Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 15 de 15
Honores23Víctor
  • 3 Mensaje de donjaime
  • 2 Mensaje de donjaime
  • 2 Mensaje de donjaime
  • 2 Mensaje de donjaime
  • 2 Mensaje de donjaime
  • 2 Mensaje de donjaime
  • 2 Mensaje de donjaime
  • 1 Mensaje de donjaime
  • 2 Mensaje de donjaime
  • 3 Mensaje de ALACRAN
  • 1 Mensaje de donjaime
  • 1 Mensaje de raolbo

Tema: Serie: Conocer el Sionismo

  1. #1
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Serie: Conocer el Sionismo

    Serie Conocer el Sionismo



    Parte I : INTRODUCCIÓN.


    EL SIONISMO.
    El Sionismo es un movimiento específico del pueblo hebreo, cuyo objetivo no es la vuelta de los judíos de la diáspora a la Tierra Prometida, como suele creerse, sino que son unos fines mucho más amplios y hasta contradictorios con la creencia anterior.
    Vamos a aclarar varios puntos:


    1º.- El Sionismo es un MOVIMIENTO, no un partido político. Por tanto, agrupa a hombres de distintas tendencias, unidos por una serie de objetivos comunes, pero que a veces discrepan en la táctica (forma de alcanzarlos).
    En la Historia nos encontramos judíos
    - de tendencias liberales (David Ricardo; Luis Borne, y Mendizábal)
    - conservadores (Benjamín Disraeli),
    - republicanos (Miichel Debré, y Henry Kissinger),
    - socialistas (Carlos Marx, Moisés Hess, Víctor Adler, Federico Adler, León Blum, Julio Moch, Pierre Mendes-France, y Bruno Kerensky) y
    - comunistas (León Trotski, Rosa Luxemburgo, Bela Kun, Matías Rakiso, Walter Ulbricht, Laurenti Beria, Yuri Andropow, y el general Jaruzelski).
    - idem, con anarquistas, etc.


    2º.- El Sionismo es un movimiento ESPECÍFICO DEL PUEBLO HEBREO, y como tal suele adoptar formas racistas (el propio Marx lo era). Racismo apoyado en la Biblia y desarrollado por el Talmud y la Kábala.
    No debe confundirnos la decisión tomada a inicios de 1985 por el gobierno israelita de evacuar a los hambrientos judíos falaschas de Abisinia, pues los negros convertidos al judaísmo siempre han chocado con dificultades para establecerse en Israel. Si definitivamente se quedan, los falaschas, se transformarán en fieles trabajadores, no especializados, que desplazarán a los asalariados árabes de las empresas israelitas.


    3º.- El Sionismo no desea que todos los judíos se conviertan en ciudadanos del Estado de Israel. Esto sólo cuenta para judíos pobres, especialmente de África y Asia. Si todos los judíos emigraran a Palestina, el Sionismo perdería gran parte, incluso todo, el poder que actualmente detenta en EEUU, Inglaterra, Francia y Rusia (Andropow, mientras tuvo el mando, sólo autorizó emigrar a Israel a matrimonios de jubilados y algunos obreros sin cualificar).


    4º.- El Sionismo no ve en el Estado de Israel más que un Hogar Hebreo, apto para recibir desheredados y como punto de apoyo a sus planes imperialistas sobre una zona estratégica (Canal Suez, yacimientos petrolíferos Oriente Medio, etc.).
    E Israel no es el único Hogar hebreo. Los sionistas crearon hace tiempo otro en Tartaria Oriental dependiente de Rusia, con categoría de territorio autónomo y con el nombre ruso de Ewreskaia, su capital está en Birobidzhan.
    Los sionistas tienen planes también (a veces abandonados, no olvidados) para crear otros Hogares en Gibraltar, Malta, Uganda, Madagascar y La Patagonia (Argentina-Chile) a éste le denominarían Landinia (desde el río Chubut) y le añadirían Malvinas y Tierra del Fuego.
    La política de Gibraltar y Malta la llevan dos judíos sionistas: Jossua Hassan, y Dom Mintoff, convenientemente apoyados por la Masonería Británica a la que ambos pertenecen.


    5º.- El Sionismo se propone extender más aún su influencia en Oriente Medio con la formación del Gran Israel (desde el Eúfrates hasta el Nilo, como declaró en su discurso David Ben Gurión en 1956, según una supuesta promesa hecha por Dios a su patriarca Abraham que aparece en el Libro del Génesis pero que en realidad es una interpolación apócrifa realizada por Ezra, en el siglo V a JC. Ezra fue autor de una ley prohibiendo a los judíos casarse con mujeres de otras razas.


    6º.- El Sionismo busca el dominio total del mundo mediante la infiltración política colocando sus peones en los puestos clave y con el control económico de sus grandes multinacionales. Hoy casi todos los emporios capitalistas, salvo raras excepciones, pertenecen a clanes judíos o están mediatizadas por ellos. (Entre las excepciones no está el gigante Ford de la automoción cuyo fundador, Henry Ford, denunció el peligro sionista ya en los '20 pero tuvo que doblegarse y desmentirse. El primer delegado americano en Ford España, finalizando el período franquista, era el judío Carl Levy. En 1984 el judío Abrahan Katz presidía, en New York, la organización US Council for International Bussines).


    7º.- El Sionismo se sirve para sus fines, en gran medida, de la Masonería. Asociación inicialmente cristiana y europea que no admitía judíos. Actualmente los ritos y palabras masónicas proceden de la Kabala hebrea y sus jefes ocultos son miembros del Gran Sanhedrin Mundial.
    La judaización de la Masonería se inició a inicios del XVIII con la fundación de la Gran Logia de Inglaterra. Casi todos los primeros ministros de Inglaterra, así como casi todos los presidentes de EEUU y México han sido y son masones (y de España, Francia, Alemania, Italia, ...)


    8º.- El Sionismo cuenta con una rama masónica especial, reservada exclusivamente a judíos: la Beni Berith (a veces transcrito por B'nai B'rith, en hebreo, Hijos de la Alianza). Creada en EEUU a inicios del XIX y a la que han pertenecido personalidades muy sobrevaloradas como Albert Einstein, y Sigmund Freud.
    Empezó a introducirse en España antes de morir Franco, que recibió a su Gran Maestre Americano Label Katz. Su jefe en España fue durante varios años el conocido empresario Max Mazin, miembro dirigente de la CEOE. También es un jefe europeo importante de la organización el político socialista “austríaco” Bruno Kreisky.



    9º.- El Sionismo está dirigido por un Gran Sanhedrín Mundial que reúne a los jefes judíos de la Masonería y B'nai B'rith más los representantes del Estado de Israel, de la Alianza Israelita Universal, del Congreso Mundial Judío, del Gran Kahal de New York, de la Banca Rothschild y de varias multinacionales.
    Un presidente del Gran Sanhedrin fue el “americano” Bernardo Baruch, consejero de todos los Presidentes de EEUU desde Wilson a Kennedy pese a que nunca se presentó a ningún circo electoral.
    A partir de 1940 el Gran Sanhedrín ha contado con miembros honoríficos “soviéticos” como Litwinow, Kaganowicz, Mazurow y Andropow.


    Sobre este tema se ha escrito y dicho mucho. Actualmente los kioscos ofrecen al público (las bibliotecas casi no tratan el tema, los libros interesantes hace tiempo que han desaparecido) material de muy baja calidad.
    En España hay dos ejemplos:
    · “El Contubernio Judeo-Masónico-Comunista” del padre Ferrer Benimeli (Edit. Itsmo, 1982) y
    · “El Mito de la Conspiración Mundial Judía” de Norman Cohn (Edit. Alianza Editorial, 1983).


    Ambos sostienen tesis contrarias a esta. Es lógico, veamos porqué.


    José Antonio Ferrer Benimeli es un jesuíta de antigua ascendencia judía, afiliado a la Masonería nada más ser legalizada en España por el gobierno de Adolfo Suárez.
    Antes de publicar esa obra se hizo famoso por su teoría de que la Masonería no había tenido nada que ver en las persecuciones de la Compañía de Jesús en el XVIII y posteriores.
    El padre Ferrer debe pensar que los lectores son idiotas, pues en la nada sospechosa Enciclopedia Masónica de Frau y Arús, Tomo I, pg. 640 y ss. dice: “los jesuítas comprendieron desde un principio toda la importancia que encerraba la Masonería, tanto por la fuerza de sus principios como por la de su organización. No se les ocultaba que, si llegaba a extenderse internacionalmente y a llevar sus principios y hombres a los Gobiernos de los Estados, acabarían para siempre los Gobiernos y las instituciones fundadas sobre la preocupación y el fanatismo, para dar lugar a la soberanía de la razón y de la justicia. Así es, queestos centinelas avanzados del ultramontanismo, fueron los que más se distinguieron en la persecución contra la Masonería.
    Desde el segundo tercio del XVIII se trabó la lucha entre las dos sociedades, y si la llamada Compañía de Jesús fue vencida, ha sido porque en definitiva siempre triunfa la verdad sobre el error, la justicia sobre la iniquidad … la Masonería, casi siempre perseguida y proscrita, si contar con maś recursos que los ahorros de los asociados, supo minar el poder de los jesuítas y de la Inquisición, pricipales columnas que sostenían el poder absoluto de los Reyes y los Papas ...”

    No entraremos en la cuestión de si es verdad o mentira lo que los eruditos masones afirman sobre los jesuítas. Al margen de la parte de razón que puedan tener, lo que importa ahora es dejar claro el crédito que merece los autores de la categoría del padre Ferrer quien aún no sabemos si es un jesuíta infiltrado en la Masonería, o un masón infiltrado en la Compañía de Jesús, pero en todo caso un judaizante por su origen e ideas.


    La otra obra mencionada es una traducción del inglés “Warrant for Genocide”, su autor Norman Cohn, lo escribió en 1966 asesorado por los profesores León Poliakof, Jorge Mossé, y Leonardo Schapiro, judíos sionistas como él mismo.



    LOS JUDÍOS : RAMAS DEL JUDAÍSMO.
    Los judíos del mundo pueden englobarse en dos grandes ramas:
    Sefardita (en hebreo Sefarad significa España) y
    Askenazi (en hebreo Askenaz significa Alemania). Dentro de la rama Askenazi la mayoría son los Cazares (Khazaria es un reino medieval del Mar Negro).

    También hay grupos minoritarios y exóticos como
    los Falaschas de Abisinia (piel de color negro), cuyo representante más relevante ha sido el abuelo de Barak
    Obama (actual Presidente EEUU) miembro del grupo terrorista marxista del Mao-Mao .
    Cingaleses, (rasgos mongólicos) quizás el más famoso fuera: Salomón Bandaranaike (primer ministro
    Ceylán en los '50) y los Tiao-kiu-kiao de China.

    Los sefarditas son los judíos genuinos, racialmente se parecen a los árabes de Oriente Medio y, sobre todo a los cristianos del Líbano, que descienden de antiguos fenicios. Se distinguen por su endogamia y cruzamientos cosanguíneos dando un gran porcentaje de individuos con pies planos, tendencia al encorvamiento, labio inferior colgante, orejas grandes, fimosis, olor característico (“foetor judaicus”), etc.

    Geográficamente están dispersos por todo el mundo, hablando los más diversos idiomas. Sólo algunas comunidades de Grecia, Turquía y Palestina conservan todavía una especie de español medieval llamado Ladino. Como ejemplo de sefardita característico suele señalarse a Benjamín Disraeli.

    Los askenazis son los judíos que durante la Edad Media se establecieron en Alemania, Polonia, Bohemia, etc. Al principio eran de rasgos idénticos a los sefarditas pero debido a ciertas mezclas hoy pueden aparecer con cabello rubio y ojos azules.
    Siguen un rito religioso diferente al sefardita y frecuentemente hablan yidisch, dialecto del alemán con palabras polacas y hebreas. Tienen una mayor influencia en el movimiento sionista internacional. Como ejemplo característico se suele citar a los banqueros de la dinastía Rothschild.

    Los askenazis son más numerosos que los sefarditas, pero en su mayor parte no son askenazis auténticos sino cazares, descendientes de una tribu huna cuyo jefe Karidach fue vasallo de Atila en el siglo V.
    Luego sus khanes crearon un poderoso reino con capital en Itil, junto al Volga. También fue importante la ciudad de Sarkel, cerca de la desembocadura del Don.
    Su principal ocupación era capturar prisioneros rusos y ucranianos que vendían a los bizantinos y árabes. Algunos de esos esclavos llegaron hasta España, donde formaron la guardia eslava de los Califas de Córdoba.

    Bulán, un khan (soberano) de Khazaria se convirtió al judaísmo convencido por mercaderes judíos de Crimea sobre el siglo VIII. Luego su descendiente Yusef mantuvo correspondencia con un sabio sefardita Hasday ben Xaprut, ministro del califa Abderramán III. En la correspondencia negaba que los cazares fueran las diez tribus perdidas de Israel; pues no descendían de Abraham, sino de otro patriarca más antiguo: Togarma, hermano de Askenaz, hijo de Gomer, nieto de Jafet y bisnieto de Noé (ver Biblia, libro del Génesis, cap. X, versículos 1-3).

    El reino de los cazares acabó siendo destruído por las tribus de los cumanos, saxinos y pachenegos, hermanos suyos de raza, pero seguirodres de antiguas creencias chamánicas. Los cazares huyeron hacia el Norte de Ucrania y se extendieron por Hungría, Eslovaquia y Polonia fundiéndose con las pequeñas comunidades askenazis cuyos ritos adoptaron y consiguieron formar populosas juderías. El rito primitivo de los cazares era el caríta, muy tradicionalista y contrario al Talmud.
    Los cazares eran muy numerosos pero no todos se volvieron askenazis, algunos permanecieron en Crimea y en el norte del Cáucaso y durante el XIII se integraron, con el resto de cumanos, saxinos y pechenegos, en el reino de la Horda de Oro fundada por los nuevos invasores mongoles.

    Los mongoles también eran chamanistas pero acabaron abrazando el Islam con la mayoría de sus súbditos turcos. El judaísmo, empero, no desapareció. Se sabe que eran judíos muchos de los baskakos (recaudadores de impuestos del khan de la Horda de Oro) en los principados cristianos de Rusia y Ucrania sometidos a vasallaje.
    A inicios del XX, los judíos caritas que quedaban en el imperio zarista no llegaban a 30.000 pero conservaban una importante reliquia del pasado: un idioma emparentado con el turco, el antiguo idioma cazar más o menos corrompido.

    Racialmente la amalgama askenazi-cazar es sobre todo una mezcla de elementos eslavos y turcos, con individuos de cabellos rubios o negros, ojos ovalados o rasgados, cráneo dolicocéfalo o braquicéfalo, estatura alta o baja, etc. Los individuos con caracteres semíticos son minoría.

    Los actuales israelitas son, aproximadamente, mitad sefarditas y mitad askenazis. Pero estos forman la mayoría de los cuadros dirigentes y entre ellos hay muchos cazares típicos: Chaim Weizmann, Levy Eschkol, Zalman Chazar o Khazar, Golda Meir, Moisés Scharet, Moisés Dayan (este general presumía de sabra por haber nacido en Palestina, pero aunque no supieramos que pertenecía al kibutz de Degania, fundado en 1909 por inmigrantes marxistas huidos del Zar, sus rasgos lo delatan).
    Otro individuo inconfundible, pese a su insistencia en pasar por georgiano, era Lawrenti Beria, jefe supremo de la Policía Soviética desde 1938 a 1953.

    No todos los cazares hablan yidisch (importado a Rusia y Ucrania) ni siguen el rito askenazi. Entre los que sí lo hablan hay muchos con apellidos:
    de Alemania: (Einstein, Goldstein, Goldman, Goldblatt, Goldenberg, Rosemberg, Forsenthal, ...)
    eslavos o de resonancia eslava: Poliak, Poliakof, Polanski, Polonski, Poliansky, Jablonski, Gurewicz, Gurvitsch, Horowicz, Jakubowicz, Jakubowski, Abrampolski, Zhitomirski, Umanski, Slonimski, Dawidowicz, Brodski, Alperowitz, Ahronowicz, etc.


    Otros apellidos son más curiosos, concuerdan con datos genealógicos aportados por la correspoondencia entre Yusef Khan y Hasday ben Xaprut: Askenaz y sus variantes: Aschkenaz, Aschkenazy, Aschkenasi, etc.
    Otros son Jafe, y sus variantes: Jaffé, Joffe, etc.
    En recuerdo del jefe Kaplan Khan aprecen: Kaplan, Kaplun, Kaplansky, Koplan, Coplan, Coplin, etc.
    Koestler, según el autor Arthur Koestler, que se confiesa de origen cazar en su libro “La Tribu nº 13” es una corrupción de Khaslar o Khazar, igual que la palabra húsar, (cuerpo de caballería). Según Koestler los apellidos Kahn, Kahan, Kahane, Kagan, Kaganez, Kaganowicz, Kochanowicz, Kohan, Kohon, Kuhn, Kogan, etc. proceden del hebreo Cohen (sacerdote) o del altaico Khan o Khakan (título de los príncipes cazares, cumanos y mongoles).

    En el aspecto psíquico los judíos cazares tienen fama de incultos, brutales y crueles. Pueden testificarlo los parientes de los palestinos abrasados por el napalm o fusilados en masa, sin distinción de sexo o edad en los pueblos de Deir Yassin, Deir Ayub, Nasiruddin, etc.
    O los parientes de los niños búlgaros sodomizados y asesinados en 1919 en Budapest por los comisarios de Bela Kun.
    Tampoco se ha de olvidar que el aparato policíaco soviético, bajo sus diversas siglas (CEKA, GPU, NKWD, MWD, KGB) era un invento cazar. Todos los jefes de ese departamento han sido judíos cazares: Dzierzynski, Menzynski, Yagoda, Yezow, Beria, Kruglow, Szelepin y Andropow.



    LOS PROTOCOLOS DE LOS SABIOS DE SION.
    En 1905 el profesor ruso Segio Nilus reeditó su bora semirreligiosa “Lo Grande y Lo Pequeño, o el Anticristo Como Posibilidad Inmediata de Gobierno” y añadió un Apéndice titulado “Los Protocolos de los Sabios de Sión”.

    ¿Qué son los Protocolos de los Sabios de Sión?
    Según Nilus, eran la traducción al ruso, hecha por él mismo, de una copia en francés de las 24 actas del Congreso Sionista de Basileaque le habían sido entregadas al Príncipe Alejo Sukhotin para su difusión.
    En el Congreso se habían citado, en 1897, al sefardita Max Nordau, al askenazi Teodoro Herzl, y al cazar Asher Ginsberg, además de otros muchos líderes sionistas de menor importancia para estudiar la vuelta de los judíos a Palestina.
    Dos años antes el propio Herzl había publicado su famosa tesis “El Estado Judío”.
    Como los judíos habían desaparecido completamente de Palestina en tiempos del emperador romano Adriano ¿qué derecho presentaban sobre dicho país los judíos cazares, que ni siquiera son racialmente judíos, sino hunos convertidos al judaísmo?

    Pero esta cuestión era marginal, Nilus sostenía que la vuelta a Palestina era sólo la parte del programa sionista dada a la publicidad por el propio congreso con la intención de obtener el apoyo de los gobiernos europeos en contra del Sultán de Turquía.
    A los judíos les interesaba Palestina porque, según antiquísimas profecías, Jerusalén será la Sede del Gobierno Mundial del futuro.

    El programa sionista, expuesto en 24 discursos por Asher Ginsberg a los dirigentes de segunda fila, era el dominio del mundo y había sido trazado por el Gran Sanhedrín a inicios del XIX.

    Nilus afirmaba que dicho programa había sido robado a un congresista y pasado al príncipe Sukhotin.
    Como obra independiente los “Protocolos” se publicaron posteriormente varias veces por el propio Nilus y otro ruso apellidado Butmi, ambas versiones presentan diferencias en la redacción y ordenación de las actas, pero varios autores opinan que son dos versiones de un texto original desconocido.
    Tras la IGM los textos de los “Protocolos” fueron prohibidos en la URSS por el gobierno comunista, pero se tradujeron a numerosos idiomas y obtuvieron gran difusión mundial.
    Un ejemplar de la edición original (1905) se conserva en Londres en la Biblioteca del Museo Británico con el número 3296-d-17 y el sello de entrada correspondiente a la fecha 10 agosto 1906.

    Los enemigos de los “Protocolos”, entre ellos Chaim Weizman, fundador del Estado de Israel, y el novelista judío Emil Ludwing, afirmaron que se trataba de un invento del propio Nilus que se inspiró en una obra del francés Mauricio Joly titulada “Diálogos en los Infiernos entre Maquiavelo y Montesquieu”.
    Si bien, efectivamente, algunas frases guardan cierto parecido pero sacándolas de su contexto.

    Los defensores de la autenticidad de los “Protocolos” responden que al componer sus 24 discursos Asher Ginsberg usó como guía a Mauricio Joly, muerto hacía tiempo y poco conocido del público.

    En realidad no es un plagio, ambos textos son completamente diferentes. Si bien Nilus sabía francés, también lo dominaba Ginsberg (al igual que hablaba alemán, ruso y hebreo) y era más fácil para Ginsberg que para Nilus conocer al desconocido Joly cuya obra es un librito impreso en Bélgica en 1865 contra Napoleón III (Maquiavelo). Cuando la edición se envió de contrabando a Francia, los gendarmes sobreaviso lo confiscaron al momento.
    Es muy improbable que ningún ruso de 1905 pudiera tener noticias de aquella obra de Joly. En cambio años antes Ginsberg podía haber encontrado algún ejemplar en alguna logia de Occidente.


    Por la gran diferencia entre los Protocolos y la obra de Joly, los judíos han elaborado otra teoría más compleja. Suponen que Nilus mezcló dicho diálogo con varios pasajes de la novela “Biarritz” de Herman Goedsche y con fragmentos diversos de escritores antisemitas, algo imposible de demostrar por su enorme complejidad.
    Es mucho más probable, aunque tampoco es seguro, que el autor de los Protocolos (Nilus o Ginsberg) usara la obra de Joly modificándola sustancialmente según sus ideas.


    El origen de los Protocolos estaría definitivamente resuelto a favor de los judíos si fuera verdad la declaración hecha en Occidente (1927) por el pope Stepanow en 1895, dos años antes del congreso de Basilea, el príncipe Sukhotin le había dado ya un ejemplar manuscrito de la obra por lo que sus actas no podían ser los discursos pronunciados dos años después por Ginsberg en el cónclave.
    Con motivo del juicio en Berna, iniciado en 1934-35 a petición de los judíos contra los libreros suizos que vendían los Protocolos, se afirmó que el manuscrito estaba en la Biblioteca Lenin de Moscú, formando parte de la colección Pasukanis. Luego se dijo que no había tal manuscrito, sólo una copia hectográfica. Pero ésta tampoco nadie la vio, lo que no impidió que el juicio diera la razón a los judíos. Todo parece indicar que la declaración de Stepanow se obtuvo por dinero y la historia del misterioso manuscrito un invento para darle fuerza.


    Pero hay algo, por encima de toda otra consideración, que aboga a favor de la autenticidad de los Protocolos, GRAN PARTE DE LO QUE DICEN SE HA IDO CUMPLIENDO, INEXORABLEMENTE, y el resto parece que no está lejos de cumplirse. Es evidente que Nilus podía ser un loco y/o un falsario, pero no un PROFETA capaz de anticipara el devenir de la política e historia mundial cien años antes de que ocurriera.

    Además, si fuera cierto que los comunistas, anarquistas y marxistas son enemigos acérrimos del capitalismo (como afirman y presumen sin parar) y estando el gran capital en manos judías, les habría convenido favorecer la difusión de los Protocolos, no prohibirlos. Pero casualmente las principales características del régimen soviético se anticipan, también, en los Protocolos. Esto y su prohibición en Rusia son pruebas de peso de su autenticidad.

    Sergio Nilus acabó sus días en 1930, tras ser encarcelado dos veces por la “justicia” soviética. No fue ejecutado (suicidado o muerto) porque hasta el último momento el judío Yagoda, jefe de la GPU, esperó “convencerlo” para que viajara a Occidente a hacer campaña contra su obra de los Protocolos.
    La segunda esposa de Nilus, de soltera Ozerowa, que financió a su costa la edición de 1905 murió en un campo de concentración del ártico en 1938 ¿tan peligrosa era esta mujer para el régimen soviético?
    Un hijo del primer matrimonio de Nilus, de nombre también Sergio, vivía refugiado en Polonia donde se unió a los nazis en 1939 y mantuvo correspondencia con el ministro Rosemberg. En una carta, fechada en marzo 1940, le pidíó concretamente al ejército alemán que invadiera su patria para liberarla del terror de los comisarios judíos. La carta publicada en 1969, pero muy recortada, por el sionista Norman Cohn en su libro “El Mito de la Conspiración Mundial Judía”.



    LOS PROTOCOLOS Y LA REVOLUCIÓN MUNDIAL.
    Hasta la historia oficial reconoce que el desencadenante de la IGM fue el asesinato del archiduque Francisco Fernando, heredero al trono de Austria-Hungría, en Sarajevo el 28 junio 1914.
    Lo que no suele decirse ni contarse es que la Masonería estaba detrás del magnicidio.

    La criminal operación había sido cuidadosamente preparada. El comando terrorista estaba formado por 4 jóvenes que no superaban los 20 años: Cabrinovich, Princip, Illich, y Grabez. Pero poseían todos los datos completos del itinerario de la comitiva en su visita a Sarajevo.
    La bomba que arrojó Cabrinovich desde el puente mató a varias personas, pero no al archiduque. Más adelante, en otro lugar estratégico esperaba Princip con la pistola browning cuyos disparos hirieron de muerte al heredero y a su esposa Sofía Chotek.
    La policía detuvo a los cuatro y comprobó que pertenecían a una sociedad secreta: La Mano Negra, radicada en Belgrado cuyo objetivo era formar Yugoslavia mediante la incorporación al reino de Serbia de las provincias austro-húngaras de Croacia, Dalmacia y Bosnia-Herzegovina.
    El jefe de la Mano Negra era el coronel servio Dragutin Dimitrievich, verdadero cerebro terrorista que en 1903 ya había dirigido otro atentado en Belgrado que costó la vida al rey Alejandro y su esposa Draga. Mediante este golpe los serbios pudieron “darse a sí mismos” una constitución.

    Pero la Mano Negra no era independiente, sino que era una obediencia masónica que ésta usaba para trabajos sucios en el área balcánica.
    El propio coronel Dimitrievich era masón (con el nombre simbólico de Apis) lo mismo que los otros tres jefes de la Mano Negra que le seguían en importancia: Ciganovich, Tankosich, y Kazimirovich. Todos informaban puntualmente a sus superiores, los jefes de la Gran Logia de Belgrado, de sus actividades clandestinas.
    El acusado Cabrinovich declararía en el juicio: “Ciganovich me dijo que el difunto Francisco Fernando había sido condenado a muerte por los francmasones. Aunque esto me lo dijo cuando yo ya estaba decidido
    Y Princip corrobaría “Ciganovich me dijo un día en el café Moruna, hablando del atentado, que los francmasones habían condenado a muerete a Francisco Fernando en no se que año”.
    Ciganovich era el enlace entre Sarajevo y Belgrado, y como tal se encargaba de suministrar armas y dinero al comando. Las últimas instrucciones para el atentado fueron dadas tras el retorno de Kazimirovich, enviado por Dimitrievich a Francia, Rusia y Hungría.
    Cabrinovich declaró que cuando Ciganovich le anunció jubiloso la vuelta de Kazimirovich de Budapest, pensó que “su viaje se relacionaba con el asunto” y que había tenido en el extranjero “confidencias de ciertos círculos”.
    Princip, por su parte declaró estar molesto porque el asunto lo supiera “demasiada gente” pero negó haber sido un instrumento de la Masonería (porque así lo creía él).

    El emperador Francisco José, católico y tradicionalista, se oponía a la Masonería, pero en Austria-Hungría funcionaban secretamente muchas logias y su propio hermano Maximiliano había sido iniciado en el Rito Escocés. Francisco José sabía que los masones habían abandonado en México a Maximiliano cuando éste, convencido por el jesuíta Agustíń Fischer, decidió entregar el poder, a fines de 1866, a los generales conservadores: Miramón, Márquez, y Mejía.
    El príncipe Francisco Fernando era enemigo de la secta y según el conde Czernin “sabía muy bien que el peligro de un atentado a su persona era inminente. Dijo que en 1913 la Masonería habia decretado su muerte, indicando la ciudad donde se había tomado la resolución y los nombres de diferentes políticos húngaros y austríacos que debían saber algo sobre el particular

    En vísperas de la guerra el Gran Maestre de los masones húngaros, Arpad Bokay, aparentaba ser uno de los más fieles partidarios del Imperio, aunque en realidad trabajaba secretamente por su desmembración. Es casi seguro que, en Budapest, Kazimirovich se entrevistó con Bokay. Por otro lado, no debía estar ajeno al asunto el judío Ernesto Nathan, que fue alcalde de Roma y Gran Maestre de los masones italianos.

    Por la tensión en Europa el atentado de Sarajevo provocó la contienda como una reacción en cadena: ultimátum de Austria-Hungría a Serbia, ultimátum de Rusia a Austria-Hungría, ultimátum de Alemania a Rusia, ultimátum de Inglaterra y Francia a Alemania …
    En el Acta nº 7 de los Protocolos dice: “tenemos que estar preparados, por si algunos se opusieran a nuestros proyectos, a llegar si fuera necesario hasta la declaración de guerra al país vecino que pretendiera atraversarse en nuestro camino, pero si estos vecinos, a su vez, decidieran unirse en contra nuestra, será preciso responderles desencadenando una guerra mundial. En política, el triunfo definitivo depende, principalmente, del secreto que se haya guardado sobre el plan que se quiere realizar”.
    Última edición por donjaime; 30/12/2015 a las 13:05
    despistado, ReynoDeGranada y raolbo dieron el Víctor.

  2. #2
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Re: Serie: Conocer el Sionismo

    Serie Sionismo


    Parte II : SIONISMO Y CAPITALISMO.


    LOS FUNDAMENTOS DEL CAPITALISMO.
    ¿Qué se entiende por CAPITALISMO?
    Hay un sinnúmero de definiciones que resaltan unas características u otras del sistema que la han tipificado según los autores o escuelas.
    Entre otras:
    - producir libremente, en menor tiempo y con menor coste, obteniendo las mayores utilidades.
    - ahorrar e invertir para obtener más lucro.
    - comercio libre, libertad de mercado y de empresa teniendo el lucro como objetivo fundamental.
    - libre concurrencia de la economía de mercado.
    - venta libre de la fuerza de trabajo.
    - herederar, acrecentar y poseer la propiedad privada, usando y disponiendo libremente, en todos los ámbitos para formar un patrimono particular y privativo.


    Bajo el término genérico de CAPITALISMO se engloba una función que, frecuentemente, desprestigia al término y que tiene unas peculiaridades especiales.
    En cuanto la finalidad de la actividad económica normal, necesaria y deseable desborda los límites sanos comienza a convertirse en un mal. Deja de ser un uso para convertirse en un abuso.


    Ya un profeta del Antiguo Testamento, unos 800 aC, Amós, recriminaba a los judíos “Disminuís las medidas, aumentáis los precios, alteráis las balanzas, obligáis a los pobres a venderse, por un par de sandalias los compráis y hasta vendéis el salvado como trigo” (Libro del Profeta Amós: 8,4-6, 9-12).


    Los usureros natos, los judíos, han ido a lo largo de la historia formando dinastías que perfeccionaron sus métodos y transmitieron a fieles continuadores, quienes, con particular devoción, no despilfarraban sus fortunas, sino que las acrecentaban. Se extendieron por todos los confines de Europa y el resto del mundo.


    Con la Revolución de la Reforma Protestante, teóricos como Saumaise publicaban libros como “De Usuris” para reiterar y demostrar que, en cuestiones económicas y financieras, la moral no tenía cabida. Opiniones reforzadas por otros autores como los sefarditas José de la Vega y Jesef de Pinto, y así, prácticas que habían sido condenadas y marginadas como inmorales e ilegales fueron quedando justificadas con argumentos que acallaban las conciencias.
    Los judíos lograban que entreverar mercancías de menor calidad (camelote) y venderlas al precio de la mejor, hacer mermas deliberadas en el peso, inventaron el dumping (vender por debajo del coste para hundir la competencia y quedarse en monopolio), normalizaron la venta a plazos y crédito con elevados intereses, etc. se generalizaran como prácticas “inteligentes” no como maniobras ilícitas.


    Estas prácticas y otras quedaban acalladas en la conciencia de este pueblo “elegido”, el único con derecho a las riquezas del mundo, justificándose en el Deuteromonio que les autoriza a especular “cuando de otro (gentil) se trate ...no de tu hermano (judío)” o en el Levítico que no les permite agraviar a un hermano pero “sí al extraño” vendiéndole a un precio más caro, etc.


    El afán de acumular dinero y riqueza, por cualquier medio, de los judíos, está movido por una fuerte avaricia pero, más aún y sobre todo, por una idea trascendente, de mística invertida en la que la riqueza es el medio, la palanca, para adquirir poder político que usarán para lograr su auténtico fin: la hegemonía universal, el requisito fundamental para que se cumplan sus escrituras: la llegada del “verdadero Mesías”.


    Así buscaban, y buscan, el poder económico y riqueza sin los tradiconales frenos morales o religiosos, para poder llegar al fin último de dominación mundial.



    No debe olvidarse que la función económica es sana y deseable. El que invierte para producir asumiendo riesgos presta un servicio a la colectividad por lo que obtiene una ganancia. Pero quien invierte para especular (sin producir nada) no aporta ningún beneficio a la colectividad y es un parásito estafador.


    En el acontecer económico los judíos han introducido lo inmoral y niegan lugar a la moral. Alegan que lo económico está por encima de esos conceptos y usan tecnicismos oscuros y variables que dificultan o impiden comprender los procesos de los que pretenden hacer coto cerrado.


    Los judíos son maestros en usar el crédito astutamente, como un instrumento que beneficia a unos y perjudica a muchos. Conceder créditos abundantes para luego de cierto tiempo cerrar súbitamente su concesión permitiendo a ciertos especuladores hacer bajar los precios de las mercancías y/o acciones, comprar a la baja (con la información privilegiada) para revender al alza con sobreprecios y beneficios astronómicos. Enriqueciendo unos pocos a costa de la gran mayoría de perdedores engañados.
    Estas y otras maniobras para especular, aprovechar abusivamente el trabajo de otros, seducir engañando al consumidor, alterar la oferta y demanda en beneficio propio y acumular riquezas por la forma que sea no son inventos del XVIII pese a que lo que suele denominarse Capitalismo Moderno se perfiló en la Inglaterra de ese siglo.
    Estos “hábiles negociantes” del liberalismo político desenvolvieron el liberalismo económico, desligando la economía de la moral y humanismo. Para ellos la economía es una ciencia complicadísima, con sus propias leyes, incomprensibles para todos los humanos, excepto, claro está, para el pueblo elegido. Este fue el pecado original del capitalismo moderno.


    Pero bajo el término CAPITALISMO han venido actuando dos tendencias con características y principios básicos diferentes:
    1ª.- libre producción, distribución y venta para obtener beneficios sin abusar ni perjudicar a terceros.
    2ª.- la cerrada actividad especulativa (no siempre productiva) para obtener lucro a costa de los que sea.


    Esta segunda forma ha dado origen al CAPITALISMO JUDÍO MODERNO, un grupo minoritario de super magnates archiricos, con influencia política, financiera, ideológica y hasta filosófica.




    LA TENAZA CAPITALISTA JUDÍA EN EEUU.
    La Guerra de Independencia Americana fue alentada por los señores del Dinero que intuían que les sería más fácil controlar una Colonia y fue la primera excepción a la tradicional alianza entre el Imperialismo “Británico” y la Finanza Internacional (aunque en realidad debería decirse Imperialismo de The City a la que hace siglos está subyugada la política y Corona británica).


    En 1791, bajo auspicios de Rothschild de Londres se fundaba el primer Banco de los EEUU (pese a su nombre era de propiedad privada y capital privado) con el fervoroso apoyo de Alexander Hamilton (Padre Fundador EEUU, hijo de judía que falsificó en el registro civil su declaración, haciéndolo constar como hijo de un marino escocés, y no de su esposo judío danés, pues aunque podían circular libremente, los judíos no podían nacionalizarse americanos en esa época) así Hamilton fue el primer judío que obtuvo nacionalidad americana aunque de forma fraudulenta.


    Entre los primeros colonos “ingleses” que pasaron a América del Norte iban muchos judíos, el primer “blanco” nacido en Georgia fue un judío: Isaac Minis.
    La explotación de la colonia inglesa de Virginia se produjo gracias a los banqueros judíos de Londres que aportaron el capital para la “The Virginia Company of London” que ya funcionaba en 1619.


    En la época de George Washington ya había unos 4.000 judíos en las colonias del Norte de América. El 16 de diciembre 1773, en Boston se originaron graves tumultos por querer la Corona británica extender el impueto del té a las remesas pertenecientes a la compañía judía de las “Indias Orientales”.
    El “pueblo” de dicha ciudad se reunió bajo la presidencia del judío Samuel Adams, agitador que había hecho que de noche una banda de individuos, disfrazados de pieles rojas, arrojaron el te de la compañía al agua. Este pretexto sirivó para iniciar la Guerra de Independencia de los EEUU.


    Los judíos obtuvieron pingües beneficos del “negocio” del tráfico de esclavos negros que acaparon a partir de 1619 en monopolio. Comercio que heredaría la Royal African Compani of England en 1764 donde Benjamín Wright, Jacobo Rodríguez y Abraham Pereira operaron llamándolo “madera de ébano” y con el que surtían al Nuevo Continente. Hubo años en que vendieron más de 70.000 esclavos (entre 18 y 30 libras por cabeza).


    Otra penetración importante en el comercio y finanzas la consiguieron hacer los judíos mediante el control que tenían sobre la Compañía “Neerlandesa” de las Indias Orientales de Holanda y el gobernador hubo de aceptar los hechos consumados de la presencia de la comunidad judía que comerciaba con los indios a los que proveía de alcohol y armas pese a las severas prohibiciones al respecto que les brindaba cuantiosos beneficios, también hacían préstamos a los colonos holandeses.
    Pese a no poder echarlos intentó controlarlos y mandó que vivieran separados de los colonos e indios, confiando su residencia a la isla de Manhattan y ordenó construir un muro para separar las casas judías. De ahí surgió la calle denominada de la pared, es decir, Wall Street, donde surgiría el mayor emporio judaico financiero jamás conocido, hasta el punto que el Presidente Jefferson dijo que la alta finanza se estaba tornando peligrosa pues “había constituido una aristocracia que desafiaba al Gobierno”.


    Los judíos John Pierpont Morgan, Cornelius Vanderbilt, etc. consiguieron levantar dinastías e imperios a base de influencia política, concesiones, truts y monopolios.
    En el río revuelto de la Guerra de Secesión (1861-1865) los judíos acrecentaron, aún más, sus archifortunas mientras Gobiernos y pueblo estaban empeñados en la sangrienta contienda.


    Lincoln precisaba financiación para sus campañas, acudió a Wall Street pero el interés del 36% que le pedían los judíos le pareció excesivo y emitió sus “billetes verdes”, pero finalmente hubo de claudicar ante los financieros y aceptar el 36%. Proyectó una serie de controles financieros para establecerlos cuando finalizara la guerra, pero en vísperas de lograrlo sería asesinado. Su asesino, John Wilkes Booth fue asesinado a su vez, antes de prestar declaración, y el judío inductor del magnicidio, Judah F. Benjamín, huyó a Inlaterra.


    Los monopolios judíos frustraban la ley de oferta y demanda provocando artificiales bajas de precios como el viernes negro de Wall Street en que los grupos de Gould, de Fisk, de Varderbilt, etc. realizaron fabulosas jugadas haciendo caer la Bolsa, arruinando a miles de familias ahorradoras en beneficio de los especuladores.


    La dinastía Seligman también hizo grandes “negocios” durante la Guerra y el “crack” ficticio de la Bolsa. Sus consorcios fueron uno de los patrocionadores de Ulises S. Grant, francmasón del rito escocés, para que alcanzara la Presidencia de EEUU de 1869-1877.


    Abraham Kuhn y su socio Salomín Loeb fundaron, en New York, una casa bancaria para operar con las constructoras ferroviarias, luego extendieron sus actividades a la “American Semelthing and Refining Association”, a la “Westinghouse Electric”, a la “Western Union Telegraph” y compañías de seguros. Se reforzaron con un nuevo socio: Jacob Schiff.


    John Davidson Rockefeller levantó el trust de la Standard Oils, luego el de minas y fundiciones. El juez Landis (Chicago) le impuso una multa de 29 millones $ por sus innumerables delitos financieros, pero ya poseía suficiente poder e influencia política para esquivar la justicia. En 1870 la Standard Oil tenía el monopolio casi total del refino del petróleo EEUU.


    Las dinastías Morgan y Rockefeller se acoplaron para reforzarse más, para hacerse más discretos bifurcaron sus canales financieros y camuflaron muchas de sus actividades con filiales, testaferros, fideicomisos, etc.


    Los Rockefeller son los creadores y financiadores de la OSS (embrión de espías del que surgiría la CIA).


    El genial Henry Ford, creador de la dinastía de automoción, estudió la realidad social y económica de los EEUU, descubrió como la economía norteamericana estaba asfixiada por la tenaza judaica y escribió un valiente y documentado libro titulado “El Judío Internacional” todo un clásico, y como suele ocurrir con esta clase de libros “desaparecen” misteriosamente de librerias, bibliotecas, Universidades e incluso es difícil encontrar reseñas sobre ellos unos años después.
    Entre sus párrafos leemos: “excepción hecha de un gran bazar y algunas tiendas insignificantes, todos los comercios están en manos judías. Confecciones de caballero y señora, ropas hechas, peletería, y todo el tráfico de víveres, forman el gigantesco monopolio judío …
    En Wall Street donde está situada la Bolsa de New York, el elemento judío es numeroso y predominante …
    En el terreno financiero neoyorkino destaca la finanza judía … y el comercio financiero judío se diferencia radicalmente del no-judío en que los banqueros judíos son preferentemente prestamistas y es raro que el judío tenga un interés permanente en las empresas productivas, que apoya con dinero ...


    La casa de banca predominante en Wall Street es la de Kuhn-Loeb and Co. Jefe principal fue Jacob Schiff, siendo consocios su hijo Mortimer, Otto H. Kahn, Paul M. Warburg y otros que participan predominantemetne en las grandes empresas financieras de EEUU.
    Otras casas de banca judía en EEUU son: Speyer y Cía, J. y W. Seligman y Cía, Lazard Hermanos, Landenburg, Thalman y Cía, Hallgarten y Cía, Knaudt, Nachod y Kühne, Goldman Sachs y Cía, y otras muchas de menor entidad.


    El poder financiero ejercido por los judíos desde Wall Street, ejerce influencia preponderante sobre la industria, ocupando, en muchos mercados metalúrgicos, una posición de monopolio. Grandes y florecientes agencias de estos bancos judíos se encuentran por todos lados. Cuanto más se avanza hacia empresas puramente especulativas, tanto más se acusa el elemento judío, especialmente en empresas societarias y en el negocio de valores petroleros y mineros.


    No cabe duda de que hay relaciones íntimas entre la Alta Finanza Internacional Judía … esas relaciones internacionales no tienden solo al predominio del mercado puramente financiero, sino que se apoderan, también, de ciertas ramas industriales ligadas estrechamente con transacciones financieras. Usualmente conseguido el predominio se eliminan, brutalmente, los demás intervinientes.


    La propia Enciclopedia Judía, escribe al respecto: “raramente se han ligado intereses financieros judíos con intereses industriales, excepción hecha de la industria de metales y piedras preciosas.
    Así, los Rothschild son los amos del mercado del mercurio. Los hermanos Barnato y los Werner, Beit y Cía, en diamantes. Los hermanos Lewinsohn y los hijos de Guggenheim del cobre y tienen bastante dominio de la plata.


    Los judíos, así mismo, controlan los teatros, el cine, la prensa, las agencias de noticias, y otros sectores”.


    La Enciclopedia Judía también prosigue: “ha existido efectivamente un predominio judío en el terreno de Deudas de Estado, a favor de las íntimas relaciones internacionales entre las diferentes familias judías de mayor importancia”.




    LA CONQUISTA DE EEUU.
    El 22 de noviembre de 1910, un grupo de financieros judíos se reunían en la Isla de Jeckyl, (New Jersey). Entre ellos estaban:
    · Senador Nelson Aldrich, del trust del caucho y del tabaco.
    · Abraham Piatt Andrew, economista ayudante del Secretario del Tesoro de los EEUU.
    · Frank Vanderlip, Presidente del National City Bank de New York.
    · Henry P. Davidson, alto dirigente de la banca “John Pierpont Morgan”.
    · Charles D. Norton, Presidente del “First National City Bank” del trust Morgan.
    · Benjamín Stron, lugarteniente de Morgan.
    · Paul Moritz Warburg, asociado de la banca neoyorkina Kun Loeb adn Co.


    Estos archimillonarios redactaron el proyecto de un “Banco de la Reserva Federal”, un cártel bancario PRIVADO (pese a su nombre aparentemente oficial de FED).


    Meses después, el 21 de diciembre de 1913, cuando la mayoría de los miembros del Congreso estaban pasando las vacaciones de Navidad se hizo votar, de manera subrepticia, la ley “Federal Reserve, Act.” que correspondía al borrador redactado por los personajes citados.
    La ley autorizaba el establecimiento de una Corporación de la Reserva Federal, entidad Privada, con fondos Privados, dirigida por un Consejo de Directores privados, el Federal Reserve Board.


    La ley arrebataba al Congreso (a los representantes del Pueblo Soberano) el derecho a la creación y control del dinero y crédito que se concedía al Federal Reserve Corporation.


    El pretexto era separar la política del dinero, pero en realidad se daba el mayor poder del Estado a una entidad PRIVADA.
    Además la ley era anticonstitucional, inicua e ILEGAL pues se aprobó sin el quórum legal establecido. Pese a todo siguió adelante.


    El resultado es que en una gran “democracia” que suele presentarse como el prototipo ideal de esa forma de gobierno, el poder de crear y emitir el dinero y el crédito le fue arrebatado a los “representantes del Pueblo Soberano” para concedérselo a una empresa privada, propiedad de judíos.
    Y no es exagerado decir que una empresa privada, por definición, buscará su propio beneficio en detrimento del interés general.


    De esta forma, desde esa fecha y hasta hoy, cuando el Gobierno de EEUU precisa acometer obras públicas, una guerra, o un gasto o inversión que no puede cubrir con los ingresos ordinarios (impuestos) ha de recurrir al Federal Reserve y solicitarle un préstamo A INTERÉS.
    Si el Federal Reserve da el visto bueno al préstamo el Congreso autroizará al Departamento del Tesoro para que imprima los Bonos de los EEUU por esa cantidad. Los Bonos se entregan al Federal Reserve como garantía del préstamo (e intereses), luego pagará los ridículos gastos de impresion (tinta y papel) y entrega los dólares al Gobierno.
    Además el Federal puede contabilizar esos Bonos (la garantía del préstamo) como un activo y emitir nuevos préstamos con esa base. Y como la ley de EEUU (como en Europa) permite que los bancos puedan emitir nuevos préstamos con unas reservas del 5% (varía la legislación entre 5 y 10%) pueden poner en el mercado una cantidad 20 veces mayor que la nominal de los Bonos.
    Es decir, en esta increíble transacción los “financieros” del Federal Reserve CREAN DE LA NADA un dinero que no existía (20 veces la cantidad del nominal de los Bonos) del que cobran un interés, además, naturalmente tambien los intereses pactados por el nominal y a cambio de … nada.


    Como transacciones de esta índole se llevan produciendo desde hace más de un siglo el resultado es que los sucesivos Gobiernos de EEUU han endeudado al Pueblo Soberano (sin consultarle, naturalmente) en cifras con tantos ceros que son difícilmente reproducibles, por supuesto, a interés compuesto hasta su reintegro.
    Es decir, el Pueblo Soberano de EEUU está endeudado con “SU” Federal Reserve en unas cantidades tan monumentales que superan toda la riqueza del país.


    A día de hoy si EEUU vendiera su territorio, sus patentes, know-how, armas, buques, edificios, cosechas, empresas, maquinaria, infraestructuras, … etc. no podría pagar ni los intereses de tan colosal deuda.
    Como dinero = poder, y más en épocas tan materialistas como las que vivimos, poco importa quien sea el inquilino de la Casa Blanca, pues la mano que da siempre está por encima de la que recibe.
    Y los costosísimos circos electorales sólo pueden sufragarlos ciertas fortunas, siendo notorio que los archirricos apoyan a ambos candidatos, republicano y demócrata.
    Gane el que gane, estará enfeudado con el AUTÉNTICO PODER DE LA ALTA FINANZA.


    Gracias al poder e influencia del Federal Reserve la Alta Finanza pudo realizar el mayor robo de los siglos, la mal denominada “Crisis de 1929”. En que millones de familias del “Pueblo Soberano” fueron arruinados y expoliados, legalmente, por supuesto, por unas pocas familias que habían preparado y ejecutado de forma deliberada el mayor golpe hasta la época.


    Por supuesto se generaron millones de parados y miles de muertes por hambre, y se “perdieron” unos 30.000 millones de $ de riqueza. Bueno, exactamente, no se perdieron, simplemente cambiaron de muchas manos a unas pocas.




    EL CASO BRITÁNICO.
    Lo que asombra de la política y economía británica a quien estudia un poco sobre ella es la presión que ejercen sobre ellas unos pocos banqueros y una veintena de grandes trusts.


    ¿Cuántos saben, por ejemplo, que en Inglaterra, el comercio de exportación está dominado y financiado por la Hambros Bank, los Baring Brothers, Kleenwory, Rothschild, y los Lazard Brothers?

    La City controla el 70% del mercado mundial del oro y solamente hay 6 casas “londinenses” habilitadas para efectuar operaciones: Samuel Montagu; Mocatta Goldsmith; Pixley&Abell; Shaps&Wilkins; Johnson Matthey; y, por supuesto, Rothschild.


    Acertaba M. Wirsing cuando escribía que: “los banqueros son los verdaderos dueños de Inglaterra

    En la cumbre de la colosal pirámide del supracapitalismo “británico” volvemos a hallar, naturalmente, a algunos de los banqueros internacionales.
    No faltan, por supuesto, el pese a su nombre PRIVADO: “Banco de Inglaterra” y los cinco bancos de depósito más importantes de la Gran Bretaña.


    La Westminster Bank fue fundada en 1836 por el economista James William Gilbart y por Samuel Jones Loyd (futuro Lord Overstone), con sus cosanguíneos judíos Walter Leaf y David Salomón (administrador de la banca, Diputado del Parlamento y el primer Lord-alcalde israelita de Londres).


    Los otros cinco grandes: la National Provincial Bank; la Lloyd Bank; la Barclays Bank, y la Midland Bank, todas gobernadas y propiedad de judíos.


    Compañías petroleras: la Shell fue fundada por el israelita Marcus Samuel. Sostuvo una dura lucha por la conquista de los mercados chino y japonés, con su competidor hebreo Rockefeller, obstinado y falto de escrúpulos. Pero Marcus no era menos implacable y astuto. Para luchar victoriosamente contra la Standard Oil la Shell hizo construir buques cisternas, que, a su regreso, pudieran transportar mercancías del país donde desembarcaban el crudo.


    Sus descendientes y los de su hermano, y asociado, Samuel Samuel, dirigen la banca Samuel&Cº Ltd., asociada a la Shell. Sería el tercer vizconde de Bearsted, Marcus Richard Samuel, quien presidiría los destinos de la banca familiara en calidad de Presidente. También era dirigente de la Aliance Assurance Cº (feudo Rothschild) y de la Perham Investment Trust, y Presidente de la Anglo Jewis Association.
    Peter Montefiore Samuel, representaba a la familia en el Consejo de la Shell, y administrador de British Fiel Products y Mayborn Products así como tesorero del Jewis Orphanage.


    Hasta su nacionalización el Banco de Inglaterra estaba administrado por un Consejo de 24 miembros elegidos por acuerdo en el seno de las grandes familias financieras: los Baring, los Grenfeell, los Schroeder, los Hambros, los Lazard, los Rothschild, etc. casi exclusivamente judíos.


    La banca Lazard Brothers está ligada al trust petrolero Shell-Royal Dutch y a la Banca Lazard Freres et Cie, de París.
    La banca Baring está asociada a los Rothschild.
    La Hambros Bank está asociada, en el continente, con el grupo bancario de Schneider.
    La banca S. Japhet&Co fundada por Saemy Japhet.
    La banca Warburg, dirigida por Sigmund George Warburg, Presidente del COMET.


    La banca Rothschild son los banqueros oficiales de su graciosa Majestad desde la época del judío Disraeli. Es notorio que los vrones de la dinastía Rothschild no contraen matrimonio más que con jóvenes israelitas, en cambio, sus hermanas se unen gustosamente con miembros de la más alta aristocracia europea. Algo que no debe extrañar pues su “religión” no se opone a ello, pues, según la ley judía (aún vigente y observada oficialmente en Israel) se consideran judíos a los nacidos de madre judía, cualquiera que sea el origen o religión del padre.


    Hay bastante Lores de origen judío, entre otros: Lord Reading (Rufus Isaac); Lord Samuel; Lord Melchet; Lord Burham; Lord Northscliffe (Stern); Lord Beaverbrook (Max Aitkens)


    Puede afirmarse, sin mucho margen para el error, que la política y economía “inglesa” son 100% hebraicas.




    LA ORGÍA SUPRACAPITALISTA.
    El núcleo supra capitalista de EEUU operaba por el denominado “Eastern Establishment” o simplemente “Estabilshment” que agrupa a unos cientos de individuos con una influencia incalculable en las finanzas, política, mass media, universidades, círculos intelectuales.


    En 1919 el Eastern Estabilshment se transformó en el CFR (Consejo de Relaciones Exteriores) con omnímodos poderes, a grandes rasgos:
    1.- grandes trusts disfrazados que aportan sumas enormes para activiades políticas.
    2.- dominio de los medios de comunicación que influyen en la “Opinión Pública” y les protege.
    3.- fundaciones aparentemente altruistas que les permiten ahorrar impuestos y adquirir influencias en Universidades, Hospitales, etc.
    4.- grandes donaciones para financiar a los partidos políticos, independientemente de la tendencia.
    5.- financian la carrera de jueces, diputados, senadores, gobernadores, y … PRESIDENTES.
    6.- controlan el Departamento de Estado de EEUU independientemente del inquilino de la Casa Blanca.
    Etc.


    Dam Smoot, ex adjunto de Edgar Hoover en el FBI, denominó al CRF el “Gobierno Invisible”. Y es este Gobierno Invisible el que ha impulsado organismos como el BANCO MUNDIAL, o el FONDO MONETARIO INTERNACIONAL, controlados por eminientes judíos del “Consejo”.

    Es conocida la sentencia del Senador judío James Paul Warburg cuando el 17 de febrero de 1950 retó a los senadores que formaban la comisión de Asuntos Exteriores del Senado de EEUU con estas palabras: “tendremos un Gobierno Mundial, les guste o no, solo queda saber si será aceptado o impuesto por la fuerza”.


    Hay que admitir la estrecha relación entre DINERO y PODER. Y como la finanza es esencialmente INTERNACIONAL el poder que persigue es igualmente INTERNACIONAL.


    El mundo está gobernado, hoy, política y financieramente, por hombres que sirven a determinadas fuerzas. Son hombres aupados a puestos clave aunque muchas veces sin preeminencia oficial (y por supuesto nunca se han presentado a una elección.


    Resulta curioso observar como los Presidentes de EEUU (espejo de Democracias) elegidos electoralmente parecen ser incapaces de tomar decisión alguna sin consultar previamente con unos individuos elegidos a “dedo”.
    Nixon tenía al judío Kissinger (banca Goldmann Sachs&Co)
    Johnson y Eisenhower tenían al judío Sidney Weinberg (misma banca y ligado a Rockefeller)
    Kennedy, Truman, y Roosvelt tenían al judío Bernard Mannes Baruch y Félix Frankfurter.


    Como decía Celones “Democracia es Plutocracia”. Ya se sabe que quien paga manda.


    En Inglaterra, otra democracia refulgente, es público y notorio que cuando gobiernan los conservadores las eminencias grises son Charles Clore y Jack Cotton, dos superfinancieros judíos de la City.
    Si gobiernan los laboristas aparece otro grupo financiero judío: Wolfson, Bernstein, Cohen, Zuckerman y Maxwell, todos ligados íntimamente a la poderosísima banca Lazard.


    En Francia la mayoría de figuras políticas de alguna significación están ligadas a los Lazard y Rothschild, independientemente que su etiqueta sea de izquierda, derecha o centro.


    Y por encima de los hombres auténticamente poderosos, los que “aconsejan” a Presidentes y les sobreviven políticamente, como el Secretario de Estado de EEUU, el Presidente del Banco de Estado de la URSS (Viktor Aschberg) y muchos otros personajes importantes pero de menor relevancia funciona una especie de “supergobierno mundial”, paralelo al Gobierno Mundial Oficial, o la nefasta ONU, y que por el lugar de su constitución (Bilderberg, en Holanda) recibe el nombre de Grupo Bilderberg.
    Es una asociación de individuos poderosísimos que influye en los gobiernos de todo el mundo de forma más o menos velada.


    El anfitrión y que puso en contacto a los que constituyeron el Grupo Bilderberg fue el judío Retinger, de nacionalidad polaca (Cracovia 1888) de acaudalada familia y afiliado a la masonería iluminista de los maestros de la sabiduría, además de fundadores del CRF, y miembros de la Round Table, los Bilderberg son una especie de mafia política integrada por financieros y políticos internacionales.


    Los organismos de la ONU también están dominados por estos “grandes” como:
    · la FAO y su retoño el Consjeo Mundial de Alimentación, dirigidos por el judío John Hanah, del grupo de Nelson Rockefeller.
    · OMS, Benedict, Welfish, Alpenfels, Powdermaker, Klineberg, Montagu, Hiss, etc. que marcan (e imponen) corrientes médicas y psicológica muy “especiales”.
    · UNESCO, con el profesor Benjamín Cohen que elaboró un plan de desnacionalización de la rama educativa.


    La ONU recibe cuantiosas sumas de sus “padrinos” con lo que aseguran el control de sus directrices y organanizaciones. Es sintomático que a los dos meses de su fundación la ONU ya contaba con su propio banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, dirigido por el judío Jacobson.


    Desde 1973 funciona otro organismo judío del supra gobierno mundial de control de la humanidad, la Comisión Trilateral, fundada por el israelita Zbigniew Brzezinki, oriundo de Polonia, y protegido de los Rockefeller. Se denomina Trilateral por contar con lo más granado de los magantes de EEUU, Europa y Japón.
    En 1973 la integraban 273 individuos.
    ReynoDeGranada y raolbo dieron el Víctor.

  3. #3
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Re: Serie: Conocer el Sionismo

    Serie Sionismo

    Parte III : SIONISMO Y SOCIALISMO :






    KARL MARX EL MESÍAS CONTEMPORÁNEO.
    Karl Marx fue un mesías judío de tantos que en las diversas épocas anuncian la “buena nueva” pero tan falso como sus antecesores (Andrés de Cirne, Simón Bar Kohba, Moisés de Creta o Sabatay Zebí, etc.).
    Se distingue por ser contemporáneo y tener adaptado su mensaje a la mentalidad del mundo democrático surgido tras la Revolución “francesa” consolidada por la menos conocida pero decisiva Revolución del 48.


    Karl Marx era judío por los cuatro costados.
    Originario de Tréveris en 1818, hijo de Enrique Marx y Enriqueta Pressburg. Enrique era hijo del Rabino Mordecay, casado con Changa Lwow, habiendo heredado de su suegro Moisés Lwow el gran rabinato de Tréveris.
    Moisés Lwow era hijo del Rabino Josué Kiessel (Yosúa Heschel). Su esposa era hija y nieta de Rabinos.


    La madre de Karl Marx era askenazi de pura estirpe pues aunque afincada en Holanda (abundan los sefardíes) procedía del Este (Bratislava).


    Isaías Berlin, biógrafo judío de Marx, admite el “origen” hebreo del personaje y revela que su abuelo y bisabuelo fueron rabinos. Aparte de estos datos indiscutibles Berlin presenta un Marx totalmente alejado del judáismo, según las tesis propagandísticas que se pretenden imponer.
    Incluso se afirma que Marx era cristiano y que se transformó en ateo convencido. Veamos. En efecto el padre de Marx se hizo bautizar (marrano) y pasó a llamarse Heinrich Marx (antes era Heschel ben Mordecai), no fue una conversión sincera, lo que afirmamos por varios motivos:
    1.- al cambiar de nombres conservó las iniciales H. y M. recordando su pasado judío.
    2.- más decisivo, no fue objeto de ninguna condena por su familia judía, inconcebible de haber sido una conversión sincera, en ese tiempo, su hermano Samuels era el rabino de Tréveris.
    3.- no se convirtió al Catolicismo, religión predominante en Tréveris, sino al Evangelismo, la secta favorecida desde Berlín, lo que demuestra su oportunismo. Renania acababa de pasar a dependencia prusiana.
    4.- nunca enseñó a su hijo Karl ideas cristianas, católicas ni protestantes, sólo las ideas racionalistas y revolucionarias de su época. Enrique Marx era un admirador de la Revolución “francesa”.
    5.- se bautizó en 1817 y aunque Karl nació un año después no lo bautizó hasta 1824 cuando precisaba ir a la escuela.
    6.- su mujer nunca se bautizó, aunque algunos la tienen “oficialmente” por cristiana desde 1825.


    Karl Marx era un abogado-procurador con cierto prestigio que ascendió socialmente con su matrimonio con Johanna Bertha Julia Jenny von Westphalen, cuatro años mayor que él y miembro de la aristocracia alemana. ¿Se hizo por ello más cristiano? Seguro que no, lo probable es que ella se hiciera judía. Su hija Leonor, nacida en 1855 afirmaba, con orgullo, en los mítines obreros del Esast End de Londres: “Soy judía”.


    Marx nunca dejó de ser judío, ni en su etapa “cristiana”, ni en la hegeliana de izquierdas, ni en la socialista atea. En 1843 escribió un folleto titulado: “Sobre la Cuestión Judía” y algunas afirmaciones del mismo han servido de base a ciertos comentaristas para imaginar una especie de antisemitismo marxista. Nada más falso.
    El texto es confuso y está sujeto a varias interpretaciones, cuando se examina a fondo se descubre que es una obra de cobertura que trata de minimizar el peligro judío.
    Reconoce la rapacidad de algunos supracapitalistas judíos, afirmando que su dios es el dinero, y concluye que la cuestión judía se resolverá por sí misma cuando se resuelva revolucionariamente la cuestión social.
    Fue una obra de la que no se sintió satisfecho, en la segunda edición la recortó y en lo sucesivo procuró no volver a tocar el tema.


    Karl Marx era conocido en los círculos sionistas por Caleb ben Heschel ben Mordecai ben Samuel Haleví Askeza. También estaba afiliado a la Masonería como su amigo y principal seguidor el judío Federico Engels y su yerno Pablo Lafargue.


    Durante la II República Española, según testimonio de Juan Simeón Vidarte, diputado socialista por Badajoz y vicesecretario del partido en la reunión conjunta PSOE-UGT (marzo 1934) se planteó el tema de las relaciones Socialismo y Masonería.
    Amaro del Rosal dijo que eran incompatibles. Pero en defensa de la Masonería salieron el judío Fernando de los Ríos, Enrique de Francisco, y Juan Simeón Vidarte, todos ellos masones. Vidarte adujo ante Largo Caballero que “no había ningún desdoro en pertenecer a la Masonería, cual lo hicieran socialistas tan eminentes como Karl Marx, Federico Engels, Juan Jaurés, Pablo Lafargue, Augusto Bebel”.




    UN MESÍAS NO CONDENADO POR EL GRAN SANHEDRÍN.
    El mesías moderno gozó de todos los favores del Gran Sanhedrín.


    Karl “demostró científicamente” lo que Biblia y Corán no habían podido demostrar y adquirió ante sus seguidores, enemigos de los mitos y fábulas del pasado, la categoría de sabio insuperable. Evidentemente era un rabí, un maestro.
    Además afirmó que su socialismo era “científico” y los demás socialismos eran “utópicos”. Así, reformadores sociales mucho más sinceros y honrados que él, como Saint-Simon, Carlos Fourier, Víctor Considerant, Roberto Owen, Luis Blanc, Fernando Lassalle, Esteban Cabet, etc. fueron tratados de ilusos y hasta de idiotas.


    Lasalle (Wolfson Talmi) era un judío askenazi como Marx con el que tuvo cierto contacto. Colaboraba con los nacionalistas y apoyaba, también, la política de reunificación de Bismarck. Moriría en un duelo en 1864.


    Marx era RACISTA como todos los judíos sionistas. En una carta a Engels, dice sobre Lasalle: “está completamente claro para mi que, como indica la forma de su cabeza y el volumen de su pelo, es un descendiente de los negros que se unieron a Moisés en su huída de Egipto, o por lo menos que su madre o su abuela paterna se cruzó con un negro. Esta unión de judío y alemán sobre fondo negro estaba destinada a producir algo fuera de lo normal. La impertinencia de este sujeto es tambien negroide” (curiosamente los judíos de piel negra que intentan establecerse en Israel sufren numerosas trabas y todo tipo de dificultades).


    En 1875, Marx publicaba su “Crítica del Programa de Gotha” para cobatir las tendencias lassallianas que aún se manifestaban entre los socialistas alemanes.

    Del resto de socialistas utópicos, ninguno era judío. Tan sólo Blanc era masón de grado bajo, y Cabet había sido carbonario. El más peligroso, por sus ideas anarquistas, era Proudhon que en 1849 fundó un Banco Obrero que quebró (o fue obligado a quebrar) inmediatamente lo que le valió una estancia en la cárcel.
    Marx como buen “científico” no pasó por la cárcel.
    Proudhon había escrito un libro: “Filosofía de la Miseria” y Marx para burlarse de él escribió: “Miseria de la Filosofía” donde, entre otras cosas le acusaba, valiente estupidez, de desconocer la dialéctica hegeliana. Lo que no fue óbice para que Marx se apropiara del concepto proudhoniano de la plusvalía.

    Engels, por su parte, dedicó bastante tiempo a componer una obra en contra de Dühring, publicada en 1878. Dühring tenía cierta amistad con el marxista judío Bernstein pese a ser antisemita, lo mismo que Proudhon.





    UN MESÍAS HUMANO, DEMASIADO HUMANO.
    Karl Marx que tanto criticaba a los burgueses era uno de ellos. En la Revolución del 48 participaron, arriesgando sus vidas los socialistas y/o anarquistas (entonces no estaba clara la distinción entre ellos), pero Marx, prefirió gozar de un dorado exilio a costa de su benefactor Rothschild. Y descubrimos así una faceta nueva de Caleb ben Heschel, su don de profecía. Marx sabía que en toda Europa (salvo Inglaterra) iban a estallar revueltas simultáneas e interdependientes. Incluso sabía la fecha del comienzo de la agitanción “popular y espontánea” (primer trimestre de 1848).


    Con Engels tuvo que apurarse para escribir, a finales de 1847, el famoso “Manifiesto Comunista” dirigido a los “proletarios” de todos los países, aprovechando la inminente oleada revolucionaria en beneficio del “socialismo científico”, el mismo socialismo que propugnaba el Gran Sanhedrín.
    El Manifiesto salió de imprenta unas semanas antes de la caída de Luis Felipe de Orleáns, el primer acto de la Revolución del 48.


    Pero Marx era demasiado humano para tener inspiración divina. El sionista y masón Marx nada más llegar a Londres obtuvo asiento en la importante logia donde, Lionel Rothschild, jefe de la rama inglesa de la banca Rothschild desde 1836. Lionel aparte de miembro de esta logia con otros ricos burgueses, judíos y no judíos, era miembro del Gran Sanhedrín. De ahí le vino a Marx su inspiración no divina de profecía.
    Además también obtuvo dinero, pretigio y eco en los mass media. Periódicamente recibía subvenciones de su “hermano” masón Engels, dueño de una importante industria donde explotaban a los obreros, exactamente igual que en las demás.
    A estas donaciones se le sumaron, posteriormente, las asignaciones de la I Internacional y otras ayudas.
    Pero el burgués Marx siempre vivía por encima de sus posibilidades y más de una vez empeñó las alhajas de su esposa. Uno de los retratos más conocidos de Marx es el que le hizo, 1875, el célebre Magall que no fotografía proletaros precisamente. Sus clientes habituales eran la Reina Victoria de Inglaterra, el Primer Ministro judío Benjamín Disraeli, Lord Beaconsfield, etc.


    Al hablar de los terribles campos de concentración soviéticos, Alexander Soljenitsin dice que Marx recomendaba los trabajos forzados para “regenerar” a los delincuentes y comenta: “en cuanto a él, en su vida sostuvo una pala, ni empujó una carretilla, ni picó carbón, ni derribó un árbol, y es muy probable que nunca picara leña. Pero si escribió muchas cosas en papel, papel que no le opuso resistencia. Esto les vino muy bien a sus discípulos: obligar a los reclusos a trabajar todos los días, hasta 14 horas seguidas, como en Kolima, era una “medida humanitaria” para regenerarlos.


    Hasta 1856 Marx vivía con su familia en Dean Street, nº 28, en un piso cuya amplia sala delantera tenía tres ventanas seguidas. Sin embargo, se trataba de una vivienda de atribulada clase media, situada en el Soho, y el “mesías” no se cansaba de quejarse a Engels de que merecía algo mejor, que la vivienda no era sana y su familia siempre estaba enferma. Los panegiristas de Marx dicen que se le murieron varios hijos pequeños, lo que es cierto, pero como buenos “socialistas científicos” escamotean las estadísticas de la mortalidad infantil del Londres del XIX que afectaba hasta a las familias más adineradas.
    De todas formas consiguió mudarse en 1856 a Grafton Terrace, nº 9, una casa de cuatro plantas que ocupó completamente. En 1864 se trasladó a Villa Módena y en 1875 se instaló en la residencia donde finalmente habría de morir: Maitland Park Road, nº 41, mansión de tres plantas con un jardín y una entrada ornamentada con columnas jónicas. El estudio de Marx ocupaba la primera planta.

    Durante su exilio londinense siempre contó con al menos dos criadas en las etapas más “difíciles”. Veamos un poco más de cerca el servicio para ver mejor su dimensión humana, demasiado humana. Una de las doncellas de su esposa Helena Demuth, hija de un panadero de la comarca de Tréveris, que le había acompañado a Inglaterra y con la que D. Carlos tuvo ciertos transportes amorosos con el consabido nacimiento de un hijo.
    Como no somos burguesas hipócritas no exigiríamos a Marx una vida de asceta, pero podemos acusarle de no haber querido reconocer legalmente a su hijo, lo que de tratarse de un verdadero revolucionario, sin duda, habría hecho, en vez de desentenderse de él enviándole lejos. La cruda verdad es ¿cómo un ilustre profesor, casado con una aristócrata iba a admitir ante la sociedad burguesa de la que formaba parte que había tenido un hijo con una proletaria? (una cosa es predicar y otra dar trigo). El certificado de nacimiento de Federico Demuth, en junio de 1851, se conserva en Somerset House. El espacio destinado al nombre del padre figura en blanco, en el de la madre figura Helena Demuth, y como lugar de nacimiento Dean Street, 28. El hijo, Federico, fallecería en 1929.


    Se sabe que Federico era el hijo de Marx por una carta, descubierta casualmente, que Luisa Freyberger (la primera esposa de Carlos Kautsky, antigua ama de llaves de Engels) escribió a Augusto Bebel. Aunque Marx, ayudado por Engels, trató de borrar todas las huellas que le implicaban.
    En una carta que Marx escribe a Weydemeyer cinco semanas tras el nacimiento de Federico, y un día tras inscribirlo en el Registro, habla con descaro de las “inauditas infamias que mis enemigos están difundiendo sobre mí … Mi mujer está enferma y tiene que soportar la más desagradable pobreza burguesa desde la mañana a la noche. Su sistema nervioso está socavado, y no mejora nada porque todos los días algunos chismosos estúpidos vienen a traerle todos los vapores de los sumideros democráticos”.


    Marx era un hipócrita y un quejica. En carta a Engels, refiriéndose a sus antiguos compañeros de la Escuela Superior de Tréveris, habla despectivamente de los “patanes de la comarca que se preparaban para el seminario católico y vivían en su mayor parte, de estipendios”.
    En 1835 Marx fue a la Universidad de Bonn, donde vivía como un gran señor. Fue presidente de uno de los clubs estudiantiles (famosa taberna) formado por unos 30 jóvenes de familias adineradas. Y fue sancionado varias veces por turbar la paz nocturna con escandalosas borracheras.


    Siempre se quejaba de falta de dinero, en 1837 se trasladó a Berlín y ese año su padre le amonestaba por carta: “como si fueramos los enanitos de oro, mi señorito hijo dispone de 700 táleros anuales, contraviniendo todo acuerdo y costumbre, cuando los estudiantes ricos no gastan más de 500”.
    Y en unos cinco años, Marx cambió por lo menos unas 10 veces de domicilio además de pleitear frecuentemente por motivo de deudas no pagadas.


    También probó como empresario, con dinero de Engels, naturalmente. Pero acabó mal con su socio al tratar de apoderarse de la patente de una máquina que éste había inventado.


    Siguiendo a Marx, Lenin proclamó que la religión era el “opio del pueblo”. Había que quitar ese opio de la conciencia de los trabajadores para poderlos conducir mejor a la revuelta contra el orden establecido. El cristianismo, aunque ya no era pujante aún conservaba mucha fuerza y representaba un importante papel en la conservación de dicho orden. Marx obsequió a los proletarios con el bollo mental del ateísmo materialista. Es un ateísmo para la masa.
    Es seguro que Marx no creía en un Dios personal, aunque probablemente no era ateo, sino panteísta. El hecho de que basara su doctrina en la filosofía hegeliana que mezcla el panteísmo con el mito “cientifista” del progreso continuo es una prueba bastante concluyente.


    Otra razón para afirmar su panteísmo es que es costumbre de los cabalistas (adeptos a la Kábala). Si bien Marx no creía en lo dogmas de la religión judía tradicional, pero creía en el judaísmo como potencia racial. Estaba convencido de que el pueblo judío, tomado colectivamente, era su propio mesías que debía acaudillar a las masas trabajadoras para construir un nuevo estado social, diferente y superior a los anteriores.
    La idea del mesianismo colectivo es moderna, surgiendo tras la Revolución “francesa”. Se basa en la superioridad racial del pueblo judío sobre todos los demás. Con el punto de vista panteísta de la Kábala, el judío participa en la esencia divina más que ningún otro pueblo.


    Estas ideas bullían en Marx, Moisés Hess, Enrique Heine, y Luis Borne aunque ninguno iba a la sinagoga a rezar con los judíos del común.j
    Marx no conoció personalmente a Luis Borne, pero sí a personas de su círculo. En realidad se llamaba Leví Baruch y pertenecía a la logia judía “Aurora Naciente” de Frankfurt del Main, su ciudad natal aunque por motivos políticos huyó a Francia en 1820, muriendo en 1837 con la dignidad del Gran Sanhedrín, como Lionel Rothschild y Benjamín Disraeli.


    Seguramente Marx obligó a aceptar su judaísmo intelectual a Carlos Longuet y Pablo Lafargue antes de que casasen con sus hijas Jenny y Laura. El amante de Leonor, Eduardo Aveling no comulgó con tales ideas y no casó. Leonor Marx, soltera y sin hijos, acabó suicidándose por envenenamiento en 1989, a los 43 años.






    LA INTERNACIONAL.
    La idea de Marx y Engels de unir a todos los trabajadores del mundo, lanzada en el Manifiesto Comunista tardó 16 años en fraguar.
    La Asociación Internacional de Trabajadores (AIT) conocida como I Internacional fue fundada en Londres el 28 de septiembre de 1864. El primer congreso se celebró en Ginebra en 1866 y el segundo en Lausana en 1867 y debe recordarse por la adhesión del inquieto conde ruso Bakunin, muy influido por Proudhon. El tercer congreso sería en Bruselas en 1868.


    Tras 1870 empezó una dura oposición entre Marx y Bakunin. Ese año estalló la guerra franco-prusiana con la reconquista alemana de Alsacia y Lorena. Con las tropas de Moltke acampadas ante París, el gobierno provisional procedió a realizar eleccones, que dieron con el nombramiento de Grevy cmo presidente de la república y el de Thiers como jefe de gobierno.
    La III República Francesa quedaba bajo control masónico, aunque en la Asamblea Nacional abundaban diputados derechistas, monárquicos y tradicionalistas. Frente a esta cámara estalló la revolución de la Comuna de París (18 marzo 1871) en la que combatieron juntos marxistas, anarquistas, socialistas utópicos y liberales de raigambre jacobina cuyo jefe era el exaltado masón Delescluze que ya había participado en las revoluciones de 1830 y 1848.


    El gobierno legalista se instaló en Versalles pues la lucha por la capital duró varios meses. Hubo conatos comunalistas en otros puntos como Marsella donde la revuelta fue dirigida por el judío Gastón Cremieux (no confundir con Adolfo Cremieux fundador de la Alianza Israelita Universal).
    Marx hizo gestiones en Londres para que el Gran Sanhedrín apoyara la nueva revolución, pero no fue escuchdo por varias razones:
    1ª.- la Comuna era fundamentalmente un movimiento popular más o menos espontáneo (no controlado).
    2ª.- esa raíz popular conllevaba un componente antisemita por lo que apoyar un Estado socialista podía ser perjudicial para los intereses del supracapitalismo internacional judío.
    3ª.- era muy difícil que la AIT se hiciera con el poder en dicho Estado debido a sus divisiones internas.
    4ª.- pese al fusilamiento de Gastón Cremieux, Adolfo Cremieux, miembro del Gran Sanhedrín se puso del lado del gobierno legalista.
    5ª.- la Masonería conservadora alemana, manejada por Bismarck se orientó en ese sentido.


    En 1872 se precipitó la crisis en el seno de la Internacional. Bakunin y sus seguidores, entre ellos los españoles (cuya federación contaba con unos 40.000 miembros) abandonaron la organización y crearon otra con el mismo nombre de AIT, pero exclusivamente anarquista que celebró su primer congreso en Ginebra en 1873.
    En el mismo año y ciudad, la AIT socialista celebró el suyo, pero acabó desapareciendo tras otro congreso celebrado en Filadelphia en 1876, Marx murió en 1883.
    Engels recreó, con sus partidarios, la AIT socialista en 1889 en el congreso de París, dando origen a la II Internacional, que existe aún hoy. A diferencia de los anarquistas los socialistas decidieron luchar tanto en el campo político como en el sindical, y por medio de partidos fundados al efecto lograron contar con diputados en los parlamentos de varias naciones europeas.


    Tras la IGM y la Revolución Soviética, los socialistas se reorganizaron en el congreso de Hamburgo (1923) y eligieron secretarios generales al inglés Tom Shaw y al judío austríaco Federico Adler.


    En Rusia una vez los bolcheviques se hicieron con el poder, el semijudío Lenin y el judío puro Trotski crearon, por su parte, la III Internacional, más conocida por Internacional Comunista o Comintern con el objeto de agrupar a los sujetos más exaltados del socialismo y anarquismo. Se fundó en Petrogrado (Leningrado, en 1919) y su primer presidente fue el judío Zinowiew. Pero las oficinas se trasladaron a Moscú, y Zinowiew dimitió en 1926.
    La Comintern tuvo un éxito muy relativo y sufrió en parte la influencia de las ideas nacional comunistas de Bakunin, mientras Stalin se enfrentaba al triunvirato sionista-comunista de Trotski, Zinowiew y Kamenew.


    La Comintern se reorganiza en 1934 y el nuevo presidente Dimitrow, marxista búlgaro, afiliado a la Masonería y complicado en el intento de voladura de la Catedral de Sofía y el incendio del Reichstag, siguió la política de los llamadso Frentes Populares, cuyo objetivo era la conquista del poder en Occidente mediante la coalicción electoral de comunistas, socialistas y republicanos.
    En el período 1936-38 hubo nuevas crisis pues Stalin aprovechó la guerra en España para sus grandes purgas y exterminar a todos sus oponentes, del ala izquierda (Zinowiew, Kamenew, Rakowski, Radek, Kun) como de la derecha (Bukharin, Rikow, Tomski). Dimitrow se salvó por los pelos pero quedó sometido a la rígida supervisión de su secretario Manuilski, que aunque judío, era un stalinista fanático que pertenecía al Comité Central del Partido Bolchevique y servía de enlace entre estos y la Comintern.


    Trotski, exiliado en México, esquivó las purgas y en 1938 fundó la IV Internacional para competir con la III, pero no consiguió atraer a muchos comunistas occidentales, y en agosto de 1940 fue asesinado por un agente español de la NKWD. Entre los jefes posteriores de la IV Internacional destacar (desde 1964) al judío belga Erenesto Mandel.


    En la II Internacional influyeron el criptojudío alemán Willy Brandt y el judío austríaco Bruno Kreisky, ambos masones.






    PRINCIPALES FIGURAS DE LA INTERNACIONAL.
    A continuación señalaremos quienes fueron las principales figuras de la Internacional:


    1.- Karl Marx, judío y masón.
    2.- Federico Engels, masón. Heredó una industria de su padre con una filial en Inglaterra. Amigo y perenne financiador de Marx. Su ama de llaves era judía: Luisa Freyberger.
    3.- Moisés Hess. Judío alemán, masón. Fundador de la Liga de los Comunistas y vicepresidente de la Asociación Obrera Alemana de Bruselas. Amigo de Marx, Engels y Lassalle. Lanzó la idea de fundar colonias judías en Palestina que recogió, y perfeccionó, el judío Teodoro Herzl.
    4.- Ernesto Jones, inglés, masón. Tendencias radicales y cartistas, dirigente de la asociación paramasónica de los Demócratas Fraternales. Militó en la Liga de los Comunistas. Apoyó la fundación de la AIT.
    5.- Victor Tedesco, abogado de Lieja y judío y masón. Condenado a muerte en 1848 por sus actividades revolucionarias pero fue indultado. Transformó el Manifiesto Comunista en el “Catecismo Comunista”.
    6.- Suetozaro Markovich, periodista serbio, se adhirió a la AIT y fundó el Partido Socialdemócrata Serbio.
    7.- Miguel Bakunin, noble ruso, masón. Partició en la Revolución de 1848 de París, Praga y Dresde. En 1867 se incorpora a la AIT pero por sus diferencias con los marxistas abandonó la organización en 1872 y creó una AIT anarquista.
    8.- José Fanelli, revolucionario y masón italiano, siguió a Garibaldi enla Expedición de los Mil (1860), se une a Bakunin en 1867 y abandona, con él, la Internacional. Figura clave en la organización del anarquismo hispano- italiano.
    9.- Anselmo Lorenzo, masón español de bajo grado. Ganado para la AIT por Fanelli, arrastró la Federación Española de la AIT al lado anarquista.
    10.- Carlos Longuet, agitador francés. Estudiante de medicina fracasado vivió siempre de la revolución. En 1872 casó con Jenny Marx (hija de Karl) a quien apoyó contra los anarquistas. Miembro del Cosnejo General de la AIT.
    11.- Pablo Lafargue, escritor masón francés, nacido en Cuba, de rica familia criolla, dueña de plantaciones con esclavos negros. Visitó Londres (1866) como delegado francés de la AIT, dos años después casó con Laura Marx. En 1871 participó en la Revolución de la Comuna de París, luego vino a España donde ayudó a Pablo Iglesias. Acabó suicidándose con su esposa en un pueblo cerca de París (1911), trece años antes se había suicidado otra hija de Karl (Leonor). Lenin pronunció un discurso fúnebre ante el sepulcro del matrimonio.
    12.- Pablo Iglesias, gallego, fundó (1879) el PSOE oponiéndose a las tendencias anarquistas. Aunque tiene una “leyenda” de honrado le quitó la mujer (Amparo Meliá) a un compañero de partido.
    13.- José Fontana, aventurero italiano, masón. Representante en la AIT por Italia. En Portugal funda (1872) la Hermandad Obrera de Lisboa, de donde surgió la Federación Portuguesa de la AIT.
    14.- Eudoxio César Azdeo Gneco, portugués, masón, sucedió a Fontana como secretario de la Federación Portuguesa de la AIT y fundó el Partido Obrero Socialista Portugués (POSP) que dirigió hasta su muerte (1911).
    15.- Guillermo Liebknecht, judío, alemán y masón. Formó grupos fieles a la AIT en Alemania. Combatió a los partidarios de Lassalle y fundó el periódico “Vorwaertes”. Con la fusión (1875) de lassallianos y marxistas se origina el Patido Socialdemócrata Alemán (SPD). Aunque Marx le criticó inicialmente acabó alabando su capacidad negociadora.
    16.- Augusto Bebel, masón alemán, maestro tornero consiguió entrar en el Reichstag con 27 años. Apoyó la AIT y la Comuna de París por lo que le condenaron dos años a prisión. Colaboró con Liebkenecht en la organización del SPD que presidiría.
    17.- Federico Ebert, masón alemán. Protegido por Bebel fue Secretario del Comité Central del SPD desde 1905. En 1913 sucedió a Bebel como presidente. En 1918 participó en la revolución contra la monarquía prusiana. En 1919 fue elegido Presidente de la República de Weimar (Alemania) hasta su muerte en 1925.
    18.- Eduardo Bernstein, escritor judío alemán, redactor del “Sozialdemokrat” de Zurich, colaboró con Engels en Londres. Escribió varios libros y folletos de teoría política marxista.
    19.- Nicolás Utin, periodista judío ruso, masón, Fundó la sección rusa del AIT (en realidad era una entidad fantasma con sede en Suiza y sin afiliados en la propia Rusia), apoyó a Marx contra Bakunin.
    20.- Yaroslao Dombrowski, revolucionario polaco, masón de familia noble, participó en la revolución polaca 1863 por lo que fue desterrado a Siberia, huyó a Francia y fue jefe militar de la Comuna de París. Murió en las barricadas 1871.
    21.- Constantino Dobrogeanu-Gherea, político, escritor judío ruso (Salomon Katz), revolucionario en Rusia hubo de abandonarla destino a Rumanía donde introdujo el marxismo.
    22.- Leo Frankel, orfebre judío, miembro del Csonsejo General AIT, ministro Trabajo de la Comuna, masón. En 1878 organizó el primer congreso del movimiento obrero húngaro.
    23.- Jorge plejanow, escritor ruso, al morir Utin organizó en Suiza el grupo Emancipación del Trabajo que luego sería el Partido Socialdemócrata Ruso. En 1909 funda el periódico revolucionrio “Iskra”. Se opuso a Lenin y hubo de exiliarse en Finlandia.
    24.- Vera Zasulicz, agitadora judía rusa, participó en el atentado terrorista en 1878, huyó a Occidente y formó parte de Emancipación del Trabajo y redactora de “Iskra”.
    25.- Paul Axelroth, agitador judío ruso, formó en Emancipación del Trabajo y redactor de “Iskra”. Uno de los principales jefes del Partido Socialdemócrata Ruso.
    26.- Lenin (Wladimir Ulianow) político y escritor ruso. Hijo de un ruso y una judía alemana, oficialmente cristiana (Blank), casó con una judía (Nadia Krupskaia) participó en la fundación de “Iskra” y acaudilló la facción bolchevique del Partido Socialdemócrata Ruso en el congreso de Bruselas. Ayudado por Trotsky derribó el gobierno menchevique del judío Kerenski, jefe del Gobierno de la URSS hasta su muerte (1924).
    27.- León Trotski, (Bronstein), revolucionario judío y masón. Ministro Defensa de la URSS y miembro del Politburó con Lenin. Tras la muerte de éste disputó la sucesión a Stalin y fue destituido de sus cargos, expulsado de la URSS y asesinado, casado con una judía (Sedova, hija del banquero Jiwotowski).
    28.- Alejandro Kerenski, (Kibis Adler), judío y masón. Abogado laboralista, diputado de la Duma y ministro del gobierno provisional presidido por Lwow que le cedió el puesto siendo luego expulsado por los bolcheviques (Lenin y Trotski).
    29.- Rosa Luxemburg, revolucionaria judía polaca, ingresó en el Partido Socialdemócrata Alemán colaborando con Kautsky. Participó en la fracasada revolución rusa de 1905 y en Alemania fue encarcelada dos veces. Ayudó a Carlos Liebknecht a organizar la Liga Espartaquista y participó en la revolución berlinesa de 1919 donde murió a manos de los militares.
    30.- Carlos Liebknecht, revolucionario judío alemán, diputado del SPD, durante la IGM fundó la Liga Espartaquista. Derrocado el Kaiser intentó adueñarse de Berlín y fue liquidado por los militares con Rosa Luxemburg.
    31.- Carlos Kautsky, revolucionario judío de Praga, militó en el partido socialista austríaco y luego en el alemán. Se opuso a los comunistas por lo que Lenin le llamó “el renegado”.
    32.- Yuri Martow, (Zederbaum), revolucionario judío marxista, redactor de “Iskra” y jefe de la facción menchevique del Partido Socialdemócrata Ruso, expulsado por los bolcheviques.
    33.- Grigori Zinowiew, (Apfelbaum), revolucionario judío marxista, en Suiza se unió al grupo de Lenin, en la revolución de 1905 agitó Petrogrado y Kronstadt. Fue ministro (comisario) de Asuntos Internos con Lenin y miembro titular del Politburó. En 1919 presidió en Petrogrado la fundación de la III Internacional, tuvo que dimitir en 1926 y en 1927 fue expulsado del partido, readmitido después fue expulsado nuevamente más tarde. Procesado en 1936 con otros miembros de la vieja guardia fue condenado a muerte y ejecutado.
    34.- León Kamenew, (Rosenfeld), revolucionario judío marxista, ingresó en el Partido Socialdemócrata Ruso en 1901. Miembro titular del Politburó y del Comité Central del Partido, responsable de la organización comunista de Moscú. Casado con una hermana de Trotski y amigo íntimo de Zinowiew, procesado y ejecutado con él.
    35.- Adolfo Abramowitz Joffe, revolucionario judío marxista y masón, miembro destacado del Partido Socialdemócrata Ruso. Embajador en Berlín, Nanking, Viena y Tokyo. El acoso de la policía de Stalin le llevó al suicidio.
    36.- Carlos Radek, (Sobelsohn), escritor judío marxista y masón, agitó la revolución rusa de 1905 y huido a Occidente hizo propaganda pacifista durante la IGM, volvió a Rusia para integrarse en el grupo de Trotski, miembro de la Junta Directiva de la Comintern y apoyó la Liga Espartaquista en Alemania, en 1936 fue detenido por trotskista y condenado a trabajos forzados, no se sabe la fecha ni causa de su muerte.
    37.- Cristián Rakowski, (Cain Rako), revolucionario judío y masón. Propagó el marxismo en Bulgaria y Rumanía. En 1917 participó en la Revolución Bolchevique y en 1919 fue Presidente del Soviet de Ucrania. Embajador en Londres y París. Detenido por trotskista murió en un campo de concentración leninista.
    38.- Bela Kun (Abel Kohen), revolucionario judío y masón. Dirigió la revolución comunista húngara de 1919 que causó millares de víctimas. Su policía política esr especialmente sádica. Expulsado por militares (almirante Horthy y ayuda de tropas rumanas huyó a la URSS) Fue Gobernador de Crimea persiguiendo cruelmente a la población tártara, trabajó en la Comintern en Moscú, detenido durante las purgas su paradero es desconocido.
    39.- Miguel Karolyi, conde húngaro masón. Diputado liberal acaudilló el partido independentista magiar desde 1913. Separada Hungría de Austria presidió el gobierno provisional que entregó a Bela Kun en 1919. Dirigió la oposición conra la regencia del Almirante Horthy. En 1945 volvió a apoyar la cración de la República “Democrática Popular”, en 1947 fue nombrado Embajador en París dimitiendo en 1949 por el proceso abierto en Budapest a Laszlo Rajk, comunista afiliado a la Masonería que sería ejecutado.
    40.- Hugo Haase, revolucionario judío alemán, diputado del SPD en el Reichstag y participó en el derrocamiento del Káiser, dirigió el motín comunista de los marineros de Kiel. Murió en un atentado en 1919.
    41.-Víctor Adler, político judío austríaco, dirigió el movimiento socialdemócrata en el Imperio austro húngaro y fundó el periódico “Arbeiter Zeitung” eleigido diputado del Reichstag en 1905.
    42.- Federico Adler, político judío austríaco, hijo del anterior, en 1917 dirigió el atentado contra el Primer Ministro Von Sturgk al que mataron, enviado a la cárcel fue liberado a los dos años. Dirigente del Partido Socialdemócrata Austríaco, en 1923 fue nombrado Secretario de la II Internacional en Zurich.
    43.- Samuel Gompers, sindicalista judío y masón, emigró en 1863 a New York. En 1881 agrupó varias organizaciones “obreras” hasta convertirlas en la cenral sindical AFL. Durante la IGM apoyó al Presidente Wilson y consiguió la creación de un Departamento Federal del Trabajo. Antes de morir aún tuvo tiempo de ayudar a la revolución “mexicana”.
    44.- Clemente Attlee, político masón inglés, diputado laboralista desde 1922, minsitro del gobierno de McDonald. Apoyó el bando rojo en la Guerra de España. Elegido Lord en 1956.
    45.- Harold Laski, judío socialista teórico polaco. Masón y miembro del Partido Laboralista y la Sociedad Fabiana. Profesor de la London School of Economics, escribió obras sobre política y economía, relacionado con el clan Kennedy.
    46.- Juan Jaurés, político masón francés, elegido diputado por Tarn. Se unió al movimiento socialista siendo elegido diputado por dicho partido por Carmaux. Participó en la organización del Partido Socialista Francés, en 1901, en 1904 fundó el periódico “L'Humanité”. Fue el precursor (teórico) de sustituir las fuerzas militares clásicas por un “ejército popular”. En 1914 hacía propaganda pacifista cuando fue asesinado.
    47.- Leon Blum, político judío y masón nacido en París. Militó con Jaurés y colaboró en L'Humanité. Elegido diputado por Narbona en 1929, acaudilló el Frente Popular que ganaría las elecciones de 1936 (Francia) dio gran apoyo a los rojos españoles contra el Alzamiento pero por divisiones internas de la izquierda francesa le hicieron dimitir en 1937. En 1940 es detenido por el Gobierno de Vichy y entregado a los nazis en 1943 que lo internaron en un campo hasta 1945 que fue liberado, (su hermano René murió en el cautiverio). Elegido jefe de gobierno nuevamente en 1946-7. Miembro del Gran Oriente deFrancia y del Gran Sanhedrín Mundial.
    48.- Jules Moch, judíó y masón de París. Sobrino de Leon Blum, secretario y ministro de Obras Públicas. Detenido por gobierno Vichy pudo hir a Inglaterra y unirse al general De Gaulle. Durante la IV República fue ministro en 8 ocasiones, también Delegado Permanente en la Comisión de Desarme de la ONU.
    49.- Ernesto Thaelmann, marxista alemán, probablemente judío. Agitador sindical del puerto hamburgués, se adhirió al Partido Socialdemócrata en 1903 y al Partido Comunista en 1918 donde fue Secretario General en 1925. Los nazis le quitaron la inmunidad parlamentaria en 1933 para detenerle. Murió en 1944 en el campo de Buchenwald.
    50.- Laszlo Rajk, marxista masón húngaro. Combatió en España con las Brigadas Internacionales. Encarcelado durante la IIGM, liberado en 1945 colaboró en la organización del nuevo Partido Comunista húngaro (Partido de los “Trabajadores”). Ministro del Interior y de Asuntos Exteriores. Acusado de conspiración cosmopolita fue condenado a muerte y ejecutado en 1949.
    51.- Vladimir Clementis, judío marxista checoslovaco, miembro del Partido Comunista desde 1935, nombrado Subsecretario de Estado y Ministro Asuntos Exteriores (1948), tuvo que dimitir en 1950. Acusado de cosmopolitismo y sionismo en 1951 y ejecutado en 1952.
    52.- Rodolfo Slansky, (Salzman), judío marxista checoslovaco. Miembro destacado del Partido Comunista. Trabajó en las oficinas de la Comintern. Secretario General del Partido y Director del periódico “oficial” “Rude Pravo”. En 1951 sería acusado con Clementis de cosmopolitismo y sionismo siendo ejecutado.
    53.- Kurt Eisner, (Salomon Czosnowski o Kosmanowski), judío y masón revolucionario marxista berlinés. Afiliado al SPD fue colaborador del “Worwaertes”. Detenido a inicios 1918 por fomentar una huelga enla industria metalúrgica de Munich, liberado en octubre, solamente un mes después dirigía la revolución separatista de Baviera. Asesinado en 1919.
    54.- George Orwell, (Eric Blair), escritor masón inglés nacido en la India. Voluntario en España en las milicias del partido trotskista POUM. Miembro del ala izquierda del partido laboralista británico.
    55.- George Dimitrow, marxista y masón búlgaro, Diputado en 1913. Durante la IGM estuvo dos años en la cárcel por su postura “antibelicista”. En 1920 viaja a Rusia para adherirse a la Comintern. Planeó dinamitar la catedral ortodoxa de Sofía, y estuvo mezclado en el incendio del Reichstag de Berlín. Vuelve a la URSS en 1924 y es nombrado Presidente de la Comintern ideando la estrategia de los “Frentes Populares” que fracasaría por las grandes purgas. Regresó a Bulgaria con el ejército soviético y en 1946 sería nombrado Presidente de la República “Democrática Popular”, por sus contactos con Tito “falleció” en un hospital soviético en 1949.
    56.- Tito, (Josip Broz), revolucionario judío marxista y masón. Uno de los principales dirigentes del Partido Comunista.
    Durante 1936-7 estuvo en Francia recultando voluntarios balcánicos para apoyar al Frente Popular contra los franquistas. En 1937, en medio de las grandes purgas, Dimitrow le encomendó la reorganiación del Partido Comunista Yugoslavo pero bajo estrecha vigilancia de la policía de Stalin.
    En 1941 cuando Alemania invade la URSS obtuvo permiso de Moscú para iniciar las guerrillas en Yugoslavia. En 1945 instauró la República “Popular Federal Yugoslava” persiguiendo duramente a los nacionalistas fcroatas y a las diversas comunidades musulmanas del país y a la minoría alemana del Noroeste.
    En 1948 rompe, definitivamente, con Stalin y es expulsado de la Cominform (sucesora de la Comintern). Auqnue siempre criticó el personalismo de Stalin en 1974 fue elegido presidente Vitalicio.
    57.- Moisés Pijade, revolucionario judío marxista y masón. Amigo y consejero de Tito en 1943 es nombrado Presidente del Comité Antifascista de Liberación Nacional, entidad por encima de la organización militar partisana. Miembro del Politburó yugoslavo, en 1954 es elegido presidente de la Asamblea Popular Federal.
    58.- George Lukacs, (Lowinger), político, escritor, judío y masón húngaro, de familia de banqueros. En 1918 se une a los comunistas, en 1919 es nombrado Comisario (ministro) del Gobierno de Bela Kun. Desterrado por Horthy vuelve a Hungría tras la IIGM y obtiene una cátedra en la Universidad de Budapest. En 1956 obtiene la cartera de Cultura pero escapó con vida de la represión posterior.
    (No confundir con el otro Lukacs, (Mateo Zalka), también judío, que murió como jefe de las Brigadas Internacionales en España).
    59.- Andrés Nin, judío marxista español. Miembro de la CNT desde 1919 viajó a la URSS y se incorporó a la Comintern. En 1929 vuelve a España, en 1935 forma parte de la fundación del partido trotskista POUM, en 1936 es elegido Diputado por el Frente Popular. En 1937 es detenido por los comunistas que siguiendo órdenes de Moscú lo torturan (desollan vivo) y desaparece.
    Hace no muchos meses (con gobierno ZP) se armó mucho revuelo por unas fosa de represialados de la Guerra de España. Lo habitual, el escandalito de turno, fotos, y a los dos días apagón total y no se supo más hasta hoy. Pues bien, el cadáver encontrado era el de Andrés Nin, pero claro esta memoria histórica no interesa a los mass media, especialmente si son crímenes de la NKWD ordenados por Orlow vía Moscú.
    60.- Margarita Nelken, judía marxista española. Diputada socialista durante toda la II República, impulsó la política de colaboración del PSOE y PCE. En 1939 tras la victoria de Franco huye a México donde muere en 1968.
    61.- Ota Sik, economista judío checoslovaco. Detenido por los nazis en 1941 es enviado al campo de concentración (no de exterminio) de Mauthausen donde permaneció hasta 1945. Nombrado profesor de la Escuela de Funcionarios del régimen comunista, entra en 1958 en el Comité Central del Partido. Muy influido por Moisés Pijade, se encargó, como viceprimerministro de la reforma económica de 1968. La ocupación de Checoslovaquia por la URSS (Pacto de Varsovia) le hace huir a Suiza donde es admitido como profesor en la Universidad de Basilea.
    62.- Adorno, (Teodoro Wiesengrund), filósofo judío marxista alemán, emigró a America al subir los nazis al poder. Tras la IIGM volvió a Alemania y obtuvo una cátedra en la universidad de su ciudad natal. Murió en Francia 1969.
    63.- Willy Brand, (Herbert Karl Frahm), judío marxista y masón alemán. Militó en un pequeño partido socialista de tendencias trotskista. Durante la Guerra de España colaboró con el POUM. En 1945 vuelve a Alemania con el uniforme militar noruego. Incorporado al SPD fue diputado por Berlín y ganó la alcaldía en 1957. Nombrado Ministro de Asuntos Exteriores en 1966, dentro de un gobierno de coalición.
    Como Canciller (Primer Ministro) implantó la ostpolitik (apertura al Este) reconociendo el Gobierno Comunista de Alemania Oriental, aceptando los hurtos territoriales a Alemania (Prusia Oriental, Pomerania y Silesia, renuncia definitivamente a los Sudetes) colaboración económica con la URSS y las potencias del Pacto de Varsovia.
    En 1971 le conceden, como no, el Nobel de la Paz. Ese mismo año tiene que dimitir por el desenmascaramiento de su colaborador, Guillaume, que era espía comunista. En 1976 es elegido presidente de la Internacional Socialista.
    A él debe Felipe González que “su” PSOE (de los 7 que había) tome preponderancia gracias a la ingente ayuda económica y financiera que le proporciona. Siendo el PSOE de Felipe el partido con más medios gracias a lo que gana las elecciones por mayoría.
    64.- Bruno Kreisky, judío marxista y masón austríaco. Afiliado al Partido Socialdemócrata en 1934. Tras 1945 ingrsa en el servicio diplomático austríaco y en 1953 es nombrado secretario y en el 1959 ministro de Asuntos Exteriores. En 1970 gana las elecciones al frete de una coalición socialista-liberal y asume la jefatura de gobierno. Uno de los más influyentes en la II Internacional.
    65.- Carlos Bettelheim, economista judío francés, adherido a Francia Libre. Ocupa alto cargo en 1944 en el ministerio de Trabajo. Especialista en planificación central asesor del gobierno castrista de Cuba lo que no le impidió, en 1974, criticar duramente el stalinismo soviético.
    66.- Ernesto Mandel, judío marxista belga. Profesor de economía de la Univesidad Libre de Bruselas y miembro del Partido Socialista, en 1964 se pasa al bando trotskista y se convierte en el principal dirigente de la IV Internacional.
    67.- Alain Kirvine, trotskista judío ruso nacido en París en 1941. En 1966 funda la Organización Juvenil JCR y en 1968 es un destacado participante de la Revolución del Mayo del '68. En 1969 y 1974 se presentó a las elecciones presidenciales como candidato de la Liga Comunista.
    68.- Danny el Rojo, ( Daniel Cohn-Bendit) anarquista judío franco-alemán, muy destacado en la Revolución del '68.
    69.- Roger Garaudy, filósofo judío marxista francés. Miembro del Comité Central del PCF desde 1945. Diputado comunista en dos ocasiones. En 1959 entró en la cámara alta y propugnó el entendimiento de los cristianos con los marxistas. Criticó la invasión de Checoslovaquia en 1968 y dos años después fue expulsado del PCF. Posteriormente se ha aproximado al Islam.
    70.- Regis Debray, escritor judío marxista francés. Unia a la guerrilla del judío Ché Guevara en Bolivia. Capturado por el ejército en 1968 liberado en 1970 con la subida del general Torres que lo desterró. Incorporado al PSF ha tenido importantes cargos bajo la presidencia de Mitterrand.
    71.- Ulrika Meinhof, periodista judía alemana. Incorporada a la RAF (Fracción del Ejército Rojo) en 1969 fue el cerebro de la banda terrorista Baader-Meinhof. Detenida en 1972 murío, misteriosamente, en la prisión Stuggart en 1976.
    72.- Herbert Marcuse, filósofo judío alemán. Tras el triunfo nazi se exilia en Francia y Suiza, del círculo de Adorno, Fromm, y Horkheimer. En 1937 emigra a EEUU. Muy probablemente era masón, se nacionaliza americano y lo nombran profesor de las Universidades de Columbia, Harvard, Brandeis, y Berkeley. Realizó una síntesis entre marxismo y psicoanálisis influyendo mucho en movimientos juveniles de izquierdas de los '60.
    73.- Erich Fromm, filósofo judío alemán y masón. Emigró a EEUU y se nacionalizó americano. Nombrado Profesor de las Universidades de Michigan y México. De ideas muy similares a Marcuse. Murió en Suiza en 1980.
    74.- Wilhem Reich, médico judío polaco. Discípulo del judío Freud. Militó en el Partido Socialista Austríaco y luego en el Partido Comunista Alemán. Fue promotor de la expol (policía sexual proletaria) y sería expulsado del PC en 1933, perseguido también por los nazis emigra en 1935 a Noruega y en 1939 a EEUU. Acuado de estafa e inmoralidad por el asunto de los orgones, fue encarcelado en 1957 muriendo ese mismo año.
    75.- Vicente Lombardo Toledano, judío, marxista y masón mexicano. Dirigente de la central sindical CTM, Presidente desde 1936 a 1946, colaboró con el PRI durante la IIGM. En 1938 funda la CTAL (Confederación de “Trabajadores” de América Latina) siendo expulsado en 1947 por su extremismo de la CTM que al año siguiente se separaría de la CTAL. Entonces funda el Partido Popular, pero fue derrotado en las elecciones presidenciales de 1952 por el PRI. En 1963 deja la Presidencia del CTAL y en 1964 consigue ser elegido diputado al Congreso. Fallece en 1969.
    76.- Krishna Meno, político indio masón. Miembro de partido laborista, secretario geeneral de la Liga India desde 1929 a 1947. Apoyó con Attlee el bando rojo en la guerra de España y se integró en el partido del Congreso dirigido por su hermano masón Nehru. Fue nombrado ministro sin cartera en 1956 y de Defensa en 1957. Ocupó por la fuerza los enclaves portugueses de Goa, Damao, y Diu. Partidario de la amistad con la URSS tuvo que dimitir en 1962, tras el ataque chino por el Himalaya.
    77.- Salomón Díaz Bandaranaike, político judío y masón cingalés nacido en Colombo en 1899. Estudió en la Universidad de Oxford. Socialista ganó las elecciones de 1956 al frente de la coalición Unión Popular de Ceylán. En 1959 sería asesinado por un bonzo budista. Le sucedió su mujer Sirimavo.
    78.- Juscelino Kubitschek de Oliveira, político judío brasileño. Miembro del partido socialdemócrata, alcalde de Bello Horizonte en 1934 y Gobernador del Estado de Minas Gerais en 1950-4, presidente de Brasil en 1956-60. Autor del descabellado proyecto Brasilia. Murió en Río en 1976.
    79.- Salvador Allende Gossens, hijo de judía, marxista y masón. Socialista que se presentó a las elecciones presidenciales en 1952, 1956, 1964, obtendría el triunfo en 1970 acaudillando el Frente Popular. Estrechó las relaciones con Cuba y la URSS, en 1973 sería derrocado por los militares.
    80.- Miguel Littin, judío marxista chileno, director de teatro y cine, nombrado por Allende Presidente de la Sociedad Estatal Chile Films. En 1973 tras el golpe militar abandonó Chile.
    81.- Jacques Chonchol, judío marxista chileno, militó en el ala izquierda de la democracia cristian hasta que en 1970 funda el pequeño partido, extremista, MAPU. Fue minsitro de Agricultura del Gobierno de Allende, exiliado en 1973.
    82.- Pablo Neruda, (Neftalí Ricardo Reyes Basualto), escritor judío, marxista chileno. Cónsul en España durante la guerra. En 1941 deja Europa y se instala en México. En 1945 vuelve a Chile y consigue un escaño en el Senado. La URSS le concedió varios premios y en 1971 también obtuvo el Nobel. Nombrado embajador en París por Allende, renunció en 1973 por problemas de salud (antes del golpe militar). Murió ese año en Santiago Chile.
    83.- Clodomiro Almeyda, marxista y masón chileno, miembro del partido socialista, Ministro del Trabajo y Minas en 1952-53 con el presidente “derechista” Ibáñez del Campo. Con Allende, fue ministro de Asuntos Exteriores y de Defensa. Encarcelado por los militares en 1973, fue expulsado en 1975.
    84.- Fernando de los Ríos, de familia judía española a la que pertenecían, también, el krausita Giner de los Ríos y el político liberal Ríos Rosas. Afiliado al PSOE era también masón. Representó a “España” con Largo Caballero en la Conferencia del “Trabajo” de Washington. En 1920 va a la URSS donde conoce, personalmente, a Lenin, Trotski, y Bukarin, pero aconsejó que el PSOE no se adhiriera a la III Internacional y siguiera en la II.
    En 1931-3 fue Ministro de Justicia y luego de Instrucción Pública. Durante la guerra fue embajador en EEUU. En 1945-7 fue ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno de la República en el exilio. Murió en New York en 1949.
    85.- Paul Henri Spaak, político belga masón. Miembro del Partido Socialista, fue Ministro de Obras Públicas y Asuntos Exteriores. Jefe de Gobierno hasta 1940 en que huyó de los alemanes siendo ministro de Asuntos Exteriores en el exilio. Controló la política belga hasta 1949, en que deja la Jefatura de gobierno para ocupar la Presidencia del Consejo de Europa. En 1952-4 presidió la CECA (Comunidad Europea del Carbón y del Acero) ensayo de la CEE.
    En 1961-6 vuelve a desempeñar la cartera de Asuntos Exteriores y luego trabaja para la multinacional ITT.
    86.- François Mitterrand, político masón francés. Miembro del Partido Socialista, ministro de Colonias, de Estado, de Interior, y de Justicia. En 1974 candidato presidencial a la V República pero fue derrotado por Giscard d'Estaing.
    Encargó a su hermano el general Jacques Mitterrand, Gran Maestre del Gran Oriente de Francia de la dirección de las investigaciones nucleares francesas.
    Por fin, en 1981 gana las elecciones presidenciales, encargó la formación de gobierno a su compañero de partido y también masón Mauroy.
    87.- Dom Mintoff, político, judío y masón maltés. Afiliado al partido laborista en 1944, desempeñó la Cartera de Trabajo. Primer Ministro de Malta en 1955-58.
    88.- Joshua Hassan, político judío y masón gibraltareño. Afiliado al partido laborista, tras la IIGM fue alcalde de Gibraltar en dos ocasiones. Luego sería Primer Ministro del gobierno autónomo en otras dos ocasones, la última 1972.
    89.- Laurent Fabius, político judío y masón francés. Su esposa (Castro) es sefardí. En 1984 bajo la presidencia de Mitterrand sustituyó a Mauroy en la Jefatura del Gobierno.
    90.- Jacques Attali, consejero personal de Mitterrand, judío y masón. Miembro de la Trilateral y de la organización Sionista Ahavat Israel. Accionista de varias multinacionales.
    91.- Luis Alberto Monge, líder del PLN (Partido de Liberación Naconal) de Costa Rica, socialdemócrata, anticomunista y pacifista. Presidente de Costa Rica en 1982, masón y casado con la judía Doris Jankelewicz Berger.
    92.- Teodoro Picado Michalski, político judío y masón costarricense. Antes de la IIGM fue el abogado de la todopoderosa multinacional judía United Fruit Company en su país. Presidente de Costa Rica en 1944-48. Exiliado en Managua murió en 1960.
    ReynoDeGranada y raolbo dieron el Víctor.

  4. #4
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Re: Serie: Conocer el Sionismo

    Serie Sionismo




    Parte IV : SIONISMO Y COMUNISMO

    1ª Parte: EL MARXISMO SOVIÉTICO.
    Ya no puede negarse que el Comunismo Imperialista Soviético es un movimiento judaico, tanto por sus orígenes doctrinales (Karl Marx, Engels, etc.) como los ejecutores del mismo, tanto en la Revolución fallida de 1905 como en la triunfante de 1917.

    En el Libro Blanco publicado con el título de Rusia nº 1 por el Foreing Office (abril 1919) podemos leer las significativas palabras de Mr. Oudendyke, embajador de Holanda en Petrogrado y encargado de los asuntos británicos tras el cierre oficial de la Embajada de Reino Unido: “Considero que la inmediata supresión del bolchevismo es ahora la labor más urgente que tiene el mundo civilizado, e incluso que habría que desencadenar una nueva guerra, si ésta fuese necesaria, para destruirlo. A menos que sea ahogado el comunismo en su cuna, ahora mismo, no podremos evitar que acabe precipitándose, de una forma u otra, sobre Europa y el mundo entero … pues quienes lo han organizado y quienes lo dirigen son los judíos, gente sin patria cuyo único objetivo es destruir, en su propio beneficio, el orden actualmente existente”.

    El mismo Sir Winston Churchill, en un artículo titulado “Sionismo y Comunismo” publicado en febrero 1920 por el “Illustrated Sunday Herald” afirmaba: “Importantísimo papel es el jugado en la creación del bolchevismo y en el actual desarrollo de la Revolución Rusa por estos intenacionalistas, en su mayoría judíos ateos … El predominio de los judíos en las instituciones soviéticas es sorprendente … El sitema de terror aplicado por la Comisión Extraordinaria o Checa (CEKA) para combatir a los contrarrevolucionarios ha sido ideado y llevado a cabo por los hebreos … El mismo fenómeno pudo observarse durante el período de terrorismo rojo instaurado en Hungría por Bela Kun o Kohen. Igualmente ha ocurrido en Alemania, sobre todo en Baviera. Si bien en todos estos países muchos no judíos participaron en la sangrienta locura, el papel jugado por los judíos es asombroso …

    Pese a su participación en la destrucción del Imperio Otomano, firme baluarte contra el Sionismo de Oriente Próximo y Medio, Churchill no miraba bien a los marxistas judíos. La Enciclopedia Soviética, en las ediciones antes de la IIGM le dirige feroces críticas. En esa época Churchill era un político libre, más adelante sus convicciones, o lo que creía tales, variarían radicalmente. Pues Churchill que ya era masón aún no había recibido la “luz” de los altos grados que obtendría posteriormente convirtiéndole en uno de los políticos más nefastos de Occidente.

    Curiosamente, cuando en 1939 los alemanes invaden Polonia para proteger de las provocaciones y ataques continuos a sus 4 millones de compatriotas de Danzing y otros lugares, de las persecuciones de la dictadura del coronel Beck, el gobierno británico declara la guerra al III Reich, presionado, desde fuera por el embajador useño Kennedy y desde dentro por el grupo liberal del judío Hore-Belisha y del propio grupo conservador.
    Sin embargo, ninguno pide declarar la guerra a la URSS cuando pocos días después los soviéticos atacan e invaden Polonia ocupando más de la mitad del país.
    Y cuando en 1941, en vísperas de la Operación Barbarroja, el lugarteniente de Hitler y nº 2 del gobierno, decide volar en un avión, totalmente desarmado, a Inglaterra para pedir la formacion de un frente europeo contra el bolchevismo, el “anticomunista” Churchill, jefe ya el gobierno tuvo la “luz” de encarcelarlo. Seguiría en prisión de por vida, acusado y condenado como criminal de guerra (cuando no participó en ella al estar encarcelado en Inglaterra).

    Cuando en 1944 Churchill se reúne con Roosvelt y Stalin, (Yalta), accede de buen grado, (en sus raros momentos de sobriedad) a que destruido el III Reich, la URSS se anexione parte de Polonia (la ocupada en 1939, más de la mitad del territorio), parte de Alemania (Norte de Prusia con su capital Kongsberg) los tres Estados Bálticos (Lituania, Letonia y Estonia), parte de Finlandia (incluyendo la salida finlandesa al oceáno ártico), parte de Checoslovaquia, parte de Rumanía, y parte de Japón (archipiélago de la Kuriles) además de implantar regímenes comunistas en los restos de Alemania Oriental, Polonia, Checoslovaquia, Hungría, Rumanía, Bulgaria, Yugoslavia y Albania, abandonando a su suerte a nacionalistas y demócratas que habían luchado en todos esos lugares contra los nazis.

    Los primeros marxistas soviéticos eran todos judíos, excepto Plejanow y Lenin que era semijudío y casado con judía. Además, la mayoría, eran también masones: Kerenski, Trotski, Radek, Utin, Martow y Abramowitz Joffe.
    Nos referimos a la sección rusa de la AIT (fundada en Suiza por Utin), en 1883 al morir Utin surge un activo grupo: Emancipación del Trabajo, organizado por Plejanow que se convertiría en el Partido Socialdemócrata Ruso. A partir de 1903 los socialdemócratas se dividen en dos facciones: bolchevique, mayoritaria, dirigida por Lenin, y la menchevique, minoritaria, con Plejanow y Martow que contaron con la colaboración de Kerenski, que tras la caída de Nicolás II se hizo con el gobierno, pero al final tuvieron que ceder el poder a los bolcheviques que tras el triunfo crearon el Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS).
    En Rusia había otras organizaciones revolucionarias. Dentro del partido socialdemócrata los judíos eran tan numerosos (entre los dirigentes y entre las bases) que los más fanáticos crearon una rama autónoma: Bund (Unión, en yidisch).
    Los jefes del Bund fueron: Goldblatt, Medem, Kossowski, y Zlitowski (amigo personal de Teodoro Herzl). La principal acción del Bund era adiestrar terroristas, uno de ellos, el joven Lekert mató al prefecto zarista de Vilna (Von Wahl) pero el Bund creaba numerosos problemas al Partido Socialdemócrata, como describe Stalin en el folleto “El Marxismo y la Cuestión Nacional”. Al final decidieron disolverse e integrarse, con los 45.000 afiliados de Bielorrusia y Ucrania en el nuevo PCUS. Los Bund de Lituania y Polonia prefirieron seguir fieles a la II Internacional.

    Además había un intitulado Partido Sionista-Socialista, dirigidos por Litwaqkow se incorporaron al PCUS.

    Distinto era el Partido Socialrevolucionario, cuyo líder principal (Sidney O'Reilly Rosenblum) era medio judío-irlandés. Colaboraron en 1917-8 con los bolcheviques, pero acabaron siendo expulsados de la administración soviética.
    La judía Fanny Kaplan atentó contra Lenin (30 agosto 1918) era socialrevolucionaria. De igual origen racial era Wladimir Burtzew, aunque estaba muy rusificado, casi era un nacionalista ruso y Lenin lo encarceló. Respectoa Sidney O'Reilly se refugió en Inglaterra, pero volvió a la URSS de Stalin para dirigir y reconducir la oposición, pero gracias a los infiltrados del GPU fue rápidamente detenido y eliminado.

    No debemos olvidar los anarquistas, cuyo jefe, desde 1873 era el aristócrata PedroKropotkin y aunque no conoció a Bakunin fue uno de sus más grandes discípulos. No se opuso a la revolución bolchevique pero no quiso aceptar ningún cargo oficial y murió semidesterrado en Dimitrow (1921) y sometido a estrecha vigilancia pese su avanzada edad.
    El segundo anarquista en importancia: Néstor Makno, era judío. Luchó contra los rusos blancos en Ucrania, donde saqueó con sus bandas más de una ciudad y acabó desaparecido sin haber hecho nada positivo.



    EL MARXISMO Y LOS JUDÍOS CAZARES.
    Todos los judíos citados antes son del grupo CAZAR. Los judíos del mundo pertenecen a dos grandes ramas: Sefardita (de Seferad = España) y Askenazi (de Askenaz = Alemania).
    La mayoría de Askenazis son Cazares (de Khazaria = reino medieval del Mar Negro) si bien no pueden considerarse auténticos askenazis.
    La amalgama cazar-askenazi es una mezcla de elementos eslavos y turcos, con individuos de cabellos rubios o negros, ojos ovalados o rasgados, dolicocéfalos o braquicéfalos, etc. Al no ser una raza pura dificulta la identificación, pero un ojo acostumbrado puede distinguir a los judíos de Hungría, Polonia, Ucrania y Rusia de los húngaros, polacos, ucranianos y rusos auténticos.

    También hay grupos minoritarios y exóticos como: los falaschas (de Abisinia, casi negros); los cingaleses (casi mongoles), etc.

    Los sefarditas son los judíos genuinos, racialmente parecidos a los árabes de Oriente Medio y aún más a los cristianos libaneses descendientes de los antiguos fenicios.

    Los actuales judíos son mitad sefarditas, mitad askenazis, pero son éstos los que forman la mayoría de los cuadros dirigentes y entre ellos hay muchos cazares típicos: Chaim Weizmann, Leví Eschkol, Zalman Chazar, Golda Meir, Moisés Scharet, Moisés Dayan, etc.



    EL COMUNISMO CON LENIN.
    Si los supracapitalistas y archimillonarios de Occidente financiaron la Revolución Soviética, debe suponerse que tenían suficiente visión comercial para no realizar un mal negocio. Podemos comprobarlo analizando la composición del gobierno de Moscú en 1918, cuyos cargos importantes ocupaban, íntegramente, judíos, semijudíos o projudíos.

    Estos individuos como explica el ruso blanco George Knipffer serían todo lo comunistas que se quiera, pero actuaban de acuerdo con los círculos plutocráticos que les habían ayudado a tomar el poder y los mantuieron posteriormente en el mismo: por ejemplo,
    · el señor Ashberg, representante de los banqueros occidentales se quedó en Moscú, como amigo y protegido del régimen, hasta fecha reciente.
    · otro capitalista judío, Armando Hammer, montó para Lenin más de 30 fábricas, entre ellas una de tractores y otra de lápices. Más tarde cuando Stalin las socializó, Hammer recibió una indemnización de 9 millones $ y regresó a EEUU dedicándose al negocio petrolífero y multiplicando su fortuna. Hammer viajó periódicamente a la URSS, siempre como amigo del dictador comunista de turno, lo que no le impide ser también muy “amigo” del Presidente Ronald Reagan). Y Hammer posee en Moscú un palacio lleno de antigüedades y riquezas artísticas, más lujoso que su residencia de los Ángeles.

    En la lista siguiente, de cargos oficiales soviéticos del período 1918-1924 se descubre de modo palpable la verdadera naturaleza sionista del llamado marxismo-leninismo:

    · Lenin, (Wladimir Ulianow Blank), semijudío por parte materna, casado con judía. Presidente del Consejo de Ministros y nº 1 del Politburó, la Oficina Política del PCUS.
    · Trotski, (Leon Bronstein), judío y masón, ministro de Defensa y miembro del Politburó.
    · Sklianski, (Efraín Sklianski), judío y masón, viceministro de defensa.
    · Budienni, (Simeon Budienni), judío ucraniano general del Ejército Rojo.
    · Woroszylow, (Clemente) ruso casado con judía, general del Ejército Rojo.
    · Tuchaczewski, (Miguel) ruso casado con judía, general del Ejército Rojo.
    · Frunze, (Miguel Frunze), judío, general del Ejército Rojo.
    · Hekker (Hecker), judío, general del Ejército Rojo.
    · Putna, (Witoldo), letón o lituano, general del Ejército Rojo.
    · Yakir, (Jonás Yakir), judío, general del Ejército Rojo.
    · Gleitzer, (Samuel Gleitzer), judío, Comisario comandante de Guardias Fronterizos.
    · Model, (Jacob Model), judío, Jefe de la Guardia Comunista “Pedro y Pablo” especializada en ejecuciones masivas.
    · Pozern, (B. Pozern), judío, Comisario Político del Frente del Oeste y miembro del comité central PCUS.
    · Steingard, (A. Steingard), judío, Consejero del Ministerio de Defensa y miembro del Comité Central PCUS.
    · Kamenev, (León Rosenfeld), judío, casado con una hermana de Trotski, miembro Politburó.
    · Zinowiew, (Gregorio Apfelbaum), judío, Ministro Asuntos Internos, primer presidente de la Comintern, miembro Politburó y responsable organizacón comunista de Petrogrado.
    · Bukarin, (Nicolás), ruso, miembro del Politburó y sucesor de Zinowiew al frente del Comintern.
    · Krestinski (Nicolás Krestinski), judío y casado con judía, miembro Politburó.
    · Rikow, (Alejo), ruso, miembro del Politburó.
    · Molotow, (Viacheslao Skriabin) ruso casado con judía, miembro Politburó.
    · Stalin, (Josef yugasvili), de origen georgiano casado sucesivamente con tres judías, miembro Politburó y Ministro de Nacionalidades. Secretario general PCUS.
    · Diemenstein, (Simón Diemenstein), judío, Viceministro para asuntos hebreos.
    · Tomski, (Miguel Efraimow), judío, miembro del Politburó y presidente de los sindicatos soviéticos.
    · Kalinin, (Miguel), ruso, miembro suplente del Politburó.
    · Derzhinski, (Félix Dzierzysnki), judío polaco, Jefe Supremo de la Policía Política CEKA (Checa).
    · Uricki o Uritsky, (Moisés Radomilski), judío, Ministro controlador de las elecciones y comisario ejecutivo de la CEKA.
    · Swierdlow, (Jacob Swerdin), judío, Presidente del Soviet Suprmeo y Comisario Ejecutivo de la CEKA. Fue quien dio la orden de matar a Nicolás II y su familia.
    · Jurowki, (Jacob Jurowski), judío, Jefe de la CEKA de lekaterinenburg, ejecutor de Nicolás II y familia.
    · Beria, (Laurenti Berkowitz), judío, Jefe de la CEKA del Cáucaso.
    · Chicherín, (Jorge Czyczeryn), judío, Ministro Asuntos Exteriores.
    · Litwinow, (Meir Wallach), judío polaco, Viceministro de Asuntos Exteriores.
    · Joffe, (Adolfo Abramowitz Joffe), judío y masón, Jefe de la Delegación Soviética en Brest-Kitowsk y primer Embajador en Berlín, luego en China.
    · Borodin, (Miguel Grusenberg), judío, General del Ejército Rojo y agente especial de la Comintern en China.
    · Kukorski, (Cukor), judío, Ministro Economía.
    · Gurkowski, (Isidoro Gurko), judío, Viceministro Economía.
    · Gladniew, (Jakcs), judío americano y masón, ayudante del anterior.
    · Gawicki, (Furtenberg), judío y masón. Comisario Secreto para las relaciones con la Banca Warburg y otros.
    · Menzhisnki, (Viacheslao Merzwin), judío polaco, Ministro de Hacienda, luego Jefe Supemo GPU.
    · Latsis, (Latz), judío lituano, Presidente del Consejo Económico Supremo.
    · Larin, (Lurie), judío, Vicepresidente del Consejo Económico Supremo.
    · Krasin, (Leónidas), ruso, Ministro de Comercio y vocal del Consejo Económico Supremo.
    · Alperowitz, (Abel Alperowitz), judío, Jefe de la Sección Metalúrgica del Consejo Económico Supremo.
    · Hammer, (Armando Hammer), judío americano, masón. Promotor industrial dependiente del Consejo Económico Supremo.
    · Liliana, (Ethel Knigkisen), judía, Ministro de Abastecimientos.
    · Osinski, (Valeriano Obolesnski) ruso, Ministro de Agricultrua.
    · Schmidt, judío alemán, Ministro Obras Públicas.
    · Pfenigstein, judío, Ministro para el Acomodo Refugiados.
    · Zagorski, (Abraham Krochmal), judío, Secretario del anterior y luego Jefe GPU de Ucrania.
    · Kaufman, (Samuel Kaufman), judío, Ministro de la Propiead de Terrenos del Estado.
    · Wostanoleinin, (Schilchter), judío, Ministro para la Confiscación de las Viviendas Privadas.
    · Lunaczarski, (Anatolio), ruso, Ministro de Educación.
    · Grünberg, (Grünberg), judío americano, masón, Viceministro de Educación y responsale de la Enseñanza Elemental.
    · Eichengold, (Max Eichengold), judío alemán, Secretario del Ministerio de Educación y miembro de la sección Filológica Proletaria.
    · Zolotin, (Jacob Zolotin), judío, Presidente delInstituto de Educación Comunista.
    · Wolodarski, (Kohen), judío, Ministro de Prensa y Propaganda.
    · Spitzberg, (Spitzberg), judío, Ministro de Justicia.
    · Steinberg, (Steinberg), judío, Ministro de Justicia.
    · Schareder, (Schareder), judío Presidente del Tribunal Supremo.
    · Katanian, (Katanian), armenio, procurador general.
    · Siemasko, (Siemasko), judío, Ministro de Sanidad.
    · Rappoport, (Rappoport), judío, Director General de Farmacia.
    · Rakowski, (Cain Rako), judío búlgaro, masón y Presidente del Soviet de Ucrania.
    · Manuilski, (Dimitri Manuilski), judío ucraniano, Secretario del Soviet de Ucrania.
    · Radek, (Carlos Sobelsohn), judío polaco, masón, miembro del Comité Central del PCUS, Jefe Sindical y agnete en diversos países extranjeros, escritor y propagandista.
    · Antonow-Owseienko, (Wladimir), ruso, íntimo amigo Trotski y masón, miembro del Comité Central PCUS.
    · Stieklow, (Nahamkes), judío, masón, miembro del Comité Central PCUS y Jefe Sindical.
    · Rudzutak, (Jan), letón o lituano, miembro del Comité Central PCUS y Jefe Sindical.
    · Sokolnikow, (Biriliam), judío, miembro del Comité Central PCUS y Jefe Sindical.
    · Sukhanow, (Gimmel), judío miembro del Comité Central PCUS y Profesor de la Academia Socialista Moscú.
    · Broido, (G. Broitmann), judío, miembro del CC PCUS y Profesor de la Academia Socialista Moscú.
    · Riazanow, (David Goldenbach), judío, miembro del CC PCUS y Profesor de la Academia Socialista Moscú.
    · Kirschon, (Wladimir Kirschon), judío, Presidente Liga Escritores Proletarios.
    · Piatnicki (Levin), judío, miembro Comisión Permanente del Soviet Supremo.
    · Bogadnow, (Silberstein), judío, miembro Comisión Permanente del Soviet Supremo. No confundir con otro Bogadnow (Malinowski), ruso, amigo de Lenin y confidente de la policía zarista.
    · Meszkowski, (Goldberg), judío, miembro de la Comisión Permanente del Soviet Supremo.
    · Maklakowski, (Rosemblum), judío, miembro de la Comisión Permanente del Soviet Supremo.
    · Garin, (Gerfeld), judío, miembro de la Comisión Permanente del Soviet Supremo.

    Es curioso que en las deliberaciones del Consejo de Ministros presidido por Lenin solía usarse el alemán y no el ruso, pues la lengua materna de casi todos los asistentes era el yidisch. Lenin hablaba perfectamente el alemán (madre judía alemana) y había estado exiliado varios años en Suiza.
    El Viceprimer ministro Grumberg, traído de New York, hablaba inglés y alemán, pero no ruso.
    Stalin no se enteraba de nada pues su conocimiento del alemán era casi nulo. En cambio todos los compañeros de Lenin presumían de estudiar las obras de Marx y Engels en su versión original.

    La idea de Lenin (según el escritor trotskista Victor Serge, era “unir el proletariado urbano de Alemania, Austria y Checoslovaquia con el proletariado menos desarrollado de Rusia, creando una poderosa combinación industrial y agrícola desde Wladiwostok hasta el Rhin”.
    En marzo 1918 (Brest-Litowsk) los delegados alemanes exigieron a los bolcheviques que reconocieran la independencia de Finalandia, Lituania, Estonia y Letonia. Lenin aceptó provocando críticas en el PCUS. Radeck explicó “Lenin cede espacio para ganar tiempo”. El trono de Guillermo II estaba a punto de derrumbarse, pues mientras llegaban a Francia refuerzos americanos, dentro de Alemania bullía la Revolución, antes de que estallara, el Ejército Rojo debía concentrarse en acabar con los generales blancos Kornilow, Denikin, Wrangel, Yudenicz, y Kolczak.

    En noviembre de 1918 llegó la puñalada por la espalda, Guillermo II fue derrocado y tuvo que huir a Holanda de la Revolución de los marxistas del Partido Socialdemócrata y los católicos del Partido Centrista. Se proclamó la República de Weimar, cuya presidencia la ocupó (1919) el marxista moderado Ebert, que también era masón. Muchos de los puestos clave e importantes cayeron en manos judías: Bernstein, Hirsch, Rosenfeld, Haase, Kautsky, etc. Detrás de ellos estaba el auténtico jefe: Rathenau miembro del Gran Sanhedrín.

    Rathenau pretendía convertir Alemania en una república más de la URSS, lo que obligaría a hacer lo mismo a Polonia, Lituania, Letonia, Estonia y Finlandia.
    Lenin confesó al embajador turco: Alí Fuad Pachá: “Si los alemanes aceptan la doctrina bolchevique, me trasladaré, inmediatamente con mi gobierno de Moscú a Berlín. Los alemanes proporcionarán un medio mucho más útil para propagar la Revolución internacional que los rusos, cuya educación marxista requerirá mucho más tiempo”.

    Pero como Lenin había purgado a muchos socialrevolucionarios y socialdemócratas partidarios deKerenski los marxistas moderados alemanes se asustaron por lo que prefirieron seguir con los católicos centristas en tanto no se aclarase el panorama. Esta postura le valió a Kautsky el apodo de “el renegado” por parte de Lenin.

    Walter Rathenau incitó a la revuelta a los judíos fanáticos, aunque él procuró quedra al margen de la lucha. Carlos Liebknecht, hijo de uno de los principales colaboradores de Marx, Engels y Rosa Luxemburg habían participado en la Revolución “rusa” de 1905 e intentado tomar Berlín con la Liga Espartaquista.
    El enlace entre los Espartaquistas y el Comintern era Carlos Radek, pero la revolución espartaquista fue sofocada por un socialista honrado, el alemán Gustavo Noske con la ayuda de los militares (ejecutarían a Carlos Liebknecht y Rosa Luxemburg el 15 enero 1919, evitando la absolución que le darían los tribunales).
    Radeck fue devuelto a la URSS.
    El amotinamiento de los marinos dirigidos por Hugo Hasse también fracasó. Y sería muerto en atentado.

    Entre tanto Baviera se había “independizado” bajo la dirección de Kurt Eisner que acaudillaba el bloque marxista-separatista aunque Kurt no era bávaro, era un judío polaco nacido en Berlín (Salomón Czosnowski) y era un masón de alto grado que en las logias polacas y alemanas usaba el alias de Von Israelowitsch. Asesinado, pasó a ocupar la presidencia el judío comunista Max Lieven (Levine). La revolución terminó en 1919 con la entrada en Munich del ejército alemán, apoyado por numerosos voluntarios bávaros.

    Como Alemania había escapado al “destino” de ser una República de la URSS fue duramente castigada en el tratado de Versalles: hubo de renunciar a la región de Alsacia-Lorena, y la ciudad portuaria de Danzing (con 95% de población alemana y 5% polaca), a todas sus colonias de ultramar, admitir la ocupación del Sarre durante 15 años, reducir su ejército a 100.000 unidades (incluyendo mandos y tropa), pagar unas indemnizaciones de guerra abusivas, pérdida de toda su flota: militar, pesquera y mercante.
    Como dijo el judío Klotz, Ministro de Clemenceau: “le boche payera tout” (los alemanes pagarán todo). Más tarde este sujeto sería procesado en Francia por estafa y falsificación de cheques.

    Respecto a Austria-Hungría se había fragmentado en las manos del débil sucesor de Francisco José, su sobrino nieto Carlos, que carecía del consejo del inteligente Primer Ministro Von Sturgk que había sido asesinado (octubre 1916) un mes antes que Francisco José, por un comando terrorista dirigido por el judío Federico Adler (hijo del judío fundador del Partido Socialdemócrata Austríaco).

    El Gran Maestre de la Masonería húngara: Arpad Bokay aparentaba ser un defensor del Imperio. Pero no se sabía que la masonería húngara contaba con más sectarios que la austríaca ni que más de la mitad de ellos, a diferencia de otros países, eran judíos con un plan sionista bien definido.
    En octubre los masones tomaron Budapest, pero aún sin actuar abiertamente, pretendían establecer una dictadura, encargaron un gobierno republicano al “hermano” Miguel Karoy que era conde y pasaba por liberal. Entonces Arpad Bokay explicó el “programa masónico” que coincidía con el programa del gobierno republicano.
    Pese a su título y vitola de liberal, Karoy era un marxista judeizante, a su lado, el judío Kerenski, era menos peligroso. En marzo (1919) por medio de los masones judíos Kunzi y Pogany (miembros del Partido Socialdemócrata) el conde Karoly entregó el poder al enviado de Lenin, el judío: Bela Kun de amargo recuerdo (pedófilo y genocida).

    ¿Quién era Bela Kun? Un judío (Abel Kohen) de Transilvania nacido en 1886. Movilizado por el ejército austro-húngaro fue capturado por los rusos pero fue liberado durante la Revolución e incorporado al PCUS, recibiría de Lenin el encargo de convertir Hungría en una nueva República de la URSS.
    En Budapest se formó un Consejo de Ministros, llamado Consejo de Comisarios del “Pueblo” (igual que en Moscú) y presidido por Bela Kun si bien la presidencia del Soviet Húngaro, la presidencia nominal del país, se entregó a un magiar de raza, Sandor Garbai para disimular el carácter judaico de la revolución. Pero todos los demás puestos clave eran judíos: Peter Agoston, Arpad Kerekes (Kraus), Bela Vago (Weiss), Moritz Erdely (Eisenstein), Tibor Szamuely, Otto Kirvin (Klein), Eugenio Varga (Weichselbaum), Oscar Faber, Simón Kunzi (Kunstatter), José Pogany (Schawartz), y Jorge Lukacs (Loewinger) hijo de un banquero de Budapest y afiliado a la Masonería como varios de los anteriores.

    Aunque el régimen de terror de Bela Kuhn duró solo cinco meses ante la ofensiva contrarevolucionaria (almirante Horty y ayuda rumana) costó más de 200.000 vidas humanas, incluyendo numerosos niños sodomizados y asesinados RITUALMENTE por los comisarios judíos adeptos a la Kábala (un pálido reflejo de las matanzas que siguieron a la Revolución “rusa”).

    Lenin no pudo auxiliar, militarmente a los revolucionarios judíos de Alemania y Hungría porque el Ejército Rojo tardó bastante en acabar con la resistencia de Ucrania y la propia Rusia. Ya en 1920 los soldados de Tuchaczewski penetraron, por fin, en Polonia, pero los polacos, dirigidos por Pilsukski los rechazaron en una heróica batalla. En marzo 1921 se firmaría la paz en Riga trazando una frontera ruso-polaca justa, a pesar de que los “aliados” habían querido imponer a Polonia la línea curzon (la que en 1939 tomarían como base Ribbentrop y Molotow para repartir Polonia) y luego, ya en 1945, sería definitivamente adoptada por los acuerdos de Yalta.
    Bela Kuhn hubo de exiliarse en la URSS y desató su fanática furia contra los tártaros musulmanes de Crimea donde le habían colocado de Gobernador.

    En 1921, los marineros de la base de Kronstadt (cerca Petrogrado) que habían ayudado a los bolcheviques a tomar el poder, se consideraban engañados por la dictadura de Lenin y se levantaron en armas. También crecía el descontento entre los obreros cuyas condiciones de trabajo y vida habían empeorado considerablemente. El levantamiento de Kronstadt fue aplastado rápidamente y Occidente, una vez más, envió abundantes auxilios al gobierno soviético, otro balón más de oxígeno para los soviéticos.

    Entretanto, Walter Rathenau (Ministro Asuntos Exteriores soviético en Alemania) concluyó en 1922 con Czyczeryn el Tratado de Rapallo. Al final el tratado fue una monumental estafa para los alemanes que perdieron todas sus inversiones (que estaban garantizadas por 30 años) y peor aún de los contactos entre los mandos militares (alemanes y soviéticos) y pese a que los nazis purgaron el ejército, hasta la IIGM quedó dentro del ejército alemán una célula secreta partidaria del Krenlim. Los dos miembros más importantes de la misma eran el general Hammerstein, amigo de Von Schleicher y el general Beck (hijo de judía) que sería ejecutado en 1944 por participar en el complot militar contra Hitler, cuyo jefe nominal era el engañado mariscal Rommel.
    Última edición por donjaime; 02/01/2016 a las 11:14
    ReynoDeGranada y raolbo dieron el Víctor.

  5. #5
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Re: Serie: Conocer el Sionismo

    Serie Conocer el Sionismo


    Parte V : SIONISMO Y COMUNISMO


    2ª.- Parte : EL COMUNISMO CON STALIN.
    Algunos historiadores que reconocen la actitud projudía de Lenin sostienen, empero, que su sucesor Stalin era antisemita ¿Qué hay de verdad en ello?

    Absolutamente nada. Stalin casó tres veces con sendas judías.

    La primera Catalina Schwanitz, con un hijo Jacob Yugasvili, educado en el judaísmo y casó con judía alemana. Prisionero de los nazis murió en un campo de concentración (oficialmente abatido por centinelas cuando intentaba fugarse). Su tío materno Alejandro Svanidse había estudiado filosofía en Alemania y desempeñó ciertos cargos en la administración soviética fue purgado por orden del propio Stalin durante la IIGM.

    La segunda Nadia Alelujewa, discrepaba con Stalin en ciertas cuestiones políticas hasta el punto de atreverse a ir en 1927 al entierro del diplomático judío Joffe (que se suicidó por el acoso de la GPU por su amistad con Trotski). La propia Nadia se suicidó (1932) tras una violenta discusión con Stalin. Dejó dos hijos:

    Wasili Stalin (1920) y Swietlana Stalina (1926). Wasili ingresó en la aviación soviética y era un borracho empedernido. Swietlana resultó una mujer muy lasciva, su primer amorío fue con un judío Alexis Kapler, guionista cinematográfico (sería acusado de espía y encarcelado) lo cual se ha tomado como antisemitismo de Stalin, cuando a éste no le interesaba emparentar con un individuo que mantenía contacto (profesional) con occidentales por lo que lo acusó falsamente de espía para elimnarlo.

    Stalin no se opuso a que su hija se casara con otro judío (1944) Morozow del que se divorciaría en 1947 para volver a casarse con un hijo de Zhdanow, judío miembro del Politburó. En 1951 casaría con otro judío de la poderosa familia Kaganowicz. Luego se exiliaría a Occidente y casaría, nuevamente, con un judío estadounidense.

    La tercera Rosa Kaganowicz, hermana menor de Lázaro Kaganowicz (matrimonio negado por Adam Ulan, profesor de la Universidad de Harvard y biográfo del “zar” rojo pero lo admiten otros muchos historiadores serios como el inglés Robert Conquest, Mauricio Carlavilla, y el ruso George Knupffer).


    Si por efecto de las purgas estalinianas perecieron miles de judíos, no fue porque fuera antisemita, sino porque los judíos dominaban en los puestos claves del PCUS, Ejército Rojo, y Comintern, por lo que pasaron por el verdugo en mayor proporción que otras razas que apenas tenían representantes en puestos clave.

    Stalin mantuvo la legislación de Lenin que contemplaba el antisemitismo como delito castigado con severas penas. Además en 1928 se creó un Hogar Nacional Hebreo en la Tartaria Oriental, capital en Birobidzhan, para los judíos que quisieran vivir en un ambiente tradicional judío. Y aunque los rabinos ortodoxos no eran bien mirados por el régimen su situación era mil veces mejor que la de los sacerdotes católicos o popes ortodoxos.

    El bulo de que ese Hogar Nacional Hebreo lo ideó Stalin para limpiar los judíos de Rusia y Ucrania no es sostenible. Según la Gran Enciclopedia Soviética (1932) esas colonias (similars a los kibutz de Palestina) formaban entes auntónomos que podían recibir ayuda de organizacions sionistas del exterior. La misma fuente indica que, solamente en Ucrania, los judíos contaban co 55 soviets urbanos y 94 rurales. Nadie era forazado a instalarse en la Ewreskaia de Birobidzhan. Puede comprobarse que su capital, en 1960 no superaba los 50.000 habitantes.

    El profesor Romanescu, escapado de Rumanía comunista escribía en 1956: “desde que se instaló el régimen soviético, sólo se han registrado unas pocas deportaciones de judíos a la región autónoma de Ewreskaia, siempre de trotskistas. Ningún judío de la URSS es obligado a radicar allí. Se van los viejos que no son retenidos en otras regiones y los jóvenes que desean recibir una educación judía en ambiente tradicional judío.

    La religión judía es libre en toda la URRS, y los habitantes judíos de la región autónoma tienen riquezas (yacimentos oro, explotación maderera, centros modernos cría animales, frigoríficos, instalaciones lecheras), y hasta tienen un raro privilegio, único en la URSS, permiso para guardar fusiles de caza”.




    LAS PURGAS DE STALIN.
    A la muerte de Lenin (1924) el Gran Sanhedrín esperaba que Trotski se hiciera con el mando supremo en Moscú. Hay documentos de Lenin (diciembre 1922) cuando sus achaques le apartaban de la política en los que recomienda apartar a Stalin, es lo que se denomina “Testamento de Lenin” que dedica elogios a Trotski y en menor medida a Bukarin.

    Pero tras la división del Partido Socialdemócrata Ruso en bolcheviques y mencheviques, Trotski se había mantenido equidistante entre ambos, no terminó de inclinarse hacia los primeros hasta su vuelta de EEUU (1917), y sus fuerzas dentro del nuevo PCUS era relativa. Casi todos los viejos bolcheviques consideraban a Trotski un adevenedizo aunque contaba con unos pocos partidarios de relieve: Krestinski, Rakowski, Radek, Antonow-Owseienko, Joffe y Sklianski.

    Mucho más numeroso era el grupo acaudillado por Zinowiew, siempre bolchevique, con Kamenew (pese a ser cuñado de Trotski), Sokolnikow, Serebriakow, Iewdokimow, Matorin, Laschewtz, y Bela Kun.

    Las tesis políticas de trotskistas y zinowiewistas eran las mismas por lo que se les denomina a todos como ala izquierda bolchevique.
    Ante ellos la “derecha” formada por nacional-comunistas que acusaban a los anteriores de sionistas-comunistas (anque entre ellos había muchos judíos): Bukarin, Rikow, Tomski, Riutin, Uglanow.

    El ala ecléctica la formaban: Stalin y sus aliados que ganó desde su puest en la Secretaría General del PCUS, un cargo, a priori burocrático: Molotow, Woroszylow, Frunze, Osinki, Dzierzynski, Yagoda, Zagorski, Litwinow, Kirow, Rudzutak, Pelsze, Mikoyan, y Kaganowicz.

    Si el ala de izquierda hubiera permanecido unida y usara el testamento de Lenin en el Comité Central del Partido, Stalin se habría visto abandonado por la mayoría ecléctica. Pero Stalin maniobró hábilmente aprovechando la rivalidad entre Trotski y Zinowiew para atraerse a éste, concediendo además, alguna ventaja, al ala “derecha” minoritaria. Stalin pudo presentarse entonces como salvador de la unidad bolchevique.

    La idea de Stalin era ejercer una dictadura personal, más férrea que la de Lenin, y así maniobró para eliminar, uno tras otro, a todos sus competidores, reales, potenciales y hasta imaginarios.

    Zinowiew y Kamenew le vieron venir y se reconciliaron con Trotski pero ya era tarde, éste ya no controlaba el ejército y fueron vencidos en el XIV Congreso del PCUS (diciembre 1925) ante la sólida unión de eclécticos y derechistas.

    Dialécticamente la pugna Stalin-Trotski se plasmó en dos visiones opuestas: la del socialismo en un solo país o internacionalizarlo permanentemente.
    En la primavera 1927, aprovechando el fracaso de la Comintern en China donde se aconsejó a los comunistas que apoyaran a Chang Kai Chek, que al triunfar les engañó siguiendo consignas masónicas occidentales, por lo que Trotski, Zinowiew y Kamenew volvieron a la carga. Stalin supo parar este peligroso ataque usando la GPU para atemorizar a los aún numerosos elementos de izquierdas del PCUS.

    Ese año se “suicidó” Joffe, al siguiente Trotski es enviado a Siberia, los otros dos abandonaron acobardados. En 1929 Trotski consigue emigrar donde aún le apoyan algunos banqueros judíos y se dedicó a buscar nuevos partidarios entre las formaciones comunistas, socialistas y anarquistas.

    La teoría del socialismo en un solo país era nacional-comunista, pero Stalin no lo era y una vez vencida la oposición del ala izquierda asumió las ideas de ésta sobre la agricultura, imponiendo una colectivización forzosa al campo en contra del ala derecha.

    Entonces Bukarin, Rikow, y Tomski perdieron sus puestos en el Politburó y Comité Central. Otros izquierdistas como Radek, Piatakow, Antonow-Owsienko, Krestinski, Norkin y Suwarin (Lifschitz) aceptaron papeles en el partido pero totalmente secundarios.

    La colectivización forzosa del campo fue brutal, costó unos 5.500.000 muertes, el 60% en Ucrania.
    En los años 1932-33, cuando arreciaba el hambre, el gobierno soviético exportó mantequilla y cereales en gran cantidad, para hacer propganda de que la reforma agraria era un éxito y así castigar, de paso, a la anticomunista población campesina. Aunque hubo filtraciones, así el ucraniano Petrowski, stalinista moderado, confesó a un periodista inglés que en su república estaban muriendo millones de personas.

    Bukarin comentó, en los medios del partido: “a pesar de todos los horrores de la revolución, el año crucial de 1919 no es comparable con lo ocurrido entre 1930-33. En aquel entonces ejecutábamos a gente, pero arriesgando nuestra propia vida en ello. En el último período, sin embargo, hemos dirigido la aniquilación masiva de hombres completamente indefensos, junto con sus mujeres y niños”.

    Mientras Trotski, auxiliando y animado por parte del Gran Sanhedrín y banqueros estaba intentando derribar a Stalin mediante un complot desde el exterior.

    Los trotskistas y zinowiewistas, que no decían ni mu, pensaban usar en su provecho el descontento de los nacional-comunistas.
    Stalin, por su parte, meditaba como acabar con unos y otros sin provocar protestas en el PCUS. Dentro del ala ecléctica que le apoyaba, se movían elementos dudosos, como Yagoda, Jefe Supremo GPU, que convenía sustituir por incondicionales.

    Un rival para Stalin era Kirow, miembro del Politburó que controlaba Petrogrado (Leningrado) antiguo feudo político de Zinowiew, pero no era simpático a los judíos y Stalin se sirvió de Yagoda para asesinarlo el 1 de diciembre 1934. El autor material del crimen fue un comunista desilusionado, probablemente zinowiewista, Mikolaiew.

    Al día siguiente, Borisow, ayudante de Kirow, murió en un misterioso accidente de automóvil. Stalin y sus fieles Kaganowicz, Molotow, Woroszylow, Andreiew, y Zhdanow, aprovecharon la conmoción general para detener a Zinowiew, Kamenew, Fewdokimow y otros importantes opositores de la izquierda, y a los que, de momento, se les respetó la vida. Aunque Nikolaiew y los hombres de su círculo fueron ejecutados.

    También perecieron varios centenares, otros individuos no pertenecientes al partido pero sospechosos por diversas razones. En un sólo juicio (Kiev, 13 diciembre) se condenó a muerte a 28 ucranianos.
    Esto se denomina la Pequeña Purga.

    Stalin esperó año y medio para desencadenar la Gran Purga. En 1935 ordenó a la Comintern aproximarse a los partidos socialistas de Francia y España para alcanzar el poder en esos lugares por medios democráticos, desprestigiando las técnicas revolucionarias de Trotski y sus seguidores.

    En el VII Congreso de la Comintern se acordó la estrategia de los Frentes Populares expuesta por el Presidente Dimitrow, masón búlgaro y el Secretario Manuilski, judío ucraniano.

    El Frente Popular de Francia fue acaudillado por el judío y masón Leon Blum. El de España por Largo Caballero que tenía relaciones amorosas con una judía, hija de Margarita Nelken. Ésta pertenecía al PSOE aunque en secreto trabajaba para Dimitrow.

    El estallido de la Guerra de España, donde los nacionalistas (monárquicos, CEDA, albiñanistas, falangistas, carlistas, renovación española, derechistas, católicos y gente sin filiación determinada, más una parte del ejército) se levantaron en armas ante el gobierno golpista del Frente Popular masónico y marxista y sus desmanes (los que cacarean que los nacionales se levantaron contra el Gobierno “legal” suelen “olvidar” que los rojos se levantaron en armas contra el gobierno legaldos años antes, en Asturias, y la Esquerra había proclamado la secesión en Cataluña y el PNV en Vascongadas)

    La Guerra de España quitó las caretas a las “democracias” occidentales que se alinearon incondicional y al unísono con la URSS.

    En agosto de 1936 Zinowiew y Kamenew comparecieron, públicamente, con catocer partidarios suyos ante el Tribunal Supremo confesando delitos de traición (tras tortura a fondo) y condenados a muerte.

    Presionado por el Gran Sanhedrín, el Presidente de EEUU, Roosvelt envió como embajador a Moscú al judío y masón Davies (25 agosto), el mismo día de la ejecución de los reos. Pero los esfuerzos de Davies fueron baldíos, porque Stalin, libre de amenaza exterior, prosiguió las detenciones masivas de comunistas, dirigidas por Yagoda y luego por su sucesor, también judío: Yezow.

    En las purgas de 1936-8 desaparecieron muchos miles de comunistas, incluyento altos dirigentes: Zinowiew, Kamenew, Iewdokimow, Matorin, Smirnow, Mraczkiwski, Smilga, er-Vaganian, Olberg, Grinberg, Piatakow, Schmidt, Yagoda, Bebel, Holzmann, Bakaiew, Dreitzer, Reingold, Pickel, Sokolnikow, Serebriakow, Serebrowski, Suwarin, Kaniazew, Berman-Yurin, Ramzin, Muralow, Boguslawski, Drobnis, Turok, Schestow, Stroilow, Norkin, Arnold, Hrasche, Rikow, Bukharin, Tomski, Uglanow, etc. etc. etc.

    Zbigniew Brzezinski, “consejero” del Presidente de EEUU Carter, y miembro de la Trilateral, suministró un escrito (1956) con la siguiente estadística: “en noviembre 1935, el PCUS contaba con 1.659.104 afiliados y 699.610 aspirantes. En noviembre 1938 sólo había 1.405.879 afiliados y 514.213 aspirantes”.

    Es decir, las “purgas” produjeron un descenso neto en el PCUS de 438.712 individuos. Decimos neto porque los contabilizados en ese noviembre (1938) incluyen 410.000 elementos nuevos reclutados por los stalinistas.
    Es probable que tras las purgas disminuyera el número de judíos y aumentara la de rusos, pero alrededor de Stalin seguía habiendo judíos muy influyentes: Kaganowicz, Swernik, Litwinow, Zhdanow, Manuilski, Yudin, Mekhlis, Yezow, Beria, y sus amigos rusos Molotow, Woroszylow, y Andreiew estaban casados con judías.

    Sólo tras las purgas se avino Stalin a negociar con el Gran Sanhedrín según las propuestas de Davies. Como ya estaba afianzado hizo algunas concesiones, como sacrificar a su fiel esbirro Yezow al que acusó de excederse en la represión. En 1938 Yezow fue sustituido por otro judío, Beria, en la dirección del GPU que se reorganizó bajo las siglas NKWD, y tres meses después desapareció de repente. Había contactado con el Servicio de Inteligencia Británico de Oriente Medio.

    Litwinow, Ministro Asuntos Exteriores, consiguió que el Gran Sanhedrín presidido por Baruch (sempiterno asesor de varios Presidentes EEUU) reconociera a Stalin como jefe único de la Revolución Comunista en todo el mundo, a cambio de que su sucesor no sería ruso, sino el judío Kaganowicz.

    Lázaro Kaganowicz, hijo del zapatero Moisés Kaganowicz de Kabana, (provincia Kiev) nació en 1893, tenía 14 años menos que Stalin. Miembro del Politburó y Jefe de la Comisión de Control del Partido, tenía gran autoridad. Su hermano Miguel estaba al frente del Comisariado de Industrias Aeronáuticas (se suicidaría durante la invasión nazi) y su hermana menor, Rosa, fue la última consorte del zar “rojo”. Si Kaganowicz fallecía antes, Beria heredaría el puesto.

    Stalin exigió, como garantía del pacto, la muerte de Trotski. Baruch dio largas al asunto, con intención de no cumplir, y Stalin recurrió a una de sus astutas jugadas, aprovechando el plan elaborado por el Gran Sanhedrín para destruir al Eje fascista, mediante la alianza de EEUU, Inglaterra, Francia, Rumanía, Polonia y Rusia.

    El gobierno polaco se negó a devolver Danzing (las elecciones autonómicas las habían ganado los nazis locales de goleada) sino que se dedicó a provocar y perseguir a los 3.300.000 alemanes repartidos por su territorio confiscándoles las propiedades, industrias y granjas, cerrando escuelas e iglesias protestantes, y originando disturbios callejeros con muchos muertos y heridos.

    En Rumanía, el rey Carlos, manejado por su amante judía Elena Lupescu, había mandado asesinar a Cornelio Codreanu, hijo de alemana y fundador del grupo fascista Guardia de Hierro, con trece colaboradores.

    Stalin destituyó a Litwinow, cuya cartera fue asumida por su Jefe de Gobierno Molotow, y ofreció a Hitler un pacto de no agresión, liberando a Alemania de la guerra en dos frentes. La base del acuerdo fue el reparto de Polonia y la división de Europa Oriental en dos zonas de influencia: la nazi que incluía Hungría, Checoslovaquia y Lituania. Y la soviética con Letonia, Estonia y Finlandia.

    En la madrugada del 1 de septiembre 1939 las tropas alemanas invadían Polonia, que fue atacada por la espalda, dos semanas después, por la URSS. Fue la chispa de la IIGM, antes de lo que el mando sionista esperaba.
    Inglaterra y Francia declaraban la guerra a Alemania pretextando defender a Polonia, pero no lo hicieron con la URSS que se también atacó Polonia y se adueñó de más de la mitad de su territorio pues el Gran Sanhedrín esperaba un acuerdo definitivo con Stalin.

    Entretando Roosvelt hacía campaña de desprestigio de los grupos aislacionistas (no intervencionistas) de EEUU.

    Ahora era Stalin el que alargaba el asunto ocupado en atacar Finlandia y someter los estados bálticos. Al mismo tiempo, el 20 de agosto de 1940, Stalin se libraba de Trotski en su residencia de México por medio de un agente español (Ramón Mercader) agente de la NKWD.

    El Gran Sanhedrín se resignó a perder a su protegido Trotski y a finales de 1940 renovó, con Stalin, su acuerdo anterior. Stalin en contrapartida se comprometió en atacar, por sorpresa, al Eje, su botín sería el resto de Polonia, Alemania Oriental, Checoslovaquia, Hungría, Rumanía, Bulgaria, Yugoslavia y Albania. Pero estos estados no se convertirían en Repúblicas Soviéticas como las Bálticas, sino en Repúblicas “Democráticas Populares”, con gobiernos de coalición de comunistas y socialistas, bajo el control supremo judío como: Jacob Berman, Walter Ulbricht, Klement Gottwald, Wladimir Clementis, Rodolfo Salnsky, Matías Rakosi, Erno Gero, Ana Pauker, José Kisinexky, Abraham Bunaciu y Moisés Pijade.

    Hitler fue informado de lo que se tramaba y la conducta de Stalin era dudosa desde el verano de 1940, en que el ejército soviético había ocupado los Estados Bálticos. El más occidental, Lituania, estaba en la esfera de influencia alemana (según Pacto de No Agresión mutua). Hitler no protestó, sacó una indemnización de Stalin por los residentes alemanes evacuados y a mediados de diciembre cursó a su Alto Estado Mayor la Directriz nº 21 “Operación Barbarroja” que se realizaría en el verano siguiente con 116 divisiones seguidas de otras 50 de países amigos (Finlandia, Eslovaquia, Hungría, Rumanía, Italia y España).

    Stalin había estado acumulando, en los once meses previos a la invasión alemana, gran cantidad de efectivos militares pretendían atacar a Alemania por la espalda, como habían hecho con Polonia. Y es evidente al analizar los resultados a finales septiemre 1941. Los alemanes habían capturado (y/o destruído) 1.500.000 soldados rojos, 9.000 cañones, 7.100 tanques. Es decir las 116 divisiones alemanas habían capturado (destruído) unas 130 soviéticas. Lo que no sabían los alemanes es que Stalin aún contaba con otras 250.

    Además, Hitler y su Estado Mayor sólo dispusieron de 6 meses de preparación para su ofensiva, Stalin llevaba once meses preparándola y aún no le habían sido suficientes.

    LA DERROTA DEL EJE FUE CELEBRADA (AÚN LO ES) EN TODO EL MUNDO DEMOCRÁTICO Y COMUNISTA, ES DECIR, EN TODO EL MUNDO CONTROLADO POR EL SIONISMO, COMO SI FUERA EL TRIUNFO DEL BIEN SOBRE EL MAL.

    El Gran Sanhedrín ordenó escenificar en Nuremberg unos grotescos teatros mal llamados juicios para castigar (y dar ejemplo) a los “criminales de guerra” y “enemigos de la humanidad” aunque se “olvidaron” de que Churchill, Roosvelt, Stalin y el judío Tito habían mandado cometer crímenes mucho más numerosos y mayores. Como la destrucción de Dresde (en la que no había ningún objetivo militar, era ciudad refugio de los que escapaban del avance soviético, y donde se inmolaron por la aviación de EEUU y RAF alternando bombas explosivas y de fósforo a más de 300.000 refugiados), Hirosima y Nagasaki, las fosas de Katyn, matanzas y genocidios de ucranianos, estonios, letones, lituanos, croatas, musulmanes, bosnios, millares de crímenes y torturas de la CEKA en tiempo de paz, etc.

    Recordemos que el “planificador” de los bombardeos terroristas de las poblaciones, (como el de Dresde), alemanas o no, entre 1943-5 fue Lord Cherwell (Lindemann) un judío emigrado de Alemania a Inglaterra en 1935 y que en su tarea contó con dos ayudantes judíos: Salomón Zuckermann y David Benussa-Butt.

    El piloto judío Thibbets (arrojó la bomba atómica en Hirosima) era hijo de una judía y puso al avión el mismo nombre que el de su madre: Enola Gay.

    También eran judíos los verdugos en los ahorcamientos de los jefes nazis condenados en Nuremberg (Woods y Rosenthal).

    La represión no se limitó a Nuremberg, en Francia fueron condenadas a muerte, tras la “liberación”, por “colaboracionistas”, más de 100.000 personas, empezando por el anciano mariscal Petain (que se conmutaría en cadena perpetúa). Además fueron purgados y penados de diversa forma más de 700.000 franceses. La represión de los "libertadores" fue muy superior, en bajas y dureza a la nazi.

    El anciano escritor noruego de 83 años, (Premio Nobel) Knut Hamsun fue encerrado en una institución psiquiátrica. Igual suerte corrió el poeta americano Ezra Pound porque desde una radio italiana criticó a Roosvelt. Etc. etc.
    ReynoDeGranada y raolbo dieron el Víctor.

  6. #6
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Re: Serie: Conocer el Sionismo

    Serie : Conocer el Sionismo




    Parte VI : SIONISMO Y COMUNISMO.

    3ª Parte : EL COMUNISMO CON LOS SUCESORES DE STALIN.
    Stalin extendió el comunismo hasta un punto ni soñado por Lenin, pues a los países del Este de Europa hay que añadir: China (regalito del Presidente judío y masón de EEUU Harry Salomon Truman que obedecía órdenes del Gran Sanhedrín igual que su antecesor Delano Roosvelt. Delano era masón grado 32º del Rito Escocés, Truman era 33º y antes de llegar a la Casa Blanca había sido Gran Maestre de la Gran Logia de Missouri).

    Stalin no satisfecho quiso sobrepasar lo pactado, apoderarse de todo Berlín, pero esta vez fue bloqueado y también ambicionó Grecia con el jefe guerrillero Markos que puso en grave aprieto al régimen liberal provocando la reacción de los aliados occidentales originando la llamada “Guerra Fría”.

    El masón Tito, que seguía las inspiraciones de su superior jerárquico Moisés Pijade se apartó del bloque stalinista. El zar rojo respondió acabando en un hospital de Moscú (1949) con el masón búlgaro Dimitrow, amigo de Tito y haciendo ejecutar, en Praga, (1952), a los comunistas judíos Clementis y Slansky, acusados de nego-trotskismo y sionismo.

    A inicios de 1953 Stalin fue eliminado por sus compañeros del Politburó: Malenkow, Molotow, Kaganowicz, Beria, Mikoyan, Woroszylow, Bulganin, y Khruscehw (la postura de Andreiew no está aclarada).
    Y con el zar rojo desaparecieron sus fanáticos seguidores: Mekhlis, e Ignatiew.
    Para entonces el Gran Sanhedrín había prescindido de Kaganowicz por su brutalidad y mente obtusa, apostando a favor de Beria.

    Beria, tras participar activamente en la eliminación de Stalin cometió el fallo de confiar demasiado en sí mismo, enviando un mensaje cifrado a Baruch, vía Londres, comunicando que pensaba detener a todos los viejos zorros del Politburó. El Gran Sanhedrín preparó una conferencia cumbre en las Bermudas, donde se reunirían con Eisenhower, Churchill y Beria para terminar con la “guerra fría” y planera un nuevo orden mundial.
    Beria no contó con que los “viejos zorros” iban a portarse como tales, y fue detenido cuando asistió a un Consejo de Ministros en el que la habitual guardia de la NKWD había sido relevada por el ejército.
    La ejecución de Beria se anunció en 1953 (diciembre) aunque seguramente fue anterior. Con Beria fueron purgados sus seguidores Mierkulow, Abakumow, Krasman, Goglidse, Kobulow y Meszik.
    Se reorganizó la NKVD como KGB quedando en manos del judío Kruglow, partidario de Malenkow y la “guerra fría” prosiguió hasta 1955.

    En febrero (1955) Nikita Khruschew que había logrado que Malenkow le cediera la Secretaría General del PCUS se alió con Bulganin, Ministro de Defensa, para imponer su línea política de coexistencia pacífica con Occidente. Acusado de belicista, Malenkow fue sustituido en la Jefatura del Gobierno por Bulganin.

    En mayo de 1955 se reanudaron las relaciones enre los Países del Pacto de Varsovia y la disidente Yugoslavia.
    En febrero 1956, en el XX Congreso PCUS, Khruschew denunció, a puerta cerrada, los excesos de las purgas stalinistas y pidió establecer relaciones económicas con las potencias capitalistas.

    En 1956 en Polonia y Hungría se produjeron levantamientos populares, el presidente de EEUU, Eisenhower denunció la dureza de la represión soviética (tanques contra civiles) pero no movió un dedo a favor de los ciudadanos que pedían elecciones libres (en esas Repúblicas Democráticas Populares).

    Pese a que con los zares, Rusia (especialmente Ucrania), eran el granero del mundo. Tras la colectivización comunista la URSS precisaba importar cereal y víveres en grandes cantidades de Occidente, pero como los dirigentes soviéticos no querían que se formara una nueva clase de propietarios rurales, susceptible de no ser doblegada, tuvieron que seguir mendigando que Occidente les alimentara.

    En 1957 Khruschew consiguió apartar, definitivamente, a Malentow, Molotow, y Kaganowicz, que perdieron incluso sus puestos en el Comité Central, igual que el marsical Zhukow.
    En 1958 también se deshizo de su “aliado” Bulganin acumulando en sus manos la Secretaria General del PCUS y la Jefatura del Gobierno, se abandonaba el sistema de dirección colegiada inaugurado por Malenkow al ceder el primero de dichos cargos al propio Khruschew volviendo al sistema de concentración de poder practicado por Stalin.

    A diferencia de Stalin, Khruschew contaba con el benplácito del Gran Sanhedrín pues actuaba en su beneficio. Y aunque se rodeó de judíos, era ruso (ucraniano). Entre sus allegados estaban los judíos: Ehrenburg (escritor), Kiberman (economista), Dragunski (general), etc. recuperando el sionismo parcelas de poder que habían menguado con Stalin. Y aunque ahora eran aperturistas con Khruschew, antes habían sido stalinistas. A diferencia de Hitler, Stalin granjeó pocas adhesiones inquebrantables, solo unos pocos judíos como Yezow y Meklis lo hicieron con entrega sincera (a posteriori se ve el error fatal de Stalin al sustituir al fiel Yezow por Beria).

    A inicios de 1959 las tesis de Khruschew tuvieron un éxito rotundo en el XXI Congreso PCUS que condenó el stalinismo e introdujo algunos cambios en la planificación económica soviética. Éxito favorecido por el Gran Sanhedrín que hizo un nuevo regalo al comunismo: CUBA.
    Por orden de Baruch, una delegación de masones cubanos 33º había pedido al dictador Batista, también masón pero de grado inferior, el abandono del poder. Batista accedió pero luego se echó atrás en una reunión con sus generales, también masones y no masones, los que estaban seguros de poder vencer al movimiento comunista guerrillero, aún débil. Entonces intevino el Embajador de EEUU Earl Smith, que siguiendo instrucciones de Roy Rubotom y William Wieland, y éstos de John Foster Dulles, conminó a Batista para que dejara la isla sin dilación.
    Batista abandonó Cuba con todo el dinero que pudo el 1 de enero 1959. Los generales Cantillo, Sosa, y Tabernillo intentaron formar una junta que convocara elecciones democráticas, pero Foster Dulles se opuso a la idea, y el 8 de enero Fidel Castro (protegido por la prensa judía de EEUU que deliberadamente ocultanba su marxismo) hacía su entrada triunfal en La Habana.

    En septiembre 1959, Khruschew viajó a EEUU y celbró una cordial conferencia con Eisenhower en Camp David a la que asistió un anciano Baruch (89 años). Khruschew dijo ante los periodistas que “Baruch es el “americano” más querido en la URRS” (ellos sabrían por qué).
    A la vuelta a Moscú Khruschew prosiguió la lucha contra el stalinismo. En 1960 es acusado Woroszylow, con Malenkow, Molotow, Kaganozicz, Bulganin y Saburow, y fue reemplazado por Leonidas Brezniew comunista ucraniano casado con una judía.
    La momentánea “crisis” entre Eisenhower y Khruschew de ese año por el derribo de un avión espía U-2 (abatido en territorio prohibido soviético) no tuvo repercusiones.
    En 1961 se reunen en Viena Khruschew y el nuevo Presidente EEUU, Kennedy, que le permite enviar armamento y asesores a Fidel Castro para neutralizar las intentonas contrarevolucionarias de los anticomunistas cubanos. En 1961 empezaría, además, a levantarse el “muro de Berlín” o “muro de la vergüenza”.

    Al gran público, intoxicado y malinformado, de Occidente los mass media le vendieron el anticomunismo de Kennedy por el asunto de los misiles cubanos. Cierto que Kennedy es uno de los escasos Presidentes EEUU que no se sepa que fuera masón, (aparte de descender de un clan mafioso traficante de alcohol con la “ley seca”), pero en su juventud Kennedy recibió lecciones en Inglaterra del profesor judío marxista Harold Laski, y acompañó a España al masón Nehru y su hija Indira Gandi que animaban al ejército republicano.
    Ya Presidente, Kennedy, siguió contando con el incombustible “asesor” judío Bernard Baruch y su adjunto, el banquero Sidney Weinberg que le sucedería en el Gran Sanhedrín en 1965.
    Fue la propia CIA la que condujo, deliberadamente al desastre, a los anticomunistas cubanos en la Bahía de Cochinos (1961).
    Como la indignación en EEUU aumentaba a la par de la influencia Soviética en Cuba y Khruschew se propasó enviando armament atómico a la isla (sólo había acordado con Kennedy el envío de armamento convencional) la Casa Blanca tuvo que exigir, (finales 1962), la retirada de las destructivas armas que apuntaban al corazón de EEUU. La exigencia se acompañó de un espectacular e innecesario despliegue de la flota useña lo que tuvo gran trascendencia propagandística.
    El Kremlin ordenó desmantelar el tinglado y Kennedy admitió, públicamente, a cambio que EEUU no intervendría en los “asuntos internos” de la isla que era lo que de verdad importaba.

    Un segundo punto de la Conferencia de Viena era el acuerdo para “neutralizar” Laos, es decir, acabar con los anticomunistas laosianos que se oponían a la guerrilla comunista equipada en Vietnam del Norte. Así la guerrilla marxista pudo establecer, impunemente, una ruta a través de Laos para infiltrarse en Vietnam del Sur eludiando la DMZ (franja de separación de los dos Vietnams).
    En el gobierno comunista de Vietnam del Norte, presidido por Ho Chi Ming, figuraban varios masones: Ton Duc Thang y el general Nguyen Giap que frecuentaba una logia francesa de Hanoi antes de 1939, cuando estudiaba Derecho aunque luego colaboraría con los japoneses.

    Los hermanos católicos Diem luchaban, con cierto éxito, contra los comunistas, pese a cierta oposición de los budistas. Kennedy peparó el terreno para la comunización de toda Indochina con la “neutralización” de Laos. No sabemos que hubiera hecho Kennedy posteriormente, poruqe fue asesinado en 1963 puede que por alguna discrepancia con Baruch y Weinberg. Pero lo cierto es que los hermanos Diem también fueron asesinados (1 noviembre 1964) a causa de un golpe en el que participaron el Embajador de EEUU Cabot Lodge y los agentes de la CIA que había en el ejército survietnamita. Uno de ellos era Nguyen Van Thieu.
    Desde ese momento el Gobierno de Vietnam del Sur ya no fue capaz de una política propia, pasando a ser un títere de Washington, al servicio de sucios “negocios” (compra venta armas, tráfico opio y drogas), negocios que beneficiaron a algunos militares survetnamitas como Nguyen Cao Ki y el citado Van Thieu y especialmente a capitalistas “americanos”.

    En un libro publicado por el dimitido Presidente EEUU Nixon confiesa que: “el presidetne pakistaní Ayub Khan le dijo: “el asesinato de los hermanos Diem enseña tres cosas a los dirigentes asiáticos: 1º.- es muy peligroso ser amigo de EEUU, 2º.- que ser neutral es rentable, y 3º.- que a veces es útil ser enemigo”, aunque Nixon se niega a admitir en la obra que el gobierno de su antecesor, Johnson, participara en el golpe contra los Diem.

    Poco a poco Vietnam del Sur empujó, en su caída, a los países vencinos de Laos y Camboya. El general Westmoreladn, primero, y su sustituto judío Creighton Abramas, después, dirigieron las operaciones militares de modo que nunca podrían conseguir una victoria sobre el enemigo.
    Con los hermanos Diem “sólo” había 22.000 soldados EEUU en el país. Pero una vez asesinados aumentaron a 550.000 (1968). Este numeroso ejército extranjero, aparte de ser inútil operativamente, constituía una carga insoportable (y no sólo económica) para Saigón.
    El final de esta historia, con la intervención de otro destacado judío Henry Kissinger, es bien conocida.

    En 1949, en un curso de Guerra Política (dictado en Moscú) el judío Manuilski, antiguo Secretario de la Comintern, decía: “para vencer, recurriremos al factor sorpresa. Pero será necesario adormecer a la burguesía. Estableceremos contactos y haremos concesiones sensacionales. Los países capitalistas, idiotiados y decadentes, serán felices colaborando con nosotros en su propia destrucción. Desarrollaremos el más espectacular movimiento en favor de la paz que haya conocido la Historia. Aprovecharemos todas las ocasiones para conseguir adeptos y cada vez que los enemigos aflojen la guardia, los aniquilaremos con nuestro puño cerrado”.
    A Manuilski se le olvidó citar, en el camino hacia la victoria final, el papel de los regalos periódicos que le hacía el Gran Sanhedrín, pero no iba a descubrir el juego sionista ante un auditorio de rusos que sólo conocían del capitalismo las desorientadores lecciones de los libros de texto soviéticos.

    Los regalos periódicos no se interrumpieron tras 1964, cuando Khruschew es derribado por una conspiración dirigida por el ideólogo Suslow, miembro del secretariado del PCUS. La dirección colegiada volvió a implantarse, ocupando Brezniew la Secretaría General del Partido, Kosigin la Jefatura de Gobierno, y Mikoyan la Presidencia que en 1965 dejaría el cargo a Podgorny (puede que por motivos de salud y edad, ya tenía 70 años).
    Ninguno era judío, y Suslow era sospechoso ante el Gran Sanhedrín por haber acusado a Khruschew, en el Comité Central, de provocar el rompimiento con una China que seguía las directrices puramente stalinistas de Mao Tse Tung y permitir el espionaje de Pienkowski a favor de la CIA.

    Pero Brezniew era tan projudío como Khruschew y apoyado por el judío Andropow (Jefe del KGB) fue aumentando, poco a poco, su influencia. En 1976 Brezniew impuso como Ministro de Defensa al mariscal Ustinow (que no era militar profesional, era un judío (Zambinowicz)) y en 1977 sustituyó, personalmente a Podgorny como Presidente del Soviet Supremo sin abandonar la Secretaría General del PCUS. Suslow decidió apoyarle y Kosigin acabó destituido.

    Cuando Brezniew falleció (1982) sus dos cargos pasaron a Andropow, apoyado por judíos como Ustinow, Grischin, Solomencew, y Gromiko. El único ruso con auténtico peso en la URSS, Suslow, había muerto unos meses antes.

    En Polonia ocupaba el poder otro judío: Jaruzelski.



    DIRIGENTES JUDÍOS EN OTROS PAÍSES COMUNISTAS.

    POLONIA:
    Sommerstein, dirigente del PC polaco, reorganizado en la URSS durante la IIGM.
    Zagmunt Berling, militar, expulsado del ejército por un tribunal de honor. Vivía en Vilna cuando la ocuparon los soviéticos en 1939. Le hicieron jefe de una división soviética “Tadeo Kosciuszko” de comunistas polacos, luego reorganizó el ejército polaco.
    Kaganowicz, general de la aviación popular polaca. Durante la IIGM fue comandante soviético. Judío ucraniano.
    Wladislaw Gomulka, comunista casado con judía. En 1945 Ministro de Repoblaciones se encargó de desgermanizar Silesia y Pomerania (arrebatadas a Alemania). Secretario del PC convertido, tras la absorción de los socialistas en PZPR (Partido de los Trabajadores Unidos de Polonia).
    Jacob Berman, secretario PZPR, judío ruso, trabajó en la NKVD a las órdenes de Beria.
    Julius Katz, Ministro Asuntos Exteriores.
    Zygmunt Modzelewski, diplomático.
    Tadeusz Oppman, diplomático, antiguo miembro de las Brigadas Internacionales en España.
    Hilary Minc (Mintz) antiguo profesor Universidad Soviética, en 1954 Vicepresidente del Gobierno.
    Aleksander Ford, director de cine. Presidente de la empresa resultante de socializar las filmográficas polacas.
    Andrzej Munk, director cine.
    Wojciech Has, director cine.
    Jahoda, director cine.
    Passendorfer, director cine.
    Adam Schaff, director Instituto de Filosofía y Sociología de la Academia de Ciencias.
    Josef zagua, intelectual polaco, fundador del Teatro Polski de Varsovia.
    Zenon Kliszko, Ministro de Justicia.
    Tadeusz Kichanowicz, Ministro Trabajo.
    Piotr Lewinski, Ministro del Gobierno.
    Golanski, Ministro del Gobierno.
    Skrzeszewski, miembro Comité Central PZPR.
    Drobner, diputado.
    Juliusz Burgin, diputado.
    Michael Bron, (Misza Bronstein), general del ejército popular, veterano guerra de España.
    Leopoldo Trepper, Jefe durante la IIGM de la red de espionaje “Orquesta Roja” (Leib Domb). Presidente de la Asociación Cultural Hebrea. Emigró a Israel donde falleció en 1982.
    Antoni Slonimski, escritor marxista.
    Henryk Jablonski, escritor marxista. Ministro Educaicón. Presidente del Estado, aprobó la subida de Jaruzelski.
    Loepold Infels, físico formado en Occidente, discípulo Einstein. Catedrático Universiad Varsovia.
    Wojciech Jaruzelski, general ejército popular. Etc. etc.


    Podríamos seguir con Bulgaria, Yugoslavia, Rumanía, Hungría, Alemania Oriental, Checoslovaquia, Iberoamérica, etc. Y añadir, cientos de nombres más.
    ReynoDeGranada y raolbo dieron el Víctor.

  7. #7
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Re: Serie: Conocer el Sionismo

    Serie : Conocer el Sionismo




    Parte VII : SIONISMO Y CRISTIANISMO.

    JESUCRISTO Y LOS JUDÍOS.

    El advenimiento de Cristo fue para los judíos, especialmente para sus dirigentes, una catástrofe nacional. Hasta entonces, ellos, y solo ellos, habían sido los hijos de la Alianza: habían sido los Sumos Sacerdotes y sus beneficiarios.

    Pero, bruscamente, surge un profeta que se declara enviado del más allá por Dios, su Padre, para completar y realizar la promesa de la Alianza (“No he venido a destruir la Ley, sino a cumplirla” (Mateo V-17)) y en prueba de su misión realiza prodigios inauditos. La multitud subyudada le sigue.

    Además, y aquí la extrema gravedad de su misión: interpreta la Promesa en un sentido completamente nuevo, completamente diferente, que sacude y destruye todo el orgulloso edificio judaico, espiritualizándolo y universalizándolo.

    La realización de la Promesa pasaba del plano MATERIAL al ESPIRITUAL, desbordando el marco nacional, ya no está reservada únicamente a los judíos como únicos beneficiarios, sino que se extendía a todo el mundo. Los príncipes de los sacerdotes y los fariseos, no podían tolerar semejante blasfemia, semejante atentado a su privilegiada posición.

    La imagen de Cristo NO es la consumación de la religión judía, sino su NEGACIÓN. Precisamente allí donde las facultades del alma ocupaban el menor lugar en las ideas religiosas, allí se presentó una nueva visión religiosa.

    Cristo no menciona el temor de Dios, fundamento de la religión judía, sino el amor a Él.
    El temor del Señor es el comienzo de la sabiduría” (canta el salmista). “Escóndete en la tierra ante el temor de Dios y ante su majestad” (dice Isaías), y hasta Jeremías parece olvidar que existe una ley según la cual “hay que amar a Dios de todo corazón, con todo el alma, con todas las fuerzas y con todo el ánimo”.

    No hay ninguna manifestación en el mundo que esté tan exactamente contra Jesucristo como la religión judía, así como en general todo el concepto de religión por parte de los judíos, desde los albores hasta hoy en día.

    Cuando Jesús predicaba la igualdad de todos los hombres ante Dios los judíos veían que esa doctrina echaba por tierra sus equivocadas creencias sobre Israel como pueblo escogido por Dios para dominar materialmente el mundo, anulando la idea de un pueblo superior a los demás por voluntad divina destinado, por orden divina, a esclavizar a los demaś pueblos adueñándose de sus riquezas y posesiones.


    No hay duda de que los judíos más fieles a su religión son los enemigos más enconados de Cristo y la Cristiandad pues en su secta beben, sin cesar, el odio implacable contra Jesús y todo lo cristiano.

    Según el nada sospechoso escritor (sionista) Joseph Dunner, en su obra “La República de Israel” afirma: “para toda secta creyente en Cristo, Jesús es el símbolo de todo lo que es limpio, sano y digno de amar. Para los judíos, a partir del siglo IV, es el símbolo del antisemitismo, de la calumnia, de la violencia, de la muerte violenta”.

    Y siguiendo con el Evangelio de San Juan (Cap. VIII, versículos 39-59):

    Respondieron y le dijeron: Nuestro padre es Abraham.
    Jesús les dijo: Si sois hijos de Abraham, haced las cosas de Abraham. Mas ahora me queréis matar, siendo hobre que os he dicho la verdad, que oí de Dios: Abraham no hizo esto. Vosotros hacéis la obra de vuestro padre.
    Y ellos dijeron: Nosotros somos nacidos de fornicación: un padre tenemos que es Dios.
    Y Jesús les dijo: Si Dios fuese vuestro padre ciertamente me amaríais. Por que yo de Dios salí, y vine: y no de mí mismo, más El me envió. ¿Por qué no entendéis este mi lenguaje? ¿Por qué no podéis oír mi palabra?. Vosotros sois hijos del diablo, y queréis cumplir los deseos de vuestro padre: el fue homicida desde el principio y no permaneció en la verdad; porque no hay verdad en él, cuando habla mentira, de suyo habla, porque es mentiroso y padre de la mentira. El que es de Dios oye las palabras de Dios. Por eso vosotros no las oís porque no sois de Dios.
    Los judíos respondieron y le dijeron: ¿No decimos bien nosotros, que tú eres samaritano y que tienes demonio?
    Jesús respondió: Yo no tengo demonio; más honro a mi Padre, y vosotros me habéis deshonrado".

    En la discusión, Cristo con palabra serena echa en cara sus intentos homicidas y les llama hijos del Diablo. Los judíos no pueden sostener una discusión honesta y serena, insultan, calumnian y se comportan violentamente según les conviene. Intentando terminar apedreándolo.

    En el Evangelio de San Mateo (Cap. XXIII) Jesucristo, refiriéndose a los dirigentes judíos, que tanto lo combatieron les llama: hipócritas, llenos de iniquidad, necios, ciegos, sepulcros blanqueados, serpientes, raza de víboras …
    Jesucristo denuncia los instintos asesinos y cureles de los judíos. Es comprensible por qué en la revelación que hizo a su discípulo amado (consignado en el Apocalipsis) llamó a los judíos “la Sinagoga de Satanás” denominación acertada y divina que en siglos posteriores se usaría por la Iglesia Católica con mucha frecuencia como designación del Judaísmo criminal y conspirador, que desde que asesinó a Hijo de Dios, no ha cesado de cometer toda clase de crímenes y blasfemias contra Dios y la Humanidad.



    EL PUEBLO DEICIDA.
    En el Tribunal Supremo de Israel, que condenó a Jesús, el Pontífice se reviste de toda su autoridad y pregunta con la solemnidad exigida por la ocasión y el asunto que se ventilaba, que tras tres años de lucha iba a resolverse tráficamente.
    - pregunta el Pontífice: “Te conjuro que nos digas de una vez si tú eres el Cristo, hijo de Dios bendito
    - y Jesús responde: “clara y taxativamente que así es, sabiendo que dicha confesión sellaba su muerte. Bien sabía que esa era la causa principal por la que querían matarle. Confiesa esa verdad que ya habían profetizado (David e Isaías).

    Los judíos no estaban tan ciegos sobre la misión divina de Jesucristo. Quitar la responsabilidad a los judíos es hacer de Jesucristo un ignorante que no sabía lo que decía, o un malvado, porque los acusa de un gravísimo pecado que no tenían. Como ninguna de las dos opciones puede ser admitida, la clara y tajante acusación que hizo Jesús a los judíos de su gravísimo pecado, tenemos que admitir, forzosamente, que los judíos son un pueblo deicida.

    Lo dice claro el Evangelio: “buscaban con mayor ahínco matarle, porque no sólo quebrantaba el sábado, sino que decía a Dios su padre, haciéndose igual a Dios” (Juan, 5-18).
    Se que sois linaje de Abraham, pero buscais matarme, porque mi palabra no ha sido acogida por vosotros” (Juan, 8-37).

    Los judíos son deicidas materiales, porque mataron al hombre de Dios, y formales porque , aunque por soberbia no quisieron reconocer expresamente la divinidad de Jesucristo, tuvieron más que suficientes pruebas de ella, confiramadas con la autoridad y santidad de Dios quien, no pudiendo aprobar con milagros la blasfemia, sin embargo los hizo en gran número para probar la expresa y repetida afirmación que Cristo hizo de su propia Divinidad.

    La culpabilidad de deicidio atribuida a los judíos por todo el pueblo cristiano, durante 2.000 años, ha sido creencia general, fundada en el Evangelio, en la doctrina de los Santos Padres, en la de todos los Santos canonizados, de todos los Papas, Obispos y teólogos.
    Todo el pueblo cristiano, y por tanto, moralmente toda la Iglesia, afirma que los judíos fueron deicidas.

    No interesa aquí la aritmética de contar el número de los judíos que consintieron, sino el consejo de su muerte, a sabiendas de su inocencia, otorgado a sus jefes. Así parece que lo entendían los jefes y consentían los demás cuando dijeron o aprobaron aquella terrible “execración”: “Y respondió todo el pueblo: Caiga su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos” (Mateo, 27-25).

    Israel no solo rechazó, positivamente, a Cristo, sino que le crucificó, con lo que pereció, por sí misma, la Antigua Alianza de Dios con Israel, ya por la plena obtención del fin par el que fue hecha dicha Alianza y la promesa: la redención del género humano; ya porque el mismo Israel consumó, deliberadamente, y de la manera más trágica su total rompimiento con Dios por el horrendo crimen de deicidio, y con ello consumó su malicia y reprobación.

    Quizá este triple sentido quiso dar Cristo a sus últimas palabras en la cruz: “Consumatun est”, (todo está concluido) (Juan 19-30). Hubo, pues, en la cruz rotura total y completa del pacto entre Dios y el pueblo de Israel quedando ambas partes desligadas. Dios de la obligación de conceder beneficios y favores; Israel del derecho a reclamarlos y recibirlos porque ya no es su pueblo.

    Es dogma de fe católica que en Cristo no pueden separarse, realmente, el Cristo hombre del Cristo Dios, y esta identidad personal es precisamente la razón por la que San Pedro y San Pablo sustituyeron al Cristo hombre por el Cristo Dios cuando dijeron: “vosotros matásteis al autor de la vida y al Señor de la gloria”.

    No dijeron matásteis a Jesús significando que mataron sólo al hombre llamado Jesús.

    Jesucristo, Hijo de Dios, fue condenado a muerte por los jefes judíos, y fue condenado precisamente porque se había proclamado Dios, a pesar de haber proporcionado suficientes pruebas para ser creído. La sentencia condenatoria fue pronunciada por el Consejo (Juan 11, 49, ss) es decir, por la mayor autoridad de la religión judía, apelando a la ley de Moisés (Juan 19-7) y justificando la sentencia como una acción defensiva de todo el pueblo (Juan 11-50) y de la propia religión (Mateo 26-65).

    El que condena al Mesías es el Sacerdocio de Aaron, síntesis y expresión prncipal de la economía teocrática y hierocrática del Antiguo Testamento.

    Por tanto es lícito atribuir el deicidio al Judaísmo en su calidad de comunidad religiosa.

    En este sentido delimitado, y teniendo en cuenta la mentalidad bíblica, el judaísmo posterior a Nuestro Señor participa también, objetivamente, en la responsabilidad colectiva del deicidio, en la medida en que ese judaísmo constituye la continuación libre y voluntaria del judaísmo de entonces.

    Será el propio Caifás, Sumo Pontífice de Israel, el que señala la conveniencia de que muriera Jesucristo para salvar al pueblo judío.

    Cristo acusó a los judíos, no a los romanos, de quererlo matar. En ningún pasaje de los Evangelios Cristo dice que los romanos quisieran matarlo, por el contrario, acusa a los judíos. Fueron éstos quienes planearon e intentaron destruirlo en varias ocasiones, antes incluso de la Pasión. Agresiones que no partían de judíos irresponsables, sino de los principales dirigentes del pueblo judío: Príncipes de los Sacerdotes y Ancianos del Pueblo, Fariseos de influencia decisiva en el gobierno de ese pueblo.

    Los Evangelios muestran tres de las armas que han sido, y siguen siendo, de las favoritas del Judaísmo, especialmente en su lucha contra la cristiandad: el engaño, la calumnia, y el crimen, las tres usadas implacablemente contra toda la humanidad, habiéndoles valido el nombre que tan justamente ostentan de “padres del engaño, de la calumnia” y “homicidas”.

    Los Apóstoles también culparon a los judíos de la muerte de Cristo y de la culminación del deicidio.

    San Pedro (Hechos de los Apóstoles) echa la responsabilidad del asesinato sobre todo el pueblo judío. Y también los demás apóstoles. San Pablo (en la 1ª carta a los Tesalonicenses dice, refiriéndose a los judíos: “los cules también mataron a Cristo y a los profetas y nos han perseguido a nosotros y no son del agrado de Dios y son enemigos de todos los hombres”.
    San Pablo califica, contundentemente a los judíos como: ENEMIGOS DE TODOS LOS HOMBRES”. Realidad que no puede ponerse en duda a cualquiera que estudie a fondo la ideología y actividades clandestinas del pueblo judío.



    LAS HEREJÍAS OBRA DE JUDÍOS.
    Los judíos, enemigos seculares, milenarios, de la Iglesia, pusieron en acción la infiltración en el seno eclesiástico para dinamitar desde dentro la unidad de la Iglesia, tratando de dividirla en sectas, capillas, tendencias, interprestaciones y grupúsculos con vistas a debilitarla y destruirla.

    El judío nunca ha renunciado a esa labor disgregadora y de descomposicón, de ruptura de la unidad. Así no es de extrañar que fueran judíos los mentores de todas las herejías de la Iglesia de Cristo.
    Entre otras:

    GNOSTICISMO:
    La primera herejía que atentó contra la Iglesia. Constituida por varias sectas secretas que intentaron descomponer el seno de la Cristiandad.
    Muchas de las sectas gnósticas decían pretender dar un más amplio significado al Cristianismo, enlazándolo con antiguas creencias. Trasplantaron de la Kábala al Cristianismo la idea de que las Sagradas Escrituras tenían un doble significado, uno exotérico (exterior y literal), y otro esotérico (oculto accesible sólo a los iniciados).
    El fundador del Gnosticismo fue Simon el Mago, judío converso, místico kabalista y aficionado a la magia y ocultismo. Constituyó un grupo de judíos: Sacerdocio de los “misterios, e intentó comprarle a Pedro la gracia del Espíritu Santo (pecado de Simonia = traficar con las cosas santas, sacramentos, nombramientos eclesiásticos, doctrina, etc.).

    La propia Jewish Encyclopedia afirma que el gnosticismo “fue de carácter judío antes de convertirse en cristiano”.
    El Gnosticismo iría resurgiendo en la Historia en varias épocas, y ha llegado hasta hoy en día. Siempre bajo dirección judía.


    ARRIANISMO:
    La gran herejía que desgarró la Cristiandad durante más de 300 años fue obra de un judío infiltrado, Arrio, judío converso que atacará, inmisiricorde la Divinidad de Cristo y lograría dividir la cristiandad durante siglos. Se ordenó sacerdote y la tesis de su doctrina es la unidad absoluta de Dios, negando la Trinidad y considerar a Cristo solamnete como una excelsa figura, pero sin condición divina alguna.

    Arrio además hizo política projudía y de acercamiento de la Iglesia con la Sinagoga.

    También fueron judíos los grandes aliados del Emperador Juliano el Apóstata.

    La invasión de los germanos arrianos fue un gran triunfo para los judíos.


    ALBIGENSES:
    Es significativo comprobar, una y otra vez, como en las regiones del mundo cristiano donde el porcentaje de población judía es más elevado y son más influyentes, es donde nacen las más importantes herejías y donde, indiscutiblemente, los movimietos heréticos, sectas, sociedades secretas, etc. toman mayor fuerza.

    En una publicación oficial para consumo interno del judaísmo, de autor judío (N. Leven) titulada “Cincuenta años de Historia” la Alianza Israelita Universal dice: “a inicios del XIII la Iglesia tiene que enfrentarse a una herejía, la de los albigenses (Albi, sur de Francia). Los albigenses no son los únicos cristianos que atacan a la Iglesia y a sus dogmas; hay incrédulos en otros lugares. El mal viene de los judíos, los albigenses son instruidos por ellos y hay quienes profesan que la doctrina de los judíos es preferible a la de los cristianos; los judíos son los creadores de la herejía. La Iglesia no lo duda; los judíos la inquietan. Ellos son aniquilados en el terreno material, pero no han perdido de su fuerza intelectual ...”.

    VALDENSES:
    En el XII el judaísmo intentaba controlar al papado mediante el judaico cardenal Pierleoni se organizaba la primera revolución repuublicana que se adueñaba de Roma. Una secta secreta preparaba con sigilo la más gran revolución conocida hasta entonces, con el fin de desintegrar definitivamente al cristianismo.

    Al mismo tiempo se organizaban diversas sectas secretas, todas tendentes a dominar Europa, aniquilar el orden de las cosas imperante y destruir la Iglesia.

    Entre otros muchos, había unos grandes movimientos heréticos que en el XII trataban de destruir todo el orden social, político y religioso existente. El rabino Jacob R. Raisin, hablando de los valdenses dice: “otro grupo heterodoxo tuvo origen en Valdo, un rico comerciante de Lyon. Era un diligente estudiante de la Biblia y comisionó a dos sacerdotes a que la tradujeran al francés”

    En la Enciclopedia Judaica Castellana, refiriéndose a los valdenses dice: “los Valdenses, secta que surgió en 1170 en Lyon, bajo la jefatura de Pedro Valdo … Seguramente no es mera coincidencia que la cuna fuera la ciudad de Lyon, como la de los Pasagiles la tuviera en Milán, grandes centros, uno y otro, de la vida e influencia judía … La Biblia Valdense contenía no menos de 32 libros hebreos. Se leía en los conventículos secretos, bajo la dirección de predicadores o “barbas”.
    Los Valdenses se consideraba el verdadero Israel o, según la expresión de su jefe Muston, Israel de los Alpes. Pedro Valdo es “el Moisés de ese pequeño pueblo que salió del país de la servidumbre” y “el Padre”, el Abraham de Israel de los Alpes antes de convertirse en su Moisés”




    LOS PADRES DE LA IGLESIA Y LOS SANTOS LUCHAN CONTRA LOS JUDÍOS.
    Los que quieran profundizar en el tema pueden hacerlo, directamente, en las obras de los Padres de la Iglesia. Ahí podrán comprobar que todos condenaron enérgicamente a los judíos y enfrentaron de forma resuelta a esos enemigos de la humanidad como acertadamente los llamó San Pablo.

    Los hebreos persiguieron, con especial empeño, a los Apóstoles, a los primeros caudillos de la Iglesia, tal como comenta San Pablo en su Epístola primera a los Tesalonicenses en la que los judíos “no son del agrado de Dios”.

    San Lucas, en los Hechos de los Apóstoles narra las persecuciones llevadas a cabo por los judíos contra San Pablo y San Matías al que apedrearon y degollaron.

    Tertuliano, Padre de la Iglesia, en su obra “Scorpiase” dice: “las sinagogas son los puntos de donde salen las persecuciones contra los cristianos” y en su libro “Ad nationes” escribe: “de los judíos es de donde salen las calumnias contra los cristianos”.

    Durante el reinado de Nerón había, inicialmente, tolerancia hacia los cristianos pero el Emperador acabó cediendo a las intrigas de su amante judía Popea, la autora de la idea de inculpar a los cristianos en el incendio de Roma.

    San Anastasio luchó encarnizadamente contra los judíos y Osio, obispo de Córdoba, fue un paladín contra el enemigo más sutil y peligroso, el judío. Este obispo fue el alma del Concilio de Nicea y de Elvira, teniendo una importancia decisiva en la aprobación del Cánones como el L que disponía: “si algún clérigo o fiel comiere con judíos, sea separado de la comunión para que se enmiende”.

    Así, San Ambrosio, obispo de Milán. Como Crisóstomo (Padre de la Iglesia), San Cririlo (Patriarca de Alejandría), San Atanasio, San Simón Estilita, San Jerónimo (Padre de la Iglesia), San Agustín (Padre de la Iglesia y obispo de Hipona), San Gregorio Niceno (Padre de la Iglesia), … etc. etc. San Bernardo (Arzobispo de Viena), Agobardo (obispo de Lyon), San Bernardo y San Norberto, … etc. etc.

    Santo Tomás de Aquino, San Hipólito, San Melitón y tantos y tantos santos.

    Los cristianos no católicos tampoco pueden olvidar la más dura condena lanzada contra los judíos, la realizada por Martín Lutero.




    POSICIONAMIENTO DE LOS CONCILIOS ECUMÉNICOS.
    Entre los Cánones del Concilio III (Toledo) destaca por su importancia el Canon XIV, que refiriéndose a los judíos dice: “Que no se les confieran cargos públicos en virtud de los cuales tengan que imponer penas a los cristianos” y entre las disposiciones del Concilio figuran las de prohibir a los judíos comprar esclavos cristianos.

    En el IV Concilio (Toledo) San Isidoro de Sevilla, su principal impulsor, llevó la aprobación de una serie de Cánones para la defensa de la Iglesia del peligro judaico entre los que destacan el Canon LVIII que reza: “de aquellos que pretan auxilio y favor a los judíos en contra de la fe de Cristo.- Es tal la codicia de algunos que por ella se separan de la fe conforme lo expresó el apóstol: como que muchos aún entre los sacerdotes y legos, recibiendo dones de los judíos, fomentaban su perfidia patrocinándolos; los que no sin razón se cnoen ser del cuerpo del Anticristo, puesto que obran en contra de Cristo. Cualquier obispo, presbítero o seglar que en adelante les prestare apoyo a los judíos contra la fe cristiana, bien sea por dádivas, bien por favor, se considerará como verdderamente profano y sacrílego, privándole de la comunidón del Iglesia Católica y reputándole como extraño al reino de Dios; pues es digno que se separe del Cuerpo de Cristo el que se hace patrono de los enemigos de este Señor”.

    El Canon LIX se refiere a los falsos conversos.

    En el Canon LXII se trata de conjurar el peligro de que judíos bautizados se reúnan con judíos infieles.

    El Canon LXIV niega validez al testimonio del judío público, y al cristiano cripto-judío.

    El Canon LXV: “establece este Santo Concilio que los judíos, o los de su raza, no desempeñen cargos públicos, porque con este motivo injurian a los cristianos, y por otro lado, los jueces de las provincias, en unión de los sacerdotes, suspenderán sus engaños subrepticios y no les permitirán que desempeñen cargos públicos, y si algún juez lo consintiere, será excomulgado como sacrílego, y el reo del crimen de subrepción será azotado públicamente”.

    El Canon LXVI llama, textualmente, a los judíos: “ministros del Anticristo”.

    En el XII Concilio (Toledo) el Canon IX dice: “confirmación de las leyes promulgadas contra la maldad de los judíos, siguiendo el orden de los distintos títulos en que se hallan, cuyo orden se enumera en este Canon

    En el XIV Concilio (Toledo) se considera necesaria la destrucción de los judíos infiltrados y en su Canon I dice: “De la perfidia de los judíos.- aunque en condenación de la perfidia de los judíos hay infinitas sentencias de los Padres antiguos y brillan además muchas leyes nuevas; … Es por lo tanto muy conveniente que el muro de su infedilidad sea combatido …

    El Concilio XVII (Toledo) castiga con la esclavitud las conspiraciones de los judíos y en su Canon VIII se ordena, literalmente: “De la condenación de los judíos”.

    Etc. etc. en muchos otros Concilios en España y fuera de España. En el 506, en 692, en Nicea, en Orleáns, en Meaux, Letrán (1179), etc. etc.




    LOS PAPAS Y LA CUESTIÓN JUDÍA.
    Entre los Santos Padres que combatieron a los judíos hay una larga lista: San Gregorio, Esteban III, Gregrorio VII, San Pío V, Gregorio IX, Martín V, Paulo III, Paulo IV, Inocencio IV, Nicolás IV, etc.
    La mayoría de ellos emitieron Bulas en el mismo sentido, condenando su acción oculta y sus obras.

    La secuencia de Santos, Papas, Padres de la Iglesia, Bulas, etc. contra los judíos sería casi interminable.

    Finalmente León XIII nunca perdonó a los judíos su apoyo a la REVOLUCIÓN y su hegemonía en la MASONERÍA.



    LA SANTA INQUISICIÓN.
    La lucha de siglos (secular, bimilenaria ya) emprendida por la Santa Iglesia contra la acción judía y sus ritos, no tuvo su origen, como se dice falsamente en la intolerancia religiosa del catolicismo, sino en la MALVADA Y PERFIDIA INMENSA DE LOS JUDÍOS que representan una AMENAZA MORTAL para la cristiandad.

    Esto fue lo que obligó a la Iglesia, tan tolerante en principio, a adoptar una decidida postura en DEFENSA DE LA VERDAD, de la cristiandad y de la HUMANIDAD.


    La infiltración estaba formada por descendendientes de judíos que se convertían, falsamente, al cristianismo, practicando en público, aparentemente con devoción la religión de Cristo, pero en secreto conservaban su desprecio y odio a lo cristiano y su fe judaica. Organizándose en sociedades y sinagogas secretas que han funcionado (y funcionan) en la clandestinidad durante siglos.

    Estos aparentes cristianos, los marranos, se infiltraron en la sociedad cristiana, tratando de apoderarse de ella desde dentro, para lo cual sembraron toda clase de herejías, desviaciones, sectas, disensiones, tratando incluso de dirigir las distintas Iglesias.

    Los judíos clandestinos organizaban y controlaban en secreto esos movimientos generadores de impulsos de herejías (iconoclastas, cátaros, patarinos, albigenses, husitas, alumbrados y muchos más, algunas de cuyas revueltas costaron miles de vidas).

    Pero no se contentaron con eso, sino que su audacia llegó al extremo depretender conquistar, para ellos, el mismo Papado, sueño ambicioso que siempre han acariciado (y que parece no están lejos de conseguir si no lo han conseguido ya) y que ya estuvieron a punto de lograr en 1130, cuando el Cardenal Pierleoni, un marrano, logró mediante engaños y artificios, que las tres cuartas partes de los cardenales le elegieran Papa en Roma con el nombre de Anacleto II.

    En esta ocasión, la Divina Providencia, usando a San Bernardo y al Rey de Francia que ayudaron a un heróico grupo de cardenales elegieron Papa a Inocencio II, logrando salvar a la Iglesia de una de las más crisis de su Historia.

    Volviendo a la infiltración en el seno de la Iglesia hay que hacer notar que ni en al antigüedad, ni hoy en día, ninguna nación o institución ha tolerado que un grupo extraño, abusando de la tolerancia y hospitilidad que le brindan generosamente, traicione a dicha nación o institución que ingenuamente les había abierto la puerta, haciendo labores de espionaje, sabotaje y revolución en favor de intereses extraños. ¿Por qué habría de hacerse una excepción en beneficio de los hebreos y de sus infiltrados más peligrosos, dañinos y hasta criminales?

    La Iglesia tenía y tiene el derecho natural a su legítima defensa, y si unos extraños, haciendo mal uso de su tolerancia y hospitalidad que se les ha brindado, ponen a dicha institución en peligro mortal, dichos extranjeros son los únicos responsables de las medidas que la Iglesia traicionada en su confianza y tolerancia, al sentir la amenaza, tome en su defensa.

    Ante la imposibilidad de destruir la Iglesia, los judíos optaron por intentar su reforma, suavemente y de forma revolucionaria, por medio de movimientos heréticos y otras acciones de disensión tendieron a los siguientes objetivos:

    a) supresión de órdenes monásticas, cuyo voto de pobreza, vida comunal, dura regla y dificultad en ella densatsifacer los apetitos sexuales y otros bajos instintos obstaculizaban la infiltración.
    b) supresión del celibato de los clérigos.
    c) supresión de las imágenes de Cristo, la Virgen María y los Santos.
    d) supresión de la Jerarquia de la Iglesia que dificulta a los infiltrados su ascensión.
    e) supresión de la resistencia contra los judíos en el seno de la Iglesia, pues mientras los cristianos sean conscientes del peligro judaico, para ellos, la Iglesia y las naciones cristianas podrán defenderse mejor

    La Iglesia consciente del peligro decidió extirpar el tumor y así surgió la idea de constituir el Santo Oficio. De hecho actuó en toda Europa Occidental. Es decir, la Inquisición no fue un invento español, aunque se asoció con el resto de la Leyenda Negra, pues en España es donde más perduró.

    Unos breves comentarios sobre la Inquisicón. Pese a que la propaganda en contra de ella ha persistido hasta hoy también se han conservado casi todos sus legajos, por lo que se ha podido estudiar a fondo.
    en primer lugar, fue un monumento de derecho procesal, mucho más justo, moderno y tolerante que los tribunales civiles de la época. Los acusados solían elegir acogerse a la Inquisición por ser más justa y benigna que los tribunales ordinarios.
    en segundo lugar, varias de sus figuras fueron tan adelantadas a su época que las han adoptado casi todos los sistemas judiciales del mundo y persisten hoy (derecho a defensor, recusación juez, etc.).
    en tercer lugar, el número de condenados es sorprendentemente bajo, sobre 1,5% delos encausados. La inmensa mayoría de las penas eran penitencias de oraciones, peregrinaciones, limosnas, etc.
    La pena de muerte era excepcional, y casi voluntaria, pues se reservaba para los convictos que no querían arrepentirse y se aferraban a la herejía hasta el final.
    Así, en España y todo su Imperio, en unos 350 años, se efectuaron unas 3.000 ejecuciones. Una cifra ridícula si se compara con un simple condado británico de la época, en que en 20 años superaron esa cifra. Un niño de 12 años podía, y era ahorcado, por el delito de robar una manzana. Y sólo hay que darse una vuelta por la terrorífica Torre de Londres para ver cómo se las gastaban en inventos de tortura, al igual que en Francia o Alemania.
    en cuarto lugar, era una institución muy querida por el pueblo que confiaba plenamente en ella. La única que osaba encausar a los poderosos y ricos aplicando justicia sin distinguir la riqueza y poder del encausado.
    en quinto lugar, pese a Hollyvood y las novelas de Leyenda Negra, la Inquisición NO tenía potestad ni autoridad para juzgar indígenas, ni judíos, ni árabes. Sólo descargaba su peso sobre “marranos” y falsos conversos. Si un judío o musulmán o un indígena no renegaban de su fe (y se bautizaban) eran intocables para la Inquisición que no tenía competencia en esos casos.




    EL CONCILIO VATICANO II Y LOS JUDÍOS.
    En este Concilio se trató de alterar o desviar el curso de la Historia, tergiversar la doctrina tradicional de la Iglesia en relación a la cuestión judía. Los agentes judíos lograron penetrar en el Templo del Señor predicando las herejías de las logias talmúdicas. Han presionado con insistencia para que la Iglesia, a través del Concilio Vaticano II, las considere como propias.

    En el clan projudío, la lucha era dirigida por el Cardenal Bea, teólogos como el Padre Congar y H. Küng y periódicos como Le Monde (H. Fesquet) y Le Fígaro (abad Laruentin).

    La realidad de lo acontecido en el Concilio puede puntualizarse como sigue:
    1º.- el judaísmo internacional, ensoberbecido por sus triunfos en el ámbito temporal, lanzó un enésimo ataque a la Iglesia católica, pretendiendo que reinvindicara al pueblo judío ante la humanidad, lo que contradiría las enseñanzas tradicionales.

    2º.- los judíos que han escalado hasta muy altas jerarquías de la Iglesia Católica convencieron a SS Juan XXIII, mediante un proyecto engañosamente presentado, para que crease el Secretariado para la Unión de los Cristianos, que les ha servido como plataforma para lanzar propaganda projudía. Eternos anticristianos, en lugar y en contra de la pretendida unidad cristiana.

    Los projudíos fueron: Cardenal Bea y los Monseñores John Esterreicher y Gregory Baum, a quienes se unieron los Obispos Walter Kempe (Alemania), y Sergio Méndez Arceo (México).

    Con excepción de algunos padres conciliares,que podían estar sujetos a consignas extrañas a la Iglesia, la totalidad de quienes respaladaban las tesis projudías habían sido engañados por ellos y han sabido ocultar su verdadera personalidad.

    3º.- en los círculos más íntimos del Sanhedrín se forjó la teoría de que el pueblo judío no es el responsable de la muerte de Cristo, sino que la responsabilidad alcanza a toda la humanidad.

    También afirman que los judíos han sido injustamente perseguidos durante toda la era cristiana por los católicos que deben ahora comprender su error, repararles los daños causados y no ofenderlos más en ninguna circunstancia.

    Estas tesis elaboradas por grandes rabinos fueron presentadas oficialmente al Concilio por el Cardenal Bea que las recibió directamente de la secta secreta B'nai B'rith (masonería exclusiva de judíos) en junio de 1962.

    4º.- el contacto directo entre las logias judías y el Cardenal Bea se establecía, primero, a través de conversos y “sacerdotes” como Oesterreicher y Gregory Baum; posteriormente, cuando aparecieron en el Concilio algunas corrientes orientadoras sobre la maniobra judaica, bien en forma escrita o manifestaciones orales de ilustres cardenales y obispos, intervinieron, personalmente, los señores Label A. Katz, Presidente de la B'nai B'rith y Nahum Goldmann, Presidente del Congreso Mundial Judío dejando al descubierto su maniobra.

    5º.- pese a que numerosos Padres Conciliares se negaron a discutir el tema presentado por el Cardenal Bea sobre los judíos, incluido como capítulo IV del esquema sobre ECUMENISMO, es indudable que en la tercera sesión conciliar intentaron y lograron su aprobación.

    El primero que habló en el Concilio de acercamiento de la Iglesia al Judaísmo fue el Obispo de Cuernavaca (México) Sergio Méndez Arceo, descendiente de sefardíes que judaizaban en la población de Cotija (Mëxico), su proposicón fue útil a los judíos para iniciar una cmapaña internacional de prensa.

    El 16 de febrero de 1963 se celebró en Roma una reunión a la que asistieron el Presidente de la B'nai B'rith (Label A. Katz) con el cardenal Bea. El jefe masónico judío entregó al cardenal un largo memorial destinado al Concilio que contenía, íntegramente, la tesis del decreto sobre los judíos presentada por el Secretariado para la “Unión de los Cristianos”.

    El diario Le Monde (19 de noviembre 1963) insertaba la siguiente noticia: “la organización judía internacional de la B'nai B'rith ha expresado su deseo de establecer relaciones más estrechas con la Iglesia Católica. Dicha orden acaba de someter la Concilio una declaración en la que se afirma la responsabilidad de la humanidad entera en la muerte de Cristo. Si esta declaración es aceptada por el Concilio, ha declarado M. Label Katz, Presidente del Consejo Internacional del B'nai B'rith, las comunidades judías buscarán los medios de cooerar con las autoridades de la Iglesia Católica”.

    El Concilio aprobaría la moción que decía: “que jamás el pueblo judío sea presentado como … culpable de deicidio”. Es probable que el propio Papa Juan XXIII no fuera engañado en este aspecto pues se afirma que estaba ligado a la masónica y anticristiana Orden Rosacruz.


    La moción no era original, la base del esquema aprobado sobre los judíos en el Concilio de 1963 fuera ya propuesto en 1947 por un famoso judío: Jules Isaac, a un Congreso formado por católicos, protestantes, y judíos que se celebró en Seeliberg (Alemania).

    El judío Jules Isaac ni siquiera profesaba la religión mosaica, era totalmente ateo, y fue el verdadero progenitor del esquema. Condensó en 18 puntos, un intnto de refutar, mediante numerosas falsedades y semiverdades, la doctrina tradicional de la Iglesia sobre la cuestión y que posteriormente se reducirían a 10 puntos en el Congreso de Seelisbeg (agosto 1947) … que posteriormente serían recogidos como innoación y originalidad por el Concilio, cuando la única originalidad era el plagio y la inoculación de las tesis judías en el seno de la Iglesia.




    ANTISEMITISMO Y CRISTIANISMO.

    Los judíos dan al término “antisemita” un significado peculiar y lo aplican indiscriminadamente según su conveniencia, para obtener la condenación de aquellos que tildan con tal término (igual técnica es usada con éxito con otros términos, como ocurre con facha, por ejemplo).

    Para un judío un “antisemita” es el que defiende a su país, o se opone, a la agresión del imperialismo sionista. Los que critican y combaten la acción revolucionaria y disolvente de las fuerzas judaicas, que destruyen la familia cristiana, degenera la juventud, corrompe la sociedad, difunden toda clase de falsas doctrinas y vicios.

    M. Isidoro Loeb, en su obra “La Literatura de los Pobres en la Biblia” describe los tiempos mesiánicos en los que, de manera general, interpreta el sentimiento de todo el pueblo judío, el suyo, al escribir: “las naciones se reunirán para ir a ofrecer su homenaje al pueblo de Dios; toda la fortuna de las naciones pasará al pueblo judío y la snaciones caminaran detrás del pueblo judío encadenadas, como cautivos, y se postrarán delante de él, los reyes educarán a sus hijos y las princesas serán las nodrizas de sus niños. Los judíos darán órdenes a las naciones, llamarán a los pueblos y a los que ni siquiera conocen, y los pueblos que ni siquiera conocen correrán hacia ellos. Las riquezas del mar y la fortuna de las naciones irán por si mismas hacia los judíos. El pueblo y el reino que no sirvan a Israel será destruido …

    Los judíos quieren las ventajas de las naciones sin ser una nación, sin participar en las obligaciones de las naciones. Ningún pueblo ha podido tolerar eso.
    Y cuando los hombres libres se rebelan contra ese estado de cosas se les estigmatiza con “antisemitas”.

    De hecho muchos judíos (y no judíos víctimas de su propaganda) consideran que el simple hecho de reconocer la existencia de una cuestión judía es una declaración de antisemitismo.
    Última edición por donjaime; 05/01/2016 a las 16:27
    ReynoDeGranada y raolbo dieron el Víctor.

  8. #8
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Re: Serie: Conocer el Sionismo

    Serie : CONOCER EL SIONISMO




    Parte VIII : EL JUDAÍSMO DE LA MASONERÍA.


    EL JUDAÍSMO DE LA MASONERÍA.
    Actualmente, la Masonería es uno de los principales soportes del poder sionista en el mundo. Las organizaciones y los ritos masónicos son totalmente judaicos.

    Inicialmente la Masonería era Operativa, era la auténtica, que no tiene nada que ver con conspiraciones políticas ni mucho menos con el judaísmo, estaba formada por uno de tantos gremios medievales que dividían a sus miembros en tres categorías o grados: aprendiz, oficial, y maestro. Cada gremio guardaba celoso los secretos de su oficio. La exaltación al grado de maestro se verificaba en una creemonia especial tras la que el aspirante que demostraba tener suficientes conocimientos y experiencia mediante la realización de una “obra maestra”.
    La Masonería era el gremio de los constructores (mason, en inglés y francés significa albañil).

    La Masonería operativa tenía, como todos los gremios, su tradicción secreta propia del oficio. Pero es seguro que no contenía ningún tipo de esoterismo judío pues la Masonería operativa no admitía judíos en sus hermandades.

    La Masonería operativa desapareció en el XVIII, cuando aparece la Masonería ESPECULATIVA. Los autores masónicos modernos suelen referirse a la tradición kabalística recogida por la Masonería, pero es una clara tergiversación (no puede ser ignorancia). La filosofía secreta y los ritos masónicos especulativos proceden, en efecto, de la Kábala (recepción en hebreo).
    La Masonería Operativa decae en la Edad Moderna pese a la existencia de insignes maestros como Juan de Herrera, Íñigo Jones, y Cristóbal Wren, muchos artistas renacentistas trabajan por su cuenta y desdeñan pertenecer al gremio tradicional.
    Al languidecer la Masonería, ésta intenta sobrevivir y en Inglaterra se admiten, junto a los “freemasons” (masones auténticos) a un número cada vez mayor de “accepted masons” (masones aceptados) sin relación con la construcción.

    Es, entre 1640 y 1660 en plena decadencia de la Masonería Operativa, cuando se enrolan en sus filas los rosacurces británicos.



    LA MASONERÍA Y LA ROSACRUZ.
    La orden Rosacruz infiltra la Masonería Operativa que deja de serlo para transformarse en Especulativa, perdiendo su verdadera esencia y transformándose en el instrumento del Sionismo que es hoy.

    La Rosacruz es de origen judío. El primer versículo del Zohar (el texto más importante de la Kábala) dice: “¿Qué designa la palabra rosa? Ella designa la comunidad de Israel”.

    Y el emblema Rosacruz en que una rosa se entrelaza con una cruz a la que acaba superponiéndose, expresa el desado dominio judío sobre los reinos cristianos de Europa. Y la máxima INRI significa (Igne Natura Renovatur Integra).

    Los historiadores contemporáneos han podido identificar a vrios de los primeros rosacruces. Cristóbal Besoldi, Juan Valentín Andrea, Tobías Hess, y Abraham Holzel. Todos de conocidas familias protestantes aunque ya hacía tiempo que habían dejado de ser cristianos.
    El más importante Besold, hablaba perfectamente el hebreo y dominaba el Zohar. También es muy posible que los cuatro fueran homsexuales (ver Paul Arnold, autor nada sospechoso de antimasonismo). Junto a ellos se movía un judío de raza, falso converso: Tobías Adami que atrajo a la Rosacruz al famoso fray Tomás de Campanella, promotor de dos revueltas en Italia contra España.

    Los textos rosacruces presumen y revelan sus ideas kabalísticas: “Tenemos una escritura mágica, reproducción de ese divino alfabeto con el que Dios ha transcrito su voluntad sobre la naturaleza terrestre y celeste … Nuestra lengua es semejante a la de Adán y Henoc, y aunque comprendamos los misterios y sepamos explicarlos en esta lengua sagrada, no podemos hacer lo mismo en latín, que es lengua contaminada por la confusón de Babel … Nuestra filosofía no es nueva, sino tal como la que Adán recibiera, que Moisés y Salomón pusieron en práctica ...”.

    Los rosacruces también presumían de conocer el secreto de la piedra filosofal, tratando de aprovechar el prestigio que aún conservaba la Alquimia, que no tiene nada que ver con la Kábala hebrea. El único alquimista judaizante fue Nicolás Flamel al que todo señala como un embaucador.

    La doble crisis: Renacimiento y Reforma, sirvió a los maestros kabalistas judíos de Alemania para agrupar en su torno a cierto número de intelectuales no judíos y alejados del cristianismo. Y es casi seguro que estos cabalistas desconocidos actuaban (lo supieran o no) bajo orden del Gran Kahal de Amsterdam, uno de los cuales, Manasés ben Isarael consiguió de Cromwell la readmisión de los judíos en Inglaterra de donde también habían sido expulsados.

    Como reconoce en su “Historia de la Magia” el masón y judaizante francés Eliphas Leví, la idea de los conspiradores de la Kábala era adueñarse, hábilmente, del poder, para ello mentían, editaban libros engañosos, pegaban enigmáticos pasquines en las ciudades más importantes (como en París en agosto 1623).

    Campanella afirmó que la Rosacruz perseguía la destrucción de la sociedad. Descartes intentó, durante años, contactar con los Rosacruz pero siempre le rehuyeron temerosos de que su elevado intelecto desenmascarara la superchería.

    En 1630 Cristóbal Besold tuvo una crisis de conciencia y se convirtió al catolicismo, pero su defección quedó de sobras compensada por las nuevas adhesiones: el noble sajón Guillermo Wense, el agitador bohemio Juan Amós Comenius (Komensky).

    El rosacruz alemán Permeier dio la consigna a los sectarios de Inglaterra de infiltrarse en la decadente Masonería Operativa. Entre 1640 y 1660 los rosacruces Elías Ashmole, Guillermo Lilly, Tomás Wharton, Jorge Wharton, Guillermo Oughtred, Juan Herwitt, y Juan Pearsons se inscribieron como miembros aceptados en varias logias británicas, su hermano Roberto Moaray en una escocesa.

    A finales del XVII desaparecería la Rosacruz de Europa, combatida por los católicos y despreciada hasta por los mismos protestantes. Pero los rosacruces ingleses usaron unos talleres que la Masonería tenía en Londres para fundar el club “Nueva Atlantis” (nombre inspirado en una obra de Francis Bacon).
    Uno de ellos, Juan Heydon en su obra “Viaje al País de los Rosicrucianos” (Londres 1660) citaba a Bacon como rosacruz, lo que es falso. Y la mentira era doble porque “Nueva Atlantis” era el nombres exotérico (exterior y falso), el nombre esotérico y verdadero del antro dedicado al estudio de la Kábala era “Casa de Salomón” y por aquí es por donde empezó la infiltración judía en la Masonería, en sus palabras, emblemas y ritos.

    La asamblea masónica de 1663 eligió como Gran Maestre honorífico a Enrique Jermyn, conde de San Albano. Y en ella, los rosacruces, consiguieron que se etablecieran una fórmula nueva de juramento en la primera iniciación y que se acentuara el secretismo de la secta.

    El último Gran Maestre de la Masonería (operativa) inglesa fue el arquitecto Cristóbal Wren, autor de la Catedral de San Pablo y otros muchos edificios, pero dimitió en 1702 dejando campo libre a los rosacruces, pero el número de afiliados disminuía a partir de entonces.
    Fue en 1717, cuando las cuatro logias existentes en Londres decidieron fundar la Gran Logia de Inglaterra y desligar, definitivamente, a la asociación del arte de construir. La Masonería Operativa había muerto, nacía la Masonería Especulativa o actual.
    Entre los miembros presentes estaban Teófilo Desaguliers, Antonio Sayer, Jorge Payne, Jacob Lamball, y Jaime Anderson. Desde ese momento los trabajos ya solo serían ESPECUALTIVOS y centrados en la “reconstrucción, simbólica del Templo de Salomón”.

    De aquí surgirían nuevas mixtificaciones y mentiras para añadir a las anteriores. Como ni Desaguliers ni ninguno de los otros poseía el Grado de Maestro, porque todos ellos eran masones aceptados, tuvieron que reinventarlo en 1720 echando mano de un cuento sionista que atribuía, falsamente a Hiram, el arquitecto del rey Salomón, la cración de la Masonería.
    Los grados de aprendiz y compañero, salvo algunos añadidos judaicos como las columnas Jakin y Boaz, pueden considerarse todavía como masónicos medievales, pero el Grado de Maestro es totalmente inadmisible, no conservando nada de la iniciación OPERATIVA original. TODOS sus elementos son 100% hebreos y ese año de 1720, para no dejar pruebas del desaguisado se quemaron todos los archivos del gremio constructor (operativo) que se encontraron.
    Pero en York y Escocia se conservaron algunos documentos que escaparon de la quema general. Luego en 1723 Anderson imprimió sus famosas “Constituciones” sobre todo para difundirlas fuera de las logias y atraer incautos. Las mismas, con gran estima entre los masones actuales es completamente anodino y no posee valor alguno.



    LA MASONERÍA ACTUAL. RITOS Y OBEDIENCIAS.
    Tras la fundación de la Gran Logia de Inglaterra (1717) la nueva Masonería (especulativa) tuvo un desarrollo creciente. El grupo rector de rosacruces decidió atraerse a la nobleza, eligiendo entre ella sus grandes maestres: Juan Montagú (1721); Felipe Wharton, marqués y duque (1722); Dalkeith, duque (1723); Carlos Lennox, duque (1724); Lord Colerante (1727), vizconde Kingston (1729); duque Norlfolk (1730); Lord Lovell, conde de Leicester (1731) … Todos ellos fueron simples figuras decorativas, excepto tal vez Wharton, que acabó renegando de la Masonería y ofreciendo sus servicios a Felipe V de España aunque murió poco tiempo después de convertirese al catolicismo (31 mayo 1731 en el monasterio de Poblet).

    Una de las primeras disposiciones que adoptó la Gran Logia de Inglaterra, siguiendo las directrices del grupo rector rosacruz que a su vez seguía mandato de los maestros kabalistas judíos fue admitir en la asociación a individuos no católicos, olvidando el pequeño detalle que el juramento masónico de entrada se había tomado, desde siempre, sobre el Evangelio de San Juan, así conseguían dos objetivos, dar una apariencia de tolerancia y respeto hacia “todas” las creencias y por otro conseguir mayor control de los judíos sin necesidad de usar falsos conversos.
    Para mayor facilidad, en 1732, una de las nuevas logias que ya surgían como hongos por todas las ciudades británicas, trasladó su tenida (reunión semanal) del sábado al domingo para que los miembros judíos pudieran cumplir el precepto del sabah (descanso sábado).

    Desde Inglaterra la Masonería se extendió por todo el Continente. El Papa Clemente XII, informado de lo que tramaba la secta y sus conciliábulos expedió en 1738 la Bula “In Eminenti” condenando a los masones por herejía y otras razones que conocía bien y no deseaba divulgar.
    La condena sería renovada y confirmada en 1751 por la Bula “Providas” de Benedicto XIV.

    La propia inercia del desarrollo de la Masonería hizo que se dividiera en varias “obediencias”. Al principio, todas las logias de Europa obedecían a la Gran Logia de Inglaterra, pero a partir del XVIII, para mantener un mejor control se hubo de organizar en Francia, Holanda, Alemania, y otros países con “nuevas centrales”conocios como Grandes Orientes. Y aunque hubo esporádicas rivalidades entre ellas y los diversos nobles afiliados, los judíos no perdieron nunca el control real de las mismas, al contrario, su influencia se hizo cada vez mayor.

    También a mediados del XVIII algunos masones de York protestaron por la autoridad que se arrogaba la intitulada Gran Logia y conocedores de la quema que ésta había efectuado en 1720 originó una corriente “los antiguos” que pretendía investigar y recuperar el perdido simbolismo masónico. Pero los maestros kabalistas lograron situar en las filas disidentes a uno de sus mejores discípulos: el judaizante irlandés Lorenzo Dermott que en 1764 escribió un tratado con el título hebreo de “Ahiman Reson” en que “demostraba” con sofismas que la antigua Masonería había sido fundada, efectivamente, por el judío Hiram con el rey Salomón, pero los “inexpertos” originadores de la Gran Logia de Inglaterra habían ignorado que, por encima del grado de maestro, había un cuarto grado (en épocas anteriores) que respondía las preguntas sin contestar planteadas en la iniciacón tercera con motivo de la escenificación de la muerte de Hiram.
    ¿En qué se basaba la respuesta?, por supuesto, en un conocimiento más profundo de la Kábala y la palabara perdida de Hiran no podía ser otra que la pronunciación correcta del kabalístico “schem ha-meforasch2 el divino nombre de cuatro letras, tetragrámmaton JHVH, que utilizaba Moisés para obrar sus prodigios.
    De esta aportación de Dermott han surgido el grado 4 del actual Rito Inglés, el 5 del francés, el 13-14 del Escocés y el 20-31 del rito de Mistrán.

    Esto nos lleva al problema de los ritos, distinto del de las obediencias. Así, en el Reino Unido existen actualmente dos obediencias o agrupaciones de logias, gobernadas, respectivamente, por la Gran Logia de Inglaterra, y la Gran Logia de Escocia, sin embargo ésta reconoce la supremacía de aquélla y ambas practican el Rito Inglés (el Rito Escocés no tiene que ver con Escocia).
    Desde 1813 en que muchos masones “antiguos” reconocieron, por fin, a la Gran Logia de Inglaterra ésta se denomina, oficialmente Gran Logia Unida de Inglaterra (GLUI). El rito inglés lo practican otras logias por el mundo.

    En el 1900, cuando era Gran Maestre de la GLUI el futuro rey Eduardo VII dependían, sólo en Londres, 373 logiasde San Juan y un número indeterminado (mucho menor) de capítulos del Real Arco (4º grado complementario de la maestría). Las logias de San Juan, azules o simbólicas se entienden las que reúnen a los miembros de los tres primeros grados, aunque su funcionamiento interno no es democrático pues los maestros (directores) hacen tenidas periódicas en solitario.
    A las 373 logias londinenses hay que sumar 1.139 logias simbólicas coordinadas por 47 grandes logias provinciales y 475 logias simbólicas coordinadas por 29 Grandes Logias de Distrito. Además de 58 logias logias simbólicas especiales pertenecientes al ejército y a otros colectivos (policía, etc.).
    En resumen, unas 2.000 logias simbólicas con unos 200.000 miembros activos. Y no incluimos las logias dependientes de la Gran Logia de Escocia. Y en aumento. Entre 1900 y 1927 se crearon, sólo en Londres, casi 300 logias nuevas.

    En algunas logias británicas y useñas se practica un rito más sofisticado: Yorkino que pretende, sin fundamento alguno, provenir de la antigua hermandad de constructores radicada en York y poseedora de la carta estatutaria concedida en 926 por el Príncipe Edwin. En realidad provienen de disidentes “antiguos” que no quisieron incorporarse a la GLUI en 1813.

    MÉXICO:
    En Filadelfia se instaló un gran maestrazgo de la Orden de York, que durante cierto tiempo ejerció el judaizante americano Thomas Kittera. Su agente en México fue Joel Poinsett que inició a hombre scomo Guadalupe Victoria, Vicente Guerrero, Lorenzo de Zavala, y Vicente Filisola, autres del derrocamiento del libertador Itúrbide, de la expulsión de los españoles que decidieron quedar en México tras la independencia y de la colonización useña de Tejas y de grandes porciones territoriales que se anexionó el vecino del norte.
    El rito yorkino se desorganizó debido a las constantes guerras y revoluciones desatadas en México desde las mimas logias.
    El rito yorkino acabó siendo sustituído por el Rito Nacional Mexicano, pero resultó igual de perjudicial para el país. Uno de sus dirigentes, pelele de los EEUU, fue el autor del fusilamiento del emperador Maximiliano (1867) y otras muchas muertes más. Los adeptos de este rito son también responsables de la formación anti española que se ha impartido desde mediados del XIX en las escuelas mexicanas, así como de la Cristiada y todas las persecucciones católicas ocurridas con miles de muertes.

    Pero quizás el Rito más importante sea el Escocés con representación en casi todas las naciones. Se organizó en Francia (XVIII) como un sistema con 25 grados, pero fue reorganizado en EEUU (1801) por los comerciantes judíos: Esteban Morin; Isaac Da Costa; Isaac Long; Manuel de la Motta; Federico Dalcho; Moisés Cohen; Isaac Auld; Juan Mitchell; y Abraham Alexander que elevaron los grados a 33 y fundaron el Supremo Consejo de Charleston.


    ESPAÑA:
    En España se creó una central masónica: Gran Oriente, que desde entonces hasta hoy practica el Rito Escocés. El Gran Maestre, sucesor del conde de Montijo fue Francico de Padua (hijo de la reina Mª Luisa y el favorito Godoy), bajo su tutela los masones consiguieron que su hermano D. Carlos Mª Isidro fuera desposeído (1833) de sus legítimos derechos al trono en beneficio de la niña reina Isabel II originando la Primera Guerra Carlista.
    Otro judío masón tuvo una acción destacada: Mendizábal (Juan Álverez Méndez) descendiente por parte materna y paterna de judíos y con varios antepasados marranos procesados por la Inquisición. Desde su cargo de Ministro de Hacienda luchó y consiguió la supreñsión de la Compañía de Jesús, contrató mercenarios (ingleses y franceses) para luchar contra los carlistas. Ascendido a Jefe de Gobierno confiscó los bienes de la Iglesia que fueron revendidos, a precio de saldo a especuladores masones y judíos, con gran perjuicio para el Estado.

    La GLUI obligó a casarse a Isabel II con el homosexual hijo del Gran Maestre Francisco de Paula, con lo que se descontroló la vida sentimental de la Reina y de toda la casa real. La reina tuvo amoríos también con el masón general Serrano (según varios historiadores posible auténtico padre de Alfonso XII).
    Como Isabel II favorecía a los liberales moderados, entorpeciendo al Gran Oriente, se dió orden de asesinarla mediante un tonto útil, el Padre Martín Merino, un fraile secularizado (no confundir con Jerónimo Merino, guerrero de la independencia y adherido luego al bando carlista).
    En una tenida especial que reunió a elemenos “progresistas” de la Masonería y del Carbonarismo, se echó a suertes para ver quién debía realizar el atentado (esto es sabido porque el historiador Mauricio Carlavilla tenía un tío abuelo: Toribio del Barrio que era carbonario y asistió a la tenida) y se sabe que se hizo trampa para que la “suerte” le tocara al tal Merino, que fracasó en el intento aunque logró apuñalar a la reina pero fue detenido y ejecutado a garrote. Luego sería destronada por un golpe de generales masones, entre ellos su antiguo amante Serrano.

    Masones españoles importantes fueron, entre otros: General Prim; Franciso Pi y Margall; Emilio Castelar; Práxedes Mateo Sagasta (judío); Francisco Giner de los Ríos (judío); Manuel Becerra; Miguel Morayta Sagrario (judío); José Canalejas; Dámaso Berenguer; Manuel Portela Valladares; Niceto Alcalá-Zamora y Torres (judío); Fernando de los Ríos (judío); Diego Martínez Barrio; Manuel Azaña; Santiago Casares Quiroga; Segismundo Casado; Francisco Maciá; Luis Companys; Rodolfo Llopis; Salvador de Madariaga; Gregorio Marañón; Pablo Castellano (judío); Joaquín Leguina; José María Calviño; Francisco Espinar Lafuene; Antonio Garrigues Walker; Carlos Ferrer Salat; etc.

    Lerroux estuvo afiliado a la Masonería, pero no pasó de grados bajos y de mayor no iba a las tenidas. En el Partido Radical que dirigía sí había muchos masones como Martínez Barrio que se separó para formar la Unión Republicana. A Lerroux se le desprestigió con el affaire “estraperlo” (en el que participaron dos judíos extranjeros Strauss y Perlo) y en julio de 1936 proclamó adherirse a Franco, tuvo que huir a Portugal para evitar la vendeta masónica como les ocurriría a otros masones que fueron ejecutados por “traidores” a la secta: Melquíades Álverez; Rafael Salazar Alonso y el general López Ochoa al que cortaron la cabeza que pusieron entre sus piernas.

    Azaña fue un caso particular, exaltado al grado de maestro en su mismo ingreso, fue un instrumento útil de la Masonería, pero al final se dió cuenta y renegó. De hecho huido en la Francia ocupada por los alemanes, Franco no pidió su extradición. En cambio Cripriano Rivas Cherif, cuñado de Azaña y judío fue enviado a España por la Gestapo con Luis Companys y Julián Zugazagoitia (1940) y cuando Azaña enfermó, gravemente, (octubre 1940) mandó llamar a Monseñor Theas, obispo de Tarbes y Lourdes para confesar. Fallecería el 4 noviembre reconciliado con la Iglesia Católica aunque fue enterrado en cementerio civil porque el sepelio lo había pagado el gobierno masónico de México.



    LA MODERNA ROSACRUZ.
    La moderna Rosacruz de EEUU se autodenomina como “Antigua y Mística Orden Rosae-Crucis” no es la heredera directa de la Rosacruz europea del XVII que desapareció en 1689 (merte del Barón Rosenroth) y sólo sobrevivió la rama inglesa infiltrada en la Masonería pero dejó de existir como Rosacruz.
    Los primeros intentos de resucitar la Rosacruz como asociacion dedicada al estudio de las ciencias ocultas se hicieron en Francia (mediados XVIII), uno de esos intentos fue el de Martínez de Pasqualy, judío español que fundó, 1754, la Orden de los Elegidos Cohens (kohen, en hebreo = sacerdote, aunque el plural sería kohanim) pero esta orden suele denominarse Martinista, atendiendo a Martínez y su discípulo principal Luis Claudio de San Martín (marqués de San Martín).

    La moderna Rosacruz no tiene nada que ver con estos antepasados masónicos, sino con el intento martinista, renovado en el XIX. En 1865 se crea en Inglaterra una Sociedad Rosacruz que exigía para su admisión ser maestro masón, sus organizadores fueron tres adeptos a la Kábala con el padre Konstant convertido al judaísmo en Francia y tomado el nombre de Eliphas Leví. Así, roberto Wentworth Little, Eduardo Bulwer Lytton, y Wynn Westcott. El segundo es conocido por novelista pero sin olvidar que participó en 1848 en España en un complot para derribar a Narváez y tuvo cargos políticos.

    De todas formas la Sociedad Rosacruz de Inglaterra aún no era una sociedad separada de la Masonería, sino la agrupación de varias tras-logias. En 1888 se dio otro paso al surgir de ella otra sociedad denominada Golden Dawn o Arurora Dorada.
    El mismo año se crea en Francia la Orden Kabalística de los Rosacruz o Nueva Orden Martinista y sus principales miembros: Estalisnao de Guaita, Carlos Barlet y Gerardo Encausse (Papus).

    En 1916, el teósofo judío Spencer Lewis, que había tratado con Guaita y los otros, fundó, en New York, la AMORC o Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz de la que se proclamó Gran Maestre con el título de Imperator. Antes otro teósofo, Max Heindel, había fundado (1909) un centro rosacruciano en Seattle, que se trasladaría a California, pero AMORC lo absorbió y los libros de Heindel y los de Spencer fueron declarados textos oficiales rosacruces.
    El centro de AMORC quedó establecido, finalmente, en San José (California) donde con dinero de ignorada procedencia se construyó el lujoso Rosicrucian Park, conjunto con Universidad, escuelas especializadas, laboratorios, mueseos, oficinas y jardines.

    Cuando Spencer Lewis fallece (1939) le sucede como Imperator su hijo Ralph Maxwell Lewis (curioso como estos apóstoles de la democracia heredan los cargos) que aún sigue al frente.
    La Rosacruz ya es una sociedad totalmente separada de la Masonería regular, aunque depende igualmente del Gran Sanhedrín sionista. Sus métodos de captación de afiliados difieren, también, de los de la masonería. Aparentemente se ocupa menos de la política y se dedica al estudio de la psicología, parapsicología, astroogía, arqueología, magia, etc.



    LA ORDEN DE LOS BENI BERITH.
    La Orden BB es una rama masónica especial y exclusivamente reservada a judíos. A veces se transcribe como B'nai B'rith (en hebreo Hijos de la Alianza, la contraída por Dios con Abraham, Isaac y Jacob y renovada con Moisés).

    Según los sionistas los beneficios de la Alianza sólo pueden recaer sobre los judíos. Las demás razas están excluidas del pacto y no son admitidas en la Orden. Cualquier judío, ateo, cristiano o budista puede pertenecer a la misma, como el “español” Niceto Alcalá-Zamora.

    La BB fue fundada en 1843 en EEUU por unos masones judíos, la mayoría askenazis. Algunos estaban en cotacto con la famosa logia judía “Aurora Creciente” de Frankfurt del Maine, inaugurada en 1808 con el patrocinio del GOF (Gran Oriente Francia) y Napoleón.
    Tras la caída de Napoleón, la logia fue excluída de la Masonería alemana por no querer aceptar la presidencia de un venerable no judío designado por el landrave Carlos de Hesse y en 1817 fue admitida en la obediencia de la GLUI.

    Uno de los miembros de la “Aurora Creciente” era Luis Börne (León Baruch) miembro del Gran Sanhedrín que tuvo que huir a Francia por ser agitador revolucionario.

    En 1836 doce masones judíos pidieron a las tres Grandes Logias de Berlín la admisión de hombres de su raza en todas las logias dependientes de ellas, como se hacía en el resto del mundo.

    Mientras se pedía, y obligaba, a las logias alemanas a aceptar judíos, en EEUU se creaba la masonería de la BB exclusivamente para judíos.
    La BB dividió al mundo en once distritos, cada uno de los cuales debía contar con una Gran Logia, pero 7 de los distritos estaban en EEUU, siendo el primero el de Chicago. Las capitales de los distritos restantes eran: Berlín, Viena, Bucarest, y Constantinopla.

    Ante la presión masónica de admitir judíos en las logias, varios masones alemanes recalcitrantes abandonaron sus logias y crearon otras nuevas fuera de la Masonería Regular intentando recuperar las tradiciones de la Masonería Operativa y Caballeresca. Algunas de estas logias nacionalistas se unieron en 1912 originando la Orden de los Germanos, centrada en Berlín, cuya filial en Munich tuvo un gran desarrollo y se denominó Sociedad THULE a partir de 1918. Su Gran Maestre era el Barón Von Sebottendorf, iniciado en la masonería turca.
    La sociedad estuvo a punto de desaparecer durante la revolución socialista y separatista de Baviera acaudillada por el judío Kurt Eisner, Presidente de la logia masónica regular (nº 51 de la c/ Briennerstrasse de Munich). Y en 1916 el Príncipe Thurn y Taxis y otros seis miembros de la Thule fueron asesinado por orden de los comisarios judíos Tobías Axelrod, Eugenio Levine Y Max Lieven.
    Pero la Thule se reorganizó tras la reincorporación de Baviera a la república de Weimar contando con miebros como Karl haushofer, Karl Harrer, Gottfried Feder, Dietrich Eckart, ALFRED ROSEMBERG, RUDOLF HESS, Y ADOLF HITLER.


    La BB se introdujo en Austria-Hungría y Rumanía. Aunque la Gran Logia Israelita de Bucarest se organizó posteriormente a la de Berlín, pero iniciada por el judío Piexotto, cónsul de EEUU (1870) en Bucarest. El nombramiento de Piexotto se debió a presiones de Simon Wolf, jerarca de la BB. Wolf también presionó al Secretaroi de Estado, el masón protestante Bryan, para que nombrara embajador en Madrid a otro judío demostrando así que “América aún protesta por la expulsión de los judíos de España en el XV”.

    En Yugoslavia y Turquía la BB habia logrado colocar (1936) a dos de sus miembros como Grandes Maestres de la Masonería “cristiana” y “musulmana”. El askenazi Jorge Weifert y el sefardita Edipo Servet (en el GO de Turquía).

    En 1938 la BB contaba ya con 768 logias y unos 75.000 afiliados por todo el mundo.
    Otra hermandad sionista centrada en EEUU, aunque algo más moderada es la Berith Abraham con unas 450 logias y unos 52.000 afiliados.

    La BB se estableció en España con Franco que recibió al Gran Maestre Label Katz y disponía ya de cinco logias: Madrid, Barcelona, Ceuta, Melilla, y Las Palmas. En 1976 el rey Juan Carlos recibió a Isaac Navón, político de Israel y a Nahum Goldma, Presidente del Congreso Mundial Judío. En 1979 a David Blumberg, nuevo Gran Maestre de la BB. El actual jefe de la BB española es el empresario Max Mazin, miembro directivo de la CEOE.



    LOS CRÍMINES DE LA MASONERÍA.
    Son innumerables los crímenes imputados a la Masonería, pero entre los suficientemente probados estarían, entre otros, los siguientes.

    El jesuíta Abel en su obra del XIX, decía: “el año 1784 tuvo lugar en Frankfurt una reunión extraordinaria de la Gran Logia Eclećtica … Uno de los miembros puso a discusión la condena de Luis XVI, soberano de Francia, y del rey Gustavo de Suecia. Ese hombre, llamado, Abel, era mi abuelo ...”

    Durante la Revolución “francesa”, Luis XVI es encerrado en el casitllo del Temple de París. Es un acto simbólico, decisión de los Caballeros Kadosch, para ventar en su persona la persecucción de los templarios desencadenada por su antepasado Felipe el Bello. De ahí saldrá para la guillotina. Sin embargo el gran maestre Felipe de Orleáns perecerá después a consecuencia de las luchas internas desatadas entre los masones.
    Respecto al rey sueco, cae en manos del masón Ankerstrom, conectado con el importante masón francés Condorcet, amigo a su vez, de Felipe de Orleáns.

    En enero 1816 es ahorcado, en Madrid, el militar Vicente Richard, acusado de pretender asesinar a Fernando VII por el procedimiento masónico de los “triángulos”. Pero muere sin revelar los nombres de los otros dos individuos conectados con él. Fernando VII es declarado traidor a la Masonería en la que se había iniciado durante su destierro en Valencey.

    En 1821, el padre Matías Vinuesa, capellán de honor de Fernando VII, es condenado a 10 años de presidio acusado de complot absolutista. Es enemigo de la Masonería por lo que ésta no se contenta con esa pena y varios masones penetrarán en su celda y lo matan (4 mayo) a martillazos.

    En 1852 falla el atentado masónico mortal contra la reina Isabel II de España.

    En 1855 un masón, Antonio Carrá, asesina al duque de Parma, Carlos III, de la familia real española, a quien los liberales llaman “el tirano”. La orden la da el judío Adriano Lemmi, jefe de la Masonería italiana.

    En 1867 es fusilado en Querétano el emperador Maximiliano con sus dos fieles generales Miramón y Mejía, del partido conservador. Aunque el Emperador ha sido iniciado en Europa en el Rito Escocés, uno de los cargos que le imputan los representantes masónicos del Rito Nacional Mexicano es haber traicionado a la Masonería por instigación del consejero jesuíta Agustín Fischer, el delito de tración es haber sustituido a los ministros liberales por conservadores.

    En 1903 la sociedad secreta yugoslava: Mano Negra, filial masónica, acabará, en Belgrado, con los reyes serbios Alejandro y Draga. El jefe de la Mano Negra es el coronel Dimitriewiez, conocido en las logias por Apis. La Masonería impone como nuevo soberano al aritócrata Pedro Karageorgiewicz, anglófilo y liberal.

    En 1908 la Masonería atenta contra la monarquía portuguesa de política conservadora. En Lisboa, en la plaza del Comercio, un grupo de hombres embozados y armados abaten al rey Carlos y al príncipe heredero Luis Felipe. El infante Manuel es herido. La fuerza pública consigue abatir, también, a dos de los terroristas: Manuel dos Reis de Silva Buissa, maestro de escuela y Alfredo Luis da Costa, representante comercial. También muere un peatón inocente.
    El importante masón portugués Magalhaes Lima ha visitado París a finales del año anterior siendo recibido, entre otros, por el judío Moses, de la Gran Logia de Francia. En una conferencia en dicho país, Magalhaes Lima ha anunciado claramente el “hundimiento de la monarquía lusitana y la próxima instauración de la república”, el abate Tourmentin ha avisado, diez semanas antes del atentado que la Masonería prepara un atentado en Portugal.

    En junio 1914, el archiduque Francisco Fernando y su esposa Sofía Chotek son asesinados en Sarajevo por un comando del grupo terrorista masónico: Mano Negra, originando la IGM.

    El propio archiduque ha comunicado unos meses antes al conde Czernin que estaba condenado a muerte por la Masonería.

    En 1917 es asesinado el gran maestre Aquiles Ballori en los locales del Gran Oriente de Italia (en el Palacio Giustiniani).

    En 1936, al iniciarse el Alzamiento en España, son asesinados, por traidores al Gran Oriente de España, los políticos masones Melquíades Álvaresz y Rafael Salazar Alonso, el general masón López Ochoa.

    En el verano de 1953, la CIA dirigida por el masón Allen Dulles, hermano de John Foster Dulles, Secretario de Estado de EEUU, derroca el gobierno persa de Mohammed Mosadekh. Este, que dirige una amplia formación de elementos nacionalistas e izquierdistas, ha obligado al Sha Mohammed Reza Pahlavi a abanondar en país y expropia los bienes de la Anglo-Iranian Oil Company y muchas otras multinacionales.

    El doctor Mosadekh es condenado a muerte.

    En 1959 el diplomático danés, Paul Bang-Jensen es encontrado muerteo en Alley Park, Queens (New York). La policía afirma que se trata de un suicidio. Pero según el senador Thomas Dodd, jefe del subcomité senatorial para la Seguridad Interna de EEUU, ha sido asesinado por agentes rojos a quienes protege Dag Hammarskiold, Secretario General de la ONU.
    Bang-Jensen, colaborador de Hammarskiold, ha sido sustituído por éste por no haber querido entregarle una lista con los nombres y direcciones de 81 exiliados húngaros a quines había pedido información tras el fracaso del movimeinto anticomunista de 1956. Dag hammarskiold es masón, igual que su sucesor en el cargo Trygve Lie.
    En 1961 el propio Hammarskiold perece en un accidente de aviación, provocado por sabotaje, en la región africana de Ndola.

    En 1964 son asesinados en Saigón los hermanos Diem, católicos, que dirigen el gobierno anticomunista de Vietnam del Sur, por efecto de un golpe en que patricipa el Embajador de EEUU Cabot Lodge, masón, y los colaboradores de la CIA infiltrados en el ejército survietnamita.
    El jefe de la CIA es otro masón: John Mac Cone. En el gobierno comunista de Vietnam del Norte abundan, también, los masones como revela el Gran Maestre del GOF: Jacques Mitterrand, en su libro “La Política entre los Francmasones” (París 1973).


    Etc. etc. etc.
    Última edición por donjaime; 06/01/2016 a las 23:06
    ReynoDeGranada dio el Víctor.

  9. #9
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,119
    Post Thanks / Like

    Re: Serie: Conocer el Sionismo

    Interesante esto que comenta:

    Cita Iniciado por donjaime Ver mensaje
    8º.- El Sionismo cuenta con una rama masónica especial, reservada exclusivamente a judíos: la Beni Berith (a veces transcrito por B'nai B'rith, en hebreo, Hijos de la Alianza). Creada en EEUU a inicios del XIX y a la que han pertenecido personalidades muy sobrevaloradas como Albert Einstein, y Sigmund Freud.
    Empezó a introducirse en España antes de morir Franco, que recibió a su Gran Maestre Americano Label Katz. Su jefe en España fue durante varios años el conocido empresario Max Mazin, miembro dirigente de la CEOE. También es un jefe europeo importante de la organización el político socialista “austríaco” Bruno Kreisky.
    Cita Iniciado por donjaime Ver mensaje
    La BB se estableció en España con Franco que recibió al Gran Maestre Label Katz y disponía ya de cinco logias: Madrid, Barcelona, Ceuta, Melilla, y Las Palmas.
    ¿Puede ampliar estas informaciones sobre la implantación de la B'nai B'rith en España con el beneplácito de Franco?

    Ante este otro párrafo me confieso desconcertado:

    Cita Iniciado por donjaime Ver mensaje
    Ante la presión masónica de admitir judíos en las logias, varios masones alemanes recalcitrantes abandonaron sus logias y crearon otras nuevas fuera de la Masonería Regular intentando recuperar las tradiciones de la Masonería Operativa y Caballeresca. Algunas de estas logias nacionalistas se unieron en 1912 originando la Orden de los Germanos, centrada en Berlín, cuya filial en Munich tuvo un gran desarrollo y se denominó Sociedad THULE a partir de 1918. Su Gran Maestre era el Barón Von Sebottendorf, iniciado en la masonería turca.
    La sociedad estuvo a punto de desaparecer durante la revolución socialista y separatista de Baviera acaudillada por el judío Kurt Eisner, Presidente de la logia masónica regular (nº 51 de la c/ Briennerstrasse de Munich). Y en 1916 el Príncipe Thurn y Taxis y otros seis miembros de la Thule fueron asesinado por orden de los comisarios judíos Tobías Axelrod, Eugenio Levine Y Max Lieven.
    Pero la Thule se reorganizó tras la reincorporación de Baviera a la república de Weimar contando con miebros como Karl haushofer, Karl Harrer, Gottfried Feder, Dietrich Eckart, ALFRED ROSEMBERG, RUDOLF HESS, Y ADOLF HITLER.
    ¿Quiere eso decir que hay una "masonería buena"? Caso de la masonería racista de los nazis....
    «Eso de Alemania no solamente no es fascismo sino que es antifascismo; es la contrafigura del fascismo. El hitlerismo es la última consecuencia de la democracia. Una expresión turbulenta del romanticismo alemán; en cambio, Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus escuelas y, por encima de todo, la razón.»
    José Antonio, Diario La Rambla, 13 de agosto de 1934.

  10. #10
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Re: Serie: Conocer el Sionismo

    No puedo enviarte privado


    Tienes buzón saturado

  11. #11
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Re: Serie: Conocer el Sionismo

    Serie : CONOCER EL SIONISMO





    Parte IX : EL SIONISMO Y LOS MASS MEDIA.

    EL CUARTO PODER.
    El judío, gran estratega ha comprendido la fuerza social moderna que tiene el 4º poder, los mass media y ha sabido hacerse con la denominada “Opinión Pública”.

    El judío Moriez Chome confesó: “ninguna palabra desfavorable a nosotros se puede publicar enlos grandes diarios, porque nosotros dominamos la prensa. Ninguna idea, ningún pensamiento que no sea de nuestro agrado llega a vivir en las cabezas de la actualidad, porque nosotros dominamos la literatura y el teatro”.

    La Prensa, es, efectivamente, uno de los puestos avanzados del judaísmo en el terreno de las revoluciones sociales y de la nueva evolución de las ideas, al tiempo que le sirve de ocasión y medio para pingües beneficios a los accionistas y “managers” de los grandes trusts periodísticos internacionales.

    También en el sector de las revistas, desde las de variedades hasta las pornográficas, las de ciencia o las especializadas caen bajo dominio judío o de sus testaferros.

    La prensa judía va formando “opinión” sobre cuestiones de actualidad, formando legiones de gente que opinan como el diario de cabecera, sin saber que su opinión está estudiada y dirigida por grandes accionistas judíos.
    El dominio judío es absoluto en los grandes fuentes de información mundial, y de ahí parten las “noticias”, generalmente prefabricadas hacia todo el mundo. Los hechos relatados de determinada forma son muy eficaces para “inclinar y modelar” la opinión según convenga.

    TODAS las Agencias de Prensa están en manos judías: United Press; Asocciated Press; International News; Reuter, France Press, Tass …

    El escritor J. Eberlé realizó un estudio estadístico sobre la prensa en el mundo (bienio 1936-37) llegando a las siguientes conclusiones:
    Francia, 87% de los periódicos en manos judías.
    Inglaterra, 90%, agregando que en Londres el control judío era del 100%.
    Austria, 83%.
    Hungría, 90%.
    Rumanía, 94%.
    Italia, 46%.
    Bélgica, 77%.
    Holanda, 69%.
    EEUU, 92%, añadiendo que en New York, Los Angeles y Chicago es del 100%.
    Alemania, 0% (relevados por los nazis).

    Este predominio de la prensa no es un hecho casual ni fortuito. Es deliberado y planificado.



    AGENCIAS MUNDIALES DE NOTICIAS.
    La fuente de información para los medios de noticias e información está cocentrado, para su distribución, en Agencias Mundiales de Noticias que pueden y RETOCAN, TRANSFORMAN, DEFORMAN Y FALSEAN TOTALMENTE los hechos según su conveniencia, como señala Carlos Salas en su encomiable trabajo.

    Cualquier hecho “noticiable” desde que nace (sino se fabrica ad hoc) hasta que llega a su última etapa, pasa por varios niveles:
    · acontecimiento
    · corresponsales de agencias y periódicos
    · agencias mundiales de información.
    · agencias nacionales.
    · gandes medios “comunicación” (radio, cine, TV, prensa).
    · público.

    Es decir, el observador vende la noticia o la información a un ente mucho más poderoso que él, cuya voz si puede ser escuchada por el gran público. Este ente interpuesto son las Agencias de Noticias o Información (internacionales, nacionales, y/o locales). Las grandes agencias internacionales controla el 95% del tráfico de información mundial.
    Las principales de dichas agencias mundiales de tráfico de información son:
    · Associated Press (AP) fundada en 1848 en EEUU por varios editores judíos de periódicos, en la actualidad cuenta con unos 8.500 abonados en más de 100 países.

    · Unites Press International (UPI) fundada en 1907 por un grupo de judíos, con más de 6.500 abonados.

    · Telegragnoye Agentsvo Sovetskogo Soyouza (TASS) agencia oficial soviética controlada por el Estado con más de 8.000 abonados y pese a su carácter oficial y “público” desde su fundación (1925) los puestos claves tiene apellido judío.

    · Reuter, fundada en 1846 por el judío Julius Reuter, más de 6.500 abonados.

    · France Press, fundada en 1944, por el Gobierno de Vichy de Francia, totalmente controlada por judíos.

    · otras importantes son Nueva China, DPA, ANSA, ANOP, etc.

    Pero pese a la supuesta “pluralidad” de agencias el grueso de las noticias internacionales es “engullido” por cinco o seis peces gordos entre los que predominan AP y UPI.

    Con cierta frecuencia la notica va a parar a la papelera de uno de los intermediarios que la manipula, se dice entonces que la noticia ha sido abortada en el ciclo informativo. En todo caso las noticias que sí llegan al gran público han sido cuidadosamente coloreadas y maquilladas por los agionistas de la “información”.

    Nadie ignora la gran influencia que tiene en todo el mundo la llamada OPINIÓN PÚBLICA, pero nadie debe extrañarse que tal opinión NUNCA FUE, NI ES, NI SERÁ PÚBLICA pues no corresponde a la masa del púbico sino a la de una minoría que controla los mass media, publicidad y propaganda.

    Los judíos controlan las radios, TV, prensa, agencias de publicidad y especialmente tienen monopolizadas las Agencias de “Noticias” auténticas censoras que filtran y seleccionan qué debe y qué no debe publicarse en todo el mundo. Así nunca llega nada difamatorio o contrario a Israel, en tanto, se vuelcan cientos de comentarios favorables, muchas veces falsos o deformados.

    El mayor trust de EEUU es la llamada Hearst Corporation, fundada por el judío Mauritius Hirsch (alemán que adaptado al inglés = Hearst) y cuyo Presidente el judío Richard E. Berlín dispone de

    · 17 periódicos con 8 millones de ejemplares de circulación diaria en EEUU.
    · 15 revistas con otros 8 millones de ejemplares de tirada mensual.
    · 5 emisoras de radio y TV.
    El trust (que consume, anualmente, más de 700.000 tonelada de papel) tiene un gigantesco control con esta empresa sobre la Opinión Pública anglo-sajona.

    En N.Y. Se editan el New York Times, propiedad del judío Adolph Aasch, y el N.Y. World, propiedad del judío Joseph Pulitzer.

    Para no sobrecargar al lector, haremos una breve prospección mundial de los controladres de prensa que, en todas partes son los mismos y siempre, indefectiblemente, judíos.

    Escogemos un país cualquiera, al azar, y del que por analogía o extensión deducimos el resto del mundo:

    · George Altaman, antiguo redactor del Franc-titeur, redactor jefe desde 1945.

    · André Gillois, periodista y colaborador de la radio y TV París.

    · madame Gaston Antignac, (Gloga M. Goldman), directora Franco-anglo-american Press Relation.

    · Raymond Aron, escritor y periodista, antiguo redactor jefe de La France Libre y editorialista de Combat.

    · Robert Aron, periodista miembro del Comité de Dirección de L'Ordre Nouveau, redactor de Le Figaro y miembro del Comité de Fondo Social Judíos Unificado.

    · A. Bedarride, antiguo redactor de L'Acacia, masón.

    · Jean Bellaiche, redactor de L'Express propiedad del judío Pierre Mendes France.

    · Jacques Benoit Levy, consejero de publicidad de Union Prensa Cinematográfica Internacional.

    · Jean Benoit Levy, director del departamento de cine de la UNESCO.

    · Gaston Bensan, administrador de Ce Soir, antiguo tesorero Federación Nacional de Prensa Francesa y del Sindicato de Prensa Parisina.

    · Bernheim, secretario del Consejo de Administracion de la Sociedad Nacional Francesa de Prensa.

    · Adolphe Berheim, vicepresidente del Sindicato Francés de Cine.

    · Aristide Blank, antiguo director de France Soir.

    · Marcel Bleustein Blanchet, presidente y director general de Publicis, director general de Regio Presse (con 40 cabeceras de periódicos “franceses”), director general de publicidad de Le Figaro y miembro del Comité Judío Unificado.

    Etc. etc. con más de dos docenas más de nombres y más docenas aún de cargos.

    La prensa “libre e independiente” nunca aborda los problemas de los trusts ni de sus dueños judíos, y aunque “oficial y técnicamente” no hay censura hay otra mucho más eficaz y perniciosa.


    La inmensa mayoría de diarios y grandes semanarios (radios, TV, discográficas, productoras cine, agencias publicidad, etc.) pertenecen a grupos de negocios vinculados con la finanza judía y sus truts.

    Como ejemplos:
    Le Figaro; París Match; Tele 7 jours, Marie Claire, que están bajo el control de Jean Prouvost del trust lanero, un socio es Ferdinand Beghim del trust del azúcar y del papel.

    Marcel Boussac, el rey de los algodones, es el principal accionista de L'Aurore.

    Hachette controla a Franpar y L'Oisse liberré-Dimanche.

    El trust Schneider y su relación con la familia ServaSchreiber detentan L'Express, L'Expansión, etc.

    Sylvain Floirat está en Europe 1 y otras varias publicaciones menores. También Lui (la revista del hombre moderno) comprando posteriormente Hebdo-Lyon, Hebdo-Saint Etienne y el Hebdo-Toulose.

    En el mundo editorial y de distribución la casa más importante que monopoliza una gran parte del sector es Hachette, íntimamente vinculada con el Banco de París y de los Países Bajos.

    Y esto que es válido para Francia, lo es también para Alemania, Gran Bretaña, Bélgica, Holanda, Italia, España, … donde, por cierto, en 1984 el sionismo compraba un importante paquete de ABC, financiado por Max Mazin (con el testaferro Cerón Ayuso) miembro de la Trilateral con lo que el periódico de raigambre monárquica-liberal se ponía al servicio de Israel. Amén de que El País está controlado desde hace tiempo de Murdoch otro magnate judío "estadounidense" de la prensa.




    EL SÉPTIMO ARTE O EL ARTE DE LOS SIETE.
    El cine tiene un gran poder de atracción sobre las multitudes y deja sentir una honda influencia sobre la sociedad, que contamina sus tradiciones y costumbres con los mensajes vertidos y transmitidos, consciente o subliminalmente, por este medio y que despreocupadamente las personas trasladas a sus comportamientos, individuales, familiares y sociales.

    Desde su inicio los judíos han copado esta industria, mezcla de finanzas y psicología, donde la utilidad redunda en doble vertiente: económica y moral.
    Aparte de otorgar a los monopolios judíos de producción grandes beneficios el cine ha servido como vehículo para los planes e ideas del judaísmo, de FALSEAMIENTO DE LA HISTORIA, TERGIVERSACIÓN DE LA VERDAD, Y DE LA CORRUPCIÓN de las sanas costumbres y moral ancestral sustituyéndola por basura.

    Famous Players es del judío Adolfo Zukor.

    United Artists Corporation, de Hiram Abrahams.

    Fox del hebreo Fox (Fuchs).

    Metro Pictures Corporation, de Marcus Loew.

    Universal Film Company, de Carl Laemle.

    Prácticamente todas las empresas cinematográficas sus directores técnicos y los principales responsables del negocio son judíos.
    Generalmente las películas y series son una verdadera escuela (que crea como secuela) el crimen, la inmoralidad de todo tipo, divorcio, alcoholismo, desórdenes sexuales, traición, subversión, desintegración moral, destrucción familia, etc. No suele faltar el homosexual bueno y el hetero malo, el feliz divorciado y el casado desgraciado, etc. etc.


    En Hollywood hay 7 grandes compañías producotras, cuyo producto también pasan a todos los canales de TV de todo el mundo.
    De las 7 cinco son íntegramente judías y las otras dos están fuertemente participadas por ellos. Las 5 exclusviamente judías son:
    · Loews Inc. La mayor compañía cinematográfica del mundo, creada por Julius Marcus Loew, presidida por el judío Nicolás Scheck. Es la propietaria de la Metro Gldwyn-Mayer.

    · Paramount Pictures Inc, presidida por el judío Barney Balaban. A su vez es propietaria de la American Broadcasting Co.

    · La Warner Brothers Pictures Inc, propiedad de los hermanos Samuel, Albert, Jack y Harry Warner.

    · La Columbia Pictures Inc. Presidente el judío Harry Cohn.


    Entre las que no son 100% judaicas, están la
    · 20th Century Fox, fundada por el judío William Fuchs fue traspasada, en parte, al griego Spyros Skouras.

    · R.K.O. Que es menor que las anteriores.

    Pero aparte del monopolio de la producción, los judíos tienen el de la distribución y exhibición. El 90% de los realizadores son judíos, también son amplia mayoría entre productores y directores. Y los “artistas” que quieren hacer carrera lo tienen más fácil si son judíos o están casados con uno, sólo para ellos hay elogios, críticas favorables y premios. Sin pasar por el purgatorio mosaico es muy difícil, prácticamente imposible, ser un artista de Hollywood.

    Lo aplicable al cine lo es también a la TV de todos los países y continentes.
    La cadena ABC-EMI “inglesa” está controlada por Sir Bernard Delfond (Winogradsky).

    ATV por Sir Lew Grade.

    Granada TV es de Sideney Bernstein.

    Boss of Thames TV de Jeremy Issacas.

    BBC-2 controlada por Aubrey Singer.




    LOS JUDÍOS Y LA PORNOGRAFÍA.
    Según la revista norteamericana “Common Sense” divulgaba que la literaturua pornográfica, y todo el negocio relacionado, esaba dirigido, en EEUU, exclusivamente por cinco personas:

    · Edward Mishkin (judío), con largo historial de arrestos por negociar con pornografía.

    · Abraham Rubin (judío) alias Al Stones, llamado el “reyezuelo de la pornografía” por el fiscal neoyorkino.

    · Ralp Ginzberg (judío) con las revistas “Fact”, “Eros”, “Laison” y otras. Acusado 19 veces por enviar por correo anuncios obscenos pero el rabino Albert Lewis defendió su derecho de llevar en pesona su inmundicia a los estudiantes de UCLA.

    · Abraham Goldberg (judío) distribuidor de revista “Adan” y agente comercial de “Newsboys Union of New York City”.

    · Samuel Roth (judío) publica “Good Time” y “American Afrodite”.

    Aparte podemos mencionar también a Hugo Heffner (judío) con la firma “Playboy”.

    La revista americana “The Thunderbolt” publicaba (julio 1974) que la pornografía se hallaba en auge en Amércia, inundando, con librerías y películas obscenas, las ciudades de la nación. El redactor investigó ampliamente el fenómeno y siempre se encontró a judíos explotando el vasto sindicato organizado del país, que introduce ese tipo de corrupción en todas las comunidades de EEUU.

    A continuación detallaba los nombres de los fomentadores de la pornografía, y siempre eran judíos:
    David Gerber
    y Louis Miller en San Francisco;
    Lous Sher, Tom Berman, Lon Wolfe, Harry Brande
    y Bernard Levy en New York;
    Ellis Gordon y Marvin Friedlander en Boston;
    Martín Zide
    en Detroit;
    Morton Swartz
    en Minneapolis;
    Enmanuesl Youngerman
    en Filadelfia;
    John Glaus
    en Pistsburg.


    Es muy difícil, casi imposible, que sea una casualidad que todos sean siempre judíos. Máxime cuando en otros países ocurre lo mismo.


    Los dos principales productores de películas porno de EEUU son Russ Meyer y David Friedman, ambos judíos. Apelaron al Tribunal Supremo para que les autorizase la proyección de sus películas más degeneradas y aberrantes. Sus abogados, los judíos George Newman y Stanley Freishman son entusiastas defensores de la depravación sexual.

    Otro judío, Jerry Bernstein dirige las exibiciones pornográficas y casas de prostitución del distrito de times Square en New York. En 1974 un reyezuelo de la pornografía, el judío Paul Rothemberg, empezó a desplegar sus tiendas y casas de prostitución por N.Y., acabó en un callejón con dos balas en la nuca.

    El Dr. Aaron Stern ha propuesto la supresión de la calificación cinematográfica.

    Uno de los más importantes fomentadores de la pornografía de EEUU, Al Golstein, director de “Screw Magazine” predica que la perversión sexual y el amor libre son la “in” defendiendo que la heterosexualidad, la homosexualidad, la bisexualidad, etc. son igualmente defendibles.

    Hoy cualquier librería vende los libros pornográficos más degradantes que hasta no hace mucho repugnaban. Y esta pornografía es fomentada y alabada por los mass media.

    Otras editoriales pornográficas son propiedad de judíos como Bradbury Press y Bantam Books grandes defensoras del aborto y que se envían a las bibliotecas públicas para difundir su grosero ideario.



    FRANCIA:

    La primera revista comercial y pornográfica en Francia fue “Filletee” y “L'Elephant” editasas ya antes de la IGM, y “La vie en culotte rouge” posterior. Las dos pioneras en su repugnante género estaban dirigidas y financiadas por Moise Offebstadt, judío bávaro y miembro principal de varias logias masónicas, Presidente de la Societé Parisienne d'Edition.

    Veamos. “París Hollywood” y “Nadine”, publicaciones pornográficas de gran tirada son editadas por Snear, fundada en 1959 por el judío M. George Boschtein.

    Emmanuelle, dirigida por la judía de alias Emmanuelle Arsan.

    Vous, Moi y Le Noveau forman un pequeño trust porno dirigido por Baruch, David, y André Gueber.

    Adan fue propiedad de Claude Perdriel, encargado inmobiliario de la casa de Banca Rothschild, luego la revista pasó a ser una SA entre cuyos máximos dirigentes están Jacques Lanzmann.

    Week-end Publications, que publica numerosas revistas del ramo, tiene de administrador a Simone Malle, hermana del Presidente para Farncia de la banca judía Lehman Brothers International.

    Lui” es la más conocida por los aficionados a la porquería y está editada por el grupo Press Ofice, entre cuyos máximos responsables está Jacques Lanzman (judío sionista que también fue redactor jefe), Georges Meyerstein (también jefe de discos Phonogram) y Sylavin Floriat, uno de los dueños de la agencia de publicidad Bleustein-blauchet y que tiene la exclusiva de Radio Montecarlo, dirige la emisora Europa nº 1, y es miembro de la Cámara de Comercio Franco-soviética.

    El grupo Press Ofice publicaba una docena más de revistas de igual catadura y suciedad pero de menor entidad.

    Nouvelles Editions Musicales Modernes es una sociedad paralela a Press Ofice aunque dedicada a otras publicaciones del ramo, dirigida por Hugo Levy y Jacques Benoit-Levy. La mitad del capital de este grupo es de la Banca Rothschild mediante sus sociedades interpuestas Auxilex y Societé Financiere de Garance.

    Playboy es la revista porno más importante del mundo y está infectada de judíos. La edición francesa la direge Jean Levy. La matriz de EEUU está financiada por dos judíos: Jack Altaman y M. Kauffman.
    Última edición por donjaime; 07/01/2016 a las 15:11
    ReynoDeGranada y raolbo dieron el Víctor.

  12. #12
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,921
    Post Thanks / Like

    Re: Serie: Conocer el Sionismo

    Cita Iniciado por Kontrapoder Ver mensaje
    Iniciado por donjaime
    8º.- El Sionismo cuenta con una rama masónica especial, reservada exclusivamente a judíos: la Beni Berith (a veces transcrito por B'nai B'rith, en hebreo, Hijos de la Alianza). Creada en EEUU a inicios del XIX y a la que han pertenecido personalidades muy sobrevaloradas como Albert Einstein, y Sigmund Freud.
    Empezó a introducirse en España antes de morir Franco, que recibió a su Gran Maestre Americano Label Katz. Su jefe en España fue durante varios años el conocido empresario Max Mazin, miembro dirigente de la CEOE. También es un jefe europeo importante de la organización el político socialista “austríaco” Bruno Kreisky.





    Iniciado por donjaime
    La BB se estableció en España con Franco que recibió al Gran Maestre Label Katz y disponía ya de cinco logias: Madrid, Barcelona, Ceuta, Melilla, y Las Palmas.





    [SIZE=3][SIZE=2]
    La visita del tal Label Katz a Franco sucedió en febrero de 1963 y, según la hemeroteca del ABC, se trató sobre el agradecimiento de los judíos a Franco y España por ayuda a refugiados judíos en la segunda guerra mundial y sobre una exposición sefardita en EE.UU. (Y por cierto, un año antes había visitado también al Papa). Sobre el establecimiento de esa logia judía en España: nada de nada.

    Y sobre lo de que esa logia judía existía ya en cinco ciudades de España de que habla Don Jaime no aparece nada en internet, ni siquiera en la propia página de Bnai Brith. Él sabrá por qué lo dice.

    La masonería estuvo oficialmente prohibida aquí desde 1940 hasta 1979, cuatro años después de muerto Franco. Otra cosa es que bajo cuerda muchos de los 5.000 judíos que había entonces pudieran estar más o menos organizados y conectados con esa logia. (Existía ya la 'Amistad Judeo-Cristiana' fundada en 1961 por el judío Max Mazin y el cura Vicente Serrano bajo la nueva onda de Juan XXIII)
    Kontrapoder, DOBLE AGUILA y raolbo dieron el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  13. #13
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Re: Serie: Conocer el Sionismo

    La visita del tal Label Katz a Franco sucedió en febrero de 1963 y, según la hemeroteca del ABC, se trató sobre el agradecimiento de los judíos a Franco y España por ayuda a refugiados judíos en la segunda guerra mundial y sobre una exposición sefardita en EE.UU. (Y por cierto, un año antes había visitado también al Papa). Sobre el establecimiento de esa logia judía en España: nada de nada.

    Y sobre lo de que esa logia judía existía ya en cinco ciudades de España de que habla Don Jaime no aparece nada en internet, ni siquiera en la propia página de Bnai Brith. Él sabrá por qué lo dice.

    La masonería estuvo oficialmente prohibida aquí desde 1940 hasta 1979, cuatro años después de muerto Franco. Otra cosa es que bajo cuerda muchos de los 5.000 judíos que había entonces pudieran estar más o menos organizados y conectados con esa logia. (Existía ya la 'Amistad Judeo-Cristiana' fundada en 1961 por el judío Max Mazin y el cura Vicente Serrano bajo la nueva onda de Juan XXIII)







    Si a estas alturas aún nos creemos lo que dice la prensa y la versión oficial ...


    En la parte IX de la serie en la que estamos se habla de que ABC es propiedad de judíos. Las agencias de noticias que le dan la materia prima también. Históricamente la prensa ha mentido deliberadamente y lo sigue haciendo.

    Además, en principio la Masonería es una SOCIEDAD SECRETA (no va publicitándose por ahí, y menos en época de Franco), pero la B'nai B'rith aún lo es más, es la Masonería dentro de la Masonería, la que sólo admite judíos y de la que salen los mandos de la Masonería "normal" o estandar.


    Y que me digas que mientras vivió Franco la Masonería estuvo oficialmente prohibida ... ¿qué significa? ... para mí nada. O quieres hacernos creer que por estar prohibido algo no existe. Creo que todos los países del mundo tienen prohibido el asesinato, el robo y la violación y diariamente se cometen miles de estos crímenes en todos ellos. Según tu no ocurriría pues está prohibido (y así ya nos podemos quedar satisfechos y tan anchos).

    A claro, y no lo dice Internet (pues no lo sé, en Internet hay muchos millones de páginas en docenas de idiomas, ciertamente no las conozco todas, y creo que tu tampoco, y también salen cosas sorprendentes como que el Papa actual Francisco es judío, pero si eso no le conviene a algunos dicen que Internet no es fiable porque, entonces ¿en qué quedamos es fiable o no Internet? ¿O sólo lo es si apoya lo que nos interesa?
    Última edición por donjaime; 08/01/2016 a las 11:59

  14. #14
    Avatar de donjaime
    donjaime está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 15
    Mensajes
    502
    Post Thanks / Like

    Re: Serie: Conocer el Sionismo

    Serie : Conocer el Sionismo




    Parte X : LOS JUDÍOS Y ESPAÑA ACTUAL.


    LOS JUDÍOS Y LA II REPÚBLICA.
    Hacia 1930 los trabajos preparatorios para cambiar el régimen estaban adelantados. El dinero procedía de la URSS y la Banca Judía de EEUU, y el genocida y pedófilo judío Leon Blum visitó España para cerrar los últimos preparativos.

    Los judíos de todo el mundo saludaron, alborozados, a la República Española.

    La Kipa, L'Universe Israelite, Weuve Wiener Journal, etc. se hicieron eco del regocijo. Numerosas comunidades judías felicitaron al Gobierno español. Grandes personalidades hebreas lo visitaron.


    El judío Alcalá Zamora prometió (según L'Universe Israelite) una Ley en favor de los judíos obsequiándoles con la nacionalidad española (igual que ha hecho el judío Ministro de Justicia Alberto Ruíz Gallardón) para reparar una “injusticia histórica” y lo mismo declaró el judío Fernando de los Ríos.


    El 8 de mayo (1931) se abre la primera sinagoga de Madrid con la asistencia del primer alcalde republicano, el masón Pedro Rico acompañado de personajes y autoridades republicanas. También se cedió terreno para un cementerio exclusivamente judío. En Madrid habría 3 sinagogas y otras varias en Barcelona, (la principal la esquina entre calles Provenza/Balmes).

    Barcelona absorbió el grueso de la inmigración judía, en poco tiempo unos 4.000. Su jefe religioso era el rabino Kunstlingers a quien se dice pagaban una subvención los chuestas de Mallorca.

    El órgano sionista “Kipa” señalaba a tres políticos del nuevo régimen como judíos: Niceto Alcalá Zamora (republicano), Fernando de los Ríos (socialista además de masón), y Miguel Maura Gamazo (conservador).

    En la época se publicó un libro, en catalán, muy curioso: “El Crimen de los Reyes Católicos”, su autor Diego Ruíz, separatista fanático y masón, es un ejemplo claro de la profunda judaización de las mentes afiliadas a logias masónicas. Concluía la obra con estas palabras: “hay que abrir las puertas al dinero judaico. Quememos los templos cristianos para borrar la injusticia que cometieron los Reyes Católicos. Cambiemos el nombre de España y llamémosla Toledon, Iberión, Sefarad o Teshabah. Más aún, sobre el sepulcro de Fernando III el Santo hay diversas inscripciones correspondientes a las lenguas que hablaba entonces España; el tiempo sólo ha respetado una: la hebrea. He ahí la sanción: en la lengua del castigo ha de pensar, escribir y cantar la vil Castilla. Es el verbo de Garibol. El fundará la unidad de la patria. No temamos emplear, por última vez, la fuerza. Grabemos un inri definitivo sobre la Cruz de Castilla”.

    Con anterioridad (1927) el Secretario de la Gran Logia Española, rival del Gran Oriente, y muy arraigada en Cataluña había leído la siguiente declaración en la asamblea de dicho año: pretendemos crear una fuerza de opinión para obtener la reforma del art. 11 de la Constitución, proclamando la absoluta libertad de cultos, para más tarde ir a la separación de la Iglesia y el Estado. Trabajaremos para atraer al país a muchos de los descendientes de aquellos que en días lejanos fueron víctimas de la intolerancia religiosa y que expulsados del territorio que les había visto nacer conservan, aún amorosamente, el recuerdo del país de origen, dándose el caso verdaderamente extraordinario de que, después de haber transcurrido cuatro siglos desde que fue promulgado el desacertado decreto de expulsión aún conservan el habla española, conforme hemos tenido ocasión de comprobar en el reciente viaje a Belgrado con motivo de nuestra asistencia a la Manifestación Internaconal por la Paz, al oir al gran rabino de Yugoslavia, cuando le preguntábamos cómo era posible que después de tanto tiempo transcurrido conservaran aún nuestro idioma”.

    En la tendenciosa declaración sólo se menciona a los judíos, sin ninguna preocupación por los musulmanes, igualmente expulsados. En la II República la propaganda judía coincidió, también con una campaña de pacifismo, iniciada por el poeta hebreo Jorge Ploch en la revista “Agora” que en el nº 4 volvió a aparecer el masón Diego Ruíz con un artículo en que afirmaba “lo de España ha de resolverse sangrietamente. La única solución es la solución judía. Hay que revisar el crimen de esa Iberia romana, íntimamente unida a la obscena seducción de Jesucristo”.

    En la antigua sinagoga de Córdoba hay una lápida en mármol blanco en honor a Maimónedes, el “Platón de los judíos”, como ejemplo de su pensamiento filosófico podemos citar varias frases suyas:
    - está permitido abusar de una mujer infiel, es decir, no judía.
    - el mandamiento de no robarás significa que no se puede robar a un hombre, es decir, a un judío, etc. etc.

    Y el periódico rnnacés L'Europe Reelle, publicaba: “A chaque tournant de l'Histoire de l'Espagne, surtout a chaque desastre, le juif apparait” (en cada esquina de la Historia de España, sobre todo en cada desastre, aparece el judío). E indicaba que entre los jefes del Gobierno de la República cuatro era judíos:
    · Portela Valladares.
    · Alcalá Zamora.
    · Casares Quiroga.
    · Negrín.

    Fueron también de origen judío: La Pasionaria (Dolores Ibarrurin); Federica Motnseny, Fernando de los Ríos, Felipe Sánchez Román (padre de la Constitución del '31); Francisco Ferrer Guardia (anarquista), etc.

    Y entre los apoyos judíos que recibieron los “republicanos españoles” están las de los judíos Einstein y Oppenheimer, dos físicos responsables del genocidio de Hirosima y Nagasaki.

    En su obra “La Gran Conspiración Judía” el Profesor Romanescu emipeza el capítulo dedicado a España así: “hay pocos pueblos en el mundo que hayan pasado tantas calamidades a lo largo de los siglos a causa de la acitividad demoledora del judaísmo como el pueblo español …” lo que se vio particularmente con la ayuda del gran rabino de New York, Stephen Wise y con él toda la judería internacional a los republicanos, anarquistas, revolucionarios y socialistas durante la guerra de 1936.





    LOS JUDÍOS Y LA GUERRA ESPAÑOLA 1936-9.
    Aunue durante la guerra algunos judíos como el Sr. Salama (marroquí) apoyaron a Franco, el Sionismo y la Masonería, operando conjuntamente, volaron su ayuda a favor del bando rojo.

    Muchos de los extranjeros que vinieron a España a ayudar al bando rojo eran judíos y/o masones.
    El Embajador Soviético Marel Rosenberg que preparó el envío del oro del Banco de España a Moscú era judío.

    Laslo Rajk, judío masón, que combatió en las Brigadas Internacionales.
    Willy Brandt (Herbert Karl Frahm) judío no practicante.
    Bela Kuhn (Abel Kohen) judío y masón. Genocida y pedófilo.
    Jacob Smuchkievich (alias Douglas) aviador soviético era judío.
    El judío general de brigada Gómez (Wilhelm Zeisser) que sería Ministro de Interior en Alemania Oriental.
    Los periodistas judíos Ilia Eherenburg y Michail Koltsow (Michail Ginzburg Friedalander).
    El periodista inglés-húngaro Artuhur Koestler.
    El general soviético Skoblewski (alias Gorev).
    Aviador francés André Malraux, masón y casado con judía (Clara Goldsmith).
    El cónsul soviético en Barcelona, Antonow-Owseienko, judío y masón.
    El general de brigada Kleber (Lázaro Stern).
    El jefe judío yugoslavo Ribar (Anger).
    El judío capitán inglés George M. Nathan, conocido por su homosexualiad.
    El médico judío Kalmanovic, coordinador general de la sanidad de las Brigadas Internacionales.
    El judío general de brigada Lukacs (Matei Zalka).
    El representante del PC checoslovaco era el judío de alias Arthur London.
    Rosenkranz, dictador rojo de Hungría era judío (Matias Rakosy).
    Era judío Leo Jacobson-Mailriss, instructor de la CHECA y delegado del Comintern en “crimen motorizado” de Madrid.
    Etc. etc. Sería una lista interminable.

    Añadir tan sólo que en Israel existe un Club, denominado Sepharad del que forman parte muchos antiugos militares de las Brigadas Internacionales.

    En 1937 el escritor revolucionario judío J. Leon Azerrat Cohen, declaraba (periódico “Catalans”) que debía haber unos 6.000 judíos en las Brigadas Internacionales. Pero The American Hebrew (6-6-38) decía: “un eslovaco que sirvió un año en las B.I. En España explica que son unos 7.000 judíos de varios países: Polonia, Rumanía, Francia, Palestina, Checoslovaquia, Hungría, Bélgica, Inglaterra y EEUU los que perdieron su vida y que otros 15.000 han resultado mutiliados de por vida … En general el sentimiento que ahora domina entre los judíos voluntarios es que los 35.000 que entraron en las B.I. Se sacrificaron en vano para salvar a España de las fuerzas fascistas”.

    La escritora judía Gina Medem publicó un libro: “Los Judíos Luchadores de la Libertad” refiriendo extensamente la participación de comunistas judíos en la Guerra de España, dentro de las B. I.

    Su texto, así como el prólogo (del general comunista Luigi Gallo) es un testimonio de la extraordinaria importancia y especial significado que el judaísmo internacional atribuyó a la Guerra de España. Esta avanzada del judaísmo en las filas rojas, publicaba su periódico escrito en yiddish, al que titulaban “Combatientes de la Libertad”

    “Todos los judíos deben apoyar la lucha del Gobierno del Frente Popular en España (M.J. Olgin, editor judío, en su periódico yidich “Morning Freiheit” (N.Y. 7-8-1936).

    El judaísmo internacional está decididamente al lado del Gobierno Español” (cable de la agencia telegráfica desde París) (N.Y. American Judía, 4-4-1936).

    El maestro masón Martin Luis Guzmán sirvió al régimen de Manuel Azaña en los diarios comunistas “El Sol” y “La Voz”, es uno de los jefes del Instituto de la Amisad México-Israel.

    En un libro publicado entonces, en Barcelona, por la escritora hebrea Gina Medem (Luchadores de la Libertad) se lee: “hemos visto a cientos de judíos de las B.I. Caer con el puño en alto, amenzadaroses y reconstructivos ya. Soñaban con una España que no llegaron a ver. España ama a todos los judíos libres de la Rusia Soviética, a los de todo el mundo. La predicción de Carlos Marx se ha cumplido ...

    Numerosos locales de Cataluña y Valencia se transformaron en sinagogas deonde los semitas se reunían a leer el Talmud …

    Fue el “rabino” Fernando de los Ríos quien aconsejó a la pandilla de gobernantes rojos la consveniencia de intensificar la propaganda en los medios sionistas internacionales en favor de la España marxista. Declaró a Negrín que en Turquía, Grecia, Bulgaria, algunos países americanos y otras naciones existían más de 700.000 sefarditas que vendrían a España para prestar gran apoyo a la causa republicana. La vergonzosa campaña inició.

    Companys declaró a un corresponsal del periódico judío polaco Mjnt: “Las puertas de mi país están abiertas para todos los judíos, como lo están también las de mi corazón”.

    La organización sionista internacional inició una gran campaña de propaganda de apoyo a los rojos. La consigna fue: “El pueblo semita debe luchar por la República Española, que es la defensa de sus ideales”.

    Martínez Barrio (GOE, gran Buda del Supremo Consejo del 33º) se entrevistó con el famoso multimillonario Salomón Toledo “judío aventurero internacional” y gran dignatario masónico mucho antes del congreso sefardita que quiso revivir en el alma talmúdica su odio secular contra España.

    Toledo estableció contacto con los dirigentes rojos de Madrid y acudía a la Embajada de España en Paris donde prestaba su adhesión y sus consejos a Fernando de los Ríos, Jiménez Asúa y Vidarte, a la vez que procuraba pingües beneficios a costa de la sangre de los españoles.

    Una venta de camiones holandeses, facilitados por Meyer, hizo que Toledo pudiera comprarse, al contado, por 200.000 francos, el castillo de Monciaux. El secretario de Martinez Barrio era Máximo Meyer, el enlace entre la masonerías francesa y española para una acción unificada de ayuda efectiva a los rojos.

    En EEUU, gracias sobre todo a las gestiones del rabino Stephen Weis, miembro del Gran Kahal de N.Y. Se formó un denominado Comité Norteamericano de Ayuda a la Democracia Española, en el que participó activamente el rabino Louis Mann, y Albert Einstein.

    El 30 de mayo (1937) se reunió en Colombo (Ohio) la Conferencia Central de Rabinos de EEUU, declarando: “esta conferencia expresa su vigorosa condena a los insurgentes españoles”. El batallón Abraham Lincoln compuesta de bastantes negros, pasó a integrarse con un magnífico equipo a la XV B.I. La mayoría de los cuadros y parte de la tropa eran judíos: John Gates (Solomon Regenstreif), Milton Wolff, Paul Singel, Al Tanz, Edward Barsky, Robert Gladnick, Louis Fischer, Abraham Skolnick, Maury Colow, etc.

    El comisario político de la unidad era el judío Samuel Stenberg.

    Herbert Matthews, periodista judío, vino a España enviado por el New York Times, se dedicó a enviar a EEUU noticias de carácter generalmente desinformantes lo que repetiría años después en Cuba con la Revolución Comunista de los judíos hermanos Castro. En ambos casos el cometido de Maththews era crear la falsa opinión de que los comunistas tenían escasa influencia en el bando rojo o en el movimiento guerrillero cubano, haciendo más digerible al confiado pueblo norteamericano el apoyo que se prestaba abierta y encubiertamente al bando rojo.

    Es curioso constatar también como dos marxistas judíos sefardíes: Alberto Bayo y Abraham Guillén, que combatieron en la guerra de España, participaron luego en el adiestramiento de los guerrilleros de Fidel Castro, en el rancho mexicano Chalco y en la organización del grupo terrorista “Tupamaros” de Uruguay.

    Los sindicatos americanos AFL, fundado por el judío Samuel Gompers, y CIO, controlado por los judíos Reuter, Dubinsky, Rosenblum, Goldi y Hillman, participaron en la ayuda al bando rojo, sobre todo reclutando voluntarios.

    En el apoyo francés al mismo bando, tuvieron una participación destacada los jefes socialistas judíos Leon Blum, y Jules Moch (sobrino del anterior), ambos masones (del GOF con sede en la rue Cadet, 16, París).

    El agente comunista francés Jean Paul que tuvo su parte en la coordinación de ciertos servicios de las B.I. Era un judío polaco con apellido real de Jampolski.





    LA POSTGUERRA.
    Franco, vencedor de la Guerra perdonó a los judíos el volcarse masivamente con sus enemigos. Así, durante la IIGM intentó salvar de los trabajos forzados a los sefarditas lo que consiguió en muchos casos por su relación con Hitler.
    En marzo de 1942 la embajada española en Vichy logró que los nazis reconocieran su protección sobre 3.000 judíos de origen español residentes en Francia.
    En 1943 el mariscal Antonescu accedió a igual petición sobre sefarditas de Rumanía.
    En 1944 Nicolás Franco intervino para salvar de la deportación a Polonia de 400 sefarditas detenidos en el campo de concentración griego de Haidari, con resultado favorable.
    Esto hizo que muchos se mostraran agradecidos, pero no fue la postura mayoritaria.
    Algo similar le ocurrió al Papa Pío XII, que tras intentar ayudar a los judíos, fue insultado y vilipendiado por escritores judíos como Peter Weiss, Rof Hochhut, y Saúl Friedlander.


    Cuando en 1949 se debatía en la Asamblea de la ONU una propuesta hispanoamericana para la aceptación de España en dicho organismo, Abba Evan, delegado de Israel afirmó: “durante la época de terror del nazismo un millón de nuestros niños fueron arrojados a los hornos y cámaras de gas … No es que sostengamos en manera alguna que el régimen español tuvo parte directa en esa política de exterminio, pero si afirmamos que fue un aliado activo y simpatizante del régimen responsable de esa política, y como tal constribuyó a la eficacia de la alianza bajo un punto de vista global”.

    Y estas palabras fueron DECISIVAS para que se hiciera un aislamiento internacional a España.
    16 mayo 1946, España es excluida de todas las organizaciones internacionales. Se retiran los embajadores. El pretexto la neutralidad durante la guerra (como Suiza, pero con ella no se toman esas medidas).
    16 mayo 1949, propuesta brasileña para reconsiderar la postura. No es aceptada e Israel vota en contra.
    31 octubre 1950, España es rechazada en la ONU y en el Consejo de Europa. Israel vota contra España.
    9 febrero 1952, el Presidente Truman expresa a su embajador en Madrid su aversión hacia el régimen de Franco entre otras cosas por la falta de “libertad religiosa” (hay que ser hipócrita).
    Febrero 1952, Truman almuerza el 21 con los grandes maestros de la Masonería. El 26 declara que la cuestión de las bases está muy lejos de resolverse “Eso desmoralizaría a los países de Occidente”.
    Noviembre 1952, España es admitida en la UNESCO por 44 votos contra 4 y 7 abstenciones. Israel intentó impedirlo.
    1 marzo 1953, Mr. Griffith, antiguo embajador: “hemos procurado minar la autoridad del General Franco”.
    13-14 abril 1962, comunistas y “demócratas” se reúnen dentro del marco de la “Conferencia Internacional Para la Libertad del Pueblo Español” el judío Álvarez del Vayo dio su beneplácito afirmando que se debería retirar todo apoyo material y moral a España. En esta Conferencia figuraron como pacifistas los judíos y comunistas Bertrand Russell, Ilya Ehremburg y Carlo Levi junto a representantes de 25 países más.

    Septiembre 1959 H. Naftalí publica un artículo sobre la agitación en España en el periódico judío (Río Janeiro) “Al Hamishamar” en el que dice: “la llama de combate de ciertos círculos obreros, de la juventud estudiantil y trabajadora y también de católicos fue reavivada; esta es una gran conquista”. Tras atizar ea llama termina: “¿será que la verdadera democracia del mundo encontrará el camino para ayudar a un pueblo tan sediento de libertad que ya llegó a desempeñar el papel de vanguardia en la lucha antifascista?”.

    En la España de Franco, especialmente en los primeros años del régimen el interés por el tema judío tuvo cierto eco. Entre los autores estaban el falangista Ernesto Giménez Caballero, el policía Mauricio Carlavilla, y Pío Baroja, especialmente en su obra: “Judíos, Comunistas y demás Ralea”. Antes de la guerra Onésimo Redondo había hecho comentarios a los “Protocolos de los Sabios de Sión” y se había publicado el libro de Henry Ford “El Judío Internacional”.

    Pero nada de esto afectaba a Franco que tenía sus ideas sobre ellos, EQUIVOCADAS. Creía erróneamente que la Masonería era más peligrosa, cuando en realidad es un instrumento de los jefes sionistas.

    En la Gran Logia Española, (durante la Cruzada), eran principlaes jefes los judíos: Pedro Moisés Sánchez Gali y Luis Gertsch, y en el Gran Oriente sus jefes eran los judíos Lucio Martinez Gil y Levy.

    Todos ellos asistieron, como delegados, a uno de los consgresos de la Asociación Internacional Masónica (Lucerna, Suiza), para conseguir ayuda para los rojos,mientras en Colombia el judío masón Benjamín Arza Ciénaga recaudaba fondos con el mismo objetivo.

    Franco pensaba que el sionismo era un invento de los judíos askenazis siendo inocentes los sefarditas. Lo que es una verdad en parte pues uno de los principales colaboradores de Teodoro Herzl, el húngaro Max Nordau era de origen sefardí.

    De todos formas Franco era enemigo de Israel y nunca quiso reconocer al Estado de Israel soportando toda clase de presiones de los EEUU. Franco permitió establecerse en España a todos los judíos que quisieran siempre que celebrasen sus ritos discretamente y sólo los discriminó en que no podían ser militares profesionales, al igual que los miembros de las sectas cristianas protestantes, pero no afectaba a los musulmanes (Mohammed be Mizzian fue, por ejemplo, Capitán General de Galicia, y la escolta personal de Franco era de marroquíes).

    La leyenda de que los judíos conservan la lengua por amor a España es una falacia. Lo hacen por comodidad, para usarla, como lenguaje secreto, en otros países. Si vienen a España usan el turco, el yidisch, o el alemán y poder aplicar secretamente contra la población católica española las máximas de su Talmud (pgs. 117 y ss.).
    Sobre el idioma español que hablan los sefarditas no hay más que una ruina lamentable que más vale se pierda por bien de ellos y de nosotros (pg. 120) (El Judaísmo en la España Actual y en la Universidad de Salamanca, de J. Giron y Arcas).

    Cuando España tuvo que abandonar el Protectorado del Norte de Marruecos, 1956, algunos de los 14.000 judíos residentes decidieron emigrar a Israel, otros vinieron a la Península aumentando el censo de 8.000 a unos 15.000 (1980) aumento no explicable con el incremento vegetativo.

    Además de las sinagogas en Madrid hay una escuela judaica, controlada por el rabino Benito Garzón.

    La comunidad judía en Barcelona disponía de dos sinagogas en un edificio de dos plantas, una para el rito sefardí, otra para el askenazi. Ahora se han unificado (c/ Porvenir, 24). Y también hay escuela judaica.

    Málaga también dispone de sinagoga, en la Costa del Sol hay más de 1.000 judíos.
    Ceuta cuenta con otros 1.000 y Melilla con unos 1.200.

    Sevilla cuenta con unos 400 judíos que han iniciado la construcción de una sinagoga. Valencia con 500 no tiene sinagoga. Alicante celebran sus cultos en el Edificio Marazul (Playa San Juan).

    Un caso especial son los judíos de Baleares o Chuetas, tenían un importante kahal en Palma, origen del posterior barrio de Call, pero se convirtieron al cristianismo hace siglos e incluso produjero sacerdotes católicos como Josep Tarongí, que a finales del XIX publicó varios escritos contra la discriminación que sufrían por el resto de baleares. Aunque esto frenó la asimilación de los conversos los chuetas están en trance de integración total.

    Entre los chuestas más conocidos están: Antonio Maura (político), Andrés Nin, (dirigente del POUM torturado y asesinado por los comunistas), Juan March (banquero), Abel Matutes (Ministro con gobierno Aznar), Pere Bonín (periodista), Eva Aguiló (periodista), Joan de Sagarra (periodista).

    Juan March bajo la dictadura de Primo de Rivera consiguió el monopolio del tabaco en el Norte de Marruecos, fundó la Compañía Transmediterránea, la Banca March, y petróleos Porto Pí pero no hacía asco a los negocios sucios y contrabando.

    Fue encarcelado en la II República y se volcó en la ayuda a Franco. En 1952 creó la Fundación March para lavar su imagen que concede premios y becas a investigadores, estudiantes y artistas. Falleció en 1962.
    La Banca March está ligada al capitalismo internacional. Carlos March, actual delegado y Presidente y Director General de la misma, es también Vicepresidente de la Fundación March, Vicepresidente de FECSA (Fuerzas Eléctricas Cataluña), Presidente y vocal CEOE, Delegado y Adminstrador de la Compañía Transmediterránea, miembro de la Comisión Trilateral.

    En 1975 la Fundación March (colaborando con la APEC Asociación Promoción y Evolución Cultural) trajo a España a la pianista judía norteamericana Betty Friedman donde ha publicado su libro “Mística de la Feminidad” es una psicóloga Presidente de la Organización Feminista NOW (National Organization of Women).

    En Palma de Mallorca, hoy hay menos de 400 judíos, casi ninguno chueta, casi todos establecidos recientemente y se reúnen en el Hotel del Mar, con sala para el culto y restaurante Kosher. También usan el Hotel Santa Ana y los locales de la Iglesia Anglicana. Poseen cementerio propio en Santa Eugenia.

    También hay judíos en Canarias, con sinagogas y centros privados de reunión en Santa Cruz y Las Palmas. El principal protector de los judíos canarios es el abogado Antonio García Trevijano, casado con judía, y conectado con el Mossad (Servicio Secreto Israelí). Trevijano desempeñó algún papel político en tiempos de Franco (Independencia de Guinea), pero luego pasó a la oposición con su amigo judío Enrique Múgica Herzog del que ahora está enemistado.

    Otro que colaboró con Franco fue Ricardo Diez Hochleithner, hijo de una judía y muy relacionado con organismos internacionales como la UNESCO. Fue Secretario General Técnico del Ministerio de Educación y Ciencia, luego Subsecretario del mismo. Tuvo relaciones con el Opus Dei aunque no perteneció al mismo.

    Los jefes del judaísmo español son Mauricio Hatchwell Toledano, Presidente de la Federación Sefardita Española, miembro destacado de la Comunidad Judía de Madrid; Benito Garzón, rabino de Madrid; y Max Mazin, Raimundo Saporta, y Samuel Toledano.

    Max Mazin, judío polaco llegó a España en 1950. Es sionista fanático, y dirigente del B'nai B'rith. Ha participado en el envío de fondos a Israel y en la Organización de dos asociaicones como Amistad Judeo-Cristiana (actualmente Amistad España-Israel). Miembro de la CEOE, y tiene los siguientes cargos: Fundador y Presidente del Consejo de Administración del Worl Trade Center de España, miembro de la junta directiva Mundial del World Trade Center (NY), fundador (1977) de la Agrupación de Empresarios Independientes, dirigente de Iberia-Mart, Trips, Servisa, Renta Inmobiliaria, Zoo de Barcelona, etc.

    Durante 13 años fue Presidente de la Comunidad judía de Madrid y se opuso a la postura más tradicional del rabino Benito Garzón que sólo es moderadamente sionista. Ambos llegaron incluso a agredirse físicamente lo que enfrentó en dos bandos a los judíos madrileños.

    Más inteligente, aunque sometido a tratamiento psiquiátrico, es Raimundo Saporta Nahmias, miembro del B'nai B'rith es un emigrante que al principio no tuvo mucha suerte. Trabajó de profesor en el Liceo Francés pero fue despedido por un turbio asunto no esclarecido. También fue despedido de discos AEODIAN y de la Federación Española de Gimnasia (acusado aquí de malversación de fondos). Sin embargo consiguió convertirse en Director de Relaciones Públicas del Banco Exterior y Presidente del Club de Baloncesto del Real Madrid llegando a ser un magnate del deporte español.

    Fue Presidente del Comité Organizador del Campeonato Mundial de Fútbol celebrado en España (1982) entre sus colaboradores estaba el también judío Alfredo Timerman, Director del Palacio de Congresos de Madrid (Paseo de la Castellana) que sirvió de sede al Comité Organizador del Campeonato Mundial de Fútbol.

    Entre las familias judías más ricas de España están los Benarroch, los Hachuel, y los Bassat.

    A la familia Benarroch pertenecen Akiba y Carlos Salomón (consejeros y grandes accionistas de la Sociedad Catalana de Cobros y Factoring, Banca Catalana, Banco Industrial de Cataluña, Banco Catalán de Desarrollo, Banco Vitalicio (seguros), Compañía de Factoring de la Propiedad Financiera, Centro Español de Plástico, Gasconfort, Compañía Española de Petróleos, Imprenta Benarroyo, Unión Española de Financiación, Financiera Industrial y Mercantil, etc. etc.) llegando incluso a ser parte de la desaparecida FORECMAR (Asociación para el FOMENTO de las Relaciones con el mundo árabe).

    Los Hachuel se mueven en la venta de automóviles mediante las empresas Centralsa, y Central Catalana de Créditos, radicadas en Barcelona. Los señores A. Hachuel y S. Hachuel Seruya trabajan en Madrid en el sector del automóvil, en dicha ciudad el señor A. Benasayag Hachuel se dedica a la exportación e importación..
    La empresa Hachuel SA de Madrid es una concesionaria de compra venta de automóviles.


    Los Bassat eran propietarios de Filomatic (hojas de afeitar Iberia) que vendieron a Guillette por varios cientos de millones de ptas.. Actualmente la financiera Trade SA está controlada por Samuel Yais Bassay y Lázaro Bassat Zara que también controlan la constructora Corporación Tuset, S.A., Lázaro es además propietario del 50% de las acciones de Promociones Bassat-Arnau. Luis Bassat es dueño principal de la compañía publicitaria Bassat y Asociados, que posee la exclusiva publicitaria, de Filomatic, Gillette, Ron Bacardí, Avecrem, Adidas y otras firmas.

    Otras familias son los Botbot como Luis Botbol controla las compañías Solimez SA, y Trimex SA.

    Los judíos Levy son propietarios de Hispano-Trex SA y controlan la cadena de Tintorerías de Cataluña.

    En el ramo de la joyería relojería son judíos muchos establecimientos radicados en Madrid: Benabú Hazán, Sancho Cohen, Baume y Mercier, Bendahan Israel, etc.

    Almacenes Loewe Hermanos, la empresa DANONE controlada en España por los hermanos judíos Leví.

    Respecto a la Banca “Catalana” la revista Posible (1977) aseguraba que “Banca Catalana con un capitalista mayoritario, el judío Tenenbaum, cuyo peso en la institución hace que en 1967 (guerra de los Seis Días)los fondos de la entidad permanecieran bloqueados durante 48 horas, por si el Estado de Israel necesitaba disponer de ellos ...
    Jordi Pujol estaba asociado con Tannenbaum y la mala gestión hizo que se produjeran cientos de millones de pérdidas. Los hijos de Jordi Pujol pasaban largas estancias en Israel.

    Otra revista afirmaba tiempo después: “curiosamente este Tannembaum fue descubierto en pleno delito de evasión de divisas y se le impuso la sorprenden multa de 6.500 ptas (unos 39 euros). Junto a su nombre y por el mismo delito, figuraban en la relación nombres tan característicos como: los hermanos Pierre y Maurice Bloch Goestschel, Alberto Bendahan Sananes, Jean Michel Bloch Levy, Jorge Yacobi, Leví Bensilyon, etc. Mientras que en el BOP (Boletín Oficial Provincia) de Barcelona, entre los acusados de evadir impuestos podía verse a Wahnon Levy, Ruth Metzger Block, Yusidi Bone, etc.”.




    ALIANZA POPULAR Y LOS JUDÍOS.
    En teoría AP la fundó Manuel Fraga Iribarne, Ministro y Embajador del gobierno de Franco. Pretende agrupar a los franquista moderados. En contra de la política de Franco; Alianza Popular quiere ingresar a España en la OTAN y reconocer el Estado de Israel.
    Fraga viaja regularmente a Israel donde ha coincidido con el sionista Henry Kissinger y cuando Yaser Arafat fue recibido por el Presidente Suárez, Manuel Fraga comentó, muy disgustado, que no era bueno “recibir a terroristas” pero olvidaba, en sus viajes a Israel, que el jefe de gobierno israelí Menahem Begin había sido terrorista en su juventud (lo que no impidió que le dieran el Nobel de la Paz).

    Esta falta de memoria no debe sorprendernos, es muy habitual en masones como Fraga que además ha formado parte (o asistido) a reuniones del Club Bilderberger.

    La política prosionista de Fraga está apoyada por Alfonso Osorio (Vicepresidente del gobierno Suárez con el que discutiría y abandonaría UCD). Osorio es miembro de la Trilateral que también ha recibido a otro tránsfuga de UCD: Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón.

    Areilza es otro miembro del Gran Oriente.

    Fraga goza de excelentes relaciones con la CEOE, dirigida por el judío Max Mazin. Y otros dirigentes de la misma como José Antonio Segurado (masón), Jose Luis Cerón Ayudo (masón), José Vilá Marsáns (Opus Dei), Carlos March Delgado y el presidente Carlos Ferrer Salat (masón) y miembros de la Trilateral.

    También es partidario de reconocer a Israel, Abel Matutes, dirigente de AP en Baleares y además de judío es masón (Interviú).

    Los hermanos Casinello Pérez, militares judíos españoles, trabajan para los Servicios de Información y están relacionados con la CIA y tienen muchas amistades en AP.

    Se ha especulado mucho sobre que una de las principales fuentes de financiación de AP sea el Estado de Israel, de ahí las frecuentes visitas de Fraga.
    Vicepresidente de AP está Ricardo de la Cierva que también es Vicepresidente de la Asociación Amistad España-Israel.





    PARTIDO COMUNISTA Y LOS JUDÍOS.
    La influencia sionista en el PCE no es inferior a la del PSOE, pero está enmascarada por su obediencia a la estrategia mundial del Krenlim que en Oriente Medio se muestra “favorable” a la causa árabe y contraria a Israel.

    Si el PSOE pertenecea la II Internacional, el PCE pertenece a la III Internacional, Internacional Comunista o Komintern fundada en la URSS por los judíos Lenin, Trotski, Zinowiew y Kamenev.

    Lenin era hijo de judía alemana (Blank) y casado con judía. Trotski (Leiv Davidovich Bronstein) y Zinowiew (Grigori Evsejevich Apflebaum) eran judíos 100%. La mujer de Trotski (Sedova) era hija de un banquero (Jivotovski) y una hermana de Trotski esaba casada con Kamenev (Leiv Rosenfeld), también judío, jefe de la organización comunista en Moscú. Todos ellos eran miembros del Politburó.

    El sucesor de Lenin, Stalin hizo varias purgas, pero la influencia judía no decayó pues los puestos claves siguieron en manos de judíos: Thorez, Pieck, Gottwald, Rakosi (Mateo Roth Rosenkrauz), Ana Pauler, Manuilski, etc. El único que probablemente no era judío era el Presidente de la Organización, Dimitrov que era masón.

    Los comunistas españoles tuvieron poca importancia en la II República española, su jefe José Díaz, y algunos miembros destacados eran: Daniel Anguiano, Cayetano Bolívar, todos afiliados a la Masonería pero ésta apoyaba ás a los radicales, los socialistas y a los izquierdistas moderados y les prestaba poca atención.
    La expulsión (purga) de Trotski y sus amigos de la Komintern había provocado que en España ante el PCE se alzara otro partido similar: POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista) bastante fuerte en Cataluña y Levante, dirigido por Andrés Nin, antiguo anarquista catalán de origen chueta, critptojudío.

    Durante la Guerra de España el PCE bien dirigido y con el apoyo de la URSS adquirió considerable poder, asegurando muchos mandos militares y civiles.
    Fue un comunista: Enrique Castro quien en la madrileña calle de Francos Rodríguez organizó el Quinto Regimiento, germen del ejército rojo, actuaban con él el comandante Carlos (agente italiano de la Komintern llamado VittorioVidali que trabajaría en México con nombre de Arturo Sormentí y en España como Carlos Contreras), comunistas como Enrique González (El Campesino) se convirtieron en coroneles o generales de la noche a la mañana.

    Jesús Hernández miembro del Comité Central y colaborador inmediato de José Díaz fue nombrado Minsitro de Cultura.
    Santiago Carrillo, miembro de las Juventudes Socialistas condujo a éstas a la fusión con las comunistas que las absorbieron pese a su inferioridad numérica y Carrillo fue nombrado delegado de Orden Público en la Junta de Defensa de Madrid (con veintipocos años), presidía la Junta el masón general Miaja y, por tanto, responsable del genocidio de Paracuellos del Jarama. También era colaborador del GPU (actual KGB) y por tanto, en la tortura y decapitación de Andrés Nin.

    Las hermanas Irene y Ketty Leví Rodríguez, judías del Norte de África, (usaban apellidos Toboso y Falcón), una secretaria de José Díaz y la otra de La Pasionaria. Ambos luchaban por el mando supremo en el PCE, al final Dolores Ibarruri (La Pasionaria) consiguió la confianza de Stalin y desplazó a José Díaz que fue “suicidado” en Tiflis en 1942.

    En esa época se disolvía oficialmente la Komintern por “petición” de Roosvelt y Churchill, aunque siguió operando en secreto, garantizando la unidad de acción a todos los comunistas del mundo.

    Al finalizar la IIGM, Stalin ordenó una ofensiva guerrillera en España contra Franco, además se consiguió la retirada de Madrid de los embajadores de todos los países democráticos (EEUU, Inglaterra, Francia, etc.) pero acabó fracasando.

    Muchos comunistas que se habían refugiado en la URSS no estaban contentos con la “hospitalidad” soviética y la política stalinista. Manuel Tagüeña, Jesús Hernández, El Campesino, etc. abandonaron como pudieron la URSS y denunciaron el nuevo imperialismo soviético aunque no renunciaron a su ideario comunista. Enrique Castro se pasó a Franco con información sobre la Komintern.
    Pese a la desmoralización de la derrota, y las defecciones el PCE siguió luchando en otros ámbitos como el laboral y estudiantil.

    En 1959 entró, clandestinamente en España, Julián Grimau, miembro del Comité Central, para coordinar las actividades. Pero fue detenido y ejecutado (1963), los rumores apuntan a una delacción de otro miembro del Comité Central. Las dudas llegaron hasta Santiago Carrillo que en 1960 había conseguido la secretaría general protegido por La Pasionaria. Carrillo que estaba intentando controlar el aparto del PCE promovió en 1964 la expulsion de Semprún y Caludin.
    El principal colaborador de Carrillo es Simón Sánchez Montero (judío, nacido Toledo 1915). Otros judíos del PCE son las hermanas Leví Rodríguez, Yolanda Benchetrit (dirigente en Granada), Marcos Ara (diputado).





    LOS SOCIALISTAS Y LOS JUDÍOS.
    Tras morir Franco había cuatro partidos socialistas:
    PSP (Partido Socialista Popular, antes llamado PSI Partido Socialista Interior) de Enrique Tierno Galván y Raúl Morodo.
    PSOE h (histórico) de Rodolfo Llopis (sucesor Indalecio Prieto y Largo Calballero).
    POSE r (renovado) escindido del anterior en 1972 en el Congreso de Toulouse bajo Felipe González y Alfonso Guerra, Enrique Múgica, Pablo Castellano, y Gregorio Peces-Barba.
    PSDE (Partido Socialdemócrata Español) de Salvador García López.

    Las relaciones del PSOE con el sionismo viene de muy lejos. El PSOE depende de la II Internacional o Internacional Socialistas organizada por el judío Federico Engels (19889) tras la muerte de Karl Marx.

    Muchos dirigentes socialista fueron judíos, como Marx.

    Guillermo Liebknecht, amigo Marx y fundador del periódico socialista alemán Vorwaertes.
    Eduardo Bernstein, Secretario Hacienda Alemania.
    Viktor Adler fundador y jefe del partido socialdemócrata Austria-Hungría y el periódico Arbeiterzeitung.
    Federico Adler (hijo) dirigió el mortal atentado (1916) contra el Primer Ministro Austríaco Sturgkh y Secretario de la II Internacional (1923).
    Durante la II República española la judía Margarita Nelken fue diputada del PSOE, destacó por su extremismo y partidaria de colaborar con el PCE por lo que empujó a esta vía a Largo Caballero (amante de su hija).
    Fernando de los Ríos, nacido en Roma, de familia marrana andaluza, convertidos en apariencia al cristianismo y de la que surgieron Antonio Ríos Rosas, Francisco Giner de los Ríos, y Bernardo Giner de los Ríos.

    Y muchos dirigentes del PSOE durante la II República, además, eran masones. Luis Jiménez de Asúa, Rodolfo Llopis, Juan Simeón Vidarte Frnaco, Luis Cordero, Lucio Martínez Gil, Romualdo Rodríguez Vera, y Fernando de los Ríos.
    En España y los demás países la Masonería siempre ha actuado en pro de los intereses judíos.

    La II Internacional siguió controlada por judíos: Bruno Kreisky y Willy Brandt. El primero pertenece a la B'nai B'rith con sede en EEUU.

    Wiily Brandt es judío (Herbert Karl Frahm) estuvo en España durante la Guerra y era muy aficionado a la bebida (mote de Willy Brandy).

    En las elecciones de 1977 se rubricó el eclipse de las corrientes socialistas socialdemócrata y anticomunista (POSE(h) y PSDE que en coalición tuvieron unos 134.000 votos. El PSP había obtenido unos 804.000 pero sería absorbido por el PSOE(r) que había tenido todo el apoyo de la II Internacional (ríos de dinero y financiación de la Alemania de Willy Brandt, especialmente).

    EL PSOE(r) se convirtió en la formación política más fuerte de la izquierda española pero, desgraciadamente, no pudo desprenderse de las tradicionales concomitancias sionistas y masónicas.

    Enrique Múgica Herzog, judío.
    Txiki Benegas Hadad, judío (su hermana Doris muy próxima a ETA).
    Pablo Castellano, se define como socialrevolucionario y judío, familia marrana de extremadura (apellido materno Cardiellaguet) y es masón.
    Narciso Serra Serra.
    José Federico de Carvajal, criptojudío
    Cristina Bendala, judía.
    Miriam Solimán, judía egipcia, casada con el socialista Miguel Angel Martínez (secretaria personal Felipe González
    Felipe González tiene que tomar sus decisiones según las directrices de la II Internaconal y sus protectores judíos Willy Brandt y Bruno Kreisky.
    Otro protector de Felipe es François Mitterrand que no es judío pero es masón de 8º, el más alto del Rito Francés y su hermano el general Jacques también tiene ese grado y rito siendo Gran Maestre del GOF.

    Tras la ascensión al poder del PSOE (1983) y el XXX Congreso del POSE (diciembre 1984) la influencia sionista en el Partido y Gobierno se ha incementado.
    Entre los 17 miembros de la Comisión Ejecutiva del PSOE, hay 2 judíos (Enrique Múgica y Txiki Benegas) la oposición a la corriente oficialista (Izquierda Democrática) está acaudillada por Pablo Castellano.
    El Presidente del Senado Federico de Carvajal es un marrano.

    Joaquín Leguina y Juan Baranco son masones. Junto a José María de la Riva permanecieron en Israel una semana siendo invitados, y recibidos, oficialmente por el Gobierno Israelí e Isaac Shamir y el alcalde Jerusalén Tedy Kolek.

    Felipe González tras ser nombrado Primer Ministro fue a recibir la “confirmación” a EEUU donde la judería internacional le ofreció, a su llegada a New York, una cena a la que asistieron los archimagnates superricos del capitalismo mundial judío como Rand Araskog (Presidente ITT); David Rockefeller (anfitrión), Clifton Garvin (Exxon), Rogers Smith (Presidente General Motors), Walter Wriston (Citibank-Citicorp), Thomas G. Labrecque (Presidente Chasse Manhattan Bank), Antony Salomon (Presidente Federal Reserve), Ralph P. Davidson (Time Magazine), Henry Kissinger.

    Durante el XXX Congreso del PSOE (Madrid, 16-17 diciembre 1984) fue invitada una delegación Oficial de Israel entre las que se encontraba el diputaod israelí Mija Jarish.

    Y abundan los judíos arropados en cargos oficiales y de confianza de los distintos ministerios: Francisca Sabbah Salomón (Consejera Técnica de Presidencia del Gobierno), Elizabeth Leven (Secretaria del Vicepresidente Alfonso Guerra), Fernando Schawrt Giron (Director General Oficina de Información Diplomática), Miryam Soliman Zaki (judía egipcia y Secretaria Personal Felipe González por la que pasan todos los secretos de Estado), Rafael Escuredo (Presidente Andalucía).
    Última edición por donjaime; 08/01/2016 a las 17:27
    ReynoDeGranada dio el Víctor.

  15. #15
    Avatar de raolbo
    raolbo está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    02 may, 15
    Mensajes
    455
    Post Thanks / Like

    Re: Serie: Conocer el Sionismo

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cita Iniciado por donjaime Ver mensaje
    Un caso especial son los judíos de Baleares o Chuetas, tenían un importante kahal en Palma, origen del posterior barrio de Call, pero se convirtieron al cristianismo hace siglos e incluso produjero sacerdotes católicos como Josep Tarongí, que a finales del XIX publicó varios escritos contra la discriminación que sufrían por el resto de baleares. Aunque esto frenó la asimilación de los conversos los chuetas están en trance de integración total.

    Entre los chuestas más conocidos están: Antonio Maura (político), Andrés Nin, (dirigente del POUM torturado y asesinado por los comunistas), Juan March (banquero), Abel Matutes (Ministro con gobierno Aznar), Pere Bonín (periodista), Eva Aguiló (periodista), Joan de Sagarra (periodista).
    El fenómeno chueta se restringe a Mallorca, por lo tanto no tiene sentido hablar de Andrés Nin (catalán) como tal. Por otro lado, ni Maura ni March lo podían ser, en el sentido de que sus apellidos no lo son (que es la principal consideración para determinarlo). Hay que tener en cuenta que Maura (al que considero de lo poco decente de la Restauración, salvando las distancias con lo verdaderamente aceptable, quizá algún día lo explique) es derribado en su Gobierno Largo (1907-1909) por un complot masónico internacional debido a la ejecución de Ferrer y Guardia y la "Semana Trágica", y esta situación no se hubiera dado, ni por asomo, de ser Maura (católico convencido) un judío. March es mucho más turbio, ciertamente. Tampoco creo que sea justo hacer una equivalencia de chuetas con judíos, teniendo en cuenta que muchos de los primeros fueron católicos sinceros, aunque hubiera excepciones y siempre fueran "localizados" por la sociedad mallorquina.
    Última edición por raolbo; 08/01/2016 a las 19:49
    DOBLE AGUILA dio el Víctor.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Sionismo y Siria
    Por francisco rubio en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 23/09/2013, 00:41
  2. Conocer
    Por luisita en el foro Presentaciones
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 14/12/2011, 21:29
  3. El Sionismo responde
    Por Litus en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 22/02/2009, 14:35
  4. El Sionismo se enfada
    Por Litus en el foro Tertúlia
    Respuestas: 39
    Último mensaje: 30/01/2009, 01:00

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •