Búsqueda avanzada de temas en el foro

Resultados 1 al 14 de 14

Tema: Lincoln el masón

  1. #1
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    38
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Lincoln el masón


    ALGUNOS EXTRACTOS :

    Muchos de ellos fueron los artífices de la asunción de quien fuera el segundo presidente de los Estados Unidos, John Quincy Adams, ocultista de cuño como que formaba parte de la llamada Sociedad de los Dragones. Miembros de esta sociedad fueron responsables del diseño urbanístico de la ciudad de Washington, en el cual se reconoce un indudable sello metafísico. Y a la misma sociedad perteneció Abraham Lincoln, confeso ocultista y espiritista, cuyo pensamiento siempre influyó -y no precisamente por sus ideales libertarios de la esclavitud- en otro presidente, grado 33 de la Masonería, llamado Franklin D. Roosevelt. Sí, el mismo que internacionalizó el concepto del "New Deal" en palabras y etapas en un todo identificables en las proopuestas escritas por Los Iluminados de Baviera.



    IN GOD WE TRUST

    Las meditaciones, terapias y esoterismos no se prodigan gratuitamente. Entre “El pensador” y Homero Simpson casi siempre se erigen las efigies de Benjamin Franklin y Abraham Lincoln estampadas junto con la divisa In God we trust.


    Todavía en 1865 el prócer mexicano Benito Juárez andaba por los montes de su patria combatiendo al emperador Maximiliano con un retrato de Abraham Lincoln a cuestas.
    A la masonería pertenecen miembros de la Casa Real británica (el Duque de
    Kent es el Gran Maestro de la Gran Logia Unida de Inglaterra), presidentes
    de los Estados Unidos y premios Nobel. Mozart, Beethoven, Benjamín Franklin, Jorge Washington,Tomas Jefferson, Abraham Lincoln, Leonardo de Vinci, Simón Bolivar....Todos fueron masones.

    <SPAN lang=ES-TRAD style="FONT-FAMILY: Verdana">

    <FONT face=Arial><SPAN style="FONT-SIZE: 9pt">Entre los masones más distinguidos mencionamos a Mozart, Beethoven, Benjamín Franklin, Jorge Washington, el Conde de Lafayette, Tomás Jefferson, Abraham Lincoln, Gral. Prim. Francisco Javier Mina, Emilio Castelar, Simón Bolívar, José Martí, Bernardo O’Higgins, José de San Martín, Antonio José de Sucre, José Ma. Morelos y Pavón, Ignacio Allende, Vicente Guerrero, Don Guadalupe Victoria, Agustín de Iturbide, Valentín Gómez Farías, Nicolás Bravo, Benito Juárez, Melchor Ocampo, Sebastián Lerdo de Tejada, Porfirio Díaz, Ignacio M. Altamirano, Juan de Dios Peza, Amado Nervo, Ignacio Rarmírez, Alfredo Chavero, Francisco I. Madero, José Ma. Pino Suárez y muchos otros más.

  2. #2
    Veleta No Registrado

    Re: Lincoln el masón

    Cita Iniciado por Alonso De Ojeda
    ALGUNOS EXTRACTOS :

    Muchos de ellos fueron los artífices de la asunción de quien fuera el segundo presidente de los Estados Unidos, John Quincy Adams, ocultista de cuño como que formaba parte de la llamada Sociedad de los Dragones. Miembros de esta sociedad fueron responsables del diseño urbanístico de la ciudad de Washington, en el cual se reconoce un indudable sello metafísico. Y a la misma sociedad perteneció Abraham Lincoln, confeso ocultista y espiritista, cuyo pensamiento siempre influyó -y no precisamente por sus ideales libertarios de la esclavitud- en otro presidente, grado 33 de la Masonería, llamado Franklin D. Roosevelt. Sí, el mismo que internacionalizó el concepto del "New Deal" en palabras y etapas en un todo identificables en las proopuestas escritas por Los Iluminados de Baviera.



    IN GOD WE TRUST

    Las meditaciones, terapias y esoterismos no se prodigan gratuitamente. Entre “El pensador” y Homero Simpson casi siempre se erigen las efigies de Benjamin Franklin y Abraham Lincoln estampadas junto con la divisa In God we trust.


    Todavía en 1865 el prócer mexicano Benito Juárez andaba por los montes de su patria combatiendo al emperador Maximiliano con un retrato de Abraham Lincoln a cuestas.
    A la masonería pertenecen miembros de la Casa Real británica (el Duque de
    Kent es el Gran Maestro de la Gran Logia Unida de Inglaterra), presidentes
    de los Estados Unidos y premios Nobel. Mozart, Beethoven, Benjamín Franklin, Jorge Washington,Tomas Jefferson, Abraham Lincoln, Leonardo de Vinci, Simón Bolivar....Todos fueron masones.

    <SPAN lang=ES-TRAD style="FONT-FAMILY: Verdana">

    <FONT face=Arial><SPAN style="FONT-SIZE: 9pt">Entre los masones más distinguidos mencionamos a Mozart, Beethoven, Benjamín Franklin, Jorge Washington, el Conde de Lafayette, Tomás Jefferson, Abraham Lincoln, Gral. Prim. Francisco Javier Mina, Emilio Castelar, Simón Bolívar, José Martí, Bernardo O’Higgins, José de San Martín, Antonio José de Sucre, José Ma. Morelos y Pavón, Ignacio Allende, Vicente Guerrero, Don Guadalupe Victoria, Agustín de Iturbide, Valentín Gómez Farías, Nicolás Bravo, Benito Juárez, Melchor Ocampo, Sebastián Lerdo de Tejada, Porfirio Díaz, Ignacio M. Altamirano, Juan de Dios Peza, Amado Nervo, Ignacio Rarmírez, Alfredo Chavero, Francisco I. Madero, José Ma. Pino Suárez y muchos otros más.
    ¿De qué fuente salen tan heterogéneas afirmaciones? Vaya collage de afirmaciones gratuitas que has pegado, Ojeda... genio y figura. Lincoln espiritista... ¡vaya bufonada! cualquiera que conozca la biografía de Mr. Lincoln sabrá que tras la muerte de su hijo Willie, la esposa del presidente, Mary Todd, cayó en las redes del espiritismo (desesperación por comunicarse con el hijo muerto... caso similar al de Víctor Hugo tras la muerte de su hija), mas Abraham Lincoln jamás participó de las creencias de su esposa, sino que la desgracia le hizo volverse más fervoroso y más lector de la Biblia. Lincoln era protestante, eso es todo, ni masón, ni espiritista ni niño muerto (nunca mejor dicho).

    Tu segundo párrafo, o mejor cabría decir pieza del collage irracional, no habla de pertenencía a nada, sino de que la efigie de Lincoln aparece en los billetes de cinco dólares (creo que es en los de cinco)... eso es un extracto de un texto que refiere como los servicios de magos, adivinos y curanderos no son gratuitos precisamente. ESTO NO TIENE NADA QUE VER CON LINCOLN, salvo que su cara aparece en los billetes... has superado tu propia incompetencia, llegando al esperpento.

    El tercer párrafo es una de las miles de listas de masones que pululan por internet y Mr. Lincoln aparece junto a Leonardo da Vinci, que no es mala compañía. El cuarto, otra burda lista de presuntos masones, que unos lo serían y otros no.

    AJJAJAJAJAJAJAJAJA Como "entertainer" no tienes precio

  3. #3
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    38
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Lincoln el masón

    En fin veo que los insultos están pululando por el foro.....

    Bufonada es estar en contra del racismo y apoyar a Lincoln, por ejemplo. En fin, me esperaba tu respuesta.

  4. #4
    Avatar de Kontrapoder
    Kontrapoder está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    29 mar, 05
    Mensajes
    3,090
    Post Thanks / Like

    Re: Lincoln el masón

    No veo la importancia de que Lincoln sea masón o no. Además, las listas que se barajan de masones son siempre especulativas puesto que la masonería es una sociedad secreta.

  5. #5
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    38
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Re: Lincoln el masón

    Kontra yo te entiendo, pero esto lo empezó Veleta, y como se queda sin argumentos tantas veces recurre al mero insulto.

  6. #6
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Lincoln el masón

    Si lincoln fue masón o no... lo mas probable es que lo hubiese sido ya que la masonería era una moda para muchos "intelectuales" de esa época

  7. #7
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,626
    Post Thanks / Like

    Re: Lincoln el masón

    De hecho, lo habitual es que los presidentes de EE.UU. sean masones.

  8. #8
    Martin Ant está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    07 nov, 12
    Mensajes
    2,503
    Post Thanks / Like

    Re: Lincoln el masón

    Parece que los del Grupo Intereconomía también se suman a la desmitificación.


    DESMONTANDO EL MITO

    Las tres grandes mentiras sobre Lincoln

    In Política, Crisis, Ciudadanía, Críticas, Comentarios on 24 noviembre, 2012 at 11:59 “Nunca se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo…”, dijo Lincoln. Pero su propia imagen es un mito distorsionado. Gobernó despóticamente por decreto, cerró periódicos y pretendía enviar a los esclavos negros a Liberia.

    Lincoln vuelve a estar de moda. Es el gran mito americano que ha inspirado hasta una película de vampiros y que Spielberg lleva ahora a las pantallas, con Daniel Day-Lewis en la piel del presidente. Pero los últimos ensayos y biografías sobre él –como The Real Lincoln, de Thomas Di Lorenzo, o Ahora y para siempre libres, de Martín Alonso– muestran el verdadero rostro de un político menos idealista de lo que nos ha transmitido.
    El héroe de la libertad no era antiesclavista, gobernó despóticamente suspendiendo libertades, no respetó el hábeas corpus y demostró lo que le interesaba la libertad de expresión al cerrar más de 300 periódicos.
    Martín Alonso ha hecho para el lector en español una labor encomiable, al encontrar en nuestro idioma la mejor expresión de los discursos de Lincoln. Su posición, nos dice desde las primeras páginas, estará marcada por la ecuanimidad. No forma parte de quienes sólo saben escribir de él hagiografías, cuando no remedos contemporáneos de los poemas épicos griegos con Lincoln ocupando ese lugar intermedio entre los dioses y los hombres. Pero tampoco se arrastra por los terrenos de quienes, con tal de negar a Lincoln, niegan la historia que Alonso, como muchos antes que él, posee.
    Una vez colocado entre los dos extremos, puede Martín Alonso dar curso a la Historia. Por un lado, las luces: Abraham Lincoln, “redentor y mártir”, salvó la unión, emancipó a cinco millones de almas esclavizadas, preservó la democracia “para generaciones de americanos y no americanos”, siendo “el único hombre en la historia que podía haber hecho cualquiera de estas tres cosas”. Pero no faltan las sombras: Abraham Lincoln era plenamente humano.
    Quizás, demasiado humano. Tiene una biografía trabada con grandes momentos, pero también con las mentiras, las ambiciones partidistas, los propósitos ocultos y los crímenes visibles que podemos ver a diario en los titulares de la prensa. El verdadero Lincoln es más poliédrico que su cara picassiana. Y las aristas de su biografía cortan como cuchillas a quienes quieren encajarle en un relato heroico.
    Sus orígenes no pudieron ser más humildes. Su padre intentó salir de la vida miserable en que había nacido enseñando a unos pocos acres de tierra a producir varios productos que vender en el mercado. Kentucky, Indiana y, finalmente, Illinois, su estado de adopción. Nacido en 1809, Abraham se hizo abogado. En aquella época bastaba con presentarse a un sencillo examen, pero para él, un autodidacta que jamás fue a una escuela, no deja de ser un logro.
    En 1836 comenzó su carrera política y se iniciaba su leyenda. La oposición entre la América agraria y republicana de Jefferson y la industrial y federalista de Hamilton se renovó en aquellos años en el enfrentamiento entre el partido demócrata de Andrew Jackson y los Whig de Henry Clay. En aquel año, Lincoln defendió los tres pilares de aquel partido, que luego sostendrán también al Partido Republicano, que él llevó a la presidencia: las “mejoras internas”, es decir, la inversión del Gobierno federal en infraestructuras, unos aranceles proteccionistas y un banco central que financie la industria. Tres pilares que favorecían abrumadoramente al Norte industrial, pero que perjudicaban al Sur, agrario y librecambista. El Lincoln verdadero ya empieza a verse en estos años decisivos.
    Poco democrático
    Como abogado subió como la espuma en la defensa de los intereses de la industria ferroviaria. En los años 1850 ganaba de las grandes empresas ferroviarias más de 5.000 dólares anuales, el triple de lo que ingresaba el gobernador de Illinois, su estado. Y mantuvo su función de abogado y lobbista hasta 1860, año en el que ganó las elecciones. Su defensa de las “mejoras internas” y sus propios intereses, ambos legítimos, se confundían inexplicablemente.
    Desde comienzos de siglo, Norte y Sur estaban en conflicto por los altos aranceles. El Partido Republicano, construido desde las cenizas del Whig, asumió el proteccionismo como propio. Y el Sur, que había amenazado anteriormente con la secesión, dio muestras de que daría ese fatídico paso si el partido de Lincoln seguía con su agenda. Lincoln ganó y los estados de Alabama, Carolina del Sur, Florida, Georgia, Luisiana, Misisipi y Texas se declararon independientes y formaron una nueva unión propia, bajo la fórmula de la Confederación.
    Esto daba al traste con los planes republicanos. Sin una Unión, el Norte no podía explotar al Sur con sus altos aranceles. Por eso para Lincoln lo importante no fue nunca la esclavitud, que personalmente detestaba, sino la Unión.
    Lo dijo él mismo: “Mi objetivo fundamental es salvar la Unión, no salvar o destruir la esclavitud. Si pudiese salvar la Unión sin liberar a uno solo de los esclavos, lo haría. Y si pudiera salvarla liberando a algunos y dejando de lado a otros, también lo haría. Lo que hago en relación con la esclavitud y la raza de color lo hago porque ayuda a salvar la Unión”.
    Mientras negociaba con los representantes de los estados de la Confederación para admitirlos de nuevo en la Unión, les ofreció una enmienda a la Constitución que decía: “No cabrá ninguna enmienda a la Constitución que autorice o conceda al Congreso el poder de abolir o interferir, dentro de ningún estado, en sus instituciones domésticas, incluyendo a aquellas personas que se poseen para el trabajo o el servicio, según las leyes de cada estado”. En su discurso de inauguración dijo: “No tengo intención de intervenir, de forma directa o indirecta, en la institución de la esclavitud en los estados en que existe. Creo que no tengo ningún derecho, y tampoco tengo inclinación a ello”.
    Luego la esclavitud era una cuestión de segundo orden. Lo importante era el proteccionismo y la unión sin la cual quedaría en nada. Y si detestaba la esclavitud no era porque tuviese un especial aprecio por la raza negra. Lincoln, siempre tan elocuente: “No me propongo introducir”, dijo en 1858, dos años antes de ganar las elecciones, “una igualdad política o social entre las razas blanca y negra. Hay una diferencia física entre las dos que, a mi juicio, probablemente impedirá por siempre que vivan juntas en pie de perfecta igualdad.
    Y, en la medida en que es necesario que haya una diferencia, yo, al igual que el juez Douglas [su rival], estoy a favor de que la raza a la que pertenezco tenga una posición superior. Nunca dije nada que vaya en sentido contrario”.
    No lo dijo. Lincoln fue extremadamente crítico con los abolicionistas porque ponían en riesgo el preciado bien de la Unión. Sus planes, que una muerte violenta truncaron antes de que los pudiera impulsar, pasaban por enviar a los negros a Liberia (África) para que las dos razas viviesen separadas por un océano.
    Fue el gran emancipador, el que proclamó la liberación de los esclavos de sus amos. Sí. Pero como un instrumento de guerra, pues concedió la libertad solo en los estados rebeldes, mientras que la respetó en los estados esclavos leales al Norte: Delaware, Kentucky, Maryland y Misuri.
    Una vez en el poder, Lincoln no fue el campeón de la democracia, de la Constitución y las leyes que nos dicta la leyenda. Sustituyó una unión voluntaria por otra impuesta. Declaró la guerra a los estados que declararon la secesión, pese a que es una prerrogativa que pertenece, en exclusiva, al Senado. Se arrogó “poderes de guerra” que no venían descritos en la Constitución. Y suspendió el derecho al hábeas corpus, pese a que solo el Senado podía hacer algo así. Desde el inicio de la guerra hasta el mes de julio actuó con un poder absoluto y juntó en su persona los poderes judicial, legislativo y ejecutivo.
    Con el hábeas corpus como un mero recuerdo del pasado, su Gobierno detuvo sin cargos a miles de ciudadanos. Se daba la situación de que un juez que encausase a un representante del Gobierno federal por saltarse la ley se convertía en un criminal a ojos de la Administración Lincoln y acababa con sus huesos en la cárcel. Los representantes democráticos tampoco se libraban: detuvo a varios miembros del Congreso de Maryland sin molestarse en presentar cargos.
    Lincoln exigía de los ciudadanos que mostrasen por su Gobierno una actitud que no se desviase un ápice de la adhesión entusiasta. Lincoln, el orador: “No se puede malinterpretar al hombre que permanece callado cuando se debate sobre los peligros de su Gobierno. Si no se le detiene, estad seguros de que ayudará al enemigo. Especialmente si es ambiguo, si habla de su país con peros, condicionales y no obstantes”. Censuró las comunicaciones telegráficas y cerró más de 300 periódicos.
    Lincoln siempre alentó la reconciliación después de una guerra cruel. Quizás la hubiera alentado de no haber sido asesinado, el 14 de abril de 1865, por el secesionista John Wilkes Booth, sólo cinco días después de la rendición del general Robert E. Lee. Quizás, tras la guerra, se habría podido convertir en el gran presidente que muchos historiadores ven en él. Pero los años de Lincoln sólo permiten hacer películas como las de Steven Spielberg ocultando una parte importante del verdadero Lincoln.

    Fuente: REVISTA ÉPOCA
    Visto en: LacrimaSeca

  9. #9
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Lincoln el masón

    Cita Iniciado por Hyeronimus Ver mensaje
    De hecho, lo habitual es que los presidentes de EE.UU. sean masones.

    Los Estados Unidos fueron el epicentro de la masonería

  10. #10
    Avatar de Hyeronimus
    Hyeronimus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    16 ene, 07
    Mensajes
    18,626
    Post Thanks / Like

    Re: Lincoln el masón

    En realidad, hace tiempo que se sabía que Lincoln no era ningún santo. Y aquí en Hispanismo también se había hablado de ello:

    El mito de Abraham Lincoln

  11. #11
    Avatar de Nicus
    Nicus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    04 abr, 11
    Ubicación
    Muy Fiel y Reconquistadora Ciudad de San Felipe y Santiago de Montevideo
    Edad
    32
    Mensajes
    904
    Post Thanks / Like

    Re: Lincoln el masón

    Cita Iniciado por Hyeronimus Ver mensaje
    De hecho, lo habitual es que los presidentes de EE.UU. sean masones.
    No todos los presidentes de la USA son masones, pero lo que sí son todos (incluyendo Obama), es que están relacionados con las dinastías de la realeza inglesa, como lo mostré en un hilo mío.
    Es ésta nuestra finalidad, nuestro gran ideal. Caminamos para la civilización católica que podrá nacer de los escombros del mundo de hoy, como de los escombros del mundo romano nació la civilización medieval. Caminamos para la conquista de este ideal, con el coraje, la perseverancia, la resolución de enfrentar y vencer todos los obstáculos, con que los Cruzados marcharon sobre Jerusalén. Porque si nuestros mayores supieron morir para reconquistar el Sepulcro de Cristo, ¿cómo no vamos a querer nosotros —hijos de la Iglesia como ellos— luchar y morir para restaurar algo que vale infinitamente más que el preciosísimo Sepulcro del Salvador, es decir, su reinado sobre las almas y sobre la sociedad, que Él creó y salvó para amarlo eternamente?”.

    Plinio Corrêa de Oliveira.

  12. #12
    Avatar de Nicus
    Nicus está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    04 abr, 11
    Ubicación
    Muy Fiel y Reconquistadora Ciudad de San Felipe y Santiago de Montevideo
    Edad
    32
    Mensajes
    904
    Post Thanks / Like

    Re: Lincoln el masón

    Cita Iniciado por Martin Ant Ver mensaje
    .... pretendía enviar a los esclavos negros a Liberia.

    Bueno, esto no lo veo tan malo...¿Para qué vivir en la tierra de tus esclavistas, en lugar de regresar a tu tierra de origen?
    Es ésta nuestra finalidad, nuestro gran ideal. Caminamos para la civilización católica que podrá nacer de los escombros del mundo de hoy, como de los escombros del mundo romano nació la civilización medieval. Caminamos para la conquista de este ideal, con el coraje, la perseverancia, la resolución de enfrentar y vencer todos los obstáculos, con que los Cruzados marcharon sobre Jerusalén. Porque si nuestros mayores supieron morir para reconquistar el Sepulcro de Cristo, ¿cómo no vamos a querer nosotros —hijos de la Iglesia como ellos— luchar y morir para restaurar algo que vale infinitamente más que el preciosísimo Sepulcro del Salvador, es decir, su reinado sobre las almas y sobre la sociedad, que Él creó y salvó para amarlo eternamente?”.

    Plinio Corrêa de Oliveira.

  13. #13
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Lincoln el masón

    Cita Iniciado por Nicus Ver mensaje
    [/CENTER]

    Bueno, esto no lo veo tan malo...¿Para qué vivir en la tierra de tus esclavistas, en lugar de regresar a tu tierra de origen?


    Saludos hermano Nicus, si bien es cierto que es bueno estar en la Madre Patria, a lo que se refiere el autor es que Lincoln los quería enviar a Liberia para deshacerse de ellos y no tenerlos más en EE.UU, afectuosos saludos hermano

  14. #14
    Avatar de Michael
    Michael está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    03 may, 10
    Mensajes
    2,888
    Post Thanks / Like

    Re: Lincoln el masón

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Cita Iniciado por Hyeronimus Ver mensaje
    En realidad, hace tiempo que se sabía que Lincoln no era ningún santo. Y aquí en Hispanismo también se había hablado de ello:

    El mito de Abraham Lincoln

    hermano Hyeronimus no se sí ha visto la nueva película de Abraham Lincoln, yo la vi y le digo que pone a Lincoln en un pedestal anti histórico

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. El alma de las Américas y el Hispanismo
    Por Ordóñez en el foro Hispanoamérica
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 11/05/2016, 07:11
  2. Sancho III "el Mayor", un Rey pamplonés e hispano
    Por Lo ferrer en el foro Biografías
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 11/01/2008, 22:33
  3. "Los celtas y el País Vasco" por Pedro Bosch Gimpera.
    Por WESTGOTLANDER en el foro Prehistoria y Protohistoria
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 06/06/2005, 16:38

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •