Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 5 de 5
Honores6Víctor
  • 2 Mensaje de ALACRAN
  • 1 Mensaje de Valmadian
  • 3 Mensaje de DOBLE AGUILA

Tema: Los constantes ninguneos a Felipe VI

  1. #1
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,829
    Post Thanks / Like

    Los constantes ninguneos a Felipe VI

    Los ninguneos al Rey, son una hoja de ruta de un plan urdido para modificar el sistema para el cumplimiento de sus objetivos.

    Jesús Muñoz - 4 octubre 2020

    Los ninguneos al Rey, que muy posiblemente irán en aumento a partir de ahora, suponen una hoja de ruta, como lo llaman ahora, un plan urdido por una parte del sistema para modificar ese mismo sistema para el cumplimiento de sus objetivos.

    Llevo muchos años diciendo, desde antes de que el marido de Letizia fuera Rey, que la monarquía borbónica empezó con Felipe V y terminará con Felipe VI, ojalá no hubiera habido entre ellos ningún Borbón reinando, pero ha habido muchos y muy malos, así que creo que en un corto o medio plazo a los borbones se le va acabar el chollo de reinar en una nación para seguir colaborando en la destrucción de esa nación.

    Por supuesto, no seré yo quien mueva un músculo para defender esta institución, la monarquía española otrora, noble y artífice de grandes logros para España y desde hace varios siglos, institución en descomposición y culpable del declive de España. Pero dejemos los anteriores períodos monárquicos que se han dado en España, repito, algunos enormemente positivos para nuestra nación, y centrémonos en lo que ha significado la monarquía desde 1975 hasta hoy y si merece que los patriotas de verdad deban defender a una institución que tantos males ha causado a España en 45 años.

    Yo no puedo, ni voy a defender una monarquía que como mínimo ha permitido, eso cuando no ha alentado, el separatismo, la destrucción de la unidad nacional, la injusticia social galopante, la inmigración invasión imparable…

    Esta monarquía que ha permitido, cuando no ha alentado, la legalización del terrorismo que está presente en todas las instituciones, la manipulación de la verdad y de la historia o la criminalización del patriotismo….

    Esta monarquía que ha permitido, cuando no ha alentado, las ideologías de género y el omnímodo poder LGTBI, la pérdida de nuestra identidad nacional, nuestro idioma, nuestra tradición, nuestra fe.

    Esta monarquía que ha permitido, cuando no ha alentado, el aborto, la muy próxima eutanasia, la profanación del Jefe de Estado al que le deben que en España haya monarquía…

    Esta monarquía que ha permitido, cuando no ha alentado, la pérdida de soberanía nacional ante la Unión Europea y otras organizaciones supranacionales, y la pérdida absoluta de proyección de España hacia el exterior…

    Yo no puedo defender una institución cuyo máximo representante, vitoreado por algunos, Felipe VI va a firmar la ley de Memoria Democrática que, paradójicamente, será la puntilla para el derribo de la corona, aunque esta consecuencia sería lo de menos en esta sectaria ley tan tóxica para nuestra patria. Un rey que muchos vitorean y que va a firmar, también, la ley de eutanasia para matar a los ancianos y enfermos que sobrevivan a la asesina gestión del coronavirus que están haciendo los “expertos sanitarios”.

    Un rey que muchos vitorean y que también va a firmar los indultos a los golpistas-separatistas, mientras entran en prisión los 14 patriotas de Blanquerna por enfrentarse al separatismo.

    Y mientras, muchos, cómplices también de todo lo ocurrido en España en los últimos 45 años, nos alarman de que el problema es que está en peligro el régimen del 78, su transición, su constitución o su monarquía. Cuando el problema es que está en riesgo la propia existencia de España y los principales culpables del caos son precisamente el régimen del 78, su transición, su constitución y su monarquía.

    Yo le propongo desde aquí un trato a Felipe VI y a sus mariachis, los patriotas nos podríamos replantear el defender la jefatura del Estado cuando ellos hagan todo lo posible para remediar todo aquello que he mencionado hace un momento de lo que es culpable por acción o por omisión, o por las dos cosas a la vez, esa jefatura del Estado…Y si a partir de ahora, no firmara ninguna de las nuevas traiciones a España que va a firmar encantado.

    ¿A que no Majestad, a que no hay narices a actuar por la defensa de España aunque sea por una vez en su vida?

    Y a aquellos de los vítores y aplausos a la monarquía borbónica culpable de gran parte de lo que ocurre en nuestra nación, decirle que ante su “¡Viva el Rey!” y su acrónimo V.E.R.D.E, nuestro “¡Arriba España!” y nuestro acrónimo C.A.F.E.

    Frente a vuestro apoyo a los culpables de la situación actual de España, nuestra lucha por España que está muy por encima de reyes, de constituciones y de democracias.

    https://elcorreodeespana.com/opinion/702925914/Los-ninguneos-al-Rey-son-una-hoja-de-ruta-de-un-plan-urdido-para-modificar-el-sistema-para-el-cumplimiento-de-sus-objetivos-Por-Jesus-Munoz.html
    Última edición por ALACRAN; Hace 3 semanas a las 22:56
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  2. #2
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está desconectado KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,829
    Post Thanks / Like

    Re: Los constantes ninguneos a Felipe VI

    Monarquía y Rey.

    Cartas al Director - 7 octubre 2020

    Por Jesús Aguilar Marina

    Es de sentido común distinguir entre Monarquía y Rey. La monarquía puede ser un sistema de gobierno conveniente -en ciertos períodos históricos o durante toda la existencia de una nación- sin que ello garantice a sus representantes erigirse como modelos de virtud. De ahí que se pueda defender el modo de gobierno y al mismo tiempo cuestionar el valor de quien lo representa.

    Viene esto a cuento porque en las últimas semanas hay un empeño -bienintencionado, supongo- en proteger a nuestro Rey ante el previsto ataque de los miembros socialcomunistas del Gobierno y de algunos de sus lóbis. Pero repasando la trayectoria de Felipe VI -y no digamos de su antecesor- resulta muy difícil, en conciencia, aventurarse a tal defensa.

    Hay españoles -no sé si pocos o muchos- que desde pequeños aprendieron a aborrecer la vana palabrería, los gestos afectados y las solemnes manifestaciones de diálogo, convivencia y respeto. A sentir repugnancia por quienes, aparentando legalidad y cercanía, actúan con incompetencia, pusilanimidad o acobardamiento, si no con egoísmo y deshonor.

    Españoles que rechazan a quienes, mientras la casa se hunde, se limitan a discursear con generalizaciones banales, ofreciendo buenas palabras o promesas a sabiendas de que ni vienen al caso ni se van a cumplir, y que, como les sucede a todos los que llegan más allá de las leyes, su justicia se confunde con su interés, su comodidad, o su capricho. Aquellos que mientras te aprecian de palabra te desprecian con los hechos. Españoles, en definitiva, que no sólo saben que el rey se pasea desnudo, sino que, en contra de lo políticamente correcto, lo manifiestan.

    La cuestión es que, del rey abajo, hoy todas las instituciones están infectadas de culpables, la mayoría de ellos traidores a la verdad y a la patria, por acción u omisión. Desde la muerte de Franco, las dos figuras que han representado a la monarquía se han avenido a las abominaciones y conchabes de la antiespaña, y si en alguna ocasión han puesto raparos al desafuero, sus objeciones se han distinguido por el apocamiento y la fugacidad, de manera que a los pocos días han quedado en el olvido, borradas por la propia flaqueza y por la gubernamental ignominia.

    Durante estas cuatro últimas décadas, nuestros dos jefes de estado han refrendado sin rechistar todas las deslealtades decretadas por una casta política hispanófoba, aceptando con absoluto mutismo la asfixiante corrupción que ha convertido a España en una sociedad desmoralizada y descreída. Pese a simbolizar la unidad y permanencia de la nación, y debiendo arbitrar y moderar el funcionamiento regular de las instituciones, a la vista está cuál ha sido su capacidad y su sacrificio para mantenerlas íntegras, dignas y respetables.

    Con el pretexto de que «el Rey reina, pero no gobierna», se han venido excusando -por tirios y troyanos- todas las negligencias y extravíos imaginables. Pero un rey no puede ser un pasmarote. Un rey, y más el Rey de España, si asume, como debe, que es la más alta representación del Estado, tiene en su mano el suficiente poder para oponerse a la degradación del reino, en vez de inclinar el cuello ante la infamia en general y ante la perversión socialcomunista en particular.

    Todo menos la inoperancia e insensibilidad mostradas durante la transición. Si frente a la inmoralidad de la casta política nuestros dos monarcas han preferido ser circunspectos antes que atrevidos, tienen que saber que la fortuna, como escribió Maquiavelo respecto a los gobernantes, es de un sexo que repele a los cobardes.

    Porque la Constitución y, más allá, el símbolo que encarnan, les proporcionan medios para ello. Corresponde al Rey, por ejemplo y entre otros asuntos, sancionar y promulgar las leyes; expedir los decretos acordados en el Consejo de Ministros; ser informado de los asuntos de Estado y presidir las sesiones de dicho Consejo de Ministros cuando lo estime oportuno… Es decir, tiene funciones suficientes para oponerse a la destrucción del país, para evitar los hechos consumados, y por si ello no fuera suficiente, le corresponde, así mismo, el mando supremo de las Fuerzas Armadas.

    Sin embargo, a pesar de estas funciones cardinales, nos hallamos con un país desgarrado y dividido, unas FF.AA subalternas, desorientadas y poltronas, unas leyes estalinistas (Memoria Histórica/Democrática, LGTBI, etc.), una educación inservible, una justicia corrompida y una sociedad que, polinizada por la propaganda cultural marxista a través de los medios informativos venales, desconoce que la soberanía nacional reside en el pueblo.

    También corresponde al Rey proponer el candidato a Presidente de Gobierno; y cuando, tras las últimas elecciones, Felipe VI propuso a Sánchez para el cargo, sabía perfectamente -como lo sabíamos todos- que el pretendiente sólo podría gobernar en alianza con aquellos que, como éste mismo, cifran su objetivo en la destrucción de España, en el secuestro de la libertad, en la ambición del poder por el poder y en el enriquecimiento personal a costa del pueblo.

    Y, a pesar de ello, contemporizando una vez más y con patético vasallaje a la antiespaña, propuso a Pedro Sánchez para presidir lo que no podía resultar sino un enorme desastre y una siniestra traición.

    De ahí que muchos españoles no puedan gritar «¡viva el Rey!», ni salir en defensa de quienes, mediante dejación de funciones, han permitido la deriva hacia la catástrofe. Cualquier gobernante que no se muestre digno y firme ante la injusticia -ítem más un jefe de estado-, no puede ser venerado por los espíritus libres. Si concede su apoyo y propone para los cargos públicos a los hombres menos virtuosos no puede recibir la benevolencia ni la fidelidad de las gentes de bien; ni puede esperar que el pueblo que rige se sienta estimulado a avanzar por el camino de la virtud y del progreso.

    En todo este permanente ataque a la Constitución, que viene dándose desde que se aprobó hace cuarenta y dos años, alguna responsabilidad tendrán los representantes de la Corona, que, para más inri, se avienen a ser homenajeados, cuando toca, por un país que usurpa y parasita su reino, imponiéndole contra toda razón una humillante colonia, como es el caso de Gibraltar. Sin embargo, estas situaciones incongruentes, que debieran escandalizar en cualquier sociedad sana, no sólo aquí no se ven impropias, sino que se omiten o celebran.

    No se ayuda a la Monarquía respaldando a sus representantes cuando éstos son incompetentes, pusilánimes o corruptos; lo mismo que no se defiende a la Iglesia justificando a un papa quintacolumnista, desleal a la propia doctrina cristiana.

    De un rey de España debieran esperarse siempre decisiones o hazañas dignas y gloriosas, de acuerdo con nuestra historia más noble, pero la amarga experiencia no nos permite, aunque lo deseemos, ser optimistas. ¿Quién espera hoy de nuestro actual monarca -como tampoco las vimos en el rey emérito-, actuaciones dignas en este sentido, como sería lo justo y razonable?

    https://elcorreodeespana.com/politica/45906318/Monarquia-y-Rey-Por-Jesus-Aguilar-Marina.html
    Última edición por ALACRAN; Hace 3 semanas a las 17:35
    Valmadian y DOBLE AGUILA dieron el Víctor.
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

  3. #3
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,584
    Post Thanks / Like

    Re: Los constantes ninguneos a Felipe VI

    Cuestiones aparte de lo que yo pueda pensar sobre derechos dinásticos y las dos legitimidades, el modo en que accedieron al Trono, etc., en mi opinión lo que hay es una bochornosa barahunda de mal llamados españoles que no es que hayan perdido la más elemental de las educaciones, es que no la han tenido nunca. Vamos que no saben ni lo que significa. Porque este asunto fabricado artificialmente por esa manada podetarra, no tiene justificación alguna. En España los únicos moralmente autorizados a plantear ciertas cuestiones, y siempre desde el respeto que se debe a la Institución que es la que dio ser y existencia a la propia España, son los monárquicos. Y es que para experiencias republicanoides, o republiquetas de guiñol, ya hemos tenido bastante con dos, y una tercera iba a ser una repetición de las dos anteriores. En España los republicanos no son señores al estilo de los del Partido Republicano de Estados Unidos, para nada, aquí son auténticos bárbaros "sans culottes", que se emborrachan con la sangre de los guillotinados o los que pasaron por los centenares de checas asesinas que hubo aquí.

    Es por ello una cuestión de ausencia total de educación personal y ciudadana, de incultura general absoluta, eso que se dice de n.p.i., de conductas incívicas de pura grosería, y sino es así ¿porqué tengo yo que pagar a este mamarracho, que ni he llamado, ni he votado? y esto es un ejemplo intolerable de lo que estoy diciendo.

    EL EPISODIO SE VIVIÓ EN EL PLENO DE LAS CORTES DE CASTILLA Y LEÓN.

    Un dirigente de Podemos enloquece ante la defensa al Rey Felipe del PP y VOX en un pleno: «Váyanse a la mierda»

    Pablo Fernández demostró que los respaldos a la Casa Real generan gran inquietud en el partido de extrema izquierda


    https://www.periodistadigital.com/po...-689404377191/


    El tío tapándose la jeta con un mascarilla con los colorines criminales del trapo republicano y demostrando no sólo su total ausencia de educación y respeto, no sólo hacia esos otros diputados autonómicos, sino un total desprecio hacia todos los monárquicos españoles, porque ese energúmeno pretende imponernos por pelotas otra república de mierda, usando su mismo lenguaje.

    Este es el grado al que hemos llegado en España. De nada sirvieron todos los sacrificios de la tragedia de la guerra, de la posguerra, del esfuerzo realizado por toda la nación. De nada para que ochenta años después una barahunda de vagos, de inútiles, de farsantes y bufones, sostenidos por los impuestos que pagamos todos, vengan a jodernos la vida de nuevo, a nosotros, a nuestros hijos, a nuestros nietos, hipotecar todo nuestro futuro. Son estos asquerosos los que se tienen que ir a algún lado, un sitio mucho peor que sus propias heces, pero ya, y cuanto antes mejor.
    ALACRAN dio el Víctor.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  4. #4
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,584
    Post Thanks / Like

    Re: Los constantes ninguneos a Felipe VI

    Guste o no, hablamos del Jefe del Estado, y en ningún país del mundo se consentiría esto que está pasando. De hecho, todos estos tipejos ya estarían en la cárcel o en el exilio, a elegir, y sus formaciones ilegalizadas y disueltas. Pero cuidado, porque cada vez hay más gente harta, hasta la coronilla y más, y la temperatura de la sociedad va subiendo. Luego vendrán los lloros y las lamentaciones.
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  5. #5
    DOBLE AGUILA está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 jun, 14
    Mensajes
    1,418
    Post Thanks / Like

    Re: Los constantes ninguneos a Felipe VI

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Por supuesto, no seré yo quien mueva un músculo para defender esta institución, la monarquía española otrora, noble y artífice de grandes logros para España y desde hace varios siglos, institución en descomposición y culpable del declive de España. Pero dejemos los anteriores períodos monárquicos que se han dado en España, repito, algunos enormemente positivos para nuestra nación, y centrémonos en lo que ha significado la monarquía desde 1975 hasta hoy y si merece que los patriotas de verdad deban defender a una institución que tantos males ha causado a España en 45 años.
    De un tiempo a esta parte, compruebo que en muchos patriotas se confunde la Monarquía como Institución con la persona de los dos últimos Jefes de Estado; error que me parece altamente contraproducente cuando no una artificio que da alas a los enemigos de España. Sería legítimo hablar de una determinada Casa Real ruinosa para España, pero no de "la Monaquía" en sentido general.

    No podrá haber nunca, en mi opinión, un república honrada y patriótica en España, porque ese sistema está demasiado identificado con las dos únicas y luctuosas experiencias republicanas de nuestra historia. Por otra parte, solo es reivindicada por la izquierda y, si acaso, algunos falangistas de hoy; pero no creo que el grueso de los patriotas católicos aceptara tal forma de Estado, con los problemas que inherentes que conlleva. Incluso aunque se tratara de una República de inspiración clásica o cristiana.
    Valmadian, ALACRAN y Hyeronimus dieron el Víctor.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Felipe VI
    Por Michael en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 29
    Último mensaje: 19/10/2018, 17:43
  2. Felipe V y los terroristas
    Por Hyeronimus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 15/07/2014, 18:52
  3. Carlismo, Constantes politicas.
    Por Tradición. en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 01/07/2010, 19:34
  4. El Carlismo: Constantes políticas.
    Por Tradición. en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 16/11/2000, 17:58
  5. EL CARLISMO:Constantes Políticas.
    Por Tradición. en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 16/11/2000, 17:53

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •