Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 3 de 3
Honores1Víctor
  • 1 Mensaje de Hyeronimus

Tema: La última gesta del siglo XX

  1. #1
    Avatar de Anorgi
    Anorgi está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    15 jul, 09
    Ubicación
    España
    Mensajes
    358
    Post Thanks / Like

    La última gesta del siglo XX

    ESPAÑA

    La última gesta del siglo XX

    Por Pío Moa

    En sus Cuadernos de Rusia escribe Dionisio Ridruejo, el 21 de octubre de 1941: "Llegan nuevas noticias y con ellas notas o impresiones sobre el carácter y la conducta del ejército enemigo".
    Sigue el texto de Ridruejo, editado por primera y última vez en 1978, yo creo que con algunas alteraciones, pero aun así uno de los más interesantes escritos sobre la División Azul:
    Es ante todo un ejército que se manifiesta como innumerable en cualquier parte, en la más pequeña acción. En ningún caso los nuestros se encuentran con él en proporción menor de 10 hombres por uno. A veces la proporción es aún más desfavorable para los españoles. Su equipo y armamento son, por lo general, mejores que los nuestros [es decir, que los alemanes]. Mejores botas y capotes, buenísimos gorros, macutos provistos de tocino, armas automáticas y fusiles de largo alcance en proporciones considerables (no menos de un fusil ametrallador por cada seis hombres, aparte de las máquinas [ametralladoras pesadas]) (...) También emplean muy buen material de morteros y una excelente y abundantísima artillería, predominantemente del 11,40 que ya se conoció en España y cuya sensibilidad de espoleta es proverbial. La dureza del suelo ahora hace más eficaz esa característica que, como se sabe, al evitar la profundización del proyectil en tierra, aumenta la acción expansiva de la metralla. A cambio de estas notas de superioridad son muy deficientes sus métodos de combate, no solo en cuanto a concepción de las operaciones sino –esto es lo que puede alcanzar la experiencia de los nuestros– respecto al modo de conducirse en ataques y resistencias. En general son soldados que actúan en masa, como no se trate de algunos grupos adiestrados para la sorpresa en retaguardia, y sólo en masa son capaces de acometividad. Se lanzan apelotonados y por centenares, medio ebrios de vodka, vociferando terriblemente sus estentóreos "hurras". Su aspecto es así pavoroso. Pero si se tienen los nervios templados y se aguanta hasta tenerlos a tiro seguro no son tan peligrosos como parecen. Enfilados por una fusilería diestra o por unas máquinas, sus filas se clarean, y al clarearse los que quedan en pie pierden el impulso, pierden el sentido de su fuerza, casi siempre superior aún, y desisten o se entregan. Son flojos también para la resistencia ante una fuerza audaz, aunque sea poco numerosa. El arma blanca les impresiona especialmente y aún más si quienes la empuñan avanzan cantando. Cantar y acometer con machete calado es ya entre los nuestros un truco consagrado por la buena experiencia. No obstante, entre ellos, es brava la oficialidad, más brava que experta, y bravísimos los comisarios políticos, es decir, los responsables. Se sabe que la disciplina en las filas rusas es muy severa y que con frecuencia después de un fracaso hay fusilamientos numerosos (...).
    Esta descripción indica mucho, pero no todo. Sorprendentemente para un ejército tan previsor y eficiente como el alemán, el invierno, el más duro en muchas decenas de años, le pilló desprevenido, y una gran proporción de bajas se debió a congelaciones, mientras que los rusos se habían mostrado mucho más previsores y disponían de ropa de abrigo mucho más eficaz. Los españoles estaban algo mejor, no mucho, que los alemanes, al haberles llegado buenas prendas de lana de España, pero el frío era tan intenso (llegó a los 52 grados bajo cero) que se convirtió en una tortura diaria, causa de muchas congelaciones. Añádanse los piojos y el machaqueo constante de la artillería rusa, una de las mejores del mundo, la cual causó el mayor número de bajas en la División. Gran parte del material soviético era superior y más abundante que el alemán, ya antes de que llegara a Stalin ayuda useña, mucho menos decisiva de lo que se ha pretendido después. La División española, como otras alemanas, se vio además desprovista de protección aérea, porque los poco abundantes aviones alemanes en el sector se dedicaron a una ofensiva para rodear por completo Leningrado, la cual fracasaría.
    La dureza de la lucha y las terribles preparaciones artilleras soviéticas, sumadas a un clima y unas condiciones tan extraños para los españoles (cuando cediera el frío en primavera vendría la raspútitsa, un fango paralizante y nubes de mosquitos en cantidades inimaginables) convertía las batallas de nuestra guerra civil, incluso la del Ebro, en "poco más que escaramuzas", según la impresión de algunos veteranos. El coste en sangre fue muy elevado, aunque otras divisiones alemanas lo pasaron peor y sin duda fue mucho mayor el tributo de los atacantes soviéticos.
    Aparte de los voluntarios que decidieron quedarse en la Wehrmacht, la DA estuvo en fuego casi exactamente dos años, siendo retirada cuando claramente llevaban las de perder los alemanes. Como resumen, en todo momento su comportamiento como unidad de combate alcanzó el nivel de las mejores alemanas, su trato a la población civil fue, en conjunto, también excelente, y no se hizo culpable de crímenes de guerra como los protagonizados en Rusia por nazis y soviéticos.
    Las hazañas de la División Azul han sido calificadas como "última gesta española del siglo XX". Un título bien merecido. El historiador Caballero Jurado viene tratándola a fondo, aunque haya que lamentar estudios tan ruines como el de Martínez Reverte. En el ambiente de hedonismo cutre hoy predominante en España, esa gesta es mayoritariamente ignorada o incomprendida, y muchos se preguntarán si tuvo razón de ser o constituyó una especie de locura sin sentido. Ya iremos viendo que para España no tuvo nada de esto último.

    Pinche aquí para acceder al blog de PÍO MOA.

    Po Moa - La ltima gesta del siglo XX - Historia

    Olvidar a nuestros héroes es un acto de cobardía.
    «Todo lo que manda el Rey,
    que va contra lo que Dios manda,
    no tiene valor de Ley,
    ni es Rey quien así se desmanda.»
    (Lope de Vega)

  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,245
    Post Thanks / Like

    Re: La última gesta del siglo XX

    Un llamativo silencio

    JUAN MANUEL DE PRADA

    Día 27/06/2011





    EN plena orgía de rememoraciones históricas, me ha llamado sobremanera la atención el silencio decretado sobre la División Azul, de cuya formación se cumplen en estos días setenta años. Llamativo, sobre todo, porque no fue un episodio precisamente marginal: más de 46.000 jóvenes españoles se alistaron en la División Azul, de los cuales más de 5.000 resultaron muertos en acciones de combate, y casi nueve mil heridos de diversa consideración; se trata, pues, de un acontecimiento bélico de primera magnitud, que inevitablemente ha tenido que dejar una huella honda en infinidad de familias españolas que deberían sentirse orgullosas de sus antepasados.
    Las ideas que animaron a aquellos jóvenes pueden ser discutibles, pero nadie podrá discutir el sacrificio, la valentía, el honor y las virtudes militares que demostraron en la campaña rusa. En «Los españoles de Stalin», libro interesantísimo de Daniel Arasa, se recoge el testimonio de César Ástor, un comunista convencido que se alistó en la División Azul con el secreto propósito de pasarse a las filas del Ejército Rojo en cuanto le surgiese la ocasión; así lo hizo, y en los años posteriores los soviéticos le asignaron la misión de liderar los grupos antifascistas encargados de minar la moral a los prisioneros españoles en el Gulag. Ástor cumplió con el encargo a rajatabla, granjeándose el desprecio de sus compatriotas; sin embargo, inquirido sobre el comportamiento de los divisionarios, recuerda que compartían su rancho con los niños rusos y que, cada vez que abandonaban una población, relevados por los soldados alemanes, los lugareños los despedían entre lágrimas. Es una declaración que honra a Ástor y engrandece a los «guripas» de la División, ejemplo de arrojo, nobleza y generosidad.
    En los últimos años he leído casi todo lo que se ha publicado sobre la División Azul, que tengo por uno de los episodios más sobrecogedores y heroicos de nuestra historia reciente. Eusebio Calavia, uno de los más de trescientos divisionarios que fueron hechos prisioneros en la cruenta batalla de Krasny Bor (donde más de dos mil valientes españoles hallaron la muerte), cuenta en Enterrados en Rusia, sus memorias de once años de cautiverio, una anécdota que sirve para calibrar el temple privilegiado de aquellos hombres. En mayo de 1949, un grupo de prisioneros españoles son trasladados en tren a otro campo; son, todos ellos, hombres que han sufrido las privaciones y sevicias más impronunciables y a los que, desde luego, se les ha impedido todo desahogo sexual. A mitad de trayecto, una campesina rusa casi adolescente, que viajaba sin billete, es arrojada como una piltrafa al vagón donde se hacinan los españoles. "¡Podéis hacer con ella lo que os dé la gana!", les dice el soldado encargado de su vigilancia, antes de cerrar la compuerta del vagón. Ningún español le rozó un solo pelo, ninguno osó dirigirle ninguna palabra lúbrica o soez; compartieron con ella el escaso rancho con el que mataban el dolor de las tripas, ya que no el hambre; y lograron convencer a los rusos para que la dejaran en libertad cuando llegó a su punto de destino. «Así quiso Dios que se librara de un salvaje atropello aquella criatura que cayó en nuestras manos, tantas veces pecadoras, pero que entonces no quisieron mancharse. Creo que fue aquel uno de los episodios de nuestro cautiverio de que más orgullosos podemos estar los prisioneros españoles», concluye Calavia. Mientras lo leía, yo también me sentí orgulloso de ser español, como aquellos sufridos divisionarios.


    Un llamativo silencio - abcdesevilla.es
    Pious dio el Víctor.

  3. #3
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,382
    Post Thanks / Like

    Re: La última gesta del siglo XX

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Desde el extremo sur de la Hispanidad rindo mi sentido homenaje a la Gloriosa División Azul!!!
    Y tambien a su continuadora: Los "Irreductibles", de la no menos mítica y Epopeyica Legión Azul!!
    Camarada entrañable Miguel Ezquerra
    Presente!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Nuestro honor es nuestra Fidelidad!!!
    Por Dios Y Por la Patria!
    Por la Cruz y el Arado!
    Por el clavel y la Espada!
    Si te dicen que he muerto desconfía...
    Volveremos!
    La Tradición no muere!
    Ante Dios no hay héroes Anónimos!

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. La gesta del valiente pueblo húngaro
    Por Ordóñez en el foro Europa
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 08/10/2009, 10:20
  2. La batalla de Krasny Bor, última gesta española.
    Por Villores en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 10/02/2009, 00:52
  3. La última bomba del Northern Rock
    Por DON COSME en el foro Economía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 24/11/2007, 13:45
  4. La Gesta del 25 de Julio de 1797: Horacio Nelson es derrotado en Tenerife.
    Por Arturo Navarro-Grau en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 03/07/2006, 20:42
  5. Lxix Aniversario De La Gesta Del Simancas.
    Por Tradición. en el foro Tablón de Anuncios
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 24/08/2005, 03:41

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •