Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 9 de 9

Tema: Domingo Faustino... ¡menudo elemento!

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,642
    Post Thanks / Like

    Domingo Faustino... ¡menudo elemento!

    El masonazo Domingo Faustino Sarmiento, político, pedagogo, escritor, militar, gobernardor provincial y presidente de Argentina, tan celebrado y venerado, al que los escolares argentinos hasta le cantan un himno, fue en realidad un desgraciado de marca mayor. Veamos algunas "perlas" tomadas de sus escritos.

    SARMIENTO Y
    LA RELIGIÓN


    Los textos que se pueden
    leer a continuación
    son todos hijos de la
    reputada pluma de Sarmiento.


    “Los sacerdotes son de baja extracción. Hay exceso, por lo que habrá que matarlos y expatriarlos”.
    (tomo 9 de sus Obras Completas)



    (Las misiones jesuitas fueron) “misiones de maldición”.
    (tomo 38 de sus Obras Completas)



    “El catolicismo es cruel, rencoroso, tiránico, perseguidor, expoliador y opresor de los débiles”.
    (tomo 48 de sus Obras Completas)



    “Los milagros son un cuento del tío, se hacen siempre en la campaña entre gentes rudas y ante chicuelos que suelen ser tan taimados como los que acompañan a los rateros en Lourdes”.
    (tomo 48 de sus Obras Completas)



    “Abajo el matrimonio católico, romano, bárbaro”.
    (“La Nación Argentina”, 7 de julio de 1867, haciendo referencia
    a una carta aparecida en “El Mercantil” de La Plata)



    “Se están introduciendo de Europa compañías de mujeres [N. de la R.: se refería a las Hermanas Educacionistas] para explotar comercialmente el ramo de la educación. Mi deber es indicaros ese peligro que amenaza esterilizar las escuelas normales. Estas congregaciones docentes son la filoxera de la educación, y el cardo negro de la pampa que es necesario extirpar. ¿Qué vienen a enseñar a nuestras niñas estas figuras desapacibles, hermanas de caras feas, aldeanas y labriegas de su tierra? ¿Qué pueden enseñarles a nuestras niñas estas ignorantes? Así se mata la civilización. Aquellas formas de mortaja no pueden servir para educar damas y señoritas. Vienen de todos los rincones de Europa, donde están barriendo y echando a la calle las basuras”.
    (Conferencia pronunciada en la Escuela Normal de Mujeres de Montevideo, en el año 1883)



    “Los gobiernos civiles están abandonando las escuelas y con la introducción de inmigrantes religiosas, hemos de tener en las provincias las Misiones de Paraguay, gobernadas por los «reverendos padres» y rehaciendo la barbarie antigua. Las hermanas que van llegando han dejado de embrutecer chicuelas en las aldeas de Francia, y vienen ahora a cumplir esta triste misión entre nosotros”.
    (“El Nacional”, del 17 de abril de 1883)




    “¿Dónde está el criadero de estos enjambres de abejas machorras que vienen a comerse la miel de la enseñanza?… Banda de mujeres, emigrantes confabuladas que se apoderan de todas nuestras mujeres. En Francia les han quitado la enseñanza porque no sabían nada, fuera de bordar escapularios. Recuas de mujeres contratadas en Europa, hermandades de extranjeros, de machos y especuladores tonsurados, y de hembras neutras… Todas estas comunidades deben ser desconocidas por el Congreso y alejadas de la educación, porque en diez años más estarán en su poder todas las escuelas del país. Hermanas y hermanos emigrantes, lavanderas y mozas de labor, enganchadas en Irlanda para venir a enseñar a nuestras hijas lo que no saben, en lugar de ser mucamas, para lo que tampoco sirven gran cosa. Las hermanas son intrusas y falsarias; mujeres colectadas en Europa a pretexto de religión para ganar plata en América”.
    (“El Nacional”, año 1883)
    SARMIENTO ESCRIBE DE…

    Los textos que se pueden
    leer a continuación
    son todos hijos de la
    reputada pluma de Sarmiento.


    ...los indios

    “¿Lograremos exterminar los indios? Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar. Esa calaña no son más que unos indios asquerosos a quienes mandaría colgar ahora si reapareciesen. Lautaro y Caupolicán son unos indios piojosos, porque así son todos. Incapaces de progreso. Su exterminio es providencial y útil, sublime y grande. Se los debe exterminar sin ni siquiera perdonar al pequeño, que tiene ya el odio instintivo al hombre civilizado”.
    (“El Progreso”, 27 de septiembre de 1844)


    “Quisiéramos apartar de toda cuestión social americana a los salvajes por quienes sentimos, sin poderlo remediar, una invencible repugnancia, y para nosotros, Colo Colo, Lautaro y Caupolicán, no obstante los ropajes civilizados y nobles de que los revistiera Ercilla, no son más que unos indios asquerosos, a quienes habríamos hecho colgar y colgaríamos ahora, si reaparecieran en una guerra de los araucanos contra Chile, que nada tiene que ver con esa canalla”.
    (Extractado de: Nueva Crónica de la Conquista del Tucumán,
    de Roberto Levillier, Madrid, 1926)


    ...los gauchos

    “Tengo odio a la barbarie popular... La chusma y el pueblo gaucho nos es hostil... Mientras haya un chiripá no habrá ciudadanos, ¿son acaso las masas la única fuente de poder y legitimidad? El poncho, el chiripá y el rancho son de origen salvaje y forman una división entre la ciudad culta y el pueblo, haciendo que los cristianos se degraden... Usted tendrá la gloria de son de origen salvaje y forman una división entre la ciudad culta y el pueblo, haciendo que los cristianos se degraden... Usted tendrá la gloria de establecer en toda la República el poder de la clase culta aniquilando el levantamiento de las masas”.
    (Carta a Batolomé Mitre, del 24 de septiembre de 1861)


    “En las provincias viven animales bípedos de tan perversa condición que no sé qué se obtenga con tratarlos mejor”.
    (Informe enviado a Mitre en el año 1863)


    ...los paraguayos

    “Estamos por dudar de que exista el Paraguay. Descendientes de razas guaraníes, indios salvajes y esclavos que obran por instinto a falta de razón. En ellos se perpetúa la barbarie primitiva y colonial. Son unos perros ignorantes de los cuales ya han muerto ciento cincuenta mil. Su avance, capitaneados por descendientes degenerados de españoles, traería la detención de todo progreso y un retroceso a la barbarie... Al frenético, idiota, bruto y feroz borracho Solano López lo acompañan miles de animales que le obedecen y mueren de miedo. Es providencial que un tirano haya hecho morir a todo ese pueblo guaraní. Era preciso purgar la tierra de toda esa excrecencia humana: raza perdida de cuyo contagio hay que librarse”.
    (Carta a Mitre, año 1872)


    ...los argentinos

    “(son) una dañosa amalgama de razas incapaces e inadecuada para la civilización”.

    “Los argentinos somos pobres hombres llenos de pretensiones y de inepcia, miserables pueblos, ignorantes, inmorales y apenas en la infancia. Somos una raza bastarda que no ocupa, sino que embaraza la tierra”.

    “Nuestro pueblo no está preparado sino para degollar, robar, haraganear, desvastar y destruir”.
    (De sus Obras Completas)
    SARMIENTO Y EL PUEBLO

    Los textos que se pueden
    leer a continuación
    son todos hijos de la
    reputada pluma de Sarmiento.

    “Tengo odio a la barbarie popular… la chusma y el pueblo gaucho nos es hostil”.
    (“El Nacional”, 3 de febrero de 1857).


    “Fue tal el terror que sembramos en toda esa gente —la oposición— con éstos y otros medios (establecimos en varios puntos depósitos de armas y municiones, encarcelamos como unos veinte extranjeros complicados en una supuesta conspiración; algunas bandas de soldados armados recorrían de noche las calles de la ciudad acuchillando y persiguiendo a los mazorqueros) que el 29 triunfamos sin oposición [N. de la R.: en las elecciones del 29 de marzo de 1857]. Los gauchos que se resistieron a votar por los candidatos del gobierno fueron encarcelados, puestos en el cepo, enviados al ejército para que sirviesen en la frontera con los indios y muchos de ellos perdieron el rancho, sus escasos bienes y la mujer”.
    (Carta a Domingo Oro, 17 de junio de 1857).


    “Si los pobres de los hospitales, de los asilos de mendigos y de las casas de huérfanos se han de morir, que se mueran: porque el Estado no tiene caridad, no tiene alma. El mendigo es un insecto, como la hormiga. Recoge los desperdicios. De manera que es útil sin necesidad de que se le dé dinero. ¿Qué importa que el Estado deje morir al que no puede vivir por sus defectos? Los huérfanos son los últimos seres de la sociedad, hijos de padres viciosos, no se les debe dar más que de comer”.
    (Del discurso en el Senado de la Provincia de Buenos Aires, 13 de septiembre de 1859).


    “No trate de economizar sangre de gauchos. Éste es un abono que es preciso hacer útil al país. La sangre de esta chusma criolla, incivil, bárbara y ruda, es lo único que tienen de seres humanos”.
    (Carta a Bartolomé Mitre, 20 de septiembre de 1861).


    “El plan definitivo: asegurar los principales puntos de la República con batallones de línea, o lo que es lo mismo, apoyar a las clases cultas con soldados contra el levantamiento del paisanaje”.
    (Del Archivo Mitre).
    Lo anterior lo he tomado del blog de la revista Cabildo. En Wikipedia encontré más tarde algo más:
    Asimismo, su crítica descarnada hacia las provincias más atrasadas del interior del país : "Son pobres satélites que esperan saber quien ha triunfado para aplaudir. La Rioja, Santiago del Estero y San Luis son piltrafas políticas, provincias que no tienen ni ciudad, ni hombres, ni cosa que valga. Son las entidades más pobres que existen en la tierra" (El Nacional, 9/10/1857).
    Dirá de él su contemporáneo Juan Bautista Alberdi: "Detesta la sangre cuando no es él quien la derrama; aborrece los golpes de estado cuando no los da el mismo. No se mata las ideas, dice él, cuando son las suyas; pero es un Troppman para las ideas de los otros. La libertad de prensa es un ídolo, a condición de que no se use para criticar sus libros, porque entonces degenera en crimen de lesa-patria"
    También se le atribuyen afirmaciones como: "Las elecciones de 1857 fueron las más libres y más ordenadas que ha presentado la América"'. (El Nacional, 13/10/1857). "Para ganarlas, nuestra base de operaciones ha consistido en la audacia y el terror, que empleados hábilmente han dado este resultado (de las elecciones del 29 de marzo). Los gauchos que se resistieron a votar por nuestros candidatos fueron puestos en el cepo o enviados a las fronteras con los indios y quemados sus ranchos. Bandas de soldados armados recorrían las calles acuchillando y persiguiendo a los opositores. Tal fue el terror que sembramos entre toda esa gente, que el día 29 triunfamos sin oposición. El miedo es una enfermedad endémica de este pueblo. Esta es la palanca con que siempre se gobernará a los porteños, que son unos necios, fatuos y tontos". (Carta a D. Oro 17/6/1857)


    Seguramente Cruz y Fierro, Eramus o Adolpo-o podrían añadir mucho más, aunque con lo anterior ya ha quedado suficientemente deenmascarado.

  2. #2
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,158
    Post Thanks / Like

    Thumbs down Re: Domingo Faustino... ¡menudo elemento!

    Llegué a la conclusión que este tipo sólo consideraba "gente normal y provechosa" a los anglo-sajones; en su delirio perfeccionista llegó a considerar como sub-humanos hasta ¡a los Wolgadeutschen!

    Su opinión sobre el "pueblo elegido":

    "El pueblo judío esparcido por toda la tierra , ejerciendo y acumulando millones, rechazando la patria en que nacen y mueren... Ahora mismo, en la bárbara Rusia, como en la ilustrada Prusia, se levanta el grito de repulsión contra este pueblo que se cree escogido y carece del sentimiento humano, de amor al prójimo, de amor a la tierra, del culto del heroísmo, de la virtud, de los grandes hechos, donde quiera que se produzcan... ¡Fuera la raza semítica!


    ¿O no tenemos derecho, como un alemán, ni cualquiera, un polaco, para hacer salir a estos gitanos bohemios


    que han hecho del mundo una patria?"


    Sobre los españoles (él mismo era 100% hispano):

    "En tanto que el cráneo de los norteamericanos se ha abovedado, el de los españoles se ha contraído por tres siglos de Inquisición, pues el norteamericano es anglosajón sin mezcla de razas inferiores."

    "
    Rossini agasajaba exageradamente a los españoles que encontraba en el camino. Preguntado por el motivo de tal ocurrencia, explicó: «La Spagna impediva a l'Italia di essere l'ultima nazione d'Europa». A nuestra vez, los gallegos (sic) deberán agradecernos a nosotros [los argentinos] que le impidamos a ellos ser la última nación del mundo civilizado."

    Tiene mucha razón Ordóñez cuando dice que en España se homenajea a los enemigos de la Hispanidad, la universidad de Salamanca mantiene una cátedra "Domingo Faustino Sarmiento de Estudios Argentinos":[I][FONT=Arial]

    http://www.portalargentino.net/sarmi/



    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  3. #3
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,158
    Post Thanks / Like

    Re: Domingo Faustino... ¡menudo elemento!

    Acá hay bastante material sobre el "gran sanjuanino":

    http://mywebpage.netscape.com/epicot...ome.html#start



    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  4. #4
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    38
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Domingo Faustino... ¡menudo elemento!

    Sí, y el gorro frigio que no falte....

  5. #5
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,642
    Post Thanks / Like

    Re: Domingo Faustino... ¡menudo elemento!

    Sarmiento y la profesión de su madre (1)

    Por P. Javier Olivera



    Se cumple mañana, 11 de Septiembre, un nuevo aniversario de la muerte de Domingo Faustino Sarmiento, ex-presidente de la Argentina y “Maestro de América”, como se le ha llamado.
    Independientemente de las buenas costumbres de su madre y de la ideología del calificador, debemos estar de acuerdo en que, el “ilustre sanjuanino”, fue “un verdadero hijo de puta”.
    Presentamos aquí, en dos partes, el excelente artículo de Eduardo Peralta que nos ha llegado al blog.


    SARMIENTO: “un verdadero hijo de puta…”
    Eduardo Peralta
    “…conozco a personajes que se creían águilas, temidos

    y solemnes en su pluma oficial, y que al ser desnudados

    exhibieron risibles alones de gallina…”

    (Leopoldo Marechal, Didáctica de la Patria, 19)

    1. Malas palabras

    “Una reina conocida por el sobrenombre necesario de la profesión que se nombra con una palabra prohibida”. Así se expresaba Ignacio Braulio Anzoátegui a propósito de la majestad británica, en su “Poema de las Invasiones Inglesas”. De vez en cuando este singular poeta utilizaba deliberadamente una “palabrota” como recurso discursivo para captar la atención, causando hilaridad y complicidad en el lector u oyente. Pues bien, salvando lejanas distancias, sin don poético alguno, ni capacidad literaria y retórica que se asemeje a la de don Ignacio –sin mencionar su sentir nacional y católico–, el Ministro de Defensa del Uruguay expresaba el pasado 28 de abril que Domingo Faustino Sarmiento fue “un grandísimo hijo de puta”. El motivo: “instó a matar gauchos diciendo que eran buen abono para las pampas”[1].
    El discurso pronunciado por Eleuterio Fernández Huidobro tuvo lugar en Piriápolis (Uruguay), con ocasión de un acto político organizado por la Corriente Acción y Pensamiento-Libertad (CAP-L), movimiento al que pertenece. Por cierto, estas palabras subidas de tono no fueron las únicas que salieron de su boca. El ministro, en efecto, no sólo descargó contra el “prócer” sanjuanino –con quien tiene un sorprendente parecido físico–, sino que también hizo una serie de denuncias: la carestía de alimentos, la inflación, la hambruna de los países a los que “nadie les da pelota”, la contaminación de los ríos Negro y Santa Lucía a causa de algas tóxicas, etc. Reprochó, a su vez, la conducta de los ambientalistas que, según él, se escandalizan por el cigarrillo pero no dicen nada de los autos que producen más daño. Agregando que todos nos fumamos los caños de escape. Sin embargo fue el coprolálico exabrupto el que trascendió en los medios nacionales y provinciales, y el que provocó innumerables desagravios hacia el Maestro de América.


    Ministro de Defensa del Uruguay
    Eleuterio Fernández Huidobro

    Con lo sucedido, el ministro uruguayo resultó ser una especie de “revisionista” histórico y mediático, puesto que acusa a las radios de su país de informar “pavadas” para mantener a la gente “distraída”. “Quiero escuchar la verdad –dijo–, por eso escucho radios de otros países”. Sobre la cuestión histórica hizo referencia a los unitarios acusándolos de ser “una manga de sinvergüenzas”, y concluyó diciendo que “la historia hay que darla completita”. No hubo que esperar mucho tiempo para que los defensores de Sarmiento aparecieran escandalizados y rasgando sus liberales vestiduras ante tamaña blasfemia, limpiando la ultrajada imagen del ilustre “prócer”. Uno de ellos fue Rodolfo Giunta (profesor de historia y miembro del Museo Histórico Sarmiento), quien –sin querer– parafraseó la sentencia de Belloc según la cual no es historiador el hombre que no sabe responder desde el pasado. Según este profesor, “analizar hechos con los ojos de hoy es un problema”. Por tal motivo, “el juicio histórico que se haga tiene que estar en el contexto de la forma de pensar que había en determinada época, porque si lo pensamos con paradigmas actuales, naturalmente que ciertas cosas nos pueden llegar a parecer aberrantes”[2]. Claro que estas cosas aberrantes son justificadas por Giunta, en nombre del relativismo histórico. El gaucho –dice–, era considerado un inadaptado, “era la representación de la barbarie,del vago”. En el momento en que Sarmiento tuvo esa expresión, “hasta había conceptos de raza” y “la solución era exterminar a aquél que no estaba en concordancia con una determinada propuesta. Tenemos que pensarlo en ese contexto.” Pero si de tácticas historicistas y de falsificación histórica se habla –cuando no de falacias incongruentes y de contradicciones absurdas–, no puede faltar a este propósito el acostumbrado Felipe Pigna. Este propagador del pensamiento único y de propias ocurrencias mendaces, fue entrevistado en julio de 2013 por Juan Carlos Bataller, del programa La Ventana, de Canal 5 Telesol (San Juan). Dicha entrevista fue nuevamente emitida el pasado viernes 2 de mayo, a propósito de los dichos de Huidobro. Allí, Pigna –en las antípodas de Belloc– se refirió al análisis histórico, trayendo a colación el caso del autor del Facundo. Felipe Pigna afirmó que el presente es lo que cuenta, es la única mirada que vale. Y niega que se pueda escribir desde el pasado: “Obviamente ningún historiador puede, salvo que se traslade en el tiempo. No me han invitado a la máquina del tiempo que tienen ellos (…) Yo escribo acá –y esto lo dijo el recientemente fallecido maestro Hobsbawm-, todo historiador escribe desde el presente y para el presente. O sea, nuestros ojos son los ojos del Siglo XXI. Otra cosa es sacar de contexto. No hay que sacar de contexto. Decir: “Sarmiento era racista”. Sí, era racista, pero en el contexto del siglo XIX esto era muy común en la mentalidad de la época”[3].


    Como se puede apreciar, el indigenista y filo británico Pigna[4], no sólo no condena la persecución sarmientina al gaucho y al indio, sino que la justifica vilmente. Nada más se puede esperar de este olmo. Como tampoco se puede esperar nada del susodicho Instituto Nacional de Revisionismo Histórico, cuya vicedirectora, nada menos, es una defensora y admiradora de Sarmiento.

    Tanto de las palabras de Pigna como de las de Giunta, se hace eco el periódico El Nuevo Diario[5], que responde a los hermanos Juan Carlos y Mariano Bataller. Pero se suman al desagravio popular otros testimonios en la misma sintonía de pensamiento que los anteriores.
    El primero de Rosa Garbarino (Decana de la Facultad de Filosofía, Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de San Juan), quien aseguró entre otras cosas: “Los insultos proferidos por el ministro uruguayo son producto de un total desconocimiento, porque cuando uno hace un análisis de la historia debe hacerlo basado fundamentalmente en lo que es el contexto de la época”. El segundo, del historiador Edgardo Mendoza, quien absolvió al gran maestro, en los siguientes términos: “Sarmiento tomaba partido por una manera de organizar el país en el cual los gauchos no tenían lugar (…) Se llenó las manos de sangre porque fusiló, pero en ese momento era común”.
    Finalizando la galería de los desagravios se encuentra la directora del museo Casa Natal de Sarmiento, Mónica Arturo. Para esta sarmientina “de pura cepa”, no se conoce la historia de Sarmiento y “por eso se habla de oído”. Además, se desconoce “su obra con todo el legado que nos ha dejado”. Arturo, dolida por el hecho de que defenestren a Sarmiento, aseguró que “elevará un pedido a nivel nacional a la Secretaría de Cultura de la Nación para que [Huidobro] se interiorice bien de quien fue”. Además le reprochó al ministro: “Primero lea, aprenda y después diga muchas cosas”.[6]
    Tal fue el revuelo causado por las “malas palabras” de Huidobro que hasta el gobernador José Luis Gioja dijo que “es preferible no salir al cruce porque se le da más autoridad a sus palabras (…) hay que dejarlo ahí y no polemizar”[7]. Aunque evidentemente no le hicieron mucho caso.


    1. La historia completita


    Llegado a este punto digamos algo sobre el protagonista de esta historia y víctima de tan imperdonable injuria. Las palabras de Huidobro hacen referencia a la famosa carta de Sarmiento a Mitre, fechada el 20 de septiembre de 1861: “No trate de economizar sangre de gauchos. Éste es un abono que es preciso hacer útil al país. La sangre de esta chusma criolla incivil, bárbara y ruda, es lo único que tienen de seres humanos”.
    Manuel Gálvez, quien trazó un majestuoso retrato biográfico de Sarmiento, dijo que la carta “es un documento de formidable valor psicológico y aun psiquiátrico.”[8] Es una prueba más de aquel odio proferido hacia el gaucho y lo que él representa para Sarmiento, la barbarie. Prueba, también, el aborrecimiento contra lo que puedo contener algún lejano parentesco o contacto pasado, con lo que fuera federal; aun cuando se trate de alguien que, como Sarmiento, se encontraba afiliado a la masonería. Nótese que en la misma carta sigue diciendo: “No deje cicatrizar la herida de Pavón. Urquiza debe desaparecer de la escena, cueste lo que cueste, Southampton o la horca”.

    Como si fuera poco, cuatro días más tarde, el 24 de septiembre, Sarmiento le volvía a escribir a Mitre: “Tengo odio a la barbarie popular… la chusma y el pueblo gaucho nos es hostil (…) El poncho, el chiripá y el rancho son de origen salvaje y forman una división entre la ciudad culta y el pueblo, haciendo que los cristianos se degraden… Usted tendrá la gloria de establecer en toda la República el poder de la clase culta aniquilando el levantamiento de las masas”. En una carta del 27 de septiembre de 1844 se preguntaba: “¿Lograremos exterminar a los indios? Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar”.


    Horacio Videla en su afán por defender a Sarmiento señala: “No ahorrar sangre de gauchos, dijo el que no derramó ni una sola gota de sangre de gaucho”. Y da como ejemplo probatorio el caso del Chacho Peñaloza: “El bárbaro e inútil asesinato de Olta, exabrupto de un torpe oficial de milicias con mando, no le es moralmente imputable.” (…) “Sarmiento quería vivo al Chacho (…), para juzgarlo ante sus jueces naturales y condenarlo a muerte por las fechorías que, equivocado, le atribuía muy convencido”[9]. Sin embargo, es curioso que Videla no se hubiese percatado –quizás no quiso hacerlo– de la carta que Sarmiento envió al mismo Mitre tan sólo seis días después del asesinato de Peñaloza: “…he aplaudido la medida, precisamente por su forma. Sin cortarle la cabeza a aquel inveterado pícaro y ponerla a la expectación, las chusmas no se habrían aquietado en seis meses”[10]. Hasta el mismo Sarmiento se adjudicará la muerte del caudillo[11].

    Sarmiento, entre otros tantos crímenes, fue quien aprobó el asesinato de Nazario Benavídez calificándolo de “acción santa”. Fue cómplice de la muerte, en noviembre de 1860, de Antonio Virasoro, quien gobernaba San Juan. El maestro de América fue, en concreto, un enemigo de la patria. En 1842 inició en El Progreso su campaña para que Chile ocupara el estrecho de Magallanes. Vale decir, dice Gálvez, para que se apoderara de algo que era argentino. “La verdad es que Sarmiento renegó de su patria. No la siente en su corazón. Por eso pudo decir, en 1843, que «la patria no está en el lugar que nos ha visto nacer»”[12]. Tal fue su vileza y tal fue la de los sinvergüenzas unitarios. Es deber del historiador –dice Ernesto Quesada– reconocer que aparte del carácter anárquico del sector unitario, no es por su índole revolucionaria que serían condenados a la posteridad, “sino por haber sido realizadas con oro extranjero, con oro de naciones que estaban en guerra más o menos abierta con la patria, y aceptando de ellas auxilios de hombres, de buques, de armas, de dinero”[13]. No sin razón el diario La Nación, del 6 de Octubre de 1868, afirmaba: “Sarmiento ha sido el abogado de un gobierno extranjero contra su propio país”. Se trata, en síntesis, de los postulados de Civilización y Barbarie, el resumen del despótico y masónico pensamiento sarmientino. Es curioso que Arturo Jauretche, en su Manual de Zonceras Argentinas, haya rotulado a civilización y barbarie como la “zoncera madre”. De ahí que la llama “la madre que las parió a todas”.[14] Señala, además, que “se intentó crear Europa en América trasplantando el árbol y destruyendo lo indígena, que podía ser obstáculo al mismo para su crecimiento según Europa y no según América”. Este hecho de entender lo preexistente como algo anticultural, conllevó al inevitable dilema: “Todo hecho propio, por serlo, era bárbaro, y todo hecho ajeno, importado, por serlo, era civilizado. Civilizar, pues, consistió en desnacionalizar”. Ya lo dijimos antes, enemigo de su propia patria –o mejor dicho–, de la nuestra.
    [1] Las palabras del discurso pueden oírse en: https://www.youtube.com/watch?v=X5H7JS6xhRg [IMG]chrome://savefrom/content/button.gif[/IMG] [2] Autoridades de Museo Sarmiento respondieron a dichos de Huidobro [3] La entrevista se puede ver en: DiarioLaVentana.com - "Todo historiador escribe desde el presente; nuestros ojos son los ojos del siglo 21" Al final de la entrevista, la última pregunta, hizo referencia al papel en la historia argentina de la Iglesia y la Masonería. La respuesta fue, entre otros conceptos la siguiente: “Había un poder muy fuerte [en el S. XIX] que fue trasmutando en clubes de poder. Yo creo que la Masonería no tiene hoy el poder que tenía en el S. XVIII y XIX en la historia argentina. La Iglesia obviamente sigue siendo un poder muy importante. Cada vez menos importante, creo que por sus propios errores y por su anacronismo. Anacronismo que sigue hablando en términos preconciliares, a pesar de que hubo un concilio extraordinario como el Vaticano II, impulsado hace 50 años por Juan XXIII. Era la opción por los pobres, la promoción de las iglesias locales, el acercamiento hacia la gente, a la problemática de la mujer. Parece que todo fue tabla rasa. Y estamos presentes ante una Iglesia en una de las etapas más conservadoras de la Historia”. Además de estas burradas, reconoció que Sarmiento, Mitre, Avellaneda, etc., eran masones. También confirma la alianza masónica de Pavón. Y sobre la condición masónica de Perón responde: “Perón no. Se sigue estudiando el tema, pero lo más probable es que no. De hecho la Masonería fue un elemento importante en la llamada Revolución Libertadora. Es algo totalmente descartado”. (sic) [4] Puede verse el artículo “Felipe Pigna: otro agente criollo de la Common Wealth”, de Cristián Rodrigo Iturralde (Politicamente Incorrecto). El artículo corresponde al apartado con el mismo título, correspondiente al Capítulo III de la obra “1942: Fin de la Barbarie, comienzo de la Civilización en América”, Tomo I, Ediciones Buen Combate, Buenos Aires, 2014, pp. 93-99. [5]“¿Por qué no quieren a Sarmiento?” en El Nuevo Diario, edición Nº 1622, viernes 2 de mayo de 2014, p. 6. [6] Cfr. Mnica Arturo sobre el exabrupto del ministro uruguayo: "Primero lea, aprenda y despus hable" - Diario La Provincia SJ - San Juan [7]Cfr. Gioja le baj el tono al malestar por los dichos del ministro uruguayo y pidi no polemizar - Diario La Provincia SJ - San Juan [8] Manuel Gálvez, “Vida de Sarmiento”, 13ra edición (1ra en 1945), Ed. Dictio, Buenos Aires, p. 422. [9] Horacio Videla, “Sarmiento: acusación y defensa”, Fondo cultural Universidad Católica de Cuyo, San Juan, 1965, p. 46 [10] Carta del 18 de Noviembre de 1963. [11] Dice Gálvez: “Sarmiento se reconocerá como autor de la muerte del Chacho, salvo en una ocasión, en el Senado, en que culpa a Mitre, a Paunero, a Rawson y a Irrazábal. A su amiga norteamericana le dirá que el caudillo murió a sus manos. Otra vez declarará: «Acabé con el Chacho». Y en 1874, al dar sus datos al nieto para la cuarta edición del Facundo, dice, hablando de sí en tercera persona: «Destruyó al Chacho, a quien venció en batalla».” (op. cit., p. 449) [12] Cfr. Manuel Gálvez, “Vida de Juan Manuel de Rosas”, Editorial Claridad, Buenos Aires, 1997, p. 482. [13] Cfr. “La época de Rosas”, Tomo V (“Los unitarios y la traición a la Patria”), Plus Ultra, Buenos Aires, 1965, p. 146. [14]“Manual de Zonceras Argentinas”, Peña Lillo editor, Buenos Aires, 1988, pp. 22 y ss.

    http://quenotelacuenten.verboencarnado.net/?p=1218


  6. #6
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,642
    Post Thanks / Like

    Re: Domingo Faustino... ¡menudo elemento!

    Sarmiento y la profesión de su madre (2 y último)

    Por P. Javier Olivera

    3. Lea, aprenda y hable ¿Qué decir del Sarmiento escritor? ¿Qué decir de su obra literaria? El susodicho Felipe Pigna decía en la entrevista antes citada que, tanto los que odian a Sarmiento, como los que lo aman, lo han leído poco. “Para unos es el maestro del aula –dice–, para otros el asesino de gauchos y, en el medio, nadie leyó Facundo, nadie leyó Recuerdos de Provincia”. “Lea, aprenda y después hable”, reclamaba Mónica Arturo. O se justifica el crimen, o se desvía el tema. Por eso todos los panegiristas de Sarmiento se amparan en su adulada pluma cuando se le achacan a éste sus ideas anti-barbarie. ¿Fue realmente un gran escritor?, se preguntan Manuel Gálvez y el Padre Leonardo Castellani. Y sus respuestas son más que interesantes. Resumamos de algún modo lo que dice el primero[1]. Encuentra Gálvez algunas cosas positivas en los escritos de Sarmiento, pero también muchas falencias. Según él, tenía efectivamente esa vocación de escritor. “Pocos hombres –señala– recibieron de Dios tantos dones literarios, pero él malgastó esas riquezas y fue, en cierto modo, infiel a su vocación de escritor”. “Enemigo de su obra es la falta de profundidad”. En cuanto a las formas: escribía con galicismos y términos castizos, “su afán improvisador le impidió realizar obras eternas”, “produce la impresión de no conocer nuestro idioma”. Para Gálvez, “los más graves defectos en su prosa son la confusa construcción y la bárbara sintaxis. Por causa de ambos defectos, muchísimas veces no se la entiende. Es preciso releer con cuidado millares de frases suyas para saber qué ha querido decir o a qué persona o suceso o persona se refiere”. “No tenía idea de lo que hoy llamamos técnica literaria. No sabía componer sus párrafos. Carecía de todo orden retórico. Su prosa es inconexa, desmejorada, arbitraria, antiartística, llena de flecos inútiles, de repeticiones, de incoherencias, de faltas contra el gusto”. Y trae la opinión de Groussac, quien encuentra en su prosa “falta de trabazón lógica”; y la de Mansilla: “no hay en su Literatura nada de consolador, nada que abreve la sed”. En los tiempos en que escribe Recuerdos de Provincia, no escribió mal. Pero cuando regresa de Chile, en nuestro país “perdió por completo la línea”. Para el Novelista, “no son ni el Facundo, biografía novelada, ni Recuerdos de Provincia, autobiografía”. ¿Quedará algo de su obra literaria?, se pregunta al fin: “ya el público sabe que Facundo está plagado de falsedades y por esto lo leerá menos cada día. Cuando la pasión antirrosista haya desaparecido, el Facundo, en cuya popularidad, debida a la propaganda liberal, hay no poco de ficticio, tal vez será olvidado. Y en cuanto a Recuerdos de Provincia, contiene tantas cosas sin interés que su perennidad peligra”. El Padre Castellani[2], por su parte, comenta que ya Carlos Pereyra había notado y probado que Sarmiento, como escritor, es inferior a Alberdi. Agregando luego que éste último no puede llamarse un gran escritor. Para Castellani el criterio que ha llevado a fetichizar a los héroes del liberalismo es infantil. Por lo tanto “hay que emplear criterios universales”. De este modo afirma que Sarmiento es un mal escritor, pero que parcialmente le gusta: “Si es o no es un buen escritor es discutible, y la sentencia depende de los criterios”. Empero, el Padre comenta que las primeras veintidós páginas del Facundo no pasarían en Europa un examen de bachillerato, “sería reprobado con cero”. Quizás había en Sarmiento material potencial de un gran escritor –acota el Padre–, pero no cuajó. Tal es así que, el ermitaño urbano, encuentra en los escritos sarmientinos innumerables errores y falencias, que enumera y ejemplifica una por una. En síntesis: párrafos a muletilla, plebeyismos, gansadas, cambios viciosos del sujeto gramatical, ilogismos y paralogismos, imágenes de mal gusto, atropellos a la sintaxis, anacolutos, usa terminología filosófica y, no sólo no sabe filosofía, sino que es incapaz de ella, etc. Y sobre sus dos obras cumbres dice que tienen valor para los argentino por tres cosas: “una, como documentos de la historia nacional –aunque estén mechados de mentiras históricas pueden servir al menos como documentos para la historia de la mentira nacional–; segundo, por contener algunas páginas felices (…); y tercero, como muestra sin valor de nuestra –pobre– cultura intelectual. Pero por esto, su autor no se convierte en un gran escritor”.
    Digamos al fin que sus obras dan claras cuenta de su intención mendaz. De aquél legado familiar de los Sarmiento. Por eso dice: “si miento lo hago como don de familia, con la naturalidad y sencillez de la verdad”[3]. Y en otra ocasión le dice a Avellaneda: “sabrá Ud. de aquella habilidad con que sabemos rehacer la Historia”[4]. A su vez, más que conocidas son las palabras del prólogo al Facundo: “No vaya el historiador en busca de la verdad gráfica a herir en las carnes del Facundo. Es éste un libro sin pies ni cabeza, escrito con errores a designio (…), con el sólo propósito de combatir a Rosas”. Comenta también el autor: Al escribir el Facundo fui llevado por “un interés del momento, premioso y urgente”. “He creído necesario hacinar sobre el papel mis ideas tales como se me presentan, sacrificando toda pretensión literaria…”[5]. Y mintió, vale decirlo, después de que Antonino Aberastain, enemigo de Quiroga, le prometiera buscar datos y documentos para su obra. Y en consecuencia, a pesar de los ruegos para que “tenga paciencia”, Sarmiento prefirió mentir de antemano[6]. Domingo Faustino, entonces, fue un mentiroso y un embustero. El mismo dice: “Echaría al fuego entonces [cuando se escribiese la historia verdadera], de buena gana, cuantas páginas he dejado escapar en el combate”. Pero el sabio Don Quijote no sólo al fuego hubiera arrojado los libros, sino a su autor: los historiadores que de mentiras se valen habrían de ser quemados como los que hacen moneda falsa.
    4. Último desagravio Volvamos por un momento al episodio del ministro uruguayo Huidobro. A los pocos días de su discurso fue entrevistado telefónicamente por el canal CN23. Allí no sólo sostuvo lo declarado sino que agregó, irónico, un pedido de “perdón” a la madre del prócer: “Perdón a la madre de Faustino Sarmiento”. Además se permitió cambiar el calificativo de hijo de puta, por otro menos agresivo: “…vamos a cambiar lo de hijo de puta por alma podrida, queda más elegante”. Pero no se percataron los medios de que este nuevo rótulo, contiene una aseveración mucho más grave que la anterior, ya que se refiere al alma de Sarmiento y, por lo tanto, habla a las claras, de algún destino sobrenatural trágico. Sin embargo, el benévolo ministro, además de “historiador” es ahora “pontífice” y se tomó el trabajo de no condenar al fuego eterno al “prócer”, sino que lo envío al mismísimo Purgatorio: “Todo esto lo aprendí en libros argentinos. Forma parte de la historia Argentina. El hombre que mandó a matar a todos los gauchos, Sarmiento, no está en el Cielo sino en el purgatorio”[7]. Bien hizo en desagraviar a doña Paula Albarracín, ya que era una persona ejemplar. Es el mismo Sarmiento quien cuenta en Recuerdos de provincia que sabía leer y escribir, pero dado su quehacer, su inteligencia era poco cultivada. Trabajó duramente de soltera para sostener quince hermanos huérfanos. Pero a pesar de que el trabajo fatigoso la acompañó toda su vida, no se distrajo de los cuidados espirituales. Oía misa sábados, domingos y lunes. El primero de esos días “para conversar con la Virgen”; el segundo “por ser de precepto”, el tercero “para rogar por sus parientes y amigos”. La Virgen de los Dolores era su madre; San José, su patrono; y Santo Domingo y San Vicente Ferrer, santos dominicos, los protectores de su familia (de ahí el nombre de Domingo). “¡Recemos, hijitos, el rosario, que tengo tanta necesidad!”. “Dios mismo –concluye Sarmiento– fue en su angustiada vida el verdadero santo de su devoción. Dios ha entrado en todos sus actos, ha estado presente todos los días viéndola luchar con la indigencia, cumplir con sus deberes”.[8] En cuanto al destino póstumo de Sarmiento –y pese a que son muchos los historiadores que coinciden en que Sarmiento se negó a recibir asistencia religiosa al momento de su muerte, ordenando a su hija que no concurriese ningún sacerdote católico– nos limitamos a compartir las palabras del P. Castellani: “Pudo haber salvado su alma, si se arrepintió al morir de las gruesas macanas que hizo –y escribió– en vida”[9].
    5. Pura coincidencia Hemos intentado, sucintamente, dar cuenta de algunos de los errores y puntos negativos de Domingo Faustino Sarmiento, partiendo de los dichos de Eleuterio Huidobro. Pues bien, ¿qué valoración final debemos hacer sobre la figura y persona de Sarmiento? Ignacio Anzoátegui, de quien comenzábamos hablando, con su humor característico decía: “Sarmiento trajo tres plagas: los italianos, los gorriones y las maestras normales”. Y el P. Castellani, en las páginas en que traza su crítica literaria al autor sanjuanino, transcribe el siguiente soneto: “«Gran escritor y bárbaro absoluto»

    Han dicho de Sarmiento… no es posible

    Bárbaro y escritor no es compatible

    Ni plebeyo y señor, discreto y bruto.

    Es un rudo hablador, bronco hirsuto

    De pasional facundia mal comible

    De verba mulatesca incoercible.

    Ignorante, grosero, disoluto.

    Fue un gran hombre quizás, mas no un poeta

    Quizá un gran constructor, mas no lo veo.

    ¿Un patriota, un político de veta?

    Pero no lo alumbró el fulgor febeo…

    As de la Neo idiotez semialfabeta

    Informe, inestable, turbulento y feo”

    Siguiendo lo expuesto por Manuel Gálvez[10], diremos que otros males de su obra fueron “el haber empujado al país hacia el extranjerismo en las ideas y en las costumbres”. Aunque él tradujera y editara varias veces sus famosos libritos religiosos, no cabe dudar de que hizo mucho daño a la tradición católica del país y que ayudó al liberalismo a establecer la absoluta laicidad de la escuela, que ha sido nociva a la moralidad general. Entonces –se pregunta– ¿podemos proponerlo como ejemplo a los jóvenes? No. Puesto que, lejos de ser ejemplar, Sarmiento vivió dando malos ejemplos. A los 21 años tuvo una hija natural y a los 34 un hijo adulterino. Se alababa de no haber respetado otra voluntad que la suya. Fue muy mal hablado. Denigró a San Martín. Perteneció a la masonería, sociedad secreta de fines ocultos y condenada por la Iglesia que era la religión del Estado. Fue Materialista. Contribuyó a que el país fuese entregado al extranjero. Representó la indisciplina mental y la improvisación. Y no enseñó con su ejemplo a amar la verdad, ni a respetar a los demás. “No hubo en el mundo entero hombre más carente de él de las virtudes evangélicas: la humildad, la caridad, el amor al prójimo…”. Y del verdugo Huidobro, ¿qué diremos? Nada bueno, por cierto. Para empezar, el más conocido como Ñato, fue un guerrillero, uno de los fundadores y principales dirigentes del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T) durante los años sesenta. Sector que nucleaba a miembros del Partido Socialista, maoístas y anarquistas. Allí fue autor de documentos como “Plan Satán”, “Plan Cacao”, entre otros. Cayó prisionero en el año 1969, en la toma de Pando. Se fugó junto a 110 presos en 1972, año en el que vuelve a prisión. Estuvo 12 años en prisión durante la dictadura militar, siendo liberado finalmente en 1985. Fue diputado y senador. Desde 2007 dirige la Corriente de Acción y Pensamiento-Libertad, escisión del Movimiento Participación Popular (MPP) que orientaba José Mujica. Finalmente en 2011 asumió como Ministro de Defensa. Sus palabrotas son moneda corriente en sus discursos. Tanto que en 2012 –y esto si es motivo para actos piadosos en desagravio– se refirió a Jesucristo como “ese flaco al que crucificaron por gil, que lo que se pasó predicando fue perdonar”[11]. Utilizando esas palabras como argumentación para negarse a pedir perdón por los múltiples asesinatos de la guerrilla, particularmente de los crímenes del movimiento que él dirigía. Asimismo declaró que sus términos fueron un “homenaje a la honestidad y a la bondad”; y que “él –Jesús– me dice Ñato, y yo le digo Flaco”. Dios perdonó incluso a uno de los ladrones crucificados a su lado. Perdonó a Dimas y le prometió que estaría junto a Él en la Gloria, por haberse arrepentido y suplicado clemencia. También perdonará a don Eleuterio Huidobro, el otro Sarmiento, siempre y cuando se arrepienta de su arrogante impiedad. Siempre y cuando se duela de haber detestado el grito de viva Cristo Rey, porque “es un ultra conocido grito fascista”. Y así, sólo así, podrá ingresar quizás, al mismo purgatorio en el que, según él, se encuentra Sarmiento. ¿Quién es el alma podrida entonces, Sarmiento o Huidobro? Digamos que al menos el ministro uruguayo todavía tiene tiempo para dejar de “parecerse” a quien calificó de alma podrida, con razón o sin razón. Ya que hasta donde se ve es tan canalla como su “otro yo”, o quizás peor. En ese caso podremos decir que cualquier parecido es pura coincidencia. Mientras tanto tenemos para meditar aquella vieja sentencia ambrosiana que asegura que la verdad, quienquiera que la diga, proviene de Dios. ¡Viva Cristo Rey! Eduardo Peralta. (San Juan, 5 de mayo de 2014) [1]“Vida de Sarmiento”, op. cit., pp. 792-795. [2]“Lugones-Esencia del Liberalismo-Nueva Crítica Literaria”, Ed. Dictio, Biblioteca del Pensamiento Nacionalista Argentino (VII), Buenos Aires, 1976, pp. 294-299. [3]Carta a Manuel Rafael García, del 26 de octubre de 1868. [4] Carta del 16 de diciembre de 1866. [5]D. F. Sarmiento, “Facundo”, Obras Completas, T. VII, p. 154. [6] Aberastain le dice en carta: “…amigo, la obra que va Vd. a emprender es importantísima, lo más importante que pueda proponerse. Creo que merece un poco de calma, y suplico a usted la tenga hasta la salida de la “Esperanza” el próximo vapor. Sacrifique Vd. su impaciencia en obsequio de esa importancia. Yo prometo a Vd. datos precisos sobre el carácter particularmente de Quiroga… Le repito tenga Vd. un poco de paciencia hasta que pueda mandar los datos recogidos.” Sarmiento, Obras Completas, Tomo XLV, p. 95. Citado por Carlos R. Marco, “Don Juan Manuel de Rosas. Sus detractores y sus panegiristas”, Tomo I, Ed. Mendoza, Mendoza, 1953, p. 42. En esta obra, Carlos Marco, dedica una gran parte para detallar “Las inexactitudes Históricas en el Facundo”. Cfr. pp 57-203. [7]El Politólogo: BANCAMOS A FERNÁNDEZ HUIDOBRO. CANCILLERIA, NO SEA TILINGA Y NO PIDA EXPLICACIONES: [8] D. F. Sarmiento, “Recuerdos de Provincia”, Obras Completas, Tomo III, p. 131. Cfr. Horacio Videla, “Historia de San Juan”, Tomo IV (Época Patria, 1836-1862), Academia del Plata – Universidad Católica de Cuyo, Bs. As. – San Juan, 1976. [9] Op. cit., p. 296. [10] Cfr. “Vida de Sarmiento”, op. cit., pp. 802-804. [11] Cfr. Uruguay: el ministro de Defensa trató de gil a Jesús y desató la polémica - América

    Sarmiento y la profesión de su madre (2)

  7. #7
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,158
    Post Thanks / Like

    Re: Domingo Faustino... ¡menudo elemento!

    Cita Iniciado por Hyeronimus Ver mensaje
    ¿Fue realmente un gran escritor?, se preguntan Manuel Gálvez y el Padre Leonardo Castellani.
    Para el finado Carlos Fuentes "Facundo" y "Martín Fierro" serían las únicas producciones literarias importantes de Hispanoamérica en el s.XIX. Junto a "Recuerdos de Provincia" y "Amalia" eran de lectura obligatoria en las escuelas, no sé ahora.



    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  8. #8
    Avatar de martinvera
    martinvera está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    24 ago, 12
    Ubicación
    Lima
    Mensajes
    37
    Post Thanks / Like

    Re: Domingo Faustino... ¡menudo elemento!

    tanto odio de este mason,tengo entendido que una delas aberraciones que practican los masones en sus ceremonias es ayuntarse entre ellos,hombre asqueroso debe estar pudriendose eternamente en el infierno en estos momentos.

  9. #9
    Avatar de Guerreiro Galaico
    Guerreiro Galaico está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    13 jul, 14
    Ubicación
    Buenos Aires, Argentina.-
    Mensajes
    82
    Post Thanks / Like

    Re: Domingo Faustino... ¡menudo elemento!

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Buenas tardes, Sres. foristas. A lo largo de las respuestas hacen mención al supuesto historiador Felipe Pigna, el cual está de moda por éstas latitudes. El mismo hace unos años, en una entrevista hizo saber que daría a conocer el lado marxista de la historia, así que a confesión de parte, relevo de prueba. Es por ello que sus artículos son coheremtes con lo que dijo, anticatólicos y ateos, antihispanos, indigenistas, y para que veamos que la serpiente une la cabeza con la cola, es mimado tanto en los canales oficiales como de la oposición. En el fondo a don Pigna creo que lo que más le gusta es el vil metal y como siempre van por izquierda pero rapiñan por derecha.-

    Respecto a don Sarmiento, agrego un artículo interesante, aclarando a quién no habita o habitó Argentina, que hacerse la "rata" o la "rabona", es faltar a clases, es decir, el alumno sale de su casa vestido con las ropas y útiles para ir al colegio, haciendo creer a sus mayores que irá a estudiar y en cambio, solo o con más compañeros, falta al instituto y se dedican a vagar por ahí, caldo de cultivo para hacer cualquier desastre y traidor con sus mayores, escuela e iguales,.

    Saludos cordiales.-

    ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Aseguran que Sarmiento se rateaba y que le gustaban las orgías.-


    A 200 años del Facebook, el Padre del Aula también era cultor de la "rateada": "me escabullía sin licencia, y (hacía) otras diabluras con que me desquitaba el aburrimiento", aclaró en su "Recuerdos de provincia". Las orgías del maestro, otra predilección.

    Incluso reconoció que a veces le "soplaba" mal la información a sus compañeros para entretenerse con las reprimendas que luego recibían. Su capacidad en el estudio llevó a que sus padres le buscaran nuevos horizontes.
    A pesar de sus aptitudes, le denegaron becas para estudiar en Córdoba, una vez, y en Buenos Aires, dos veces. Hasta que los sacudones de la política alejaron de San Juan a uno de sus tíos, Domingo de Oro. Sarmiento se fue con él a San Luis, donde, con sólo 15 años, fundó una escuelita (mixta) para darles clases a seis alumnos, entre ellos, uno de 23 años y otro de 22, a quien tuvo que echar porque estaba más preocupado por ganarse los favores de una compañerita de 13 que por aprender el alfabeto.
    Un nuevo exilio lo llevó, junto a su padre, al pueblito andino de Pocuro, en Chile, donde retomó su vocación pedagógica. Tenía 19 años el maestro Sarmiento cuando dejó embarazada a la alumna María de Jesús "la Chepa" Avendaño, quien concurría a instruirse junto a seis hermanas mayores.
    La hija de la Chepa y Sarmiento se llamó Ana Faustina y fue criada por sus hermanas —Procesa, Francisca Paula, Bienvenida y Rosario— y su madre Paula.
    El entusiasmo por las mujeres fue una constante en su vida. A los 31 años, cuando ya había pedido la mano a tres de sus primas, se presentaba como consejero matrimonial, asesorando en cartas un pariente: "Cuando riñan, guárdese por Dios de insultarla. Mire que he visto cosas horribles. Si en la primera riña le dice usted ‘bruta’, en la segunda le dirá ‘infame’, y en la quinta, ‘puta’. Tenga usted cuidado con las riñas y tiemble usted no por su mujer, sino por la felicidad de toda su vida".
    Orgías
    Al parecer, cuando maduró, el "primer estudiante" se mostró predilecto por las orgías y bacanales. Incluso, hay quienes aseguran que cuando el Gobierno chileno lo mandó a Europa a investigar las nuevas técnicas pedagógicas, el prócer pasaba las orgías como gastos.
    Esa faceta de Domingo Faustino Sarmiento fue develada por el escritor Federico Andahazi, quien habló con 24CON sobre la sexualidad de los antepasados y próceres argentinos.
    "Además de traer la educación, los gorriones y los eucaliptos, importó las orgías. Creo que su gran mérito, quizá justamente porque era escritor, fue que él hablaba sin eufemismos acerca de sus preferencias y ciertos aspectos de su intimidad. Es más, en un diario La Nación de la época que hallé en la hemeroteca hay un título con tipografía catástrofe que decía 'Sorprenden a Sarmiento volviendo ebrio de una orgía'. Eso es extraordinario, imaginárselo cruzándose esa mañana con los escolares de guardapolvo blanco, mientras volvía en pedo de una orgía. Es fantástico conocer a ese Sarmiento tan diferente al del himno y de los retratos", cuenta Andahazi.
    "Era un maestro, como podemos ver, en un sentido amplio del término. Pero no sé si swinger es la palabra indicada (para describirlo), porque hasta donde puedo saber, él no se mostraba muy dispuesto a compartir a sus mujeres", asegura Andahazi.
    Fuente: 24CON

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. La Independencia de la Republica Dominicana
    Por Arnau Jara en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 16/12/2016, 05:23
  2. El Domingo último bastión de la Cristiandad.
    Por Tradición. en el foro Religión
    Respuestas: 18
    Último mensaje: 23/01/2007, 00:50
  3. Excursión domingo 28 a la Mola de Terrasa
    Por Magallanes en el foro Geografía y Etnografía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 24/05/2006, 20:06
  4. Caída del servidor durante el domingo
    Por Donoso en el foro Anuncios del Foro
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 22/01/2006, 22:08
  5. ZP: "El Islam es un pacífico y tolerante elemento de identidad
    Por Ramonet en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 23/03/2005, 20:19

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •