Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 8 de 8
Honores1Víctor
  • 1 Mensaje de ALACRAN

Tema: El comunismo (KGB soviética, Tricontinental cubana): raíz del terrorismo mundial

  1. #1
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,057
    Post Thanks / Like

    El comunismo (KGB soviética, Tricontinental cubana): raíz del terrorismo mundial

    Es un tema silenciado desde el hundimiento del comunismo tras la caída del Muro de Berlín y de la Unión Soviética; como si nunca hubiera existido tal violencia: el marxismo derrotado bajo la figura del comunismo se ha reciclado a defender derechos humanos, minorías perseguidas , etc. y miran hacia otro lado si se saca el tema. Así, para ellos el hoy encarcelado criminal terrorista "Carlos" es un simple "revolucionario" e incluso hasta casi víctima del culpable "fascismo represor" francés. Puede consultarse la Wikipedia (marxista) española para comprobarlo o cualquier página izquierdosa.

    Aquí se da una panorámica de la feroz ola de terrorismo que padeció todo el mundo (pero Europa especialmente), a fines de los 60, década de los 70, y principios de los 80 por numerosas organizaciones terroristas y de signo izquierdista, todas interconectadas entre sí y sostenidas por la KGB soviética y la Cuba castrista: destacan la OLP palestina, el “Ejército rojo unido japonés", la banda alemana de "Baader-Meinhof", el IRA irlandés, montoneros argentinos, la “Vanguardia popular revolucionaria” brasileña, el MIR chileno, el M-19 colombiano, los sandinistas nicaragüenses, los tupamaros uruguayos, las “Brigadas Rojas” italianas, la ETA vasca en España, etc. y todas, directa o indirectamente al servicio de la causa comunista soviética en el mundo. A bombazo limpio y a ametrallamientos un día sí y otro también por entonces. ¡Qué pronto se olvida todo!

    Es importante situarse en aquella época del fin de la Guerra Fría, no con la Rusia actual sino con la URSS, la Unión Soviética (que englobaba las repúblicas bálticas, Bielorrusia, Ucrania, Armenia, estados de Asia central)...y sus países satélites de Europa Oriental (Polonia, Checoslovaquia, Hungría, Rumanía, entonces comunistas), y especialmente el caso de Alemania de entonces dividida en dos; la República Federal Alemana (RFA, Alemania Occidental, capitalista), y la República Democrática Alemana (RDA, Alemania Oriental, comunista). La misma división se daba entre Berlín Occidental (capitalista) y Berlín Oriental (comunista).

    Asimismo en ese entorno de terror es significativa la aparición y actuación del terrorista venezolano Illich Ramírez, "Carlos", al servicio indistintamente de aquellas causas y grupos revolucionarios en cualquier país.

    (Tomado del libro “Victoria sin Guerra” de Hans von Huyn, ed. Santiago de Chile, 1987)

    Última edición por ALACRAN; Hace 3 semanas a las 01:41
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  2. #2
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,057
    Post Thanks / Like

    Re: El comunismo (KGB soviética, Tricontinental cubana): raíz del terrorismo mundial

    (…) LA INTERNACIONAL DEL TERROR

    El 3 de enero de 1966 se reúne en el hotel Habana Libre, el antiguo hotel Hilton de la capital cubana, la Primera Conferencia de Solidaridad de los pueblos del África, Asia y Latinoamérica, que después fue más conocida con el nombre de “Conferencia Tricontinental” y que marcó un hito en el comienzo de la cooperación del terrorismo internacional. Por un periodo de diez días se reúnen 513 participantes de 83 países del mundo. El huésped formal es Fidel Castro, pero el verdadero iniciador y motor de la conferencia es la Unión Soviética. Bajo la dirección de Sharafrashidov, miembro del Comité central del partido comunista de Uzbekistán, llegan a la capital cubana 42 expertos soviéticos en los campos de la subversión, el terrorismo, la propaganda y la influencia sobre los medios de comunicación a esta primera conferencia universal de coordinación del terrorismo internacional. Entre los participantes se encuentran representantes de organizaciones terroristas comunistas de Vietnam del Sur, Laos y Camboya, de Yemen del Sur y de la Somalia francesa, Angola, Mozambique y Rhodesia, del Senegal y del Africa Sudoccidental/Namibia, de Martinica y Guadalupe, de las Guayanas francesa y británica, de Nicaragua, El Salvador y Guatemala.

    La delegación chilena es dirigida por Salvador Allende. La delegación francesa viene al mando de Léon Feix, miembro del politburó del partido comunista francés, al que también pertenece Régis Débray. Los palestinos también están representados: junto al jefe del PFLP extremista (Fuerzas populares de liberación de Palestina) Georges Habash se encuentra una serie de estrechos colaboradores de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) de Yassir Arafat. Parafraseando libremente a Marx, el lema de la conferencia podría haber sido el siguiente: “Terroristas de todos los países, uníos”.

    La conferencia tiene el objetivo de poner en movimiento una estrategia global para la revolución mundial. En su discurso de bienvenida, Fidel Castro exclama: “Ustedes forman la asamblea más grande de revolucionarios que jamás se haya reunido”. En la Conferencia Tricontinental de La Habana, el partido comunista de la Unión Soviética y la KGB, fuera de grupos comunistas ortodoxos fieles a la línea de Moscú, también logran comprometer en su afán de hacer la revolución mundial a terroristas trostskistas y a otros marxistas.

    En esta conferencia de La Habana, cuatro comisiones comienzan su trabajo: primero, la comisión política, cuya tarea consiste en planificar la lucha revolucionaria en los tres continentes y de promoverla con el fin de crear “dos, tres y más Vietnam”, especialmente en Angola, Mozambique, Rhodesia, Sudáfrica, África sudoccidental, en el Cuerno de África y en Yemen, en Palestina, en Laos, Camboya y Corea del Sur, como también en la provincia indonesia de Kalimantan del Norte e igualmente en Centroamérica. Especialmente en Venezuela, Guatemala, Panamá, Colombia y también en Perú. En segundo lugar, está la comisión de propaganda, cuya tarea consiste en la intensificación y coordinación mundial de la “propaganda antiimperialista”. En tercer lugar, tenemos la comisión socia-económico-cultural, que se encarga de generar relaciones más estrechas en todos los campos entre los países destinatarios de los tres continentes por una parte y el bloque soviético, por la otra. En cuarto lugar, está la comisión para la organización y el planeamiento, que habrá de asegurar la coordinación y el control de las acciones revolucionarias y terroristas en todo el mundo.

    Para poder continuar estos trabajos sin interrupción, en la Conferencia de la Habana se funda la OSPAAAL (Organización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina), la cual cuenta con secretariado permanente en La Habana bajo la dirección del secretario general Osmany Cienfuegos Gorriarán, antiguo comunista fiel a Moscú y bien probado en el comité central del partido comunista de Cuba.

    Además, se decide la creación de campamentos de adiestramiento para terroristas. Ya en octubre del mismo año de 1966 se inauguran en Cuba los diez primeros campamentos para la formación de terroristas bajo la dirección superior del coronel soviético de la KGB Vadim Kopshergin. Allí se forman desde un principio los terroristas, no sólo para actuar en África, América latina y Asia, sino también en Europa.

    Otro resultado de la Conferencia tricontinental de terroristas en La Habana, promovida por la Unión Soviética, es la organización de una campaña universal de protesta y propaganda contra el compromiso americano en Vietnam. Aquí, la OSPAAAL también colabora estrechamente con la organización frontal comunista bien probada del Consejo Mundial de la Paz, ( https://es.wikipedia.org/wiki/Consejo_Mundial_de_la_Paz ) fuera de otras entidades. Su acción tiene un éxito sin precedentes en todo el mundo, especialmente en los propios Estados Unidos. Se fundan cientos de organizaciones internacionales y nacionales en casi todos los países del mundo libre y se aprovechan para lograr el objetivo perseguido por Moscú. Por primera vez, Moscú prueba con éxito en todo el mundo cómo una sociedad abierta y libre puede ser penetrada y aprovechada por una fabricación coordinada de corrientes de opinión. Las conferencias internacionales para lograr esta meta son organizadas por Moscú y sus cómplices en todas partes del mundo, desde Estocolmo hasta Vancouver.

    En junio de 1971, el Comité de seguridad del Estado de la Cámara de Representantes de EE. UU. sostiene que se puede probar “la colaboración significativa del “National Mobilization Committee to end the war in Vietnam” (Comité Nacional de Movilización para poner término a la guerra de Vietnam”), como también de su sucesor, el “New Mobilization Committee” (New Mobe: Nuevo Comité de Movilización) y el “People’s Coalition for Peace and Justice” CPJ (Coalición del Pueblo para la Paz y la Justicia), con el Consejo Mundial de la Paz.

    El 14 de noviembre de 1968, el ministro del Interior francés Raymond Marcellin declara ante la Asamblea nacional: “Todas las demostraciones por Vietnam que sirvieron de pretexto para crear un clima revolucionario en Berlín, París, Roma y Londres han sido apoyadas, por no decir orquestadas, por el Comité de ayuda tricontinental para Vietnam, que dispone de un fondo de solidaridad internacional y que tiene su sede en La Habana”.

    Desde la conferencia de La Habana, frecuentemente se realizan reuniones más o menos bien camufladas de las organizaciones terroristas internacionales. Por ejemplo, en febrero de 1977 en Lisboa. Aquí participan también el IRA irlandés y una serie de otros grupos terroristas especialmente de África. El organizador de la conferencia es el partido comunista de Portugal, fiel a la línea de Moscú.

    Aproximadamente 2.500 agentes de la KGB en Europa occidental se dedican exclusivamente al apoyo y asesoramiento de grupos terroristas. 500 de ellos se encuentran en Francia, 300, en Italia, 200, solamente en Austria. Una de sus tareas principales consiste en asegurar el abastecimiento de armas a las organizaciones terroristas. Dentro de este cuadro, últimamente tratan ante todo de poner a disposición de los terroristas, armas que no sean de procedencia soviética.

    Fuera de los propios campamentos de adiestramiento soviéticos y de los de Corea del Norte, Cuba, Estados africanos y del Cercano Oriente, la KGB también emplea instalaciones de entrenamiento de los satélites de Europa oriental para la formación de terroristas. En la medida en que los instructores de terrorismo del Ejército popular nacional (de la comunista República Democrática Alemana) no están ya trabajando en Yemen del Sur y en Mozambique, también adiestran a los terroristas dentro del territorio propio de los potentados del S.E.D. [Partido Socialista Unificado de la comunista República Democrática Alemana]. Un ejemplo es el campamento de Finsterwalde. A principios de 1976, la KGB ha trasladado a Budapest (Hungría) una nueva oficina principal propia de la OLP palestina, cuya misión primordial consiste en hacer entrar agentes clandestinamente en Europa occidental. Más o menos en el mismo tiempo, la KGB ha fundado en Rumanía, al norte de Bucarest, un sitio de adiestramiento para terroristas destinados especialmente para actuar contra los países de lenguas neolatinas: Italia, España y Portugal. Cuando a fines de 1975, una máquina del tipo TU 154 de la línea aérea húngara “Malev” se precipita a tierra cerca de Beirut (Líbano), mueren sus ochenta pasajeros. La lista de estas víctimas del accidente no se publica por razones de seguridad, ya que se trataba de terroristas palestinos formados en Hungría en el antiguo colegio católico “Manreza” y que se habían hospedado en el hotel “Budapest”.

    Ver:
    https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Accidentes_e_incidentes_notables_en_la_aviaci%C3%B3n_civil

    30 de septiembre: El vuelo 240 era un avión Tupolev Tu-154 jet trimotor de Malév Hungarian Airlines, el cual volaba de Budapest, Hungría hacia Beirut, Líbano en viaje regular cuando se estrelló cerca de la frontera de Líbano. Los 50 pasajeros y 10 miembros de la tripulación, murieron. No se informó cual fue la causa del accidente y nunca fue revelado a la luz pública. En años recientes, los rumores persisten que el avión fue derribado desde tierra, porque llevaba armas para algún grupo árabe, o sospechaban que viajaban miembros de la PLO (siglas en inglés de la Organización para la liberación de Palestina. (esta información nunca fue confirmada).

    Berlín del Este (comunista) también desempeña diferentes funciones, no sólo como estación de apoyo y entrenamiento sino como punto de contacto y reabastecimiento. El comité central del S. E. D. [Partido Socialista Unificado de Alemania] también edita una publicación titulada “Der Kämpfer” (“El Luchador”) en que aparece una columna con el título de “Enemigos mortales del pueblo en los mandos del poder de la República Federal de Alemania”. Estos “enemigos mortales” se publican siempre con su fotografía para reconocerlos. En una columna especial están consignadas las instrucciones para su tratamiento, como por ejemplo: “¡Retirar!, “¡Hacer desaparecer!”, “¡Neutralizar!” o “¡Eliminar!”.

    Los servicios de correo entre los terroristas de la República Federal de Alemania y el Cercano Oriente pasan principalmente por Berlín Oriental. Los terroristas activos en Francia también fueron trasladados por primera vez en 1973 en aviones soviéticos de la línea Aeroflot desde el Cercano Oriente a Alemania Oriental, fueron entrenados allí y luego introducidos clandestinamente a Francia y a otros países de Europa Occidental.

    Ante la opinión pública mundial, la Unión Soviética, naturalmente, condena el terrorismo, en especial los secuestros de aviones. Hace esto porque ella misma debe preocuparse de que tal cosa no encuentre imitadores en su propio país, entre las personas que buscan el camino hacia la libertad. Cuando Berlín Oriental ofrece sus “buenos servicios” –como sucedió, por ejemplo, en el caso del secuestro de la aeronave Landshut de la Lufthansa, y por intermedio del general de ejército Heinz Hoffmann, ministro de Defensa de Alemania Oriental, consigue que Yemen del Sur no acoja a los secuestradores del avión- lo hace principalmente para no aumentar, aun más de lo que ya ha sucedido hasta ahora, la mala fama de Yemen del Sur como albergue de terroristas y para no llamar la atención de la opinión pública mundial al hecho de que en el “hinterland” de Adén los miembros del Ejército popular nacional de Berlín Oriental se dedican a adiestrar terroristas comunistas.

    Hoy en día (1984) apenas existe un punto en la Tierra en que la Unión Soviética no apoye o haya apoyado grupos de terroristas: desde América Central hasta Argentina, Brasil y Chile: desde el Sahara hasta Mozambique, Rhodesia, Angola, Africa Sudoccidental y Sudáfrica; desde el Cercano Oriente hasta Malasia, Indonesia y las Filipinas. En vista de que la propia KGB, aparentemente, considera estos manejos como un negocio sucio, le es extremadamente desagradable ser descubierta en esta clase de actividades. Por tal motivo, con preferencia echa mano de cómplices e intermediarios, como también de servicios secretos, bases de apoyo y organizaciones en Estados amigos. Entre éstos, no sólo se cuentan los Estados comunistas satélites de Europa Oriental, incluyendo Rumanía y el Régimen comunista de Alemania oriental, sino también las organizaciones de Palestina, Corea del Norte, Libia, Yemen del Sur, como asimismo, y en medida muy alta, Cuba.

    En una serie de países del bloque oriental (comunista), los terroristas que están allí de paso gozan incluso de protección policial para su propia seguridad. Cuando a veces, sin embargo, se presentan situaciones tan embarazosas como la que ocurrió en junio de 1978, en que un funcionario ejecutivo alemán [occidental] descubrió en la playa búlgara del Mar Negro a terroristas públicamente buscados, entonces se permite su detención y entrega o extradición para no exponerse en todo el mundo al reproche de la complicidad. (…)

    Después de que, a principios de la década de los 70, los soviets pierden su posición en Egipto, Moscú refuerza masivamente la colaboración con la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y sus filiales, para emplear el terrorismo árabe en la consecución de sus propios fines en el Cercano Oriente, pero también en todo el mundo. Ya a fines de los años 60, Arafat visita Moscú. Desde esa fecha, los terroristas de la OLP son instruidos y equipados por la Unión Soviética. Pocos años más tarde, la Unión Soviética, después de contactos crecientes y cada vez más estrechos con Arafat, reconoce a la OLP como “movimiento nacional de liberación”. En 1974, el Kremlin aprovecha la organización palestina como instrumento para ejercer influencia directa en el Cercano oriente. En agosto, se abre una oficina oficial de la OLP.

    Desde entonces se adiestra a terroristas en diferentes partes de la Unión Soviética, en la Alemania Oriental (RDA), en Corea del Norte, en Bulgaria, en Hungría y en Cuba, así como en Rumanía y en el Cercano Oriente. Uno de los campamentos centrales de adiestramiento se encuentra en Simferopol, en la península de Crimea. Junto al adoctrinamiento ideológico y la instrucción militar, especialmente lucha cuerpo a cuerpo, atentados con explosivos y similares, también se les adiestra en procurarse noticias secretas, en el arte de cifrar y en la técnica de informaciones. Las armas generalmente se envían al Cercano oriente por barco, y con frecuencia a través de Bulgaria. Las acciones terroristas contra la República Federal de Alemania se realizan por principio en concordancia con la directiva del SED (Partido Comunista de la RDA). En Alemania Oriental son adiestrados en cursos especiales para terroristas, tanto pilotos de aviones como hombres-rana. También trabajan instructores competentes del servicio de seguridad en los Estados del Cercano Oriente y africanos, en donde están destacados “asesores” del servicio de seguridad del Estado o del Ejército popular nacional.

    Así, por ejemplo, en el territorio del Líbano dominado por la OLP, especialistas de Berlín Oriental adiestran a los palestinos en manejo de cohetes. En Moscú, los terroristas son instruidos en tácticas guerreras psicológicas, técnicas militares y combate de guerrillas, en el Instituto Lenin, fundado por el Departamento para relaciones internacionales del comité central del PCUS. Para la formación y adoctrinamiento de aquellos terroristas del Tercer Mundo que no son miembros de partidos comunistas, sirve preferentemente la Universidad Lumumba de Moscú. Además de Simferopol, en Bakú, Odessa y Tashkent se mantienen campamentos especiales para adiestramiento de terroristas. Fuera de Cuba y Berlín Oriental, Checoslovaquia, Bulgaria y Hungría y Corea del Norte intervienen activamente en la coordinación soviética mundial del terrorismo. En Corea del Norte no sólo existe una serie de campamentos para la formación de terroristas, que están bajo la dirección superior de la KGB: miles de norcoreanos asesores e instructores de terroristas trabajan hoy en día (1984) en más o menos cuarenta países del mundo. Moscú emplea a los norcoreanos especialmente en África: ya sea en el Congo, en Madagascar, en Libia o en el Chad, en Zimbabwe o en Angola, en todas partes los norcoreanos constituyen una tropa auxiliar confiable de Moscú en la lucha por la revolución mundial...
    Última edición por ALACRAN; Hace 3 semanas a las 22:25
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  3. #3
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,057
    Post Thanks / Like

    Re: El comunismo (KGB soviética, Tricontinental cubana): raíz del terrorismo mundial

    LA “FRACCIÓN DEL EJÉRCITO ROJO” ALEMANA: TERROR AL SERVICIO DE MOSCÚ

    El 24 de mayo de 1967, Rainer Langhans y Fritz Teufel reparten octavillas en Berlín Occidental. En ellos hacen un llamamiento a incendiar comercios de forma premeditada. El modelo es el incendio de unos grandes almacenes [“À L'Innovation”] en Bruselas, [iniciado por manifestantes maoístas y antinorteamericanos], que dos días antes había costado la vida a 253 personas (…) El 2 de abril de 1968, Andreas Baader, Gudrun Enslinn y otros dos cómplices colocan bombas incendiarias en dos grandes almacenes en Frankfort. Son detenidos junto con Thordwall Proll y Horst Söhnlein.

    En el proceso criminal ante el Tribunal Regional de Frankfort, en otoño de 1968, Andreas Baader se defiende, entre otras, con citas de Herbert Marcuse: “… pero yo pienso que para las minorías oprimidas y subyugadas existe un derecho natural a la resistencia, a emplear medios que están fuera de la ley si los medios legales han demostrado ser insuficientes… Cuando emplean la violencia, ellas no comienzan una nueva cadena de actos violentos, sino más bien quiebran los establecidos”. Se les condena a tres años de cárcel a cada uno. El abogado Horst Mahler apela la sentencia. Hasta la notificación del recurso, Andreas Baader y Gudrun Enslinn son nuevamente dejados en libertad. Para acreditar su buena conducta, fundan la “Staffelberger Gruppe” para “educar” a los internos de un reformatorio. En vez de mejorar a los internos, éstos realizan aproximadamente 1.500 actos criminales en pocos meses.
    En el periodo siguiente, se realizan en Berlín Occidental atentados contra un depósito de policía, la sede de la comunidad judía, unos grandes almacenes, así como el palacio junto a la torre de radiocomunicaciones.

    (…)

    El terrorismo de la “Fracción del Ejército Rojo” alemana no sólo tiene sus raíces en Marx y Marcuse, en Lenin y Stalin, sino también en Rosa Luxemburgo, quien declaró: “Con esto no se ha dicho que los actos terroristas individuales sean ahora insignificantes o inútiles. No se trata de alabar el terror en puros superlativos ni de condenarlo, sino de comprender su función correcta y bien definida en la situación actual. El terror naturalmente solo está ligado a una determinada fase de la revolución”.

    En la oposición extraparlamentaria, fomentada por la integrante del partido comunista alemán Ulrike Meinhof, con dinero de Berlin Oriental y apoyo de Moscú, la “Fracción del Ejército Rojo” encuentra el suelo de cultivo para la organización de los grupos terroristas en Alemania Occidental. Aquí también hacen de modelo los grupos terroristas que ya están operando en América Latina y que, como en México, también en otros países de América Central y del Sur son instruidos, guiados y apoyados por la KGB o por Cuba, satélite de Moscú.

    Tienen marcada influencia sobre la “Fracción del Ejército Rojo” los tupamaros uruguayos y el líder terrorista brasileño Carlos Marighella. Ulrike Meinhof designaba ella misma como sus modelos a Fidel Castro, al Che Guevara, al vietnamita Giap y a Marighella. (…)


    Última edición por ALACRAN; Hace 3 semanas a las 21:19
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  4. #4
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,057
    Post Thanks / Like

    Re: El comunismo (KGB soviética, Tricontinental cubana): raíz del terrorismo mundial

    LA KGB, COORDINADORA DEL TERRORISMO EN EUROPA

    El 21 de diciembre de 1975, sesionan en Viena (…) las delegaciones de la OPEP, que es la organización mundial de Estados exportadores de petróleo. Poco antes del mediodía penetran en el edificio seis terroristas y asesinan a un funcionario de seguridad austriaco, a otro iraquí y también a un miembro de la delegación libia asistente. Los terroristas capturan a los jefes de las delegaciones presentes de treces países miembros de la OPEP, entre ellos a diez ministros y sus acompañantes y los mantienen como rehenes. En total son aproximadamente setenta personas, entre las que se encuentra el ministro del Petróleo de Arabia Saudita Ahmed al-Yamani. Horas después del asalto, el comando “Brazo de la revolución árabe” asume la responsabilidad del atentado terrorista. Por exigencia de los terroristas, son llevados junto con sus rehenes en avión a Argelia y a Libia, en donde liberan a sus rehenes. Los terroristas obtienen asilo político en Argelia, cuyo gobierno se niega a identificar a los terroristas.

    En este asalto participan alemanes y palestinos. El jefe del comando terrorista es un venezolano de nombre “Carlos”. Su verdadero nombre es Ilich Ramírez Sánchez. Cuando el padre de “Carlos”, el Dr. José Altagracia Ramírez, se impone del asalto exitoso de su hijo, declara orgulloso. “Mi hijo se ha convertido en un general. Tanto filosófica como políticamente concuerdo en todo con mi hijo”. El Dr. José Altagracia es un comunista convencido y partidario del presidente del prohibido partido comunista venezolano Gustavo Machado. A sus tres hijos los bautiza con los nombres de su ídolo: Ilich, Vladimir y Lenin. Illich nació en 1949. En 1966, su padre lo envía al campamento Matanzas cerca de La Habana en Cuba para su formación política comunista y su adiestramiento en subversión e infiltración. La escuela depende del servicio secreto de Fidel Castro, DGI (Dirección general de Inteligencia) y es conducida por Victor Simonov, coronel de la KGB, quien es el verdadero director del servicio secreto cubano. Ya en 1959, la KGB comienza a hacerse cargo del DGI cubano. En aquel entonces se integra a la KGB, en la embajada soviética en Ciudad de México, Ramiro Valdés Meléndez, quien en 1978 dirigió la misión militar cubana en África. El director de adiestramiento en tácticas de guerrilla y terrorismo es el ecuatoriano Antonio Dages Bouvier, que más adelante comparte un piso con Ilich en Londres.

    Después de que Ilich también aprende ruso en La Habana, se le envía como estudiante a la Universidad Lumumba en Moscú, que la KGB emplea como centro de adiestramiento para revolucionarios y terroristas del Tercer Mundo. Los estudiantes especialmente prometedores de la Universidad Lumumba reciben una formación especial en sabotaje, terrorismo y tácticas bélicas de guerrilla impartidas en campamentos de instrucción en Simferopol, Bakú, Odessa y Tashkent. Ilich recibe una formación especial en manejo de armas de tiro, materiales explosivos, falsificación de documentos, conexiones secretas de informaciones y de habilitar viviendas para planificar acciones.

    Después de abandonar la Unión Soviética, Ilich viaja a Berlín Oriental, donde se encuentra por primera vez con los miembros de la banda Baader-Meinhof. Desde Berlín Oriental, el Ministerio para la Seguridad del Estado, controlado por la KGB, apoya a los miembros de la “Fracción del Ejército Rojo”, como también a otros terroristas alemanes, con dinero, documentos de identidad falsificados, armas y municiones, así como adiestramiento terrorista.

    Tras la liberación de Baader de la cárcel en Berlín Occidental, Ulrike Meinhof sale el 8 de junio de 1970 con el vuelo 730 de la compañía Interflug de Berlín del Este a Beirut, y desde allí se dirige a un campamento de terroristas de la organización palestina PFLP (Fuerzas Populares de Liberación de Palestina). La conexión entre la “Fracción del Ejército Rojo” y la palestina PFLP, como también con otros grupos guerrilleros, es establecida por el servicio de seguridad de Alemania Oriental. (…)

    Por intermediación de la KGB y del Servicio de seguridad del Estado, Andreas Baader, Ulrike Meinhof, Hosrst Mahler, Gudrun Esslin e Ingrid Siepmann reciben formación terrorista especial en un campamento de palestinos cerca de Beirut.

    También Carlos viaja de Berlín a Beirut, en donde conoce al jefe terrorista George Habash y su jefe de operaciones, Dr. Wadi Haddad. Haddad dirige los campamentos de adiestramiento de terroristas en el Líbano, Jordania y Yemen del Sur. Ya en la Universidad Lumumba, en Moscú, “Carlos” había conocido al argelino Mohammed Boudia, quien después de su formación moscovita se convierte en jefe de la red europea de la organización terrorista palestina PFLP. Por orden de la KGB, Boudia no sólo ha preparado una serie de acciones del PFLP contra Israel; también ha coordinado las acciones de diferentes grupos terroristas. El jefe de Boudia es el oficial de la KGB Juri Kotov, experto en asuntos de Cercano Oriente, destinado en las embajadas de su país en Tel Aviv, y más tarde, en Beirut. Según indagaciones de servicios secretos occidentales, Kotov también es el oficial superior de “Carlos”. De Kotov proviene la campaña de desinformación según la cual Carlos, presuntamente, habría sido expulsado de la Universidad Lumumba con el fin de encubrir su actividad terrorista posterior para la Unión Soviética y la KGB.

    Para dar credibilidad a su quiebra con la Universidad Lumumba, “Carlos” comienza estudios en el London School of Economics. Su verdadera misión en Londres, sin embargo, consiste en establecer conexión entre el PFLP palestino y los terroristas irlandeses del IRA (Ejército republicano irlandés) por orden de la KGB. “Carlos” se encuentra regularmente con Boudia en París. En la primavera de 1972, Boudia conoce por intermedio de Habash a Fusako Shigenobu, joven japonesa que trabaja desde principios de 1972 como enfermera en un hospital de refugiados en el Líbano. Ella es la cabeza que dirige el Renko Sekigun, el “Ejército rojo unido”, resultado de la unión de los grupos japoneses “Ejército rojo” y “Consejo de combate contra el acuerdo de seguridad americano-japonés”.

    Tras el ataque terrorista a la villa olímpica en Munich, en septiembre de 1972, por la organización terrorista palestina “Septiembre negro”, era tiempo de que Boudia se marchara. Los comandos antiterroristas del Mossad israelí persiguen a los terroristas en toda Europa. La primera víctima Wadal Abdel Zwaiter, jefe de “Septiembre Negro” en Italia. Poco después “Carlos” asesina a Khader Kano, periodista sirio que, como espía doble, se encuentra bajo la sospecha de tener contactos con israelíes en Bélgica. Como réplica, el lugarteniente de Boudia, Mahmoud Hamshari, perece por una bomba. Así, “Carlos” pasa a ser lugarteniente de Boudia.

    El 28 de junio de 1973, Boudia fallece en París, cuando salía del piso de una de sus muchas amigas, al estallar una bomba colocada bajo su coche por el Mossad israelí. Entonces la PFLP nombra a “Carlos” sucesor de Boudia, y Juri Kotov, en nombre de la KGB, le encomienda la misión de coordinar toda la escena europea-occidental del terrorismo.

    En recuerdo a su predecesor, “Carlos” pide a Habash crear un grupo con el nombre de Boudia. Habash consiente, pero exige a “Carlos” que se ocupe de su financiación. Con ese objeto, “Carlos” se dirige al jefe de Estado libio, Ghaddafi, que ya apoya la organización “Septiembre negro”. Su principal depósito de armas se encuentra en el subterráneo de la embajada libia en Bonn. Según declaración de un terrorista palestino, medio Bonn explotaría si alguien encendiera descuidadamente un fósforo en el subterráneo de dicha embajada.

    Una de las primeras misiones de coordinación de la escena terrorista en Europa occidental que “Carlos” realiza para la KGB, es la organización de la sucursal parisina del “Ejército rojo” japonés, cuyo jefe el profesor Takahashi Taketomo recibe sus instrucciones directamente de Fusako Shigenobu, desde Beirut...
    Última edición por ALACRAN; Hace 3 semanas a las 21:27
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  5. #5
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,057
    Post Thanks / Like

    Re: El comunismo (KGB soviética, Tricontinental cubana): raíz del terrorismo mundial

    BEIRUT (LÍBANO) : LA CENTRAL DEL TERROR

    En septiembre de 1973, Yun Nishikawa es juramentado en Beirut como miembro del “Ejército rojo unido” japonés. En Beirut se encuentra la central de los terroristas japoneses para el mundo occidental. Beirut es, además, uno de los centros principales de la red terrorista internacional que abarca todo el mundo.

    El 19 de mayo de 1973 (…) se realiza en Beirut una conferencia internacional de terroristas bajo la conducción del marxista-leninista George Habash. Su principio fundamental reza: “En la era de la revolución de los pueblos oprimidos por el sistema del imperialismo mundial, no pueden existir fronteras geográficas, políticas ni morales para las operaciones del pueblo”. El PFLP de Habash está subordinado a la organización tutelar OLP bajo la conducción de Yasser Arafat. Junto a Habash, Wadia Haddad conduce los comandos terroristas internacionales desde Beirut.

    Las centrales de comando del terrorismo internacional se encuentran en el distrito urbano de Sabra, oeste de Beirut, en las vías de salida hacia el aeropuerto internacional. Estos baluartes del terror con ventanas tapiadas y emplazamientos de artillería y cohetes se han parapetado en medio de una maraña de pequeñas callejuelas y estrechos zocos. Los tres baluartes del terror se llaman “Chatila”, “Burdsh el-Brashne” y “Tell Zataar”; este último se encuentra en la parte oriental de Beirut y fue asaltado en el verano de 1976 por las milicias libanesas cristianas. Después de una revisión detallada de “Tell Zataar”, el servicio de información israelí informa: “Es verdad que la OLP sólo mantiene 15 mil hombres como soldados regulares armados, pero con el tiempo ha llegado a disponer de una infraestructura militar que ha alcanzado el nivel de los ejércitos occidentales. Los presuntos campamentos de refugiados son altos comandos de una calidad tecnológica extraordinaria”. En efecto, en las centrales de comando se encuentran casamatas armadas con todas las instalaciones de comunicaciones, arsenales de armas, depósitos de municiones, hospitales de campaña, centrales de télex y de teléfono, redacciones periodísticas, talleres de impresión y laboratorios fotográficos.

    Las centrales de comando de “Chatila” y “Burdsh el-Brashne” albergan las oficinas centrales del terror. El representante directo de Moscú es Nayif Hawatmeh. El cuartel general de Wadia Haddad se encuentra en “Burdsh el-Brashne”. Desde aquí reciben las órdenes para sus misiones “Carlos” y otros dirigentes del PFLP, los miembros del “Ejército rojo unido” japonés y de la “Fracción del Ejército rojo” alemana. Desde la casamata de comando de Wadia Haddad, un túnel subterráneo lleva directamente a la embajada soviética. Aquí reside el embajador y especialista en terror Sodatov, con sus colaboradores de la KGB. Por aquí pasa el cordón de comando desde la central de la KGB en Moscú a los terroristas palestinos.

    Además del cuartel general del PFLP en “Burdsh el-Brashne, en Beirut, otras centrales de comando de Haddad se encuentran en Adén (Yemen del Sur), en la zona portuaria estrictamente protegida para la flota soviética, al cuidado de Ghaddafi, en una villa de Trípoli (Libia), como también en los suburbios de Bagdad, en Iraq. En los tres lugares hay también residencias más grandes de la KGB, que allí mantiene igualmente estrechos contactos con las centrales de mando del PFLP.

    En 1970, la Unión Soviética ha comenzado sistemáticamente a transformar Beirut en un centro de terroristas. Las armas soviéticas son entregadas a través de Siria. De acuerdo al probado modelo soviético, comienzan los asaltos a los bancos y saqueos en los barrios de hoteles y distritos comerciales de Beirut para financiar el terrorismo. Más armas son llevadas a Beirut por vía marítima, en parte a través de Argelia e Iraq. En el barrio de Karantina se instala un campamento de formación de terroristas. Después del fin de la guerra de Vietnam (1975), también llegan especialistas del terror de Vietnam del Norte como instructores. En estrecha conexión con la central del terror en Beirut, los terroristas también son adiestrados en Iraq, Siria, Argelia y en la Unión Soviética.

    Naturalmente, la infiltración comunista en el Líbano comenzó mucho antes. Desde 1958 se extiende la influencia comunista, en aquel entonces bajo la presión del presidente egipcio Nasser. Las escuelas son contaminadas con el comunismo. Se erige una red de espías, se crean células rojas en el ejército, en la administración pública y en los medios de comunicación social. Desde 1958 a 1978, de cuarenta periódicos libaneses, más o menos las tres cuartas partes están infiltradas por comunistas.

    Todas estas actividades parten de la embajada soviética en Beirut, que se encuentra en el barrio de Sabra. Cerca de la embajada también se halla un hotel estrechamente vigilado por los palestinos, donde descansan los secuestradores (y asesinos) del empresario alemán Hans Martin Schleyer( https://es.wikipedia.org/wiki/Hanns_Martin_Schleyer ) tras su secuestro (1977).

    Desde Beirut, el PFLP no sólo mantiene vínculos estrechos con el “Ejército rojo unido” japonés y la “Fracción del Ejército rojo” alemana, sino igualmente con el IRA irlandés, con organizaciones clandestinas turcas, el “Auxilio Rojo” marxista-leninista de los Países Bajos, terroristas iraníes, el Frente de liberación de Eritrea, como también con otros grupos de diferentes estados latinoamericanos.

    En mayo de 1972, el jefe del PFLP palestino George Habash, de común acuerdo con Yasser Arafat, invita a representantes organizaciones terroristas de todo el mundo al campamento Badawi, cerca de Trípoli (Líbano) para una conferencia de coordinación. En el “Pacto de Badawi” se acuerda una colaboración internacional con división del trabajo entre las organizaciones terroristas de todo el mundo.

    Desde ese momento, el territorio libanés, bajo la conducción de la OLP y sus filiales, se convierte en plataforma giratoria del terrorismo universal. Con el fin de dar instrucción, de coordinar actos de terrorismo comunes, entregar armas y aprovechar infraestructuras comunes, la OLP mantiene estrechos contactos con el “Ejército de liberación popular turco”, el “Ejército rojo unido” japonés y la banda alemana de Baader-Meinhof, el IRA irlandés, el “Auxilio Rojo” marxista-leninista de los Países Bajos, terroristas iraníes, el Frente de liberación de Eritrea, los montoneros argentinos, la “Vanguardia popular revolucionaria” brasileña, el MIR chileno, el M-19 colombiano, los sandinistas nicaragüenses, el MR-13 guatemalteco, movimientos clandestinos de El Salvador, los tupamaros uruguayos, el grupo venezolano de “Carlos”, las “Brigadas Rojas” italianas, la ETA vasca en España, por sólo nombrar las organizaciones terroristas más importantes.

    La OLP, el PLFP y Al Fatah son guiados y abastecidos por los manipuladores de Moscú. Un desertor de la OLP declara en una entrevista televisiva con el periodista canadiense Herb Krosner: “Ya no existe una revolución palestina con objetivos independientes… Al Fatah está hoy día completamente en manos de Moscú. Y no solo eso: a través de Al Fatah, los rusos también ejercen influencia en organizaciones revolucionarias de otras partes del mundo”.

    El periódico de Beirut “Al Safir” informa, el 17 de diciembre de 1981, de una declaración que entregó el director de la oficina de la OLP en Moscú, Mohammed al-Shaer: “Entre la URSS y la OLP hay una coordinación política completa. En el transcurso de una visita de Yasser Arafat a Moscú en 1980, se logró un acuerdo total sobre coordinación en todos los campos de interés común. Entretanto, este acuerdo escrito se ha puesto en práctica, y en cualquier momento en que la revolución palestina tenga un problema, se envía una delegación de alto rango a Moscú para intercambiar opiniones con nuestros amigos soviéticos y para afinar la coordinación”. Representantes de la OLP y del Partido Socialista de Alemania Oriental, ya en agosto de 1973, firman un acuerdo sobre entrega de armas y cuidado de miembros de la OLP en clínicas de Berlín Oriental.

    Cuando en 1982 los israelíes ocupan el sur del Líbano, caen en manos del ejército israelí, en campamentos de la OLP, cajones enteros de documentos sobre colaboración terrorista internacional que en parte son publicados en facsímil en Londres. Entre ellos se encuentran certificados sobre instrucción exitosa por alemanes orientales, en la URSS o en Vietnam. En un campamento cerca de Tiro (Líbano) se halló una agenda sobre nacionalidad y permanencia de grupos terroristas de todo el mundo; así, el 11 de junio llegaban diez hombres de Malawi (África), que el 23 de junio comienzan su curso de aprendizaje en un campamento de la OLP; el 26 de febrero de 1981, los “amigos de El Salvador” tienen su examen final, y el 4 de abril llegaban los “amigos de Haití”. También se indican participantes turcos en los cursos de enseñanza, en un campamento de la OLP entre el 8 de junio y el 4 de julio de 1981.

    Así terroristas alemanes de la “Fracción del Ejército rojo” alemana” son preparados en el campamento de refugiados palestinos Rachidiye, cerca de Tiro (Líbano), para el atentado contra el Comandante en jefe de la OTAN, general Kroesen. Allí no solo son adiestrados por instructores de la OLP, sino también por asesores de Berlín Oriental, en el manejo de cohetes antitanques soviéticos del tipo RPG 7. En declaraciones estándar halladas y que los terroristas palestinos deben firmar tras hacerse cargo de una misión y de habérseles entregado un pasaporte falso, se dice palabra por palabra: “Se solicita al encargado palestino entregar, después de cumplir su misión, una copia de su informe, tanto al Departamento del Cercano Oriente de la OLP como también a la Administración central del Servicio de informaciones soviético”. Los talleres ultramodernos de impresión elaboran pasaportes falsos británicos, franceses y norteamericanos. Estos talleres están instalados en los profundos subterráneos de enormes casamatas de hormigón construidas en Berlín Oriental, donde existen centrales de computación, centrales de informaciones, almacenes de armas y municiones e incluso centros de diversión.

    Otra plataforma giratoria del terrorismo internacional es la Libia de Ghadaffi. Desde 1974 mantiene estrechos contactos con la Unión Soviética y con los servicios secretos del Pacto de Varsovia. Su guardia personal es instruida por expertos de Berlín Oriental. Los enormes almacenes de armas soviéticas en Libia son mantenidos por expertos checoslovacos. Más o menos, cincuenta organizaciones terroristas comunistas son apoyadas económicamente por Ghadaffi. Italianos y turcos, latinoamericanos y japoneses, irlandeses y vascos, tailandeses, etíopes y palestinos son entrenados en un total de veintiún campamentos libios para instrucción de terroristas. Gracias a su riqueza petrolífera, Ghadaffi puede operar en forma más independiente que la OLP y sus filiales. Él también envía por su propia iniciativa y costo comandos asesinos a todo el mundo, que en los últimos años han sido culpables de más de 6 mil víctimas.

    La OLP, en cambio, confiesa abiertamente ser herramienta de la política soviética. En una entrevista con la televisión norteamericana, Zehdi Labib Terzi declara orgulloso: “Para nadie es un secreto: nuestros jóvenes son educados en la Unión Soviética y los soviets nos envían armas automáticas, material explosivo y material de guerra. La OLP es una hija adoptiva de Moscú”...
    Última edición por ALACRAN; Hace 3 semanas a las 21:36
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  6. #6
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,057
    Post Thanks / Like

    Re: El comunismo (KGB soviética, Tricontinental cubana): raíz del terrorismo mundial

    “CARLOS” ENTRA EN ACCIÓN

    Después de que Yun Nishikawa ha pronunciado en septiembre de 1973 su juramento de fidelidad al “Ejército rojo unido” japonés, viaja a Europa pasando por Damasco, Amman, Bagdad y Estambul. A través de Italia, Suiza, Francia e Inglaterra llega a Berlín. Aquí se traslada frecuentemente al sector oriental de la ciudad. En marzo de 1974 vuelve a Beirut y es enviado desde allí a un campo de adiestramiento del PFLP en Yemen del Sur. Nikishawa es instruido en el manejo de armas automáticas, bombas, explosivos, metralletas y cohetes. (…)

    Después de su curso de terrorismo en Yemen del Sur, Nishikawa es instruido en Bagdad en la práctica de secuestro de personas. Después, se dirige a Europa y recibe instrucción de comenzar una acción para liberar a un camarada japonés encarcelado. En Zürich se encuentra con “Carlos”. Allí se elaboran los planes definitivos para el ataque a la embajada francesa en La Haya.

    Con otros dos japoneses, Nishikawa asalta la embajada francesa en los Países Bajos y toma once rehenes (13-IX-1974). Cuando las negociaciones para la liberación quedan estancadas, “Carlos” las apoya con una acción en París: lanza una granada de mano al “Drugstore” cerca de St. Germain-des-Près. Hay dos muertos y treinta y cuatro heridos. “Carlos” exige el cumplimiento inmediato de las condiciones del “Ejército rojo unido” japonés en La Haya. Los terroristas se imponen: Nishikawa y sus dos cómplices, como también Furaia, al que debían liberar, son llevados por avión a Damasco.

    La policía francesa identifica más adelante el detonador de la granada que “Carlos” ha lanzado al “Drugstore”: se trata de una granada del tipo USM 26: pertenece a una serie de setenta y cinco de estas granadas robadas en 1972 con ocasión de un asalto armado de la “Fracción del Ejército rojo” a un depósito de armas norteamericano en Miesau (República Federal de Alemania). “Carlos” ha recibido sus ramas de la pandilla “Baader-Meinhof”.

    Otro terrorista que pertenece al comando parisino de “Carlos” es Moukarbel. Este mantiene contacto estrecho en París con Wilfried Böse, quien luego desaparece en la clandestinidad en París y más tarde (1976) participará en el secuestro del avión de la compañía Airbus en Entebbe (Uganda). Moukarbel es detenido por la policía libanesa en Beirut. Una libreta de apuntes que le es requisada conduce a la policía francesa, mediante la Interpol, sobre la huella de “Carlos”. (…) En París, funcionarios del DST francés se dirigen a la rue Toullier nº 9 donde “Carlos” se encuentra frecuentemente con amigas y camaradas. (…) “Carlos” dispara a los cuatro con una pistola rusa de 7,65 mm. Tres mueren en el acto. “Carlos” desaparece en la noche. (…) Son detenidos la alemana Ulrike Schaz, por su apoyo a terroristas palestinos; Jean Marie Leleu, quien junto con la brasileña Certania Menezes tiene conexiones con el “Ejército de liberación popular” argentino, comunista; como también Luis González Duque, estudiante de medicina venezolano, que pertenece a la organización terrorista comunista venezolana MIR. Además, se constata que “Carlos” y algunas de las muchachas tienen estrechos contactos con tres agentes de la DGI cubana (Dirección General de Inteligencia) que viven camuflados como agregados culturales de la embajada cubana en París. Ellos se dedican a conceder “becas” en París, contratan a terroristas y, a través de una agencia llamada “Voyages pour les Jeunes”, los envían a Cuba para su instrucción terrorista.

    El ministro del Interior francés Michel Poniatowski informa al presidente Valéry Giscard d’Estaing sobre la complicidad de los “diplomáticos” cubanos en el caso “Carlos”. Sin embargo, para evitar un escándalo, se decide no publicar la complicidad de la KGB soviética. En una declaración de prensa, el presidente Giscard dice que el bloque comunista habría convertido a los cubanos en uno de los centros principales de actividades antifrancesas en París. Giscard menciona que “determinados Estados” prestan su apoyo al terrorismo internacional. También indica las estrechas conexiones de las organizaciones terroristas con determinados Estados”.

    Entretanto, " Carlos" ha huido, aparentemente pasando por Madrid y Argelia, a Trípoli, donde encuentra asilo en una villa bajo la protección de la policía libia. Recién el 19 de diciembre de 1975 llega a Viena para perpetrar un atentado en la Conferencia de Ministros de la OPEP. (…Ver inicio del hilo)

    En marzo de 1982, el gobierno francés recibe una carta amenazante de “Carlos”. Exige la liberación de dos compañeros de armas. En caso contrario, dice que habrá que contar con atentados. Cuando el tribunal de París condena a los acusados a una pena de prisión, inmediatamente estalla una serie de atentados en Francia. En un atentado a la “Maison de France” en Berlín, aparentemente organizado por “Carlos” muere un hombre y veinticinco visitantes son heridos. “Carlos” trata de realizar acciones conjuntas con militantes alemanes contrarios a la OTAN. Sin embargo, la policía alemana había requisado doce depósitos de armas y material bélico de la “Fracción del Ejército rojo” desde Hamburgo hasta Suabia.

    En una carta dirigida a la embajada alemana en Yida (Arabia Saudí), “Carlos” amenaza en 1983 con asesinar al ministro del Interior de Alemania Federal, Dr. Friedrich Zimmermann para el caso de que se someta a proceso a la ex miembro de la banda Baader-Meinhof, Gabriele Kröcher-Tiedemann. A principios de enero de 1984, llega otra carta de “Carlos” a la oficina de Berlín de la agencia francesa France Press. En esta carta. Él y la “Organización de la lucha árabe armada” se responsabilizan por los atentados contra el tren expreso de alta velocidad París-Marsella, a la estación de ferrocarriles de Marsella, como también al Instituto de Cultura francés en Trípoli (varios muertos y heridos)...
    Última edición por ALACRAN; Hace 3 semanas a las 22:03
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  7. #7
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,057
    Post Thanks / Like

    Re: El comunismo (KGB soviética, Tricontinental cubana): raíz del terrorismo mundial

    LAS BRIGADAS ROJAS DE ITALIA

    Tal como en el caso de “Carlos”, así también el millonario editor italiano Giangiacomo Feltrinelli (m. 1972) es una de las figuras claves de la escena terrorista internacional. A esto se agrega que ha financiado toda una serie de organizaciones y acciones de terror. En Italia apoya la “Lotta Continua” (Lucha continua) y en Alemania, a la Fracción del Ejército Rojo. A través de un banco en Lugano (Suiza) organiza entregas de armas para los palestinos. Feltrinelli tiene estrechos contactos con terroristas sudamericanos, especialmente en Argentina, Chile y Uruguay. La “Lotta Continua”, apoyada por él, profesa expresamente la violencia como medio esencial para imponer las metas revolucionarias. Los terroristas de la “Lotta Continua” han organizado, especialmente en el norte de Italia, células rojas en empresas industriales. Grupos italianos relacionados con Pekín designan a “Lotta Continua” como “departamento de la KGB”.

    El primer fin de semana de octubre de 1971, Feltrinelli organiza, en el edificio de un colegio de jesuitas en Florencia, un encuentro internacional de terroristas. Dieciséis grupos terroristas diferentes están representados en esta reunión: entre ellos, el IRA de Irlanda, los separatistas vascos y, naturalmente la “Lotta Continua” italiana, el ERP argentino (Ejército Revolucionario del Pueblo) y varios grupos palestinos.

    Por supuesto, Feltrinelli también tiene relaciones con el servicio secreto soviético y con el checoslovaco. Ha realizado varios viajes a Praga bajo nombres falsos. El 30 de mayo de 1971, emprende un viaje a Checoslovaquia con el nombre de Giancarlo Scotti. Como acompañante va el terrorista Augusto Viel, buscado por la policía en Italia por robo con homicidio. Augusto Viel es miembro del grupo de acción de guerrilleros comunistas italianos GAP (Gruppo d’Azione Partisani). En una villa ocupada por la KGB en Praga, donde son alojados Feltrinelli y Viel, se encuentran con camaradas de otros países para una planificación común. El 14 de marzo de 1972, el propio Feltrinelli se hace volar por los aires con ocasión de un atentado a una torre de alta tensión en la región de Milán.

    Junto a “Lotta Continua” y los grupos de acción guerrillera comunista, en Italia también hay otras bandas de terror. Así, principalmente, las “Brigate Rosse”, las “Brigadas Rojas”. Son fundadas en diciembre de 1969, en Milán, por miembros de la oposición extraparlamentaria. Los fundadores son, entre otros, Renato Curcio, Corrado Simioni y Franco Troiano. El 17 de septiembre de 1970 comienzan una serie de atentados con un asalto incendiario al automóvil de un director de la firma Siemens, el Dr. Giuseppe Leoni.

    Renato Curcio, que es detenido por la policía logra huir de la cárcel, recibe adiestramiento como terrorista en un campamento palestino en Siria. Desde 1977, los miembros de las “Brigadas Rojas” también son adiestrados en territorios de Alemania Oriental, ya que, para su entrenamiento han demostrado ser más apropiados que los campamentos palestinos, de Yemen del Sur y de Corea del Norte.

    Tal como en Beirut, México y otras capitales del mundo, también en Roma se encuentran los maquinadores de la escena terrorista en la embajada soviética. Se acusa de estrechos contactos con terroristas al consejero de la embajada Jacob Arcadievich Ostrovsky y al agregado de prensa Leonti Samokhvalov. Especialmente en Italia, la KGB emplea en la escena de los terroristas un método especial de desinformación: para fomentar la infiltración comunista en los ámbitos de la vida pública y para en ningún caso impedirlo, los grupos de terroristas, aprovechando la tradición de los partisanos comunistas italianos, ponen énfasis en la necesidad de la “lucha antifascista” para integrar los círculos más amplios posibles. Los atentados cometidos por comunistas, en parte bajo las instrucciones de la KGB, son imputados a grupos neofascistas. En sus reuniones, los izquierdistas italianos también recomiendan esta táctica a sus camaradas alemanes para que la imiten.

    Los contactos entre terroristas alemanes e italianos ya comienzan en tiempos relativamente prematuros. En el verano de 1969, Ingrid Siepmann, Dieter Kunzelmann, Fritz Teufel y Georg von Rauch viajan a Milán, Roma y Ostia para conversaciones con sus camaradas italianos.

    Fuera de las conexiones de acción con terroristas alemanes, los grupos de terror italianos también mantienen estrechas relaciones con Ghadaffi e igualmente con una central árabe de coordinación que se esconde en Ginebra tras la fachada de la UNESCO. Las “Brigadas Rojas” obtienen sus armas del bloque oriental comunista. En un informe del contraespionaje y de los Carabinieri, fechado en primavera de 1977, se dice lo siguiente: “En los últimos tres años se ha introducido subrepticiamente, sobre todo a través de Yugoslavia, una cantidad de armas tal que podría alcanzar para equipar a dos divisiones de guerra”.

    El secuestro y asesinato del presidente del partido demócrata cristiano Aldo Moro, en la primavera de 1978, por las “Brigadas Rojas” demuestra paralelos evidentes con el asesinato de Hans Martin Schleyer por la “Fracción del Ejército Rojo”. Esto confirma los conocimientos de los servicios de seguridad sobre una conducción uniforme de los diferentes grupos terroristas, por instructores guiados por la KGB. En estas acciones resulta cada vez más evidente que, por motivos de seguridad, se trata conscientemente de no involucrar a las embajadas soviéticas de cada caso.

    El secuestro de Aldo Moro evidencia, además, la doble estrategia soviética: el Partido Comunista (oficial) italiano se puede distanciar del terror de las “Brigadas Rojas” y recomendarse como “poder de orden”, mientras se trata de desacreditar públicamente al Estado democrático, ampliamente identificado con los demócrata-cristianos, como incapaz de asegurar el orden tan ansiado por los ciudadanos. Con esto se fomenta cada vez más el astuto modo que tienen los comunistas para entrar subrepticiamente en el Poder. Al mismo tiempo se aleja al Partido Comunista de Italia de un “compromiso histórico” prematuro.

    En mayo de 1983, el diario florentino “La Nazione” publica extractos de un informe que el Gobierno italiano ha presentado a la comisión investigadora parlamentaria del asesinato de Aldo Moro. Del informe gubernamental se desprende palmariamente que los terroristas italianos son adiestrados tanto en la Unión Soviética como también en Checoslovaquia y Cuba. Ya en enero de 1981, el subsecretario del Partido Socialdemócrata italiano Ruggiero Poletti declara que terroristas italianos son adiestrados en campamentos de Karlovy Vary y en Altschmecks-Smokovec, Alto Tatra (Checoslovaquia). A éstos se agrega el campamento de instrucción de Doupov, cerca de Praga, mantenido por el servicio secreto del Ejército soviético GRU (Servicio de informaciones del Ejército ruso).

    En el proceso sobre el asesinato de Aldo Moro, el acusado Massimo Cianfanelli declara que uno de los principales abastecedores de armas de los terroristas comunistas italianos habría sido Maurizio Forlini. Este habría traído los kalashnikovs soviéticos a bordo de un yate privado desde el Cercano Oriente a Italia. Otro miembro de las “Brigadas Rojas”, Andrea Morelli, confiesa que esta operación habría sido posible por el hecho de que Forlini tenía contactos con agentes soviéticos que le habían proporcionado las conexiones necesarias con los palestinos. Por último, en agosto de 1979, Oreste Scalzone, uno de los cabecillas de las “Brigadas Rojas”, confiesa que las “Brigadas” serían no tanto una organización italiana, sino más bien “resultado de la KGB soviética”.

    Última edición por ALACRAN; Hace 1 semana a las 20:15
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  8. #8
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,057
    Post Thanks / Like

    Re: El comunismo (KGB soviética, Tricontinental cubana): raíz del terrorismo mundial

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    I.R.A., E.T.A., … MOSCÚ APROVECHA LOS CONFLICTOS NACIONALES

    La KGB aprovecha de preferencia los conflictos nacionales existentes y los problemas latentes de minorías para la desestabilización de Occidente.

    (…) En Irlanda solamente entre 1969 y 1977 han perdido la vida mil ochocientas personas. Se han cometido doce mil tentativas de asesinato y hay que lamentar más de mil heridos. A esto se agregan más o menos 70 mil casas destruidas, más de 20 mil tiroteos y aproximadamente 9 mil explosiones. Y todo esto en un territorio que no tiene más de 1 millón 600 mil habitantes.

    La tragedia irlandesa se desarrolla ante el trasfondo de un problema múltiple de minorías (…) La República de Irlanda hoy en día es independiente. Pero en los seis condados de Irlanda del Norte los católicos irlandeses forman ahora como antes una minoría frente a los ingleses protestantes. Están en desventaja, tanto social como política. Los protestantes irlandeses del Norte se resisten a unirse con la República, porque en este caso serían ellos los que estarán en minoría, y así temen quedar en desventaja a su vez.

    (…) Moscú ha reconocido esto hace mucho tiempo y trata de aprovecharlo para sus fines políticos subversivos.
    En la lucha por Irlanda del Norte se enfrentan varias organizaciones de terror: el “Irish Republican Army”, IRA (Ejército republicano irlandés), que quiere unir a Irlanda del Norte con la República de Irlanda, y por el lado de los protestantes, el “Ulster Volunteer Force”, UVF (Fuerza voluntaria del Ulster), el “Ulster Defense Association”, UDA (Asociación de defensa del Ulster), como también “The Red Hand” (La mano roja). Ellos quieren mantener vigente la división de Irlanda y la estrecha relación de Irlanda del Norte con Gran Bretaña.

    A principios de la década de los 60, comienza la infiltración marxista sistemática en el IRA. Diez años más tarde el IRA se ha dividido en dos organizaciones: el IRA marxista “oficial” y el IRA “provisional”, no doctrinario, pero violento. Ambos cuentan más o menos con mil miembros activos.

    Ya en la década de los 20, el IRA hizo los primeros tanteos en Moscú para pedir ayuda en su lucha contra Inglaterra. En aquel entonces, empero, el servicio secreto soviético tenía preocupaciones más importantes que la de acordarse de Irlanda. En la década de los 30, el GPU recluta agentes irlandeses para emplearlos en misiones contra Inglaterra. Tras el fin de la segunda guerra mundial, sin embargo, la KGB se ocupa más intensamente del IRA.

    En el otoño de 1965, el residente de la KGB en la embajada soviética en Londres, Nikolai Berdenikov, manifiesta a su colega checo que el servicio de información soviético estaría muy contento si sus posiciones en Inglaterra fueran tan potentes como las que tiene en Irlanda. (…)

    El desarrollo posterior demuestra que Berdenikov tenía razón. Entretanto la KGB ha infiltrado ambas alas del IRA y se ha hecho cargo, ya sea directamente o a través de oficinas cubanas, checas o palestinas, de la instrucción en terrorismo y abastecimiento de armas. El corresponsal de Pravda, Jurij Jasnev, el representante de viajes Intourist, Glawazki, y el corresponsal en Dublín de la agencia Tass, Ustimenko, son todos representantes de la KGB. Se encuentran en estrechas conexiones ya sea directamente con el IRA o con el partido comunista y los sindicatos irlandeses.

    Incluso representantes del Comité central del partido comunista de la Unión Soviética se encuentran en Irlanda o en Gran Bretaña con personalidades dirigentes del IRA. En el otoño de 1971, las autoridades holandesas interceptan en el aeropuerto de Schiphol entregas de armas checas para el IRA. Éste último las ha comprado a “Omnipol”, una organización comercial camuflada del servicio secreto checoslovaco. Desde fines de 1972, el IRA emplea lanzacohetes soviéticos del tipo RPG-7 en su lucha contra las tropas y la policía británicas. A principios de 1978, llegan por primera vez al IRA, mediante un rodeo por Libia y Rotterdam, armas de fuego portátiles perforantes de tanques, de origen soviético.

    La KGB no solo ha establecido los contactos del IRA con Ghaddafi, con los palestinos y las “Brigadas Rojas” italianas. A fines de 1976, la cúpula del IRA se reúne con el secretario de las guerrillas SWAPO, que operan contra África Sudoccidental, y con Robert Mugabe, jefe marxista-leninista de los terroristas del ZANU (Unión Nacional Africana de Zimbabwe) que en esos años operaban contra el gobierno blanco de Rhodesia. Moscú se preocupa de unificar el frente terrorista comunista mundial.

    A principios de septiembre de 1983, el gobierno irlandés expulsa por espionaje a tres diplomáticos soviéticos. El motivo a ojos vistas no es sólo el hecho de que la embajada soviética en Dublín constituya una central de espionaje de grandes dimensiones, sino también el que allí se hayan dirigido las entregas de armas al prohibido IRA. La cabeza de la red de agentes para procurar armas y municiones: Irina Lipassova, esposa del segundo secretario de la embajada. El matrimonio Lipassov, como también el primer secretario de la embajada Gennadij Salin, deben abandonar Irlanda sin demora.

    Tal como en Irlanda, la Unión Soviética también aprovecha en otras partes los problemas de las minorías. Así, por ejemplo, en Francia operan terroristas bretones, corsos e incluso algunos flamencos que son adiestrados en la Unión Soviética, en Corea del Norte y en Cuba. Especialmente los terroristas corsos reciben de la KGB un apoyo abundante, porque Moscú ha reconocido la gran importancia de la estratégica situación de Córcega en el Mar Mediterráneo.

    (…)

    En España, la KGB apoya a la organización terrorista separatista vasca ETA. Ella es responsable del asesinato del primer ministro español Carrero Blanco, como también en octubre de 1976, del asesinato del presidente de la Diputación Provincial de Guipúzcoa.

    Desde 1968 hasta principios de 1981, ETA realiza más de 2.900 atentados y asesina a más de 300 personas. A mediados de la década de los 70, más o menos, todos los terroristas de la ETA son adiestrados en campamentos de Argelia, conjuntamente con miembros del IRA. Desde 1979, el entrenamiento también se extiende al Líbano y a Yemen del Sur. En marzo de 1981, el comité ejecutivo de ETA militar formula sus objetivos: “Una república popular socialista en Euzkadi, por la revolución mundial”. A fines de 1983, el socialista vasco Benegas declara que la ETA y su separatismo revolucionario se debían considerar sobre un trasfondo internacional. Declara textualmente el político vasco: “Tras esto se encuentra la KGB”. (…)


    Última edición por ALACRAN; Hace 1 semana a las 20:23
    Kontrapoder dio el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El liberalismo, raíz de todos los males.
    Por Hyeronimus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 22/03/2018, 15:25
  2. Masonería cubana elige nuevo gran maestre
    Por Erasmus en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 28/03/2012, 10:45
  3. La inteligencia cubana en apoyo al comunismo en Uruguay
    Por Nicus en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 22/08/2011, 06:35
  4. Periodista español preso en una cárcel cubana
    Por tautalo en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 14/12/2010, 20:18
  5. Respuestas: 3
    Último mensaje: 10/06/2009, 21:44

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •