Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 4 de 4

Tema: Lepanto, la batalla inacabada

  1. #1
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Lepanto, la batalla inacabada

    Lepanto, la batalla inacabada (1). Introducción [REPOSICIÓN]

    By AMDG on Octubre 1st, 2009 | 4 Comments »
    Tenía pendiente un repaso a este libro que trata de aquella jornada en que “se desengañó el mundo y todas las naciones del error en que estaban, creyendo que los turcos eran invencibles por mar” según Cervates. Aquella batalla naval sería además el último enfrentamento entre galeras de la historia. A partir de entonces el barco de remos dejará de ser protagonista, al trasladarse el escenario de los enfrentamientos del Maditerráneo al Atlántico.
    Destaca en el título del libro el sintagma usado para definir a Lepanto:la batalla inacabada. En efecto, se trata de una batalla inacabada, o de la batalla de una guerra inacabada. Veremos por qué, y también veremos que las consecuencias de dejarla inacabada llegan hasta nuestros días.
    El prólogo, de Ruiz-Domenech, acaba con una serie de interesantes preguntas:
    ¿Por qué la flota otomana era el producto del pillaje y las incursiones contra Occidente mientras la flota católica estaba financiada con el producto de dividendos del capital invertido, de la industria, la colonización de América? ¿Por qué los otomanos intercambiaban con los europeos materias primas por productos manufacturados? ¿Por qué había muchos fabricantes, artesanos renegados entre los turcos, pero muy pocos turcos eran empleados en Occidente?
    Es decir, ya entonces era patente la superioridad técnica de la Cristiandad. La introducción, ahora del propio autor, se refiere al hallazgo de un manuscrito. Es un recurso antiguo, como el mismo autor nos explica. Ese manuscrito le hizo comprender la importancia de la batalla. Entre otras cosas, la razón por la que españoles e italianos se vieron obligados a poner fin al poderío naval de la potencia imperial que apoyaba a los corsarios del norte de África y por qué Francia estaba aliada con el Turco en su política antiespañola. También se refiere a las consecuencias de una derrota: caída de Italia y del Papado, caída de España, del imperio germánico atacado por el Danubio y cuarteado por la Protesta. También América hubiera acabado en su poder.
    Otro aspecto curioso de la introducción es la conversación con un turco, en el que este critica la actual política exterior de España a rebufo de Francia, el enemigo histórico, Se trata de un turco muy especial, que se considera heredero del “legado bizantino”, en realidad del imperio Romano de Oriente, y que llega a afirmar que si los franceses no hubieran dividido a la Santa Alianza que derrotó al Turco en Lepanto tras esta batalla –con lo que esta hubiera seguido atacando a los otomanos- “Selim II hubiera sido el último sultán de Constantinopla, y ahora todo sería distinto. Incluso el problema actual de Oriente Medio es casi seguro que no existiera”.
    Por cierto, en la página 19 hay una referencia al conjunto de acontecimientos de finales del s. XV “que dieron lugar al enterramiento definitivo de la oscura Edad Media y al renacimiento del hombre nuevo”. La Edad Media no fue oscura sino de gran progreso tecnológico y el Renacimiento un período tan violento como cursi. Además, “renacimiento de hombre nuevo” es una contradicción en los propios términos.
    Continuará.


    Categories: Uncategorized
    Tags:

  2. #2
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Lepanto, la batalla inacabada

    Lepanto, la batalla inacabada (2). La Caída de Constantinopla [REPOSICIÓN]

    By AMDG on Octubre 3rd, 2009 | 4 Comments »
    Anterior.
    El libro comienza con la toma de Constantinopla por el Turco. Menciona el destrozo de la Cuarta Cruzada, que acabó con el saqueo de la ciudad y que asentó definitivamente entre los griegos el odio a lo latino. Se describen los últimos años de Constantinopla mediante una biografía del último emperador, Constantino Paleólogo Dragases. Muestra sus peticiones de ayuda a Occidente, tristemente desatendidas, los últimos preparativos para resistir con unos pocos ciudadanos (8.000) los ataques de un poderosísimo ejército otomano, ayudándose de una muy eficaz muralla.
    El emperador aceptó incluso la unión de las iglesias y se celebró en diciembre de 1452 una misa católica en Santa Sofía que indispuso a gran parte de la población. Se cuenta que Notaras (último Gran Duque del Imperio, en la práctica jefe de gobierno) exclamó: “Antes el turbante turco que la unión”. Sus deseos tendrían pronto cumplimiento: el sultán, harto de vino, pidió que le trajeran a su hijo, para su placer, y como se este negó, mandó decapitar al hijo, a él y a su yerno.
    El sultán no repara en crueldades durante la toma: “El 7 de abril comienza con un amanecer horripilante: los cuerpos mutilados y empalados de los defensores de Seltmbria aparecen delante de la puerta del mismo nombre”. La ciudad revistó heroicamente. El Turco lanza el ataque final en mayo, pudiera haber sido rechazado a pesar de todo, sin embargo, por una puerta olvidada entró un grupo que logró poner una bandera en una torre. A partir de ahí la defensa se vino abajo. La escabechina que siguió es indescriptible aunque se le ponga sordina:
    It lasted from the dawn to the afternoon that massacre. It abated only when the Grand Vizier mounted the pulpit of St. Sophia and said to the slaughterers: “Rest. Now this temple belongs to Allah” Meanwhile the city burns, the soldiery crucify and hang and impale, the Janissaries rape and butcher the nuns (four thousand in a few hours) or put the survivors in chains to sell them at the market of Ankara. And the servants prepare the Victory Feast. The feast during which (in defiance of the Prophet) Mehmet II got drunk on the wines of Cyprus and, having a soft spot for young boys, sent for the firstborn of the Greek Orthodox Grand Duke Notaras. A fourteen year-old adolescent known for his beauty. In front of everyone he raped him, and after the rape he sent for his family. His parents, his grandparents, his uncles, his aunts and cousins. In front of him he beheaded them. One by one. He also had all the altars destroyed, all the bells melted down, all the churches turned into mosques or bazaars. Oh, yes. That’s how Constantinople became Istanbul. But Doudou of the UN and the teachers in our schools don’t want to hear about it.
    Esta es la descripción de Gibbon:
    the nuns, who were torn from the altar with naked bosoms, outstretched hands, and dishevelled hair; and we should piously believe that few could be tempted to prefer the vigils of the harem to those of the monastery. Of these unfortunate Greeks, of these domestic animals, whole strings were rudely driven through the streets; and as the conquerors were eager to return for more prey, their trembling pace was quickened with menaces and blows. At the same hour, a similar rapine was exercised in all the churches and monasteries, in all the palaces and habitations, of the capital; nor could any place, however sacred or sequestered, protect the persons or the property of the Greeks. Above sixty thousand of this devoted people were transported from the city to the camp and fleet; exchanged or sold according to the caprice or interest of their masters, and dispersed in remote servitude through the provinces of the Ottoman empire.
    El artículo de la Wiki en inglés causa consternación por la forma en que trata de lavar el buen nombre del Turco. Excusatio non petita…
    Lepanto, la batalla inacabada (1). Introducción

    Categories: Autores
    Tags:

  3. #3
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Lepanto, la batalla inacabada

    Lepanto, la batalla inacabada (3). Mehmet II, el Conquistador, y sucesores. [REPOSICIÓN]

    By AMDG on Octubre 5th, 2009 | 7 Comments »
    El libro sigue con una biografía del Mehmet II, el conquistador de Constantinopla. Su intención era conquistar también Italia, acabar con el Papado, y dominar todo el Mediterráneo. Cuenta una anécdota muy ilustrativa de su forma de proceder:
    “… es famosa la manera de cómo llevó a cabo la ejecución de los nobles griegos, tras conquistar la ciudad: primero les hizo jurar obediencia fiel y ciega, prometiendo estos que jamás desobedecerían sus órdenes, creyéndose con ello a salvo. Una vez que los nobles juraron, les ordenó, en virtud de aquel juramento, poner sus cabezas sobre el tajo del verdugo, para ser decapitados”.
    Sin embargo, el capítulo del libro sobre este Mojamé II acaba de una forma realmente extraña, pierde el tono general del libro y cae en los tópicos de la “tolerancia otomana” desmentidos en el resto. Imagino que se trata de compensar algo, pero creo que la coherencia debe estar por encima de la corrección política.
    Sigue el libro con los sucesores de Mehmet II. Selim toma Oriente Medio, Arabia y Egipto. Dobla la superficie del imperio y se convierte en califa. En 1517 era posiblemente el hombre más poderoso del mundo. Tengo entendido que disponía del doble de ingresos fiscales que nuestro emperador Carlos I, a pesar del providencial oro de las Américas. En 1520 toma los mandos Solimán, hasta 1566, se trata de la edad de oro del imperio otomano. Toma Belgrado, Rodas, Hungría. Pacta con Francia contra España y los Habsburgo. Trata de conquistar la isla de Malta, aunque fracasó en el intento por la defensa heroica de los hospitalarios.
    Le sucede Selim II, borracho y harenero, que conquista Chipre y favorece la piratería berberisca. La narración continúa con el desarrollo de la piratería berberisca. Hay múltiples referencias a la connivencia de franceses y turcos contra la cristiandad y la Monarquía Hispánica; por ejemplo esta:
    “El 25 de julio de 1543, día de Santiago, entra en Marsella la flota turca al mando de Barbarroja. El escándalo en todo el Mediterráneo es inaudito: ¡Las dotaciones francesas de un rey cristiano saludando con júbilo la llegada de la flota corsaria otomana!”
    Podemos considerarlo el primer episodio de la estrategia Eurabia, que es el esfuerzo último de una nación que ha visto como todos, todos sus esfuerzos imperiales han fracasado rotundamente. El asunto, como todo pacto entre sinvergüenzas, acabó mal. Antes de irse de Marsella, Barbarroja “da orden de proceder a un último saqueo de la ciudad, capturando trescientos niños y niñas, religiosos y religiosas, que son embarcados en tres galeras con destino a Turquía”. En Tolón sucede algo parecido: Barbarroja “prohibe que las campanas toquen misa (…), edifica una mezquita en la parte antigua de la ciudad y lleva a cabo numerosas razias contra los pueblos vecinos para capturar esclavos (…). Llega un momento en que el rey francés, que no hace sino sufrir afrentas, no tiene más remedio que comprar a buen precio el regreso de Barbarroja al Bósforo: ochocientos mil escudos de oro”.
    Así de caro estamos pagando el regreso de los inmigrantes indeseados, y esperemos que todo se quede en dinero. Por cierto, la Wiki se rinde ante los encantos del almirante:
    Jeireddín fue uno de los más importantes corsarios del siglo XVI, y junto con su predecesor y hermano Aruch, fundó una organización pirata que llevó a los bereberes —bajo los auspicios del Imperio Otomano— a alcanzar gran poder sobre el comercio del Mediterráneo.
    Vaya forma bonita de pintar a la piratería berberisca.

    Categories: Terrorismo, Turquía
    Tags:

  4. #4
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Lepanto, la batalla inacabada

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Lepanto, la batalla inacabada (4). La respuesta de la cristiandad católica [REPOSICIÓN]

    By AMDG on Octubre 7th, 2009 | 3 Comments »
    El libro presenta a continuación el punto de vista de los cristianos: Los turcos toman Rodas, por lo que los caballeros Hospitalarios de San Juan allí establecidos pasan a Malta, pasándose a llamar Caballeros de Malta. Es esta una isla situada en medio del mediterráneo, entre Italia y Libia, con un puerto excepcional en La Valletta (ver mapa). Resiste casi milagrosamente el ataque. Aún se celebra el día en que levantaron el asedio.
    Siguen las conquistas. Venecia pierde Chipre en 1571. Las atrocidades del Turco fueron incontables. Por ejemplo, el defensor de Famagusta, Bragadino, fue desollado vivo y su piel enviada a Estambul, aunque algunas historias lo ocultan, tratando de dejar en buen lugar al Turco:

    Bragadino’s reply so enraged Mustafa that he declared the terms of capitulation to have been broken and ordered the whole party to be executed forthwith, with the General Bragadino reserved for the worst fate. After a fortnight of imprisonment, he was bound to the pillory in the square of Famagusta, and killed. Some years later his remains was purchased by his brother for a great sum, carried to Venice, and laid there in a marble urn in the church of Sts. Giovanni and Paolo.
    Tengase en cuenta que se trata de una web llamada “Chipre del Norte”, proturca, que que da por descontado que habrá separación tras la ocupación. Aquí están los hechos.
    Así queda calificada en el libro la política exterior francesa en este período:
    “Época más que vergonzante para los franceses, como lo ponen de manifiesto sus alianzas con los turcos, que consiguieron que hasta estos acabaran cansados de ellos, sus intentos de manipular al Papado, sus devaneos con los hugonotes [protestantes franceses] y otros movimientos que dividieron a los cristianos y desgastaron Europa, sus traiciones a los pactos y demás engaños… Su intento de manipular Europa –como posteriormente siguieron y siguen haciendo al día de hoy – hizo que este continente no pudiera –ni lo pueda hacer hoy en día- desarrollar todo su potencial.”
    En efecto, el Papa tuvo que hilar muy fino para conseguir que los reinos cristianos reunieran una armada suficiente para hacer frente al Turco. Con los franceses no se podía contar, además de ser antihispánicos estaban en plena época de guerras de religión. Solo los estados italianos y España respondieron.
    El libro sigue con los preparativos de la batalla y con la batalla en sí (aquí hay algunos artículos sobre esta batalla, por ejemplo: La gran victoria naval en el Mediterráneo), y termina con un epilogo que explica porqué hay que hablar de batalla inacabada: tras acabar con la armada turca no se pudo aprovechar la ocasión. Uno de los coligados, las Serenísima República de Venecia (en concreto sus comerciantes), influida por Francia, pactó con el Turco un humillante acuerdo con el Sultán de la Sublime Puerta: 300.000 ducados en tres años, por el derecho a comerciar con los turcos. Limitación de la escuadra veneciana a 60 galeras.
    Por eso, porque la batalla de Lepanto dejó la guerra inacabada estamos metidos de lleno en la tercera yijad.
    Una aclaración final. Podría parecer que valoramos peor la actuación de los franceses que la de los turcos. Así es, por supuesto. Los Turcos perseguían una política imperial consistente, enfrente de ellos estaban los Habsburgo y la Monarquía Hispánica. Los franceses buscaban solo perjudicar a esta Monarquía Hispánica y a la Cristiandad. Es triste y es así, incluso actualmente solo una minoría de ellos preferiría otra política. Esperemos que crezca.
    La inquina francesa contra la monarquía hispánica tuvo dos causas. La primera fue Italia. La corona de Aragón regía los destinos del sur de Italia, Nápoles y las Dos Sicilias. En el s. XVI Francia quiso poner a Italia bajo su inflencia, el choque fue inevitabñe. La Corona de Aragón, en crisis demográfica y económica, no pudo hacerle frente, serían los Tercios de Gran Capitan –con dinero y soldados castellanos- y su defensa de picas los que derrotarían a los franceses. Por otra parte, la muerte de otros descendientes hizo que la corona de Castilla y Aragón fuera a parar al hijo de Juana la Loca, que heredaba también Flandes. Flandes era lo que quedaba del Ducado de Borgoña, ya que la Borboña originaria había sido anexionada por Francia. Carlos I tendría siempre esa espina clavada.
    Esas con las causas de la rivalidad. Si Castilla no se hubiera unido a Aragón seríamos un país atlántico al que Europa -es decir, centroeuropa- le parecería un vecino de peligrosas reacciones.

    Categories: Uncategorized
    Tags: lepanto

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. La Cristiandad, una realidad histórica
    Por Hyeronimus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 8
    Último mensaje: 17/02/2009, 17:56
  2. Ante el 1º de Mayo, textos del Pensamiento Social Carlista
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 15/05/2008, 17:43
  3. Sancho III "el Mayor", un Rey pamplonés e hispano
    Por Lo ferrer en el foro Biografías
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 11/01/2008, 22:33
  4. Encíclica del Papa Benedicto XVI
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 09/02/2006, 20:46
  5. Respuestas: 0
    Último mensaje: 28/04/2005, 20:28

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •