Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2
Honores1Víctor
  • 1 Mensaje de ALACRAN

Tema: El Bunquer: paradigma imperecedero para todo católico y español

  1. #1
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,658
    Post Thanks / Like

    El Bunquer: paradigma imperecedero para todo católico y español

    Mensaje de un monje al bunquer (las negritas son mías)


    Revista FUERZA NUEVA, nº 501, 14-Ago-1976


    MENSAJE DE UN MONJE AL BUNQUER

    Muy queridos hermanos y compañeros del bunquer:

    Fieles a nuestra mejor tradición cristiana y al laconismo castrense-religioso de nuestro estilo, antes de empezar invoquemos la ayuda que nos viene de lo alto y sin la cual nada podemos hacer en esta vida: “Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos la llama de tu amor”. Invoquemos también a la Madre de la Iglesia y de las Españas: “Dios te salve María, llena eres de gracia…”

    El contubernio liberal-masónico-marxista y capitalista, haciendo gala, una vez más, de su crasa ignorancia de la historia de la Iglesia, de España y de la Humanidad, pretendiendo neutralizarnos y dejarnos fuera de combate, nos ha otorgado el honroso título de bunquer. Dando así a entender que somos personas anacrónicas, que escondemos la cabeza bajo el ala para ignorar la realidad actual, que vivimos en un pasado utópico y desfasado, y, tan pocos en número, que hallamos cómodo cobijo en un solo bunquer.

    Pero como ellos, a fuer de no ser creyentes, ignoran o no quieren conocer la Filosofía ni la Teología de la Historia de la Salvación y de la historia humana, resulta que, precisamente por donde pretendían desvirtuarnos, nos han dado mayor garra, fuerza y empuje. Adentrémonos en el tema.

    Primer bunquer

    Primero con la Biblia en la mano. Resulta que el primer bunquer lo construyó Dios. Un bunquer natural: el Paraíso. Solamente lo habitaban Adán y Eva, hasta que por su prevaricación fueron arrojados fuera por el ángel de espada flamígera.

    El segundo bunquer lo diseña Dios y manda a Noé construirlo. Sus contemporáneos, muy “progres” y liberales ellos –tan “modernos” y recientes son nuestros detractores-, usando y abusando de todas sus muy democráticas libertades –la inmoralidad, en suma-, se reían de él. Pero… vino el Diluvio y ya sabemos el resultado. Los liberales, los disolutos, los inmorales –con aborto, divorcio y homosexualidad muy legalizados-, los burlones, fueron sepultados por las aguas. Y el “ultra” y bunqueriano Noé y su familia fueron salvos por su fe en Dios, y el Señor estableció alianza con ellos, bosquejo de las alianzas sucesivas que Dios fue estableciendo con los hombres, hasta llegar a la Nueva y Eterna Alianza…; pero no adelantemos materia. Y el mundo entero fue para Noé y sus hijos.

    Otro bunquer bíblico fue la casa del justo Lot en Sodoma. Al intentar asaltarla aquella turbamulta llena de lascivia –como gran parte de nuestra actual sociedad-, fue defendida por dos ángeles o enviados del Señor, que los atacaron de ceguera. Podría establecer paralelismos, pero renuncio a ello, en virtud de la brevedad. El bunquer de Lot quedó indemne. Al día siguiente, Dios destruyó las ciudades impías, pereciendo sus moradores. Pero el bunqueriano Lot y su familia fueron puestos a salvo… Un aviso para la sociedad occidental de hoy, aquejada del mismo mal que aquélla.

    Podríamos citar más bunquers políticos, como Betulia, ciudad de Judit; David y sus seguidores en las cuevas; los profetas, pasando por Moisés y Jeremías, pero para no cansar a los oyentes, vamos a pasar al Nuevo Testamento, entrando espiritualmente con Jesús y los Doce en el Cenáculo. (Cfr. Lucas, 22, 7-13; Juan, 13-17).

    La sala donde Nuestro Señor Jesucristo celebró la Sagrada Cena era un lugar seguro, tranquilo, recoleto, “ad hoc” para la amistosa intimidad. Un bunquer según la mentalidad de nuestros memócratas-cristianos de hoy.

    En el Cenáculo

    Y en ese bunquer se instituyó la Eucaristía, la Nueva Alianza entre Dios y los hombres en Cristo Jesús. En él recibieron los discípulos las últimas instrucciones del Maestro, antes de volver Éste al Padre. Y en ese mismo Cenáculo o bunquer estuvieron reunidos los discípulos en otras ocasiones trascendentales: tras la muerte de Jesús, allí se les apareció el mismo día de Pascua y el domingo siguiente. Allí estuvieron reunidos en oración con la Madre de Jesús los diez días que van de la Ascensión a Pentecostés. Allí recibieron el Paráclito de forma sensible y quedaron llenos del Espíritu Santo, juntos con maría Santísima. (Yo creo que la Virgen está también en nuestro bunquer animándonos y ayudándonos maternalmente, como sólo Ella sabe hacerlo).

    A partir de ese día, abandonaban el bunquer y se lanzan a la conquista del mundo para el Evangelio. Y en todas partes hacen discípulos, pese a las persecuciones de los que detentan el poder económico y político y de las oligarquías.

    No os desaniméis, camaradas y hermanos del bunquer. Nosotros somos pocos, pero tened en cuenta que las grandes obras, las revoluciones verdaderas, siempre las realizan un puñado de selectos hombres inasequibles al desaliento. Los Apóstoles y discípulos de Cristo eran menos y ved lo que hicieron.

    Vienen las persecuciones romanas, y para poder reunirse y orar en paz tienen que refugiarse en las catacumbas, convirtiéndolas en pacíficos bunquer. Y, pese a ello, el cristianismo se multiplica.

    Cuando la herejía arriana, el “ultra” San Atanasio, luchando casi solo contra aquella marea –recordemos a nuestro Osio de Córdoba, otro gran y solitario luchador antiarrianista-, durante algún tiempo tuvo que refugiarse Atanasio en un sepulcro. Otro bunquer. Y, pasando a la ofensiva, ganó la batalla al arrianismo.

    Y cuando la seudo-reforma en Europa –España es siempre diferente-, siglo XVI, nuestra Patria se convirtió en el bastión bunqueriano de la Iglesia católica. Y, desde él, hizo muchas y muy victoriosas salidas contra los protestantes: guerras de Alemania, de Flandes, etc. Y viéndose al mismo tiempo atacado el catolicismo por los turcos, España, en otra salida quijotesca, los derrotó definitivamente en Lepanto, salvando a Europa. En el siglo XVII, España fue un inmenso bunquer. Gracias a ello, hoy seguimos siendo Iglesia.

    En España

    Dejemos ahora la Historia de la Iglesia y pasemos a la de España, aunque ambas son inseparables.

    Tras la invasión sarracena del 711, empieza la Reconquista en Covadonga, primer búnquer cristiano frente a los sarracenos. Y, desde esa primera victoria, se forma en el Norte de la Península todo un dispositivo defensivo-ofensivo bunqueriano, que se extiende cada vez más, hasta obligar a los moros a bunquerizarse a su vez en las vegas granadinas, terminando por ser expulsados de su último reducto ibérico.

    Recordemos la guerra de la Independencia, en la que la Península entera se convierte en un bunquer antifrancésEl Alzamiento Nacional de 1936-39: el Alcázar toledano, Belchite, Alto del León, Nuestra Señora de la Cabeza, Simancas, frente de Madrid… Recordad también la España aislada y perseguida de los años 1940-50, pero muy unida a su Caudillo

    Y yo, como monje, me glorío de pertenecer a un bunquer: el monasterio. Bunquer espiritual, desde luego, pero muy real. Voy a probarlo con la Historia en la mano.

    Un canónigo regular del siglo XII, Hugo de Fouilloy –canónigo de hecho y monje de corazón-, sintetiza la vida monástica afirmando que en ella el monje trata de renunciar al mundo y amar la pobreza de Cristo. Y trata de vencer las tentaciones del siglo luchando contra el demonio. Pero, a diferencia de los solitarios, los monjes luchan contra el demonio en esos campos atrincherados y cerrados que son los claustros. Y afirma literalmente: “clausura vero quasi castra”. Y luego, añade: “monachi faciunt sibi claustra”. Es decir, buscan un desierto –sitio solitario- protegido y organizado, con la garantía de toda una institución de vida.

    Ahora bien, si “claustrum” equivale “ad castrum”, expresando las ideas en lenguaje moderno puedo afirmar con entera licitud que “monasterio” equivale a “bunquer espiritual”.

    El monje aprende a luchar y se fortalece en el claustro o baluarte espiritual para luego, pasando a la ofensiva, conquistar el cielo: “De cella ad coelum”, como gustaban decir los monjes del medievo.

    Aquí tenemos un ejemplo y un estímulo: ahora nos defenderemos en el bunquer para luego, pasando a la ofensiva, reconquistar España y el mundo para Cristo.

    Reducto espiritual

    Ahora bien, aunque vosotros no sois monjes, sin embargo, para poder vencer en esta lucha titánica, necesitáis construir dentro de vosotros, en vuestro corazón, un claustro o reducto espiritual. Así llegaréis a ser soldados de Cristo en cuerpo y alma. Es decir, totalmente. Y así venceréis –venceremos-. No os quepa la menor duda.

    Por eso el bunquer es para nosotros símbolo y garantía de victoria.

    Con nuestros enemigos: comunismo, masonería, socialismo, ateos y materialistas, progresistas y apóstatas, etc., que componen el ejército enemigo, está el diablo como general en jefe. Con nosotros está Cristo como Rey, Señor y Salvador. Se trata de una batalla más de la guerra secular entre Cristo y Belial. Nosotros hemos optado por Cristo. Somos parte del Ejército de Cristo, cruzados del Amor contra el odio, la envidia y la soberbia humana y luciferina.

    Yo lucho con vosotros desde mi claustro con las armas espirituales e invencibles, propias del soldado de Cristo: la oración, el ayuno y el amor cristiano. Y nuestra Madre Inmaculada nos ayuda desde el cielo con su poderosa intercesión y nos bendice…

    (…)

    Para terminar, recemos juntos el Padrenuestro.

    ¡Arriba España!

    “Buscador de Dios”
    Última edición por ALACRAN; 15/03/2021 a las 15:01
    MONTECASINO dio el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  2. #2
    Avatar de MONTECASINO
    MONTECASINO está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    02 ago, 12
    Mensajes
    70
    Post Thanks / Like

    Re: El Bunquer: paradigma imperecedero para todo católico y español

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    ¡Sursum Corda!

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 0
    Último mensaje: 30/05/2020, 15:00
  2. Respuestas: 1
    Último mensaje: 18/02/2019, 17:55
  3. ¿Qué podemos hacer para restaurar todo en Cristo?
    Por Hyeronimus en el foro Crisis de la Iglesia
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 12/02/2018, 20:23
  4. El español: la segunda lengua materna en todo el mundo
    Por Hyeronimus en el foro Geografía y Etnografía
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 02/02/2018, 21:44
  5. Todo barato, rebajas para todos (para los Santos también)
    Por Hyeronimus en el foro Crisis de la Iglesia
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 19/01/2014, 18:50

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •