Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 2 de 2

Tema: El gran engaño del separatismo: perderían un tercio del PIB

  1. #1
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    2,697
    Post Thanks / Like

    El gran engaño del separatismo: perderían un tercio del PIB

    Referéndum Cataluña 1-O: El gran engaño del separatismo: perderían un tercio del PIB. Blogs de El Disparate Económico


    El gran engaño del separatismo: perderían un tercio del PIB
    "Catalexit': pérdida del 34% del PIB, deuda de 291.000 millones, control de capitales y recorte del 21,5% de las pensiones


    18.09.2017 – 05:00 H.
    Roberto Centeno
    Juan C. Bermejo


    Tiempo de lectura11 min
    18.09.2017 – 05:00 H.


    El Cercle Català de Negocis (CCN), un grupo separatista de empresarios enemigos declarados de España, está repartiendo estos días un panfleto sobre las supuestas consecuencias económicas de la independencia que constituye el mayor conjunto de falsedades y cálculos delirantes imaginable.


    “El déficit fiscal con el conjunto de España destruye 250.000 empleos, la electricidad sería un 60% más barata, se crearían 70.000 puestos de funcionarios...”. Nada más lejos de la verdad. Cataluña perdería un tercio del PIB, nacería con una deuda pública insostenible, su moneda se depreciaría en torno al 30%, la fuga de capitales obligaría a implantar un 'corralito' y los 1,68 millones de jubilados perderían un 21,5% de sus pensiones. Y estos son hechos y cifras indiscutibles, son matemáticas.


    Pero antes de entrar en el detalle, debemos resaltar dos hechos que sirvan de guía a los desinformados catalanes sobre las consecuencias de la locura suicida de la secesión.


    El primero son los cálculos realizados hace ya algunos años por el mejor estadístico español y uno de los grandes de Europa, Julio Alcaide, sobre las consecuencias económicas de la independencia: estos demostraban que Cataluña perdería más del 25% del PIB y su nivel de renta personal sería similar al de Portugal. Pero entonces la deuda era la cuarta parte de la actual.




    Un 'Catalexit' puede ser incluso peor que el Brexit

    María Igartua
    Si la región rompe con España, en lo que ya se conoce como 'Catalexit', esta se hundiría en un largo periodo de indertidumbre en todos los aspectos, no solo a nivel político


    El segundo es el reciente análisis del impacto económico de la secesión realizado por el banco europeo ING: “El resultado será incertidumbre, hundimiento del poder de compra de las familias, reducción de la inversión directa y de la demanda exterior”.


    “La salida del euro llevará a una situación crítica al sector privado”. “Las encuestas muestran que el 62% de los catalanes está preocupado por el futuro si se independizan. De ahí solo hay un paso para que moderen su consumo, y si esa preocupación se convierte en pánico, como en Grecia, será necesario intervenir los bancos e instaurar un control de capitales”.


    Salida de la UE


    Es el primer engaño al pueblo catalán de los sediciosos totalitarios: brutal, absoluto, masivo. No se van porque no les da la gana, “no pueden echar a 7,5 millones de personas”, pero ellos sí pueden privar de la nacionalidad española a cuatro millones de catalanes.


    La salida de la UE está prevista y tasada en los tratados, y es automática —aunque a Juncker, a quien el presidente de Hungría, Viktor Orbán, acusa de dirigir una amplia red en Bruselas al servicio de un conocido especulador dedicado a desmembrar países, y que ha puesto su enorme imperio mediático y su dinero al servicio de los sediciosos, se le 'olvide'—, luego tendría que pedir el reingreso para lo que se necesitaría la unanimidad.


    Ni España, ni Italia, ni Bélgica, ni Alemania, ni Hungría, ni varios más lo aceptarían. No cabe perder el tiempo desmintiendo lo obvio. Quien desee profundizar, que lea el libro de Josep Borrell, que fue presidente del Parlamento Europeo: 'Las cuentas y cuentos de la independencia'. Se irán sí o sí, y no volverán.


    Balanza comercial


    Las exportaciones de Cataluña en 2016 ascendieron a 65.160 millones de euros, las mayores de España, pero mucho mayores aún son las importaciones: 78.344 millones. Cataluña es la principal responsable del déficit comercial de España: el 6,2% de su PIB, tres veces más que el déficit del resto de regiones, que es del 2,1%. ¿Y qué va a pasar cuando Cataluña sea expulsada de la UE? Las pérdidas del Brexit se estiman en el 3% del PIB, pero aquí será mucho peor.


    Así, las multinacionales de alimentación y farmacia abandonarían la región al perder la oportunidad de abastecer al resto de España (entre el 50 y el 80% de sus ventas) y estar sometidas a arancel sus exportaciones a la UE. Jaime Malet, presidente de la Cámara de Comercio de EEUU en España, afirma: “Lo único que tiene sentido es un mercado de 46 millones que es España, y no uno de 7,5 millones que es Cataluña”.


    Cataluña perdería unos 6.000 millones solo de estas dos industrias, y en el resto una cifra similar a la de Reino Unido con el Brexit. En total, una pérdida de 10.000 millones o el 4,7% del PIB, y unos 180.000 empleos.


    Balanza comercial con el resto de España


    No existe ninguna región en el mundo que tenga un excedente tan enorme con el resto del país como Cataluña. De los 20 principales mercados de Cataluña, 11 son regiones españolas. Venden a Aragón más de lo que exportan a Francia o Alemania, y a Andalucía, más que a Italia.


    En 2016, las 'exportaciones' catalanas al resto de España ascendieron a 61.000 millones de euros, y las 'importaciones', a 43.000 millones, lo que representa un superávit enorme de 18.000 millones, y eso sin incluir los servicios, donde la balanza es más desfavorable aún por los servicios financieros (Sabadell, CaixaBank). ¿Y qué va a pasar con estas 'exportaciones'?


    Lo mismo que en los procesos de secesión europeos, que van desde lo ocurrido en separaciones amistosas —el caso de República Checa y Eslovaquia (separación de terciopelo)— y las no realizadas, pero sí muy estudiadas, entre Escocia y Reino Unido, y Quebec y Canadá, a separaciones no amistosas, como en el caso de los Balcanes y Rusia.


    Las relaciones comerciales entre las partes separadas se desploman, desde un 70% en las amistosas a más de un 90% en las no amistosas. Esto significaría que las ventas de las empresas catalanas a España caerían en unos 54.000 millones. Los servicios financieros pasarían a cero. En conjunto, cerca del 30% del PIB.


    Deuda pública y privada


    Empezando por la pública, la afirmación de los prepotentes totalitarios del CCN resulta delirante: “Nuestra deuda se la come España con patatas”. En todas las separaciones europeas ha regido el principio de sucesión de deudas.


    Según el derecho internacional, los acreedores tienen como garantía jurídica los activos y el territorio, por lo que es imposible rechazar la responsabilidad en la deuda del Estadohttps://www.elconfidencial.com/tags/...-publica-5313/. Pero es que además quienes exigirían el pago de esta deuda son los acreedores (BCE, bancos, inversores), no solo el Estado español.

    La deuda pública total de España (no solo la PDF) es de 1,54 billones de euros. Y se ha repartido en todos los procesos de separación o en función del PIB (República Checa y Eslovaquia; Balcanes y Rusia), o en función del PIB per cápita (lo previsto con Escocia y Quebec).


    Para Cataluña, serían 291.000 millones de euros por el PIB o 347.000 millones por el PIB per cápita. Es decir, ¡el 135% o el 161% de su PIB! El banco francés de negocios Natixis acaba de estimar esta deuda en 235.000 millones, pero considera solo la deuda PDF.


    Da exactamente igual lo que los sediciosos totalitarios —que ejercen presión y amenazas sobre los catalanes no separatistas, a los que Rajoy ha abandonado totalmente a su suerte— puedan decir, es lo que va a suceder sí o sí, ya que si el nuevo Gobierno se negara a asumir su pago, serían excluidos de todos los mercados financieros primero y serían embargados todos los bienes que fuera posible. Este es el gran engaño que los sediciosos totalitarios están perpetrando al pueblo catalán, ya que esto lleva directamente a Cataluña a la suspensión de pagos.

    En cuanto a las deudas privadas, las empresas catalanas deben 321.000 millones de euros y las familias, 102.000 millones. Pero peor aún, porque Cataluña saldría del euro y tendría que emitir una moneda propia, que se devaluaría de inmediato respecto al euro.


    Durante la crisis griega y su eventual salida del euro, se hicieron numerosos estudios sobre el comportamiento del dracma en caso de salida, fundamentalmente por los grandes bancos suizos, y la conclusión fue clara: el dracma se devaluaría en un 50% frente al euro en dos años; una depreciación del 30% para la nueva moneda sería un mínimo, lo que llevaría la deuda pública al 175% (reparto por PIB)/209% (reparto por PIB per cápita) del PIB catalán.


    Fuga de capitales: el corralito


    En los procesos de secesión, “cuando la viabilidad de un nuevo país se cuestiona, los flujos financieros y de capital son el mayor elemento de incertidumbre”. En Escocia, a pesar de ser una región con unos enormes recursos petroleros y con una renta per cápita superior a la de Cataluña, y con expectativas de entrar en el euro, se estimó una fuga de capitales entre 20.000 y 100.000 millones de libras (Credit Suisse, HSBC, Citigroup, UBS).



    Corralet a la cantonada.


    En Cataluña —cuyo PIB es el doble y que además saldría del euro—, estaríamos hablando como mínimo de entre 44.000 y 220.000 millones de euros. El control de capitales sería inevitable. O sea: el corralito.


    Balanzas fiscales


    Frente al famoso 'España nos roba', hay 278 altos cargos catalanes que se han puesto un sueldo que dobla al de Rajoy, y llevan 300 años robando al resto de España con aranceles protectores para su industria y comercio. Los impuestos los pagan las personas y las empresas, no los estados, y en cualquier sistema fiscal pagan más los que más ganan.


    Los economistas separatistas han 'calculado' un déficit fiscal del 9,8% de su PIB, saltándose todos los gastos del Estado en Cataluña que les ha dado la gana. Hecho correctamente, el déficit es del 2,5%. ING lo resume así en su reciente análisis: “A pesar de que Cataluña es un contribuyente neto, la secesión no mejorará en nada la situación de los contribuyentes”.

    Sistema de pensiones



    Este es otro de los engaños, el más canallesco si cabe, de los separatistas totalitarios a los 1,68 millones de jubilados catalanes. “Si pagamos entre el 60% y el 70% de las pensiones españolas, ¿cómo no vamos a poder pagar las nuestras?”, dicen los sediciosos totalitarios de la CCN.


    Un disparate oceánico. Su déficit fiscal no llega a 5.000 millones, y el 60% de las pensiones contributivas son 80.000 millones. Así calculan todo. Cataluña gastó 23.159 millones en pensiones en 2016, e ingresó por cotizaciones 18.159 millones, un déficit de 4.934 millones, el 21,5%.


    Cataluña es la región donde más gasta la Seguridad Social en pensiones: representa el 15,9% de la población española, pero en ella se cobra el 17,9% de las pensiones contributivas.


    La pensión media de la región es un 3,7% superior al promedio nacional. Andalucía, con un millón de habitantes más, tiene 180.000 pensionistas menos. En el conjunto de España, el déficit de las pensiones se cubre con deuda gracias a la barra libre del BCE; en una Cataluña independiente, eso sería imposible. Sepan pues los pensionistas catalanes la ruina que les espera con la independencia: perderían el 21,5% de sus pensiones.

    Efecto económico total


    El efecto económico total es similar al calculado en su día por Julio Alcaide, solo que agravado por una deuda muy superior y la salida de la UE y el euro. El PIB caería un 34%, por la caída del comercio exterior e interior. La nueva moneda perdería un 30% de su valor, lo que llevaría la deuda pública al 175-209% del PIB, y a las familias y empresas endeudadas en euros, a la ruina.


    La fuga de capitales sería tan enorme que obligaría a implantar controles, es decir, el corralito. Finalmente, los pensionistas perderían un 21,5% de sus pensiones, igual que los sueldos de los empleados públicos, que obviamente no podrían mantenerse.


    El falseamiento masivo del impacto económico, la traición sin límites a España de la izquierda (Podemos y compañía) y la inaudita cobardía de Rajoy, que lleva años dejando a los catalanes no secesionistas a merced de los sediciosos totalitarios sin mover un dedo, son sus grandes bazas.


    Es el resultado de 25 años de cesiones al nacionalismo por parte del nefasto régimen del 78, hoy ya explosivo por la 'noluntad' (voluntad de no hacer) de Rajoy y de todo el aparato del Estado a sus órdenes.


    ¿Es que no hay nadie en este país capaz de obligar a Rajoy a hacer cumplir la Constitución y la ley, en vez de amenazar y no hacer nada, llevándonos al desastre?. Bastaría un solo minuto de poder en España para acabar con la sedición.

  2. #2
    Avatar de Pious
    Pious está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    21 jul, 17
    Mensajes
    2,697
    Post Thanks / Like

    Re: El gran engaño del separatismo: perderían un tercio del PIB

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    La independencia supondría la ruina económica de los catalanes
    |
    OPINIÓN
    La independencia supondría la ruina económica de los catalanes
    El déficit exterior son más de 13.000 millones de euros, es decir el 6,5 % del PIB de Cataluña. Multinacionales de alimentación y farmacia abandonarían la región al perder la oportunidad de abastecer al resto de España.

    La independencia supondría la ruina económica de los catalanes. EFE

    Juan Carlos Bermejo
    perfil
    Twitter


    20.09.2017 - 04:00
    Febrero de 2016. Carles se encuentra disfrutando de un “tallat” en su recién estrenado despacho como nuevo presidente de la Generalitat. Está leyendo el periódico, en concreto, una noticia que le llama mucho la atención: “el rey encarga a Pedro que intente formar gobierno”. En ese momento, un asistente interrumpe su lectura.


    —Señor. El Vicepresidente Oriol solicita verle.


    —Hágale pasar, por favor.


    Oriol atraviesa la puerta del despacho y en su camino a la mesa, Carles observa sonriente que lleva una carpeta debajo del brazo.


    —Bon dia Carles. ¿Has visto lo de Pedro? Esto puede ser positivo para nuestras intenciones.


    —Bon dia. No sé que decirte, Oriol. Pedro es un tipo peligroso e imprevisible y sin duda intentará ser presidente, aunque es prácticamente imposible que forme gobierno, ya que necesita el apoyo de Albert y de Pablo, y esos dos se llevan a matar.


    —Es cierto. Ya he dado instrucciones a Gabriel y a Joan para que amenicen la sesión de investidura que será movidita.


    —Bien. Nosotros a lo nuestro. ¿Has traído los informes sobre las consecuencias económicas de una Cataluña independizada de España?


    —Así es. Tengo los dos. El informe “cocinado” para presentarlo a la opinión pública, que ya ha sido revisado por la gente del Cercle Catalá de Negocis, y el informe real.


    —Bien. Echemos un vistazo al informe real ¿Qué dice el sobre la relación con la Unión Europea? Aquí la ayuda que recibimos de Soros y sus tentáculos mediáticos está siendo espectacular.


    —Parece que no lo suficiente, Carles. Hay varios países que vetarían con toda seguridad nuestro ingreso, que son Italia, Alemania, Bélgica y Hungría. Por lo tanto, se dejarían de aplicar todos los tratados referentes a libre circulación de personas y mercancías, además de salir irremediablemente del euro. Todo ello sin vías de solución a corto o medio plazo.


    —¿Qué dice sobre la balanza comercial con el exterior?


    — Nuestro déficit exterior son más de 13.000 millones de euros, es decir el 6,5 % del PIB de Cataluña. Multinacionales de alimentación y farmacia abandonarían la región al perder la oportunidad de abastecer al resto de España (su negocio supone entre el 50% y el 80% de sus ventas). A esto se sumaría la industria de la automoción (pieza clave en la región), todas ellas inducidas por estar sometidas a arancel sus exportaciones a la UE. Cataluña perdería unos 8.000 millones de euros sólo de estas tres industrias, y en el resto, siendo muy generosos, podríamos perder una cifra cercana al 3%. En total, la pérdida sería de unos 11.000 millones de euros, o el 5,5% del PIB, lo que conllevaría la destrucción de unos 200.000 empleos equivalentes a tiempo completo.


    —Pero, nos queda el negocio con el resto de España…


    —Esta balanza, al contrario que la exterior, es fuertemente excedentaria para Cataluña. De los veinte principales mercados de Cataluña, once son regiones españolas. Por ejemplo, Cataluña vende a Aragón más de lo que exporta a Francia o Alemania, y a Andalucía más que a toda Italia. Las “exportaciones” catalanas al resto de España ascienden a unos 61.000 millones de euros, y las “importaciones” a 43.000 millones, lo que representa un superávit enorme de 18.000 millones. No existe ninguna región en el mundo con esta posición tan dominante de un territorio respecto al resto de los componentes del país al que pertenece.


    —¿Y que prevé el informe sobre esto?


    —El superávit desparecería en gran parte porque no hay nada que produzca Cataluña que no pueda ser producido en el resto de España. La ruptura provocaría el efecto “rechazo” en la mayoría de los bienes salvo en los que gocen de posición dominante, que a largo plazo también verían reducida su venta por la aparición de competencia o productos sustitutivos. Se podrían reducir hasta un 70% de las ventas si la independencia es amistosa, o incluso hasta el 90% si no lo es. Esto significaría perder hasta el 30 % del PIB catalán.


    —¿Qué pasaría con la deuda?


    —Los acreedores tienen como garantía jurídica el territorio. La deuda grava el territorio del Estado. Compromete al viejo y al nuevo gobierno y es imposible repudiar la responsabilidad de las deudas de Estado. Los acreedores de la deuda pública conservan sus derechos a pesar de las transformaciones territoriales eventuales del estado deudor. Se basa en el hecho de que los territorios del Estado deudor han sacado provecho de los créditos que contrataron. Es el caso de Cataluña.


    —¿Y todo eso que quiere decir?


    —Pues que si la deuda pública total de España es de 1,54 billones de euros (no confundir con la deuda PDE según protocolo de déficit excesivo que es de 1,1 billones) y Cataluña representa el 18,9% del PIB de España, tendríamos que asumir una deuda de 291.000 millones de euros, a lo que se añaden unos 20.000 millones de deudas locales. Es decir, en total unos 311.000 millones, o el 148% de nuestro PIB.


    —Suena escalofriante.


    —Este es el problema más grave al que se enfrentaría la nueva Cataluña, ya que si no encontramos financiación por falta de confianza de crédito sin el paraguas del Banco Central Europeo nos llevaría irremediablemente a la suspensión de pagos.


    —¿Qué hay de la deuda privada?


    —Las empresas catalanas deben 321.000 millones y las familias 102.000 millones. Al salir del euro, nuestra nueva moneda se devaluaría de inmediato al menos un 30% y eso sería desastroso para empresas y familias por la drástica depreciación de sus patrimonios y el mantenimiento de la deuda contraída en euros con las entidades de crédito.


    —¿Qué será de nuestros pensionistas?


    —Cataluña tiene un gasto en pensiones de más de 23.000 millones anuales. Los ingresos ascienden a 18.195 millones, lo que representa un déficit de unos 5.000 millones de euros. Ahora el déficit se cubre con la emisión de deuda pública gracias a la barra libre del BCE. En una Cataluña independiente eso sería imposible porque ni habría BCE ni los mercados nos prestarían un euro por las razones de riesgo antes expuestas. Por lo tanto, los 1,68 millones de jubilados catalanes perderían como mínimo el 21 % del valor de sus pensiones.


    —¿Cuáles son las conclusiones finales del informe?


    —Cataluña perdería un 29,7% del PIB por la caída del comercio exterior. La nueva moneda catalana se devaluaría como mínimo un 30% respecto al euro, lo que llevaría la deuda pública al 200% del PIB, provocaría la suspensión de pagos por falta de financiación y llevaría al colapso financiero a las familias y empresas endeudadas en euros. Además, se destruirían más de 200.000 empleos a tiempo completo. Las dificultades de financiación por la imposibilidad de seguir financiando la inversión en Cataluña con el ahorro captado en el resto de España vía CaixaBank y Sabadell, la fuga de depósitos en euros, el cierre de la compra de deuda por parte del BCE y la no captación de fondos de los mercados externos por la dramática situación de endeudamiento, colapsarían aún más la economía catalana en una cifra que necesita un análisis pormenorizado ulterior. Los pensionistas perderían de inmediato más de un 20% de sus pensiones, al igual que los sueldos de los empleados públicos, que obviamente no podrían mantenerse.


    —Muchas gracias Oriol. Este informe no debe ver la luz bajo ningún concepto. Dile a los del Cercle que circulen el “cocinado” por los medios afines, que lo envíen a las cancillerías y que avisen a George que el tema de la Unión Europea está estancado. Necesitaremos la ayuda del borrachín de Jean Claude antes del referéndum.


    —Muy bien Carles. De Soraya y Cristóbal ya me encargo yo.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 0
    Último mensaje: 13/10/2014, 12:37
  2. El engaño del entendimiento
    Por Hyeronimus en el foro Religión
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 15/01/2013, 13:14
  3. El gran engaño de los "derechos humanos"
    Por Hyeronimus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 04/02/2009, 20:03
  4. La verdadera historia del PP: el engaño de sus orígenes ideológicos
    Por Kontrapoder en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 13/07/2006, 13:33
  5. La inmigración, el engaño de la modernidad
    Por Ordóñez en el foro Inmigración
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 28/11/2005, 12:25

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •