    Dos diputados de las filas gubernamentales presentaron demanda contra la convocatoria de las elecciones, por considerar anticonstitucional el procedimiento elegido por el canciller alemán para precipitar el adelanto de los comicios.



    Schröder se sometió a un voto de confianza, con intención deliberada de perderlo para forzar la disolución de la cámara. En opinión de los demandantes, se trató de un voto manipulado y, por lo tanto, anticonstitucional. El TC rechazó finalmente estos argumentos y dio luz verde a los comicios.

    Por segunda vez el TC tendrá ahora que decidir si da o no pie a una serie de demandas hechas por ciudadanos que piden



    Un portavoz del TC explicó que cerca de media docena de ciudadanos presentó un recurso en contra del recuento y publicación de los votos porque consideran que los electores del distrito 160 de Dresde, votarían con ventaja de conocer dos semanas antes ya el resultado del resto del país. El propósito de los demandantes es conseguir que se cuenten los votos hasta que se haya realizado la elección en los 299 distritos del país.



    La comisión electoral decidió la pasada semana aplazar al 2 de octubre los comicios del distrito 160 de Dresde, a consecuencia de la muerte de una candidata del ultraderechista Partido Nacional Democrático (NPD), que sufrió un infarto cerebral en un mitin.



    La candidata aspiraba a un escaño por mandato directo y, según la ley electoral, en caso de fallecimiento de uno de estos aspirantes, debe suspenderse la votación en el distrito afectado puesto que no puede sustituirse automáticamente por uno de sus correligionarios.

    El sistema electoral alemán da a cada ciudadano dos votos, el primero, para su candidato directo, y el segundo, por el que vota por la lista de un determinado partido.



    La composición del Bundestag se forma, a medias, con la suma de los escaños emanados por mandato directo más los derivados del segundo voto, según su distribución proporcional.



    Según los sondeos, el NPD, como el resto de formaciones de la ultraderecha, no obtendrán escaños en las legislativas del domingo. Sin embargo, el voto aplazado en ese estado abre la posibilidad de que, en caso de empate, Dresde se convierta en elemento clave para determinar la futura composición del gobierno saliente.

  8. #8
    Avatar de rey_brigo
    rey_brigo está desconectado la TRADCIÓN es la ESPERANZA
    Fecha de ingreso
    20 may, 05
    Ubicación
    Betanzos dos Cabaleiros antiga Brigantium
    Edad
    37
    Mensajes
    559
    Post Thanks / Like

    Re: Elecciones en Alemania

    Incierto resultado en Alemania: ¿Hacia unas nuevas elecciones?

    La democristiana CDU de Merkel y los bávaros del CSU ganan por 0,9 puntos, muy por debajo de sus expectativas, mientras los socialdemócratas de Schröder sorprenden y rompen las encuestas, aunque obtienen el peor resultado de su historia



    Alemania parece abocada a nuevas elecciones, ya que la cita de sus ciudadanos con las urnas este pasado domingo hace muy difícil cualquiera de las alianzas consideradas más viables. La democristiana CDU y los socialcristianos bávaros del CSU, liderados por Angela Merkel, son la fuerza más votada en el nuevo Parlamento federal (Bundestag), con un 35,2 por ciento de los votos y 225 escaños. A sólo 0,9 puntos (cuando las encuestas daban una diferencia de más de 10 no hace muchos días), están los socialdemócratas del SPD, liderados por Gerhard Schröder, que obtienen 222. El apretado resultado ya ha sido calificado, por la prensa europea y los analistas políticos, de “empate” y de “remontada espectacular del actual canciller”. Pero la incertidumbre se encuentra tanto en este hecho, sino en que estos comicios no permiten ni una alianza entre democristianos y liberales ni un pacto entre socialdemócratas y verdes. Los liberales del FDP, tercera fuerza en todo el país, obtuvieron el 9,8 por ciento y 61 diputados y los verdes (Grüne), el 8,1 por ciento y 51 escaños.



    El Bundestag tiene 613 asientos, con lo que la mayoría absoluta se sitúa en 307. CDU-CSU (225) y FDP (61) suman 286 y, por tanto, quedan a 21 de formar Gobierno. En la otra cara de la moneda, SPD (222) y Verdes (51), coaligados en el Ejecutivo durante los últimos años, se quedan en 273. Por tanto, para formar mayoría, sería necesario un pacto entre tres grupos parlamentarios o bien una gran coalición entre democristianos y socialdemócratas. En el momento de cerrar esta edición de ForumLibertas.com, Angela Merkel contemplaba como primera opción intentar formar un gabinete presidido por ella y en coalición con liberales y verdes, siempre que no formase parte el hasta ahora ministro de Asuntos Exteriores, Joskha Fisher. Por su parte, Gerhard Schröder, que se declaró “legitimado para seguir en el Gobierno”, baraja la opción de aliarse también con verdes y liberales. En ambos casos, se superan los 307 escaños necesarios, pero de momento no parecen escenarios viables. Los socialistas del PDS (escindidos del SPD y liderados por su ex líder Oskar Lafontaine), con 54 diputados y el 8,7 por ciento de sufragios, no cuenta, al menos de momento, para pactos parlamentarios.



    Con estos resultados en la mano, y a falta de la circunscripción 160 de Dresden, donde las elecciones se aplazaron hasta el 2 de octubre por la muerte de una candidata y con 3 escaños por elegir, la CDU y Angela Merkel dan más sensación de fracaso que de victoria, a pesar de ser el partido más votado. La candidata, cuyo resultado en porcentaje es peor que el logrado por su predecesor democristiano Edmund Stoiber en 2002, no ha sabido conectar con la mayoría del electorado. Cuando todas las encuestas coincidían en darle una clara victoria, parece claro que este empate destapa que algo ha fallado en su estrategia y su campaña.



    Errores estratégicos y mensajes poco convincentes



    Uno de los errores estratégicos tiene que ver con el mal uso que la CDU ha hecho de la normativa electoral. En Alemania existe un sistema de doble voto; es decir, que cada ciudadano deposita en la urna dos papeletas: una lista del partido y una candidatura personal y uninominal de la circunscripción. Los democristianos, a través de sus militantes y delegados electorales, llegaron a dar instrucciones a sus colaboradores, sobre todo en los últimos días, para que votasen a su líder local, por un lado, y a los liberales en el voto cerrado a la fuerza política. Fue un recurso basado en la confianza ante la previsible victoria, pero se calcula que los conservadores habrían podido perder con esto más de 1 millón de votos. Ello, unido a la recuperación de Schröder con apoyos de última hora otorgados por indecisos, ha confirmado el empate final.



    Estas elecciones, por otro lado, han sido las de la guerra de mensajes sobre reformas económicas ante una ciudadanía que demuestra no querer oír hablar de sus problemas. Merkel ha ofrecido un discurso más duro, con avisos sobre sacrificios para sacar a flote la economía alemana, mientras Schröder ha optado por los ‘cantos de sirena’, con propuestas atractivas, intentando captar en los electores el miedo a su adversaria, y unas formas hábiles para hacer creíbles esos mensajes entre una sociedad mayoritariamente decepcionada por sus políticas en los últimos tres años.



    Si hiciésemos una radiografía comparativa de las dos últimas elecciones generales en Alemania, se observa que, en realidad, son muy similares, pero con la diferencia de que ahora la CDU o el SPD necesitan cada uno a otras dos fuerzas políticas si quieren gobernar sin coaligarse. Hace tres años, la alianza SPD-Verdes bastó, a pesar de que también había habido igualdad casi total entre los dos principales partidos.



    Lo que puede pasar a partir de ahora



    Todo el mundo coincide en que, a partir de ahora, las conversaciones para posibles pactos van a ser un proceso muy largo. A la espera de que se configure definitivamente el Bundestag con la circunscripción que falta por escrutar, los contactos de las próximas semanas aclararan las cosas. De entrada, Merkel parece dispuesta a explorar todas las opciones antes de forzar unas nuevas elecciones, actitud que contrasta con lo que dijo antes de los comicios (“antes eso que coalición con los socialdemócratas”). Pero la debilidad de la aspirante a canciller tras un resultado tan ajustado la obliga a estar más abierta.



    A diferencia de la legislación española y de otros países europeos, la convocatoria de elecciones, cuando son anticipadas, no es una facultad del jefe del Ejecutivo. Por tanto, es la propia cámara federal la que lo establece. Según la normativa electoral alemana, se volverían a convocar elecciones si Merkel o Schröder se presentan a la investidura parlamentaria y no consiguen la mayoría absoluta después de tres votaciones. De hecho, los comicios anticipados de este domingo tampoco habían sido convocados directamente por el canciller, ya que tuvo que forzar una derrota parlamentaria de su partido, el SPD, para no verse obligado a dimitir después de haber perdido el control sobre la otra cámara, la que se había ido llenando de escaños democristianos tras las sucesivas elecciones de los lander perdidas por los socialdemócratas. En definitiva, se abre un panorama muy incierto para Alemania y para Europa.



    Angela Merkel acudió a estas elecciones después de un complejo proceso interno en la CDU que la llevó primero a ser elegida líder de la coalición democristiana en su último congreso y, más recientemente, a ser proclamada candidata gracias al rápido acuerdo con los socialcristianos de Baviera para que la apoyen. Inicialmente no parecía una persona con el perfil político óptimo para liderar una alternativa al actual Gobierno de coalición entre socialdemócratas y verdes, pero la maquinaria de todo el centroderecha alemán se esforzó para que ganase adeptos entre aquellos sectores sociales y del propio partido que no la veían con buenos ojos, evidentemente no por el hecho de ser mujer, sino por su débil liderazgo y por su supuesta falta de preparación en algunos grandes temas. En cualquier caso, esta dirigente procedente de la Europa del Este ha luchado por ganarse la confianza de los más prooccidentales del país, ya que, por ejemplo, se la considera una defensora del fortalecimiento de las relaciones con Estados Unidos y, en varias ocasiones, ha reconocido públicamente el papel del entonces presidente norteameticano George Bush (padre) en el proceso de unificación alemana entre 1989 y 1990.



    Por su parte, Gerhard Schröder se presentó a la cita con las urnas después de dos legislaturas difíciles, pero sobre todo esta última, marcada por las sucesivas derrotas de su partido en las elecciones de los lander (estados federados) que han ido celebrándose, hasta el punto de que el SPD ha quedado en minoría en el Senado federal del país, que se nutre parcialmente de representantes elegidos precisamente en los comicios regionales. El último revés se produjo el pasado 22 de mayo en Renania del Norte-Westfalia, donde la CDU acabó con 4 décadas de gobiernos socialdemócratas al imponerse claramente, y provocó que el canciller impulsase el proceso para convocar las elecciones generales. Ahora, lejos de sentirse perdedor por la lógica de los porcentajes, parece todavía más reforzado. La respuesta tardará todavía varias semanas.




  9. #9
    Avatar de rey_brigo
    rey_brigo está desconectado la TRADCIÓN es la ESPERANZA
    Fecha de ingreso
    20 may, 05
    Ubicación
    Betanzos dos Cabaleiros antiga Brigantium
    Edad
    37
    Mensajes
    559
    Post Thanks / Like

    El Factor Turco

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Las elecciones del domingo en Alemania han dejado un amargo sabor de boca a la democristiana Angela Merkel. Ese amargo sabor debió ser el mismo que tuvo Aznar cuando, por la mínima y en la prórroga, ganó las primeras elecciones a Felipe González. Tan amargo como cuando, para congratularse con Jordi Pujol, se vió en la necesidad de afirmar en público de... "yo hablo catalán en la intimidad". Aunque para él, para Aznar, nada tan amargo como la derrota tras el 11-M y los gritos de 'asesino' cuando fue al colegio electoral.

    Entre Merkel y Aznar hay muchos paralelismos. Y uno muy significativo es que ambos tuvieron que enfrentarse a dos animales políticos. Esos animales políticos de los que, cuando buscas en el diccionario la palabra carisma, aparece la palabrita bajo su foto. Ni Merkel, ni Aznar tuvieron nunca un ápice de carisma. Los dos son grises y sosos. Porque la derecha, por lo general no suele elegir a líderes carismáticos sino a presidentes grises, de consejos de administración. Rajoy es, incluso, más soso que Aznar. Y así les lucirá el pelo.

    Pero Aznar y Merkel se han tenido que ver las caras en un proceso electoral con el mundo musulmán. A Aznar, los terroristas islámicos le aguaron la fiesta. A Merkel, su decisión de posicionarse contra la entrada de Turquía en la Unión Europea le provocó el rechazo de los dos millones y medio de turcos que viven en Alemania, que han votado en su contra. El factor turco, junto con su sosería y el querer tener todo medido y controlado, la ha costado a Merkel no ganar de manera rotunda las elecciones.

    La entrada de Turquía, cuyas negociaciones de adhesión se inician el próximo 3 de octubre, le está costando demasiado a Europa. Primero, el descalabro del referéndum sobre la Constitución Europea en Francia. Después, el mismo fracaso en Holanda. Ahora, los turcos quitan y ponen rey en Alemania. Es de sentido común que la entrada de Turquía en la UE no parece que nos reporte nada bueno. De momento problemas: en Turquía continúa vigente la pena de muerte, gobierna un partido islámico, el ejército ilegaliza partidos políticos, los derechos humanos son simple palabrería hueca y las fuerzas armadas no controlan todas sus fronteras. Un país así, en el que la mujer sigue caminando tres pasos detrás del marido, sencillamente, no puede ser un país homologable con Europa. Y encima, lo mejor de todo, es que no es un país europeo.

    César Román
    Presidente de Plataforma por Madrid

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Marcelino Menéndez Pelayo
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 23/07/2013, 21:04
  2. Sancho III "el Mayor", un Rey pamplonés e hispano
    Por Lo ferrer en el foro Biografías
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 11/01/2008, 21:33
  3. "Los celtas y el País Vasco" por Pedro Bosch Gimpera.
    Por WESTGOTLANDER en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 06/06/2005, 15:38

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •