Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 6 de 6

Tema: La causa malvinense argentina :

  1. #1
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    37
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    La causa malvinense argentina :

    Este trabajo fue realizado por Gabriel Martínez, a quien le agradezco por habérmelo enviado.
    Breve introducción:
    La siguiente publicación trata sobre los derechos argentinos en las Islas Malvinas. Es un repaso de la historia, desde el descubrimiento, hasta la futura autodeterminación de los kelpers. Para más información vea: HISTORIA DE LAS ISLAS MALVINAS

    I. FUNDAMENTOS HISTÓRICOS Y JURÍDICOS ANTES QUE GEOGRÁFICOS

    Me permito escribir este pequeño trabajo porque veo con preocupación que, a veces, cuando se habla de los derechos argentinos sobre Malvinas se pone un excesivo énfasis en argumentos de carácter geográfico, los cuales tienen una importancia muy secundaria en la fundamentación de nuestro reclamo sobre el archipiélago irredento. No se trata de que las islas "estén más cerca de nosotros que de Gran Bretaña" ni de que pertenezcan a la plataforma continental sudamericana. La sola proximidad geográfica no acuerda títulos, pues de lo contrario, por ejemplo, las islas del Canal de la Mancha (Sark, Guernesey, Alderney y Man) serían francesas y no británicas, y Surinam sería de Venezuela y no de Holanda. Además, y esto es algo que los diplomáticos argentinos deberían grabarse a fuego para mejor defensa de los intereses nacionales, la geografía dice lo que los peritos de cada país quieren que diga. Así, por ejemplo, la geopolítica chilena ideó la desopilante teoría del Arco Antillano para sostener su pretensión de extender su soberanía hacia el océano Atlántico. Los argumentos que sostienen la posición argentina son ante todo de índole histórica y jurídica.
    Empecemos recordando que en 1494 las cortes española y portuguesa suscribieron el Tratado de Tordesillas, homologado por el Papa, por el cual se dividieron las tierras recién descubiertas y a descubrir mediante una línea. Dado que por esa época la autoridad pontificia era acatada por todos los reinos cristianos, desde ese momento toda navegación de otros países en dominios hispano-lusitanos sin permiso de estos respectivos países debería ser considerada una intrusión. Pero sigamos.

    II.¿QUIÉN DESCUBRIÓ LAS MALVINAS?

    Con respecto a quién descubrió las Malvinas, persiste la discusión, alimentada entre otras cosas por las dificultades que había hace cinco siglos para señalar adecuadamente la posición de un punto determinado. Los métodos rudimentarios de posicionamiento y cálculo de la longitud fueron mejorándose con el tiempo, pero a los historiadores actuales les queda el problema de la conversión de las medidas usadas en esa época y en cada país, pues no era lo mismo una legua española que una veneciana o inglesa. Volviendo a la cuestión del descubrimiento, se sugiere una decena de nombres que arrancan con Américo Vespucio en 1502 (algunos estudiosos sostienen que lo que él pudo haber avistado era un témpano tubular), el francés Binot Palmier de Goneville en 1503/04 y luego se suceden cinco españoles entre 1520 y 1540, dos ingleses (Davis en 1592 y el pirata Hawkins en 1594) y por último el holandés Sebald de Weert, sobre el cual hay consenso en que efectivamente llegó a las islas.
    De los nueve anteriores, los que tienen más altas posibilidades de haber descubierto las islas, es la expedición de Magallanes en 1520, (de la cual Esteban Gómez era desertor y para salvar su posición en España habría hecho suyos los méritos) y la del obispo de Plasencia, que señala la ubicación de las islas con bastante precisión y da una descripción muy exacta de las mismas (entre otras cosas señala una especie vegetal coincidente con el pasto "tussock", de uno o dos metros de alto, típico de Malvinas, e incluso encalla en un lugar al que llama "Puerto de las Zorras" por la abundancia de un animal que no sería otro que el "warrah", el lobo-zorro malvinense del cual Darwin escribió "antes de que se vuelva amarilla la hoja en la que escribo, se extinguirá esta especie". Aún hoy se conserva en la toponimia de las islas el nombre Bahía de las Zorras, que la población implantada luego de la usurpación llama "Fox Bay". (contraalmirante Laurio H. Destefani, "Malvinas, Georgias y Sandwich del sur ante el conflicto con Gran Bretaña", Buenos Aires, 1982, pp 37-50)

    III. INTRUSIONES DE OTRAS POTENCIAS Y TRATADOS.

    Sólo un siglo y medio más tarde el inglés John Strong navegó el Estrecho de San Carlos, al que denominó Falkland Sound, en honor al Primer Lord del Almirantazgo. Luego, en 1763, se produce un intento francés de colonizar furtivamente las islas, con la expedición de Luis de Bougainville que zarpa de Saint Maló. De ahí el nombre de Malouines. Los ingleses realizan una intrusión en 1765, cuando el comodoro Byron se estableciío en Puerto Egmont y pretendió tomar posesión del archipiélago. España reclamó a Francia, que reconoció los derechos ibéricos y se retiró de las islas. Los ingleses permanecieron clandestinamente hasta que fueron descubiertos y expulsados por una fuerza naval española en 1770.
    Para Inglaterra el caso se había transformado en una cuestión de honor y se exigió la restitución de Egmont. Como España no estaba en condiciones de enfrentar a Inglaterra, Carlos III negocia devolver Puerto Egmont a cambio de una "promesa secreta" según la cual, estando a salvo su honor, Inglaterra abandonaría las Malvinas, lo cual concreta en 1774.
    Dice el Tratado: "El Príncipe de Masserano declara al mismo tiempo, en nombre del Rey su señor, que el compromiso de la citada Majestad Católica de restituir a su Majestad Británica la posesión del puerto y el fuerte denominado Egmont, no puede ni debe afectar de manera alguna la cuestión del derecho previo de soberanía sobre las islas Malvinas".(Destefani, op. cit., pág 57) Y, por si fuera poco, en 1790 se firma el Tratado de Nootka Sound entre España e Inglaterra a raíz de la detención por parte de la primera potencia de dos buques ingleses en Vancouver, Canadá. Inglaterra se compromete, por los artículos 6° y 7° a no formar establecimientos en los mares de América Meridional, en las costas orientales y occidentales y de las islas adyacentes ya ocupadas, reconociendo la soberanía española sobre Carmen de Patagones, San José, Deseado y Puerto Soledad de Malvinas. España ya ocupaba sola el archipiélago desde hacía dieciséis años. (Destefani, op. cit, pp 66-67).

    IV. DERECHOS ARGENTINOS.

    Argentina heredó los derechos españoles de acuerdo al principio "uti possidetis juris", según el cual a las emancipadas Provincias Unidas del Sud les corresponderían los mismos límites que al extinto Virreinato del Río de la Plata.
    Pero uno de los argumentos esgrimidos por los británicos es que, suponiéndose el derecho previo de España al archipiélago como parte del Virreinato del Río de la Plata, al descomponerse éste en cuatro estados ninguno de ellos puede invocar la aplicación del uti possidetis para el caso de Malvinas.
    El razonamiento me es viciado de nulidad y he aquí una posible respuesta:

    Según el artículo 35 de nuestra Constitución el nombre "Provincias Unidas" tiene la misma validez legal que el de República Argentina. O sea, legalmente son sinónimos. En cuanto a las escisiones de Paraguay (1811); del Alto Perú (1825) y de la Banda Oriental (1828), son desprendimientos de una autoridad central, del mismo modo que lo son la República de Irlanda y el resto de las ex colonias que conforman el Commonwealth con respecto a Gran Bretaña. Si la posición argentina quedase invalidada por la escisión de Paraguay, de manera análoga quedaría invalidada la británica por la independencia irlandesa en los años '20 y por el desmembramiento del imperio británico, dado que el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda técnicamente ya no existe como hace 170 años. Valgan las siguientes consideraciones:
    las tres provincias altoperuanas suscribieron la independencia como parte de las Provincias Unidas en el Congreso de Tucumán, la misma afectaba jurídicamente a la Banda Oriental y la secesión de este territorio se produce como fruto de la política británica a través de Lord Ponsonby de crear un "estado tapón" con el objetivo de que el Río de la Plata sea internacional. Sin embargo, el principio de Uti Possidetis se mantiene en tanto que la República Argentina (o Provincias Unidas) es la continuidad histórica y jurídica del Virreinato del Río de la Plata.
    Conclusión
    Argentina heredó los derechos españoles de acuerdo al principio "uti possidetis juris", según el cual a las emancipadas Provincias Unidas del Sud les corresponderían los mismos límites que al extinto Virreinato del Río de la Plata, por ser su continuidad histórica y jurídica. Y las Provincias Unidas ya son la Argentina, como dice el artículo 35° de la Constitución Nacional.

    V. DUDAS Y RECONOCIMIENTOS INGLESES.

    En realidad, no hay mayor discusión con respecto a quién era el dueño de las islas antes de 1833. Hasta el célebre duque de Wellington, a la sazón primer ministro, escribió un año después: "he revisado todos los papeles relativos a las Falklands. De ninguna manera encuentro claro que alguna vez hayamos sido titulares de la soberanía de dichas islas".
    Numerosos estudiosos y juristas británicos coincidieron luego con él: en 1910 el titular del Departamento América del Foreign Office, Sidney Spicer, escribió "...la actitud del gobierno argentino no es enteramente injustificada y nuestra acción ha sido algo despótica"; un año después el secretario asistente del Foreign Office, R. Campbell, se preguntaba "quién tenía el mejor derecho al tiempo que nosotros anexamos las islas. Yo pienso que el gobierno de Buenos Aires [...] Nosotros no podemos hacer fácilmente un buen reclamo y astutamente hemos hecho todo lo posible para evitar discutir el tema en la Argentina"; en 1928 el embajador británico en Buenos Aires, sir Malcolm A. Robertson señaló en una carta privada que "las reclamaciones argentinas a las islas Falkland en ninguna forma son sin fundamentos", e insistía en otro documento que "el caso inglés no es lo suficientemente fuerte como para afrontar una controversia pública"; en 1930 se pudo leer en la página 390 de la obra The canons of international law: "Los británicos ratearon las Falkland en 1833"; en 1936 el consejero legal de la cancillería inglesa, George Fitzmaurice, señaló: "Nuestro caso posee cierta fragilidad" y aconsejaba lo que finalmente se hizo: "Sentarse fuerte sobre las islas, evitando discutir, en una política para dejar caer el caso"; en el mismo año John Troutbeck, alto funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores británico escribió: "...nuestra toma de posesión de las islas Malvinas en 1833 fue tan arbitraria [...] que no es por tanto fácil de explicar nuestra posición sin mostrarnos a nosotros mismos como bandidos internacionales". Estos son sólo algunos testimonios. Existen muchos documentos lapidarios más, pero fueron retirados del Archivo Público Oficial (P.R.O.) en abril de 1982, al tiempo que Thatcher declaraba: "siempre hemos sido asesorados sobre que los derechos británicos son firmes como una roca". Los documentos en cuestión deberían ser desclasificados en el año 2015.
    (Armando Alonso Piñeiro, "Historia de la guerra de Malvinas", Buenos Aires, 1992, pp. 12-14)

    VI. LA MENTIRA DE LA AUTODETERMINACIÓN.

    Como hemos visto, la debilidad de los argumentos británicos le quemaba los sesos a los diplomáticos y juristas de ese país, hasta que en la década de 1930 se produjo un punto de inflexión luego de que Gaston de Berhardt presentase un memorándum sobre la cuestión a pedido del Foreign Office. Los argumentos británicos quedaban tan debilitados que a partir de allí se produjo un cambio fundamental en la posición inglesa: se abandonaban los criterios previos a 1833 y se ponía énfasis en un nuevo concepto: la autodeterminación de los isleños implantados por Gran Bretaña luego de expulsar a la población argentina. El razonamiento era que no importaba quién fuese el dueño en 1833, los años transcurridos allí le concedían legitimidad a la ocupación inglesa. El "son nuestras, por eso las tomamos" se había transformado en "las tomamos, por eso son nuestras", observan sagazmente los autores británicos Arthur Gavshon y Desmond Rice.
    Huelga observar aquí que en Derecho Internacional el principio de Autodeterminación de los Pueblos no posee un carácter absoluto sino que su aplicación depende de cada caso en particular. Un diputado opositor le preguntó una vez a Margareth Thatcher si los deseos del pueblo de Hong Kong serían tan tenidos en cuenta como los del "pueblo malvinense". Ella respondió que había una diferencia fundamental y era que Hong Kong es un arriendo y Malvinas una propiedad absoluta. O sea, que el principio de Autodeterminación se subordina al de propiedad. La Resolución 2065 de la ONU, de 1965, fue en ese sentido un triunfo para la Argentina, al pedir que se descolonicen las islas respetando los intereses de los habitantes: en 1982, Gran Bretaña insistió en cuanto documento hubo para evitar la guerra en la expresión: "los deseos de los habitantes deberán ser respetados" La Argentina siempre se comprometió a respetar los intereses de los isleños, que son aquellas cosas relacionadas con las
    condiciones materiales de vida, la cultura, etc., en tanto que la palabra "deseos" traslada la cuestión de la soberanía al terreno de la Autodeterminación, y ellos "desean" ser británicos. (Pero recordemos que en 1981 se estaba tratando en el Parlamento un proyecto de ley que les retiraría la nacionalidad británica a la tercera parte de los kelpers). El hecho es que en una disputa entre argentinos y británicos estos últimos se arrogan la inadmisible condición de jueces y partes.
    Conviene llamar la atención, por otra parte, sobre la escasa seriedad con que Gran Bretaña se escuda detrás de este principio. En primer lugar, la autodeterminación no es aplicable en el caso de los kelpers porque ellos no son un grupo nacional sojuzgado sino súbditos implantados por la potencia colonial. Segundo, veamos sólo un par de ejemplos del siglo XX que nos muestran cómo procedió Gran Bretaña en otros casos de acuerdo a este principio: en el caso de la isla Banaba los ingleses desalojaron a sus tres mil habitantes para permitir las actividades de la Comisión Británica de Fosfatos. Muchos años después, luego de un escandaloso proceso legal, el gobierno inglés acordó indemnizarlos con una cifra equivalente a tres libras por habitante y por año de exilio. Tenemos también el caso de la isla Diego García, que los británicos le arrendaron a EEUU para integrarla a su sistema de bases nucleares mundiales. Ahí también el avasallamiento a perpetuidad del derecho de autodeterminación de los isleños fue "compensado" con otra magra indemnización... (Arthur Gavshon y D. Rice, "Sinking on Belgrano", Londres, 1984).
    ¿Será que cuando los isleños son melanesios, australoides, papuasios, etc. Gran Bretaña está menos dispuesta a defender el derecho de autodeterminación que cuando se trata de anglosajones como los kelpers?



    MALVINAS, VOLVEREMOS.

    VERITAS VINCIT (la Verdad triunfa)





    El Malvinense agradece a Gabriel por el envío de este trabajo a nuestrasmalvinas7@yahoo.com.ar

  2. #2
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    37
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: La causa malvinense argentina :

    LA INVASIÓN

    El 3 de enero, son usurpadas las Islas Malvinas. El comandante Onslow, de la Corbeta Clío, tomó posesión de Puerto Soledad. El día 5, el pequeño buque argentino Sarandí, se retira hacia Buenos Aires. Mientras tanto, luego de haber arriado la bandera argentina de las islas, Onslow, iza la bandera inglesa. Carente de otras órdenes el capitán inglés abandona Puerto Soledad, y deja en custodia de la bandera, al irlandés Dickson.

    El día 15, llega el buque Sarandí, a Buenos Aires. Ese mismo día el gobierno realiza una protesta al encargado de negocios británico, quien negó los hechos.

    Una circular del 23 de enero, comunica a las "repúblicas americanas" el atentado cometido por Inglaterra. La nota produjo un amplio silencio de parte de los países del continente, y el Annual Register de 1833, felicitaba a los Estados Unidos por mantenerse callado ante las quejas del "débil".

    El 24 de abril, el representante argentino en Londres, Don Manuel Moreno, presentó una queja ante la corona británica, que reiteró el 17 de junio, en una extensa y documentada memoria de protesta.

    El Vizconde de Palmertson contesta el 8 de enero de 1834, la carta de protesta enviada por el gobierno argentino el 17 de junio de 1833. En esa carta el Vizconde sostiene que los derechos de Gran Bretaña "estaban fundados sobre el descubrimiento original y la subsiguiente ocupación de aquellas islas", argumentos que Moreno rechazó el 29 de diciembre de 1834.

    A partir de esa fecha, se producen sucesivos reclamos por parte del gobierno argentino a Gran Bretaña. Aquí los numero:
    1. 18 de diciembre de 1841. Solo consiguió un aviso de recibo de lord Aberdeen.
    2. 19 de febrero de 1842. Respuesta: "El gobierno británico no puede reconocer a las Provincias Unidas, el derecho de alterar un acuerdo concluido cuarenta años antes de la emancipación de éstas, entre Gran Bretaña y España..."
    3. 10 de marzo de 1842. Conferencia del enviado argentino a Londres. Respuesta: Oídos sordos.
    4. Hubo dos períodos de protestas intensas por parte de La Argentina en que el Reino Unido se mantuvo en silencio:
    1849-1884 (35 años); 1888-1908 (20 años).



    COPYRIGHT (c) 2004 ELMALVINENSE. Todos los derechos reservados. Capital Federal-Buenos Aires-Argentina.
    Sepermite la reproducción mencionando la fuente.

  3. #3
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    37
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: La causa malvinense argentina :

    26 de Agosto de 1833

    Introducción
    Parte 1:

    Trata sobre lo ocurrido en Malvinas en ese entonces y la cuestión del gaucho Rivero: ¿héroe nacional o asesino?
    El 26 de agosto de 1833 fue una jornada de espanto en Puerto Soledad.
    Tres gauchos, entre ellos Antonio Rivero, y cinco indios, asaltaron las casas de los que habían sido los principales apoyos de Vernet (encargado de las islas hasta la usurpación británica).
    El motivo es confuso, pero al parecer se habría producido por problemas económicos. Los reboltosos exigían el pago de sus trabajos en plata y no en papeles.
    El cabecilla del grupo era Antonio Rivero y le seguían los criollos Luna y Brasido, además de los indios Flores, Godoy, Salazar, Gonzalez y Latorre.

    Los asesinados fueron:
    El capitán Brisbane, quien era en ese entonces el representante inglés de las islas y segundo de confianza de Vernet. Recordemos que Inglaterra abandonó las islas luego de haberlas usurpado y no dejó ningun grupo a cargo de la seguridad, en las islas.

    Juan Simón era francés y dirigía los trabajos de los gauchos.

    William Dickson era el despensero y había recibido órdenes de los ingleses al igual que Simón.

    Ventura Wagner era aleman.

    Ventura Pasos era un simple ocupante de las islas.

    La Población:
    No superaba el número de 26, y escaparon a las islotes cercanos por miedo a ser asesinados. Vivieron atemorizados y casi sin víveres durante cuatro meses hasta que la flota británica Challenger llegó a las islas.

    Sobre lo acontecido ese día no queda bien en claro el objetivo de la revuelta, pero para algunos Rivero es un héroe, es quien se reveló contra la corona británica y defendió los derechos argentinos. Para otros es un simple asesino.


    Parte 2

    Luego de aquel acto sangriento, en el mes de enero de 1834 se hace presente el buque de guerra Challenger, donde se entera de la situación.
    Rivero y el grupo restantante fueron enviados a Inglaterra para ser juzgados.
    Sobre lo que se declaró en el viejo continente es un misterio. Luego de ser enjuiciados, los enviaron a Rio de Janeiro, para luego regresar (Rivero provenía de la provincia de Entre Ríos) al Río de la Plata.
    Lo que hicieron de ahí en mas se desconoce.
    Muchos dicen que Rivero terminó combatiendo en Obligado.


    Parte 3

    El representante argentino de las islas era Juan Simón, quien fue nombrado por José María Pinedo, Teniente Coronel de la Marina Argentina.
    Brisbane (ayudante de Vernet) fue designado para izar la bandera inglesa en las islas y como representante de Inglaterra.
    Por lo tanto, en Malvinas desde el 01/01/1833 hasta el 10/01/1834, no hubo autoridad inglesa ni bandera que identificara la nacionalidad del territorio.


    Parte 4

    Motivos por el cual Rivero no puede ser considerado héroe:

    - Asesinó al representante argentino Juan Simón.

    -No arrió la bandera inglesa, aunque como era lunes la bandera no estaba (recordemos que
    la bandera se izaba los domingos). No izó la bandera argentina (probablemente no habría).

    -Hasta lo que se sabe, el levantamiento fue producto de un problema económico. Rivero y su grupo exigían el pago de sus trabajos en plata y no en papeles.

    -Al asesinar a Brisbane no tomó la comandancia de Puerto Soledad, ni especificó a los pobladores el motivo, sino que se fue a ocultar en los islotes.

    -Cuando la fuerza inglesa se hizo presente en las islas, Rivero y su grupo no combatieron para defenderlas del invasor, sino que pidieron retirarse a la Patagonia.


    Motivos por el cual Rivero si puede ser considerado héroe:

    -Asesinó al representante inglés junto a todos los que habían obedecido órdenes de los ingleses.

    -El levantamiento lo produjo por motivos patrióticos (se desconoce).

    -Gracias al coraje y audacia de un puñado de criollos la bandera inglesa no flameó desde el 26 de agosto hasta el 10 de enero de 1834.


    Conclusión

    Sobre lo acontecido quedarán muchas dudas, pero al menos sabemos que Rivero y su grupo logró...

    ...impedir que la bandera del vil invasor flamease en las islas.
    ...que Inglaterra se movilizara y ponga orden en las islas, esfuerzo que generó grandes gastos para la corona.
    ...que muchos recuerden esa fecha como un gran acto de heroísmo y de reivindicación de la soberanía argentina.

    Lo expuesto es tan solo una versión objetiva de los hechos

    para contactarse envíe un mail a:
    nuestrasmalvinas7@yahoo.com.ar



    COPYRIGHT (c) 2004 ELMALVINENSE. Todos los derechos reservados. Capital Federal-Buenos Aires-Argentina.
    Sepermite la reproducción mencionando la fuente.

  4. #4
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    37
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: La causa malvinense argentina :

    Los gobernadores de las Malvinas a lo largo de la historia

    Los Gobernadores españoles (32)

    - Capitán de navío Dn. Felipe Ruíz Fuente, del 2 de abril de 1767 al 23 de enero de 1773.
    - Capitán de infantería D. Domingo Chauri del Regimiento Fijo de Buenos Aires, del 23 de enero de 1773 al 5 de enero de 1774.
    - Capitán de Fragata D. Francisco Gil de Lemos y Taboada, del 5 de enero de 1774 al 1° de febrero de 1777.
    - Teniente de navío D. Ramón de Carassa y Souza, del 1° de febrero de 1777, al 22 de noviembre de 1779.
    - Teniente de navío D. Salvador Medina y Juan, del 22 de noviembre de 1779, al 26 de febrero de 1781.
    - Teniente de fragata D. Jacinto Mariano del Carmen Altolaguirre, del 26 de febrero de 1781, al 1° de abril de 1783.
    - Capitán de navío D. Fulgencio D. Montemayor, del 1° de abril de 1783 al 28 de junio de 1784.
    - Teniente de navío D. Agustín de Figueroa, desde el 28 de junio de 1784, hasta el 15 de mayo de 1785.
    - Capitán de fragata D. Ramón de Clairac y Villalonga, desde el 15 de mayo de 1785, hasta el 25 de mayo de 1786.
    - Teniente de navío D. Pedro de Mesa y Castro, del 25 de mayo de 1786 al 15 de mayo de 1787.
    - Capitán de fragata D. Ramón de Clairac y Villalonga desde el 15 de mayo de 1787, hasta el 10 de abril de 1788.
    -Teniente de navío D. Pedro de Mesa y Castro, desde el 10 de abril de 1788 al 16 de mayo de 1789.
    - Capitán de fragata D. Ramón de Clairac y Villalonga, del 16 de mayo de 1789, al 30 de junio de 1790.
    - Teniente de navío D. Juan José de Elizlade y Ustariz desde el 30 de junio de 1790 al 1° de marzo de 1791.
    - Capitán de gragata D. Pedro Pablo Sanguineto desde el 1° de marzo de 1791 hasta el 1° de marzo de 1792.
    - Teniente de navío D. Juan José de Elizalde y Ustariz desde el 1° de marzo de 1792, al 1° de febrero de 1793.
    - Capitán de fragata D. Pedro Pablo Sanguineto desde el 1° de febrero de 1793 hasta los primeros días de abril de 1794.
    - Teniente de navío D. José de Aldana y Ortega desde abril de 1794 hasta el 15 de junio de 1795.
    - Capitán de Fragata D. Pedro Pablo Sanguineto desde el 15 de junio de 1795 hasta el 15 de marzo de 1796.
    - Teniente de navío José Aldana y Ortega desde el 15 de marzo de 1796 al 20 de febrero de 1797. Este jefe ascendió a capitán de fragata el 27 de agosto de 1796 y terminó con ese grado este período d gobierno.
    - Teniente de navío D. Luis Medina y Torres desde el 20 de febrero de 1797 al 17 de marzo de 1798.
    - Capitán de fragata D. Francisco Xavier de Viana y Alzaibar desde el 17 de marzo de 1798 a los primeros días de abril de 1799.
    - Capitán de fragata Luis Medina y Torres desde abil de 1799 hasta el 15 de marzo de 1800.
    - Capitán de fragata D. Francisco Xavier de Viana y Alzaíbar desde el 15 de marzo de 1800 hasta el 31 de marzo de 1801.
    - Teniente de navío D. Ramón Fernández y Villegas desde el 31 de marzo de 1801 al 17 de marzo de 1802.
    - Teniente de navío D. Bernardo de Bonavía desde el 17 de marzo de 1802 a fines de febrero de 1803.
    - Teniente de navío D. Antonio Leal de Ibarra y Oxinando desde fines de febrero de 1803 al 21 de marzo de 1804.
    - Capitán de fragata D. Bernardo de Bonavía desde el 21 de marzo de 1804 al 21 de mazo de 1805.
    - Teniente de navío Antonio Leal de Ibarra y Oxinando desde el 21 de marzo de 1805 al 20 de marzo de 1806.
    - Capitán de fragata D. Bernardo de Bonavía desde el 20 de marzo de 1806 a fines de agosto de 1808.
    - Primer piloto particular D. Gerardo Bordas desde fines de agosto de 1808 a fines de enero de 1810.
    - Segundo piloto de número de la Real Armada D. Pablo Guillén Martínez desde fines de enero de 1810 al 13 de febrero de 1811.


    Representantes de La Argentina:

    - Coronel de Marina David Jewett del 6 de noviembre hasta fines de abril de 1821.
    - Teniente Coronel Guillermo Mason desde mayo de 1821 a principios de junio de 1821-
    - Capitán de Milicias Pablo Areguatí desde el 2 de febrero de 1824 hasta agosto de 1824.

    Gobernadores políticos y militares argentinos:

    - Luis Vernet desde el 10 de junio de 1829 hasta el 10 de septiembre de 1832.
    - Mayor Coronel de Marina José Maía Pinedo desde el 30 de septiembre de 1832 al 3 de enero de 1833 (usurpación británica).
    - Juan Simón (interino) desde el 3 de enero de 1833 al 26 de agosto de 1833 (masacre de Rivero, en donde las islas quedan sin subordinación, tierra de nadie).
    - General de Brigada Mario Benjamín Menéndez desde el 3 de abril de 1982 al 14 de junio de 1982 (nueva usurpación británica de las islas).


    La siguiente lista muestra los representantes y gobernadores británicos, donde gobiernan sobre terrenos que no les son propios, sino usurpados por la fuerza.

    Autoridades inglesas en las islas:

    Comandantes navales de Puerto Egmont

    - Capitán John Macbride del 8 de enero de 1766 hasta enero de 1767.
    - Capitán Anthony Hunt desde enero de 1767 a mayo de 1770.
    - Capitán George Farmer desde mayo de 1770 hasta el 10 de junio de 1770.
    - Capitán John Scott desde el 16 de abril de 1771 hasta fines de septiembre de 1771.
    - Capitán John Burr desde fines de septiembre de 1771 a marzo de 1773.
    - Teniente Samuel Wittewrong Clayton desde marzo de 1773 al 20 de mayo de 1774.

    Oficiales a cargo de las islas Malvinas: (53)

    - Teniente de la Armada Henry Smith desde 1834 a 1838.
    - Teniente de la Armada Robert Locway desde 1838 a 1839.
    - Teniente de la Armada John Tyssen desde 1839 a 1841.
    - Teniente Richard Clement Moody desde 1842 a 1848.
    - George Rennie desde 1848 a 1855.
    - Capitán Thomas Edward Laus More desde 1855 a 1862.
    - Capitán G. Mackenzie desde 1862 a 1866.
    - William Cleaver F. Robinson desde 1866 a 1870.
    - Coronel George A. K. D´arcy desde 1870 a 1876.
    - T. F. Callaghan desde 1876 a 1880.
    - A. Bailey (interino) desde el 15 de mayo de 1878 al 20 de julio de 1878.
    - T. F. Callaghan desde 1878 a 1880.
    - Capitán R. C. Packe (interino) desde el 6 de abril de 1880 al 24 de junio de 1880.
    - Thomas Kerr desde 1880 a 1886.
    - Arthur Cecil S. Barkley (interino) desde el 3 de marzo de 1886 al 16 de diciembre de 1886.
    - Thomas Kerr desde 1886 a 1889.
    - E. P. Brooks (interino) desde el 31 de julio de 1889 al 19 de febrero de 1890.
    - Thomas Kerr de 1890 a 1891.
    - F. S. Sanguinetti (interino) desde el 28 de marzo de 1891 al 13 de abil de 1891.
    - Sir Roger Tucker Goldsworthy desde 1891 a 1893.
    - Sir George Melville (interino) desde el 13 de marzo de 1893 al 14 de ocubre de 1893.
    - Sir Roger Tucker Goldsworthy desde 1893 a 1894.
    - T. A. Thompson (interino) desde el 18 de julio de 1894 al 4 de noviembre de 1894.
    - Sir Roger Tucker Goldsworthy desde 1894 a 1897.
    - F. Craigie-Halkett (interino) desde el 17 de abril de 1897 al 20 de octubre de 1897.
    - Sir William Gary-Wilson desde 1897 a 1902.
    - W. Hart-Bennet (interino) desde el 1° de mayo de 1902 al 1° de noviembre de 1902.
    - Sir William L. Allardyce desde 1902 a 1904.
    - W. Hart-Bennett (interino) desde el 22 de junio de 1904 al 1° de septiembre de 1904.
    - Sir William L. Allardyce desde 1904 a 1907.
    - E. H. W. Gran (interino) desde el 29 de diciembre de 1907 al 25 de septiembre de 1907.
    - Sir William L. Allardyce desde 1907 a 1909.
    - T. A. V. Best (interino) desde el 29 de diciembre de 1909 al 15 de diciembre de 1910.
    - Sir William L. Allardyce desde 1910 a 1913.
    - Capitán Quayle Dickson (interino) desde el 21 de agosto de 1913 al 30 de abril de 1914.
    - Sir William L. Allardyce desde 1914 a 1915.
    - C. F. Condell (interino) desde el 2 de abril de 1915 al 15 de mayo de 1915.
    - Sir Douglas Young desde 1915 a 1919.
    - Tte. Coronel T. R. St. Johnston (interino) desde 1919 a 1920.
    - Sir John Middleton desde 1920 a 1927.
    - Sir Arnold Hodson desde 1927 a 1931.
    - Sir James O´ Grady desde 1931 a 1935.
    - Sir Herbert Henniker-Heaton desde 1935 a 1941.
    - Sir Allen Cardinall desde 1941 a 1946.
    - Sir Miles Clifford desde 1946 a 1954.
    - Sir Raynor Arthur desde 1954 a 1957.
    - Sir Edwin Arrowsmith desde desde 1957 a 1964.
    - Sir Cosmo Haskard desde 1964 a 1971.
    - Gordon Lewis desde 1971 a 1975.
    - Neville French desde 1975 a 1976.
    - James Parker desde 1977 a 1980.
    - Richard Masterson Hunt desde 1980 hasta el 2 de abril de 1982 (recuperación argentina).
    - Richard Masterson Hunt desde el 14 de junio de 1982 ...


    Fuente: Destefani, Laurio H., "Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur ante el conflcito con Gran Bretaña", Buenos Aires, Agentina, 1982.



    COPYRIGHT (c) 2004 ELMALVINENSE. Todos los derechos reservados. Capital Federal-Buenos Aires-Argentina.
    Sepermite la reproducción mencionando la fuente.



  5. #5
    Argentinidad está desconectado Miembro novel
    Fecha de ingreso
    22 feb, 08
    Mensajes
    4
    Post Thanks / Like

    Re: La causa malvinense argentina :

    Informacion sobre el Gaucho Antonio Rivero, se esta editando un libro inedito con su vida, el link www.ediciones.argentinidad.com

    Saludos

  6. #6
    Avatar de Agustiniano I
    Agustiniano I está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    26 may, 07
    Ubicación
    Capital Federal, Argentina.
    Mensajes
    433
    Post Thanks / Like

    Re: La causa malvinense argentina :

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Habrá que leer, a simple vista y leyendo títulos, y alguno que otro párrafo parece detallado e históricamente muy útil, gracias!


    Saludos!
    Agustiniano I
    -- " ¡Dios, Patria y Familia... o muerte! " --


LinkBacks (?)

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El reto del islam en la España actual
    Por Ordóñez en el foro Inmigración
    Respuestas: 13
    Último mensaje: 13/11/2013, 15:40
  2. Sancho III "el Mayor", un Rey pamplonés e hispano
    Por Lo ferrer en el foro Biografías
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 11/01/2008, 21:33
  3. Los Fueros de Sepúlveda
    Por Ordóñez en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 04/08/2005, 16:22
  4. Tirant lo Blanch, obra insígnia de Joanot Martorell
    Por Lo ferrer en el foro Catalunya
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 14/03/2005, 18:25

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •