Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 10 de 10
Honores1Víctor
  • 1 Mensaje de Luis de Lucena

Tema: Alfonso XIII

  1. #1
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Alfonso XIII

    ~ Las Películas Porno de Alfonso XIII

    image.jpg
    Quizás la faceta más desconocida de Alfonso XIII sea que él es el responsable del origen del porno en España. Si lectores, al fin un motivo para hacerse monárquico.


    Como decía antes, el origen del porno en España son una serie de películas de los años 20 rodadas en Barcelona por encargo del Conde de Romanones, que actuaba en nombre del rey, un gran aficionado al género.


    La productora encargada de realizar estas películas era la Royal Film (el nombre era para no levantar sospechas, claro) de los hermanos, Ricardo y Ramón Baños.


    El papel del rey no era solo pagar por ellas, sino que a veces, sugería algunos argumentos de películas para que los productores los desarrollaran.


    Para terminar la entrada referiros una anécdota del rey que no deja lugar a dudas de su carácter.


    A finales de los años 20 llega a España Anita Loos, una famosa guionista del cine de Hollywood, que había saltado a la fama en 1925 por su obra Los caballeros las prefieren rubias. Alfonso XIII, que también tenía debilidad por los artistas, la invita a tomar el té en el palacio. Empiezan a conversar y el rey le pregunta por un cómico, Fatty Arbuckle, junto con Buster Keaton una de las estrellas del cine mudo estadounidense.


    La guionista le cuenta que en 1921 participó de una orgía, muy comunes en el Hollywood de esa época, y aparentemente violó con una botella de champán a Virginia Rappe, una starlet que murió dos días después. Arbuckle fue exonerado, pero el escándalo terminó con su carrera en Hollywood.


    Loos le cuenta al Rey todo esto y Alfonso XIII le contesta: "Qué mala suerte, si esto le puede pasar a cualquiera".


    La mayoría de las películas porno fueron destruidas durante la guerra o después, durante la dictadura, el franquismo no veia con buenos ojos que se supiese que el rey de España tenia esas aficiones.


    Actualmente se conservan únicamente tres de ellas: El confesor, El ministro y Consultorio de señoras.








    http://laestanteriadearriba.blogspot...-xiii.html?m=1
    Última edición por Michael; 09/07/2014 a las 12:22
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,461
    Post Thanks / Like

    Re: Alfonso XIII

    Pero, Michael, ¿cómo se te ocurre poner un enlace a una película porno y para colmo de tema sacrílego?

    Pues sí, Alfonso aliás el Trece, el de mal agüero, el que nos trajo la pornografía y entregó a España en bandeja a la República. Un personaje de lo más despreciable.

  3. #3
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Alfonso XIII

    Sabes cual es mi opinión sobre el liberalismo, la Iglesia y estas cosas, reiteradamente la he expuesto en todos los hilos, de modo que ya sabes mi pensar sobre las infamias del XIII. Pero si eso genera sensibilidad, te entiendo perfectamente, enlace borrado. Sin embargo, deja mucho que desear que el porno lo hubiese introducido un rey que supuestamente se llame defensor de la Fe Católica. Pero sí creo que el enlace está demás y agradezco la matización, aunque no estoy difundiendo esas peliculillas deliberadamente sino con el más sincero rigor histórico.
    Última edición por Michael; 09/07/2014 a las 21:32
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  4. #4
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,461
    Post Thanks / Like

    Re: Alfonso XIII

    Sí, claro. lo sé. Y también sé que el porno de aquella época era muy suave comparado con el de ahora. Pero una cosa es que siempre ha habido y habrá sacerdotes que por ser humanos tengan sus caídas y otra dar difusión a obras que se burlan de la religión y los religiosos. A mí no me afecta, pero no me parece conveniente difundir esas cosas. Pero no te preocupes, no pasa nada.

  5. #5
    Avatar de Erasmus
    Erasmus está desconectado Socio vitalicio
    Fecha de ingreso
    03 ene, 06
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    4,155
    Post Thanks / Like

    Re: Alfonso XIII

    En esta revista asturiana hay más info: Alfonso XIII, el rey pornógrafo.

    No copié el artículo porque dice más o menos lo mismo que el de Michael, sólo me pareció interesante lo que dice al final:

    "Estas películas dan para largos y diversos análisis fílmicos e históricos. ¿Por qué el rey, al que tanto apasionaba el cine, decidió involucrarse como “productor” o “guionista” en la pornografía y no en otro género? Estas películas tienen un carácter irónico evidente: el cura, las mujeres de la alta sociedad representadas como unas viciosas, el ministro… El retrato que se hace de todos ellos es mordaz y satírico. Si entendemos, además, que los actores empleados para interpretar a estos personajes eran prostitutas y borrachos del Barrio Chino de Barcelona, asistimos a una doble ironía: las mujeres que se desnudan y gozan de forma explícita eran prostitutas de los más bajos fondos disfrazadas de mujeres de la burguesía y la aristocracia. Por tanto, ¿podemos pensar que Alfonso XIII y los hermanos Baños son los pioneros de una tradición fílmica que luego seguirán cineastas de la talla de Buñuel, Almodóvar o Bigas Luna? Desde luego, parecen marcar alguno de los caminos que estos directores seguirán (aunque es dudoso que tuvieran a Ramón y Ricardo de Baños o al propio monarca como referencia)".
    ¿Un rey gramsciano?



    Imperium Hispaniae

    "En el imperio se ofrece y se comparte cultura, conocimiento y espiritualidad. En el imperialismo solo sometimiento y dominio económico-militar. Defendemos el IMPERIO, nos alejamos de todos los IMPERIALISMOS."







  6. #6
    Avatar de Luis de Lucena
    Luis de Lucena está desconectado Procurador de la Tierra
    Fecha de ingreso
    26 mar, 12
    Mensajes
    102
    Post Thanks / Like

    Re: Alfonso XIII

    Alfonso XIII era un miserable. Cuentan (esto ya son habladurías, pero conociendo al susodicho no me extrañaría) que cuando le informaron del coste de la repatriación de los españoles caídos en Annual, exclamó: "¡Vaya, qué cara se ha puesto la carne de gallina!". Como digo no tengo constancia de la certeza de esta frase que se le atribuye, a mí me la transmitió un historiador.
    ReynoDeGranada dio el Víctor.
    Castella duplex est: Vetus et Nova


  7. #7
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Alfonso XIII

    De especial interés, camaradas:



    La huida del Borbón

    El hombre encargado de sacar a Alfonso XIII de España describió en apenas nueve folios las últimas horas del rey en suelo español. 'Público' reconstruye su viaje hacia el exilio.


    ALEJANDRO TORRÚS Madrid 14/04/2013

    image.jpg

    14 de abril de 1931. Alrededor de las 16.30 horas. El todavía rey Alfonso XIII permanece en el Palacio Real de Madrid junto a los ministros del equipo de Gobierno del almirante Aznar. La decisión de abandonar el país ya está tomada. El rey, pensativo, se acercó a uno de los grandes ventanales de Palacio. “Esta es la que casa en la que nací y quizá no volveré a ver”, pronunció. No se equivocaba. Esa misma noche Alfonso XIII huyó de España. Primero se dirigió a Cartagena en su coche deportivo de lujo y allí embarcó en el buque 'príncipe Alfonso' con destino a Marsella. Nunca más volvería en vida. Sus restos fueron traslados a España en 1980 siendo recibidos por su único hijo vivo: Don Juan, el que nunca fue rey.


    Los ministros del gobierno del almirante Aznar estaban reunidos en Palacio desde las 12 del mediodía. La decisión de “empaquetar” al rey hacia Marsella fue tomada el día antes, el lunes 13 de abril. El gobierno había explicado a Alfonso XIII que en caso de querer batallar con las armas el resultado de las elecciones municipales del 11 de abril no podrían contar con gran parte del Ejército y de la Guardia Civil. Solo el ministro de Fomento, Juan de la Cierva y Peñafiel, defendía que el monarca debía permanecer en España. El rey, aseguraba, no quería que se derramara sangre por él. Años más tarde, cuando la Guerra Civil y en una situación óptima para la victoria, Alfonso XIII olvidó el pacifismo, el amor a su pueblo y apoyó fervientemente al general Franco.


    Estos son algunos detalles de los nueve folios que escribió el ministro de Marina José Rivera y Álvarez de Canedo, el hombre encargado de sacar al rey de España y trasladarlo sano y salvo a Marsella. El tono es aséptico, casi de nota de prensa. El relato, sin embargo, ofrece todo lujo de detalles de los últimos minutos del monarca en suelo español y de cómo ya en aguas francesas y tras recibir honores militares el rey Alfonso XIII rompió a llorar. “Dispense Don José, no lo he podido evitar”.


    “Dispense Don José, no lo he podido evitar”, dijo Alfonso XIII tras romper a llorar “La salida del rey de Madrid fue un acto de cobardía. Se marchó dejando en Palacio a toda su familia. Dejó atrás a su mujer y a dos hijos enfermos, entre ellos, su primogénito, el príncipe de Asturias. De la misma manera, su negativa a luchar es una falacia. No luchó porque no le apoyaba nadie. Ni Sanjurjo se comprometió a sacar a sus hombres a la calle. Su personalidad verdadera la marca su amistad con Primo de Rivera y su adhesión a Franco”, explica a Público el catedrático de Historia contemporánea de la Universidad de Murcia Pedro María Egea.


    "¿Quién me ha empaquetado a mi para Cartagena?"
    Alrededor de las 21.00 horas de la noche del 14 de abril Alfonso XIII abandonó el Palacio Real por la puerta secreta que daba a los jardines del Campo del Moro. El rey marchó delante en su coche de alta gama, un Duesemberg convertible (imagen). Le acompañan, en el automóvil, el infante Alfonso de Orleans y su ayudante Moreu. El ministro José Rivera y el duque de Miranda irían detrás. Más tarde descubrirían que también les acompaña un coche patrulla de la Guardia Civil. En la calle, la República ya era festejada y la bandera roja presidía el edificio de Correos.


    “La primera parada la hicimos en pleno campo y pasado Aranjuez. Bajamos todos y nos reunimos con el rey Miranda y yo, también el infante, que nunca se separaba de él. El rey me dijo: '¿Quién me ha empaquetado a mi para Cartagena? ¿Tú?' y le contesté que sí, que el Gobierno. ¿A dónde vamos después? Ya se lo diré a S.M. Y al oído: a Marsella (sic)”, escribe José Rivera.


    Tras esta primera parada, el viaje continuó “a gran velocidad”. Tres veces más detendrían su camino hasta llegar al primero de los destinos: el Arsenal de Cartagena. Allí, describe, Rivera, se agolpaban miles de personas que celebraban el advenimiento de la República y que era contenida por la guardia pública. Tan pronto como estuvo todo preparado, el ya exmonarca de España embarcó en un bote que debía llevarlo a bordo del buque 'príncipe Alfonso'. Antes, el almirante Cervera, jefe del buque, dio “siete vivas al rey”. “Éste contestó con un 'Viva España'”, escribe Rivera. Desde el puente del buque, su punto más alto, Alfonso XIII vislumbró por última vez la tierra de la que había sido rey y que ese mismo día había amanecido republicana.


    Un rey depuesto
    El 26 de noviembre de 1931 fue acusado de alta traición por las Cortes republicanasLa mañana siguiente, la del 15 de abril, las noticias fueron llegando al buque donde se alojaba el monarca, para su disgusto. Ya era oficial. La República había sido proclamada y el buque donde él partía hacia el exilio debía izar la bandera republicana. “¿Cuándo?”, preguntó el monarca. “Cuando usted esté en tierras francesas y nosotros no estemos en sus aguas”, respondió Rivera. Horas después llegó la notificación de que el infante Juan ya estaba en Gibraltar. El rey quiso contestar pero la misión era secreta y nadie podía comunicarse con el exterior. Ni siquiera un rey depuesto.


    “¿Cómo se me despedirá?”, preguntaba el monarca a Rivero, inquieto en su nueva condición de rey exiliado. “Interiormente, con todos los honores”, respondió el ministro para tranquilidad real. De esta manera, el buque llegó a la costa marsellesa a las 5.30 horas de la mañana. “Momentos antes de desembarcar hablé con el rey, que dudaba en la forma de despedirse, pues me preguntó si debía hablar o no. Yo le aconsejé que no hablase y se despidiese uno a uno de los oficiales y jefes. Así lo hizo dándoles la mano y sin pronunciar palabra”, escribe Rivera.


    A las 5.55 horas de la mañana el monarca puso pie en suelo francés. Antes, había roto a llorar al ver a los oficiales formar para su despedida. Allí, una comitiva de cuatro o cinco personas esperaba a Alfonso XIII, silbaron y aparecieron unos coches. Era la hora de la despedida. “El rey me abrazó y dijo que me marchase dándome las gracias por todo, le dije que esperaría a que desembarcasen los maletines que venían en otro bote y cuando aquellos estuvieron sobre el muelle y la gente reembarcada me despedí volviendo a abrazarnos al ayudante y a mi”, escribe.


    Cuando Alfonso XIII abandonó España poseía más de 140 millones de euros El camino de vuelta estuvo presidido por la bandera tricolor de la República. Se retiraron todos los retratos de la familia real y símbolos de la monarquía. El buque que había zarpado hacia Francia llamándose 'príncipe Alfonso' retornó con el de 'Libertad'. La estocada definitiva a Alfonso XIII fue dada el 26 de noviembre de 1931 cuando las Cortes le acusaron de alta traición y decretaron que cualquier ciudadano español “podrá aprehender su persona si penetrase en territorio nacional” (ver documento adjunto).
    La reina Victoria Eugenia y sus hijos salieron de España, el día 15 de abril, en el tren de Hendaya rumbo a Francia con la escolta del director de la Guardia Civil, el general José Sanjurjo. “La familia se reuniría poco después en París aunque no hay que olvidar que la reina abandonó a Alfonso XIII y se marchó a vivir a Londres y que este continuaría fuera de España con sus líos de faldas. Su vida se desarrolló a caballo entre Suiza y la Italia de Mussolini”, explica el catedrático Pedro María Egea.


    Un millón para Franco
    En esta nueva etapa de su vida, no se puede decir que le faltara dinero al depuesto monarca. En el momento de huir su fortuna superaba los 140 millones de euros, de los que un tercio se encontraba fuera del país, tal como ha documentado el escritor José María Zavala en su libro El patrimonio de los Borbones. Con el golpe de Estado de 1936 el espíritu pacifista de Alfonso XIII ya había desaparecido y no le importaba el derramamiento de sangre.


    Se trataba de recuperar su corona y para ello dispuso un millón de pesetas y medió para Franco e intercedió con Mussolini para que facilitara armamento militar y enviara a España, con la mayor rapidez posible, la aviación militar fascista También su hijo Juan, padre de Juan Carlos I, mostró su apoyo a Franco en varios ocasiones e incluso le pidió venir a España para luchar en la Guerra Civil. Posiblemente el exrey y su hijo pensaron que Franco restauraría la monarquía borbónica en España. Y así lo hizo. Pero en 1969 y en la figura de su nieto, Juan Carlos I.


    Finalmente, el 15 de enero de 1941, muy enfermo, Alfonso de Borbón abdicó sus derechos reales en su hijo Juan, y seis semanas después, el 28 de febrero, murió. Fue enterrado en Roma. La dictadura decretó tres días de luto, y Franco envió una corona al funeral con el mensaje:


    A S. M. el Rey Don Alfonso XIII, Francisco Franco.
    Última edición por Michael; 10/07/2014 a las 18:11
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  8. #8
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Alfonso XIII

    Cita Iniciado por Erasmus Ver mensaje
    ¿Un rey gramsciano?
    Ja, ja, ja, ja... ¡qué ocurrente!


    Cita Iniciado por Luis de Lucena Ver mensaje
    Alfonso XIII era un miserable. Cuentan (esto ya son habladurías, pero conociendo al susodicho no me extrañaría) que cuando le informaron del coste de la repatriación de los españoles caídos en Annual, exclamó: "¡Vaya, qué cara se ha puesto la carne de gallina!". Como digo no tengo constancia de la certeza de esta frase que se le atribuye, a mí me la transmitió un historiador.
    Si eso fuera cierto, además de gramsciano (como genialmente ha dicho el compañero Erasmus), este pájaro era un canalla despreciable. Además de un cobarde, como la historia ya demostró en su día.
    Última edición por jasarhez; 10/07/2014 a las 23:34

  9. #9
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Alfonso XIII



    Mercedes Salisachs califica al rey Alfonso XIII de "enfermo sexual" | Edición impresa | EL PAÍS

    Mercedes Salisachs califica al rey Alfonso XIII de "enfermo sexual"
    • La escritora de 93 años publica una biografía novelada de la reina Victoria Eugenia



    Mercedes Salisachs (Barcelona, 1916), en un hotel madrileño durante la entrevista. / ÁLVARO GARCÍA

    Cualquiera que hable con Mercedes Salisachs comprobará que, a sus 93 años, conserva un aspecto admirable y una inteligencia portentosa. "Es cierto que la cabeza y el corazón me siguen funcionando bien", reconoce esta escritora catalana, con una prolífica trayectoria literaria y numerosos premios a sus espaldas. La última distinción lograda es el Premio de Novela Histórica Alfonso X el Sabio por su libro "Goodbye España" (Ediciones Martínez Roca), una biografía novelada en primera persona, que acaba de publicar, sobre la reina Victoria Eugenia (Balmoral, Escocia, 1887-Lausana, Suiza, 1969), esposa de Alfonso XIII.

    Monárquica confesa y, al mismo tiempo, demócrata y liberal, Salisachs sufrió los rigores de la censura durante la dictadura franquista. En cualquier caso, su gran admiración por la llamada reina inglesa se halla en el origen de este libro narrado como un flash-back a partir del bautizo del príncipe Felipe, su bisnieto, en 1968.

    A partir de los recuerdos que ese acontecimiento suscitó en Victoria Eugenia, ausente de España desde la proclamación de la República en 1931, se teje la trama de la novela. "No cabe duda", señala la elegante escritora, "que el pueblo amaba a la reina Victoria Eugenia y, en cambio, la nobleza, una aristocracia muy conservadora y provinciana, la detestaba por guapa, por extranjera y por culta. Hizo mucho por España y la gente lo sabía. Fue una mujer admirable y extraordinaria que se convirtió al catolicismo antes de su matrimonio".

    Mercedes Salisachs optó por escribir en primera persona porque le apetecía contar la vida de la reina en una novela más que en una biografía convencional. "No obstante", explica, "el 90% de los hechos narrados son verídicos y sólo me he permitido fabular o imaginar situaciones en el 10% restante". Durante cerca de tres años, la escritora ha trabajado todos los días en Goodbye España, ha leído multitud de libros y documentos sobre la época e incluso ha hablado con descendientes de personas que conocieron y trataron a la reina. Esa labor de investigación le ha permitido utilizar la voz de la reina consorte con conocimiento de causa.

    A lo largo de las páginas de la novela se pone de relieve, una vez más, el carácter mujeriego y frívolo de Alfonso XIII, al que Mercedes Salisachs califica de auténtico "enfermo sexual". "De todos modos", declara la novelista, "Victoria Eugenia nunca afeó la conducta de su marido en público, al menos, en los años en que reinaron juntos. El rey se enamoró de ella perdidamente, pero los enamoramientos de Alfonso XIII duraban poco. Después de unos años de exilio, entre 1936 y 1941 vivieron separados. Pero mientras fueron reyes, ella observó una actitud ejemplar, pese a que Alfonso XIII llegó a mantener una familia paralela con la actriz Carmen Ruiz Moragas y los dos hijos nacidos de esa unión".

    Obligado a abandonar el trono tras el triunfo electoral republicano en abril de 1931, Alfonso XIII partió solo al destierro, por razones de seguridad, desde el puerto de Cartagena mientras Victoria Eugenia salió de España hacia Biarritz. Según relata Salisachs, "el viaje se realizó en unas condiciones horribles". "Ahora bien", añade esta anciana despierta y risueña, con el aire inconfundible de una burguesa bien educada, "las autoridades republicanas, con Niceto Alcalá Zamora a la cabeza, mantuvieron su palabra de que nada les pasaría ni a la reina ni a sus hijos". En defensa de su biografiada, la escritora catalana subraya que Victoria Eugenia ignoraba que padeciera hemofilia, una enfermedad que transmitió a dos de sus seis hijos. "Cuando ella se casó con Alfonso XIII, en 1906, era una dolencia no diagnosticada, si bien luego se supo que dos hermanos de Victoria Eugenia eran hemofílicos", aclara.

    Considerada una maestra de la narrativa y una autora popular, Salisachs no soporta las novelas aburridas. "Una narración", afirma tras cinco décadas de experiencia literaria, "tiene que enganchar al lector y mantenerlo en vilo con un relato bien construido. Releo, una y otra vez, hasta que encuentro el ritmo que yo deseo y no me canso de escribir. Escribiré mientras pueda".



  10. #10
    Avatar de ReynoDeGranada
    ReynoDeGranada está desconectado 𝔄𝔱𝔥𝔞𝔩 𝔚𝔞𝔯𝔡
    Fecha de ingreso
    13 feb, 14
    Ubicación
    Jerez de la Frontera
    Mensajes
    1,133
    Post Thanks / Like

    Re: Alfonso XIII

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    ALFONSO XIII, ese golfo que fue rey



    EL BORBÓN CALAVERA Y VIVIDOR





    Alfonso XIII financió el precedente del cine de suecas de José Frade y tuvo cinco hijos bastardos.

    “La biografía de don Alfonso XIII está todavía oscurecida por la pasión”

    -FERNANDO DÍAZ-PLAJA-

    Alfonso XIII fue rey borbón, fumador y putero que hacía trampas en las apuestas de los galgos y tenía halitosis y el barman Emile del Hotel París de Montecarlo le puso su nombre a un cóctel hecho con ginebra y dubonet. Alfonso XIII financió pelis porno con putas del barrio chino de Barcelona que eran medio pandorgas y bigotudas y fue buen tirador de pichón y de pájara. Por lo demás, era prognato, su labio inferior obedecía a la gravedad, le barruntaba el hocico y tendía a perder dientes. Lo que le gustaba era hacer bastardos con las suripantas, jugar mal al bridge y ponerse uniformes de coracero como si fuera el káiser Guillermo mandando tropas en una guerra bonita y colonial. Alfonso XIII tuvo su guerra colonial en el moro, pero no le salió bonita porque se le llenó de muertos capaos y se la protestaron en casa y cuando los quintos morían en los blocaos del Rif él estaba en las playas de Deauville, jodiendo modistas. Apreció, sin embargo, que le dijeran el Africano, como a Escipión, igual porque le pareció postizo de reconquista en comparación con el Piernitas, que era como le llamaba el popular por enclenque. Su madre María Cristina, que te quiere gobernar, le decía Bubi, que tampoco es nombre de Miura. Alfonso XIII intuyó, en cambio, la campechanía borbónica y pensó que reinar era bajar al castizo, comerse un cocido con un simple y contarle dos chistes verdes, pero juraba la constitución por la mañana y por la tarde consentía la dictadura de Primo de Rivera. Al rey Manuel II de Portugal le aconsejó salir en los ecos de sociedad y meterse a sus súbditos en el bolsillo porque “en nuestros reinos no se reina por la tradición, sino por la simpatía y los actos personales del soberano”. Alfonso XIII fue simpático de oficio, pero sus actos personales eran los de un señorito un poco calavera que salía de noche al cañí a rendir una juerga de peleón y putas y esencialmente se conducía con el sentido de la superioridad natural de quien ha sido rey desde la niñez. Gregorio Marañón dijo que era un botarate educado entre faldas y sotanas y le vio hacer apuestas de mil duros por disparo en el tiro al pichón. Una tarde ganó sesenta mil pesetas porque no era mal tirador y en una cacería en Santa Cruz de Mudela, en Ciudad Real, cobró 450 perdices, 130 conejos y 40 liebres.


    Alfonso XIII fue a buscarse novia al extranjero y le arreglaron una cita con la princesa Patricia de Connaught, que le rechazó por feo (según el historiador Juan Balansó) y porque le apestaba el pico a retrete por la halitosis y el rey se trajo a casa a Victoria Eugenia de Battenberg de trofeo de consolación, que era pechugona y rubia. La casó y le atinó siete aciertos que culminaron con irregular suerte y casi no perpetuó la estirpe porque le salieron dos hijos hemofílicos y uno sordo, pero enseguida le perdió el interés y se puso a merendar fuera de casa. Dejó preñadas a dos institutrices de los infantes, una de ellas era escocesa y sabía tocar el piano, y tuvo dos hijos con la actriz Carmen Ruiz Moragas y otro con Mélanie de Vilmorin que cuando creció se hizo botánico. Carmen Ruiz Moragas debutó en el María Guerrero y estuvo casada seis meses con el torero Rodolfo Gaona, el Califa de León, y el rey le puso un chalet en la avenida del Valle. La leyenda quiere que cuando murió en 1936 de cáncer de útero, se untó los labios de canela y el rey se los besó como el príncipe necrófilo de la Bella Durmiente, pero para entonces ya estaba casada con el periodista comunista Juan Chabás y se había hecho republicana. El rey brioso adornó su lista de queridas con abundamiento y pudo presumir entretenimientos con Celia Gámez y con la Bella Otero, con la marquesa de Craymayel, con Beatriz de Sajonia-Coburgo, con la viuda del duque de Fernán-Núñez y con la bailarina Carmen de Faya, que en un concurso hípico en San Sebastián le regaló sus zapatos de raso en un arranque de fetichismo y él le devolvió flores. Cuando se iba de putas usaba el nombre de Monsieur Lamy y le gustaban merinas y a medio lavar y encomendó al conde de Romanones la misión de encargarles a los hermanos Baños, propietarios de la productora Royal Films, el rodaje de pelis porno con rameras del barrio chino de Barcelona que salían enseñando los parruses selváticos y sin peinar y tocándole la flauta a un cura. El clero debió apreciarlas, en todo caso, porque tres de ellas (las películas, no las golfas) aparecieron sesenta años después en el monasterio de Moncada y hoy se conservan en la Filmoteca Valenciana.

    En 1929 se mezcló en un asunto feo de galgos y mangantes y engordó la cartera con sus acciones de la sociedad la Liebre Mecánica, que recibía los réditos de las apuestas de las carreras de galgos organizadas por el Club Deportivo Galguero Español, una sociedad sin ánimo de lucro cuyos beneficios debían ir al fomento del galgo español y a la beneficencia en vez de al bolsillo de los jetas.

    Cuando se proclamó la República en 1931, el rey quemó su colección de fotos de chavalas en cueros, dejó a la familia en la cama, recibiendo pedradas y guardada por veinticinco alabarderos, y se escapó del Palacio Real por una puerta de retaguardia que daba al Campo del Moro. Se montó en un Hispano Suiza y llegó a Cartagena, se embarcó en el “Príncipe Alfonso”, al mando del capitán Manuel Fernández Piña, y puso rumbo a Marsella, donde llegó a las tres de la mañana y se quejó de que estuviesen cerradas las casas de putas. Valle Inclán dijo que el pueblo le echó por ladrón. Alfonso XIII hizo un exilio decadente de hoteles, casinos, safaris en Sudán y viajes a Hollywood con Douglas Fairbanks, al que le pidió que le presentase a Fatty Arbuckle, su cómico favorito, y cuando le dijo que no era una compañía conveniente desde que se le había muerto una corista de una peritonitis provocada por la introducción de una botella de champán por la escotilla, le contestó que eso le podía haber pasado a cualquiera. Encontró que el exilio engordaba y la libertad le pareció una lata porque tenía que bajar a por el periódico. Se compró un Bugatti y lo guiaba a ciento veinte por hora y en Viena mató a un peatón y se apostaba cien libras por mano en las mesas de Deauville jugando al chemin, una variante del bacarrá. Murió el 28 de febrero de 1941 en el Gran Hotel de Roma, de una angina de pecho, atendido por el doctor Frugoni y por sor Inés, una monja navarra del valle de Echauri, abrazado al manto de la Virgen del Pilar y diciendo según unos: “¡Dios mío, España!”, y según otros pidiendo agua fría. Baroja le encontró esencialmente cursi y dijo que tenía los gustos de un señorito de la burguesía y que sus andanzas de colchón no tenían mérito porque eran facilísimas por su posición de sultán, y que “anduvo con una cupletista tonta que en Cuba, según dicen, estuvo liada hasta con los negros”. La inclusión de los negros cimarrones en la ecuación de don Pío igual le confundió y tenía en la cabeza al príncipe Alfonso de Borbón y Battenberg, el primogénito del rey, que renunció a sus derechos sucesorios para casarse con la cubana Edelmira Sampedro, que le decían la Puchunga, de la que se divorció para reincidir en el Caribe y volverse a casar con la modelo Marta Rocafort, natural de La Havana, con la que solo duró seis meses. Don Alfonso se consoló en Miami con una cigarrera de un boliche de alterne que se llamaba Mildred Gaydon y le decían la Alegre y a la que pidió casorio que no llegó a celebrar porque se mató, el pobre, estampándose en coche contra una cabina.

    MARTÍN OLMOS




    Retratos de la Historia: ALFONSO XIII, ese golfo que fue rey
    «¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿no nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España; es la historia de España.»
    𝕽𝖆𝖒𝖎𝖗𝖔 𝕷𝖊𝖉𝖊𝖘𝖒𝖆 𝕽𝖆𝖒𝖔𝖘

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Pope Leo XIII's Message to America.
    Por Annuit Coeptis en el foro English
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 14/03/2013, 19:15
  2. León XIII y el descubrimento de América
    Por Hyeronimus en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 29/07/2011, 04:45
  3. Alfonso XIII, ese franquista
    Por Mefistofeles en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 22/12/2010, 18:40
  4. Partido Socialista Monárquico Obrero Alfonso XIII
    Por Juan del Águila en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 01/02/2009, 12:26
  5. León XIII y su calamitoso Ralliement político
    Por Gothico en el foro Religión
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 14/08/2007, 23:34

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •