Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 4 de 4

Tema: Hallan en La Puebla de Cazalla y Sevilla documentos inéditos sobre Cervantes

  1. #1
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,649
    Post Thanks / Like

    Hallan en La Puebla de Cazalla y Sevilla documentos inéditos sobre Cervantes

    Hallan en La Puebla de Cazalla y Sevilla documentos inéditos sobre Cervantes

    EFE

    El investigador José Cabello descubre un manuscrito sobre el autor en el Archivo Municipal de La Puebla de Cazalla


    ABC
    Retrato de Miguel de Cervantes realizado por Juan de Jáuregui en el año 1600






    EFE
    El manuscrito firmado por Miguel de Cervantes







    Cuatro documentos relacionados con Cervantes que hasta ahora no habían sido estudiados, uno de ellos con un autógrafo del autor del Quijote, y que ofrecen nuevos datos sobre su vida, han sido hallados en archivos de Sevilla y de La Puebla de Cazalla (Sevilla) por el investigador José Cabello Núñez.
    Archivero de La Puebla de Cazalla, José Cabello ha explicado a Efe que encontró el primero de estos manuscritos en el archivo municipal de esta localidad sevillana, y que se trata de un convenio entre el Ayuntamiento y el propio Miguel de Cervantes para que este pudiera efectuar la requisa de trigo y cebada como comisario de la Hacienda Real.
    Ese primer documento, según el investigador, es de marzo de 1593, fecha en que, sin embargo, los biógrafos de Cervantes lo ubican en la ciudad de Sevilla sin ejercer ninguna actividad.
    El manuscrito menciona igualmente que Cervantes trabaja para el proveedor de la Flota de Indias Cristóbal de Barros, nombre que, según Cabello, tampoco figura en las biografías del escritor.
    Al mencionar el manuscrito la Flota de Indias, Cabello recurrió al Archivo de Indias de Sevilla, donde ha hallado otros dos documentos que tampoco habían sido estudiados, uno que sitúa a Cervantes en la Puebla de Cazalla entre febrero y abril de 1593 como comisario de abastos y otro que deja constancia de que el salario de Cervantes era entregado a una mujer llamada Magdalena Enríquez.
    Por último, Cabello ha encontrado en el Archivo de Protocolos de Sevilla el poder notarial por el que Cervantes, en efecto, facultaba a Magdalena Enríquez para cobrar sus honorarios como comisario de Abastos, que es el documento que lleva la firma del escritor.
    Para el investigador, este último es el hallazgo de más valor desde el punto de vista biográfico, ya que ha asegurado que los biógrafos de Cervantes no citan a Magdalena Enríquez, quien debió de tener una relación de confianza con el escritor, hasta el punto de que la autorizara para cobrar su salario.
    Según Cabello, en aquella época las mujeres no estaban autorizadas para realizar transacciones sin el consentimiento de un hombre, a no ser que fuesen viudas, por lo que ha considerado a Magdalena Enríquez una figura digna de estudio para aclarar su relación con Cervantes.
    Otra línea de investigación que deben abrir estos hallazgos, según Cabello, es sobre los servicios prestados por Cervantes a la Corona, ya que hasta ahora no había constancia de su trabajo a las órdenes de Cristóbal de Barros.
    El investigador ha explicado que Cristóbal de Barros y Peralta, entonces proveedor general en la Casa de Contratación de Sevilla para los galeones de la Armada y Flotas de la Carrera de las Indias, es considerado como el mejor constructor de navíos de guerra del reinado de Felipe II y artífice de la organización técnica de la escuadra española vencedora en Lepanto y de la Armada Invencible.
    Barros ostentó también el cargo de Superintendente de Fábricas, Montes y Plantíos de la Costa Cantábrica y tras ser nombrado fabricante mayor, pasó a Sevilla en el año 1592 como proveedor general de la Flota de Escolta de las Indias, y permaneció en la ciudad hasta su muerte en 1596.
    José Cabello tiene previsto publicar un artículo explicando estos hallazgos en un volumen que, con el título de «Trigo y aceite para la Armada, el comisario Miguel de Cervantes en el Reino de Sevilla», reunirá aportaciones de archiveros e investigadores de la provincia sobre la labor como comisario de abastos de Cervantes en La Puebla de Cazalla, Marchena, Osuna, Écija, Sevilla y Carmona, donde se conserva otro autógrafo de Cervantes hallado hace un siglo.
    Cervantes llegó a Sevilla cuando la ciudad era capital económica de un imperio y una de las ciudades más importantes y pobladas de Europa, además de puerto de Indias, si bien sus gentes vivían en penosas condiciones, como el escritor describe en algunas de sus novelas, y fue también en la cárcel de Sevilla donde cumplió condena por irregularidades en sus tareas recaudatorias.




    Hallan en La Puebla de Cazalla y Sevilla documentos inditos sobre Cervantes - ABC de Sevilla
    Última edición por Hyeronimus; 11/08/2014 a las 14:07

  2. #2
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    2,393
    Post Thanks / Like

    Re: Hallan en La Puebla de Cazalla y Sevilla documentos inéditos sobre Cervantes

    Notable el encuentro de esta documentación de Cervantes.
    Nunca había oído hablar de Magdalena Enríquez como vinculada a Cervantes, ni que Don Miguel le hubiese dado un poder para cobrar sus honorarios en el año 1593.
    Esto es aún más extraño, porque el 12 de julio de 1593, Cervantes firmo un amplio poder a favor de Juan de Salinas, para que lo representara en todos sus pleitos, causas civiles y criminales, negocios, etc.
    De modo que se torna enigmático este poder otorgado a Magdalena Enriquez cuya relación con Cervantes nos es desconocida.
    Otro dato interesante es la relación de Cervantes con Cristóbal de Barros y Peralta, de la cual yo no tenía ninguna noticia.

  3. #3
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,649
    Post Thanks / Like

    Re: Hallan en La Puebla de Cazalla y Sevilla documentos inéditos sobre Cervantes

    Aparecen más documentos inéditos sobre la actividad recaudatoria de Cervantes

    EFE








    Tras los cuatro hallados el pasado año, el investigador José Cabello Núñez ha encontrado otros dos que arrojan más luz sobre la vida cotidiana del escritor en Sevilla

    EFE



    Reproducción de un escrito cedido por el investigador José Cabello Núñez, archivero municipal de La Puebla de Cazalla (Sevilla),



    Dos nuevos documentos inéditos localizados en el Archivo de Indias de Sevilla ofrecen datos biográficos de Miguel de Cervantes, sobre su actividad recaudatoria en el antiguo reino de Sevilla y, por primera vez, lo ubican de manera oficial en las localidades de Osuna, Morón (Sevilla) y Villamartín (Cádiz).

    Los documentos han sido hallados por el investigador José Cabello Núñez, archivero municipal de La Puebla de Cazalla (Sevilla), siguiendo la pista de otros cuatro documentos inéditos sobre el autor del Quijote -uno de ellos con autógrafo- que ya localizó y se dieron a conocer el año pasado.


    El primero de los documentos hallados ahora es la orden de pago firmada el día 9 de noviembre de 1593 por Cristóbal de Barros, proveedor general de la Flota de Indias, dirigida al pagador Francisco de Agüero, para que éste entregara al comisario Miguel de Cervantes la cantidad de 19.200 maravedís.


    Esa cantidad era el salario que debía percibir Cervantes por los 48 días que se ocupó -entre el 21 de febrero y el 28 de abril de 1593- en sacar trigo y cebada de municipios de la comarca de Sevilla para la provisión de la Armada y los galeones de la Flota de la Carrera de Indias.


    Según la orden de pago, Cervantes recibió de Cristóbal de Barros la comisión el día 21 de febrero de 1593 por Cristóbal de Barros para sacar trigo para la fabricación de bizcocho, un pan de doble cocción con el que se proveía a los barcos.


    Bajo el texto de dicha orden de pago se transcribe literalmente el segundo de los documentos hallados, que es el texto íntegro de la comisión dada el 21 de febrero de 1593 por el referido proveedor general al comisario Miguel de Cervantes, que va certificado por Juan Sáenz de Egoen, secretario personal del proveedor.


    En la comisión se ordena a Cervantes que, llevando vara alta de Justicia y acompañado de su ayudante y bizcochero de Sevilla Juan Sáenz de la Torre, con el que aparece relacionado por primera vez, vaya a las villas de Carmona, Utrera, Arahal, Morón de la Frontera, La Puebla de Cazalla, Marchena, Paradas, Osuna y Villamartín.


    Y también se le faculta para que acuda a las ciudades, villas y lugares de Andalucía que le convengan hasta sacar 5.000 fanegas de trigo con el que fabricar bizcocho, 500 fanegas de cebada para los arrieros, 400 fanegas de garbanzos, 400 fanegas de habas y 300 quintales de queso para el abastecimiento de la Armada y la Flota de Indias.


    En este documento el proveedor considera a Cervantes una persona inteligente y de confianza para cumplir la comisión que se le encarga y exime de la obligación de entregar el cereal a las personas pobres o que tengan poco pan.


    También ordena en su escrito a todas las personas, cualquiera que fuera su condición, estado o calidad, que ayuden a Cervantes en todo lo que les pida, a los escribanos y alguaciles que usen y ejerzan sus oficios siguiendo las instrucciones del comisario y a los carceleros que tuviesen bajo su custodia a los presos que les entregue.

    Importancia de los documentos

    Según Cabello Núñez, la importancia de estos nuevos documentos radica en que es la primera vez que las localidades de Osuna, Morón de la Frontera y Villamartin aparecen citadas en documentación oficial de la época como lugares objeto de la visita personal de Cervantes, y constatan nuevas visitas de Cervantes a Carmona, Utrera, Arahal, Marchena y Paradas hasta ahora desconocidas.


    Si ya estaban documentadas las visitas realizadas anteriormente por Cervantes a Carmona (1588 y 1590), Utrera (1592), Arahal (1592), Marchena (1588, 1590 y 1592) y Paradas (1588), a partir de ahora hay que sumar las llevadas a cabo entre los días 21 de febrero y 28 de abril del año 1593, desconocidas hasta ahora.

    El historiador ha asegurado que, ahora, la búsqueda de datos en los archivos municipales y de protocolos notariales de esas poblaciones, centrada entre febrero y abril de 1593, podrán confirmar si la presencia del comisario Cervantes se produjo efectivamente, las vicisitudes que tuvo y las personas con las que pudo relacionarse en cada localidad.


    En el capítulo 49 de la segunda parte del Quijote -cuyo cuarto centenario se celebra este año-, titulado «De lo que le sucedió a Sancho Panza rondando su ínsula», Cervantes menciona las perdices de Morón, «las cuales sin duda hubo de degustar en la visita realizada en 1593», según Cabello Núñez.

    La transcripción de los dos nuevos documentos cervantinos se incorporarán a las actas de las jornadas celebradas en mayo de 2014 con el título «Trigo y aceite para la Armada, el comisario Miguel de Cervantes en el reino de Sevilla, 1587-1593», que se publicarán en el plazo de unos meses.





    Aparecen más documentos inéditos sobre la actividad recaudatoria de Cervantes - ABC de Sevilla

  4. #4
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,649
    Post Thanks / Like

    Re: Hallan en La Puebla de Cazalla y Sevilla documentos inéditos sobre Cervantes

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cervantes recorrió Sevilla en busca de cereal y aceite para la flota española

    Fernando Rodríguez Murube / Sevilla




    El historiador Julio Mayo Rodríguez halla un documento firmado por el propio Cervantes en un mesón de Utrera donde el escritor otorga poderes a un arriero


    ABC
    La firma de Cervantes


    Tras una estrategia de búsqueda documental muy meticulosa e innumerables horas de investigación, el historiador y archivero palaciego Julio Mayo Rodríguez ha acertado a localizar en el Archivo Provincial Histórico de Sevilla, en la sección de protocolos notariales, varios documentos que arrojan luz sobre la estancia de Miguel de Cervantes en Utrera. El más llamativo, sin duda, es el que recoge una de las ocho escribanías que tenía esta ciudad en 1593, donde aparece un documento firmado en el mesón Felipe de Rojas a través del cual el propio Cervantes otorga poderes a un arriero llamado Juan de Valbuena, para que este se encargue de recoger trigo y posteriormente acarrearlo a los puertos gaditanos.

    Lo más interesante es que aparece la firma autógrafa del autor de El Quijote en esa escritura, la cual arranca así: «Sepan cuantos esta carta vieran como yo Miguel de Servantes Saabedra vecino de la ciudad de Sevilla comisario de Su Majestad para proveimiento y bastimiento de los galeones y Armadas del Rey, nuestro señor, de la guardia de las Indias…».



    ABC
    Miguel de Cervantes


    El escritor viajó por la campiña sevillana con un salvoconducto, portando vara alta de justicia y acompañado de un séquito. En definitiva, era un comisario real al que se le había encomendado la tarea de hacer acopio de cereales y aceite para abastecer a los galeones de la flota española. Una vez fue declarado inepto para el ejercicio militar tras perder el brazo, es muy probable que continuara vinculado a la armada realizando labores de intendencia, siendo este el origen de sus privilegios y del importante salario que recibía.

    Esto indica que era una persona muy valorada y reconocida en el reino de Sevilla, tanto por su labor en la armada como por la grandiosidad de su obra literaria. Prueba de esto último es que en 1618, tres años después de publicarse la segunda parte de El Quijote, ya se hacen en Utrera mascaradas y cabalgatas donde salen representados Don Quijote y Sancho Panza. Toda esta información deja en evidencia a los historiados que conjeturan con la idea de que el «Manco de Lepanto» malvivió por tierras andaluzas.

    Esto indica que era una persona muy valorada y reconocida en el reino de Sevilla, tanto por su labor en la armada como por la grandiosidad de su obra literaria. Prueba de esto último es que en 1618, tres años después de publicarse la segunda parte de El Quijote, ya se hacen en Utrera mascaradas y cabalgatas donde salen representados Don Quijote y Sancho Panza. Toda esta información deja en evidencia a los historiados que conjeturan con la idea de que el «Manco de Lepanto» malvivió por tierras andaluzas.

    Según palabras de Julio Mayo, «estamos ante el documento definitivo que atestigua fehacientemente la presencia de Cervantes en Utrera». En esta misma investigación, el historiador ha conseguido, incluso, ensamblar la secuencia cronológica de la recogida de cereal para las galeras: desde el 21 de marzo hasta el 28 de abril estuvo Cervantes ocupado en recoger trigo y aceite para los galeones de la armada española por Carmona, Arahal, Morón de la Frontera, La Puebla de Cazalla, Marchena, Paradas, Osuna, Villamartín y Utrera. Aunque solo hay constancia documentada de su paso por Utrera, gracias a la estampación de su firma y rúbrica hallada ahora.

    Vuelca de tuerca a la historia

    Hasta hoy los biógrafos de Cervantes solo intuían que había tenido que ir a la campiña sevillana, basándose en unos documentos existentes en el archivo de Simancas (Valladolid), donde aparece marcado por el rey (a través de sus comisarios oficiales) un itinerario de recogida de trigo. En este sentido, cabe destacar que la ciudad utrerana fue la más importante del reino de Sevilla y una de las agrovillas más importantes de Andalucía; debido a su importante producción agrícola, a su vocación eminentemente americanista, a su tradicional vinculación con la armada española y a su privilegiado enclave geográfico, situado entre Sevilla y Sanlúcar.

    Este dato no es baladí. Y es que es la relevancia de Utrera en aquella época unida al itinerario pautado a Cervantes, es lo que pone a Julio tras la pista de esta ciudad como lugar elegido por el genial escritor para realizar las encomendadas gestiones de la zona. El municipio disponía de una estructura lo suficientemente importante como para recibir y hospedar a la cantidad ingente de personas que se dirigían andando hacia Sanlúcar de Barrameda para embarcar rumbo a América. Este masivo desplazamiento terrestre se debía a que las naves quedaban encalladas a orillas del Guadalquivir, lo cual determinó que las embarcaciones atracasen en Sanlúcar y toda la caravana de viajeros más su correspondiente cargamento se desplazara por vía terrestre.

    Cervantes recorrió Sevilla en busca de cereal y aceite para la flota española - ABC de Sevilla

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. La casa de Cervantes en Barcelona
    Por Hyeronimus en el foro Catalunya
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 11/07/2014, 13:57
  2. Miguel de Cervantes... català?
    Por Lo ferrer en el foro Catalunya
    Respuestas: 8
    Último mensaje: 21/10/2013, 01:42
  3. Respuestas: 5
    Último mensaje: 08/08/2012, 04:50
  4. El Cerco de Numancia. Miguel de Cervantes.
    Por Villores en el foro Literatura
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 14/05/2009, 19:33
  5. Crónica de la Conferencia sobre la L.O.E. en Sevilla
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/12/2005, 12:44

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •