Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 4 de 4

Tema: ¿Dónde está Sarah Palin?

  1. #1
    Avatar de Juan del Águila
    Juan del Águila está desconectado Jainko-Sorterri-Foruak-Errege
    Fecha de ingreso
    13 abr, 06
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,020
    Post Thanks / Like

    ¿Dónde está Sarah Palin?


    por Juan Manuel de Prada. Originalmente publicado en ABC.

    Martes 09 de septiembre | Navarra

    La prensa progre se ha puesto como la niña del exorcista con Sarah Palin, esa tía con unos cojones como el caballo de Espartero que el republicano McCain ha puesto al frente de su candidatura. La prensa progre parecía dispuesta a perdonar que McCain fuese el adversario del adorado Obama (que, en su imaginario vetusto, es algo así como el vengador de Kunta Kinte), siempre que estuviera dispuesto a desempeñar el papelón del comparsa que finge vergonzantemente adherirse al ideario progre; pero, contra todo pronóstico, McCain se ha destapado nombrando lugarteniente a una señora aguerrida que, no contenta con proclamarse defensora de los valores tradicionales, encima va y pare un hijo con síndrome de Down, pudiendo darle matarile en uno de esos abortorios que nuestra época ha entronizado como expendedurías de certificados de progresismo. ¡Habráse visto semejante desfachatez! De inmediato, sobre la gobernadora Palin han llovido todo tipo de acusaciones rocambolescas, casi siempre referidas a su juventud, que como todo el mundo sabe es esa etapa de la vida en la que, si eres progre, puedes cometer jovialmente todo tipo de barbaridades, pero si eres conservador debes comportante como una especie de monja con bigote. A la gobernadora Palin le han afeado, incluso, que en sus años mozos defendiera la independencia de Alaska, que es como si a un tío de Zamora lo acusaran de haberse adherido en una noche de farra al «Manifiesto de la comuna zamorana» impulsado por Agustín García Calvo.

    Pero donde se nota más virulentamente la desesperación de la prensa progre es en ese intento de desprestigiar a la gobernadora Palin aduciendo que su hija de diecisiete años se ha quedado embarazada. A los progres les ocurre como a los habitantes de esas geografías legendarias localizadas extramuros del atlas, que viven tan absortos en las pelusillas de su propio ombligo que olvidan que afuera hay un mundo que no se rige por las leyes desquiciadas que ellos mismos han pergeñado. El progre es ese tío que tan pronto como su hija adolescente se queda embarazada la lleva al abortorio, para que le raspen el vientre, como la señora pija va al cirujano plástico a que le afeiten esa verruga que tanto le afea el bozo. Y cuando le dicen que la hija de la gobernadora Palin parirá con el apoyo de su corajuda madre, el progre se lleva las manos a la cabeza, incrédulo de que aún subsista en el mundo tanta cordura; porque el progre, encantadísimo de su locura desnaturalizada y empeñado en imponérsela al resto del mundo, considera una aberración que aún haya gentes numantinas dispuestas a obedecer el dictado de la naturaleza. El progre, convencido de que su locura marca tendencia, ni siquiera se ha molestado en ir al cine a ver «Juno»; y piensa que eso de tener diecisiete años y cargar con un hijo es un anacronismo escandaloso.

    Pero ser progre es como gastar pololos. Y McCain, un septuagenario que ha avizorado el perfume del tiempo nuevo, ha elegido a la gobernadora Palin porque sabe o siquiera intuye que, en su decisión de parir a un hijo con síndrome de Down, como en su apoyo declarado a su hija embarazada, se encarna el espíritu de una nueva época. Una época todavía en ciernes que vendrá a barrer la mugre progre, hacinándola en el estercolero. Mientras McCain nos ofrece esta lección pionera, nuestra derecha autóctona sigue más arrugada ante la hegemonía progre que un prepucio en cuaresma; y cuando la izquierda, en uno de esos habituales accesos de insania que caracterizan a los adoradores de Moloch, anuncia que en un futuro inminente abortar será como quitarse una verruga del bozo, nuestra derecha se limita a ensayar melindres acomplejaditos, y a balbucir que con tal anuncio la izquierda sólo pretende desviar la atención de lo que en verdad importa, que es la crisis económica. ¡Panda de mingafrías putrefactos! Todas las crisis económicas que en el mundo han sido no valen la vida de uno solo de esos niños que son sacrificados en los altares de Moloch. ¿Hasta cuándo seguiréis desempeñando el papelón de comparsas que fingen adherirse vergonzantemente a la locura imperante? ¿Es que no hay entre vosotros ni un gallardo profeta del tiempo nuevo capaz de barrer la mugre progre, hacinándola en el estercolero? Mi corazón espera un milagro de la primavera.

  2. #2
    Avatar de Juan del Águila
    Juan del Águila está desconectado Jainko-Sorterri-Foruak-Errege
    Fecha de ingreso
    13 abr, 06
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,020
    Post Thanks / Like

    Ahora la de arena

    Palin, McCain y cómo Jimmy Hendrix toca al son de Hannah Montana

    Puede decirse que, pese a que el pueblo norteamericano está relativamente poco viciado por el materialismo y el nihilismo que asolan Europa, es también cierto que el "establishment" norteamericano –esa suma integrada de aparato del Estado, grandes corporaciones, medios de comunicación y elites académicas y culturales- es el principal origen de la decadencia de todo Occidente. Desde allí, bajo la forma de una cultura de masas auténticamente vitriólica para con los valores que sostienen la sociedad, es desde donde se exportan toneladas de basura espiritual al mundo entero.

    La punta de lanza de esa decadencia de las almas cristaliza en un puñado de problemas, aparentemente políticos, pero con un hondo calado cultural y espiritual. Así, en artículos anteriores acerca de las elecciones americanas hemos reiterado una y otra vez la existencia de ciertos problemas a los que los EEUU se están enfrentando ya de una manera decisiva –existencial, diría yo-, y en los que se juegan tanto su existencia como nación y como la posibilidad misma de ejercer un liderazgo provechoso para todo el Occidente. Estos problemas son la inmigración de pueblos del Tercer Mundo, tanto legal como ilegal; la destrucción de la economía norteamericana a manos de la globalización; el invierno demográfico y, por último, el secuestro de la política exterior norteamericana a manos de un clan ideológico de Washington, apodado "neoconservador", pero que es en realidad la quintaesencia del mesianismo delirante y cosmopolita de la izquierda.

    No nos corresponde a nosotros ni a nadie más que a los dirigentes y -quizás- a los electores de los EEUU decir a quién deben votar o qué deben hacer. Pero lo que si podemos decir todos los que seguimos la política internacional es que, si esos problemas no son enfrentados y revertidos eficazmente, tan solo uno de ellos –no digamos ya la combinación de varios- tiene el potencial suficiente para arruinar el país entero. Ni qué decir tiene que estos problemas vienen actuando desde hace tiempo. Sin embargo, durante el periodo posterior al 11-S, y gracias especialmente a las políticas puestas en práctica por la administración Bush, todos esos problemas se han agudizado hasta alcanzar una masa crítica de características francamente amenazantes.

    Lo dicho viene a cuento de la irrupción en la escena electoral norteamericana de la gobernadora de Alaska Sarah Palin. La gobernadora ha dado un vuelco a las encuestas absolutamente inusitado ¿Por qué? Pues por la razón que hemos reiterado una y otra vez en nuestros artículos anteriores: porque existe una escisión radical entre la mayoría socialmente conservadora del pueblo americano y el sesgo "progresista", tanto de repúblicanos como de demócratas, muy en consonancia con la estrategia del capital global. Con Sarah Palin, una auténtica conservadora, muchos vuelven a sentirse en casa. Mayoritariamente, el pueblo americano no quiere, por ejemplo, que sus hijos vayan a morir a guerras innecesarias diseñadas desde cómodos despachos, desea tener familias fuertes y amparadas por los poderes públicos y aborrece perder puestos de trabajo que se exportan a la India. Pero, sin embargo, en estos tres casos, es muy dudoso que John McCain o Barack Obama coincidan con lo que busca el pueblo. En el caso concreto de John McCain –cuyo único activo curricular es haber estado en Vietnam-, es demostrable para cualquiera que haya seguido su carrera política, que está a favor de una política más insensatamente belicista que George W. Bush, que ha apoyado al menos en dos ocasiones el nombramiento de "progresistas" –y abortistas- para el Tribunal Supremo, aún en contra de su propio partido, y que es un defensor a ultranza de la destrucción del tejido industrial norteamericano a manos de acuerdos globalizadotes como el NAFTA (véase El Semanal Digital, 8.2.2008).

    McCain, naturalmente, sabe esto y por eso, en un hábil movimiento estratégico, ha designado candidata a la vicepresidencia a Sarah Palin, que sí es auténticamente conservadora. El problema es que Palin, cuya experiencia en la gestión es muy superior a la de McCain, Obama y Joe Biden juntos –ninguno de los tres ha desempeñado siquiera un puesto mediano dentro de la administración- patina en temas absolutamente claves como es el caso de la política internacional. En este asunto Palin puede haber firmado un acuerdo con Canadá –como de hecho ha sido- pero, en cambio, a la hora de comprender, por ejemplo, la geopolítica de Asia Central, sigue la tradición secular de ignorancia absoluta de las sucesivas administraciones estadounidenses desde Woodrow Wilson. De ahí el contraste entre sus estúpidas declaraciones con respecto a intervenir militarmente en Georgia y la admirable defensa de la vida, que pregona a los cuatro vientos que un niño –aún con síndrome de Down- es siempre una "bendición de Dios".

    Cosas así son las que han llevado a Evan McLaren en Taki´s Magazine a escribir que votar a McCain porque la vicepresidenta es Sarah Palin es como ir a un concierto de Hannah Montana porque Jimmy Hendrix toca la guitarra: Hendrix acabará tocando, le guste o no, las melodías de Montana. Aunque ni Hannah Montana ni Jimmy Hendrix nos motiven lo más mínimo, creemos que la idea es bastante acertada. Los problemas están ahí, todos juntos y actuando por la perdición del país, y si no se les ataja acabarán con nosotros. Toda una generación de políticos nos ha acostumbrado a que nos dejemos llevar por las palabras pero, al final, lo que importa es la eficacia y no las palabras. A todos los entusiasmados por la "defensa de la vida" de Sarah Palin, hay que recordarles que varias administraciones republicanas no han variado una sola coma de las consecuencias de la Roe vs. Wade, por lo que una declaración más o menos no tiene por qué significar nada.

    Ahora Sarah Palin se ha descolgado con unas declaraciones irreflexivas sobre Rusia y Georgia, que olvidan que los EEUU no tienen en esa región ni un solo interes vital. Mientras tanto las cosas se complican: durante la comparecencia la semana pasada del Secretario de Defensa Robert Gates y del Jefe del Estado Mayor, almirante Michael Mullen, ante una comisión del Congreso ambos han dejado clara la preocupante situación en Afganistán. Los Estados Unidos han realizado incursiones dentro de Pakistán, un teórico aliado con varias docenas de cabezas nucleares y donde ahora crece el antiamericanismo de día en día. De Irak llegan noticias de que el gobierno de Nouri Al-Maliki, en colusión con Irán, quiere que los americanos se marchen cuanto antes para poder ajustar cuentas con suníes y kurdos. Arnaud de Borchgrave ha revelado en un demoledor artículo que corre por la red (Russia Jockeys for Superpower Status, 2.9.2008) cómo la administración Bush esperaba utilizar los aeropuertos de Georgia, a quien Israel ha estado insensatamente proporcionando armamento y entrenamiento militar, para lanzar ataques sobre Irán. Por esta razón, los rusos están furiosos y posiblemente vuelvan a proporcionar armas a Siria.

    De paso, mientras Cheney lleva "ayuda humanitaria" a Tbilisi en barcos de guerra, el presidente Mendevev solicita en la ONU una esfera de influencia, igual que la que solicitó la doctrina Monroe hace doscientos años, una propuesta que desafía abiertamente a los planes neconservadores.

    Mientras tanto McCain ha dicho al presidente Saakashvili que "ahora todos somos georgianos". Como dijeran los galeotes a Don Quijote, "donosa majadería" ¿Quiénes estarían dispuestos a ir a una guerra por Osetia del Sur, donde no se juega absolutamente ningún interés vital para Occidente y que, sin embargo, puede incendiar toda la región y el mundo? ¿Tiene Sarah Palin la formación y el coraje necesario para afrontar el desaguisado de un presidente nefasto asesorado por una cábala de lunáticos? ¿Cuántas guerras harán falta para "democratizar" Oriente Medio y, ahora también, Asia Central?

    Es necesario distinguir muy bien que una cosa es lanzar proclamas patrióticas y otra bien diferente trabajar por el país propio, de manera eficaz, fríamente, sin olvidar los principios y con inteligencia. Pero no es del todo seguro que esto pueda encontrarse en la escena política de los Estados Unidos.

    Eduardo Arroyo

  3. #3
    Avatar de Juan del Águila
    Juan del Águila está desconectado Jainko-Sorterri-Foruak-Errege
    Fecha de ingreso
    13 abr, 06
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,020
    Post Thanks / Like

    La lucha por el "alma" de Sarah Palin

    El alma de Sarah Palin y cómo evitar que una conservadora piense

    Hay que destacar la lucha que ahora mismo se está librando por la mente y el corazón de Sarah Palin. Se trata de algo de importancia trascendental para el mundo en vista de que el primitivo, ignorante y soberbio McCain constituye de por sí tanto un caso perdido como un embuste para el pueblo americano.

    Y es que el genial golpe estratégico de volver a entusiasmar a las bases republicanas y conservadoras del Partido Republicano, en parte escindidas de sus dirigentes, con la inclusión en el "ticket" del partido de una especie de "princesa GOP" puede dar al traste, si no se maneja bien, con todos los planes neoconservadores en el hipotético caso de que Palin comience a pensar por sí misma.

    De momento, sabemos que está marcada muy de cerca. Así, en la convención republicana en Saint Paul, Palin canceló una reunión con la militante antifeminista Phyllis S. Schlafly y con organizaciones pro-vida alegando que tenía que descansar para el discurso del miércoles. Sin embargo, el martes, como exigen los cánones neoconservadores, Palin se reunió a puerta cerrada con el senador -y sionista fanático- Joe Lieberman, así como con funcionarios del "lobby" israelí del AIPAC. De acuerdo con la noticia dada a conocer por la NBC el pasado 2 de septiembre, Palin hizo profesión de su decidido (y acrítico) apoyo a Israel, de su deseo de trasladar la embajada estadounidense en Tel Aviv a Jerusalen (solo José María Aznar y Daniel Pipes han propuesto algo tan insensato) y su oposición a las aspiraciones iraníes de convertirse en una potencia nuclear. El AIPAC, cuya misión es involucrar a los EEUU y a todo Occidente en una serie de ataques aéreos contra Irán de consecuencias absolutamente imprevisibles, quedó muy satisfecho con la reunión, tal y como manifestó su portavoz John Block.

    Así mismo, McCain envió a Fairbanks y a Wassilla todo un equipo de asesores, miembros o ex miembros de la Administración Bush, para asesorar convenientemente a Palin en su entrevista con Charlie Gibson, tal y como explicaba hace un par de semanas Michael Isikoff en Newsweek (2.9.2008). Entre ellos estaban, por ejemplo, personajes lamentables como el corrupto y siniestro neoconservador Randy Scheunemann, gurú de McCain y miembro del "lobby" de Tbilisi en Washington. Al parecer Scheunemann ha cobrado cerca de un millón de dólares de dicho gobierno a fin de meter a Georgia en la OTAN y para que, en el futuro, veinteañeros de Idaho o de Montana sean llamados a combatir a Rusia y a defender el régimen del sátrapa Saakashvili. Junto con Scheunemann, acompañó a Palin Steve Biegun, antiguo número 3 del Consejo de Seguridad Nacional con Condoleeza Rice y experto en Rusia con fama de "halcón" entre los críticos de la Administración Bush. Sobre Biegun ha dicho Steven Clemens, de la New American Foundation, que, aunque él admira a Biegun, "[éste] convertirá [a Palin] en un abogado del ´cheneyismo´ y de los puntos de vista de Cheney en asuntos de seguridad nacional".

    Todo esto no es de extrañar: Palin fue descubierta como la potencial defensora del neoconservadurismo del futuro en junio de 2007, cuando The Weekly Standard organizó su crucero de verano con salida desde Juneau, capital de Alaska. Los gurus "neocon" tomaron allí el té con la gobernadora. A partir de entonces, Bill Kristol la ha promocionado con toda la fuerza de su "lobby". Según cuenta Tim Shipman en su artículo para The Daily Telegraph del pasado día 16 (Neoconservatives plan Project Sarah Palin to shape future American foreign policy), un antiguo funcionario republicano de la Casa Blanca, que ahora trabaja para el bastión "neocon" del "American Enterprise Institute" de Washington, afirmó que "ella es brillante y es una página en blanco. Va a sitios y merece la pena ir allí con ella". A la pregunta de si él la veía como un "proyecto", el veterano funcionario dijo "es su expresión, no la mía pero no estoy en desacuerdo con ese sentimiento".

    Tras toda esta ofensiva en pos del auténtico lavado de cerebro de Sarah Palin, no es de extrañar que la ahora candidata a la Vicepresidencia se mostrara como un auténtico halcón en su entrevista con Charlie Gibson. Sin embargo no todo el monte es orégano para los que quieren la guerra abierta en Irak, Afganistán., Irán, Georgia y, a poder ser, en toda Asia Central. Palin también emitió mensajes que no se compadecen con la línea delirante de Kristol y compañía. A la pregunta de Gibson acerca de si los EEUU tienen el derecho a la autodefensa preventiva, Palin dijo que "si, si existe material de inteligencia legítimo que nos dice que hay un ataque inminente contra el pueblo americano, tenemos todo el derecho a defender nuestro país. De hecho, el presidente tiene el derecho, la obligación y el deber de defenderlo". Este "material de inteligencia legítimo" y el "ataque inminente" se compadecen muy poco con las toneladas de embustes y de basura con que los "neocon" intoxicaron todo el sistema de inteligencia de los EEUU. Asimismo, el derecho a la defensa preventiva en caso de "ataque inminente" excluye la locura belicista de los Wolfowitz, Cheney y compañía –ahora McCain- que parecen estar buscando guerras por todo el globo, al amparo de meras sospechas o conjeturas.

    Según The Alaska Business Monthly de marzo de 2007, preguntada por el aumento de tropas en Irak, Palin manifestó que, aunque ella apoyaba al presidente, le gustaría "saber que tiene un plan de salida de allí". Estos ramalazos de sensatez es lo que la cábala "neocon" busca reprimir con todas sus fuerzas porque, sencillamente, no se corresponde con el lenguaje del imperio.

    Pese a todo ello hay razones para ser pesimista y, por eso, quisiéramos subrayar que no nos corresponde a nosotros buscar las soluciones políticas concretas al embrollo en que los "neocon" del planeta entero nos han metido, aunque sí podemos señalar los problemas. Además, nos gustaría advertir a todos aquellos que consideran que defender a Occidente es ir provocando guerras aquí y allá que se pregunten, como hace Paul Craig Roberts en su último artículo de título harto explicativo (Hegemonía en todas partes excepto en casa), si no hay amenazas mucho más próximas. Roberts dice: "¿Qué explica la fantástica cantidad de recursos que América ha destinado a combatir una amenaza musulmana que no existe hacia los Estados Unidos mientras ha tolerado desde hace décadas una invasión de inmigrantes ilegales?... los neconservadores y los grupos de interés a los que sirven tienen a los americanos absortos con la ´amenaza terrorista´ de gentes de tierras lejanas que prefieren pelearse entre ellos y que no tienen manera de alcanzar a los americanos excepto en las tropas que hemos enviado a sus territorios o mediante los refugiados que adquieren visados estadounidenses… mientras que el imperio busca la hegemonía en tierras lejanas, está perdiendo su hegemonía dentro de sus propias fronteras". Si pensamos en el caso español no nos será difícil encontrar paralelismos: ¿la amenaza viene de fuera o de nosotros mismos?

    Por eso, aquellos que no sepan cual es la diferencia entre un "conservador" y un "neoconservador" harán muy bien en poner todas sus opiniones en cuarentena hasta haberse formado. Conocer el mundo real de acuerdo con los datos empíricos es una manera mucho más realista y eficaz de no crear problemas a nadie, especialmente a todos aquellos que luego tienen que ir a guerras absurdas e innecesarias que diseñan otros desde sus poltronas, aunque esas guerras sean para defender la "democracia".

  4. #4
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,138
    Post Thanks / Like

    Re: La lucha por el "alma" de Sarah Palin

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Muy interesantes estos artículos que nos traes.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. San Ignacio de Loiola, Patrón de Gipuzkoa
    Por vascongado en el foro Señoríos Vascongados
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 01/08/2006, 23:48
  2. Respuestas: 0
    Último mensaje: 19/07/2006, 14:39
  3. Una heterodoxia que crece-Por Félix Della Costa
    Por Ordóñez en el foro Inmigración
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 13/07/2006, 17:59
  4. Claves Para Entender El Error Progresista
    Por Ulibarri en el foro Cultura general
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 08/03/2006, 19:49

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •