Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 1 de 1

Tema: Francisco: por la inmigración y el ultraizquierdismo, al servicio de Soros

  1. #1
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea KARLALN
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,719
    Post Thanks / Like

    Francisco: por la inmigración y el ultraizquierdismo, al servicio de Soros

    El mensaje inmigratorio y ultraizquierdista de «Francisco Soros», Supremo Pontífice de la Iglesia Católica

    André Posokhow 18 de agosto de 2020




    El Vaticano hizo pública en 2018 una carta anual escrita por el papa Francisco para el “Día Mundial de los Migrantes y Refugiados”. En dicha carta, el papa afirmaba, a través de propuestas concretas y precisas, su rechazo a todas las restricciones a la inmigración. El objetivo de este documento es presionar a la comunidad internacional para que adopte dos acuerdos globales, uno sobre los refugiados y otro sobre los migrantes, de acuerdo con la cumbre de la ONU en septiembre de 2016. Este tema de la acogida de migrantes y refugiados es una prioridad para el papa en relación con el proyecto de la ONU de Gobernanza Global de la Migración.Esta carta debería tener el efecto de una bomba y marca un gran paso hacia la capitulación occidental ante la invasión migratoria y la sumisión de nuestra civilización a un islam de conquista y terrorismo.

    El papa, por lo tanto, afirmaba en su mensaje, a través de propuestas concretas y precisas, su rechazo a todas las restricciones a la inmigración. Esta cuestión de la acogida de los inmigrantes y refugiados es una prioridad absoluta para el papa.

    Le Figaro presentó las 21 propuestas del papa agrupadas en cuatro capítulos.

    Este mensaje, publicado en pleno verano, no ha pasado desapercibido, pero no parece tener la resonancia que debería tener su extrema gravedad.
    Un papa jesuita latinoamericano de izquierda, globalista y firmemente arraigado en la corrección ideológica.

    En un libro muy extenso, Eglise et Immigration, le grand malestar: le pape et le suicide de la civilisation européenne, Laurent Dandrieu destacó y denunció los inesperados y, a menudo confusos, errores político-socio-religiosos del pontífice "Imbroglio". Aquí hay algunos recordatorios de su vulgata del pensamiento único.

    La denuncia de la izquierda del liberalismo económico

    Ya politólogo, Francisco se hizo economista para zanjar debates tan antiguos como la ciencia económica, para denunciar el progreso tecnológico y el liberalismo económico y para abogar por un "cierto decrecimiento" en lugar del actual sistema económico mundial.

    El papa verde

    Y ahora climatólogo y ecologista ante el siempre presente calentamiento global que recomienda una estrategia de compra y venta de "créditos de carbono" (que no funcionan) y aboga por la creación de una etiqueta de "Iglesia Verde" para el día nacional de la "Iglesia Verde". ¿Será esto suficiente para llenar los lugares de culto? Nada es menos seguro.

    El papa malthusiano

    Él era el que había reprochado públicamente a una madre de familia muy numerosa por tener niños como conejos. ¡Atrévete a decir esas cosas sin que te llamen bruto! Es cierto que las mujeres europeas que harían muchos niños no dejarían sitio a los invasores.

    En el nivel religioso, un papa católico relativista que es muy indulgente con el islam

    Según Francisco, Europa no sólo tiene raíces cristianas, cuya tonalidad colonialista teme. Hay que hablar de las raíces plurales de Europa. ¿Es así? ¿Cuáles? Que los identifique claramente.

    Todas las religiones son iguales porque, según él, si la idea de la conquista es inherente al alma del islam, podríamos interpretar de la misma manera el Evangelio de Mateo donde Jesús envía a sus discípulos a todas las naciones. ¿Deberíamos recordarle que fue con la palabra y no con la espada? ¿Olvida la gran epopeya de las misiones católicas en todo el mundo y la de los jesuitas en Asia? ¿Cómo puede el jefe de la Iglesia Católica equiparar el mensaje de amor de Jesús con el mensaje de odio y guerra del islam? Es un caos en su cabeza.

    No le gusta hablar de la violencia islámica porque los cristianos también tienen sus fundamentalistas. Como dice Contrapunto, son los famosos terroristas los que se vuelan a sí mismos gritando: "En el nombre de la Virgen María".

    Ahora va mucho más allá: la muerte de Occidente y la destrucción de la civilización cristiana a través de la preferencia migratoria.

    Las posiciones tomadas en el mensaje del papa Francisco van mucho más allá de lo que proponen los políticos de extrema izquierda o las ONG, que parecen tibias en comparación. Forman parte de un extremismo inmigratorio nunca alcanzado hasta ahora, excepto por Soros, cuyo pontífice católico aparece ahora como un celoso auxiliar.

    Confusionismo mental

    Culpar de la crisis de los migrantes a las guerras, a los traficantes de armas y al sistema económico mundial es un poco fácil. Pasa por alto la tasa de natalidad de los africanos y su débil capacidad para desarrollar su continente, que se está desmoronando bajo el peso de los recursos naturales. En cuanto al mundo islámico, pasa por alto el obstáculo que su religión representa para el progreso científico y cultural y el desarrollo económico y social. Pasa por alto el espíritu conquistador del islam, que utiliza la migración como un arma.

    Para justificar la integración, Francisco invoca la desnatalidad europea y al vacío demográfico que se está produciendo. Pero muchos demógrafos están de acuerdo en que la invasión migratoria no responde a esta crisis y crea tantas necesidades como las que satisface. Conduce a la creación de comunidades en las que los que tienen una demografía más dinámica aplastan a los demás.

    Es una política familiar que se necesita. Sin embargo, la Iglesia apenas se ha dejado oír sobre la ley del Velo y la masacre de inocentes que ha provocado, sobre las restricciones presupuestarias impuestas a las familias por los sucesivos gobiernos. La casi ausencia de los obispos, cuyo jefe es hoy el izquierdista Pontier, en las Manifs Pour Tous, su suavidad frente la Teoría del género, el PMA y el GPA son una cuestión de sumisión al pensamiento único. Las tibias autoridades eclesiásticas tienen una responsabilidad histórica en esta desnatalidad.


    Neolengua: ¿emigrantes o invasores?

    Para evitar los "estereotipos negativos", el papa, seguidor de la neolengua, quiere evitar el uso del término "inmigrantes ilegales" para referirse a los inmigrantes y refugiados. De esta manera, se borra la distinción indispensable entre la inmigración legal e ilegal.

    En realidad, desde hace años no ha habido inmigración. Sino grandes invasiones por su número y agresividad. Confundir lo que está sucediendo con la llegada a América en el siglo XIX de irlandeses, alemanes, italianos, eslavos y escandinavos, representantes de culturas avanzadas y cristianas, es, en el mejor de los casos, de mala fe. Hoy en día, los Estados Unidos atraviesan las peores dificultades debido a la inmigración latinoamericana, que amenaza a su país con una gigantesca partición.

    Si bien se puede estimar razonablemente que los inmigrantes y los descendientes de inmigrantes de la 2ª generación representan alrededor del 20% de la población francesa, el papa pide que se desarrollen "posibilidades de entrada segura y legal" en los países invadidos e insiste especialmente en favorecer la reagrupación familiar, pero no solo de los casados, sino de toda la familia, ¡incluidos los abuelos! Esta orden del papa, que obviamente no es consciente de que el concepto de familia africana puede representar a cientos o incluso miles de personas, solo puede conducir a un aterrador maremoto humano y a un terremoto demográfico.

    ¡Que este papa, que predica un Reemplazo, no uno mayor, sino cataclísmico, especifique públicamente cuántos invasores quiere traer a Francia y a Europa!
    ¿Habría un límite?

    Seguridad personal y seguridad nacional

    El papa quiere poner la seguridad personal de los invasores por delante de la seguridad nacional. No hace ninguna mención a la seguridad personal y colectiva de los europeos y los franceses, ya sea material, social, intelectual, espiritual o simplemente física, que debe ser protegida prioritariamente:

    ‒ indiferencia frente a los cada vez más numerosos y sangrientos atentados que se niega a asociar con el islam y la inmigración;
    ‒ la negativa a anticipar y denunciar la guerra étnica que ya ha sido declarada;
    ‒ el olvido de la agresiones y profanaciones anticristianas en toda Europa;
    ‒ negligencia ante la delincuencia y las incivilidades que hacen miserable la vida de millones de franceses;
    ‒ la negativa a darse cuenta de que la inmigración, el islam y el crimen están estrechamente asociados en nuestras ciudades;
    ‒ un silencio ensordecedor ante el desprecio a las mujeres que caracteriza al islam, ante los ataques sexuales como en Alemania, ante las violaciones en masa y la esclavitud sexual de miles de jóvenes en Inglaterra.

    Que el papa se entere, que deje de leer los periódicos subvencionados de izquierdas: Le Monde, Le Figaro. Que le pida a uno de sus secretarios que consulte la prensa alternativa y libre.

    El tropismo del papa para el islam

    El jesuita Francisco despliega toda su casuística sobre el islam en una entrevista con La Croix. Ciertamente, admite que la idea de la conquista es inherente al islam. Pero no cree que hoy en día exista un temor al islam como tal, sino a Daesh y a su guerra de conquista, inspirada en parte por el islam. Con tales argucias uno no está cerca de señalar al enemigo.

    Desde su punto de vista, la cohabitación entre cristianos y musulmanes es posible. Dio el ejemplo de Argentina donde, cabe señalar, representan sólo el 2,5% de la población. El ejemplo más fuerte es el Líbano, donde la guerra civil religiosa se prolongó durante un cuarto de siglo.

    Lo más odioso, lo más despreciable en esta entrevista es ocultar por una terrible mentira de omisión el holocausto por el islam de los cristianos de Oriente llamados a la desaparición.

    La violación de un principio del cristianismo: la distinción entre lo espiritual y lo temporal

    Jean-Louis Harouel deploró, en Le Vrai Génie du christianisme, el reciente retorno de la confusión entre lo espiritual y lo temporal con lo que él llamó la religión de los derechos humanos, lo que conduce a una disminución de las libertades individuales. Con este papa, para quien el campo de la geopolítica y las políticas nacionales es una cuestión de caridad, estamos en medio de ello:
    ‒ Intrusión en los sistemas judiciales nacionales con el rechazo de las "expulsiones colectivas y arbitrarias" y la búsqueda de "alternativas a la detención";
    ‒ Irrupción de las leyes de nacionalidad;
    ‒ Eliminación de la distinción entre inmigración legal e ilegal, con su "oferta de vías de regularización extraordinarias" para los inmigrantes;
    ‒ Adopción de la preferencia extranjera promoviendo la "integración socioprofesional de los migrantes" cuando en Francia hay 6 millones de desempleados inscritos en Pôle Emploi;
    ‒ Negativa explícita a tener en cuenta consideraciones económicas y llamamiento al saqueo de los países anfitriones, como el acceso ilimitado a "la asistencia sanitaria y los sistemas nacionales de pensiones".

    Curiosamente, esta intrusión del jefe de los católicos en los dominios de lo temporal y secular no ha suscitado ninguna objeción de la izquierda anticlerical.


    La renuncia de la identidad y la asimilación: multiculturalismo y diversidad

    El papa quiere integrar a los invasores a través de "una oferta de ciudadanía disociada de las capacidades económicas y lingüísticas" y que se garantice la libertad religiosa. Se opone al principio de asimilación que, para él, "conduce a la supresión u olvido de la propia identidad cultural".

    Esto implica, a largo plazo, en nuestro territorio, la renuncia a la identidad, ya sea nacional, europea u occidental. En su lugar se impondrá el multiculturalismo ya muy avanzado en nuestro país y la diversidad cuyos estragos podemos ver en los Estados Unidos y en nuestros vecinos europeos.

    Suicidio o asesinato de Europa y Occidente

    Philippe de Villiers consideró en Valeurs actuelles que la declaración del papa Francisco sobre los migrantes le parece favorecer por su contenido y su alcance un verdadero suicidio de Occidente.

    Es de hecho un asesinato de nuestra civilización occidental, cristiana, grecorromana, pensada y organizada por la oligarquía financiera globalista, el cosmopolitismo, las sociedades secretas o discretas pero poderosas: Bilderberg, Trilateral, Davos, Soros y el izquierdismo revolucionario. Asesinato perpetrado por las castas gobernantes de nuestros países, la justicia que ha tomado el poder, los medios de comunicación y ahora el Vaticano.

    La traición es la de la actual Iglesia Católica a pesar de su fuerza en muchos países occidentales, la dedicación de sus sacerdotes y el florecimiento del tradicionalismo. Desde el Vaticano II las iglesias se han estado vaciando. La Iglesia Católica ha sido desacreditada por los muchos desórdenes que la golpean: escándalos financieros, pedofilia repetida, homosexualidad y fiestas en el Vaticano, y las extrañas circunstancias de la renuncia de Benedicto XVI. Como sugiere Caroline Parmentier, la institución sólo puede debilitarse ante la presión de las fuerzas globalistas.

    El Vaticano se ha convertido en cómplice de la desgracia individual y colectiva de los europeos. Es traicionar a los católicos occidentales a los que se les promete una desaparición religiosa y de identidad antes de que desaparezcan físicamente, como en Oriente Medio. Desmoviliza su capacidad de resistencia. Fascinada por el islamo-izquierdismo, hambrienta de arrepentimiento y autodesprecio, la Iglesia justifica la observación de J.L. Harouel: abandona y sacrifica a Europa y a Occidente y se dirige a las masas africanas y asiáticas. Lógicamente, exige la apertura de nuestras naciones, cuya legitimidad disputa, a la invasión.

    Conclusión

    Al final, el jefe de la Iglesia Católica decidió quitarse la máscara. Este indigno pastor quiere cambiar su rebaño y empujar al viejo al barranco de la decadencia y el olvido. En el Boulevard Voltaire, un autor, denunciando el cinismo de este vicario de Cristo que traiciona a nuestro continente atacado por un islam belicoso, cree con razón que, con tal discurso, Francisco nos da allí el beso de Judas. Tratarlo así no es juzgarlo por sus intenciones sino por sus palabras y actos públicos.

    https://www.elinactual.com/2020/08/e...ratorio-y.html
    Última edición por ALACRAN; Hace 5 días a las 23:01
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El Papa Francisco sobre la inmigración
    Por Kontrapoder en el foro Religión
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 05/11/2017, 12:31
  2. Austria despide a Soros
    Por Erasmus en el foro Europa
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 01/11/2017, 00:14
  3. Respuestas: 3
    Último mensaje: 08/07/2016, 00:33
  4. Respuestas: 14
    Último mensaje: 13/10/2005, 11:01
  5. Respuestas: 1
    Último mensaje: 09/09/2005, 00:39

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •