Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2

Tema: "Tradición o mimetismo" (Rafael Gambra)

  1. #1
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,280
    Post Thanks / Like

    "Tradición o mimetismo" (Rafael Gambra)

    "Tradición o mimetismo" (Rafael Gambra), denunciando la transición a la democracia partitocrática liquidadora de España


    Revista FUERZA NUEVA, nº 527, 12-Feb-1977

    Tradición o mimetismo (La encrucijada política del presente)

    Con el citado título y subtítulo ha editado el Instituto de Estudios Políticos el interesante libro de nuestro querido compañero -antiguo combatiente requeté y alférez provisional de la Cruzada- el destacado escritor navarro y pensador tradicionalista Rafael Gambra.

    Autor de numerosas obras, unas de contenido filosófico y otras políticas, así como colaborador asiduo de importantes revistas y periódicos, no nos ha sorprendido la brillante exposición hecha por el ilustre catedrático, en su citado libro, que mereció el Premio Centenario Pradera-Maeztu, promovido y editado por la Fundación Oriol y Urquijo.

    Queremos resaltar, en estos momentos de claudicación, en que tantos beneficiarios del Régimen se pasan, con armas y bagajes al enemigo, la conducta siempre rectilínea de Gambra que, sin duda, le ha causado muchos sinsabores.

    ***
    Hace, en dicho libro, un profundo análisis crítico de las causas de la lamentable situación presente, así como de los aciertos y errores políticos desde la gloriosa Cruzada Nacional.

    Empieza por una previa exposición de la doctrina del tradicionalismo en sus puntos fundamentales, del Régimen del Alzamiento, de lo que éste se ha inspirado en el pensamiento tradicional, de lo que ha sido rechazado y de lo que, habiendo sido incorporado, se ha postergado o destruido.

    Traza, por último, las líneas de un posible remedio al deterioro actual -en una evolución perfectiva, sin totalitarismos ni derrotismos-, con la vuelta al espíritu netamente católico y patriótico de la Tradición, con sus fueros y libertades concretas -libertades para el bien- dentro de la suprema unidad de la Patria, en vez de retroceder al pensamiento extranjerizante del liberalismo y el marxismo, que llevaron a España al borde del colapso durante siglo y medio. La necesidad de consolidar la mejor de las Leyes Fundamentales y el sistema orgánico y corporativo -que estima que no fracasado, ya que permanece en gran parte inédito-, mucho más representativo que la partidista democracia inorgánica.

    Señala como causas fundamentales de este deterioro, el aperturismo religioso -entre ellas, la libertad religiosa- y la “gran crisis de fe y disciplina que atraviesa la Iglesia”, así como la equivocada orientación política.

    A este respecto cita numerosos documentos enviados por la Comunión Tradicionalista al Generalísimo, desde casi la iniciación de la Cruzada, advirtiendo con toda lealtad, los peligros de lo que ahora está ocurriendo. Así como varios estudios doctrinales, en uno de los cuales se sostenía que debían quedar fuera de discusión en las Cortes “la religión católica, su moral, los derechos naturales de la personalidad humana y de la familia. La personalidad y derechos de las sociedades infrasoberanas, que se desenvuelven en la órbita de su naturaleza. “Así como los mismos fundamentos del régimen político, que son superiores no sólo a las Cortes sino al propio Monarca, que ha de jurar su respeto y observancia antes de ceñir la Corona”. (Precisamente este último punto, recogido de la Ley Orgánica, acaba de ser barrido por la Ley de Reforma Política (Adolfo Suárez).

    ***
    Notable y serio estudio el que ha hecho Gambra -salvando el honor del Carlismo en esta encrucijada, como afirmó el ilustre comentarista Manuel de Santa Cruz- y que aconsejamos debe estar en la mesa no sólo de los estudiosos de los fenómenos políticos actuales en nuestra Patria, sino de todos los que sientan sincero interés y preocupación por servir a España.

    Miguel Ángel VIÉITEZ PÉREZ

    “TRADICIÓN O MIMETISMO” de Rafael Gambra, Instituto de Estudios Políticos. 1976. Pedidos a Librería Europa. Alcalá, 44 Madrid.


    Última edición por ALACRAN; 22/03/2022 a las 13:47
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  2. #2
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    4,280
    Post Thanks / Like

    Re: "Tradición o mimetismo" (Rafael Gambra)

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Rafael Gambra denuncia la transición política de Suárez, mediante el "centrismo", como repetición de la deriva catastrófica de la II República

    Revista FUERZA NUEVA, nº 538, 30-Abr-1977

    La operación “centro”

    Quien tenga edad para ello lo recordará. Fue el primer presidente de la segunda República (1931) don Niceto Alcalá Zamora, orador florido, republicano católico y “de orden”, según propia definición, personaje que nunca fue tomado demasiado en serio por la gente. Hoy se le ensalza como hombre probo y honesto -probablemente lo sería-, pero en su gestión resultó profundamente nocivo.

    Cuando en 1934 ganó las elecciones la coalición de derechas, don Niceto no encargó la formación de Gobierno a Gil-Robles ni a ninguna de las figuras del “derechismo”, sino a Lerroux, republicano radical, cuyo partido se había aliado minoritariamente con las derechas. Sólo al cabo de varios meses pudo Gil-Robles ocupar la cartera de Guerra (lo que ocasionó la revolución roja de octubre en Asturias y Cataluña). Don Niceto quiso mantener siempre entre sus amigos fundadores de la segunda República su fama de proizquierdista.

    Cuando se acercaban las siguientes elecciones, de 1936, don Niceto -para la distensión de los ánimos y que aquéllas se celebrasen en un clima de serenidad- encargó del Gobierno a un supuesto “centrista”, el señor Portela Valladares, por cierto, gran oriente de la masonería.

    El señor Portela no se limitó a gobernar “en centro” y a preparar las elecciones, sino que improvisó su propio partido “centrista”, que habría de concurrir a los comicios. A este nuevo partido acudieron muchos primarios de los que ven la verdad “en el centro”. Y también muchos ambiciosos que veían la súbita oportunidad de ser alcaldes, diputados, etc., saliendo de la nada, como de la nada salía el “centrismo”.

    El “centrismo”, naturalmente, no ganó las elecciones (entonces no había televisión ni computadoras), pero sirvió para debilitar al bloque -sumamente heterogéneo- de las derechas y conseguir así la victoria del Frente Popular de izquierdas. Cinco meses de anarquía y tres años de revolución y de guerra fueron la consecuencia de aquella maniobra y de esa victoria electoral.

    El Frente Popular, victorioso (1936), pago sus servicios a don Niceto con una destitución, en la que públicamente se le ridiculizaba, y probablemente hubiera perdido la vida a manos de los suyos de no haberse largado de España al comenzar la guerra. Sus hijos, sin embargo, fieles a la mentalidad “católica y de orden” del papá, vinieron a luchar en las filas rojas en un tiempo en que ya habían ardido todas las iglesias de su zona. En cuanto a Portela Valladares, aquel oscuro personaje, parece que escribió durante la guerra (desde el extranjero) una carta al Generalísimo ofreciéndole su adhesión, pero, como no recibió respuesta o no la recibió a su gusto, apareció después en Valencia, en un simulacro de Cortes que organizaron los rojos, contratado por ellos para dar al mundo impresión de “pluralismo democrático”.

    Y no les cuento a mis lectores otros casos de la historia remota, como el del conde don Julián, don Oppas y el moro Muza, por no distraer más su atención de los acontecimientos de hoy mismo.

    Rafael GAMBRA
    Última edición por ALACRAN; Hace 2 semanas a las 13:05
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Rafael Vera y la guerra "sucia"
    Por Martin Ant en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 05/06/2013, 17:28
  2. "Tradición y modernismo en la Iglesia", por Rafael Castela Santos.
    Por Ordóñez en el foro Crisis de la Iglesia
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 05/05/2011, 14:16
  3. Blog de la Academia de Estudios Hispánicos "Rafael Gambra"
    Por Tradición. en el foro Tablón de Anuncios
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 23/09/2006, 20:17
  4. Academia de Estudios Hispánicos " Rafael Gambra "
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 25/04/2006, 13:45
  5. Respuestas: 0
    Último mensaje: 29/07/2005, 23:28

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •