Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2

Tema: Por la Unidad Católica de España frente a la unión europea

  1. #1
    Avatar de Villores
    Villores está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 dic, 05
    Mensajes
    940
    Post Thanks / Like

    Por la Unidad Católica de España frente a la unión europea

    Del quincenal navarro católico Siempre P´alante


    LA UNIÓN EUROPEA Y

    LA RELIGIOSIDAD

    DE LOS ESPAÑOLES

    Cuando estas líneas vean la luz, la prensa mercenaria estará surcada por ríos de tinta que debieran ser de lágrimas, para conmemorar el 50 aniversario del Tratado de Roma. Cuestión poliédrica que generará monografías, de entre las cuales quisiéramos ocupar la vanguardia de las referentes a la relación de ese asunto con la religiosidad de los españoles. Traten otros de las carreteras y de los cítricos.
    Afortunadamente, aquel proyecto no ha llegado tan lejos como algunos esperaban y querían, gracias a que Francia y Holanda votaron que “no” al proyecto de Constitución europea. Pero aquí está, en nuestra misma España, una gran corriente de opinión que ha preferido y sigue prefiriendo la apostasía a la defensa de la civilización cristiana frente a las libertades de perdición que campean por esa mítica Europa Unida, y que además, quieren sacar el proyecto unificador del atasco en que se halla actualmente y relanzarle, lo cual acrecienta su peligrosidad.
    Hubo un chantaje muy claro desde el principio: si España no aceptaba el aborto, el divorcio, los maricones, un “sano” laicismo y, sobre todo, un sistema legislativo que respalde el Mal aceptado por la mitad más uno, frente a la voluntad de Dios, entonces, no podrían disfrutar los españoles de un “nivel europeo” en lo material. Cuando se empezó a hablar de esto, Don Álvaro D’Ors publicó en la revista carlista “Montejurra” un artículo famoso que anunciaba una disyuntiva ineludible: o España evangelizaba a Europa, o la Unión Europea nos descristianizaba. Otros pensadores tradicionalistas se sumaron a esas alarmas y reticencias. Entre ellos, D. Francisco Elías de Tejada y Don Rafael Gambra. En lo eclesiástico, Don Antonio Pildáin y Zapiáin, obispo de Las Palmas de Gran Canaria, publicó una pastoral pionera en abordar con claridad lo que se nos venía encima: no debemos vender la moralidad de nuestras playas a los turistas, a cambio de un puñado de divisas. Pero dentro del mundo eclesiástico no faltaron los descendientes de Judas que se sumaron al jolgorio infantil de la entrada en Europa vendiendo nuestra Unidad Católica por un puñado de monedas. Son los de la Democracia cristiana. No ha habido en la España contemporánea ningún Mal que no se haya apoyado para avanzar hacia su legalización en que ya existía en Europa y en que, además, ésta exigía su vigencia en España.
    El esquema era claro: o España aceptaba las libertades de perdición del liberalismo, o Europa se corregía de ellas. O no había unificación. El desenlace está a la vista. España no ha evangelizado a Europa y se ha descristianizado, aunque en esto han intervenido, además otras grandes causas que tampoco debemos olvidar.
    No pasemos de vencidos a decadentes, es decir, que aunque debamos soportar las consecuencias de la apostasía, mantengamos clara la idea de que eso es malo y de que debemos trabajar por la reconquista de nuestra Unidad Católica y mantenerla como guía y punto de referencia de nuestra acción política.

    Aurelio de GREGORIO
    EL DIA DE LA UNIDAD

    CATÓLICA DE

    ESPAÑA

    El primer domingo de mayo se celebra el Día de la Unidad Católica de España. Es el aniversario de la ceremonia del Tercer Concilio de Toledo, en la que el Rey Recaredo y su corte abjuraron del arrianismo y profesaron la Fe Católica. Desde entonces las ideas católicas han inspirado la legislación española con toda naturalidad.
    No obstante, hay que señalar que ha habido pocos y cortos períodos en que no ha sido así, y que la suma de ellos tiende a aumentar con la situación política actual. Esta es una advertencia muy seria. Tenemos el tiempo en contra.
    Debemos, pues, como primera medida urgente e importante, fomentar las celebraciones de ese “Día” que se están dejando caer en desuso y en el olvido, incluso por parte católica. Por esto y por la llegada de nuevas generaciones de ignorantes, el concepto de Unidad Católica va perdiendo nitidez y precisión, de manera que es conveniente explicar, inmediatamente después de su invocación, que entraña la Confesionalidad Católica del Estado, asociada a una interpretación restrictiva de la libertad religiosa. Más aún, se prevén situaciones en que sea más comprensible mencionar directamente, sola y puramente, la Confesionalidad Católica del Estado.
    A la vez que han disminuido las invocaciones a la Unidad Católica, se viene hablando más que nunca y a veces con cierta rabia, del Estado laico y finalmente anticristiano, que es como un molde en negativo de la confesionalidad, o también de una confesionalidad de una especie de religión atea distinta de la católica. Estas pequeñas tempestades laicizantes, se deben a que a veces se tiene la impresión de que algunos sectores católicos hacen la trampa de querer sacralizar realidades impías que se desprenden con lógica implacable del abandono que ellos hicieron de la confesionalidad.
    Se observa en la Iglesia en España, y a la vez también en Roma, un giro hacia posiciones y actitudes antiguas que nunca debieron haber sido abandonadas. Entre ellas, algunas que constituyen la confesionalidad del Estado, pero sin mencionarla.
    En este retorno a la sensatez, asoma un concepto instrumental de la confesionalidad, antes mal visto. Es el que nace, solamente, de consideraciones históricas, sociológicas y políticas, que son ciertas y buenas, pero distaren de los fundamentos teológicos que son los principales y que se codifican en las encíclicas “Vehementer Nos” y “Pascendi” de San Pío X.
    Las instrumentalizaciones de la confesionalidad y de la Religión, en general, al servicio de la sociología y de la política, fueron uno de los errores de la Acción Francesa y de Charles Maurras. Poco después, ya en curso la Guerra de Liberación de España, La Santa Sede envió a Salamanca, capital de la España Nacional, como observador, a monseñor Hildebrando Antoniutti, después otra vez nuncio en España y Cardenal, el cual dictaminó que el Punto 25 del programa de Falange Española y de las JONS (“Nuestro Movimiento incorpora el sentido católico, de gloriosa tradición y predominante en España, a la reconstrucción nacional”), era despectivo para la naturaleza divina de la Iglesia. Esta y la religión, no son materiales de construcción, como la argamasa, o al menos, no lo son sola ni principalmente.
    Ahora mismo, esa tendencia asoma en los Papas Juan Pablo II y Benedicto XVI cuando tratando de la Unión Europea insisten únicamente en sus raíces históricas, silenciando los resúmenes teológicos que les ofrecen sus predecesores en la “Vehementer Nos” y en la “Pascendi”. Ahora resulta que se están invirtiendo los términos y que vuelve aquella confesionalidad a la que se cercaba con reticencias y que aunque es compatible y solidaria con el soporte teológico básico, cuando se presenta sola y aislada de éste, acaba por darle, en la práctica un cierto aire obsoleto perjudicial.
    P. ECHÁNIZ

    +++

    LA ABJURACIÓN DE RECAREDO
    RECAREDO I (586-601), llamado el Católico, hijo y sucesor de Leovigildo, y hermano de San Hermenegildo mártir, había abrazado el catolicismo por los consejos de San Leandro, comprendiendo que hasta una razón política y de prudencia le dictaba. Abjuró, pues, solemnemente del arrianismo, con su esposa, en el III Concilio de Toledo, el 8 de mayo del año 589. A esta conversión de su rey, siguió la de los obispos arrianos y la de la mayor parte de los godos españoles.
    En 1989, el 26 de noviembre, festividad de Jesucristo Rey, los Seglares Católicos Españoles celebramos en Toledo el XIV Centenario de esta abjuración, emitiendo solemne JURAMENTO de Fe y Unidad Católica en la capilla de su Glorioso Alcázar. Desde entonces, todos los años (1991 en El Escorial, desde el 1992 ininterrumpidamente en Zaragoza) los Seglares Católicos Españoles venimos reuniéndonos en JORNADAS NACIONALES, cumpliendo así nuestro compromiso de Toledo 89 y perseverando en el empeño.

  2. #2
    Chanza está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    03 abr, 06
    Mensajes
    1,183
    Post Thanks / Like

    [FAROagencia] Día de la Unidad Católica de España

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Madrid, 6 mayo 2007, mes de la Santísima Virgen María. Hoy es el Día de la Unidad Católica de España. Instituido a fines del siglo XIX, se celebra cada primer domingo de mayo por ser la fecha de la clausura del III Concilio de Toledo en el año 589.

    Dos citas para esta fecha. Las dos intemporales. Una, del siglo XIX, de Ramón Nocedal y Romea:

    La Unidad Católica es la primera ley fundamental de la sociedad española, y contra ella, o no informada por ella, no hay ley que obligue, ni derecho que prevalezca, ni autoridad legítima, ni enseñanza lícita, ni doctrina libre, ni obra permitida; porque ella es nuestra constitución secular, raíz, base, norma y guía de toda autoridad y de todo derecho, y código supremo de toda acción y de toda doctrina.

    Otra, del siglo XXI, de Don Sixto Enrique de Borbón, abanderado de la Comunión Tradicionalista. De una carta de 2003, dirigida al pontífice entonces reinante:

    Así pues, en cabeza de un grupo de católicos españoles, especialmente cualificados por su trayectoria inconsútil de defensa de la Iglesia, suplico a Vuestra Santidad que nos restituya las premisas para combatir en la vida política sin complejos de inferioridad y con criterios claros. Cierta predicación incoherente del episcopado patrio e internacional y aun, si se me permite, y perdonadme, de Vuestra Santidad, ha llevado a desguarnecer el frente de la política católica, que rechaza el "confesionalismo" al tiempo que, justa pero ilógicamente, las consecuencias del laicismo de Estado. La situación es la que un santo y sabio Obispo de Cuenca, el Ilustrísimo y Reverendísimo Señor Doctor don José Guerra Campos, denominó "la necesidad de reedificar la doctrina de la doctrina de la Iglesia" a propósito de sus relaciones con la comunidad política. Las sociedades, para subsistir, no pueden dar la espalda al derecho natural y divino. Y más allá del pluralismo, que no pluralidad, engendrado por el relativismo moral que escinde las sociedades presentes, y favorecido por la absolutización de la llamada "libertad religiosa", sólo se alza la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana, como custodia del derecho de gentes, tal cual afirmó Vuestro Venerable Predecesor Benedicto XV, cuya misión no es otra que "instaurar todas las cosas en Cristo", según el lema paulino hecho propio por San Pío X, de modo que advenga --como Pío XI proclamó desde su lema pontifical-- "la paz de Cristo en el Reino de Cristo".


    En la web de FARO: El Carlismo y la Unidad Católica.
    Más artículos en Tetralema - Bitácora Lealtad.
    Fotos de la renovación del Juramento de la Unidad Católica en Navarra, 25 de julio de 2005, en Marcadores de las páginas para suscriptores de FARO, carpeta Agencia FARO.



    _________________________________________________
    Agencia FARO
    http://carlismo.es/agenciafaro

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Hernán Cortés; Conquistador de la Nueva España
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 201
    Último mensaje: 04/04/2019, 21:27
  2. Marcelino Menéndez Pelayo
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 23/07/2013, 22:04
  3. El " Arte Rupestre " en la Península Hispana
    Por Ordóñez en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 29/11/2006, 14:14
  4. Juan Francisco Donoso Cortés
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 27/12/2005, 18:20

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •