Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 5 de 5
Honores2Víctor
  • 2 Mensaje de tautalo

Tema: "El Papa, criticado por no hacer nada y por hacer demasiado". Por Vittorio Messori

  1. #1
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    40
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    "El Papa, criticado por no hacer nada y por hacer demasiado". Por Vittorio Messori

    El Papa, criticado por no hacer nada... y por hacer demasiado | Panorama Católico Internacional



    El Papa, criticado por no hacer nada... y por hacer demasiado

    La Nación, buscando el equilibrio...






    Vittorio Messori





    ROMA.- Ni el hombre Joseph Ratzinger ni el papa Benedicto XVI tienen ciertamente necesidad de ser defendidos. La estima y el respeto de los que goza, incluso entre los laicos, dan testimonio de que su persona es la mejor expresión de esa síntesis católica que rechaza la ley del aut aut -"ni uno ni otro"- y se rige por la ley del et et -"uno y otro"-, la coincidentia oppositurum , la unión de los opuestos. Quienes lo conocen saben hasta qué punto en el profesor Ratzinger, después cardenal prefecto, finalmente pontífice, conviven la severidad con la misericordia, el rigor con la comprensión, el respeto por la norma con la conciencia de las situaciones humanas particulares.
    Ratzinger tiene la humanidad de los viejos hombres de iglesia, que desde el púlpito denunciaban el pecado a viva voz, pero luego, en el confesionario, frente a frente con un pecador en concreto, interpretaban generosamente la invitación de Cristo a comprender y perdonar.
    De una dureza inaudita fue su carta a la Iglesia de Irlanda, sin atenuantes de hipocresía teológicamente correcta que atenúen el dolor y el desprecio por las traiciones al Evangelio.
    vEn esa carta tan dramática, Benedicto XVI no intenta siquiera disminuir la culpa, y señala la sospecha que se cierne sobre los púlpitos de donde provienen tantas prédicas. Ni siquiera una palabra sobre la hipocresía de los viejos apóstoles de la "revolución sexual" de 1968, que se han puesto el nuevo hábito de moralistas escandalizados y adustos. Silencio papal sobre la defensa de los niños en boca de quienes predican el derecho inalienable de eliminar a su gusto a los niños que aún no han nacido. Ni una sola mención, en la carta, del apetito económico que ha movido a los estudios de abogados anglosajones a publicar anuncios en los medios de comunicación: "¿Quiere hacerse millonario? Haga entrar a su hijo al seminario y en un año venga a vernos". La common law , en efecto, permite a los abogados compartir con sus clientes la mitad de los enormes resarcimientos que ordenan los tribunales.
    Los agentes de esas firmas de abogados usan de alfombra a muchos viejitos y los convencen de hacer reclamos millonarios. Mejor aún si los acusados están muertos: de todos modos, los obispos y los superiores de las congregaciones pagarán para evitar mayores escándalos. Desde hace años, en Estados Unidos el "católico pederasta" es el protagonista de un negocio descomunal, al punto de haber llevado a la bancarrota a diócesis enteras y órdenes opulentas.
    Sin buscar atenuantes
    Y así y todo, Benedicto XVI no busca ningún atenuante, por legítimo y bien fundado que sea. Su dedo acusador no apunta hacia fuera de la Iglesia, sino sólo hacia sus hijos que la han traicionado. Para con ellos tiene palabras terribles, en las que vibra el desprecio de los profetas bíblicos.
    Pero después de la condena llega la esperanza, el pedido de misericordia a un Dios que sabe separar el bien del mal, exhortando a los culpables a pagar el precio debido, pero a no perder la esperanza en el perdón de Cristo.
    Ningún pecado es tan grande como para agotar la misericordia divina, y el arrepentimiento y la penitencia pueden abrir el camino de la reconciliación a quienes así lo desean. Este hijo de la antigua Baviera católica vuelve a señalar, de hecho, lo que enseña el catolicismo auténtico: el rechazo de la inhumana ferocidad "jacobina", el repudio a la condena inapelable, a la justicia que no deja lugar a la comprensión, a la ley, al derecho, y sin piedad por la condición humana.
    Entre tantos otros errores y manipulaciones, quienes intentan arrastrarlo al banquillo de los acusados nada saben de esa sabiduría, que es la misma que marca la experiencia dos veces milenaria de la Iglesia. Una sabiduría "del revés humano" que sin embargo, como recién decíamos, sigue los principios de la ley del et et , y que por lo tanto sabe aplicar también el látigo, como seguramente habrá advertido la Iglesia de Irlanda.
    Y a quienes han querido acusar al entonces cardenal prefecto de la Congregación de la Fe de haber removido y callado, les recuerdo, entre otros, ese "misterio doloroso" que es el caso de Marcial Maciel Degollado.
    La congregación de Los Legionarios de Cristo, fundada por el mexicano Maciel, era muy querida por Juan Pablo II.
    Mientras las viejas órdenes religiosas se extinguían o apenas sobrevivían, allí estaba una multitud de jóvenes defensores de la ortodoxia. Las voces que llegaban a Roma sobre los abusos de Marcial contra los seminaristas eran prudentemente sopesadas por el papa Wojtyla, quien recordaba que en Polonia los comunistas se servían de acusaciones similares para dañar a la Iglesia.
    Y bien, una de las primeras medidas de Ratzinger no bien llegó al papado fue la suspensión a divinis del fundador de la orden, llamándolo a encerrarse en clausura y a dedicar el tiempo que le restaba a la oración y la penitencia. No sólo eso. Benedicto XVI se apresuró en abolir el cuarto voto de los Legionarios, el llamado "voto de discreción", que imponía el silencio a los superiores y obstaculizaba de esa manera las investigaciones de la Santa Sede.
    Tanto es así que entre los Legionarios hay quienes sospechan que el papa Ratzinger está mal aconsejado, o incluso que forma parte de un complot contra la poderosa congregación.
    Por lo tanto, el hombre que desde fuera de la Iglesia acusan de "no haber hecho nada" es acusado desde dentro de la Iglesia de "haber hecho demasiado". Y no sólo respecto de los Legionarios, sino también en tantos otros casos, no bien la sospecha de abusos sexuales cobraba certeza. Una paradoja tan ignorada como significativa.
    Traducción: Jaime Arrambide
    Fuente: La Nación
    Comentario Druídico: Después de cargar mucha basura en la mente de los lectores desprevenidos, en especial en los artículos firmados por la egresada de la UCA y corresponsal en Roma, Elisabeta Piqué, La Nación cede un pequeño espacio a una voz en defensa del Pontífice. No sería raro que este artículo fuese la respuesta a una demanda (hecha por Roma al Episcopado argentino o a su máxima autoridad colegial) pues pocas voces se alzaron en defensa de la figura pontificia bajo el terrible ataque de los medios. Un artículo en lunes, día "flojo", en que el diario está ganado por lo deportivo, en la sección "Cultura" (para La Nación ya no hay religión sino "fenómeno cultural religioso").

  2. #2
    tautalo está desconectado Uno más... que no se rinde
    Fecha de ingreso
    04 feb, 07
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,023
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "El Papa, criticado por no hacer nada y por hacer demasiado". Por Vittorio

    Joseph Goebbels y la pederastia del Tercer Reich

    Joseph Goebbels ya utilizó la pederastia en sus campañas anticatólicas del Tercer Reich

    En 1937 el ministro de propaganda nazi, Joseph Goebbles, organizó una detallada campaña para desacreditar a la Iglesia católica en respuesta a la encíclica «Mit brennender Sorge» de Pío XI, escrita en 1937. El jefe de contraespionaje militar alemán, Whilelm Canaris, hizo llegar los documentos del plan a Pío XII. Un caso típico de lo que los sociólogos llaman «pánico moral».

    Actualizado 21 abril 2010

    Mar Velasco/La Razón
    «Hay casos de abusos sexuales que salen a la luz cada día contra un gran número de miembros del clero católico. Por desgracia ya no se puede hablar de casos individuales, sino de una crisis moral colectiva que quizá la historia cultural de la humanidad no ha conocido jamás en una dimensión tan aterradora y desconcertante. Numerosos sacerdotes y religiosos son reos confesos. No hay duda de que los miles de casos conocidos por la justicia representan sólo una pequeña fracción del número total y auténtico, desde el momento en que muchos abusadores han sido ocultados por la propia jerarquía».
    ¿Un editorial de un gran periódico laicista del 2010? No. Es un discurso del 28 de mayo de 1937 de Joseph Goebbels, ministro de propaganda del Tercer Reich. Este discurso, de gran resonancia internacional, se sitúa en el cúlmen de la campaña lanzada por el régimen nazi para desacreditar a la Iglesia católica, implicándola en un escándalo de curas pedófilos. 276 religiosos y 49 sacerdotes fueron arrestados en 1937. Los arrestos se sucedieron en todas las diócesis alemanas, para poder tener escándalos siempre a mano en la primera página de los diarios.

    En respuesta a la condena del nazismo

    El 10 de marzo de 1937, con la encíclica Mit brennender Sorge («Con ardiernte preocupación», en alemán) del Papa Pío XI, condena la ideología nazi. Al final de ese mismo mes, el Ministerio de la Propaganda, guiado por Goebbels, lanza la campaña contra los abusos sexuales de sacerdotes. La programación y la gestión de esta campaña salió a la luz gracias a unos documentos cuya historia está a la altura de las mejores novelas de espionaje.
    En 1937 el jefe del servicio de contraespionaje militar alemán es el almirante Wilhelm Canaris (1887-1945). Se convirtió poco a poco en antinazi y fue madurando en unas convicciones que lo llevaron a organizar el fallido atentado contra Hitler de 1944, por el cual sería colgado en 1945. Canaris desaprobaba las maniobras de Goebbels contra la Iglesia y encargó al abogado católico Josef Müller (1878-1979) llevar a Roma una serie de documentos secretísimos sobre el tema. Según diferentes testimonios, Müller -antes de ser arrestado e internado en el campo de exterminio de Dachau, al cual sobrevivirá convirtiéndose en la posguerra ministro de Justicia de Baviera- lleva los documentos secretos a Pío XII (1876-1958) que pide a la Compañía de Jesús que los estudie.
    700 páginas denunciando el complot
    Con la aprobación de la Secretaría de Estado, las investigaciones sobre el complot nazi contra la Iglesia fueron confiados al jesuita alemán Walter Mariaux (1894-1963) que después de haber animado en Alemania la organización antinazi Pauluskreis fue prudentemente enviado como misionero a Brasil y Argentina. Como dirigente de la Congregación Mariana ejerce toda su influencia en toda una generación de laicos católicos, entre los cuales estaría el pensador católico brasileño Plinio Correia de Oliveira, que frecuenta su grupo en San Pablo. Mariaux publica en 1940 en Londres en inglés y en Buenos Aries en español, con el seudónimo «Testis Fidelis», dos volúmenes sobre la persecución anticatólica en el Tercer Reich: más de 700 páginas de documentos comentados, que suscitaron una gran emoción en todo el mundo.
    Pánico moral
    La expresión «pánico moral» ha sido acuñada por parte de sociólogos en los años 70 para identificar una alarma social creada amplificando hechos reales y exagerando su numero a través de estadísticas folclóricas, «descubriendo» y presentando como «nuevos» unos hechos ya conocidos y pasados. En la base hay sucesos reales, pero es el número el que ha sido distorsionado. Aún sin saber nada de sociología moderna, Goebbels respondió a la encíclica Mit Brenndender Sorge con una operación de manual de creación de un pánico moral.
    Como siempre ocurre con los pánicos morales, los hechos no son totalmente inventados. Antes de la encíclica, se dieron en Alemania algunos casos de abusos a menores. El propio Mariaux considera culpables a un religioso, un profesor laico, un jardinero y un bedel condenados en 1936, relevando en cabmio la sanción del Ministerio de Instrucción Pública de Baviera -la desautorización para gestionar institutos escolares a cuatro órdenes religiosas- es totalmente desproporcionada y se une a la volntad del régimen de descabezar las escuelas católicas. También en el caso de algunos franciscanos de Waldbreitbach, en Renania, Mariaux sigue abierto a la hipótesis de una culpabilidad de los acusados, aunque historiadores posteriores no excluyen un montaje nazi.
    Los casos -pocos, aunque reales- habían determinado una firme reacción en el episcopado. El 2 de junio de 1936, el obispo de Münster, el beato Clemens August Von Galen, alma de la resistencia católica del nazismo, beatificado en 2005 por Benedicto XVI- hace leer en las mismas dominicales una declaración en la que expresa «el dolor y la tristeza» por los «abominables delitos» que «cubren de ignominia nuestra Santa Madre Iglesia». En Agosto del 36, después de los hechos de Waldbreitbach, el episcopado alemán publica una carta pastoral colectiva en la cual «condena severamente» a los responsables y subraya la colaboración de la Iglesia con los tribunales de Estado. A finales de 1936 las severas medidas tomadas -frente a los poquísimos casos, algunos de los cuales son dudosos.- los obispos alemanes parecen haber resuelto los problemas reales. Sumisamente, los obispos destacan que entre los maestros de las Escuelas de Estado y de lla propia organizacioón juvenil del régimen, la Hitlerjugend, los casos de condenas por abusos sexuales son mucho más numerosos que en el clero católico.
    Instrucciones detalladas de Goebbles
    Es la encíclica contra el nazismo de Pío XI la que determina la gran campaña de 1937. Mariaux lo prueba publicando unas instrucciones detalladísimas enviadas por Goebbels pocos días después de la publicación de la Mit brennender a la Gestapo, la policía política del Tercer Reich y sobre todo a los periodistas, invitados a «reabrir» los casos juzgados en el 36 y también episodios más antiguos, reproponiéndolos constantemente a la opinión pública. A la Gestapo, Goebbels le manda encontrar testimonios que acusen a un cierto número de sacerdotes, amenazándolos con arresto inmediato si no colaboran, aún cuando se trate de niños. La frase proverbial «hay un juez en Berlín» y que en la tradición alemana indica una confianza en la independencia de la magistratura de los poderosos de turno, vale, también -dentro de unos límites- con el Tercer Reich. De los 325 sacerdotes y religiosas arrestados tras la encíclica, sólo 21 fueron condenados.
    Y con testimonios claros de que entre estos había varios inocentes calumniados. Casi todos terminaron en los campos de exterminio. El intento de descalificar a la Iglesia católica a escala internacional a través de acusaciones de inmoralidad y pedofilia a los sacerdotes, no saldrá adelante. Gracias a la valentía de Canaris y de sus amigos y a la persistencia del jesuita detective Mariaux, la verdad salió a la luz ya durante la guerra. La perfidia de la campaña de Goebbels suscitará más indignación que la culpabilidad de algunos religiosos. El padre de todos los pánicos morales en materia de sacerdotes pedófilos, le explotará en las manos a los propios propagandistas del nazismo que habían intentado organizarlo.


    Joseph Goebbels y la pederastia del Tercer Reich Moral y Luces
    Pasiego y jasarhez dieron el Víctor.


  3. #3
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,744
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "El Papa, criticado por no hacer nada y por hacer demasiado". Por Vittorio

    SI CONOCIÉRAMOS LA HISTORIA...


    El siniestro Doctor Goebbels, cerebro de la campaña contra la Iglesia Católica.

    NO NOS EXTRAÑARÍAMOS DE LAS CAMPAÑAS DE DIFAMACIÓN CONTRA LA IGLESIA


    Una de las disciplinas, pensamos, que tendría que impartirse en los Seminarios Católicos debiera ser una Apologética que incluyera el estudio de las persecuciones del siglo XX, para aprender de las campañas anticristianas que protagonizaron los marxistas o los nazis. La Iglesia Católica se ahorraría muchos disgustos si los fieles estuvieran puestos sobre aviso en cuanto a las artimañas de los agentes del maligno enemigo. Puede que muchos cristianos, ocupados en otros menesteres, ignoren hasta qué proporciones fue orquestada por elementos del III Reich una campaña contra la Iglesia Católica, cuyo caballo de batalla consistía en la acusación de "pederastia", falsificando las noticias, agigantándolas, proporcionándolas según exhaustivas directivas.

    Como nosotros no hemos olvidado, he aquí una de esas instrucciones dadas por el Ministerio de Propaganda nazi (bajo la dirección del Doctor Goebbels) a los Jefes de Prensa Judicial.

    "A los jefes de la prensa judicial: El encargado de la prensa del Ministerio de Justicia del Reich da instrucciones referentes a la información de l aprensa sobre procesos contra Sacerdotes y hermanos de órdenes religiosas, así como sobre todos los demás trámites referentes a asuntos eclesiástico. Las siguientes directivas emanan del Ministro encargado de la instrucción del pueblo [Volksaufklärung] y de propaganda. En virtud de un decreto-circular del señor Ministro de Justicia serán tramitados en breve los procesos postergados en el año pasado contra sacerdotes católicos y hermanos de órdenes religiosas que han cometido delitos sexuales, etc. La información periodística referente a estos procesos será dirigida hasta nueva orden según instrucciones especiales que yo dictaré en cada caso. De acuerdo con el Ministro de Justicia los casos más importantes y de mayor peso serán escogidos y puestos a disposición de la información periodística. Del gran número de los demás procesos se dará parte a las reparticiones regionales de uno que otro caso interesante para información en la prensa. Únicamente los casos más graves y de más importancia, sobre los que se informará en particular, deberán ser motivo de información extensa por parte de toda la prensa del Reich. En lo que a los demás procesos se refiere, el DNB* dará breves informaciones resumidas, conteniendo la especie del crimen y las condenas. Estas informaciones quedan igualmente libres para su propagación por parte de toda la prensa del Reich".

    Ministerio de Propaganda del III Reich. Marzo de 1937.

    Nota: DNB son las siglas de lo que fue la Agencia de Noticias Alemana.


    Reichsstatthalter Robert Wagner.

    Al igual que los rojos asesinaban indiscriminadamente a sacerdotes, religiosos y religiosas y seglares en España, los nazis tuvieron claro que: "La Iglesia católica no necesita creer que creamos mártires. No le haremos este favor. No haremos mártires, pero sí, criminales. Os puedo asegurar: cuando hayamos terminado los delitos de divisas, comenzaremos con una otra serie" -había dicho el Reichsstatthalter Wagner en otoño de 1935 en una reunión en Baden.

    El texto de la circular del Ministerio de Propaganda Goebbels es tan elocuente que prescindimos de todo comentario. La fuente de la que extraemos este texto es tan fidedigna como todo lo que procede de los Servicios Secretos del Vaticano del año 1941. Pero también diremos que está publicada.

    Maestro Gelimer

    LIBRO DE HORAS Y HORA DE LIBROS

  4. #4
    Avatar de Valmadian
    Valmadian está desconectado Miembro tradicionalista
    Fecha de ingreso
    23 oct, 06
    Ubicación
    Buscando mi Patria, pero no la encuentro.
    Mensajes
    10,856
    Post Thanks / Like

    Respuesta: "El Papa, criticado por no hacer nada y por hacer demasiado". Por Vittorio

    No hay que ir tan lejos en el tiempo para comprobar como "el nido de serpientes goebbelsiano" ha dado sus frutos. Y es que basta con mirar la Prensa, en cualquiera de sus variantes, acercarse por Internet a una serie de foros innombrables donde la ponzoña más asquerosa rezuma por los poros de estas cerdas y estos cerdos, barraganes y barraganas que se revuelcan entre sus propias heces morales, cuando no físicas, pues son lo más bajo de la condición humana.

    Atacan al Santo Padre y atacan a La Iglesia, y nos atacan a los católicos convencidos de que no vamos a salirles al paso. Pero son de naturaleza olvidadiza, así como de una pobreza mental rayana en la animalidad, y no recuerdan que ya S. Pedro le cortó una oreja a unos de los ascendientes de estos "machotes y machorras", y continuando con una larga trayectoria histórica, olvidan que seguidores de S. Pedro ha habido muchos. Como nos sigan tocando "los machos" vamos a acabar por cortárselos a ellos y echarlos de comer a los perros. Y si no al tiempo, después volverán con su habitual verborrea amariconada a lloriquear con el "probecitos nosotros y qué malos ellos, ¡¡¡ pupaaaaa!!!!
    "He ahí la tragedia. Europa hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma europea choca con una realidad artificial anticristiana. El europeo se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.

    <<He ahí la tragedia. España hechura de Cristo, está desenfocada con relación a Cristo. Su problema es específicamente teológico, por más que queramos disimularlo. La llamada interna y milenaria del alma española choca con una realidad artificial anticristiana. El español se siente a disgusto, se siente angustiado. Adivina y presiente en esa angustia el problema del ser o no ser.>>

    Hemos superado el racionalismo, frío y estéril, por el tormentoso irracionalismo y han caído por tierra los tres grandes dogmas de un insobornable europeísmo: las eternas verdades del cristianismo, los valores morales del humanismo y la potencialidad histórica de la cultura europea, es decir, de la cultura, pues hoy por hoy no existe más cultura que la nuestra.

    Ante tamaña destrucción quedan libres las fuerzas irracionales del instinto y del bruto deseo. El terreno está preparado para que germinen los misticismos comunitarios, los colectivismos de cualquier signo, irrefrenable tentación para el desilusionado europeo."

    En la hora crepuscular de Europa José Mª Alejandro, S.J. Colec. "Historia y Filosofía de la Ciencia". ESPASA CALPE, Madrid 1958, pág., 47


    Nada sin Dios

  5. #5
    jasarhez está desconectado Proscrito
    Fecha de ingreso
    17 mar, 12
    Ubicación
    España
    Mensajes
    3,123
    Post Thanks / Like

    Re: Respuesta: "El Papa, criticado por no hacer nada y por hacer demasiado". Por Vitt

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cita Iniciado por tautalo Ver mensaje
    (.../...) «Hay casos de abusos sexuales que salen a la luz cada día contra un gran número de miembros del clero católico. Por desgracia ya no se puede hablar de casos individuales, sino de una crisis moral colectiva que quizá la historia cultural de la humanidad no ha conocido jamás en una dimensión tan aterradora y desconcertante. Numerosos sacerdotes y religiosos son reos confesos. No hay duda de que los miles de casos conocidos por la justicia representan sólo una pequeña fracción del número total y auténtico, desde el momento en que muchos abusadores han sido ocultados por la propia jerarquía».

    ¿Un editorial de un gran periódico laicista del 2010? No. Es un discurso del 28 de mayo de 1937 de Joseph Goebbels, ministro de propaganda del Tercer Reich. Este discurso, de gran resonancia internacional, se sitúa en el cúlmen de la campaña lanzada por el régimen nazi para desacreditar a la Iglesia católica, implicándola en un escándalo de curas pedófilos. 276 religiosos y 49 sacerdotes fueron arrestados en 1937. Los arrestos se sucedieron en todas las diócesis alemanas, para poder tener escándalos siempre a mano en la primera página de los diarios.(.../...)
    No es el diario "El País" o "Público".... es un discurso de los nazis. Desgraciadamente, hay que reconocer que la alevosa estrategia del doctor Goebbels es muchísimo mas "efectiva" en sus fines satánicos que la que aquí, por esas mismas fechas, emplearon los energúmenos rojillos matando sacerdotes y quemando nuestras iglesias. De hecho, hoy día... los pocos rojos que ya quedan, abiertamente coaligados con sus consortes liberales capitalistas, están copiado las mismas técnicas perversas que allá por el año 1937 utilizaban los nazis alemanes, con su ministro de propaganda a la cabeza.

    Nadie negará que en, en su extrema inteligencia satánica, las estratagemas nacional-socialistas alemanas resultaron (y aún resultan hoy en día) ser muchísimo mas mortíferas y peligrosas contra nuestra religión que las burdas estratagemas estúpidas de los brutales rojillos de aquella misma época en España. Para cualquier malo malísimo que desee ser verdaderamente eficiente en su maldad, además de serlo de veras... tiene que ser inteligente. Como la historia ha demostrado, no basta con ser solamente malo o perverso. ¡¡Dios nos libre de todos nuestros enemigos, y especialemnte de aquellos que son, además de malos, inteligentemente perversos!!
    Última edición por jasarhez; 17/10/2012 a las 19:01

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 68
    Último mensaje: Hace 4 semanas, 18:15
  2. Dificultades que entraña la opinión sedevacantista
    Por Hyeronimus en el foro Crisis de la Iglesia
    Respuestas: 91
    Último mensaje: 29/09/2011, 19:44
  3. Un rabino defiende la canonizacion de Pio XII
    Por hidalgo en el foro Religión
    Respuestas: 10
    Último mensaje: 09/07/2009, 19:28
  4. Miguel Ángel
    Por Toronjo en el foro Biografías
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 30/06/2009, 20:59
  5. San Ignacio de Loiola, Patrón de Gipuzkoa
    Por vascongado en el foro Señoríos Vascongados
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 01/08/2006, 22:48

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •