Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 3 de 3

Tema: «En Barcelona han ganado los violentos; la ciudad es un paraíso “okupa”»

  1. #1
    Avatar de Arnau Jara
    Arnau Jara está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 mar, 05
    Mensajes
    1,106
    Post Thanks / Like

    «En Barcelona han ganado los violentos; la ciudad es un paraíso “okupa”»

    Alberto Fernández Díaz / Presidente del PP en Barcelona

    Xiana Siccardi






    Barcelona- El lunes, los «okupas» obtuvieron una doble victoria. Por una parte, un juez no les desalojó de la vieja fábrica de Can Ricart (Barcelona) por considerarlo «desproporcionado» y, por otra, finalmente se ha anulado la Cumbre de la Vivienda de ministros de la UE, suspendida en octubre por temor a la actuación de grupos violentos y antisistema.

    - ¿Cómo valora usted la situación?
    - Pues se demuestra que han ganado los violentos y han perdido la democracia, la ley y la seguridad. La permisividad y los temores han acrecentado a los «okupas», al mismo tiempo que ha aumentado la debilidad de las administraciones. El tripartito catalán y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, han engordado la capacidad de acción de los «okupas».

    - ¿Por qué cree que el Ayuntamiento de Barcelona habla de «negociar» con ellos?
    - Por los complejos y falsos progresismos. En un primer momento estos movimientos han arraigado, y posteriormente se han convertido en violencia y desafío a las administraciones. Es cierto que el movimiento antisistema ha arraigado en otras ciudades, pero en Barcelona no sólo ha proliferado, sino que también ha creado un «efecto llamada» por la permisividad y los complejos a la hora de actuar. Esto ha convertido la ciudad en un paraíso para ellos.

    - ¿Qué opinión le merece la resolución judicial que permite a los «okupas» seguir residiendo en Can Ricart hasta que termine la investigación?
    - Es una decisión a respetar, aunque no se comparta o se entienda. A mi parecer, los jueces deberían hacer una interpretación más severa de las leyes. Creo que deberían tener una mayor sensibilidad para paralizar inmediatamente las «okupaciones», ya que eternizar un desalojo es dar la victoria a los «squatters». Ellos saben perfectamente que sus acciones tienen fecha de caducidad, pero los jueces deberían colaborar a que ésta no se eternice.

    - Usted se presenta como candidato del PP a la alcaldía de Barcelona para las próximas elecciones municipales, previstas para mayo. ¿Cuál es su propuesta?
    - El Ayuntamiento debe «desokupar» Barcelona de «okupas» y actuar con firmeza 10. Debe garantizar a las policías que actúen sin complejos. Hay que recordar que los «okupas» no sólo entran en un inmueble y ya está, sino que después organizan fiestas y conciertos sin límite de horarios que molestan a los vecinos, beben alcohol de forma indiscriminada, y luego dicen que eso es cultura. En Barcelona ha habido barra libre de «okupas». Es curioso, además, que tanto ERC como el alcalde (PSC) y CiU hayan coincidido esta semana en afirmar que hay que dialogar con los «okupas» si salen de la fábrica. Mientras, los ecosocialistas (ICV) en el Consistorio dicen que hay que negociar aunque no abandonen el recinto.

    - Para usted, no debería haber negociación.
    - Negociar con los «okupas» es insultar a la gente, a los ciudadanos que pagan sus alquileres y sus hipotecas con dificultad, a los que pagan sus impuestos. Ser «okupa» no debería ser un privilegio, ni una prioridad, ni una ventaja. Hay que «desokupar» sin negociaciones. No puede ser que Barcelona esté dando esta mala imagen, como ha ocurrido tras la anulación de la Cumbre por «problemas de seguridad».

    - Usted ha recalcado en algunas ocasiones que «okupas» y violencia son fenómenos asociados.
    - Efectivamente, se han dado casos de personas que han estado en el Ayuntamiento, que se han declarado amigos políticos de los «okupas», y luego se ha demostrado que este movimiento estaba trufado de individuos violentos e incluso etarras, en algún caso. Por ejemplo, actualmente, el abogado que defiende a los «okupas» de Can Ricart es ex concejal del Ayuntamiento de Barcelona. O el caso, también, de la ex concejal de ERC y encargada de Derechos Civiles, Roser Veciana, que se autodefinió como «okupa».

    - El ex alcalde de Barcelona, Joan Clos, dijo que la cifra de radicales violentos que hay en Barcelona está compuesto por 200 jóvenes.

    - Mire, cuando yo entré en mi actual mandato, hace ahora tres año, alerté de que estos grupos eran violentos y que se debía actuar con firmeza. Me respondieron que yo era autoritario y represor. Y ahora ha quedado en evidencia que los «okupas» tienen mucho más poder que antes. Yo he seguido mi discurso, y hace escasos meses, incluso el cantautor Lluís Llach me respondió que a quien debían de echar de Barcelona era a mí.



    http://www.larazon.es/noticias/noti_nac33012.htm
    Vita hominis brevis:
    ideo honesta mors est immortalitas

    Que no me abandone la Fe,
    cuando toque a bayoneta,
    que en tres días sitiamos Madrid
    y en otros quince la capital, Lisboa.


    Sic Semper Tyrannis

  2. #2
    Avatar de VonFeuer
    VonFeuer está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 nov, 05
    Mensajes
    605
    Post Thanks / Like

    Re: «En Barcelona han ganado los violentos; la ciudad es un paraíso “okupa”»

    La verdad es que es realmente irónico y patético como algunos sectores mediáticos de Cataluña definen a los okupas como movimiento de vanguardia social, como avanzados a su tiempo y movimiento cultural y si a eso le sumamos que Joan Saura (persona que cuenta entre sus grandes frases la de jo també soc okupa/okupo fijo le puso el masculino para no discriminar o se lo invento)...No obstante aunque parezca raro desde la Vanguardia (cosa rara, pero reconozcamos que es el periódico más leido en el Principado)se hizo una critica durísima a la actuación pasiva de la justicia y del consistorio barcelonés ante los hechos de Can Ricart y el movimiento okupa, así bién hay mucha gente en contra de estos individuos que ocupan la propiedad ajena para armar juerga y hacer el idiota gratis. Aunque ciertamente ahora veria bién la ocupación de viviendas por parte de gente normal con ánimo de vivir en ellas y no montar juergas y borracheras, ya que el precio de la vivienda está por las nubes y ya esta bién que los especuladores e inmobiliarias se rían de nostros.

  3. #3
    Avatar de VonFeuer
    VonFeuer está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    11 nov, 05
    Mensajes
    605
    Post Thanks / Like

    Re: «En Barcelona han ganado los violentos; la ciudad es un paraíso “okupa”»

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Interesante artículo hoy en La Vanguardia sobre el tema

    Los problemas de convivencia con la "okupación"
    Los okupas controlan 300 casas en el área de Barcelona
    · En lo que va de año se han efectuado en la ciudad 113 desalojos de zonas tomadas
    · La Guardia Urbana vigila una lista negra con los 20 inmuebles que acumulan más quejas y concentran la mayoría de conflictos con vecinos

    Los inmuebles que suscitan más quejas ordenados por mayor número de quejas vecinales recibidas en 2006
    /*** * Inicialització */ window.onload = function(){ aFotografias = new Array(); var pos = 1; var autor; var peu; autor = 'Información gráfica de La Vanguardia';peu = 'Los inmuebles que suscitan más quejas ordenados por mayor número de quejas vecinales recibidas en 2006'; aFotografias[pos-1] = new Fotografia('51295633760','http://web.lavanguardia.es/lavanguardia/img/20061208/txinfocasocuk081206.JPG',null,peu,autor,null,null,null); oCarrusel = new Carrusel(0,aFotografias); ognInitMenu(); } </IMG>
    Información gráfica de La Vanguardia Los inmuebles que suscitan más quejas ordenados por mayor número de quejas vecinales recibidas en 2006

    1


    08/12/2006 | Actualizada a las 03:35h | Barcelona
    Óscar Muñoz | Lluís Sierra | En la lista negra de las casas okupadas de la Guardia Urbana de Barcelona hay 20 inmuebles. Son los que, a tenor de la observación que periódicamente hacen los agentes y de las quejas que se reciben de los vecinos, podrían considerarse como las más molestas, sobre todo por el ruido y por la suciedad que generan, según un informe datado a 30 de noviembre y referido a todo el 2006 al que ha tenido acceso La Vanguardia. Se da la circunstancia de que alguna de estas casas ya no existe. Es el caso, por ejemplo, de una de las que más dolores de cabeza ha causado al vecindario, la conocida como Kasikasa, que estaba en el número 39 del pasaje Flaugier, en el barrio del Guinardó, y que el pasado verano fue derribada.

    Fuentes municipales han confirmado que en todas las casas incluidas en la lista hay causas judiciales abiertas, tanto por la vía civil como por la penal, incluso por la del contencioso administrativo, en el caso de propiedades públicas. Pero, añaden, al margen de estos procesos, que deben resolver los tribunales, el Ayuntamiento lleva a cabo una acción de vigilancia para asegurar el cumplimiento de las ordenanzas, tarea que es de su competencia directa. La razón es que habitualmente en estos espacios, además de residir -de ahí que se consideren casas okupadas-, se organicen actos más o menos multitudinarios, como asambleas, conciertos y fiestas, que pueden poner en jaque la convivencia con el entorno. No figura en esta lista negra la antigua fábrica de la calle Tànger donde se había instalado La Makabra, el colectivo desalojado el pasado 20 de noviembre que, con otros, ocupó la semana pasada unas naves de Can Ricart, en el Poblenou.

    La Guardia Urbana hace un seguimiento pormenorizado de las actividades que se hacen en los inmuebles okupados más conflictivos de la ciudad. La última cifra estimativa que comparten la policía municipal y los Mossos d´Esquadra es de 300 espacios -entre pisos, casas, locales y viejas naves industriales- vinculados con colectivos okupas, de variada índole, en la capital catalana y su entorno. Unos 200 están en Barcelona ciudad, según los cálculos con que trabajaba este verano la comisión municipal sobre el fenómeno okupa, que volverá a reunirse el próximo 18 de diciembre. El distrito con más okupaciones es Gràcia, que en julio pasado contaba con 60 casas. De todos modos, el número total es muy variable, ya que suele haber altas y bajas de manera constante. En lo que va de año -hasta el 30 de noviembre- se han llevado a cabo 113 desalojos. Es una cifra sin precedentes en la ciudad.

    La mayor parte de los desalojos han sido pacíficos y no han trascendido a la opinión pública. No hay datos sobre cuántas nuevas okupaciones se han hecho en cumplimiento del eslogan okupa Un desalojo, otra okupación, pero las fuentes consultadas por este diario aseguran que siendo una cantidad elevada, es inferior al centenar. Así las cosas, estaría bajando el número de casas okupadas, aunque no necesariamente el de activistas.

    Del total de casas okupadas de Barcelona, el seguimiento que hace la Guardia Urbana es especial en 30 de ellas. Son las que causan más molestias en el entorno. La mayoría de estos inmuebles está en Gràcia y, en menor medida, en Sant Martí, Horta-Guinardó y Sants-Montjuïc. Uno de ellos, el que se conoce como La Muerte, situado en la calle Congost número 31, en el centro histórico de Gràcia, es el que se lleva la palma, con un total de 35 quejas recibidas a lo largo del año. El abanico es muy amplio, hasta llegar a casas que sólo han motivado una llamada de alerta a la Guardia Urbana, como Vila Vila Kula (Finestrat, 16-18, en el Camp de l´Arpa), Kan Fakin Fakir, en Gustavo Adolfo Bécquer, del número 7 al 23, en Vallcarca) o la muy cercana a ésta situada en la calle Farigola, 2 y en el número 84 de la avenida de Vallcarca -antes Hospital Militar-).

    Pero el número de comunicaciones no debe tomarse como la prueba fidedigna de que una casa es más o menos molesta. Por ejemplo, hay casas que tienen un gran número de vecinos y que son motivo reiterado de quejas. En cambio, hay otras que también causan molestias pero, al estar en una zona menos poblada, generan menos llamadas. Hay casos en los que los vecinos alertan una sola vez y no insisten aunque el problema persista. También los hay que, para tranquilidad de los vecinos, no acumularan más quejas. como la ya derribada Kasikasa en el Guinardó.

    También en el Guinardó, en la calle Renaixença, 43-45-47 se mantiene el Casal Popular del Guinardó, okupado hace al menos 12 años. En esta casa tienen lugar fiestas muy ruidosas, a veces hasta el amanecer. Está pendiente de expropiación de la finca por parte del Ayuntamiento.

    Lo que se hace en cada casa okupada se detalla en los informes de la Guardia Urbana, que suelen estar acompañados por fotografías. En todos los casos incluidos en la lista negra consta que se hacen fiestas, en algunos casos multitudinarias y con entrada de pago. Para ello, la policía municipal suele patrullar en los alrededores de estos locales cuando se sabe que va a haber una celebración extraordinaria, para disuadir de la acumulación de gente. En casos, se ha intervenido la bebida que se va a consumir cuando ésta llega a los recintos. Los agentes también suelen identificar a personas que acuden a estas citas y aportan la información que considera significativa a las causas judiciales que hay abiertas.

    Una parte de estas casas funcionan como centros sociales o como ateneos con actividades que sus promotores suelen citar para demostrar el interés cultural de la okupación. La mayor parte no supone, de entrada, que vaya a hacer ruidos o que se vaya a ensuciar el entorno. Desde los distintos grupos de okupas se insiste en que esto es lo habitual y que el Ayuntamiento quiere dar a entender lo contrario para criminalizarlos y para que los vecinos se pongan en su contra.

    Entre lo que se puede hacer en las casas okupadas están los kafetas, que suelen incluir, además del café, tertulias informales. Uno de los inmuebles más vigilados, Can Vies, situado en un edificio de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), en Sants, es de los que más actos de este tipo organiza. En estas casas también tienen lugar talleres (de cocina, de autorreparación de bicicletas, de malabares e incluso de soldaduras...), pases de películas y cenas vegetarianas. Otra casa de la lista negra de la Guardia Urbana, Ruina Amalia, en la calle de la Reina Amàlia, 11 bis, en el Raval, ofrece, entre otras cosas, una oficina de okupación -¿de empleo o inmobiliaria?- y un espacio de acceso gratuito a internet. Otro de los espacios con más quejas, la Sala Bahía de Sants, en la calle Olzinelles, 31, muchas tardes organiza bailes, siguiendo la tradición del local que ocupa.

    La Karnicería de la calle Freser, en Camp de l´Arpa, también tiene un lugar destacado en la lista de actividades molestas. Okupada desde finales de los 90, al igual que unas vivienda de la finca contigua, acoge a menudo a okupas transeúntes de otras ciudades y paises. Al parecer, le queda poca vida. El mes pasado se iba a ejecutar una orden de desalojo que quedó aplazada.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Los marranos: ¿víctimas o victimarios de España?
    Por Erasmus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 188
    Último mensaje: 29/09/2019, 23:05
  2. El liberalismo es pecado
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 35
    Último mensaje: 30/06/2019, 00:30
  3. Hernán Cortés; Conquistador de la Nueva España
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 201
    Último mensaje: 04/04/2019, 21:27
  4. Apuntes Socieconómicos Hispanoamérica XVIII
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 27/05/2011, 21:25

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •