Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 37

Tema: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

  1. #1
    Avatar de Litus
    Litus está desconectado "El nombre de España, que hoy
    Fecha de ingreso
    11 may, 05
    Mensajes
    843
    Post Thanks / Like

    Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    Bula Cum ex apostolatus officio
    PAULO IV (Año 1559)

    SOBRE AUTORIDADES HERÉTICAS

    EXORDIO- El Papa tiene el deber de impedir el magisterio del error.
    Dado que por nuestro oficio apostólico, divinamente confiado a Nos aunque sin mérito alguno de nuestra parte, Nos compete un cuidado sin límite del rebaño del Señor; y que por consecuencia, a manera del Pastor que vela, en beneficio de la fiel custodia de su grey y de su saludable conducción, estamos obligados a una asidua vigilancia y a procurar con particular atención que sean excluidos del rebaño de Cristo aquellos que en estos tiempos, ya sea por el predominio de sus pecados o por confiar con excesiva licencia en su propia capacidad, se levantan contra la disciplina de la verdadera Fe de un modo realmente perverso, y trastornan con recursos malévolos y totalmente inadecuados la inteligencia de las Sagradas Escrituras, con el propósito de escindir la unidad de la Iglesia Católica y la túnica inconsútil del Señor, y para que no prosigan con la enseñanza del error, los que desprecian ser discípulos de la Verdad.
    I. Más alto está el desviado de la Fe. más grave es el peligro.
    Considerando la gravedad particular de esta situación y sus peligros al punto que ell mismo Romano Pontífice, que como Vicario de Dios y de Nuestro Señor tiene la plena potestad en la tierra, y a todos juzga y no puede ser juzgado por nadie, si fuese encontrado desviado de la Fe, podría ser acusado. y dado que donde surge un peligro mayor, allí más decidida debe ser la providencia para impedir que falsos profetas y otros personajes que detentan jurisdicciones seculares no tiendan lamentables lazos a las almas simples y arrastren consigo hasta la perdición innumerables pueblos confiados a su cuidado y a su gobierno en las cosas espirituales o en las temporales; y para que no acontezca algún día que veamos en el Lugar Santo la abominación de la desolación, predicha por el profeta Daniel; con la ayuda de Dios para Nuestro empeño pastoral, no sea que parezcamos perros mudos, ni mercenarios, o dañados los malos vinicultores, anhelamos capturar las zorras que tientan desolar la Viña del Señor y rechazar los lobos lejos del rebaño.
    2. Confirmación de toda providencia anterior contra todos los desviados.
    Después de madura deliberación con los Cardenales de la Santa Iglesia Romana, hermanos nuestros, con el consejo y el unánime asentimiento de todos ellos, con Nuestra Autoridad Apostólica, aprobamos y renovamos todas y cada una de las sentencias, censuras y castigos de excomunión, suspensión, interdicción y privación, u otras, de cualquier modo adoptadas y promulgadas contra los herejes y cismáticos, por los Pontífices Romanos, nuestros Predecesores, o en nombre de ellos, incluso las disposiciones informales, o de los Sacros Concilios admitidos por la Iglesia, o decretos y estatutos de los Santos Padres, o Cánones Sagrados, o por Constituciones y Resoluciones Apostólicas. Y queremos y decretamos que dichas sentencias, censuras y castigos, SEAN OBSERVADAS PERPETUAMENTE Y SEAN RESTITUIDAS A SU PRÍSTINA VIGENCIAsi estuvieran en desuso, y deben permanecer con todo su vigor. Y queremos y decretamos que todos aquellos que hasta ahora hubiesen sido encontrados, o hubiesen confesado, o fuesen convictos de haberse desviado de la Fe Católica, o de haber incurrido en alguna herejía o cisma, o de haberlos suscitado o cometido; o bien LOS QUE EN EL FUTURO SE APARTAREN DE LA FE (lo que Dios se digne impedir según su clemencia y su bondad para con todos), o incurrieran en herejía, o cisma, o los suscitaren o cometieran; o bien los que hubieren de ser sorprendidos de haber caído, incurrido, suscitado o cometido, o lo confiesen, o lo admitan, de cualquier grado, condición y preminencia, incluso Obispos, Arzobispos, Patriarcas, Primados, o deCUALQUIER AUTORIDAD O DIGNIDAD cualquier otra dignidad eclesiástica superior; o bien Cardenales, o Legados perpetuos o temporales de la Sede Apostólica, con cualquier destino; o los que sobresalgan por cualquier autoridad o dignidad temporal, de conde, barón, marqués, duque, rey, emperador, en fin queremos y decretamos que cualquiera de ellos incurra en las antedichas sentencias, censuras y castigos.
    3. Privación ipso facto de todo oficio eclesiástico por herejía o cisma.
    Considerando que los que no se abstienen de obrar mal por amor de la virtud deben ser reprimidos por temor de los castigos, y que Obispos, Arzobispos, Patriarcas, Primados, o de cualquier otra dignidad eclesiástica superior; o bien Cardenales, Legados, condes, barones, marqueses, duques, reyes, emperadores, que deben enseñar a los demás y servirles de buen ejemplo, a fin de que perseveren en la Fe Católica, con su prevaricación pecan más gravemente que los otros, pues que no sólo se pierden ellos, sino que también arrastran consigo hasta la perdición los pueblos que les fueran confiados; por la misma deliberación y asentimiento de los Cardenales, con esta Nuestra Constitución, válida a perpetuidad, contra tan gran crimen -que no puede haber otro mayor ni más pernicioso en la Iglesia de Dios- en la plenitud de Nuestra Potestad Apostólica, sancionamos, establecemos, decretamos y definimos, que por las sentencias, censuras y castigos mencionados (que permanecen en su vigor y eficacia y que producen su efecto), todos y cada uno de los Obispos, Arzobispos, Patriarcas, Primados, O DE CUALQUIER OTRA DIGNIDAD ECLESIÁSTICA SUPERIOR; o bien Cardenales, Legados, condes, barones, marqueses, duques, reyes, emperadores, que hasta ahora (tal como se aclara precedentemente) hubiesen sido sorprendidos, o hubiesen confesado, o fuesen convictos de haberse desviado (de la Fe católica), o de haber caído en herejía, o de haber incurrido en cisma, o de haberlos suscitado o cometido; o también los que en el FUTURO se apartaran de la Fe católica, o cayeran en herejía, o incurrieran en cisma, o los provocaren, o los cometieren, o los que hubiesen de ser sorprendidos o confesaran o admitieren haberse desviado de la Fe Católica, o haber caído en herejía, o haber incurrido en cisma, o haberlos provocado o cometido, dado que en esto resultan mucho más culpables que los demás, fuera de las sentencias, censuras y castigos, enumerados, (que permanecen en su vigor y eficacia y que producen sus efectos), todos y cada uno de los Obispos, Arzobispos, Patriarcas, Primados, o de cualquier otra DIGNIDAD ECLESIÁSTICA SUPERIOR; o bien Cardenales, Legados, condes, barones, marqueses, duques, reyes, emperadores, quedarán privados también por esa misma causa, sin necesidad de ninguna instrucción de derecho o de hecho, de sus jerarquías, y de sus iglesias catedrales, incluso metropolitanas, patriarcales y primadas; del título de Cardenal, y de la dignidad de cualquier clase de Legación, y además de toda voz activa y pasiva, de toda autoridad, de los monasterios, beneficios y funciones eclesiásticas, con cualquier Orden que fuere, que hayan obtenido por cualquier concesión y dispensación Apostólica, ya sea como titulares, o como encargados o administradores, y en las cuales, sea directamente o de alguna otra manera hubieran tenido algún derecho, o las hubieren adquirido de cualquier otro modo; quedarán así mismo privados de cualquier beneficio, renta o producido, reservados o asignados a ellos. Y del mismo modo serán privados completamente, y en cada caso, de sus condados, baronías, marquesado, ducado, reino e imperio, y en forma perpetua, y de modo absoluto. Y por otro lado siendo del todo contrarios e incapacitados para tales funciones, serán tenidos además como relapsos y exonerados en todo y para todo, incluso si antes hubiesen abjurado públicamente en juicio tales herejías. Y no podrán ser restituidos, repuestos, reintegrados o rehabilitados, en ningún momento, a la prístina dignidad que tuvieron, a sus Iglesias Catedrales, metropolitanas, patriarcales, primadas; al cardenalato, o a cualquier otra dignidad, mayor o menor, o a su voz activa o pasiva, a su autoridad, monasterio, beneficio, o condado, baronía, marquesado, ducado, reino o imperio, antes bien habrán de quedar al arbitrio de aquella potestad que tenga la debida intención de castigarlos, a menos que teniendo en cuenta en ellos aquellos signos de verdadero arrepentimiento y aquellos frutos de una congruente penitencia, por benignidad de la misma Sede Apostólica o por clemencia hubieren de ser relegados en algún monasterio, o en algún otro lugar dotado de un carácter disciplinario para hacer allí perpetua penitencia con el pan del dolor y el agua de la compunción. Y así serán tenidos por todos, de cualquier dignidad, grado, orden, o condición que sea, e incluso, arzobispo, patriarca, primado, cardenal, o de cualquier autoridad temporal, conde, barón, marqués, duque, rey o emperador, o de cualquier otra jerarquía, y así serán tratados y estimados, y además evitados como relapsos y exonerados, de tal modo que habrán de estar excluidos de todo consuelo humanitario.
    4. Pronta solución de las vacancias de los oficios eclesiásticos.
    Quienes pretenden tener un derecho de patronazgo, o de nombrar personas idóneas para las Sedes Eclesiásticas vacantes por estas cesantías, a fin de que tales cargos, después de haber sido librados de la servidumbre de los heréticos, no estén expuestos a los inconvenientes de una larga vacancia mas sean otorgados a personas capaces de dirigir los pueblos por las vías de la justicia, están obligados a presentar al Romano Pontífice los nombres de tales personas idóneas, dentro del tiempo fijado por derecho, de otra manera, transcurrido el tiempo previsto, la disponibilidad de tales Sedes retorna al Pontífice Romano.
    5. Excomunión ipso facto para los que favorezcan a herejes o cismáticos.
    Incurren en excomunión ipso facto todos los que conscientemente osen acoger, defender o favorecer a los desviados o les den crédito, o divulguen sus doctrinas; sean considerados infames, y no sean admitidos a funciones públicas o privadas, ni en los Consejos o Sínodos, ni en los Concilios Generales o Provinciales, ni en el Cónclave de Cardenales, o en cualquiera reunión de fieles o en cualquier otra elección. Serán también intestables y no podrán participar de ninguna sucesión hereditaria, y nadie estará además obligado a responderles acerca de ningún asunto. Si tuviese alguno la condición de juez, sus sentencias carecerán de toda validez, y no se podrá someter a ninguna otra causa a su audiencia; o si fuera abogado, su patrocinio será tenido por nulo, y si fuese escribano sus papeles carecerán por completo de eficacia y vigor. Además los clérigos serán privados también por la misma razón, de todas y cada una de sus iglesias, incluso catedrales, metropolitanas, patriarcales y primadas; de sus dignidades, monasterios, beneficios y oficios eclesiásticos incluso como ya se dijo, cualquiera sea el grado y el modo de su obtención. Tanto Clérigos como laicos, incluso los que obtuvieren normalmente y que estuvieren investidos de las dignidades mencionadas, serán privados sin más trámite de sus reinos, ducados, dominios, feudos y de todos los bienes temporales que poseyeran, Sus reinos, ducados, dominios, feudos y bienes serán propiedad pública, y como bienes públicos habrán de producir un efecto de derecho, en propiedad de aquellos que los ocupen por primera vez, siempre que estos estuvieren bajo nuestra obediencia, O de nuestros sucesores los Romanos Pontífices, elegidos canónicamente), en la sinceridad de la Fe y en unión con la Santa Iglesia Romana.
    6. Nulidad de todas las promociones o elevaciones de desviados en la Fe.
    Agregamos que si en algún tiempo aconteciese que un Obispo, incluso en función de Arzobispo, o de Patriarca, o Primado; o un Cardenal, incluso en función de Legado, o electo PONTÍFICE ROMANO que antes de su promoción al Cardenalato o asunción al Pontificado, se hubiese desviado de la Fe Católica, o hubiese caído en herejía. o incurrido en cisma, o lo hubiese suscitado o cometido, la promoción o la asunción, incluso si ésta hubiera ocurrido con el acuerdo unánime de todos los Cardenales, es nula, inválida y sin ningún efecto; y de ningún modo puede considerarse que tal asunción haya adquirido validez, por aceptación del cargo y por su consagración, o por la subsiguiente posesión o cuasi posesión de gobierno y administración, o por la misma entronización o adoración del Pontífice Romano, o por la obediencia que todos le hayan prestado, cualquiera sea el tiempo transcurrido después de los supuestos antedichos. Tal asunción no será tenida por legítima en ninguna de sus partes, y no será posible considerar que se ha otorgado o se otorga alguna facultad de administrar en las cosas temporales o espirituales a los que son promovidos, en tales circunstancias, a la dignidad de obispo, arzobispo, patriarca o primado, o a los que han asumido la función de Cardenales, o de Pontífice Romano, sino que por el contrario todos y cada uno de los pronunciamientos, hechos, actos y resoluciones y sus consecuentes efectos carecen de fuerza, y no otorgan ninguna validez, y ningún derecho a nadie.
    7. Los fieles no deben obedecer sino evitar a los desviados en la Fe.
    Y en consecuencia, los que así hubiesen sido promovidos y hubiesen asumido sus funciones, por esa misma razón y sin necesidad de hacer ninguna declaración ulterior, están privados de toda dignidad, lugar, honor, título, autoridad, función y poder; y séales lícito en consecuencia a todas y cada una de las personas subordinadas a los así promovidos y asumidos, si no se hubiesen apartado antes de la Fe, ni hubiesen sido heréticos, ni hubiesen incurrido en cisma, o lo hubiesen suscitado o cometido, tanto a los clérigos seculares y regulare, lo mismo que a los laicos; y a los Cardenales, incluso a los que hubiesen participado en la elección de ese Pontífice Romano, que con anterioridad se apartó de la Fe, y era o herético o cismático, o que hubieren consentido con él otros pormenores y le hubiesen prestado obediencia, y se hubiesen arrodillado ante él; a los jefes, prefectos, capitanes, oficiales, incluso de nuestra materna Urbe y de todo el Estado Pontificio; asimismo a los que por acatamiento o juramento, o caución se hubiesen obligado y comprometido con los que en esas condiciones fueron promovidos o asumieron sus funciones, (séales lícito) sustraerse en cualquier momento e impunemente a la obediencia y devoción de quienes fueron así promovidos o entraron en funciones, y evitarlos como si fuesen hechiceros, paganos, publicanos o heresiarcas, lo que no obsta que estas mismas personas hayan de prestar sin embargo estricta fidelidad y obediencia a los futuros obispos, arzobispos, patriarcas, primados, cardenales o al Romano Pontífice, canónicamente electo. Y además para mayor confusión de esos mismos así promovidos y asumidos, si pretendieren prolongar su gobierno y administración, contra los mismos así promovidos y asumidos (séales lícito) requerir el auxilio del brazo secular, y no por eso los que se sustraen de ese modo a la fidelidad y obediencia para con los promovidos y titulares, ya dichos, estarán sometidos al rigor de algún castigo o censura, como sí lo exigen por el contrario los que cortan la túnica del Señor.
    8. Validez de los documentos antiguos y derogación sólo de los contrarios.
    No tienen ningún efecto para estas disposiciones las Constituciones y Ordenanzas Apostólicas, así como los privilegios y letras apostólicas, dirigidas a obispos, arzobispos, patriarcas, primados y cardenales, ni cualquier otra resolución, de cualquier tenor y forma, y con cualquier cláusula, ni los decretos, también los de motu propio y de ciencia cierta del Romano Pontífice, o concedidos en razón de la plenitud de la potestad apostólica, o promulgados en consistorios, o de cualquier otra manera; ni tampoco los aprobados en reiteradas ocasiones, o renovados e incluidos en un cuerpo de derecho, o como capítulos de cónclave, o confirmados por juramento, o por confirmación apostólica, o por cualquier otro modo de confirmación, incluso los jurados por Nosotros mismos. Considerando pues esas resoluciones de modo expreso y teniéndolas como insertadas, palabra por palabra, incluso aquellas que hubieran de perdurar por otras disposiciones, y en fin todas la demás que se opongan, por esta vez y de un modo absolutamente especial, derogamos expresamente sus cláusulas dispositivas.
    9. Decreto de publicación solemne
    A fin de que lleguen noticias ciertas de las presentes letras a quienes interesa, queremos que ellas, o una copia (refrendada por un notario público, con el sello de alguna persona dotada de dignidad eclesiástica) sean publicadas y fijadas en la Basílica del Príncipe de los Apóstoles, y en las puertas de la Cancillería apostólica, y en el extremo de la Plaza de Flora por alguno de nuestros oficiales; y que es suficiente la orden de fijar en esos sitios la copia mencionada, y que dicha fijación o publicación, o la orden de exhibir la copia antedicha, debe ser tenida con carácter de solemne y legítima, y que no se requiere ni se debe esperar otra publicación.
    10. Ilicitud de las acciones contrarias y sanción divina. Por lo tanto, a hombre alguno sea lícito infringir esta página de Nuestra Aprobación, Innovación, Sanción, Estatuto, Derogación, Voluntades, Decretos, o por temeraria osadía, contradecirlos. Pero si alguien pretendiese intentarlo, sepa que habrá de incurrir en la indignación de Dios Omnipotente y en la de sus santos Apóstoles Pedro y Pablo.
    . Dado en Roma, junto a San Pedro, en el año de la Encarnación del señor 1559, XVº anterior a las calendas de Marzo, año 4º de nuestro Pontificado (15 de febrero de 1559)
    "El nombre de España, que hoy abusivamente aplicamos al reino unido de Castilla, Aragón y Navarra, es un nombre de región, un nombre geografico, y Portugal es y será tierra española, aunque permanezca independiente por edades infinitas; es más, aunque Dios la desgaje del territorio peninsular, y la haga andar errante, como a Délos, en medio de las olas. No es posible romper los lazos de la historia y de la raza, no vuelven atrás los hechos ni se altera el curso de la civilización por divisiones políticas (siquiera eternamente), ni por voluntades humanas.
    Todavía en este siglo ha dicho Almeida-Garret, el poeta portugués por excelencia."Españoles somos y de españoles nos debemos preciar cuantos habitamos la península ibérica" .España y Portugal es tan absurdo como si dijéramos España y Catalunya. A tal extremo nos han traído los que llaman lengua española al castellano e incurren en otras aberraciones por el estilo."
    Marcelino Menéndez Pelayo.

  2. #2
    Avatar de Litus
    Litus está desconectado "El nombre de España, que hoy
    Fecha de ingreso
    11 may, 05
    Mensajes
    843
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    Como que la verdadera Iglesia Católica es Santa ya estaba preparada desde siempre para lo que podia ocurrir.

    Los conciliares con el supuesto actual Papa a la cabeza sostienen herejias como la Libertad Religiosa, la equiparación conotras religiones, que se recibe la jurisdicción con el orden, o la separación Iglesia Estado. Todo esto ya había sido condenado anteriormente, pero....

    Eso nos lleva a algunos a decir que Pio XII fue el último Papa, y que desde entonces e Trono de Pedro esta Vacante.

    Pero esto no nos debe de esandalizar, todo estaba previsto, y por eso la Iglesia dispuso que Obispos verdaderos que en su momento recibieron el Orden pero no la jurisdicción, pueden elegir al Sumo Pontifice.

    Mas claro el agua. Evidentemente algunos no reconoceran la verdad. La verdad es dolorosa, pero esto no es un cuerto de ninguna "rosa". Hay que afrontar la verdad y asumirla sabiendo que Nuestro Señor nunca abandonará a su Iglesia, a su Esposa Inmaculada.

    . Nulidad de todas las promociones o elevaciones de desviados en la Fe.
    Agregamos que si en algún tiempo aconteciese que un Obispo, incluso en función de Arzobispo, o de Patriarca, o Primado; o un Cardenal, incluso en función de Legado, o electo PONTÍFICE ROMANO que antes de su promoción al Cardenalato o asunción al Pontificado, se hubiese desviado de la Fe Católica, o hubiese caído en herejía. o incurrido en cisma, o lo hubiese suscitado o cometido, la promoción o la asunción, incluso si ésta hubiera ocurrido con el acuerdo unánime de todos los Cardenales, es nula, inválida y sin ningún efecto; y de ningún modo puede considerarse que tal asunción haya adquirido validez, por aceptación del cargo y por su consagración, o por la subsiguiente posesión o cuasi posesión de gobierno y administración, o por la misma entronización o adoración del Pontífice Romano, o por la obediencia que todos le hayan prestado, cualquiera sea el tiempo transcurrido después de los supuestos antedichos. Tal asunción no será tenida por legítima en ninguna de sus partes, y no será posible considerar que se ha otorgado o se otorga alguna facultad de administrar en las cosas temporales o espirituales a los que son promovidos, en tales circunstancias, a la dignidad de obispo, arzobispo, patriarca o primado, o a los que han asumido la función de Cardenales, o de Pontífice Romano, sino que por el contrario todos y cada uno de los pronunciamientos, hechos, actos y resoluciones y sus consecuentes efectos carecen de fuerza, y no otorgan ninguna validez, y ningún derecho a nadie.

    7. Los fieles no deben obedecer sino evitar a los desviados en la Fe.

    De todo esto no hay nada que decir, esta todo claro. A ver que argumentos peregrinos utilizan ahora algunos, amen de censurar esta Bula, claro, que de eso no se estan.
    "El nombre de España, que hoy abusivamente aplicamos al reino unido de Castilla, Aragón y Navarra, es un nombre de región, un nombre geografico, y Portugal es y será tierra española, aunque permanezca independiente por edades infinitas; es más, aunque Dios la desgaje del territorio peninsular, y la haga andar errante, como a Délos, en medio de las olas. No es posible romper los lazos de la historia y de la raza, no vuelven atrás los hechos ni se altera el curso de la civilización por divisiones políticas (siquiera eternamente), ni por voluntades humanas.
    Todavía en este siglo ha dicho Almeida-Garret, el poeta portugués por excelencia."Españoles somos y de españoles nos debemos preciar cuantos habitamos la península ibérica" .España y Portugal es tan absurdo como si dijéramos España y Catalunya. A tal extremo nos han traído los que llaman lengua española al castellano e incurren en otras aberraciones por el estilo."
    Marcelino Menéndez Pelayo.

  3. #3
    Avatar de Litus
    Litus está desconectado "El nombre de España, que hoy
    Fecha de ingreso
    11 may, 05
    Mensajes
    843
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    "En tiempos venideros han de apostatar algunos de la fe,dando oídos a espíritus falaces y a doctrinas de demonios, que con hipocresía hablaran mentiras..."
    (I Tim., 4. 1-2)
    .
    "... vendrá tiempo en que no podrán sufrir la sana doctrina, sino que, teniendo una comezón extremada de oír, recurrirána una caterva de maestros siguiendo sus propias concupiscencias. Cerraran sus oídos a la verdad, y los aplicaran a las fábulas..."
    (II Timoteo, 4, 3-4)
    "El nombre de España, que hoy abusivamente aplicamos al reino unido de Castilla, Aragón y Navarra, es un nombre de región, un nombre geografico, y Portugal es y será tierra española, aunque permanezca independiente por edades infinitas; es más, aunque Dios la desgaje del territorio peninsular, y la haga andar errante, como a Délos, en medio de las olas. No es posible romper los lazos de la historia y de la raza, no vuelven atrás los hechos ni se altera el curso de la civilización por divisiones políticas (siquiera eternamente), ni por voluntades humanas.
    Todavía en este siglo ha dicho Almeida-Garret, el poeta portugués por excelencia."Españoles somos y de españoles nos debemos preciar cuantos habitamos la península ibérica" .España y Portugal es tan absurdo como si dijéramos España y Catalunya. A tal extremo nos han traído los que llaman lengua española al castellano e incurren en otras aberraciones por el estilo."
    Marcelino Menéndez Pelayo.

  4. #4
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,930
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    Bueno, y si el trono de Pedro está vacante, ¿hasta cuándo lo estará? ¿Tú crees que Cristo va a dejar a su Iglesia huérfana por tanto tiempo (medio siglo ya)? Esto no puede ser. Antes de subir al cielo prometió a los apóstoles que estaría con ellos hasta el fin del mundo. Quién va a negar tanto mal como ha traído el Concilio y cómo se ha llenado la Iglesia del humo de Satanás. Pero las llaves del infierno no prevalecerán contra ella, y aunque herida y enferma, tiene que seguir hasta la Parusía. Porque si la Iglesia actual ya no es la de Cristo, ¿dónde está la otra? ¿Tú crees que Cristo abandonaría a su Iglesia por tanto tiempo? No creo que lo hiciera ni por un momento. Siempre quedará un resto fiel, aunque sean cuatro gatos. Hay que orar mucho por el Papa y por los obispos, confiando en que al final Dios revertirá la situación. Si es su Iglesia, no la va a dejar perecer del todo. También hubo un momento en que el arrianismo estuvo a punto de imponerse, y al final se corrigió la situación.

  5. #5
    Avatar de Irmão de Cá
    Irmão de Cá está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    08 sep, 08
    Mensajes
    2,209
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    Litus a Usted le gusta la provocación… hombre, aquí nadie es conciliar tampoco, todos somos tradicionalistas… y insiste Usted a llamar herejes a los Papas de Nuestra Santa Iglesia…

    La Iglesia tiene la Congregación para la Doctrina y para la Fe (como otrora la Santa Inquisición) para decir quien es o no es hereje, que es o no es herejía. Si no apunta a los últimos Papas como herejes es porque no lo son. Por mucho que supuestos (ya que le gusta la palabra) maestres de teología y derecho canónico como Usted mismo se crean investidos de superior conocimiento para decir el contrario.

    Eso su comportamiento de independencia y preponderancia es tan modernista como los que acusa a los Papas y Obispos que hay referido.

    No necesito de otros argumentos para rechazar su sedevacantismo, Litus: La Iglesia Católica es y deberá ser Una, Santa y Apostólica. Manda quien puede, obedece quien debe. Quien La quiera dividir no Le hará buen servicio.
    Última edición por Irmão de Cá; 24/10/2008 a las 20:00
    res eodem modo conservatur quo generantur
    SAGRADA HISPÂNIA
    HISPANIS OMNIS SVMVS

  6. #6
    Avatar de Vasconcelista
    Vasconcelista está desconectado Miembro novel
    Fecha de ingreso
    20 oct, 08
    Ubicación
    México, D.F.
    Mensajes
    4
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    Me gustaria dar mi opinion acerca del tema expuesto por Litus, tomando en cuenta lo el nos presenta en el texto, creo afirmativamente que en nuestra Santa Iglesia se esten filtrando enviados del oscuro para la destruccion de la misma, pero siempre he dicho que la solución a eso no es dar la espalda a la Iglesia, sino acercarnos mas a ella para que juntos expulsemos a los que no sigan verdaderamnete las enseñanzas de nuestro Redentor Jesucristo y asi impedir la decadencia del clero católico.

  7. #7
    ortodoxo está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    07 oct, 08
    Mensajes
    64
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    [quote=Litus;42136]Como que la verdadera Iglesia Católica es Santa ya estaba preparada desde siempre para lo que podia ocurrir.

    Los conciliares con el supuesto actual Papa a la cabeza sostienen herejias como la Libertad Religiosa, la equiparación conotras religiones, que se recibe la jurisdicción con el orden, o la separación Iglesia Estado. Todo esto ya había sido condenado anteriormente, pero....

    Eso nos lleva a algunos a decir que Pio XII fue el último Papa, y que desde entonces e Trono de Pedro esta Vacante.

    NO. Ante todo la fidelidad a Roma. Si creemos en que la elección pontificia se efectúa con la inspiración del Espiritu Santo, sostener que los sucesores de Pío XII no son verdaderos papas resulta herético. Dejen de buscar 3 pies al gato y mejor practicad la fe del carbonero.

  8. #8
    Garza está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    13 ago, 07
    Ubicación
    México
    Mensajes
    23
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    Cita Iniciado por Hyeronimus Ver mensaje
    Siempre quedará un resto fiel, aunque sean cuatro gatos.
    Exacto.

    Los designios divinos son inescrutables. No podemos saber si Dios permitiría esto o aquello.

    Mientras estaba ocurriendo la Pasión de Nuestro Señor, también sus apóstoles y discípulos se preguntarían si Dios podría permitir algo así, no obstante la gran cantidad de profecías que decían que ocurriría justamente eso.

    ¿Qué sentirían los cristianos durante el Cisma de occidente? Seguramente también se preguntaban si Dios podría permitir que durante 40 años hubiera aparentemente 2 papas.

    Comprendo que para los católicos es muy difícil llegar a considerar la posibilidad de una prolongada Sede Vacante dada la promesa "Las puertas del infierno no prevalecerán".

    Pero es que yo creo que con mucha mayor razón, esa misma promesa es la que debería empujarnos a creer que la doctrina que hoy sale de el Vaticano no puede venir de Roma.

    Nadie niega ni deja de creer en la promesa de Cristo de estar con nosotros hasta el fin de los días por reconocer que quienes ocupan el Vaticano no tienen la fe católica (a la luz de su doctrina).

    Cierto que -una vez dado ese paso- responder a las preguntas que formulas es de una dificultad que nos supera, pero puestos a ver dificultades, es incomparablemente más complicado compaginar la fidelidad de la Iglesia con la doctrina que salió de Vaticano II.

    Son tiempos tremendamente difíciles. Sin comparación en la historia de la Iglesia, pues incluso durante la herejía arriana, Roma no se apartó de la sana doctrina. Hoy hay que hacer verdaderos malabares para intentar hacer coincidir la doctrina del Vaticano con la de la Roma eterna.
    ReynoDeGranada dio el Víctor.

  9. #9
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,930
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    Otro peligro del sedevacantismo es que al estar separado de la Iglesia no se puede participar de los sacramentos, sin los cuales es imposible estar en gracia de Dios. Salvo en un caso de verdadera fuerza mayor (por ejemplo, un náufrago en una isla desierta), no podemos cortarnos el suministro de la gracia.
    Pious dio el Víctor.

  10. #10
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    Los sedevacantistas y los modernistas vienen a ser dos caras de la misma moneda por compartir una actitud: ambos caen en el error de dar valor infalible a la palabras de los Papas que no tienen esa infalibilidad. En ambos casos, acaban fuera de quicio: unos bailando alrededor de la mesa (que no del altar) en sus "misas" y otros haciendo cónclaves por teléfono para elegir uno, dos, tres o cuatro "verdaderos" Papas.

    En la historia de la Iglesia hay varios hombres Santos y Doctores que en su tiempo se enfrentaron a Papas que sostuvieron ideas erróneas y hasta heréticas. No sé de ningún Santo que fuese sedevacantista.

    La cuestión es dificil y no creo que nadie la pueda resolver, y menos hacerlo con total sencillez. Lo bueno es que al final Dios lo ordenará todo y quedará claro.
    Pious dio el Víctor.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  11. #11
    Avatar de Litus
    Litus está desconectado "El nombre de España, que hoy
    Fecha de ingreso
    11 may, 05
    Mensajes
    843
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    Simplemente es cosa de sentido común. No se puede estar defendiendo a la Iglesia y al mismo tiempo apoyar a los que la destruyen.

    Los japoneses durante casi dos siglos no recibieron los Sacramentos, pero guardaron y transmitieron la fe.

    Aparte que recibir la comunión de un falso cura u obispo es tan útil comomo si te la diera yo, por muy vestido de cura que fuera.
    "El nombre de España, que hoy abusivamente aplicamos al reino unido de Castilla, Aragón y Navarra, es un nombre de región, un nombre geografico, y Portugal es y será tierra española, aunque permanezca independiente por edades infinitas; es más, aunque Dios la desgaje del territorio peninsular, y la haga andar errante, como a Délos, en medio de las olas. No es posible romper los lazos de la historia y de la raza, no vuelven atrás los hechos ni se altera el curso de la civilización por divisiones políticas (siquiera eternamente), ni por voluntades humanas.
    Todavía en este siglo ha dicho Almeida-Garret, el poeta portugués por excelencia."Españoles somos y de españoles nos debemos preciar cuantos habitamos la península ibérica" .España y Portugal es tan absurdo como si dijéramos España y Catalunya. A tal extremo nos han traído los que llaman lengua española al castellano e incurren en otras aberraciones por el estilo."
    Marcelino Menéndez Pelayo.

  12. #12
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,930
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    Con los japoneses sí que era un caso de fuerza mayor. En aquella época si entraba un cura (o un occidental cualquiera) en Japón lo mataban.

  13. #13
    Avatar de FACON
    FACON está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    28 oct, 07
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    339
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    Cita Iniciado por Litus Ver mensaje
    No se puede estar defendiendo a la Iglesia y al mismo tiempo apoyar a los que la destruyen.
    No se puede estar defendiendo una iglesia que no lo es sin su Papa a la cabeza, como el sedevacantismo.
    Si tanto te preocupa la Iglesia "conciliar" y "herética", no la molestes mas, que más te da a vos, te da igual, porque vos estás en la "verdadera Iglesia"...
    El noble es aquel:
    que tiene alma para sí y para otros.
    Son los nacidos para mandar.
    Son los capaces de castigarse y castigar.
    Son los que en su conducta han puesto estilo.
    Son los que no piden libertad sino jerarquía.
    Son los que sienten el honor como la vida.
    Son los capaces de dar cosas que nadie obliga y abstenerse de cosas que nadie prohíbe. Son los...

    ("El nuevo gobierno de Sancho" Leonardo Castellani)

  14. #14
    Avatar de Litus
    Litus está desconectado "El nombre de España, que hoy
    Fecha de ingreso
    11 may, 05
    Mensajes
    843
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    Cita Iniciado por FACON Ver mensaje
    No se puede estar defendiendo una iglesia que no lo es sin su Papa a la cabeza, como el sedevacantismo.
    Si tanto te preocupa la Iglesia "conciliar" y "herética", no la molestes mas, que más te da a vos, te da igual, porque vos estás en la "verdadera Iglesia"...

    Claro que me importa. La finalidad de la Iglesia es la salvacion de las almas y una falsa Iglesia no podrá salva a nadie.
    "El nombre de España, que hoy abusivamente aplicamos al reino unido de Castilla, Aragón y Navarra, es un nombre de región, un nombre geografico, y Portugal es y será tierra española, aunque permanezca independiente por edades infinitas; es más, aunque Dios la desgaje del territorio peninsular, y la haga andar errante, como a Délos, en medio de las olas. No es posible romper los lazos de la historia y de la raza, no vuelven atrás los hechos ni se altera el curso de la civilización por divisiones políticas (siquiera eternamente), ni por voluntades humanas.
    Todavía en este siglo ha dicho Almeida-Garret, el poeta portugués por excelencia."Españoles somos y de españoles nos debemos preciar cuantos habitamos la península ibérica" .España y Portugal es tan absurdo como si dijéramos España y Catalunya. A tal extremo nos han traído los que llaman lengua española al castellano e incurren en otras aberraciones por el estilo."
    Marcelino Menéndez Pelayo.

  15. #15
    Avatar de Litus
    Litus está desconectado "El nombre de España, que hoy
    Fecha de ingreso
    11 may, 05
    Mensajes
    843
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    Por el Obispo Mark A. Pivarunas, CMRI

    ElSedevacantismo es la posición teológica de aquellos católicos tradicionales que muy ciertamente creen en el papado, en la infalibilidad papal y en la primacía del Romano Pontífice, y pero no obstante, no reconoce a Juan Pablo II como legítimo sucesor de Pedro en el primado. En otras palabras, no reconocen a Juan Pablo II como un verdadero papa. La palabra “sedevacantismo” está compuesta de dos palabras latinas que juntas significan “la Silla está vacante”. A pesar de varios argumentos alzados contra esta posición — basados en la falsa idea de que el papa no puede hacer nada malo, o que es una reacción emocional a los problemas de la Iglesia — la posición sedevacantista se fundamenta en las doctrinas católicas de la infalibilidad e indefectibilidad de la Iglesia, y sobre la opinión teológica del gran teólogo eclesiástico San Roberto Belarmino.
    Como introducción a este a artículo, dejemos que el católico tradicional se pregunte primeramente a sí mismo por qué es un católico tradicional. ¿Por qué no asiste a la Misa del Novus Ordo? ¿Por qué rechaza las enseñanzas del II Concilio Vaticano sobre Ecumenismo y Libertad Religiosa? ¿Por qué rechaza el nuevo código de Derecho Canónico (1983) en el cual, bajo ciertas circunstancias, los cismáticos y herejes pueden, sin abjurar de sus errores y una profesión de la Fé Católica, recibir de un sacerdote católico los sacramentos de Penitencia, Extremaunción, y Sagrada Eucaristía? Si el católico tradicional responde correctamente la primera pregunta, declararía de la manera más simple que la Nueva Misa es, sin duda alguna, un peligro para su fe y que debido a los cambios radicales en el Ofertorio y en la Consagración, es cuestionable que la transubstanciación siquiera tome lugar. En respuesta a la segunda pregunta, el católico tradicional declararía apropiadamente que las instrucciones que se hallan en los decretos sobre Ecumenismo y Libertad Religiosa del Vaticano II han sido condenadas por otros papas anteriores, particularmente por el Papa Pío IX en el Syllabus de Errores. Por último, a la tercera pregunta, el católico tradicional seguramente respondería que semejante ley del nuevo código jamás podrá considerarse como una verdadera legislación a seguir, ya que los sacramentos serían sacrílegamente administrados a herejes y cismáticos.
    Cuán apropiadamente el finado Arzobispo Marcel Lefébvre, en ocasión de su Suspension a divinis por Pablo VI, escribiera la siguiente reflección el 29 de junio de 1976:
    “Que la iglesia conciliar es una iglesia cismática, porque rompe con lo que la Iglesia Católica que siempre fuera. Tiene sus nuevos dogmas, su nuevo sacerdocio, sus nuevas instituciones, su nuevo culto, todo condenado ya por la Iglesia en muchos documentos oficiales y definitivos.
    “Esta Iglesia Conciliar es cismática, porque ha tomado como base para su actualización principios que se oponen a los de la Iglesia Católica, tales como un nuevo concepto de la Misa expresado en los números 5 del Prefacio (decreto) al Missale Romanum y 7 de su primer capítulo, los cuales confiere a la asamblea un rol sacerdotal que no puede ejercer; de igual manera el derecho natural — es decir,divino — de cada persona y de cada grupo de personas a la libertad religiosa.
    “Este derecho a la libertad religiosa es blasfemo, porque atribuye a Dios propósitos que destruyen Su Majestad, Su Gloria, Su Reinado. Este derecho implica libertad de conciencia, libertad de pensamiento, y todas las libertades Masónicas.
    “La Iglesia que afirma tales errores es por completo cismática y hereje. Esta Iglesia Conciliar no es, por lo tanto, Católica. En la medida en que el Papa, los obispos, sacerdotes o fieles se adhieran a esta nueva Iglesia, se separan ellos mismo de la Iglesia Católica”.
    Dejemos que los Católicos tradicionales, especialmente los miembros de la Sociedad de San Pío X, se pregunten a sí mismos hasta qué punto el Papa, los obispos, sacerdotes, y laicos se han adherido a esta nueva iglesia que, como reflejó el Arzobispo Lefébvre, los habría separado de la Iglesia Católica. Juan Pablo II se adhiere por completo a la Iglesia Conciliar. Él mismo respalda la Misa del Novus Ordo y las falsas enseñanzas del Vaticano II. Él mismo ha promulgado el Nuevo Código de Derecho Canónico (1983). Él mismo ha practicado el falso ecumenismo y el herético indiferentismo religioso en Asís, Italia, el 27 de octubre de 1986, ¡por la atroz convocación de todas las falsas religiones del mundo para orar a sus falsos dioses por la paz mundial!
    Tan desagradaable como resulte este tema, los católicos tradicionales se encuentran confrontados por terribles y candentes preguntas:
    ¿Es la Iglesia Conciliar, la Iglesia Católica?
    ¿Es Juan Pablo II, como cabeza de la Iglesia Conciliar, un verdadero papa?
    El sedevacantista respondería sin vacilación e inequívocamente que no.
    Pensar de otro modo, responder que sí a las preguntas anteriores, sería implicar que la Iglesia Católica ha fallado en su propósito, que la Iglesia de Cristo no es infalible e indefectible, que el Papa no es la roca sobre la cual Cristo fundó su Iglesia, que la promesa del Cristo de estar con Su Iglesia “todos los días hasta la consumación del mundo”, y que la asistencia especial del Espíritu Santo le ha fallado a la Iglesia — conclusiones que ningún católico tradicional podría jamás mantener. Consideren la siguiente cita del Concilio Vaticano I (1870):
    “Porque los padres del Cuarto Concilio de Constantinopla, siguiendo fielmente los pasos de sus predecesores, hicieron esta solemne profesión: ‘La primera condicion para la salvación es mantener la norma de la verdadera Fe. Porque es imposible que las palabras de nuestro Señor Jesucristo, quien dijo: “Tú Eres Pedro, y sobre esta roca construiré mi Iglesia” (Mateo 16:18) no sean ciertas. Y su verdad ha sido probada por el curso de la historia, porque en la Sede Apostólica la religión católica siempre se ha mantenido pura y sus enseñanzas sagradas’. ...porque ellos se dieron cuenta de que esta Sede de San Pedro siempre se mantiene libre de cualquier error, de acuerdo con la divina promesa de nuestro Señor y Salvador hecha al príncipe de sus discípulos: ‘He rogado por ti para que tu fe no perezca, y tú, una vez conviertido, confirma a tus hermanos’ (Lucas 22:32)”.
    El Papa León XIII, en su encíclica Satis Cognitum, enseñó que la Autoridad Docente de la Iglesia no puede estar jamás en el error:
    "Si (el magisterio viviente) pudiera de alguna manera ser falso, le seguiría una evidente contradicción, porque entonces Dios mismo sería el autor del error."
    ¿Cómo puede un católico tradicional rechazar por una parte la Nueva Misa, las enseñanzas heréticas del Concilio Vaticano II y del Nuevo Código de Derecho Canónico (1983), y por otro lado continuar reconociendo como papa al mismo que oficialmente promulga e impone tales errores?
    Para considerar otro asunto más, ¿son la fe y el gobierno del católico tradicional los mismos que el de Juan Pablo II y su Iglesia Conciliar? ¿Creen los católicos tradicionales en las mismas doctrinas que Juan Pablo II y su Iglesia Conciliar acerca de la Nueva Misa, el falso ecumenismo y la libertad religiosa?
    ¿Están los católicos tradicionales sujetos a la jerarquía local y, por último, a Roma?
    El Papa Pío XII, en su encíclica El Cuerpo Místico de Cristo, enseñó:
    “Se entiende que todos aquellos que están divididos por la fe y el gobierno no pueden convivir en este único Cuerpo, y no pueden vivir la vida de su único Espíritu Divino”.
    ¿Están los católicos tradicionales unidos o divididos por la fe y el gobierno con la Iglesia Conciliar?
    El sedevacantista reconoce honestamente que su fe no es la misma que la de Juan Pablo II y su Iglesia Conciliar. Reconoce que no está sujeto ni sumiso a Juan Pablo II. Como católico tradicional, el sedevacantista cree y profesa todas las enseñanzas de la Iglesia Católica, y esta profesión de la verdadera Fé incluye un rechazo de las falsas enseñanzas del Vaticano II (“todas ya condenadas por la Iglesia en muchos documentos, oficiales y definitivos” — Arzobispo Marcel Lefébvre (29 de junio de 1976).
    Durante la primera oración del Canon de la Misa tradicional, que comienza el Te igitur, el sacerdote, en tiempos normales, recitaría una cum papa nostro N. (Uno con nuestro papa N.). ¿Qué significado tiene esta corta frase — una cum, uno con? Uno en la fe, uno en el gobierno, uno en la Misa y los Sacramentos — unidos — ¡éste es el significado! ¿Puede un sacerdote tradicional honestamente recitar en el Canon de la Misa que él es una cum Juan Pablo II? ¿En qué es él una cum Juan Pablo II? En las enseñanzas conciliares, en el gobierno, en la Nueva Misa oficial y los Sacramentos — ¿es realmente una cum?
    Una última consideración sobre este tema del sedevacantismo es la manera en que han ocurrido todas estas cosas. ¿Cuándo tuvieron lugar? ¿Cómo tuvieron lugar? Este es un asunto en que los mismos sedevacantistas difieren. Algunos sostienen que las elecciones pontificias fueron inválidas basadas en la Bula del Papa Pablo IV en 1559, Cum ex apostolatus:
    “Si alguna vez, en algún momento pareciera que... el Romano Pontífice se desviara de la Fe Católica o cayera en alguna herejía antes de asumir el Papado, dicha asunción, aún si fue hecha con el consentimiento unánime de todos los cardenales, quedará nula, inválida, y anulada; tampoco podrá decirse que se torne válida o se considere legítima en modo alguno, ni se piense dar a tales personas el poder de administrar asuntos temporales o espirituales, sino que todo lo dicho, hecho, y administrado por ellos carecerá de toda fuerza y no tendrá autoridad en lo absoluto ni derecho sobre persona alguna, y que tales personas por ese mismo hecho (eo ipso) y sin ninguna declaración requerida sea privado de toda dignidad, lugar, honor, título, autoridad, oficio y poder”.
    Algunos sedevacantistas citan el Código de Derecho Canónico (1917), Canon 188, No. 4:
    “Todos los puestos quedarán vacantes ipso facto (sin que se requiera una declaración) por renuncia tácita... #4 por abandono público de la Fe Católica”.
    Otros sostienen la opinión de San Roberto Belarmino en De Romano Pontifice (Capítulo XXX):
    “La quinta opinión (concerniente a un papa hereje) es por tanto verdadera; un papa que se manifieste hereje, por ese mismo hecho (per se) cesa de ser papa y cabeza (de la Iglesia), así como por lo mismo deja de ser cristiano (sic) y miembro del cuerpo eclesiástico. Este es el juicio de todos los primeros Padres, que enseñaban que los herejes manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción”.
    El Papa Inocencio III, citado por el teólogo Billot en su Tract. de Ecclesia Christi, pág. 610, dice:
    “La fe es para mí necesaria hasta el punto de que, teniendo a Dios como único juez en otros pecados, puedo sin embargo ser juzgado por la Iglesia por pecados que pueda haber cometido en asuntos de la fe”.
    Basta decir que el tema del papa es difícil, desagradable, y causa temor; sin embargo es un asunto importante y necesario que no puede evadirse.
    En conclusión, que no se diga que el sedevacantista rechaza el papado, el primado, o la Iglesia Católica. Por el contrario, es a causa de su creencia en el papado y el primado, la infalibilidad e indefectibilidad de la Iglesia Católica, que rechaza a Juan Pablo II y a su Iglesia Conciliar.
    Para el sedevacantista, la Iglesia Católica no puede fallar, ni ha fallado. La gran apostasía anunciada por San Pablo en su Epístola a los Tesalonicenses ha tenido lugar:
    “Que nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá el día del Señor sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios, haciéndose pasar por Dios.... Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene, a fin de que a su debido tiempo se manifieste. Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; con tal que quien ahora lo detiene, siga deteniendo, hasta que sea a su vez quitado de en medio. Y entonces se manifestará aquel inicuo...” (2 Tes. 2:3-8).
    ¿Quién es éste “que ahora lo detiene... hasta que sea a su vez quitado de en medio, y entonces se manifestará aquel inicuo”? Quizás el Papa León XIII tiene la respuesta en su Motu Proprio del 25 de septiembre de 1888, cuando escribió en su invocación a San Miguel:
    “Estos enemigos tan mañosos han llenado y embriagado con hiel y amargura a la Iglesia, esposa del Cordero inmaculado, y han colocado manos impías en sus posesiones más sagradas. En el mismo lugar santo, donde se alza la Sede del más santo Pedro y la Silla de la Verdad para luz del mundo, han levantado el trono de su más abominable impiedad con el inicuo concepto de que cuando al Pastor se le derribe, las ovejas podrán dispersarse”.
    "El nombre de España, que hoy abusivamente aplicamos al reino unido de Castilla, Aragón y Navarra, es un nombre de región, un nombre geografico, y Portugal es y será tierra española, aunque permanezca independiente por edades infinitas; es más, aunque Dios la desgaje del territorio peninsular, y la haga andar errante, como a Délos, en medio de las olas. No es posible romper los lazos de la historia y de la raza, no vuelven atrás los hechos ni se altera el curso de la civilización por divisiones políticas (siquiera eternamente), ni por voluntades humanas.
    Todavía en este siglo ha dicho Almeida-Garret, el poeta portugués por excelencia."Españoles somos y de españoles nos debemos preciar cuantos habitamos la península ibérica" .España y Portugal es tan absurdo como si dijéramos España y Catalunya. A tal extremo nos han traído los que llaman lengua española al castellano e incurren en otras aberraciones por el estilo."
    Marcelino Menéndez Pelayo.

  16. #16
    Avatar de Donoso
    Donoso está desconectado Technica Impendi Nationi
    Fecha de ingreso
    06 mar, 05
    Ubicación
    Bellatrix Castilla
    Mensajes
    5,184
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    “La quinta opinión (concerniente a un papa hereje) es por tanto verdadera; un papa que se manifieste hereje, por ese mismo hecho (per se) cesa de ser papa y cabeza (de la Iglesia), así como por lo mismo deja de ser cristiano (sic) y miembro del cuerpo eclesiástico. Este es el juicio de todos los primeros Padres, que enseñaban que los herejes manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción”.
    El meollo del asunto es este. Los últimos papas han manifestado en ocasiones opiniones públicas que son heréticas, pero ¿significa eso que se han manifestado herejes? Porque no es lo mismo. Uno sólo es hereje si tiene voluntad cierta y consciente de serlo, y eso no podemos saberlo. Esto era también lo que opinaba Mons. Lefebvre cuando decía que no nosotros sino un futuro Papa (y su correspondiente Inquisición añado yo) sería el que tendría que decidir si estos actuales papas lo fueron o no.

    Esto ha pasado antes en la historia de la Iglesia, papas que han opinado de forma contraria a la doctrina. Frente a ellos hubo personas que defendieron la fe y que luego fueron declarados Santo y Doctores. Pero sin dejar de reconocerlos como Papas. No hay Santos ni Doctores que fueran sedevacantistias.

    El sedevacantismo basa su determinación en una aplicación retorcida de la infalibilidad papal: asumen que todo lo que dice el Papa tiene el mismo valor infalible y obligatorio. Y eso no es así. Cosas como el falso ecumenismo o la libertad religiosa no son obligatorias de creer para nadie, por tanto uno puede perfectamente ignorarlas y combatirlas sin ser "rebelde" por ello (de hecho, la rebeldía estaría en aceptarlas contra la doctrina católica). Es lo mismo que hacen los modernistas cuando las asumen acríticamente y quieren obligar a los demás a aceptarlas con el argumento de que "lo dice/hace el Papa". Niet. No es suficiente.

    Como ya se dijo en otro hilo el problema es que la Inquisición no está haciendo su trabajo, que es el de dar claridad a estos asuntos. Pero la solución no pasa porque aquí nos autonombremos todos Inquisidores por ciencia infusa. Así no se va ninguna parte.
    Aquí corresponde hablar de aquella horrible y nunca bastante execrada y detestable libertad de la prensa, [...] la cual tienen algunos el atrevimiento de pedir y promover con gran clamoreo. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar cuánta extravagancia de doctrinas, o mejor, cuán estupenda monstruosidad de errores se difunden y siembran en todas partes por medio de innumerable muchedumbre de libros, opúsculos y escritos pequeños en verdad por razón del tamaño, pero grandes por su enormísima maldad, de los cuales vemos no sin muchas lágrimas que sale la maldición y que inunda toda la faz de la tierra.

    Encíclica Mirari Vos, Gregorio XVI


  17. #17
    Avatar de Litus
    Litus está desconectado "El nombre de España, que hoy
    Fecha de ingreso
    11 may, 05
    Mensajes
    843
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    A mi durante mucho tiempo el llamado sedevacantismo, me escandalizaba. Era algo incomprensible para mi, pero en estos momentos me parece que es lo mas logico, ya que sinono puedo compreder lo que eta pasando, y como creo que Dios jamas dejara a su Iglesia solo puedo culpabilizar a los hombres.

    A lo largo de la historia de la Iglesia han habido muchos Papas que han defendido herejias, pero hoy el problema ademas va asociado a la nueva forma de ordenar. Una cosa es que un obispo no tenga la jurisdicción, pero sigue siendo Obispo por muy heretico que sea, pero otra cosa es que a parte de ser hereje y no tener jurisdicción, su ordenación como tal sea mas que discutible. Este rito, en la parte latina se cambió sin sentido y argumentando mentiras, de la misma forma que nos cambio la misa y al final cambiamos de religión.

    Solo volviendo a la tradición recuperaremos a la verdadera Iglesia y eso no podremos hacerlo quedando bien con todos, ni con los conciliares, ni con los tradicionalistas que cogen de los conciliares lo que es parece y critican lo que no es de su agrado, o simplemente con los que únicamente quieren es que las aguas vuelvan a su cauce.

    Volviendo a la tradición y ordenando correctamente a todos se terminaria con el problema. Lo que pasa es es que eso supondria reconocer que todos estos años la Iglesia conciliar ha estado equivocada, y eso cuesta mucho de reconocer, amen que las instancias inernacionales masonicas con las que la Iglesia conciliar ha establecido sus alianzas en lo últimos tiempos no lo permitirian.
    "El nombre de España, que hoy abusivamente aplicamos al reino unido de Castilla, Aragón y Navarra, es un nombre de región, un nombre geografico, y Portugal es y será tierra española, aunque permanezca independiente por edades infinitas; es más, aunque Dios la desgaje del territorio peninsular, y la haga andar errante, como a Délos, en medio de las olas. No es posible romper los lazos de la historia y de la raza, no vuelven atrás los hechos ni se altera el curso de la civilización por divisiones políticas (siquiera eternamente), ni por voluntades humanas.
    Todavía en este siglo ha dicho Almeida-Garret, el poeta portugués por excelencia."Españoles somos y de españoles nos debemos preciar cuantos habitamos la península ibérica" .España y Portugal es tan absurdo como si dijéramos España y Catalunya. A tal extremo nos han traído los que llaman lengua española al castellano e incurren en otras aberraciones por el estilo."
    Marcelino Menéndez Pelayo.

  18. #18
    Alexandros está desconectado Miembro novel
    Fecha de ingreso
    31 dic, 09
    Mensajes
    2
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    Litus tiene razón.

    Las objeciones que se le plantean no son tales, y me temo que muchas de ellas ni siquiera son serias. Cuando se plantea esta cuestión, muchas veces falta orden y sobran vísceras... ¿Tan difícil es responder sosegadamente si se está tan seguro de defender la Verdad?

    Respondiendo a lo que se ha ido argumentando:

    - "¿Tú crees que Cristo va a dejar a su Iglesia huérfana por tanto tiempo (medio siglo ya)?" La Divina Providencia dispone y permite, y, por mucho que nos duela la realidad, la respuesta no pasa por evadirla y seguir la táctica del avestruz. En cuanto al período de vacancia de la sede apostólica, sólo Dios sabe cuánto durará. Ahora bien, no es tanto medio siglo; basta con repasar la Historia y, concretamente el cisma de Occidente.

    - "Las puertas del Infierno no prevalecerán": nadie discute que el triunfo final es de Cristo. Pero una cosa es esa, y otra que el camino sea de rosas; ¿o tampoco nos creemos el Apocalipsis (sin querer decir con esto que ya estemos llegando al final de los tiempos hoy día necesariamente).

    - "Si la Iglesia actual ya no es la de Cristo, ¿dónde está la otra? ¿Tú crees que Cristo abandonaría a su Iglesia por tanto tiempo? No creo que lo hiciera ni por un momento. Siempre quedará un resto fiel, aunque sean cuatro gatos.": Efectivamente, Cristo está con Su Iglesia siempre... pero no con las sectas que sostienen doctrinas heréticas. Como bien se dice, siempre quedará un resto (esa pusilla grex), pero eso no implica ni que tenga que ser mayor o menor, ni que sea toda o parte de la secta que profesa la doctrina del conciliábulo llamado Vaticano II. Será la que profesa, plena e íntegramente la Fe católica.

    - "Insiste Usted en llamar herejes a los Papas de Nuestra Santa Iglesia": precisamente lo que hace Litus es lo contrario. Negar la condición de Papa de quien profesa la herejía, tal y como ha enseñado siempre la Iglesia (además de los documentos magisteriales, alguno de ellos reproducido por Litus, puede revisarse a San Roberto Belarmino, a Santo Tomás de Aquino y ¡hasta a Balmes! Un hereje no es sujeto capaz de devenir en Romano Pontífice; tanto Roncalli como sus sucesores profesaron la herejía formal y explícitamente antes de su presunta ascensión al pontificado, dejando al margen la invalidez de los cónclaves que les escogieron, a partir de Montini.

    - "La Iglesia tiene la Congregación para la Doctrina y para la Fe (como otrora la Santa Inquisición) para decir quien es o no es hereje": parece que no se han captado en su plenitud las consecuencias del planteamiento de Litus. Quien sigue a un antipapa no es la Iglesia Católica, con lo que me temo que, a día de hoy, la Iglesia Católica no tiene ni Inquisición ni Santo Oficio ni Congregación para la Doctrina de la Fe en funcionamiento... Para los amantes de las curiosidades, pudiera ser interesante investigar un poco en ciertos movimientos que intentó en su momento el Cardenal Ottaviani, pero que no llegó a ejecutar finalmente (eventual deposición de Montini tras un proceso por herejía). Más allá de la anécdota histórica, no puede sacarse de ello ninguna conclusión, porque lo que no se hizo, no consta.

    - "Su comportamiento de independencia y preponderancia es tan modernista como los que acusa a los Papas y Obispos que hay referido": bueno, aquí ya se están juzgando intenciones. De todas formas, y en lo que se ve, la voluntad manifiesta de Litus es la adherirse plenamente al Magisterio católico, así que creo que no es justa la acusación.

    - "La solución no es dar la espalda a la Iglesia, sino acercarnos mas a ella para que juntos expulsemos a los que no sigan verdaderamente las enseñanzas de nuestro Redentor Jesucristo y asi impedir la decadencia del clero católico": no existe forma más segura de dar la espalda a Cristo y a Su Iglesia que seguir una doctrina que no es la suya y a la "jerarquía" de una secta herética (que carece por definición de jurisdicción, y, en este caso, incluso de orden, por defecto de forma en el rito).

    - "Si creemos en que la elección pontificia se efectúa con la inspiración del Espiritu Santo, sostener que los sucesores de Pío XII no son verdaderos papas resulta herético.": supongamos, por método, que los cónclaves que eligieron a los presuntos "papas" conciliares eran válidos. Negar que los papas allí elegidos sean papas no es herético en ningún caso, faltaría más. No se niega la inspiración del Espíritu Santo, inspiración de la que también goza, por ejemplo, un sacerdote cuando predica. Pero igual que un clérigo separatista en los 50 ó 60 desde su púlpito dominical podía "pasar" del Espíritu Santo para hacer apología de los "gudaris" etarras, el cónclave puede elegir, por error, a un sujeto incapaz de asumir el Pontificado. Por ejemplo, pertenecer a la Masonería, amén de conllevar la pena de excomunión, hace al masón como mínimo sospechoso de herejía. Recordemos, pues, el caso del cardenal Rampolla, elegido por el cónclave a la muerte de León XIII, masón grado 33, y que sólo pudo ser privado del pontificado por el providencial veto del emperador de Austria.

    - "Otro peligro del sedevacantismo es que al estar separado de la Iglesia no se puede participar de los sacramentos": esto no es así. Estando vacante la Sede Apostólica desde la muerte de Pío XII, lo que ya se ha perdido es la jurisdicción. Sin embargo, existen obispos y sacerdotes válidamente ordenados que, por lo tanto, pueden válidamente celebrar los sacramentos. Si además profesan íntegramente la Fe católica, les es plenamente lícito a ellos administrar los sacramentos y a los fieles católicos recibirlos, aplicando la epikeia y considerando el actual estado de necesidad. Lo que es evidente es que no estamos precisamente en una situación de "normalidad en la Cristiandad"...

    - "No se puede estar defendiendo una iglesia que no lo es sin su Papa a la cabeza, como el sedevacantismo. Si tanto te preocupa la Iglesia "conciliar" y "herética", no la molestes mas, que más te da a vos, te da igual, porque vos estás en la "verdadera Iglesia"...": Al margen del exabrupto, no se trata de molestar o no, supongo que Ltus actúa, entre otras cosas, por mera caridad. La presencia de un Romano Pontífice, por más deseable que sea (e imprescindible para determinadas cuestiones), no es condición sine qua non para la existencia de la Iglesia Católica, faltaría más. Entonces la Iglesia "desaparecería" con la muerte de cada Papa, o habría desaparecido en el Cisma de Occidente.

    - "Los últimos papas han manifestado en ocasiones opiniones públicas que son heréticas, pero ¿significa eso que se han manifestado herejes? Porque no es lo mismo. Uno sólo es hereje si tiene voluntad cierta y consciente de serlo, y eso no podemos saberlo.": lo que se está estableciendo aquí en el fondo es la famosa distinción entre hereje formal y hereje material. Quien profesa la herejía es siempre hereje, por definición, pero puede serlo sólo materialmente si lo hace sin intención y por ignorancia. Ahora bien, esta distinción no tiene cabida en el Romano Pontífice, precisamente porque la esencia del oficio petrino es la confirmación en la Fe de la grey católica. Tampoco cabe el alambicado recurso al "doctor privatum", del gusto de tantos, por la sencilla razón de que los documentos de Ratzinger, Wojtyla y cía., donde se profesa la herejía son claramente hechos por el supuesto Papa, y planteados ante el pueblo y la "jerarquía" como tales, no como ejercicios de poesía para un certamen o juegos de palabras...

    - "Esto ha pasado antes en la historia de la Iglesia, papas que han opinado de forma contraria a la doctrina.": por favor, indiquéseme cuáles. Los casos que más se traen a colación, los de Liberio y Honorio, no aplican. El caso de Liberio no está claro, ni mucho, porque parece que la fórmula que supuestamente suscribió es interpretable plenamente conforme a la Fe ortodoxa; otros niegan que suscribiese ninguna, y en determinados lugares se le venera como santo confesor. En cuanto a Honorio, que fue, efectivamente, excomulgado post mortem, la condena que estableción el III Concilio de Constantinopla fue matizada por el Papa (sin cuya confirmación sabemos que los concilios no gozan de infalibilidad). Frente a la acusación de hereje que lanzó el Concilio, lo que dejó establecido finalmente el Papa León II fue que Honorio permitió la herejía, pero no la profesó; obró como un negligente o un imprudente, pero no como un hereje. Si alguien me enseña un sólo documento pontificio anterior a 1958 en el que se contradiga el Magisterio de la Iglesia, mi vida será mucho más fácil: igual hasta me puedo ir a bañar al Ganges con los hindúes y me dejo de problemas...

    - "El sedevacantismo basa su determinación en una aplicación retorcida de la infalibilidad papal: asumen que todo lo que dice el Papa tiene el mismo valor infalible y obligatorio.": En absoluto. El Papa en lo temporal puede equivocarse, como se equivocó León XIII en el "ralliement", o el propio Pablo IV al combatir a los ejércitos españoles. Precisamente lo que sucede es lo contrario, en quienes sostienen, contrariamente a lo que se recoge en la Pastor Aeternus del Concilio Vaticano, que la infalibilidad papal sólo atañe a las definiciones dogmáticas o a las confirmaciones de los cánones conciliares. El Papa es infalible también cuando enseña doctrina católica, sin necesidad de estar definiendo nada.

    Un cordial saludo para todos.
    ReynoDeGranada dio el Víctor.

  19. #19
    Avatar de Agustiniano I
    Agustiniano I está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    26 may, 07
    Ubicación
    Capital Federal, Argentina.
    Mensajes
    433
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    Retractado. Y por eso editado. Favor de eliminar comentario, Donoso.

    Salud en Cristo a todos.
    Última edición por Agustiniano I; 31/12/2008 a las 18:54
    -- " ¡Dios, Patria y Familia... o muerte! " --

  20. #20
    Cristian está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    15 nov, 08
    Mensajes
    13
    Post Thanks / Like

    Re: Bula Cum ex apostolatus officio o cuando El Papa deja de ser Papa.

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Alexandros, coincido casi en su totalidad con su post. Me parece que este tema (que es sumamente importante para todo Catolico) no puede ser tratado con liviandad. Aquellos que rechazamos a Benedicto XVI como Papa, no lo hacemos por soberbia, o para aparentar algo, sino que lo hacemos con el alma destrozada porque no tenemos mas alternativa. La contradiccion (no sólo contrariedad) entre el Syllabus y la Lumen Gentium, por ejemplo, son patentes. Es metafisicamente imposible el aceptar como verdadero esos dos textos al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto. Cito sólo un ejemplo para no extenderme.
    No debemos olvidarnos todos aquellos que buscamos defender la tradicion, que, como lo afirmó el gran Pío IX: "Yo soy la Tradición", o sea que hablar de un Papa antitradicional es una contradiccion in terminis o simplemente oponer un Papa a la tradición (como hizo Mons. Lefebvre, a quien respeto mucho, por otra parte) o a otro Papa, simplemente no es de buen Católico, y a esto lo dice León XIII en una carta que le manda al Cardenal Guibert llamada "Epistola Tua" y q puede encontrarse en la seleccion de documentos juridicos de la BAC (si quieren despues la puedo postear, la verdad que no la tengo en este momento conmigo).

    In Domino et Domina

    Cristian

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo

LinkBacks (?)

  1. 08/05/2010, 15:55

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Del Sudoeste Español a la Conquista de los Andes
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 22/11/2009, 00:12
  2. Lo Que Significa Navarra (1)
    Por rey_brigo en el foro Navarra
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 29/01/2009, 01:19
  3. Informe sobre la cuestión de Gibraltar
    Por Lo ferrer en el foro Gibraltar
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 19/06/2006, 19:09
  4. Encíclica del Papa Benedicto XVI
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 09/02/2006, 19:46

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •