Búsqueda avanzada de temas en el foro

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 36

Tema: Francisco Solano Lopez y el Paraguay

  1. #1
    Avatar de Mendocino
    Mendocino está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    09 nov, 08
    Ubicación
    Al pie de los Andes
    Mensajes
    116
    Post Thanks / Like

    Francisco Solano Lopez y el Paraguay

    Hola a todos les dejo acá un texto breve sobre el Paraguay y su Caudillo..
    Ya que hay personas aquí que saben bastante, quisiera preguntarles que opinan de Francisco Solano Lopez.. Era católico convencido o no lo era?
    Aca vá...
    Homenaje desde la Patria Grande a Francisco Solano López
    "MARISCAL DEL PARAGUAY FRANCISCO SOLANO LÓPEZ, ¡ PRESENTE!"
    Escrito por Jose Maria Pepe Rosa

    A su muerte, tras la derrota en la Guerra de la Triple Infamia ,ya casi nada quedaba del Paraguay, su población masculina entre 15 y 60 años había muerto bajo la metralla.

    Investigación histórica de José María Rosa

    "¡Muero con mi Patria!" Con esa última frase en sus labios, el 1º de marzo de 1870, en Cerro-Corá, el Mariscal Francisco Solano López, herido, agotado y desangrado, medio ahogado, moribundo y anegada en sangre el agua inmunda del arroyo que, caído sentado, lo circundaba, recibió un tiro de Manlicher que le atravesó el corazón.
    Ahí quedó, muerto de espaldas, con los ojos abiertos y la mano crispada en la empuñadura de su espadín de oro -en cuya hoja se leía "Independencia o Muerte"-. "O, diavo do López!" ["Oh, diablo de López!"], comentó el macaco recluta del Imperio brasileño mientras pateaba el cadáver.
    Las últimas palabras del Mariscal eran algo más que una metáfora: ya casi nada quedaba del Paraguay, toda su población masculina entre los 15 y 60 años había muerto bajo la metralla.
    Muchísimas mujeres y niños también, cuando no por las balas, por las terribles epidemias de cólera y fiebre amarilla, o simplemente sucumbieron de hambre.
    Tampoco quedaron ni altos hornos, ni industrias, ni fundiciones, ni inmensos campos plantados con yerba o tabaco, ni ciudad que no fuera saqueada.
    Apenas si un montón de ruinas cobijaba a los fantasmales trescientos mil ancianos, niños y mujeres sobrevivientes.
    Se condenó al país a pagar fortísimas indemnizaciones por "gastos de guerra".
    Paraguay perdió prácticamente la mitad de su territorio, que pasó a formar parte de Brasil y de Argentina (las actuales provincias de Misiones y Formosa).
    Cinco años antes, al comenzar la guerra de la Triple Alianza, el Paraguay de los López era un escándalo en América. El país era rico, ordenado y próspero, se bastaba a sí mismo y no traía nada de Inglaterra... Abastecía de yerba y tabaco a toda la región y su madera en Europa cotizaba alto. Veinte años había durado la presidencia del padre, don Carlos Antonio López, hasta su muerte en 1862, y desde entonces la del hijo Francisco Solano.
    El Paraguay tenía 1.250.000 habitantes, la misma cantidad de la vecina Argentina de entonces (¡Se exterminó en la guerra nada menos que al 75% de la población!).
    El país era de los paraguayos. Ningún extranjero podía adquirir propiedades, ni especular en el comercio exterior. Y casi todas las tierras y bienes eran del Estado.
    La balanza comercial arrastraba un saldo ampliamente favorable, y carecía de deuda externa.
    Contaba con altos hornos y la fundición de Ibicuy fabricaba cañones y armas largas. Funcionaba el primer ferrocarril de latinoamérica, un telégrafo y una poderosa flota mercante. Tenía el mejor ejército de Sudamérica.
    El nivel de la educación popular también era el primero del continente.
    Además, Paraguay era un importante productor de algodón, materia prima que necesitaba el capitalismo inglés en su etapa de expansión imperialista para su industria textil, principal motor de su economía.
    El bloqueo al sur esclavista de la Confederación, que proveía de algodón a la industria inglesa, producido por la guerra de Secesión norteamericana (1861-1865), hizo indispensable para los intereses británicos la destrucción de tal nación soberana.
    Esos intereses manipularon al círculo de influencia del emperador del Brasil y al partido mitrista y la oligarquía porteña y montevideana, hasta promover el vergonzoso exterminio espeluznante de todo un pueblo, que incluyó de paso a las montoneras argentinas.
    Verdaderamente, como se ha dicho, la guerra de la Triple Alianza fue la guerra de la Triple Infamia.
    Lo cierto es que la marcha final de siete meses de los últimos héroes paraguayos hacia Cerro-Corá, doscientas jornadas por el desierto, bajo el ardiente sol tropical, constituye una de las páginas más sórdidas pero también más gloriosas de la historia americana.
    Soldados abrazados por la fiebre o por las llagas y extenuados por el hambre, sin más prendas que un calzón, descalzos porque los zapatos, como el morrión y las correas del uniforme, han sido comidos después de ablandar el cuero con agua de los esteros.
    Todos están enfermos, todos escuálidos por el hambre, todos heridos sin cicatrizar. Pero nadie se queja. No se sabe adónde se va, pero se sigue mientras no sorprenda la muerte.
    Conduce la hueste espectral el presidente y mariscal de la guerra Francisco Solano. Si no ha podido dar el triunfo a los suyos, les ofrecerá a generaciones venideras el ejemplo tremendo de un heroísmo nunca igualado.
    Cinco años después, el gran Paraguay de los López quedó hundido, con todo su pueblo, en los esteros guaraníes. Desde entonces el Foreing Office quedaría como dueño absoluto de la región y dejaría desarticulada, por lo menos durante un largo período que todavía sufrimos, la posibilidad de integrar en una sola nación a la Patria Grande. La gran causa iniciada por Artigas en las primeras horas de la Revolución, continuada por San Martín y Bolívar al concretarse la Independencia, restaurada por la habilidad y energía de Rosas en los años del "sistema americano", y que tendría en el Gran Mariscal Francisco Solano López su adalid postrero.
    Pero ya una año antes de Cerro-Corá, viejo y pobre en su destierro de Southampton, don Juan Manuel de Rosas, que por sostener lo mismo que López había sido traicionado y vencido en Caseros por los mismos que traicionaron y vencieron ahora al mariscal paraguayo, se conmovió, profundamente emocionado, ante la heroica epopeya americana. El Restaurador miró el sable de Chacabuco que pendía como único adorno en su modesta morada. Esa arma simbolizaba la soberanía de América; con ella San Martín había liberado a Chile y a Perú; después se la había legado a Rosas por su defensa de la Confederación contra las agresiones de Inglaterra y Francia. El viejo gaucho ordenó entonces que se cambie su testamento, porque había encontrado el digno destinatario del sable corvo de los Andes.
    El 17 de febrero de 1869, mientras Francisco Solano López y el heroico pueblo guaraní se debatían en las últimas como jaguares decididos que se niegan a la derrota, Rosas testó el destino del "sable de la soberanía":
    "Su excelencia el generalísimo, Capitán General don José de San Martín, me honró con la siguiente manda: 'La espada que me acompañó en toda la guerra de la Independencia será entregada al general Rosas por la firmeza y sabiduría con que ha sostenido los derechos de la Patria'.
    "Y yo, Juan Manuel de Rosas, a su ejemplo, dispongo que mi albacea entregue a su Excelencia el señor Gran Mariscal, presidente de la República paraguaya y generalísimo de sus ejércitos, la espada diplomática y militar que me acompañó durante me fue posible defender esos derechos, por la firmeza y sabiduría con que ha sostenido y sigue sosteniendo los derechos de su Patria".
    _________________

  2. #2
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    33
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Francisco Solano Lopez y el Paraguay

    Recuerdo que cuando cursé la asignatura " Historia de Iberoamérica Contemporánea " tuve que hacer un trabajo sobre la Guerra de la Triple Alianza. ¡ No conocía yo esta versión ! Mendocino, aunque creo que sabes que discrepo de las versiones más o menos oficiales sobre las guerras de independencia en Hispanoamérica ( Yo prefiero llamarlas guerras civiles ), me ha llenado de emoción leer esto. Se nos presenta siempre a F. Solano López como un lunático agresor, más o menos igual que a Rosas, el Restaurador....¡ Cuán distinta es eso que llaman los manipuladores la " memoria histórica " !

  3. #3
    Avatar de Josefo
    Josefo está desconectado excalibur
    Fecha de ingreso
    26 dic, 06
    Mensajes
    414
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Francisco Solano Lopez y el Paraguay

    Hola.

    El caso de Solano Lopez , si bien no lo conozco demasiado, se me figura similar a lo que ocurre, y que trate en otro momento, con figuras del calibre de San Martin o Artigas. Por ser "Padres de la Patria" o algun concepto similar son reinivindicados por una amplia gama de sectores, lo que puede originar varias confusiones.
    Principalmente, por haber sido el enemigo visible del liberalismo masonico encarnado en la triple alianza, el pensamiento "nacional y popular" que dice encarnar la kakistocracia , lo mira, o dice mirarlo, con buenos ojos.
    En uno de sus tantisimos discursos, la Hegeliana lo ha reivindicado. Como ven, los avatares de la politica en Hispanomericana nos llevan a que personajes con una respetable trayectoria como este, sean revindicados por semejantes embaucadores.
    Jose Maria Rosa es un importante autor de la historia revisionista. Es curioso ver que , siendo el revisionismo una escuela nacionalista y mas bien tradicional , de "Derecha" se diria vulgarmente(aunque para mi el nacionalismo esta por encima de estas categorias . sino existen varios riesgos) se dio una deriva que permite fenomenos como una reivindicacion de Solano Lopez por parte de la Hegeliana. Hoy lo "nacional y popular" es una sola cosa con el progresismo. Espero hacerme entender
    Amigo Ordoñez, me imagino que la politica y la historia hispanomaericana seguiran dandote dolores de cabeza.

    Paz
    " Hoy no me pienso ahorcar " ( G.k Chesterton)

  4. #4
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    33
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Francisco Solano Lopez y el Paraguay

    Sí, pero no menos que la de España, querido amigo. Al fin y al cabo si se piensa, salvando algún matiz no sin importancia, son tan parecidas....Y como con Portugal, parecen hermanarse más en la desgracia.

    Sin duda muy interesante lo de Francisco Solano López, del que yo desconocía su total amistad con Juan Manuel de Rosas. ¡ Ya ves cómo se cuenta la historia a nivel universitario acá !

    ¿ Conocéis bibliografía aceptable al respecto ?

  5. #5
    Avatar de Mendocino
    Mendocino está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    09 nov, 08
    Ubicación
    Al pie de los Andes
    Mensajes
    116
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Francisco Solano Lopez y el Paraguay

    Hola amigos como andan??
    Si puede ser como dice Josefo, que al ser un prócer para los paraguayos, lo "usen" variopintos sectores para quedar bien.. Es muy triste ver en nuestro país lo que hacen con San Martín... Si no le inventan de que era masón, lujurioso, drogadicto o cosas así, (que lo dicen los que siempre atacan) están los otros como los K que quieren hacerse pasar como emuladores de las grandes Gestas, y si resucitara San Martín, lo primero que haría con sus granaderos sería cargarse a ese par de Krapulas...

    Ordóñez, yo tampoco conocía esa versión y la verdad que me ha dejado asombrado... No he leido ningún libro universitario sobre el tema para aconsejarte tampoco.. Pero sé que este autor escribió "Francisco Solano Lopez y las Montoneras Argentinas", (es más hace poco tiempo me he enterado de este autor, la verdad no lo conocía y no sé que tal es) y no puedo decirte más... Espero poder ayudarte en algo..

    Saludos!!

  6. #6
    Avatar de Walter E. Kurtz
    Walter E. Kurtz está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    16 dic, 08
    Ubicación
    En algún lugar de la selva camboyana
    Mensajes
    89
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Francisco Solano Lopez y el Paraguay

    Interesante artículo de Pepe Rosa que no conocía pero que está en la línea de sus escritos que, en general, recomiendo. Si bien Pepe Rosa fue un gran "contador" de la historia, no solía ser demasiado riguroso y mezcla opiniones propias con hechos históricos en forma un tanto desordenada. Sin embargo, sus "especialidades" eran el gobierno de Rosas y la Guerra del Paraguay donde difícilmente se lo pueda rebatir.

    Falta, sin embargo, en este artículo explicar las causas de la guerra que no fueron simplemente económicas (como se suele decir desde cierto marxismo), sino que se trató de una reacción ante el derrocamiento del gobierno de Uruguay de Berro por parte del general Flores mandado por un contubernio masónico de Brasil y la Argentina mitrista. López pidió permiso a Corrientes para cruzar hacia Uruguay en defensa de Berro pero Mitre se lo negó, dando origen a la invasión paraguaya que desencadenó la guerra. Guerra en la que la Argentina y Uruguay llevaron la peor parte, mientras que Brasil se dedicó a dar apoyo financiero y naval para luego quedarse con enormes territorios paraguayos. Cierto nacionalismo paraguayo acusa a la Argentina de haberse quedado con lo que hoy son las provincias de Formosa y Chaco, pero esa apreciación no es correcta ya que el límite entre la Argentina y Paraguay estaba demarcado desde mucho antes.

    Esta guerra fue muy sangrienta y terrible. Los paraguayos pelearon contra fuerzas muy superiores con una bravura notable al punto que se perdió toda una generación de varones.

    Aún "del otro lado" eran otras épocas, en la guerra pelearon los hijos de casi todos los políticos argentinos y muchos murieron ahí. Incluso teniendo la posibilidad de pagar un reemplazo (el sistema de "enganches" de extranjeros), prefirieron pelear personalmente en una causa que consideraban justa. El entonces mayor Julio A. Roca dirigió un batallón a caballo y a paso lento mientras le llovía metralla de los enormes cañones paraguayos y le disparaban los francotiradores de López.

    Tampoco habría que idealizar demasiado a López o las montoneras que surgieron en la Argentina en su apoyo, como la de López Jordán o la de Felipe Varela. Fueron tiempos terribles y los métodos, bárbaros.

  7. #7
    Avatar de Josefo
    Josefo está desconectado excalibur
    Fecha de ingreso
    26 dic, 06
    Mensajes
    414
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Francisco Solano Lopez y el Paraguay

    Buen aporte, estimado walter.
    Muy cierto lo que dices al final sobre lo duro de esos tiempos. Le dije algo parecido al amigo Juan Vergara cuando empezamos nuestro intercambio, y el todavia me da vueltas con eso de "no sacralizar la historia profana" , je.

    Paz
    " Hoy no me pienso ahorcar " ( G.k Chesterton)

  8. #8
    pancho está desconectado Miembro graduado
    Fecha de ingreso
    27 feb, 09
    Ubicación
    buenos aires
    Mensajes
    38
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Francisco Solano Lopez y el Paraguay

    Adjunto este artículo de Pacho O´Donell publicado el año pasado en "La Nación" y que considero de interés por sus puntos de vista tratándose de quien siempre tuvo una visión revisionista de la historia.





    "La guerra del Paraguay: precisar la historia

    Por Pacho O´Donnell
    Para LA NACION





    La Guerra del Paraguay (como la Conquista del Desierto de Roca) despierta pasiones que muchas veces transgreden los límites del rigor historiográfico, transformándose en un campo de liza entre mitristas y antimitristas, liberales y antiliberales, unitarios y federales. Trataremos de despejar, con la mayor objetividad reclamable, incógnitas de aquella conflagración, que se inscribe entre las más sangrientas de la historia mundial.
    Hacia 1862, y tras la enigmática batalla de Pavón, nuestro país buscaba su destino bajo las riendas de la triunfante provincia de Buenos Aires. Su líder, el general Bartolomé Mitre, tendría, ya con el cargo de presidente de la nueva nación -terminado el conflicto con la confederación provincial- la enorme responsabilidad de organizar una república. La tarea no era sencilla. En los "trece ranchos", como despectivamente algunos unitarios porteños, rebautizados liberales, denominaban a las provincias "bárbaras", las ideas del puerto eran vistas con desconfianza, dándose por sentado que la pregonada campaña "civilizatoria", sostenida en la acción del flamante ejército nacional, escondía intereses perjudiciales para las provincias.
    Está claro que el conflicto con Paraguay, contrariamente a lo que algunos afirman, fue un accidente indeseado por Mitre y los suyos, pues no sólo interrumpió y complicó la consolidación de su proyecto de organización nacional sino que lo puso en riesgo, por la impopularidad de la contienda. Es también insostenible la hipótesis de que la Guerra de la Triple Alianza fue promovida por Gran Bretaña y que los gobiernos de Argentina, Brasil y Uruguay acataron sumisamente su interés de que Paraguay se incorporara al libre comercio, y así disponer del algodón que las hilanderías industriales inglesas necesitaban, a partir de las dificultades con su habitual proveedor, Texas. Porque lo cierto es que éste había sido reemplazado, a cañonazos, por Egipto. Y las relaciones entre Brasil y Gran Bretaña estaban rotas desde que esta última bloqueara la bahía de Guanabara y apresara varios buques.
    Francisco Solano López, quien había sucedido a su padre, Carlos Antonio, en la presidencia del Paraguay, asumió una actitud agresiva como forma de superar la asfixia provocada por sus inmensos vecinos, Brasil y Argentina. Por ejemplo, erigiendo la fortaleza de Humaitá, que amenazaba con controlar la libre navegación del Paraná. En diciembre de 1864 y enero de 1865, tropas paraguayas tomaron posesión de varias fortalezas y poblaciones del Mato Grosso brasileño y, en abril de 1865, ocuparon la ciudad de Corrientes. Las acciones bélicas fueron iniciadas por López. Tanto fue así, que el secreto Tratado de la Triple Alianza se firmó recién el 1º de mayo de 1865.
    La situación política interior de Paraguay fue, y eso no aparece justamente valorado en los principales estudios sobre el conflicto, una de las principales causas de la guerra, pues López intentó, al mejor estilo de toda dictadura, una "huida hacia adelante" cuando se sintió presionado por una creciente opinión pública que reclamaba una organización constitucional, lo que hubiera significado renunciar a porciones importantes de su poder omnímodo.
    ¿Por qué ingresó la Argentina en la guerra? Lo cierto es que no tuvo otra alternativa. Sabiendo que Brasil estaba decidido a ella, lo que el futuro auguraba a nuestro país era un Paraguay ocupado por el Imperio y un Uruguay que, inevitablemente, sería devorado por tan insaciable expansionismo y, por ende, un desbalance geopolítico en la región intolerablemente desfavorable para nuestro país. Esas distintas motivaciones marcaron el espíritu bélico en ambos países: Brasil, galvanizado por la concreción de un antiguo proyecto expansionista; la Argentina, beligerante a contrapelo, obligada a serlo contra su voluntad.
    Muchos provincianos antiporteños, ansiando revancha por su derrota en la guerra civil, esperaron que el general Urquiza encabezara la reacción, soñando con otra triple alianza, esta vez entre los blancos uruguayos, las tropas federales argentinas y el Paraguay de López. Todo indica que hubo un guiño del entrerriano en ese sentido.
    Pero el arte de la guerra enseña la necesidad de debilitar al enemigo y el astuto Mitre sabía cómo conjurar a Urquiza. El imperio brasileño, su cómplice en Caseros, también conocía el punto débil del líder entrerriano. Diría un historiador brasileño: Urquiza, embora inmensamente rico, tinha pela fortuna amor inmoderado . Según José María Rosa, el jefe de la caballería imperial, general Manuel Osorio, le ofreció excesivos 13 pesos fuertes por cada uno de los 30.000 caballos que necesitaba para sus tropas. La emblemática caballería entrerriana se transformaría de un plumazo en un inofensivo grupo de jinetes desmontados. Negocio cerrado. Casi 400.000 patacones irían a las arcas del Palacio de San José.
    El apoyo popular al conflicto sólo se pudo lograr en Buenos Aires, donde sus notables se comprometieron, a tal punto de que los hijos del vicepresidente Marcos Paz y de Domingo Sarmiento perecieron en el campo de batalla. Las provincias, en cambio, consideraron que era un asunto ajeno a sus intereses. En Entre Ríos, el pendulante Urquiza convocó con engaños a algunos centenares de hombres que, advertidos de que su destino era el ejército, se sublevaron y desbandaron. Ricardo López Jordán, oficial de su máxima confianza y futuro verdugo, le escribiría: "Usted nos llama para combatir al Paraguay. Nunca, general. Ese es nuestro amigo. Llámenos para pelear a los porteños o a los brasileños. Estaremos prontos: esos son nuestros enemigos...".
    A principios de 1867 Mitre dejó el mando de las tropas aliadas al marqués de Caxias. Regresó a Buenos Aires obligado por la muerte de su vicepresidente Paz y las complejidades políticas de la sucesión presidencial. El creciente rechazo de la ciudadanía argentina al horror de la contienda, que se prolongaría a lo largo de un quinquenio, convenció al nuevo presidente, Sarmiento, de que era hora de retirarse. Una visión historiográficamente demagógica pretende consagrar a López como un héroe romántico, contrapuesto a la inhumanidad feroz de sus enemigos. Como si toda guerra no fuera inhumana y feroz y no consistiera en vencer y destruir al enemigo. Como si las hubiera humanitarias y moderadas. Lo cierto es que el Mariscal llevó la masacre de sus compatriotas más allá del límite que la lógica indicaba, por su obstinada negación a aceptar la derrota y rendirse. Su encuentro con Mitre en Yatayti Corá, el 12 de septiembre de 1866 no fue una propuesta de rendición, sino un inaceptable intento de acordar un armisticio en términos de igualdad, que le hubiera permitido consolidar sus conquistas territoriales cuando el resultado de la contienda era ya irreversible.
    No puede ni debe obviarse que su última frase, "¡Muero con la patria!", adquirió una realidad devastadora, ya que su obstinación suicida precipitó al Paraguay a una catástrofe social y demográfica: antes del inicio de la guerra, su población era de 1.300.000 personas; al final del conflicto sólo sobrevivían unas 200.000, de las que sólo 28.000 eran hombres, la mayoría niños, ancianos y extranjeros. Del poderoso ejército paraguayo de 100.000 soldados, en los últimos días sólo quedaban cuatrocientos. En la retirada, la paranoica sospecha de traiciones y conspiraciones contra su vida arrastró a López a cometer torturas, degüellos y fusilamientos de familiares, altos oficiales de su ejército y respetables asunceños que abogaban por la rendición.
    Para el imperio brasileño, que llevaría el peso de lo que restaba de la guerra y terminaría con la vida del mariscal López en Cerro Corá, el 1º de marzo de 1870, el paso siguiente fue adueñarse de los territorios en disputa y lo hizo, aprovechando su posición dominante, a espaldas del Tratado de Triple Alianza, que prohibía la negociación individual de los aliados una vez finalizada la guerra. En Buenos Aires ello provocó indignación y se llegó al riesgo de una guerra entre los ex socios, que pudo conjurar Mitre, ahora en funciones diplomáticas. La Argentina sólo obtuvo, después de difíciles negociaciones y como magro premio, el reconocimiento de sus derechos indubitables al territorio enmarcado por los ríos Pilcomayo y Bermejo: la actual provincia de Formosa.
    Años después, en una polémica decisión, se devolvieron trofeos de guerra conquistados por nuestro país, con lo que se condenó al sinsentido a los 25.000 muertos y los más de 100.000 tullidos, al gasto de nueve millones de libras esterlinas, que dejó exangües las arcas de nuestra patria, y a los miles de inmolados por la peste, importada por nuestros soldados sobrevivientes, que asoló a Buenos Aires."

  9. #9
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    33
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Francisco Solano Lopez y el Paraguay

    ¿ Sabéis qué de cierto tiene lo de wikipedia ?


    Francisco Solano López

    De Wikipedia, la enciclopedia libre

    Saltar a navegación, búsqueda
    Para el dibujante de historietas, véase Francisco Solano López (historietista).





    Nacido Francisco Solano López Carrillo más tarde, Mariscal (Asunción, 24 de julio de 1826 - Cerro Corá, 1 de marzo de 1870) fue el 2º Presidente constitucional de la República del Paraguay entre 1862 y 1870. Se desempeñó como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, presidente y jefe supremo de la nación paraguaya durante la Guerra de la Triple Alianza. Sucedió a su padre Carlos Antonio López como presidente, que le había dejado a su hijo una nación próspera. De acuerdo a la Constitución de 1844, el Congreso lo eligió Presidente de la República por un período de 10 años.
    Contenido

    [ocultar]



    La vida pública [editar]


    Francisco Solano López


    En 1853 fue nombrado embajador del Paraguay e hizo contactos en los países europeos de Reino Unido, Francia, Prusia, España y Piamonte-Cerdeña con el objetivo de obtener el reconocimiento de la independencia paraguaya por parte de esos países, además de comprar armas, barcos y blindajes para el ejército. En su estadía en París conoció a Elisa Alicia Lynch, una irlandesa de educación francesa, que se convirtió en la compañera del resto de su vida y en madre de sus siete hijos reconocidos, pues tenía tres hijos naturales con la pilarense Juana Pesoa. Estuvieron juntos por quince años pero nunca pudieron casarse ni vivir en la misma casa, ya que la cultura moralista de Asunción no se los permitió, porque la Madame Lynch continuaba casada con un hombre francés, y el divorcio en Francia, a pesar de haber sido legalizado en 1792, fue abolido en 1816, y no llegó a ser re-establecido hasta 1884 bajo el auspicio de la Tercera República. [1] A su regreso en 1854, trajo consigo mucho armamento y un buque de guerra, el Tacuarí, adquirido al Reino Unido. Además trajo en otro barco y en contra de los deseos familiares, a su amada irlandesa junto a su primer hijo en brazos, Juan Francisco López, quien después sería conocido como el Coronel Panchito López. En 1859 sería el nexo entre Justo José de Urquiza y Bartolomé Mitre a la hora de pactar el tratado de San José de Flores, que introdujo a Buenos Aires en la Constitución Nacional Argentina e hizo muy buenos lazos de amistad con el general de Entre Ríos.

    La presidencia [editar]

    Fue propuesto como presidente en el Congreso de la Nación, a la muerte de su padre en 1862. El Congreso lo elije democráticamente como Presidente de la República del Paraguay. En un efusivo discurso al asumir dijo que “la nación debe romper su relativo aislamiento y hacer que la voz del Paraguay fuera oída". Con esto se refería a su deseo de romper con el aislamiento político hipernacionalisa impulsado por el Dr. Francia y luego su padre Don Carlos Antonio López. Su mayor ambición era lograr exportar a Europa. Sus primeros años como presidente impulsó al Paraguay a la modernidad, extendió las vías férreas y el telégrafo, fundó escuelas, oficinas públicas, oratorios, abasteció al pueblo y al ejército. Construyó hospitales y hornos de fundición. Reestructuró el país por completo. Paraguay en ese entonces era comparable a cualquier potencia mundial de la época.[cita requerida] Contaba con una gran arquitectura, el primer ferrocarril de Suramérica, el país era sumamente moderno y tecnológico. Hasta el niño más pobre sabía leer y escribir castellano y sobre todo se valoraba el guaraní como idioma nacional.[cita requerida]

    Los países vecinos [editar]

    El escenario político y económico de cada uno de los vecinos países (Argentina, Brasil y Uruguay) signaron en su mente que era el momento ventajoso para el Paraguay en una de sus arengas pronunció: “somos una nación moderna y próspera, sin envidiar lo que nos rodea”.
    La figura del Mariscal Francisco Solano López fue largamente -y sigue siendo- objeto de opiniones radicalmente opuestas:
    Según una corriente de opinión, se trata de un monstruo, un tirano que provocó la guerra cuya consecuencia fue la ruina del país y amenazó su aniquilamiento como estado independiente.
    Su intervención en el conflicto entre la Confederación -dirigida por Urquiza desde Paraná- y la provincia de Buenos Aires, con Mitre a la cabeza, demuestra su calidad de negociador, puesto que obtuvo, brillantemente la Unidad de la República Argentina, en noviembre de 1859, con el pacto de San José de Flores.
    Francisco Solano López fue un romántico que vivió a fondo esa corriente, en la época en que la misma estaba en pleno auge. Toda su existencia está marcada por esa estética, presente en sus amores con Elisa Alicia Lynch (su compañera hasta Cerro Corá, a quien trajo al Paraguay pese a las reticencias de su padre, que nunca aceptó que su hijo compartiera su vida con una divorciada) y en su reacción atravesando Argentina cuando Brasil invadió Uruguay. Este país tenía un tratado de defensa mutua con el Paraguay y como Solano López decidió atravesar territorio argentino para atacar a Brasil, Bartolomé Mitre tuvo que declarar la guerra, sin que hubieran mediado acciones militares o de provocacion por parte de la Argentina. De hecho, esta no había preparado ninguna tropa en Corrientes o la frontera, invadiendo parte de Brasil, que había iniciado el desembarco en Melo (Uruguay) con la complicidad de Venancio Flores.
    La guerra estaba en marcha y durante algo más de cinco años la actitud de Francisco Solano López fue indoblegable: firmeza y dignidad ante las potencias contendoras, hasta el 1º de marzo de 1870. Murió con la frente en alto de héroe romántico, como su hijo Panchito, de sólo 17 años, entonces Comandante del Ejército, quien cuando le intimaron rendición contestó: "Un coronel paraguayo no se rinde nunca".
    Sobre estos hechos el historiador argentino Salvador Cabral Arrechea menciona que:
    A) Existe un documento de Thornton dirigido al Foreing Office, fechado en Asunción el 6 de setiembre de 1864, haciendo votos para que una invasión extranjera llevase al Paraguay la "libertad comercial" a ese pueblo que trataba de "ignorante", "que se siente feliz con su tiranía y se cree igual que los más poderosos".
    B) El 18 de junio de 1864 se firma en "Las Puntas del Rosario", según el informe Maifeller, encargado francés en Montevideo, un tratado -el verdadero tratado de la Triple Alianza- firmado por Lamas, Flores y Castellanos. El mismo Saraiva, comisionado imperial de entonces, dirá, públicamente y por escrito, que la Triple Alianza "no surgió" después de la "agresión" a la Argentina en abril de 1865, sino en "Las Puntas del Rosario" en junio de 1864. Su carta dice que "dichas alianzas (Argentina, Brasil y Flores contra el Paraguay) se realizaron el día en que el ministro argentino y brasileño conferenciaron con Flores en las Puntas del Rosario y no el día en que Octaviano y yo, como ministros de Estado, firmamos el pacto (l de marzo de 1865)".

    La Guerra contra la Triple Alianza [editar]

    Indignado porque Brasil tomase parte en la política interna de Uruguay, pidió permiso a la Argentina para pasar hacia Montevideo. Al negarse Mitre, y cuando las negociaciones comenzaron a fracasar, López invadió la provincia de Corrientes. Su excusa era que Brasil había extendido su imperio primero en Uruguay y luego en Paraguay y a principios de 1865 las fuerzas paraguayas en su tránsito hacia el Uruguay impulsaron la Guerra contra la Triple Alianza, que culminó con la derrota total del Paraguay y con la muerte de su líder.
    Su última frase antes de ser ultimado con un tiro en el pecho fue: "¡Muero con mi Patria!", pues pensaba que con su desaparición el Paraguay dejaría de ser independiente y que su territorio sería repartido entre la Argentina y el Brasil. Sus restos descansan en el Panteón de los Héroes de Asunción del Paraguay. Hasta el día de hoy, su figura es objeto de controversias dentro y fuera de su país.





    Referencias [editar]


    1. Divorce and Women in France


    Enlaces externos [editar]



    Enlaces: http://www.country-studies.com/parag...ano-lopez.html


    Predecesor:
    Mariano González Vicepresidente de Paraguay
    1854-1862 Sucesor:
    Francisco Domingo Sánchez




    Predecesor:
    Carlos Antonio López 1844-1862 Presidente de Paraguay
    1862-1870 Sucesor:
    Cirilo Antonio Rivarola 1870-1871



  10. #10
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    33
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

  11. #11
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    33
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

  12. #12
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    33
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

  13. #13
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    33
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Francisco Solano Lopez y el Paraguay

    Queridos hermanos hispanoamericanos, os esbozo una pseudoteoría ( Josefo, espero tu examen ):

    Conozco muy poco sobre lo que fue la Guerra de la Triple Alianza. Como dije, para la asignatura " Historia de Iberoamérica Contemporánea " tuve que hacer, hace algo más de un par de años, un trabajo sobre el asunto. Cómo no, la bibliografía que se nos ofrece, así como la visión generalizada, es infantiloide, maniquea. Personajes como Rosas, Oribe, López, Yturbide, Artigas; entran en la categoría de tiranos enemigos de la libertad que había conquistado América de la opresión española. A García Moreno ni se le menta....


    No conocía la relación entre Rosas y López. Es algo que me parece entrañable. Como dice el Coronel, época dura, métodos bárbaros. Pero no entiendo porqué ese sambenito siempre se le carga a los mismos.

    No obstante, todos estos conflictos en América....En fin, ahí va: Creo que América perdió la Corona pero que la sigue buscando. San Martín no dejó de buscarla, y con buenos planes. América está viviendo su propio Medioevo a la española, pero sin Rey. España es un país caudillista, pero siempre tuvo Rey, hasta la Revolución. Revolución que en el fondo nunca ha tragado América, por eso han salido caudillos de orden tradicional, pero les faltaba la Corona. Ésta ha sido la columna vertebral de los pueblos hispánicos, que jamás podremos asimilar la Revolución, y la Revolución nos está devorando. Colombia, por ejemplo, apenas ha conocido la paz tras la independencia. El leer La vorágine de José Eustasio Rivera es muy ilustrativo. Como ilustrativo es El siglo de las luces de Alejo Carpentier o Las lanzas coloradas de Arturo Uslar Pietri. El Brasil jugó con ventaja al adoptar la forma monárquica, aun con sus muchos defectos. Defectos flagrantes, como el proceder de una monarquía ilegítima con cuyo sello se derrocaría al Rey Legítimo, Fiel y Católico de Portugal, aclamado por su pueblo. México también lo tuvo, pero lógicamente Yanquilandia no lo iba a permitir. Ni Francia, ni Gran Bretaña, ni Yanquilandia iban a permitir una Hispanoamérica unida, como no quieren una península aliada. En el fondo los hispanos le seguimos dando miedo y somos objetos de su envidia, aunque estemos como estemos.

    España, como digo, es un país caudillista, y por eso muchos se " conformaron " con Franco, porque fue lo más parecido a una " figura regia " tras tanta desazón. No sé si Oliveira Salazar es equiparable en este contexto. Pero los pueblos hispanos buscan y aman a ese caudillo de orden. Y Franco, mejor o peor, hizo esbozos de una política hispanista. Como la pudo hacer Perón, el cual tiene la estatua más grande en España.


    No han sido posible unos Estados Unidos de América del Sur. No hemos asimilado esos referentes. Y esas es la pena. América se despojó de la Corona, pero la ha estado buscando. Acaso la encontró en México y las provincias centroamericanas, pero se la robaron a traición.

    La historia española contra la Revolución es entrañable, escalofriante y curiosísimamente parecida a la portuguesa. En verdad, como siempre. En América parece que se dan otros matices. Pero esos matices es porque los referentes se habían perdido. No acabamos de expulsar a la escolástica cuando tuvimos Rousseau, masonería, romanticismo....Y a día de hoy, nos vemos como extraños. ¡ Qué triste !


    ¿ Acaso fue el Mariscal del Paraguay un producto de lo que malamente intento pseudoteorizar ? En principio diría que sí.

    La Revolución nos ha estado devorando. Así, hermanos contra hermanos, chilenos contra peruanos, bolivianos contra paraguayos, argentinos contra brasileños....Y México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos. Colombia se desangra, como Venezuela. Cuba ya no puede ni bostezar. ¿ Hasta cuándo, Dios mío, hasta cuándo ? ¿ Hasta cuándo Gibraltar y las Malvinas ? ¿ Y tanta tierra nuestra como hemos ido perdiendo ?

    El día que todo eso cambie, el día que vuelvan los referentes, el día que, tanto españoles y portugueses como americanos, nos demos cuenta, y emprendamos una Santa Alianza Hispánica, ese día el mundo habrá cambiado, y nuestros comunes enemigos, que por igual nos odian, temblarán. ¿ Pero por qué tiene esto que sonar a utopía ? Como expuso Juan Vergara de un discurso peronista, también pasa que cuando en América salía un hispanista, España no echaba cuenta, sino al contrario. Irigoyen, Vasconcelos....Día de la Hispanidad que comenzó a alumbrar en América. América con la que siempre estuvo el Carlismo, como estuvo Maeztu, como estuvo Sardinha. América perdió su Corona, pero España y Portugal, también.


    Con todos estos matices, ¿ es equiparable la obra de López a la de los caudillos rioplatenses ? ¿ En qué medida a Yturbide ? ¿ A los antiliberales colombianos ? Más pureza doctrinal parece haber en García Moreno. Pero en todo este totum revolutum, algo hay....

    ¿ Y en ese algo, aun ya todo con muchos jirones, en ese algo no estaba buscando el americano, ese algo, en Pérez Jiménez, Perón, Pinochet, Stroessner, G. Vargas o incluso algunos hoy en Uribe ?


    Como dicen en el blog " El Último Alcázar ", la lucha contra la Revolución en América aún no ha terminado. Y tanto que no ha terminado.

    En fin, no sé cómo lo veréis.
    Última edición por Ordóñez; 29/03/2009 a las 01:45

  14. #14
    Avatar de Josefo
    Josefo está desconectado excalibur
    Fecha de ingreso
    26 dic, 06
    Mensajes
    414
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Francisco Solano Lopez y el Paraguay

    Pero, amigo, de donde salgo juez tuyo? Soy mas bien un charlatan, y tu eres el historiador, asi que adelante.
    La cosa es que el "temperamento" politico y social de España y Portugal ha pasado a Hispanoamerica con todos sus bemoles. Pero ese temperamento hispano tine algo bueno, los anglosajones pueden parecer mas "estables" a simple vista, pero , y esto lo observaba Castellani "Si son mal gobernados, no tienen remedio".
    El "caudillismo" es otro rasgo de la cultura politica hispana, pero yo realmente no estoy seguro de que sea imprescindible , la monarquia medieval era mas bien una "piramide" y el caudillismo es centralizado, me parece . Peron tenia esas caracteristicas, pero, si has leido aquel tema del peronismo, veras que llegamos a la conclusion de que un problema fue el personalismo. Y esa cultura se presenta hoy incluso en las expresiones mas detestables, como el "Cesar" Chavez ( aun con los caminos errados, Hispanoamerica busca su camino, y no lo encuentra, justamente porque se equivoca. )
    Por cierto, y a cuento de Chavez y sus ansias de poder, me daba vueltas esa frase de Lord Acton, que ya se que era un liberal. Sera cierto , que "EL Poder corrompe", primro habria que ver que entendemos por Poder, y se podria dar un debate muy largo. En el "sistema" actual, la llegada a las cumbres del poder es casi una invitacion a corromperse significativamente de algun modo, y eso parece que es la "realpolitik" ( Por eso muchos en mi pais, y tambien por alla , me imagino, dicen "no hablo de politica" o "nunca entraria en politica" , porque el concepto mismo parece pecado, y con el sistema actual, realmente no puedo culparlos, pero la "politica" es, en realidad, la actividad mas elevada del Hombre como ser social, en cunato se ordena al bien comun.
    Sobre tus teorias, que mas, no puedo decir demasiado, porque estan bastante bien.

    Paz
    " Hoy no me pienso ahorcar " ( G.k Chesterton)

  15. #15
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    33
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Francisco Solano Lopez y el Paraguay

    Sí pero vos sos un futuro politólogo y me interesa muchísimo tu visión

    Recuerdo que el historiador colombiano Pablo Victoria se sorprende mucho de que en su país, como en toda América en general, aunque lleven ya muchos años de republicanismo, para cualquier fiesta se buscar rey y reina de algo. Ya sea la fiesta de la papa mismo que se busca.

    Es curioso, pues aquí se nos presenta el caudillismo hispanoamericano como lo contrario al centralismo. O sea, igual no F.S. López por las circunstancias del Paraguay, pero Rosas o Artigas serían contrarios a los gobiernos centralistas, y se nos suele presentar a las " provincias contra Buenos Aires " como el alma mater de los apoyos populares a los caudillos.

    El venezolano Raúl Vallenilla escribió Cesarismo democrático, y hace mucho que no le doy un repaso, pero igual por ahí irían los tiros también.

    Aquí eso de " no meterse en política " es un gran comodín, como adivinas. Sobre todo para la apocada y cobarde derechita.

  16. #16
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    33
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Francisco Solano Lopez y el Paraguay

    Bueno Josefo, ahora que recuerdo, el aragonés Joaquín Costa, " fundador " del regeneracionismo español, era partidario de un " cirujano de hierro ", que algunos creyeron ver en Miguel Primo de Rivera. Pero esas palabras, " cirujano de hierro "....

  17. #17
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    33
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Francisco Solano Lopez y el Paraguay

    NACIMIENTO DE FRANSICO SOLANO LOPEZ - 24 DE JULIO DE 1826.


    El nacimiento de un Gran Americano

    Francisco Solano López nació el 24 de julio de 1826 en Manorá, Asunción. Fue el primero de los cinco hijos legítimos de Don Carlos Antonio López y doña Juana Carrillo. Sus hermanos fueron Inocencia, casada luego con el General Vicente Barrios; Venancio; Rafaela, quien contrajo matrimonio con don Augusto Acevedo Pedra; y Benigno. Su padrino fue don Lázaro Rojas Aranda. Realizó sus primeros estudios con el maestro argentino Juan Pedro Escalada y, más tarde, con el jesuita Bernardo Parés. Tenía quince años cuando su padre accedió a la vida pública tras el fallecimiento de José Gaspar de Francia. Leía mucho, aprendió a hablar correctamente el francés y algo de inglés aún antes de su viaje a Europa.

    Ingresó muy joven al ejército, que en esa época era muy precario, siendo precisamente obra suya la optimización y profesionalización del mismo. En 1845, era ya coronel y al año siguiente fue nombrado comandante del cuerpo expedicionario cuando la Alianza suscrita por el Paraguay con la provincia de Corrientes por el tratado del 2l de noviembre de 1845, determinó la ayuda militar. Dice Arturo Bray: “En 1846 estaban ya frente a frente y en son de guerra, las provincias de Corrientes y Entre Ríos; esto es, Madariaga, gobernador de la primera, y el general Urquiza, por aquel entonces hombre de Rosas”. Formó un ejército de 4200 hombres que debía ponerse bajo las órdenes del general Paz en Villa del Pilar. Allí conoció a Juanita Pesoa, de quien tendría tres hijos naturales. Antes de la partida, el ejército realizó el primer juramento a la bandera paraguaya, creada por ley del 25 de noviembre de 1842. El cuerpo expedicionario regresó a Paraguay, en 1846, sin haber entrado en combate. En el año 1849, fue comandante de la división paraguaya que reocupó las Misiones al sur del Paraná y, posteriormente, fue nombrado jefe del ejército nacional, con asiento en Pilar.

    En 1853, con el cargo de brigadier general partió en misión especial a Europa. El objetivo era establecer relaciones diplomáticas con Gran Bretaña, Francia, Prusia y Cerdeña, pero también el objetivo era adquirir barcos y armamentos. En París, conoció a la irlandesa Elisa Alicia Lynch, quien sería su compañera y la madre de sus hijos. Durante su misión, firmó un contrato de colonización para establecer una colonia Nueva Burdeos, en el actual asiento de Villa Hayes y adquirió el buque “Tacuarí” y armamentos en Inglaterra. Regresó a fines de 1854. En 1856, fue destacado para viajar a Río de Janeiro con el fin de establecer un tratado con el canciller Paranhos sobre navegación de los ríos. A causa de una enfermedad fue reemplazado por José Berges. Fue nombrado Ministro de Guerra ese mismo año. En 1858, actuó como plenipotenciario especial para efectivizar el tratado con Paranhos, en Asunción.

    El 27 de setiembre de 1859, partió de Asunción a bordo del “Tacuarí”, acompañado por un séquito formado por el mayor José María Aguiar, el capitán Rómulo Yegros y los alféreces José Díaz y Pedro Duarte con la misión de mediar en el conflicto entre los gobiernos de Paraná y Buenos Aires. El acuerdo firmado el 11 de noviembre y que se conoce como el Pacto de San José de Flores establecía que Buenos Aires se declara integrante de la Confederación Argentina siendo la República del Paraguay el garante del cumplimiento del convenio solicitado tanto por el Excelentísimo Presidente de la Confederación Argentina como por el Excelentísimo Gobierno de Buenos Aires. López recibió altos honores y el titulo de “pacificador”, de parte de los generales Mitre y Urquiza, entre otras personalidades argentinas. De regreso al país se abocó a organizar un moderno ejército disciplinado, visitando constantemente la fortaleza de Humaitá (cuyas ruinas siguen hoy), recién construida. A mediados de 1862, fue designado sucesor de su padre en el gobierno en caso de acefalía, hasta tanto se reuniera un Congreso para elegir un nuevo mandatario. El 10 de setiembre, muere Don Carlos Antonio López. Francisco Solano, Ministro de Guerra, asume provisoriamente. El 16 de octubre de 1862, el Congreso lo eligió presidente por un periodo de 10 años.

    Durante los primeros 3 años, su gobierno se caracteriza por una intensa actividad en la administración pública, se prolongó el ferrocarril (el primero de Sudamérica) hasta Pirayú, se inició la construcción del Palacio de Gobierno, del Oratorio de la Virgen de Asunción y del Teatro Nacional. Se fundaron nuevas escuelas y se otorgaron becas a jóvenes estudiantes para Europa. Creó un nuevo campamento en Cerro León, en el que reunió a cinco mil soldados. El Brasil estaba interviniendo abiertamente en la política interna del Uruguay apoyando al general Flores y a su partido colorado. Ante un pretendido conflicto en la frontera de Río Grande do Sul, Brasil envió a José A. Saraiva para exigir reparaciones al gobierno uruguayo. Vázquez Sagastume, ministro uruguayo, sin autorización del gobierno (según algunos autores), requirió el 13 de junio de 1863, la mediación del Paraguay en el conflicto entre el Uruguay y el Brasil. El gobierno paraguayo informó a Brasil que aceptaba ejercer la mediación solicitada por el ministro uruguayo. Mientras tanto en Uruguay la mediación estaba a cargo de un tercero, formado por el ministro inglés Thorton, el canciller argentino Elizalde y el representante brasileño Saraiva, que trataba de poner fin a la guerra civil (uruguaya) entre blancos y colorados. Brasil respondió que consideraba innecesaria su mediación y el gobierno uruguayo declaró que no precisaba de los buenos oficios del gobierno paraguayo.

    Poco después Brasil inició los actos de agresión contra el gobierno blanco del Uruguay, López, confirmó su temor de que Brasil extendiera su imperio primero en Uruguay y luego en Paraguay, ante la no clarificación de los hechos por parte del ministro imperial Sauvan Vianna de Lima. El 30 de agosto, en una nota dirigida a Lima, por el canciller Berges señalaba que el gobierno de la República del Paraguay consideraba cualquier ocupación del territorio oriental por fuerzas imperiales como atentatorio al equilibrio de los Estados del Plata y que esta situación interesaba a la República del Paraguay como garantía de su seguridad, paz y prosperidad. Brasil invadió a Uruguay. El gobierno paraguayo secuestró el buque “Marqués de Olinda”, que el 10 de noviembre de 1864 entraba a la rada de Asunción. El día 12, Berges comunicó al representante brasileño que quedaban rotas las relaciones diplomáticas y prohibida la navegación de los ríos de la República a los brasileños.

    La campaña de Matto Grosso, fue confiada al general Vicente Barrios y partió el 24 de diciembre de 1864 con 3200 hombres en cinco vapores y tres goletas. El objetivo se cumplió con éxito.

    Para llegar al estado brasileño de Río Grande do Sul, López, debía necesariamente cruzar por el territorio argentino. Informó entonces a Urquiza advirtiendo que ese cruce necesario no era “una amenaza a las provincias amigas de Entre Ríos y Corrientes, ni al gobierno nacional argentino”. El general Urquiza expresó su apoyo a López, y le aconsejó solicitar oficialmente el tránsito al gobierno de Buenos Aires. El 14 de enero de 1865, Berges solicitó al canciller Elizalde que “los ejércitos de la República del Paraguay puedan transitar el territorio argentino de la provincia de Corrientes en el caso de que a ello fuesen obligados por las operaciones de la guerra...”.

    El Congreso extraordinario del 5 de marzo nombró a López, Mariscal de los Ejércitos de la República, creó la Orden Nacional del Mérito, autorizó la contratación de un préstamo y el 17 de ese mes, ante la noticia que la Argentina había permitido la subida del río Paraná a la escuadra brasileña del almirante Tamandaré que venia a bloquear Tres Bocas, autorizó la declaración de guerra al gobierno argentino.

    Una columna paraguaya al mando del general Robles atacó y ocupó la ciudad de Corrientes avanzando hacia el sur. El 1° de mayo de 1865 el canciller argentino Elizalde, el representante brasileño Octaviano y el uruguayo Carlos de Castro firmaron el tratado secreto de la Triple Alianza. Salió de Encarnación otro ejército a las órdenes del teniente coronel Antonio de la Cruz Estigarribia. El Mariscal López trasladó su Cuartel General a Humaitá. A fines de junio, el general Robles fue sometido a proceso y fusilado por indisciplina. Lo reemplazó el general Resquín. La división del teniente coronel Estigarribia se había apoderado de Uruguayana y su segundo Duarte ocupado Paso de los Libres. El 17 de agosto, el destacamento Duarte fue casi exterminado en la batalla de Yatay. Los aliados se concentraron luego sobre Uruguayana y el 19 de setiembre, Estigarribia se rindió.

    Se evacuó el territorio de Corrientes y se establecieron en Paso de Patria. Se inicia la segunda etapa de la guerra, cuyas campañas más destacadas son las de Humaitá, Pikysyry y Las Cordilleras. La victoria de Curupayty frena la ofensiva aliada. El ejército paraguayo pelea en Corrales, Estero Bellaco, Tuyuty, Yatayty-Corá, Boquerón y Sauce. Cae Humaitá y López traslada su Cuartel General a San Fernando al norte del río Tebicuary. Una serie de informes llegados de Asunción, hacen que el gobierno acuse de conspiración y connivencia con el enemigo a figuras principales y se crean los tribunales que sentencian como culpables a los hermanos del Mariscal, Venancio y Benigno, sus dos cuñados Saturnino Bedoya y el General Barrios, al Canciller Berges, al Obispo Palacios y a centenares de hombres y mujeres. Es señalado como cabeza de la conspiración el ministro norteamericano Washburn junto con los cónsules de Francia, Italia y Portugal. De junio a diciembre de 1869 fueron fusiladas casi 400 personas.

    Después vendrán heroicas batallas. El 14 de febrero de 1870, el ejército se retira hasta Cerro Corá. Una columna brasileña despachada desde Concepción al mando del general Correa da Cámara se enfrenta el primero de marzo con el ejército de 200 hombres del Mariscal López. Fue herido de un lanzazo en el bajo vientre y de un sablazo en la frente. Auxiliado llega a orillas del río Aquidabán, y donde es alcanzado por el General Correa da Cámara, quien le intima a que se rinda. El Mariscal López se batió sable en mano hasta el final. Su última frase sigue siendo hasta la fecha una materia de controversia. Algunos historiadores señalan que dijo: “¡Muero por la Patria!” y otros: “¡Muero con la Patria!”. Negándose a entregar su espada fue herido por otro soldado que lo ultimó de un tiro al corazón.

    Fuente: Eligio Fariña. Patria Grande, Asunción, Paraguay.

    (Colaboracion de Oscar Turone-Agrupación Patricios Reservistas)

    Ver notas relacionadas:

    - La Guerra del Paraguay
    - La muerte de Solano López.
    - Rosas y Solano López.
    - La figura granítica del Mariscal Francisco Solano López
    - Candido López, "El manco de Curupaytí"
    - Tratado de la Triple Alianza
    - Sarmiento y Paraguay
    - Alberdi y el Paraguay
    - Los "voluntarios"
    - Urquiza
    - La defección de Urquiza.
    - El Restaurador de la Leyes.
    - Rosas y San Martín.
    - Ver más biografías en el índice.





    http://www.lagazeta.com.ar/solano2.htm




  18. #18
    Avatar de Josefo
    Josefo está desconectado excalibur
    Fecha de ingreso
    26 dic, 06
    Mensajes
    414
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Francisco Solano Lopez y el Paraguay

    Te agradezco entonces el solicitar mis opiniones.
    "Cirujano de Hierro" , parece un poco fuerte , pero a mi no me desagrada, pues algunas naciones precisan una autentica "cirugia" despues de tantos años de destruccion. El problema es que no se puede esperar todo solo del cirujano, en todo caso necesitara un buen "equipo medico" y que el "paciente" se deje tratar
    A mi me gustaba bastante, en su momento, un termino que solia emplear Beccar Varela ( el de "La Botella al mar") hace algun tiempo, para referirse a la clase de lider que podria representar una esperanza para la nacion "El principe de los arrabales" , pero parece que no llego, igual la esperanza es lo ultimo que se pierde.
    La Monarquia( el gobierno del "Uno", del caudillo) es la forma de gobierno mas instintiva y tal vez mas perfecta, pero siempre con algun elemento aristicratico y elemento republicano. ( En el sentido de participacion de "muchos"). El problema es que el "tirano" y el "demagogo" , que en definitiva tambien es un tirano, usufructuan ese instinto politico. Con las filosofias que imperaron en el siglo XX, los liderazgos pueden contaminarse de ese "voluntarismo politico " que dije ( Por cierto, me gustaria saber que opinas de ese concepto ) .
    Quisiera saber mas del regeneracionismo y tu opinion , justamente, sobre Miguel Primo de Rivera.

    Paz
    " Hoy no me pienso ahorcar " ( G.k Chesterton)

  19. #19
    Avatar de Ordóñez
    Ordóñez está desconectado Puerto y Puerta D Yndias
    Fecha de ingreso
    14 mar, 05
    Ubicación
    España
    Edad
    33
    Mensajes
    10,255
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Francisco Solano Lopez y el Paraguay

    Bueno, otro tema complicado amigo.

    El regeneracionismo español tuvo mucho eco, más del que se piensa habitualmente. El lema de Joaquín Costa era " despensa y escuela ". Acaso algunas corrientes portuguesas también fueron muy similares, y también con ese tono " pesimista pero nunca anti-nacional ", como definió Fidelino de Figueiredo a Oliveira Martins. Hay quien dice que también influyó al pensamiento político de José Calvo Sotelo.

    No obstante, el regeneracionismo, un movimiento más intelectual y social que propiamente político, quizá caía en un concepto positivista del " orden " que en España se puso muy de moda tras la ¿ Restauración ?, con un intento bipartidista a lo británico. Se creía que la democracia liberal en el fondo era un buen sistema pero que en España faltaba cultura política y legalidad real, y que no podía ser. Para que eso pudiera ser hacía falta un cirujano de hierro....Y ese pensamiento, según Pío Moa, fue el que acabó por envolver al general Franco. Es decir: Gente que en el fondo no es demócrata pero que cree que con " preparación " se puede llegar a ese " orden estable ". No sé si con esto respondo a lo de " voluntarismo político ". En ese sentido, el general Primo de Rivera me recuerda más a Perón que al fascismo propiamente dicho. Primo de Rivera intentó hacer un gobierno " populista " con muchos apoyos en el país, incluso intentó atraerse a los socialistas, nombrando a Largo Caballero ( El autodenominado " Lenin español " ) como consejero de la Presidencia....En un principio, pareció ser " bueno " en cuanto al " atajo económico " y a la solución temporal de los terribles problemas militares en el norte de África ( Estamos hablando de la época en que Pétain quiere colaborar con los militares españoles, con Maginot, y cuestiona las anteriores tácticas militares francesas ). Es la época también en que Franco conoce más a Maginot y Pétain.

    No en vano, sobre la dictadura primorriverista no hay, digamos, " opiniones claras ", o " moderadas ". El general Queipo de Llano en sus memorias probablemente expresa lo que muchos españoles: Comenzó con mucha ilusión y terminó con decepciones terribles, hacia la propia persona del dictador y hacia el anti-rey Alfonso, terminando en el caos económico y social. Todo pareció ser un espejismo, y la incapacidad política posterior, las intrigas de Romanones, la indecisión que ya se había demostrado, etc., facilitaron el advenimiento del golpe tricolor.


    No sé si Francisco Solano López encarnó ese " cirujano de hierro ", populista, reformador, obras públicas, despensas y escuelas. No sé si lo pudieron encarnar Rosas y Oribe, o hasta Yturbide. Pero lógicamente esa imagen, con el tiempo, con la Revolución devorando a los pueblos hispanos, siempre será con más jirones. Entre Francisco Solano López y Miguel Primo de Rivera pasa algo más de medio siglo. Y Perón, Franco o Salazar ya no digamos.
    Última edición por Ordóñez; 30/03/2009 a las 14:23

  20. #20
    Avatar de juan vergara
    juan vergara está desconectado Miembro Respetado
    Fecha de ingreso
    24 sep, 08
    Mensajes
    1,984
    Post Thanks / Like

    Respuesta: Francisco Solano Lopez y el Paraguay

    Libros antiguos y de colección en IberLibro
    Amigo Ordoñez:
    Menos mal que conoces muy poco de lo que fue la guerra de la Triple Alianza... Qué sería si conocieras el tema!!!
    Tu aporte sobre el mariscal Solano Lopez es realmente estupendo!
    Acerca de esta cuestión cuento en mi biblioteca con un material bastante bueno y extenso.
    Es mucho lo que hay que discurrir y comentar sobre esta verdadera tragedia que fue la guerra de la Triple Alianza.
    Un verdadero horror que aún se siente en nuestros hermanos paraguayos.
    Al igual que con Juan Manuel de Rosas, si puedo ayudar en algo, cuenta conmigo.
    Un abrazo.

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Sancho III "el Mayor", un Rey pamplonés e hispano
    Por Lo ferrer en el foro Navarra
    Respuestas: 11
    Último mensaje: 17/08/2014, 22:26
  2. En busca de la verdad: el verdadero origen de Cristobal Colón
    Por Lo ferrer en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 26
    Último mensaje: 29/03/2014, 01:17
  3. Sobre Julius Evola
    Por Ordóñez en el foro Historiografía y Bibliografía
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 11/04/2009, 03:36
  4. La Cristiandad, una realidad histórica
    Por Hyeronimus en el foro Historia y Antropología
    Respuestas: 8
    Último mensaje: 17/02/2009, 16:56
  5. Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/11/2006, 12:15

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •