Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 3 de 3

Tema: La Basilica de San Pedro profanada

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,324
    Post Thanks / Like

    La Basilica de San Pedro profanada

    La Basílica de San Pedro profanada

    Roberto de Mattei





    La imagen que quedará asociada a la apertura del Jubileo extraordinario de la Misericordia no será la cermonia antitriunfalista celebrada por Francisco en la mañana del 8 de diciembre, sino el atronador espectáculo Fiat lux: iluminación de nuestra casa común, que puso fin a la jornada inundando de luces y sonidos la fachada y la cúpula de San Pedro.

    A lo largo de la función patrocinada por el Grupo del Banco Mundial,
    imágenes de leones, tigres y leopardos de proporciones gigantescas se sobreponían a la fachada de San Pedro, que se eleva precisamente sobre las ruinas del circo de Nerón, donde las fieras devoraban a los cristianos. El juego de luces daba la impresión de que la basílica se ponía boca abajo, se disolvía y se sumergía. Sobre la fachada pasaban peces-payaso y tortugas marinas, poco menos que haciendo pensar en la licuefacción de las estructuras de la Iglesia, desprovista de todo elemento que pudiera aportarle solidez. Un enorme búho y extraños animales aéreos sobrevolaban en torno a la cúpula, y monjes budistas pasaban caminando como dando a entender que hay un camino de salvación alternativo al Cristianismo. En ningún momento apareció símbolo religioso alguno ni la menor alusión al Cristianismo; la Iglesia cedía el paso a la naturaleza soberana.

    Andrea Tornielli ha escrito que no hay que escandalizarse porque, como documenta el historiador del arte Sandro Barbagallo en su libro Gli animali nell’arte religiosa. La Basilica di San Pietro (Libreria Editrice Vaticana, 2008), a lo largo de los siglos han sido muchos los artistas que han representado una fauna exuberante en torno al sepulcro de San Pedro. Pero si la basílica de San Pedro es un zoo sagrado, como la define con irreverencia el autor de la mencionada obra, no es porque los animales representados en la basílica estén recluidos en un recinto sagrado, sino porque es sagrado, es decir, ordenado a un fin trascendente, el significado que atribuye el arte a dichos animales.

    Efectivamente, en el Cristianesimo los animales no se divinizan. Se los valora por su fin, que consiste en que están destinados por Dios al servicio del hombre.
    Dice el Salmista: «Le diste [al hombre] poder sobre las obras de tus manos, y todos lo pusiste bajo sus pies: las ovejas y los bueyes todos, y aun las bestias salvajes, las aves del cielo y los peces del mar» (Sal. 8, 7-9). Dios ha situado al hombre al vértice de lo creado, como rey de la creación, y todo debe estar ordenado a él para que a su vez lo ordene todo a Dios como representante del universo (Gen 1, 26-27). El fin último del universo es Dios, pero el fin inmediato del universo físico es el hombre. «En cierto modo, nosotros también somos el fin de todas las cosas», afirma santo Tomás (II Sent., d. 1, q. 2, a. 4, sed contra), porque «Dios lo ha creado todo para el hombre» (Super Symb. Apostolorum, art. 1).

    Por otra parte, la simbología cristiana atribuye a los animales un significado emblemático. Al Cristianismo no le preocupa la extinción de animales ni el bienestar de éstos, sino el sentido último y profundo de su presencia. El león es símbolo de la fuerza y el cordero de la benignidad, para recordarnos la existencia de la virtud y las diversas perfecciones, que sólo Dios posee por entero. En la Tierra, una gama prodigiosa de seres creados desde la materia inorgánica hasta el hombre posee una esencia y una perfección íntima que se expresa mediante el lenguaje de los símbolos.

    El ecologismo se presenta como una cosmovisión que trastorna esta escala jerárquica, eliminando a Dios y destronando al hombre.
    Este último es puesto en pie de plena igualdad con la naturaleza en una relación de interdependencia no sólo con los animales, sino incluso con los componentes inanimados del medio ambiente: montañas, ríos, mares, paisajes, cadanas alimentarias, ecosistemas... Esta cosmovisión tiene por objeto borrar toda línea divisoria entre el hombre y el mundo. La Tierra forma junto con su biosfera una especie de entidad cósmica geoecológica unitaria. Se vuelve algo más que una «casa común»: representa una divinidad.

    Hace cincuenta años, cuando se clausuró el Concilio Vaticano II,
    el tema dominante en aquellos momentos históricos se manifestaba como cierto «culto al hombre», contenido en la fórmula del «humanismo integral» de Jacques Maritain. El libro de dicho título del filósofo francés se publicó en 1936, pero su mayor influencia la tuvo ante todo cuando un entusiasta lector de su obra, Giovanni Battista Montini, una vez elegido Papa con el nombre de Paulo VI, quiso hacer de ella la brújula de su pontificado. En la homilía de la Misa del 7 de diciembre de 1965, recordó que en el Concilio Vaticano II había tenido lugar el encuentro entre «la religión de Dios hecho hombre» y la «religión (porque eso es precisamente) del hombre hecho Dios».

    Cincuenta años después, asistimos al paso del humanismo integral a la ecología integral; de la Carta internacional de los derechos humanos a la de los derechos de la naturaleza.
    En el siglo XVI, el humanismo había rechazado la civilización cristiana medieval en nombre del antropocentrismo. La tentativa de construir la Ciudad del Hombre sobre las ruinas de la de Dios fracasó trágicamente en el siglo XX, y de nada valieron los intentos de cristianizar el antropocentrismo con el nombre de humanismo integral. La religión del hombre es sustituida por la de la Tierra: al antropocentrismo, criticado por sus desviaciones, lo reemplaza una nueva cosmovisión ecocéntrica. La ideología de género, que disuelve toda identidad y toda esencia, se inserta en esta perspectiva panteísta e igualitaria.


    Se trata de un concepto radicalmente evolucionista que coincide en buena parte con el de Teilhard de Chardin.
    Dios es la «autoconciencia» del universo que evolucionando se vuelve consciente de la propia evolución. No es casual la cita de Teilhard en el párrafo 83 de Laudato sì, la encíclica del papa Francesco en la que filósofos como Enrico Maria Radaelli y Arnaldo Xavier da Silveira han destacado puntos que discrepan de la Tradición católica. Y el espectáculo Fiat Lux se ha representado como un manifiesto ecologista que tiene por objeto expresar en imágenes la encíclica Laudato Si.

    En el diario Libero, Antonio Socci,la ha definido como «una puesta en escena gnóstica y neopagana con un inequívoco mensaje ideológico anticristiano», y señala que «en San Pedro han preferido que, en la fiesta de la Inmaculada Concepción, en vez de celebrar a la Madre de Dios se celebre a la Madre Tierra, a fin de propagar la ideología dominante, la de la “religión del clima y la ecología”, la religión neopagana y neomalthusiana, respaldada por los poderes fácticos del mundo. Es una profanación espiritual (y también porque ese lugar, no lo olvidemos, es un lugar de martirio cristiano)».

    «Por tanto --ha escrito por su parte Alessandro Gnocchi en Riscossa Cristiana-- no ha sido Estado Islámico quien ha profanado el corazón de la Cristiandad, ni los extremistas del credo laico los que se han burlado de la fe católica, ni los artistas blasfemos y coprolálicos a los que ya estamos acostumbrados los que han ultrajado la fe de tantos cristianos. No había necesidad de registrar a los visitantes y hacerlos pasar por el detector de metales a fin de impedir el ingreso de los vándalos a la ciudadela de Dios: ya habían penetrado en la fortaleza y activado la bomba multicolor ante la televisión mundial a salvo desde la sala de control».

    Los fotógrafos, ilustradores y publicistas que han realizado Fiat Lux saben lo que representa la basílica de San Pedro para los católicos, la imagen material del Cuerpo Místico de Cristo que es la Iglesia.
    Los juegos lumínicos proyectados sobre la basílica tenían una intención simbólica, antitética de lo que representan todas las luminarias, las lámparas y el fuego, que han transmitido a lo largo de los siglos el significado de la luz divina. Esa luz se apagó el 8 de diciembre. Entre las imágenes y luces proyectadas sobre la basílica faltaban las de Nuestro Señor y la Inmaculada, cuya fiesta se celebraba ese día. La Plaza de San Pedro estaba inmersa en la falsa luz que porta el ángel rebelde, Lucifer, príncipe de este mundo y de las tinieblas.

    Decir luz divina no es una metáfora, sino una realidad, como son también reales las tinieblas que envuelven actualmente al mundo. Y en estas vísperas de la Navidad, la humanidad espera el momento en que la noche se iluminará como el día «nox sicut dies illuminabitur» (Salmo 11) y se cumplirán las promesas que hizo la Inmaculada en Fátima.

    San Pietro: una basilica oltraggiata | CR – Agenzia di informazione settimanale
    Última edición por Hyeronimus; 11/12/2015 a las 20:20

  2. #2
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,324
    Post Thanks / Like

    Re: La Basilica de San Pedro profanada

    Escenificación masónica y teología feminista, ad limina apostolorum

    Fray Gerundio de Tormes





    No sé cómo se habrá sentido en el cielo el bueno de San Pedro, al ver su Plaza engalanada para la vigilia masónico-espectacular del pasado día 7 de diciembre. Al fin y al cabo su cuerpo está enterrado en las Grutas Vaticanas, y la cúpula de la Basílica que lleva su nombre ha sido referencia -durante siglos-, para toda la Cristiandad. Tampoco sé cómo se sentirán en la eternidad los papas que construyeron la Basílica del Príncipe de los Apóstoles. Y mucho menos los Miguel Angel, Berninis y demás artistas que pusieron su genialidad al servicio de la Iglesia para edificar la gloriosa Sede de Pedro, donde reside el Vicario de Cristo, mucho antes de que el propio Vicario peleara por ser considerado exclusivamente Obispo de Roma. Como si uno pudiera escaparse de uno de los títulos, escondiendo el otro.
    Confieso que me he quedado de piedra cuando he visto en las tabletas de mis novicios el espectacular montaje, la asombrosa puesta en escena y la llamativa exhibición, fascinante, vistosa y lujosa. En estos temas nadie dice que la Iglesia debe ser pobre. Eso lo aplican solamente a los cálices y copones de la liturgia y a los apartamentos de los cardenales a los que se quiere defenestrar (por lo visto, los cardenales “amigos” deben vivir en casas de caña). Yo no entiendo mucho de finanzas, pero que no me digan que esto ha costado poco dinero. Seguro que nos dirán que ha sido financiado por diversas empresas más o menos integradas en la MUI (Masones Unidos Internacionales), pero cualquier cristiano-progre-francisquista diría que ese dinero se le podría haber dado a los pobres…. y seguro que la MUI habrá hecho un sustancioso donativo.



    El caso es que se ha llevado a cabo una demostración de luz, color y sonido llamada Fiat Lux: Iluminando la Casa Común. He de confesar que eso de la Casa Común ya de por sí me hace encapotar las orejas y se me agolpan las moscas detrás de los pabellones auditivos. Ya de entrada suena a masónico y por supuesto a Laudato Sii (que es la versión masónico-descarada de la ecología cristiana de los últimos tiempos). Digan lo que digan los pusilánimes. Ecología anticristiana, compulsiva, recurrente y anti-sobrenatural. Y pesadita. Y cursi. Pero muy peligrosa. Y herética.
    Le he explicado a mis novicios modernistas que esta ecología es evidentemente anti-sobrenatural. Mira la Tierra y la Creación, no como creaturas de Dios y hechura de sus manos, sino como una suerte de resultados de una Magna Evolución, en la que brilla por su ausencia el Dios Uno y Trino de la Escritura. Y el pecado original, claro está. Que se lo digan a Teilhard de Chardin, que de esto entendía un montón y como no tenía prejuicios, soltaba herejías con toda naturalidad. Pío XII lo puso en solfa y… cómo no, fue rehabilitado después por los Pontífices Modernos. Francisco es un admirador suyo, claro. Dos y dos son cuatro.



    El horroroso espectáculo estuvo montado a base de penumbras, sombras y tinieblas; lo cual indica -según mi personal parecer-, una providencial catequesis de la situación actual del Vaticano y de la Iglesia. Hay que ver entera la proyección. Del mismo modo que en la Iglesia de siempre, se enseñaron las verdades de Fe con la adecuada catequesis de retablos, imágenes y orfebrería, la Iglesia Actual catequiza a sus fieles en plena Plaza de San Pedro sobre la Nueva Era, el Ecologismo y el Clima. No hay que ser muy espabilado para comprender, que lo que se estaba proyectando en la Vigilia de la Inmaculada no era sino la exteriorización y patentización de un Vaticano sórdido, embadurnado de new age, arrodillado ante el mundo y en sintonía con los proyectos neo-mundiales más anticristianos. Hasta la música elegida destila un sabor de amarga desilusión.



    Y las sombras de Mordor por allí, paseándose. Y los lobos acechando a la Cristiandad, seguros de que no hay Pastor alguno que salve al Rebaño. Estas imágenes me recuerdan lo de San Pedro y “el diablo como león rugiente acechando y buscando a quién devorar”….
    Todo esto, justamente la noche antes de la apertura de la Puerta Santa por la que hay que pasar para que el Señor -que es misericordioso-, nos perdone. Ya dijo Francisco en su homilía de la Misa que hay que abandonar la idea de un Dios que castiga y ampararse en un Dios que perdona. Una vez que han sido borrados del mapa la necesidad de la Redención, el pecado original y la existencia misma del pecado personal, se tiene que acabar necesariamente en que la única salvación es la del planeta; y los verdaderos pecados, los que se cometen contra el medio ambiente. Y que no se me olvide la intolerancia, que es el peor de todos. Y para muestra, estos dos datos de última hora:
    El primero es que por fin ha aparecido en la predicación de Francisco el Feminismo Teológico, para gusto y disfrute de monjas americanas y europeas y teólogos de nota reivindicativos. He de reconocer que hace ya tiempo que esperaba su aparición: Dios es Padre y Madre. Casualmente el ecologismo cristiano reivindica el título de Madre para Dios. Como una suerte de Madre Tierra (a la que al final quedará reducido). Francisco hace algo más que un guiño a la Teología Feminista, que estaba esperando que se abriera la Puerta de la Misericordia para ella. Féminas-Teólogas y Teólogos-Feministas han recibido ya el primer gesto del Papa en este año de la Misericordia: no estáis tan equivocados. Dios es Padre y Madre.



    El segundo es que no hay que intentar convertir a los judíos -lea aquí el disparate-, porque ellos también están en la promesa de Dios. Toma ya. Este debe ser el segundo gesto del papa en este año de la Misericordia: Los judíos no tienen que convertirse. No hace falta. Ellos no están en el grupo de hipócritas y fariseos que deberían pasarse el año entero debajo de la puerta santa, aunque probablemente ni por esas los perdone Dios.
    Mis novicios dicen que soy un exagerado. Que hiperbolizo, exorbito y dramatizo. Yo les he animado a que relacionen todos estos términos: ecología, masonería, new age, multiculturalismo, religión universal e ideología de género. Siempre los verán relacionados de alguna manera. Incluso en algún discurso que otro que yo me sé. Dicen los malvados que es la puesta en marcha de la agenda del Cardenal Martini (que en paz descanse). Desde luego. Pero al fin y al cabo la agenda de Martini no era más que un aperitivo de la agenda diabólica. Mientras Dios lo permita. Pues bien: yo sigo pensando que Dios se ha revelado como Padre y que Dios es Padre y no Madre. Y sigo pensando asimismo que los judíos tienen que convertirse para salvarse, porque no han creído en el Hijo de Dios. Cualquier otra cosa que se diga es una falsedad, un engaño, un timo, una falacia y una superchería. Lo diga Agamenón o lo diga su porquero….



    https://fraygerundiodetormes.wordpress.com/

  3. #3
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    19,324
    Post Thanks / Like

    Re: La Basilica de San Pedro profanada

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    QUIÉN ESTÁ DETRÁS DE LAS PROYECCIONES EN EL VATICANO







    El pasado 8 de diciembre la Basílica de San Pedro fue convertida en un escenario propagandístico como cualquier ONG para promover el fraude científico conocido como “Calentamiento Global”; y tan publicitado por Francisco, en su Encíclica “Laudato Si“. Esas imágenes representaron figuras inspiradas en la Misericordia de la humanidad, del Cambio Climático y del Mundo Natural, proyectando un mensaje ecologista radical, al igual que fue en la Casa Blanca cuando con la bandera de la diversidad sexual Obama apoyó a la Corte Suprema el día de la aprobación del matrimonio gay.
    Lo que no se explica y que es lejana a la percepción popular es la relación entre esta agenda papal ecologista y la agenda anti-humana promovida por el movimiento ambientalista los cuales ven el crecimiento de la población como una amenaza a sus intereses. Si la política anterior del Vaticano era emitir fuertes llamadas para acabar con el aborto, Francisco al actuar respaldando esta agenda nos hace ver que tiene prioridades equivocadas, el ecologismo y la anticoncepción van de la mano, ven como una amenaza el crecimiento de la población. Nos damos cuenta ante la fuertísima propaganda sobre los anticonceptivos y presiones para la legalización del aborto que hacen de manera global.
    El montaje, de millones dólares titulado “Fiat Lux: Iluminar nuestro hogar común” fue creado y financiado por los partidarios del cambio climático y los defensores del control de la población con el objetivo de “educar e inspirar el cambio en torno a la crisis climática a través de generaciones, culturas, lenguas, religiones y clases. “Junto con las imágenes del mundo y sus animales en peligro de extinción, entre ellos leones, pájaros, monos y ballenas, aparecieron símbolos New Age asociados a antiguas deidades paganas.
    El espectáculo por si fuera poco se llevó a cabo en el día de la Fiesta Mariana más importante para los católicos, el de la Inmaculada Concepción, donde se celebra a María el haber sido concebida en el vientre de su madre (Santa) Ana sin la mancha del pecado original.
    Muchos líderes pro-familia de todo el mundo manifiestaron que están atónitos de que Francisco permitiera que la Basílica de San Pedro fuera utilizada como telón de fondo para la promoción del programa “cambio climático” ya de por si controvertido y polémico.





    El principal patrocinador detrás del evento es el Grupo del Banco Mundial encabezado por Estados Unidos a través de su iniciativa Connect4Climate. El Banco Mundial, creado en 1945 para reconstruir a la Europa devastada por la guerra, tiene un largo historial de financiar sin descanso programas de aborto y anticoncepción en países en desarrollo bajo la bandera de “acabar con la pobreza extrema” y “compartir la prosperidad”. Los líderes pro-vida han denunciado los programas de control de población velada destinadas a reducir las poblaciones consideradas indeseables por las élites occidentales. Otros socios incluyen Vulcan Inc., una compañía privada con sede en Seattle, Washington, que “se esfuerza por crear una nueva clase de futuro” por “poner de cabeza el pensamiento convencional”. La compañía fue nombrada deliberadamente así en honor al dios romano Vulcano, deidad del fuego destructor, cuyo primer santuario conocido existía en Roma, al pie de la Colina Capitolina, cerca del Vaticano.

    Otro socio es Okeanos, una fundación ambientalista con el propósito de dar a conocer “las diversas amenazas que nuestros océanos enfrentan”. La fundación arremete contra lo que se llama los “pecados contra el clima”. La fundación lleva el nombre del dios griego y romano Titán “Okeanos” que se consideraba la personificación divina del mar cuyos peces en una mano y la serpiente en la otra significan la abundancia y profecía.
    La organización del evento fue a cargo de Obscura Digital con sede en San Francisco, quien bajo un programa crean “experiencias de inmersión que cambian la forma de pensar sobre el mundo que te rodea”, utilizando proyecciones holográficas, animación 3D y visualización dinámica.
    La organización tiene en su pasado (aquí) trabajos en proyectos de cambio climático con la ONU para mostrar el “efecto de la actividad humana sobre el medio ambiente” y a la vez emitir una “llamada de soluciones globales”.
    Paganismo y ocultismo

    Ésta proyección sobre el ‘Cambio climático’ en San Pedro, y el celebrada en Nueva York en agosto pasado están extrañamente conectados al ocultismo pagano.
    El director de programas Travis Threlkel, fundador y director creativo de Obscura, dijo en una entrevista en agosto cuando se habla de la versión de Nueva York del espectáculo que se proyecta sobre el Empire State Building, que las deidades paganas fueron incorporadas específicamente en la presentación. Él dijo que el espectáculo contó con la diosa griega pagana Gaia, un griego Madre Tierra que ha sido apropiada por los adoradores de la naturaleza, junto con Aya, una diosa madre babilónica asociado con el sol naciente y con el amor sexual.





    Al final de la proyección en Nueva York lo que realmente sorprendió fueron las imágenes de los rostros de varias diosas paganas que fueron proyectadas en el edificio. La figura predominante fue una imagen de Kali, la diosa hindú de la muerte y la destrucción. Kali, quien fue representada con una lengua roja llena de sangre, promete riquezas a los que sacian su sed de sangre con ¡sacrificios humanos! Éstos sacrificios humanos de niños pequeños se le ofrecieron diariamente en sus altares en la India hasta hace 200 años. Ella ya ha sido nombrada por la corriente “New Age” como la diosa Madre Tierra.

    Andrew Jones, el artista que proyectó la imagen, dijo en ese momento que quería representar a la Madre Tierra en su “forma más feroz” para llamar la atención sobre lo que podría suceder si las personas ignoran las consecuencias del cambio climático.
    El espectáculo del Vaticano que incluyeron diseños y obras de arte los cuales fueron generados en computadora por el mismo Jones, uno de los pintores digitales más importantes del mundo y artista de proyección, se especializa en retratar imágenes aterradoras de deidades paganas griegas, romanas y orientales. Él dijo en una entrevista el mes pasado que utiliza a estos dioses y diosas por medio de “sustancias psicodélicas” (drogas que alteran la mente ) para poder retratarlos con precisión. Dijo que los “dioses” “participan activamente” en la orientación de su mano mientras hace el trabajo.



    “Estas [drogas] son ​​herramientas que otorgan portales y acceso a diferentes reinos que todavía no he podido comprender totalmente o decir que he descubierto todos sus significados. … Han evolucionado mi capacidad para … descubrir nuevas e interesantes combinaciones de energía y la materia. Algunos … me muestran mayores pesadillas de lo que podía representar o desearía imaginar nunca jamás “.


    https://eccechristianus.wordpress.co...n-el-vaticano/

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Profanación de la Basílica de Luján
    Por Montealegre en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 22/05/2015, 12:39
  2. Ataque a la Basílica del Pilar de Zaragoza
    Por Irmão de Cá en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 04/10/2013, 02:30
  3. Pedro I
    Por Michael en el foro Castilla
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 16/06/2013, 16:49
  4. Respuestas: 2
    Último mensaje: 12/05/2010, 02:19
  5. Profanada la tumba de Gregorio Ordoñez
    Por Arnau Jara en el foro Señoríos Vascongados
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 31/01/2007, 08:51

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •