Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 12 de 12
Honores6Víctor
  • 1 Mensaje de Michael
  • 1 Mensaje de Michael
  • 1 Mensaje de Michael
  • 1 Mensaje de Michael
  • 1 Mensaje de Michael
  • 1 Mensaje de Valmadian

Tema: Profecías

  1. #1
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Profecías

    El gran monarca


    Uno de los temas más apasionantes, de la historia futura, es la aparición del Gran Monarca, cuyos títulos múltiples en la profecía, son consoladores. El Gran Celta, le llama Nostradamus. Muchas profecías le llaman el Gran Guerrero. el Guerrero del Norte, el Caudillo del Tajo, el Gran Rey, el Príncipe Deodato.


    No sólo interesa el personaje y su linaje real, sino sus obras y su Imperio Sacro-Romano. La cuestión de la aparición de este Gran Personaje, es un hecho con muchos precedentes proféticos. Veamos algunos.


    ES UN REY OSCURO NO POR LINAJE SINO POR NACIMIENTO.


    La Profecía de Sor Rosa Asdante, dominica de Colomba, nos describe su alcurnia vagamente:
    "La Revolución debe extenderse a toda Europa, donde ya no habrá calma, HASTA QUE LA FLOR BLANCA, haya subido de nuevo al trono de Francia".


    La famosa Elena Walfraff de Colonia, que murió en santidad en 1801, nos lo describe:
    "Un Príncipe, que habrá quedado inapercibido hasta entonces y cuya casa habrá sufrido mucho por la desgracia de los tiempos, traerá esta Paz a la tierra".


    Su característica es la de UN REY ASCETA Y PENITENTE.


    Nos lo describe la profecía de Mariana Galtier:
    "Un príncipe solamente conocido por Dios y que hace penitencia en el desierto, llegará como por milagro. Será de la sangre de la Antigua Raza. Se llamará LUIS CARLOS. No reinará más que un año y cederá la corona a un Príncipe, que no tendrá descendientes".


    La línea de ascendencia de este Príncipe, está intrincadamente velada. El Padre Nectou profeta jesuíta, nos da una pista en el linaje.


    Se trataba de la muerte de Luis XVI y del Delfín, que la historia y los acontecimientos, dieron por muertos, extinguiendo por lo tanto, la línea directa de la sucesión monárquica francesa.


    La Madre Geoffroy, escribió comunicando al P. Nectou, la muerte de Luis XVI y la del Delfín. El padre que conocía por don profético, cómo se iban a desarrollar los sucesos futuros, contestó:
    "Hija mía, me habéis puesto en gran embarazo; habéis enredado mi hilo en el punto donde estaba más enredado: EL NIÑO NO DEBIA PERECER".


    Y ésta parece la confirmación de muchos otros videntes, quienes aseguran que Luis XVII, o el Delfín, no murió en la Torre del Temple. De aquí conclusionan muchos autores, la línea descendiente para el Gran Monarca.


    La Venerable religiosa Trapense muerta en 1828, nos da la pista, y el Santo y Seña del Príncipe:
    "Vi la capital de París, incendiada saqueada, asolada. A esta vista, me espanté de manera que creí que íbamos todos a perecer, pero la voz me dijo: No temas que tengo miras de misericordia sobre Francia. Voy a darle un Rey, según mi Corazón. Hará entrar todo en orden y en el deber devolverá todos los bienes usurpados de cualquier género que sean, lo que será muy fácil, por haber perecido en el gran combate, la mayor parte de los que poseían, y los supervivientes, horrorizados por el castigo de los demás, reconocerán el daño de Dios en estos sucesos y admirarán su Omnipotencia. Muchos se convertirán.
    En aquel momento, vi un joven que me pareció tener unos 33 años.
    "Era de una belleza encantadora y de una presencia que anunciaba una cosa grande y majestuosa. Al mismo tiempo me dijo la voz: "Ve ahí, al que yo guardo de todos los peligros, para la felicidad de Francia". Entendí que tenía los dos nombres de LUIS CARLOS: se salvó de la Torre de Temple, y de ahí partió a Sicilia, donde fué instruido por los Jesuítas. En 1801, entró ,en Francia siendo arrestado y puesto en prisión; y se escapó de ahí, porque Dios lo proteje y conserva para nuestra dicha. No volverá a Francia sino después del Gran Combate y será conducido por el Emperador de Rusia, a la cabeza de un lucido ejército.
    He visto otro ejército de realistas Franceses que iban delante del primero para recibir al Gran Monarca y al reunirse ambos ejércitos en los aires, oí los gritos de "Viva la Religión! "¡Viva el Rey!" y luego unas arias tan maravillosas que creí que eran Conciertos Celestiales.
    Formará una estrecha alianza con el Emperador de Rusia, que se hará católico y los dos emplearán su poder para bien de la Religión.
    El tiempo de estos trastornos será de tres meses y el de la Gran Crisis, en que triunfarán los buenos, momentáneamente. Y todas las injusticias de cualquier naturaleza que fuesen, se repararán, lo que será muy fácil por haber perecido en el combate la mayor parte de los malos. La religión, florecerá inmediatamente, de un modo admirable. He visto sobre el particular cosas tan preciosas, que me faltan expresiones para explicarlas".


    La Profecía de San Remigio, parece que se refiere a que el Gran Monarca ha de ser de extirpe francesa:
    "Nuestros principales doctores convienen en anunciarnos que hacia el fin de los tiempos, uno de los descendientes de los reyes de Francia, reinará en todo el Antiguo Imperio Romano, Y QUE SERA EL MAS GRANDE DE TODOS LOS REYES DE FRANCIA Y EL ULTIMO DE SU RAZA".


    La profecía del Padre Calixto, nos recuerda una rama que podía ser francesa:
    "Una flor de Lys, sale radiante de una nube.
    Gloria a Dios. La fe renace, un hombre, instrumento de Dios ha vuelto a encender esta lumbrera. Felices los qus hayan sobrevivido. Gloria a Dios".


    El beato Bartolomé Holzháuser, nos pinta su obra:
    "Y aquel poderoso monarca que debe venir de parte de Dios, reducirá la República a la nada, y subyugará a todos sus enemigos.
    Lleno de celo por la Iglesia de Cristo, unirá sus esfuerzos a los del futuro pontífice, para la conversión de los infieles y herejes.
    En el tiempo de este triunfo de la fe católica y ortodoxa, florecerán gran número de Santos y de doctores; los pueblos amarán la justicia y la equidad, y la paz reinará en la tierra por espacio de muchos años, hasta la venida del Hijo de Perdición. Es necesario ¡Oh! servidor de Dios, que se cumpla lo que yo os digo, no por que yo lo digo, sino porque Dios así lo ha decretado, lo ha resuelto y ordenado absolutamente".


    La famosa Profecía de San Cesáreo, nos describe al Gran Monarca en una alianza formidable, con el Gran Pontífice :
    "Entonces, brillará el rayo de la Misericordia Divina, pues la Suprema Justicia, ha herido a todos los malos: llega EL NOBLE DESTERRADO el dado por Dios, sube al trono de sus antepasados de donde lo había arrojado la malicia de los hombres depravados. Recobra la corona de Lys refloreciente y por su valor invencible, destruye a todos los hijos de Bruto, cuya memoria perecerá para siempre. Después de haber colocado su Sede en la ciudad pontifical; el Rey de Blois, volverá a poner la tiara real en la cabeza del pontífice Santo, amargado por el acíbar de la tribulación, quien obligará al clero a vivir conforme a la disciplina de los tiempos apostólicos. Unidos los dos, de corazón y de espíritu, harán triunfar la Reforma del Mundo, iOh Dulcísima Paz! Vuestros frutos crecerán hasta el fin de los Siglos".


    La religiosa de Belley que ya hemos mencionado, también lo augura:
    "El Gran Monarca sube al trono de sus padres. Se coloca el Trono hacia el Mediodía. A su voz, todos se apaciguan. Levántense de nuevo, los altares, renace la religión, destruidos y confundidos los malos, se reparan las injusticias. El gran Monarca, lo ha salvado todo con su mano reparadora.
    Es corta su gloria, no hace más que pasar, nació en la desgracia. En el año de 19.. le sucede el Hijo del Destierro. Entonces, se le dará la paz a Francia; más el fin de los tiempos no estará lejano".


    El mismo Padre Souffrand, dejó escrito de su puño y letra, un vislumbre profético:
    "Se armarán las potencias extranjeras y avanzarán contra Francia viniendo los Rusos a abrevar sus caballos al Rhin, pero no lo pasarán. Los Generales franceses, depondrán sus armas, tan luego como se les muestre el Gran Monarca. Este es, de la rama primogénita de los BORBONES y no hará más que tomar la Corona para colocarla en la caza de su heredero directo".


    La Profecía del Monje de la Abadía de Saint-Germán de París, que murió en olor de santidad, el primero de julio de 1420 nos lo describe también.
    PROFECIA DE JERONIMO BOTINO.
    Después de transcurridos cuatro siglos y más, la tierra será desolada y la Iglesia estará en lágrimas. El Pastor será herido y disperso el rebaño.
    Pero el rocío descenderá del Cielo. Los Altares de Belcebú serán destruidos y los operadores de la iniquidad, espantados, perecerán. Un hijo de Sangre de Reyes, perteneciente a la extirpe de Artois, gobernará a Francia, con prudencia y honor, y el Espíritu del Señor estará con él".


    San Francisco de Sales, recogiendo el espíritu tradicional o profetizado en la oración fúnebre del Príncipe Manuel de Lorena, dijo:
    "Muchos son los que creen ¡Oh Francia!, que será uno de vuestros reyes, el que dará el último golpe y arruinará la secta de ese gran impostor que es Mahoma".


    Parece que María Terraux, vió en una visión profética la bandera de este Gran Monarca. Ella dice:
    "Encontrándome en un cuarto, se me apareció UNA BANDERA BLANCA CON SEIS FLORES DE LYS".


    De todas las profecías expuestas, concluimos e intentamos vislumbrar que el Gran Monarca será de la extirpe Francesa y de la rama de los Borbones.


    El Delfín de las Profecías, Luis XVII, parece que se anuncia, como el tronco de donde vendrá el vástago, que en el tiempo será el Gran Monarca. No concluímos del todo, que el Gran Monarca, sea completamente francés. Por sus peripecias y por sus destierros, podría ser muy bien de otra nacionalidad.


    Al considerar la casa real Francesa, los historiadores conceptúan también franceses, a los Reyes de Portugal o de España. Esto, nos pone en claro, el conflicto del Gran Monarca en relación con la familia real francesa.


    Del trono de Francia, salieron doce Reyes de Navarra, siete reyes de España y varios de Aragón. Siguen siendo Franceses por la ascendencia real borbónica, pero españoles por su cetro y por su poderío. De la grandeza y del poderío de este Famoso Monarca, se vislumbra el resurgimiento, DEL IMPERIO ROMANO. No será Imperio Romano, en el sentido de las grandes legiones y de los Grandes Césares. Ni será imperio romano, porque romanos han de ser sus centuriones y gobernantes.
    Romano, se le llamará porque desde Roma, por algún tiempo, gobernará el Gran Duque. Porque Roma, dará la forma de este Imperio espiritual.
    Imperio de las virtudes, más que imperio de las armas. Centro de convergencia del pensar y del sentir. Habrá una espada y una fe. Esa espada será junto al Solio, la del Gran Celta, y esa fé será la comunión de todos los pueblos, bajo la fe de Roma, como cátedra y como doctrina.
    Por eso, este imperio recordará aquel Sacro Imperio Carolingio, pero será más extenso, más pacífico y más real.
    Ahora entenderemos el por qué los Santos Padres y muchos Santos, dijeron que a la caída del Imperio Romano, vendrá el Fin del Mundo. Todos estos conscientes o inspirados, hablaban de este Imperio Espiritual Romano. Y así Vienen todas las profecías:
    Cuando se acabe el Imperio Romano con la muerte del Gran Monarca, vendrá el Anticristo, después el final de los tiempos. Bajo este epígrafe de Romano, hay que considerar aquel título en las divisas de los Papas de San Malaquias. Se trata del último Papa. La profecía habla de PEDRO ROMANO y parece, que al designar al último papa, se le nombra precisamente, con un adjetivo que todos los Papas, casi han tenido: ROMANO, sera porque sera el ultimo vástago autoritario de aquel Imperio Espiritual. Quiere decir entroncado y bautizado en aquel Pentecostes primaveral de la Iglesia que a la hora de la llegada del Anticristo, ya habrá desaparecido, casi por completo.


    Ricardo Rasines Uriarte
    1960... Y EL FIN DEL MUNDO
    1959


    Publicado por Padre Manuel


    Fundacion San Vicente Ferrer: El gran monarca
    Valmadian dio el Víctor.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  2. #2
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Profecías

    Profecías sobre El Gran Monarca


    En muchas profecías que describen el final de los tiempos y la llegada de una nueva era para la humanidad y el planeta, se menciona a un personaje, que muchos profetas denominan "El gran monarca", un personaje que algunos describen como un hombre fuerte y justo, que gozará de las bendiciones de Dios y que probablemente participará en la III Guerra Mundial, haciendo uso de armas modernas y logrando la victoria. Además él realizará milagros y prodigios que maravillarán a los mas incŕedulos. Parece ser que este Gran Monarca de la mano de El Papa restaurará el orden y la paz en el mundo y será responsable de que las diversas creencias religiosas desaparezcan, dando lugar a una única religión. El origen o la procedencia de este personaje puede ser centroeuropea, quizá alemana. Son muchas las predicciones que auguran un papel protagonista a Alemania en la restauración del orden en Europa y la pérdida de influencia de potencias actuales como EE.UU. o el Reino Unido.








    Santa Brígida de Suecia (1303-1373)


    Nuestro Señor quejándose de la decadencia dice a la Santa: _"Mas por los ruegos de Mi Madre les enviaré a estas ovejas, de las que exceptúo a los amigos míos, que solo viven con el cuerpo en el mundo, mi clara voz que predica misericordia, y si la oyeren se salvarán".
    (Celestiales revelaciones, pág. 89).


    Un labrador para que venga con el arado... ni temerá la fortaleza de los valientes, ni las amenazas de los príncipes


    Nuestro Señor promete a Santa Brígida "un labrador" que destruirá a sus enemigos:


    "...pues aquellos mismos que por su primacía o dignidad eran los que solían y debían aplacar a Dios, han caído mucho de su santidad y buen ejemplo y no consideran que Dios Señor de todas las cosas, se hizo pobre para enseñar a menospreciar todo lo del mundo y amar lo del cielo. Mas el hombre, de suyo pobre, se ha hecho rico con falsas riquezas, y todos quieren seguir este camino, siendo muy pocos los que no lo intentan. (Celestiales revelaciones, pág. 89).


    Menester es que mis amigos a quienes Yo enviaré, trabajen varonilmente y con presteza.


    "Así, pues, el Omnipotente enviará e incitará un labrador a para que venga con el arado, el cual no buscará tierras, ni hermosuras corporales, ni temerá la fortaleza de los valientes, ni las amenazas de los príncipes, ni hará acepción de personas, sino que sin respeto [humano] de nadie, despedazará las carnes de los hombres y dará en el suelo con sus cuerpos, entregándolos a los gusanos y las almas las pondrá en poder de aquel a quien sirvieron. Menester es que mis amigos a quienes Yo enviaré, trabajen varonilmente y con presteza, porque lo que digo no se cumplirá al fin del mundo, como antes anuncié, sino en estos tiempos; y muchos de los que hoy viven lo verán..." ( Celestiales revelaciones, págs. 210-211).


    Padre Souffrand (1775- 1828, con imprimatur):


    "No os alegreis demasiado de la Restauración, pues vuestro gozo será poco duradero; porque la rama primogénita de los Borbones dejará todavía la nación francesa, lo que estará próximo cuando se reparen los caminos vecinales y se haga la guerra á los Turcos." (Toma de Argel).


    "En el reinado del usurpador habrá un movimiento en la Vendée, de corta duración." "(sucedió en 1832.)"


    "El usurpador será arrojado á su vez, lo que estará próximo cuando se viaje con la mayor celeridad. Yo no sé como se harán esos viajes, pero sí, qué se irá con la velocidad de los pájaros. A la caída del usurpador precederán también movimientos en Italia."


    "Se proclamará entonces la República, pero no durará. Oiréis entonces muchos gritos: los tres dominantes serán: "Viva la República" "Viva Napoleón" y el tercero de todos "Viva el Gran Monarca que Dios nos guarda."


    "Estará muy próxima la aparición de este Gran Monarca, cuando el número de los legitimistas verdaderamente fieles, fuere tan reducido, que realmente podrán contarse."


    "Antes de la venida del Gran Monarca, acontecerán desgracias, correrá la sangre á torrentes en el Norte y en el Mediodía libándose el Oeste por su fe, pero correrá la sangre en el Norte y Mediodía de tal modo, según la veo correr, como la lluvia en un día de grande huracán, y veo los caballos ensangrentados hasta las sinchas." "París quedara destruido de tal modo, que pasará por él el arado."


    "Entonces entre el grito: «Todo está perdido» y "Todo esta salvo", no habrá, por decirlo así, intervalo alguno. En aquellos sucesos no tendrán que hacer nada los buenos porque los republicanos serán los que se devoren entre sí." ,


    "El Gran Monarca hará cosas tan estupendas y maravillosas, que los más incrédulos tendrán que reconocer el dedo de Dios. Durante su reinado se hará completa justicia."


    Las desgracias antes predichas serán el fruto de nuestros crímenes; pero sí como lo desea Dios, volvemos á sus caminos y a los de su Iglesia, se disminuirán nuestros males, como ha encontrado el Oeste gracia delante de Dios, en vista de su fe, y por eso se vera libre de los espantosos sucesos."


    "Se servirá Dios del Gran Monarca para exterminar todas las sectas heréticas y todas las supersticiones gentílicas; y para extender, de acuerdo con el Pontífice santo, en todo el universo, la religión católica; excepto en Palestina, lugar de maldición."


    "Despues de la crisis, se celebrará un Concilio general...Enseguida no habrá ya sino un solo rebaño y un solo Pastor, porque todos los infieles y herejes, mas no los judíos, cuya masa no se convertirá sino hasta despues de la muerte de la Bestia, entrarán en la Iglesia latina y conservará ésta su triunfo hasta la destrucción (persecución) del Anticristo".


    En un documento del puño y letra del Señor Souffrand, se ve lo que sigue: (Pág. 244, p. 2." V. P. t. 2.°)
    "Cuando Bonaparte cambie la moneda sera señal de los grandes acontecimientos."


    Se llamará á tomar parte en los sucesos á un joven noble de Bretaña, quien conducirá al Gran Monarca. Los trastornos serán espantosos. Se proferirán gritos sin número, pero los dominantes serán." "Viva la República" "Viva Napoleón" "Viva el Gran Monarca que Dios nos guarda." Se perseguirá la Religión, sus ministros se verán precisados a esconderse al menos momentáneamente. La sangre correrá a torrentes en el Norte y en el Mediodía. Veo correr la sangre en diversos lugares, como la lluvia en un día de tempestad. París será destruido entre toda clase de calamidades. El Oeste se verá libre, al menos en parte en consideración á su fe. Vendrá un momento en que todo se verá perdido; pero entonces es precisamente cuando todo se salvará, no habiendo intervalo, por decirlo así: será como el desviar una goleta.


    Se armarán las potencias extranjeras (I) y avanzarán contra Francia, viniendo los rusos á abrevar sus caballos al Rhin, pero no le pasarán. Los generales franceses depondrán sus armas tan luego como se les muestre el Gran Monarca. Este es de la rama primogénita de los Borbones y no hará más que tomar la corona para colocarla en la cabeza de su heredero directo."


    Apariciones de la Salette


    20. Al primer golpe del rayo de su espada las montañas y la tierra entera temblarán de pavor puesto que los desórdenes y los crímenes de los hombres traspasan la bóveda de los cielos.


    París será quemada y Marsella será engullida por el mar, muchas grandes ciudades serán sacudidas y engullidas por terremotos: se creerá que todo está perdido; sólo se verán homicidios, sólo se oirán estrépito de armas y blasfemias.


    Los justos sufrirán mucho; sus oraciones, sus penitencias y sus lágrimas subirán hasta el Cielo y todo el pueblo de Dios pedirá perdón y misericordia, y pedirá mi ayuda y mi intercesión. Entonces Jesucristo, por un acto de su justicia y de su misericordia, ordenará a sus ángeles que todos sus enemigos sean ejecutados.


    De pronto, los perseguidores de la Iglesia de Jesucristo y todos los hombres entregados al pecado perecerán, y la tierra será como un desierto. Entonces se hará la paz, la reconciliación de Dios con los hombres.


    Jesucristo será servido, adorado y glorificado; en todas partes florecerá la caridad. Los nuevos reyes serán el brazo derecho de la Santa Iglesia que será fuerte, humilde, piadosa, pobre, celosa e imitadora de las virtudes de Jesucristo.


    El Evangelio será predicado en todas partes, y los hombres harán grandes progresos en la fe, porque habrá unidad entre los obreros de Jesucristo y los hombres vivirán en el temor de Dios.




    Mariana Gaitier tomando desde la tercera plaga referente a nuestra época (1830):


    “Cuando viereis la guerra entre Francia y Alemania, podéis decir que es el comienzo de la tercera y última plaga."


    "¡Ay! tres veces ¡ay! de Francia. Tres veces ¡ay! de Alemania. Tres veces ¡ay! de Italia."
    "Francia dividida entre sí carecerá de todo auxilio."


    "El Angel no meterá la espada en la vaina sino hasta haber castigado a todas las naciones."


    "En el tiempo de la cosecha de las uvas habrá un gran combate entre París y Lyon."


    "La gran ramera será destruida por el fuego. El Angel del Señor dará aviso á los justos de París."


    "Nadie sabrá de dónde haya venido el fuego."


    "Todos los malos perecerán."


    "Las desgracias de Francia serán tan grandes que muchos morirán por el espanto."


    "En esta guerra el qué creyere vencer, será vencido."


    "Francia se verá tan apurada por falta de hombres y de dinero que carecerá de lo más necesario. Mas esto no será largo".


    Un príncipe solamente conocido de Dios y que hace penitencia en el desierto, llegará como por milagro."


    "Será de sangre de la antigua raza. Se llamará Luis Carlos."


    "No reinará más que un año y cederá la corona a un príncipe, que no tendrá descendientes."


    Alois Irlmaier


    Vendrá la tercera guerra mundial. Todos los hombres hasta cierta edad serán llamados a filas, pero ninguno llegará a ser empleado por que todo irá muy rápido.


    En Alemania todos tendrán que ir al servicio militar; los jóvenes tendrán que ser soldados, pero no tendrán que luchar, se les empleará en guarnición. Cuando llegue la tercera Navidad podrán volver a casa.


    Vuelve el Papa que no tuvo que huir mucho sobre el agua. Celebrará aquí la coronación. Tedeum en Colonia. Brillan tres coronas y un anciano enjuto se convierte en nuestro rey. También la antiquísima corona del Sur vuelve a ser honrada.


    Luego vuelve el Papa a Roma y todavía coronará tres reyes, el húngaro, el austriaco y el bávaro. Este es muy viejo y tiene el pelo blanco como la nieve, viste los típicos pantalones cortos de cuero y está entre la gente como uno de los suyos.


    Credo Mutwa (chamán zulú)


    De Alemania surgirá un hombre que será apodado como el nuevo Bismarck que unirá Gran Bretaña y Europa y enderezará el rumbo de las economías de Alemania y de los países de Europa. Este hombre que ya está allí considerado por Credo Mutwa un segundo Adolf Hitler por lo terrible que será, se apoderará incluso del país africano de Kenia y gobernará Alemania durante un periodo putrefacto, siendo terrible. Será el garante de la seguridad de Europa.


    Nikolaas Van Rensburg, profeta boer sudafricano y cristiano protestante


    Los alemanes restauran paulatinamente el orden en Europa, llegando a ser, bajo la autoridad de un hombre fuerte y justo, la primera potencia mundial. Desafortunadamente, muchos países vecinos, en particular los del este, siempre la destruyeron. Otros, como Rusia, Francia, Israel y los EE.UU. ya no juegan ningún papel político. Las maquinaciones de los Judíos y el Inglés (La corona británica y el NWO) durante las tres guerras mundiales comienzan a ser conocidas. Serán perseguidos y se tratará de que no estén seguros en ninguna parte.


    Rother Adán, Würzburg


    ..."La guerra estallará en el sureste, pero eso es sólo un ardid lo tanto, la oposición ha de ser engañado;. Rusia siempre preparado su plan de ataque de cada funcionario ruso tiene la orden de movimiento ya en la bolsa y espera sólo de la palabra. . En primer lugar, el objetivo principal se lleva a cabo contra Suecia y se dirige luego a Noruega y Dinamarca. "


    "Al mismo tiempo, sectores del ejército ruso avanza por Prusia Occidental, Sajonia y Turingia en el Rin, con el fin de obtener el control de Calais y la costa del Canal. En el sur el ejército soviético se unirá al ejército yugoslavo. Sus ejércitos se confederaron para irrumpir en Grecia e Italia. el Santo Padre debe huir. tiene que huir rápidamente, con el fin de escapar del baño de sangre. caída de cardenales y obispos también son víctimas. a continuación, tratan de avanzar por España y Francia a la costa atlántica con el fin de unirse con el ejército de los combates en el norte y para completar el cerco militar de la Europa continental del tercer ejército ruso, que la tarea que va a ocupar las áreas en blanco a la izquierda y para fortalecer el comunismo interior -. oficina central del mundo comunista el gobierno no debe ser Moscú, pero Bamberg - se utilizará no más, porque el ejército se ve perturbado en su avance debido a las revoluciones en el sur y está en rápida disolución, mientras que un gran monarca determinado por Dios dirigió el ataque hacia el norte a la Niederrhein y los vencieron con las armas más modernas.


    Johannes Lichtenberger


    "Dice en el libro de los reyes Frankish que será de los Carolingios, que es de la raza del rey Charles de Francia, que un emperador de nombres "P" surgirá en los últimos días. Será un príncipe y un monarca y reformará las iglesias de toda Europa. Después de él no habrá ningún otro emperador...


    Mago Merlin


    "Llegará a un anti-Papa alemán. Italia y Alemania estarán profundamente preocupados. Un rey francés restaurará al verdadero Papa."


    "Después de la destrucción de Inglaterra por siete reyes, vendrá entonces un muerto terrible y con él un Gran Monarca Real de la mejor sangre en el mundo y él conducirá a Inglaterra por el camino derecho y sacará todas las herejías. Él será el último Rey de Inglaterra."


    "Cuando la cola de Virgo entre en Leo y Escorpio, ascendiendo atrás de Sagitario, los reinos del norte terminarán en la lujuria; y el poder de las monarquías de la isla deberá ser aprovechado."


    "Guerras crueles deberán ser dispersadas por el viento, cuyos inicios fueron personales: su crecimiento y permanencia por bastardos, engañados por una lluvia de venganza ..."


    Wladislaw Biernacki


    En Francia surgirá un gran gobernante y piadoso, que restablecerá el orden allí, y en otros países, también. París ha sido completamente devastada, pero será reconstruida. Así también lo será Roma y Madrid. En Gran Bretaña, no habrá ninguna administración en absoluto, hablado de, por dos años. Sin embargo, el ejército francés intervendrá, y ayudar a restablecer el orden, la ley y la paz allí. Un gobierno Inglés nuevo por lo tanto se formará, con la ayuda de los franceses.


    Bartolome Holzhauser


    El GRAN MONARCA tendrá casi todo el mundo como patrimonio suyo. Con la ayuda del SEÑOR, libertará la tierra de tristezas, ruinas y males. El hará que pueda celebrarse un CONCILIO, que será el mayor que haya habido, para poner término a tan grandes tribulaciones.


    Abate Werdin Dorante


    "El gran Monarca y el gran Papa precederán al Anticristo. Las naciones estarán en guerras por cuatro años y gran parte del mundo será destruida. El Papa se ira a través del mar llevando el signo de la Redención en la frente. El gran Monarca volverá a restaurar la paz y el Papa compartirá la victoria."


    El profeta de América Reinaldo dos Santos, vidente y astrólogo


    Después de Pedro El Romano Un hombre tendrá medio mundo a sus pies pero no es El Anticristo


    El profeta de América hace una confesión inquietante a la par que enigmática: hay un hombre que tendrá medio mundo a sus pies, y curiosamente tiene la capacidad psíquica de poder ver al astrólogo brasileño. Reinaldo destaca el profundo temor de este hombre a las calaveras. El profeta de América afirma que tiene cinco o seis psicografías de este personaje pero que no se atreve a publicarlas, incluso ha reflexionado sobre la posibilidad de quemarlas, porque esta persona puede verse tentada, después de estudiar las psicografias de Reinaldo dos Santos, a realizar las acciones, que aparecen reflejadas en dichas psicografías. Reinaldo dos Santos deja claro que este hombre llamado a jugar un papel muy importante en un futuro no es El Anticristo profetizado por otros psíquicos. Este hombre que al parecer tiene mujer, acaparará grandes cuotas de poder después del papado de Pedro El Romano.


    San Francisco de Paula


    Vendrá después de vos un descendiente vuestro, así como muchas veces lo tengo escrito, y profetizado por la voluntad del Altisímo, el cual hará otros mayores hechos, y señales: que V.S. esté, en que este santo hombre será gran pecador en la juventud, y después se convertirá al gran Dios, del cual será llamado con la eficacia de San Pablo; será gran fundador de una nueva religión, diferente de las otras todas; repartirjaha (sic) en tres ordenes, de Caballeros armados, de Sacerdotes solitarios, y Hospitaleros piadosísimos. Será la última Religión de todas, echará fruto en la Iglesía de Dios mayor que todas las otras últimas; extinguirá la maldita secta Mahometana, y todos los Herejes, y Tiranos del mundo se extirparán: tomaráse por fuerza de armas todo lo espiritual y temporal, y será un ganado y un Pastor, y reducirán el mundo a una santa vida, y reinarán in saecula saeculorun. Amen. En todo el mundo no habrá sino doce Reyes, un Emperador, un Papa y poquisimos Señores, los cuales todos serán santos. Viva Jesu Christo bendito, por que a mi, indigno pobre pecador, se ha dignado de darme espiritu profético, con clarísimas profecías no obscuras, como ha otros siervos les ha hecho decir y escribir obscuramente.


    Fuente: Gran Monarca
    Monedas de Judas


    LAS MONEDAS DE JUDAS: Profecías sobre El Gran Monarca
    Valmadian dio el Víctor.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  3. #3
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Profecías

    EL GRAN MONARCA Y ESPAÑA


    El problema de la nacionalidad del Gran Monarca, ha sido muy debatido. Las profecías, o no son muy claras, o no son demasiado explícitas. San Juan Bosco, que nos habla del Monarca, nos lo pinta, sólo como un Guerrero del Norte.
    "Pero he aquí un Gran Guerrero del Norte, con un estandarte en la diestra, en el cual se lee: "Irresistible mano del Señor". En ese instante, el Venerable Viejo del Lacio, le salió al encuentro, llevando una antorcha ardientísima. El estandarte se desplegó y de negro que era, quedó blanco como la nieve. En el medio, estaba escrito el Nombre de quien todo lo puede. El Guerrero y sus huestes, hicieron una profunda reverencia al Viejo y se estrecharon la mano".
    La Gran Profecía de San Metodio, iluminada y revelada entre las persecuciones de los Césares Romanos, avizora, toda la Iglesia, hasta el final de los tiempos. San Metodio fué martirizado el año 250. La parte del Gran Monarca, es interesante y muy tradicional en el pensamiento cristiano:
    "En el séptimo tiempo semanal, Séptimo milenario, gran parte del clero prevaricará. También se verá suprimido y cesará en las Iglesias el Santo Sacrificio.
    Al cumplir el número de los años señalados por Dios, al poder de estos bárbaros, se multiplicarán todavía las tribulaciones por medio del hambre y de la peste. Otra plaga habrá también; cada cual se verá obligado a vender cuanto tenga, aún a sus propios hijos, para satisfacer la insaciable hambre de sus perseguidores.
    Con estos trabajos, el Señor separará la paja del buen grano, y aparecerán los elegidos de entre los infieles.
    Este yugo impuesto por los hijos de Ismael, será tan pesado, que quitará a los cristianos, la esperanza de verse libres de sus manos. Aquellas bárbaras Naciones, ebrias por sus triunfos, se entregarán a toda clase de placeres, y orgullosos de su poder, creerán que los cristianos, jamás podrán escapárseles. Más entonces con gran furor, se levantará de improviso el Rey de los Romanos y se despertará como un hombre, que tomado de fuerte embriaguez se creía muerto.
    Este, caerá sobre ellos desde el mar de los Etiopes y con la espada pondrá la desolación en las tribus ahí establecidas y hará prisioneros a sus hijos y esposas.
    Contra los moradores de la tierra prometida, bajará luego, con la espada un hijo del Rey, y llenos de espanto, vendrán a ser, con sus mujeres y con sus hijos, o muertos o presos. El Rey de los Romanos, les impondrá un yugo y siete veces más pesado, que el que ellos hubieren impuesto a los otros, y serán obligados a servir a aquellos de quienes querían ser servidos.
    Libres del cautiverio, volverán los cristianos a su patria, y se multiplicarán en la tierra, que habrá quedado desolada.
    Entonces, Egipto, quedará desolado y destruida Arabia, y será grande el furor del Rey de los Romanos contra aquellos que hubieren renegado de nuestro Señor Jesucristo. Entonces habrá gran paz en la tiera, a la cual no se ha visto ni se verá jamás semejante.
    Los hombres reedificarán las casas y las ciudades con suma alegría, y proveerán a los Sacerdotes en sus necesidades.
    Olvidándose los hombres en tan bella paz, de los beneficios de Dios, empezarán, como dice el Evangelio, a gozar de ella, comiendo, bebiendo, y casándose, y se cumplirá lo que dice el Apóstol (I Thesa 5, 3).
    "Cuando se diga, Paz y Seguridad, vendrá de repente la ruina"; porque se abrirán de golpe las puertas de el Aquilón y saldrán las Naciones que encerró Alejandro Magno. Se espantarán los hombres en su presencia, y huirán a esconderse en los montes y en las cuevas. Corromperán la tierra y la contaminarán y no habrá quien pueda resistirles.
    Después de una semana de tiempos (siete años) de haberse tomado la ciudad de Joppe. El Señor enviará contra ellos a uno de los Príncipes de su celestial milicia, y serán por él heridos. Después de este suceso, bajará a Jerusalén, el Rey de los Romanos y permanecerá ahí, una semana y media de tiempos, esto es diez años y medio.
    Cumplidos estos años, aparecerá el hijo de perdición. El Anticristo. Este nacerá en Chorozaim, será educado en Betsaída y reinará en Cafarnaúm. Se gozarán por ello, estas tres ciudades ; y esto fué el motivo por el cual dijo el Señor en el Evangelio: "¡Ay! de tí, Chorozaim. ¡ Ay! de tí Betsaida y ¡ Ay! de tí Cafarnaúm! Si has de ser exaltada hasta el Cielo, descenderás luego, hasta el Infierno". Manifestado que se halla el hijo de perdición, el Rey de los Romanos, subirá al Gólgota, en donde fué levantado el árbol de la Santa Cruz, en el cual murió por nosotros, el Salvador Jesucristo; se quitará la corona de la cabeza y la depondrá sobre la Cruz, extendiendo sus manos al Cielo, y consignará el Reino de los Cristianos, a Dios Padre.
    La Corona del Reino de los Romanos, será transportada enseguida junto con la Cruz, al Cielo, porque en ella estuvo pendiente Nuestro Señor Jesucristo, por la salud de todos.
    Esta será la Cruz, que aparecerá delante de El en su venida, para la confusión de los infieles. Llevadas al cielo la Cruz y la Corona, morirá luego dicho Rey y así que aparezca el hijo de la perdición, será destruido todo principado y potestad; será éste, de la tribu de Dan, según se indica en la profecía de Jacob".


    ¿Qué designios tiene España en estos grandes acontecimientos del Reino de Dios?
    España, un pueblo tan eminentemente católico, tal vez uno de los pocos entre los escogidos, que hicieron más por el Evangelio; lleno de mártires de primera magnitud. Fundadores de rancias y espléndidas Congregaciones, como los Dominicos y los Jesuítas. Místicos eminentes, que entendieron a Dios y que bajaron el cielo a Castilla, con tanta parlería divina, que en el cielo, según Paul Claudel, se habla el castellano, porque es la lengua de los ángeles. Este pueblo, que ofreció en gavilla selecta de martirio, el victimaje de once mil sacerdotes caídos por la fé en su última revolución, que se consagró a Cristo en el Cerro de los Angeles bajo la voz eminente de Alfonso XIII. El pueblo, que tiene más de diez mil santuarios Marianos, diseminados por los riscos empenachados de todas las montañas y de todas las ciudades; que consagró en el Congreso Eucarístico de Barcelona, 900 sacerdotes, como una alborada de protección y de martirio secreto. Este pueblo que tiene en misiones fuera de España, unos veinticinco mil misioneros; eclesiásticos y civiles, tiene que tener una perspectiva y una providencia de selección y de primogenitura, porque los selectos de España, están rebosando los conventos y los Seminarios, y la gente, parte de las mejores familias hacia los claustros y hacia las misiones extranjeras, para formar esa levadura misteriosa que ha de ser el fermento y la luz para los pueblos. Hay mucha luz de teología en los gobernantes y en las universidades; y las grandes ediciones del pensamiento católico, están partiendo de España, como una floración cultural, que parte a las vanguardias de todos los continentes. Aún brilla, esa candela del Evangelio en España. Y el
    "Volverá a reír la primavera
    que por cielo tierra y mar espera"
    es el anuncio profético, cantado por miles de gargantas españolas, que llevaban la semilla profética entre los labios juveniles, por las cárceles, las alambradas y las almenas imperiales de los pueblos castellanos haciendo guardia a ese día de gloria, bajo los luceros. Porque tal vez, como en ningún país y en ninguna frontera, se puede decir al mundo humildemente: "En España, empieza a amanecer" Y de esto ya hacía bastante tiempo... Cuando los dioses nacían en Extremadura, y cuando los naranjos estaban en flor y la juventud se iba fuera del ocio fácil de las ciudades a morir por Cristo...
    Aquel santo Obispo de Palencia, Don Manuel González, era una alma predestinada. Una constelación de almas eucaristías, brotó a su paso junto a los Sagrarios españoles. El conoció muchas cosas, que Cristo tenía reservado para España. Una de ellas, lo contó él mismo. Dice así:
    "Di a los Españoles, que no teman, que estoy con ellos, que después de todo esto, VENDRAN DIAS DE MUCHA GLORIA PARA MI".
    Que practiquen bien, la Infancia espiritual. Abandonándose en mis brazos. VENDRA UN TRIUNFO, COMO NO PODREIS NI SOÑARLO".
    Este triunfo, parece que le toca implícitamente a España. Si Dios está con los españoles y el triunfo ha de ser ni soñado. Los españoles, tendrán ese triunfo, o tal vez van a ser ellos en parte, el instrumental glorioso para esos días de Gloria.
    No es atisbo ni intuición lo que digo. España, tiene una conciencia secreta de elegida y de predestinada. No miramos el pasado histórico de los concicilios de Trento, ni la Gloria de los Austrias, ni el descubrimiento de América, después de una Cruzada contra el Islam, de ocho siglos. La filosofía de España nos podía dar lecciones de historia. Ocho siglos de lucha por Cristo y en pago, España recibe la gloria de un descubrimiento y de una civilización. Y todo esto bajo la gran alborada de dos siglos de oro, como ninguna Nación tuvo ni tendrá. Dos siglos de oro para las armas, la política, la cultura y la santidad.
    Después de una revolución y de una purificación tan tremenda, en la que se juntaron, una revolución comunista y una guerra moderna entre los mejores, con ese vandalismo odioso y prehistórico, que tienen siempre los selectos, podemos augurar días estupendos de gloria no nacionales, sino de glorias por el Reino de Cristo. Nuestros hombres del siglo XVI y XVII, al ver que podían morir por ideas de teología y por la expansión del Evangelio, gritaban en un gesto de reconocimiento:
    "Dios, no nos ha podido hacer más grandes, después de hacernos cristianos, que hacernos españoles".
    Llegará un día, que volveremos a cumplir el deseo de nuestros mejores hidalgos, de ser nobles, no en el ejercicio de piratería, sino nobles por batallas de teología, muriendo bajo la cruz y los rosarios, en un lejano país de cruces y de espadañas, de un nuevo cristianismo, reverdecido por la sangre y por el fuego.
    España, tiene un culto a la predestinación. Desde niños, hemos aprendido bajo nuestras devociones de hogar, que España iba a ser elegida. Y a ese culto, España ha levantado muchos hogares que son como aquel Santuario Nacional de la Gran Promesa en Valladolid. Allá, en el Corazón Azul de Castilla. En ese rincón de España, el Corazón de Jesús, se le apareció un día al jesuíta Padre Hoyos y le diio: "REINARE EN ESPAÑA Y CON MAS VENERACION QUE EN OTRAS PARTES".
    Y desde entonces, llevamos todos los españoles, una secreta alborada, que el correr de los días nos va descubriendo y puntualizando: "REINARE".
    Y esperamos ese reino, por el cual en pequeñas dimensiones, hemos sufrido y añorado y cada uno de los mejores, al oír ese canto de realeza Cristocéntrica, se va poniendo secretamente en la avanzada de la Iglesia, esperando, para cuando el Rey llegue, nos encuentre en nuestro puesto. En el puesto más perdido, por ser más evangélico.
    La profecía del Padre Ricci, general de la Compañía de Jesús, nos habla del Duque Fuerte. En concreto no nos dice nada de España:
    "Déspués que el mundo sea suficientemente castigado, VENDRA EL DUQUE FUERTE, vástago de una de las nobles ramas, que durante muchos siglos permanecieron fieles a la religión de sus padres, cuya casa habrá sido muy afligida y reducida por la necesidad a una dura servidumbre.
    "La Gran Babilonia será destruida. El Duque Fuerte acabará con el judaismo y aniquilará el imperio de los Turcos. Será el Monarca más poderoso del Universo. Y su cetro se parecerá al de Manasés, en la Asamblea de los Fieles, premiando a los que se hayan distinguido por su piedad y su conducta hacia él. Honrado por todas las Naciones y auxiliado por un Papa Santo, hará leyes nuevas, y dará una nueva constitución a la Sociedad".
    Santa Brígida, la famosa princesa sueca, profetizó en el siglo XIV concretamente de España:
    "Tendrá fin aquella funestísima guerra, cuando sea proclamado Emperador, UN HOMBRE ENGENDRADO EN LA ESTIRPE DE ESPAÑA. Este vencerá maravillosamente con el signo de la cruz y será el que ha de destruir la secta de Mahoma y restituirá el Templo de Santa Sofía".
    El ser engendrado en la estirpe de España quiere decir claramente que el Príncipe es español. Se puede concluir que aún no siendo español por linaje, nazca en España.
    España, además tiene una misión especial, dentro del mensaje de Fátima. Más aún, LA PAZ DEL MUNDO ESTA CENTRADA HUMANAMENTE EN LOS ESPAÑOLES. En las apariciones primeras de Fátima, la Virgen les decía a los videntes, "Si el mundo no se convierte no se hace más bueno..."
    Y el mundo sigue igual, tan igual, que para variar, está empeorando. Entonces Dios, ha escogido a un Elegido, a un pueblo sobre todos los pueblos para condicionar la salvación de Rusia y acortar la guerra.
    El mensaje de Lucía, la vidente de Fátima, al obispo de Leiría, y al Episcopado español, nos lo demuestra. La comunicación de Lucía fué enviada el 20 de Abril de 1943. La carta es una serie de quejas oficiales de la Señora de Fátima:
    "El Señor está contento de lo que ha hecho hasta ahora el Padre Santo y varios Obispos, aunque incompleto, según sus deseos. En recompensa, promete que la guerra terminará en breve, que Rusia se convertirá, pero no será pronto, sino con esta condición: SI LOS SEÑORES OBISPOS DE ESPAÑA ATIENDEN A LOS DESEOS de Nuestro Señor y emprenden una verdadera reforma EN EL PUEBLO Y EN EL CLERO. Pero si no se hace, Rusia, será de nuevo el enemigo con que Dios los castigará una vez más".
    Una vez más, los elegidos están a la vista. Esos elegidos, de los cuales dependen muchas glorias o muchas desgracias, son los Obispos, el Clero Y EL PUEBLO ESPAÑOL.
    ¿Qué le querrá dar Dios a España, cuando le pide lo que no le pide a ningún otro pueblo, cuando la condiciona toda la hora presente al mejoramiento y al sacrificio de la estirpe española?
    Tiene que darle ALGO GRANDE CUANDO SE LE PIDE COMO A GRANDE. COSAS GRANDES.
    Y la Profecía sobre las cosas de España nos confirma que los españoles, responderán como grandes.
    El Beato Nicolás Factor, nos lo profetiza en el Siglo XVI.
    El gran franciscano, habla del Gran Pontífice y del Gran Rey. Entre ellos, andan la flor y la espiga de un nuevo Pentecostés lleno de santas audacias. Dice así:
    "Este nuevo Pontífice, volverá la Iglesia a su antiguo estado y reducirá los herejes y en reduciéndoles, se juntará con el Rey, en quien estará la gracia de Dios, y los dos, tomarán todos los tesoros de la Iglesia, y hechos moneda levantarán gente del cristianismo y con poderoso ejército, marcharán hacia la conquista de jerusalén. Excitados LOS ESPAÑOLES POR LA SANTIDAD DE ESTÁ CAUSA, se apoderará de ellos un ardor tan santo que partirán sin despedirse de sus padres y sin arreglar sus negocios".
    La profecía más eminente sobre España, está hecha por un penitente francés, que murió casi centenario en el año 1848. Estaba este santo anacoreta cargado con el don de profecía eminente. Se llamó en vida BUG DE MILHAS y vivió en la comarca de los pirineos entregado a la oración en el pueblecito de Cominges.
    Predijo en forma notable la Revolución Francesa, El Imperio de Napoleón y el desastre del Sedán en la guerra Franco-Prusiana.




    PROFECIA SOBRE ESPAÑA.
    "Una guerra europea está anunciada por muchos profetas, y sus predicciones se cumplirán. Esta guerra llevará sus estragos por todas las partes; la peste y otras muchas plagas, la acompañarán esparciendo el terror por doquiera. El fanatismo de las falsas creencias y los partidos intolerantes, llenarán de víctimas muchos países.
    LA IBERIA, será el asilo de todos los proscritos. Los católicos, huyendo del furor de sus enemigos, se refugiarán en España. Esta emigración prodigiosa aumentará la grandeza de la nación.
    Entonces, EL TAJO, producirá un guerrero valiente, COMO EL CID y religioso COMO EL TERCER FERNANDO, que enarbolando el estandarte de la fé, reunirá en torno de sí, inumerables huestes, y con ellas saldrá al encuentro DEL FORMIDABLE GIGANTE, que con sus feroces soldados, se adelantará a la conquista de la Península.
    LOS PIRINEOS SERAN TESTIGOS DEL COMBATE MAS CRUEL QUE HABRAN VISTO LOS SIGLOS. La tierra temblará, bajo el peso de los bélicos aparatos. TRES DIAS DURARA LA BATALLA. En vano el temible gigante, querrá animar a los suyos y restablecer el combate, porque el dedo del Señor señaló ya ,el fin de su reinado, y sucumbirá a los filos DE LA ESPADA DEL NUEVO CID.
    Entonces, el ejército victorioso, protegido por el Supremo Hacedor, ATRAVESARA PROVINCIAS Y MARES Y LLEVARA EL ESTANDARTE DE LA CRUZ HASTA LAS ORILLAS DEL NEVA.
    Triunfará en todas partes la Religión Católica y hará la felicidad del género humano".
    He aquí la grandeza de LA ESTIRPE DE ESPAÑA, bajo la mano de Dios y del príncipe victorioso.
    Si su imperio ha de ser como el de Manasés y ha de llegar hasta Leningrado, en el corazón de la Rusia Soviética, este, es EL GRAN MONARCA, que será la admiración de todo el mundo. Por eso entendemos que "La furia española" puesta bajo la moción del Espíritu Santo, lo deja todo, mujer y negocios y arremetan hasta Rusia y partan de nuevo en Cruzada espiritual hasta Jerusalén.
    Tenía que ser así; La Espada del Cid, la Tizona más grande de nuestra historia, se forjó, tal vez en el Tajo donde se forjaron las mejores espadas y en donde se bautizaron los mejores capitanes. Y la Tizona que un día se consagró con sangre de moros, volverá de nuevo en las manos del Gran Monarca a mojarse en la sangre de los turcos y de los Otomanos. Y Fernando el Santo, bautizado con las aguas victoriosas en las conchas de la Media Luna, volverá otra vez, en el espíritu de nuestro Rey, a perdonar y a cantar Maitines a la Señora, bajo las torres del Oro, y las Giraldas cismáticas y mahometanas. Tenía que ser así. El pueblo Español había ensayado durante ocho siglos, como ninguno, el gesto contra la Media Luna. Teníamos muchos mártires caídos, como semillas de triunfo, en la reconquista no sólo geográfica sino también espiritual de España. Y esos mártires tenían que florecer, en la victoria imperial de la conquista de la Hora de Dios.
    Tenía que ser así, porque el pueblo que fué víctima de Rusia durante una revolución dirigida desde las logias y desde las cancillerías cismáticas del Kremlin, cayó en los altares con un grito de desafío teológico:
    Cristo vivirá por encima de los fusiles y de las almas negras de los pueblos mercenarios.
    Esas gavillas de vírgenes y de Sacerdotes caídos, en el imponente altar de las ciudades Españolas, tenían que clamar por la hora de Dios. Cayeron los mejores del cielo, en las tierras de España. Y cuando mueren los mejores, hay que esperar en el tiempo, la aurora de la redención. Porque lo hemos aprendido en la cátedra de Jesús, En la Cruz, cuando mueren los mejores, atraen hacia sí, lo mejor de las almas y de los pueblos. Antes, por la gravitación de catolicidad que alentaba en cada español, se conquistaron muchas almas para incorporarse a la salvación universal de todos los pueblos. Ahora, bajo la mano dirigida de Dios podrán decir esos cachorros del Espíritu Santo:
    "Ser españoles, es una de las pocas cosas serias, que se pueden ser en el mundo".
    Que lleguen ahora los clarines proféticos del gran vidente, de España y América. Paso al poeta de la Hispánica Raza. Rubén Darío desde tus cenizas amortajadas en el mármol nicaragüense clama otra vez tu verso sonoro, que es tu verso profético. Porque Dios te dejó una semilla de canto inmortal en tu "Salutación del Optimista".
    Inclitas razas ubérrimas, sangre de Hispania fecunda, Espíritus fraternos, luminosas almas,¡Salve! Porque llega el momento en que habrán de cantar nuevos himnos.
    Lenguas de Gloria. . Un vasto rumor llena los ámbitos mágicas.
    Ondas de vida, van renaciendo de pronto;
    Retrocede de el olvido, retrocede de engañada la muerte, SE ANUNCIA UN REINO NUEVO, Féliz Sibila sueña, Y en la caja pandórica de que tantas desgracias surgieron Encontramos de súbito, talismánica, pura, riente, Cual pudiera decirla en su verso Virgilio divino..., La divina reina de la Luz, la celeste esperanza. Siéntense sordos ímpetus en las entrañas del mundo. La inminencia de algo fatal hoy conmueve la tierra; Fuertes colosos caen; se desbandan bicéfalas águilas Y ALGO SE INICIA COMO VASTO SOCIAL CATACLISMO SOBRE LA FAZ DEL ORBE ¿ quién dirá que las sabias dormidas No despierten entonces, en el tronco del roble gigante Bajo el cual, se exprimió la ubre de la loba romana? ¿Quién será el pusilánime, que al vigor español niegue músculos, Y que el alma española júzgase artera y ciega y tullida? Vuelva el antiguo entusiasmo, vuelva el espíritu ardiente Que regara lenguas de fuego EN ESA EPIFANIA Así, las manos heroicas de los primitivos abuelos, De los egregios padres que abatieron el surco prístino Sientan los agrarios de primaverales retornos Y el amor de espigas, que inició la labor triptolémica. Un continente y otro renovando las viejas prosapias, En espíritus unidos, en espíritu y ansias y lengua Ven llegado el momento, en que habrán de cantar nuevos himnos La latina estirpe verá LA GRAN ALBA FUTURA, En un trueno de música gloriosa, millones de labios Saludarán la espléndida luz que vendrá del Oriente, Oriente augusto, donde todo lo cambia y renueva LA ETERNIDAD DE DIOS, LA ACTIVIDAD INFINITA. Y Así sea Esperanza, la visión permanente en nosotros ¡INCLITAS RAZAS UBERRIMAS, SANGRE DE HISPANIA FECUNDA!"




    El Padre Palau, Carmelita fundador del Instituto de Carmelitas de la caridad, murió en Santidad el año 1872. Él profetizó a un Rey español tradicionalista:
    "Vendrá la guerra europea y mundial; vendrá en España, la República; correrá la sangre y empuñará finalmente el cetro, uno que dirá: "DIOS, PATRIA Y REY".
    Por lo tanto, el Gran Monarca de la casa Real Francesa, será un Rey tradicionalista español.
    Los monárquicos españoles, tienen dos candidaturas futuras para el trono de España: El Príncipe Juan Carlos, hijo de Don Juan de Borbón y nieto de Alfonso XIII. Y Don Javier de Borbón y Parma, príncipe oscuro en el exilio de París, que viene por la rama de Don Carlos, hermano de Fernando VII. El rey de los "carlistas".
    Hay pues, un Carlos en perspectiva con toda una epifanía de promesas: "el Carlismo". Y en la profecía parece que un Carlos será el Gran Monarca, español y romano.




    *** Si alguien echa de menos las célebres profecías sobre España de la Madre Rafols, les recordaré la cuestión. La Madre Rafols fué una monja eminente catalana. Murió muy santamente. Predijo sucesos e iluminó ciertas conciencias. Pero sus profecías escritas, son falsas. Están reconstruidas e inventadas por dos religiosos.




    Ricardo Rasines Uriarte
    1960... Y EL FIN DEL MUNDO
    1959

    Fundacion San Vicente Ferrer: EL GRAN MONARCA Y ESPAÑA
    Valmadian dio el Víctor.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  4. #4
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Profecías

    Secreto de La Salette


    Texto escrito por Melanie del SECRETO en 1851



    [Texto original de la carta enviada por Melania a S.S. PíoIX]

    Secret que m’a donné la Sainte Vierge sur la Montagne de La Salette le 19 septembre 1846

    Secr[e]t


    « Mélanie, je vais vous dire quelque chose que vous ne direz à personne :
    Le temps de la colère de Dieu est arrivé !
    Si, lorsque vous aurez dit aux peuples ce que je vous ai dit tout à l’heure, et ce que je vous dirai de dire encore, si, après cela, ils ne se convertissent pas, (si on ne fait pas pénitence, et si on ne cesse de travailler le dimanche, et si on continue de blasphémer le Saint Nom de Dieu), en un mot, si la face de la terre ne change pas, Dieu va se venger contre le peuple ingrat et esclave du démon.
    Mon Fils va faire éclater sa puissance!
    Paris, cette ville souillée de toutes sortes de crimes, périra infailliblement.
    Marseille sera détruite en peu de temps. [4]
    Lorsque ces choses arriveront, le désordre sera complet sur la terre.
    Le monde s’abandonnera à ses passions impies.
    Le pape sera persécuté de toutes parts: on lui tirera dessus, on voudra le mettre à mort, mais on ne lui pourra rien, le Vicaire de Dieu triomphera encore cette fois[-là].
    Les prêtres et les religieuses, et les vrais serviteurs de mon Fils seront persécutés, et plusieurs mourront pour la foi de Jésus-Christ.
    Une famine règnera en même temps.
    Après que toutes ces choses seront arrivées, beaucoup de personnes reconnaîtront la main de Dieu sur elles, se convertiront, et feront pénitence de leurs péchés.
    Un grand roi montera sur le trône, et règnera pendant quelques années.
    La religion refleurira et s’étendra par toute la terre et la fertilité sera grande, le monde content de ne manquer de rien recommencera ses désordres, abandonnera Dieu, et se livrera à ses passions criminelles.
    Parmi les ministres de Dieu, et les Épouses de Jésus-Christ, il y en a qui se livreront au désordre, et c’est ce qu’il y aura de [plus] terrible.
    Enfin, un enfer règnera sur la terre. Ce sera alors que l’Antéchrist naîtra d’une religieuse: mais malheur à elle ! Beaucoup de personnes croiront à lui, parce qu’il se dira venu du ciel, malheur à ceux qui le croiront ! Le temps n’est pas éloigné, il ne se passera pas deux fois 50 ans.
    Mon enfant, vous ne direz pas ce que je viens de vous dire. (Vous ne le direz à personne, vous ne direz pas si vous devez le dire un jour, vous ne direz pas ce que cela regarde), enfin vous ne direz plus rien jusqu’à ce que je vous dise de le dire ! »

    Je prie Notre Saint Père le Pape de me donner sa sainte bénédiction.

    Mélanie Mathieu, bergère de La Salette

    Grenoble 6 juillet 1851

    J.M.J.+

    JMJ

    Secreto que me dio la Santísima Virgen de la Montaña de La Salette el 19 de septiembre 1846

    Secr [e] t


    “Melania, te diré algo pero no se lo digas a nadie:
    ¡El tiempo de la ira de Dios ha llegado.
    Si, después de que hayas dicho al pueblo lo que acabo de decirte y lo que todavía voy a decirte, si, después de eso, no se convierte, (si no hacemos penitencia, y si seguimos trabajando el domingo, y si seguimos blasfemando del santo nombre de Dios), en una palabra, si la faz de la tierra no cambia, Dios hará venganza contra el pueblo desagradecido y esclavo del diablo.
    ¡Mi Hijo va a hacer estallar su poder!
    París, esta ciudad manchada con todo tipo de crímenes, perecerá infaliblemente.
    Marsella será destruida en un breve tiempo. [4]

    Cuando esto suceda, habrá en la tierra un completo desorden.[un completo caos]
    El mundo será abandonado a sus pasiones impías.
    El Papa será perseguido desde todas todas partes: dispararán sobre él (on lui tirera dessus,) querrán matarlo, pero no podrán, el Vicario de Dios triunfará de nuevo una vez más.
    Los sacerdotes y religiosas, y los verdaderos siervos de mi hijo serán perseguidos, y muchos morirán por la fe de Jesucristo.
    Habrá una hambruna en aquel tiempo.
    Después de que hayan llegado estas cosas, mucha gente reconocerá la mano de Dios sobre ellos, se convertirá, y hará penitencia por sus pecados.
    Entonces un gran monarca subirá al trono, y su reinado durará unos pocos años.[ pendant quelques années.]
    La Religión florecerá de nuevo, se extenderá por toda la tierra y la fertilidad será grande, el mundo satisfecho por no faltarle nada volverá a sus desórdenes, se olvidará de Dios, y se entregará a pasiones criminales.
    Entre los ministros de Dios, y las esposas de Jesúcristo, habrá quienes se entreguen al desorden , y esto será lo más terrible.
    En fin, un infierno reinará sobre la tierra. Entonces será cuando el Anticristo nacerá de una religiosa: pero ¡desgraciada de ella! Mucha gente le creerá, porque dirá que él ha venido del cielo, ¡ay de aquellos que crean en él! El tiempo no está lejos, esto va a suceder sin haber pasado dos veces 50 años. [¿en la segunda mitad del siglo XX?]
    Hija mía, no digas lo que acabo de decirte. (No se lo digas a nadie, no digas que un día tienes que decirlo, no digas nada que mire[¿se relacione con?] a esto, no digas nada hasta que yo te diga decirlo! “

    Ruego a nuestro Santo Padre el Papa que me dé su santa bendición.

    Melanie Mathieu, pastora de La Salette

    Grenoble 06 de julio 1851

    JMJ +





    EL AUTÉNTICO SECRETO DE LA SALETTE | AMOR DE LA VERDAD
    Última edición por Michael; 10/05/2014 a las 08:24
    Valmadian dio el Víctor.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  5. #5
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Profecías

    El Gran Monarca


    En la noche de Navidad del 496, por influjo de su mujer Santa Clotilde, borgoñona, y en acción de gracias por las victorias conseguidas, Clodoveo, rey de los franceses, se bautizó con 3.000 de sus guerreros en –Reims, por S. Remigio. Fue el primer reino cristiano, por eso Francia es llamada la hija primogénita de la Iglesia. (Recaredo, rey de los visigodos, hermano de S. Hermenegildo mártir, abjuró del arrianismo, por influjo de S. Leandro, arzobispo de Sevilla, en el III Concilio de Toledo, 589).
    Dos sabios arzobispos historiadores nos relatan la historia: Hicmaro (806-882), arzobispo de Reims, en su “Vida de S. Remigio” (PL 125) dice que una gran luz le iluminó y se oyó la voz de Dios “La paz sea con vosotros. Soy Yo, no temáis, permaneced en mi amor”. Y faltando el crisma en el momento de la consagración del rey, apareció una paloma blanca con una ampolla de óleo santo en su pico. (Todos los reyes de Francia fueron consagrados con éste, hasta que fue rota en 1793, pero una parte del óleo se conserva.)
    Entonces S. Remigio profetizó a Clodoveo: “El reino de Francia será predestinado por Dios para la defensa de la Iglesia. Será victorioso y próspero mientras sea fiel a la fe católica, y cuando no, será duramente castigado. Un día será grande entre todos los reinos, abrazará todo el imperio romano (extinguido el 470), someterá todos los pueblos, durará hasta el fin de los tiempos”. El Bto. Rabán Mauro (780-856), arzobispo de Maguncia, cuenta así la anterior profecía: “Hacia el fin de los tiempos un descendiente de los reyes de Francia reinará sobre todo el antiguo imperio romano, será el más grande y el último de los reyes de Francia”.
    E. Muraise, según refiere en su libro, ha catalogado desde entonces al menos 76 profecías con signos de credibilidad (44 francesas, 16 italianas, 7 alemanas, 4 españolas, 3 portuguesas y 2 inglesas) que anuncian el futuro gran Monarca francés y van añadiendo datos. Ya vimos antes las de Benedicto XII y Sta. Brígida (siglo XIV), S. Francisco de Paula y Bto. de Bustis (siglo XV), Bto. Factor (siglo XVI) venerable Holzhauser (siglo XVII), Bta. Taigi y Melania de la Salette (siglo XIX), Juana Luisa Ramonet de Kérizinen (siglo XX), he aquí algunas otras:
    S. Cesáreo de Arlés (470-543) (1) describe la historia de Francia desde el siglo VI, pero continua la posterior a su publicación “Un capitá ilustre (Napoleón) surge del seno del Mediterráneo recoge los restos del cetro, vuela como el águila y sube con demasiado orgullo, coge al Santo entre sus garras agudas, pero en vano; encadenado rompe sus hierros una vez, mas la fortuna contraria le sujeta en medio de las aguas hasta su muerte”. Hay una breve restauración y un rey ladrón que comienza la conquista de Argelia (Napoleón III). Más adelante, lo que nos interesa: “El hierro y el fuego oprimen a la Babilonia de las Galias (París) que cae en un gran incendio, ahogada en sangre: después la segunda ciudad del reino (Marsella) y otra son también destruidas. Finalmente brilla el resplandor de la misericordia divina, pues la justicia suprema ha golpeado a todos los impíos. Llega el noble exiliado, el dado por Dios, asciende al trono de sus antepasados, del cual la malicia de hombres depravados le había arrojado; recobra la corona de lis refloreciente; con su valor invencible destruye a todos los hijos de Bruto (los revolucionarios; Bruto fue el asesino de César); después de establecer su trono en la ciudad pontifical (Aviñón). Volverá a levantar la tiara real sobre la cabeza de un santo Pontífice que ha estado lleno de amargura por las tribulaciones, quien obligará al clero a vivir según la disciplina de los tiempos apostólicos. Ambos unidos harán triunfar la reforma del mundo; dulce paz, cuyos frutos durarán hasta el fin de los siglos”.
    Es también muy famosa la profecía de un monje de Premol (Cartuja de Francia, cerca de Grenoble) que abarca, con lenguaje simbólico, desde el siglo V. Publicada a finales del siglo XVIII, continúa prediciendo la reaparición del lis (Borbones) después de la caída del águila sobre la roca (Napoleón en Sta. Elena); ve la desolación en Jerusalén (Roma), el Patriarca (Papa) huyendo “hacia el mar donde se pone el sol”; la peste, guerras por todas partes, indica la destrucción de París. Los hijos de Sión (católicos): unos fieles al Pontífice fugitivo, otros disponen del gobierno de Sión (la Iglesia). Dios sacará al mundo del caos y empezará un nuevo mundo. Un hombre resplandeciente como un ángel asciende sobre las ruinas de Sión (el gran Papa), todos se convierten a su voz. Viene un joven extraordinario de Oriente (el gran Monarca), sobre un león, con una espada llameante, y el gallo cantaba ante él; el león puso el pie sobre la cabeza del Dragón (Satanás), dio la mano al Pontífice y llamaron a todos los pueblos.
    Otra semejante es la de un monje de Orval, publicada en 1829, pero ya conocida antes de la revolución francesa. Se extiende desde Napoleón hasta el Anticristo. Dice al gran Monarca: “Ven joven príncipe, deja la isla de cautividad (¿Irlanda?, nacido en Blois, según Juan de Vatigueno, y huido a lejanos países hacía muchos años, añade sor Juana Le Royer), une el león a la flor blanca (lis) … Será un retoño de la Cape (Capeto)”.
    Numerosos videntes anuncian que el gran Monarca aparecerá en mitad de la crisis, en concreto: después de la destrucción de París (Sto. Cura de Ars), “por el emperador de Alemania después de dos enormes batallas” (añade el canónigo de Brana, que conocía mucho a Melania de La Salette). Según éste, en octubre del mismo año será consagrado rey en Reims y diez días después emperador en Aix-la-Chapelle (Aachen, Aquisgrán, capital de Carlomagno); y se llamará Enrique V. Nombre que le dan también otros, como María Julia Jahenny, Nostradamus, etc.
    Lo más repetido es que será descendiente de S. Luis IX, rey de Francia de 1242 a 1270 (de la dinastía de los Capetos), o de la flor de lis (=Lirio emblema de la casa real francesa). “El verdadero descendiente de S. Luis”, vimos puntualiza la Bta. Taigi (2).
    Especialmente interesante es que el gran Monarca será nombrado por el gran Papa, como hemos visto en la Bta, Taigi, y éste puede ser el significado de otros muchos que lo describen como enviado o dado por Dios, como la frase de Souffrand: “traído por el santo Pontífice”. ¿Tal vez se pudiera servir del secreto de Maximino de la Salette y de otras informaciones guardadas en los archivos vaticanos?
    Ya vimos por qué Francia es llamada la hija primogénita de la Iglesia, titulo dado por vez primera por el Papa Anastasio II en carta al rey Clodoveo después de su conversión.
    Gregorio IX escribía en una bula de 1239 a S. Luis, rey de Francia; “Dios, como prefirió la tribu de Judá a las otras, así ha escogido con preferencia a Francia para la protección de la fe católica”.Santa Juana de Arco, guerreando por el rey, afirmaba: “El rey de Francia es el lugarteniente del Rey del Cielo. Todos los que luchan contra el santo reino de Francia, luchan contra el Rey Jesús.”
    Y S. Pío X, cuando la iba a beatificar, encargaba al obispo de Orleans: “Decid a los franceses que hagan su tesoro de los testamentos de S. Remigio, de Carlomagno, de S. Luis, que se resumen en estas palabras tan repetidas por la heroína de Orleáns: Viva Cristo que es el Rey de Francia”. En la beatificación del Cura de Ars (1905) había dicho: ésta “ prueba que Dios mantiene su predilección por Francia muy pronto obrará prodigios que nos darán la alegría de constatarlo por los hechos”. Y el 27 de noviembre de 1911: “El pueblo que hizo alianza con Dios en las fuentes bautismales de Reims se arrepentirá y volverá a su primitiva vocación… y el Señor le dirá: Hija primogénita de la Iglesia, nación predestinada, vaso de elección ve a llevar mi nombre a todos los pueblos y a todos los reyes de la tierra”.
    Pío XII en 1937 (13 de julio) poco antes de ser Papa, proclamaba: “Desde el mismo día que el primer heraldo del Evangelio pisó las Galias, la fe en Cristo y la unión con Roma, centro de la Iglesia, es para Francia la ley misma de su vida… Y el miércoles santo de 1946: “Su misión es difundir en el mundo la verdad, la justicia, la bondad, el amor en la ley.”
    Por eso la prosperidad y gloria de Francia está vinculada a que cumpla esa misión divina, y su prevaricación o traición a ella, es la causa de sus castigos. Esto puede decirse de alguna manera de todas las naciones católicas, sin embargo, a su luz se entienden mejor las predilecciones de la Medalla Milagrosa, La Salette, Pellevoisin (escapulario del S. Corazón), Lourdes, etc. Por algo Juan XXIII el 18 de febrero de 1959 explicaba que en el plan de Dios cada nación tiene una misión, y que califica la de Francia la divisa: Reino de Francia, reino de María.
    También a la luz de la misión de Francia como nación, se entiende mejor el mensaje del Corazón de Jesús a Luis XIV por medio de Santa Margarita María, en 1689, pidiendo: 1º.) La fiesta a su Corazón (instituida en 1765). 2º.) Una basílica nacional dedicada a Él (Montmartre, construida en 1873). 3º.) Consagración de Francia al Sagrado Corazón; y 4º.) Colocación del Sagrado Corazón en la bandera nacional.
    Estas dos peticiones aún no se han realizado aunque llevan consigo la promesa que así “Dios le dará siempre la victoria sobre sus enemigos y sobre los enemigos de la religión” (pues, obviamente, solo contra ellos luchará). Luis XIV no las atendió, y ese año 1689 fue el principio de la decadencia de Francia, Sin embargo, algún día no lejano se cumplirán.






    Notas
    (1)Profecía atribuida también a Juan de Vatiguerro, pero que con el título “La gran predicción de S. Cesáreo, arzobispo de Arlés, fue encontrada entre los papeles de Mons, du Lau arzobispo de Arlés, martirizado durante la revolución francesa, y luego ampliamente divulgada y traducida a varios idiomas (cfr. Víctor).(2) ¿Quién, por tanto? No vamos a dilucidar cuestión tan debatida) cfr. el libro de E. Muraise). Hay al menos 12 pretendientes al trono de Francia, sin contar a los descendientes de Napoleón. Atendiendo exclusivamente a la línea masculina primogénita pública, sería el Duque de Cádiz, y sólo los Borbones españoles unen el león a la flor de lis, de acuerdo con la profecía de Orval; pero no se dan otros detalles citados (Y se alega la discutible renuncia de Felipe V para sí y sus descendientes al trono de Francia; así como la de su padre D. Jaime, y su matrimonio morganático.) Algunos se dicen descendientes desconocidos de Enrique III o de Carlos IX (S. XVI), y sobre todo de Luis XVII (hijo de Luis XVI guillotinado, que algunos sostienen no murió prisionero en el Temple a los diez años en 1795; teoría confirmada por algunos videntes: Souffrand, párroco bretón, 1755-1828, famoso por su santidad y profecías; Ignacio Tomás Martín, ya citado, Josefina Reverdy, 1854-1908, enfermera, vivió en Boulleret, Francia, y se dice la Virgen comunicó este secreto en La Salette a Maximino, quien lo transmitió a Pío IX. “Aquí se ve el candor y la simplicidad de un niño”, fue su comentario)
    Tomado del folleto ELTIEMPO QUE SE APROXIMA, del Padre José Luis de Urrutia, S.J. Editado en 1980.


    Sursum Corda: El Gran Monarca
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  6. #6
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Profecías

    EL GRAN MONARCA REY POR CRISTO




    El Gran Monarca Rey por Cristo
    (Paráfrasis del cap. X del Apocalipsis) (I)


    I.— Y vi otro Angel, un Gran Monarca, un enviado de Dios para regenerar el mundo; Angel fuerte, por su fe, su celo, su doctrina, su constancia, su ingenio, su saber, su fortaleza y su poderío; Angel fuerte, porque Dios estará con él para que venza por las armas a todos los tiranos, todas las repúblicas, todos los cismas y herejías, y someta el mundo a su imperio, que será el deCristo reinando en la sociedad; Angel que bajaba del cielo, esto es, de la Iglesia Católica: primero porque en castigo de sus pecados será humillado ante ella, y segundo porque pertenecerá a la jerarquía eclesiástica; de la cual, convertido con la eficacia de San Pablo, bajará a ceñirse la espada en nombre del Dios de los ejércitos que le envía después de haber luchado con la pluma. Baja de la Iglesia envuelto por una nube de obscuridad, de humildad, de abnegación, de misterio y de secreto, para que sea abatido y no conocido hasta que llegue el día señalado.


    Vi en su cabeza un arco iris, prenda de la paz que ha de dar á los hombres, señal de reconciliación con Dios y manifestación espléndida de la sabiduría con que hará contribuir al reinado de la paz y la justicia todas las ciencias, todos los adelantos y progresos. Su rostro era como el sol, en lo cual vi significado el esplendor de su justicia, de su gloria imperial, de su inteligencia y su saber, de su celo por la Religión y la Patria, de su caridad para con los frágiles y de la supremacía con que en todo brillará entre todos los príncipes del mundo, que serán sus aliados o vasallos.


    Sus pies eran como dos columnas de fuego, porque en lenguaje bíblico los pies significan la extensión y poderío de un imperio, y porque este embajador celestial, ardiente y brillante por su fe y su ciencia, como la columna de fuego que guió á Israel, será con su imperio guía y firme sostén de la Iglesia y de la paz universal.


    II.— Y tenía en su mano un librito abierto, esto es, los Cánones y decisiones de un Concilio Ecuménico, continuación del Concilio del Vaticano, que se celebrará por iniciativa y poder de este Gran Monarca, especialmente para reformar al Clero, y cuyas disposiciones hará cumplir con todo rigor: por lo cual se dice que tiene el librito en su mano.


    El libro es pequeño, librito, no por lo que contiene, sino por su poco volumen, pues en poco texto abarcará mucho y será más claro que los Concilios pasados, especialmente por la reforma que hará y llave que dará para interpretar las Sagradas Escrituras; y asimismo sus frutos, con harto menos trabajo, serán mayores que los de todos los Concilios: por todo esto se dice que el librito está abierto.


    Representa también este librito el Apocalipsis, cuya parte histórica será perfectamente explicada por obra del Monarca sabio y poderoso, y las profecías de los siervos de Dios, que son meros comentarios apocalípticos; y asimismo representa la constitución o ley fundamental que dará a su pueblo y al mundo para extirpar de raíz los males pasados.


    Y puso el Angel su pie derecho sobre el mar, en señal de que sus flotas lo dominarán de polo a polo, venciendo con poco aparato de naves, pero con fuerza incontrastable, todas las armadas enemigas; y su pie
    izquierdo sobre la tierra, porque en ésta no ha de dominar sin que preceda su poderío naval, y porque siendo su fuerza menor en tierra que en mar, por tierra será más acometido y le costará más trabajo dominarla; pero la dominará con el auxilio de Dios, según se ha dicho al declarar que por los pies se entiende la extensión y el poderío de un imperio.


    La dominará, sobre todo, en virtud de la Santa Cruz que llevará en sus banderas. Cruzados serán sus ejércitos; la Cruz será su guía y su fuerza, de ella recibirá el poder contra todas las potestades del infierno y del mundo contra él conjuradas, y este es otro de los sentidos que encierra el librito que lleva en la mano, pequeño en apariencia y grande en virtud.


    Puso su pie derecho sobre el mar, el pie más fuerte; y el más débil, o el izquierdo, sobre la tierra, porque aquí el mar significa la impiedad de todo género, movible y tempestuosa y difícil de dominar, y tierra significa la parte buena de los hombres, sólida y fácil de recorrer, por lo cual basta para ella el pie izquierdo.


    III, IV.— Y clamó con una voz grande, a manera del león cuando ruge. Es decir, que una vez que empiece a reinar en su pueblo, y aun antes, clamará enérgicamente contra todas las podredumbres políticas, sociales y religiosas, declarando guerra implacable a todo mal. Su voz, como el rugido del león, que simboliza la Patria de este Monarca, llenará de terror á los malos, como el rugir del león aterroriza las fieras del desierto, por lo cual todos los precitos se conjurarán contra él.


    Asimismo esta gran voz representa los edictos y leyes que dará y hará ejecutar en beneficio de la Fe Católica y de la sociedad civil, con rabia y espanto de los malos.


    Y así que hubo clamado, siete truenos hablaron sus voces o estallaron, esto es, estalló la voz de los siete pecados capitales por boca de los impíos, que tratarán de resistirle por todos los medios, levantando contra él una horrible tempestad de odios, calumnias y asechanzas, y volviendo en guerra contra él las siete armas con ayuda de los siete demonios o siete cabezas de la bestia; pero todo inútilmente, porque el Monarca fuerte será en todas las cosas protegido por el Dios de los ejércitos que le dará la victoria.


    Y así que los truenos hubieron estallado, iba yo a escribir lo que dijeron, y oí una voz del cielo que me dijo: sella lo que han hablado los siete truenos; escribe que han hablado, sí; pero lo que han dicho no quieras escribirlo, porque no conviene se descubran antes de hora los secretos que atañen a la repentina aparición del Gran Monarca y la furiosa persecución que padecerá; no conviene se disipe la nube en que viene envuelto, y menos que se divulgue el modo como aterrará a los malos con siete truenos correspondientes a las siete edades, y a los siete candelabros o espíritus de Dios, y a las siete principales virtudes con que combatirá los siete vicios.


    Por otra parte, así que todos los impíos y tiranos a una se conjuren como una tempestad contra el Gran Monarca, y le denigren con sus diatribas y calumnias, y preparen contra él todas las armas, los fieles vasallos y todos los amigos de este Príncipe querrán defenderle por escrito, y él mismo quedará afligido de tanta infamia; pero una voz del cielo, esto es, de la Iglesia, la voz del Papa legítimo, dirá a unos y otros: no os aflijáis, no os conturbéis, despreciad la mentira, tenedla por lo que vale, y preparaos a rechazar la fuerza bruta con la fuerza santa para que triunfe la Causa de Dios; y entonces,


    V, VI, VII.—El Angel que vi estar sobre el mar sobre la tierra, el Gran Monarca cuya dominación universal empezaba, levantó su mano al cielo, de donde le venía su gran poder, lo mismo que su autoridad, lleno de celo por su Dios ultrajado y por el bien de su Patria y del mundo todo, lleno de ardor por el triunfo de la fe y de la ciencia, juró por el que vive en la tierra y cuanto hay en ella, y el mar y cuanto él contiene, que ya no habrá más tiempo para los enemigos de Cristo, cuyos días están contados. Contra ellos se lanzará con ímpetu incontrastable por aire, tierra mar, testigos de su grandioso juramento; acabará con todas las herejías, con todos los errores, con todas las sectas, con todos los corruptores y todos los tiranos.


    No; ya no habrá más tiempo para que se cometan los males sociales y religiosos que corrompieron y ensangrentaron las edades pasadas, sino que todos serán echados al infierno; porque si bien los males surgirán de nuevo al fin de la edad sexta o del Gran Monarca, sea en los días del séptimo Angel, cuando este empiece a sonar su trompeta, ya no será para que dominen por siglos las naciones como antes, sino por el breve tiempo del Anticristo; y de esta suerte se consumará el misterio de Dios, esto es, lo que Dios nos ha anunciado por sus siervos los profetas, tan menospreciados de esta generación incrédula y frívola. Después de lo cual habrá todavía un tiempo, cuya duración no se sabe, y que algunos extienden a mil años, no con el espíritu herético de los milenarios, sino con espíritu de verdad y de fe.


    Se consumará el misterio de la acción de Dios en los siglos pasados cuando el séptimo Angel empiece a tocar la trompeta; no se sabe cómo será después el mundo, ni cuánto durará, pues el ángel no hace más que empezar. Ni siquiera los ángeles del cielo saben cuándo será el día en que Dios juzgará al mundo.


    VIII, IX, X.—Así que el gran Monarca triunfe de todos los enemigos del orden, consagrará todos sus esfuerzos al esplendor del librito abierto que en su mano lleva. Por eso yo, representando toda la Iglesia militante, oí la voz del cielo que hablaba otra ved conmigo y decía: Anda y toma el libro abierto de la mano del Angel que está sobre la mar y la tierra. El Pastor Angélico, un Pontífice santísimo, pronunciará las alabanzas de su hijo el Monarca fuerte, lo coronará Emperador de Oriente y de Occidente, y sancionará las grandes reformas debidas a este Emperador universal mandando severamente que sean de todos aceptadas: reformas no sólo eclesiásticas, sino sociales en todos los ramos de la vida, la ciencia y el arte, las cuales serán recibidas por los hombres de mano del Monarca por Dios enviado, esto es, impuestas por su poder para la felicidad de todos los hombres.


    Fui, pues, al Angel, pidiéndole que me diera el libro, como irán todos los fieles, pues, entonces todos serán fieles, y me dijo: Tómalo y devóralo, y llenará de amargura tu vientre, esto es, tu carne, tus pasiones, tu naturaleza corrompida, tus miembros pecadores; pero en tu boca será dulce como la miel, quiere decir, será dulce a tu espíritu, a tu fe, a tu celo por la gloria de Dios, a tus miembros justos, porque la doctrina pura, la moral santa, tanto son amargas para los malos como dulces para los buenos.


    Tómalo y devóralo es mandato imperativo, porque mandato será y no consejo aquel por el cual se imponga este libro a los hombres. Y en verdad, entonces recibí el libro de mano del Angel y lo devoré, esto es, lo estudié y practiqué con santo afán, y era en mi boca dulce como la miel; pero así que lo hube devorado, quedó mi vientre lleno de amargura, quedaron mis concupiscencias abatidas, con gran pena de mi parte inferior.


    XI.— Y me dijo el Angel: es necesario que de nuevo profetices a las naciones, y pueblos, y lenguas, y a muchos reyes. «No se ha hecho esta paz para que estemos ociosos, dirá el Gran Monarca; es menester que de ella se aprovechen los ministros de Dios para llevar la luz del Evangelio a los países más apartados y desconocidos, para que de todo el mundo se forme un solo rebaño y un solo pastor.


    «Id y evangelizad: dulce como la miel es la paz, dulce el descanso después de las fatigas pasadas, y amargo y duro el trabajo en tan lejanos países; dulce la felicidad social y religiosa de que gozamos, y amargo y terrible el tiempo que a esta época seguirá; pero tanto mayor debe ser vuestro afán por el arraigo de la verdad y la evangelización de todo hombre, cuanto mayores fueron los estragos que pasaron y más temibles se presentan los que han de acompañar al Anticristo.


    »Mucha es la labor que nos queda: es necesario seguir profetizando a las naciones, y pueblos, y lenguas, y a muchos reyes; vosotros con la Cruz y la palabra, yo con la Cruz y la espada».


    Asimismo aquel Monarca sabio hará que todas las ciencias sigan profetizando, esto es, descubriendo con nuevas y espléndidas razones su absoluta conformidad con la Fe. El Dios de las ciencias las bendecirá, y nunca el progreso humano habrá tenido tal período de desarrollo. Los inventos que se harán exceden ahora toda previsión.


    Así, con este admirable acuerdo, procederán entonces la Iglesia, la Ciencia y el Imperio.


    Este es el Gran Monarca español anunciado por San Isidoro, San Vicente Ferrer, Santa Brígida, San Alfonso Rodríguez, San Nicolás, cien otros santos y las Sibilas; éste el gran Crucífero y fundador de la orden religioso-militar de los Crucíferos, profetizado por San Francisco de Paula y mil profetas más; éste El hombre que se necesita y por el cual todos claman hoy; éste el Restaurador de todo en Cristo; éste el Padre de los pobres y protector de los desvalidos; éste el que ha de llevar la Patria a la cumbre de la gloria, el Estado a la cumbre de la grandeza política, la Nación a la cumbre del poderío, el Pueblo a la cumbre de la felicidad posible en esta vida. Este es el Gran Monarca que Dios nos guarda, objeto de las profecías más estupendas; éste es el Gran Españolista. ¡Cuándo vendrá el gran españolista! Mitte, Domine, quem missurus es...


    ___________________________


    (I) Compendio de todo cuanto los Profetas anuncian del Gran Monarca, especialmente el Venerable Holzhauser en el capitulo X de sus autorizadisimos y proféticos Comentarios sobre el Apocalipsis


    APOLOGÍA DEL GRAN MONARCA
    P. José Domingo María Corbató
    Biblioteca Españolista
    Valencia-Año 1904






    http://wwwapostoladoeucaristico.blogspot.com/2014/08/el-gran-monarca-rey-por-cristo.html?m=1


    Valmadian dio el Víctor.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  7. #7
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,211
    Post Thanks / Like

    Re: Profecías

    La leyenda dorada de España (2): esperando al Caudillo del Tajo


    Por Laureano Benítez Grande-Caballero.-

    Una parte sustancial de nuestra leyenda dorada es que España ha sido siempre tierra de caudillos, de líderes carismáticos que, imbuidos de un ardiente patriotismo, han sido capaces de dirigir el espíritu de lucha y resistencia de los españoles frente a amenazas externas o internas a su supervivencia, encarnando la esencia de la raza, guiando los ejércitos, o dirigiendo las movilizaciones populares.

    Caudillos, Grandes Capitanes, «Capitanes España», Campeadores que cruzan Estrechos, conquistan lejanos imperios, dan vueltas al mundo, se adentran en selvas inhóspitas, conquistan torres inexpugnables, se hacen fuertes en alcázares y castillos, protagonizan numantinas defensas de la Patria, llevando a los patriotas a realizar gestas imposibles, a memorables triunfos.

    Caudillos que surgen esplendorosamente en aquellos momentos en que la Patria está más amenazada, como emanados de una sabia Providencia divina, pródiga en proporcionar ayudas celestiales a nuestro pueblo, como recompensa a su catolicidad y su arrojo.

    En los tiempos sombríos que vive nuestra Patria, en esta hora tenebrosa que ha descargado su malignidad sobre España, ¿surgirá acaso otro Caudillo, otro adalid que nos lleve al triunfo sobre las fuerzas del Mal que nos asedian por doquier? ¿Volverá a repetirse en estos tiempos de extrema necesidad en los que nos encontramos el advenimiento de un poderoso líder que nos saque del marasmo avasallador que amenaza con destruirnos?

    Como resultado de la conjura del NOM, nos hemos retrotraído al frentepopulismo desintegrador, que con su amenazante anarquía, su hispanofobia y su cristianofobia han vuelto a levantar los puños de unos milicianos que creíamos derrotados. Pero, aunque los tiempos sean parecidos, ya no somos los mismos, pues la maligna Transición ha convertido a un pueblo de soldados en un rebaño amorfo, en un «pueblo sin pulso», como decía Manuel Silvela tras el desastre del 98: sin pulso patriótico, sin pulso religioso. Sin embargo, si nos atenemos a nuestra historia, de ella es obligado deducir que también sería posible en un futuro no lejano la aparición de un caudillo que nos redimiera de la postración actual, del apocalipsis al que nos están llevando las fuerzas oscuras.

    Y no solamente es factible deducir esta creencia desde la perspectiva histórica de España, sino que, además, la fe en un nuevo caudillaje se asienta en un importante corpus de profecías que vaticinan su viabilidad, casi su inevitabilidad. Porque hacer una prospección en el futuro siempre implica la recurrencia a las predicciones, a los augurios, a la dimensión visionaria.

    Naturalmente, estas profecías no poseen ninguna garantía «científica», ya que pertenecen al mundo de la ficción histórica, pero no por eso podemos desecharlas como puras fantasías de personas que pretenden escapar a la frustración actual evadiéndose en mundos oníricos colmatados de una felicidad que la situación actual de España está muy lejos de proporcionarles.

    Pero estas profecías merecen una credibilidad, por lo menos una atenta consideración, pues provienen de una pléyade de santos y videntes acreditados, y, por otra parte, reflejan una gran unanimidad sobre el tema de que sí, de que surgirá ese Caudillo que España ―y el mundo― tanto necesita en la hora actual, unanimidad que también afecta a las características de su caudillaje, las cuales expondremos de manera que recogeremos preferentemente aquellas que concitan más acuerdo.

    La exposición más pormenorizada de la profecía sobre el advenimiento de un Caudillo en España se debe a Bug de Milhas, un ermitaño francés de la aldea de Milhas de Cominges (Pirineos franceses), fallecido en 1846 con casi cien años de edad, célebre por su acreditado don de profecía, pues vaticinó con toda exactitud ―entre otros acontecimientos― la Revolución Francesa y la llegada al poder de Napoleón.

    Bug predijo la aparición de ese caudillo ―el «Caudillo del Tajo»―, con unas palabras categóricas: «¡Dios Eterno!, tus juicios son grandes e incomprensibles… Iberia, Iberia, veo crecer tu poder, nada podrá detener la elevación de tu destino. 700 años de guerras formaron de ti el imperio más grande que se ha conocido. Combatida por la tempestad de los partidos y la ambición de los extranjeros, lucharás, te costará sangre, tesoros, edificios… pero llegará el día de la paz, recuperarás tu poder y tus anteriores pérdidas, tu esplendor se extenderá hasta las regiones más remotas.

    Entonces desaparecerán los diferentes dialectos de tus provincias, usos, trajes y costumbres. Todo cambiará, pero serán uniformes y generales en toda la extensión de tu territorio; una sola lengua se hablará en todo él.

    Una guerra europea anunciada por muchos profetas, acompañada de peste y otras plagas, llevará sus estragos y terror por todas partes […] Los católicos se refugiarán en Iberia, aumentando su poder. Entonces el Tajo producirá un guerrero, valiente como el Cid y religioso como Fernando III el Santo, quien con el estandarte de la fe reunirá un gran ejército y saldrá al encuentro del formidable gigante que vaya a conquistar la Península. Los Pirineos serán testigos de la mayor batalla que han visto los siglos.

    Tres días durará la batalla: los cadáveres, los miembros esparcidos y las armas hechas pedazos obstruirán el paso, y servirán de muralla a los vivos; la sangre correrá como los ríos en invierno.

    Abrumados por el excesivo número de enemigos, los íberos cejarán tres veces, pero mantendrán indecisa la victoria. Llegará el día tercero y los defensores de la verdad, rendidos de tan porfiada lucha, se verán a punto de sucumbir.

    Entonces el guerrero del Tajo, levantando el nuevo Lábaro cual Constantino, rodeado de sus más valientes soldados e invocando al Dios de los ejércitos, se arrojará con denuedo al centro de los enemigos, penetrará en sus filas y serán deshechos y derrotados.

    En vano el temible gigante querrá animar a los suyos y restablecer el combate, porque el dedo del Señor señaló ya el fin de su reinado y sucumbirá a los filos de la espada del nuevo Cid…

    Entonces el ejercito victorioso, protegido por el supremo Hacedor, atravesará provincias y mares, y llevará el estandarte de la Cruz hasta las orillas del Newa, donde fijará este signo maravilloso. Vencidos los bárbaros conquistadores y los sectarios de las falsas creencias, triunfará en todas partes la religión católica y hará la felicidad del género humano. ¡Dichosos los que conozcan esta edad de oro!».

    Como vemos, Bug se refiere a Iberia, es decir, a una nación formada por España y Portugal. En cuanto a la guerra europea que menciona, sin duda se refiere a la III Guerra Mundial, en la cual otras profecías dan también un especial protagonismo a los musulmanes, que invadirán la Europa del Sur, especialmente España, con el fin de reclamar el antiguo Al-Ándalus. También el Caudillo acabará con esta amenaza.

    Esta batalla es parte de la gran ofensiva que hará la Bestia-el Anticristo, en la que contará con un gigantesco ejército de doscientos millones de soldados, según se relata en Ap. 9-16, cifra que, por su enorme magnitud, solo cabría atribuir a China. Naturalmente, es difícil pensar que una coalición de fuerzas al mando del Caudillo pueda derrotar a un ejército tan numerosísimo, pero así es como se cuenta la historia. Otra batalla decisiva tendrá lugar a orillas del Rhin, cerca de Colonia, y también culminará en victoria. El colofón a estos triunfos será el establecimiento de la Edad de Oro a que se refiere Bug, y que se describe en el capítulo 20 del Apocalipsis.

    Esta profecía de Bug no es, desde luego, la única en la que se menciona al Caudillo del Tajo, ya que esta figura mesiánica protagoniza muchas predicciones sobre el futuro de numerosos y acreditados santos y videntes, las cuales coinciden en sus principales características, y difieren en algunos detalles.

    En cuanto a las conjeturas sobre la posible identidad de ese Caudillo, los vaticinios son unánimes a la hora de adjudicarle un linaje real, y también hay unanimidad a la hora de atribuir ese linaje a la dinastía borbónica, por lo cual una parte del corpus profético afirma su nacionalidad francesa, llamándole «Gran Monarca», otro nombre bajo el cual se conoce al Caudillo del Tajo.

    Sin embargo, todas las profecías que no son de origen francés afirman que será español, descendiente de una rama borbónica que vive en el exilio esperando que Dios vuelva a llamarla a un papel estelar en la Historia. Algunos creen que, puesto que ese «Gran Monarca» reinará a la vez sobre España y Francia, su papel podría recaer en Luis Alfonso de Borbón y Martínez-Bordiú, cuya candidatura a reinar sobre Francia es ampliamente reconocida.

    Un inconveniente radica en el hecho de que el nombre que más se apunta en los vaticinios es el de Luis Carlos, por lo cual una rama del carlismo le hace militar en sus filas.

    Otra corriente de opinión es más tradicionalista, pues entronca a ese Caudillo con los Reyes Católicos, caso de san Isidoro. Lo que está claro es que es imposible adjudicar este caudillaje a Felipe VI ―entre otras cosas, por su ausencia de catolicismo―, el cual, según muchas profecías, perderá su trono en aras de una República de efímera duración.

    También hay unanimidad total entre las profecías a la hora de considerar que la batalla decisiva de la III Guerra Mundial tendrá como escenario ―como afirma Bug― los Pirineos, y que durante esa contienda el Caudillo del Tajo llevará a las tropas a la victoria. Muchas predicciones explican que, tras haber devastado Europa, la invasión será detenida en la barrera pirenaica por la tenaz y heroica resistencia de los españoles, que lucharán en solitario deteniendo el avance hasta que intervengan los Estados Unidos, cuyos ejércitos combatirán finalmente en el escenario pirenaico, con la intervención asimismo de ejércitos iberoamericanos, de Portugal, y de los restos combatientes de los refugiados de otros países europeos.

    Es importante resaltar que, aunque la contienda arrase Europa, el objetivo de los ejércitos invasores será llegar a Gibraltar, para allí unirse a las huestes musulmanas. Sin embargo, el asalto a España también se debe a que nuestra Patria ha sido siempre la más tenaz defensora de la fe católica, hasta el punto de que aun hoy día, amenazada por una creciente apostasía, junto a Portugal, sigue siendo la gran reserva espiritual del mundo.

    De todas formas, es de resaltar que la ofensiva contra España ha comenzado ya desde hace tiempo, puesto que las fuerzas del Mal, posiblemente teniendo exacto conocimiento de estas profecías que tan importante papel le asignan a España, intentan debilitarla destruyendo su unidad territorial, segregando el País Vasco y Cataluña, la cual, por su gran inmigración islámica, serviría de quintacolumna.

    Todo este apocalipsis guerrero tendría en los designios divinos como último objetivo la destrucción de la Gran Ramera del Apocalipsis, metáfora perfecta para describir la degradada Europa actual, sumida en el desorden moral y la apostasía, de manera que su devastación habría que contemplarla como un castigo divino, según las profecías, tragedia de la que quedarían a salvo España y Portugal, que constituirían el pueblo de Dios remanente.

    Es importante destacar también que Bug hablaba de esta misión de Iberia, de este destino, no como una autoelección, sino como expresión del misterio de un Dios que escribe en la Historia. Aunque el Mal parezca enseñorearse del mundo y de nuestra Patria, Dios se ha reservado el momento de la victoria, en la que España jugará un papel decisivo, a condición de que vuelva a sus orígenes, a sus raíces, a su esencia, pues solamente entonces será posible que remonte la crisis que arrastramos, pues solo con este renacimiento podrá volver a ser levantada de entre las naciones, y no para colmar su orgullo, sino para llevar Paz al resto del mundo.

    La figura del Caudillo del Tajo ―del que las profecías llegan a decir que conquistará vastos territorios, incluida Jerusalén, resucitando el Sacro Imperio Germánico, y siendo el brazo armado del Papado― aparece, por tanto, en las profecías, portando el mensaje de que ―al igual que sucedió con el emperador Constantino― es en la Cruz donde encontraremos la victoria, de que ésta solo será posible con las armas espirituales. Para Bug está claro que la victoria está en Cristo, y que España cogerá ese estandarte.

    ¿Cuándo ocurrirán estas cosas, si es que suceden? ¿Será en un futuro próximo o lejano? ¿Habrá de tardar mucho o será para tiempos lejanos? Viendo la actual situación de España, la profecía del Caudillo del Tajo parece de difícil realización, pero, si hay algún país capacitado por la historia y la leyenda para acometer una empresa tan gigantesca, es el nuestro.

    El Dr. Gobelas, en su obra «Garabandal Hora X», donde va transcribiendo las revelaciones de un alma santa dice en su canto-salmo 5º: «Sí que vendrá, si que vendrá un nuevo rey a gobernar. Es príncipe de estirpe lejana; lejana y ya olvidada… Sí que vendrá: ¡cerca está ya! […]

    Será gran guerrero: el Defensor verdadero de España, con su Tradición. ¡Éste, españoles, no os hará traición!»



    FUENTE: La leyenda dorada de España (2): esperando al Caudillo del Tajo – Alerta Digital
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  8. #8
    Eduardo Luis Blanco está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    25 sep, 14
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    43
    Post Thanks / Like

    Re: Profecías

    Ya que habla de Garabandal , (aparición mariana en fase de estudio por la Iglesia) allí la Virgen dijo que habría nunca una guerra de las características de la segunda guerra mundial. Yo entiendo que se puede referir a una confrontación total entre las grandes potencias.

  9. #9
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,211
    Post Thanks / Like

    Re: Profecías

    Cita Iniciado por Eduardo Luis Blanco Ver mensaje
    Ya que habla de Garabandal , (aparición mariana en fase de estudio por la Iglesia) allí la Virgen dijo que habría nunca una guerra de las características de la segunda guerra mundial. Yo entiendo que se puede referir a una confrontación total entre las grandes potencias.
    En realidad es muy raro que en profecía mariana alguna se hable de una tercera guerra mundial. Pero si nos atenemos a Mateo 24, la cosa puede ser diferente:

    "Se levantará nación contra nación y reino contra reino, y habrá hambres y terremotos en diversos lugares, pero todo esto es el comienzo de los dolores."

    (Mt. 24-7)

    Por supuesto, sobre estos términos y otros similares contenidos en Los Evangelios, hay mucha interpretación, pero no dejan de ser avisos de que algo muy gordo se nos viene encima. Por otra parte, en Garabandal no se avisa de tiempos felices precisamente. Incluso se nos advierte de que España sufrirá enormemente porque volverá el comunismo -de facto ya lo tenemos hasta en el gobierno-, y lo tenemos delante de nosotros, y palabras de nuestro Señor son:

    " si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo, si no hay una intervención directa divina, fascinante y terrible, que completamente inversa el curso de los acontecimientos del mundo "

    Y aquí se puede leer al completo la referencia de ello que se produjo en Garabandal.

    Ler mais: https://mensagemdegarabandal.webnode...-do-comunismo/

    De todos modos no olvidemos que las profecías, todas las posteriores a las contenidas en Las Escrituras, tienen el valor que tienen. En el hilo, Garabandal es solamente una referencia pero no el objeto del mismo.
    Última edición por Valmadian; 28/06/2018 a las 22:05
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  10. #10
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,211
    Post Thanks / Like

    Re: Profecías

    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  11. #11
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro carlista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,211
    Post Thanks / Like

    Re: Profecías

    No parece haber duda de que según las revelaciones de Garabandal no habrá otra guerra de características similares a la IIGM. Pero se limitan a lo que afirma la vidente Conchita ante algunas personas que le preguntaron concretamente sobre ello.


    CUESTIÓN DE ÉNFASIS
    Por Connie Hoebich

    ¿Enfocaremos en la profecía o en la santificación?
    La profecía tiene un poder misterioso entre los hombres. Algunos la evaden, otros la atesoran. A todos, al parecer,...



    Profecías aún no cumplidas
    El milagro de la Hostia Visible ocurrió el 18 de julio de 1962, como aval de las apariciones de Garabandal. Conchita lo calificó de ‘milagrucu’ (milagro minúsculo). Pero otros fenómenos extraordinarios, como las caídas y marchas en éxtasis, acompañaron también a las apariciones, para ayudar a los presentes a reconocer la mano de Dios en estos hechos. No obstante, la mayor de todas estas demostraciones, el milagro “extremadamente grande” que Conchita menciona en su diario, está aún en el futuro. Antes de que se produzca, nos dice Conchita, el Señor nos mandará la Advertencia, para purificarnos, a fin de que podamos apreciar mejor el milagro por el que probará su amor por nosotros. Nuestra Señora también habló a Conchita de un castigo que nos mandará el Señor si la humanidad no atiende a los mensajes de la bendita Virgen o al milagro. Además de estas tres profecías principales dadas en Garabandal, sobre la advertencia, el milagro y el castigo, hay varias más que Conchita ha consignado en su diario, en cartas o que ha divulgado en algunas entrevistas.
    < vuelta al principio

    NO HABRÁ TERCERA GUERRA MUNDIAL.
    Así dijo Nuestra Señora en Garabandal.

    El gran temor de la época es el riesgo latente de holocausto nuclear, por disponer las grandes potencias – y algunas menores – de armas que pueden reducir los centros de civilización del mundo a cenizas en cosa de minutos. Los jefes de estado y los dignatarios de la Iglesia han penado en la ardua tarea de enfrentar este problema. Pero sabemos por lo que dijo la Virgen en Garabandal con respecto a una posible nueva guerra mundial, que no debemos preocuparnos de esto, porque nunca ocurrirá.
    Conchita se encargó de plantear esta pregunta en tres ocasiones por lo menos. La fuente primaria de información es aquí Joey Lomangino, que la conoce desde 1963. Él recuerda claramente que ella le afirmó haber oído la Virgen decirle que no habría tercera guerra mundial. Dejó lugar a la posibilidad de escaramuzas y guerras locales entre países, pero excluyó todo conflicto mundial.

    Una segunda referencia es Anne Mequeli, de Brentwood, N.Y., trabajadora empeñosa del Comité del Escapulario en el Centro New York y gran amiga de Conchita, con quien participa en las horas santas dedicadas a los sacerdotes. Ella presta el testimonio siguiente:
    “Una noche en casa de Conchita, cuando todos hablaban de la crisis cubana, ella me dijo: En mi pueblo, en la época, todos temían una tercera guerra y andaban con radios a mano para oír las noticias. Pero yo tuve una aparición en esos días y la Virgen me dijo: No habrá tercera guerra mundial”.

    Otra referencia es una conversación entre Conchita y el obispo Auxiliar de New York, Francisco Garmendia, el 27 de agosto de 1981, que fue grabada. A una pregunta del Obispo sobre el fin de los tiempos, Conchita respondió: “La Virgen me dijo que antes del Milagro habrá solamente tres papas (Pablo VI, Juan Pablo I y Juan Pablo II). Ese mismo día – tal vez usted recuerde que en Francia la gente estaba aterrada temiendo que en 1962 estallara otra guerra mundial – la Virgen apareció y dijo: “No tengáis miedo, nunca volverá a haber una guerra mundial”.


    Other Prophecies
    Eduardo Luis Blanco dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  12. #12
    Eduardo Luis Blanco está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    25 sep, 14
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    43
    Post Thanks / Like

    Re: Profecías

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Naturalmente el que no haya una tercera guerra mundial no implica que haya guerras locales de una cierta extensión y virulencia. Iraq, Siria, Yemen, Ucrania, Congo, etc. No creo que a los habitantes de esos países ler sirva de consuelo. En cuanto a la vuelta del comunismo es claro que se refiere a su faceta material y espiritual, es decir: la pérdida de práctica religiosa, la pérdida de fé. Esto es evidente ya en la Europa cristiana donde las iglesias en muchos países están medio vacías.
    Al mismo tiempo observamos la aparición de todo tipo de sectas , proliferación de todo tipo de adivinos , gurús , tarotistas, se anuncian en los medios de prensa con total libertad para engañar a los ingenuos.
    Incluso la iglesias cristianas no católicas, anglicanos, luteranos etc están cayendo cada vez más bajo al ordenar sacerdotisas, obispas, bendecir uniones homosexuales .....
    Es decir la abominación de la desolación.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Inquietantes profecías de diferente santos
    Por Erasmus en el foro Religión
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 12/10/2016, 14:08
  2. San Malaquías y sus profecías
    Por Toronjo en el foro Religión
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 16/06/2009, 12:57
  3. Increíbles profecías de Santa Brígida de Suecia!!
    Por Jorge Zamora E. en el foro Religión
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/11/2008, 02:32
  4. Profecías (cumplidas) sobre la misa conciliar
    Por el cura y el barbero en el foro Crisis de la Iglesia
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 21/02/2008, 14:27

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •