Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 4 de 4
Honores13Víctor
  • 5 Mensaje de Hyeronimus
  • 4 Mensaje de
  • 2 Mensaje de Josef
  • 2 Mensaje de Fidelitas

Tema: "Ni oro ni diamantes para Dios"

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,632
    Post Thanks / Like

    "Ni oro ni diamantes para Dios"

    NI ORO NI DIAMANTES PARA DIOS




    Cuántas veces lo hemos escuchado... Cuántas veces tendremos que volver a escucharlo. Incluso bautizados, católicos -de esos que se llaman "practicantes"- van y lo dicen. Y se quedan tan tranquilos.


    Me refiero a esa mezquindad, como todas las ruindades tan vieja, que incluso ha logrado convertirse en lugar común, que ha conseguido la adhesión de tantos y tantos. Ese tópico que dice que la Iglesia Católica vive en el lujo, que ha atesorado a lo largo de los siglos un patrimonio tan grande que escandaliza.


    Son los partidarios de la pobreza, sin saber lo que la pobreza comporta. Los que están prestos siempre a escandalizarse por la suntuosidad y los tesoros de la Iglesia. Los hay que atacan desde fuera y los hay que atacan desde dentro. De buena gana, los de dentro, quisieran deshacerse de todos esos artículos reputados de lujo: ¿Vasos sagrados de metales preciosos? ¡Que se los lleve el mercachifle que trapichea con oro y plata! ¿Sagrarios con piedras preciosas? ¿Relicarios valiosos? Todo sobra, según estas almas cándidas que se han dejado seducir por los lamentos de aquellos que, desde fuera de la Iglesia, acusan a la Iglesia de ser rica... Mientras hay pobres.


    "Jesús no quiere estas cosas" -dicen y se cuidan mucho de decir "Jesucristo": por algo será, eso de Cristo no les gusta a muchos. Si toda esa riqueza se vendiera podría dársele de comer a miles, a millones de seres humanos que hambrean y padecen privaciones. La Iglesia Católica es mala, muy mala: mientras predica la pobreza, el clero nada en la opulencia. Mientras los pobres sufren, la Iglesia malgasta el dinero del cepillo en superficiales objetos de materiales preciosos. Es preciso, se dicen, que la Iglesia retorne a la simplicidad original, a la indigencia total, para que gane autoridad.



    Sin tener ni idea de lo que significa la pobreza hablan de pobreza. Como si los tesoros de la Iglesia fuesen del párroco, del monaguillo y de la esposa del sacristán.


    Ha sido en toda la Cristiandad. Todo el esplendor de la Liturgia tradicional, la riqueza de los templos que se embellecían para hacerse lugares dignos de Dios... Todo eso tuvo -y tiene- muy mala fama: la que le han dado los progresistas.


    Algunas instituciones de la Iglesia no cayeron en este sentimentalismo de la pobreza, en esta demagogia barata del baratismo. Y justo contra esas instituciones que quedaron sin afectar por esta "deformación" (la palabra "reforma" se muestra inapropiada) siempre se levanta una voz, falsamente conmovida, que se finge escandalizada ante el esplendor -la riqueza- de los templos y los objetos de culto.


    Pero es un viejo cuento. Tal vez uno de los cuentos más viejos del cristianismo. Tan viejo que ya aparece en los Evangelios.


    Cuando María vertió un valioso ungüento de nardo para lavar los pies de Cristo, Judas Iscariote se escandalizó y dijo:


    "¿Por qué este ungüento no se vendió en trescientos denarios y se dio a los pobres?"


    Los descendientes del Iscariote siguen diciendo algo parecido cuando denuncian a la Iglesia por poseer "tesoros" que, si se deshiciese de ellos, aliviarían la miseria en el mundo.


    San Juan nos desenmascaró a Judas y a su prole: "Esto decía, no por amor a los pobres, sino porque era ladrón y, llevando él la bolsa, hurtaba".



    Cuando Álvarez Mendizábal expropió los bienes eclesiásticos cumplió uno de los sueños de su padre Iscariote. La II República hizo otro tanto. Después del Concilio Vaticano II, incluso clérigos se apresuraron a arrasar las bellezas que a duras penas se habían conservado, cayendo en ese mismo error... Es hora de rectificar y de salvar al mundo a través de la belleza, pues constituye un error pensar que el culto que los hombres podemos dar a Dios es exclusivamente espiritual. Se expresa a través de lo sensible. Y a través de lo sensible si hubiera un metal más precioso que el oro, ese metal tendríamos que emplear... Y si a los diamantes les superaran otras piedras, esas piedras habría que buscar para emplearlas en el culto... Y, con todo y con ello, no rendiríamos todo el honor y la gloria que merece Dios Uno y Trino.

    http://p://librodehorasyhoradelibros.blogspot.com.es/
    Erasmus, Irmão de Cá, Josef y 2 otros dieron el Víctor.

  2. #2
    Avatar de Irmão de Cá
    Irmão de Cá está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    08 sep, 08
    Mensajes
    2,209
    Post Thanks / Like

    Re: "Ni oro ni diamantes para Dios"

    Muy buen artículo, como suelen ser los del maestro Gelimer. Quien ofrece de su hacienda para construir y hacer más bella una casa de Dios, casi siempre ofrece también para los que más necesitan - lo que no suele pasar con quien critica los que dan a la Iglesia. La supuesta riqueza de la Iglesia se sabe donde está, quien la ofrece y para qué sirve; la riqueza de la masonería no se sabe donde está, quien la ofrece ni tampoco para qué sirve. Pero a los masones nadie los critica...
    Erasmus, tautalo, jasarhez y 1 otros dieron el Víctor.
    res eodem modo conservatur quo generantur
    SAGRADA HISPÂNIA
    HISPANIS OMNIS SVMVS

  3. #3
    Avatar de Josef
    Josef está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    13 abr, 12
    Mensajes
    311
    Post Thanks / Like

    Re: "Ni oro ni diamantes para Dios"

    Hola pues muy interesante el aporte de Hyeronimus me agradó mucho la reflexion sobre los vasos sagrados y riquezas materiales ofrecidas para el culto divino, y si es verdad los herejes a la cabeza guardan un silencio hipócrita sobre la cuestión de que la Iglesia debe "dar a los pobres" pero ellos no toman la iniciativa propia de dar lo suyo, ellos siempre se fijan en la viga ajena y no en la propia, otra cosa si tiene razón que entre muchos católicos hay ese pesimismo debido a que no ven que muchas veces los mismos laicos somos los que damos con Amor los bienes materiales y artísticos a la Iglesia y que sean aprovechados para todos y para el culto divino que Dios se merece..
    Erasmus y tautalo dieron el Víctor.
    "Vive en el mundo como sino hubiera más en él que Dios y tu alma: para que no pueda tu corazón ser detenido por cosa humana." SJ+

  4. #4
    Avatar de Fidelitas
    Fidelitas está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    02 jul, 12
    Ubicación
    Nueva España-Castilla
    Mensajes
    150
    Post Thanks / Like

    Re: "Ni oro ni diamantes para Dios"

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    En el pasado, nuestros antepasados competían entre ellos en sus pueblos por ver quién tenía la Iglesia más grande, más bonita, con el altar más elaborado, que agradase a Dios. Y aunque ellos no tuviesen demasiado ahorrado, daban por sentado que la gloria al Padre estaba primero (y se enorgullecían de ello).

    Hoy en día, muchos de los teóricos anti-clericales esgrimen ese argumento de que la Iglesia es rica, que no hay que darle dinero, sino al revés, ¡que pague impuestos! Pero bueno, si no se les diera subvención (y ya pensando desde la perspectiva material) para mantener todo ese patrimonio, muchos turistitas guiris que vienen a nuestras Españas para engordar las arcas de diferentes feudos políticos pasarían de largo y se centrarían en hacer actividades decadentes en zonas costeras. Se les olvida, que la arquitectura eclesiástica y su riqueza artística es uno de los elementos fundamentales de nuestro patriomonio, tanto aquí como en otros países. No digamos ya Italia donde el Papado era un auténtico mecenas: el Renacimiento o el Barroco no hubiese sido posible sin el apoyo de la Iglesia Católica y de sus pontífices.

    A mí, sinceramente, me encanta visitar las catedrales, las colegiatas, las grandes iglesias antiguas de roca y piedra, centenarias, milenarias. Las edificaciones modernas en las que ponen una cruz de plástico pegada en la fachada de un edificio cubista me desagrada. Sé que lo importante es que sea un espacio reservado a Dios. Pero como ya se ha comentado, la grandeza de la liturgia requiere algo más digno. A este paso, nos falta quitar las imágenes como los protestantes heréticos.
    Erasmus y tautalo dieron el Víctor.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 10
    Último mensaje: 13/08/2018, 17:17
  2. "Tal parece que Dios es Español"
    Por Hyeronimus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 07/12/2017, 12:29
  3. "El necio se dice a sí mismo: No hay Dios"
    Por Valmadian en el foro Ciencia
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 19/06/2012, 23:27
  4. El "otro" bicentenario: Por Dios, la Patria y el Rey
    Por Tradición. en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 30/07/2011, 00:22
  5. Bono se carga a "Dios" y "España" en su limpieza de himnos militares
    Por Donoso en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 19
    Último mensaje: 27/01/2006, 16:44

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •