Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 8 de 8

Tema: Orden de Santiago

  1. #1
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Orden de Santiago

    Orden de Santiago

    image.jpg


    Orden militar española surgida en el Reino de León en 1170. Su emblema es la cruz de Santiago.


    Antiguamente llevaron los caballeros por divisa un escudo con la cruz roja en el centro y el lema «Rubet ensis sanguine arabum», pero la actual divisa (siglo XIX) que se lleva en los mantos o pendiente de triple collar de oro es la cruz roja en forma de espada, cuya extremidad superior forma como un corazon y los remates de las guardas unas flores de lis (cita del Diccionario universal de historia y geografía, Madrid: Mellado, 1848).


    Nacimiento


    La orden nació en la ciudad de Cáceres con el nombre de «Fratres de Cáceres».


    Cuando en 1170 Fernando II reconquista Cáceres la entrega a una hermandad de ese nombre que está acaudillada por un caballero llamado Don Pedro Fernández. Pero al año siguiente la orden pasa a llamarse «de Santiago» posiblemente por un acuerdo con el arzobispo de Santiago de Compostela, que entró en la orden como fraile honorario y proporcionó a ésta el estandarte de Santiago, además de tropas, armas y alguna renta de sus posesiones en la región.


    En 1175 una bula papal confirma la orden y aprueba su regla. Pero en 1174 se había producido la pérdida de Cáceres y otras posesiones ante el empuje almohade y la institución había trasladado su convento mayor al Reino de Castilla. Su nueva sede (caput ordinis) se establece en la villa castellana de Uclés, donada por el rey castellano Alfonso VII para atraerse a la orden a sus dominios.


    El traslado se produjo también por desavenencias de los caballeros con el monarca leonés, quién revocó todas sus donaciones a la orden.


    Años después, superadas las desavenencias con el rey, la orden volvió a estar presente en León recuperando sus heredades leonesas, confirmadas luego y definitivamente por Alfonso IX; la sede sin embargo, permanecería en tierras de Castilla.


    Posesiones


    Tras la batalla de las Navas de Tolosa la orden reunió un gran dominio no sólo en Extremadura, sino en otros lugares y reinos peninsulares. Gracias a donaciones y conquistas se convirtió en la de mayores posesiones en la península, pues ostentaba extensas propiedades en León, Portugal, Castilla y Andalucía.


    También fue la orden que más aceptación tuvo, lo que pudo ser debido a que su regla no era tan rigurosa como las de Calatrava o Alcántara, basadas en la del Císter.


    Evolución


    Los caballeros portugueses de la orden se escindieron a finales del siglo XIII, dando lugar a la orden de Avís, por lo que la orden española de Santiago perdió sus posesiones en el Reino de Portugal.


    Con los Reyes Católicos, al igual que ocurrió con las demás, el maestrazgo de la orden pasó a manos de los monarcas.


    https://www.google.com/url?sa=t&sour...v3cjlQ4LFUzSLw
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  2. #2
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: Orden de Santiago

    Las Órdenes Militares en España : Santiago (1ª Parte)


    Esta antigua y principal Orden se fundó allá por el año 1170 bajo el reinado de Fernando II de León. Algunas fuentes apuntan a que la Orden de Santiago fue creada a raíz de la victoria en la batalla de Clavijo (La Rioja, año 844). Pero esta atribución se debe a la devoción hacia el Apóstol, a quien los cristianos creyeron ver combatiendo en su favor en dicha batalla, esta escena se repite muchas veces en numerosas representaciones artísticas y no fue en absoluto el comienzo de la Orden.


    Por tanto la fundación se debe al Rey Fernando II de León y al Obispo de Salamanca Pedro Suárez de Deza que encargaron a un grupo de trece caballeros, conocidos como los Fratres o Caballeros de Cáceres, la defensa de la ciudad de Cáceres de las tropas musulmanas.

    El primer Maestre de la Orden fue Pedro Fernández, descendiente de los reyes de Navarra por línea paterna y de los Condes de Barcelona por línea materna. Según relata la bula fundacional, estos caballeros, arrepentidos de la vida licenciosa que hasta entonces habían llevado, se habían unido previamente bajo unos mismos estatutos y decidieron formar una congregación para defender a los peregrinos que visitaban el sepulcro de Santiago Apóstol en Galicia y para guardar las fronteras de Extremadura.


    Pero no todo era guerrear, el Maestre pronto pensó en el aspecto espiritual de la Orden y para ello contó con la ayuda de una comunidad religiosa establecida en tierras gallegas. Había un monasterio dedicado a Santa María y sus monjes eran canónigos regulares de San Agustín. A éstos hizo la proposición don Pedro Fernández. Ellos aceptaron y quedaron también incorporados a la naciente orden militar.


    Parece ser que esta nueva Orden en un principio se llamó, como he comentado antes, de los Caballeros de Cáceres aunque algunos autores apuntan a que llevaron el nombre de Caballeros de Santa María del Castillo y de la Espada. Pero lo que si es cierto es que tras la bula de aprobación, dada en Ferentino, cerca de Roma por el papa Alejandro III, en 5 de julio de 1175, ya siempre se les conoció con el nombre de Caballeros de Santiago. El nombre definitivo tiene su explicación pues es conocida la devoción que durante los siglos medievales se tuvo en España al apóstol Santiago, sobre todo desde que milagrosamente se descubrió su sepulcro allá por el siglo IX. Es natural que los caballeros se encomendasen de un modo especial al patrocinio de Santiago al entrar en batalla.




    Sin embargo no todo fue fácil desde el principio, sobre todo tras la pérdida de Cáceres a favor de los musulmanes y el empuje almohade, tuvieron que replegarse y pasar también al reino de Castilla donde fueron bien recibidos por el rey Alfonso VIII que les entregó el castillo de Uclés, castillo fronterizo y roquero, para que defendiesen aquella comarca de los ataques musulmanes.

    El acto tuvo lugar, con toda solemnidad, en Arévalo, el 9 de enero de 1174. En presencia de los poderosos del reino, prelados y nobles, Alfonso VIII, en unión con su esposa Leonor de Inglaterra, entregaba el castillo y la villa de Uclés, con todas sus tierras, viñas, prados, pastizales, arroyos, molinos, pesquerías, portazgos, entradas y salidas,a don Pedro Fernández, Maestre de Santiago.

    La bandera de Santiago, que el arzobispo les había entregado en Compostela, ondeó por vez primera en la torre del homenaje. Así puede verse representada en la miniatura del Tumbo Menor de Castilla (un Tumbo es un libro grande de pergamino, donde las iglesias, monasterios, concejos y comunidades tenían copiados a letra los privilegios y demás escrituras de sus pertenencias).


    En el monasterio de Uclés se viviría la regla de la Orden de diferentes maneras dependiendo de qué miembro se tratase, así podíamos distinguir entre los Caballeros Casables que podían contraer matrimonio, la de los Caballeros Estrechos, de vida más rigurosa, que profesaban el celibato y vivían en comunidad.


    Por último, la de los Monjes Santiaguistas que se destinaban a la celebración del culto, a la asistencia espiritual de los demás miembros y a regentar las parroquias del priorato. Los primeros tenían por jefe directo al Gran Maestre, mientras que los otros vivían bajo la inmediata dirección de sus superiores eclesiásticos y de los priores de Uclés y de San Marcos de León. la Orden por tanto quedó constituida, con vocación tanto religiosa como militar.



    (Todos los miembros de la Orden recibían el nombre de freyles para distinguirlos de los miembros de las órdenes religiosas, los frayles. Los freyles religiosos milites hacían la guerra para defender la Cristiandad, y los freyles religiosos clérigos se dedicaban al culto divino para pelear mediante la oración, el ayuno, la abstinencia y otras obras religiosas. Tanto los milites como los clérigos eran reputados por verdaderos religiosos. Por eso, además de las obligaciones monásticas gozaban también de los privilegios de los monjes: exención de la jurisdicción real, exención de la jurisdicción del clero secular y sometimiento directo a la Santa Sede)


    Las acciones militares de estos caballeros fueron de vital importancia en la Reconquista y sus territorios se extendían por todos los reinos aunque especialmente por las actuales Ciudad Real, Cuenca, Toledo, Madrid, Guadalajara, Jaén y Murcia. La congregación prosperó, adquiriendo bienes y territorios y llegó a formar una especie de diócesis con capital en Uclés, cuyo prior tenía autoridad casi episcopal.


    La rápida propagación de la Orden se debió a que su Regla era menos rígida que las de las demás órdenes, por ejemplo es la única orden militar cuyos caballeros podían casarse, lo que favoreció rapidamente la adquisición de nuevos miembros y de mayor poder, de tal manera que La Orden de Santiago sola tenía más posesiones que las órdenes de Calatrava y Alcántara juntas. Tenía posesiones en León, Castilla, Portugal, Aragón, Francia, Inglaterra, Lombardía, Antioquía, Hungría, Pelestina etc...


    En tiempos del tercer maestre, Sancho Fernández de Lemus, los almohades comandados por el califa Yusuf II, vencedor en la batalla de Alarcos en 1195 frente a Alfonso VIII, realizaron una ofensiva general por tierras de Castilla, llegando hasta Uclés dos años más tarde. El maestre, en medio del desconcierto de los reinos cristianos, resistió en el castillo ucleseño con sus gentes, mientras otras fortalezas, como las de Madrid y Guadalajara, se sometieron a Yusuf II.


    Los caballeros de Santiago participaron posteriormente en la reconquista de las comarcas de Teruel y Castellón y combatieron en la batalla de las Navas de Tolosa (1212), en la que el maestre Pedro Arias murió junto a un gran número de caballeros santiaguistas.

    (Cerca de Madrid a unos 90 Km. por la A-3 se encuentra el Monasterio de Uclés, perteneciente a la provincia de Cuenca. Este monasterio no es demasiado conocido, y en la actualidad, se encuentra algo olvidado. El monasterio, también es conocido como “El Escorial de la Mancha”. Fue la Cabeza de la Orden de Santiago)

    Continuaron los episodios bélicos para los caballeros de Santiago.


    En 1233 acudieron a la batalla para tomar Jerez de la Frontera y tres años más tarde, acudieron a las conquistas de Úbeda y Córdoba. Pelayo Pérez Correa fue el Maestre que mayor esplendor dio a la Orden, induciendo a Fernando III el Santo a que pusiera sitio a Sevilla. Durante dicho sitio, 270 caballeros dirigidos por su Maestre se internaron demasiado en la sierra y al llegar la noche sin haber logrado la derrota completa de los enemigos, y viéndose rodeados y en territorio enemigo se les apareció la Virgen María, a la que pidieron que detuviese el curso del sol diciendo:

    «Santa María, detén tu día»

    En recuerdo de este suceso se edificó más tarde, en aquel lugar, la ermita de la Virgen de Tentudía (Detén-tu-día), donde dicen que fue sepultado dicho Maestre en 1275. Pérez Correa fue sucedido por Gonzalo Ruiz Girón, quien murió a causa de las heridas recibidas en Alcaudete en 1280.


    Tras la muerte de Vasco Rodríguez de Coronado, Maestre de la Orden entre 1327 y 1338, el Consejo de los Trece, así llamado porque lo componían trece caballeros designados de entre los gobernadores y comendadores de la Orden, eligieron como Maestre al sobrino de éste, Vasco López. Pero el rey Alfonso XI de Castilla le dio el cargo a su sobrino Alonso Meléndez de Guzmán, aduciendo defectos de forma en la elección de Vasco López.


    La intromisión del Rey en las reglas sucesorias de la Orden provocó grandes disputas, ya que legalmente los Maestres eran elegidos entre los freyres con voto de castidad, con consentimiento y nombramiento posterior por el Papa. Alonso de Guzmán luchó al lado del Rey en la conquista del Reino de Algeciras, pero fue asesinado por él para nombrar finalmente como Maestre al infante Fadrique Alfonso de Castilla, su hijo bastardo de 8 años de edad en 1342.


    En 1358, Fadrique fue mandado asesinar en Sevilla por su hermanastro, el rey Pedro I de Castilla, que nombró en su lugar a Juan de Padilla, hermano de la favorita del Rey, María de Padilla.


    Sin embargo, los caballeros de la Orden se negaron a reconocerle y le derrotaron cerca de Uclés, falleciendo Padilla durante la lucha.


    Los Maestres posteriores (Fernando Osórez, Pedro Fernández y Pedro Muñiz) murieron en la guerra con Portugal, pero la Orden se repuso durante el prolongado maestrazgo de Lorenzo Suárez de Figueroa, que fundó el Convento de Santiago de Sevilla.


    (Los reyes fueron los principales patronos de las Órdenes a lo largo de sus siete siglos de existencia, y además esta condición no fue nunca una mera formalidad. Hasta el s. XIII, aunque se mantuvieron al margen de sus asuntos internos, las acogieron, las dotaron generosamente y las protegieron.


    A partir de la baja Edad Media nada impidió que la protección abriera la puerta a un papel más destacado. Se registraron con cierta frecuencia situaciones en las que los monarcas, cambiaron sus constituciones, ejercieron cierto control sobre la elección del Maestre, enajenaron propiedades, etc.. Finalmente, la incorporación perpetua de los Maestrazgos a la Corona de Castilla a comienzos del s. XVI, no hizo sino reforzar el marcado papel que venían ejerciendo los monarcas en las Órdenes. Pero además de con el favor real, las órdenes gozaron desde su institución con el auxilio del papado. Desde la fundación los pontífices las reputaron por 'hijas predilectas' de la Iglesia romana y a lo largo de toda su historia mantuvieron con ellas relaciones muy estrechas. Pero si la Sede apostólica siempre las amparó fue, con toda probabilidad, porque las consideró instrumento utilísimo de su política)


    En 1453, Enrique IV de Castilla se hizo cargo de la administración de la Orden hasta que Alfonso de Castilla alcanzara la mayoría de edad. Entre 1462 y 1463 nombró Maestre provisional a Beltrán de la Cueva. En 1463, cuando fue mayor de edad, es nombrado como Maestre titular el infante Alfonso de Castilla.


    En 1474, el Maestre Juan Pacheco, marqués de Villena, abdicó en favor de su hijo Diego después de siete años de gobierno. Esta decisión disgustó a la mayor parte de los caballeros y provocó un cisma en la Orden y grandes luchas, ya que, al mismo tiempo, Rodrigo Manrique y Alonso de Cárdenas pretendían el maestrazgo.

    A la muerte de Rodrigo Manrique, los Reyes Católicos pusieron término a las disputas quedándose con la administración durante un tiempo y nombrando Maestre a don Alonso de Cárdenas, quien les acompañó en la Guerra de Granada.


    Pero a la muerte del Maestre, los Reyes Católicos pidieron a Alejandro VI que les concediese la administración del gran maestrazgo de la Orden, medida que podía considerarse como de necesidad y, al mismo tiempo, como una especie de recompensa de sus grandes sacrificios por la fe católica. El Papa accedió a la demanda y con bula del mismo año otorgó la administración de la suprema dignidad de la Orden de Santiago a los Reyes Católicos.

    Más adelante el papa Leon dio la administración de la Orden al emperador Carlos V y luego el papa Adriano VI unió para siempre a la Corona de España los maestrazgos de Santiago, Calatrava y Alcántara en 1523.

    Continuará.....


    Fuentes :


    « Seminario Internacional para el estudio de las Órdenes Militares», c.s.i.c., Madrid 2002
    « Derek W. Lomax, "La Orden de Santiago (1170-1275)", C.S.I.C., Madrid 1965
    « Web del Monasterio de Uclés monasteriodeucles.com
    « Heraldaria.com : Heraldaria - Heráldica y Genealogía Hispana
    « Mariana, Juan de, "Historia general de España"
    « Nuevo Portal : Andando por Espaa
    « Martínez Lamela, José Félix, "Algunos antecedentes y anécdotas de las órdenes de caballería españolas", Instituto Genealógico Heráldico de Rosario, Rosario, 1994.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  3. #3
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: Orden de Santiago

    Las Órdenes Militares en España : Santiago (2ª Parte)


    Ser miembro de la Orden de Santiago formaba parte de las aspiraciones más codiciadas por los hombres del siglo XVII por lo que el ingreso en esta Orden tan elitista no era precisamente un camino sencillo.



    En efecto, los hábitos de las Órdenes Militares, repartidos durante los ss. XVI y XVII entre todas las elites, acabarían constituyendo la principal forma de reconocimiento de nobleza, de ahí la estima que alcanzaron. Pero bien es verdad que si el título intentó ser la insignia distintiva de un grupo muy restrictivo y homogéneo de vieja nobleza, acabaría por reconocer, sin proponérselo, otro mucho más amplio y heterogéneo compuesto por la vieja sangre -Alcántara-, la riqueza nueva -Santiago- y las carreras políticas -Calatrava-.

    En sus comienzos, el ingreso no era especialmente dificultoso, pero a partir de mediados del siglo XIII cada vez fue más complicado. Una vez finalizada la Reconquista, el pretendiente que deseara ingresar en la Orden de Santiago debía probar en sus cuatro primeros apellidos ser hidalgo (o hijodalgo) de sangre a fuero de España y no hidalgo de privilegio, cuya prueba debía de referirse asimismo a su padre, madre, abuelos y abuelas. Además debía probar, de la misma manera, que ni él ni sus padres ni sus abuelos habían ejercido trabajos manuales ni industriales.


    Tampoco podían obtener el hábito de la Orden aquellas personas que tuvieran mezcla de judío, musulmán, hereje, converso ni villano, por remoto que fuera, ni el que hubiera sido o descendiera de penitenciado, por actos contra la fe católica, ni el que hubiera sido él o sus padres o abuelos procuradores, prestamistas, escribanos públicos, mercaderes al por menor, o hubieran tenido oficios por los que hubieran vivido o vivieran de su esfuerzo manual, ni el que hubiera sido infamado, ni el que hubiera faltado a las leyes del honor o ejecutado cualquier acto impropio de un perfecto caballero, ni el que careciera de medios decorosos con los que atender a su subsistencia.


    El aspirante tenía que pasar después a servir tres meses en las galeras y residir un mes en el monasterio para aprender la Regla. Posteriormente el Rey y el Consejo de las órdenes abolieron cierta cantidad de estos requisitos.


    Muy conocido es el juicio al que tuvo que someterse Diego Rodríguez de Silva y Velázquez, donde tuvieron que testificar amigos suyos, como Francisco de Zurbarán, para dar fe de que sus raíces limpias eran ciertas y que su arte no se veía motivado por la obtención de ganancias económicas de forma manual que enturbiasen su forma de vida, sino que tenía un carácter intelectual.




    (Felipe IV lo convirtió en caballero de Santiago. En julio de 1658 el pintor presentó su genealogía. El 26 de Febrero de 1659 los jueces del caso rechazaron la solicitud a pesar de conocer el interés del rey, por lo que éste no tuvo más remedio que solicitar dispensa del Papa Alejandro VII. Éste la concedió y por fin el 7 de octubre de 1659 Velázquez quedó confirmado como caballero)


    Francisco de Quevedo también fue miembro de la Orden. Su ingreso se hizo oficial el 29 de diciembre de 1617 y fue firmado por Alonso Núñez de Valdivia, secretario de cámara del rey Felipe III, tras presentar y verificar su genealogía.




    (El extraordinario literato Francisco de Quevedo se hizo unas espuelas de oro para celebrar su nombramiento como Caballero de la Orden de Santiago)


    Organización:


    La subdivisión interna más importante de las órdenes militares eran las llamadas encomiendas, que eran unidades de carácter local dirigidas por un comendador. La encomienda podía tener la sede o residencia del comendador en un castillo o fortaleza o en palacio en una villa y era un centro administrativo o económico en el que se cobraban y percibían las rentas atribuidas a esa encomienda.


    Cada encomienda debía sostener con sus rentas no sólo al comendador y a los otros caballeros residentes en ella, sino que también debían pagar y armar a un determinado número de lanzas, que debían acudir a los llamamientos de su Maestre perfectamente equipados para tomar parte en aquellas acciones militares que quisiera emprender.


    En lo religioso se organizaban por conventos, existiendo un convento mayor, que constituía la sede de la orden. En el caso de la orden de Santiago estuvo radicado en Uclés.


    Con ser importante el papel militar jugado por las órdenes militares, no lo fue menos su papel repoblador, económico y social. Porque no bastaba con arrebatar territorios al enemigo si éstos no se poblaban suficientemente como para ocuparlos y explotarlos, facilitando así su defensa. Para atraer pobladores a las tierras adquiridas, utilizaron métodos similares a los usados por otras instituciones. Uno de ellos consistía en otorgar fueros a las villas de su jurisdicción que las hicieran atractivas a gentes del norte y que llegaran a repoblar.


    A imitación de las órdenes internacionales, las españolas adoptaron su organización. El Maestre fue la máxima autoridad de la orden, con un poder casi absoluto, tanto en lo militar, como en lo político o en lo religioso.


    Era elegido por el consejo, compuesto por trece frailes, de donde les viene a sus componentes el nombre de «Treces». El cargo de maestre es vitalicio y a su muerte los Trece, convocados por el prior mayor de la orden, eligen al nuevo. Cabe la destitución del maestre por incapacidad o por conducta perniciosa para la orden. Para llevarla a cabo se necesita el acuerdo de sus órganos superiores: consejo de los trece, «prior mayor» y «convento mayor».


    Curiosidades y cuestiones finales:

    » En el monasterio de Uclés se guardaba el sello de la Orden y el pendón llamado santo por haber sido bendecido en 1175 por el papa Alejandro. Allí se fue formando el Archivo General de la Orden, a base de documentos relativos a su organización, a sus establecimientos y a sus ordenanzas, a su administración y a sus disposiciones generales. Tal volumen adquirió esta documentación que para su custodia se creó la llamada Encomienda de la Cámara. Se conserva hoy íntegro este fondo documental en el Archivo Histórico Nacional, Sección de Ordenes Militares, desde 1872.


    » La Orden tenía un inmenso poder, se podía ir desde Uclés a Portugal sin pisar fuera de los territorios controlados por los caballeros. El Maestre de la Orden llegó a obtener una renta anual de 64.000 florines de oro.


    » Aunque Santiago de Compostela, en Galicia, es el centro de la devoción a este apóstol, no es ni la cuna ni la principal sede de la Orden. Dos ciudades lucharon por tener el honor de ser la sede, León, en el reino de ese nombre, y Uclés en el antiguo reino de Castilla.


    » La Orden en tiempos del maestre santiaguista Martín Peláez se hermanó con la de Calatrava y su Maestre Gonzalo Ioanes y se juraron socorro y ayuda mutua en momentos difíciles:


    'favor en todas las cosas y ayuda a buena fe'.


    Algunos años después, el maestre de Santiago Gonzalo Rodríguez y el de Alcántara, Benito Suárez, firmaban otra Carta de Hermandad en términos muy semejantes.


    » Las Órdenes modificarían su sentido con el paso del tiempo. A partir de las primeras décadas del s. XVI, dejarían las armas y reorientarían su acción hacia el ámbito del espíritu. Desde entonces, y al menos durante el período confesional, se mantuvieron como una caballería espiritual.


    (La I República suprimió la Orden en 1873 y, aunque en la Restauración fue nuevamente restablecida, quedó reducida a un instituto nobiliario de carácter honorífico regido por un Consejo Superior dependiente del Ministerio de la Guerra, que quedó a su vez extinguido tras la proclamación de la II República en 1931. Hubo una persecución religiosa en la Segunda República y sufrieron martirio una buena parte de los caballeros pertenecientes a alguna de las órdenes existentes.


    La Orden de Santiago, junto con las de Calatrava, Alcántara y Montesa, fue reinstaurada como una asociación civil en el reinado de Juan Carlos I con el carácter de organización nobiliaria honorífica y religiosa y como tal permanece en la actualidad.
    Todos los Reyes de España son los Maestres de las 4 grandes órdenes militares, en este caso vemos un retrato del Rey Alfonso XIII con el hábito y las 4 cruces de Gran Maestre)


    » El capitulo décimo de los Estatutos de la Orden, dice así:


    "Agora, caballeros de Cristo, despertad y alcanzad de vosotros las obras de las tinieblas y vestíos de las armas de la luz, porque el enemigo, vuestro antiguo adversario, no vos pueda engañar, el cual anda alrededor buscando a quien haga pecar, y se esfuerza en muchas maneras para vos retraer de la carrera de la justicia y de las senda derecha de la verdad. Nunca desistáis de la defesion de vuestros fieles y prójimos y de la Madre Iglesia. Ninguna cosa hay tan gloriosa ni agradable a Dios que, por defesión y conservación de su ley, escoger fenecer su vida por cuchillo, o fuego, o agua, o captividad, o por otros cualesquiera peligros que pueden acontecer. Y así, freiles bien amados, vos conviene por muchas tribulaciones entrar en el reino de Dios y alcanzar aquella bienventura que prometió a los que le aman, la cual ni ojo vivo, ni oreja oyó, ni corazón de hombre pudo pensar ni saber. De donde se sigue que si alguno enflaqueciera su cuerpo por poco comer o por grandes ayunos y las fuerzas suyas le desfallecieran para la defesión de la ley de Dios y de los prójimos, sepan que hizo muy mal, y será culpado de juicio ante Dios. Que para sufrir los grandes trabajos continuos, nos muestra la Sagrada Escritura ejemplo de Elías, que el Angel vino a él y le puso debajo de la cabeza pan cocido sobre la ceniza y le dijo: Levántate y come, que gran camino has de andar. Y Nuestro Señor en el Evangelio hubo misericordia de las campanas que vinieron a él, y no los quiso enviar ayunos a casa porque no enflaqueciesen y desfalleciesen en el camino".





    » Especial importancia tuvieron los hábitos de las órdenes en la recaudación de fondos para la Monarquía. El Conde-Duque de Olivares revela muy bien su valor a Felipe IV:




    '...Si V.M. quiere honrar no tiene con que si no ennoblece con un habito porque nadie quiere otro premio sino honra, ni nadie es considerado mientras no tiene un habito y a V.M. no le engrandece tanto muchos millones como poder repartir gran cantidad de su honra'.


    Fin.


    fuentes :


    « Seminario Internacional para el estudio de las Órdenes Militares», c.s.i.c., Madrid 2002
    « Derek W. Lomax, "La Orden de Santiago (1170-1275)", C.S.I.C., Madrid 1965
    « Web del Monasterio de Uclés monasteriodeucles.com
    « Heraldaria.com : Heraldaria - Heráldica y Genealogía Hispana
    « Mariana, Juan de,"Historia general de España"
    « Nuevo Portal : Andando por Espaa
    « Martínez Lamela, José Félix, "Algunos antecedentes y anécdotas de las órdenes de caballería españolas", Instituto Genealógico Heráldico de Rosario, Rosario, 1994.


    España Eterna: Las Órdenes Militares en España : Santiago (2ª Parte)
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  4. #4
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: Orden de Santiago

    Provincia de León de la Orden de Santiago:

    image.jpg


    Provincia de Castilla de la de Orden de Santiago:
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  5. #5
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: Orden de Santiago

    Partido de Cieza de la Orden de Santiago:
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  6. #6
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: Orden de Santiago

    Partido de Villanueva de los Infantes de la Orden de Santiago:
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  7. #7
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: Orden de Santiago

    Partido de Ocaña de la Orden de Santiago:

    image.jpg

    Partido de Mérida de la Orden de Santiago:
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  8. #8
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,910
    Post Thanks / Like

    Re: Orden de Santiago

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Partido de Llerena de la Orden de Santiago:
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Orden de Montesa
    Por Michael en el foro Regne de Valéncia
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 22/09/2015, 17:44
  2. Orden de Alcántara.
    Por Michael en el foro Reino de León
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 28/05/2013, 08:01
  3. Mapa de la provincia de León de la Orden de Santiago
    Por CLAMOR en el foro Reino de León
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 10/11/2012, 23:10
  4. El Camino de Santiago
    Por Lo ferrer en el foro Geografía y Etnografía
    Respuestas: 29
    Último mensaje: 06/06/2011, 12:17
  5. El orden criollo
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 03/06/2007, 00:23

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •