Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 6 de 6

Tema: La Cuestión de Chipre

  1. #1
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,913
    Post Thanks / Like

    La Cuestión de Chipre

    El Problema de Chipre- RECORRIDO HISTÓRICO


    Debido a su posición estratégica, Chipre ha sido colonizado a lo largo de su historia por algunas de las potencias coloniales más influyentes del Oriente mediterráneo. Gran Bretaña fue, en 1878, la última potencia que ocupó Chipre, tomando la isla del Imperio Otomano. Los chipriotas, tanto griegos como turcos, han coexistido pacíficamente durante siglos, viviendo mezclados en pueblos, ciudades y lugares de trabajo.


    Aunque los greco-chipriotas siempre habían expresado su demanda por la autodeterminación nacional, ésta no fue satisfecha por la potencia colonizadora en el ambiente internacional previo a la II Guerra Mundial. Antes de esta guerra, la política de la dirección de los turco-chipriotas podría resumirse como una oposición a las aspiraciones nacionalistas de los griegos. El primer partido de la comunidad turco-chipriota, KATAK (Partido para la Protección de la Minoría Turca), formado en 1943, apoyaba la continuación del dominio colonial británico. Al año siguiente se fundó el Partido Nacional Turco, cuya ideología se inspiró en la República Turca.


    Lo que después fuera conocido como el Problema de Chipre apareció en los años inmediatamente posteriores a la II Guerra Mundial, que dieron comienzo a la demanda universal de autodeterminación y la subsiguiente crisis del sistema colonial. En 1955, después de que se ignoraran todas las peticiones de autodeterminación de los greco-chipriotas, éstos iniciaron una batalla tenaz por liberar el país del dominio colonial. El gobierno británico, incapaz de hacer frente al movimiento de liberación nacional en Chipre, comenzó a explotar el factor turco y animó a la intervención de Ankara. La política declarada de Turquía en relación con Chipre, que a principios de los cincuenta había apoyado el status quo colonial, empezó a cambiar a una política de partición de la isla según fronteras étnicas. El profesor Nihad Erim, designado por el Primer Ministro turco Adnan Menderes para formular una política que sirviera a Chipre, preparó y presentó en noviembre de 1956 un memorándum en el que proponía la división geográfica de la isla junto con una transferencia de población. Esta propuesta directa de limpieza étnica supondría la formación de dos entidades políticas independientes, una griega y otra turca, cada una de las cuales procedería a su vez a la unión política con Grecia y Turquía, respectivamente. Finalmente, el memorando apuntaba que Ankara debía participar en la seguridad del sector griego de la isla.


    El memorando del profesor Erim fue la base de la política de Ankara en los veinte años siguientes. La dirección nacionalista turco-chipriota se convirtió efectivamente en el instrumento para llevar a cabo la política de Turquía en Chipre. El cambio de la política del Partido Nacional Turco se reflejó en la adopción de un nuevo nombre: "Chipre es el Partido Turco". Lo que es más, funcionarios turcos ayudaron a la formación de organizaciones clandestinas turco-chipriotas, de Volkán y, posteriormente, de la TMT. Sus miembros procedían en primer lugar de las filas de la fuerza de seguridad paramilitar creada por la administración colonial y formada exclusivamente por turco-chipriotas, y su objetivo era luchar contra el movimiento de liberación nacional de Chipre. Con objeto de lograr una influencia total entre los turco-chipriotas, el TMT dirigió una campaña de terror asesino entre sus compañeros nacionales en los Sindicatos, que eran las instituciones más importantes en las que habían colaborado miembros de las dos comunidades para conseguir objetivos sociales y políticos comunes. Por tanto, la dirección de la TMT quería entrar en conflicto con los griegos como estrategia para la partición.


    En 1958, después de varios choques entre las dos comunidades y de que el gobierno británico propusiera un plan de partición, el movimiento de liberación nacional de Chipre, dirigido por el Arzobispo Makarios, aceptó como solución una independencia limitada, cuyas premisas habían sido elaboradas en Zúrich por los gobiernos de Grecia y Turquía.


    En concreto, la constitución, clasificaba a los ciudadanos en griegos y turcos. Los cargos electos fueron decididos en elecciones independientes. Surgían municipios independientes en cada ciudad y debían celebrarse elecciones independientes para todos los cargos públicos que se eligieran. Los cargos que debían ocuparse mediante designación y promoción, como la Administración y la Policía, habían de ser compartidos por griegos y turcos en una proporción de 70 a 30. En el ejército esta proporción se elevaba a 60/40. Se designaba un Presidente griego y un Vicepresidente turco, cada uno elegido por su comunidad respectiva. La comunidad turco-chipriota también gozaba de la posibilidad de veto tanto en la sección ejecutiva como en la legislativa del gobierno. El Vicepresidente turco podía bloquear las decisiones del Presidente, mientras que en la Cámara de Diputados las leyes fiscales, municipales y electorales requerían mayorías independientes.


    La dirección turco-chipriota utilizó todos sus privilegios constitucionales para bloquear decisiones del gobierno, dificultar la administración de la joven república y hacerla ineficiente. Sus razones últimas se presentaron en dos documentos absolutamente secretos, hallados en diciembre de 1963 en la oficina de Niazi Plumer, uno de los tres ministros turcos del gobierno. Estos documentos, que cubren un periodo que va desde octubre de 1959 a octubre de 1963, explicaban con gran detalle la política de la dirección turco-chipriota, según la cual los acuerdos de 1959 eran un periodo transitorio hacia la partición de la isla. En el memorando presentado por el Ministro de Asuntos Exteriores de la República de Chipre al Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de los Comunes de 27 de febrero de 1987 se adjuntan copias de dichos documentos como prueba.


    En 1963, después de que los miembros turcos de la Cámara de los Comunes rechazaran el presupuesto, el Presidente Makarios decidió presentar propuestas de reforma constitucional al Vicepresidente turco-chipriota para que las estudiara. A pesar del hecho de que el objetivo de sus propuestas era eliminar ciertas causas de fricción entre las dos comunidades y ciertos obstáculos para el buen funcionamiento y desarrollo del Estado, el gobierno de Ankara se opuso totalmente a las modificaciones, incluso antes de que los turco-chipriotas las estudiaran. La dirección turco-chipriota siguió su ejemplo. En diciembre de 1963 surgieron tensiones cuando coches de la policía utilizados por agentes turco-chipriotas sospechosos de estar involucrados en la distribución de armas se negaron a someterse a una inspección del gobierno.


    En diciembre de 1963 hubo diversos conflictos armados en Chipre. Justo después de producirse, la dirección turco-chipriota pidió abiertamente la partición. Los policías y funcionarios turcos se retiraron de sus puestos en masa y Ankara amenazó con invadir la isla. El gobierno, que se enfrentaba a una amenaza gravísima para la existencia de la República, trató de contener la insurrección, pero no pudo hacer mucho por evitar que civiles armados de ambos lados participaran en los enfrentamientos. Los casos en que estas tropas irregulares no supieron distinguir entre combatientes y no combatientes tiñeron el conflicto de violencia sectaria y ambas comunidades perdieron vidas inocentes.


    Estos sucesos trágicos pero aislados fueron utilizados por la propaganda de los jefes nacionalistas turco-chipriotas para difundir que las dos comunidades no podían vivir juntas, a pesar de la gran responsabilidad que tuvo la dirección en la situación política. Un gran número de turco-chipriotas se retiró a enclaves, en parte como consecuencia de las hostilidades ocurridas, pero en su mayoría debido a los esfuerzos de la dirección nacionalista por forzar una partición de facto de la isla. De este modo, la dirección nacionalista turco-chipriota se había vuelto contra los miembros de su comunidad que defendían la cooperación entre las dos comunidades.


    Incluso antes de la crisis de Navidad de 1963, en abril de 1962, dos editores de "Chumhuriet", un periódico escrito en turco que aboga por la colaboración entre las dos comunidades, fueron abatidos a tiros en circunstancias que hacían sospechar de la TMT. En abril de 1965 otro eminente turco-chipriota, encargado de la sección de los sindicatos bicomunales, cayó en una emboscada de la TMT y fue asesinado. Esta política de intimidación asesina contra defensores de la colaboración entre comunidades continuó durante los años de la independencia.


    El modelo de asentamiento en los enclaves no siguió necesariamente la distribución de la población turca. Los turcos intentaron con algún éxito ocupar puntos estratégicos, como el enclave de Kokkina en la costa del norte, a través del cual se transportó personal militar y armamento a la isla desde Turquía, así como el castillo medieval de San Hilarión, que domina el camino que une la capital con la ciudad costera de Kyrenia. El contingente militar turco organizó el mayor enclave, en abierta violación del Tratado de Garantía, abandonando su campamento y viniéndose a asentar al norte de la capital, con lo que bloqueaban el camino entre Nicosia y Kyrenia. Para Turquía, estos enclaves eran fundamentalmente cabezas de puente para facilitar la invasión planeada. De hecho, cuando en agosto de 1964 el gobierno intentó contener la cabeza de puente de Kokkina, la fuerza aérea truca bombardeó con napalm la Guardia Nacional y los pueblos griegos circundantes, amenazando con invadir la isla.


    El otro objetivo importante al que ayudaron los enclaves fue la separación política y física de las dos comunidades. A pesar de que la dirección turca decía estar preocupada por su comunidad, la política de segregación forzosa creó una situación de penuria económica y mala situación política para la masa de turco-chipriotas. Este hecho fue recogido en los informes sobre Chipre del Secretario Nacional de la ONU:
    "En realidad, como la dirección turco-chipriota tiene por objetivo político separar física y geográficamente a las dos comunidades, no es probable que aliente las actividades de los turco-chipriotas, pues podría interpretarse que demuestran las ventajas de una política alternativa. El resultado ha sido una aparente política intencionada de autosegregación de los turco-chipriotas (S/6426, Informe de 10.6.1965, p. 271)".


    Los llamamientos a la paz y la reconciliación con los greco-chipriotas fueron silenciados. Todavía en 1973, el jefe del Partido Republicano, Eichan Berberoglu, que había decidido presentarse a las elecciones frente a Rauf Denktas, se vio finalmente forzado a retirarse debido a las presiones ejercidas por el embajador turco y la TMT.


    El pretexto de Turquía para imponer sus planes de secesión llegó con el golpe de estado de 15 de julio de 1974 que llevó a cabo la junta militar de Atenas contra el gobierno electo del Presidente Makarios. El 20 de julio, bajo el pretexto de actuar según el artículo 4 del Tratado de Garantía, las fuerzas armadas turcas efectuaron una invasión de Chipre a gran escala. Aunque esta invasión violaba todas las normas de legalidad internacional, incluida la Carta de Naciones Unidas, Turquía procedió a ocupar el norte de la isla y a expulsar a sus habitantes greco-chipriotas. A finales del año siguiente, la mayoría de los turco-chipriotas que vivían en las zonas que quedaban bajo control de la República habían marchado también a la parte de Chipre ocupada por el ejército turco. Así, la política de partición y expulsión forzosa de la población emprendida por Ankara veinte años antes había acabado ejecutándose. El coste humano fue inmenso. Miles de greco-chipriotas murieron o quedaron mutilados como consecuencia de la acción invasora del ejército turco. Lo que es más, hasta hoy no se sabe la suerte que han corrido aproximadamente 1.500 personas, que siguen en paradero desconocido. 1.493 de estos casos fueron enviados al Comité de Personas Desaparecidas, que actúa bajo los auspicios de las Naciones Unidas, para su investigación. Más del 36% del territorio de la República de Chipre, que representa un 70% de su potencial económico, fue ocupado por el ejército turco. Un tercio de los greco-chipriotas pasaron a ser refugiados en su propio país, y hasta el día de hoy las autoridades de ocupación turcas les impiden volver a sus casas. En un esfuerzo por modificar la estructura demográfica del país, Ankara ha instalado en Chipre a más de 160.000 colonos de la Anatolia turca. Debido a la emigración en masa de los turco-chipriotas de la zona ocupada, el número total de tropas turcas y colonos es ahora mayor que el de los turco-chipriotas que quedaron.


    Las Naciones Unidas, en diversas resoluciones de la Asamblea General y el Consejo de Seguridad, han exigido respeto a la independencia, unidad e integridad territorial de Chipre, el regreso de los refugiados a sus casas y la retirada de tropas extranjeras de la isla. Turquía y la dirección turco-chipriota han incumplido invariablemente todas estas resoluciones. Dos Acuerdos de Alto Nivel han puesto las bases para una solución al Problema de Chipre. Ambos acuerdos (entre el Presidente Makarios y el líder turco-chipriota Sr. Denktash, en febrero de 1977, y entre el Presidente Kyprianou y el Sr. Denktash en mayo de 1979) se firmaron bajo los auspicios del Secretario General de Naciones Unidas y proporcionaron una solución al problema conforme con las resoluciones de Naciones Unidas.


    La prueba más sorprendente de la falta de voluntad del partido turco por buscar una solución que se adecuara a la política de Naciones Unidas se dio el 15 de noviembre de 1983, cuando, para consolidar su dominio de la zona ocupada, la dirección turco-chipriota declaró unilateralmente la zona Estado independiente, con el nombre de "República Turca del Norte de Chipre". A pesar de que este acto ha sido condenado por la ONU y de que ningún otro país aparte de Turquía ha reconocido esta entidad secesionista ilegal, la situación continúa.


    Aunque desde 1977 se han celebrado numerosas rondas de negociaciones bajo los auspicios de Naciones Unidas, no han dado ningún resultado, dado que la parte turca se niega a cumplir las resoluciones de Naciones Unidas. En enero de 1989 el gobierno de Chipre presentó unas "Marco de Propuestas Generales para el establecimiento de una República Federal y la Solución del Problema del Chipre". Otra demostración de la voluntad del gobierno de buscar una solución justa a esta cuestión fueron las propuestas del Presidente Clerides de 17 de diciembre de 1993, según las cuales la República estaba preparada para disolver la Guardia Nacional y entregar todas sus armas a la custodia de las Fuerzas de Naciones Unidas para el Mantenimiento de la Paz en Chipre.


    El partido turco desoye continuamente la opinión internacional sobre Chipre, e insiste en seguir una política de legitimación del status quo impuesta mediante el uso del poder militar que la comunidad internacional considera inaceptable. Con ello el partido turco sigue violando los derechos humanos de los chipriotas, enfrentándose a las sentencias y dictámenes de las instituciones internacionales más autorizadas. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos deliberó sobre un caso importante al respecto, el de Loizidou contra Turquía. En dos juicios sucesivos, el tribunal halló culpable a Turquía de denegar a la Sra. Loizidou acceso a su propiedad en la Kyrenia ocupada, y ordenó el pago de una indemnización por daños y perjuicios. El mismo tribunal, en una sentencia de 10 de mayo del 2001, en la Cuarta Demanda Interestatal de Chipre contra Turquía, halló culpable a esta última de violaciones masivas de los derechos humanos en la parte ocupada de Chipre.


    EMBAJADA DE LA REPÚBLICA DE CHIPRE EN MÉXICO - El Problema de Chipre
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  2. #2
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,913
    Post Thanks / Like

    Re: La Cuestión de Chipre

    Enosis Chipre-Grecia


    Publicado el 04/04/2013 por jromero


    Famagusta, barrio de Varosha, lunes 1 de abril; a diferencia de otros lugares de la isla de Chipre nadie se agolpa ante los cajeros electrónicos, las calles están tranquilas, no hay tráfico, los ajados bloques de viviendas traslucen una paz fantasmal; en realidad se debe a que en el barrio de Varosha no hay cajeros, ni siquiera chipriotas se trata de una barrio fantasma, abandonado, despoblado tras la invasión turca del norte de Chipre, cuyas autoridades decidieron sellarlo desde que los tanques turcos entraron en el mismo allá por el 15 de agosto de 1974. Así, todavía es posible encontrarnos bares con botellas vacías sobre sus empolvadas barras, coches de aquella época en sus garages y en un concesionario Toyota, ropa en los armarios de las viviendas… testigos mudos de una población que huyó precipitadamente creyendo regresar pronto para, en realidad, no hacerlo nunca, una de esas tragedias del pasado siglo XX que apenas nadie recuerda.

    image.jpg


    Terminal abandonada de Varosha. Un barrio detenido en el tiempo, testimonio de la partición de la isla


    Este escenario fantasmal, propio de una película apocalíptica, es una de las muchas peculiaridades que encierra esa pequeña isla del Mediterráneo Oriental que ha saltado a los medios de comunicación en las últimas semanas a raíz del polémico rescate a su banca y que nos ha hecho respirar agitadamente a muchos pequeños ahorradores europeos. Conocemos poco de Chipre, así que Hagamos Memoria y adentrémonos en la historia reciente de esta isla para poder comprender algunas de las claves de su situación actual que ha conmovido los cimientos de la unión monetaria europea.


    Quizás lo primero que podría llamarnos la atención es que Chipre es, junto con Malta, el país miembro de la Unión europea con un pasado de dominación colonial más reciente; hasta 1960 era una colonia inglesa entregada por el Imperio Turco tras el Congreso de Berlín de 1878. Para los británicos era una posición estratégica fundamental para proteger el acceso al Canal de Suez por lo que apenas hicieron concesiones al autogobierno de la isla; además, decidieron no tocar el problema más espinoso que existía en la isla, la división étnica-religiosa en dos comunidades difícilmente reconciliables la grecochipriota (mayoritaria y de religión ortodoxa) y turcochipriota (mayoritaria en el norte de la isla y de religión musulmana). Pero es que, encima, para complicar aun más el problema de balcanización de la isla, es que los grecochipriotas, más que la independencia lo que deseaban era la unión con Grecia, la Enosis.


    El deseo de unión de Chipre con Grecia venía de lejos; desde que apareció el nacionalismo griego este tuvo una vocación panhelenística, es decir, un deseo de formar una gran nación griega que agrupase a los lugares de cultura griega, con los que tenía lazos lingüísticos y religiosos; y uno de esos lugares era Chipre. Dentro de la propia sociedad chipriota, quizás el grupo que más alentaba estos sentimientos de la Enosis era el propio clero Ortodoxo; esto explicaría que, de un lado, los sacerdotes ortodoxos se convirtieron en la vanguardia del independentismo, teniendo como cabeza más visible al Arzobispo Makarios III; por otro, dejó sentadas las bases de una enorme influencia de la Iglesia Ortodoxa en la sociedad y política chipriota, testimoniada en aspectos como la prohibición de construir casinos en la isla o por el hecho de que tomase la iniciativa de hipotecar parte de sus propiedades y convertirse así en avalista del estado.




    Makarios III, padre de la patria chipriota por la que incluso estuvo recluido en las islas Seychelles. Carismático y sempiterno presidente del país, sin embargo, careció de habilidad para integrar a la minoría turca en el país.


    Por tanto, la historia reciente de Chipre ha estado aprisionada por estos hechos: una posición clave en el Mediterráneo (tras la independencia, el Reino Unido se quedó con dos bases y muy pocas ganas de soltarlas) algo que en el contexto de la guerra fría era algo a considerar, una minoría turca no asimilada y unos deseos poco disimulados de unirse a Grecia en la comunidad grecochipriota. En definitiva, un coctel que adivinaba un futuro muy complicado al nuevo país. Si a lo anterior sumamos que ambas comunidades de la isla tenían detrás a Grecia y Turquía, con la peculiaridad de ser ambas miembros de la OTAN (lo que dejaba a los EEUU en una difícil posición) tendremos los ingredientes del drama que estaba por venir.


    Así, aunque en 1960 Chipre logró la independencia, esta fue una libertad en cierta manera tutelada ya que Ankara, Antenas y Londres debían ser informadas de todos los pasos del nuevo Estado. Aunque en el gobierno entraron ambas comunidades, los problemas de entendimiento eran evidentes ya que el objetivo final de cada una estaban contrapuestos, siendo el grecochipriota unirse a Grecia y el turco-chipriota el de dividirse y unirse a Turquía (la llamada Taksim). De esta manera no hubo manera de sacar adelante una constitución consensuada, conflictos para nombrar los cargos del nuevo estado, elaborar presupuestos…


    Esta tensión llevó tanto a resoluciones de la ONU como a la intervención de los EEUU (que cada vez apoyaban más los intereses turcos ante lo vital que para ellos era la amistad de Turquía; recordemos, uno de sus principales clientes en el mercado armamentístico y el único miembro de la OTAN con frontera con la Unión soviética). Mientras, Makarios, elegido nuevo presidente y convertido la figura que simbolizaba a la República, mantenía sus planes para conservar la unidad de la isla, por un lado (recurriendo incluso a un tímido acercamiento al bloque comunista y a Nasser para contrarrestar el apoyo de los EEUU) y, por otro, para seguir adelante con la Enosis.


    Sin embargo, el elemento que hará saltar por los aires el frágil equilibrio en Chipre no se produjo en la propia isla sino en Grecia; tras el golpe de los coroneles en 1967 (y la expulsión del rey Constantino en 1973 al intentar dar una especie de contragolpe que desembocó en la República) las ansias intervencionistas griegas en los asuntos chipriotas se acentuaron cada vez más Esto desembocó en un golpe de estado de la Guardia Nacional chipriota (con apoyo de los militares griegos) que destituyó a Makarios y trató de forzar la Enosis; alarmada, Turquía optó en 1974 por invadir Chipre ante las angustiosas llamadas de auxilio de los turcochipriotas.


    La invasión turca fue casi un paseo militar, ocupando el norte de la isla sin apenas problemas (un 36% de la isla), incluyendo Famagusta (la segunda ciudad del país y de la que se produjo un gigantesco éxodo de 45.000 greco-chipriotas) y la mitad de la capital, Nicosia, antes de firmarse el alto el fuego, quedando ambas zonas separadas por la conocida como Línea Verde que consagraba la división del país. Las consecuencias de esta guerra fueron varias; para el régimen militar griego fueron sus Malvinas particulares, ya que ante el descrédito se vino abajo y se produjo la reinstauración de la democracia. En la zona ocupada por los turcos, se proclamó en 1983 la República Turca del Norte de Chipre, estado laico y federal reconocido internacionalmente hoy día sólo por Ankara.

    image.jpg


    Mapa de Chipre tras la invasión turca del norte y la división del país, hecho que sigue marcando la realidad de esta isla mediterránea


    Pero, sobre todo, en la República de Chipre este asunto pasó a monopolizar absolutamente la vida política. Desde este momento el debate en el país no fue ya la Enosis, la unión con Grecia, sino el logro de la reunificación y el cómo conseguirla; de hecho, los movimientos de los sucesivos gobiernos chipriotas han estado encaminados a lograr este objetivo mediante la mediación de la ONU. Pero lo cierto es que el problema se enquistó, ya que Chipre pretendía que Naciones Unidas garantizase la independencia de la isla (renunciando a la Enosis) los turcos del norte preferían un estado federal, con lo que el problema no hizo sino complicarse cada vez más Por si fuera poco, Turquía empezó a favorecer la llegada de colonos a la isla (hasta llegar a la situación actual en la que viven en el norte más turcos continentales que turcochipriotas ), Grecia continuó incordiando y el gobierno de Nicosia empezó a explorar otros medios.


    Así, los gobiernos chipriotas siguieron dos estrategias aparentemente complementarias y que configuran el actual drama chipriota. De un lado, un acercamiento a la Unión Europea con vistas a su adhesión, estando esta patrocinada por Grecia (que lograba así entorpecer de paso la incorporación de Turquía a la UE) y por los países del norte de Europa, que veían así la posibilidad geoestratégica de aumentar el peso de la UE en la zona mediterránea del próximo oriente; así, los entonces Quince, tras muchas discusiones, aceptaron la incorporación de la parte griega de la isla. Por otro lado, un aproximación a la Rusia post comunista con la que existía una identificación religiosa (la ortodoxa) y a la que se veía como un contrapeso al apoyo de los EEUU a Turquía. Esta cada vez la mayor cooperación con los rusos trajo consigo tanto un aumento de las inversiones en la isla, atraídas, más si cabe, por el descubrimiento de gigantescas reservas de gas natural por la que se interesó la empresa rusa Gaszprom, pero sobre todo, por los bajos impuestos de los que gozaban los bancos chipriotas, que tendrían el atractivo añadido de estar en la zona euro.


    ¿Qué consecuencias ha tenido todo esto? De un lado Chipre endureció su postura respecto a la unificación de la isla; ante el plan de la ONU propuesto por Kofi Annam para solventar el conflicto, los dirigentes grecochipriotas no lo apoyaron en el referéndum que se celebró en la isla, siendo rechazado en el sur, mientras que obtuvo el sí en el norte y empezaron a jugar demagógicamente con el mismo; además, como miembro de pleno derecho de la UE y del euro, el gobierno chipriota adquirió la capacidad de vetar o bloquear la incorporación de Turquía a la unión, utilizando esa carta para presionar en la cuestión de la reunificación.


    Los temas referentes a la reunificación empezaron a monopolizar el debate político chipriota, desde actos simbólicos como la apertura de pasos en la línea verde o el paso de población de una zona a otra de la isla, o el que en las sucesivas elecciones presidenciales chipriotas el punto más relevante de su programa fue su postura ante la partición de la isla (por ejemplo, Demetrias Cristofias, comunista, venció en buena medida en las elecciones del 2008 gracias sobre todo la su promesa de solucionar el problema ante el estancamiento que se había producido con su predecesor Tassos Papadopoulos). Así, otros temas, como el elevadísimo gasto público (multiplicando el déficit por 5 en 10 años y duplicando su deuda), los crecientes niveles de desempleo, el crecimiento de la delincuencia, los desequilibrios de la economía del país, fundamentada casi exclusivamente en el sector turístico o financiero, fueron obviados por una opinión pública polarizada por el tema de la división de la isla y que votaba y controlaba a sus políticos teniendo en cuenta sólo este registro.


    Y en esto vino la crisis económica en su vertiente bancaria que ha devastado las economías del sur de Europa y entre ellas la chipriota, que tenía sus propios problemas. Esta es ya una historia conocida así que no nos prolongaremos aquí hablando de ella. Sólo señalar una curiosa ironía histórica: Chipre, la parte greco chipriota, no ha logrado la ansiada unidad de la isla, pero sí ha logrado una curiosa Enosis, la unión con Grecia. Ahora, ambos son países intervenidos y rescatados por la UE, ambos tienen un sector bancario hundido, ambos son países endeudados cuyo único horizonte son los ajustes, el desempleo y la emigración. El sueño de Makarios se ha producido, Grecia y Chipre han logrado la Enosis … en la pobreza.


    Pd. Enlace de los datos de Eurostat sobre Chipre http://www.cystat.gov.cy/mof/cystat/statistics.nsf/All/77F7F7493CC4EBBEC2257705004843DB/$file/CYPRUS_IN_FIGURES-2011_12-EN-090712.pdf?OpenElement
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  3. #3
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,913
    Post Thanks / Like

    Re: La Cuestión de Chipre

    ENTREVISTA CON EL PRESIDENTE DE CHIPRE

    Dimitris Christofias: "Turquía no hace nada para solucionar el problema de Chipre"

    Jueves, 7 de octubre - 00:00h.

    El 1 de octubre Chipre conmemoró el 50º aniversario de su independencia y solo dos días después, el pasado domingo, el presidente de esta República, Dimitris Christofias, viajó a Barcelona para participar en el encuentro internacional de la Comunidad de Sant'Egidio. Dirigente del Partido Progresista del Pueblo Trabajador (AKEL, comunista), Christofias ha sido siempre un decidido partidario de la reunificación de la isla, dividida desde la invasión turca de 1974. Por eso su elección como presidente en el 2008 avivó las esperanzas de una solución negociada con el entonces líder turcochipriota Mehmet Alí Talat. Pero el pasado abril, el nacionalista Dervis Eroglu desplazó a Talat de la presidencia de la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre (reconocida solo por Turquía) y las cosas parecen más complicadas.


    - ¿Qué ha cambiado en la negociación desde la elección de Eroglu?


    - El hecho de que continuemos las negociaciones no significa que no haya cambiado nada. Con Talat a veces nos peleábamos, pero logramos acuerdos en algunos aspectos fundamentales. Por ejemplo la gobernanza: qué competencias serían del Gobierno central y cuáles de las unidades regionales. Porque acordamos que Chipre sería un Estado federal unido, con soberanía única, ciudadanía única y una sola personalidad internacional. La continuación de la división no beneficia a ningún chipriota.


    - ¿Y estos acuerdos se mantienen en la negociación con Eroglu?


    - Con Eroglu dijimos en una declaración que la negociación continuaría desde donde la dejamos con Talat, pero eso ya se verá en las propias negociaciones. Quiero creer que será así. Ahora hemos comenzado con el aspecto más crucial del problema: la propiedad. La solución global depende en gran parte de que logremos un acuerdo sobre esta cuestión.


    - Siempre fue lo más difícil....


    - Cuando has sido expulsado de tu casa y de las tierras en las que tus antecesores han vivido durante generaciones, no resulta fácil renunciar a ellas. Pero una cosa son los derechos y otra la forma de ejercerlos.


    - Había sobre la mesa tres posibles vías alternativas: la devolución de la propiedad, el intercambio de propiedades, o la compensación.


    - Esta es nuestra posición. La gran discrepancia que tenemos con Eroglu es que él quiere que la compensación sea la vía principal. No da prioridad al propietario, sino al que ocupa la vivienda, a los turcochipriotas, incluso a los colonos llegados de Turquía. Esto no es compatible con la legalidad internacional.


    - O sea que la negociación va mal.


    - Eroglu hizo promesas exageradas durante su campaña electoral. Prometió a los turcochipriotas que viven en casas de grecochipriotas y a los colonos que podrían quedarse. Ahora es prisionero de esas promesas. Para hacer más fácil el tema de la propiedad, le sugerí conectar esta cuestión con algunos ajustes territoriales. Él lo rechazó y creo que eso es una falta de buena voluntad. Incluso le sugerí que algunos colonos puedan quedarse, pero él quiere que todos los colonos se queden en Chipre, y eso no puede ser.


    - Su partido, Akel, está a favor de la reunificación pero fue en gran parte el responsable de que, en abril del 2004, los grecochipriotas rechazaran en referendo el plan de la ONU (Plan Annan). ¿No se perdió una oportunidad histórica?


    - El Plan Annan fue edificado por arquitectos extranjeros sin una participación real de los chipriotas y en la cuestión de las propiedades era injusto. En cuanto a la gobernanza, no hubiera funcionado. Nosotros pedimos aplazar el referendo seis meses para mejorar algunos aspectos. Pero por desgracia Turquía vio la oportunidad de apuntarse un tanto. La misma noche del rererendo Erdogan dijo que era la mayor victoria de la diplomacia turca en 50 años.


    - ¿Y si el ingreso de Chipre en la Unión Europea hubiera estado condicionado a la reunificación? ¿Qué opción hubiera elegido ante tal disyuntiva?


    - Pues ni Plan Annan ni Unión Europea. Hubiera elegido Chipre.


    - Ahora el contencioso de Chipre bloquea las negociaciones de Turquía con la UE...


    - ¿Y esto a usted le preocupa?


    - Yo solo pregunto...


    - Turquía no hace nada positivo para solucionar el problema de Chipre. Nosotros hemos hecho grandes concesiones; por ejemplo, aceptando un Estado federal. El gran obstáculo de Turquía en su camino a la UE es la propia Turquía. No hace más que enviar más colonos y hacer más construcciones. Es mi país el que está ocupado.


    Dimitris Christofias: "Turquía no hace nada para solucionar el problema de Chipre" - Internacional - El Periódico
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  4. #4
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,913
    Post Thanks / Like

    Re: La Cuestión de Chipre


    Diez claves para entender Chipre


    ANTONIO FRAGUAS | 29/03/2013 |



    Ese país que muchos sólo conocen por Eurovisión y del que tanto se habla hoy en los periódicos y radios de España, Chipre, es un lugar muy peculiar desde el punto de vista histórico, cultural y político. Siguiendo la discutible teoría del ‘choque de civilizaciones’ de Samuel P. Huntington, por Chipre pasan al menos tres líneas de fractura entre civilizaciones. En realidad, no se puede entender bien qué se juega no ya Europa, sino Occidente, en Chipre sin conocer 10 claves de las que casi ningún medio habla y que hacen que lo que ocurra en la pequeña isla del Mediterráneo tenga implicaciones geopolíticas, económicas y religiosas a escala global.


    1. Un país tutelado…


    La República de Chipre existe desde 1960. Antes estaba bajo dominio británico y todavía antes pertenecía al Imperio Otomano. Su independencia fue acordada y tutelada por tres Estados garantes: Reino Unido, Turquía y Grecia. Chipre pertenece a la Commonwealth y conserva algunas costumbres de Reino Unido. Londres mantiene dos bases militares en terreno que sigue perteneciendo a Reino Unido.


    2. …y dividido


    Es conocido que el norte de Chipre fue invadido en 1974 por Turquía, como respuesta al intento de un grupo de grecochipriotas de extrema derecha (nacionalistas griegos) que, aliados con el Gobierno golpista de Atenas -la Junta- buscaban la anexión de Chipre a Grecia. La llamada ‘Énosis’. Actualmente, la denominada ‘zona libre’ de la isla es en la que opera la República de Chipre, reconocida internacionalmente y miembro de pleno de derecho de la ONU. El tercio ocupado se autodenominó República Turca del Norte de Chipre (RTNC), un territorio sólo reconocido por Turquía, que ocupa ese territorio desde la invasión. Ankara ha ‘importado’ al norte de Chipre población de Anatolia para intentar alterar el equilibrio demográfico histórico de la isla (70% grecochipriotas, 30% turcochipriotas).


    3. Ser chipriota es (casi) imposible


    En Chipre muy poca gente del total de su población (que ronda el millón de personas) define su nacionalidad simplemente como ‘chipriota’. No existe un ‘nacionalismo chipriota’ ni una identidad nacional chipriota. En general los chipriotas que sólo se definen como ‘chipriotas’ han sido represaliados cuando no depurados. No son bien vistos por los nacionalistas de uno y otro lado. La mayoría de sus habitantes se consideran o griegos o turcos y eso pese a que grecochipriotas y turcochipriotas comparten rasgos culturales comunes, algunos de origen árabe, también comunes a países de Oriente Próximo. Rasgos que no se hallan ni en Grecia ni en Turquía. Además, en Chipre, como antigua colonia británica, perviven usos y costumbres como circular en coche por la izquierda. Reino Unido, además de Grecia, funciona en buena parte como ‘metrópoli’ educativa para los estudiantes chipriotas. Por otra parte, durante la Guerra Fría no era infrecuente que jóvenes chipriotas fueran a estudiar a Rusia y a la R.D.A.


    4. La ‘familia’ ortodoxa tira mucho


    La religión mayoritaria entre los chipriotas de origen turco es el islamismo; entre los de origen griego, el cristianismo ortodoxo. Chipre tiene su propia Iglesia ortodoxa nacional. Durante siglos, tanto en Grecia como en Chipre, territorios a menudo invadidos por potencias extranjeras, la Iglesia ortodoxa ha jugado el papel de aglutinador del sentimiento nacional. En cierto modo, “ser griego” ha sido durante siglos sinónimo de ser “cristiano ortodoxo”. Entre los países ortodoxos, Rusia, Serbia, Grecia, Chipre, etcétera, existe una hermandad, a veces inconsciente, en la que el concepto de ‘Occidente’ no siempre está bien visto. Rusia no sólo ayuda al Gobierno grecochipriota (2.500 millones de euros en 2011) por su histórica necesidad de una base permanente en el Mediterráneo. Chipre no pide ayuda económica a Rusia simplemente porque Moscú se muestre receptivo. Ambos países se sienten parte de una comunidad, la ortodoxa, ajena –cuando no enfrentada– a Occidente. Es el mismo tipo de psicología colectiva que explica la posición que mantuvieron Grecia y Chipre respecto a Serbia durante la última guerra de los Balcanes. No es raro encontrar monjes y símbolos nacionales rusos, serbios, etcétera, en los monasterios chipriotas. La relación es, salvando las distancias y las asimetrías, parecida a la comunidad de países iberoamericanos, incluida España. Para la mentalidad centroeuropea más cuadriculada, Chipre y Grecia son elementos ‘orientalizantes’, difíciles de entender.


    5. Cuestión de símbolos


    En el subconsciente colectivo de la mayoría de grecochipriotas subsiste el deseo de ‘Énosis’ (unión) con Grecia alimentado por un miedo cerval a una invasión de Turquía, una potencia militar de primer orden. En todos los colegios públicos de la República de Chipre ondean dos banderas, la chipriota y la griega, al igual que las banderas turca y la de la autodenominada RTNC ondean en la escuelas de la zona ocupada. El himno nacional de la República de Chipre es el himno de Grecia. La Constitución chipriota permite que la comunidad griega celebre el Día Nacional de Grecia y la turca, el de Turquía. De hecho no es raro que jóvenes grecochipriotas cumplan parte de su servicio militar (obligatorio) en Grecia y que jóvenes griegos lo hagan en Chipre. El jefe supremo del Ejército chipriota es Konstantinos Bisbikas, nacido en Grecia y teniente general del Ejército griego. Con todo, Turquía y Grecia pertenecen al mismo club militar: la OTAN. Chipre no.


    6. ¿Parte de la UE está ocupada por Turquía?


    Pues algo así. La entrada de Chipre en la UE en 2004 supuso de hecho que un trozo de la Unión Europea esté ocupado por Turquía y, además, por Reino Unido, que conserva los territorios de las citadas bases militares. En Chipre, por otro lado, opera desde 1964 UNFICYP, la primera misión de ‘cascos azules’ que creó la ONU en su historia. Su objetivo es evitar la violencia entre las comunidades greco y turcochipriota. La UNFICYP está formada por soldados de Argentina, Australia, Austria, Bosnia-Herzegovina, Canadá, Croacia, El Salvador, Hungría, India, Irlanda, Italia, Montenegro, Países Bajos, Perú, Eslovaquia, Ucrania y Reino Unido.


    7. Otras filias y fobias vecinales


    Pese a que Chipre e Israel son los países de la zona con un nivel de vida y un sistema pluripartidista homologable, en general, los Gobiernos de la República de Chipre no han sintonizado con su vecino. Sin embargo, sí lo han hecho con Líbano, Siria… La razón, entre otras, hay que encontrarla en la buena sintonía que ha habido tradicionalmente entre Turquía e Israel (hasta la llegada de Erdogan a Turquía). Hay otro motivo, de raíz más histórica. Serbia, Grecia y Chipre, por un lado, y muchos países árabes, por otro, comparten un pasado de dominación por el Imperio Otomano (o sea, turco).


    8. Una misteriosa red


    En 2001 el Parlamento Europeo elaboró un informe en el que expresa sus sospechas de que una de las bases británicas, la de San Nicolás, pertenece a la Red Echelon de control global de la información. Esa red es un consorcio militar formado por Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Es capaz de interceptar comunicaciones de satélite, teléfono móvil, fijo, correos electrónicos, etcétera. No olvidemos que Chipre es un observatorio privilegiado para monitorizar todo lo que ocurre en Oriente Próximo, en especial el conflicto árabe-israelí.


    9. ¿Y el dinero?


    En 2006 la Bolsa de Chipre tuvo la genial idea de unir su plataforma de operaciones a la de la Bolsa de Atenas. Desde entonces la suerte de un mercado bursátil ha corrido pareja a la del otro. Prácticamente todos los bancos griegos tienen filiales en Chipre y viceversa. Cuando los bancos matrices de Chipre vieron cómo sus filiales griegas empezaban a perder dinero enviaron unos 4.500 millones de euros para refinanciarlas. Lo perdieron todo, el equivalente a un 25% del PIB del país, con la quita sobre la deuda griega. Fuentes del ministerio de Economía chipriota calculan que, de los alrededor de 17.000 millones de euros que necesita ahora Chipre, 8.000 millones los ha perdido en Grecia.


    10. Aquí huele a gas


    La gran esperanza de la isla se cifra en un nuevo yacimiento de gas natural. Antes de agosto se sabrá a ciencia cierta cuánto gas hay (las estimaciones hablan de 200.000 metros cúbicos). Nicosia calcula que de su explotación podrá obtener 80.000 millones de euros, pero la extracción comenzará, como muy pronto, en 2018. A la troika ese gas no le sirve como garantía, prefiere que se comprometan recortes sociales antes de ofrecer el dinero para el rescate chipriota. Quien sí ha mostrado su interés en el gas chipriota es ¿lo adivinan? Rusia.

    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  5. #5
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,913
    Post Thanks / Like

    Re: La Cuestión de Chipre

    Turkey Wants Partition Of Cyprus


    By Andy Dabilis on March 28, 2013

    With Cyprus in an economic crisis that analysts said could last for years, Turkey said it’s ready to negotiate a two-state solution on the island it invaded in 1974, and where it still occupies the northern third of the terrorities, forming a republic only it recognizes.


    Foreign Minister Ahmet Davutoglu told Turkish newspaper that Turkey is ready to talk reunification of the island and about establishment of a joint commission on the island’s natural gas reserves that it covets, but that it wants partition of Cyprus insists on trying to exploit energy resources on its own and cut out the Turkish side.


    “We have three paths ahead… the UN mission should be accelerated and the sides should talk on a comprehensive solution and the resources should belong to a united Cyprus. A new state. which Turks are a part of, should be able to use them,” Davutoglu was quoted as saying.


    “If this does not happen, then two sides should establish a body over the usage of resources that should jointly manage the marketing and extracting,” Davutoglu added. “The fund should be blocked in an account and should be used for peace process and the period after peace.”


    According to the Turkish minister, if Cyprus claims the resources as its own, then “it means tacitly that Turkish Cypriots own the resources in the north.” He added that, “If they behave according to this claim, we are ready to negotiate a two-state solution. Then these two states will meet in the EU.”


    UN Cyprus peace envoy Alexander Downer earlier in the month stated that the international organization would launch a new series of talks regarding reunification after Cyprus had secured a bailout for its troubled economy.
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

  6. #6
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,913
    Post Thanks / Like

    Re: La Cuestión de Chipre

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    INVASION TURCA DE CHIPRE, 39 ANIVERSARIO DE UN TRISTE RECUERDO



    image.jpg


    La República de Chipre es una democracia parlamentaria, miembro de la Unión Europea desde el primero de mayo de 2004.Chipre obtuvo su independencia de Gran Bretaña en 1960. En 1974 Turquía invadió la isla y ocupó el 35% del territorio del país. La línea de cese del fuego se extiende a través de la isla y corta su capital, Nicosia (Λευκωσία), en dos zonas separadas por un muro. Aunque la parte norte se encuentra bajo ocupación, la República de Chipre es reconocida internacionalmente como el único estado legítimo de la isla con soberanía sobre la totalidad de su territorio.


    Chipre es una pequeña isla de 9.251 Km² situada en el extremo oriental del Mediterráneo, en la encrucijada de Europa, Asia y África.


    Cuenta con una población de 793.000 habitantes, de los cuales un 80’7 % son grecochipriotas, el 11% turcochipriotas y un 8’3% son residentes extranjeros y trabajadores. En estos datos no se incluyen los aproximadamente 115.000 colonos que residen ilegalmente en la parte de Chipre ocupada por los turcos.La civilización en Chipre se remonta unos 11.000 años en el tiempo, a la época del Neolítico. La isla adquiere su carácter griego después de que micénicos y aqueos llegaran a la isla entre los siglos XIII y XI a. C. A partir del siglo IX a. C. los fenicios arriban a sus costas y se concentran principalmente en la ciudad costera de Kition.






    Con posterioridad la isla se encuentra bajo el dominio consecutivo de asirios, egipcios, persas y griegos macedonios para terminar formando parte del Imperio de Roma entre el 30 a. C. y el 330 d. C.






    Junto a una herencia étnica muy viva, Chipre mantuvo siempre su lengua y cultura griega, y ello no sólo durante su pertenencia al Egipto de los Ptolomeos (310-30 a. C.), al Imperio Romano o al Imperio Romano de Oriente (330-1191 d. C.), sino también cuando Chipre estuvo bajo diversos poderes extranjeros: cruzados (1171-1192), francos (1192-1498), venecianos (1498-1571), turcos otomanos (1571-1878) y británicos (1878-1960).


    Entre 1955 y 1959, los grecochipriotas combatieron contra la ocupación británica de la isla y finalmente, en 1960, Chipre obtuvo la independencia. Conforme a los acuerdos de Zúrich-Londres, Grecia, Turquía y Gran Bretaña serían los garantes de la independencia del nuevo país.


    El poder se dividió entre los grecochipriotas y los turcochipriotas (descendientes de los turcos que ocuparon la isla de 1571 a 1878) en una proporción de 7 a 3, obteniendo los segundos (un 18% de la población) el 30% de representación en el gobierno y el derecho de veto.


    Las relaciones, que fueron pacíficas y amistosas durante siglos, se enturbiaron a raíz de las presiones turcas por dividir la isla en dos sectores. Frente a esta postura los grecochipriotas defendieron la preservación de la unidad del nuevo Estado. A raíz de todo ello hubo varios enfrentamientos inter-comunitarios en 1963, 1964 y 1967 y los turcochipriotas abandonaron la administración y el parlamento en 1963.


    El 15 de julio de 1974, la Junta militar que gobernaba Grecia organizó un golpe de estado para derrocar al gobierno democrático de Chipre.


    El 20 de julio, Turquía, violando el derecho internacional y los acuerdos ratificados por ella misma, invadió la isla bajo el pretexto de restaurar el orden constitucional. En vez de eso, se apoderó del 35% del territorio norte del país, un acto que ha sido condenado universalmente como una grave violación del derecho internacional y de la Carta de la ONU.


    Turquía, que se encuentra a una distancia de 75km de Chipre, de forma reiterada y durante decenas de años tanto antes como después de la invasión, reclama que para ella Chipre tiene una vital importancia estratégica y sigue ignorando una serie de resoluciones de la ONU que le exigen la retirada de sus tropas de ocupación de la isla.
    Las consecuencias de la invasión (para la que se llegó a utilizar incluso el napalm) y de la ocupación de la isla fueron desastrosas. Alrededor de 142.000 grecochipriotas que vivían en el norte (casi la cuarta parte de la población) fueron expulsados de sus casas, convertidos en refugiados.








    Otros 20.000 grecochipriotas quedaron enclavados en la parte ocupada y de forma gradual fueron obligados, mediante la intimidación y la negación de sus derechos humanos fundamentales, a abandonar sus hogares y buscar refugio en la parte controlada por el Gobierno legítimo. Hoy existen menos de 600 grecochipriotas en la zona norte. Asimismo se perdió el 70% del potencial productivo de la isla y el 30% de la población quedó desempleada.






    Unos 1.500 civiles y soldados grecochipriotas desaparecieron durante y después de la invasión. Muchos de ellos desaparecieron mientras se encontraban a manos de los turcos y algunos, antes de desaparecer, fueron vistos en cárceles de Turquí o de la parte ocupada. El destino de todos, con excepción de algunos, se desconoce mientras Turquía se muestra indolente a la hora de investigar lo sucedido.


    En una importante decisión del 10 de mayo de 2001, la Corte Europea de Derechos Humanos del Consejo de Europa declaró a Turquía culpable de haber cometido 14 violaciones del Convenio Europeo de Derechos Humanos con respecto a los refugiados, los enclavados y los desaparecidos.


    .Desde la invasión, unos 115.000 turcos procedentes del continente fueron trasladados ilegalmente a la zona ocupada. La llegada masiva de colonos ha afectado negativamente las condiciones de vida de los turcochipriotas. La pobreza y el desempleo han obligado a más de 55.000 de ellos a emigrar y ahora apenas constituyen el 11% de la población.


    Asimismo, la herencia cultural de la parte ocupada, como parte de una política de eliminación de todas las evidencias de su carácter helénico, está siendo deliberadamente destruida e impregnada de un carácter enteramente turco.




    Hasta el presente se han saqueado, destrozado, convertido en mezquitas, establos para animales, almacenes, garajes, depósito de armas, tanatorios, hoteles, night-clubs y, en algunos, casos demolido más de 500 iglesias y capillas greco ortodoxas, así como17 monasterios ubicados en ciudades y pueblos de la zona ocupada. Hasta hoy, se desconoce el paradero de los artículos eclesiásticos de estas iglesias, incluyendo más de 15.000 iconos portátiles.






    Es más, la policía de Chipre calcula que desde 1974 se han trasladado ilegalmente más de 60.000 artefactos antiguos a diferentes países en todo el mundo. Los iconos más significativos y de incalculable valor cayeron en posesión de casas de subastas y se vendieron ilegalmente por marchantes de arte en el extranjero". Entre los anticuarios de la parte ocupada resulta fácil encontrar antigüedades y otros objetos abandonados por los grecochipriotas en sus antaño casas y propiedades ahora saqueadas y abandonadas.


    El 15 de noviembre de 1983, la parte ocupada fue unilateralmente declarada “Estado” independiente. El Consejo de Seguridad de la ONU, en su resolución al respecto, consideró la declaración inválida desde el punto de vista jurídico e hizo un llamamiento para su rechazo internacional. Hasta hoy ningún país del mundo –excepto Turquía- ha reconocido esta entidad.
    Los esfuerzos auspiciados por la ONU para resolver el problema chipriota nos han sido fructíferos hasta ahora y las dos partes continúan estando en desacuerdo con respecto a la naturaleza de una solución. La parte grecochipriota está comprometida a lograr una solución basada en las resoluciones de las Naciones Unidas, el derecho internacional y los principios de la democracia, la libertad y el respeto a la ley, principios sobre los que se funda la Unión Europea. Insiste asimismo en la creación de un estado federal, de dos zonas, con un fuerte gobierno central que asegure la unidad de Estado y su soberanía.


    Los derechos humanos fundamentales, así como la libertad de movimiento, de residencia y el derecho a la propiedad deben ser garantizados. De igual modo, se aboga por una plena desmilitarización del país.Los dirigentes turcochipriotas abogan por el establecimiento de una confederación compuesta por dos provincias con soberanías separadas que mantendrían entres sí lazos muy débiles y, en la práctica, funcionarían como dos estados independientes. Los grecochipriotas habrían de renunciar a sus derechos en la parte de la isla bajo administración turcochipriota y las tropas turcas permanecerían en el norte. Todos estos postulados han sido respaldados por Turquía.


    Las Naciones Unidas sostienen que una solución justa y viable debe garantizar la existencia de un Estado único, bajo estructura federal, donde se respeten los derechos humanos. Igualmente ha destacado la importancia de proceder a la desmilitarización del territorio.Todas estas posiciones se hayan respaldadas por la Unión Europea.


    Recordemos que la República de Turquía es en la actualidad una de los promotoras, junto con España, de la "Alianza de Civilizaciones" y candidata para el ingreso en la Unión Europea.

    http://lamiradadeodiseo.blogspot.com...riste.html?m=1
    La Iglesia es el poder supremo en lo espiritual, como el Estado lo es en el temporal.

    Antonio Aparisi

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. La cuestión dinástica no es accidental
    Por Hyeronimus en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 18/04/2013, 14:00
  2. Chipre y el bloqueo y saqueo de los depósitos de la gente por la troika
    Por Martin Ant en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 12
    Último mensaje: 24/03/2013, 02:55
  3. La inquietante cuestión de la fe
    Por Hyeronimus en el foro Religión
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 15/11/2010, 11:39
  4. una cuestion
    Por Rodrigo en el foro Ayuda y Sugerencias
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 03/07/2007, 10:32
  5. Chipre comienza a derribar su «muro de la vergüenza»
    Por Miquelet Chaira en el foro Europa
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 09/03/2007, 12:38

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •