Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 10 de 10

Tema: El mito de Alfaro

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,642
    Post Thanks / Like

    El mito de Alfaro

    El mito de Alfaro (I) : Opinión : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo

    Por : Carlos Freile Granizo


    En el Ecuador se perora en todos los tonos contra los mitos enquistados en el imaginario colectivo y perpetuados por la educación: el Reino de Quito descrito por el padre Velasco, la muerte de Abdón Calderón, la Revolución de los Marqueses…. Sin embargo algunos mitos no solo se mantienen, sino que se los fortalece de manera sistemática, por ejemplo “el indio Espejo”. Entre estas leyendas descuella la de Eloy Alfaro como sinónimo de todas las virtudes cívicas, como ideal indestructible para las nuevas generaciones, sobre todo aquellas seguidoras de la revolución del siglo XXI. Desde mediados del siglo pasado se ha construido un Eloy Alfaro alejado de la realidad, no solo mitificado sino santificado, libre de defectos, siempre al servicio de los más altos intereses patrios, sin claudicaciones, carente de ambiciones personales, sabio, instruido (¿?) y prudente. Esa imagen de héroe homérico no podía compaginar con su muerte, tal como sucedió: crimen horrendo, lleno de sevicia inhumana. ¿Cómo un líder de tantos merecimientos pudo ser arrastrado y quemado con ignominia, desprecio y crueldad? ¿Cómo “el pueblo” pudo perpetrar semejante asesinato sangriento? Pregunta necesaria, sobre todo si se parte de otro mito enraizado en nuestros intelectuales orgánicos: que “el pueblo” amaba a Alfaro. Para resolver esta aporía se le ha ocurrido a una señora Ministra recoger firmas para decidir si el arrastre de Alfaro fue obra de ese también mítico pueblo. Pareciera que fue arrastrado por fantasmas y sin dar ningún motivo. En todo este esperpéntico tinglado se han olvidado, entre otras cosillas, del arrastre del General Montero en Guayaquil, antecedente fatal de los acontecimientos de Quito. ¿Miles de firmas determinarán que Montero no fue arrastrado por “el pueblo” guayaquileño? Todas estas construcciones mitológicas se coronan con el cinismo enfermizo de varios de los intelectuales orgánicos que mienten, saben que mienten, saben que nosotros sabemos que mienten y mienten con total desfachatez. Dignos herederos de Goebbels: obligatorio recordar.

    coterraneus – el blog de Francisco Núñez Proaño

  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,642
    Post Thanks / Like

    Re: El mito de Alfaro

    Nota preliminar y advertencia (si este blog no es de tu agrado… lo mejor que puedes hacer es simplemente no leerlo): Escribí el siguiente artículo por pedido de una revista quiteña. Este debía haber sido publicado en forma impresa el año pasado; mas por distintas razones finalmente no lo fue. Lo publico íntegramente como debió haber sido impreso (sin notas al pie de página, etc., por requerimiento editorial), sin añadirle ni quitarle nada, por cuestiones de espacio no incluí el primer asesinato y arrastre de Pedro Montero en Guayaquil (25 de enero de 1912), así como tampoco los antecedentes históricos de los arrastres -tradición de los liberales ecuatorianos-. Debemos meditar y reflexionar sin prejuicios -históricos, políticos, ideológicos- de por medio. Buscando acercarnos lo más posible a la verdad. El resto viene por añadidura. El problema del liberalismo-alfarista histórico ecuatoriano es que no tuvo nada de liberal. Al pueblo lamentablemente se lo mantiene ignorante, con un fin claro: La historia oficial nos envenenó con falsos conceptos que se prestaron a todas las interpretaciones y que solo sirvieron a los dueños del poder, esta es el instrumento del poder: “Quien controla el pasado controla el futuro. Quien controla el presente controla el pasado”. (George Orwell). Ahora concordante con el próxima 100° aniversario de la muerte de Eloy Alfaro (28 de enero de 1912) lo publico por este medio para todos ustedes dilectos lectores:

    Alfaro: La masa pedía su sangre

    Alfaro siendo recibido por los banqueros guayaquileños en Guayaquil el 18 de junio de 1895

    En 1895 se instala en el Ecuador una feroz dictadura liberal pluto-oligárquica. Es cuando el capitalismo hace su entrada triunfal al país. La dominación liberal radical tuvo todos los caracteres de un régimen totalitario dirigido por Alfaro, que según el historiador Rodolfo Pérez Pimentel “Tuvo talento comercial y varías veces hizo fortuna pero la gastó en aras del ideal liberal radical masónico.” La oligarquía creó una fuerza pública del mismo espíritu que impedía de hecho y con medidas sangrientas toda reacción, no solo de lo no liberales, sino aún de liberales que no estaban en la línea de la camarilla dominante, beneficiando sólo a quiénes rendían pleitesía al poder; este sistema acabó por poner frente a frente al régimen y a la enorme mayoría del país. El presidente Emilio Estrada murió el 21 de diciembre de 1911 y asumía el poder Carlos Freile Zaldumbide. En Guayaquil Pedro Montero desconoció a las autoridades y pedía el regreso de Alfaro -quien había jurado nunca más intervenir en asuntos políticos-, arribó desde Panamá el 4 de Enero de 1912 a Guayaquil. La guerra civil era inevitable. Una buena parte del país pedía la cabeza de Alfaro y el gabinete constitucional de Freile Zaldumbide designó a los Generales Plaza y Julio Andrade directores de la Guerra. En la costa Flavio Alfaro tomó el mando de las fuerzas radicales, que enfrentadas a las serranas en Huigra, Naranjito y Yaguachi, sufrieron aplastantes derrotas en medio de ríos de sangre y carnicería. Alfaro viejo, casi decrépito, no encontraba soluciones, ni siquiera atinó a salir de Guayaquil cuando la situación se tornó perdida. Todos los responsables fueron capturados por Plaza y Andrade. El 26 fueron sacados sin miramientos a Durán para que tomaran el tren hacia Quito, para de allí ser conducidos al Panóptico por orden del gobierno. Carlos Freile Zaldumbide, en telegrama desde Quito a Guayaquil del 23 de Enero de 1912, al General Leónidas Plaza y publicado en los diarios La Constitución, El Comercio y La Prensa decía: “Los Sres. Ministros y yo hemos acordado que a esos presos se les remita a esta capital con las seguridades debidas y bajo responsabilidad de algún Jefe de prestigio, pues la Nación entera reclama al gobierno el inmediato castigo de los que sin ningún motivo han ensangrentado la República solo por satisfacer sus mezquinas y bastardas ambiciones … En este momento todo el pueblo de Quito, congregado bajo las ventanas de mi casa solicita a gritos que a los presos se les traslade a esta capital para su juzgamiento”. ¿Quiénes clamaban la muerte del caudillo liberal, quiénes pedían su sangre? ¿La curuchupalidad acaso? No, de hecho el único medio de comunicación que no pidió la cabeza de Alfaro fue El Ecuatoriano, órgano del Partido Conservador; sus coidearios liberales exigían venganza a través de sus periódicos: “Nada de compasión. Las víctimas que han caído en el campo de batalla no han merecido compasión… La vida de cada uno de los ecuatorianos caídos en Huigra, Yaguachi o Guayaquil vale tanto como la vida de Eloy Alfaro… ante la muerte de un hombre vale tanto como otro cualquiera…” decía El Grito del Pueblo Ecuatoriano N° 150. Toda la prensa liberal, guayaquileña en gran parte, pensaba de la misma forma: La Prensa periódico del liberalismo placista titulaba el 11 de Enero de 1912, “LA VIBORA EN CASA. Esta es la víbora que tenemos entre nosotros, oh! Ecuatorianos, y a esta víbora es preciso triturarla”. 28 de enero de 1912, día espantoso: El Intendente de Policía trata con González Suárez, sobre como intervenir cuando el pueblo se diera cuenta de la llegada de Alfaro y sus compañeros, siendo claro que tomaría actitud hostil porque habiendo perdido padres, hijos, hermanos, parientes y amigos en la injusta lucha, se encontraban indignados, y exacerbados además, por la prensa pública que clamaba castigo. Alfaro fue asesinado en el Panóptico junto al resto de prisioneros que habían liderado la revolución, desde allí la masa enfurecida comenzó el arrastre. Una mujer golpeaba furiosa la cabeza de Alfaro, gritando “¡Me la pagaste indio verdugo!” – “No hagas eso” le dice un padre Bravo, y ella alza la cabeza para mirar al atrevido que le censura y dice: “Ud. no ha perdido marido ni hijo, yo sí.” Miguel A. González, testigo presencial de los hechos relata: “Y vimos desfilar primero el cadáver de Coral; luego, el de Flavio Alfaro, que pasaban por delante de Palacio y descendían por frente de la Catedral. Por la esquina Municipal ingresaron los cuerpos de Páez y de Serrano”. Los cadáveres de Medardo y Flavio Alfaro son llevados hasta la casa de una alfarista, que decía tener relación con los espíritus, para que los resuciten. Y sigue: “El cadáver de Alfaro que entraba a la plaza por la esquina del cuartel de artillería… ocasionaba estampida general…pequeño cuerpo ceniciento… apenas cubierto con deshilos de la desgarrada ropa, con dos correas atadas al cuello…¡Qué espectáculo!… Con ávido ojos vimos en la cabeza de Alfaro, el rozar del cuero cabelludo en los adoquines de la calle, que hacía subir o bajar las facciones de aspecto leproso; dibujábase en esos movimiento singulares, siniestras expresiones: era ya la impresión reveladora de un Ay! Lanzado con angustioso dolor al abrirse la boca ensuciada con basuras del suelo, o era, al desplegarse los labios sanguinolentos, el remedo de una risa desvergonzada. Cuando los nervios, la piel de la cara, por las contracturas del occipital frontal, se estiraban hacia atrás, abríanse los ojos despavoridos, marcado en el semblante espantoso gesto, como de gemido, por su expulsión de la tierra… por la carrera acelerada que emprendieron los arrastradores de esa carne revolteada, pasando otra vez por el pie de la grada redonda de la Catedral, con griterías y vivas espantables, sin tiempo para desviar el cadáver de la curva, chocó la cabeza en el primer peldaño, por cuyo violento golpe, reventóse el cráneo en el undécimo sillar, haciendo de los sesos repugnante aspersión por el contiguo albañal (cloaca).” Y hasta hubo algunos que jugaron pelota con los testículos de los arrastrados. Después serían incinerados en El Ejido. Así terminó la gran tragedia del 28 de Enero de 1912, pero la política de Alfaro no terminó en esas piras: El liberalismo siguió conculcando las libertades públicas. El pensamiento oficial, totalitario y dogmático que ha imperado en las últimas décadas en nuestro país y en el mundo, nos ha impedido formaros una visión integral de los sucesos históricos y políticos del pasado distante y reciente. Y es así como nos situamos en nuestro pequeño país, con una historia tan manipulada y tan falseada que muchas veces es hasta increíble entender lo que en verdad fue y no lo que nos lo pintaron; bien vale calificarla de “sui generis”, o mejor aún de “anti-historia” -una grande y prolongada mentira- en palabras de Jorge Luna Yepes. Por Francisco Núñez Proaño

    Addendum:Increíble como la izquierda endiosa a Alfaro, padre del capitalismo ecuatoriano: ¡Estultos! en 1895 capitalismo = progresismo = izquierda. “Alfaro fue la materialización del capitalismo bancario naciente, de la economía de exportación de la zona litoral, de la política burguesa recién nacida, con el sentido liberal que es, históricamente, su expresión y su forma.” -Leopoldo Benites Vinueza

    coterraneus – el blog de Francisco Núñez Proaño

  3. #3
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,642
    Post Thanks / Like

    Re: El mito de Alfaro

    ¿SABÍAS ESTO DE ELOY ALFARO, “EL MEJOR ECUATORIANO”?


    “Alfaro todo lo atropellaba, congresos, concejos municipales, instituciones e individuos: convertía el presidio en habitación de sus adversarios y malquerientes: la verdad andaba prófuga y la voz ahogada de los conservadores estallaba en descargas de fusilería. ¡Qué tiempos aquellos! No parecía sino que la libertad política se la habían conquistado para sí cuatro ambiciosos sobre la ruina de las libertades públicas… se deportaba liberales y conservadores a las playas centro-americanas, el presidio estaba lleno y un soplo de horror trágico pasaba por la frente de los ecuatorianos… Es Vivar que cae de bruces en las puertas del cementerio de San Diego; es Guillén que implora compasión en el patio de la Intendencia de Cuenca; es Tello, que triste y desesperadamente proclama su inocencia en el Malecón de Guayaquil; es el P. Emilio Moscoso, que rueda herido por la bala asesina a los pies del crucifijo en el colegio de los jesuitas de Riobamba; es el pobre clérigo Eudoro Maldonado, que se revuelca en estancia solitaria moribundo y congojoso; son los que murieron de nostalgia y hambre en las playas centro-americanas; los que hallaron su tumba en la costa ecuatoriana, víctimas de la fiebre amarilla; los vapuleados de Cuenca, los desorejados de Tulcán, los torturados de Quito, los asesinados en Guangoloma… Perdón, pobres sombras”.
    Manuel J. Calle, liberal partícipe de la revolución de 1895, en Hombres de la revuelta.
    _________
    Analicemos objetivamente las distintas facetas de Alfaro, expuestas en los siguientes temas, cuya información ha sido tomada tanto de páginas web y libros de admiradores como de detractores. ALFARO Y LOS “DERECHOS HUMANOS” – ATROCIDADES: • En el cementerio de San Diego, el notable periodista conservador Víctor León Vivar daba el adiós a los restos mortales de Pablo Herrera, académico de la Lengua. Cuando abandonaba el cementerio, fue cazado entre las tumbas por soldados alfaristas y acribillado a balazos. • En 1883, en las guerrillas de la “Restauración” contra Veintemilla, como en 1884, en la Revolución de los Chapulos contra Caamaño, Alfaro cometió desmanes y asesinatos en Manabí y Esmeraldas. En uno de aquellos episodios Alfaro asaltó el vapor Huacho, donde hizo una carnicería impresionante. • A los vencidos en Taya, las tropas de Alfaro, en acto de ferocidad, mutilaron las orejas. • En 1906, asesinó a dos adversarios: los generales Antonio Vega Muñoz y Emilio María Terán, el primero conservador y el segundo liberal… Vega Muñoz fue derrotado por el general liberal Ulpiano Páez en Azuay. Prisionero, llegaba a Cuenca en una mula vieja y coja, para escarnio, cuando lo obligaron a bajar para que entre a pie, y entonces le suicidaron (dispararon). • Los motines contra el gobierno de Alfaro se sometieron, por su orden, a sangre y fuego, incluso mediante fusilamientos prohibidos por su propia Constitución. • Ese mismo Diciembre (1906), el batallón “Vargas Torres” saqueó la ciudad de Loja con la connivencia de las autoridades alfaristas locales, quedando el hecho totalmente impune. • El 25 de abril de 1907, una manifestación de estudiantes de Quito, culminó en dolorosa masacre. La guardia pretoriana de Alfaro asesinó a los estudiantes disparando contra ellos a boca de jarro. • A los periodistas y opositores presos les daban baños de agua helada, en la fría madrugada de Quito. Un periodista de apellido San Martín murió de pulmonía por ello. • También les aplicaban las torturas llamadas “Trapiche Franco”: llenar el cuerpo de torniquetes muy apretados, y “Cepo Pérez”: colgar a la víctima de los testículos. • Son tristemente recordados a este respecto los abusos del Intendente General de Policía de la época, Modesto A. Peñaherrera, quién inicio propiamente la época de nuestro terror (así como Francia tuvo el suyo con su revolución liberal) el 18 de Septiembre de 1895, cuando envió escolta armada a que redujeran a prisión al doctor Camilo Ponce Ortiz, con la orden ultrajadora de que se le condujera amarrado ante la presencia del caudillo liberal, que curioso, deseaba conocerle personalmente. Al presentarse Ponce ante Alfaro, lo único que acertó a decir este último fue: “Agradezca usted que todavía tenga la cabeza en sus hombros”. • Durante el inicio del totalitarismo liberal, Abelardo Moncayo (uno de los asesinos de García Moreno), quien junto a varios otros “librepensadores” recomendaban “un sano terror”, creó la primera policía secreta del país “para defensa de la revolución”, durante su función como Ministro del Interior y de Policía entre 1897 y 1901. Es aquí dónde se implementan los primeros salones de tortura de la historia republicana del Ecuador. Contaban con métodos avanzadísimos para la época, por ejemplo; “shocks” eléctricos que eran aplicados a las víctimas opositoras al gobierno. ___ ALFARO Y LA “DEMOCRACIA”: “No vamos a perder con papelitos (votos) lo que hemos ganado con los fusiles.” Eloy Alfaro Escuchemos al Historiador y Cronista de Quito, Dr. Jorge Salvador Lara, Director Honorario Vitalicio de la Academia Nacional de Historia: “No obstante, difícilmente podrá figurar como paladín de las libertades, pues históricamente consta que Alfaro -cuyo doctrinarismo liberal fue, por lo demás, nebuloso, personalista y romántico- aherrojó en nombre de la libertad todas las libertades y conculcó en nombre de su partido todos los derechos: persiguió a sus enemigos, les hizo encarcelar y torturar, les confinó o desterró. Clausuró periódicos, empasteló imprentas, incineró libros y documentos históricos. Fusiló como el que más y bajo su régimen murieron asesinados connotados políticos de la oposición, permitió penas infamantes, hizo disolver a balazos las manifestaciones contrarias; coaccionó al Congreso con barras asalariadas de garroteros; su guardia pretoriana asesinó estudiantes disparando contra ellos a boca de jarro… Persiguió a la Iglesia; suprimió las misiones en el oriente amazónico, vanguardia de la patria ecuatoriana, dejando el campo abierto al avance sureño que no se hizo esperar; encarceló sacerdotes, desterró prelados, permitió vejámenes a la jerarquía metropolitana, profanaciones de templos, sacrilegios, asesinatos de religiosos, todo ello sin castigar jamás a los sayones. Confiscó propiedades privadas. Propició el fraude electoral entronizado desde entonces durante decenios. Quebrantó las leyes cuantas veces quiso, incluso la propia Constitución liberal. Impuso como normas el machete y el garrote. En fin, encarnó corregido y aumentado el militarismo de Urbina, Robles y Veintemilla, sólo que fue más arbitrario, más prepotente, más antidemocrático y dictatorialista que aquéllos…”. • Alfaro nunca ganó una elección, siempre subió al poder por golpe de estado. • En 1895 encarceló a los redactores del periódico La Ley. • En 1896 en Quito, la represión a los conservadores fue durísima: la Universidad y sus profesores fueron ultrajados y los periódicos, clausurados. • En las elecciones para la Asamblea Constituyente que se reunió en Guayaquil el 9 de octubre de 1896, casi todos los elegidos fueron liberales y gobiernistas. Hubo fraude. ___ ALFARO Y LA IZQUIERDA SOCIALISTA: “Alfaro fue la materialización del capitalismo bancario naciente, de la economía de exportación de la zona litoral, de la política burguesa recién nacida, con el sentido liberal que es, históricamente, su expresión y su forma.” Leopoldo Benites Vinueza en Ecuador, drama y paradoja. ___ ALFARO Y LA EDUCACIÓN: Decretó que la enseñanza primaria pública sea obligatoriamente LAICA: prohibido hablarles a los niños de Dios. Gabriel García Moreno, el 8 de Noviembre de 1871, había expedido la Ley de Instrucción Pública, que ordenaba que la educación primaria sea OBLIGATORIA Y GRATUITA. Alfaro sólo añadió: laica. Los religiosos ya no podían ser profesores en las escuelas públicas. Asimismo, quedó prohibida la ayuda gubernamental a los establecimientos educativos particulares (en aquella época, todos católicos), que quedaron sujetos al poder despótico de los colegios laicos oficiales. En 1900 dispuso que los Colegios Católicos no puedan recibir exámenes y conferir títulos de bachiller. La educación laica en la siguiente generación produjo marxistas, comunistas y socialistas y no liberales. ___ LA PERSONALIDAD DE ALFARO: Sus estudios consistieron en instrucción primaria en su lugar natal: fue educado a saltos, con un profesor privado de contabilidad. Careció, por lo tanto, de estudios académicos serios. Sus biógrafos lo tildan de buen hijo, esposo fiel y buen padre de familia. No fumaba, no bebía, no era libertino. “Jamás defraudó un centavo del fisco en beneficio propio, aunque solía hacerse el de la vista gorda ante las tropelías sin cuento y sin cuenta de sus partidarios. Era manisuelto en extremo, no sólo con lo suyo sino hasta con lo del Estado. No gustaba adular a nadie, pero le deleitaba que le adularan”. Dr. Jorge Salvador Lara. ___ LA MUERTE DE ALFARO: Los admiradores actuales de Alfaro dicen que Alfaro fue un “mártir” de sus ideales. La Real Academia define el vocablo martirio como: (Del lat. martyrium): Muerte o tormentos padecidos por causa de religión, ideales, etc. Entonces, para que Alfaro fuese mártir, debió morir a manos de los conservadores o la Iglesia. Pero Alfaro murió a manos de liberales, por lo tanto, su muerte debe tipificarse más bien como “traición” no como “martirio”. De su muerte, dice el Dr. Jorge Salvador Lara, que las arbitrariedades de Alfaro le hicieron granjearse: “…el rechazo y el odio de sus propios copartidarios. Todo esto explica, quizá en algo, su muerte salvaje y brutal a manos de sus carceleros liberales…”. Fue apresado por orden de su coideario liberal, el Presidente Dr. Carlos Freile Zaldumbide. Quien ejecutó la orden fue el general liberal Leonidas Plaza Gutiérrez, de quien Alfaro dijo: “Plaza es un soldado desleal y no tiene ideas políticas”. La guerra a muerte entre las facciones liberales culminó en sangre y tragedia el 28 de enero de 1912, con el asesinato de Eloy Alfaro. En la turba enloquecida que asaltó la cárcel de Quito, estaban personas del pueblo que odiaban a Alfaro por haber causado tantos muertos y lisiados con sus levantamientos militares, torturas y represiones. ___ OBRA QUE ERRÓNEAMENTE SE ATRIBUYE A ALFARO: • La libertad de los indios del Concertaje: prisión y trabajo por deudas. Gabriel García Moreno, como senador por Pichincha en el Congreso de 1857, ya había luchado por la abolición del tributo a los indios. Pero quienes efectivamente liberaron a los indios del Concertaje fueron: a)El Dr. Alfredo Baquerizo Moreno, quien elegido Presidente de la República en 1916, abolió en 1918 el Concertaje y la prisión por deudas. b) El Dr. Víctor Manuel Peñaherrera Espinel, jurista autor de la “Ley de Jornaleros” o de Abolición del Concertaje, presentada al Congreso el 28 de Junio de 1918. • El ferrocarril costa-sierra: Alfaro sólo terminó lo que Gabriel García Moreno había empezado. Sin embargo, su construcción en el tramo de “LA NARIZ DEL DIABLO” ha sido muy criticada por expertos extranjeros, pues se construyó fuera de toda lógica ingenieril. Levantar ese tramo, tomó un año de inquebrantable trabajo a un costo de más de un millón de sucres cotizados en alrededor de dos sucres por dólar de la época y cientos de vidas de trabajadores que fueron enterrados en fosas comunes, en un improvisado cementerio olvidado, en el Kilómetro 106 de Naranjapata. (Opinión del redactor: ¿Por qué entonces hacer pasar por allí el ferrocarril? Me atrevo a decir que porque se pensaba que el tesoro de Atahualpa escondido por Rumiñahui estaba allí: el tesoro de Nicsag, enterrado en la quebrada de dicha población, y pensaron encontrarlo a punta de explosiones en las laderas. Las más autorizadas versiones sobre este fabuloso tesoro las trae el doctor Silverio Torres, de Sibambe y el indígena Gregorio Boina, de Nicsag). Más tarde se le acusó de vivir en Lima vendiendo los bonos del ferrocarril. • La canalización de Guayaquil: “Solamente en 1910 tuvimos agua potable y en la década del 20, se empezó la canalización”. Guayaquil y 450 años, Elías Muñoz Vicuña, Revista Diners N° 62 Ecuador, Julio de 1987. Alfaro murió en 1912, así que difícilmente pudo hacer la canalización de Guayaquil. • El Conservatorio Nacional de Música: El 3 de Mayo de 1870, el Presidente Gabriel García Moreno creó en Quito el Conservatorio Nacional de Música, bajo la dirección del músico francés Antonio Neumane, quien compuso la música de nuestro Himno Nacional. Clausurado en la presidencia de Ignacio de Veintemilla, fue simplemente refundado en 1900, en la presidencia de Eloy Alfaro. • Los Colegios Normales Juan Montalvo para varones y Manuela Cañizares para mujeres: Fueron fundados por Leonidas Plaza. • El Colegio Militar: Fue fundado por Vicente Rocafuerte en 1838 como “Escuela Militar”. El presidente Gabriel García Moreno lo reorganizó en 1869, aumentando las materias: Historia, Lógica, Idiomas y Matemáticas, con el nombre de “Escuela Práctica de Cadetes”. “Con el asesinato del Presidente García Moreno, el 6 de agosto de 1875, la Escuela perdió a su mayor y entusiasta forjador”. María Antonieta Vásquez Hahn, “El Palacio de la Exposición”, Quito, 1989. En 1892 reorganizó la Escuela el Presidente Luis Cordero. En 1899, lo que Eloy Alfaro hizo fue cambiarle el nombre a “Colegio Militar”. En 1912, el Colegio se trasladó al edificio de la Escuela de Artes y Oficios de señoritas pobres, de la Asociación de las Señoras de la Caridad, de Quito, del que arbitrariamente se había apropiado el gobierno de Alfaro con motivo de necesitar el local en préstamo para la Exposición Internacional de 1909. • El monumento a los Héroes del 10 de agosto de 1809: Fue planificado en 1892 por el Presidente Luis Cordero; encargando el diseño a un hermano salesiano de apellido Minghetti. Alfaro solamente lo inauguró. ___ LA OBRA DE ALFARO: • Construyó el mercado de Quito. • Suspendió el pago de la deuda externa, la cual había ayudado a incrementar. • Abolió la pena de muerte para todo delito, lo que no sirvió de impedimento para que él mismo la aplicara. • Creó el Instituto Nacional Mejía. Sin embargo, con su ataque a la educación católica: “en realidad cerró más escuelas de las que abrió”. Breve Historia Contemporánea del Ecuador”, Dr. Jorge Salvador Lara. • Abrió los cargos de la administración al sexo femenino. • Fortaleció al ejército, con mejores salarios. A la vez que instauró una rigurosa selección para la oficialidad, a la cual solo debían llegar masones declarados y aprobados. • Defendió acomodaticiamente la patria en 1910, cuando, siguiendo la inspiración de monseñor González Suárez, llamó a todos los ecuatorianos, incluyendo adversarios, a unirse para mantener la integridad nacional amenazada por el vecino del sur. Algo similar a lo que hizo el Presidente Sixto Durán-Ballén en el año 1995. Historiadores varios puntualizan que la obra de Alfaro no se puede, ni en educación ni en desarrollo, comparar a la obra de Vicente Rocafuerte o de Gabriel García Moreno. ___ ALFARO Y LA MASONERÍA: En agosto de 1864, a los 22 años, Alfaro se inscribió en la Logia Rosa de América N° 36 de Guayaquil. También integró la Logia Simbólica Filantrópica del Guayas. En el medio internacional masónico fue conocido como “Hermano Caballero Kadosh”, grado 30. Llegó al Grado 33 de la masonería, el más alto de la Orden, siendo reconocido como “Ilustre y Poderoso Hermano”. La masonería es el instrumento multinacional de las fuerzas de la subversión mundial, contraria a la Tradición, a las Naciones y todo principio superior e inmutable. La masonería está condenada por la Iglesia Católica desde el siglo XVIII, en sucesivos documentos. La última ocasión, en la Declaración sobre la masonería de la Congregación para la Doctrina de la Fe, del 26 de noviembre de 1983: “Permanece inmutado el juicio negativo de la Iglesia al respecto de las asociaciones masónicas, puesto que sus principios han sido siempre considerados inconciliables con la doctrina de la Iglesia y por tanto, la inscripción a ellas permanece prohibida. Los fieles que pertenecen a tales asociaciones masónicas están en estado de pecado grave y no pueden acceder a la santa comunión”. ___ ALFARO Y LA FE CATÓLICA: En 1900 Alfaro derogó el decreto de la Consagración Nacional al Sagrado Corazón de Jesús. En 1906 prohibió absolutamente toda manifestación pública del culto católico. Su hermano Marcos Alfaro dirigió “El Popular”, periódico terriblemente anticatólico. ___ ALFARO Y LOS CONSAGRADOS: Suprimió conventos y monasterios, por considerarlos “focos de infección”. Suprimió los derechos civiles y políticos para clérigos y monjas. Desterró del país órdenes religiosas, por considerarlas “instituciones socialmente parasitarias”. • En 1895, los hermanos de la Salle (entre ellos el Santo Hermano Miguel) fueron forzados por el gobierno a abandonar la casa donde funcionaba su Colegio en Cuenca. • Ese mismo año los soldados de Medardo Alfaro ocuparon el Colegio San Gabriel de Quito. • Entre 1895 y 1896, los dominicos italianos debieron salir del país, unos autoexiliados y otros deportados: “El más afectado por la aversión del Gobierno liberal fue sin duda el Padre Duranti, perseguido a sol y sombra por el Gobierno radical del General Eloy Alfaro; el año 1896 hubo de emprender penosísima y precipitada fuga por caminos extraviados y sendas que hasta entonces quizás jamás pisó planta humana, a fin de librarse de caer en manos de la tropa radical que, cual perro de caza, seguía sus huellas” (Padre Vargas, Documento de la Orden, 1982, página 235). • En 1896 expulsó de la misión del Napo a La Compañía de Jesús (los jesuitas): “destruyendo con un sólo mandato sacrificios, beneficios y costos sostenidos durante muchas décadas, interrumpiendo así… la defensa del territorio oriental“. Historiador Luis Robalino Dávila. • El 24 de Enero de 1899, Alfaro exigió a los Jesuitas salir del país antes de las 10 de la noche. Ante una imponente manifestación de la gente, retiró la orden. • En 1902 intentó suprimir la Diócesis de Portoviejo. Se impidió la posesión de su Sede al nombrado Obispo, Monseñor Juan María Riera, O.P. • En 1904 prohibió el ingreso en el país de nuevas órdenes religiosas católicas, abriendo, en cambio, la puerta a la entrada de las sectas protestantes. • También en 1904 decretó la supresión de los noviciados de órdenes contemplativas (dedicadas a la oración). • En 1905 expulsó a los Padres Redentoristas de Riobamba. • En 1906 atacó a la Iglesia en varios frentes: -Despojó a la Iglesia de su personería jurídica. -Expulsó a los Salesianos y a los Capuchinos del Ecuador. La expulsión de los salesianos también estuvo acompañada de vejaciones y crueldades, pues se los hizo ir a la costa por Esmeraldas. -El Palacio Arzobispal de Quito fue asaltado por tropas liberales que incineraron la Biblioteca y el Archivo de la Diócesis de Quito, donde se perdieron 300 años de documentación y archivos, y vejaron al anciano Obispo de Quito, Rafael González y Calisto, haciendo con él una parodia de fusilamiento. También se destruyeron bibliotecas y archivos en varias ciudades. -Decretó sanciones contra los sacerdotes que prediquen señalando los fallos del Gobierno y la Constitución Laica. Los atropellos y asesinatos de sacerdotes fueron permitidos por Eloy Alfaro sin castigar jamás a los culpables. No tiene parangón en la historia ecuatoriana la ferocidad de su ataque. ___ ALFARO Y LOS BIENES DE LA IGLESIA: En 1904 decretó la prohibición a los Religiosos de administrar sus bienes: lo harán Procuradores aprobados por el Estado. En 1906 confiscó los bienes de las Diócesis y órdenes religiosas para dedicarlos a la Asistencia Pública. En 1908 expidió el Decreto de Manos Muertas, por el que expropiaba y declaraba del Estado las tierras de la Iglesia. ___ ALFARO Y LA CULTURA CRISTIANA: Alfaro decretó la “secularización eclesiástica”. En otras palabras, “descristianizó” o “secularizó” la cultura, la ciencia, la moral, el arte, la enseñanza, la asistencia social, y en fin, todas las instituciones e instancias de la sociedad. Cómo contrasta esto con el pedido de Juan Pablo II de establecer un diálogo entre fe y cultura, y con el de Paulo VI “lo que importa es evangelizar las culturas…” (Encíclica Gaudium et Spes)… Dentro de su plan secularizador, Alfaro: -Secularizó los cementerios. -Subordinó los Sacramentos de Bautismo y Matrimonio al Registro Civil. -Estableció la Ley del Divorcio. “Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre”. Mateo 19, 6. ___ ALFARO Y EL SANTÍSIMO SACRAMENTO: En 1897 las tropas de Alfaro, en el Colegio San Felipe de los Jesuitas en Riobamba, profanaron el Altar, el Sagrario y las Hostias Consagradas: “La mañana del domingo 4 de mayo de aquel año, las matronas de la época iban a sus rezos en la iglesia, cuando la aparente tranquilidad fue interrumpida por soldados que a caballo ingresaron en estampida al
    colegio. ‘Mueran los frailes’, era el grito continuo de los revolucionarios que dispararon sin dirección alguna. Llegaron hasta el templo, rompieron el sagrario, desparramaron las hostias y se bebieron el vino consagrado. Después acudieron hasta el cuarto donde sorprendieron al padre Emilio Moscoso. Él estaba orando y a quemarropa le disparan, matándolo instantáneamente”. Tomado de: “La verdad sobre el 4 de mayo de 1897″, del padre José Benítez. El Padre Rector Emilio Moscoso se encontraba rezando el Rosario. Luego las tropas pusieron en prisión a todos los Jesuitas, robaron y destruyeron el Colegio. - Comité por la verdad histórica del Ecuador.

    coterraneus – el blog de Francisco Núñez Proaño

  4. #4
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,642
    Post Thanks / Like

    Re: El mito de Alfaro

    El mito de Alfaro (II) : Opinión : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo.
    Sábado, 7 de Enero de 2012
    Por : Carlos Freile Granizo


    Hace pocos días un historiador áulico alababa a Eloy Alfaro por su “defensa de los derechos humanos”. Alabanza que refleja otro mito. Ya en la campaña de la Restauración en 1883, en la Costa, mandó fusilar a decenas de personas por el delito de no estar de acuerdo con él o por oponerse a la requisa de acémilas, reses y alimentos, justificó tales excesos con “que es principio admitido por todas las naciones civilizadas, el que la guerra viva de la guerra”. Olvidaba que los campesinos costeños no eran sus enemigos, sino el dictador Veintemilla, a quien había apoyado con anterioridad. Ya en el poder, Alfaro no escatimó método alguno para reprimir a sus opositores con desprecio absoluto de las libertades ciudadanas y de los derechos naturales. Son de sobra conocidas las torturas administradas a los presos políticos y a los periodistas disidentes: “Cepo Pérez”, “Trapiche Franco”, baños de agua helada… Todos conocían a los vencidos desorejados después de alguna batalla, nadie ignoraba el fusilamiento de soldados participantes en un frustrado golpe contra él, escogidos por sorteo; sin fórmula de juicio y con el agravante de que la pena de muerte ya estaba abolida en el Ecuador, igual el de Tello y cien más. Varias familias lloraron a los estudiantes universitarios asesinados por pedir libertad de sufragio en manifestación pacífica (1907). El número de desterrados y confinados alcanzaba cotas nunca vistas. Para qué hablar de las imprentas destruidas y “empastadas”, de las calumnias contra los opositores, de las campañas de desprestigio en la prensa adicta. Cedo la palabra a un contemporáneo de Alfaro, Ricardo Cornejo, el 27 de junio de 1911: “… sean largos o cortos los días que queden de vida al Caudillo de Enero y de Junio, seguirá influyendo siniestramente en la política del Ecuador; más todavía: se nos imagina que hasta después de un siglo de su muerte, se hará sentir el fatal influjo de aquel personaje en la suerte de las generaciones futuras. Las obras del mal son mucho más largas y duraderas que las del bien”. Obligatorio recordar.

    coterraneus – el blog de Francisco Núñez Proaño

  5. #5
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,642
    Post Thanks / Like

    Re: El mito de Alfaro

    El mito de Alfaro (III) : Opinión : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo.
    Sábado, 14 de Enero de 2012
    Por : Carlos Freile Granizo


    Las dos joyas de la corona de Alfaro fueron el Ferrocarril y el laicismo (sobre el que volveré). Se suele olvidar, sobre todo en los textos escolares, que la difícil y formidable obra del tren fue iniciada por García Moreno y continuada por los gobiernos progresistas. Nadie puede negar el impulso dado por Alfaro para finalizar el proyecto, pero tampoco su apoyo desmesurado a Archer Harman, en perjuicio de los intereses nacionales. Uno de los más acreditados especialistas en el tema, John E. Uggen, escribió un texto estremecedor, en cuyas primeras líneas se lee: “Cuando Archer Harman falleció, era el accionista principal del Ferrocarril del Sur. Cómo llegó a ser el propietario del Ferrocarril es uno de los capítulos más interesantes de toda la historia del Ferrocarril ecuatoriano. Este ensayo tratará de demostrar como Harman convirtió su inversión inicial de una acción de cien dólares en la Guayaquil and Quito Railway Company en 1897 en 59.069 acciones de 5,6 millones de dólares a su muerte en octubre de 1911”. Paradoja nunca aclarada: el Estado ecuatoriano pagó a Harman ingentes cantidades de dinero y por ello quedó muy endeudado, como reconocen todos los historiadores, sin embargo, al final de la construcción, el Ferrocarril pertenecía en gran parte a…. Harman. Franklin Cepeda A., estudioso del tema, nos informa que en 1900 hubo un tremendo derrumbe en Guamote: “Alfaro, en afán de salvar el proyecto, entrega a la Compañía una fuerte cantidad de dinero obviando toda fórmula legal”. Según el contrato, el tren debió llegar a Quito en 1907, esto sucedió en 1908, por lo cual la empresa debía pasar a poder estatal, pero Alfaro apoyó a Harman y la propiedad del Ferrocarril continuó en sus manos. Para mayor extrañeza, en 1911 una comisión de alto nivel determinó que no se habían cumplido las condiciones del contrato. De hecho se habían usado partes de la carretera nacional como terraplenes para los rieles (lo dice Luis Robalino Dávila), además de otras cosillas. Curiosamente, Alfaro y Harman eran hermanos masones. Obligatorio recordar.

    coterraneus – el blog de Francisco Núñez Proaño

  6. #6
    Avatar de ChrisErnest
    ChrisErnest está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    23 dic, 11
    Mensajes
    9
    Post Thanks / Like

    Re: El mito de Alfaro

    Este fin de semana se conmemoró los 100 años de la muerte de Eloy Alfaro, lamentablemente, todos estos homenajes fueron impulsados por el gobierno izquierdista de Rafael Correa, un corrupto más que gobierna mi Patria, pero que puedo decir, la corrupción en este país es tan grande que hasta se puede presumir... en tanto a la información, el gobierno alfarista fue 100% masónico, no es necesario indagar mucho para darse cuenta de ello, pero un noble ecuatoriano puede decir que "un día hace 100 años triunfamos sobre la masonería y los arrastramos por cobardes". Por otro lado, conozco ese blog pero por alguna razón no me llena completamente la información que contiene.

    Se ha sido ingrato con héroes nacionales como García Moreno o Enríquez Gallo, lamentablemente esa es la realidad, pero que puedo decir, siento que será una causa perdida el intentar luchar por este país, que hoy en día posee una herida mortal por el meztisaje, el cuál justifica su corrupción y caos social.

    Por último de que parte es usted?, me ha gustado mucho que se interese por la historia de mi país, creo que a los ojos del mundo no somos muy bien vistos que digamos, y como no, si a España van a invadir injustamente esas tierras puros amerindios y mestizos "ecuatorianos", lo cuál es vergonzoso y repugnante.

  7. #7
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    38
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: El mito de Alfaro

    “Hablar de una revolución social con Alfaro es una incongruencia y está fuera de contexto, dice Núñez” « coterraneus – el blog de Francisco Núñez Proaño

    “Hablar de una revolución social con Alfaro es una incongruencia y está fuera de contexto, dice Núñez” enero 30, 2012, 10:32 am
    Archivado en: historia, Opinión | Etiquetas: Alfaro mito, Andrés Carrión, arrastre de Alfaro, asesinato de Eloy Alfaro, Canal Uno, Claudio Mena Villamar, Ecuador en vivo, educación, educación Ecuador, El mito de Alfaro, Eloy Alfaro, En la polémica, entrevista a Francisco Núñez Proaño, Erika Silva, Francisco Núñez, Francisco Núñez Proaño, Francisco Salazar Alvarado, laicismo, laicismo Ecuador, masonería Ecuador, masones Ecuador, mito, mitos Ecuador, mitos históricos, revolución liberal
    Hablar de una revolución social con Alfaro es una incongruencia y está fuera de contexto, dice Núñez
    Fuente del artículo:
    Ecuador en vivo - El peridico que est vivo - Hablar de una revolucin social con Alfaro es una incongruencia y est fuera de contexto, dice Nez
    domingo, 29 de enero de 2012 13:52




    Dando click en este enlace pueden ver el programa completo:
    http://www.ecuadorenvivo.com/mambots...utostart=false

    Recomendar este artículo…
    Durante un diálogo en el programa “La Polémica”, Erika Silva, ministra de Cultura, junto a Francisco Salazar y Claudio Mena, miembros de la Academia de Historia, y Francisco Núñez, historiador, analizaron el legado histórico de Eloy Alfaro y la Revolución Liberal. (CANAL UNO) La ministra Silva sostuvo que el principal legado de Alfaro es que su revolución permitió al país ingresar a una sociedad moderna capitalista secular, que generó una ruptura con el Estado terrateniente que dominaba en el siglo XIX e instauró el proyecto del Estado nacional, además de que permitió la emergencia de nuevos actores políticos y sociales como las mujeres. Claudio Mena señaló que Alfaro fue el gran transformador del país, al separar la Iglesia del Estado, lo que se conoce como laicismo, pues restarle poder a la Iglesia Católica, que dominaba no solo las tierras y la economía del país sino las costumbres y la forma de organización social, fue un trabajo por demás duro. Por su parte, Francisco Salazar se permitió discrepar pues, a su juicio, con el Liberalismo se perdió la libertad electoral, la libertad religiosa, la libertad de prensa y de pensamiento, y la libertad de enseñanza, cuya verdadera autoría adjudicó a Velasco Ibarra. La ministra Silva rebatió afirmando que en esa época no se puede hablar de limitaciones a la libertad electoral, pues ésta no existía. Además dijo que el Estado laico más bien garantizó la libertad religiosa, y que la enseñanza debía pasar a ser regulada por el Estado laico. Por otro parte, Francisco Núñez afirmó que para analizar un proceso como la Revolución Liberal se debe partir de dos presupuestos: “la historia es un instrumento de dominio y Alfaro dentro de ese proceso para la historiografía oficial se ha convertido en un mito. La Revolución Liberal en lo que compete a cambios radicales y reales no significó mayor cosa para el país (pues) la condición miserable del indio (…) (y) el latifundio en la Sierra se siguió manteniendo por mucho tiempo más”. Añadió que quienes sostuvieron la Revolución Alfarista fueron la bancocracia y las oligarquías agroexportadoras de Guayaquil, por lo que “hablar de una revolución social con Alfaro es una incongruencia y hablar fuera de contexto”. (GB) Comparte esto:




    Me gusta:

    Me gusta
    Sé el primero en decir que te gusta esta post.



    Dejar un comentario

  8. #8
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,642
    Post Thanks / Like

    Re: El mito de Alfaro

    Pues verá, Chris Ernest, soy natural de Sevilla, ciudad que tanta ligazón tiene con la América Hispana, pero he pasado muchos años en Sudamérica y he tenido oportunidad de conocer a ese precioso país que está en la mitad del mundo. Y soy un enamorado de Hispanoamérica.

    No sé si he entendido bien a qué se refiere con eso de vergonzoso y repugnante. Es cierto que los connacionales suyos que han venido para acá son en la mayoría de los casos gente de los más bajos estratos sociales y sin mucha cultura, por lo que muchos de ellos están protestantizados o contagiados del virus indigenista y antihispánico. En estos casos, es mejor que no vengan. Pero vamos, el hecho de ser indio, mestizo o cholo es lo de menos, porque los católicos no somos racistas. De lo contrario no hubiéramos evangelizado nuestros reinos de ultramar, sino que los habríamos explotado como los ingleses a sus colonias. Yo prefiero a un indio o un cholo que sea un católico sincero y no esté contaminado de ideas liberales o antiespañolas a un criollo de mentalidad liberal.

  9. #9
    Avatar de ChrisErnest
    ChrisErnest está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    23 dic, 11
    Mensajes
    9
    Post Thanks / Like

    Re: El mito de Alfaro

    No sé si será por nuestra ascendencia inglesa, pero en mi familia desde la infancia me han metido en la cabeza la palabra "racismo", yo lo asocié con xenofobia en algún momento de mi vida, pero luego me dí cuenta que ver a las personas de una manera tan intolerante es simplemente, caer en lo abrupto.

    Comprendo que quizá mis palabras no hayan sido de lo más amables con los amerindios, pues yo también prefiero mil veces a un mestizo católico antes que un criollo con tendencias masonicas, pero el asunto es más complejo de lo que aparenta, pienso que los tiempos han pasado y tenemos muchos hechos que hablan por si solos, uno de ellos es el fenómeno del mestizaje (ojo que esto no es sólo genética y ya), el cuál es para mí sin duda el principal enemigo del progreso y bienestar de mi Patria, no solamente de Ecuador, sino de Hispanoamerica, no es ninguna coincidencia que los países que tienen mas desarrollo en América sean aquellos que poseen una población europea mayoritaria. Por otro lado, si bien es cierto que el genocidio protagonizado por los ingleses en contra de los amerindios norteamericanos tuvo mucho de malo , podríamos decir también que tuvo mucho de bueno en lo que a consecuencias se refiere.

    No se trata de supremacía o xenofobia, nuestros reinos de ultramar no fueron explotados, fueron evangelizados, acá si es más que obvio el humanismo y bondad española que tuvieron nuestros antepasados para con los pueblos amerindios, lo cuál es algo que me enorgullece aunque los mestizos, amerindios y hasta algunos criollos se la pasen diciendo maldades y falsedades en contra del Imperio Hispánico, todo esto impulsado por la judaica masonería, la cuál no sólo nos ha quitado nuestros reinos, sino que también promueve en ellos la perversión, la homosexualidad, el materialismo, y un asesinato en masa que se llama "mestizaje".

    Sevilla es una hermosa ciudad, le agradezco por haberme comentado su ciudad de origen. Le felicito por su ascendencia, por su religiosidad y su amor por Hispanoamérica, espero que en algún momento nos visite de nuevo y sea recibido con todo el cariño que se merece.

    Saludos desde San Francisco de Quito, ciudad noble y leal.

  10. #10
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,642
    Post Thanks / Like

    Re: El mito de Alfaro

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    El mal no está tanto en el mestizaje. Más bien ha sido política liberal la que ha explotado y hundido la América Hispana. Países con mucha población mestiza e india han tenido numerosos presidentes y gobernantes criollos, y Brasil, con todos sus contrastes entre riqueza y pobreza, es una potencia industrial. Y con muchos millones de indios, mestizos, negros, caboclos, cafusos y todas las combinaciones que se quieran imaginar.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El mito de la Ciencia.
    Por Valmadian en el foro Ciencia
    Respuestas: 26
    Último mensaje: 12/03/2013, 19:39
  2. La superpoblación es un mito
    Por Donoso en el foro Ciencia
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 20/12/2010, 01:22
  3. Il mito di Guernica
    Por Hyeronimus en el foro Italiano
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 14/04/2010, 17:12
  4. La superpoblación es un mito
    Por Donoso en el foro Economía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 13/12/2009, 04:20

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •