Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 3 de 3

Tema: En China no hay progreso, la gente muere de hambre

  1. #1
    Avatar de Miquelet Chaira
    Miquelet Chaira está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    29 sep, 06
    Mensajes
    688
    Post Thanks / Like

    Exclamation En China no hay progreso, la gente muere de hambre

    «En China no hay progreso, la gente muere de hambre»«El Gobierno puede destruir iglesias, cerrar seminarios y meter en prisión a los católicos clandestinos durante más de diez años en cualquier momento»

    Ángel Villarino
    HONG KONG- La cara sonriente del cardenal Zen destaca en la portada del diario más importante de Hong Kong el mismo día de la entrevista. En esta ciudad (la única ventana por la que soplan las libertades en China) tan sólo un tres por ciento de la población es católica y, sin embargo, nadie pone en duda la autoridad moral del purpurado, uno de los más valorados del Vaticano y una de las voces que con más vehemencia ha criticado los excesos del régimen. La batalla que libra contra la maquinaria represiva China que arrebata la libertad religiosa a un tercio de la población mundial se ha acabado convirtiendo en una lucha por la democracia. «Si es que un buen católico tiene que ser un buen demócrata», reivindica el cardenal, bajo un espeso anorak que lo protege del frío en la mañana más gélida que ha vivido Hong Kong en los últimos 50 años.

    -El Gobierno chino dice que usted es un hombre de fe y que no debería entrar en política.

    -El hombre vive en la sociedad y de un modo u otro tiene que tomar posiciones. Incluso el que renuncia a participar en política está tomando con esa decisión una postura política. Pero cuando la Justicia está en juego tenemos el deber de iluminar las conciencias. Es muy cómodo para los que están en el poder, abusando de su autoridad, decirle a la Iglesia que se calle. Es ridículo y absurdo. La Iglesia tiene que decir lo que piensa.

    -En China no habrá democracia, pero el éxito económico chino tiene a todo el mundo deslumbrado. ¿Qué opina?

    -Según la doctrina de la Iglesia el verdadero éxito no consiste en la suma del producto, sino que llega cuando todo un pueblo mejora su vida al mismo tiempo. Esto en China no está pasando. La desigualdad es impresionante y creciente. Esto no es un verdadero progreso.
    -Deng Xiaoping le habría dicho que primero tienen que hacerse ricos unos pocos y después el resto.

    -Se ha hecho la reforma económica sin hacer la reforma política y eso es muy peligroso. Dicen que tenemos un libre mercado, pero no es verdad. La gente del Partido lo controla todo. ¿Qué quiere decir en un contexto como éste privatizar empresas estatales? Quiere decir venderlas a quien las puede comprar, que son únicamente los dirigentes. Están quedándose con todo y a un precio bajísimo. En el campo es aún peor porque le quitan la tierra al campesino ilegalmente y la revenden a extranjeros carísima. Aunque el Producto Interior Bruto esté creciendo mucho, esto no es progreso. Es una corrupción enorme.

    -No me dirá que se vivía mejor durante el maoísmo.
    -No es fácil compararlo, pero hay gente en China que dice que se vivía mejor cuando estaba Mao porque al menos eran todos pobres. No es un planteamiento correcto, claro, pero demuestra que la gente está sintiendo fuertemente la injusticia. Eso no quita que el maoísmo fuera una aberración en la que murió mucha gente, pero a lo que me refiero es que en China sigue habiendo grandes problemas y gente que se muere de hambre.

    -¿Y cree que existe la esperanza de un cambio democrático?
    -Esto no puede seguir así y todos esperamos ese cambio. Deberían empezar por el Partido porque ni siquiera en el Partido hay democracia. Si comienzan a abrirse en el Partido se abriría una rendija de esperanza para la población.

    -Dice que China no puede seguir así, ¿hay peligro de otra revolución?
    -Claro que hay peligro. Hay muchas pequeñas revueltas, aplastadas enseguida, pero las hay. Es peligroso porque en un país tan grande estos pequeños desórdenes dan mucho miedo si los ponemos todos juntos.

    -Dicen que China se ha convertido en el gran supermercado de almas.
    -Puede, pero en ese caso es un mercado todavía un poco cerrado. Ciertamente China es un país muy grande que, con la apertura económica, se debería abrir también a la religión. Pero por el momento hay muchas limitaciones a nuestra gran esperanza de poder evangelizar la gran China. Aunque la ley reconoce la libertad religiosa, en realidad hay grandes impedimentos. La educación esta obviamente vetada a la Iglesia y en general también la asistencia social y la caridad. Hoy por hoy se permite que los extranjeros entren a enseñar idiomas, a dar clases en las universidades o a hacer negocios, pero no a evangelizar.

    -Sin embargo, otras corrientes cristianas sí están consiguiendo enormes éxitos. Los protestantes hablan de casi diez mil conversiones al día.
    -No sé cuál es la cifra, pero es cierto que consiguen un gran número de conversiones. Ellos entran más directamente a la gente, entre otras cosas porque tienen estructuras más flexibles.

    -También los musulmanes están ganando terreno. ¿No es cierto?
    -El Gobierno chino tiene mucho miedo de la potencia de los musulmanes porque en ciertas zonas son muy numerosos y ciertamente lo ven como un problema. Pero por otra parte, Pekín hace una política exterior muy amigable con los países árabes.

    -Dicen que la religión está de moda entre los jóvenes chinos.
    -Sí, se da este fenómeno y es comprensible porque hay una cierta vacuidad de ideales. El marxismo ya no existe, es una cosa del pasado, ha quedado completamente superado. Así que la gente busca valores nuevos, nuevas cosas a las que agarrarse. Pero no olvidemos que también hay una tendencia secularizadora, materialista, de gente que corre sólo detrás del dinero desesperadamente. No sé cuál de las dos fuerzas es mayor ni cómo se equilibran, honestamente.

    -¿Hacia dónde lleva esta carrera desarrollista que ha emprendido China?
    -No lo sé. Es ambivalente. Puede acabar siendo una búsqueda de los valores, pero se puede acabar también en el nuevo paganismo. De este encuentro entre Oriente y Occidente que se está dando en China pueden salir muchas cosas. De Occidente, China puede aprender cosas buenas, pero también las malas. Se puede aprender el cristianismo, pero también el ateísmo occidental, el relativismo, el pragmatismo, todo eso.

    -Se dice que la juventud china está perdida, que no tiene grandes valores ni puntos de referencia fijos.
    -Esto no es como le puede parecer a usted. Aquí no estamos todavía en el estadio de desorientación que vive Occidente. Hay mucha pobreza y muchos jóvenes que tienen que luchar para sobrevivir. Ahora bien, en las zonas de la costa, donde la población se ha enriquecido, es diferente porque ahí sí que hay masas de personas que se están perdiendo en el consumismo, que buscan la última marca del teléfono móvil y un hedonismo muy superficial que, sin embargo, no creo que haya llegado a los límites de otros países. Estamos todavía en una fase de embriaguez con el progreso material.

    -En China hay una Iglesia clandestina que mantiene su obediencia al Papa y una oficial, también llamada Patriótica, que el Gobierno controla de cerca. ¿Cómo son sus relaciones con los obispos de la Iglesia Patriótica?
    -Tengo buenas relaciones con muchos de ellos, pero ahora que soy cardenal es peligroso ponerse en contacto conmigo porque el Gobierno no me ve con buenos ojos. Incluso cuando me nombraron, en China se ordenó que nadie me mandase felicitaciones. A uno de ellos lo encarcelaron por telefonearme. Yo intento evitar contactos directos para no comprometerlos porque es peligroso para ellos. De todos modos sé que lo que digo y escribo acaba llegando a toda China. Estoy seguro de que mi posición y mis cartas son alentadoras para ellos.

    -Pero muchos no aceptan la autoridad del Papa...
    -No es así de simple. Casi todos reconocen al Papa, excepto diez. El Gobierno les permite escuchar al Pontífice en cuanto a doctrina dogmática pero no en cuanto a administración de la Iglesia; no le reconoce el poder de nombrar obispos, por ejemplo. Ahora que ha salido la carta del Papa (documento de Benedicto XVI en el que se pedían mayores libertades religiosas en China, ndr.) andan diciendo que cuando hay que elegir entre la voz del Papa y la del Evangelio, ellos eligen la del Evangelio. Es un modo de evitar el control del Vaticano y claramente, entre los obispos de la Iglesia oficial los hay más valientes y los hay menos valientes.

    -¿Por qué le tiene miedo el Gobierno chino al Vaticano?
    -Siempre me lo pregunto, porque somos una pequeña minoría y hemos estado siempre muy tranquilos y obedientes. Lo que pasa es que a veces hay que obedecer a la propia conciencia y por hacerlo, por hacer lo que creemos que es un deber, nos han castigado. Hay gente muy honesta que ha estado en prisión 20 o 30 años. La historia hablará mañana de estas personas porque algunas de sus vidas son milagrosas.

    -¿Quizá haya muchos santos chinos en el futuro?
    -Sí, eso seguro. Yo he conocido a varios. Algunos que han sufrido 30 o 40 años y se han mantenido siempre serenos. Son grandes santos, no cabe duda.

    -¿Pero cómo es la vida de la Iglesia clandestina en China?
    -La situación es muy diferente según la zona. Hay una escala de diferencias. Cuando en una diócesis la Iglesia clandestina es muy numerosa, la clandestinidad no es tanta. Hay quien tiene incluso una iglesia en pie para rezar. El Gobierno cede ante algunas situaciones porque no quiere enfrentamientos directos con la gente. Es una situación extraña porque teóricamente los católicos que no son de la Iglesia Patriótica están fuera de la ley. El Gobierno puede arrestarlos cuando quiera y de hecho es lo que hace. Algunos van a prisión durante diez años, destruyen la iglesia, o descubren un seminario, lo cierran y mandan a todos a casa. Otras veces los encarcelan y destruyen el edificio. Es una situación muy difícil y se hace todavía más complicada tras la carta de Benedicto XVI porque alguno ha interpretado que lo que el Papa dice es que debe desaparecer la Iglesia clandestina, algo que no está escrito por ningún sitio en la carta.

    -Fuera de Europa es frecuente oír que el Vaticano es demasiado eurocéntrico. ¿Cuánto le preocupa Asia al Papa?
    -Para el Papa China es una prioridad. Está muy bien informado y lee todas mis cartas atentamente. Pero el Papa no trabaja solo, detrás está toda la Santa Sede. Lamentablemente en estos momentos el personal que trabaja para China no es muy abundante. Es más, quizá alguno sea destinado a otras labores. Espero que se fortifique el personal y que inviten a más expertos porque la situación es muy compleja.

    -Se ha hablado mucho de un Papa negro, pero no de un Papa chino.
    -(Risas) Bueno, esto estaría bien. Sí que podría haberlo. Hoy en día está abierto a todo el mundo. Ha habido un Papa polaco, así que no sé por qué no un Papa chino. La Iglesia es Universal. Nos da igual que sea polaco o chino mientras sea un buen pastor.

    - ¿Existe alguna posibilidad de que Benedicto XVI sea el primer Pontífice que pise China?
    -No hay señales muy positivas, la verdad. Pero todo es posible, especialmente en China. Si el Gobierno escucha al pueblo nos debería conceder la libertad religiosa y la posibilidad de que el Papa visite China.


    http://www.larazon.es/23819/noticia/...e_de_hambre%BB

  2. #2
    Avatar de Irmão de Cá
    Irmão de Cá está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    08 sep, 08
    Mensajes
    2,209
    Post Thanks / Like

    Respuesta: En China no hay progreso, la gente muere de hambre

    Es un deber de dignidad boicotar a los productos chinos!

    Produtos chineses feitos com matéria nojenta


    Reportagem do muito oficial jornal South China Morning Post, de Hong Kong, informa que uma moça de Guangdong, na China fez um repugnante achado quando usou elásticos para prender cabelo.

    Os prendedores eram feitos de preservativos! Fatos análogos ocorreram nas cidades de Dongguan e Guangzhou (outrora conhecida como Cantão), informou a BBC News Brasil.

    O jornal local New Express Daily de Cantão contou que a jovem chamada Chen ganhou um pacote elásticos de cabelo como brinde num salão de beleza da cidade.

    Chen disse que os anéis eram recobertos por um material colorido que parecia fio de lã, mas que certa manhã uma parte do revestimento se soltou e ela pôde ver do que era realmente feito o produto.

    “A cor da borracha me pareceu estranha. Normalmente, os elásticos são de outra cor”, contou Chen.

    “Eu desenrolei a cobertura e descobri uma coisa que se parecia muito com um preservativo. É realmente inacreditável e nojento”, acrescentou.

    Chen desmanchou outro prendedor do mesmo pacote e viu que era feito com o mesmo material.

    O jornal disse que pode se tratar de material do lixo que a China importa do Ocidente para reciclar, ficando aberta a possibilidade de que tenham sido empregados repugnantes preservativos usados.

    Segundo o New Express Daily, os prendedores foram feitos na província de Zhejiang, e o fabricante não atendia telefonemas.

    O fato encaixa-se inteiramente na filosofia materialista oficial. O socialismo chinês quer impor sua hegemonia comercial a qualquer preço.

    No caso, ainda achincalha suas vítimas chinesas e, provavelmente ocidentais, que compram baratinho objetos feitos com lixo moralmente repelente.

    É próprio do socialismo nivelador.

    Pesadelo chinês: Produtos chineses feitos com matéria nojenta
    res eodem modo conservatur quo generantur
    SAGRADA HISPÂNIA
    HISPANIS OMNIS SVMVS

  3. #3
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,171
    Post Thanks / Like

    Respuesta: En China no hay progreso, la gente muere de hambre

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Aunque esa porquería de los pasadores de pelo hechos con condones la venden en China. (¡Qué co-chinos!) No sé si se atreverían a vender algo así en Occidente, pero también hay que tener cuidado. En todo caso, han inundado el mundo de productos baratos de mediocre o mala calidad producidos por mano de obra que trabaja en condiciones de esclavitud, y eso ya es motivo suficiente para evitar los productos chinos.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El alma de las Américas y el Hispanismo
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 11/05/2016, 06:11
  2. El " Arte Rupestre " en la Península Hispana
    Por Ordóñez en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 29/11/2006, 13:14
  3. Los Comuneros de la Nueva Granada y etc.
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/11/2006, 12:15
  4. "Los celtas y el País Vasco" por Pedro Bosch Gimpera.
    Por WESTGOTLANDER en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 06/06/2005, 15:38

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •