Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 17 de 17
Honores1Víctor
  • 1 Mensaje de MONTECASINO

Tema: Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez

  1. #1
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,672
    Post Thanks / Like

    Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez



    Karol Wojtyla (Juan Pablo II), gran favorecedor del Judaísmo

    Es curioso. Debería suponerse que el título del hilo es un elogio. Sin embargo, así, en frío, parece que no queda muy “correcto”. Y es que según en qué contextos y en qué sentido, el tema del ecumenismo conviene ya enaltecerlo, o ya dulcificarlo, o ya pasarlo por alto; es todo un arte de cara a la opinión pública católica, en que son expertos los cardenales y monseñores vaticanos sobre todo de unas décadas acá.

    El texto del hilo está tomado de la obra ¿Fin de la Iglesia Católica en el siglo XXI? de “Basilio Kostas”, editada en España el año 2001 (aunque el autor parece escribir en 1997-1998, por sus referencias al inminente, entonces, Jubileo del Año 2000).



    Si para el autor, la realidad era ya apocalípticamente delirante ante el año 2000 y nada menos que con el "conservador" Juan Pablo II, ¿en qué lugar del caos apocalíptico nos hallaremos ahora? Lo único cierto es que hoy sabemos que el Apocalipsis estaba diseñado por entregas (por "fascículos"). Pero otra cosa muy distinta es que el católico vea "normal" este descomunal delirio en que nos hallamos desde hace varias décadas, dado el pertinaz lavado de cerebro mediático,

    En la segunda parte de dicha obra, “Basilio Kostas” defiende sus tesis de la infiltración judía contemporánea de modo extraordinario en la Iglesia bajo Juan Pablo II, a partir de las pistas deducidas del bestseller mundial “SU SANTIDAD" (JUAN PABLO II Y LA HISTORIA OCULTA DE NUESTRO TIEMPO) de los periodistas Carl Bernstein y Marco Politi.

    Tomaremos de la obra de "Basilio Kostas" los apartados relativos al filo-hebraísmo de Karol Wojtyla (Juan Pablo II) en sus vivencias y contactos ya desde su infancia.
    Última edición por ALACRAN; 25/03/2021 a las 19:54
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  2. #2
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,672
    Post Thanks / Like

    Re: Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez

    Texto de "Basilio Kostas" (los subrayados son míos; omito o suavizo alguna palabra que pudiera sonar dura):


    COMENTARIO A "
    SU SANTIDAD" (JUAN PABLO II Y LA HISTORIA OCULTA DE NUESTRO TIEMPO) (por Carl Bernstein y Marco Politi, 1996)


    INTRODUCCIÓN

    Tras de haber sido precedida por una enorme propaganda en los medios publicitarios, publicada en vanos idiomas está recorriendo el mundo la obra titulada "Su Santidad", biografía de Juan Paulo II que contiene, se dice, la "Historia Oculta de Nuestro Tiempo". Los autores son Cari Bernstein y Marco Politi.[1].



    El presente comentario -de ninguna manera exhaustivo dada la amplitud del tema-, pretende introducir al lector ignorante de lo que hay detrás del gran movimiento religioso político postconciliar, en el conocimiento de la oscura trama tejida primero desde fuera y desde dentro después, del mismo Vaticano, en contra de todo aquello que constituye la Única Santa Iglesia Católica, Institución, Dogma y Culto, movimiento que ha constituido una verdadera revolución con finalidades expresas, dando por resultado que a partir del "concilio" Vaticano II no pueda ser ya más reconocible la antigua y verdadera Iglesia en lo que ahora en su nombre se predica y hace, y lo que es peor y coarta la debida defensa, que los católicos conducidos a través de un hábil trasbordo ideológico, hayan aceptado como doctrina de la Iglesia Católica lo que es absolutamente contrario a ella; lo que hace unos treinta y cinco años apenas [1963] hubiera sido tenido como inconcebible: la presentación de la Iglesia a partir del mencionado Vaticano II como una forma de religión que sólo encabeza a un "pueblo de Dios" formado por toda una humanidad subdividida en mil religiones, consideradas todas ellas buenas para salvarse y santificarse.

    Dentro de este contexto la Iglesia considerada como una "comunidad cristiana más" en un supra-protestantismo, éste, todavía más, superado por el concepto del "cristianismo anónimo" por el cual se asegura que por el hecho de la encarnación del Verbo "Cristo está presente en todo hombre". En resumen, toda esta doctrina -parte de la novedad- se halla expuesta en los documentos del Vaticano II, particularmente Nostra Aetate, y en los discursos, encíclicas, y obras publicadas por Juan Paulo II, y acerca de Juan Paulo II, particularmente en las obras suyas tituladas "Signo de Contradicción"[2] y "Cruzando el Umbral de la Esperanza" [3], donde Karol Wojtla populariza, a través de sus dotes de escritor y protagonista de entrevistas hábilmente programadas, su pensamiento para las grandes masas.

    Así afirma tras de sus hábiles exposiciones doctrinales siguiendo las pautas del Vaticano II:

    "Todos los hombres, desde el principio del mundo hasta su final, han sido redimidos y justificados por Cristo y por su cruz..." [4].

    Por lo mismo... "Hay un vínculo con Dios vivo, vínculo indisoluble que se ha realizado con toda persona y con todo el género humano a través de su muerte liberadora y su resurrección" [5].


    Siguiendo esta que se puede llamar Apostasía de las apostasías predicada en el seno de los ámbitos propios que eran de la Iglesia Católica, los católicos van siendo conducidos mansamente hacia el Jubileo del año Dos Mil, en que se consumará la Gran Traición, ya que esa fiesta que hará esa nueva Iglesia, dizque para celebrarlos dos mil años de la Encarnación del Hijo de Dios, será no sólo la fiesta delreconocimiento de la “legitimidad” de la herejía y del paganismo, sino la fiesta de la entrada triunfal del judaísmo en la Iglesia, por lo pronto abatiendo visiblemente su bandera, haciendo, según eso, inclinarse la Cruz ante el Candelabro, para hacer servir la Institución Divina de Cristo a los fines del Judaísmo Mesiánico que aspira al Gobierno Mundial. Hacia allá va la conspiración judeo-masónica denunciada desde el siglo dieciocho por los últimos Papas verdaderos. Pues he ahí que los oídos de los católicos pueden recibir estas palabras sin que se inmute su corazón:

    "Este extraordinario pueblo, -Israel- continúa llevando en sí mismo las señales de su elección divina... ¡Si esto fuera menos costoso!... Realmente Israel ha pagado un alto precio por su propia "elección"... Quizá debido a esto se ha hecho más semejante al Hijo del hombre, [NOTA: quiere, decir, a Jesucristo al que crucificó y sigue negando] quien según la carne, era también Hijo de Israel; el dos mil aniversario de su venida al mundo será también fiesta para los judíos"[6]

    Esto, en palabras de uno que se dice Pontífice de la Iglesia Católica, recorriendo el mundo en una obra en que dizque se le entrevista con temas bien planeados, ya no conmociona desgraciadamente a la gran masa de los que se creen todavía católicos siguiendo esta apostasía. En todo el mundo, desde los ambones junto a la masónica mesa cuadrangular que emplean para celebrar la "Cena del Señor", obispos y clérigos se desgañitan alabando las bondades de los "Hermanos Mayores en la FE", que Juan Paulo II dice que son los judíos de ayer y de hoy.

    ¿Cómo fue posible que millares de gentes de buena fe se tragaran este diabólico sofisma? El hecho es que la realidad espantosa está ahí, y los judíos no sólo han resultado "Hermanos Mayores", sino que en el seno de la marcha triunfal de la humanidad toda salvada y "cristificada" hasta resultan los más importantes miembros del indiferenciado "Pueblo de Dios", y por su negación de Jesucristo serán exaltados y festejados en el aniversario dos mil de Jesucristo. ¡Y esto se dice que será realizado por la Iglesia de Jesucristo!... Se trata aquí no sólo de una burla suprema de lo divino, sino de un ultraje al uso de la razón.

    Pero hechas estas breves observaciones pasemos, con una base de conocimiento al menos sobre las circunstancias, al comentario de la obra "Su Santidad". Los autores dicen que en ella se descubre la Historia Oculta de Nuestro Tiempo, y dicen bien. Hubo una historia oculta para los ojos de las mayorías detrás de toda esta diabólica trama. Y los autores de la biografía de Karol Wojtyla descubren mucho de esta historia, de cuya consumación se congratulan. Ya nada es oculto aquí; no es preciso leer entre líneas. Todo es tan claro como la luz del sol.

    [1] Su Santidad (Juan Paulo II y la Historia Oculta de Nuestro Tiempo) Carl Bernstein y Marco Politi. Editorial Planeta, 1996.
    [2] Signo de Contradicción. Karol Wojtyla (Meditaciones) segunda edición en español, BAC, 1978
    [3] Cruzando el Umbral de la Esperanza. Vittorio Messori, PlazaJanes Editores de Barcelona, 1994.
    [4] Signo de Contradicción. Pag. 113.
    [5] Ibid., pág. 120.
    [6] Cruzando el Umbral... Pág. 112.


    continúa
    Última edición por ALACRAN; 25/03/2021 a las 20:08
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  3. #3
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,672
    Post Thanks / Like

    Re: Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez


    PARTE PRIMERA: FILO-HEBRAÍSMO DE KAROL WOJTYLA


    CAPÍTULO I

    En la mencionada obra destacan dos importantes cuestiones:

    -una, el filo-hebraísmo de Karol Wojtyla,

    -y otra su adhesión al sistema filosófico opuesto a la filosofía tomista, por parte del hoy Juan Pablo II.


    FILO-HEBRAISMO


    De éste, se puede decir que es la adición y predilección favorecedoras por la Historia, Doctrinas, Culto, Finalidades y personas judías.

    El término es lo más aceptable a nuestro ver, en el punto a que se ha llegado en la actualidad respecto al movimiento dentro de la nueva Iglesia surgida del conciliábulo Vaticano II, altamente influenciada por los judíos. Por un tiempo los escritores católicos estuvieron empleando para sancionar las estrechas "relaciones religiosas de la Iglesia Católica con el Judaísmo", el término "Judeo Cristianismo" por significar de algún modo la iniciada pretendida fusión del Judaísmo y el Cristianismo en una sola religión. Pero hoy muchos que emplearon el término se retractan, porque hay un equívoco en su contenido. La dialéctica postconciliar ha sometido el entendimiento humano a verdaderas torturas de afanes de acomodamientos sofísticos. No puede, en realidad, existir tal Judeo Cristianismo, ni será esta fusión la "religión del futuro". Porque existen el Judaísmo, él solo, y el Catolicismo (que es el único Cristianismo, y en esta convicción estoy de acuerdo con el gran historiador católico Hillaire Belloc [7], él solo. Existen los judíos con sus convicciones, y los que pueden ser amigos o enemigos de sus convicciones, y los amigos de Jesucristo y Su doctrina, o Sus enemigos. El filo-hebraísmo de la nueva iglesia postconciliar es el fruto evidente de una maniobra para hacer penetrar en las mentes lo que no es sino una absoluta sinrazón, por no hablar de la apostasía.

    Lo que está a la vista y realizándose ya, no es como enseñan los postconciliares una "fusión de las dos Alianzas, la Antigua y la Nueva en una sola, no existiendo más que un solo Pueblo de Dios... sin que se pueda hablar de ruptura entre los dos Testamentos" [8] herejía alentada y expuesta abundantemente por Paulo VI y Juan Pablo II. Lo que está a la vista a través de este gran sofisma es el Predominio del Judaísmo, sobre el exterminio del Catolicismo. La pretendida unidad de los dos Testamentos de ninguna manera busca la supervivencia del Catolicismo... ¡Cómo iba a rendirse el candelabro ante la Cruz!... Hablemos un poco de conceptos que deben ser recordados, aunque ahora el trastorno de la filosofía básica haya puesto de cabeza toda manera congruente de pensar. ¿Qué son el Judaísmo y el Catolicismo?...

    Se trata de dos conceptos de Dios radicalmente distintos, no sólo en el sentido en que pueden serlo los conceptos de Dios cristianos y paganos; aquí se trata de dos conceptos que entrañan rivalidad e imposible convergencia. Por un lado, la Fe Católica que profesa y predica como verdad de Fe que Jesucristo es Dios hecho Hombre, el Ungido, el Mesías prometido por medio de Israel, en Quien se cumplieron las profecías de las cuales el pueblo elegido EN ORDEN AL MESÍAS CRISTO, fue depositario.

    Por el otro, la Fe del Judaísmo, que habiendo recibido la Promesa no se adhirió a su cumplimiento en Cristo, y habiendo rechazado al Mesías niega que Él sea Dios, y no sólo le dieron muerte por blasfemo ("Ha blasfemado" dijo Caifás ante la afirmación de Cristo de ser Él el Mesías, el Hijo de Dios, (San Marcos, 14, 61 a 63)... y gritaron todos: ¡reo es de muerte!) sino que los judíos no han dejado -organizados como un ejército conspirador- de odiar a Cristo y su obra. En el menor de los casos, muchos siguen creyendo que es un impostor, y según su propia fe continúan esperando a su mesías, la realización de su gobierno universal en que consiste su mesianismo.

    Así lo que está en juego no es la lucha de dos imperialismos humanos; es la aceptación o negación, de lo divinamente revelado, por parte del hombre, con todas las consecuencias de esta aceptación o rechazo. Así estas dos nociones de Dios, del Hijo que se reveló, admitido por unos y rechazado por otros, conllevan, el Judaísmo y el Catolicismo, una distancia infinita e imposible de paliar. Un filo-hebraísmo católico, pues, sólo puede ser manifiesta apostasía. La lógica elemental no se puede sacrificar.

    Ahora bien, el filo-hebraísmo aunque esté vestido de todos los ropajes color de rosa como tratan de presentarlo los postconciliares, es, -y lo repetimos muchas veces ¡aunque parezca increíble que haya que hacer esto para los católicos!- el filo-hebraísmo, o adhesión y manifiesto amor por los judíos, expresado en nombre de la Iglesia Católica, es algo inaudito, inaceptable, que debería levantar a las masas, ya no decimos a los jerarcas falsos que tienen, en manifiesta protesta y rechazo.

    Por el contrario, todo el mundo está pendiente de las palabras y de la presencia constantemente impuesta a través de la televisión y los diarios, del "carismático" Juan Paulo II. Su carisma principal desde que arribó a la Silla de Pedro ha sido la alabanza de los judíos y el amor manifiesto que pretende imponer (ya estaba iniciado el camino) de los católicos hacia ellos. Hemos de citar algunos párrafos de Wojtyla, bárbaro de la teología, para apoyar las observaciones que haremos comentando la biografía "Su Santidad". De paso, ahora Juan Pablo reconoce muchas otras "santidades" incluyendo la santidad budista. He aquí algo de la predicación de Juan Pablo II.

    [7] Las Grandes Herejías. Hillaire Belloc. Colección Piragua, Editorial Sudamericana, Buenos Aires, Págs. 23 a 27.
    [8] Cruzando el Umbral... Pág. 128.

    continúa
    Última edición por ALACRAN; 25/03/2021 a las 19:50
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  4. #4
    Avatar de MONTECASINO
    MONTECASINO está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    02 ago, 12
    Mensajes
    70
    Post Thanks / Like

    Re: Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez

    A quien le interese ver la tendencia marcadamente judaizante de Su Santidad Juan Pablo II, puede ver el libro, "Juan Pablo II y el Judaísmo. Compilación 1979-1987", con las homilíadas de Juan Pablo II, relacionadas con esta temática.
    Fue publicado por Ediciones Paulinas, impreso el 15 de marzo de 1988.
    Se confeccionó con la colaboración del Dr. Eugéne Fisher, Secretario Ejecutivo del Secretariado para las Relaciones Judeo-Católicas y con el Rabino León Klenicki de la organización masonica judía B'nai B'rith, conjuntamente con el obispo Daniel F. Hoye, Secretario General del Consejo Nacional de Obispos Católicos de los Estados Unidos.
    Allí se constata con plena claridad el retorno a la herejía del "judeocristianismo".
    ALACRAN dio el Víctor.

  5. #5
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,672
    Post Thanks / Like

    Re: Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez


    JUAN PAULO II FAVORECIÓ DESDE UN PRINCIPIO AL JUDAÍSMO


    Sobre los judíos escribió: "No se trata solamente de rectificar una falsa concepción religiosa del pueblo judío, que ha sido en parte causa de malentendidos y persecuciones en el curso de la historia, sino ante todo, del diálogo entre las dos religiones (Judaísmo y Catolicismo) que con el Islam, debían dar al mundo la fe en el único Dios inefable que nos interpela, y se proponen servir1e en re presentación de todo el mundo" [9].

    La mención del Islam junto con el Judaísmo y el Cristianismo, la había ya hecho Pablo VI con su primera afirmación que repetiría mucho después, de que "Tenemos un mismo Dios, Judíos, musulmanes y cristianos", y de que debíamos hacer a un lado las "disquisiciones de tipo teológico" para trabajar unidos por la paz, etc., etc. [10]. Esta mención de la religión del "profeta" Mahoma quien predicó que el arcángel Gabriel, le había dado a, él solo la única revelación, (¿y la revelación a la Virgen María?) es cosa hecha como de compromiso para velar un poco el paso -valga la redundancia- hacia el definitivo plan: el Islam, el Judaísmo y el Cristianismo. Luego el Judaísmo y el Cristianismo. Al fin, el Judaísmo solo.

    Así son también vía de paso las alabanzas hechas desde el Vaticano II a todas las otras religiones paganas, en particular al Budismo. "En el Budismo, -dice la Declaración Conciliar 'Nostra Aetate'- los hombres alcanzan la perfecta iluminación y la liberación con auxilio superior". [11]. Entonces, -se da a entender-, es bueno tener por religión al Budismo. No hace falta ser católico para alcanzar un auxilio superior para liberarse e iluminarse... ¡Y siguiendo estas aberraciones, la masa católica, lo mismo que lo hizo cuando tuvo lugar la Oración por la Paz en Asís, en 1986, caminará hacia el Monte Sinaí en el año Dos Mil a festejar con los adoradores de todo, hasta de las serpientes, el Jubileo de la Encarnación! ¡Muy bueno para todas las divinidades paganas su reconocimiento por parte de una iglesia que ya no invita a la conversión a Jesucristo!...

    En la reunión sinárquica del Sinaí, Jesucristo aparecerá como lo querían y lucharon hasta conseguirlo los masones, como si esto lo propusiera la Iglesia, como un "iniciado" más. Los masones llaman "iniciados" a todos los fundadores de religiones notables. Así tienen en la lista a «Rama, Krishna, Hermes, Moisés, Orfeo, Pitágoras, Platón, Jesús, Zoroastro, Buda y los Esenios». En su obra titulada "Los Grandes Iniciados" Eduardo Shure se explaya sobre el tema [12]. En el Sinaí serán consagrados como parte de un "cristianismo anónimo" (que no saben que son cristianos, pero lo son, según el Vaticano II, Congar y Juan Paulo II) los nombres de por lo menos otros ciento cincuenta "iniciados" junto con Nuestro Señor Jesucristo.

    Pero volviendo al tema...

    En otras alocuciones empieza ya Juan Paulo II a eliminar al Islam:

    "Judíos y cristianos están llamados como hijos de Abraham a ser bendición para el mundo, en cuanto se dediquen conjuntamente a la paz y la justicia entre todos los hombres, y por cierto, con la plenitud y profundidad que Dios les atribuye para nosotros. Cuanto más marcado sea nuestro encuentro por este sagrado deber, tanto más redundará en bendición para nosotros mismos" [13].

    ¡Y nosotros que creíamos que el "sagrado deber" de la Iglesia era "predicar a Jesucristo, y a éste, crucificado" como sintetiza San Pablo!.. "predicamos a Cristo crucificado, escándalo para los judíos, locura para los gentiles" [14].

    No es el espacio con el que contamos suficiente para exponer y refutar todo el pensamiento equívoco de Juan Paulo II que es el mismo del Vaticano II; pensamiento, que no Teología, porque todo ello constituye una ofensa a la Teología. Este estudio se está haciendo ya por parte de verdaderos teólogos. La reacción católica comenzó desde antes del Vaticano II cuando los herejes que después fueron peritos del concilio como Ives Congar, -el del "cristianismo anónimo"- al que en 1995 hizo cardenal Juan Paulo II, Kung y De Lubac propagaban sus herejías. Teilhard de Chardin no fue invitado porque ya había muerto, pero su espíritu con el de Maritain flotó sobre las aulas conciliares. (...)

    [9] L'Osservatore Romano, del 17 de noviembre de 1980. (Visita pastoral de Juan Pablo II a Maguncia, Alemania, discurso a la comunidad judía.
    [10] L'Osservatore Romano, del 16 de agosto de 1970. (Discurso sobre el conflicto del Medio Oriente)
    [11] Concilio Vaticano II (Documentos Completos). 1966. Cita de la Declaración Nostra Aetate, pág. 295.
    [12] Los Grandes Iniciados. - Eduardo Shure, Editorial Olimpo, Buenos Aires, Pág. 3.
    [13] L'Osservatore Romano. Mismo discurso en Maguncia, ya citado en (9).
    [14] Epístola de San Pablo a los Corintios. 1ª., 1, 23.


    continúa
    Última edición por ALACRAN; 27/03/2021 a las 11:02
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  6. #6
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,672
    Post Thanks / Like

    Re: Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez


    LA MENTIRA FUNDAMENTAL
    La bárbara teología que inspiró al Vaticano II y que reproduce, nada originalmente, Wojtyla, viene siendo,-repetimos- desde hace mucho, refutada por los católicos. Pero en lo que respecta a la herejía judaizante, es preciso poner como base a este comentario a la "oculta historia" del libro "Su Santidad"* la refutación de la falsedad en la cual Juan Paulo II en especial trata de fundamentar su afirmación de que somos "un único pueblo de Dios" judíos y cristianos. Es esto que dice que "somos hijos de Abraham judíos y cristianos"... "Llamados como hijos de Abraham conjuntamente a la obra de la paz... redundando ello en bendición para judíos y cristianos..."

    Esta noción de hermandad con el judaísmo la quieren hacer entrar por la fuerza en la mente de los católicos Wojtyla y los suyos para inclinar las voluntades hacia el Judaísmo, sabiendo que la inmensa mayoría no es capaz, por falta de conocimientos profundos de la Biblia, de descubrir la GRAN MENTIRA en que se apoya la trama de la invasión de la Iglesia por los enemigos. Esta es, pues, la Mentira Fundamental.

    Pero he aquí que en este párrafo sobre la descendencia de Abraham, sin tener que entrar en comentarios ad infinitum, se les puede hacer trizas el argumento, si los católicos aunque no sepan mucho de las Sagradas Escrituras en general, recurren simplemente al Evangelio. La refutación de la pretendida y mentirosa hermandad por la raza de Abraham está hecha por el mismo Nuestro Señor Jesucristo, cuando los judíos que le rechazaban trataron de fundamentar su rechazo en aquello de que "ellos eran hijos de Abraham". Es bueno conocer todo este pasaje, y exponer el mentís de Dios a los Juanes y Pablos, a los autores del nuevo "Catecismo de la Iglesia Católica" (del que se puede extraer una clase completa o curso de Historia, Doctrina y Culto de Judaísmo), para hacer caer a los católicos, -¿en qué clase de somnolencia diabólica les han sumido?- Veamos:

    El Evangelio es de San Juan, Cap. VIII, 37 y sigs. dice: Cristo Nuestro Señor a los judíos que buscaban matarle porque no le reconocían como el Mesías: "Sé que sois linaje de Abraham, pero buscáis matarme, porque mi palabra no ha sido acogida por vosotros. Yo hablo lo que he visto en el Padre y también vosotros hacéis lo que habéis oído de vuestro padre. Si sois hijos de Abraham, haced las obras de Abraham. Pero ahora buscáis quitarme la vida, a un hombre que os ha hablado la verdad que oyó de Dios. Eso Abraham no lo hizo. Vosotros hacéis las obras de vuestro padre. Dijéronle ellos: nosotros no somos nacidos de fornicación; tenemos por padre a Dios. Díjoles Jesús: Si Dios fuera vuestro padre, me amaríais a mí, porque yo he salido de Dios; pues yo no he venido de mí mismo, antes es Él quien me ha enviado. ¿Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis oír mi palabra. Vosotros tenéis por padre al demonio, y queréis hacer las obras de vuestro padre, homicida desde el principio... Porque os digo la verdad, no me creéis... ¿Por qué no me creéis? El que es de Dios oye las palabras de Dios. Por esto vosotros no me creéis, porque no sois de Dios".

    ¿Y acaso la palabra de Dios no es válida para siempre? ¿No es válida antes y después del Vaticano II y para siempre? Dice claramente aquí Nuestro Señor Jesucristo que "NO ES por la raza de Abraham por lo que se es hijo de Abraham, SINO POR el reconocimiento de Cristo como Dios".

    Sin embargo, ahora lo inaudito, lo nunca antes visto en veinte siglos, es que la Iglesia Católica, mejor dicho, en nombre de la Iglesia Católica, se afirme, para favorecer a los judíos, LO CONTRARIO de lo que Cristo enseñó respecto a los judíos que no creían en Él: "que no eran hijos de Abraham porque no le aceptaban". La descendencia de Abraham, es pues, espiritual, por la aceptación de Aquel por quien Abraham fue elegido como "padre de muchas generaciones".

    Si alguien desea investigar más, consulte a San Pablo. ¿No escribe el Apóstol divinamente inspirado? Dice sobre la descendencia de Abraham:

    "Voy a hablaros, hermanos, a lo humano. El testamento, con ser de hombre, nadie lo anula. Nadie le añade nada. Pues a Abraham y a su descendencia fueron hechas las promesas. No dice 'a sus descendencias' como de muchos, sino de UNA SOLA: y a tu descendencia, que es Cristo”. Véase la Epístola a los Gálatas, 1, 13, 2, 16).

    El Jubileo en el Sinaí va a ser fiesta para los judíos, porque de muchos modos será negado Cristo por los católicos.

    Sin embargo, el día de la Encarnación del Verbo fue el día del cual Cristo dijo: "ABRAHAM, VUESTRO PADRE, SE REGOCIJÓ PENSANDO EN VER MI DÍA, LO VIO y SE ALEGRÓ" (San Juan Cap. VIII, 56).

    ¡Católicos del mundo, no contendáis con Dios!... Quien irá a celebrar la Encarnación del Verbo al monte sagrado de los judíos es una nueva "iglesia" que ya no ofrece dudas por la franca exposición de sus doctrinas heréticas. Es una "iglesia" que ya no "enseña nada". Que reconoce la bondad de todas las religiones y su eficacia para salvarse... Que recurre a sofismas como los del "cristianismo anónimo" para fundamentar una extraña presencia inmanentista y esotérica de Dios y de Cristo en el cosmos y en todo hombre... Y que particularmente, he ahí el meollo, el arribo, la que era la finalidad, trabajará junto con los judíos por el logro de la paz y la justicia en el mundo.

    No nos dejó Cristo la paz de los judíos. Nos dejó la Suya propia: "Mi paz os dejo, mi paz os doy, no la doy yo como la da el mundo". Ahora dice la nueva iglesia que se trata de conseguir con los pedazos de todas las creencias una paz igualitaria, una "civilización del amor", que. en vista de la suprema libertad de conciencia, no está siendo sino la civilización del amor... propio".




    continúa
    Última edición por ALACRAN; 27/03/2021 a las 11:13
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  7. #7
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,672
    Post Thanks / Like

    Re: Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez



    LA IGLESIA CATÓLICA EN EL BANQUILLO DE LOS ACUSADOS


    ...Y he ahí el que es, después del juicio y muerte de Cristo, el espectáculo más grande del mundo. La Iglesia Católica (lo que se hace parecer como ella) voluntariamente sentada en el banquillo de los acusados, para ser juzgada por los judíos en particular.

    Ellos son los más favorecidos y por ello son los que están más alegres. Los testimonios son muchos. He aquí un ejemplo; dice el periódico oficial del estado de Israel, Jerusalem Post a propósito de la Declaración Conciliar Nostra Aetate:

    "En esa declaración por lo que se refiere a los judíos, LO MÁS FASCINANTE HA SIDO EL ESPECTÁCULO DE LA IGLESIA CATÓLICA QUE VOLUNTARIAMENTE SE HA SENTADO EN EL BANCO DE LOS ACUSADOS". Y citamos aquí la fuente: The Jerusalem Post, del 17 de octubre de 1965, mientras se desarrollaba el Vaticano II. De la intervención de los judíos en él se han escrito libros aparte.

    El movimiento de la Iglesia pidiendo perdón comenzó a raíz del Concilio -o mejor dicho dentro de él-. Después se han sucedido los documentos, las reuniones, donde la Iglesia se ha manifestado culpable de las divisiones heréticas, del antisemitismo en particular. No se podía llegar al Jubileo Dos Mil sin que la Iglesia estuviera "Purificada". En el semanario L'Osservatore Romano, del Vaticano, que es el curso semanal que recibe la jerarquía de todo el mundo sobre lo que hay que decir y hacer, se prescribe constantemente la labor de "reconciliación". No se dice que regresen los protestantes ni que se conviertan los judíos y paganos. Se trata de "Ofrecer y pedir perdón", se dice, pero en realidad se trata de que la Iglesia pida perdón. Ella es la Gran Culpable, de las divisiones; dice Juan Pablo II: "¿No será que las divisiones hayan sido también una vía que ha conducido y conduce a la Iglesia a descubrir las múltiples riquezas contenidas en el Evangelio...?"

    Esto lo dice a su entrevistador en la obra "Cruzando el Umbral de la Esperanza", pág. 159. ¡La Iglesia anda pues en búsqueda de las riquezas de la herejía!... y además ya no tiene por qué combatirla, pues ella también anda "en búsqueda" como veremos después que dijo Wojtyla en plena sesión del Vaticano II. Por eso precisamente lo eligieron para "Pontífice". Porque sostiene que "La Iglesia Católica se alegra cuando otras comunidades cristianas anuncian con ella el Evangelio". (Cruzando el Umbral, pág. 147).

    Esta "Iglesia" alegre tiene, pues, que reconocer las bondades de la herejía y además pedir perdón a los herejes. Así la gran obra de la reconciliación de la Iglesia perdonada ya comenzó, y culminará según lo dice L'Osservatore Romano del 20 de diciembre de 1996, en una gran reunión primero en la ciudad de Graz (Austria), y después en el mes de enero de 1997, en una gran Jomada Mundial por la Paz, a la que asistirán todos los creyentes en cualquier cosa, para pasar en fila delante de la Iglesia falsamente representada a insultarla como "reina de burlas" como insultaron los judíos a Nuestro Señor en su Pasión. Las exaltaciones de la reconciliación y la instancia a seguir el programa están contenidas sobre todo en el ejemplar de L'Osservatore del 20 de diciembre de 1996. En octubre se había realizado organizada por la comunidad de San Egidio, -léase por Juan Paulo II-, el "X Encuentro de Hombres y Religiones" para empezar los acercamientos. El cerco de los enemigos de la Iglesia felices de la claudicación -que parece- de la Iglesia.

    ¿Y ni siquiera el clero de formación antigua se da cuenta de la GRAN TRAICIÓN A JESUCRISTO a la que está sirviendo? ¿Por qué está de rodillas ante el que le guía -a sabiendas él y a sabiendas ellos- a su propia perdición y la de los pobres engañados que les siguen?...

    ¡Ah!, pero dijimos "de rodillas" y dijimos mal. Y no podemos menos de escribir lo que se nos viene a la memoria al respecto. En la nueva "Iglesia" (...) sabiéndolo o no, -como dice Karol Wojtyla de su "cristianismo anónimo"-, ya nadie se arrodilla ante Dios. Se comulga de pie. Esto de no arrodillarse los fieles, lo prescribieron los masones, y he aquí la prueba:

    Dice Valentí Camp en su obra "Las Sectas y las Sociedades Secretas" (y él es historiador profano, no eclesiástico) sobre esta cuestión: "Weishaupt (masón revolucionario seguidor de la "trilogía sagrada" Libertad, Igualdad, Fraternidad, que tanto predica Juan Paulo II) -lo puesto entre paréntesis es nuestro- consideró los sistemas teológico y sacerdotal como los peores enemigos del hombre, y en las instrucciones a sus discípulos insistió sobre todo en que aquellos debían de ser combatidos por realizar los mayores daños a la sociedad. Sostenía que los hombres serían esclavos mientras siguieran arrodillándose"... «y así no se inculcase al pueblo la idea de la dignidad»... [15]

    ¿Qué aires no nos trae ésto de Dignitatis Humanae del Vaticano II? Pues bien, ahora en el NUEVO ORDO donde se contienen las nuevas normas de la nueva misa, -perdón, hay que decir "cena o celebración"-, que suplanta a la Santa Misa codificada dogmáticamente en el Concilio de Trento, se lee sobre la postura ideal para los fieles durante el rito:
    "De pie... Es la actitud del hombre libre delante del monarca, en contraposición a la postura del esclavo, que era de rodillas..."[16].

    Parece no ser casual la semejanza, como no lo son muchas otras cuestiones, "perlas preciosas" del judaísmo y la masonería, esparcidas en el nuevo ritual... y cada día aumentan. Como ovejas llevadas sin saberlo al matadero, los pobres católicos están siguiendo las órdenes de rezar en la misma actitud de los judíos, celebrar la pascua judía, entonar cánticos judíos, etc. Y el tema merecería un libro aparte.

    En esta iglesia de la "libertad de conciencia" no es verdad que se piense libremente. No existen los "librepensadores". La razón siempre exige una determinación, -y sin saberlo o no, pensadores anónimos- el hombre siempre actúa movido por una razón que obedece a una cierta filosofía. y esto lo dice nada menos que el primer Obispo de Roma y Primer Papa, San Pedro, quien a través de dos únicas cartas deja claras cuestiones válidas -reveladas- para todos los siglos. Dice: de los que siguen a quienes apartándose de la verdad atraen a otros en nombre de la "libertad": "Prometen la libertad, cuando ellos son esclavos del error, PUESTO QUE CADA UNO ES ESCLAVO DEL QUE TRIUNFÓ DE ÉL” (Pe. II, 18). He aquí que en la nueva "Iglesia" todos son esclavos de la masonería y del judaísmo. (...)


    [15] Las Sectas y las Sociedades Secretas a través de la Historia. Santiago Valentí Camp. Tomo II. Pág. 657.
    [16] Nuevas Normas de la Misa. (Ordenación General del Misal Romano) segunda edición, Biblioteca de Autores Cristianos, 1969, pág. 99.



    continúa
    Última edición por ALACRAN; 03/04/2021 a las 18:26
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  8. #8
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,672
    Post Thanks / Like

    Re: Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez


    CAPÍTULO II


    FlLOHEBRAÍSMO DE KAROL WOJTYLA EN SU INFANCIA

    Se consignan en “Su Santidad”, la biografía de Wojtyla, hechos significativos que delatan su filiación, por lo menos "adoptiva" (en tanto no se demuestre lo contrario) respecto de los judíos.



    Se relata cómo su madre, siendo él un niño le leía "la Biblia", juntos leían "las Escrituras"[17]. ¿Hay algo extraño en este hecho? Considerado dentro del contexto, y aún fuera de él, se puede responder: evidentemente.

    A los niños católicos en los años de infancia de Wojtyla no se les leía la Biblia, conjunto de los dos Testamentos. Lo que de manera especial, aunque tuvieran una Biblia, leían los católicos a menos que fueran estudiosos de la materia, eran los libros del Nuevo Testamento, en particular, los Evangelios. El sentido de toda la Escritura y partes esenciales del Antiguo Testamento lo conocían los fieles a través del Magisterio de la Iglesia, de la Catequesis y cursos de Historia Sagrada, pero no era común que a un niño se le leyese la Biblia en su contexto total.

    ¿Habría alguna razón por la cual la madre de Karol le leyera la Biblia, las Escrituras?... Porque no es hasta en estos últimos años que la "Iglesia" del postconcilio ha venido insistiendo en la indiferenciación de los dos Testamentos, llamándolos "Escrituras" a semejanza del tiempo en que los judíos enseñaban públicamente las suyas. Lo de que el niño Karol leía o leían las Escrituras es una invitación a que los católicos se pongan a leerles el Antiguo Testamento (que es uno sólo con el Nuevo pues ya no se discierne a Jesucristo), a los niños, para que acepten la nueva mentalidad. ¿Había en su familia un origen por el que hubiera esta predilección, y no sólo por los Evangelios y siguientes, como correspondería a una lectura católica de la Biblia en aquel entonces, para un niño?...

    Pero reproduzcamos la parte donde en el capítulo I de "Su Santidad" se resumen como introducción a las tendencias filohebraicas de Karol Joseph Wojtyla sus relaciones desde la infancia con judíos. Relaciones amistosas y preferentes. Podemos hacer notar, ¿es que siendo un católico el niño Karol no tenía otra clase de amigos que nombrar?, ¿por qué la insistencia en las amistades con judíos? Veamos:

    «Uno de sus mejores amigos y vecinos era Jerzy (Jurek) Klugar, el hijo del Presidente de la comunidad judía de Wadowice, (Ciudad natal de Wojtyla). También era amigo de Regina (Ginka) Beer, una niña judía por quien sentía mucho cariño. Antes se ha hecho notar que muchos de los condiscípulos en la escuela, eran judíos [18] .

    La comunidad judía de Wadowice, -se dice- estaba muy bien organizada, y se había desarrollado rápidamente después de 1819, cuando el emperador Francisco I de Austria abolió las antiguas leyes que prohibían a los judíos establecerse libremente en las áreas urbanas. Desde 1830 había rabino y sinagoga en Wadowice... Karol creció en una atmósfera donde judíos y católicos se asociaban con relativa facilidad. Aunque Karol conocía bien a los judíos ortodoxos, que se distinguían por sus bucles y sus gabardinas negras, él solo tenía amistad y trato cotidiano con aquellos judíos liberales que se sentían más cómodos con la sociedad polaca.

    El dueño del apartamento donde vivía la familia Wojtyla era un judío llamado Chaim Balamuth, quien tenía un almacén de vidrios y cristalería. Él era un adinerado hombre de negocios... Desde los tiempos del apóstol San Pedro, ningún pontífice romano había tenido en su infancia un contacto tan cercano con la vida judía»...

    Aquí hay que hacer un comentario. ¿Qué quieren decir? ¿Que ese contacto constituye un privilegio para Wojtyla?, ¿por qué meter aquí "al apóstol Pedro"?... Ciertamente San Pedro, primer Pontífice, tuvo que tener contactos, y no solo esto, sino trato normal y cotidiano con judíos, puesto que era uno de ellos. Con la vida judía y el culto judío y todo lo demás. Pero en cuanto Simón se convirtió a Cristo y su nombre le fue cambiado por el de "Cefas", -piedra-, Petrus en latín, su contacto con los judíos fue ya sólo con el afán de convertirlos a Cristo. Así consta en la Sagrada Escritura, en los Hechos de los Apóstoles y en particular en las dos Cartas o Epístolas de San Pedro, en las que el Apóstol invita a los judíos a la conversión, dirige y exhorta a la fidelidad a los judíos conversos a Cristo, recordándoles que "para ellos, principalmente, era la promesa". Recordemos sólo un pasaje donde San Pedro predica fuertemente a los judíos instándoles a convertirse. Dice:

    "Varones israelitas, escuchad estas palabras: Jesús de Nazareth, varón probado por Dios ante vosotros con milagros, prodigios y señales que Dios hizo por Él en medio de vosotros, como vosotros mismos, sabéis, a éste, entregado según los designios de la presciencia de Dios, le alzasteis en la cruz y le disteis muerte por manos de los gentiles. Pero Dios, rotas las ataduras de la muerte, le resucitó, por cuanto no era posible que fuera dominado por ella, pues David dice de Él..." Y aquí recuerda San Pedro a los judíos las profecías completas de David sobre la resurrección y el reinado del Mesías. Y termina diciendo: "Tenga, pues, por cierto toda la casa de Israel que Dios le ha hecho Señor y Cristo a este Jesús, a quien vosotros habéis crucificado". (Hechos de los Apóstoles, 2, 22 y sig.). Y también por las razones expuestas les insta a creer en Cristo: "Arrepentíos y bautizaos en el nombre de Jesucristo para remisión de vuestros pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo. Pues para vosotros es esta promesa, y para vuestros hijos, y para todos los de lejos, cuantos llamare el Señor..." (Hechos, 2, 38, 39).

    Así que si los autores de "Su Santidad" insidiosamente quieren hacer de Simón (después Pedro) un "amiguito" de los judíos, incondicional, porque como judío trató con judíos de niño, el truco no les sale bien ante la gente capaz de descubrir sus ardides. Si se conoce un poco la historia, y la Biblia, la Escritura, de verdad, se estará consciente de que los judíos tramaron las primeras persecuciones a los cristianos, por lo que éstos huyeron de Jerusalén -judíos conversos la mayor parte- y a éstos, desterrados o voluntariamente dispersos, dirige el Apóstol San Pedro sobre todo su segunda Epístola. También consta en la Historia que no contentos los judíos con la persecución desatada por ellos en el año 36, fomentaron durante los tres primeros siglos las persecuciones por parte de los emperadores romanos. Fue una de las causas principales del "holocausto" -ese sí-, de los mártires, (¿o no hay en toda la historia de la humanidad más "holocausto" que el que con cifras exageradas tienen como caballo de batalla los judíos, como víctimas de los nazis?). Dice el historiador de renombre, Bernardino Llorca en su Manual de Historia Eclesiástica: "Respecto a las persecuciones de los cristianos por parte de los poderes romanos":
    "En primer lugar tuvieron lugar a causa de la naturaleza misma del Cristianismo que rechazaba por principio a los dioses y el culto pagano. En segundo lugar, la actividad de los judíos, los cuales, sea por quitarse de encima la odiosidad de que ellos eran objeto, sea por antipatía contra el Cristianismo, fomentaron por todos los medios aquel ambiente hostil".[19]

    Como Romano Pontífice, o sea como primer obispo de Roma, consta en la Biblia que San Pedro no anduvo en componendas con los judíos. ¿Hubiera visitado y honrado San Pedro a Caifás visitándole en la Sinagoga y llamándole "hermano mayor", como lo hace Juan Pablo II con los rabinos sucesores del que crucificó a Cristo?...

    ¡Qué lavado de cerebro ha tenido lugar para que los católicos vean estos hechos con complacencia!...

    Pero después de estas necesarias observaciones y afirmaciones de la Fe católica, continuemos con las argucias de los autores de "Su Santidad" para instar a los católicos a interesarse por las cuestiones y fiestas judías, como lo hacía el niño Wojtyla:

    "Él, -dicen- conocía las grandes festividades de Israel cuyas celebraciones podía ver desde el balcón de su casa. En el patio podía ver las tiendas de la fiesta del “Sukot” que organizaba la familia de Ginka Beer, y la Manorah que ponían en la ventana en la fiesta de “Januká”. (Para que se familiaricen los católicos. Nota nuestra. ¿No había fiestas religiosas católicas que recordara con placer el niño Karol?). El padre de la niña Beer les ofrecía usar el balcón en el Sukot”.

    Los sábados Karol podía ver a los soldados judíos acompañados por un sargento, marchar en fila hacia la sinagoga, adonde iban a rezar. Les concedían el permiso de ausentarse del cuartel durante el Sabath, y a cambio de eso, debían presentarse a trabajar los domingos"[20].

    Continúan los admiradores del judaismo, biógrafos de Juan Pablo II: "Cierta vez Jurek tuvo que llegar corriendo a la iglesia de la parroquia para sacar a Karol y llevarlo a un partido. Una señora que se encontraba ahí expresó su sorpresa al ver que el hijo del presidente de la comunidad judía se hallaba frente al altar, a lo cual respondió el joven Wojtyla: "¿No somos todos hijos de Dios"? [21]. Este relato no es inofensivo. Es para que los católicos se acaben de convencer de que "tenemos el mismo Dios"... (miren como el Papa, de niño, estaba ya convencido de que creer o no creer en Jesucristo es igualmente bueno). (...)

    [17] Su Santidad, págs. 30-31. 18.Ibid., págs. 40-41.
    [18] Ibid., págs. 40-41.
    [19] Manual de Historia Eclesiástica. Bernardino Llorca, Editorial Labor, Madrid 1946, Pág. 61.
    [20 Su Santidad, pág. 41.
    [21] Ibid., pág. 42.


    continúa



    Última edición por ALACRAN; 03/04/2021 a las 18:43
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  9. #9
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,672
    Post Thanks / Like

    Re: Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez


    CONTACTO IMPORTANTE CON PERSONALIDADES INTELECTUALES JUDÍAS. DEPENDENCIA DE PENSAMIENTO


    Continuando con el relato que ofrece "Su Santidad" vemos que Wojtyla sentía gran aprecio por un antiguo profesor de su juventud, el filósofo judío Román Ingarden, sobre quien volveremos a tratar más adelante. La influencia de este judío fue decisiva en la vida de Juan Pablo II. Habiendo éste tenido que hacer sus estudios seminarísticos en seminarios clandestinos bajo la dirección del arzobispo Sapieha, en Cracovia, hizo los estudios filosóficos en la Universidad Jagellona, del Estado, donde tuvo por maestro a Ingarden, adoptando la filosofía fenomenológica cuyos fundamentos se habrían de encontrar en todo su pensamiento. Como judío, y como filósofo, Ingarden influyó en el entonces joven Wojtyla.

    Respecto de la relación amistosa que continuó teniendo aún siendo ya arzobispo de Cracovia, nos relatan los biógrafos que en ocasión de que un grupo de estudiantes judíos habían sido acusados de revoltosos Wojtyla "Los defendió públicamente, y en desagravio invitó al profesor Ingarden a dar una conferencia en la ciudad" [22]

    Aquí cabe preguntarnos, ¿acaso no tuvo Wojtyla maestros católicos a quienes admirar e imitar, máxime en las condiciones en que desarrolló sus estudios? ¿Por qué los biógrafos sólo mencionan y exaltan a los judíos? Sencillamente, está a la vista: se trata de una biografía "arreglada", diríamos, amañada, a través de la cual se busca, no presentar todos los aspectos importantes que pueden haber rodeado la vida de un personaje, sino sólo aquéllos mediante los cuales la opinión pública pueda ser inclinada a favorecer, en este caso, al Judaísmo. Es una obra al estilo de la titulada "Cruzando el umbral de la esperanza" en la cual aparece como entrevistado Juan Paulo II por el periodista Vitorio Messori,[23] con una habilidad tal en la selección de los temas para conducir al lector al efecto deseado, del convencimiento favorable al pensamiento del presentado, que casi se diría que Wojtyla se entrevistó a sí mismo. Sería una gran casualidad el que a los entrevistadores se les hubiera ocurrido hacer las preguntas cruciales cuya respuesta entraña una exposición tan programada de los fundamentos básicos de la nueva teología del Vaticano II que ha explicitado, según lo anunció al principio de su "pontificado" Juan Pablo II.

    Por medio de estos libros, no muy extensos para que los lea el gran público, -"Cruzando el Umbral" tiene 222 páginas-, ampliamente difundidos y con el impulso de la publicidad en torno a Wojtyla por otros medios, la opinión pública, incluso la opinión de los no católicos pero que pueden ser atraídos por el tema -¡Un Papa entrevistado!... ¡su biografía!...- es conducida a conocer y muchísimo a favorecer por ignorancia, el pensamiento de Karol Wojtyla. Amplia difusión tiene también la obra titulada "Signo de Contradicción" [24] que consiste en las meditaciones que siendo ya cardenal Karol Wojtyla predicó a Paulo VI y la curia romana, en los ejercicios espirituales que dio en la cuaresma de 1976. Últimamente ha aparecido un pequeño libro titulado "Un Momento de Paz", que contiene una selección de frases y pensamientos de Juan Paulo II. De esta manera se procura que ninguno en la gran masa de los que saben leer se quede al margen de estas lecciones que constituyen un curso público y accesible.

    Así, repetimos, el relato sobre las relaciones con judíos por parte de Wojtyla que ofrece "Su Santidad" constituye un verdadero aleccionamiento. Estas relaciones aparecen cada vez más significativas y delatan mucho de lo que los autores llaman "la historia oculta" que ya no es tan oculta. Muy significativo es el hecho de que un judío holandés, residente en los Estados Unidos, en una reunión en la Universidad de Harvard, -adonde había acudido el ya cardenal Wojtyla a dar una conferencia invitado por el hebreo-, le haya presentado a la concurrencia con mucha seguridad como "el futuro Papa"[25].

    Henrikk Houthhakker ¿tenía conocimiento anticipado del suceso, porque estaba enterado de una trama?... Hay otras declaraciones similares que se entrelazan. Más adelante veremos.

    [22] Ibid., págs. 138, 139.
    [23] Cruzando el Umbral... Pág. 8.
    [24] Signo de Contradicción. Datos de la Nota Nº. 2.
    [25] Su Santidad. Pág. 159.



    continúa


    Última edición por ALACRAN; 08/04/2021 a las 17:54
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  10. #10
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,672
    Post Thanks / Like

    Re: Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez


    EL CASO DE ANNA TERESA TYMIENIECKA, GUÍA INTELECTUAL DE KAROL WOJTYLA


    El judío Houthhakker es esposo de Anna Teresa Tymieniecka, Dra. en filosofía, ex alumna también de Ingarden en la Universidad Jagellona, al mismo tiempo que Karol Wojtyla. Ella, polaca, (no se dice que sea de ascendencia judía) siendo catedrática en Harvard, EE.UU., dedicó casi cuatro años en Polonia a ser la maestra de Wojtyla, -en calidad de maestra particular- en Cracovia.

    El objeto de dicho curso fue el ayudar a Wojtyla -ya cardenal- a reformar la obra de éste titulada "Persona y Acción", obra filosófica de fundamentos fenomenológicos, que el cardenal había ya publicado en una primera edición, y despertando con su contenido el descontento de la comunidad filosófica católica, a causa de que los temas del libro "iban en contravía de la tendencia de la cultura eclesiástica de la época" [26]. (...)

    Como un dato interesante de consignar, está el hecho de que la maestra particular de Wojtyla hubiera venido del extranjero a Polonia sólo a ayudar al cardenal a "corregir" su obra "Persona y Acción" para presentarlo en una segunda edición. Tymieniecka vivía entonces en los Estados Unidos, y había sido catedrática de filosofía y matemáticas en varias universidades, además de estar casada con el mencionado judío holandés Houthhakker. ¿En razón de qué, una mujer que estaba establecida en otro país, teniendo cumplidas sus aspiraciones, maestra y casada, abandonaría todo para volver a su nativa Polonia para dirigir a un cardenal en la revisión de un libro, que por otra parte había sido rechazado por la comunidad filosófica católica?

    (...)

    LOS TEMAS ANTICATÓLICOS DE SU LIBRO LE VALIERON SER PAPA

    (...)

    "La doctora Tymieniecka (dicen los biógrafos de “Su Santidad”) nunca afirma que la filosofía subyacente en la versión inglesa de "Persona y Acción" sea obra suya y no de Wojtyla. Su participación según ella misma, consistió en ejercer "cierta influencia". Ella y otros expertos sostienen que su trabajo le permitió a Wojtyla articular y depurar sus ideas a través de lo que ella ha descrito como el desarrollo del "estilo" filosófico del cardenal. Al final, el cardenal Wojtyla escribió en el prefacio a la edición inglesa que la doctora Tymieniecka era la responsable de la "maduración" del libro y de su "forma ulterior". (...)

    Prosiguen los biógrafos: "Durante cuatro años trabajaron juntos en el manuscrito en Cracovia, Roma, Vermont, Suiza y Nápoles, y mantuvieron un diálogo y una correspondencia regulares que versaban principalmente de filosofía"... "Tymieniecka se dedicó de lleno al proyecto durante cuatro años...".

    Dice Tymieniecka: "En Persona y Acción se encuentran (Antes de Wojtyla hubo dos detentadores del Trono Pontificio de cuyo, itinerario previo, fijado por judíos no tenemos pruebas, salvo su mentalidad judaizante, es decir Roncalli y Montini. De la relación con este último, que también fue preceptor del cardenal Wojtyla, hay también mucho que decir), sus principales políticas como Papa. Eran la razón por la que fui a Cracovia, la primera vez, la razón, por la cual PODÍA SER EL JEFE DE LA CRISTIANDAD”.

    Aquí hay que hacer un comentario. ¿EN RAZÓN DE QUÉ UNA MUJER SABÍA qué mentalidad tenía que tener el que fuera EL PRÓXIMO "JEFE DE LA CRISTIANDAD"?... ¿En razón de qué los judíos, en particular?... ¿No acusa esto claramente la EXISTENCIA DE UN PLAN, y la elección prevista con mucha seguridad de la persona considerada indicada?... La conclusión es: Juan Paulo II fue preparado desde mucho tiempo antes para consumarse en la mentalidad -que ya tenía por principio- propia para ser el (uno de ellos) que desde hace siglos querían poner en la Sede de San Pedro. Pero había uno anterior, de cuya trayectoria fijada por judíos no tenemos pruebas, salvo su mentalidad; es fácil sacar la conclusión: Paulo VI. De la relación con este individuo que también fue maestro particular del cardenal Wojtyla, hay también mucho que decir.

    Pero no hay que dejar de mencionar que el judío Houthhakker; aunque un poco más a la sombra, tuvo también un papel relevante en la elección por judíos de Juan Paulo II. Houthhakker no dejó de comunicarse con Wojtyla. En primer lugar está el hecho de que haya consentido en que su esposa -de la cual no estaba separado- fuera a dar clases al cardenal, -en Cracovia y otras ciudades del mundo-, conviviendo en la misma ciudad, o siguiéndole a todas partes para cumplir su finalidad, -finalidad agradable a su discípulo Wojtyla-. Houthhakker, interrogado por los biógrafos, -tenían que intercalar alguna explicación a lo que todo el mundo se preguntaría- manifiesta que "ambos tenían diferentes esferas de intereses"... Aquí cabe decir que no lo parece, dada la importancia que también tuvo para el marido de la maestra particular de Wojtyla la relación con el cardenal.

    Houthhakker, decimos, continuó su relación con Wojtyla ya siendo éste "pontífice". Y también colaboró activamente a dar a conocer al discípulo de su esposa en diferentes círculos importantes. Tan semejante era la "esfera" de trabajo del profesor judío, que fue él quien le PRESENTÓ ANTE LA COMUNIDAD DE HARVARD COMO "EL FUTURO PAPA". Esto hubiera podido ser una ironía sarcástica para el cardenal Wojtyla, sino hubiera tenido seguridad el profesor. Un polaco desconocido, -pero muy conocido en ciertos círculos-, cuya filosofía de aprendiz había sido rechazada públicamente por la comunidad filosófica católica, ¿cómo podía ser presentado nada menos que como futuro Papa, en un país distante del suyo propio y a gente universitaria?... El cumplimiento no fue pues, de una profecía, sino de un PLAN.

    Creemos que no hay quien habiendo leído la obra "Su Santidad" pueda llegar a otra conclusión. El libro es una especie de loa, de bandera de triunfo. Pero además están la palabra y obra de Juan Pablo II favorecedoras del imperio judaico de los espíritus, de la tierra, y... del cosmos, pues todo es "cósmico" en esta pseudo-teología judeo-esotérica de Juan Paulo, por parte del Vaticano II, conciliábulo en el que influyó intensamente la judería.

    De Houthhakker se menciona en la biografía una visita a Wojtyla siendo éste ya el Papa que querían. Lo que se menciona en las breves líneas lo deja a uno en puntos suspensivos, en "libre interpretación". Dicen los biógrafos: "Más adelante, en una conversación que sostuvo Houthhakker con Wojtyla en el Vaticano cuando éste era ya Papa, trató de hacerle ver los méritos del capitalismo y la democracia, pero me dio la impresión de que mis palabras eran inútiles".

    [26] Su Santidad. Pág. 158.
    Última edición por ALACRAN; 21/04/2021 a las 14:04
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  11. #11
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,672
    Post Thanks / Like

    Re: Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez


    EL CARDENAL WOJTYLA, DADO A CONOCER COMO “FUTURO PAPA”


    Después de que, como declara la Dra. Tymieniecka "ella y el futuro Papa habían trabajado juntos en la revisión del original polaco de Wojtyla, 'Persona y Acción' donde él se inclinaba por la filosofía contemporánea la Fenomenología, a expensas del Tomismo, es decir, la doctrina de Santo Tomás que durante siglos ha sido la guía de la filosofía católica"; ella "contribuyó a darlo a conocer".

    Ayudó a planificar su primera visita larga a Estados Unidos y logró hacer que la Universidad de Harvard lo invitara a dar su primera conferencia en ese país. A través del Delegado Apostólico para Estados Unidos, Tymieniecka logró concertar otras citas en Washington. Logró que lo invitaran a tomar el té con el presidente Ford en la Casa Blanca; -el cardenal no pudo asistir por dificultades de horarios- y envió a los medios de comunicación montones de comunicados de prensa en los cuales se anunciaba la visita a Estados Unidos del distinguido cardenal polaco, del cual se hablaba en Europa como posible candidato al papado"...


    "En 1972 y 1973, Tymieniecka les hablaba mucho a sus estudiantes sobre "el libro genial" del cardenal Wojtyla. Cuando la invitaron, en la primavera de 1973 al Congreso Internacional Séptimo Centenario de Tomás de Aquino, en representación del comité científico de la academia estadounidense, Tymieniecka fue a Polonia a invitar al cardenal a que presentara una ponencia en la sección de fenomenología, en la cual ella iba a ser moderadora", (obsérvese que no se invitaba al cardenal a hablar sobre Santo Tomás de Aquino sino sobre Fenomenología).

    (...)

    Sobre el método "desbaratado" de Wojtyla dice la misma Tymieniecka: "Este había sido siempre el método de Wojtyla, y parece ser una de las razones por las cuales muchos de sus escritos son considerados vagos, difíciles, e inaccesibles. Además de las innumerables deficiencias en el texto, se encontraban frases sin terminar, errores gramaticales, expresiones vagas, gran cantidad de repeticiones y análisis sin concluir"; esto es lo que dicen los biógrafos de Wojtyla. Por esta razón fue enviada la maestra a hacerse cargo de REESCRIBIRLE EL LIBRO para que contuviera aceptablemente, -lo más que se pudiera- las razones por las cuales "él SERÍA APTO para ser el futuro jefe de la cristiandad". Con su filósofo a medias la Tymieniecka lo empezó a presentar, aunque para los conocedores en la materia no era bien visto. La maestra no perdía ocasión de recomendarle. "Les hablaba mucho a sus estudiantes sobre "el libro genial" del cardenal Wojtyla", dice la obra. Así "logró" llevarle al congreso de Aquino en Nápoles y en Roma. Y en ese entonces también aceptó el cardenal a contribuir con más ponencias para la publicación Analecta Husserliana, una publicación de la Sociedad Internacional Investigativa Husserliana y Fenomenológica, de la cual era directora Tymieniecka. Husserliana la revista, por la línea filosófica contraria al Tomismo, del autor de la Fenomenología, -línea misma de Wojtyla-.

    Se puede deducir de todo el asunto de la obra "Persona y Acción" del cardenal Wojtyla, que el libro tuvo por objeto el tener un pretexto para introducirle en los medios intelectuales, y a través de éstos en los políticos, presentándole no como gran filósofo, -que la Tymieniecka y los biógrafos admiten que no lo era-, sino como el hombre cuya ideología anticatólica y pro judaica lo hacía apto para ser el próximo Pontífice de la Iglesia.

    Si alguien duda de esto, que se deduce claramente de la mencionada biografía, expóngalo. Será porque es de los que dice el Evangelio que "tienen ojos y no ven".

    (...)



    Última edición por ALACRAN; 21/04/2021 a las 14:05
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  12. #12
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,672
    Post Thanks / Like

    Re: Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez


    EN QUE ACABÓ LA HISTORIA YA NO OCULTA DE LA OBRA DE WOJTYLA "PERSONA Y ACCIÓN"

    Hay que relatar el colofón de la obra "anzuelo" de Karol Wojtyla, hombre hecho y derecho que se dejó llevar de la mano por la maestra Tymieniecka. (… )

    El asunto del libro de Wojtyla es muy significativo no sólo en el aspecto de su contenido y revisión posterior por una mujer (que no era una Catalina de Sena, por cierto). Del affaire del mencionado libro se puede colegir también la ligereza con que se actuó eligiendo a un "fenomenólogo" como Papa, o lo que también podría ser (y podríamos inclinarnos por lo siguiente) que pues en los círculos intelectuales adonde había llevado la maestra a Wojtyla, su filosofía no había sido bien recibida por muchos, -filósofos católicos y a través de ellos muchos católicos enterados-, los del Vaticano tenían que ver cómo acomodar la situación, quitándose el necesario sanbenito de ignorantes de encima. Así fingieron, -de otro modo no pudo ser, pero quedaron peor-, un dizque rechazo de la obra del "Papa" que ya recorría el mundo con las bendiciones a la Tymieniecka. Dicen los biógrafos:

    "Cuando Wojtyla se convirtió en Papa (en 1978), una comisión papal nombrada para deliberar sobre la manera como debería manejarse el repentino valor de la obra literaria de Karol Wojtyla, (¿repentino? entonces no sabían ni siquiera quién era el sujeto ni sus andanzas literarias) le pidió al Papa que desautorizara el trabajo que había realizado con la señora Tymieniecka, que recuperara los derechos de "Persona y Acción" y volviera a designar el original polaco como el texto auténtico. Los representantes del Vaticano trataron sin ningún éxito de detener la publicación y la distribución de la versión del libro de Tymieniecka". Los pobres no sabían que en el nuevo Vaticano la autoridad se había venido abajo, y solo fungía para recomendar el diálogo y fraternidad con los judíos. (…)

    Cuando el libro salió publicado, el Vaticano lanzó una campaña en la prensa católica contra el trabajo de Tymieniecka, dando a entender que ella había usurpado el pensamiento de Wojtyla, y que el resultado había sido una interpretación excesivamente fenomenológica de las ideas del Pontífice. Ella calificó el silencio público del Papa en esta disputa como una 'traición' personal, aunque luego se restableció nuevamente su relación"... Observamos anteriormente como nunca se interrumpió.

    Todo este teatro en torno al libro de Wojtyla -o de quien sea en realidad, pero que lleva su nombre-, sólo tuvo el objeto de hacer propaganda en torno a "Su Santidad" y sus ideas; a Dios gracias la gran masa no sabe lo que es la Fenomenología, y ya ni los seminaristas lo que es el Tomismo, pero la propaganda sirviendo a sus fines es la labor esencial de los judíos. (…)

    Última edición por ALACRAN; 12/05/2021 a las 13:51
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  13. #13
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,672
    Post Thanks / Like

    Re: Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez


    LOS PAPAS CATÓLICOS CONDENAN EL RECHAZO A SANTO TOMÁS

    Tras lo ordenado por S. S. León XIII y san Pío X, vale la pena recordar a S.S. Pío XI en su Encíclica Studiorum Ducem del 29 de junio de 1923, insistiendo una y otra vez en que se cumpla todo lo prescrito por el Canon 1366 (Código Derecho Canónico de 1917), y por último podemos recurrir a la gran encíclica Humani Generis de S.S. Pío XII, del 12 de agosto de 1950. En ese entonces los modernistas, (conjunto de teólogos modernos que dice San Pío X que "sus doctrinas constituyen la Suma de todas las herejías"), han introducido ya descaradamente sus doctrinas -en particular el evolucionismo dogmático basado en las modernas filosofías profanas en la Iglesia, oponiéndose con sus conclusiones a la Escolástica y en particular a Santo Tomás.

    El resumen de las teorías de los modernistas es la afirmación de que "todo está sujeto a cambio, no puede existir verdad inmutable, y lo que pudo ser verdadero en una época resulta falso en otra". Estas teorías encuentran amplio apoyo por ejemplo en la Fenomenología de Husserl que profesa contra el Tomismo, Juan Paulo II, junto con toda la secta postconciliar. (…)

    Aquí interesa hacer notar cómo hasta este Papa el método escolástico y en particular la doctrina dogmática propuesta por Santo Tomás, aparecen como aprobados y ordenados a seguir por lo que constituye el Magisterio de la Iglesia. No fue Santo Tomás un filósofo opinante cuya doctrina se pueda tomar o dejar a sabor por los católicos, ¡ni mucho menos por los que se digan Papas!... Es el Magisterio de la Iglesia el que ha hablado (…)

    Ahora bien, necesariamente surge una interrogación: Wojtyla seminarista, estudiante de filosofía y teología, ¿acaso no fue educado en la doctrina católica por sus maestros eclesiásticos? Ciertamente, a causa de la dominación, primero nazi y después comunista en Polonia, realizó sus estudios eclesiásticos en forma clandestina e improvisada, bajo el sistema de ocultación que organizó el entonces arzobispo metropolitano de Cracovia, Adam Sapieha, bajo cuya influencia Karol Wojtyla se decidió a abandonar la carrera teatral por la que se inclinaba (y en la cual ya hacía progresos) por la vida sacerdotal. Pero hay que hacer notar que en la clandestinidad en ese mismo tiempo estudiaron muchísimos seminaristas en toda Europa ocupada, y que sepamos, por lo menos de nombre ilustre, no hubo quien perdiera la fe a causa de los estudios clandestinos. De hecho, Sapieha fue quien invitó a Wojtyla a ser sacerdote, preguntándole qué haría al terminar los estudios secundarios; Karol le había contestado entonces que iba a estudiar literatura polaca y filología.

    Si consideramos que Wojtyla ingresó al "seminario" clandestino en 1942, con cambios de "escondite", presión de riesgos, seguramente con necesaria carencia de maestros, y que fue ordenado sacerdote sólo cuatro años después, en 1946, y esto "seis meses antes que sus compañeros de curso"[6], podemos apreciar que no tuvo tiempo de llevar las materias debidas en el tiempo que la Iglesia prescribe siendo además enviado a terminar la teología, -y la filosofía bajo el judío Ingarden, su obligado maestro en la Universidad del Estado, la Jagellona, donde recibiría influencias de pensamiento anticatólico que -por lo que sea- no rechazó para permanecer fiel al pensamiento católico. (…)



    Pero hay otro punto interesante qué considerar. Dicen los biógrafos que a cada seminarista estudiante en 1a clandestinidad se le asignaba "un profesor que lo supervisaba individualmente. El director de estudios de Wojtyla fue según eso un sacerdote llamado Kazimerz Klosak, quien puso en manos de su alumno una obra llamada "Teología natural", de un autor llamado Kazimierz Wais. De este libro dicen los biógrafos que dijo el improvisado estudiante: "Finalmente me abrió todo un mundo nuevo, me mostró una manera nueva de ver la realidad y me hizo tomar conciencia sobre asuntos que yo escasamente alcanzaba a vislumbrar antes". Esta afirmación podría no llamar la atención si posteriormente no se hubiera observado la "insólita nueva manera" totalmente distinta de la católica, de ver la realidad que después expondría Wojtyla.

    No conocemos la obra que tanto le inspiró en su juventud, pero por el resultado evidente de aquella formación podemos suponer que podría tratarse de alguna de las novedades filosóficas teológicas de tipo modernista, -herético- contra las cuales ya venían luchando los Pontífices. La expresa mención de dicha obra en la biografía es ya significativa; algo tiene que ver con la "oculta historia" sin duda; de no ser así no la mencionarían con los elogios de Wojtyla. Por el ejemplo de Wojtyla insertado en un plan por los interesados, se puede colegir que ni la guerra que alcanzó a su patria libró a la Iglesia de la conspiración judeo-masónica y de la invasión del pensamiento modernista.

    [6] "Su Santidad", pág. 84


    continúa
    Última edición por ALACRAN; 12/05/2021 a las 14:11
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  14. #14
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,672
    Post Thanks / Like

    Re: Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez

    EL ARZOBISPO SAPIEHA ¿PARTE DEL PLAN SOBRE EL FUTURO "JEFE DE LA CRISTIANDAD"?

    Por otra parte, personajes y sucesos se relacionan en "Su Santidad". Fue el arzobispo Sapieha quien necesariamente designó el director de estudios al seminarista Karol Wojtyla, director que pondría en manos de éste sospechosas obras. Aquí es imposible no preguntarse:

    Dentro del plan de esa «oculta historia» parecen surgir muchos nombres, y aquí cabe hacer otra observación sobre el arzobispo Adam Sapieha, quien llamó al sacerdocio a Karol Wojtyla y lo ordenó sacerdote con cuatro años de estudios y seis meses antes que a sus compañeros. Tal parece que Sapieha tenía prisa en ordenar sacerdote a Wojtyla, particularmente si ponderamos el hecho de que le había negado el permiso para ingresar a un convento de religiosos carmelitas; permiso que denegó dos veces, la segunda de éstas cuando Wojtyla, al regresar de Roma a donde le envió a estudiar por dos años, le solicitó nuevamente el permiso.

    Se dice en la biografía que comentamos, que cuando el provincial de los carmelitas insistió ante el arzobispo que concediese el permiso solicitado, «Sapieha le hizo saber qué lugar ocupaba Wojtyla en los planes del arzobispo... Al finalizar la guerra nos quedamos con muy pocos sacerdotes. Necesitamos mucho a Wojtyla en la diócesis». Para luego añadir: Más adelante lo necesitará la Iglesia entera» [7].

    Demasiadas y trascendentes coincidencias para tratarse de casualidades sobre «profecías» acerca de un futuro «Papa» (…)

    Pero, este comentario podría quedar incompleto si no exponemos algo sobre la filosofía fenomenológica de Wojtyla, «bella por su antitomismo» -como la calificó el vocero del Vaticano, J. Navarro Valls (…)

    Del arzobispo Adam Sapieha dicen los biógrafos de Wojtyla que «era un patricio, un patriota y un político», que tenía orígenes aristocráticos. Su padre y su abuelo habían participado en rebeliones contra el Zar, y durante la segunda guerra mundial, «cinco de sus parientes más cercanos fueron asesinados por los nazis». ¿Asesinados, acaso por ser judíos? Si no fuera así ¿por qué la mención de que murieron a manos de los nazis? (…)

    Mas pasemos a la breve exposición sobre el tipo de la filosofía antitomista sustentada por Karol Wojtyla, y la que, precisamente, por ser anticatólica, según su preceptora, la doctora Tymieniecka, le hizo «apto para ser el futuro jefe de la cristiandad» (...)


    (7) “Su Santidad” pág. 84





    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  15. #15
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,672
    Post Thanks / Like

    Re: Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez


    LA FENOMENOLOGÍA

    La Fenomenología, es una visión del ser, de la existencia y sus fenómenos, especial y distinta de otras filosofías, radicalmente distinta de la Filosofía Escolástica, en particular opuesta al pensamiento de Santo Tomás de Aquino. Discípulos de Husserl fueron, entre los más notables, Max Scheler, Nicolás Hartman, y Martín Heidegger, quienes a su vez formaron sus propias corrientes. La Fenomenología se inserta con el existencialismo entre las filosofías distintas y opuestas, como ya lo hemos mencionado, al Tomismo, y que lógicamente no pueden hacer suyas los católicos sin grave rompimiento con la doctrina de la Iglesia Católica, como lo han expresado los Papas.

    A Dios gracias, existe un abundante material sobre el examen hecho a. las teorías de Juan Paulo II desde el principio de su elección. La Encíclica Redemptoris Hominis mereció comentarios como el del Dr. Wiegand Siebel: «El programa de Juan Paulo II», y la «Antroposophia de Karol Wojtyla, una confrontación doctrinal», del Dr. Carlos Disandro. En la actualidad entre otros el teólogo alemán Johannes Dormann nos ofrece un análisis reciente de las doctrinas de Karol Wojtyla, con un espacio dedicado a la filosofía de éste. Por ello, junto con Dormann y otros eminentes pensadores católicos, opinamos, que la corriente fenomenológica por la que se inclina Wojtyla es la de Max Scheler [9]. (…)

    En toda la biografía de Juan Paulo II, "Su Santidad", se hace hincapié en el hecho de que su pensamiento opuesto al Tomismo "le hacía apto para ser jefe de la cristiandad". (…)

    Juan Paulo II, por principio, no se ha defendido, no digamos ya de la acusación, sino de toda aquella abundante información que se refiere a las evidencias, públicamente conocidas desde antes del papado, de que su pensamiento es fenomenológico y, por ello, radicalmente opuesto a los principios de Santo Tomás que la Iglesia ordena seguir; y resulta que, tanto en sus escritos como en sus alocuciones y en las numerosas entrevistas que concede, repetidas veces cita a Santo Tomás. (…)

    Como las masas que siguen a Wojtyla ni siquiera imaginan la «oculta historia» y aún si llegan a leer la biografía «Su Santidad» no son capaces de percibir lo que realmente se esconde en ella, aunque mucho se habla ahí de «fenomenología» del «Papa», el que Juan Paulo II cite a Santo Tomás les parece lo más normal y hasta como un mentís, si algo han oído del «antitomismo» de su jefe. Pero lo cierto es que a las doctrinas que realmente profesa Juan Pablo, que son las que sustentan todos los cambios que afectan a la Fe Católica, se les puede aplicar punto por punto la doctrina católica de Santo Tomás, demostrando su pseudo-catolicismo y pseudo-tomismo.

    Hay otro hecho importante: Wojtyla ya como Juan Paulo II y, antes como cardenal, invariablemente cita a Santo Tomás cuando requiere utilizar sus argumentos para retorcerlos al servicio de sus propias ideas. Es preciso ofrecer un ejemplo, y el siguiente es significativo: Cuando habla Wojtyla para sus entrevistadores en la obra "Cruzando el Umbral de la Esperanza", se refiere con toda claridad y sin empacho, defendiéndola "autonomía de la conciencia por encima de la autoridad".

    En esta ocasión quiere hacer aparecer, inclusive como que el magisterio mismo de la Iglesia ha endiosado la conciencia humana en un sentido tal, y así, con ello quedaría relativizado todo principio de responsabilidad moral ante la ley, no sólo humana, sino también divina. En esta presentación de Wojtyla encontramos el eco del enredo de los valores que hace Max Scheler.

    Lo que hay, en realidad, detrás de la famosa "libertad de conciencia" lo sabemos de sobra. Este es un principio de la Masonería preconizado por la Revolución Francesa que alaba el mismo Wojtyla, y que lo traslada al Vaticano II, obedeciendo a la inspiración masónica. Es en esta premisa en la que se pretende fundamentar, por encima de todo el "derecho" de no acatar la Revelación divina cuya depositaria es la Iglesia Católica. Esto es lo que hay en el fondo de esta cuestión. El pretextar el “Non serviam” de Lucifer, en nombre del Magisterio de la Iglesia y de Santo Tomás, para poder, así realizar las maniobras necesarias sobre las conciencias -todas, según eso buenas en su absoluta y total dependencia-, para conducirlas hacia la Gran Convergencia, dentro del círculo en que obedecerán la conciencia judaica. (…)


    (9) “El Itinerario teológico de Juan Pablo II” (hacia la Jornada Mundial de Oración de las Religiones en Asís) Johannes Dormann. Volumen I, pág. 60. Ediciones del Oeste, Buenos Aires, Argentina, 1994.

    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  16. #16
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,672
    Post Thanks / Like

    Re: Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez


    TESTIMONIOS DE ACTIVIDADES HERÉTICAS

    (…) La Iglesia católica está siendo utilizada ahora como uno de los medios más eficaces para la realización de los designios de la Gran Sinarquía, (…) en la biografía de Karol Wojtyla, escrita por Bernstein y Politi se exponen de manera muy amplia los planes sincretistas que Karol Wojtyla tiene como pretexto para que según él se logre paz, paz "galáctica" dirían no pocos, en nuestros días: "El Papa quiere ver reconciliadas la Cruz, la Luna Creciente y la Estrella de David"[7]..

    Para lograr la paz entre las naciones de estas religiones, no hacía falta que Wojtyla promoviera actos litúrgicos en común. Esto es ya otra cosa, y no sólo con los de estas religiones, como hemos dejado comentado, con la católica como una religión más, sino con los otros actos realizados con todas las que ha podido, además de los "pancristianos".

    Pero esto no es nada nuevo, ya que en la celebración del Año Santo de 1975 (bajo Pablo VI) setenta y cinco bonzos budistas llevaron las ofrendas en Roma durante la celebración eucarística.

    Los autores de "Su Santidad" además de mencionar el efusivo encuentro en la Sinagoga de Roma entre Juan Paulo II y el Gran Rabino Toaff, nos narran también que Karol Wojtyla "fomentó la construcción en Roma, de la mezquita más grande de la Europa occidental, con cupo para dos mil creyentes, pese a la oposición de los fundamentalistas católicos" [8].

    En esta referencia que hacemos de lo escrito por Bernstein y Politi, los "fundamentalistas" no son otros que los fieles verdaderamente católicos, es decir, aquellos a los que los postconciliares, en concreto pretenden estigmatizar con la denominación "tradicionalistas los que, por cierto, se oponen y protestan por las arbitrariedades de Wojtyla, y no sólo los laicos, sino también muy a su pesar, incluyen unos pocos jerarcas y clérigos. Ahora aplican a los católicos que se resisten, la misma denominación que dan a los musulmanes radicales, ortodoxos y otros mahometanos, así que sepan los católicos que se resisten ahora que son "fundamentalistas".

    Simpatías del papa Wojtyla por el budismo

    Respecto a la burda farsa vaticana, con una supuesta intención pacifista para unificar todas las religiones de modo indiferentista e irenista, menospreciando gravemente la misma fe de Nuestro Señor Jesucristo, los mismos autores de "Su Santidad” nos dan pruebas: por ejemplo, los budistas nada tienen que ver con las tres "religiones monoteístas" y, son muy alabados -primero por el Vaticano II- y, luego por el mismo Juan Pablo II, quien lo ha hecho evidente ante el mundo con teatrales acciones. Bernstein y Politi nos dan cuenta mucho acerca de lo que es la misión universal verdadera de Wojtyla.

    Haremos referencia a lo que ellos mencionan acerca de la visita que éste hizo a Bangkok (Tailandia) en 1984. Las primeras palabras del emotivo relato que nos ofrece sobre el encuentro del Jjefe de la cristiandad con el Patriarca supremo de los budistas, es decir, el Dalai Lama, son las siguientes:

    "Había momentos en que una simple imagen resumía a la perfección la misión universal que el Papa se empeña en transmitir".

    En mayo de 1984, en Bangkok, tal vez para preparar la reunión por la Oración de la Paz en Asís en 1986, Karol Wojtyla, como "Papa" se reunió con el Patriarca supremo de los budistas tailandeses, en su monasterio.
    Sin zapatos, Juan Paulo II caminó suavemente hasta una tarima sobre la cual se encontraba, en posición del loto, Vasana Tara, de ochenta y seis años. El Papa hizo una leve reverencia y se sentó en un sillón frente a la estatua de Buda. (Preguntamos, ¿por qué no él también en posición de loto? en sus visitas a los paganos hace todo lo que ellos hacen en sus rituales)... Se sentó -prosiguen- mirando al patriarca directamente a los ojos, -como exigía la tradición durante largos minutos en silencio absoluto. De un lado los monjes budistas con sus túnicas de color de azafrán, y del otro lado los cardenales católicos con sus cuellos romanos y sus solideos rojos, en silencio, en la sala dorada, con paredes de un azul celestial.

    En la conversación subsiguiente que, brevemente, se dignó dispensarle el Patriarca budista, con el auxilio de un intérprete, el Papa sonrió beatíficamente, —y pensar que nosotros, los católicos, creíamos que sólo sonreían así los Papas, por ejemplo, ante una imagen de la Santísima Virgen—. El Patriarca, inmóvil como una estatua, pronunció unas breves palabras. "Podemos traer felicidad y paz a la humanidad —dijo Vasana Tara— con nuestras enseñanzas y observaciones para evitar el mal y hacer el bien, y purificar nuestras mentes". «Eso era, exactamente, lo que creía Karol Wojtyla» [9]

    Eso, el dar a entender y enseñar en todas las formas posibles que todas las religiones son igualmente buenas para «evitar el mal y hacer el bien, y purificar las mentes, y que la paz y la felicidad se consiguen lo mismo siendo católico que budista, musulmán o adorador de serpientes, eso repetimos, es la MISIÓN UNIVERSAL de los últimos juanes y paulos que han usurpado la Sede Romana. ¡Porque no nos digan que un verdadero Papa católico tiene esto por misión!

    (7) “Su Santidad, pág. 569

    (8) “Su Santidad, pág. 472

    (9) “Su Santidad, pág. 439
    Última edición por ALACRAN; 31/07/2021 a las 18:08
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



  17. #17
    Avatar de ALACRAN
    ALACRAN está en línea "inasequibles al desaliento"
    Fecha de ingreso
    11 nov, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,672
    Post Thanks / Like

    Re: Karol Wojtyla (Juan Pablo II), amigo y favorecedor del Judaísmo desde su niñez

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    EN EL GRAN JUBILEO DEL AÑO DOS MIL SE PRETENDE CONSOLIDAR ESTA MISIÓN

    Los autores de "Su Santidad" nos hablan del gran sueño dorado de Juan Paulo II. Dicen: "El más ambicioso proyecto de Juan Paulo II es celebrar el nuevo milenio con un jubileo que acerque más a la humanidad a Dios y lanzar una nueva evangelización al mundo... [10]

    Esta nueva evangelización ya está realizándose: en realidad consiste en una "des-evangelización" católica, que está constituida por las herejías que vienen siendo enseñadas desde el Vaticano.

    Y aquí nos dan los autores la obligada mención de la semejanza entre lo católico y lo judío... «El año del jubileo es una antigua tradición israelita adoptada por la Iglesia Católica, que la celebra cada veinticinco años, en vez de los cincuenta originales, como señal de renovación espiritual» (misma pág., obra citada).

    También Juan Paulo II, en su encíclica Tertio Milennio Adveniente, cuando se refiere a los preparativos para el Jubileo, y cómo se organizarán los actos cumbre, menciona los jubileos judaicos en relación con el Jubileo que se dice será de Cristo.

    Pero he aquí que sus biógrafos nos dan otra muestra clara del filohebraísmo de Wojtyla al hablar de los sueños, que ellos mencionan como los postreros, dada la mala salud de este, al escribir: "El Papa todavía abriga sueños de realizar una gran peregrinación retomando los pasos de Abraham, seguirle la huella a partir de Ur, de Mesopotamia (el actual Irak) pasar por Harán (Siria), Líbano, Jordania, Israel y Palestina, y seguir hasta Egipto, la tierra de los faraones. Cuando Juan Paulo II habla de esto, su rostro se transfigura" [11].

    Al respecto cabe comentar que sin duda el objeto de seguir las huellas al patriarca Abraham será aprovechar el viaje para insistir en aquello de que "tenemos por padre a Abraham, judíos y cristianos". En Tertio Milennio Adveniente, Wojtyla también invita a católicos en ocasión del Jubileo, a todos aquellos lugares que se hallan en el camino del Pueblo de Dios de la Antigua Alianza" [12].

    Esto lo ponen en negrita los editores del ejemplar que tenemos a la vista. Pero la encíclica Tertio Millennio Adveniente, merecería un opúsculo aparte. (…)

    Volviendo al asunto del tema del Jubileo, estarán invitados a subir al Monte Sinaí -cuna de la Antigua Alianza-, no sólo a los miembros del pan-cristianismo, sino también, como se dice en ese documento, a los de «todas las religiones cuyos representantes manifiesten interés por la alegría común de todos los discípulos de Cristo»

    Así que los infieles y paganos no están invitados a convertirse a Cristo, sino que, tal como son, paganos, están invitados a manifestar su alegría nada más, por el jubileo de Cristo, aunque no estén dispuestos a creer jamás en El. Según la «Iglesia» actual y la doctrina particular de Juan Paulo II, no la necesitan para salvarse, pues toda la humanidad está salvada y justificada por la sola encarnación del Verbo.

    Este contrasentido de que sean invitados representantes hasta de la creencia en otras "encarnaciones" divinas a festejar a Cristo como una encarnación más, propuesta en nombre de la Iglesia Católica, es la más increíble e ignominiosa de las afrentas, que cualquiera pudiera imaginar, a Nuestro Señor Jesucristo, Su Iglesia, y los católicos.

    No podemos inhibirnos de ofrecer una imagen previa de lo que será el oprobioso proyecto del jubileo. Así pues, nos arriesgamos a trazar algunos aspectos de la escena que imaginamos por anticipado.

    Además de los representantes de las ciento cincuenta religiones que asistieron a orar con Juan Paulo II en 1986, en Asís, considerando que existen en todo el mundo infinidad de presuntas religiones, mismas que también puede presumirse serán invitadas en los actos celebratorios del jubileo del Año 2000, los "cristianos católicos" podrán escoger para acompañarse, en la sinárquica peregrinación del Sinaí, entre muchísimos grupos de "hermanos menores" de la Fe de Juan Paulo II, ya que, recordemos, los "hermanos mayores" son los judíos.

    Como las bondades del orientalismo han sido "canonizadas" por el Vaticano II y confirmadas hasta con la común oración de Wojtyla, muchos podrán acompañarse de los miembros de la World Islamic Society. Desde luego podrán optar subir con el grupo judío, cuyos grandes rabinos esperarán en la cima, si es que estos aceptan ser mezclados con los no-judíos; mientras, podrían ir entonando salmos de victoria contra Cristo.

    O podrán ir acompañados por los budistas, con cuyas cabezas, Wojtyla, el "jefe de la cristiandad", comparte su misión universal para instaurar la "civilización del amor". Podrán colocar estatuas de Buda junto a la Cruz sobre la mesa-altar, como ya se hizo en la Oración de Asís. Los bonzos, tal vez tengan sitio especial, como aconteció durante los actos del Año Santo de 1975, cuando llevaron las ofrendas en la concelebración eucarística en Roma, setenta cinco de ellos.

    O podrán escoger la compañía de los papúes, cuyas mujeres, desnudas de la cintura para arriba, ya han hecho ante Juan Paulo II y sus colaboradores, las lecturas durante una "celebración" o pseudo-misa católica, en África.

    Los "cristianos católicos" también pueden preferir ir, confundidos con los adoradores de Shiva, la tercera encarnación de Dios después de Brahma, llevando el círculo rojo en la frente, como se lo dejó poner Juan Paulo II, por una sacerdotisa del ritual pagano hindú. Aquí hay que hacer notar que Wojtyla parece tener especial predilección por honrar otras "encarnaciones", sedicentemente divinas, que no son las del Verbo de Dios encarnado. Pues también los drusos, invitados por Juan Paulo II a participar en una concelebración en Beirut, rinden pleitesía a su propia encarnación divina. Esta sería la de Hakem, quien fuera sexto califa de Egipto por el año 1000, y a quien sucedió Hamzé, que actualmente concentra todos los títulos de los "iluminados", incluyendo hebreos y cristianos, pues Hamzé es "la Razón Universal", "El Centro", el "Mesías de las Naciones", "Jesús, el Unido", o sea el "Unido con el Dios hombre" y quién sabe cuántos títulos más[13]. Son los adeptos de Hamzé además de los mahometanos los invitados de honor, por Juan Paulo II.

    Nos hemos extendido en hacer notar esto, para que los lectores tengan los testimonios más recientes de las formas de realización de la misión universal de Karol Wojtyla, misión que secundan sus seguidores, incluso, inocentemente, los que se creen católicos y son herejes sin saberlo, por ignorancia superable. Ciertamente Wojtyla y los suyos están realizando un trabajo enorme para llegar a conocer bien a sus hermanos de todas las religiones, pues al parecer se equivocan al definirlos. Los "cristianos católicos" que están siendo preparados para la subida al Sinaí, con motivo de la anunciada celebración del Jubileo, deberían hacerse de unos buenos y autorizados libros de Historia de las Religiones, para que al menos sepan lo más que sea posible acerca de sus nuevos "hermanos en la fe"; en este caso nos referimos a los "hermanos menores".

    Se nos pasaba mencionar que dentro de los grupos aceptados ya por Juan Paulo II, los fieles seguidores de este señor pueden acompañarse también de los adoradores de serpientes, -yendo con una arrollada al cuello para distinguirse- ya que reconoció sus divinidades Wojtyla bebiendo la bebida sagrada de estos paganos en su estancia en Togo [14].

    Pero no es posible mencionar aquí todo aquello entre lo cual pueden escoger. Para terminar, mencionaremos a los de casa, si prefieren escoger entre ellos. Pueden acompañarse de los «carismáticos pentecostales», e ir con ellos contorsionándose y aullando todo el camino, balbuciendo quién sabe qué -¿o tal vez ahora sí en hebreo?-, hasta llegar a desplomarse en la cima del monte en mística convulsión... También pueden ir con los grupos de muchachos guitarristas y las monjas que cantan en la televisión, en fin, amenizadores todos de las «concelebraciones», más ahora que será tan significativa.

    Cabe preguntarse, por último: Este Jubileo, ¿será el "Acontecimiento", de que habla Malachi Martin en su libro "El Cónclave Final", preparado desde hace doscientos años? A nuestro ver, todavía no. Más bien este sería un Concilio Vaticano III, pues el II no llenó las condiciones anunciadas por el Abate Roca.

    Según se deduce de los planes judeo-masónicos, clarísimamente expuestos por los mismos judíos y sectarios, falta esa reunión triunfal a la que asistirán unidos con la "jerarquía católica", en el corazón de Roma, los representantes de las Religiones para declarar entonces el establecimiento de la Gran Sinarquía; la declaración final del "Derecho del Hombre" de no creer en Cristo; la glorificación, pues, de todas las religiones, eso sí, sometidas a Jehová, máximo dios reconocido.

    Pero un evento de tal naturaleza, que tal vez llamen -y así será por congruencia, si es concebido como "concilio"-, Vaticano III, pero que en estricto sentido eclesiológico no será ni "concilio", ni "Vaticano", ni "tercero". Como el anterior, denominado Vaticano II, tampoco fue ni "Vaticano", ni "segundo", por carecer de las notas propias de un Concilio Católico. Fue obra de usurpadores.

    Más no deseamos alargar esta cuestión, que sería interminable. Nos basta decir, con Nuestro Señor Jesucristo: "Por sus frutos los conoceréis", y recordar la advertencia sobre los "falsos pastores, lobos con piel de oveja, hipócritas", y que, a más de alguno, "más le valiera no haber nacido" hablando de Judas: «¡Ay de aquél por quien el Hijo del Hombre será entregado»! ¡Ay de aquellos, podemos decir ahora, por quienes el Hijo de Dios está siendo entregado a la befa de la ignominia! Pero es preciso continuar lo significativo que aparece en la biografía «Su Santidad» aunque no sea posible hacer un trabajo exhaustivo dado el espacio con que contamos.

    (10) “Su Santidad, pág. 573

    (11) “Su Santidad, pág. 568

    (12) Encíclica Tertio Milennio Adveniente

    (13) Las sectas y las sociedades secretas. Tomo I, pág. 626

    (14) Visita de Juan Pablo II a Tara (Togoville). Nota del 10 de agosto de 1980 en la prensa mundial afiliada a Associated Press


    Última edición por ALACRAN; 31/07/2021 a las 18:14
    Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecían, y muchos aunque lo tuvieron, no acertaron a lograrlo. Fueron dignos algunos de mejor siglo, que no todo lo bueno triunfa siempre; tienen las cosas su vez, hasta las eminencias son al uso, pero lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros lo serán. (Gracián)



Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Respuestas: 0
    Último mensaje: 17/12/2019, 09:22
  2. Respuestas: 4
    Último mensaje: 14/11/2015, 13:18
  3. A propósito de las canonizaciones de Juan Pablo II y Juan XXIII
    Por Hyeronimus en el foro Crisis de la Iglesia
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 11/06/2014, 09:50
  4. Respuestas: 6
    Último mensaje: 10/10/2013, 14:02
  5. Juan Pablo II
    Por Imperio en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 02/04/2005, 10:27

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •