Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 6 de 6

Tema: Bolivar masón

  1. #1
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Bolivar masón

    El artículo tiene muchos disparates pero tiene muchas cosas ciertas y quiero que lo veáis:






    ACTA


    Con firma autógrafa de Bolívar, donde consta su ascenso a “COMPAÑERO DE LA ORDEN EN SEGUNDO GRADO”


    Logia Saint Alexandre D’Escosse, de París.


    A la gloria del Gran Arquitecto del Universo, y el undécimo mes del año de la Gran Luz 5805, los trabajos de Compañero han sido abiertos al este por el Respetable Hermano de Latour d’Auvergne, alumbrando el oeste y el sur de los Respetables Hermanos Thory y Potu: La lectura de la última plancha trazada ha sido hecha y aprobada, el Venerable ha propuesto que se eleve al grado de Compañero al Hermano Bolívar nuevamente iniciado a causa de un próximo viaje que está a punto de emprender. El parecer de los hermanos habiendo sido unánime por su admisión y el escrutinio favorable, el Hermano Bolívar ha sido introducido en el Templo y después de las formalidades necesarias ha prestado a los pies del Trono la obligación usual, colocado entre los dos Vigilantes ha sido proclamado Caballero Compañero Masón de la Respetable Madre Logia Escocesa de San Alejandro de Escocia. Este trabajo ha sido coronado por un triple Huze y el Hermano, después de haber dado las gracias, ha ocupado su lugar a la cabeza de la Columna del Mediodía. Los trabajos se han cerrado del modo acostumbrado.
    Última edición por Michael; 30/11/2012 a las 09:32

  2. #2
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Bolivar masón

    En la Logia Masónica de San Alejandro de Escocia, Bolívar pudo comparar el extraordinario desarrollo del Nuevo Mundo en contraste a las maravillosas pirámides de Egipto descritas por Napoleón… No obstante el veto que imponía la iglesia a la Masonería, ante la amenaza de ser excomulgado “a quién osase pertenecer a ese grupo de paganos”, Bolívar estaba inmerso en un mundo de conocimiento y sabiduría propios de su personalidad… Una nueva concepción de la historia y la religión surge por su mente brillante: Atón, Moisés, David, Salomón, Saúl, José, Buda, Mahoma, daban crédito a la fe, siempre y cuando se hiciera a través de su propio dios, mientras que para las extintas culturas americanas: Quetzalcoatl, Kukulcán, Virakocha, entre muchos otros dioses, también profesaban la misma fe religiosa… La Logia Masónica contraria al catolicismo, no se fundamentaba en la ignorancia de sus seguidores, sino todo lo contrario, en la búsqueda del conocimiento, de allí el rechazo de la iglesia. Este acto de rebeldía, demuestra que Bolívar era un hombre de convicciones. Para él la lógica estaba por encima de la razón, y el conocimiento a diferencia de la ignorancia, es un derecho del hombre que no podía estar vedado por Ley alguna, aún cuando ésta se invoque en nombre de un Dios… La mente del venezolano adquiere profundidad frente a la banalidad de su existencia… El yoga, la meditación y la metafísica, constituyen los ejercicios espirituales que cada mañana practica con su maestro, ante introducirse en la lectura y la reflexión de sabios filósofos, que profundizaron en la vida y la existencia de individuo… La vida adquiere para él una nueva dimensión, otro sentido, y comienza un proceso de inmortalidad, si la existencia y la vida misma se transforman en hechos trascendentales, capaces de cambiar el orden de las cosas… Prueba de ello, es esta reflexión de Bolívar poco conocida:


    “Aquel que asegura su honor dedicando su vida al servicio de la humanidad, a la defensa de la justicia y al exterminio de la tiranía, adquiere una vida de inmortalidad al dejar el marco de la materia que el hombre recibe de la naturaleza. Una muerte gloriosa triunfa sobre el tiempo y prolonga la sublime existencia hasta la más remota posteridad… La vida no se acaba con la muerte… No discuto entrar en la Metafísica, cuando el tema descansa sobre bases falsas… Me basta saber y estar convencido de que el alma tiene facultades de sentir; es decir, de recibir las impresiones de nuestros sentimientos, pero que no tiene la facultad de pensar, porque no admito ideas innatas…”


    Continúa Bolívar: “El hombre tiene un cuerpo material y una inteligencia representada por el cerebro igualmente material, y según el estado actual de la ciencia, no se considera a la inteligencia sino como una secreción del cerebro; llámese, pues, este producto alma, inteligencia, espíritu; poco importa ni vale la pena discutir sobre ello; para mí, la vida no es otra cosa, sino el resultado de la unión de dos principios a saber: de la contractilidad, que es una facultad del cuerpo material, y de la sensibilidad, que es una facultad del cerebro o la inteligencia. Cesa la vida, cuando cesa aquella unión; el cerebro muere con el cuerpo, y muerto el cerebro, no hay más secreción de inteligencia”… Simón Bolívar

  3. #3
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Bolivar masón

    Bolivar y Morillo

    Bolívar recibe la buena noticia: “En España, los Generales Rafael del Riego y Antonio Quiroga, encabezan una revolución liberal, que obligan al Rey Fernando VII a jurar la Constitución de 1812, que abre la democracia en esa nación y pone un freno al absolutismo de la monarquía española”… Esta nueva realidad política, suspende la expedición militar que estaba dispuesta a reforzar el poderío militar de España en América… Este golpe de suerte para la causa libertadora, daba nuevos aires de tranquilidad a los patriotas, y le permite a Bolívar el tiempo necesario para reorganizar su maltrecho ejército… por los momentos, no llegarán de España los refuerzos solicitados desesperadamente por los realistas… Pablo Morillo recibe instrucciones de España:


    “… se le ordena lograr una tregua con los insurgentes patriotas”… a lo que Morillo respondió airadamente: “Están locos..! los que mandan allá en España no conocen a este país… ni a los enemigos… ni las circunstancias… quieren que pase por la humillación de negociar con el enemigo..? Entraré porque mi profesión es la subordinación y la obediencia”


    Decepcionado con esta nueva realidad política en su país, y obligado por las circunstancias a negociar con su más acérrimo enemigo, el 17 de junio de 1820, envía Manifiesto al General Simón Bolívar, acordando suspensión de las hostilidades.

  4. #4
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Bolivar masón

    El 27 de noviembre de 1820, Simón Bolívar y Pablo Morillo han acordado reunirse en el pueblito de Santa Ana de Trujillo… Todo ha sido preparado para ese trascendental encuentro, donde por primera vez se verán cara a cara ambos generales… Morillo montado en su caballo de imponente estampa, está rodeado de su Estado Mayor y espera impacientemente, mientras que Bolívar no tenía un ejército para deslumbrar al enemigo… A lo lejos, Bolívar, sólo y sin escolta, se acerca cabalgando una humilde mula parda… Llega el momento crucial… y con la reticencia propia del nerviosismo por la enemistad y el odio alimentado en tantas batallas, ambos generales estrechan sus manos… sorpresa..! descubren que a pesar de estar en bandos opuestos, ambos no sólo tenían en común su indiscutible liderazgo para conducirse en la guerra, sino que además eran hermanos masones… La manera en que sus dedos “pulgares” se entrecruzaban, daban una señal inequívoca de hermandad que los obligaba a honrar la confraternidad del Ser humano por encima de las pasiones… y para sorpresa de todos los presentes, de inmediato vino un fuerte abrazo, como si en lugar de dos gladiadores que una vez tiñeron de sangre los campos de batalla, eran dos hermanos de sangre que se reconciliaban luego de batallar en bandos opuestos… El coronel realista Vicente Bausá describió el encuentro:


    “Morillo y Bolívar comieron juntos todo el día y juraron una fraternidad y filantropía interminable… La comida fue dispuesta por el General Morillo y fue tan alegre y animada, que no parecía sino que eran antiguos amigos… El General Morillo con toda la sinceridad de su corazón y hasta saltársele las lágrimas de placer, brindó por la concordia y la fraternidad mutua… Todo fue abrazos y besos. El General Morillo y Bolívar se subieron en pie sobre la mesa a brindar por la paz y los valientes de ambos ejércitos”


    La hermandad que obliga la masonería había hecho un milagro en esos dos titanes de la guerra… Quién pudiera pensar que hasta ayer eran sanguinarios combatientes dispuestos a devorarse mutuamente..? Bolívar y Morillo dieron una lección para la historia, al deponer las pasiones para honrar al Ser y la hermandad que debe existir entre todos los hombres y mujeres de buena voluntad… Porque cuando se tienen ideales y un corazón noble, no importan las diferencias por muy insalvables que parezcan; porque cuando se actúa de buena fe, se tienen convicciones, y se cree en los principios, el hombre se crece ante las adversidades y le da un sentido a su existencia… Ambos eran sobresalientes en cada una de sus posiciones antagónicas; pero sin embargo, encontraron un punto de convergencia que los unió como Seres humanos, más que como militares entregados a una causa.


    Bolívar para conmemorar ese encuentro, ordenaría en su Correo del Orinoco Nº 91 del 30 de diciembre de 1820 la siguiente nota:


    “A la heroica firmeza de los combatientes de uno y otro ejército los felicito por: su constancia, sufrimiento y valor sin ejemplo. A los hombres dignos, que a través de males horrorosos sostienen y defienden su libertad. A los que han muerto gloriosamente en defensa de su patria o de su gobierno. A los heridos de ambos ejércitos, que han manifestado su intrepidez, su dignidad y su carácter… Pero con la misma intensidad declaro odio eterno a los que deseen sangre y la derramen injustamente”


    Con estas palabras Bolívar hacía honor al IDEAL..! no importa de donde venga ni si el mismo es o no compartido… Cuando se trabaja, se lucha y se muere por un ideal, se debe honrar al guerrero…


    Ambos generales tenían mucho que conversar, mucho que recriminarse y mucho de meditar… Por la noche los dos enemigos en la guerra durmieron bajo el mismo techo y la misma habitación, dejaron afuera sus instrumentos de batalla para emplear el arma más poderosa: la palabra… A la mañana siguiente, soldados de uno y otro bando arrastraban una pesada piedra, donde ambos generales convinieron erigir una pirámide que conmemoraría el encuentro masón.


    La pirámide como símbolo de la hermandad de la Francmasonería, señalaría el lugar donde Bolívar y Morillo hacían honor al Ser humano, para recordarnos que, sin importar el odio y las diferencias, siempre encontraremos un punto de coincidencia, donde el amor y la confraternidad es capaz de unir a los hombres y hacer milagros… y como una lección para estos tiempos difíciles que vive la humanidad, donde las pasiones políticas, religiosas, raciales, y económicas, mantienen en una guerra fraticida al género humano… Bolívar y Morillo honraban al Ser y demostraban una gallardía incomparable.


    Bolívar a Santander: “El General Morillo propuso que se levantase una pirámide en el lugar donde él me recibió y nos abrazamos, que fuese un monumento para recordar el primer día de la amistad de españoles y colombianos, la cual se respetase eternamente; ha destinado un oficial de ingenieros y yo debo mandar otro para que sigan la obra. Nosotros mismos la comenzamos poniendo la primera piedra que servirá en su base”


    El general O´Leary cuenta en sus Memorias: “un soldado republicano y otro realista llevaron una piedra cuadrada al lugar donde se encontraron los generales… El general Morillo mandó a que se edificara una pirámide en el lugar del encuentro”… La pirámide aún está pendiente de su construcción, pero en su lugar, se erigió un obelisco realizado en bronce y mármol por el escultor venezolano Lorenzo González. Fue develado el 5 de julio de 1912 en el Municipio Pampán, parroquia Santa Ana, durante el gobierno de Juan Vicente Gómez, al pie del cual se encuentra la histórica piedra de “pizarra” de la hermandad que selló el memorable encuentro de los dos titanes.


    Después del encuentro entre los dos máximos lideres de la contienda, hubo una tregua en las acciones bélicas que se sucedían en todo el territorio… Bolívar y Morillo planifican la batalla final al mejor estilo de las grandes batallas europeas que decidían las contiendas, tal como fue en la batalla de Waterloo del 18 de junio de 1815… Esta batalla tendría como escenario el campo de Carabobo, porque allí convergen todas las rutas del país… y como fecha el 24 de junio de 1821, para conmemorar el día internacional de la Masonería, fundada el 24 de junio de 1717 con la Gran Logia de Inglaterra.


    Gracias a la masonería, Bolívar y Morillo acordaron un acuerdo de paz cuando todo estaba perdido para la causa libertadora… El Armisticio logró la tregua temporal, pero el Ideal Masónico que ambos compartían, logró algo más duradero:


    1. Lugo del célebre encuentro, Morillo quedó deslumbrado por la personalidad del Libertador; tanto es así, que días después, el 15 de diciembre, regresa a España para más nunca regresar a Venezuela, con estas palabras que dirige a su rey Fernando VII: “Nada es comparable a la incansable actividad de este caudillo. Su arrojo y su talento son sus títulos para mantenerse a la cabeza de la revolución y la guerra; pero es cierto que tiene de su noble estirpe española rasgos y cualidades que le hacen muy superior a cuantos le rodean… Bolívar es la revolución”


    Por su parte, Bolívar también reconocerá en su contrincante valores loables que resaltar: “Confieso que mi corazón se ha mudado con respecto a mis nuevos amigos… Yo me doy a la enhorabuena por haber conocido a hombres tan acreedores a mi justo aprecio, y que a través de los prestigios de la guerra no podíamos ver sino cubiertos de las sombras del terror”


    2. Morillo entendió el mensaje de Bolívar cuando éste se presentó ante su ejército, sólo y sin escolta… El mensaje era claro: “España no pelaba contra un hombre ni contra aguerrido ejército, España luchaba contra un ideal; y cuando el ideal está en la conciencia de los hombres, el pueblo es invencible”…


    Sin Morillo a la cabeza de la contra revolución, cambia todo el panorama de la guerra… Bolívar pudo llevar a cabo su sueño de liberar a su país para crear su máxima obra, la Gran Colombia, que logró la emancipación de todo un continente


    La amistad que surgió entre Bolívar y Morillo es una lección para la raza humana: La Logia Masónica como todas las instituciones conformada por hombres y mujeres, pronta está a ser prisionera del vicio y la ambición, y por lo tanto ha evolucionado a la par de las aberraciones de la misma sociedad; y como bien decía el Libertador: son los hombres y no el dogma quienes manipulan la conciencia del pueblo… son los hombres y no la fe quienes utilizan la Iglesia como un “poder” para lograr prebendas contrarias a los principios religiosos… y son los hombres y no las religiones a quienes la historia se encarga de juzgar… Los enemigos de la revolución bolivariana fueron también a las fuentes de la sabiduría y la intelectualidad que conspiraba en las Sociedades Secretas… Pronto estuvo la institución masónica a albergar a hombres de corazón malvado, que utilizaron la institución para proyectar sus ideales macabros, logrando conquistar a muchos de sus integrantes, quienes se embarcaron en una ventura suicida de asesinar al Libertador y denigrar de su obra libertadora, hasta convertirse en los más acérrimos enemigos de la revolución bolivariana.


    Su compatriota, Antonio José de Sucre, que también era masón al igual que Santander y muchos otros colaboradores del Gobierno, advierte a Bolívar sobre la conspiración que se estaba gestando entre algunos hermanos de la Logia… En respuesta, el 21 de octubre de 1825, el Libertador le dirige comunicación al General Santander, tildando de, malditos y charlatanes a los conspiradores de la Francmasonería Bogotana:


    “Malditos sean los masones y los tales filósofos charlatanes. Estos han de reunir los dos bellos partidos de cuervos blancos, con cuervos negros: al primero por quererlo humillar, y al segundo por quererlo ensalzar. Por los filósofos, masones y cuervos, no he de ir a Colombia. Por acá no hay nada de esto, y los que haya, serán tratados como es justo. Soy de usted de corazón. Bolívar”


    El Libertador, con esa sutileza diplomática características de un insigne estadista, en esa carta insultaba indirectamente a Santander, que como bien sabía Bolívar, era uno de los artífices de los grupos masónicos disidentes que financiaban la contra revolución.


    Bolívar no estaba equivocado… algunos integrantes de la Logia de Bogotá, que ostentaban las mayores fortunas, con Santander a la cabeza de la conspiración, planificaban asesinarlo, como efectivamente lo intentaron, cuando 37 asesinos irrumpen el Palacio de Gobierno el 25 de septiembre de 1828, donde milagrosamente Bolívar salva su vida, gracias a la intervención oportuna de su compañera Manuela Sáenz y la valentía de sus edecanes.


    Como respuesta al atentado, el 8 de noviembre de 1828, el Libertador emitió un decreto prohibiendo la masonería en Colombia, alegando que las sociedades secretas de Nueva Granada, servían solamente para preparar los trastornos públicos, turbando la tranquilidad y el orden establecido; que ocultando ellas todas sus operaciones con el velo del misterio, hacen presumir fundadamente que no son buenas, ni útiles a la sociedad… Este decreto fue promulgado 1 mes y 13 días después del atentado en Bogotá… y luego de haberse publicado en el órgano de la logia de esa ciudad, se encontró una nota que decía: “Puede ser que Obando haga con Sucre lo que nosotros no pudimos hacer con Bolívar”


    DECRETO


    Artículo 1º: Se prohíben en Colombia todas las sociedades o confraternidades secretas, sea cual fuere la denominación de cada una


    Artículo 2°: Los Gobernadores de las Provincias, por sí y por medio de los Jefes de Policía de los Cantones, disolverán e impedirán las reuniones de las sociedades secretas, averiguando cuidadosamente si existen algunas en sus respectivas provincias.


    Artículo 3°: Cualquiera que diere o arrendare su casa o local para una sociedad secreta incurrirá en la multa de 200 pesos, y cada uno de los que concurran, en la de 100 pesos por la primera y segunda vez; por la tercera y demás será doble la multa; los que no pudieren satisfacer la multa sufrirán por la primera y segunda vez dos meses de prisión, y por la tercera y demás será doble la pena.


    Parágrafo 1°: Los Gobernadores y Jefes de Policía aplicarán la pena a los contraventores haciéndolo breve y sumariamente, sin que ninguno pueda alegar fuero Cero en contrario.


    Parágrafo 2°: Las multas se destinan para gastos de policía, bajo la Dirección de los Gobernadores de las Provincias.


    REFLEXIONES


    Es un error de interpretación simplista, y un claro desconocimiento sobre los orígenes de las Sociedades Secretas, pretender deslustrar la personalidad masónica de Bolívar, aludiendo el Decreto de 1828, por el cual prohibió la masonería, así como argumentar los supuestos comentarios hechos a su edecán Luís Perú de Lacroix, quien también era masón, y cuya supuesta confidencia aparece en su Diario de Bucaramanga del día 11 de mayo de 1828, el cual dice textualmente:


    “Pocas ganas tenía el Libertador de irse a dormir y siguió conversando. Habló sobre la masonería, diciendo que también había tenido él la curiosidad de hacerse iniciar para ver de cerca lo que eran aquellos misterios, y que en París había sido recibido de Maestro, pero que aquel Grado le había bastado para juzgar lo ridículo de la tal antigua asociación: que en las Logias había hallado algunos hombres de mérito, bastante fanáticos, muchos embusteros y muchos más tontos burlados: que todos los masones parecen unos niños grandes, jugando con señas, morisquetas, palabras hebraicas, cintas y cordones: que sin embargo la política y los intrigantes pueden sacar algún partido de esa sociedad secreta, pero que en el estado de civilización de Colombia, de fanatismo y de preocupaciones religiosas en que están sus pueblos, no era político valerse de la masonería, porque para hacerse algunos partidarios en las logias se hubiera atraído el odio y la censura de toda la nación, movida entonces contra él por el clero y los frailes, que se hubieran valido de aquel pretexto: que por lo mismo poco podía hacerle ganar la masonería y mucho hacerle perder en la opinión”


    Tomar como referencias estos argumentos en contra de la personalidad masónica de Bolívar es un craso error interpretativo… Para esa época de resabio religioso, una personalidad como la de Bolívar era totalmente antagónica a la mediocridad de la iglesia; no así con agrupaciones de individuos llámese como se llame, ocultas o secretas, que compartieran como él, las ansias de conocimiento y el debate de idea, que alimentaba un espíritu filosófico como el del Libertador cuando decía: “Moral y luces son nuestras primeras necesidades”… Bolívar en su trascendencia por su manera de pensar, de redactar y poner en práctica, era indiscutiblemente masón.


    Para quienes no comparten la idea de un Bolívar masón, argumentando en su defensa: el Decreto y el Diario de Perú de Lacroix, deben tener en cuenta lo siguiente argumentos en su contra:


    Como ya fue explicado, el Decreto fue el resultado de una conspiración que se gestaba en Colombia, cuando algunos masones conspiraban en la Logia de Bogotá, a la cual pertenecía el malvado Pedro Carujo, masón en Grado 18, implicado en el asesinato de Sucre y en las tres oportunidades en que quiso asesinar al Libertador: en Soacha, población cercana a Bogotá, lugar donde por cierto fue asesinado el 18 de agosto de 1989 el bolivariano Luís Carlos Galán, candidato presidencial de Colombia; la fiesta de las máscaras donde lo esperaban los hombres disfrazados con puñales ocultos; y el atentado en el Palacio de Gobierno del 25 de septiembre; todos en 1828 cuando la Dictadura hacía mella en la oligarquía colombiana.


    Perú de Lacroix se suicidó en 1837, y así fue reportado por el dueño de la posada en Francia donde estaba hospedado… Una Nota de Suicidio señala la existencia del Diario de Bucaramanga en poder del Marqués del Toro en Caracas… Hubo que transcurrir 33 años cuando apareció la primera versión del Diario… 42 años más tarde aparecen otros escritos atribuidos a Lacroix… 20 años después son publicados otros manuscritos… hasta que finalmente en 1935, o sea a 98 años del suicidio de Lacroix, el Monseñor Nicolás Navarro, integrante de episcopado y acérrimo enemigo de las Sociedades Secretas, publica una edición del Diario de Bucaramanga que a juicio de los historiadores, presenta omisiones, recortes y enmendaduras a las versiones anteriores, además de pretender influir en la espiritualidad católica del Libertador, como una versión deformada de los hechos y las circunstancias, conforme a la manera de pensar de la iglesia.


    CONCLUSIONES


    El Diario de Bucaramanga en su versión actual, es un documento apócrifo que hay que leer con muchas reservas y entre comillas, puesto que ha permitido recopilar, además del legado del edecán del Libertador, toda la aversión, envidia, rabia y resentimiento, de muchas personas e instituciones políticas, militares, civiles y religiosa, que encontraron la oportunidad de poner en boca del Libertador, la infamia y el resentimiento acumulado durante la guerra de independencia. Por tal motivo, quienes conocemos la pluma de Bolívar, su redacción, la manera de enfocar los episodios de su gesta, pero sobre todo, sus nobles sentimientos que albergaban la universalidad del conocimiento, podemos afirmar, que algunos de los pasajes del Diario no se corresponden con la verdad y fueron incorporados para tergiversar la obra de Bolívar; como lo referido a: el fusilamiento de Manuel Piar, la muerte de su esposa María Teresa, el sacrificio del bogotano Antonio Ricaurte en San Mateo, su aversión a la masonería, su fidelidad a la iglesia, entre otras narraciones que fueron escritas por personas inescrupulosas, interesadas en minimizar la magnificencia del Libertador; mientras que su otro edecán, Francisco O´Leary, nos presenta una verdad muy diferente llena de elogios y reconocimientos.





    El último capítulo de esta historia la escribirá en la Isla de Jamaica, el comerciante inglés establecido en Kingston, señor Maxwell Hyslop, viejo amigo del Libertador, cuando la noticia de su agonía llegó a la isla… Como compañero masón, el comerciante inglés quiso brindarle una postrimera ayuda y al efecto, solicitó del Gobernador de la isla el envío de un médico especialista a Santa Marta, junto con un arsenal de medicinas, en la desesperación de salvar su preciosa vida. De inmediato, el Dr. Michael B. Clare, afamado cirujano y que por cierto era el Gran Maestro de la Logia Masónica, se embarcó en la fragata de guerra “Blanche” hacia Santa Marta, llevando consigo, además, suficiente dinero para cubrir las necesidades de su Excelencia… Pero todo fue en vano..! La embarcación fondeó en el puerto de Santa Marta el 18 de diciembre de 1830, cuando se rendían los últimos honores al Libertador, quién había muerto el día anterior.


    Por tres días el cuerpo embalsamado de Bolívar fue expuesto en capilla ardiente, sobre un mesón improvisado que para tal fin se habilitó en el antiguo edificio de aduanas, propiedad de Joaquín Mier… Fue notoria la ausencia del Obispo de Santa Marta, y que al Libertador no se le rindieron los santos sacramentos que manda la iglesia católica… Se argumentaba: que el clérigo estaba enfermo y otras versiones le atribuían estar fuera de Santa Marta… Ni siquiera el cura de la aldea de Matacoco, quien visitó al Libertador para oír su confesión, hizo acto de presencia en la aduana de Santa Marta… Lo cierto de esta historia parece ser, que Bolívar fue excomulgado por el Vaticano por pertenecer a la Sociedad Secreta de la masonería, organización a quién mucho le deben los pueblos del mundo, que han sufrido una transformación social como resultado de una revolución ideológica.

  5. #5
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Bolivar masón

    El 27 de noviembre de 1820, Simón Bolívar y Pablo Morillo han acordado reunirse en el pueblito de Santa Ana de Trujillo… Todo ha sido preparado para ese trascendental encuentro, donde por primera vez se verán cara a cara ambos generales… Morillo montado en su caballo de imponente estampa, está rodeado de su Estado Mayor y espera impacientemente, mientras que Bolívar no tenía un ejército para deslumbrar al enemigo… A lo lejos, Bolívar, sólo y sin escolta, se acerca cabalgando una humilde mula parda… Llega el momento crucial… y con la reticencia propia del nerviosismo por la enemistad y el odio alimentado en tantas batallas, ambos generales estrechan sus manos… sorpresa..! descubren que a pesar de estar en bandos opuestos, ambos no sólo tenían en común su indiscutible liderazgo para conducirse en la guerra, sino que además eran hermanos masones… La manera en que sus dedos “pulgares” se entrecruzaban, daban una señal inequívoca de hermandad que los obligaba a honrar la confraternidad del Ser humano por encima de las pasiones… y para sorpresa de todos los presentes, de inmediato vino un fuerte abrazo, como si en lugar de dos gladiadores que una vez tiñeron de sangre los campos de batalla, eran dos hermanos de sangre que se reconciliaban luego de batallar en bandos opuestos… El coronel realista Vicente Bausá describió el encuentro:


    “Morillo y Bolívar comieron juntos todo el día y juraron una fraternidad y filantropía interminable… La comida fue dispuesta por el General Morillo y fue tan alegre y animada, que no parecía sino que eran antiguos amigos… El General Morillo con toda la sinceridad de su corazón y hasta saltársele las lágrimas de placer, brindó por la concordia y la fraternidad mutua… Todo fue abrazos y besos. El General Morillo y Bolívar se subieron en pie sobre la mesa a brindar por la paz y los valientes de ambos ejércitos”


    La hermandad que obliga la masonería había hecho un milagro en esos dos titanes de la guerra… Quién pudiera pensar que hasta ayer eran sanguinarios combatientes dispuestos a devorarse mutuamente..? Bolívar y Morillo dieron una lección para la historia, al deponer las pasiones para honrar al Ser y la hermandad que debe existir entre todos los hombres y mujeres de buena voluntad… Porque cuando se tienen ideales y un corazón noble, no importan las diferencias por muy insalvables que parezcan; porque cuando se actúa de buena fe, se tienen convicciones, y se cree en los principios, el hombre se crece ante las adversidades y le da un sentido a su existencia… Ambos eran sobresalientes en cada una de sus posiciones antagónicas; pero sin embargo, encontraron un punto de convergencia que los unió como Seres humanos, más que como militares entregados a una causa.


    Bolívar para conmemorar ese encuentro, ordenaría en su Correo del Orinoco Nº 91 del 30 de diciembre de 1820 la siguiente nota:


    “A la heroica firmeza de los combatientes de uno y otro ejército los felicito por: su constancia, sufrimiento y valor sin ejemplo. A los hombres dignos, que a través de males horrorosos sostienen y defienden su libertad. A los que han muerto gloriosamente en defensa de su patria o de su gobierno. A los heridos de ambos ejércitos, que han manifestado su intrepidez, su dignidad y su carácter… Pero con la misma intensidad declaro odio eterno a los que deseen sangre y la derramen injustamente”


    Con estas palabras Bolívar hacía honor al IDEAL..! no importa de donde venga ni si el mismo es o no compartido… Cuando se trabaja, se lucha y se muere por un ideal, se debe honrar al guerrero…


    Ambos generales tenían mucho que conversar, mucho que recriminarse y mucho de meditar… Por la noche los dos enemigos en la guerra durmieron bajo el mismo techo y la misma habitación, dejaron afuera sus instrumentos de batalla para emplear el arma más poderosa: la palabra… A la mañana siguiente, soldados de uno y otro bando arrastraban una pesada piedra, donde ambos generales convinieron erigir una pirámide que conmemoraría el encuentro masón.


    La pirámide como símbolo de la hermandad de la Francmasonería, señalaría el lugar donde Bolívar y Morillo hacían honor al Ser humano, para recordarnos que, sin importar el odio y las diferencias, siempre encontraremos un punto de coincidencia, donde el amor y la confraternidad es capaz de unir a los hombres y hacer milagros… y como una lección para estos tiempos difíciles que vive la humanidad, donde las pasiones políticas, religiosas, raciales, y económicas, mantienen en una guerra fraticida al género humano… Bolívar y Morillo honraban al Ser y demostraban una gallardía incomparable.


    Bolívar a Santander: “El General Morillo propuso que se levantase una pirámide en el lugar donde él me recibió y nos abrazamos, que fuese un monumento para recordar el primer día de la amistad de españoles y colombianos, la cual se respetase eternamente; ha destinado un oficial de ingenieros y yo debo mandar otro para que sigan la obra. Nosotros mismos la comenzamos poniendo la primera piedra que servirá en su base”


    El general O´Leary cuenta en sus Memorias: “un soldado republicano y otro realista llevaron una piedra cuadrada al lugar donde se encontraron los generales… El general Morillo mandó a que se edificara una pirámide en el lugar del encuentro”… La pirámide aún está pendiente de su construcción, pero en su lugar, se erigió un obelisco realizado en bronce y mármol por el escultor venezolano Lorenzo González. Fue develado el 5 de julio de 1912 en el Municipio Pampán, parroquia Santa Ana, durante el gobierno de Juan Vicente Gómez, al pie del cual se encuentra la histórica piedra de “pizarra” de la hermandad que selló el memorable encuentro de los dos titanes.


    Después del encuentro entre los dos máximos lideres de la contienda, hubo una tregua en las acciones bélicas que se sucedían en todo el territorio… Bolívar y Morillo planifican la batalla final al mejor estilo de las grandes batallas europeas que decidían las contiendas, tal como fue en la batalla de Waterloo del 18 de junio de 1815… Esta batalla tendría como escenario el campo de Carabobo, porque allí convergen todas las rutas del país… y como fecha el 24 de junio de 1821, para conmemorar el día internacional de la Masonería, fundada el 24 de junio de 1717 con la Gran Logia de Inglaterra.


    Gracias a la masonería, Bolívar y Morillo acordaron un acuerdo de paz cuando todo estaba perdido para la causa libertadora… El Armisticio logró la tregua temporal, pero el Ideal Masónico que ambos compartían, logró algo más duradero:


    1. Lugo del célebre encuentro, Morillo quedó deslumbrado por la personalidad del Libertador; tanto es así, que días después, el 15 de diciembre, regresa a España para más nunca regresar a Venezuela, con estas palabras que dirige a su rey Fernando VII: “Nada es comparable a la incansable actividad de este caudillo. Su arrojo y su talento son sus títulos para mantenerse a la cabeza de la revolución y la guerra; pero es cierto que tiene de su noble estirpe española rasgos y cualidades que le hacen muy superior a cuantos le rodean… Bolívar es la revolución”


    Por su parte, Bolívar también reconocerá en su contrincante valores loables que resaltar: “Confieso que mi corazón se ha mudado con respecto a mis nuevos amigos… Yo me doy a la enhorabuena por haber conocido a hombres tan acreedores a mi justo aprecio, y que a través de los prestigios de la guerra no podíamos ver sino cubiertos de las sombras del terror”


    2. Morillo entendió el mensaje de Bolívar cuando éste se presentó ante su ejército, sólo y sin escolta… El mensaje era claro: “España no pelaba contra un hombre ni contra aguerrido ejército, España luchaba contra un ideal; y cuando el ideal está en la conciencia de los hombres, el pueblo es invencible”…


    Sin Morillo a la cabeza de la contra revolución, cambia todo el panorama de la guerra… Bolívar pudo llevar a cabo su sueño de liberar a su país para crear su máxima obra, la Gran Colombia, que logró la emancipación de todo un continente


    La amistad que surgió entre Bolívar y Morillo es una lección para la raza humana: La Logia Masónica como todas las instituciones conformada por hombres y mujeres, pronta está a ser prisionera del vicio y la ambición, y por lo tanto ha evolucionado a la par de las aberraciones de la misma sociedad; y como bien decía el Libertador: son los hombres y no el dogma quienes manipulan la conciencia del pueblo… son los hombres y no la fe quienes utilizan la Iglesia como un “poder” para lograr prebendas contrarias a los principios religiosos… y son los hombres y no las religiones a quienes la historia se encarga de juzgar… Los enemigos de la revolución bolivariana fueron también a las fuentes de la sabiduría y la intelectualidad que conspiraba en las Sociedades Secretas… Pronto estuvo la institución masónica a albergar a hombres de corazón malvado, que utilizaron la institución para proyectar sus ideales macabros, logrando conquistar a muchos de sus integrantes, quienes se embarcaron en una ventura suicida de asesinar al Libertador y denigrar de su obra libertadora, hasta convertirse en los más acérrimos enemigos de la revolución bolivariana.


    Su compatriota, Antonio José de Sucre, que también era masón al igual que Santander y muchos otros colaboradores del Gobierno, advierte a Bolívar sobre la conspiración que se estaba gestando entre algunos hermanos de la Logia… En respuesta, el 21 de octubre de 1825, el Libertador le dirige comunicación al General Santander, tildando de, malditos y charlatanes a los conspiradores de la Francmasonería Bogotana:


    “Malditos sean los masones y los tales filósofos charlatanes. Estos han de reunir los dos bellos partidos de cuervos blancos, con cuervos negros: al primero por quererlo humillar, y al segundo por quererlo ensalzar. Por los filósofos, masones y cuervos, no he de ir a Colombia. Por acá no hay nada de esto, y los que haya, serán tratados como es justo. Soy de usted de corazón. Bolívar”


    El Libertador, con esa sutileza diplomática características de un insigne estadista, en esa carta insultaba indirectamente a Santander, que como bien sabía Bolívar, era uno de los artífices de los grupos masónicos disidentes que financiaban la contra revolución.


    Bolívar no estaba equivocado… algunos integrantes de la Logia de Bogotá, que ostentaban las mayores fortunas, con Santander a la cabeza de la conspiración, planificaban asesinarlo, como efectivamente lo intentaron, cuando 37 asesinos irrumpen el Palacio de Gobierno el 25 de septiembre de 1828, donde milagrosamente Bolívar salva su vida, gracias a la intervención oportuna de su compañera Manuela Sáenz y la valentía de sus edecanes.


    Como respuesta al atentado, el 8 de noviembre de 1828, el Libertador emitió un decreto prohibiendo la masonería en Colombia, alegando que las sociedades secretas de Nueva Granada, servían solamente para preparar los trastornos públicos, turbando la tranquilidad y el orden establecido; que ocultando ellas todas sus operaciones con el velo del misterio, hacen presumir fundadamente que no son buenas, ni útiles a la sociedad… Este decreto fue promulgado 1 mes y 13 días después del atentado en Bogotá… y luego de haberse publicado en el órgano de la logia de esa ciudad, se encontró una nota que decía: “Puede ser que Obando haga con Sucre lo que nosotros no pudimos hacer con Bolívar”


    DECRETO


    Artículo 1º: Se prohíben en Colombia todas las sociedades o confraternidades secretas, sea cual fuere la denominación de cada una


    Artículo 2°: Los Gobernadores de las Provincias, por sí y por medio de los Jefes de Policía de los Cantones, disolverán e impedirán las reuniones de las sociedades secretas, averiguando cuidadosamente si existen algunas en sus respectivas provincias.


    Artículo 3°: Cualquiera que diere o arrendare su casa o local para una sociedad secreta incurrirá en la multa de 200 pesos, y cada uno de los que concurran, en la de 100 pesos por la primera y segunda vez; por la tercera y demás será doble la multa; los que no pudieren satisfacer la multa sufrirán por la primera y segunda vez dos meses de prisión, y por la tercera y demás será doble la pena.


    Parágrafo 1°: Los Gobernadores y Jefes de Policía aplicarán la pena a los contraventores haciéndolo breve y sumariamente, sin que ninguno pueda alegar fuero Cero en contrario.


    Parágrafo 2°: Las multas se destinan para gastos de policía, bajo la Dirección de los Gobernadores de las Provincias.


    REFLEXIONES


    Es un error de interpretación simplista, y un claro desconocimiento sobre los orígenes de las Sociedades Secretas, pretender deslustrar la personalidad masónica de Bolívar, aludiendo el Decreto de 1828, por el cual prohibió la masonería, así como argumentar los supuestos comentarios hechos a su edecán Luís Perú de Lacroix, quien también era masón, y cuya supuesta confidencia aparece en su Diario de Bucaramanga del día 11 de mayo de 1828, el cual dice textualmente:


    “Pocas ganas tenía el Libertador de irse a dormir y siguió conversando. Habló sobre la masonería, diciendo que también había tenido él la curiosidad de hacerse iniciar para ver de cerca lo que eran aquellos misterios, y que en París había sido recibido de Maestro, pero que aquel Grado le había bastado para juzgar lo ridículo de la tal antigua asociación: que en las Logias había hallado algunos hombres de mérito, bastante fanáticos, muchos embusteros y muchos más tontos burlados: que todos los masones parecen unos niños grandes, jugando con señas, morisquetas, palabras hebraicas, cintas y cordones: que sin embargo la política y los intrigantes pueden sacar algún partido de esa sociedad secreta, pero que en el estado de civilización de Colombia, de fanatismo y de preocupaciones religiosas en que están sus pueblos, no era político valerse de la masonería, porque para hacerse algunos partidarios en las logias se hubiera atraído el odio y la censura de toda la nación, movida entonces contra él por el clero y los frailes, que se hubieran valido de aquel pretexto: que por lo mismo poco podía hacerle ganar la masonería y mucho hacerle perder en la opinión”


    Tomar como referencias estos argumentos en contra de la personalidad masónica de Bolívar es un craso error interpretativo… Para esa época de resabio religioso, una personalidad como la de Bolívar era totalmente antagónica a la mediocridad de la iglesia; no así con agrupaciones de individuos llámese como se llame, ocultas o secretas, que compartieran como él, las ansias de conocimiento y el debate de idea, que alimentaba un espíritu filosófico como el del Libertador cuando decía: “Moral y luces son nuestras primeras necesidades”… Bolívar en su trascendencia por su manera de pensar, de redactar y poner en práctica, era indiscutiblemente masón.


    Para quienes no comparten la idea de un Bolívar masón, argumentando en su defensa: el Decreto y el Diario de Perú de Lacroix, deben tener en cuenta lo siguiente argumentos en su contra:


    Como ya fue explicado, el Decreto fue el resultado de una conspiración que se gestaba en Colombia, cuando algunos masones conspiraban en la Logia de Bogotá, a la cual pertenecía el malvado Pedro Carujo, masón en Grado 18, implicado en el asesinato de Sucre y en las tres oportunidades en que quiso asesinar al Libertador: en Soacha, población cercana a Bogotá, lugar donde por cierto fue asesinado el 18 de agosto de 1989 el bolivariano Luís Carlos Galán, candidato presidencial de Colombia; la fiesta de las máscaras donde lo esperaban los hombres disfrazados con puñales ocultos; y el atentado en el Palacio de Gobierno del 25 de septiembre; todos en 1828 cuando la Dictadura hacía mella en la oligarquía colombiana.


    Perú de Lacroix se suicidó en 1837, y así fue reportado por el dueño de la posada en Francia donde estaba hospedado… Una Nota de Suicidio señala la existencia del Diario de Bucaramanga en poder del Marqués del Toro en Caracas… Hubo que transcurrir 33 años cuando apareció la primera versión del Diario… 42 años más tarde aparecen otros escritos atribuidos a Lacroix… 20 años después son publicados otros manuscritos… hasta que finalmente en 1935, o sea a 98 años del suicidio de Lacroix, el Monseñor Nicolás Navarro, integrante de episcopado y acérrimo enemigo de las Sociedades Secretas, publica una edición del Diario de Bucaramanga que a juicio de los historiadores, presenta omisiones, recortes y enmendaduras a las versiones anteriores, además de pretender influir en la espiritualidad católica del Libertador, como una versión deformada de los hechos y las circunstancias, conforme a la manera de pensar de la iglesia.


    CONCLUSIONES


    El Diario de Bucaramanga en su versión actual, es un documento apócrifo que hay que leer con muchas reservas y entre comillas, puesto que ha permitido recopilar, además del legado del edecán del Libertador, toda la aversión, envidia, rabia y resentimiento, de muchas personas e instituciones políticas, militares, civiles y religiosa, que encontraron la oportunidad de poner en boca del Libertador, la infamia y el resentimiento acumulado durante la guerra de independencia. Por tal motivo, quienes conocemos la pluma de Bolívar, su redacción, la manera de enfocar los episodios de su gesta, pero sobre todo, sus nobles sentimientos que albergaban la universalidad del conocimiento, podemos afirmar, que algunos de los pasajes del Diario no se corresponden con la verdad y fueron incorporados para tergiversar la obra de Bolívar; como lo referido a: el fusilamiento de Manuel Piar, la muerte de su esposa María Teresa, el sacrificio del bogotano Antonio Ricaurte en San Mateo, su aversión a la masonería, su fidelidad a la iglesia, entre otras narraciones que fueron escritas por personas inescrupulosas, interesadas en minimizar la magnificencia del Libertador; mientras que su otro edecán, Francisco O´Leary, nos presenta una verdad muy diferente llena de elogios y reconocimientos.





    El último capítulo de esta historia la escribirá en la Isla de Jamaica, el comerciante inglés establecido en Kingston, señor Maxwell Hyslop, viejo amigo del Libertador, cuando la noticia de su agonía llegó a la isla… Como compañero masón, el comerciante inglés quiso brindarle una postrimera ayuda y al efecto, solicitó del Gobernador de la isla el envío de un médico especialista a Santa Marta, junto con un arsenal de medicinas, en la desesperación de salvar su preciosa vida. De inmediato, el Dr. Michael B. Clare, afamado cirujano y que por cierto era el Gran Maestro de la Logia Masónica, se embarcó en la fragata de guerra “Blanche” hacia Santa Marta, llevando consigo, además, suficiente dinero para cubrir las necesidades de su Excelencia… Pero todo fue en vano..! La embarcación fondeó en el puerto de Santa Marta el 18 de diciembre de 1830, cuando se rendían los últimos honores al Libertador, quién había muerto el día anterior.


    Por tres días el cuerpo embalsamado de Bolívar fue expuesto en capilla ardiente, sobre un mesón improvisado que para tal fin se habilitó en el antiguo edificio de aduanas, propiedad de Joaquín Mier… Fue notoria la ausencia del Obispo de Santa Marta, y que al Libertador no se le rindieron los santos sacramentos que manda la iglesia católica… Se argumentaba: que el clérigo estaba enfermo y otras versiones le atribuían estar fuera de Santa Marta… Ni siquiera el cura de la aldea de Matacoco, quien visitó al Libertador para oír su confesión, hizo acto de presencia en la aduana de Santa Marta… Lo cierto de esta historia parece ser, que Bolívar fue excomulgado por el Vaticano por pertenecer a la Sociedad Secreta de la masonería, organización a quién mucho le deben los pueblos del mundo, que han sufrido una transformación social como resultado de una revolución ideológica.

    http://tedejo2.wordpress.com/bolivar-mason/
    Última edición por Michael; 30/11/2012 a las 09:30

  6. #6
    Nuevo Mundo está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    31 ago, 13
    Mensajes
    81
    Post Thanks / Like

    Re: Bolivar masón

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Al parecer, sí, Bolívar rechazo a la masonería dándole poder a la Iglesia Católica en Venezuela. Que Tiempo después fue Páez quien creó leyes antì-clericales. Pero lo de Bolívar, si al final rechazo o no la masonería o fue después pro-católico o no, es solo un detalle de la historia comparado con lo que voy a poner. Hermanos Judíos, Británicos y Holandeses -Curazao- (ver la historia de Cromwell en Inglaterra o La Jerusalén Holandesa como anexo) estuvieron unidos para acabar contra el imperio católico de España en América. Una curiosidad histórica que dice mucho. Miren este artículo en un diario venezolano: Los Judios Y Venezuela - Opinion - El Universal
    Los judíos y Venezuela

    Invalorables aportes han realizado judíos venezolanos en las ciencias, las artes, la educación..

    11983097_copia.520.360.jpg

    MIGUEL TRUZMAN TAMSOT
    | EL UNIVERSAL
    martes 18 de septiembre de 2012[COLOR=#CC9900 !important] 12:00 AM


    [COLOR=#666666 !important]Cuando a uno le ponen este título por delante, piensa inmediatamente en personajes como Baruj Benacerraf, eminente inmunólogo, único premio Nobel venezolano en la rama de la medicina, como en esta misma rama el altruista médico cancerólogo Dr. Rubén Merenfeld, Promotor y Presidente de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela o en el área del espectáculo el gran Amador Bendayán, en las letras Isaac Chocrón, en el cine Margot Benacerraf, en los grandes proyectos de arquitectura, nuestro entrañable amigo Paul Lustgarten y así podíamos citar innumerables personalidades judías que contribuyeron en todas las áreas del conocimiento humano al desarrollo de esta patria nuestra.

    Pero, ¿han sido solo los judíos venezolanos quienes han aportado sus capacidades, recursos y vidas al desarrollo de Venezuela? La respuesta es un NO rotundo, si investigamos un poco de historia, nos percatamos que en la misma independencia y formación de la República, judíos de otras latitudes tuvieron parte importante en la gesta emancipadora, remontándonos a 1812 con la pérdida de la I República, el mismo Bolívar se refugia en Curazao en donde los ingleses le secuestran todo su equipaje, que le es devuelto gracias a la valiente gestión del judío Mordejay Ricardo quien le consiguió aposento por dos meses en casa de otro judío de nombre Abraham de Meja. Se dice que en estos dos meses, Bolívar recurre a diario a la gran biblioteca del Dr. Mordejay Ricardo y es ahí, rodeado de una gran bibliografía de los más importantes autores y literatos de la historia en donde se inspira para escribir meses después, el Manifiesto de Cartagena en donde reseña las causas que motivaron la pérdida de la I República. Dos años más tarde en 1814 con la posibilidad de la entrada de las sanguinarias tropas de Boves a Caracas, las hermanas de Bolívar, María Antonia y Juana se refugiaron en la casa de la suegra del Dr. Mordejay Ricardo en Curazao por casi dos años.

    Mordejay Ricardo también colaboró con el Libertador, con recursos, pertrechos, armas y municiones para rescatar nuevamente la República, después de la debacle con la capitulación de Francisco de Miranda en 1812.

    Otros judíos que lucharon en las diferentes guerras por la independencia fueron: Isaac de Sola, nacido en Curazao participó en varias guerras, llegando al grado de Teniente en el batallón de rifles de la Legión Británica y luego luchó en la Batalla de Carabobo con el batallón Bravos de Apure; Benjamín Henríquez, hizo la carrera de armas en Venezuela, siendo Capitán de Caballería. Isidoro Borowski, soldado del ejército de Bolívar, procedente de Europa, como los hermanos David y Yehoshua Hoeb.

    Juan Bernardo Elbers a quien el mismo Libertador le entregó en 1828, la primera concesión de navegación por el río Magdaleno para barcos a vapor.

    David Castillo Montefiore fue uno de los grandes financistas de la campaña de Bolívar por la liberación de Venezuela y a través de otro judío Joshua Naar se le hacía llegar dinero a Bolívar para todos los requerimientos necesarios para tal fin.

    Como podemos apreciar en estas cortas líneas, la influencia, arrojo y entusiasmo de un grupo de judíos que sin ser venezolanos, contribuyeron grandemente con la liberación y emancipación definitiva de esta patria nuestra y que aunado a los invalorables aportes que han realizado judíos venezolanos en las ciencias, las artes, la educación etc., han colaborado al desarrollo y crecimiento de un Estado moderno, en donde conviven hasta el presente innumerables comunidades y confesiones en sana paz.

    Abogado

    truzman@cantv.net
    Sin olvidar que el presidente Maduro y el líder de la oposición en Venezuela, sus antepasados son Judíos y para colmo son de Curazao, o sea, Holanda que junto a Inglaterra fue donde fueron a parar parte de los Judíos expulsados de Iberia.

    Si esto no les dice algo no se que lo hará.

    Respeto y amo a nuestros hermanos Judíos, pero es una realidad innegable que muchos de ellos han maquinado contra España y nuestra religión.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Lincoln el masón
    Por Ordóñez en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 13
    Último mensaje: 02/12/2012, 09:32
  2. Entrevista A Un Antiguo Mason
    Por Jorge Zamora E. en el foro Religión
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 10/11/2008, 16:51
  3. ¿ Aznar masón ?
    Por Ordóñez en el foro Política y Sociedad
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 29/01/2007, 14:44
  4. masones lo dicen: ZP es masón
    Por Cavaleiro en el foro Noticias y Actualidad
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 13/10/2005, 02:11

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •